Está en la página 1de 3

Conceptos Básicos

Trackstand (Mantener el equilibrio)


El equilibrio se basa en ajustar el centro de gravedad
(moviendo la cintura) a un lado, mientras inclinas la bici al otro
lado a modo de contrapeso. Generalmente es más fácil
mantener el equilibrio con tu pie bueno delante mientras giras
el manillar al lado del pie malo.
1. Practica subiendo una pequeña pendiente hacia arriba
hasta que la bici vaya frenándose poco a poco, sin llegar a usar
los frenos. Una vez esté parada colócate con la rueda hacia la
pendiente, y si pierdes el equilibrio juega moviendo el manillar,
desplazando el centro de gravedad y dando pequeñas
pedaladas.
2. Cuando le vayas cogiendo manejo, empieza a practicar en
llano. Aquí tendrás que usar los frenos para detenerte por
completo. Ahora el manillar podrá girarse en cualquier
dirección, y cuanto más girado esté, más se tumbará la bici a un
lado o a otro permitiéndote mantener el equilibrio. Para ello
aleja el culo del manillar.
Con el tiempo podrás mantener el equilibrio con el manillar
en cualquier dirección, con ambos pies adelantados e incluso
cambiar de una posición a otra para mejorar las condiciones de
equilibrio.
3. Ahora vamos a bloquear la rueda delantera contra un
obstáculo para mantener el equilibrio. Ve hacia el obstáculo a
un ángulo de 45º o inferior, con el pie malo en ese lado. Gira el
manillar para poner la rueda delantera contra el obstáculo y
frena. De esta forma puedes mantenerte aunque no estés en
equilibrio, lo que la hace una posición muy estable.
La clave para conseguir esto es encontrar 3 puntos de apoyo,
por lo que cualquier irregularidad puede servirnos.
4. Cuando te
encuentras en situaciones
en el que no es posible
girar el manillar, ya sea
porque andas por una línea, o estás entre dos obstáculos, sólo
puedes mantener el equilibrio con el centro de gravedad de tu
cuerpo. En estos casos, estira una pierna para no caerte a un
lado, y mantén las rodillas dobladas y el peso echado hacia
delante para que te resulte más fácil mantenerte. Para
practicar esto puedes subir la rueda al filo de un bordillo.

-1-
Equilibrio con saltos
A veces la única forma de mantener el equilibrio
en zonas irregulares es dar pequeños saltos con los
frenos al máximo (Como para subir escaleras).
Para saltar tienes que tirar del manillar hacia
arriba a la vez que saltas y doblas las rodillas para
que la bici te acompañe.
Controla la altura, amplitud y frecuencia del
salto para no cansarte para los siguientes saltos. Y
si te hace falta un poco más de fuerza, puedes dar
una pequeña pedalada justo cuando estés a punto
de saltar (no cuando estás apoyado).
También puedes saltar para girar y recolocar la
bici. En ese caso mira hacia la dirección en la que
deseas terminar, en el salto gira los hombros hacia esa dirección y mueve tu cuerpo para llevar
contigo la rueda trasera a la posición que deseas.

Equilibrio sobre la rueda delantera


Levantar la rueda trasera es muy útil para cambiar de posición
cuando no puedes mover la rueda delantera.
Para practicarlo no vayas demasiado rápido o te caerás sobre el
manillar, y si ves que te caes hacia delante, no sueltes el freno (es
demasiado impredecible), salta de la bici manteniendo agarrado el
manillar.
Empieza yendo a poca velocidad, frena bruscamente solo con
los frenos delanteros y no bloquees los brazos. Levanta el cuerpo
hacia adelante elevando el centro de gravedad y al doblar las
rodillas la rueda trasera se levantará.
Si vas cuesta abajo, puedes descender sobre la rueda delantera soltando poco a poco el freno.

Equilibrio sobre la rueda trasera


Este movimiento básico de hacer un caballito sin dar más de ¼
de pedalada es la base para muchos otros movimientos.
Partiendo de una posición de equilibrio, con el pie bueno en
alto preparado para dar una pedalada, inclinate hacia atrás con los
brazos extendidos y las rodillas medio flexionadas.
Pedalea progresivamente mientras tiras del manillar hacia arriba
hasta terminar con los dos pedales alineados y los frenos
bloqueados.
Cuando te inclinas hacia atrás el culo tiene que estar sobre el
eje trasero, y la pedalada mueve la rueda trasera hacia el centro de gravedad para mantenerte sobre
ella. Para mantener el equilibrio, si se cae la rueda suelta el freno y pedalea un poco, y si la bici va
hacia atrás, suelta un poco el freno.

-2-
Equilibrio saltando sobre la rueda trasera
Ahora puedes intentar rebotar sobre la rueda trasera. Para ello tira del manillar a la vez que
doblas las rodillas. Es posible que al principio saltes hacia atrás, así que relájate e intenta usar el
rebote de tus piernas sin tirar tanto de los brazos. Más adelante puedes empezar a practicar a
cambiar de sentido en el salto.

Bunny Hop (Salto de conejo)


Consiste en levantar las dos ruedas del suelo en movimiento,
generalmente para saltar obstáculos.
Para hacerlo levanta la rueda delantera tirando del manillar (sin
pedalear), y después, mientras doblas las rodillas, levanta la rueda
trasera tirando de los pedales hacia arriba agarrándolos con la suela
de la zapatilla con las puntas de los pies mirando hacia el suelo.
Puedes empezar practicándolo saltando una rama, o sobre el
suelo, para más tarde intentarlo en un escalón.

-3-