P. 1
Mario O'Donnell - Historias Argentinas

Mario O'Donnell - Historias Argentinas

|Views: 596|Likes:

More info:

Published by: BibliotecaLibertaria on Sep 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2013

pdf

text

original

El pacto Roca-Runciman dejaba que los frigoríficos exportadores eligieran a los productores que les vendieran la
cuota de carne y fijaran el precio de la compra, por lo que tenían derecho a favorecer a los productores nativos que
les fueran más convenientes. Por ejemplo, lo que había sido acordado secretamente, a funcionarios del gobierno,
muchos de ellos estancieros. Esto fue el origen del discurso del 1º. de septiembre de 1934 en el que Lisandro de la
Torre pidió en el Senado que se investigasen los precios pagados por los frigoríficos a personajes vinculados a la
política oficial, quienes también eran cómplices en una suculenta evasión fiscal. En noviembre se nombró la
comisión investigadora integrada por el mismo de la Torre acompañado por los senadores Landaburu y Serrey
cuyas conclusiones resultaron contundentes. Las acusaciones de de la Torre, quien también era liberal como los
cuestionados pero defendía a ultranza la ética en las instituciones públicas, se dirigieron fundamentalmente en
contra del ministro de Agricultura, Luis Duhau, y el de Hacienda, Federico Pinedo: “Cuando un gobierno como el
actual permite que los argentinos sean descalificados y reemplazados por lo extranjeros, cuando escamotea la
ínfima cuota del 11% persiguiendo el propósito deliberado de no dársela a entidades argentinas, cuando pone sus
esfuerzos, sus prebendas, sus dádivas y sus infracciones a las leyes al servicio del monopolio extranjero, podrá
decir lo que quiera, pero no ha mostrado sentimientos nacionalistas” (Sesión del H. Senado de la Nación, 27 de
julio de 1933).
El 23 de julio de 1935, en un tumulto originado por la agresión física de Duhau en contra de don Lisandro, resultó
muerto de un disparo Enzo Bordabehere, a quien no se había permitido incorporarse al Senado a pesar de haber
resultado electo, quien cubrió con su cuerpo a de la Torre del disparo del guardaespaldas ministerial Valdez Cora.
A ello seguirá el duelo a pistola entre Pinedo y de la Torre y por fin, cuatro años más tarde, el suicidio de don
Lisandro.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->