Está en la página 1de 1

COMUNIDADES VIRTUALES

La idea de las comunidades virtuales es tan antigua como la propia Internet, y en


el caso de comunidades no informáticas mucho más anteriores a la invención de la
misma radio. La primera comunidad virtual nace en la década de los 70's, si bien
no es hasta los años ´90 cuando se desarrollan de forma exponencial y se
convierten en accesibles para el público en general, todo ello gracias al
nacimiento de la World Wide Web (WWW) y la generalización de herramientas como el
correo electrónico, los chats o la mensajería instantánea. Hasta entonces, su uso
quedaba limitado al ámbito científico y a los expertos en informática.

Los usuarios civiles, sin acceso a Internet, implementaron y popularizaron el uso


del BBS o Bulletin Board System (Sistema de Tablón de Anuncios), un sistema que
funcionaba mediante acceso por módem mediante línea telefónica a una central (el
BBS) que podía basarse en una o más líneas telefónicas. En los BBS era posible
entablar conversaciones, publicar comentarios, intercambiar archivos, etc. Por lo
mismo que eran accedidos por línea telefónica, eran comunidades independientes.
Era muy común en la época que individuos particulares utilizaran sus equipos
propios de casa para proveer el servicio hasta con un solo módem de entrada.

Hoy en día, las comunidades virtuales son una herramienta muy útil desde un punto
de vista empresarial, ya que permiten a las organizaciones mejorar su dinámica de
trabajo interno, las relaciones con sus clientes o incrementar su eficiencia
procedimental. En cuanto a su función social, las comunidades virtuales se han
convertido en un lugar en el que el individuo puede desarrollarse y relacionarse
con los demás, actuando así como un instrumento de socialización y de
esparcimiento. Según estimaciones de Kozinets (1999), en el año 2000 existían en
la red más de 40 millones de comunidades virtuales.