P. 1
Mario O'Donnell - Historias Argentinas

Mario O'Donnell - Historias Argentinas

|Views: 596|Likes:

More info:

Published by: BibliotecaLibertaria on Sep 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2013

pdf

text

original

Si hablamos del Alto Perú (hoy Bolivia) y su importancia en la libertad e independencia de nuestra patria es
mención obligada ocuparnos de la Universidad de Chuquisaca (luego Charcas, hoy Sucre), llamada de San
Francisco Xavier, donde se formaron algunos de los hombres que provocaron y protagonizaron nuestros hechos de
Mayo. Fue creada en 1624 y regida por los jesuitas hasta el año de su expulsión, en 1767. En los territorios del
Virreinato del Río de la Plata había otra universidad aun más antigua, la de Córdoba, pero su importancia era
menor por cuanto en ella sólo se enseñaban disciplinas que tenían que ver con la Teología y las Artes. En los
claustros chuquisaqueños estudiaron Mariano y Manuel Moreno, Monteagudo, Paso, Castelli, Darregueyra, Sánchez
de Bustamante, Valentín Gómez, los hermanos Rodríguez Peña, por nombrar sólo algunas de las decenas de
personalidades que han inscripto sus nombres en nuestra historia. Sus ideas libertarias, que abrazaron con
entusiasmo, estaban influenciadas no sólo por los franceses sino también por los neoescolásticos hispánicos como
Victoria, Mariana, Covarrubias y fundamentalmente por el jesuita Francisco Suárez. Éste sostuvo una famosa
polémica en su época con el Rey de Escocia e Inglaterra Jacobo I, quien sostenía que el poder de los reyes era una
delegación divina y que por lo tanto no debían responder de sus actos ante sus súbditos sino solamente ante Dios.
Suárez era a comienzos del siglo XVII profesor en las universidades de Salamanca y Coimbra y enseñaba que es el
pueblo el depositario del poder y lo entrega o transmite a los hombres que han de gobernar al Estado en una suerte
de "contrato" que establece que si esos gobernantes no cumplen su función de ser gerentes del bien común y se
transforman en tiranos el pueblo tiene derecho a levantarse en contra de ellos para deponerlos.
Esta será la base de la construcción jurídica y política que sostuvo en el debate del 22 de mayo quien, junto con su
primo Belgrano, fue principal ideólogo de la insurrección. Juan José Castelli, “el orador de Mayo”, morirá, por una
jugarreta del destino, de una infección en su lengua el 12 de mayo de 1812, pobre, calumniado y escéptico acerca
de la marcha de la revolución. Se le adjudica una de las frases más conmovedoras de nuestra historia: “Si ves al
futuro, dile que no venga”.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->