P. 1
26095110-Biodependientes-2010

26095110-Biodependientes-2010

|Views: 975|Likes:
Publicado porF.J.L.F
Bio_dependientes
Bio_dependientes

More info:

Categories:Types, Brochures
Published by: F.J.L.F on Sep 03, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/24/2014

pdf

text

original

1

Es difícil exagerar sobre la importancia de la biodiversidad en nuestras vidas. Tenemos que ser conscientes de que vivimos en un planeta limitado, compartido con otras especies de las cuales dependemos y que debemos conservar y cuidar.

Bio-

d

endie p e

im

po

r ta

ncia de la bi

iv od

r e

Ecologistas en Acción, una confederación de 300 grupos de todo el Estado español, te invita a conocer esta exposición, en la que podrás averiguar porqué es tan importante conservar la biodiversidad, qué consecuencias tiene la extinción de las especies, porqué dependemos de la biodiversidad y qué puedes hacer tú para colaborar en su conservación.

da
i s
“No se corta una flor sin que se estremezca una estrella” Proverbio Massai
Realización y diseño:

d

nte

s

La

Dependemos de la biodiversidad
Sólo sobreviviremos si conservamos la biodiversidad y aprendemos a vivir con ella
La humanidad vive cambios sin precedentes y cada vez más acelerados. En los últimos 50 años, los seres humanos han transformado los ecosistemas más que en ningún otro período de tiempo comparable de la historia humana. Sin embargo todas las personas dependemos de la naturaleza para poder llevar una vida digna, saludable y segura.
Por encima de los límites
El cambio climático avanza sin que se reduzcan las emisiones; la biodiversidad disminuye a un ritmo escalofriante; los recursos naturales se agotan, especialmente los combustibles fósiles; el acceso al agua cada vez se complica más. Además, esta crisis ambiental se da en unas circunstancias de cada vez mayor desigualdad social. Los recursos que los seres humanos utilizamos cada año como fuentes de materiales y energía y como sumideros de residuos superan desde hace tiempo la producción anual de la Tierra. La sobreexplotación de los recursos naturales por parte de nuestra especie ha provocado que prácticamente todos los ecosistemas de la Tierra hayan experimentado una transformación radical.

2

Una rápida pérdida
La extinción de especies, que forma parte del curso natural de la historia de la Tierra, se ha acelerado mil veces respecto al ritmo natural, y no hay indicios de que este proceso se esté ralentizando. O, dicho de otra forma, nos enfrentamos a una extinción en masa de especies comparable a la de los dinosaurios. Los cálculos de huella ecológica, una medida que traduce todo nuestro consumo a territorio, muestran que hemos rebasado los límites que impone el planeta y lo hemos hecho a costa de la biodiversidad, de las generaciones del futuro, y de las injustas desigualdades sociales en el presente.

Bio-dependientes

¿Qué es la biodiversidad?
La biodiversidad refleja el número y la variedad de los organismos vivos
La biodiversidad, o diversidad biológica, es el conjunto de todos los seres vivos del planeta, el ambiente en el que viven y la relación que guardan con otras especies. Por ello, la biodiversidad está compuesta por todos los animales, todas las plantas y todos los organismos, así como todos los ecosistemas, tanto terrestres como marinos, y las relaciones que establecen entre sí.

3

Diversidad biológica
La biodiversidad (abreviación de diversidad biológica) refleja el número, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos, y también cómo éstos cambian de un lugar a otro y con el paso del tiempo. Se calcula que en la Tierra hay entre 5 y 30 millones de especies. Sin embargo, hasta el momento, sólo se han identificado unos 2 millones. Para subsanar esta deficiencia es imprescindible contar con investigaciones más completas que pueden contribuir a que las especies no se extingan, como lamentablemente está pasando. Incomprensiblemente gastamos más dinero en conocer otros planetas que en identificar todas las especies del nuestro, el único donde sabemos que podemos vivir.

No estamos solos
Son numerosos los seres vivos que comparten con nosotr@s la Tierra y sus recursos. Todas las especies, incluida la humana, interactuamos agrupados en comunidades. Estas comunidades interactúan y habitan en un entorno físico concreto, conformando ecosistemas diferenciados entre sí. Cuantas más especies vivan en un ecosistema más productivo y más estable será dicho ecosistema. La gran cantidad de especies de animales y plantas que comparten el planeta con nosotros nos proporcionan todo tipo de productos, recursos básicos y sustancias. Éstos, a través de la agricultura, la ganadería o la medicina, nos aportan el alimento básico y los recursos terapéuticos (vacunas, sueros, vitaminas o antibióticos) con los que sanar a millones de personas en todo el mundo. Por eso el futuro de los seres humanos está ligado al de las otras especies. Tenemos que conservarlas si queremos asegurar la calidad de vida de nuestros hij@s y niet@s, así como el mantenimiento de nuestra especie.

Especies BioDiversidad entre especies
Diversidad de ecosistemas donde habitan las especies

ver di

adDiversidadGenes sid dentro

de las especies

Ecosistemas

Bio-dependientes

Perdiendo biodiversidad
Nos enfrentamos a la sexta gran extinción de especies
Las principales causas de la pérdida de biodiversidad son la fragmentación y destrucción de los hábitats, la sobreexplotación de recursos, la introducción de especies invasoras y el comercio de especies silvestres. Además, el cambio climático intensifica la regresión de las especies, el deterioro de los ecosistemas y de los servicios que nos aportan. Una extinción masiva podría acarrear la desaparición de la humanidad.
La sexta extinción masiva de especies
En los últimos 600 millones de años se han producido 20 episodios de extinción masiva. Cinco de ellos estuvieron a punto de hacer desaparecer la vida en la Tierra y aún no se sabe con certeza cuáles fueron las causas. Se ha calculado que durante los períodos de extinción normal, es decir sin que intervenga ningún cataclismo, se pierde una especie cada cuatro años. Sin embargo, en la actualidad se extinguen unas 120.000 especies cada cuatro años. O lo que es lo mismo, desaparecen 3 especies por hora.
Paloma migratoria (extinta)

4

Desaparecen 3 especies por hora

Moa (extinto) Dodo (extinto) Tigre de Tasmania (extinto) Bucardo de los Pirineos (extinto)

¿Por qué deben preocuparnos las extinciones?
Nuestro planeta tiene muchos millones de especies diferentes, por ejemplo 600.000 especies de escarabajos. Por eso, puede parecer que la extinción de algunas de estas especies no debería suponer ningún problema. Pero la realidad es que cada una de ellas tiene una función específica en la articulación de los ecosistemas. La pérdida de unas cuantas especies, o de una especie clave, debilita el conjunto y pone en riesgo a todo el ecosistema.

El comercio de especies silvestres provoca la pérdida de biodiversidad

¿Qué pasa cuando se extinguen especies?
Los animales son importantes como polinizadores de plantas y flores, como dispersores de sus semillas… Especies depredadoras, como los tiburones y los tigres, son fundamentales para el mantenimiento del equilibrio en los ecosistemas. La eliminación de estas especies clave puede dar lugar a ecosistemas empobrecidos con menos capacidad para prestar servicios. Los ecosistemas empobrecidos por la extinción de especies son menos estables, más propensos a degradarse y menos capaces, por ejemplo, de resistir las invasiones de especies exóticas.
Lince ibérico (en peligro de extinción)
Ilustración: Javier GriJalbo

¿Cuántos remaches puedes quitar?
Imagina que vas a subir a un avión y ves a alguien quitando remaches. Es evidente que el avión puede volar sin algunos de esos remaches, pero ¿cuántos se pueden quitar sin que el avión tenga un accidente? ¿Te subirías a ese avión? Pues algo parecido es lo que estamos haciendo con nuestro planeta. Estamos extinguiendo especies sin saber de cuántas podemos prescindir sin que afecte gravemente a los ecosistemas de los que dependemos

Polinización

Bio-dependientes

La Naturaleza hace habitable la Tierra
Los servicios que proporciona la biodiversidad nos resultan vitales e indispensables
Desde el oxígeno que respiramos, al agua que bebemos, y los alimentos que consumimos; desde el mar que nos ofrece su riqueza de productos hasta el suelo sobre el que construimos nuestras viviendas. Los ecosistemas producen bienes y servicios sin los cuales no podemos vivir.
Bienes y servicios que nos brinda la biodiversidad
El agua, la comida, el vestido, las medicinas, la protección contra el frío y la lluvia, la diversión, la regulación de los gases de efecto invernadero, la belleza de nuestros espacios naturales, etc. son algunos de los muchos e importantes bienes y servicios que nos presta la biodiversidad de forma más evidente. Además, están los menos tangibles, pero también imprescindibles, como la depuración de aguas contaminadas o la polinización de las plantas de las que nos alimentamos a diario.

5

Agua limpia

Tejido

En 1997 un equipo internacional de economistas y de científicos ambientales valoró en dólares todos los servicios ecosistémicos que el ambiente natural vivo proporciona sin coste alguno a la humanidad. A partir de múltiples bases de datos estimaron que la contribución era de 33 billones de dólares anuales o más. Esta cantidad es casi el doble del producto interior bruto conjunto de todos los países del mundo en ese año. Aunque no se debe monetarizar la naturaleza, algo totalmente imposible, este dato nos muestra la importancia que tienen los servicios que nos da la biodiversidad, así como lo que normalmente dejan de señalar los indicadores económicos.

f Oxígeno f Alimento
Pesca

f Luz f Agua f Dióxido de carbono

Fotosíntesis y mucho más
Uno de los servicios más importantes que nos brinda la biodiversidad es la presencia de oxígeno gracias a la fotosíntesis. Vamos, que le debemos nuestra existencia como especie a la diversidad biológica del planeta.

El manglar, un ecosistema marino-costero ubicado en los trópicos y subtrópicos del planeta, además de ofrecer leña, pescado y otros servicios, es una barrera natural que protege a los habitantes de la zona contra las marejadas y tsunamis. En diciembre de 2004 en el Océano Índico se produjo el tsunami más devastador que costó la vida de cientos de miles de personas. Sin embargo en algunas zonas de Indonesia y Malasia la presencia de manglares intactos redujo mucho los daños y evitó la muerte de miles de personas. Si no se hubiesen destruido gran parte de los manglares de la región los daños del tsunami habrían sido mucho menores.

Los humedales tienen una gran capacidad de depurar las aguas y eliminar sustancias contaminantes. Gracias a ello existen casos como el de Bengal Occidental (India), donde los 430 miembros de una cooperativa de pescadores extraen una tonelada de pescado al día de unos humedales que reciben a diario 23 millones de litros de aguas contaminadas de fuentes industriales y domésticas.

Bio-dependientes

Comemos biodiversidad
Nuestra alimentación depende de las especies silvestres
La alimentación humana depende cada vez más de un reducido número de especies animales y vegetales. Solo tres especies –arroz, maíz y trigo– aportan casi 2 de cada 3 de las calorías y proteínas que los seres humanos obtenemos de las plantas.
Diversidad agrícola y ganadera
Hace unos 10.000 años las pequeñas comunidades humanas pusieron en marcha un gran experimento. Comenzaron a recolectar y cosechar semillas y plantas silvestres, y a seleccionar aquellas variedades que producían los mejores alimentos o fibras. En la misma época iniciaron el proceso de domesticación de numerosos animales. Diversas especies silvestres se criaron para utilizarlas como animales de carga o de tiro en la labranza, para consumir su carne o beber su leche. La diversidad vegetal y animal que utilizaron los primeros agricultores les permitió seleccionar variedades de plantas o de animales que colmaron las necesidades de las incipientes comunidades humanas sedentarias. En la actualidad, la enorme diversidad agrícola y ganadera que se ha ido acumulando y puliendo durante miles de años es esencial para mantener la sostenibilidad de la producción agrícola mundial. Hoy día, la agricultura, el aprovechamiento forestal y la pesca son tan importantes que proporcionan uno de cada dos empleos en el mundo.

6

Variedades de patatas (arriba) y maíz (abajo)

Bienes y servicios de los bosques
Todos los ecosistemas producen bienes y servicios esenciales. Por ejemplo, los bosques producen bienes como la madera, leña, agua de beber y de riego, forraje, productos no maderables (lianas, bambúes, hojas, etc.), alimentos (miel, hongos, frutas y otras plantas comestibles, carne de caza), recursos genéticos... Y servicios como la eliminación de contaminantes atmosféricos, el mantenimiento de la biodiversidad o la fijación del carbono de la atmósfera limitando el calentamiento global. Además, moderan los impactos climáticos, generan suelo, proporcionan empleo, suministran un hábitat para los humanos y otra fauna, aportan disfrute estético y oportunidades de entretenimiento, etc.

Perdemos biodiversidad agrícola
Debido al proceso de globalización, que se alimenta de una agricultura industrializada, la humanidad depende cada vez más de un número limitado de alimentos. En la actualidad, cuatro especies vegetales –trigo, maíz, arroz y patata– proporcionan más de la mitad de las calorías de origen vegetal de la alimentación humana, mientras que apenas una docena de especies animales proporcionan el 90% de las proteínas de origen animal consumidas en el mundo.

Pero la biodiversidad agrícola no es ajena a la crisis ambiental provocada por un modelo de producción y de consumo absolutamente insostenible. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) estima que, a lo largo del pasado siglo XX, se han perdido alrededor de las tres cuartas partes de la diversidad genética de los cultivos agrícolas. De 6.300 razas animales, 1.350 están en peligro de extinción o casi extintas. Esta rápida merma del patrimonio genético es motivo constante de preocupación entre expert@s y organismos internacionales.

Bio-dependientes

Una farmacia inagotable
La riqueza biológica es una fuente constante de recursos contra las enfermedades
La biodiversidad es el mayor proveedor de sustancias y compuestos químicos para curar numerosas dolencias y enfermedades. Buena parte de los actuales medicamentos tienen su origen en las plantas, animales y microorganismos. Los humanos descubrieron la función terapéutica de las plantas muy pronto, utilizándolas en su propio beneficio.

7

Las plantas nos curan
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de la mitad de la humanidad en los países del Sur, depende para su asistencia sanitaria primaria directamente de las plantas localizadas en sus lugares de origen. En los países del Norte los productos vegetales nutren aproximadamente el 25% de los fármacos que se emplean en la medicina. Otro 13% de los fármacos se hacen con productos derivados de los microorganismos, y el 3% de animales terrestres. La diversidad biológica es una fuente suministradora de sustancias con aplicación terapéutica y aportan una constante inspiración a los investigadores e investigadoras que trabajan en el campo de la biotecnología.

La aspirina viene del sauce
Desde muy antiguo se tiene conocimiento de los efectos beneficiosos de ciertas plantas, entre ellas, la familia de las salicáceas. En el Antiguo Egipto ya se utilizaba la corteza del sauce blanco para remitir la fiebre y aliviar los dolores de cabeza y reuma. La corteza de estas plantas contiene salicina y algunos estudios condujeron al ácido derivado de la salicina, el ácido salicílico. Posteriormente se consiguió sintetizar esta sustancia dando origen a la aspirina que se comercializa desde hace más de 100 años.

Perdemos medicinas
Numeros@s expert@s y científic@s en el ámbito de la medicina nos alertan de que diversos organismos que están a punto de desaparecer de la Tierra, ofrecen una gran variedad de compuestos naturales que permitirían seguir desarrollando nuevas medicinas. Especies de animales como ranas, osos, tiburones o cangrejos, muchas en peligro de extinción, podrían ser fuentes de sustancias para aliviar o curar enfermedades, como úlceras, cálculos biliares, dolencias hepáticas e incluso el SIDA. Cada especie que desaparece es una posibilidad que se pierde de obtener nuevos medicamentos.

¿Sabías que la quimioterapia procede de una planta llamada vinca? La vinca se cría en Europa, especialmente en España. De su tallo sale un jugo lechoso con el que se obtienen los tratamientos para el cáncer conocidos como quimioterapia.

Bio-dependientes

Una fuente de placer
La naturaleza constituye la base de numerosas actividades recreativas
Uno de los servicios que nos ofrecen todos los ecosistemas es el disfrute estético y oportunidades de entretenimiento. A lo largo de la historia hemos recurrido a la biodiversidad como fuente de inspiración, para aprender o disfrutar con ella, convirtiéndose incluso en una referencia mística para algunas personas.
Belleza y bienestar
La biodiversidad, además de generar beneficios materiales y servicios básicos, es el origen de actividades económicas tan importantes como el turismo. Pero, más importante que eso, la biodiversidad es la fuente del bienestar que sienten la mayoría de las personas cuando están en lugares donde domina lo natural sobre lo artificial. Una reacción sentimental inspirada en la belleza, en el sentido de lo imponente y de la fascinación, que resulta extraordinariamente gratificante y placentera. La necesidad de proteger y conservar adecuadamente la biodiversidad tiene un factor moral, de compromiso activo con las comunidades humanas más vulnerables y con las generaciones futuras ante la pérdida de la diversidad biológica. Y un vínculo con el conjunto de las criaturas vivas que pueblan el planeta, entre otros motivos, porque estamos emparentad@s con todas ellas.

8

La base del turismo
La biodiversidad ha supuesto un elemento esencial en el gran e insostenible desarrollo del sector turístico en las últimas décadas. Sin ecosistemas litorales, de montaña o selvas tropicales, por ejemplo, no se hubiese producido una actividad turística como la que conocemos.

Biofilia
El considerado padre de la biodiversidad, Edward O. Wilson, defiende que la vinculación emocional que experimentamos casi todos los seres humanos con otros seres de la Naturaleza está en nuestros genes, forma parte de lo más íntimo y profundo de nosotros mismos. Esta conexión innata o sentimiento de pertenencia que aparece en la especie humana respecto al resto de los seres vivos, ha sido bautizada por Wilson como biofilia. Por eso, desde pequeños, la mayoría de las personas prefieren un paisaje de campo a uno urbano, un paisaje con la presencia de un arroyo de aguas cristalinas a otro contaminado por aguas residuales o industriales.

Referente sentimental
La conservación de la biodiversidad es vital para la humanidad como referente sentimental, simbólico y espiritual. Adentrarse en un paraje natural, está asociado, por regla general, con: f f f f La relajación Oportunidad de contemplar, soñar y recordar Un sentimiento de seguridad, de reencuentro con lo original. Liberación de responsabilidades y de compromisos sociales que nos atan en nuestra vida y rutina diaria.

Bio-dependientes

Menos para vivir mejor
Cada acción o decisión que tomamos repercute sobre la biodiversidad
No hay un solo instante de la vida cotidiana que no estemos interactuando con las tramas vitales que sustentan la vida. Reducir la necesidad compulsiva de consumir, ahorrar electricidad, reducir nuestra movilidad, evitar la emisión de gases de efecto invernadero, o apostar por el consumo de productos locales, son medidas que ayudan a conservar la biodiversidad de la que dependemos para vivir.
En cada una de nuestras acciones tenemos la herramienta para conservar la biodiversidad, pero es cierto que nuestra capacidad destructora es mucho menor que la de las grandes empresas y Estados. Por ello también tenemos que agruparnos para forzarles a adoptar políticas para respetar la biodiversidad.

9

Puedes hacer mucho
Son muchas las prácticas y decisiones que podemos tomar para convivir y reconciliarnos con el resto de los seres vivos que comparten un futuro incierto junto a nosotros. En casa, en nuestro trabajo, en nuestra labor educativa como madres y padres, en el momento de ejercer como turista, o cuando estamos eligiendo nuestra próxima vivienda. En cada una de estas circunstancias la biodiversidad está en riesgo.

¿Qué puedes hacer tú para contribuir a la conservación de la diversidad biológica? Alimentación:
f Compra alimentos ecológicos f Evita la compra en grandes centros comerciales e intenta comprar productos de producción local. f Participa de las cooperativas de agricultura biológica de tu localidad. f Reduce todo lo posible el consumo de carne. f Exige la creación de huertos urbanos.

Transporte y lugar de trabajo:
f Desplázate andando, en bici o en transporte público. Si tienes que utilizar el coche, compártelo. f Limita al máximo el uso de la calefacción y del aire acondicionado. f Plantea la realización de una auditoría energética en tu centro de trabajo para reducir el consumo. f Solicita la presencia de estacionamientos para bicicletas en las proximidades al lugar de trabajo o vivienda.

En casa:
f Instala bombillas fluorescentes compactas en tu hogar, ahorrarás dinero, energía y emisiones de carbono. f Sustituye en tu jardín las especies más exigentes en agua. Deja de utilizar herbicidas y plaguicidas. f Si vas a adquirir una vivienda ten en cuenta la localización, la proximidad y posibilidades de desplazamiento mediante bicicleta o transporte público, así como el diseño y materiales utilizados para su construcción.

Otras cosas que puedes hacer:
f Informarte de las posiciones de tus representantes en el Gobierno y Ayuntamiento sobre las cuestiones medioambientales, y apoyar a los que más hayan hecho por protegerlo. f Asóciate o colabora con organizaciones que velen por la defensa de la biodiversidad.

Y lo más importante, REDUCIR
La palabra mágica es “REDUCIR”. Compra sólo lo que necesitas, reduce tu consumo energético y de agua, reduce la generación de residuos, reduce tu movilidad, así como las emisiones de gases de infecto invernadero. De esta forma, reducirás tu impacto sobre el medio ambiente y ayudarás a conservar la biodiversidad.

“Para que un pueblo crezca y se civilice, importa más que aprenda a consumir que a producir” Miguel de Unamuno

Menos para vivir mejor

Bio-dependientes

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->