Está en la página 1de 3

Apéndice III.

NOTAS DE ADORNO I

Los adornos son notas que se intercalan entre notas reales con el
fin de adornar melódicamente las voces. Según sus características se
clasifican en los siguientes grupos: notas de paso, floreos o bordaduras,
apoyaturas, elisiones, anticipaciones y retardos.

Notas de paso
Estas ajenas al acorde se colocan entre notas reales de distinto
nombre, a distancia de segunda mayor o menor, ascendente o
descendente, teniendo el mismo o menor valor que las notas reales,
nunca mayor.

Se producen por lo general en acento débil de compás o de parte


aunque, si la armonía dura dos o más partes, pueden ocupar el acento
fuerte. Lo mismo puede ocurrir dentro de una parte de compás en
valores breves.

Las notas de paso que son descendentes (con relación a la nota


sobre la que resuelven) pertenecen a la tonalidad en la que estemos, y
las que son ascendentes pueden presentarse alteradas para colocarlas a
distancia de segunda menor de la nota sobre la que resuelven.
Apéndice III
Armonía

El uso de varias notas de paso consecutivas, tanto diatónicas


como cromáticas, está permitido.

Las notas de paso pueden utilizarse, no solamente entre dos notas


reales del mismo acorde, sino también entre las notas reales de dos
acordes distintos.También pueden aparecer varias notas simultáneas en
las distintas voces de un acorde.

En cuanto a las faltas, no evitan ni las quintas y octavas


producidas por nota real, ni las que producen ellas mismas. Está
prohibido llegar a unísono por nota de paso.

Floreos o bordaduras

Los floreos son notas extrañas de igual o menor valor, que se


intercalan entre notas reales del mismo nombre y sonido, a distancia de
segunda mayor o menor, superior o inferior.

Se producen generalmente en acento débil de compás o de parte,


aunque si la armonía dura dos o más partes pueden ocupar el acento
fuerte.
Apéndice III
Armonía

Puede emplearse el floreo superior seguido del inferior, o


viceversa, antes de la nota real sobre la que resuelve. A esto se le
denomina doble floreo.

Los floreos superiores pertenecen a la tonalidad en la que se esté,


mientras que las inferiores pueden ser alterados del mismo modo que lo
eran las notas de paso.

Las notas de floreo, al igual que las de paso, no evitan ningún tipo
de faltas. Las producidas por ellas mismas tampoco son permitidas. No
puede florearse al unísono.