Está en la página 1de 1

Soul y fantom

una tarde, mientras el señor Fantom leía en el banco de una plaza, un hombre se
sentó a leer junto a él. Pronto, se dieron cuenta de que tenían el mismo libro,
entonces, se sonrieron y comenzaron a conversar. Cuando oscureció, el

Calificar