Características de las Máquinas Virtuales

y

Compatibilidad:

Una máquina virtual es compatible con sistemas operativos x86 estándar como Windows y Linux, y con los controladores de hardware y aplicaciones creados para esos sistemas operativos. Una máquina virtual tiene placa base, tarjeta VGA, controlador de tarjeta de red... todos los componentes que se encuentran en un servidor físico. Igualmente, las aplicaciones desarrolladas para cualquier sistema operativo estándar listo para su uso, como Windows, Linux, Netware o Solaris, pueden ejecutarse en una máquina virtual. Las máquinas no deben tener ningún requisito especial que las haga aptas para la virtualización. En este sentido, una máquina virtual es idéntica a una máquina física. Es decir, los clientes no tienen que hacer ajustes para ejecutar las aplicaciones. Cualquier aplicación que pueda ejecutarse en los servidores físicos del cliente también se ejecutará en las máquinas virtuales.
y

Aislamiento:

Una máquina virtual está aislada igual que una máquina física. Si, por ejemplo, hay cuatro servidores físicos distintos y uno de ellos se para, los otros tres servidores siguen estando disponibles. Del mismo modo, si hay cuatro máquinas virtuales en un servidor físico y falla una de ellas, las otras tres siguen estando disponibles. Aunque una de las máquinas virtuales no esté disponible, no se para todo el servidor y las otras máquinas virtuales que residen en él no se ven afectadas. Las máquinas virtuales están aisladas y protegidas entre sí. Una máquina virtual ni siquiera sabe que es virtual; cree que es una máquina física ³real´. Como resultado del aislamiento, los propietarios de aplicaciones están protegidos de los problemas de estabilidad y rendimiento de otras aplicaciones. Los clientes que están preocupados por tener ³todos los huevos en la misma cesta´ cuando comparten aplicaciones en un solo servidor comprueban que el impacto no es mayor que si las aplicaciones se ejecutaran en servidores diferentes. Además de compartir las ventajas de la compatibilidad y el aislamiento, las máquinas virtuales comparten ventajas de encapsulamiento e independencia del hardware que las máquinas físicas no pueden igualar. Mientras que un servidor físico es esencialmente una pieza metálica, una máquina virtual se debe considerar más bien una colección de software que se ha convertido en archivos. Esos archivos están encapsulados, es decir, están recopilados y organizados en contenedores. Al igual que los archivos, las máquinas virtuales se pueden copiar, mover, distribuir o enviar por correo electrónico, y los archivos de máquina virtual se pueden distribuir en cualquier medio que sea lo bastante grande para almacenarlos. Esto incluye todo, desde un stick de memoria, DVD o unidad de disco duro, hasta una SAN.

las máquinas virtuales son mucho más portables que las máquinas físicas. . Pueden moverse en segundos sistemas completos. BIOS y hardware virtual totalmente configurados. sin realizar cambios en los controladores de dispositivos. pero siempre verá una tarjeta de red virtual de VMware. sin paradas por mantenimiento y con una consolidación continua de la carga de trabajo. Para los usuarios que las utilizan por primera vez. en lugar de copiarse simplemente. el sistema operativo o las aplicaciones. Varias máquinas virtuales instaladas en el mismo servidor físico pueden incluso ejecutar sistemas operativos diferentes. pero estos componentes no interactúan con el hardware subyacente de la máquina física en la que residen. La independencia del hardware proporciona más portabilidad y flexibilidad para la gestión y provisioning de servidores. una tarjeta VGA o un controlador SCSI. Una máquina virtual puede tener una tarjeta de red.Por el contrario. Esto significa que una máquina virtual puede moverse de un servidor físico a otro. sistemas operativos. aplicaciones. Una máquina virtual puede ejecutarse en un servidor físico que tiene una tarjeta de red de la marca X. o incluso a un servidor. y ejecutarse exactamente igual. Una aplicación que se ejecuta en un portátil puede moverse a un PC de escritorio. la máquina virtual no ve la tarjeta de red de la marca X. La portabilidad de las máquinas virtuales como archivos aumenta enormemente su facilidad de gestión y representa una gran ventaja para los clientes. desde un servidor físico a otro. Gracias a la capacidad de encapsularse como un archivo. mover o copiar maquinas físicas resulta mucho más difícil. las aplicaciones de una máquina física normalmente se instalan. La segunda diferencia clave entre las máquinas virtuales y las físicas es que las primeras son completamente independientes del hardware físico. aunque los dos servidores físicos sean de dos fabricantes completamente diferentes.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful