P. 1
Cap 2

Cap 2

|Views: 1.458|Likes:
Publicado pormalh18

More info:

Published by: malh18 on Aug 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/27/2013

pdf

text

original

Capítulo 2

Obras de Drenaje y Subdrenaje

El drenaje y el subdrenaje son metodologías de
remediación o prevención de deslizamientos muy
efcientes; su utilización es muy frecuente y existen
métodos de análisis y diseño que se basan en el
fujo de agua tanto superfcial como subterráneo
(Figura 2.1).
Los métodos de estabilización de deslizamientos
que contemplan el control del agua tanto superfcial
como subterránea, son muy efectivos y son
generalmente más económicos que la construcción
de grandes obras de contención, en cuanto tienden
a desactivar la presión de poros, considerada
como el principal elemento desestabilizante de los
taludes. El drenaje reduce el peso de la masa y al
mismo tiempo, aumenta la resistencia del talud, al
disminuir la presión de poros.
Figura 2.1 Solución analítica de la red de fujo hacia un subdrén (Zaradny y Feddes, 1979).
Existen varias metodologías de drenaje superfcial
y profundo. El objetivo principal de estos métodos
es disminuir la presión de poros y de esa forma,
aumentar la resistencia al corte, eliminar las
fuerzas hidrostáticas desestabilizantes y mejorar
el factor de seguridad de las superfcies de falla
por debajo del nivel de agua.
En ocasiones, la implementación de un sistema
de drenaje y/o de subdrenaje, se requiere el
mantenimiento y la adecuación de los elementos
de drenaje existentes, tales como:
•Entrega de agua de las edifcaciones. Se
deben reparar las roturas y reemplazar las
conexiones deterioradas. Las obstrucciones
de materiales o sedimentos, deben ser
eliminadas totalmente.
Zona no Saturada
Infiltración
Dren
Nivel Freático
n
=0
=
0
.
9
o
=
0
.
8
=0.7
=
0
.
6
=
0
.
5
=
0
.
4
L
2
=5.0
r =0.025
w
=0
n
=0.3
0.0
z (m)
2.5
1
.
0
1
.
0
3
9
0
.
4
6
1
x (m)
=0
n
+
=
0
+
=
0
.
2
+
=
0
.
4
+
=
0
.6
+
=
0
.8
u
u
u
o
u
u
o
u
u
o
u u
o
u
u
o
u
u
o
u
u
u
u
DESLIZAMIENTOS: TECNICAS DE REMEDIACION
JAIME SUAREZ
www.erosion.com.co
48 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
• Canales, cunetas y “Box Coulverts” de las
vías, los cuales deben limpiarse, repararse y si
se requiere deben ampliarse (Fotografía 2.1).
•Canales de cuerpo de agua. Se necesita
garantizar la impermeabilidad para evitar
las infltraciones.
Sistemas de Drenaje y Subdrenaje
La tecnología del drenaje y subdrenaje ha
progresado mucho desde los subdrenes franceses
de inicios del siglo 20 (Figura 2.2). Existe una
gran cantidad de técnicas para el manejo de las
aguas en los taludes y cada uno de esos sistemas
tiene una serie de variantes.
Por lo tanto, el ingeniero posee varias
alternativas y combinaciones para el control, tanto
del agua superfcial como del agua subterránea.
Figura 2.2 Sistema de subdrenes franceses utilizados en la primera mitad del siglo 20.
Fotografía 2.1 Para la estabilidad de los taludes
es muy importante el mantenimiento y limpieza
de las obras de drenaje y subdrenaje.
T
a
l
u
d
d
e
c
o
r
t
e
T
a
lu
d
d
e
l
s
u
e
lo
in
ic
ia
l
C
a
n
a
l
T
a
l
u
d
d
e
t
e
r
r
a
p
l
é
n
49 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Los sistemas más comunes para el control del
agua son:
•Zanjas de coronación o canales colectores
(Drenaje superfcial).
•Subdrenes de zanja o subdrenes
interceptores.
•Subdrenes horizontales o de penetración.
Adicionalmente, existen otros sistemas,descritos
en el presente capítulo. La efectividad de cada
uno de los sistemas varía de acuerdo con las
condiciones hidrogeológicas y climáticas.
El volumen de agua recolectada por los
sistemas de subdrenaje no es necesariamente un
indicativo de su efecto, debido a que en los suelos
poco permeables, se puede obtener una reducción
muy importante en las presiones de poros y por lo
tanto, un aumento en el factor de seguridad con
muy poco fujo de agua.
Es muy importante el monitoreo para
determinar el efecto de las obras. Comúnmente,
este monitoreo se realiza instalando piezómetros
antes de la construcción de las obras de control,
de tal modo que permitan observar el efecto del
subdrenaje y a largo plazo, den información sobre
la efciencia del sistema de subdrenaje, que puede
deteriorarse por el taponamiento o el desgaste.
DRENAJE SUPERFICIAL
El objetivo principal del drenaje superfcial es
mejorar la estabilidad del talud reduciendo la
infltración y evitando la erosión. El sistema de
recolección de aguas superfciales debe captar la
escorrentía, tanto del talud como de la cuenca de
drenaje arriba del talud y llevar el agua a un sitio
seguro, lejos del talud que se va a proteger.
El agua de escorrentía debe, en lo posible,
desviarse antes de que penetre el área del
deslizamiento o se infltre en dirección al talud.
Por otro lado, el agua de las lluvias que cae
directamente sobre la superfcie del talud, debe ser
evacuada lo más rápidamente posible, evitando al
mismo tiempo que su paso cause daños por acción
de la erosión, almacenamiento e infltración.
Obras Provisionales de Drenaje
Algunas veces, es importante la construcción
de medidas temporales de drenaje superfcial
después de ocurrido un deslizamiento, para
evitar su ampliación o aceleración. Estas obras
pueden consistir en diques o canales de tierra,
mampostería, concreto o bolsas de polipropileno
o fbras vegetales rellenas de suelo, sellado de
grietas con arcilla, mortero o asfalto para reducir
la infltración y cubrir el terreno (temporalmente)
con plásticos.
Tipos de Obra de Drenaje Superfcial
Las obras de drenaje generalmente consisten en:
Canales para redireccionar el agua de
escorrentía. Se debe impedir que el agua de
escorrentía se dirija hacia la zona inestable.
Zanjas de corona. Son zanjas interceptoras de
la escorrentía en la parte alta del talud.
Diques en la corona del talud. Son diques
en relleno, colocados arriba de la corona, con
el objeto de desviar hacia los lados las aguas de
escorrentía.
Drenes Franceses. Son zanjas rellenas de
material granular grueso que tienen por objetivo
captar y conducir las aguas de escorrentía.
Trinchos o Cortacorrientes. Consisten en diques
a través del talud para desviar lateralmente, las
aguas de escorrentía.
Torrenteras. Son estructuras que recogen las
aguas de los canales, diques o cortacorrientes y las
conducen hacia abajo del talud. Generalmente,
incluyen elementos para disipar la energía del
fujo del agua.
Sellado de grietas con arcilla o mortero. El
objeto es impedir la infltración de agua hacia el
deslizamiento.
Imprimación del talud con asfalto o
impermeabilización con mortero. La
impermeabilización tiene por objeto evitar los
cambios de humedad en el suelo.
Recubrimiento con plásticos. Aunque el
recubrimiento no impide la infltración, sí
protege contra el impacto de las gotas de lluvia,
50 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
disminuye los volúmenes de agua infltrada y
mantiene la humedad natural.
Conformación y nivelación del terreno. El
objetivo es evitar o eliminar las depresiones
y empozamientos de agua superfciales para
disminuir los volúmenes de infltración.
No se recomienda en problemas de taludes, la
utilización de conducciones en tubería por la alta
susceptibilidad a agrietarse o a taponarse, con lo
cual se generan problemas de infltración masiva
concentrada.
Conformación del Terreno
Consiste en la eliminación de pantanos o áreas de
infltración arriba de la corona o dentro del área
del talud. Las acumulaciones de agua, pantanos,
o zonas planas de infltración de agua arriba de
la corona o cresta del talud, deben drenarse para
disminuir los volúmenes de agua infltrados que
pueden aumentar las presiones de poros en el
talud. El objetivo es facilitar el drenaje sin realizar
cortes ni rellenos de gran magnitud.
Previamente a la conformación del terreno, debe
recolectarse la información de los agrietamientos,
levantamientos, hundimientos etc., y la toma de
fotografías para el análisis del proceso de falla.
Sellado de Grietas
La infltración del agua de escorrentía por grietas o
fsuras en el suelo, representa una causa frecuente
de aceleración de los movimientos. Las grietas
pueden sellarse o impermeabilizarse empleando
suelo compactado, concreto, mortero, lechada de
cemento o asfalto (Figura 2.3).
Figura 2.3 Se requiere sellar las grietas para impedir
la infltración que puede activar un deslizamiento
(FHWA, 1988).
Generalmente, el sellado de las grietas es efectivo
sólo a corto plazo, porque existe la tendencia a que
se abran nuevamente y entonces, debe analizarse
la posibilidad de drenar las grietas por medio de
zanjas.

Impermeabilización Temporal Utilizando
Plásticos.
Consiste en cubrir el área del deslizamiento. La
impermeabilización del terreno con telas plásticas
o materiales similares, puede reducir la infltración
y de esta forma, ayudar a disminuir la velocidad
de los movimientos.
El uso de esta técnica es común en la
construcción de obras civiles como medida
temporal para disminuir el potencial de erosión y
la infltración del agua. Su bajo costo hace que
sea una técnica usada con mucha frecuencia a
pesar de que su efectividad es limitada. Existe
una tendencia a sobreestimar la efectividad de la
impermeabilización provisional.
Fotografía 2.2 Sistema de canales prefabricados para
el drenaje de los taludes.
Sellar las
grietas de
tensión
51 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Canales o Zanjas de Desvío de la
Escorrentía
Consisten en canales revestidos que recolectan
y conducen las aguas de escorrentía. Cuando
la escorrentía es la causa de la inestabilidad, es
importante redireccionarla para disminuir la
amenaza. La redirección de la escorrentía puede
realizarse con canales desviadores, trinchos o
cortacorrientes.
Zanjas de corona
Las zanjas en la corona o en la parte alta de un
talud, son utilizadas para interceptar y conducir
adecuadamente las aguas lluvias y evitar su
paso por el talud. La zanja de la corona no debe
construirse muy cerca del borde superior del talud
para evitar que se convierta en activadora de un
deslizamiento en cortes recientes; o en una nueva
superfcie de falla (movimiento regresivo) en
deslizamientos activos; o se produzca la falla de la
corona del talud o escarpe (Figura 2.4).
Figura 2.4 Detalle de zanjas de la corona para el control de las aguas superfciales en un talud.

Se recomienda que las zanjas de la corona
sean totalmente impermeabilizadas; igual, se
debe proveer una pendiente sufciente para
garantizar un rápido drenaje del agua captada
(Fotografía 2.2). Sin embargo, a pesar de lograrse
originalmente una impermeabilización, con el
tiempo se producen movimientos en el terreno, los
cuales causan grietas en el impermeabilizante y
por lo tanto, producen infltraciones.
La recomendación de la impermeabilización se
debe complementar con un correcto mantenimiento.
Se sugiere que al menos cada dos años, se deben
reparar las zanjas de la corona para impermeabilizar
las fsuras y las grietas que se presenten.
Las dimensiones y la ubicación de la zanja
pueden variar de acuerdo con la topografía de la
zona y el cálculo previo de los caudales colectados.
Generalmente, para las áreas pequeñas de drenaje,
se recomienda una zanja rectangular mínimo
d Mínimo 5cm
Impermeabilización
H

M
í
n
i
m
o

5
0
c
m
Impermeabilización
de la Corona
Mínimo 40cm D Mínimo recomendado 3m
t Mínimo 10cm
t Mínimo 10cm
D Mínimo recomendado 3m Mínimo 40cm
Talud
H

M
í
n
i
m
o

5
0
c
m
Impermeabilización
d Mínimo 5cm
Impermeabilización
de la Corona
Talud
52 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
de 40 centímetros de ancho y 50 centímetros de
profundidad. Se hace lo posible para que queden
localizadas a lo largo de una curva de nivel, a fn
de garantizar un correcto drenaje y que estén lo
sufcientemente atrás de las grietas de tensión en
la corona.
La separación mínima recomendada, es de tres
metros desde el borde de la corona. Para las áreas
de drenaje de gran magnitud, se requieren canales
con gran capacidad de conducción de agua.
Canales colectores en Espina de Pescado
Para disminuir la infltración de agua en las áreas
grandes arriba del talud, se construyen canales
colectores en Espina de Pescado, los cuales
conducen las aguas colectadas fuera de las áreas
vulnerables del talud, entregándolas generalmente
a los canales en gradería o torrenteras (Figura
2.5). Estos canales deben impermeabilizarse
adecuadamente para evitar la reinfltración del
agua.
Canales interceptores a mitad del talud
En los taludes de gran altura y en los suelos
susceptibles a la erosión, se recomienda construir
canales transversales de drenaje a mitad de
talud, así como canales interceptores en todas y
cada una de las bermas intermedias de un talud
(Fotografía 2.3).
Figura 2.5 Esquema en planta de canales colectores
Espina de Pescado.
Estos canales deben revestirse apropiadamente
y las aguas deben conducirse a torrenteras
de disipación de energía. Generalmente, los
canales de los taludes se construyen en tamaños
y confguraciones estándar. El ingeniero debe
comprobar que el tamaño estándar es sufciente
para cada caso en particular y si es necesario
diseñar canales de mayor capacidad.
Es muy común que estos canales se construyan
con pendientes muy bajas y al taponarse, se
desborden y se produzcan cárcavas de erosión
localizadas. Los canales en la mitad del talud,
deben tener una pendiente que impida la
sedimentación de materiales.
Se recomienda que la pendiente sea superior al
2% y si es posible, mayor al 5%. Las bermas junto
a los canales, deben ser lo sufcientemente anchas
para que exista un sobreancho de protección para
los canales, en el caso de producirse derrumbes de
las coronas de los taludes resultantes.
La AASHTO (1999) recomienda tener en
cuenta los siguientes criterios para el diseño y
construcción de canales interceptores en taludes
de carreteras:
•La sección del canal debe tener una capacidad
mínima para conducir la escorrentía esperada
de un aguacero con un período de retorno de
diez años, con un borde libre de al menos 100
milímetros.
Fotografía 2.3 Canales interceptores a mitad de
talud.
Z
a
n
ja
d
e
C
o
r
o
n
a
R
e
v
e
s
tid
a
Canal en
Gradería
Escarpe de
Deslizamiento
Canales
Espina
de
Pescado
Revestidos
Entrega
Gradería
Canal en
53 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
•En las zonas de alto riesgo como taludes junto
a escuelas, hospitales, etc., se recomienda
trabajar con un período mínimo de retorno de
100 años.
•El canal puede tener forma parabólica,
trapezoidal o en V.
•Los taludes laterales no deben tener
pendientes mayores de 2H: 1V.
•El ancho mínimo es de 1.2 metros.
•Todo canal debe ser recubierto o
revegetalizado.
•Deben eliminarse todas las irregularidades
para garantizar un canal uniforme. Si
se requieren rellenos, éstos deben ser
compactados adecuadamente.
Drenes Franceses
Los drenes franceses son zanjas poco profundas,
rellenas de material granular cuyo propósito es
recolectar las aguas de escorrentía. El principal
efecto es reducir los problemas de erosión y
eventualmente, prevenir movimientos muy
superfciales del terreno. Los drenes franceses
tienen muy poco efecto con relación con la
estabilidad de los deslizamientos profundos.
El diseño de los drenes franceses se basa
por lo general, en el criterio del ingeniero. Un
diseño común consiste en zanjas espaciadas
cada 15 o 30 metros, usualmente, en forma de
Espina de Pescado (Figura 2.6). La profundidad
de los drenes franceses normalmente varía de
30 a 50 cm y el ancho de 60 cm a un metro.
Figura 2.6 Esquema típico de los drenes franceses
para el control de la escorrentía (Modifcado de
Cornforth, 2005).
Como relleno, generalmente se utilizan bloques de
piedra triturada o material aluvial grueso limpio.
En el fondo del dren francés se coloca comúnmente,
un geotextil o una geomembrana. La colocación
de la geomembrana evita la infltración del agua
recolectada.
La parte superior del dren francés,
frecuentemente se deja expuesta o se coloca un
geotextil con poros muy abiertos. El principal
problema de los drenes franceses es la colmatación
con limos, arenas y arcillas. Adicionalmente,
se pueden presentar difcultades por la baja
capacidad hidráulica de este sistema de drenaje.
Cuando los drenes franceses se colmatan hay que
reemplazarlos totalmente.
Trinchos o Cortacorrientes
Los cortacorrientes son canales transversales al
talud (espaciados a intervalos) para recolectar
el agua de escorrentía y evitar la formación de
corrientes a lo largo de la pendiente principal.
La construcción de canales transversales a un
talud permite que el agua de escorrentía sea
interceptada, impide que su velocidad aumente y
la lleva a un lugar seguro.
Los cortacorrientes y los trinchos actúan como
estructuras desviadoras de las corrientes de
escorrentía. El desvío de las aguas superfciales
mediante el uso de estas técnicas es muy utilizado
para la prevención de los problemas de inestabilidad
geotécnica, en derechos de vía de oleoductos y otras
obras lineales. Se han empleado varios tipos de
cortacorriente dependiendo de las condiciones del
talud y de los materiales disponibles (Figura 2.7).
Estos cortacorrientes deben estar protegidos
de la erosión con revestimientos en sacos de suelo-
cemento o vegetación. Las aguas recolectadas por
los cortacorrientes son llevadas a unos canales
colectores localizados, generalmente, a un lado del
talud (Figura 2.8).
El diseño de los cortacorrientes se puede realizar
con criterios similares a los que recomienda la
AASHTO para los canales interceptores en las
carreteras. La principal diferencia es que en las
carreteras, se acostumbra revestir la superfcie
de los canales utilizando concreto, mientras
en los cortacorrientes, se usa normalmente, la
vegetación.
Punto de corte
Dren secundario
Dren principal
T
a
l
u
d
Dren colector
del pie del talud
Geomembrana
Granular
54 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.7 Algunos tipos de cortacorriente utilizados en Colombia.
Diques en la Corona del Talud
Estas obras consisten en montículos de tierra o
pantallas de paja, mampostería u otro material,
que se colocan en la parte superior del talud
(Figura 2.9) conformando diques, con el objeto de
impedir el paso de la escorrentía del área arriba
de la corona del talud, hacia la superfcie del talud
o deslizamiento. Su construcción es muy similar
a la de los cortacorrientes. Este es un método
muy utilizado en los rellenos de carreteras. Se
recomienda que vaya acompañado de un canal
superior. Los canales de la corona del talud, a
su vez, pueden ir acompañados de un dique para
mejorar su efciencia.
TORRENTERAS
El agua recogida por los canales e interceptores
es entregada a los canales de alta velocidad,
generalmente en la dirección del talud, lateralmente
a la zona inestable, mediante estructuras de
disipación conocidas como torrenteras.
Figura 2.8 Esquema de entrega de canales interceptores
en la mitad del talud.
Scc (espaciamiento)
Cortacorrientes
Canal de
recolección
Desagüe a corriente natural
cada 5 cortacorrientes como
máximo
Desague a corriente natural
cada 10 cortacorrientes como
máximo
Desague a corriente natural
cada 10 cortacorrientes como
máximo
Cortacorrientes
Scc (espaciamiento)
Canal de
recolección
Biomanto
Relleno compactado
Estolones de pasto
Grapas metálicas
Perfil natural
del terreno
Manualmente con pisón
Pmax < 17º
Semillas
Grapas Metálicas
Pmax < 17º
Estolones
Grapas Metálicas
Sacos en suelo-cemento
(6:1)
Según diseño
0
.
3
0
(
m
i
n
)
0.50 (min)
0
.
3
0
(
m
i
n
)
.
3
0
(
m
i
n
)
.30 (min) .
3
0
(
m
i
n
)
.
1
0
17º< P < 29º
de fique
Perfil natural
del terreno
Biomanto
de fique
0
.
3
0
(
m
i
n
)
0.50 (min)
Relleno compactado
Manualmente con pisón
Biomanto
de fique
Perfil natural
del terreno
Relleno compactado
Manualmente con pisón
Zanja de Coronación
Canal con
Gradas
de talud
Canales a mitad
2% Mínimo 2% Mínimo
radio mínimo
3B
B
Muro Protector
i>2% i>2%
55 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Los canales deben conducirse a entregas, en
gradería u otro disipador de energía, que conduzcan
el agua recolectada hasta un sitio seguro. Se
utilizan dos tipos de torrentera: el canal rápido
y el canal en gradería, cada uno de éstos tiene
varias posibilidades de metodología de disipación
de la energía.
Canal Rápido
El canal rápido se construye con una pendiente
igual a la del talud, generalmente con forma de
canal. A lo largo de las torrenteras se recomienda
colocar elementos que produzcan alta rugosidad
para generar fujo amortiguado y minimizar la
velocidad del agua.
Este sistema de conducir las aguas recolectadas
en un talud es muy empleado por ser el más
económico. En sencillos modelos hidráulicos
de laboratorio, se puede obtener el valor de
rugosidad que se debe emplear de acuerdo con las
características del fujo.
Es importante que los canales incluyan
elementos o estructuras para disipar la energía
del agua y de acuerdo con las necesidades de
disipación y con las condiciones del fujo, se
pueden plantear varias alternativas, entre las
cuales se indican las siguientes:
Figura 2.9 Dique para el desvío de agua de escorrentía en corona de taludes (McCullah, 2001).
Bloques de concreto o bloques de roca.
Sobresalen en el fondo del canal y/o lateralmente;
son elementos que bloquean el fujo y ayudan en
el proceso de disipación de la energía del agua
(Fotografía 2.4).
Rápidas escalonadas con tapa. El sistema
consiste en una rápida con una serie de tapas
que interceptan los chorros de agua y facilitan la
disipación.
Rápidas escalonadas con vertedero y
pantalla. Se forza un resalto hidráulico en
el escalón, utilizando un elevamiento o contra-
vertedero y se coloca una pantalla para recibir el
golpe del fujo (Figura 2.10).
Rápidas lisas con estructuras de disipación.
Son canales de fondo liso que conducen el
agua al pie del talud o a una cañada. En estos
canales el agua adquiere grandes velocidades
y se requiere la construcción de una estructura
de disipación o tanque de amortiguación en el
pie del talud. Las estructuras de disipación
también se pueden construir en varios sitios
a lo largo del canal, de acuerdo con las
condiciones topográfcas e hidráulicas de éste.
Disipador de caída libre. Consiste en un
vertedero y un contravertedero, en los cuales se
trata de producir un resalto hidráulico.

Enrocado
2H :1V
Flujo
0.6m
Suelo
compactado
0.6m
Flujo
Vegetación o
recubrimiento de protección
2 H : 1V
Suelo
compactado
0.5 m Mínimo
0.5m Mínimo
56 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Disipadores por rugosidad. Son canales rugosos
que disipan energía, debido a la turbulencia
causada por esa rugosidad. Comúnmente se
construyen de piedra pegada con concreto o de
elementos prefabricados (Fotografía 2.5).
Torrenteras en Gradería
Son estructuras rápidas escalonadas, las cuales
están formadas por una serie de gradas o escalones
dentro del canal (Figuras 2.11 y 2.12). Este canal
conduce el agua y al mismo tiempo, va disipando
energía en cada uno de los escalones.
El sistema de graderías generalmente es más
efciente para disipar energía que otros métodos
de disipación. El fujo, en este tipo de canal, es
turbulento y debe construirse un muro lateral de
borde libre sufciente, para permitir la salpicadura
del fujo.
Ante la inexistencia de datos experimentales, los
canales en gradería pueden diseñarse asumiendo
una velocidad de 5.0 m/seg, a través de la sección
mínima en la cabeza de cada grada. El régimen
de fujo de las rápidas escalonadas, depende
de las características geométricas y del caudal
manejado por la estructura. Pueden analizarse
dos situaciones:
Régimen de fujo saltante
En este caso, la disipación de la energía se genera
independientemente, en cada escalón al romperse
el chorro en el aire, al mezclarse en el escalón o por
formación de resaltos hidráulicos (Figura 2.13)
(Mejía, 1999).
Fotografía 2.4 Torrentera en gradería con bloques de
concreto.
Régimen de fujo rasante (Skimming)
Las gradas actúan como una rugosidad del canal
donde se desarrollan vórtices y la disipación se
obtiene en la formación de estas turbulencias en
las gradas. Para el diseño de rápidas escalonadas
Mejía (1999) recomienda seguir los siguientes
pasos:
•Estimar el caudal de diseño.
•Evaluar la geometría del canal (pendiente,
altura y ancho).
•Seleccionar la altura óptima de los escalones
para obtener el sistema de fujo deseado
•Calcular las características hidráulicas del
fujo.
•Diseñar de la cresta.
•Calcular la altura de las paredes del canal
considerando un borde libre de salpicaduras.
Fotografía 2.5 Torrentera de elementos prefabricados.
57 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.10 Detalle de una torrentera de canal liso y contravertedero en el pie.
Diseño de Estructuras en Gradería
Se recomiendan los siguientes criterios básicos:
•Cimentar las estructuras siempre en corte y
nunca sobre rellenos.
•Acomodar las gradas a la pendiente del
terreno, evitando las gradas de gran altura.
•La altura del muro lateral debe ser superior a
la mitad de la altura de la grada: D ≥1/2H.
•Debe ser autolimpiante. (Que no permita
sedimentación).
•Debe incluirse una estructura de disipación
en el pie de la torrentera.
1.00
A
lt
u
r
a
v
a
r
ia
n
d
o
e
n
t
r
e
1
.
0
0
Y
0
.
6
0
1.0 min
0.4 min
.15 .15 0.60
R=0.8
0.4
0.6 min
0.5
1
Talud máximo
1.0
0.6
Transición
Cuneta en el
pie del talud
Altura constante
H=1.00
Sección
Planta
Anclaje
Zanja de corona
Transición
58 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Canal con Pantallas Defectoras
Consiste en un canal de sección rectangular y
fondo liso, dentro del cual se coloca una serie
de obstáculos o pantallas defectoras en ambas
paredes del canal (Figura 2.12).
El fujo es desviado lateralmente y en forma
consecutiva, para los caudales pequeños y para los
caudales altos, los obstáculos actúan como grandes
rugosidades que disipan la energía en el fondo del
canal.
DISEÑO DE ESTRUCTURAS DE
CONTROL DE ESCORRENTÍA
Es muy importante para el correcto diseño de
las obras de drenaje superfcial, que se realice
un estudio muy completo de la información
hidrológica existente a fn de determinar lo más
exactamente posible, la intensidad máxima
esperada de la lluvia y los caudales generados.
La mayoría de los diseños de obras de drenaje
superfcial para taludes, que se realizan con
procedimientos totalmente empíricos, dan como
resultado obras insufcientes con secciones
que no son capaces de manejar los caudales de
agua que se concentran en las coronas de los
taludes. La razón principal de esta falla es que
las intensidades de las lluvias, que en la zona
tropical con frecuencia son superiores a 50 mm/
hora, no son tenidas en cuenta.
Figura 2.11 Torrentera en gradería
Figura 2.12 Torrentera en gradería con bloques en el
fondo.
Cálculo de los Caudales de Escorrentía
El volumen de escorrentía depende de varios
factores, los cuales incluyen: intensidad de la
lluvia, área de drenaje, pendiente y longitud de los
taludes que se van a drenar, tipo y extensión de la
vegetación o cultivos, condiciones de la superfcie y
naturaleza de los suelos subsuperfciales.
d
1.00
L
h
h
L
Cuneta
Muro
protector
Corte
Borde del muro de
la torrentera
Canal triangular de corona
Isométrico Perfil
d > h/2
L
h
1.00
d
0.012
d
L
Muro protector
Cuneta
Perfil
Isometría
h
59 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
En las zonas tropicales, en la mayoría de los casos,
se utilizan metodologías para el cálculo de los
caudales (desarrolladas en países no tropicales) y
es muy común que los canales y otras obras para
taludes, se desborden por falta de capacidad en el
manejo de los caudales.
Para garantizar la efectividad de las obras
de drenaje en los taludes, se recomienda ser
“prudentemente generosos” en la evaluación de
los caudales.
En el diseño de las obras de drenaje para taludes,
se recomienda la utilización del método racional,
debido a que esta fórmula es relativamente precisa
para áreas pequeñas y los caudales calculados
tienen, intrínsecamente, un factor de seguridad
mayor que otros métodos.
Figura 2.13 Régimen de fujo saltante sobre un canal
en gradería (Mejía, 1999).
Donde:
Q = Caudal recolectado (litros/seg.).
i = Intensidad de lluvia de diseño (mm/hora, la
cual depende del tiempo de concentración).
A = Area que se va a drenar (m
2
).
C = Coefciente de escorrentía (Tabla 2.1).
La Geotechnical Engineering Offce (1984),
recomienda utilizar para taludes un C=1.0 que
representa una sobreestimación de la escorrentía,
lo cual es muy efectivo para tener en cuenta
los procesos de sedimentación de los sistemas,
especialmente por la presencia de bloques o
cantos.
El área de drenaje debe determinarse por
medio de un levantamiento topográfco, donde se
defnen los bordes de las áreas que aportan agua
al sistema de drenaje.
El tiempo de concentración se defne como
el tiempo máximo tomado por el agua desde el
extremo superior del área de drenaje hasta el
punto de recolección. El tiempo de concentración
puede calcularse con la ecuación modifcada de
Bransby - Williams:
Donde:
t = Tiempo de concentración (min)
A = Área de drenaje (m
2
)
H = Caída promedio (metros por cien metros)
desde la parte más alta del área que se va a
drenar hasta el punto de diseño
L = Distancia en metros medida sobre la línea
natural de fujo entre el punto de diseño y el
punto de drenaje; ésta toma un tiempo más
largo para llegar a la sección de diseño
Como la intensidad media de la lluvia disminuye
con la duración, la mayor colección de fujo se
presenta cuando la duración de la tormenta es
igual al tiempo de concentración. A las corrientes
que han sido canalizadas o modifcadas se les
debe dar atención especial y por lo tanto, se les ha
disminuido el tiempo de concentración.
En el diseño de obras para taludes, se
acostumbra tener en cuenta un período de retorno
de 200 años, de acuerdo con las recomendaciones
del Geotechnical Engineering Offce de Hong Kong.
h
l
Flujo
supercrítico
Resalto
Hidráulico
Flujo
subcrítico
d
c
d
p
d
l
d
2
d
c
Esquema general
Detalle
3600
CiA
Q =
0 2 0 1
0 14464
L
t
H A
 
=
 
 
 

60 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Dimensionamiento de las Obras de
Drenaje
Criterio de Velocidad mínima
La velocidad de fujo debe ser lo sufcientemente
grande, para que no se produzca taponamiento
del canal. El gradiente mínimo de los canales
está determinado por la mínima velocidad de
fujo necesaria para evitar la sedimentación.
La velocidad no debe ser menor de 1.3 m/s para
el fujo pico, con una frecuencia de uno en dos
años. Generalmente, la pendiente mínima
utilizada es del 2% para impedir la sedimentación.
Sin embargo, si existe la posibilidad de transporte
de gravas o bloques, se requieren pendientes
superiores.
Figura 2.14 Torrentera de un canal disipador con pantallas defectoras.
Debe tenerse cuidado de que la velocidad no
sea superior a 4 m/seg para evitar desgaste
del recubrimiento de concreto y problemas de
erosión.
Secciones
El dimensionamiento de la sección del canal puede
hacerse con la ecuación de Manning, asumiendo
una velocidad máxima permisible de 4 m/seg y una
rugosidad η de 0.013 para el concreto liso o mayor
de acuerdo con las características del canal. Para
calcular la velocidad del fujo, se puede emplear la
siguiente expresión:
h
0
.
6
b
S
b
d
0
.2
b
b
0.26
h




0
.
6

b
b < 1.4 m
b b b b b b
0 67 0 5
1
V R S
η
  =
 
 
61 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Tabla 2.1 Coefcientes de escorrentía para su uso en taludes (Japan Road Association, 1984)
Superfcie Características Coefciente C
Superfcie de carretera
Pavimentada 0.7 a 0.95
Destapada 0.3 a 0.7
Talud
Suelo fno 0.4 a 0.65
Suelo grueso 0.1 a 0.3
Roca dura 0.7 a 0.85
Roca blanda 0.5 a 0.75
Pastizales en suelos
arenosos
Pendiente 0 a 2% 0.05 a 0.1
2 a 7% 0.1 a 0.15
Más de 7% 0.15 a 0.25
Pastizales en suelos
arcillosos
Pendiente 0 a 2% 0.13 a 0.17
2 a 7% 0.18 a 0.22
Más de 7% 0.25 a 0.35
Escarpes de fuerte
pendiente de roca
0.75 a 0.95
Arenas intermedias 0.20 a 0.40
Parques con árboles y
pastos
0.10 a 0.25
Montañas de pendientes
suaves
0.30
Montañas de pendientes
fuertes
0.50
Donde:
V = Velocidad en m/seg
η = Factor de rugosidad
R = Profundidad hidráulica media
Área/Perímetro en metros
S = Pendiente promedio del canal
Curvas e intersecciones
Cualquier cambio de dirección modifca el sistema
de fujo, por lo tanto, las curvas en los cambios de
dirección para una velocidad de aproximadamente
2 m/seg, deben tener un radio no menor de tres
veces el ancho del canal. Este radio debe ser aún
mayor cuando la velocidad es mayor de 2 m/seg.
Las intersecciones entre los canales representan
el problema más delicado en un sistema de drenaje.
En las intersecciones se presenta gran turbulencia
por la alta vulnerabilidad de las intersecciones
próximas a ser obstaculizadas por bloques de
material y por la tendencia al desborde del fujo.
En las uniones se recomienda ampliar la sección
de los canales para darles mayor capacidad y
contener la turbulencia. Generalmente, una
intersección debe tener un 50% más de sección.
SUBDRENAJE
Las técnicas de drenaje subterráneo o subdrenaje
son uno de los métodos más efectivos para la
estabilización de los deslizamientos. El drenaje
subterráneo tiene por objeto disminuir las
presiones de poros o impedir que éstas aumenten.
A menor presión de poros la resistencia del suelo
es mayor.
El diseño de los sistemas de subdrenaje es
complejo debido a que la mayoría de los taludes no
son homogéneos desde el punto de vista del drenaje
subterráneo y es muy difícil aplicar principios
sencillos en el diseño de obras de subdrenaje. El
movimiento de las aguas en los taludes por lo
general, es irregular y complejo.
62 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
El monitoreo es una parte esencial del programa
de drenaje. La instalación de piezómetros y la
medición de caudales en los subdrenes, es una
herramienta muy importante para evaluar,
complementar o actualizar con el tiempo, los
sistemas de drenaje construidos.
Elementos Para Tener en Cuenta en el
Análisis de los Sistemas de Subdrenaje
Sobre el drenaje de aguas subterráneas existe una
gran cantidad de incertidumbres y para evaluar
los sistemas de subdrenaje, se requiere tener
claridad de éstas, entre las cuales se indican las
siguientes:
Falta de continuidad de los mantos o sectores
permeables. Una debilidad muy importante en la
naturaleza de muchos deslizamientos o taludes, es
la falta de continuidad de los mantos permeables
o la insufciencia de material permeable para que
un sistema de subdrenaje sea efectivo.
Por ejemplo, es muy común que en dos
subdrenes cercanos, uno de ellos muestre caudales
importantes recolectados y otro no presente
caudal alguno o muestre un caudal muy pequeño.
También puede ocurrir que en ninguno de los
subdrenes haya fujo de agua a pesar de que el
talud se encuentre saturado.
Suele ocurrir que, un piezómetro muestre
presión de agua alta y un subdrén vecino no
muestre caudales recolectados ni se observe efecto
del subdrén sobre las alturas piezométricas. En
estos casos, es posible que se requieran subdrenes
adicionales a los inicialmente proyectados, para
aliviar la presión en los sitios donde ésta ha sido
mayor y no ha sido abatida.
Cantidad de agua recolectada. La cantidad
de agua recolectada por un sistema de subdrenaje
depende de la conductividad hidráulica de los
suelos o rocas y de los gradientes hidráulicos.
Cuando se instala un dren, generalmente, el nivel
piezométrico disminuye al igual que el gradiente
hidráulico, lo cual reduce el caudal inicialmente
recolectado por los drenes.
La disminución de los caudales no es
necesariamente un indicativo del deterioro del
drenaje. En los suelos arcillosos no se deben
esperar caudales importantes de agua pero aún así,
es posible que el sistema de drenaje sea efectivo.
Poco efecto del subdrenaje en el factor de
seguridad. En los análisis de equilibrio límite
de algunos taludes se observa, que se necesitan
abatimientos muy grandes de nivel freático
para obtener aumentos moderados del nivel de
seguridad y si se trata de suelos arcillosos, es
muy difícil bajar en forma substancial los niveles
freáticos.
En estos suelos, podrían requerirse drenes
muy cercanos tanto en el alineamiento horizontal
como en el vertical, a fn de obtener los resultados
deseados.
Poco efecto del subdrenaje cuando el nivel
freático se encuentra muy cercano a la
superfcie de falla. En este caso es casi imposible
mejorar los factores de seguridad con subdrenes de
zanja. En algunas oportunidades, se recomiendan
subdrenajes como solución sin analizar que su
efecto va a ser muy limitado.
Asentamientos en las áreas circunvecinas
como efecto del subdrenaje. Cuando se
realizan abatimientos grandes de los niveles de
agua, es posible que se generen asentamientos en
los sectores circunvecinos. Igualmente, es muy
frecuente que los vecinos atribuyan cualquier
grieta en sus propiedades, a la ejecución del
drenaje, sin que éste hubiera sido el causante del
problema.
La rata de fujo para el diseño del sistema
debe calcularse teniendo en cuenta la
permeabilidad del suelo o la roca que se va
a drenar. Como regla general, la permeabilidad
del material de fltro debe ser al menos 100 veces
la permeabilidad del suelo. Una vez calculado
el caudal, se debe calcular la sección de los
subdrenes mediante el uso de la ley de Darcy.
Todos los sistemas de subdrenaje deben diseñarse
con factores de seguridad para caudales iguales
o superiores a diez, con el objeto de garantizar la
efectividad del sistema en el caso de que aparezcan
fujos superiores inesperados.
Métodos de subdrenaje
Entre los tipos de obra utilizadas para subdrenaje
se encuentran las siguientes:
Cortinas impermeables subterráneas.
El objetivo es evitar el paso interno del agua hacia
las zonas inestables.
63 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Subdrenes de zanja. Los subdrenes de zanja
tienen por objeto abatir los niveles freáticos.
Subdrenes de penetración. Son subdrenes
horizontales profundos que logran grandes
abatimientos de los niveles freáticos.
Colchones de drenaje. Se colocan debajo de los
terraplenes o llaves de cortante, para impedir el
ascenso de los niveles de agua.
Drenes verticales de alivio. Consisten en
perforaciones verticales del drenaje para disipar
las presiones de poros.
Galerías de drenaje. Son túneles con objeto
de disipar las presiones de poros y disminuir los
niveles freáticos.
Drenes de pantalla. Son colchones inclinados
de drenaje para evitar que en los aforamientos de
agua subterránea se formen cárcavas de erosión.
CORTINAS IMPERMEABLES
Las cortinas impermeables profundas tienen por
objeto impedir que el agua subterránea alcance
la zona de inestabilidad potencial (Figura 2.15).
Las barreras impermeables se han utilizado con
frecuencia para impedir el paso de contaminantes,
y en los últimos años su uso se ha extendido a la
estabilización de deslizamientos (Figura 2.16).
Figura 2.15 Esquema de una cortina impermeable.
Las pantallas subterráneas pueden consistir en
zanjas profundas rellenas de arcilla, asfalto o
concreto, tablestacados, cortinas de inyecciones o
líneas de bombeo de agua que emplean hileras de
pozos verticales.
En el diseño de las cortinas se deben considerar
los efectos que tiene el cambio del régimen de
aguas subterráneas sobre las áreas adyacentes .
Este sistema produce un aumento del nivel
freático y el represamiento del agua subterránea
arriba de la pantalla y su utilización debe
complementarse con la construcción de subdrenes
para controlar los efectos negativos.
Figura 2.16 Ejemplo del uso de una cortina impermeable
para estabilizar un deslizamiento (Cornforth, 2005).
Canal
Superficie
de falla
Línea de nivel
freático natural
a)
Suelo impermeable
Suelo
permeable
Nivel freático
después del
canal
Talud estable
Abajo de la
barrera no hay
filtración
Barrera
impermeable
Canal
Suelo impermeable
b)

Superficie del terreno
0.15 m de empotramiento
Concreto o arcilla
compactada
0.5 m
Subdrén de Zanja Relleno
0.5
m
Salida
de descarga
Entrega (0.15 m diámetro
tubo sin perforaciones)
Tubo perforado
64 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Construcción de Cortinas Impermeables
Para la construcción de las cortinas impermeables
se han empleado los siguientes sistemas:
Zanjas de Slurry. Consisten en zanjas excavadas
que utilizan lechada de Bentonita como soporte de
las paredes.
Geomembranas. Las geomembranas son telas
impermeables elaboradas con geosintéticos.
Cortinas de inyecciones. Consisten en
perforaciones verticales donde se inyectan a
presión, productos impermeabilizantes.
Mezclas de suelo. Consisten en excavaciones
rellenas de suelo-cemento u otra mezcla
impermeabilizada.
Zanjas de “Slurry”
La técnica de las cortinas construidas que usan
zanjas de “Slurry”, consiste en muros de concreto
construidos como una serie de paneles, con el
empleo de excavadoras verticales (Figura 2.17).
En el proceso de excavación se utiliza “Slurry”
de Bentonita para impedir el derrumbe de las
excavaciones. Una vez terminada la excavación
de cada panel, se coloca el refuerzo y se funde el
concreto.
Estos paneles generalmente tienen un ancho de
2 a 5 metros y un espesor de 60 centímetros a un
metro. La profundidad depende de las necesidades
del proyecto, del tipo de equipo y la calidad de los
materiales y se conoce de pantallas construidas en
zanjas de “Slurry” con profundidades hasta de 30
metros (Cornforth, 2005).
Otra alternativa es la construcción de cortinas
compuestas por una mezcla de suelo y Bentonita en
reemplazo del concreto. También se han utilizado
mezclas de cemento y Bentonita o de concreto con
Bentonita.
Cortinas de geomembrana
Con relativa frecuencia, se han construido
pantallas impermeabilizantes utilizando
geomembranas, las cuales son telas impermeables
elaboradas con geosintéticos. La mayoría de
estas telas son elaboradas con polietileno de alta
densidad (HDPE).
También se han utilizado geomembranas de PVC,
polipropileno y de asfalto. El método constructivo,
generalmente consiste en excavar zanjas con
retroexcavadora, colocar la geomembrana y
rellenar nuevamente con el material excavado.
El espesor de la tela varía de 30 a 100 “mils”.
Un “mil” equivale a una milésima de pulgada. Por
lo general, si se utiliza tela de 30 “mils” ésta se
coloca doble. Si se emplea tela de mayor espesor,
puede colocarse en una capa sencilla.
Se debe tener cuidado de que no se rompa la
geomembrana durante la colocación y que los
traslapos sean completamente impermeables.
Es común que se presenten fugas de agua en las
pantallas de geomembrana y que la mayoría de
esas pantallas no sean 100% impermeables.

Cortinas de Inyecciones
Las cortinas de inyecciones se construyen
perforando líneas de huecos poco espaciados,
en los cuales se inyectan a presión, productos
impermeabilizantes. Éstos se traslapan formando
una cortina (Figura 2.18). Como productos de
inyección se usan lechada de cemento, polímeros
u otros productos químicos de baja plasticidad que
penetran dentro de los poros del suelo.
En los deslizamientos se emplean inyecciones
para impedir el paso del agua en los depósitos
de materiales aluviales de grava y arena gruesa
e igualmente, en los depósitos de bloque de roca.
El objetivo, generalmente, es impedir el paso del
agua a través de los mantos permeables hacia el
deslizamiento.
Figura 2.17 Construcción de pantallas de “Slurry”
(Millet y otros, 1992).
Panel
Muro Guía
Lechada de
bentonita
Concreto
Panel
secundario no
excavado
Superficie
de suelo
impermeable
Lechada de
bentonita
Panel principal
excavado
65 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Cortinas de Columnas de Suelo con
Cemento
Estas pantallas consisten en columnas perforadas,
en las cuales se mezcla el suelo del sitio con cemento
para formar una pared enterrada impermeable. El
proceso incluye la perforación de un hueco inicial
de aproximadamente 6 pulgadas de diámetro y la
iniciación de un proceso de mezcla de suelo con
cemento que va de abajo hacia arriba (Figura 2.19).
Existen varias técnicas para la construcción
de pantallas de mezcla de suelo con cemento, con
Bentonita y con otros aditivos. Los suelos ideales
para mezclas profundas son las gravas, las arenas
y los limos, aunque también, se pueden realizar
mezclas con arcilla.
Figura 2.18 Traslapo de inyecciones para formar una
cortina impermeable (Cornforth 2005).
Generalmente, se debe tener en cuenta que no es
viable este tipo de mezclas cuando hay bloques de
roca o cuando los suelos son demasiado duros.
SUBDRENES DE ZANJA
Los subdrenes de zanja son excavaciones realizadas
manualmente o con retroexcavadora (comúnmente
rellenas de material fltrante), con el objeto de
captar y transportar el agua subterránea y de esa
forma, abatir el nivel freático.
Zanjas Abiertas
Consisten en zanjas profundas que actúan al mismo
tiempo como drenes superfciales y como sistemas
de abatimiento del nivel freático. Para que esto
se produzca, las zanjas deben profundizarse por
debajo del nivel freático. Se produce entonces un
aforamiento de agua subterránea en las paredes
de la zanja (Figura 2.20).
Las pendientes de los taludes deben ser de baja
pendiente para eliminar la posibilidad de erosión
por aforamiento del agua subterránea. Como
complemento, se pueden colocar fltros invertidos
para controlar la erosión lateral.
Subdrenes Contrafuerte
Los drenes contrafuerte son drenes colocados
a lo largo de la línea de mayor pendiente o en
la dirección del deslizamiento, generalmente,
excavados por debajo de la superfcie de la falla
real o potencial (Figura 2.21).
Figura 2.19 Proceso de construcción de pantallas de columnas para suelo mezclado con cemento.
0.9S
2.1S
0
.
6
S
0.5S
S
Agujero primario de inyecciones
Agujero secundario de inyecciones
a) Perforación
b) Excavación por erosión
con chorro de agua
c) Construcción de la
columna de concreto
d) Paneles alternos para
completar el muro
66 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Estos subdrenes cumplen con dos funciones, bajar
el nivel freático y mejorar la resistencia en la zona
de superfcie de falla, mediante la resistencia del
material granular que atraviesa la zona de falla
(Figura 2.22).
Subdrenes Interceptores
Los drenes interceptores son drenes que se colocan
en sentido trasversal al talud, por lo general, en
la parte superior de éste o en la corona o cabeza
de un deslizamiento (Figura 2.23). El objetivo
de estos subdrenes es interceptar el agua
subterránea antes de llegar al talud. Idealmente,
estos subdrenes deben penetrar por debajo de la
superfcie de falla para lograr un mayor efecto,
pero el riesgo de desestabilización debida a la
zanja, es muy alto.
Los subdrenes interceptores se construyen
en la parte superior de los deslizamientos,
precisamente donde las fuerzas actuantes
son mayores y donde es mayor el riesgo de
desestabilización por la excavación de las zanjas
(Figura 2.24); también se colocan para garantizar
la estabilidad de los terraplenes. (Figura 2.25).
En ocasiones, se les construyen columnas verticales
de piedra colocadas por debajo de los subdrenes
de zanja, a fn de aliviar las presiones artesianas
(Figura 2.26).
Figura 2.20 (a) Detalle de zanjas profundas para el
drenaje y subdrenaje (b) Sistema de fltro invertido para
controlar la erosión en las zanjas de subdrenaje.
Figura 2.21 Esquema de un grupo de subdrenes de contrafuerte (Cornforth, 2005).
Subdrenes “Espina de Pescado”.
Consisten en una serie de drenes paralelos que
conducen a un dren central y de esta forma, con el
sistema de drenaje, lograr un mayor cubrimiento
del área.
h3
h2
h1
Zanja
N
ivel
original
Corriente
de agua
a)
Flujo
Geotextil
de filtro
Colchón de
gaviones
b)
Filtro de grava
o arena
Colchón de gaviones o
suelo-cemento Flujo
D
i
r
e
c
c
i
ó
n
d
e
l
d
e
s
l
i
z
a
m
i
e
n
t
o
Dren de zanja paralelo
a la pendiente del
deslizamiento
Nivel de agua:
(a) Original
(b) Abatido
S
u
p
e
rfic
ie
d
e
fa
lla
S
u
p
e
r
fic
ie
d
e
l
te
r
r
e
n
o
S
u
p
e
r
f
i
c
i
e
d
e
f
a
l
l
a
E
R
o
c
a
im
p
e
r
m
e
a
b
le
o
e
s
tr
a
to
m
a
s
d
u
r
o
A
n
g
u
l
o
d
e
la
s
u
p
e
r
f
ic
i
e
d
e
f
a
l
la
El subdrén debe profundizarse por
debajo de la superficie de falla
h
d
67 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Efectividad de los Subdrenes de Zanja
Los subdrenes de zanja constituyen un sistema
de tratamiento muy bueno (a un costo moderado)
para los deslizamientos poco profundos y con
niveles freáticos superfciales.
Los subdrenes de zanja son más efectivos en los
deslizamientos poco profundos (con profundidad
menor a 3 mts), en los cuales los drenes penetran
completamente a través de la masa deslizada
dentro del material estable.
En los deslizamientos profundos (más de 6
m de espesor), generalmente los subdrenes de
zanja no son efectivos y se pueden requerir otros
sistemas de subdrenaje, como son los drenes
horizontales o las galerías de drenaje. Los
subdrenes de zanja, generalmente, se consideran
como obras complementarias dentro del proceso
de estabilización en los deslizamientos profundos.
No es necesario profundizar los subdrenes de
zanja, en todos los casos, por debajo de la superfcie
de falla y en cambio, sí puede ser sufciente para la
estabilización de un deslizamiento, el abatimiento
(en un determinado porcentaje) de los niveles de
agua subterránea.
Con frecuencia, los drenes de zanja que sólo
penetran dentro del deslizamiento pero que no
atraviesan la superfcie de falla, pueden mejorar
las condiciones de estabilidad pero no siempre
actúan como estabilizadores. Comúnmente,
se precisan obras adicionales al sistema de
subdrenaje. Los subdrenes para la estabilización
parcial, se pueden construir en la dirección de la
pendiente o transversal a ésta.
Figura 2.22 Detalles típicos de un subdrén de zanja
(Cornforth, 2005).
Se puede construir un solo dren o varios drenes
paralelos. Es muy difícil y complejo, en la mayoría
de los casos, utilizar subdrenes de zanja para el
control del agua subterránea en formaciones
rocosas y generalmente, se prefere el uso de
subdrenes de penetración.
En las masas de roca, el fujo de agua
generalmente está determinado por las juntas y
por lo tanto, cualquier sistema de subdrenaje debe
estar destinado a interceptarlas.
Igualmente, un sistema de subdrenaje puede
generar cambios importantes y peligrosos en el
sistema interno de drenaje de un macizo de roca.
MATERIALES PARA SUBDRENES
DE ZANJA
Entre los materiales que se utilizan para la
construcción de subdrenes de zanja se encuentran
los siguientes:
•Geotextiles no tejidos y Geotextiles tejidos
•Geodrenes 100% sintéticos
•Materiales granulares
•Tubería perforada
El tipo de material que se debe emplear para un
subdrén específco, depende de la disponibilidad
de materiales en la región, la necesidad de
captación, el comportamiento, el caudal del dren,
la vulnerabilidad del sistema de subdrenaje y los
costos.
Figura 2.23 Colocación de un subdrén de corona de
talud.
Empradización
Nivel freático o
corrientes de agua
Material de filtro
Membrana impermeable
Contacto roca suelo residual
Superficie crítica de falla
Suelo
0.9
m
1.5 a 6.0
metros
0.30 a 0.45
metros
Suelo drenado
Material granular
Geotextil
para filtro
Tubería
perforada,
diámetro 6" a 8"
Capa impermeable
compactada
Capa impermeable
compactada
Geotextil
a)
b)
c)
68 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.24 Detalle de subdrenes interceptores a
través del talud (Cornforth, 2005).
Geotextiles
Los geotextiles son telas permeables, fltrantes,
construidas con fbras sintéticas, especialmente
polipropileno, poliéster, nylon y polietileno. Los
geotextiles, generalmente, se clasifcan en tejidos
y no tejidos (Tabla 2.2). Los tejidos a su vez, se
diferencian de acuerdo con el sistema de tejido.
Los geotextiles más utilizados para fltro, son
los no tejidos, entre los cuales se deben diferenciar
los perforados con alfleres, los pegados al calor y
los pegados con resinas (Figura 2.27); aunque es
común encontrar mezclas de los tres procesos de
manera simultánea.
La durabilidad de los geotextiles está en función
de la resistencia de las fbras poliméricas y las
resinas, a los ataques ambientales. Los principales
problemas de las telas fltrantes corresponden
a su baja resistencia a la exposición a los rayos
solares, (los cuales las descomponen), a las altas
temperaturas y al ataque de productos químicos.
Figura 2.25 Subdrén interceptor de zanja en el
terraplén de una vía.
Los Geotextiles como Material de Filtro
Desde el punto de vista de la fltración de los
geotextiles, se hace el análisis con los siguientes
criterios, tomados de la FHWA de los Estados
Unidos:
Criterio de retención del suelo
•Para los suelos con ≤ 50% de pasantes del
tamiz ASTM No. 200
B = 1 Para C
u
≤ 2 ó > 8
B = 0.5 C
u
para 2 < C
u
≤ 4
Para 4 < C
u
≤ 8
• Para los suelos con > 50% de pasantes del
tamiz ASTM No. 200
0
95
≤ D
85
Para geotextiles tejidos
0
95
≤ 1.8 D
85
Para geotextiles no tejidos
AOS de la tela ≥ abertura del tamiz No. 50
(0.297 mm)
Donde:
0
95
= Tamaño de la abertura medida del
geotextil al cual se le retiene el 95% del peso de
las partículas esféricas de vidrio
D
85
= Diámetro del tamiz en mm que permite
el paso del 85% en elpeso del suelo
AOS = Tamaño de la abertura aparente del
geotextil
C
u
= D
60
/ D
10
Coefciente de uniformidad del
suelo
Capa permeable
Autopista
Zanja de drenaje
6 m Max
N.F. antes
Tubería de entrega
Capa impermeable
Cabeza del
deslizamiento
D
eslizam
iento
Suelo estable
Roca
Niveles de agua antes
del deslizamiento
Niveles de agua
despues de la instalación
del dren interceptor
Superficie del
terreno
Niveles de agua antes
del deslizamiento
Niveles de agua
después de la
instalación del subdrén
de zanja poco
profundo
Superficie de falla
del deslizamiento
Masa deslizada
Roca
Superficie
del terreno
antes del
corte
Niveles de agua
después del corte
Corte
Niveles de agua
después de la
instalación del
los subdrenes de
zanja
SZ
SZ
SZ
SZ
SZ
SZ Subdrén de Zanja
Nivel de agua
(a)
(b)
(c)
Arcilla
95 85
O BD ≤
8
u
B
C
=
69 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2 .26 Columnas verticales de piedra colocadas
por debajo de los subdrenes de zanja para aliviar
presiones artesianas (Cornforth, 2005).
Criterio de permeabilidad
•Para aplicaciones en las cuales existe alto
riesgo
K
n
≥ 10 veces K
El diseñador deberá realizar ensayos de fltración
para comprobar que el geotextil no se tapa.
Figura 2.27 Diagramas esquemáticos de varios tipos de unión de fbras en geotextiles no tejidos.
En situaciones potenciales de taponamiento se
recomienda la siguiente especifcación:
Porcentaje de área abierta ≥ 4% para geotextiles
tejidos
Porosidad ≥ 30% para geotextiles no tejidos
•Para aplicaciones no críticas
K
n
≥ K
Donde:
K = Permeabilidad del suelo
K
n
= Permeabilidad normal con respecto del
plano del geotextil
Adicionalmente, se pueden exigir condiciones de
resistencia a la tensión “Grab”, para garantizar
que el geotextil no se rompa durante el manejo.
Geodrenes o Subdrenes Sintéticos
Debido a la difcultad de obtener materiales
naturales para los subdrenes y con el desarrollo
de las mallas sintéticas, se está haciendo popular
el uso de los subdrenes 100% sintéticos (Figuras
2.28 y 2.29). Estos subdrenes consisten en tres
elementos básicos:
Geomalla. La geomalla es una red sintética
construida de forma que se generan unos canales
que facilitan el fujo del agua.
Relleno con grava arenosa
7.5 metros
Limo arcilloso
algo duro
11 metros
Columnas de
Grava
24" de
diámetro
3.0 metros
embebido
Limolita fracturada con
nivel artesiano
4.0 metros
subdrén
interceptor
Terraplén
Punzonamiento
a) Punzonado b) Fundido al Calor c) Pesado con resina
Biocomponente de Baja
Temperatura de Fusión
Fibras
Resina
Núcleo Resistente
al Calor
70 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Tabla 2.2 Rango de algunas propiedades representativas de geotextiles utilizados para fltro (Lawson, 1982).
Geotextil
Resistencia
a la Tensión
(KN/m)
Elongación
Máxima
(%)
AOS
(mm.)
Caudal
de Flujo
(l/m
2
/seg)
Peso
Unitario
(g/m
3
)
TEJIDOS
Monoflamento
Hilo
Cinta
20-80
40-800
8-90
5-35
5-30
15-20
0.07-2.5
0.2-0.9
0.05-0.1
25-2000
20-80
5-15
150-300
250-1300
100-250
NO TEJIDOS
Punzonado
Fundido
Con Resina
7-90
3-25
4-30
50-80
20-60
30-50
0.02-0.15
0.01-0.35
0.01-0.35
25-200
25-150
20-100
150-2000
70-350
130-800
Geotextil. La geomalla se envuelve en un
geotextil, el cual actúa como un fltro que impide el
paso de las partículas del suelo hacia la geomalla y
permite a su vez, el fujo del agua.
Tubo colector perforado. En el extremo inferior
de la geomalla (envuelto por el geotextil) se coloca
una manguera perforada especial para subdrenes,
la cual recoge y conduce el agua colectada por la
geomalla.
Materiales Granulares
Los materiales más utilizados, históricamente,
para la construcción de subdrenes de zanja, son
los suelos granulares y bloques de roca.
El material de fltro debe cumplir los siguientes
objetivos:
•Impedir el paso de las partículas fnas del
suelo que se va a proteger. Se debe tener en
cuenta que los drenes tratan de taponarse por
el transporte y el depósito de las partículas
más fnas del suelo.
•Permitir la fltración rápida del agua
Para cumplir con estos objetivos, los materiales
de fltro deben cumplir ciertos requisitos de
granulometría (Figura 2.30). Los materiales
deben ser sufcientemente gruesos para facilitar el
drenaje y sufcientemente fnos para evitar el peso
del suelo que se va a proteger.
Figura 2.28 Secciones de geodrenes o subdrenes
sintéticos.
Criterio de Filtración o protección contra la
erosión interna
El propósito de un fltro es proteger el suelo contra
la erosión interna y al mismo tiempo, permitir
el paso del agua. En la literatura técnica se han
presentado varias relaciones entre los diversos
parámetros granulométricos del suelo y del
fltro, que se deben cumplir para garantizar su
funcionamiento óptimo. Para objeto del presente
texto, sólo se presentan los más empleados.
En los suelos granulares y limosos se establecen
las siguientes relaciones entre el material del fltro
y el suelo alrededor del fltro:
La primera relación de granulometría de un
material de fltro fue la propuesta por Bertram
(1940).
D
15
(fltro)/D
85
(suelo) ≤ 6 a 11
Esquema de Geomalla
a) Requiere Geotextil
b) No Requiere Geotextil
a)
b)
Geotextil
71 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Basado en los ensayos realizados por Bertram,
Terzaghi y Peck (1967) modifcaron esta relación
bajando el límite a 4.
D
15
(fltro)/D
85
(suelo) ≤ 4
Algunas normas de instituciones recomiendan
utilizar un límite de 5 para suelos bien gradados y
de 6 para suelos uniformes, es decir:
D
15
(fltro)/D
85
(suelo) ≤ 4 para suelos
bien gradados
D
15
(fltro)/D
85
(suelo) ≤ 6 para suelos uniformes
Sherard (1984) defnió en ensayos de laboratorio
que se presenta falla por erosión cuando la relación
anterior alcanza un valor de 9 .
D
15
es el diámetro de partícula para el 15% de
pasantes en la curva granulométrica.
Figura 2.29 Diagrama de un geodren con tubería
colectora.
D
85
es el diámetro de partícula para el 85% de
pasantes en la curva granulométrica.
De acuerdo con el Geotechnical Engineering Offce
de Hong Kong, se deben cumplir, adicionalmente,
las siguientes condiciones:
D15(fltro)/D15(suelo) < 40
D50(fltro)/D50(suelo) < 25
Criterio de permeabilidad o facilidad de
fujo
El criterio más utilizado para garantizar un
drenaje fácil del agua a través del fltro, es el
propuesto por Terzaghi y Peck (1948):
D15(fltro)/D15(suelo) ≥ 4
El Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos
recomienda un límite de 5 para la desigualdad
anterior, lo cual equivale a que la permeabilidad
del fltro sea 10 a 100 veces mayor que la del
promedio del suelo a su alrededor.
Porcentaje de fnos
Es muy importante que el material de fltro no
posea más de un 5% de material que pase la malla
200, para evitar la migración de fnos del fltro
hacia las tuberías de drenaje y para garantizar
una permeabilidad sufciente a fn de que el agua
drene fácilmente. Algunas entidades exigen
limitar los fnos a solo 3%. Un material con el 6%
de fnos posee de 1/3 a 1/5 la permeabilidad de un
material que tiene el 3% de fnos.
Forma de las curvas de gradación
Se deben evitar los fltros cuya gradación tenga
vacíos de algunos tamaños de granos, o sea los
materiales con curvas granulométricas que
presenten gradas.
El Geotechnical Engineering Offce de Hong
Kong recomienda que se cumplan las siguientes
relaciones para evitar la segregación:
4 < D60(fltro)/D10 (fltro) < 20

El tamaño máximo de partícula no debe ser mayor
de 75 milímetros
D60 (fltro)/D10 (fltro) = coefciente de
uniformidad
200 mm
Relleno
seleccionado
Geomalla
Geotextil
Tubo
perforado
Material
permeable
50 mm
75 mm
72 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Cuando el suelo que se desea drenar presenta
algunos tamaños de partículas (escasos o
inexistentes) esto se manifesta en un quiebre
pronunciado de su curva granulométrica. Sobre lo
particular, algunos especialistas recomiendan que
el material de fltro debe ser diseñado sobre la base
de las partículas del suelo más fnas (menores que
el punto de quiebre). Similar recomendación se
hace cuando se trata de suelos estratifcados por
tamaños variables.
Algunos autores han propuesto relaciones
con el coefciente de uniformidad del fltro y con
el D
50
del suelo y del fltro o el D
95
y el D
75
del
suelo e incluso, se han presentado propuestas con
ecuaciones logarítmicas relativamente complicadas
(Schuller y Brauns, 1992).
Materiales de fltro estándar
En ocasiones, es difícil encontrar un material
natural que cumpla las condiciones del material
de fltro para un determinado suelo y se requiere
fabricarlo mediante tamizado y/o mezcla de
materiales.
La antigua Secretaría de Obras Públicas de
México (SOP), recomendaba un fltro general
básico en todo tipo de suelos para subdrenes de
carreteras, de acuerdo con la tabla 2.3. Este tipo
de fltro, aunque cumple con las especifcaciones
para una gran gama de suelos, en algunos casos
podría presentar problemas de erosión interna o
taponamiento.
Figura 2.30 Esquema de la granulometría aceptable
para un fltro de protección de un determinado suelo.
En el Estado de California, la especifcación de
fltro tipo 2 es similar, pero existen diferencias
signifcativas entre las dos recomendaciones
(Tabla 2.4). De acuerdo con nuestro criterio, es
fundamental la limitación a solo 3% del porcentaje
de fnos.
Tabla 2.3 Granulometría de materiales para fltro de
acuerdo con la experiencia en México (Secretaría de
Obras Públicas de México).
Tabla 2.4 Granulometría del fltro tipo 2 de California,
recomendado por H. A. Cedergren y adoptado por
Caltrans (Std spec 68-1025 - 1958)
Un fltro debe tener la capacidad para drenar. Por
ejemplo: Un fltro clase 2 (California) posee una
conductividad hidráulica de aproximadamente
5.0 x 10
-2
cm/seg.
La roca triturada limpia (grava 3/4” x 1.5”)
posee una conductividad de aproximadamente 2
cm/seg. Esto implica que una grava de trituración
posee 40 veces más capacidad que el fltro clase 2
de California.
Agregados para subdrenes con geotextil
Generalmente, los subdrenes de zanja con geotextil
emplean agregados gruesos y uniformes.
Tamiz
Porcentaje de
Pasantes
1” 100
3/4” 90-100
3/8” 40-100
N° 4 25-40
N° 8 18-33
N° 30 5-15
N° 50 0-7
N°200 0-3
Malla Tamiz
ASTM
Porcentaje que
Pasa en Peso
1 ½” 100
1” 80 a 100
3/4” 85 a 100
3/8” 40 a 80
No. 4 20 a 55
No. 10 0 a 35
No. 20 0 a 20
No. 40 0 a 12
No. 100 0 a 7
No. 200 0 a 5
100
80
60
40
20
0
0.05 0.1 0.2 0.5 1.0 2.0 5.0 10
Material de
filtro apropiado
Diferencia
mínima
Rango
apropiado
Abertura del tamiz mm
Suelo en
contacto
con el filtro
d85
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

q
u
e

p
a
s
a
4d15
d15
4d85
73 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Los tamaños que se utilizan comúnmente son los
siguientes:
•Bloques de roca de 2 a 4 pulgadas de
diámetro.
•Gravas de 1 a 2 pulgadas de diámetro.
•Gravas de ¾ de pulgada a 1 ½ pulgadas.
Algunas entidades aducen que existe un riesgo de
que al aumentar el tamaño del material, aumente
la posibilidad de rotura del geotextil durante su
colocación. De acuerdo con nuestro criterio, este
riesgo es muy pequeño y son muy pocos los casos
en que el geotextil se rompe por utilizar bloques de
2 a 4 pulgadas. Entre más grueso sea el material,
el comportamiento del subdrén generalmente es
más efciente.
El porcentaje de fnos debe limitarse a menos
del 3% en peso de pasantes del tamiz número
ASTM 200 y los fnos no deben ser plásticos.
Los subdrenes construidos con material que
contenga más del 5% de fnos generalmente son
inefcientes.
Algunos autores recomiendan el uso de
materiales angulosos (Cornforth, 2005), con el
objeto de garantizar una mayor permeabilidad y
una mayor resistencia al cortante. En el caso de
los subdrenes excavados por debajo de la superfcie
de falla, la utilización de material anguloso genera
un mejor efecto estabilizante; sin embargo, cuando
los subdrenes no alcanzan la superfcie de falla
,es indiferente el uso del material redondeado o
anguloso.
Figura 2.31 En el caso de que haya capas permeables e impermeables, las condiciones de fltración sólo son necesarias
para que se cumplan en el manto que produce el fujo del agua hacia el dren.
En América tropical, generalmente, los materiales
redondeados son abundantes y por esta razón, son
los que se utilizan con mayor frecuencia.
Para subdrenes sin geotextil de fltro se
requiere que el material sea fltrante, es decir, que
se cumplan las condiciones que permitan el paso
del agua pero impidan el paso de los fnos.
Diseño del material de fltro
Adicionalmente a los criterios anteriores, se deben
tener en cuenta los siguientes:
•Los suelos residuales son muy variables
granulométricamente y debe realizarse un
buen número de ensayos de granulometría,
previamente al diseño del fltro. Debe tenerse
en cuenta que las partículas de mayor tamaño
tienen muy poco efecto en el proceso de
fltración (Geotechnical Engineering Offce,
1993).
•El parámetro D
85
empleado en el criterio de
retención, debe tomarse en forma conservadora
teniendo en cuenta la variabilidad del suelo.
•El chequeo de las condiciones de fltración
debe realizarse en relación con el material
que conduce el fujo y no necesariamente, con
todos los materiales en contacto con el dren
(Figura 2.31).
•Los ensayos de permeabilidad deben ser
realizados en el campo, teniendo en cuenta que
la permeabilidad obtenida en el laboratorio es
muy afectada por el manejo de la muestra.
C
B
A
Arcilla
Arenisca
A
B
C
Si el agua subterránea esta saliendo de la
capa de arenisca y no de la arcilla, el filtro
se diseña para la arenisca
74 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
•En los sitios donde existe fujo concentrado
de agua, puede que el uso de geotextiles no
sea adecuado y se puede necesitar un sistema
mucho más resistente al fujo del agua y que
tenga gran permeabilidad.
•Las raíces de las plantas afectan gravemente
los fltros; por lo tanto, se debe evitar sembrar
árboles cerca de los subdrenes.
•Debe tenerse especial cuidado de no romper el
geotextil al colocar los materiales granulares y
evitar la exposición al sol, de la tela geotextil,
por largos períodos de tiempo.
Tuberías para Filtro
Antiguamente se utilizaban tuberías de arcilla
o mortero de cemento para recolectar el agua de
los fltros y conducirla hacia un sitio de entrega.
En los últimos años, se ha popularizado el uso de
tuberías o mangueras plásticas, especialmente de
polietileno, PVC o ABS. Igualmente, en algunos
países se utiliza la tubería metálica perforada.
En la mayoría de los subdrenes con material de
diámetro inferior a 1½ de pulgada, es necesario el
uso de la tubería colectora para fltros.
Figura 2.32 Sistemas de dren de zanja.
Figura 2.33 El espaciamiento entre subdrenes debe
obtenerse del análisis del comportamiento del nivel
freático entre éstos.
Arena
gruesa
media
Tubería o
manguera
perforada
Grava
Cantos
Geotextil
Manguera con
geotextil
Cantos
Cantos
Geotextil
Cantos
perforada
manguera
Tubería o
gruesa
media
Arena
Arena
media
gruesa
S4
S3
S2
S1
N.F.
S
u
p
e
r
f
ic
ie
75 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Cuando se utilizan materiales gruesos, no siempre
se coloca tubería colectora, debido a que se supone
que el material es excelente conductor y no se
requiere un elemento adicional para la recolección
y la conducción del agua. Algunos autores
recomiendan colocar tubería en todos los casos.
Tamaño de los orifcios de la tubería colectora
En la mayoría de los subdrenes con material de
fltro se utiliza un tubo colector perforado que se
coloca en la parte baja de la zanja embebido en
el material fltrante. En cuanto al tamaño de los
orifcios del tubo recolector, el U.S. Army Corps of
Engineers (1953), recomienda la siguiente relación
entre el tamaño del fltro y el ancho del orifcio:
Para huecos circulares:
Para ranuras:
El criterio utilizado por U.S. Bureau of Reclamation
(2003) es el siguiente:
Los orifcios deben estar en la mitad inferior del
tubo para lograr una mayor interceptación del
agua, reducir el lavado del material y disminuir la
cantidad de agua atrapada en la base de la zanja.
Otro factor es la cantidad de material de
fltro que debe colocarse alrededor del tubo. El
“Uniform Building Code” exige mínimo 9 pies
cúbicos de material por pie de longitud de fltro,
y una distancia de 6 pulgadas entre el tubo y el
fondo de la zanja.
Los fltros de material granular son más
efcientes si su espesor es mayor; por ello se
recomienda que su espesor sea más de 20 cm.
Figura 2.34 Subdrenes en taludes saturados de suelos arenosos y su efecto sobre el nivel freático (Adaptado de
Chacón e Ingary).
85
1
F
D
Diametro
>
85
1 2
F
D
ancho
> 
85
2
D del filtro al orificio
ancho

  
0.60
1.00
0.30
0.50
Geotextil impermeabilizante
Tubo flexible ranurado
2
3
2 %
2 %
Riego asfáltico
Cuneta en hormigón
Tratamiento antierosión
1
1
1
1
Geotextil drenante
Tubo flexible ranurado
N.F
2.00
2.00 2.50
2.50
0.60
0.60
0.60
ARENA
Tubo flexible ranurado
Tratamiento antierosión
Tratamiento antierosión
Riego asfáltico
Cuneta en hormigón
Geotextil drenante
Geotextil
impermeabilizante
76 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
DISEÑO DE SUBDRENES DE
ZANJA
El diseño de subdrenes de zanja tiene por objeto
determinar los siguientes elementos:
•Profundidad y ancho de la zanja
•Espaciamiento entre zanjas
•Localización en planta de los subdrenes
•Material fltrante y especifcaciones
•Caudales recolectados
•Sistemas de recolección y entrega
Selección de los Materiales para los
Subdrenes
Los subdrenes de zanja pueden ser construidos
con los siguientes materiales (Figura 2.32):
•Material de fltro y tubo colector
•Material grueso permeable sin tubo (subdrén
francés)
•Geotextil como fltro, material grueso y tubo
colector
•Geotextil, material grueso y sin tubo
•Tubo colector con capa gruesa de geotextil
alrededor
•Subdrén 100% sintético con geomalla,
geotextil y tubo colector
Profundidad y Ancho de los Subdrenes
Un dren de zanja típico es de 1 metro de ancho y
de 1 a 3 metros de profundidad. El sistema más
utilizado actualmente, es el de material grueso
envuelto en geotextil no tejido, el cual actúa como
elemento fltrante.
En el procedimiento de construcción se excava
la zanja, se coloca el geotextil, se introduce una
manguera o tubo de fltro con perforaciones (dentro
de la zanja) y se rellena la zanja con material
granular grueso.
Finalmente, se cierra el conjunto doblando
y traslapando el geotextil. Se recomienda la
utilización de material uniforme y lo más grueso
posible para garantizar una buena conductividad.
Número de Subdrenes
El número de subdrenes requerido depende de las
características de hidrogeología y geomorfología del
sitio. Si el talud es una depresión natural de poca
extensión de área, es posible que un solo subdrén en
el centro de la zona inestable, pueda ser sufciente.
Figura 2.35 Terminología utilizada para el análisis matemático del fujo en subdrenes de zanja (Cornforth, 2005).
Distancia entre ejes (S+W)
Distancia entre subdrenes S
W
Nivel de agua original
Material granular
Geotextil para filtro
Tubería plástica
flexible perforada,
diámetro 6" a 8"
Nivel de agua
con el subdrén
Superficie
del terreno
hd
h1
h1 h0 nh0
Curva de descenso
del nivel de agua
Superficie impermeable
Suelo homogéneo
x
z
77 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

Teorías de Flujo de Agua hacia los
Subdrenes de Zanja
El cálculo de caudales y el diseño del espaciamiento
entre drenes, requiere un análisis geotécnico (muy
completo) del comportamiento del agua en el
suelo del sitio (Figura 2.33). Para lograr un suelo
uniforme, se puede obtener una solución analítica
que incluya otros efectos como la infltración
debida a la precipitación.
Las teorías de redes de fujo pueden utilizarse
para el diseño de los sistemas de subdrenaje
en suelos homogéneos, pero en los materiales
residuales, el diseñador debe tener un conocimiento
muy claro de la estructura geológica, en especial de
la presencia de mantos, discontinuidades o zonas
de alta permeabilidad. Al colocar un subdrén, se
está colocando un punto de presión atmosférica
dentro de una masa de suelo con agua a una presión
superior (Figura 2.34).
El efecto inmediato es la generación de un fujo de
agua hacia el dren, debido a la diferencia de cabeza
hidrostática. El paso siguiente al fujo de agua
inicial, es la disminución de la presión de poros en
una distancia de infuencia a lado y lado del subdrén,
la cual depende de la permeabilidad del suelo.
En suelos arcillosos esta distancia de infuencia
es menor que en los suelos granulares. El producto
fnal, es una nueva línea de nivel freático con puntos
de infexión en los sitios de subdrén (Figura 2.35).
Metodologías para el Diseño de
Subdrenes de Zanja
Existen dos enfoques diferentes para el diseño de
subdrenes de zanja:
Procedimiento empírico
Este sistema se basa en la experiencia anterior
de un experto conocedor del comportamiento del
agua en los suelos del sitio.
La profundidad, espaciamiento y demás
características del subdrenaje, se determinan
con base en el conocimiento previo del experto,
conjuntamente con un estudio geotécnico que
incluye ensayos de permeabilidad del suelo. La
mayoría de los diseños de subdrenes de zanja,
para la estabilidad de los taludes, se realizan con
reglas empíricas que relacionan el espaciamiento,
la profundidad de los subdrenes y la permeabilidad
del suelo.
Figura 2.36 Red de fujo hacia un dren (Hutchinson,
1977).
ho
S
1/2 s
ho
Superficie
impermeable
Superficie
impermeable
(a)
(b)
Nivel de agua original
sobre la base de la zanja
Espaciamiento entre drenes
Nota: Se asume suelo
homogéneo e isotrópico.
1/2 s
ho
4
1
2
ho
78 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.37 Curvas de abatimiento para varios
espaciamientos de subdrenes: (a) Con base impermeable
en el fondo del dren. (b) Con base impermeable a una
profundidad n = 4 ½ (Hutchinson, 1977).
Figura 2.38 Abatimiento promedio para varios
espaciamientos de drenes de zanja: (a) Con base
impermeable en el fondo del dren. (b) Con base
impermeable a una profundidad n = 4 ½ (Hutchinson, 1977).
Procedimiento analítico
En este sistema, el diseño se basa en un modelo
matemático similar a una red de fujo donde se
calculan los efectos para diferentes profundidades
de drenes. La mayoría de los métodos analíticos
asume que los subdrenes son paralelos y que se
aplica el modelo de talud infnito.
Igualmente, suponen que la masa de
deslizamiento es homogénea e isotrópica. El
objetivo de las soluciones teóricas es predecir
el abatimiento del nivel freático entre drenes
relacionado con la altura original, el espaciamiento
y la profundidad de los subdrenes.
Probablemente, la mejor alternativa para el
diseño, es la combinación de sistemas empíricos
y analíticos con un conocimiento lo más detallado
posible de las características del sistema de agua
subterránea.
Método de Hutchinson
Hutchinson (1977) utilizó técnicas de elementos
fnitos para estudiar los fujos de agua hacia los
drenes de zanja. En la fgura 2.36 se muestran
las líneas de fujo hacia los drenes para los dos
casos de subdrenes que se profundizan hasta
un manto impermeable y los subdrenes que
penetran (parcialmente) el manto permeable.
La fgura 2.37 indica los perfles de abatimiento
del nivel de aguas para varias relaciones entre
el espaciamiento de los drenes y la cabeza de
agua original en la base de los drenes de zanja.
Finalmente, la fgura 2.38 muestra la cabeza
promedio como una relación de la cabeza original
h
o
, para varias distacias en las dos posiciones de
la frontera impermeable. Hutchinson observó que
los abatimientos reales guardaban una similitud
con las grafcas, pero que generalmente las curvas
eran más rectas.
Método de Stanic
Stanic (1984) modeló las redes de fujo emplenado
la ecuación diferencial parcial de la elíptica de
Poisson. Su solución se utiliza para calcular los
niveles promedio máximos de agua para diferentes
ángulos del talud, como una relación de los niveles
originales de agua antes de construir los subdrenes
(Figura 2.39).
Como se puede observar, el ángulo del
talud tiene muy poco efecto sobre el régimen de
aguas subterráneas para taludes menores de
4H:1V. Stanic recomienda que la relación del
espaciamiento entre drenes S/h
o
,

no debe ser mayor
de 4 porque la experiencia indica que en este caso,
los deslizamientos continúan, es decir, que el efecto
de los subdrenes es mínimo. El gráfco muestra
los abatimientos para diferentes relaciones S/h
o
Método de Bromhead
Bromhead (1984, 1986) elaboró curvas de
abatimiento promedio para los diferentes valores
de espaciamiento entre drenes al nivel de la
frontera impermeable, como se muestra en la
fgura 2.40, a partir del trabajo de Hutchinson.
0
0.20
0.40
0.60
0.8
1.0
0 0.2 0.4
1
2
3
4
1
2
3
4
5
s / h0 = 6
0.20
0.40
0.60
0.8
1.0
0.6 0.8 1.0
5
Superficie
impermeable
R
e
l
a
c
i
ó
n

h
1
/
h
0
1/2 s
R
e
l
a
c
i
ó
n

h
1
/
h
0
3
1
2
h
0
Distancia desde el borde
izquierdo del subdrén, radio x/s
(a)
(b)
1/2 s
s / h0 = 6
0
0.2
0.4
0.6
0.8
1.0
0 1 2 3 4 5 6 7 8
(a)
(b)
Relación
x/s
R
e
l
a
c
i
ó
n
h
1
/
h
0
79 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.39 Método de Stanic (1984) donde se muestran
las relaciones entre alturas y pendientes.
Bromhead introdujo el parámetro:
Donde:
Kv y Kh son coefcientes de permeabilidad
en dirección vertical y horizontal,
respectivamente.
R= S/h
o
La fgura 2.41 muestra el abatimiento promedio
al nivel de una frontera impermeable. Bromhead
(1986), también elaboró tablas a fn de determinar
la cabeza promedio contra Rs, para diferentes
niveles de referencia.
Comparación de los Diversos Métodos
Los diversos métodos para calcular los niveles
freáticos dan valores con diferencias hasta del
30%. Generalmente, el método de Stanic genera
abatimientos teóricos mayores y el de Hutchinson
menores; sin embargo, no existe una relación
general para comparar los métodos, (aplicable a
todos los casos) para comparar los diversos métodos.
Las diferencias entre los resultados de los
métodos muestran que no es posible realizar
cálculos precisos de abatimiento con base en
soluciones teóricas. Igualmente, debe tenerse en
cuenta que el hecho de que ocurra un abatimiento,
no implica que el talud se estabilice.
Como resultado de la comparación entre los
métodos de cálculo, Cornforth (2005) concluye que
un espaciamiento de 3 a 4 veces la profundidad
de los drenes, es una buena escogencia para
subdrenes que bajen hasta la superfcie de falla.
Figura 2.40 Abatimiento promedio para varios
espaciamientos de zanja (Bromhead, 1986).
0.00
0.10
0.20
0.30
0.40
0.50
0.60
0.70
0.80
0.90
1.00
1:2 1:3 1:4 1:5 1:6 1:8 1:7
1.0
2.0
3.0
4.0
0.00
0.10
0.20
0.30
0.40
0.50
0.60
0.70
0.80
0.90
1.00
1:2 1:3 1:4 1:5 1:6 1:8 1:7
1.0
2.0
3.0
4.0
o o
R
e
l
a
c
i
ó
n
h
1
/
h
0
Pendiente, Vertical:horizontal
Pendiente, Vertical:horizontal
a)
b)
R
e
l
a
c
i
ó
n

s

/

h
0
R
e
l
a
c
i
ó
n
h
1
/
h
0
R
e
l
a
c
i
ó
n
s

/

h
0
v
s
h
K
R R
K
 
=
 
 
0 2 3 4 5 6 7 8 1
0
0.5
1.0
n =1
n =1.2
n >3
n =1.5
Estrato impermeable. Cabeza
promedio medida al nivel de
la superficie impermeable
R
e
l
a
c
i
ó
n

h
1
/
h
0
Relación Rs
80 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.41 Variación de la presión de poros promedio
con el espaciamiento de subdrenes de zanja (Bromhead,
1984).
En este caso, los resultados son satisfactorios
en relación con el abatimiento del nivel freático
(Figura 2.42)
Difcultades para la Excavación de
Subdrenes
El principal problema constructivo es la
inestabilidad de las paredes de las excavaciones
(Figura 2.43). Entre más profundo sea el subdrén,
el potencial de inestabilidad es mayor. Es muy
difícil realizar excavaciones profundas para
drenaje en suelos inestables.
La mayoría de subdrenes de zanja se realiza
entre 1 y 2 m de profundidad y la máxima es
aproximadamente seis metros, debido a las
limitaciones de los equipos de excavación y
a la inestabilidad de las paredes de la zanja.
Aunque el límite generalmente aceptado para los
subdrenes de zanja es de 6 m, se pueden construir
subdrenes más profundos mediante excavaciones
en dos etapas: La primera, una zanja ancha hasta
encontrar el nivel freático y la segunda, menos
ancha por debajo del nivel freático.
Una forma de manejar el problema de
inestabilidad de las zanjas profundas, es la
construcción del dren en tramos cortos (3 a 5 m).
En ocasiones, se requiere el entibado completo de
las zanjas para garantizar la estabilidad de las
excavaciones. Así, se facilita el proceso de excavación
aunque la posibilidad de inestabilización por
estas zanjas profundas, es relativamente grande.
Figura 2.42 Ejemplo de cálculo de abatimiento para
dos subdrenes de zanja tipo contrafuerte y penetración
total (Cornforth 2005).
DRENES HORIZONTALES O DE
PENETRACIÓN
Un dren horizontal o subdrén de penetración
consiste en una tubería perforada colocada a través
de una masa de suelo mediante una perforación
profunda subhorizontal o ligeramente inclinada,
con la cual se busca abatir el nivel freático hasta
donde se incremente la estabilidad del talud al
valor deseado (Figuras 2.44 a 2.46).
El diámetro de las perforaciones
aproximadamente es de 3 a 4 pulgadas dentro
de las cuales se colocan tuberías perforadas.
Generalmente, se recomiendan perforaciones con
tricono unido a la tubería de perforación NQ. Este
hueco aproximadamente es de 4 ½ pulgadas. La
principal ventaja de los subdrenes horizontales es
que son rápidos y simples de instalar y se puede
obtener un aumento importante del factor de
seguridad del talud en muy poco tiempo.
Tubería Utilizada para los Subdrenes de
Penetración
Los tubos utilizados pueden ser metálicos, de
polietileno o PVC, generalmente con diámetros
de 2” ó 3”. Maddison y Jones (2000) recomiendan
el uso de tubería de al menos 4 pulgadas,
para asegurar la efciencia de los sistemas de
subdrenaje a largo plazo.
=s en fórmula
s= espaciamiento aparente
0 0.5 1.0 0.5 0
(a)
(b)
(c)
(d)
s
0
0.5
1.0
Rs
1/Rs
d
(a) d= (b) d=3/4
(c) d=1/2 (d) d=1/4
h1
h0
h0
h0 h0
h0 h0

A
A
E = 11.3°
Agua subterránea en la
superficie durante una lluvia
Superficie de falla
del deslizamiento
Roca impermeable
4.8 m
0.9 m
Distancia entre ejes 15 m
0.9 m
Superficie de falla
del deslizamiento
Roca impermeable
Jsc = 2.30 kg/m³ J = 2.1 Kg/m³
I = 42º
Descenso del nivel de agua
Nivel de agua
81 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

Figura 2.43 Esquema de un deslizamiento activado al realizar la excavación para un subdrén (Cornforth 2005).
Figura 2.44 Ejemplos de condiciones geológicas en las
cuales se han empleado subdrenes horizontales como
medida remedial (Cornforth, 2005).
En los Estados Unidos los subdrenes horizontales
generalmente se construyen con tubería PVC de
calibre 80 de acuerdo con la norma ASTM D 1785.
La tubería es de 1.5 pulgadas de diámetro interno
y 1.9 pulgadas de diámetro externo, con uniones
soldadas con solventes de 10 o 20 pies de longitud.
Las ranuras
La tubería se puede perforar con agujeros
circulares o hacerle ranuras en sentido transversal
(Fotografía 2.6). Los orifcios de la tubería se hacen
generalmente con diámetros de 5 a 1.5 milímetros,
con una densidad de 15 a 30 agujeros por metro
de tubería. Entre mayor sea la abertura de las
ranuras, el paso del agua se hace más fácil, pero al
mismo tiempo, se pasa la arena y el limo a través
de los orifcios.
Fotografía 2.6 Ranuras cortadas manualmente para
los subdrenes de penetración.

Corte
Roca
Sondeo
Coluvión
Vía
Subdrén de zanja
4.50 metros de profundidad
24 metros aprox.
39 metros aprox.
Localización
aproximada
de la casa.
Movimiento activado
inmediatamente después de
excavado el subdrén de zanja
Grieta después de la
excavación del subdrén
Posible superficie de falla
Nivel de agua
Leyenda

Suelo
Nivel de
agua
original
Nivel de agua
después del
subdrén
Subdrén
horizontal
Superficie
de falla
Roca
Agua
acumulada
Basalto
Grava
Arcillolita
Arcillolita
Superficie de falla
Subdrén
horizontal
Nivel de
agua
Grava
arcillosa
Subdrenes
horizontales
Nivel de agua
Coluvión
Estratos
sedimentarios
permeables
82 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.45 Uso de un subdrén horizontal como colector de un dren interceptor en una vía (Barrett, 1979).
Figura 2.46 Esquema general de la colocación de un
subdrén de penetración.
El menor ancho de los orifcios es de 0.01 pulgadas,
pero este fácilmente produce el taponamiento y se
requiere una limpieza más frecuente (Cornforth
2005). En la mayoría de los casos se utilizan
anchos de 0.02 pulgadas.
Para que los anchos de las perforaciones
actúen adecuadamente como fltro, el Cuerpo de
Ingenieros de los Estados Unidos exige que:
Si el suelo tiene partículas muy fnas, limos o suelos
dispersivos, se recomienda anchos de ranura de 0.01
pulgadas. La totalidad de la longitud del tubo debe
tener ranuras, con excepción del 1.5 a 5.0 metros
más cercanos a la superfcie del talud, en las cuales
se coloca la tubería sin ranuras para prevenir
que las raíces de los árboles invadan el interior
del tubo y/o pueda ocurrir erosión en la salida.
La mayoría de las especifcaciones exige que las
ranuras se encuentren en la parte alta del tubo;
sin embargo, no se han detectado problemas en
subdrenes con ranuras alrededor. En la mayoría
de los casos, en los subdrenes de gran magnitud,
la torsión en el tubo genera cambios fuertes en la
orientación. Cornforth (2005) conceptúa que en la
práctica tiene muy poca importancia en qué parte
del ducto se encuentren localizadas las ranuras o
perforaciones.
Colocación de geotextil
En ocasiones, se exige la colocación de un geotextil
de fltro alrededor de los ductos. La experiencia
ha demostrado que los subdrenes horizontales con
geotextil, tienden a taparse muy rápidamente,
mientras los subdrenes sin geotextil tienen
una vida útil muy superior. El geotextil no es
recomendable a menos que la erosionabilidad
interna de los suelos sea de tal magnitud, que se
produzcan fujos de lodo o limos hacia el dren.
El proceso de limpieza de los subdrenes es
mucho más efciente cuando no existe geotextil.
El problema principal es que el área perímetral
del ducto es muy pequeña y se deposita una torta
de suelo junto al geotextil, la cual disminuye en
forma drástica la efciencia del subdrén.
Salida y entrega del agua
Algunas veces, los subdrenes se diseñan para
que recolecten agua solamente en el sector
cercano a la punta interior y se inyecta con un
impermeabilizante, la longitud restante del tubo
(Figura 2.47).

4.5 metros
1.2 metros
4.2 metros
Corte
Superficie original
Subdrén horizontal
Pendiente 1%
Filtro
Carril
85
1 2    d suelo ancho de ranura >

Manto Permeable
Superficie Potencial de Falla
N.F. Inicial
N.F. Final
Manto Arcilloso
i=10%
L=20m
Caja Colectora
Tubo perforado PVC I"
Perforación I"
83 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.47 Detalles del sistema de entrega de los subdrenes horizontales, utilizado en Estados Unidos
(Cornforth, 2005).
De esta forma, se impide que el agua captada se
reinfltre nuevamente en la trayectoria de la salida
(Figura 2.48). Es muy importante que en el diseño
de la salida del dren, se asegure que el agua pasa
por dentro del tubo y no alrededor de éste.
Entre los 3 a 6 metros más cercanos al borde del
talud, se debe emplear tubería no perforada, si es
necesario se ancla en concreto 1 a 2 m de tubería.
En México, se ha empleado un tipo de subdrén
horizontal sin tubería, donde la perforación
se rellena con material granular fltrante. En
este caso, se realizan perforaciones hasta de 6”
de diámetro y se emplea un sistema de control
superfcial para evitar la salida de las arenas del
subdrén.
Los caudales recolectados deben ser
transportados por medio de tuberías y por
ningún caso, deben introducirse al sistema de
fltro o drenajes. En ocasiones, se han activado
deslizamientos por la mala costumbre de algunos
ingenieros, de conectar los subdrenes horizontales
a los subdrenes de zanja pues de esa forma, se
reinyectan los caudales hacia el deslizamiento.
Uso de geodrenes de penetración
En los últimos años se han utilizado subdrenes
sintéticos de geomalla similares a los implementados
para drenes verticales (Santi y otros, 2001). Estos
subdrenes se entierran a presión en el suelo. Su
uso se limita a suelos blandos, en los cuales es
posible enterrar los geo-drenes sin necesidad de
realizar una perforación.
Santi (2001) recomienda utilizarlos en suelos con
un N de SPT menor de 20. Su diseño es similar al
de los subdrenes de penetración con tubería.
Uso del vacío en los Subdrenes
Un sistema de subdrenaje con drenes horizontales
que está adquiriendo últimamente importancia, es
el subdrenaje activado mediante vacío. El vacío
aumenta el gradiente hidráulico y redirecciona
las fuerzas de fltración. El drenaje por vacío se
emplea con frecuencia en los taludes de rocas y
en los rellenos de residuos (Brawner y Pakalnis,
1982). Generalmente, su uso es temporal teniendo
en cuenta los costos de una operación de vacío a
largo plazo.
Diseño de Subdrenes de Penetración
Para el diseño de los drenes se recomienda
hacer previamente, un estudio geotécnico para
determinar las características del régimen de
aguas subterráneas. Es importante la construcción
de piezómetros abiertos de control, los cuales
permiten medir el abatimiento del nivel del agua y
le dan al ingeniero, información sobre la necesidad
o no, de colocar más subdrenes.
El dren se ubica en una cota, de forma que la
cabeza de agua sea sufciente, preferiblemente,
que se encuentre por debajo de la zona fallada y
se verifque que esté ubicado dentro del acuífero.
Es común encontrar drenes que no trabajan por
estar colocados debajo del fondo de un acuífero
suspendido. Estos problemas se pueden evitar con
un estudio geotécnico muy completo, previo a la
colocación de los subdrenes.

Subdrén horizontal en
PVC diámetro 1.5"
Tapa roscada
en PVC
conexión T en PVC
diámetro 1.5"
Tapa roscada
en PVC
Abrazadera de la
manguera
al colector
Colector
(con frecuencia
es enterrado)
Ensamble de la salida
del drenaje
Subdrén horizontal
ranurado en PVC
diámetro 1.5"
Subdrén no-ranurado en
PVC de 3.0 a 6.0 metros
de longitud
sello con lechada
expansiva
hasta 2.0
metros
Revestimiento
externo de
protección
Tapa de limpieza
84 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.48 Subdrén de penetración diseñado para captación solamente en la punta interior.
La profundidad máxima de abatimiento de nivel
freático con una etapa de subdrenes horizontales,
aproximadamente hasta es de 5 metros. No
es común que se puedan lograr abatimientos
superiores.
Longitud
La longitud de los drenes depende de las necesidades
de drenaje. Comúnmente sus longitudes varían de
10 a 40 metros, pero se conoce de drenes instalados
de 120 metros de longitud.
En general, la longitud requerida puede ser
determinada dibujando una sección del talud con
su probable círculo de falla superpuesto sobre una
sección geológica, en la cual se podrán observar
los acuíferos y corrientes de agua presentes. Los
drenes deben instalarse de manera que se abata
o se elimine el nivel de agua o la saturación por
encima de la superfcie potencial de falla.
Pendiente
La pendiente debe ser tal, que al profundizar el
dren no suba a cotas por encima de la línea del
nivel de agua. Las perforaciones se realizan con
inclinaciones del 5% al 20% de pendiente de inicio,
pero a medida que avanza la perforación, el peso
de la tubería hace que ésta se defecte y poco a
poco, va disminuyendo la pendiente.
Después de nivelar el equipo, se le da la inclinación
y dirección al dren, de acuerdo con los datos del
estudio geotécnico previo y se inicia la perforación.
En ocasiones, se han utilizado inclinaciones de
hasta 25° (Cornforth, 2005).
Alineamiento
El alineamiento puede ser paralelo entre el grupo
de subdrenes de penetración o en forma de abanico
con un punto común de salida. Los arreglos en
abanico son mucho más comunes por la facilidad
para recoger el agua, por la disminución del
número de movimientos del equipo y por la poca
alteración del terreno.
La localización de los arreglos dependen de las
características geológicas y geotécnicas y de la
facilidad de acceso para los equipos. Un equipo
generalmente requiere una longitud libre de 10
metros en la dirección del talud, para permitir una
efciente operación en el proceso de perforación.
Espaciamiento
El espaciamiento entre subdrenes depende de la
permeabilidad de los materiales del suelo del talud.
Los espaciamientos típicos son de 1 a 5 metros, pero
en ocasiones, se utilizan espaciamientos mayores.
Generalmente, a mayor longitud de subdrenes, se
emplean mayores espaciamientos.

Roca
A
g
u
a
C
o
l
g
a
d
a
N
i
v
e
l
d
e
A
g
u
a
P
r
i
n
c
i
p
a
l
I
n
i
c
i
a
l
Ranuras
Tubería Perforada
Inyección
85 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

Figura 2.49 Ejemplo de arreglos en abanico de subdrenes horizontales (Cornforth, 2005).
En los suelos de baja permeabilidad se pueden
requerir espaciamientos entre 2.5 y 5 metros,
mientras en los suelos relativamente permeables,
pueden tener espaciamientos hasta de 20 metros.

Metodologías de Diseño
Existen algunas metodologías de diseño para
determinar el espaciamiento de los subdrenes de
penetración, entre los cuales se encuentran los
métodos de Choi (1977), Prellwitz (1978), Kenney
(1977) y Long (1986). Todas estas metodologías
se basan en los principios fundamentales del
movimiento del agua en el suelo.
Sin embargo, estos métodos tienen poca
aplicabilidad por cuanto no tienen en cuenta los
parámetros geológicos y tratan el suelo como un
elemento homogéneo desde el punto de vista de su
permeabilidad.
En la mayoría de los casos de deslizamiento,
los materiales se encuentran movidos y
entremezclados o se han formado bolsas de
materiales permeables dentro de los materiales
permeables, lo cual hace prácticamente imposible
la modelación matemática del fujo de agua.
Gráfcas de Kenney
El procedimiento de Kenney utiliza cuatro
situaciones diferentes. En los dibujos de las fguras
2.50 y 2.51, las líneas punteadas representan una
familia de drenaje que tiene el mismo valor de L.
Donde L es la longitud total del dren / Ancho total
del talud.
Gráfcas de Kozeny
Otro de los sistemas utilizados para calcular el
espaciamiento o separación entre subdrenes es la
fórmula de Kozeny:
Donde:
S = Separación entre drenes
h = Altura del nivel freático por encima del
nivel de los drenes
K = Permeabilidad de la formación
q = Caudal unitario del subdrén
La aplicabilidad de esta fórmula no es muy
confable.

B
A
Norte
(Aprox)
150
140
130
120
110
100
90
80
110
130
120
1
0
0
140
1
3
0
1
3
0
120
110
120
0 50 100
Límites del
deslizamiento
Escala en pies
Litoral
Entrega de los
subdrenes
Camino
Contorno superficial
del terreno después
del deslizamiento,
altura en pies
Parte superior del
corte de la zanja
Base inclinada
de la zanja
Leyenda
2
K
S h
q
=
86 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.50 Carta de diseño para drenes horizontales en un talud cortado con pendiente 3:1. Aparece una capa
impermeable subhorizontal en el pie del talud Hu/H entre 0.5 y 0.7 (Kenney, 1977).

3
1
H
Hu
Piezómetro
Dren
Hu
Dren
3
1
H
Superficie de Falla
0.4
0.2
0
Valores de
L/H
0 1 3 2 4 5 6
1.0 1.5
2.0
2.5
3.0
2
1.5
1.0
0.8
e=0.6
Espaciamiento S/H
a) Estabilización general
Ancho >4
Ancho = 4H
b) Estabilización local del talud
Numero de Drenes
0.4
0.2
0
0
1 2 3
S/H=1.5
Líneas de igual
Longitud total
de dren
3
2
1.5
1.2
Valores de L/H
Fo
F '
Fo
F '
87 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.51 Carta de diseño para drenes horizontales en un talud cortado con pendiente 3:1. Aparece una capa
impermeable subhorizontal muy por debajo del pie del talud Hu/H entre 0.5 y 0.7 (Kenney, 1977).

Fo
F
S/H=2
de dren
longitud total
Líneas de igual
5
4
3
2
Valores de
L/H
0 1 2 3
Numero de Drenes
b) Estabilización local del talud
Ancho = 4H
0.2
0.4
0
Ancho >4
a) Estabilización general
Espaciamiento S/H
6 5 4 2 3 1 0
0.4
0.2
0
5
4
3
2
4
3
2
1.5
e=1.0
Valores de
L/H
Drén
Hu
Piezómetro
3
1
H
L
Drén
Superficie de Falla
Hu
3
1
H
L
'
Fo
F '
88 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Diseño por el Método Observacional
El número, dirección, longitud y punto de origen
de los drenes horizontales, generalmente son
criterio del Geotecnista, dependiendo del análisis
geotécnico, geológico y en ocasiones, infuenciada
por las limitaciones ambientales y de acceso.
Para la localización de los subdrenes se recurre
a las experiencias anteriores en el mismo material
o el monitoreo permanente de piezómetros durante
la instalación de los subdrenes. Es conveniente
la instalación de piezómetros para cuantifcar el
efecto del sistema de subdrenaje a medida que se va
construyendo y de esta forma, optimizar el diseño
tanto en la parte técnica como en la económica.
El número de piezómetros instalados debe ser
sufciente para obtener un diagnóstico confable.
Cornforth (2005) recomienda un número mínimo
de 4 piezómetros para un deslizamiento típico. En
el sistema observacional, se coloca una primera
etapa de subdrenes con criterios heurísticos
basados en el análisis de las características
geológicas, geotécnicas o de ingeniería del talud o
del deslizamiento.
Como espaciamiento inicial, se acostumbra
utilizar la mitad de la longitud de los subdrenes.
Esta primera etapa puede consistir en uno
o varios sistemas de subdrenes y representa
aproximadamente de un tercio a un medio, de la
cantidad de drenes proyectados de acuerdo con el
presupuesto.
De acuerdo con los resultados de esta primera
etapa, se diseñan las siguientes etapas refnando
el diseño para obtener un resultado óptimo. Se
van colocando drenes intermedios adicionales,
según el comportamiento de los niveles freáticos
en el talud. Este método requiere de la presencia
permanente de un ingeniero especialista durante
todo el proceso de construcción y de un sistema de
monitoreo continuo.
La experiencia muestra que generalmente, se
requiere un número mayor de subdrenes que los
que se proponen en los diseños originales, debido a
que durante el proyecto, se observan algunos drenes
que producen mayor caudal y otros que pueden
producir muy poco o fujo nulo. Del mismo modo,
es común que durante la construcción, aparezcan
zonas adicionales que requieren subdrenaje.
Recolección y entrega
Otro elemento importante del diseño es la
recolección y retiro del agua a un sitio alejado
del deslizamiento. En cada dren, generalmente
se coloca una válvula removible que permite
la limpieza del tubo. Después de la válvula, es
común que se instale una conexión en forma de
T para llevar el agua a un colector principal. El
colector generalmente es una tubería de PVC de 6
a 8 pulgadas de diámetro.
Otro sistema de recolección son las cajas
colectoras en cada uno de los subdrenes, las cuales
están conectadas a un colector principal. En algunos
casos, se permite que los subdrenes horizontales
entreguen directamente a los canales. En ocasiones,
se necesitan construir estructuras de control de
erosión en las entregas del sistema de subdrenaje.
Observaciones Para Tener en Cuenta en
el Diseño
•Debe estudiarse minuciosamente el efecto de
construcción de unos pocos drenes profundos
en lugar de la alternativa (generalmente
menos costosa y en ocasiones más efectiva)
desde el punto de vista de la estabilidad del
talud, de colocar una densidad mayor de
drenes poco profundos.
•Es común que el Ingeniero se anime con la
aparición de caudales grandes en los drenes
profundos, pero éstos pueden no representar
disminuciones apreciables del nivel de agua
en la zona de falla del talud. Debe tenerse
presente que el objetivo de los drenes es abatir
el nivel del agua y las presiones de poros, no
el de proveer caudales importantes de agua.
•Los caudales reolectados dependen más
de la permeabilidad de los suelos que del
abatimiento de presiones. En las formaciones
permeables, se pueden obtener caudales de
más de 100 lt/min para drenes de 40 m de
longitud, pero generalmente, en los suelos
arcillosos, los caudales de un dren similar
varían de 0.1 a 10 lt/min con abatimiento de
algunos centímetros de cabeza por cada dren.
•El caudal inicial de un subdrén horizontal
tiende a disminuir en los días siguientes a su
colocación, pero deberá tender a estabilizarse
con los cambios normales debidos a los ciclos
climáticos.
89 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

•Además, al colocar un dren muy cercano a
otro, se puede disminuir el caudal del dren
anterior, dependiendo del régimen del agua
subterránea del talud. Algunas veces, el
caudal desaparece en las épocas secas para
aparecer de nuevo en la temporada de lluvias.
•Las perforaciones (en algunos casos)
interceptan pequeños mantos de materiales
de alta permeabilidad, aumentando en forma
importante su efciencia. Este efecto se puede
programar si se realiza un estudio geotécnico
detallado.
•En los suelos o rocas de permeabilidad grande
o cuando las cabezas de agua son altas (más
de 10 metros), su efecto es sorprendentemente
efciente y con unos pocos drenes, se logran
abatimientos grandes de cabeza y extracción
de caudales importantes de agua. Su
efectividad es menor en los suelos arcillosos,
especialmente si la cabeza de presión es
pequeña.
Figura 2.52 Uso de subdrenes horizontales para la
estabilización de terraplenes en carreteras.
Incertidumbre en el Diseño de Subdrenes
Horizontales
La mayoría de las incertidumbres en el diseño,
están relacionadas con el desconocimiento de
detalles de estructuras geológicas que determinan
el sistema de drenaje interno del agua subterránea
(Figura 2.52). Los drenes horizontales son efcientes
cuando los niveles freáticos se encuentran por
encima del pie del talud, en suelos algo permeables.
La efciencia de los subdrenes es muy baja en
las gravas o suelos de permeabilidad muy alta
en los cuales el abatimiento del nivel freático
es mínimo y en los suelos arcillosos intactos, en
los cuales no hay efecto directo de los subdrenes
sobre las presiones internas. Igualmente, ocurre
con alguna frecuencia que el dren horizontal
no intercepte materiales lo sufcientemente
permeables para obtener el efecto deseado sobre
la estabilidad del talud.
En los deslizamientos profundos con superfcie
de falla circular es difícil abatir sufcientemente los
niveles freáticos para obtener efectos signifcativos
sobre los factores de seguridad.
Procedimientos de Construcción de los
Subdrenes Horizontales
El rendimiento de las perforaciones depende del
equipo que se esté empleando y del tipo de material
(Figura 2.53). En condiciones ideales, se pueden
obtener rendimientos hasta de 50 metros/día, pero
habitualmente, el rendimiento está por debajo de
los 10 metros/día.
Como usualmente este tipo de subdrenaje se
utiliza en los suelos blandos, se requiere emplear
una tubería de revestimiento para su perforación,
debido a que se presenta con frecuencia la falla de
las paredes del fltro y en ocasiones, se difculta la
colocación de la tubería de éste.
Perforación a rotopercusión con aire a
presión
Este sistema de perforación es tal vez el más
rápido y efciente, debido a que emplea sistemas
de rotación y percusión, lo cual facilita el avance
del proceso, pero su empleo es limitado por su
costo y por la necesidad de ubicación de grandes
compresores de aire cerca del sitio de perforación.
Este sistema puede no ser efciente en los suelos
arcillosos donde se forma una masa que bloquea el
paso del aire para la perforación.

Terraplén
Drenes horizontales
Fundación
Subdrenes horizontales
Suelo y roca meteorizada
Superficie
original
Calzada
Subdrenes horizontales
Contrafuerte
de enrocado
Terraplén
de lutitas
Lutita con intercalaciones
de limolita y arenisca
Reparación de terraplén
l 75 (TN)
90 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.53 Procedimiento de construcción de subdrenes de penetración (Royster, 1980).
Perforación a rotación con agua
En este sistema, generalmente se emplean los
mismos equipos que se usan para las perforaciones
verticales y el muestreo de los suelos. Comúnmente
están montados sobre patines. Su rendimiento no
es grande, pero es el sistema más frecuentemente
empleado por su disponibilidad y facilidad de
transporte. El agua se inyecta a ratas entre 5 y
40 galones por minuto, para el enfriamiento de la
broca y para ayudar en el proceso de perforación.
Generalmente, se utiliza una broca de tricono,
que se abandona en el fondo de la perforación
cuando se ha obtenido la longitud del diseño. El
hueco se realiza con un tricono unido a la tubería
de perforación NQ. El hueco aproximadamente
es de 4½ pulgadas de diámetro y con frecuencia,
se requiere revestir la perforación. Ésta
relativamente es rápida y no se acostumbra a
tomar muestra del suelo. El agua de la perforación
retorna nuevamente para ser recirculada después
de un proceso de pre-sedimentación.

Perforación a rotación simple por medios
mecánicos (Auger)
Este sistema de perforación es sencillo, pero su
uso está limitado a los subdrenes poco profundos.
Se puede utilizar en los suelos arcillosos donde la
perforación no se cierre con facilidad. Por ejemplo,
en las cenizas volcánicas, su uso es muy común.
Perforación a percusión
El sistema de perforación a percusión se
puede emplear en materiales blandos y tiene
el inconveniente de mantener una pendiente,
especialmente cuando encuentra cantos o rocas
duras.

Control del alineamiento
Los subdrenes horizontales pueden instalarse en
grandes longitudes, pero es muy difícil controlar la
pendiente y la dirección. A medida que avanza el
proceso de perforación, la tubería tiende a doblarse
hacia adentro de acuerdo con la resistencia que
encuentre en el proceso por la presencia de rocas o
materiales duros.
Un dren de 60 m de longitud puede quedar
hasta 2 m por debajo del nivel del dren propuesto
teóricamente. En drenes muy largos, la pendiente
puede volverse negativa y aunque esto no previene
el proceso general de drenaje, tiene algunos efectos
locales. De igual forma, la presencia de bloques
o cantos de roca puede producir desviaciones
importantes del alineamiento del subdrén.
La elevación y la dirección del dren durante
la instalación, se pueden chequear realizando
pruebas de presión con mangueras; de esta forma,
se puede determinar la altura de la punta del
subdrén. Sin embargo, este procedimiento no es
preciso cuando hay pendientes negativas.
(a)
(b)
(c)
(d)
Perforar el talud
Instalar subdrén, remover
la tubería de perforación
(o cubierta externa)
Subdrén horizontal
de PVC
Instalar el revestimiento de
protección en el exterior
Desciende el
nivel de agua
Rellenar
revestimiento
Retirar el taladro
Trozo de taladro
removible
91 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Durante la perforación se debe llevar un record
de la pendiente del hueco, las presiones y los
caudales. Existen en el mercado algunos equipos
desarrollados para la industria del petróleo que
permiten detectar la posición del tubo; no obstante,
el uso de estos dispositivos es muy limitado en la
ingeniería de deslizamientos.
Uno de lo equipos más utilizados para medir la
inclinación y el rumbo horizontal, es el instrumento
medidor de direcciones “Pajari” (Figura 2.54). El
equipo es una combinación de un inclinómetro y
una brújula y permite realizar un levantamiento
interno de la perforación a medida que se ejecuta.
Estas mediciones son costosas y toman mucho
tiempo, pero por lo general, no se requiere un nivel
de precisión tan completo para garantizar el buen
funcionamiento de los subdrenes horizontales.
Figura 2.54 Ejemplo de medición de pendientes en un subdrén horizontal (a) ensayos Pajari, (b) ensayos de cabeza
de agua (Cornforth, 2005).
Colocación del ducto de drenaje
Una vez realizada la perforación, se inserta dentro
de la tubería de revestimiento el dren horizontal
con la punta tapada; posteriormente, se retira la
tubería de revestimiento de forma que el ducto del
drenaje permanezca dentro de la perforación. La
parte fnal del proceso constructivo es la colocación
del mortero o un sistema de impermeabilización
de los primeros metros del dren y su conexión al
sistema de entrega.
Difcultades en la Construcción de
los Subdrenes de Penetración
La instalación de drenes horizontales es muy difícil
en arenas limosas y en los suelos que contienen
bloques de roca, grietas abiertas o cavidades.
Las arenas limosas tienden a colapsar y formar
cavidades durante el proceso. En ocasiones, durante
la perforación, se generan coladas internas de lodos
o limos que impiden el proceso de construcción.

0 15 0 30 90 75 60
0 15 30 45 75 60
+8°
+7°
Angulo de diseño12°
10 metros
Distancia a lo largo del dren, metros
(a)
(b)
13 metros
10.5 metros
Distancia a lo largo del dren, metros
Cabeza de
agua medida
+12°
Lecturas del Pajari
Cabeza de agua medida
Dren hd - 9
Leyenda
Superficie del terreno
Tubo
Fuente
de agua
Medidor de presión
Longitud
L
Tubo plástico insertado
a travez de la tubería
de perforación
Tubería de
perforación
T
Pendiente= h
LcosT
Nota:cosTesta entre 0.95
y 1.0 para Taq
h
92 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Mantenimiento de los Subdrenes de
Penetración
Es esencial que los propietarios del proyecto
sean conscientes de que los drenes horizontales
requieren limpieza y monitoreo periódico para
mantener su efectividad. Los subdrenes pueden
taparse por sedimentación. Un elemento peligroso
es la presencia de ciertos organismos o especies
vegetales que invaden los drenes tapando los
orifcios de drenaje.
En casos de aparición de estos fenómenos, hay
que rehacer los drenes, aumentando su diámetro
y evitando la invasión de las raíces, embebiendo
en concreto los primeros metros de subdrén y
colocando tuberías de entrega en cajas con estricto
control vegetal.
El sistema de mantenimiento comúnmente
consiste en:
•Limpieza de la tubería (Figura 2.55).
•Inyección de agua a presión para limpiar
los orifcios de drenaje y remover las tortas
de material sedimentado alrededor de la
tubería. Este proceso es llamado “desarrollo
del subdrén”.
Debe tenerse cuidado de no producir fallas por
exceso de presión en el proceso de desarrollo
del sistema de subdrenes. Las bombas utilizan
presiones de cerca de 300 psi, con un fujo mínimo
de 30 galones por minuto. La punta de la manguera
que inyecta el agua recorre el tubo a una velocidad
aproximadamente de 10 m/min.
Figura 2.55 Punta de manguera para la limpieza de
los subdrenes horizontales (Ford, 1974).

Si se detectan obstrucciones, éstas pueden ser
removidas con un cortador. Entre los principales
elementos que se hay que remover, se encuentran
las raíces de los árboles.
Holtz y Schuster (1996) recomiendan realizar
mantenimiento de los drenes cada cinco a ocho
años, donde existan materiales fnos que se puedan
sedimentar o raíces que puedan crecer dentro del
dren. No obstante, se han reportado casos en los
cuales el crecimiento de las raíces puede requerir
el cambio de los drenes cada dos años. Algunas
veces, la tubería se rompe o se deforma y es
necesario rehacer los drenes.
Forrester (2001) ha sugerido que deben
limpiarse los subdrenes cada tres meses al principio,
luego al año, a los cuatro años y en forma sucesiva
cada cuatro años. Realmente no existe acuerdo
sobre cada cuanto se debe realizar mantenimiento
y se recomienda acudir a la experiencia local
realizando visitas periódicas y guardando los datos
de los procesos de mantenimiento.
Los subdrenes deben limpiarse antes de que se
reduzcan los caudales a valores que representen
amenaza de activación de un movimiento.
Figura 2.56 Diagramas de colchones de drenaje
colocados debajo de un terraplén.

A-A
30°
A
A
Sección
Boquilla
propulsora 3.175
mm de diámetro
70°
Boquilla
limpiadora 2.381
mm de diámetro
0 25.4
Escala en mm
50.8

Colchón de drenaje debajo del terraplén reconstruido
T
e
r
r
a
p
l
é
n
r
e
e
m
p
l
a
z
a
d
o
Terraplén
S
u
p
e
rfic
ie
d
e
te
rre
n
o
o
rig
in
a
l
S
u
p
e
rfic
ie
d
e
ro
c
a
Colchón y tela de filtro
Tubo colector
Colchón de
subdrenaje
Terraplén
Descapote y retiro
del material blando
0m 2m 4m
93 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Comportamiento de los Subdrenes de
Penetración con el Tiempo
El éxito de un sistema de drenes horizontales no
debe medirse por la cantidad de agua colectada
por los drenes. En un material muy permeable, el
caudal de agua recolectado puede ser muy grande,
mientras en los suelos de baja permeabilidad de
formaciones arcillosas, se obtienen generalmente
caudales muy bajos, pero aún así, el proceso de
estabilización puede ser exitoso.
El caudal recolectado por los drenes horizontales
varía generalmente con las temporadas de lluvias
o las temporadas secas. En épocas de lluvias
los caudales aumentan y en épocas de poca
pluviosidad, los caudales disminuyen y pueden
incluso desaparecer totalmente para aparecer
nuevamente, en la siguiente temporada de lluvias.
La efciencia de los drenes horizontales puede
disminuir con el tiempo, debido a que los subdrenes
tienden a taparse por acumulación de fnos u
otros materiales en las ranuras u orifcios de los
subdrenes; por lo tanto, éstos deben instalarse de
forma que puedan ser limpiados posteriormente,
con cepillos y bombeo de agua.
Maddison y Jones (2000) presentan un caso
monitoreado en el cual la efciencia del sistema de
subdrenes disminuyó más del 50% en un período
de 10 años, lo cual generó la reactivación lenta de
un deslizamiento en areniscas intercaladas con
lutitas.
COLCHONES DE DRENAJE
A las capas de material drenante que se colocan
debajo de los terraplenes, después de remover los
suelos sueltos, generalmente, se les conocen como
colchones de drenaje (Figura 2.56),
Figura 2.57 Esquema de una trinchera
estabilizadora.
Figura 2.58 Detalle esquemático de un subdrén de
pantalla (Cornforth, 2005).
Normalmente, consisten en una capa de material
grueso permeable de 20 a 50 cms de espesor,
envuelto por dos mantos de geotextil. En ocasiones,
se colocan mangueras o tuberías perforadas para
la recolección del agua captada por el colchón de
drenaje.
TRINCHERAS ESTABILIZADORAS
Las trincheras estabilizadoras son zanjas
profundas y anchas construidas frecuentemente,
con maquinaria pesada de movimiento de tierras
que en su fondo y/o paredes laterales, lleva un
colchón de fltro, un dren interceptor o un sistema
de drenes tipo Espina de Pescado.
La zanja se rellena posteriormente, con
enrocado o con material común de acuerdo con las
necesidades específcas del caso. Generalmente,
la trinchera se excava a profundidades superiores
a las de la superfcie de falla (Figura 9.27).
Este tipo de subdrenes ocasionalmente, no
ha tenido éxito porque al excavar se activan
deslizamientos de tierra de gran magnitud. El
sistema de trinchera trabaja como un dren
interceptor profundo y en su diseño deben tenerse
en cuenta los requisitos de este tipo de drenes.
La trinchera estabilizadora se puede diseñar
como una llave de cortante profundizándola por
debajo de la superfcie de falla y utilizando su
capacidad de resistencia al cortante para aumentar
el factor de seguridad.

Deslizamiento
Trinchera de
subdrenaje
Terraplén
Nivel freático
Superficie de falla

Corte original del talud
Suelo movidos
Cuneta de borde
Filtro grueso
Filtro fino
Remover suelos
sueltos
Suelo impermeable
Suelo impermeable
94 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Fotografía 2.7 Pantallas de drenaje en gaviones.
95 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
PANTALLAS DE DRENAJE
Las pantallas de drenaje son estructuras similares,
en apariencia, a un muro de contención, las cuales
se colocan sobre la superfcie del talud con el
objetivo principal de impedir que se produzca
erosión, ocasionada por las exfltraciones de agua
subterránea (Figuras 2.58 a 2.60 y fotografía 2.7).
Los subdrenes de pantalla interceptan el agua
en los aforamientos y la conducen a un sistema
de recolección. Los materiales utilizados deben
cumplir condiciones de fltración y al mismo
tiempo, deben garantizar la estabilidad general de
las pantallas de drenaje. Las pantallas de drenaje
constan de tres elementos básicos:
Filtro sobre la superfcie del talud
Este fltro puede ser material granular o geotextil
con material grueso, el cual se coloca cubriendo
toda el área de exfltraciones. El fltro debe
cumplir las especifcaciones indicadas para
fltros en los subdrenes de zanja. El espesor de
la capa del fltro generalmente es superior a 30
cms o puede emplearse un geotextil que cumpla
especifcaciones como fltro. Es muy importante
que se tenga un control estricto para garantizar
que el material utilizado como fltro, no tenga
más del 3% de fnos y de esta manera facilitar, el
fujo del agua.
Figura 2.59 Alternativa de pantalla de drenaje.
Estructura de contención o retención
Esta estructura tiene por objeto mantener en su
sitio, al fltro y ayudar a la contención de la masa
de suelo sobre la cual actúa el gradiente hidráulico,
al aforar el agua. La estructura de contención
puede ser un muro en gaviones, enrocado, muro
criba, etc.
Subdrén colector
Este subdrén se coloca en el pie del talud para
recoger el agua captada por la pantalla y conducirla
a un sitio seguro.
Objetivos de las Pantallas de Drenaje
Las pantallas de drenaje pueden cumplir algunos
de los siguientes objetivos:
•Evitar la formación de cárcavas de erosión en
los sitios de aforamiento de agua
•Captar el agua aforante y conducirla
•Servir de contrapeso para la estabilidad
general de la masa del talud
•Conformar el talud mejorando sus condiciones
de estabilidad y estética
•Actuar como estructura de contención
propiamente dicha

Ver detalle b
Zanja
impermeabilizada
Explanación
preparada
Subdrenaje
intermedio
(ver detalle a)
Colchón de drenaje
mínimo 457.2 mm
Detalle del colchón de drenaje
Subdrenaje
(ver detalle a)
Explanación
preparada
Zanja impermeabilizada
(típica)
Suelo de baja
permeabilidad
Colchón de
drenaje
Contrafuerte de
tierra compactada
Detalle b - Superficie cerrada
Detalle a - Colchón de subdrenaje
Pendiente de drenaje
Mínimo 2%
Mínimo 50.8 mm
de cobertura
Mínimo
25.4 mm
Mínimo
25.4 mm
96 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.60 Ejemplos de subdrenes de pantalla.
GALERÍAS DE DRENAJE
La galería de drenaje es un túnel cuyo objetivo
específco es disminuir las presiones de poros
y controlar las corrientes profundas de agua
subterránea en un talud (Figuras 2.61 y 2.62).
El uso de galerías de drenaje es para mejorar las
condiciones de estabilidad de los taludes, para el
caso de presiones muy altas de poros y es común
para la estabilización de los grandes deslizamientos
(Valore, 1996) (Fotografía 2.8). Las galerías de
drenaje son empleadas especialmente, en los
grandes proyectos hidroeléctricos.
Los túneles de drenaje para la remediación
de deslizamientos normalmente se excavan por
métodos manuales, iniciando en la salida inferior
del túnel, de forma similar como se hacen los
túneles para los proyectos de minería.
Si el material del talud es autoportante, no
se requieren entibados, pero es común que se
coloquen travesaños y apoyos de madera, en las
zonas donde se presentan problemas para la
estabilidad del túnel.
Ocasionalmente, se puede necesitar elementos
de soporte en concreto armado o una estructura
metálica. Cuando una galería es construida en
materiales meteorizados, hay que colocar un
soporte permanente, en forma de concreto lanzado
reforzado.
En este caso, la pantalla de concreto debe estar
colocada sobre un sistema de drenaje diseñado
con sus respectivos lloraderos para facilitar el
proceso de salida del agua que se va a drenar.
Generalmente, los túneles para la estabilización
de los deslizamientos se dejan expuestos a la
atmosfera. Sin embargo, en ocasiones los túneles
se rellenan con grava que actúa como fltro y
elemento de contención interna.
En algunos países las medidas de seguridad
exigidas por los códigos difcultan o imposibilitan la
construcción de túneles para la estabilización de los
deslizamientos. Como alternativa a la excavación
manual, se pueden utilizar máquinas tuneleadoras
para microtúneles (MTBM), las cuales se manejan
generalmente a control remoto.
Estas máquinas son similares a las grandes
máquinas tuneleadoras con una cabeza que
corta y un sistema de excavación y retiro de los
materiales. Las microtuneleadoras presentan
muchos problemas cuando se encuentran grandes
bloques de roca dura, o cuando aparecen mantos
blandos de limo, arena o grava.
Criterios para el Diseño de Galerías de
Drenaje
•La fjación de su ubicación requiere un estudio
geotécnico detallado.
•La sección del túnel se hace de un tamaño lo
sufcientemente grande para acomodar los
trabajadores, facilitar su construcción y para el
paso de carretillas o de carros manuales sobre
rieles. Una sección típica es de 1.5 m de ancho
por 2.2 m de altura (diámetro equivalente
de 2 m), con pendiente entre 1% y 3%.
•Generalmente, se recomiendan diámetros
equivalentes de túnel de 1/20 de altura
del talud. Si se requieren teóricamente
diámetros muy grandes, este efecto se puede
suplir colocando pozos verticales y drenes de
penetración dentro de la galería.

Cantos de 7.62
cm a 15.24 cm
Geotextil
Arena
Muro en gaviones
c) Subdrén y Gaviones
Geotextil
Canaleta
b) Filtro y Relleno
a) Pedraplén
Roca, balastro, etc.
Canaleta
Talud
Tubería
Geotextil
Subdrén
Suelo
Material de drenaje
1m
1m
1m
97 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

Figura 2.61 Efecto de una galería de drenaje sobre las líneas piezométricas en un gran deslizamiento. (a) Antes
de la galería. (b) Después de construida la galería (Eberhardt y otros, 2007).
Fotografía 2.8 Túnel de drenaje para estabilizar el deslizamiento del estribo de un viaducto en la vía a Acapulco
en México.

1600 m
1500
1400
1300
1200
1600 m
1500
1400
1300
1200
Nivel freático
Dirección de circulación
Equipontencial observado
Contorno equipontencial (intervalos de 100 m)
A
N 25°W
A'
S 25°E
(a)
(b)
Nivel freático
Dirección de circulación
Equipontencial observado
Contorno equipontencial
(intervalos de 100 m)
98 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.62 Evolución de la línea de nivel freático al
construir una galería de drenaje.
Figura 2.63 Pozos verticales de drenaje con subdrenes
de penetración en el terraplén de una carretera
(FHWA, 1988).
•Las galerías de drenaje se colocan
generalmente, por debajo de la posible zona
de falla y en la parte inferior del acuífero que
se desea controlar.
•Los túneles de drenaje deben diseñarse de
forma que intercepten las zonas de alta
permeabilidad o de recarga, para disminuir
los niveles de agua subterránea de un
deslizamiento.
•Los túneles de drenaje deben ser diseñados
para que drenen por gravedad.
•Cuando la permeabilidad de los materiales
en sentido vertical es mayor debido a la
orientación de las discontinuidades, el agua
fuye fácilmente hacia la galería, pero cuando
la orientación de los estratos es horizontal, el
agua puede pasar por la galería sin fuir hacia
ella.
En estos casos, hay que construir pozos
verticales o subdrenes inclinados desde la
galería, para interceptar las zonas de fujo.
Entre más alto el pozo vertical, su efecto es
mayor.
Para determinar la posición más efectiva
de la gradería y las obras adicionales, hay
que realizar un estudio detallado de las
características hidrogeológicas del talud que
se va a drenar.
POZOS VERTICALES DE DRENAJE
Los pozos verticales de drenaje son perforaciones
verticales abiertas que tratan de aliviar las
presiones de poros cuando los acuíferos están
confnados por materiales impermeables como
puede ocurrir en las intercalaciones de lutitas y
areniscas.
La principal función de los pozos verticales de
drenaje o de alivio de presiones, es la disminución
de las presiones de poros en mantos profundos que
no pueden alcanzarse utilizando drenes de zanja o
drenes horizontales (Figura 2.63).
El pozo es perforado mediante un equipo
estándar para la construcción de pilas. Algunas
veces, se pueden necesitar entibados para prevenir
el derrumbe de las paredes o la colocación de una
pared metálica o tubo vertical.
Los subdrenes verticales de gravedad son objeto
de limitaciones de tipo ambiental, debido a que
pueden transferir agua de un acuífero a otro pero
en algunos países, esta práctica no se permite.

1= Inicial
4 = t = 4000 Horas
2 = t = 400 Horas
3 = t = 1000 Horas
5 = t = Tiempo largo
Galería
50 m 0
5
4
3
2
1

Material drenante
Escalera
Revestimiento
Impermeabilización del fondo
Anillo
Tope del pozo
2000 mm
Colector de fondo en PVC
Drenes subhorizontales
99 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.64 Pozos verticales de drenaje con subdrenes
de penetración en el terraplén de una vía (FHWA, 1988).
Pozos verticales con subdrenes de
penetración
Los pozos verticales con drenes horizontales para
captar el agua alrededor de una circunferencia de
gran diámetro, (Figura 2.64) son muy efcientes.
En esta técnica se construye un pozo vertical y
dentro de éste, se colocan en forma radial, grupos
de drenes horizontales (Figuras 2.65 a 2.69).
Los drenes horizontales conducen el agua al
pozo vertical y pueden ser desaguadas bien sea
por gravedad o por bombeo.
Figura 2.65 Principio de un sistema de pozo vertical con drenes horizontales para la estabilización de los
deslizamientos (Cornforth, 2005).
Los pozos que drenan por gravedad generalmente,
son más efcientes y requieren menor
mantenimiento que los pozos que drenan por
bombeo. Por la razón anterior, se recomienda que
los pozos verticales no sean demasiado profundos
para permitir el drenaje por gravedad.
Pozos interconectados
La utilización de grupos de pozos verticales que
drenan por gravedad ha aumentado en los últimos
años, debido a que adicionalmente al efecto de
drenaje, ayudan al control de asentamientos
de consolidación en los casos de los terraplenes
sobre suelos blandos (Holtz, 1991). El sistema
consiste en la construcción de drenes horizontales
que interceptan el sector inferior de los pozos
verticales. Esta tecnología ha sido utilizada con
éxito en Italia (Bruce, 1992).
La tecnología Rodren aplicada en Italia,
consiste en pozos verticales de diámetros entre
1.5 y 2.0 metros espaciados 5.0 a 8.0 metros e
interconectados en su base por un tubo colector.
Los drenes colectores se instalan mediante la
perforación de drenes horizontales dentro del
diámetro del pozo vertical. Este sistema de
drenaje permite drenar a grandes profundidades
sin necesidad de perforar zanjas continuas y
además, es accesible para la inspección y el
mantenimiento.

C
B
A
bombeo
Suelo superficial
Nivel Freático
Círculo
de falla
límite efectivo de
drenajes horizontales
dren Horizontal
Drenaje de
gravedad
Pozo
Dren horizontal lo más
bajo posible de la
superficie

Dren vertical Dren horizontal
Cimentación
Relleno
Tierra y zanja pavimentada
100 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.66 Esquema en planta y sección de la estabilización de un deslizamiento empleando pozos verticales con
subdrenes horizontales (Peterson y otros, 1998).
Figura 2.67 Combinación de pozos verticales y subdrenes horizontales.

O
c
e
a
n
o

P
a
c
í
f
i
c
o
Tubería de
descarga
Región de roca
Tubería
de
descarga
Límites
del
deslizamiento
a)
Realineamiento
de la
autopista
Corte del
talud
Graben
Escarpe principal
Norte
0 150
Escala en metros
b)
Dren de descarga
para el pozo
Drenes horizontales dentro
del drenaje del pozo
(Tres niveles)
Pozo vertical
Autopista
Drenes horizontales
convencionales
Superficie
de falla
0 150
Escala en metros
C
L
Excavación
Corte
Drenes
Horizontales
Suelo inestable
Pozos verticales
Drenes horizontales
Pozos
Vía
Terraplén
Suelo natural
101 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Figura 2.68 Pozos verticales conectados con ductos horizontales de PVC para desagüe (Colotta, 1988).
Figura 2.69 Construcción de ductos de conexión entre
pozos verticales.
Generalmente, en el sistema de drenaje algunos
pozos son utilizados para drenaje, los cuales se
llenan con material fltrante pero otros se han
empleado para la inspección y mantenimiento.
También ha sido utilizada una tecnología
similar consistente en caissons acampanados
conjuntamente con drenes horizontales (Woodward
Clyde Consultants, 1994). Las excavaciones
se llenan con material de fltro y algunas veces,
se construyen de forma que las puntas de las
campanas se interceptan para producir un drenaje
entre campana y campana (Figura 2.70).
Pozos con drenaje por sifón
El uso de los sistemas de sifón para el drenaje de
los pozos verticales, también ha sido usado, pero
existen dudas serias sobre su funcionalidad con el
tiempo (Figura 2.71).
La utilización de drenes verticales con bombeo,
aunque es empleada universalmente, presenta
los problemas de mantenimiento y operación del
sistema de drenaje.
Geodrenes verticales
Los geodrenes verticales se usan generalmente
para facilitar el asentamiento de los suelos blandos,
pero también se pueden utilizar para aliviar las
presiones artesianas y de esta forma, aumentar la
resistencia del suelo. Los geodrenes generalmente
contienen un sistema conductor interno en tubería
o geomembrana y un geotextil alrededor. El
núcleo plástico es un sistema de canal interno con
perforaciones para la entrada del agua.
Los geodrenes verticales se colocan por sistemas
de martillo, rotación o presión y existen máquinas
especializadas para esta labor. La principal
difcultad con estos drenes es la presencia de
bloques de roca dura que impiden su colocación.

Limo
Arenoso
Terraplén
Pozos de Drenaje
Fracturado y Estratificado
Perforación de Precisión
330
340
350
360
370
E
l
e
v
a
c
i
ó
n

m

Revestimiento
Temporal
Perforador
Colector de
Fondo en PVC
102 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.70 Pozos verticales acampanados que
se traslapan en el pie (Colorado Department of
Transportation).
Criterios para el Diseño de Pozos
Verticales
•Los pozos verticales tienen generalmente un
diámetro externo de 16 a 24 pulgadas, con un
tubo perforado de 4 a 8 pulgadas de diámetro
en el interior de la perforación. En algunas
ocasiones se hace uso de drenes hasta dos
metros de diámetro (Collota, 1988). El espacio
anular entre la perforación y el tubo se llena
con material de fltro.
Figura 2.71 Pozos verticales de sub-drenaje utilizando un sistema de bombeo y sifón.
•El espaciamiento entre los pozos es muy
importante porque afecta su efciencia y el
costo del sistema y depende de la estructura
de las formaciones. Los espaciamientos más
comunes varían de 3 a 15 metros.
•La profundidad de los pozos depende del
espesor de la zona inestable y la estabilidad
requerida. Se conoce de drenes hasta de 50
metros de profundidad (Abramson 1996). Beer
(1992) reporta un caso en el cual se instalaron
sistemas de drenaje Rodren a profundidades
de 52 metros con espaciamientos entre pozos
de 15 metros.
•El sistema de pozos puede drenarse
interconectándolos por drenes de penetración
o por medio de una galería de drenaje o
empleando un sistema de sifón. También, se
pueden drenar mediante el bombeo.
•Si aparecen juntas verticales es posible que
los pozos no intercepten las presiones de agua,
como sí ocurre cuando el drenaje natural de
la formación es horizontal. Debe tenerse en
cuenta que es más efectivo incrementar el
número de pozos que aumentar el diámetro.

0.6m min
0.3m min
2m min
0.3m min
Arena
Flujo
Lutitas

Valvulas
1 2 3 - etc.
Sifon
Base
2 a 3"
Vertedero
Tubo
Perforaciones
Superficie de diseño
Base
8"
Tubo 8"
103 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Pozos de Alivio
Los pozos de alivio se instalan para bajar las
presiones de agua en condiciones artesianas.
Las cabezas artesianas se desarrollan cuando un
estrato permeable se encuentra cubierto por un
estrato impermeable que atrapa las presiones e
impide su disipación.
La presencia de las presiones artesianas
representa un problema general de inestabilidad o
un riesgo para que se produzcan volcanes de arena
o de erosión por salida de agua a presión. Este
problema puede mitigarse instalando unos pozos
verticales con bombeo o simplemente, reduciendo
la cabeza artesiana con la presencia de los pozos
de alivio.
Otro uso común de los pozos de alivio es en
la disminución de las presiones en los estratos
permeables (aguas abajo) de las represas; de esta
forma, se garantiza la estabilidad de los taludes.
Generalmente, se colocan líneas de pozos de
alivio a determinadas distancias para reducir las
presiones internas. En ocasiones, se construyen
pozos de alivio inclinados, de forma que sean
más efcientes para la disipación de las presiones
artesianas (Figura 2.72). Incluso, puede darse
el caso de que se utilicen subdrenes horizontales
como pozo de alivio.
Figura 2.72 Reducción de presiones artesianas con el uso de pozos de alivio inclinados (Cornforth, 2005).
En todos los casos, se necesita que el pozo penetre
totalmente dentro del manto permeable. Debe
tenerse en cuenta que puede requerirse encamisado
permanente en la perforación.
Pozos de Drenaje por Bombeo
La técnica de construir pozos para bombeo de agua
se utiliza generalmente, para la estabilización
temporal de los taludes y ocasionalmente, para
la estabilidad permanente. Con frecuencia se
requiere abatir temporalmente, los niveles freáticos
para permitir la construcción de estructuras de
contención, zanjas de drenaje y otro tipo de obras.
Figura 2.73 Flujo de agua hacia un pozo de bombeo en
un talud.

B
h1
C
A
Suelo permeable
circulando bajo la cabeza
de la presión artesiana
Suelo
impermeable
D
Superficie
de suelo
Cabeza artesiana
en el punto A
h2
h3

Nivel
freático
Límite de
la zona
Bombeo
A
c
u
í
f
e
r
o
Zona de
abatimiento
104 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.74 Abatimiento del nivel de agua en un pozo
de bombeo (Driscoll, 1986).
En estos casos, la colocación de pozos de drenaje
puede ser una alternativa muy efciente,
especialmente porque se pueden ajustar los
volúmenes de bombeo y el número de pozos
hasta obtener el resultado deseado. El diseño de
un sistema de pozos de bombeo para estabilizar
deslizamientos generalmente se realiza a criterio
del ingeniero y sin un cálculo detallado. (Figuras
2.73 y 2.74).
Para la mayoría de los deslizamientos, los
pozos de bombeo son sistemas temporales que se
pueden ajustar en el campo y que no requieren de
un análisis sofsticado.
Cornforth (2005) recomienda utilizar la información
de los libros de Driscoll (1986) y Powers (1992).
Sistemas Reticulados de Abatimiento del
Nivel de Agua
La técnica del abatimiento del nivel freático
con sistemas reticulados de pozos de bombeo,
se utiliza en forma extensiva para garantizar la
estabilidad de excavaciones temporales en zonas
con presencia de niveles de agua poco profundos,
especialmente en depósitos de gravas, arenas
y limos. Ocasionalmente, también se emplean
los sistemas de bombeo para abatir los niveles
freáticos en los depósitos de arcillas.
Los sistemas de pozos de bombeo son muy útiles
cuando aparecen depósitos de capas delgadas de
arena o grava, intercaladas con mantos de arcilla,
como es común en los depósitos aluviales de los
ríos. Para que el sistema sea efciente, se requiere
que las permeabilidades de los materiales se
encuentren entre 10
-3
y 10
-5
cm/s.
El sistema consiste en la instalación de un
grupo de pozos poco profundos conectados con
una manguera a un sistema de bombeo. El
espaciamiento entre puntos varía normalmente,
entre 1 y 3 metros. El bombeo genera un vacio
parcial en los pozos y el agua sube para ser
posteriormente extraída. Los sistemas de pozos
de bombeo son fáciles de instalar y el número de
pozos puede aumentarse o disminuirse de acuerdo
con las condiciones encontradas en el sitio, en el
momento de su construcción.
Figura 2.75 Construcción de un sistema de bombeo para excavaciones en dos etapas (Driscoll, 1986)

Arena
Grava
Arena
Depósito
Filtro
Pozo de
observación
Nivel de agua
estático
Pozo de Producción
Salida
Radio de influencia R
sello
Curva de
descenso
Cono de
abatimiento
Bombeo del nivel de agua
Recubrimiento del filtro
Cubierta del pozo
Pozo

Tubería principal
a)
b)
Primera etapa
de excavación
Nivel de agua
estático
Nivel de agua
mientras es bombeado
Pozo
Tubería principal
Pozo
Excavación
completa
Nivel de agua
durante la segunda
etapa de bombeo
105 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
Generalmente, este sistema de abatimiento del
nivel freático utiliza pozos hasta de 5 metros de
longitud y se puede requerir diseñar terraceos
con la colocación de sistemas paralelos de bombeo
como se muestra en la fguras 2.75 y 2.76.
El abatimiento de niveles freáticos con sistemas
de puntos de bombeo se utiliza con mucha
frecuencia para la ejecución de excavaciones y para
la construcción de llaves de cortante, contrapesos
por remplazo, subdrenes de zanja y otro tipo de
excavaciones. En ocasiones, se requiere el sistema
de bombeo mientras se construyen obras de
estabilización defnitiva.
Es común que al suspender las actividades de
bombeo se presente inestabilidad en la excavación.
En este caso, hay que diseñar y construir obras
adicionales de contención en el pie de los taludes
como se muestra en la fgura 2.77.
SUBDRENAJE DE ESTRUCTURAS
DE CONTENCIÓN
Con excepción de las paredes para sótanos que se
diseñan para resistir las presiones del agua, es una
práctica necesaria de ingeniería la construcción de
un subdrenaje adecuado detrás de los muros (Figura
2.78). El sistema de drenaje debe diseñarse para
el fujo esperado sin que se presente taponamiento
del sistema. Para prevenir el taponamiento, debe
emplearse un material de fltro de acuerdo con el
tipo de suelo detrás del muro.
El sistema de drenaje consiste en colchones
de drenaje, pantallas, subdrenes, interceptores
o incluso subdrenes horizontales de penetración.
Figura 2.76 Uso de puntos de bombeo como complemento de los pozos de bombeo profundos en excavaciones (Powers,
1992).
Figura 2.77 Métodos para estabilizar el pie de una
excavación después de un proceso de abatimiento de
nivel freático por bombeo (Powers, 1992).
Para los casos en los cuales la pared es impermeable
como sucede con los muros de concreto, se deben
construir huecos de drenaje o lloraderos para
impedir que se genere una presión de poros
exagerada detrás de la pared.
Los lloraderos normalmente tienen un diámetro
de 75 mm y un espaciamiento no mayor de 1.5
metros horizontalmente y un metro verticalmente.
La hilera más baja de lloraderos debe estar
aproximadamente a 30 centímetros por encima
del pie del muro.

H
Arena
Arcilla
h1
h2
Zanja
Pozo
Pozo profundo
Nivel original de
agua
Nivel de agua predrenado
(resultado de los pozos
profundos)
Nivel de agua predrenado
(después de instalados
los pozos de punta)

Excavación
diseñada
Nivel original
de agua
Nivel de agua
predrenado
Arena
Arcilla
Sacos de
arena
Canal que
recoge la
filtración
Geotextil
Grava
a) Método 1, sacos de arena
b) Método 2, Subdrén de grava
(i)
(ii)
(iv) (a)
(iii) (a)
(iv) (b)
(iii) (b)
106 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Figura 2.78 Subdrenaje de muros de contención.
Figura 2.79 Drenaje por electro-osmosis.
DRENAJE POR ELECTRO-ÓSMOSIS
Desde mediados de los años 1930s, Casagrande
introdujo el concepto de electro-ósmosis a la
literatura geotécnica (Figura 2.79). Aunque este
sistema ha sido exitoso en numerosas ocasiones
(Casagrande 1947, 1952, 1953), el proceso no ha
sido muy utilizado, probablemente por los costos de
instalación del sistema y algunas incertidumbres
técnicas sobre el proceso.
En el sistema de electro-ósmosis se hace fuir
corriente directa de ánodos a cátodos enterrados
en el suelo. Los ánodos generalmente son varillas
de acero clavadas en el suelo y los cátodos son
tubos metálicos. El gradiente eléctrico produce
un fujo de agua a través del suelo desde el ánodo
hasta el cátodo de donde se remueve por bombeo o
por gravedad. El incremento en la resistencia al
cortante, se obtiene principalmente, del aumento
en el esfuerzo efectivo por acción del fujo del agua.
Lo y otros (1991) diseñaron electrodos de
cobre especiales para prevenir acumulación de gas
alrededor del ánodo y permitir el fujo libre del agua
desde el cátodo, sin necesidad de bombeo. Cuando
se suspende la corrient, también desaparece el
efecto estabilizante.

Concreto
impermeabilizado
Superficie
revestida
Lloraderos
Filtro
Tubo de salida
Mortero pobre
Fondo impermeable
para el filtro y
Tubo colector
Material de filtro
capa 2
Aprox.
60 cms
Concreto
Filtro capa 2
Filtro capa 1
a) Muro en voladizo
b) Muro Gravedad
Material de filtro
capa 1

Cátodo, puede ser un tubo perforado
Nivel freático original
Anodo, usualmente una
varilla de acero
El agua fluye de ánodo a cátodo
107 OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE
REFERENCIAS CAPÍTULO 2
AASHTO (1999). “Highway drainage guidelines”.
Washington DC.
Abramson L.W., Lee T.S., Sharma S., Boyce G.M., (1996)
“Slope stability and stabilization methods”. Wiley-
Interscience, p.628.
Barrett, R.K. (1979) “Use of Horizontal Drains: Case
Histories from the Colorado Division of Highways”.
Colorado Division of Highways, District III, Grand
Juntion, Colorado.
Beer P., Hegg U., Manassero V. (1992) “Landslide
stabilization at Ancona, Italy, by deep drainage
wells”. Proceedings of the sixth international
symposium on Landslides, Christchurch, pp. 663-
670.
Bertram G. E. (1940) “An experimental investigation of
protective flters”. Harvard University. Cambridge.
Publ. 267, serie 7.
Brawner C.O., R. Pakalnis (1982). “Vacuum Drainage
to Stabilize Rock Slopes in Mining Projects”. 1st
International Mine Water Conference. Budapest,
Hungary, April.
Bromhead E.N. (1984) “An analytical solution to the
problem of seepage into counterfort drains” Canadian
Geotechnichal Journal vol. 21 p 657-662.
Bromhead, E.N. (1986). “The Stability of Slopes”.
Chapman & Hall, New York, 374pp.
Bruce, D.A., (1992). “Two New Specialty Geotechnical
Processes for Slope Stabilization”, Proceedings:
Stability and Performance of Slopes and Embankments
– II, ASCE Geotechnical Special Publication No. 31,
Berkeley, California, pp. 1505 – 1519.
Casagrande L. (1947). “The applications of electro-
osmosis to practical problems in foundations and
earthwoks”. London, DSIR, Building Research,
Tech. Paper 30
Casagrande L. (1952). “Electro-osmotic stabilization of
soils”. J Boston Soc. Civ. Engrs, 39, 1, 51-83
Casagrande L. (1953). “Review of past and current work
on electro-osmotic stabilization of soils” Harvard Soil
Mech, Series 45
Choi, E.C.C. (1977) “Seepage around horizontal drains-
two and three dimensional fnite element analysis”.
Hong Kong Engineer, Vol. 5, No. 9 pp. 35-39.
Collota, Manassero T.W., Moretti P.C., (1988), “An
Advanced Technology in deep drainage of slopes”.
Proc., Fitfth international Symposium on landslides,
Lausanne, A.A. Balkema, Rotterdam, Netherlands,
Vol.2, pp. 887-892.
Cornforth. D.H., (2005), “Landslides in Practice”,
Investigations, Analisis, and Remedial/Preventative
Opcions In Soil.Jhon Wiley and Sons inc.. 596 p.
Driscoll, F.G. (1986). “Groundwater and Wells” 2ad
ed. Johnson Filtration Systems, Inc., St. Paul,
Minnesota, 1089 pp.
Eberherdt, E., Bonzanigo, L., Loew, S., (2007) “Long-term
investigation of a deep-seated creeping landslide in
crystalline rock. Part II. Mitigation measures and
numerical modelling of deep drainage at Campo
Vallemaggia”. Can. Geotech. J. 44: pp 1181-1199.
FHWA (1988) “Highway slope maintenance and slide
restoration workshop” FHWA U.S. Department of
transportation. Report FHWA-RT-88-040.
Ford, W.H. (1974). “Low Pressure Jet Cleaning of Plastic
Drains in Sandy Soils”. Transactions, American
Society of Agricultural Engineers, Vol 17, pp. 895-
897.
Forrester, K. (2001) “Subsurface Drainage for Slope
Stabilization”. ASCE, Press. Virginia, 208, pp.
Geotechnical Engineering Offce (1984) “Geotechnical
manual for slopes”. Hong Kong, 306 p.
Geotechnical Engineering Offce (1993) “Review of
granular and geotextile flters”. Hong Kong, 141 p.
Holtz, R.D.M.B. Jamiolkowski, R. (1991). “Prefabricated
vertical drains: Design and Performance”. CIRIA
Series. Butterworth-Heineman, London, 131 pp.
Hutchinson, J. N. (1977), Assement of the Effectiveness
of Corrective Measures in Relation to Geological
Conditions and Types of Slope Movement. Bulletin of
International Association of Engineering Geologist,
Vol 16 pp. 131-155.
Japan road Association (1984) “Manual for Slope
Protection”. Highway Earthwork Series. Masonic
39 Mori Building 2-4-5 Azabudai, Minato-ku Tokyo
Japan.
Kenney, T.C., Pazin, M., Choi, W.S. (1977) “Design of
horizontal drains for soils slopes”. Journal of the
Geotechnical Engineering Division, ASCE, Vol. 103,
pp. 1311-1323.
Lawson, C.R. (1982). “Filter Criteria for geotextiles:
relevance and use”. Journal of Geotechnical
Engineering, American Society of Civil Engineers,
Vol. 108, pp1300-1317. Discussion, Vol. 109, 1983,
pp 1634-1637.
Lo, K.Y., Ho H.S., Inculet I.I. (1991). “Field test of
electroosmotic strengthening of soft sensitive clays”.
Canadian Geotechnical Journal, Vol. 28, pp. 74-83.
Long, M. T. (1986) “Camp Five Slide Exploration, Design
and Construcion of a Horizontal Drain Solution”.
Proceedings, 22nd Symposium on Engineering
Geology and Soils Engineering, Boise Idaho, pp 246-
265.
Maddison J.D., Jones D. B. (2000) “Long-term
Performance of wells and bored Drains used in
landslide remediation”. 8th international symposium
on landslides Cardiff. pp. 975-980.
McCullah, J. (2001) “Biotechnical Soil Stabilization
for Slopes and Streambanks”. IECA professional
Development Course. Training Manual. Las vegas.
177p.
Mejía, F.F. (1999), “Hidrología e hidráulica”. Manual
para el control de la erosión. Corpocaldas. INVIAS,
Manizales. Colombia P 78-117.
Millett, R.A., Perez, J.Y. y Davidson, R.R. (1992). “U.S.A.
Practice Slurry Wall Specifcations 10 years later”.
Slurry Walls: Design Construction and Quality
Control. ASTM STP 1129, pp 42-66.
108 DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Peterson, G. L., Scofeld, D. H., Squier, L. R. y Toor, F.
(1998). “Engineering Geology and Drainage of the
Arizona Inn Landslide, U.S. Highwat 101, Southern
Oregon Coast”. Environmental, Groundwater and
Engineering Geology. Aplications from Oregon.
Edited by Scott Burns. Star Publishing Company,
Belmont, California, pp 231-248.
Powers, J. P. (1992). “Constrution Dewatering: A Guide
to Theory and Practice”. John Wiley & Sons, New
York, 484 pp.
Prellwitz, R.W. (1978). “Analysis of parallel drains for
highway cut-slope stabilization” Proceedings of the
sixteenth Annual Engineering Geology and Soils
Engineering Symposium, boise, Idaho, pp. 153-180.
Royster, D.L. (1980). “Horizontal Drains and Horizontal
Drilling: An Overview”, 59th Annual Meeting of
transportation Research Board, Washington, DC.
21, pp.
Santi P. M., Elifrits C. D. Liljegren J. A. (2001) “Design
and Installation of Horizontal Wick Drains for
Landslide Stabilization” Transportation Research
Record 1757 Paper No. 01-0172
Sherard, J. L., Dunnigan, L. P., and Talbot, J. R. (1984).
“Basic properties of sand and gravel flters.” J.
Geotech. Eng., 110(6), 684–700.
Schuler U., Brauns J. (1992). “Behaviour of coarse
and well-graded flters”. Proceedings of the frst
international conference geo-flters. Karlshue-
germany. pp. 3-26.
Stanic, B. 1984. “Infuence of Draining Trenches on Slope
Stability”. Journal of Geotechnical Engineering,
ASCE, Vol, 110, No 11, November, pp. 1624-1636.
Terzaghi, K., Peck R. (1948) “Soil mechanics in
engineering practice”. John Wiley and Sons, New
York.
Terzaghi K., Peck R. (1967). “Soil Mechanics in
Engineering Practice”. 2
nd
ed. Jhon Wiley and Sons,
New York. The frst edition was published in 1948.
United States Bureau of Reclamation (USBR). (2003).
“Design of small dams”, Oxford
U.S. Army Corps of Engineering (1953). “Filter
Experiments and Design Criteria”. Waterways
Experiment Station, Technical Memorandum No. 3
– 360, United States Corps of Engineers, Waterways
Experiment Station, Vickburg, 52p.
Valore C., Farulla C.A. (1996) “Evolution of safety
conditions of slopes stabilised by drainage galleries”.
Proceedings of the Seventh International Symposium
on landslides. Trondheim, pp.1817-1822.
Woodward Clyde Consultants, (1994). “Letter to Parsons
Brinckerhoff Quade & Douglas, Inc., concerning
remedial measures to repair the landslide at
California State Road 4 at Willow Pass.”
Zaradny, H., Feddes R.A. (1979) “Calculation of
non-steady fow towards a drain in saturated-
unsaturated soil by fnite elements”. Agricultural.
Water Management. 2:37

48

DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN

Ca na l

Ta lu d

Talu
de co rte

d de l sue

lo in

icial
Ta lud

de

ter

ra

plé n

Figura 2.2 Sistema de subdrenes franceses utilizados en la primera mitad del siglo 20.

• Canales, cunetas y “Box Coulverts” de las vías, los cuales deben limpiarse, repararse y si se requiere deben ampliarse (Fotografía 2.1). • Canales de cuerpo de agua. Se necesita garantizar la impermeabilidad para evitar las infiltraciones.

Sistemas de Drenaje y Subdrenaje

La tecnología del drenaje y subdrenaje ha progresado mucho desde los subdrenes franceses de inicios del siglo 20 (Figura 2.2). Existe una gran cantidad de técnicas para el manejo de las aguas en los taludes y cada uno de esos sistemas tiene una serie de variantes. Por lo tanto, el ingeniero posee varias alternativas y combinaciones para el control, tanto del agua superficial como del agua subterránea. Fotografía 2.1 Para la estabilidad de los taludes es muy importante el mantenimiento y limpieza de las obras de drenaje y subdrenaje.

OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

49

Los sistemas más comunes para el control del agua son: • Zanjas de coronación o canales colectores (Drenaje superficial). • Subdrenes de interceptores. zanja o subdrenes

Obras Provisionales de Drenaje

• Subdrenes horizontales o de penetración. Adicionalmente, existen otros sistemas,descritos en el presente capítulo. La efectividad de cada uno de los sistemas varía de acuerdo con las condiciones hidrogeológicas y climáticas. El volumen de agua recolectada por los sistemas de subdrenaje no es necesariamente un indicativo de su efecto, debido a que en los suelos poco permeables, se puede obtener una reducción muy importante en las presiones de poros y por lo tanto, un aumento en el factor de seguridad con muy poco flujo de agua. Es muy importante el monitoreo para determinar el efecto de las obras. Comúnmente, este monitoreo se realiza instalando piezómetros antes de la construcción de las obras de control, de tal modo que permitan observar el efecto del subdrenaje y a largo plazo, den información sobre la eficiencia del sistema de subdrenaje, que puede deteriorarse por el taponamiento o el desgaste.

Algunas veces, es importante la construcción de medidas temporales de drenaje superficial después de ocurrido un deslizamiento, para evitar su ampliación o aceleración. Estas obras pueden consistir en diques o canales de tierra, mampostería, concreto o bolsas de polipropileno o fibras vegetales rellenas de suelo, sellado de grietas con arcilla, mortero o asfalto para reducir la infiltración y cubrir el terreno (temporalmente) con plásticos.

Tipos de Obra de Drenaje Superficial

Las obras de drenaje generalmente consisten en: Canales para redireccionar el agua de escorrentía. Se debe impedir que el agua de escorrentía se dirija hacia la zona inestable. Zanjas de corona. Son zanjas interceptoras de la escorrentía en la parte alta del talud. Diques en la corona del talud. Son diques en relleno, colocados arriba de la corona, con el objeto de desviar hacia los lados las aguas de escorrentía. Drenes Franceses. Son zanjas rellenas de material granular grueso que tienen por objetivo captar y conducir las aguas de escorrentía. Trinchos o Cortacorrientes. Consisten en diques a través del talud para desviar lateralmente, las aguas de escorrentía. Torrenteras. Son estructuras que recogen las aguas de los canales, diques o cortacorrientes y las conducen hacia abajo del talud. Generalmente, incluyen elementos para disipar la energía del flujo del agua. Sellado de grietas con arcilla o mortero. El objeto es impedir la infiltración de agua hacia el deslizamiento. Imprimación del talud con asfalto o impermeabilización con mortero. La impermeabilización tiene por objeto evitar los cambios de humedad en el suelo. Recubrimiento con plásticos. Aunque el recubrimiento no impide la infiltración, sí protege contra el impacto de las gotas de lluvia,

DRENAJE SUPERFICIAL
El objetivo principal del drenaje superficial es mejorar la estabilidad del talud reduciendo la infiltración y evitando la erosión. El sistema de recolección de aguas superficiales debe captar la escorrentía, tanto del talud como de la cuenca de drenaje arriba del talud y llevar el agua a un sitio seguro, lejos del talud que se va a proteger. El agua de escorrentía debe, en lo posible, desviarse antes de que penetre el área del deslizamiento o se infiltre en dirección al talud. Por otro lado, el agua de las lluvias que cae directamente sobre la superficie del talud, debe ser evacuada lo más rápidamente posible, evitando al mismo tiempo que su paso cause daños por acción de la erosión, almacenamiento e infiltración.

debe recolectarse la información de los agrietamientos. o zonas planas de infiltración de agua arriba de la corona o cresta del talud. Previamente a la conformación del terreno. levantamientos.50 DESLIZAMIENTOS . lechada de cemento o asfalto (Figura 2.2 Sistema de canales prefabricados para el drenaje de los taludes. Su bajo costo hace que sea una técnica usada con mucha frecuencia a pesar de que su efectividad es limitada. Impermeabilización Temporal Utilizando Plásticos.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN disminuye los volúmenes de agua infiltrada y mantiene la humedad natural. Sellado de Grietas La infiltración del agua de escorrentía por grietas o fisuras en el suelo.3). concreto.3 Se requiere sellar las grietas para impedir la infiltración que puede activar un deslizamiento (FHWA. hundimientos etc. Figura 2. porque existe la tendencia a que se abran nuevamente y entonces. Consiste en cubrir el área del deslizamiento. con lo cual se generan problemas de infiltración masiva concentrada. deben drenarse para disminuir los volúmenes de agua infiltrados que pueden aumentar las presiones de poros en el talud. pantanos. la utilización de conducciones en tubería por la alta susceptibilidad a agrietarse o a taponarse. . mortero. Conformación del Terreno Consiste en la eliminación de pantanos o áreas de infiltración arriba de la corona o dentro del área del talud. El objetivo es facilitar el drenaje sin realizar cortes ni rellenos de gran magnitud. No se recomienda en problemas de taludes. Fotografía 2. Las acumulaciones de agua.. Existe una tendencia a sobreestimar la efectividad de la impermeabilización provisional. Las grietas pueden sellarse o impermeabilizarse empleando suelo compactado. puede reducir la infiltración y de esta forma. Sellar las grietas de tensión Generalmente. El objetivo es evitar o eliminar las depresiones y empozamientos de agua superficiales para disminuir los volúmenes de infiltración. y la toma de fotografías para el análisis del proceso de falla. Conformación y nivelación del terreno. El uso de esta técnica es común en la construcción de obras civiles como medida temporal para disminuir el potencial de erosión y la infiltración del agua. La impermeabilización del terreno con telas plásticas o materiales similares. representa una causa frecuente de aceleración de los movimientos. ayudar a disminuir la velocidad de los movimientos. 1988). debe analizarse la posibilidad de drenar las grietas por medio de zanjas. el sellado de las grietas es efectivo sólo a corto plazo.

trinchos o cortacorrientes. se deben reparar las zanjas de la corona para impermeabilizar las fisuras y las grietas que se presenten. Se recomienda que las zanjas de la corona sean totalmente impermeabilizadas.4 Detalle de zanjas de la corona para el control de las aguas superficiales en un talud. Sin embargo. con el tiempo se producen movimientos en el terreno. se recomienda una zanja rectangular mínimo . o se produzca la falla de la corona del talud o escarpe (Figura 2. producen infiltraciones.2). La redirección de la escorrentía puede realizarse con canales desviadores.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 51 Mínimo 40cm D Mínimo recomendado 3m d Mínimo 5cm Impermeabilización de la Corona Talud H Mínimo 50cm t Mínimo 10cm Impermeabilización Mínimo 40cm D Mínimo recomendado 3m d Mínimo 5cm Impermeabilización de la Corona Talud H Mínimo 50cm t Mínimo 10cm Impermeabilización Figura 2. Generalmente. Las dimensiones y la ubicación de la zanja pueden variar de acuerdo con la topografía de la zona y el cálculo previo de los caudales colectados. Zanjas de corona Las zanjas en la corona o en la parte alta de un talud. los cuales causan grietas en el impermeabilizante y por lo tanto. Cuando la escorrentía es la causa de la inestabilidad. La zanja de la corona no debe construirse muy cerca del borde superior del talud para evitar que se convierta en activadora de un deslizamiento en cortes recientes. se debe proveer una pendiente suficiente para garantizar un rápido drenaje del agua captada (Fotografía 2. La recomendación de la impermeabilización se debe complementar con un correcto mantenimiento. a pesar de lograrse originalmente una impermeabilización. Se sugiere que al menos cada dos años. igual.4). es importante redireccionarla para disminuir la amenaza. Canales o Zanjas de Desvío de la Escorrentía Consisten en canales revestidos que recolectan y conducen las aguas de escorrentía. o en una nueva superficie de falla (movimiento regresivo) en deslizamientos activos. son utilizadas para interceptar y conducir adecuadamente las aguas lluvias y evitar su paso por el talud. para las áreas pequeñas de drenaje.

en el caso de producirse derrumbes de las coronas de los taludes resultantes. Para las áreas de drenaje de gran magnitud. entregándolas generalmente a los canales en gradería o torrenteras (Figura 2. Los canales en la mitad del talud. . a fin de garantizar un correcto drenaje y que estén lo suficientemente atrás de las grietas de tensión en la corona. Canales colectores en Espina de Pescado Para disminuir la infiltración de agua en las áreas grandes arriba del talud.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN de 40 centímetros de ancho y 50 centímetros de profundidad. se desborden y se produzcan cárcavas de erosión localizadas. • La sección del canal debe tener una capacidad mínima para conducir la escorrentía esperada de un aguacero con un período de retorno de diez años. se construyen canales colectores en Espina de Pescado. Se hace lo posible para que queden localizadas a lo largo de una curva de nivel. Generalmente. los cuales conducen las aguas colectadas fuera de las áreas vulnerables del talud.5 Esquema en planta de canales colectores Espina de Pescado.3 talud. Canales interceptores a mitad del talud En los taludes de gran altura y en los suelos susceptibles a la erosión. Fotografía 2. El ingeniero debe comprobar que el tamaño estándar es suficiente para cada caso en particular y si es necesario diseñar canales de mayor capacidad. se requieren canales con gran capacidad de conducción de agua. Es muy común que estos canales se construyan con pendientes muy bajas y al taponarse. Estos canales deben impermeabilizarse adecuadamente para evitar la reinfiltración del agua. deben tener una pendiente que impida la sedimentación de materiales. Canales interceptores a mitad de Estos canales deben revestirse apropiadamente y las aguas deben conducirse a torrenteras de disipación de energía. La separación mínima recomendada. se recomienda construir canales transversales de drenaje a mitad de talud. deben ser lo suficientemente anchas para que exista un sobreancho de protección para los canales. con un borde libre de al menos 100 milímetros. Las bermas junto a los canales. es de tres metros desde el borde de la corona. los canales de los taludes se construyen en tamaños y configuraciones estándar.5).3). mayor al 5%. Se recomienda que la pendiente sea superior al 2% y si es posible. así como canales interceptores en todas y cada una de las bermas intermedias de un talud (Fotografía 2.52 DESLIZAMIENTOS . La AASHTO (1999) recomienda tener en cuenta los siguientes criterios para el diseño y construcción de canales interceptores en taludes de carreteras: Canales Espina de Pescado Revestidos o Cor na Reve stid Canal en Gradería Z an e ja d a Escarpe de Deslizamiento Canal en Gradería Entrega Figura 2.

Las aguas recolectadas por los cortacorrientes son llevadas a unos canales colectores localizados. en derechos de vía de oleoductos y otras obras lineales. rellenas de material granular cuyo propósito es recolectar las aguas de escorrentía. • El ancho mínimo es de 1. La profundidad de los drenes franceses normalmente varía de 30 a 50 cm y el ancho de 60 cm a un metro. Cuando los drenes franceses se colmatan hay que reemplazarlos totalmente. usualmente.. Estos cortacorrientes deben estar protegidos de la erosión con revestimientos en sacos de suelocemento o vegetación. éstos deben ser compactados adecuadamente. la vegetación. ser recubierto o tener Como relleno. Si se requieren rellenos. El diseño de los drenes franceses se basa por lo general. Trinchos o Cortacorrientes Drenes Franceses Los drenes franceses son zanjas poco profundas. Un diseño común consiste en zanjas espaciadas cada 15 o 30 metros. La colocación de la geomembrana evita la infiltración del agua recolectada. Los cortacorrientes y los trinchos actúan como estructuras desviadoras de las corrientes de escorrentía. impide que su velocidad aumente y la lleva a un lugar seguro. arenas y arcillas. a un lado del talud (Figura 2.7). El principal efecto es reducir los problemas de erosión y eventualmente.8). • Deben eliminarse todas las irregularidades para garantizar un canal uniforme. se recomienda trabajar con un período mínimo de retorno de 100 años. prevenir movimientos muy superficiales del terreno. Los drenes franceses tienen muy poco efecto con relación con la estabilidad de los deslizamientos profundos. La principal diferencia es que en las carreteras. hospitales. en forma de Espina de Pescado (Figura 2. frecuentemente se deja expuesta o se coloca un geotextil con poros muy abiertos. • Todo canal debe revegetalizado.6 Esquema típico de los drenes franceses para el control de la escorrentía (Modificado de Cornforth. se pueden presentar dificultades por la baja capacidad hidráulica de este sistema de drenaje. Punto de corte Dren secundario lud Ta Los cortacorrientes son canales transversales al talud (espaciados a intervalos) para recolectar el agua de escorrentía y evitar la formación de corrientes a lo largo de la pendiente principal. trapezoidal o en V. se usa normalmente. • El canal puede tener forma parabólica. mientras en los cortacorrientes. En el fondo del dren francés se coloca comúnmente.6). La parte superior del dren francés. El desvío de las aguas superficiales mediante el uso de estas técnicas es muy utilizado para la prevención de los problemas de inestabilidad geotécnica. en el criterio del ingeniero. • Los taludes laterales no deben pendientes mayores de 2H: 1V. generalmente se utilizan bloques de piedra triturada o material aluvial grueso limpio. Dren principal Granular Dren colector del pie del talud Geomembrana Figura 2. etc. . La construcción de canales transversales a un talud permite que el agua de escorrentía sea interceptada. generalmente. 2005). se acostumbra revestir la superficie de los canales utilizando concreto. un geotextil o una geomembrana.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 53 • En las zonas de alto riesgo como taludes junto a escuelas. El principal problema de los drenes franceses es la colmatación con limos. Adicionalmente. Se han empleado varios tipos de cortacorriente dependiendo de las condiciones del talud y de los materiales disponibles (Figura 2.2 metros. El diseño de los cortacorrientes se puede realizar con criterios similares a los que recomienda la AASHTO para los canales interceptores en las carreteras.

9) conformando diques. lateralmente a la zona inestable.30 (min) Desagüe a corriente natural cada 5 cortacorrientes como máximo Biomanto Perfil natural de fique del terreno 0. Este es un método muy utilizado en los rellenos de carreteras. Se recomienda que vaya acompañado de un canal superior. Los canales de la corona del talud. a su vez.54 DESLIZAMIENTOS . Zanja de Coronación Diques en la Corona del Talud Estas obras consisten en montículos de tierra o pantallas de paja.8 Esquema de entrega de canales interceptores en la mitad del talud.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Scc (espaciamiento) 0.30 (min) . con el objeto de impedir el paso de la escorrentía del área arriba de la corona del talud.30 (min) Biomanto Perfil natural de fique del terreno 0. Muro Protector Figura 2.50 (min) Estolones de pasto Según diseño Grapas metálicas Cortacorrientes Canal de recolección Relleno compactado Manualmente con pisón Pmax < 17º 0. mediante estructuras de disipación conocidas como torrenteras. hacia la superficie del talud o deslizamiento. generalmente en la dirección del talud. mampostería u otro material. i>2% i>2% B Canales a mitad de talud radio mínimo 3B 2% Mínimo 2% Mínimo Canal con Gradas TORRENTERAS El agua recogida por los canales e interceptores es entregada a los canales de alta velocidad. pueden ir acompañados de un dique para mejorar su eficiencia.7 Algunos tipos de cortacorriente utilizados en Colombia.10 Canal de recolección Cortacorrientes 17º< P < 29º Sacos en suelo-cemento (6:1) Relleno compactado Manualmente con pisón Figura 2.3 Desague a corriente natural cada 10 cortacorrientes como máximo .30 (min) . Su construcción es muy similar a la de los cortacorrientes. que se colocan en la parte superior del talud (Figura 2. .50 (min) Semillas Grapas Metálicas Desague a corriente natural cada 10 cortacorrientes como máximo Scc (espaciamiento) Relleno compactado Manualmente con pisón Pmax < 17º Perfil natural del terreno Biomanto de fique Estolones Grapas Metálicas ) 0.3 0 in (m (m in) 0 .

utilizando un elevamiento o contravertedero y se coloca una pantalla para recibir el golpe del flujo (Figura 2. Se forza un resalto hidráulico en el escalón. Disipador de caída libre. En sencillos modelos hidráulicos de laboratorio. Consiste en un vertedero y un contravertedero. Este sistema de conducir las aguas recolectadas en un talud es muy empleado por ser el más económico.5m Mínimo Flujo Suelo compactado 2H :1V Enrocado Figura 2. se pueden plantear varias alternativas. entre las cuales se indican las siguientes: . Rápidas escalonadas con vertedero y pantalla. en los cuales se trata de producir un resalto hidráulico. Es importante que los canales incluyan elementos o estructuras para disipar la energía del agua y de acuerdo con las necesidades de disipación y con las condiciones del flujo. Sobresalen en el fondo del canal y/o lateralmente. El sistema consiste en una rápida con una serie de tapas que interceptan los chorros de agua y facilitan la disipación. Rápidas lisas con estructuras de disipación.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE Suelo compactado 55 0.6m 0.10).4). Las estructuras de disipación también se pueden construir en varios sitios a lo largo del canal. Rápidas escalonadas con tapa. son elementos que bloquean el flujo y ayudan en el proceso de disipación de la energía del agua (Fotografía 2. A lo largo de las torrenteras se recomienda colocar elementos que produzcan alta rugosidad para generar flujo amortiguado y minimizar la velocidad del agua. de acuerdo con las condiciones topográficas e hidráulicas de éste. Canal Rápido El canal rápido se construye con una pendiente igual a la del talud. Bloques de concreto o bloques de roca. generalmente con forma de canal. En estos canales el agua adquiere grandes velocidades y se requiere la construcción de una estructura de disipación o tanque de amortiguación en el pie del talud.9 Dique para el desvío de agua de escorrentía en corona de taludes (McCullah. cada uno de éstos tiene varias posibilidades de metodología de disipación de la energía. se puede obtener el valor de rugosidad que se debe emplear de acuerdo con las características del flujo. Se utilizan dos tipos de torrentera: el canal rápido y el canal en gradería. en gradería u otro disipador de energía. Son canales de fondo liso que conducen el agua al pie del talud o a una cañada.5 m Mínimo Flujo 2 H : 1V Vegetación o recubrimiento de protección 0.6m 0. que conduzcan el agua recolectada hasta un sitio seguro. Los canales deben conducirse a entregas. 2001).

altura y ancho). Ante la inexistencia de datos experimentales.11 y 2. 1999). los canales en gradería pueden diseñarse asumiendo una velocidad de 5.4 Torrentera en gradería con bloques de concreto. en este tipo de canal. El sistema de graderías generalmente es más eficiente para disipar energía que otros métodos de disipación.13) (Mejía. Fotografía 2. debido a la turbulencia causada por esa rugosidad. . • Diseñar de la cresta. Este canal conduce el agua y al mismo tiempo.5 Torrentera de elementos prefabricados. Régimen de flujo rasante (Skimming) Las gradas actúan como una rugosidad del canal donde se desarrollan vórtices y la disipación se obtiene en la formación de estas turbulencias en las gradas. El régimen de flujo de las rápidas escalonadas.56 DESLIZAMIENTOS . las cuales están formadas por una serie de gradas o escalones dentro del canal (Figuras 2. • Calcular la altura de las paredes del canal considerando un borde libre de salpicaduras. Para el diseño de rápidas escalonadas Mejía (1999) recomienda seguir los siguientes pasos: • Estimar el caudal de diseño. a través de la sección mínima en la cabeza de cada grada. depende de las características geométricas y del caudal manejado por la estructura. • Seleccionar la altura óptima de los escalones para obtener el sistema de flujo deseado • Calcular las características hidráulicas del flujo. Torrenteras en Gradería Son estructuras rápidas escalonadas. El flujo. Pueden analizarse dos situaciones: Régimen de flujo saltante En este caso.12). para permitir la salpicadura del flujo. al mezclarse en el escalón o por formación de resaltos hidráulicos (Figura 2.5).0 m/seg. la disipación de la energía se genera independientemente.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Disipadores por rugosidad. en cada escalón al romperse el chorro en el aire. Fotografía 2. Comúnmente se construyen de piedra pegada con concreto o de elementos prefabricados (Fotografía 2. va disipando energía en cada uno de los escalones. • Evaluar la geometría del canal (pendiente. Son canales rugosos que disipan energía. es turbulento y debe construirse un muro lateral de borde libre suficiente.

6 1.0 min Zanja de corona Transición 0.10 Detalle de una torrentera de canal liso y contravertedero en el pie.6 min 0.0 Anclaje Planta . . Diseño de Estructuras en Gradería Se recomiendan los siguientes criterios básicos: • Cimentar las estructuras siempre en corte y nunca sobre rellenos. • Debe incluirse una estructura de disipación en el pie de la torrentera.00 Cuneta en el pie del talud Figura 2.15 o nd 60 ria 0.5 1 0. • Acomodar las gradas a la pendiente del terreno. • La altura del muro lateral debe ser superior a la mitad de la altura de la grada: D ≥ 1/2H.60 R=0. • Debe ser autolimpiante. Altntre e 0. va00 Y 0. (Que no permita sedimentación).00 Altura constante H=1.4 min 1. evitando las gradas de gran altura.15 1.4 ura 1.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE Transición 57 Sección Talud máximo 0.8 .

pendiente y longitud de los taludes que se van a drenar.012 1.00 L Isometría Perfil h L Muro protector Cuneta Figura 2. la intensidad máxima esperada de la lluvia y los caudales generados.12 Torrentera en gradería con bloques en el fondo. área de drenaje. El flujo es desviado lateralmente y en forma consecutiva. Cálculo de los Caudales de Escorrentía El volumen de escorrentía depende de varios factores. para los caudales pequeños y para los caudales altos.00 Isométrico Figura 2. los obstáculos actúan como grandes rugosidades que disipan la energía en el fondo del canal. La razón principal de esta falla es que las intensidades de las lluvias. no son tenidas en cuenta. condiciones de la superficie y naturaleza de los suelos subsuperficiales. que se realizan con procedimientos totalmente empíricos. que en la zona tropical con frecuencia son superiores a 50 mm/ hora. que se realice un estudio muy completo de la información hidrológica existente a fin de determinar lo más exactamente posible. dentro del cual se coloca una serie de obstáculos o pantallas deflectoras en ambas paredes del canal (Figura 2. d 0.11 Torrentera en gradería Canal con Pantallas Deflectoras Consiste en un canal de sección rectangular y fondo liso. dan como resultado obras insuficientes con secciones que no son capaces de manejar los caudales de agua que se concentran en las coronas de los taludes. DISEÑO DE ESTRUCTURAS CONTROL DE ESCORRENTÍA DE h d Es muy importante para el correcto diseño de las obras de drenaje superficial.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Canal triangular de corona d > h/2 h h d L Borde del muro de la torrentera Corte Muro protector L Cuneta Perfil 1.12).58 DESLIZAMIENTOS . tipo y extensión de la vegetación o cultivos. los cuales incluyen: intensidad de la lluvia. . La mayoría de los diseños de obras de drenaje superficial para taludes.

debido a que esta fórmula es relativamente precisa para áreas pequeñas y los caudales calculados tienen.  L  t = 014464  02 01  H A  Donde: t = Tiempo de concentración (min) A = Área de drenaje (m2) H = Caída promedio (metros por cien metros) desde la parte más alta del área que se va a drenar hasta el punto de diseño L = Distancia en metros medida sobre la línea natural de flujo entre el punto de diseño y el punto de drenaje.13 Régimen de flujo saltante sobre un canal en gradería (Mejía. intrínsecamente. se recomienda la utilización del método racional. 1999). C = Coeficiente de escorrentía (Tabla 2. El tiempo de concentración puede calcularse con la ecuación modificada de Bransby . la mayor colección de flujo se presenta cuando la duración de la tormenta es igual al tiempo de concentración. se utilizan metodologías para el cálculo de los caudales (desarrolladas en países no tropicales) y es muy común que los canales y otras obras para taludes. se acostumbra tener en cuenta un período de retorno de 200 años. En el diseño de las obras de drenaje para taludes. de acuerdo con las recomendaciones del Geotechnical Engineering Office de Hong Kong. El área de drenaje debe determinarse por medio de un levantamiento topográfico. especialmente por la presencia de bloques o cantos. ésta toma un tiempo más largo para llegar a la sección de diseño Como la intensidad media de la lluvia disminuye con la duración. un factor de seguridad mayor que otros métodos. lo cual es muy efectivo para tener en cuenta los procesos de sedimentación de los sistemas. CiA Q= 3600 . recomienda utilizar para taludes un C=1. A = Area que se va a drenar (m2). se recomienda ser “prudentemente generosos” en la evaluación de los caudales.0 que representa una sobreestimación de la escorrentía.Williams: Figura 2.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 59 h l Donde: Q = Caudal recolectado (litros/seg. En el diseño de obras para taludes. En las zonas tropicales.).1). Para garantizar la efectividad de las obras de drenaje en los taludes. i = Intensidad de lluvia de diseño (mm/hora. A las corrientes que han sido canalizadas o modificadas se les debe dar atención especial y por lo tanto. en la mayoría de los casos. Esquema general Flujo Resalto Flujo supercrítico Hidráulico subcrítico dc dp dl d2 dc Detalle El tiempo de concentración se define como el tiempo máximo tomado por el agua desde el extremo superior del área de drenaje hasta el punto de recolección. se les ha disminuido el tiempo de concentración. donde se definen los bordes de las áreas que aportan agua al sistema de drenaje. La Geotechnical Engineering Office (1984). se desborden por falta de capacidad en el manejo de los caudales. la cual depende del tiempo de concentración).

013 para el concreto liso o mayor de acuerdo con las características del canal. Debe tenerse cuidado de que la velocidad no sea superior a 4 m/seg para evitar desgaste del recubrimiento de concreto y problemas de erosión. para que no se produzca taponamiento del canal. Dimensionamiento Drenaje de las Obras de Criterio de Velocidad mínima La velocidad de flujo debe ser lo suficientemente grande. Para calcular la velocidad del flujo.60 DESLIZAMIENTOS . Generalmente.6 b b b b b Figura 2. Sin embargo. la pendiente mínima utilizada es del 2% para impedir la sedimentación.4 m b b h b 0.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN 0. si existe la posibilidad de transporte de gravas o bloques. Secciones El dimensionamiento de la sección del canal puede hacerse con la ecuación de Manning.14 Torrentera de un canal disipador con pantallas deflectoras. La velocidad no debe ser menor de 1.6 b h S b d 0. con una frecuencia de uno en dos años. se puede emplear la siguiente expresión: V =  R 067 S 05   η 1 . El gradiente mínimo de los canales está determinado por la mínima velocidad de flujo necesaria para evitar la sedimentación. se requieren pendientes superiores.26 b < 1. asumiendo una velocidad máxima permisible de 4 m/seg y una rugosidad η de 0.2 b 0.3 m/s para el flujo pico.

50 Talud Pastizales en suelos arenosos Pastizales en suelos arcillosos Escarpes de fuerte pendiente de roca Arenas intermedias Parques con árboles y pastos Montañas de pendientes suaves Montañas de pendientes fuertes Donde: V = Velocidad en m/seg η = Factor de rugosidad R = Profundidad hidráulica media Área/Perímetro en metros S = Pendiente promedio del canal Curvas e intersecciones Cualquier cambio de dirección modifica el sistema de flujo. es irregular y complejo. Las intersecciones entre los canales representan el problema más delicado en un sistema de drenaje. Este radio debe ser aún mayor cuando la velocidad es mayor de 2 m/seg. 1984) Superficie Superficie de carretera Características Pavimentada Destapada Suelo fino Suelo grueso Roca dura Roca blanda Pendiente 0 a 2% 2 a 7% Más de 7% Pendiente 0 a 2% 2 a 7% Más de 7% Coeficiente C 0.17 0.7 0.4 a 0. por lo tanto.3 0.25 0.18 a 0.25 0. En las uniones se recomienda ampliar la sección de los canales para darles mayor capacidad y contener la turbulencia.5 a 0.1 0. El diseño de los sistemas de subdrenaje es complejo debido a que la mayoría de los taludes no son homogéneos desde el punto de vista del drenaje subterráneo y es muy difícil aplicar principios sencillos en el diseño de obras de subdrenaje.25 a 0. SUBDRENAJE Las técnicas de drenaje subterráneo o subdrenaje son uno de los métodos más efectivos para la estabilización de los deslizamientos.95 0.1 Coeficientes de escorrentía para su uso en taludes (Japan Road Association.1 a 0.15 0.15 a 0.05 a 0.75 0.22 0. las curvas en los cambios de dirección para una velocidad de aproximadamente 2 m/seg. El drenaje subterráneo tiene por objeto disminuir las presiones de poros o impedir que éstas aumenten.1 a 0.3 a 0.10 a 0. A menor presión de poros la resistencia del suelo es mayor. Generalmente.40 0.95 0.35 0.65 0.7 a 0.30 0.85 0.13 a 0.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 61 Tabla 2.20 a 0.75 a 0. En las intersecciones se presenta gran turbulencia por la alta vulnerabilidad de las intersecciones próximas a ser obstaculizadas por bloques de material y por la tendencia al desborde del flujo. .7 a 0. una intersección debe tener un 50% más de sección. El movimiento de las aguas en los taludes por lo general. deben tener un radio no menor de tres veces el ancho del canal.

lo cual reduce el caudal inicialmente recolectado por los drenes. Por ejemplo. el nivel piezométrico disminuye al igual que el gradiente hidráulico. uno de ellos muestre caudales importantes recolectados y otro no presente caudal alguno o muestre un caudal muy pequeño. En los análisis de equilibrio límite de algunos taludes se observa. los sistemas de drenaje construidos. La cantidad de agua recolectada por un sistema de subdrenaje depende de la conductividad hidráulica de los suelos o rocas y de los gradientes hidráulicos. para aliviar la presión en los sitios donde ésta ha sido mayor y no ha sido abatida. es posible que el sistema de drenaje sea efectivo. podrían requerirse drenes muy cercanos tanto en el alineamiento horizontal como en el vertical. Como regla general. es muy común que en dos subdrenes cercanos. Una vez calculado el caudal. a fin de obtener los resultados deseados. En estos suelos. a la ejecución del drenaje. se requiere tener claridad de éstas. La rata de flujo para el diseño del sistema debe calcularse teniendo en cuenta la permeabilidad del suelo o la roca que se va a drenar. generalmente. Suele ocurrir que. la permeabilidad del material de filtro debe ser al menos 100 veces la permeabilidad del suelo. sin que éste hubiera sido el causante del problema. La disminución de los caudales no es necesariamente un indicativo del deterioro del drenaje. Poco efecto del subdrenaje cuando el nivel freático se encuentra muy cercano a la superficie de falla. que se necesitan abatimientos muy grandes de nivel freático para obtener aumentos moderados del nivel de seguridad y si se trata de suelos arcillosos. es posible que se generen asentamientos en los sectores circunvecinos. Una debilidad muy importante en la naturaleza de muchos deslizamientos o taludes. Todos los sistemas de subdrenaje deben diseñarse con factores de seguridad para caudales iguales o superiores a diez. entre las cuales se indican las siguientes: Falta de continuidad de los mantos o sectores permeables.62 DESLIZAMIENTOS . El objetivo es evitar el paso interno del agua hacia las zonas inestables. Sobre el drenaje de aguas subterráneas existe una gran cantidad de incertidumbres y para evaluar los sistemas de subdrenaje. Igualmente. En este caso es casi imposible mejorar los factores de seguridad con subdrenes de zanja. También puede ocurrir que en ninguno de los subdrenes haya flujo de agua a pesar de que el talud se encuentre saturado. con el objeto de garantizar la efectividad del sistema en el caso de que aparezcan flujos superiores inesperados. Cuando se realizan abatimientos grandes de los niveles de agua. En estos casos. es la falta de continuidad de los mantos permeables o la insuficiencia de material permeable para que un sistema de subdrenaje sea efectivo. La instalación de piezómetros y la medición de caudales en los subdrenes. es posible que se requieran subdrenes adicionales a los inicialmente proyectados. En algunas oportunidades. . se debe calcular la sección de los subdrenes mediante el uso de la ley de Darcy. Cuando se instala un dren. es muy difícil bajar en forma substancial los niveles freáticos. se recomiendan subdrenajes como solución sin analizar que su efecto va a ser muy limitado. En los suelos arcillosos no se deben esperar caudales importantes de agua pero aún así. Métodos de subdrenaje Entre los tipos de obra utilizadas para subdrenaje se encuentran las siguientes: Cortinas impermeables subterráneas. Cantidad de agua recolectada.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN El monitoreo es una parte esencial del programa de drenaje. es muy frecuente que los vecinos atribuyan cualquier grieta en sus propiedades. Elementos Para Tener en Cuenta en el Análisis de los Sistemas de Subdrenaje Poco efecto del subdrenaje en el factor de seguridad. es una herramienta muy importante para evaluar. Asentamientos en las áreas circunvecinas como efecto del subdrenaje. complementar o actualizar con el tiempo. un piezómetro muestre presión de agua alta y un subdrén vecino no muestre caudales recolectados ni se observe efecto del subdrén sobre las alturas piezométricas.

Son subdrenes horizontales profundos que logran grandes abatimientos de los niveles freáticos. Superficie Suelo de falla permeable Nivel freático después del canal a) Canal Suelo impermeable Línea de nivel freático natural CORTINAS IMPERMEABLES Las cortinas impermeables profundas tienen por objeto impedir que el agua subterránea alcance la zona de inestabilidad potencial (Figura 2. Son túneles con objeto de disipar las presiones de poros y disminuir los niveles freáticos. cortinas de inyecciones o líneas de bombeo de agua que emplean hileras de pozos verticales.15 Esquema de una cortina impermeable. Colchones de drenaje. . Galerías de drenaje.15 m de empotramiento Figura 2.15 m diámetro tubo sin perforaciones) 0. Las barreras impermeables se han utilizado con frecuencia para impedir el paso de contaminantes. Son colchones inclinados de drenaje para evitar que en los afloramientos de agua subterránea se formen cárcavas de erosión.16 Ejemplo del uso de una cortina impermeable para estabilizar un deslizamiento (Cornforth. tablestacados. Los subdrenes de zanja tienen por objeto abatir los niveles freáticos. 2005). y en los últimos años su uso se ha extendido a la estabilización de deslizamientos (Figura 2.15). asfalto o concreto. Drenes verticales de alivio. En el diseño de las cortinas se deben considerar los efectos que tiene el cambio del régimen de aguas subterráneas sobre las áreas adyacentes . Drenes de pantalla. Consisten en perforaciones verticales del drenaje para disipar las presiones de poros. Se colocan debajo de los terraplenes o llaves de cortante. Este sistema produce un aumento del nivel freático y el represamiento del agua subterránea arriba de la pantalla y su utilización debe complementarse con la construcción de subdrenes para controlar los efectos negativos. Subdrenes de zanja. Abajo de la barrera no hay filtración Talud estable Barrera impermeable Canal Suelo impermeable b) Figura 2.5 m Salida de descarga Entrega (0. para impedir el ascenso de los niveles de agua.5 m Tubo perforado 0.16). Las pantallas subterráneas pueden consistir en zanjas profundas rellenas de arcilla. Subdrenes de penetración.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 63 Superficie del terreno Relleno Concreto o arcilla compactada Subdrén de Zanja 0.

Una vez terminada la excavación de cada panel. polipropileno y de asfalto. Consisten en perforaciones verticales donde se inyectan a presión. Por lo general. Las geomembranas son telas impermeables elaboradas con geosintéticos. es impedir el paso del agua a través de los mantos permeables hacia el deslizamiento. 2005). También se han utilizado mezclas de cemento y Bentonita o de concreto con Bentonita.17 Construcción de pantallas de “Slurry” (Millet y otros. se coloca el refuerzo y se funde el concreto. También se han utilizado geomembranas de PVC. se han construido pantallas impermeabilizantes utilizando geomembranas.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Panel Muro Guía Lechada de bentonita Panel principal excavado Construcción de Cortinas Impermeables Para la construcción de las cortinas impermeables se han empleado los siguientes sistemas: Zanjas de Slurry. en los cuales se inyectan a presión. Estos paneles generalmente tienen un ancho de 2 a 5 metros y un espesor de 60 centímetros a un metro. En los deslizamientos se emplean inyecciones para impedir el paso del agua en los depósitos de materiales aluviales de grava y arena gruesa e igualmente. generalmente.17). Éstos se traslapan formando una cortina (Figura 2. colocar la geomembrana y rellenar nuevamente con el material excavado. Consisten en excavaciones rellenas de suelo-cemento u otra mezcla impermeabilizada. del tipo de equipo y la calidad de los materiales y se conoce de pantallas construidas en zanjas de “Slurry” con profundidades hasta de 30 metros (Cornforth. Geomembranas. las cuales son telas impermeables elaboradas con geosintéticos. Lechada de bentonita Concreto Panel secundario no excavado Superficie de suelo impermeable Figura 2. Si se emplea tela de mayor espesor. Un “mil” equivale a una milésima de pulgada. en los depósitos de bloque de roca. puede colocarse en una capa sencilla. con el empleo de excavadoras verticales (Figura 2. consiste en muros de concreto construidos como una serie de paneles. generalmente consiste en excavar zanjas con retroexcavadora. Cortinas de inyecciones.64 DESLIZAMIENTOS . 1992). Cortinas de geomembrana Con relativa frecuencia. Mezclas de suelo. productos impermeabilizantes. si se utiliza tela de 30 “mils” ésta se coloca doble. La profundidad depende de las necesidades del proyecto. El espesor de la tela varía de 30 a 100 “mils”. En el proceso de excavación se utiliza “Slurry” de Bentonita para impedir el derrumbe de las excavaciones. El objetivo.18). La mayoría de estas telas son elaboradas con polietileno de alta densidad (HDPE). Consisten en zanjas excavadas que utilizan lechada de Bentonita como soporte de las paredes. Cortinas de Inyecciones Las cortinas de inyecciones se construyen perforando líneas de huecos poco espaciados. Como productos de inyección se usan lechada de cemento. El método constructivo. Se debe tener cuidado de que no se rompa la geomembrana durante la colocación y que los traslapos sean completamente impermeables. Es común que se presenten fugas de agua en las pantallas de geomembrana y que la mayoría de esas pantallas no sean 100% impermeables. polímeros u otros productos químicos de baja plasticidad que penetran dentro de los poros del suelo. productos impermeabilizantes. . Otra alternativa es la construcción de cortinas compuestas por una mezcla de suelo y Bentonita en reemplazo del concreto. Zanjas de “Slurry” La técnica de las cortinas construidas que usan zanjas de “Slurry”.

las arenas y los limos. a) Perforación b) Excavación por erosión con chorro de agua c) Construcción de la columna de concreto d) Paneles alternos para completar el muro Figura 2. Subdrenes Contrafuerte Los drenes contrafuerte son drenes colocados a lo largo de la línea de mayor pendiente o en la dirección del deslizamiento. las zanjas deben profundizarse por debajo del nivel freático. generalmente.1S 0. Existen varias técnicas para la construcción de pantallas de mezcla de suelo con cemento.5S S Agujero primario de inyecciones Agujero secundario de inyecciones Los subdrenes de zanja son excavaciones realizadas manualmente o con retroexcavadora (comúnmente rellenas de material filtrante). Cortinas de Columnas de Suelo con Cemento Estas pantallas consisten en columnas perforadas. Para que esto se produzca. aunque también. Las pendientes de los taludes deben ser de baja pendiente para eliminar la posibilidad de erosión por afloramiento del agua subterránea. Zanjas Abiertas Consisten en zanjas profundas que actúan al mismo tiempo como drenes superficiales y como sistemas de abatimiento del nivel freático. abatir el nivel freático. se pueden colocar filtros invertidos para controlar la erosión lateral. Los suelos ideales para mezclas profundas son las gravas. 0 . con Bentonita y con otros aditivos.21).19). en las cuales se mezcla el suelo del sitio con cemento para formar una pared enterrada impermeable.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 65 Generalmente. Se produce entonces un afloramiento de agua subterránea en las paredes de la zanja (Figura 2. excavados por debajo de la superficie de la falla real o potencial (Figura 2.20). El proceso incluye la perforación de un hueco inicial de aproximadamente 6 pulgadas de diámetro y la iniciación de un proceso de mezcla de suelo con cemento que va de abajo hacia arriba (Figura 2.19 Proceso de construcción de pantallas de columnas para suelo mezclado con cemento.9S Figura 2. se pueden realizar mezclas con arcilla.6 S SUBDRENES DE ZANJA 0. . 2. con el objeto de captar y transportar el agua subterránea y de esa forma. Como complemento.18 Traslapo de inyecciones para formar una cortina impermeable (Cornforth 2005). se debe tener en cuenta que no es viable este tipo de mezclas cuando hay bloques de roca o cuando los suelos son demasiado duros.

66 DESLIZAMIENTOS .23). por lo general. lograr un mayor cubrimiento del área. a fin de aliviar las presiones artesianas (Figura 2. h3 h2 a) Corriente de agua h1 Subdrenes Interceptores Los drenes interceptores son drenes que se colocan en sentido trasversal al talud. mediante la resistencia del material granular que atraviesa la zona de falla (Figura 2.24). . con el sistema de drenaje.20 (a) Detalle de zanjas profundas para el drenaje y subdrenaje (b) Sistema de filtro invertido para controlar la erosión en las zanjas de subdrenaje. Consisten en una serie de drenes paralelos que conducen a un dren central y de esta forma. también se colocan para garantizar la estabilidad de los terraplenes. El objetivo de estos subdrenes es interceptar el agua subterránea antes de llegar al talud. Idealmente.21 Esquema de un grupo de subdrenes de contrafuerte (Cornforth. En ocasiones. Dren de zanja paralelo a la pendiente del deslizamiento d D de irecc sli ió za n d m i el en to c ie erfi o Sup erren t del Su pe rfic ie de su Ang p e u lo fal rfic la de ie d e la fal la Nivel de agua: (a) Original (b) Abatido h falla de e cie abl erfi me o Sup per s dur im a oca ato m R str oe El subdrén debe profundizarse por debajo de la superficie de falla Figura 2. Subdrenes “Espina de Pescado”. precisamente donde las fuerzas actuantes son mayores y donde es mayor el riesgo de desestabilización por la excavación de las zanjas (Figura 2. bajar el nivel freático y mejorar la resistencia en la zona de superficie de falla. en la parte superior de éste o en la corona o cabeza de un deslizamiento (Figura 2. pero el riesgo de desestabilización debida a la zanja. es muy alto.25). estos subdrenes deben penetrar por debajo de la superficie de falla para lograr un mayor efecto.22).26). Los subdrenes interceptores se construyen en la parte superior de los deslizamientos. (Figura 2.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Zanja Nivel l origina Estos subdrenes cumplen con dos funciones. se les construyen columnas verticales de piedra colocadas por debajo de los subdrenes de zanja. Flujo Geotextil de filtro Colchón de gaviones b) Filtro de grava o arena Flujo Colchón de gaviones o suelo-cemento Figura 2. 2005).

Se puede construir un solo dren o varios drenes paralelos. Igualmente. diámetro 6" a 8" b) Capa impermeable compactada Empradización Nivel freático o corrientes de agua Material de filtro Membrana impermeable Contacto roca suelo residual Superficie crítica de falla Suelo Figura 2. el comportamiento. en todos los casos. Con frecuencia. 2005). generalmente. No es necesario profundizar los subdrenes de zanja. MATERIALES PARA SUBDRENES DE ZANJA Entre los materiales que se utilizan para la construcción de subdrenes de zanja se encuentran los siguientes: • Geotextiles no tejidos y Geotextiles tejidos • Geodrenes 100% sintéticos • Materiales granulares • Tubería perforada El tipo de material que se debe emplear para un subdrén específico. un sistema de subdrenaje puede generar cambios importantes y peligrosos en el sistema interno de drenaje de un macizo de roca. generalmente los subdrenes de zanja no son efectivos y se pueden requerir otros sistemas de subdrenaje. 0. . 0. el flujo de agua generalmente está determinado por las juntas y por lo tanto. En las masas de roca. En los deslizamientos profundos (más de 6 m de espesor). Los subdrenes de zanja son más efectivos en los deslizamientos poco profundos (con profundidad menor a 3 mts). se precisan obras adicionales al sistema de subdrenaje. por debajo de la superficie de falla y en cambio. depende de la disponibilidad de materiales en la región.22 Detalles típicos de un subdrén de zanja (Cornforth. como son los drenes horizontales o las galerías de drenaje. Los subdrenes de zanja.9 m a) c) Figura 2. sí puede ser suficiente para la estabilización de un deslizamiento.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 67 Efectividad de los Subdrenes de Zanja Los subdrenes de zanja constituyen un sistema de tratamiento muy bueno (a un costo moderado) para los deslizamientos poco profundos y con niveles freáticos superficiales.30 a 0. en los cuales los drenes penetran completamente a través de la masa deslizada dentro del material estable. cualquier sistema de subdrenaje debe estar destinado a interceptarlas. el abatimiento (en un determinado porcentaje) de los niveles de agua subterránea. utilizar subdrenes de zanja para el control del agua subterránea en formaciones rocosas y generalmente. Es muy difícil y complejo. la necesidad de captación. se pueden construir en la dirección de la pendiente o transversal a ésta. Los subdrenes para la estabilización parcial. en la mayoría de los casos. se prefiere el uso de subdrenes de penetración. pueden mejorar las condiciones de estabilidad pero no siempre actúan como estabilizadores.45 metros Capa impermeable compactada Suelo drenado Material granular 1.23 Colocación de un subdrén de corona de talud.5 a 6. Comúnmente. se consideran como obras complementarias dentro del proceso de estabilización en los deslizamientos profundos. los drenes de zanja que sólo penetran dentro del deslizamiento pero que no atraviesan la superficie de falla. la vulnerabilidad del sistema de subdrenaje y los costos.0 metros Geotextil para filtro Tubería Geotextil perforada. el caudal del dren.

68

DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN
Zanja de drenaje Autopista 6 m Max Capa permeable Capa impermeable N.F. antes Tubería de entrega

Geotextiles

Los geotextiles son telas permeables, filtrantes, construidas con fibras sintéticas, especialmente polipropileno, poliéster, nylon y polietileno. Los geotextiles, generalmente, se clasifican en tejidos y no tejidos (Tabla 2.2). Los tejidos a su vez, se diferencian de acuerdo con el sistema de tejido. Los geotextiles más utilizados para filtro, son los no tejidos, entre los cuales se deben diferenciar los perforados con alfileres, los pegados al calor y los pegados con resinas (Figura 2.27); aunque es común encontrar mezclas de los tres procesos de manera simultánea. La durabilidad de los geotextiles está en función de la resistencia de las fibras poliméricas y las resinas, a los ataques ambientales. Los principales problemas de las telas filtrantes corresponden a su baja resistencia a la exposición a los rayos solares, (los cuales las descomponen), a las altas temperaturas y al ataque de productos químicos.
Cabeza del deslizamiento SZ Suelo estable (a) Roca
Desliz

Figura 2.25 Subdrén interceptor de zanja en el terraplén de una vía.

Los Geotextiles como Material de Filtro

Desde el punto de vista de la filtración de los geotextiles, se hace el análisis con los siguientes criterios, tomados de la FHWA de los Estados Unidos: Criterio de retención del suelo • ara los suelos con ≤ 50% de pasantes del P

Niveles de agua antes del deslizamiento
to

amien

O95 ≤ BD85
tamiz ASTM No. 200 B = 1 Para Cu ≤ 2 ó > 8 B = 0.5 Cu para 2 < Cu ≤ 4

Niveles de agua despues de la instalación del dren interceptor

Superficie del terreno Niveles de agua antes SZ del deslizamiento SZ (b) Masa deslizada Superficie de falla del deslizamiento Niveles de agua después de la instalación del subdrén de zanja poco profundo

B=
Para 4 < Cu ≤ 8

8 Cu

Roca

• Para los suelos con > 50% de pasantes del tamiz ASTM No. 200 095 ≤ D 85 Para geotextiles tejidos 095 ≤ 1.8 D 85 Para geotextiles no tejidos AOS de la tela ≥ abertura del tamiz No. 50 (0.297 mm) Donde: 095 = Tamaño de la abertura medida del geotextil al cual se le retiene el 95% del peso de las partículas esféricas de vidrio D85 = Diámetro del tamiz en mm que permite el paso del 85% en elpeso del suelo AOS = Tamaño de la abertura aparente del geotextil Cu = D60 / D10 Coeficiente de uniformidad del suelo

Superficie del terreno antes del Niveles de agua corte después del corte SZ (c) Arcilla Niveles de agua después de la instalación del los subdrenes de zanja Corte SZ Subdrén de Zanja Nivel de agua

SZ

Figura 2.24 Detalle de subdrenes interceptores a través del talud (Cornforth, 2005).

OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE

69

Terraplén Relleno con grava arenosa subdrén interceptor 7.5 metros Limo arcilloso algo duro 11 metros 4.0 metros

En situaciones potenciales de taponamiento se recomienda la siguiente especificación: Porcentaje de área abierta ≥ 4% para geotextiles tejidos Porosidad ≥ 30% para geotextiles no tejidos • ara aplicaciones no críticas P

Columnas de Grava 24" de diámetro

Kn ≥ K
Donde: K = Permeabilidad del suelo Kn = Permeabilidad normal con respecto del plano del geotextil Adicionalmente, se pueden exigir condiciones de resistencia a la tensión “Grab”, para garantizar que el geotextil no se rompa durante el manejo.

3.0 metros embebido

Limolita fracturada con nivel artesiano

Figura 2 .26 Columnas verticales de piedra colocadas por debajo de los subdrenes de zanja para aliviar presiones artesianas (Cornforth, 2005).

Geodrenes o Subdrenes Sintéticos

Criterio de permeabilidad • ara aplicaciones en las cuales existe alto P riesgo Kn ≥ 10 veces K El diseñador deberá realizar ensayos de filtración para comprobar que el geotextil no se tapa.

Debido a la dificultad de obtener materiales naturales para los subdrenes y con el desarrollo de las mallas sintéticas, se está haciendo popular el uso de los subdrenes 100% sintéticos (Figuras 2.28 y 2.29). Estos subdrenes consisten en tres elementos básicos: Geomalla. La geomalla es una red sintética construida de forma que se generan unos canales que facilitan el flujo del agua.

Punzonamiento

Biocomponente de Baja Temperatura de Fusión Fibras

Núcleo Resistente al Calor

Resina

a) Punzonado

b) Fundido al Calor

c) Pesado con resina

Figura 2.27 Diagramas esquemáticos de varios tipos de unión de fibras en geotextiles no tejidos.

70

DESLIZAMIENTOS - TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN

Tabla 2.2 Rango de algunas propiedades representativas de geotextiles utilizados para filtro (Lawson, 1982).

Geotextil TEJIDOS Monofilamento Hilo Cinta NO TEJIDOS Punzonado Fundido Con Resina

Resistencia a la Tensión (KN/m) 20-80 40-800 8-90 7-90 3-25 4-30

Elongación Máxima (%) 5-35 5-30 15-20 50-80 20-60 30-50

AOS (mm.)

Caudal de Flujo (l/m2/seg) 25-2000 20-80 5-15 25-200 25-150 20-100

Peso Unitario (g/m3) 150-300 250-1300 100-250 150-2000 70-350 130-800

0.07-2.5 0.2-0.9 0.05-0.1 0.02-0.15 0.01-0.35 0.01-0.35

Geotextil. La geomalla se envuelve en un geotextil, el cual actúa como un filtro que impide el paso de las partículas del suelo hacia la geomalla y permite a su vez, el flujo del agua. Tubo colector perforado. En el extremo inferior de la geomalla (envuelto por el geotextil) se coloca una manguera perforada especial para subdrenes, la cual recoge y conduce el agua colectada por la geomalla.

Criterio de Filtración o protección contra la erosión interna El propósito de un filtro es proteger el suelo contra la erosión interna y al mismo tiempo, permitir el paso del agua. En la literatura técnica se han presentado varias relaciones entre los diversos parámetros granulométricos del suelo y del filtro, que se deben cumplir para garantizar su funcionamiento óptimo. Para objeto del presente texto, sólo se presentan los más empleados. En los suelos granulares y limosos se establecen las siguientes relaciones entre el material del filtro y el suelo alrededor del filtro: La primera relación de granulometría de un material de filtro fue la propuesta por Bertram (1940). D15 (filtro)/D85 (suelo) ≤ 6 a 11

Materiales Granulares

Los materiales más utilizados, históricamente, para la construcción de subdrenes de zanja, son los suelos granulares y bloques de roca. El material de filtro debe cumplir los siguientes objetivos: • Impedir el paso de las partículas finas del suelo que se va a proteger. Se debe tener en cuenta que los drenes tratan de taponarse por el transporte y el depósito de las partículas más finas del suelo. • Permitir la filtración rápida del agua Para cumplir con estos objetivos, los materiales de filtro deben cumplir ciertos requisitos de granulometría (Figura 2.30). Los materiales deben ser suficientemente gruesos para facilitar el drenaje y suficientemente finos para evitar el peso del suelo que se va a proteger.

Geotextil

b) Esquema de Geomalla a) Requiere Geotextil b) No Requiere Geotextil

a)

Figura 2.28 sintéticos.

Secciones de geodrenes o subdrenes

OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 71 200 mm D85 es el diámetro de partícula para el 85% de pasantes en la curva granulométrica. Forma de las curvas de gradación Se deben evitar los filtros cuya gradación tenga vacíos de algunos tamaños de granos. Porcentaje de finos Es muy importante que el material de filtro no posea más de un 5% de material que pase la malla 200. se deben cumplir. D15 es el diámetro de partícula para el 15% de pasantes en la curva granulométrica. El Geotechnical Engineering Office de Hong Kong recomienda que se cumplan las siguientes relaciones para evitar la segregación: 4 < D60(filtro)/D10 (filtro) < 20 El tamaño máximo de partícula no debe ser mayor de 75 milímetros D60 (filtro)/D10 (filtro) = coeficiente de uniformidad Material permeable 75 mm Figura 2. Terzaghi y Peck (1967) modificaron esta relación bajando el límite a 4. Algunas entidades exigen limitar los finos a solo 3%. lo cual equivale a que la permeabilidad del filtro sea 10 a 100 veces mayor que la del promedio del suelo a su alrededor. Un material con el 6% de finos posee de 1/3 a 1/5 la permeabilidad de un material que tiene el 3% de finos. es decir: D15 (filtro)/D85 (suelo) ≤ 4 para suelos bien gradados D15 (filtro)/D85 (suelo) ≤ 6 para suelos uniformes Sherard (1984) definió en ensayos de laboratorio que se presenta falla por erosión cuando la relación anterior alcanza un valor de 9 . para evitar la migración de finos del filtro hacia las tuberías de drenaje y para garantizar una permeabilidad suficiente a fin de que el agua drene fácilmente. las siguientes condiciones: Relleno seleccionado D15(filtro)/D15(suelo) < 40 Geomalla D50(filtro)/D50(suelo) < 25 Geotextil Criterio de permeabilidad o facilidad de flujo El criterio más utilizado para garantizar un drenaje fácil del agua a través del filtro. o sea los materiales con curvas granulométricas que presenten gradas. adicionalmente. D15 (filtro)/D85 (suelo) ≤ 4 Algunas normas de instituciones recomiendan utilizar un límite de 5 para suelos bien gradados y de 6 para suelos uniformes. Diagrama de un geodren con tubería Basado en los ensayos realizados por Bertram.29 colectora. De acuerdo con el Geotechnical Engineering Office de Hong Kong. . es el propuesto por Terzaghi y Peck (1948): 50 mm Tubo perforado D15(filtro)/D15(suelo) ≥ 4 El Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos recomienda un límite de 5 para la desigualdad anterior.

La antigua Secretaría de Obras Públicas de México (SOP).5”) posee una conductividad de aproximadamente 2 cm/seg. 40 No.1 5. 0. aunque cumple con las especificaciones para una gran gama de suelos.0 2. Materiales de filtro estándar En ocasiones. pero existen diferencias significativas entre las dos recomendaciones (Tabla 2.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Suelo en contacto con el filtro d85 En el Estado de California. Este tipo de filtro. Agregados para subdrenes con geotextil Generalmente. es difícil encontrar un material natural que cumpla las condiciones del material de filtro para un determinado suelo y se requiere fabricarlo mediante tamizado y/o mezcla de materiales. 200 Porcentaje que Pasa en Peso 100 80 a 100 85 a 100 40 a 80 20 a 55 0 a 35 0 a 20 0 a 12 0a7 0a5 Tabla 2. La roca triturada limpia (grava 3/4” x 1. la especificación de filtro tipo 2 es similar. recomendaba un filtro general básico en todo tipo de suelos para subdrenes de carreteras.5 1. Similar recomendación se hace cuando se trata de suelos estratificados por tamaños variables. 1992).3.3 Granulometría de materiales para filtro de acuerdo con la experiencia en México (Secretaría de Obras Públicas de México). recomendado por H. Por ejemplo: Un filtro clase 2 (California) posee una conductividad hidráulica de aproximadamente 5. 100 No. de acuerdo con la tabla 2.0 Abertura del tamiz mm Rango Diferencia apropiado mínima 0.1958) Tamiz 1” 3/4” 3/8” N° 4 N° 8 N° 30 N° 50 N°200 Porcentaje de Pasantes 100 90-100 40-100 25-40 18-33 5-15 0-7 0-3 Un filtro debe tener la capacidad para drenar. 4 No. De acuerdo con nuestro criterio. Material de filtro apropiado 4d85 4d15 d15 0 0. Cedergren y adoptado por Caltrans (Std spec 68-1025 . Esto implica que una grava de trituración posee 40 veces más capacidad que el filtro clase 2 de California. es fundamental la limitación a solo 3% del porcentaje de finos.0 0.4 Granulometría del filtro tipo 2 de California.2 10 Figura 2. Malla Tamiz ASTM 1 ½” 1” 3/4” 3/8” No. en algunos casos podría presentar problemas de erosión interna o taponamiento. Algunos autores han propuesto relaciones con el coeficiente de uniformidad del filtro y con el D50 del suelo y del filtro o el D95 y el D75 del suelo e incluso. A.4).72 100 80 Porcentaje que pasa 60 40 20 DESLIZAMIENTOS . los subdrenes de zanja con geotextil emplean agregados gruesos y uniformes. Sobre lo particular. .30 Esquema de la granulometría aceptable para un filtro de protección de un determinado suelo. algunos especialistas recomiendan que el material de filtro debe ser diseñado sobre la base de las partículas del suelo más finas (menores que el punto de quiebre). se han presentado propuestas con ecuaciones logarítmicas relativamente complicadas (Schuller y Brauns. 20 No.0 x 10-2 cm/seg. 10 No.05 Tabla 2. Cuando el suelo que se desea drenar presenta algunos tamaños de partículas (escasos o inexistentes) esto se manifiesta en un quiebre pronunciado de su curva granulométrica.

teniendo en cuenta que la permeabilidad obtenida en el laboratorio es muy afectada por el manejo de la muestra. El porcentaje de finos debe limitarse a menos del 3% en peso de pasantes del tamiz número ASTM 200 y los finos no deben ser plásticos. el filtro se diseña para la arenisca Figura 2. De acuerdo con nuestro criterio. previamente al diseño del filtro. • Los ensayos de permeabilidad deben ser realizados en el campo. la utilización de material anguloso genera un mejor efecto estabilizante. • Gravas de ¾ de pulgada a 1 ½ pulgadas. Diseño del material de filtro Adicionalmente a los criterios anteriores. 1993). este riesgo es muy pequeño y son muy pocos los casos en que el geotextil se rompe por utilizar bloques de 2 a 4 pulgadas. Para subdrenes sin geotextil de filtro se requiere que el material sea filtrante. los materiales redondeados son abundantes y por esta razón. • Gravas de 1 a 2 pulgadas de diámetro. cuando los subdrenes no alcanzan la superficie de falla . es decir. • El parámetro D85 empleado en el criterio de retención. 2005). Debe tenerse en cuenta que las partículas de mayor tamaño tienen muy poco efecto en el proceso de filtración (Geotechnical Engineering Office. Arcilla A Arenisca A C B C B Si el agua subterránea esta saliendo de la capa de arenisca y no de la arcilla.es indiferente el uso del material redondeado o anguloso. se deben tener en cuenta los siguientes: • Los suelos residuales son muy variables granulométricamente y debe realizarse un buen número de ensayos de granulometría.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 73 Los tamaños que se utilizan comúnmente son los siguientes: • Bloques de roca de 2 a 4 pulgadas de diámetro.31). En América tropical. con todos los materiales en contacto con el dren (Figura 2. generalmente. Algunos autores recomiendan el uso de materiales angulosos (Cornforth. Entre más grueso sea el material. el comportamiento del subdrén generalmente es más eficiente. con el objeto de garantizar una mayor permeabilidad y una mayor resistencia al cortante. Algunas entidades aducen que existe un riesgo de que al aumentar el tamaño del material. • El chequeo de las condiciones de filtración debe realizarse en relación con el material que conduce el flujo y no necesariamente. Los subdrenes construidos con material que contenga más del 5% de finos generalmente son ineficientes. En el caso de los subdrenes excavados por debajo de la superficie de falla. aumente la posibilidad de rotura del geotextil durante su colocación. son los que se utilizan con mayor frecuencia. debe tomarse en forma conservadora teniendo en cuenta la variabilidad del suelo. . que se cumplan las condiciones que permitan el paso del agua pero impidan el paso de los finos. las condiciones de filtración sólo son necesarias para que se cumplan en el manto que produce el flujo del agua hacia el dren.31 En el caso de que haya capas permeables e impermeables. sin embargo.

puede que el uso de geotextiles no sea adecuado y se puede necesitar un sistema mucho más resistente al flujo del agua y que tenga gran permeabilidad. por largos períodos de tiempo. icie erf up S S1 S2 S3 S4 N. por lo tanto. PVC o ABS. Igualmente.33 El espaciamiento entre subdrenes debe obtenerse del análisis del comportamiento del nivel freático entre éstos.32 Sistemas de dren de zanja. Tuberías para Filtro Antiguamente se utilizaban tuberías de arcilla o mortero de cemento para recolectar el agua de los filtros y conducirla hacia un sitio de entrega.74 DESLIZAMIENTOS .TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Arena gruesa media Arena gruesa media Tubería o manguera perforada Grava Tubería o manguera perforada Arena gruesa media Cantos Geotextil Cantos Cantos Geotextil Cantos Manguera con geotextil Figura 2. en algunos países se utiliza la tubería metálica perforada. es necesario el uso de la tubería colectora para filtros. En los últimos años.F. . especialmente de Figura 2. se ha popularizado el uso de tuberías o mangueras plásticas. En la mayoría de los subdrenes con material de diámetro inferior a 1½ de pulgada. • Las raíces de las plantas afectan gravemente los filtros. se debe evitar sembrar árboles cerca de los subdrenes. polietileno. • En los sitios donde existe flujo concentrado de agua. de la tela geotextil. • Debe tenerse especial cuidado de no romper el geotextil al colocar los materiales granulares y evitar la exposición al sol.

por ello se recomienda que su espesor sea más de 20 cm. .50 2% 1 Tubo flexible ranurado Geotextil drenante Geotextil impermeabilizante 0. Otro factor es la cantidad de material de filtro que debe colocarse alrededor del tubo.S. Tamaño de los orificios de la tubería colectora En la mayoría de los subdrenes con material de filtro se utiliza un tubo colector perforado que se coloca en la parte baja de la zanja embebido en el material filtrante. Army Corps of Engineers (1953). y una distancia de 6 pulgadas entre el tubo y el fondo de la zanja.30 0. reducir el lavado del material y disminuir la cantidad de agua atrapada en la base de la zanja. debido a que se supone que el material es excelente conductor y no se requiere un elemento adicional para la recolección y la conducción del agua.50 2% 3 2 Geotextil impermeabilizante 0.F Tratamiento antierosión Cuneta en hormigón Riego asfáltico 1 2. no siempre se coloca tubería colectora. recomienda la siguiente relación entre el tamaño del filtro y el ancho del orificio: Para huecos circulares: El criterio utilizado por U. Tratamiento antierosión D85 F >1 Diametro Para ranuras: D85 F > 1 2 ancho Cuneta en hormigón Riego asfáltico 2. Algunos autores recomiendan colocar tubería en todos los casos. El “Uniform Building Code” exige mínimo 9 pies cúbicos de material por pie de longitud de filtro.60 Figura 2.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 75 Cuando se utilizan materiales gruesos. En cuanto al tamaño de los orificios del tubo recolector.50 0.00 N.S. el U.00 2. Bureau of Reclamation (2003) es el siguiente: D85del filtro al orificio ≥2 ancho Los orificios deben estar en la mitad inferior del tubo para lograr una mayor interceptación del agua.00 Tubo flexible ranurado 0.60 2.60 Tratamiento antierosión 1 1 Geotextil drenante ARENA 0.34 Subdrenes en taludes saturados de suelos arenosos y su efecto sobre el nivel freático (Adaptado de Chacón e Ingary).60 Tubo flexible ranurado 1. Los filtros de material granular son más eficientes si su espesor es mayor.

se coloca el geotextil. el cual actúa como elemento filtrante. pueda ser suficiente. DISEÑO ZANJA DE SUBDRENES DE • Geotextil. material grueso y sin tubo • Tubo colector con capa gruesa de geotextil alrededor • Subdrén 100% sintético geotextil y tubo colector con geomalla.35 Terminología utilizada para el análisis matemático del flujo en subdrenes de zanja (Cornforth. 2005). En el procedimiento de construcción se excava la zanja. . es posible que un solo subdrén en el centro de la zona inestable.32): • Material de filtro y tubo colector • Material grueso permeable sin tubo (subdrén francés) • Geotextil como filtro. se cierra el conjunto doblando y traslapando el geotextil. diámetro 6" a 8" Nivel de agua con el subdrén Superficie impermeable z h1 hd x h1 h0 nh0 Curva de descenso del nivel de agua Suelo homogéneo Figura 2.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Distancia entre ejes (S+W) Distancia entre subdrenes S W Nivel de agua original Superficie del terreno Material granular Geotextil para filtro Tubería plástica flexible perforada. El sistema más utilizado actualmente. El diseño de subdrenes de zanja tiene por objeto determinar los siguientes elementos: • Profundidad y ancho de la zanja • Espaciamiento entre zanjas • Localización en planta de los subdrenes • Material filtrante y especificaciones • Caudales recolectados • Sistemas de recolección y entrega Profundidad y Ancho de los Subdrenes Un dren de zanja típico es de 1 metro de ancho y de 1 a 3 metros de profundidad. Si el talud es una depresión natural de poca extensión de área. es el de material grueso envuelto en geotextil no tejido. Finalmente. material grueso y tubo colector Número de Subdrenes El número de subdrenes requerido depende de las características de hidrogeología y geomorfología del sitio. Selección de los Materiales para los Subdrenes Los subdrenes de zanja pueden ser construidos con los siguientes materiales (Figura 2.76 DESLIZAMIENTOS . se introduce una manguera o tubo de filtro con perforaciones (dentro de la zanja) y se rellena la zanja con material granular grueso. Se recomienda la utilización de material uniforme y lo más grueso posible para garantizar una buena conductividad.

33). la profundidad de los subdrenes y la permeabilidad del suelo.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 1/2 s 77 Teorías de Flujo de Agua hacia los Subdrenes de Zanja ho El cálculo de caudales y el diseño del espaciamiento entre drenes. El producto final. el diseñador debe tener un conocimiento muy claro de la estructura geológica.35). Superficie impermeable (a) 1/2 s ho 4 12 ho Metodologías para el Diseño de Subdrenes de Zanja Existen dos enfoques diferentes para el diseño de subdrenes de zanja: Procedimiento empírico Este sistema se basa en la experiencia anterior de un experto conocedor del comportamiento del agua en los suelos del sitio. es la disminución de la presión de poros en una distancia de influencia a lado y lado del subdrén. El efecto inmediato es la generación de un flujo de agua hacia el dren. Superficie impermeable (b) ho S Nivel de agua original sobre la base de la zanja Espaciamiento entre drenes Nota: Se asume suelo homogéneo e isotrópico. requiere un análisis geotécnico (muy completo) del comportamiento del agua en el suelo del sitio (Figura 2. se puede obtener una solución analítica que incluya otros efectos como la infiltración debida a la precipitación. en especial de la presencia de mantos. En suelos arcillosos esta distancia de influencia es menor que en los suelos granulares. se realizan con reglas empíricas que relacionan el espaciamiento. es una nueva línea de nivel freático con puntos de inflexión en los sitios de subdrén (Figura 2. discontinuidades o zonas de alta permeabilidad. La profundidad. espaciamiento y demás características del subdrenaje. pero en los materiales residuales. para la estabilidad de los taludes. se está colocando un punto de presión atmosférica dentro de una masa de suelo con agua a una presión superior (Figura 2. Figura 2.34). 1977). conjuntamente con un estudio geotécnico que incluye ensayos de permeabilidad del suelo. . Al colocar un subdrén. La mayoría de los diseños de subdrenes de zanja. se determinan con base en el conocimiento previo del experto. Para lograr un suelo uniforme. Las teorías de redes de flujo pueden utilizarse para el diseño de los sistemas de subdrenaje en suelos homogéneos. la cual depende de la permeabilidad del suelo. debido a la diferencia de cabeza hidrostática. El paso siguiente al flujo de agua inicial.36 Red de flujo hacia un dren (Hutchinson.

2 (b) 0.38 Abatimiento promedio para varios espaciamientos de drenes de zanja: (a) Con base impermeable en el fondo del dren.38 muestra la cabeza promedio como una relación de la cabeza original ho.20 1. . 0. Hutchinson observó que los abatimientos reales guardaban una similitud con las graficas.40 0. (b) Con base impermeable a una profundidad n = 4 ½ (Hutchinson. la figura 2.8 0. La figura 2. Su solución se utiliza para calcular los niveles promedio máximos de agua para diferentes ángulos del talud. Igualmente.78 DESLIZAMIENTOS .6 0. El gráfico muestra los abatimientos para diferentes relaciones S/ho Procedimiento analítico En este sistema. es la combinación de sistemas empíricos y analíticos con un conocimiento lo más detallado posible de las características del sistema de agua subterránea. el diseño se basa en un modelo matemático similar a una red de flujo donde se calculan los efectos para diferentes profundidades de drenes.4 0. Stanic recomienda que la relación del espaciamiento entre drenes S/ho. como se muestra en la figura 2.8 1. como una relación de los niveles originales de agua antes de construir los subdrenes (Figura 2. Como se puede observar.0 0.39). la mejor alternativa para el diseño. suponen que la masa de deslizamiento es homogénea e isotrópica.36 se muestran las líneas de flujo hacia los drenes para los dos casos de subdrenes que se profundizan hasta un manto impermeable y los subdrenes que penetran (parcialmente) el manto permeable. para varias distacias en las dos posiciones de la frontera impermeable. radio x/s Figura 2.60 Relación h1/h0 0. Stanic (1984) modeló las redes de flujo emplenado la ecuación diferencial parcial de la elíptica de Poisson.8 Relación h1/h0 (a) 0.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN 1/2 s 1. pero que generalmente las curvas eran más rectas.37 indica los perfiles de abatimiento del nivel de aguas para varias relaciones entre 0 1 2 3 4 Relación x/s 5 6 7 8 Figura 2.37 Curvas de abatimiento para varios espaciamientos de subdrenes: (a) Con base impermeable en el fondo del dren. 1986) elaboró curvas de abatimiento promedio para los diferentes valores de espaciamiento entre drenes al nivel de la frontera impermeable. 1. (b) Con base impermeable a una profundidad n = 4 ½ (Hutchinson. En la figura 2.6 0. no debe ser mayor de 4 porque la experiencia indica que en este caso. Probablemente. es decir.0 Distancia desde el borde izquierdo del subdrén.40.0 0.2 0 (b) Método de Hutchinson Hutchinson (1977) utilizó técnicas de elementos finitos para estudiar los flujos de agua hacia los drenes de zanja.40 1 1 (a) 0 0. Método de Bromhead Bromhead (1984. a partir del trabajo de Hutchinson. Finalmente. que el efecto de los subdrenes es mínimo. El objetivo de las soluciones teóricas es predecir el abatimiento del nivel freático entre drenes relacionado con la altura original. La mayoría de los métodos analíticos asume que los subdrenes son paralelos y que se aplica el modelo de talud infinito. el ángulo del talud tiene muy poco efecto sobre el régimen de aguas subterráneas para taludes menores de 4H:1V. 1977).8 s / h0 = 6 54 3 2 1/2 s s / h0 = 6 5 4 3 2 0. 1977).60 el espaciamiento de los drenes y la cabeza de agua original en la base de los drenes de zanja.0 0.4 0. los deslizamientos continúan. el espaciamiento y la profundidad de los subdrenes.20 Superficie impermeable 0 Relación h1/h0 Método de Stanic 3 12 h0 0.

39 Método de Stanic (1984) donde se muestran las relaciones entre alturas y pendientes.0 Relación s / h0 0. Cornforth (2005) concluye que un espaciamiento de 3 a 4 veces la profundidad de los drenes.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 79 1. Vertical:horizontal b) 0 Figura 2.70 0.0 2. 1. . respectivamente.0 n =1. / h0 1.20 0.2 n =1 Relación h1/h0 n >3 n =1.20 0.00 1:2 1:3 1:4 1:5 1:6 1:7 1:8 1.80 0.10 0.60 0.80 0.5 Estrato impermeable.00 0. Cabeza promedio medida al nivel de la superficie impermeable 0 1 2 3 4 5 Relación Rs 6 7 8 Relación h1/h0 Relación s 0. Bromhead (1986). 0.10 0.50 0.90 0.50 0.0 Como resultado de la comparación entre los métodos de cálculo.30 0.0 Las diferencias entre los resultados de los métodos muestran que no es posible realizar cálculos precisos de abatimiento con base en soluciones teóricas. para diferentes niveles de referencia. Figura 2.00 0.41 muestra el abatimiento promedio al nivel de una frontera impermeable. no existe una relación general para comparar los métodos. Igualmente. no implica que el talud se estabilice. Generalmente. sin embargo.40 0. es una buena escogencia para subdrenes que bajen hasta la superficie de falla. debe tenerse en cuenta que el hecho de que ocurra un abatimiento.40 Abatimiento promedio para varios espaciamientos de zanja (Bromhead.30 0. también elaboró tablas a fin de determinar la cabeza promedio contra Rs. (aplicable a todos los casos) para comparar los diversos métodos. el método de Stanic genera abatimientos teóricos mayores y el de Hutchinson menores.0 Relación h1/h0 3.0 1.5 Pendiente.00 1:2 1:3 1:4 1:5 1:6 1:7 1:8 2. Vertical:horizontal a) Los diversos métodos para calcular los niveles freáticos dan valores con diferencias hasta del 30%.0 3.40 0. 1986).60 Comparación de los Diversos Métodos Pendiente.0 Bromhead introdujo el parámetro: K  Rs = R  v   Kh  Donde: Kv y Kh son coeficientes de permeabilidad en dirección vertical y horizontal.70 4. oo 4.90 0. R= S/ho La figura 2.

TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN =s en fórmula s= espaciamiento aparente s d h0 DRENES HORIZONTALES PENETRACIÓN O DE h1 h0 0.3° A Distancia entre ejes 15 m 0.46). Entre más profundo sea el subdrén. debido a las limitaciones de los equipos de excavación y a la inestabilidad de las paredes de la zanja. menos ancha por debajo del nivel freático. Así. (b) d=3/4 h0 (c) d=1/2 h0 (d) d=1/4 h0 Figura 2. Los tubos utilizados pueden ser metálicos. Agua subterránea en la superficie durante una lluvia A 4.0 DESLIZAMIENTOS . Una forma de manejar el problema de inestabilidad de las zanjas profundas. . generalmente con diámetros de 2” ó 3”. En ocasiones. una zanja ancha hasta encontrar el nivel freático y la segunda. se facilita el proceso de excavación aunque la posibilidad de inestabilización por estas zanjas profundas.9 m Nivel de agua sc = 2.5 Rs (a) d= h0 1.30 kg/m³ = 2. con la cual se busca abatir el nivel freático hasta donde se incremente la estabilidad del talud al valor deseado (Figuras 2.9 m Superficie de falla Roca impermeable del deslizamiento = 11.43).41 Variación de la presión de poros promedio con el espaciamiento de subdrenes de zanja (Bromhead.5 (a) (b) (c) (d) 0 0 0. Este hueco aproximadamente es de 4 ½ pulgadas. los resultados son satisfactorios en relación con el abatimiento del nivel freático (Figura 2.0 0. 1984).80 1. de polietileno o PVC. Aunque el límite generalmente aceptado para los subdrenes de zanja es de 6 m. La mayoría de subdrenes de zanja se realiza entre 1 y 2 m de profundidad y la máxima es aproximadamente seis metros. La principal ventaja de los subdrenes horizontales es que son rápidos y simples de instalar y se puede obtener un aumento importante del factor de seguridad del talud en muy poco tiempo.1 Kg/m³ = 42º Descenso del nivel de agua Superficie de falla del deslizamiento Roca impermeable Figura 2. En este caso. Generalmente.5 1/Rs 0 Un dren horizontal o subdrén de penetración consiste en una tubería perforada colocada a través de una masa de suelo mediante una perforación profunda subhorizontal o ligeramente inclinada. se recomiendan perforaciones con tricono unido a la tubería de perforación NQ.44 a 2. es relativamente grande.42 Ejemplo de cálculo de abatimiento para dos subdrenes de zanja tipo contrafuerte y penetración total (Cornforth 2005). el potencial de inestabilidad es mayor. El diámetro de las perforaciones aproximadamente es de 3 a 4 pulgadas dentro de las cuales se colocan tuberías perforadas.42) Dificultades Subdrenes para la Excavación de Tubería Utilizada para los Subdrenes de Penetración El principal problema constructivo es la inestabilidad de las paredes de las excavaciones (Figura 2. se pueden construir subdrenes más profundos mediante excavaciones en dos etapas: La primera. Maddison y Jones (2000) recomiendan el uso de tubería de al menos 4 pulgadas. Es muy difícil realizar excavaciones profundas para drenaje en suelos inestables. es la construcción del dren en tramos cortos (3 a 5 m). para asegurar la eficiencia de los sistemas de subdrenaje a largo plazo. se requiere el entibado completo de las zanjas para garantizar la estabilidad de las excavaciones.8 m 0.

5 milímetros.50 metros de profundidad Figura 2.43 Esquema de un deslizamiento activado al realizar la excavación para un subdrén (Cornforth 2005). En los Estados Unidos los subdrenes horizontales generalmente se construyen con tubería PVC de calibre 80 de acuerdo con la norma ASTM D 1785.5 pulgadas de diámetro interno y 1. Nivel de agua Suelo Nivel de agua original después del subdrén Subdrén horizontal Roca Superficie de falla Basalto Agua acumulada Subdrén horizontal Nivel de agua Grava arcillosa Grava Arcillolita Arcillolita Superficie de falla Subdrenes Nivel de agua horizontales Coluvión Estratos sedimentarios permeables Fotografía 2. con una densidad de 15 a 30 agujeros por metro de tubería. Figura 2. 2005). pero al mismo tiempo. se pasa la arena y el limo a través de los orificios. Los orificios de la tubería se hacen generalmente con diámetros de 5 a 1. Coluvión Vía Movimiento activado inmediatamente después de excavado el subdrén de zanja Subdrén de zanja 4. Entre mayor sea la abertura de las ranuras. con uniones soldadas con solventes de 10 o 20 pies de longitud. el paso del agua se hace más fácil.6 Ranuras cortadas manualmente para los subdrenes de penetración. La tubería es de 1.6). Las ranuras La tubería se puede perforar con agujeros circulares o hacerle ranuras en sentido transversal (Fotografía 2. .9 pulgadas de diámetro externo. Localización aproximada de la casa. 24 metros aprox.44 Ejemplos de condiciones geológicas en las cuales se han empleado subdrenes horizontales como medida remedial (Cornforth.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 81 Leyenda Grieta después de la excavación del subdrén Posible superficie de falla Nivel de agua Sondeo Corte Roca 39 metros aprox.

en las cuales se coloca la tubería sin ranuras para prevenir que las raíces de los árboles invadan el interior del tubo y/o pueda ocurrir erosión en la salida. Final Perforación " Si el suelo tiene partículas muy finas. El menor ancho de los orificios es de 0. La experiencia ha demostrado que los subdrenes horizontales con geotextil. Manto Permeable Superficie Potencial de Falla N. El geotextil no es recomendable a menos que la erosionabilidad interna de los suelos sea de tal magnitud. limos o suelos dispersivos.01 pulgadas.2 metros 4. se recomienda anchos de ranura de 0.5 metros Figura 2. tienden a taparse muy rápidamente.01 pulgadas.82 DESLIZAMIENTOS .5 a 5. con excepción del 1. En la mayoría de los casos. no se han detectado problemas en subdrenes con ranuras alrededor. Tubo perforado PVC i=10% Caja Colectora L=20m " Manto Arcilloso Figura 2.F. la longitud restante del tubo (Figura 2. pero este fácilmente produce el taponamiento y se requiere una limpieza más frecuente (Cornforth 2005). el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos exige que: d85 suelo > 12ancho de ranura mientras los subdrenes sin geotextil tienen una vida útil muy superior. El problema principal es que el área perímetral del ducto es muy pequeña y se deposita una torta de suelo junto al geotextil. en los subdrenes de gran magnitud. la torsión en el tubo genera cambios fuertes en la orientación. .0 metros más cercanos a la superficie del talud. sin embargo. La totalidad de la longitud del tubo debe tener ranuras. que se produzcan flujos de lodo o limos hacia el dren. Cornforth (2005) conceptúa que en la práctica tiene muy poca importancia en qué parte del ducto se encuentren localizadas las ranuras o perforaciones. Inicial N.45 Uso de un subdrén horizontal como colector de un dren interceptor en una vía (Barrett. se exige la colocación de un geotextil de filtro alrededor de los ductos. los subdrenes se diseñan para que recolecten agua solamente en el sector cercano a la punta interior y se inyecta con un impermeabilizante.46 Esquema general de la colocación de un subdrén de penetración. 1979).02 pulgadas. El proceso de limpieza de los subdrenes es mucho más eficiente cuando no existe geotextil.2 metros Pendiente 1% Subdrén horizontal Filtro 1.47). la cual disminuye en forma drástica la eficiencia del subdrén.F. Colocación de geotextil En ocasiones. Salida y entrega del agua Algunas veces.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Corte Superficie original Carril 4. En la mayoría de los casos se utilizan anchos de 0. Para que los anchos de las perforaciones actúen adecuadamente como filtro. La mayoría de las especificaciones exige que las ranuras se encuentren en la parte alta del tubo.

preferiblemente. En México. En ocasiones. de forma que la cabeza de agua sea suficiente. se asegure que el agua pasa por dentro del tubo y no alrededor de éste. es el subdrenaje activado mediante vacío. Estos subdrenes se entierran a presión en el suelo. información sobre la necesidad o no. Generalmente.0 a 6. Diseño de Subdrenes de Penetración Para el diseño de los drenes se recomienda hacer previamente. los cuales permiten medir el abatimiento del nivel del agua y le dan al ingeniero. se reinyectan los caudales hacia el deslizamiento. se realizan perforaciones hasta de 6” de diámetro y se emplea un sistema de control superficial para evitar la salida de las arenas del subdrén. su uso es temporal teniendo en cuenta los costos de una operación de vacío a largo plazo. que se encuentre por debajo de la zona fallada y se verifique que esté ubicado dentro del acuífero. Es importante la construcción de piezómetros abiertos de control.5" Abrazadera de la manguera al colector sello con lechada expansiva Subdrén no-ranurado en PVC de 3. Uso de geodrenes de penetración En los últimos años se han utilizado subdrenes sintéticos de geomalla similares a los implementados para drenes verticales (Santi y otros.0 metros de longitud Subdrén horizontal ranurado en PVC diámetro 1. previo a la colocación de los subdrenes. Es común encontrar drenes que no trabajan por estar colocados debajo del fondo de un acuífero suspendido. . Su uso se limita a suelos blandos. Es muy importante que en el diseño de la salida del dren. se debe emplear tubería no perforada. En este caso.5" Colector (con frecuencia es enterrado) Figura 2. El drenaje por vacío se emplea con frecuencia en los taludes de rocas y en los rellenos de residuos (Brawner y Pakalnis. 1982).47 Detalles del sistema de entrega de los subdrenes horizontales. El vacío aumenta el gradiente hidráulico y redirecciona las fuerzas de filtración.5" Tapa roscada en PVC Tapa roscada en PVC Santi (2001) recomienda utilizarlos en suelos con un N de SPT menor de 20.0 metros Ensamble de la salida del drenaje Tapa de limpieza conexión T en PVC diámetro 1. 2005). Los caudales recolectados deben ser transportados por medio de tuberías y por ningún caso. donde la perforación se rellena con material granular filtrante. de colocar más subdrenes. utilizado en Estados Unidos (Cornforth. se han activado deslizamientos por la mala costumbre de algunos ingenieros. en los cuales es posible enterrar los geo-drenes sin necesidad de realizar una perforación. se ha empleado un tipo de subdrén horizontal sin tubería. Su diseño es similar al de los subdrenes de penetración con tubería. Entre los 3 a 6 metros más cercanos al borde del talud. 2001). un estudio geotécnico para determinar las características del régimen de aguas subterráneas. deben introducirse al sistema de filtro o drenajes. Estos problemas se pueden evitar con un estudio geotécnico muy completo. de conectar los subdrenes horizontales a los subdrenes de zanja pues de esa forma. Revestimiento externo de protección hasta 2.48). Uso del vacío en los Subdrenes Un sistema de subdrenaje con drenes horizontales que está adquiriendo últimamente importancia. si es necesario se ancla en concreto 1 a 2 m de tubería.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 83 De esta forma. se impide que el agua captada se reinfiltre nuevamente en la trayectoria de la salida (Figura 2. Subdrén horizontal en PVC diámetro 1. El dren se ubica en una cota.

pero en ocasiones. Generalmente. el peso de la tubería hace que ésta se deflecte y poco a poco. Alineamiento El alineamiento puede ser paralelo entre el grupo de subdrenes de penetración o en forma de abanico con un punto común de salida. En general. No es común que se puedan lograr abatimientos superiores.48 Subdrén de penetración diseñado para captación solamente en la punta interior.84 DESLIZAMIENTOS . va disminuyendo la pendiente. por la disminución del número de movimientos del equipo y por la poca alteración del terreno. La profundidad máxima de abatimiento de nivel freático con una etapa de subdrenes horizontales. se le da la inclinación y dirección al dren. En ocasiones. Los arreglos en abanico son mucho más comunes por la facilidad para recoger el agua. pero se conoce de drenes instalados de 120 metros de longitud. se han utilizado inclinaciones de hasta 25° (Cornforth. Espaciamiento El espaciamiento entre subdrenes depende de la permeabilidad de los materiales del suelo del talud. Los drenes deben instalarse de manera que se abata o se elimine el nivel de agua o la saturación por encima de la superficie potencial de falla. Pendiente La pendiente debe ser tal. aproximadamente hasta es de 5 metros. . de acuerdo con los datos del estudio geotécnico previo y se inicia la perforación. se emplean mayores espaciamientos. Comúnmente sus longitudes varían de 10 a 40 metros. Un equipo generalmente requiere una longitud libre de 10 metros en la dirección del talud. Las perforaciones se realizan con inclinaciones del 5% al 20% de pendiente de inicio. Los espaciamientos típicos son de 1 a 5 metros.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Tubería Perforada da lg a Co a gu ve Ni a cip rin P al ici In l Inyección A e ld ua Ag Ranuras Roca Figura 2. pero a medida que avanza la perforación. se utilizan espaciamientos mayores. La localización de los arreglos dependen de las características geológicas y geotécnicas y de la facilidad de acceso para los equipos. Después de nivelar el equipo. a mayor longitud de subdrenes. en la cual se podrán observar los acuíferos y corrientes de agua presentes. la longitud requerida puede ser determinada dibujando una sección del talud con su probable círculo de falla superpuesto sobre una sección geológica. 2005). para permitir una eficiente operación en el proceso de perforación. Longitud La longitud de los drenes depende de las necesidades de drenaje. que al profundizar el dren no suba a cotas por encima de la línea del nivel de agua.

Sin embargo. . Donde L es la longitud total del dren / Ancho total del talud. pueden tener espaciamientos hasta de 20 metros. los materiales se encuentran movidos y entremezclados o se han formado bolsas de materiales permeables dentro de los materiales permeables. Gráficas de Kenney El procedimiento de Kenney utiliza cuatro situaciones diferentes.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 85 En los suelos de baja permeabilidad se pueden requerir espaciamientos entre 2. Prellwitz (1978). las líneas punteadas representan una familia de drenaje que tiene el mismo valor de L. lo cual hace prácticamente imposible la modelación matemática del flujo de agua. 2005). entre los cuales se encuentran los métodos de Choi (1977). Metodologías de Diseño Existen algunas metodologías de diseño para determinar el espaciamiento de los subdrenes de penetración. Gráficas de Kozeny Otro de los sistemas utilizados para calcular el espaciamiento o separación entre subdrenes es la fórmula de Kozeny: S = 2h K q Donde: S = Separación entre drenes h = Altura del nivel freático por encima del nivel de los drenes K = Permeabilidad de la formación q = Caudal unitario del subdrén La aplicabilidad de esta fórmula no es muy confiable. En los dibujos de las figuras 2. Leyenda Contorno superficial del terreno después del deslizamiento. mientras en los suelos relativamente permeables.49 Ejemplo de arreglos en abanico de subdrenes horizontales (Cornforth. Todas estas metodologías se basan en los principios fundamentales del movimiento del agua en el suelo. estos métodos tienen poca aplicabilidad por cuanto no tienen en cuenta los parámetros geológicos y tratan el suelo como un elemento homogéneo desde el punto de vista de su permeabilidad.50 y 2. Kenney (1977) y Long (1986).5 y 5 metros.51. En la mayoría de los casos de deslizamiento. altura en pies Camino 130 150 Norte (Aprox) 140 130 120 110 100 10 0 120 90 80 Litoral 130 120 120 110 Límites del deslizamiento 110 B Base inclinada de la zanja Entrega de los subdrenes Parte superior del corte de la zanja A 13 0 140 0 50 100 Escala en pies Figura 2.

7 (Kenney.86 DESLIZAMIENTOS .2 Líneas de igual Longitud total de dren F Fo 0.6 1.4 S/H=1.4 2 1.0 2. Aparece una capa impermeable subhorizontal en el pie del talud Hu/H entre 0.5 Valores de L/H 3.2 Valores de L/H 0 0 1 2 3 Numero de Drenes b) Estabilización local del talud Ancho = 4H Figura 2.0 1. .50 Carta de diseño para drenes horizontales en un talud cortado con pendiente 3:1.5 1.5 2.5 F Fo 0.0 0 0 1 2 3 4 5 6 Espaciamiento S/H a) Estabilización general Ancho >4 0.5 3 2 1. 1977).5 y 0.8 e=0.0 0.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Piezómetro Superficie de Falla Hu 3 H 1 Hu 3 1 H Dren Dren 0.2 1.

7 (Kenney.4 S/H=2 Valores de L/H 5 4 3 2 Líneas de igual longitud total de dren F Fo 0.5 y 0.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE Piezómetro Superficie de Falla 87 3 Hu Drén L 1 H 3 Hu Drén L 1 H 0.4 F Fo 0. 1977).51 Carta de diseño para drenes horizontales en un talud cortado con pendiente 3:1. . Aparece una capa impermeable subhorizontal muy por debajo del pie del talud Hu/H entre 0.2 Valores de L/H 4 3 2 5 4 e=1.2 0 0 1 2 3 Numero de Drenes b) Estabilización local del talud Ancho = 4H Figura 2.5 2 2 3 Espaciamiento S/H a) Estabilización general Ancho >4 4 5 3 0 0 1 6 0.0 1.

• El caudal inicial de un subdrén horizontal tiende a disminuir en los días siguientes a su colocación. pero deberá tender a estabilizarse con los cambios normales debidos a los ciclos climáticos. las cuales están conectadas a un colector principal. aparezcan zonas adicionales que requieren subdrenaje. dirección. optimizar el diseño tanto en la parte técnica como en la económica. Después de la válvula. En algunos casos. se observan algunos drenes que producen mayor caudal y otros que pueden producir muy poco o flujo nulo. se requiere un número mayor de subdrenes que los que se proponen en los diseños originales.88 DESLIZAMIENTOS . pero generalmente. longitud y punto de origen de los drenes horizontales. De acuerdo con los resultados de esta primera etapa. de colocar una densidad mayor de drenes poco profundos. Otro sistema de recolección son las cajas colectoras en cada uno de los subdrenes. se coloca una primera etapa de subdrenes con criterios heurísticos basados en el análisis de las características geológicas. • Los caudales reolectados dependen más de la permeabilidad de los suelos que del abatimiento de presiones. es común que durante la construcción. no el de proveer caudales importantes de agua.1 a 10 lt/min con abatimiento de algunos centímetros de cabeza por cada dren. Para la localización de los subdrenes se recurre a las experiencias anteriores en el mismo material o el monitoreo permanente de piezómetros durante la instalación de los subdrenes. Del mismo modo. geológico y en ocasiones. según el comportamiento de los niveles freáticos en el talud. . influenciada por las limitaciones ambientales y de acceso. pero éstos pueden no representar disminuciones apreciables del nivel de agua en la zona de falla del talud. dependiendo del análisis geotécnico. se diseñan las siguientes etapas refinando el diseño para obtener un resultado óptimo. En ocasiones. los caudales de un dren similar varían de 0. • Es común que el Ingeniero se anime con la aparición de caudales grandes en los drenes profundos.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN El número. debido a que durante el proyecto. En las formaciones permeables. se permite que los subdrenes horizontales entreguen directamente a los canales. es común que se instale una conexión en forma de T para llevar el agua a un colector principal. generalmente se coloca una válvula removible que permite la limpieza del tubo. Diseño por el Método Observacional Recolección y entrega Otro elemento importante del diseño es la recolección y retiro del agua a un sitio alejado del deslizamiento. Esta primera etapa puede consistir en uno o varios sistemas de subdrenes y representa aproximadamente de un tercio a un medio. El colector generalmente es una tubería de PVC de 6 a 8 pulgadas de diámetro. La experiencia muestra que generalmente. Cornforth (2005) recomienda un número mínimo de 4 piezómetros para un deslizamiento típico. Es conveniente la instalación de piezómetros para cuantificar el efecto del sistema de subdrenaje a medida que se va construyendo y de esta forma. Este método requiere de la presencia permanente de un ingeniero especialista durante todo el proceso de construcción y de un sistema de monitoreo continuo. Debe tenerse presente que el objetivo de los drenes es abatir el nivel del agua y las presiones de poros. Observaciones Para Tener en Cuenta en el Diseño • Debe estudiarse minuciosamente el efecto de construcción de unos pocos drenes profundos en lugar de la alternativa (generalmente menos costosa y en ocasiones más efectiva) desde el punto de vista de la estabilidad del talud. En el sistema observacional. se acostumbra utilizar la mitad de la longitud de los subdrenes. En cada dren. Se van colocando drenes intermedios adicionales. se pueden obtener caudales de más de 100 lt/min para drenes de 40 m de longitud. geotécnicas o de ingeniería del talud o del deslizamiento. de la cantidad de drenes proyectados de acuerdo con el presupuesto. en los suelos arcillosos. generalmente son criterio del Geotecnista. se necesitan construir estructuras de control de erosión en las entregas del sistema de subdrenaje. Como espaciamiento inicial. El número de piezómetros instalados debe ser suficiente para obtener un diagnóstico confiable.

52 Uso de subdrenes horizontales para la estabilización de terraplenes en carreteras. su efecto es sorprendentemente eficiente y con unos pocos drenes. Los drenes horizontales son eficientes cuando los niveles freáticos se encuentran por encima del pie del talud. Suelo y roca meteorizada Superficie original Calzada Terraplén de lutitas Subdrenes horizontales Contrafuerte de enrocado Lutita con intercalaciones de limolita y arenisca Reparación de terraplén l 75 (TN) Figura 2. en los cuales no hay efecto directo de los subdrenes sobre las presiones internas. Perforación a rotopercusión con aire a presión Este sistema de perforación es tal vez el más rápido y eficiente. pero su empleo es limitado por su costo y por la necesidad de ubicación de grandes compresores de aire cerca del sitio de perforación. Igualmente. Su efectividad es menor en los suelos arcillosos. lo cual facilita el avance del proceso. Incertidumbre en el Diseño de Subdrenes Horizontales La mayoría de las incertidumbres en el diseño. en suelos algo permeables. el rendimiento está por debajo de los 10 metros/día. En condiciones ideales. especialmente si la cabeza de presión es pequeña.52). debido a que emplea sistemas de rotación y percusión. En los deslizamientos profundos con superficie de falla circular es difícil abatir suficientemente los niveles freáticos para obtener efectos significativos sobre los factores de seguridad. se dificulta la colocación de la tubería de éste. ocurre con alguna frecuencia que el dren horizontal no intercepte materiales lo suficientemente permeables para obtener el efecto deseado sobre la estabilidad del talud. al colocar un dren muy cercano a otro. aumentando en forma importante su eficiencia. • En los suelos o rocas de permeabilidad grande o cuando las cabezas de agua son altas (más de 10 metros). dependiendo del régimen del agua subterránea del talud. el caudal desaparece en las épocas secas para aparecer de nuevo en la temporada de lluvias. se pueden obtener rendimientos hasta de 50 metros/día. pero habitualmente. La eficiencia de los subdrenes es muy baja en las gravas o suelos de permeabilidad muy alta en los cuales el abatimiento del nivel freático es mínimo y en los suelos arcillosos intactos. Como usualmente este tipo de subdrenaje se utiliza en los suelos blandos.53). Este efecto se puede programar si se realiza un estudio geotécnico detallado. Terraplén Procedimientos de Construcción de los Subdrenes Horizontales Fundación Drenes horizontales Subdrenes horizontales El rendimiento de las perforaciones depende del equipo que se esté empleando y del tipo de material (Figura 2. . Este sistema puede no ser eficiente en los suelos arcillosos donde se forma una masa que bloquea el paso del aire para la perforación. están relacionadas con el desconocimiento de detalles de estructuras geológicas que determinan el sistema de drenaje interno del agua subterránea (Figura 2. Algunas veces. se requiere emplear una tubería de revestimiento para su perforación.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 89 • Además. debido a que se presenta con frecuencia la falla de las paredes del filtro y en ocasiones. • Las perforaciones (en algunos casos) interceptan pequeños mantos de materiales de alta permeabilidad. se puede disminuir el caudal del dren anterior. se logran abatimientos grandes de cabeza y extracción de caudales importantes de agua.

Ésta relativamente es rápida y no se acostumbra a tomar muestra del suelo. El hueco se realiza con un tricono unido a la tubería de perforación NQ.90 DESLIZAMIENTOS . Control del alineamiento Los subdrenes horizontales pueden instalarse en grandes longitudes. La elevación y la dirección del dren durante la instalación. Perforación a rotación simple por medios mecánicos (Auger) Este sistema de perforación es sencillo. Sin embargo. se puede determinar la altura de la punta del subdrén. En drenes muy largos. pero es muy difícil controlar la pendiente y la dirección. A medida que avanza el proceso de perforación. El hueco aproximadamente es de 4½ pulgadas de diámetro y con frecuencia. 1980). la tubería tiende a doblarse hacia adentro de acuerdo con la resistencia que encuentre en el proceso por la presencia de rocas o materiales duros. El agua de la perforación retorna nuevamente para ser recirculada después de un proceso de pre-sedimentación. la pendiente puede volverse negativa y aunque esto no previene el proceso general de drenaje. Perforación a rotación con agua En este sistema. remover la tubería de perforación (o cubierta externa) (d) Instalar el revestimiento de protección en el exterior Desciende el nivel de agua Subdrén horizontal de PVC Rellenar revestimiento Figura 2. este procedimiento no es preciso cuando hay pendientes negativas. El agua se inyecta a ratas entre 5 y 40 galones por minuto. se requiere revestir la perforación. generalmente se emplean los mismos equipos que se usan para las perforaciones verticales y el muestreo de los suelos. Comúnmente están montados sobre patines. Un dren de 60 m de longitud puede quedar hasta 2 m por debajo del nivel del dren propuesto teóricamente. pero su uso está limitado a los subdrenes poco profundos. en las cenizas volcánicas. tiene algunos efectos locales. la presencia de bloques o cantos de roca puede producir desviaciones importantes del alineamiento del subdrén.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN (a) Perforar el talud (b) Retirar el taladro Trozo de taladro removible (c) Instalar subdrén. especialmente cuando encuentra cantos o rocas duras. pero es el sistema más frecuentemente empleado por su disponibilidad y facilidad de transporte. Su rendimiento no es grande. Por ejemplo. se pueden chequear realizando pruebas de presión con mangueras. su uso es muy común. De igual forma. de esta forma. se utiliza una broca de tricono. Perforación a percusión El sistema de perforación a percusión se puede emplear en materiales blandos y tiene el inconveniente de mantener una pendiente. que se abandona en el fondo de la perforación cuando se ha obtenido la longitud del diseño.53 Procedimiento de construcción de subdrenes de penetración (Royster. para el enfriamiento de la broca y para ayudar en el proceso de perforación. Generalmente. . Se puede utilizar en los suelos arcillosos donde la perforación no se cierre con facilidad.

es el instrumento medidor de direcciones “Pajari” (Figura 2. se generan coladas internas de lodos o limos que impiden el proceso de construcción. durante la perforación. Uno de lo equipos más utilizados para medir la inclinación y el rumbo horizontal. no obstante.54). Las arenas limosas tienden a colapsar y formar cavidades durante el proceso. .9 90 75 Superficie del terreno Tubo Tubo plástico insertado a travez de la tubería de perforación Medidor de presión h Tubería de perforación Fuente de agua ud L Longit h Lcos Nota:cos esta entre 0. La parte final del proceso constructivo es la colocación del mortero o un sistema de impermeabilización de los primeros metros del dren y su conexión al sistema de entrega.5 metros agua medida 0 (b) 15 0 30 Distancia a lo largo del dren. las presiones y los caudales.95 a y 1. se inserta dentro de la tubería de revestimiento el dren horizontal con la punta tapada. se retira la tubería de revestimiento de forma que el ducto del drenaje permanezca dentro de la perforación. +7° Leyenda 10 metros Lecturas del Pajari Cabeza de agua medida 75 +8° +12° 0 (a) 15 30 45 60 Distancia a lo largo del dren. (b) ensayos de cabeza de agua (Cornforth.54 Ejemplo de medición de pendientes en un subdrén horizontal (a) ensayos Pajari. Dificultades en la Construcción de los Subdrenes de Penetración La instalación de drenes horizontales es muy difícil en arenas limosas y en los suelos que contienen bloques de roca. metros 60 13 metros Dren hd . metros Angulo de diseño12° Cabeza de 10. grietas abiertas o cavidades. el uso de estos dispositivos es muy limitado en la ingeniería de deslizamientos. En ocasiones. posteriormente. Colocación del ducto de drenaje Una vez realizada la perforación. Existen en el mercado algunos equipos desarrollados para la industria del petróleo que permiten detectar la posición del tubo.0 para Pendiente= Figura 2. El equipo es una combinación de un inclinómetro y una brújula y permite realizar un levantamiento interno de la perforación a medida que se ejecuta. Estas mediciones son costosas y toman mucho tiempo. pero por lo general.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 91 Durante la perforación se debe llevar un record de la pendiente del hueco. no se requiere un nivel de precisión tan completo para garantizar el buen funcionamiento de los subdrenes horizontales. 2005).

• Inyección de agua a presión para limpiar los orificios de drenaje y remover las tortas de material sedimentado alrededor de la tubería.175 mm de diámetro A 30° 70° Boquilla limpiadora 2. 1974).8 Escala en mm Figura 2. donde existan materiales finos que se puedan sedimentar o raíces que puedan crecer dentro del dren. La punta de la manguera que inyecta el agua recorre el tubo a una velocidad aproximadamente de 10 m/min. El sistema de mantenimiento comúnmente consiste en: • Limpieza de la tubería (Figura 2. Realmente no existe acuerdo sobre cada cuanto se debe realizar mantenimiento y se recomienda acudir a la experiencia local realizando visitas periódicas y guardando los datos de los procesos de mantenimiento. éstas pueden ser removidas con un cortador. Forrester (2001) ha sugerido que deben limpiarse los subdrenes cada tres meses al principio. . Las bombas utilizan presiones de cerca de 300 psi.55 Punta de manguera para la limpieza de los subdrenes horizontales (Ford. Los subdrenes pueden taparse por sedimentación. a los cuatro años y en forma sucesiva cada cuatro años. se encuentran las raíces de los árboles.55).381 mm de diámetro Si se detectan obstrucciones. hay que rehacer los drenes.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Boquilla propulsora 3. con un flujo mínimo de 30 galones por minuto. luego al año. Algunas veces. Entre los principales elementos que se hay que remover. Los subdrenes deben limpiarse antes de que se reduzcan los caudales a valores que representen amenaza de activación de un movimiento. la tubería se rompe o se deforma y es necesario rehacer los drenes.4 50.56 Diagramas de colchones de drenaje colocados debajo de un terraplén. Un elemento peligroso es la presencia de ciertos organismos o especies vegetales que invaden los drenes tapando los orificios de drenaje.92 DESLIZAMIENTOS . Colchón de subdrenaje 0m 2m 4m p rra Te lé do za pla m ee nr Terraplén al rigin no o terre de rficie ca Supe d e ro ficie uper S Colchón y tela de filtro Tubo colector Colchón de drenaje debajo del terraplén reconstruido Figura 2. aumentando su diámetro y evitando la invasión de las raíces. Descapote y retiro del material blando Terraplén A-A A Sección 0 25. Holtz y Schuster (1996) recomiendan realizar mantenimiento de los drenes cada cinco a ocho años. Debe tenerse cuidado de no producir fallas por exceso de presión en el proceso de desarrollo del sistema de subdrenes. Este proceso es llamado “desarrollo del subdrén”. Mantenimiento de los Subdrenes de Penetración Es esencial que los propietarios del proyecto sean conscientes de que los drenes horizontales requieren limpieza y monitoreo periódico para mantener su efectividad. se han reportado casos en los cuales el crecimiento de las raíces puede requerir el cambio de los drenes cada dos años. No obstante. embebiendo en concreto los primeros metros de subdrén y colocando tuberías de entrega en cajas con estricto control vegetal. En casos de aparición de estos fenómenos.

se les conocen como colchones de drenaje (Figura 2. por lo tanto. con cepillos y bombeo de agua. un dren interceptor o un sistema de drenes tipo Espina de Pescado. .OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE Terraplén Trinchera de subdrenaje Deslizamiento Nivel freático 93 Normalmente.57 estabilizadora. lo cual generó la reactivación lenta de un deslizamiento en areniscas intercaladas con lutitas. en la siguiente temporada de lluvias. En un material muy permeable. el proceso de estabilización puede ser exitoso. los caudales disminuyen y pueden incluso desaparecer totalmente para aparecer nuevamente. generalmente. la trinchera se excava a profundidades superiores a las de la superficie de falla (Figura 9. El sistema de trinchera trabaja como un dren interceptor profundo y en su diseño deben tenerse en cuenta los requisitos de este tipo de drenes. La eficiencia de los drenes horizontales puede disminuir con el tiempo. se obtienen generalmente caudales muy bajos. El caudal recolectado por los drenes horizontales varía generalmente con las temporadas de lluvias o las temporadas secas. La trinchera estabilizadora se puede diseñar como una llave de cortante profundizándola por debajo de la superficie de falla y utilizando su capacidad de resistencia al cortante para aumentar el factor de seguridad. lleva un colchón de filtro.56). En épocas de lluvias los caudales aumentan y en épocas de poca pluviosidad. mientras en los suelos de baja permeabilidad de formaciones arcillosas.27).58 Detalle esquemático de un subdrén de pantalla (Cornforth. Superficie de falla Figura 2. Generalmente. En ocasiones. consisten en una capa de material grueso permeable de 20 a 50 cms de espesor. con maquinaria pesada de movimiento de tierras que en su fondo y/o paredes laterales. envuelto por dos mantos de geotextil. con enrocado o con material común de acuerdo con las necesidades específicas del caso. Figura 2. Este tipo de subdrenes ocasionalmente. 2005). Maddison y Jones (2000) presentan un caso monitoreado en el cual la eficiencia del sistema de subdrenes disminuyó más del 50% en un período de 10 años. después de remover los suelos sueltos. éstos deben instalarse de forma que puedan ser limpiados posteriormente. debido a que los subdrenes tienden a taparse por acumulación de finos u otros materiales en las ranuras u orificios de los subdrenes. Corte original del talud Suelo movidos Cuneta de borde Suelo impermeable Filtro grueso Filtro fino Remover suelos sueltos Suelo impermeable COLCHONES DE DRENAJE A las capas de material drenante que se colocan debajo de los terraplenes. La zanja se rellena posteriormente. se colocan mangueras o tuberías perforadas para la recolección del agua captada por el colchón de drenaje. no ha tenido éxito porque al excavar se activan deslizamientos de tierra de gran magnitud. pero aún así. el caudal de agua recolectado puede ser muy grande. Esquema de una trinchera TRINCHERAS ESTABILIZADORAS Las trincheras estabilizadoras son zanjas profundas y anchas construidas frecuentemente. Comportamiento de los Subdrenes de Penetración con el Tiempo El éxito de un sistema de drenes horizontales no debe medirse por la cantidad de agua colectada por los drenes.

94 DESLIZAMIENTOS .7 Pantallas de drenaje en gaviones.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Fotografía 2. .

8 mm de cobertura Detalle del colchón de drenaje Pendiente de drenaje Mínimo 2% Figura 2. el flujo del agua. las cuales se colocan sobre la superficie del talud con el objetivo principal de impedir que se produzca erosión.Superficie cerrada Colchón de drenaje Mínimo 25. muro criba.Colchón de subdrenaje Explanación preparada Subdrenaje intermedio (ver detalle a) Colchón de drenaje mínimo 457.60 y fotografía 2. Los subdrenes de pantalla interceptan el agua en los afloramientos y la conducen a un sistema de recolección. El espesor de la capa del filtro generalmente es superior a 30 cms o puede emplearse un geotextil que cumpla especificaciones como filtro. Es muy importante que se tenga un control estricto para garantizar que el material utilizado como filtro. etc. Las pantallas de drenaje constan de tres elementos básicos: Filtro sobre la superficie del talud Este filtro puede ser material granular o geotextil con material grueso.59 Alternativa de pantalla de drenaje.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 95 PANTALLAS DE DRENAJE Las pantallas de drenaje son estructuras similares.4 mm Detalle a . a un muro de contención. Subdrén colector Este subdrén se coloca en el pie del talud para recoger el agua captada por la pantalla y conducirla a un sitio seguro.58 a 2. El filtro debe cumplir las especificaciones indicadas para filtros en los subdrenes de zanja. . Los materiales utilizados deben cumplir condiciones de filtración y al mismo tiempo.7). en apariencia. La estructura de contención puede ser un muro en gaviones. deben garantizar la estabilidad general de las pantallas de drenaje. al filtro y ayudar a la contención de la masa de suelo sobre la cual actúa el gradiente hidráulico.4 mm Suelo de baja permeabilidad Explanación preparada Detalle b . enrocado. el cual se coloca cubriendo toda el área de exfiltraciones.2 mm Contrafuerte de tierra compactada Subdrenaje (ver detalle a) Mínimo 50. al aflorar el agua. ocasionada por las exfiltraciones de agua subterránea (Figuras 2. Estructura de contención o retención Esta estructura tiene por objeto mantener en su sitio. no tenga más del 3% de finos y de esta manera facilitar. Objetivos de las Pantallas de Drenaje Las pantallas de drenaje pueden cumplir algunos de los siguientes objetivos: • Evitar la formación de cárcavas de erosión en los sitios de afloramiento de agua • Captar el agua aflorante y conducirla • Servir de contrapeso para la estabilidad general de la masa del talud • Conformar el talud mejorando sus condiciones de estabilidad y estética • Actuar como estructura propiamente dicha de contención Zanja impermeabilizada (típica) Ver detalle b Zanja impermeabilizada Mínimo 25.

2 m de altura (diámetro equivalente de 2 m). 1996) (Fotografía 2. de forma similar como se hacen los túneles para los proyectos de minería. c) Subdrén y Gaviones Muro en gaviones Arena Geotextil Cantos de 7. en las zonas donde se presentan problemas para la estabilidad del túnel.96 DESLIZAMIENTOS . o cuando aparecen mantos blandos de limo. Los túneles de drenaje para la remediación de deslizamientos normalmente se excavan por métodos manuales. para el caso de presiones muy altas de poros y es común para la estabilización de los grandes deslizamientos (Valore. Talud Geotextil Tubería 1m Subdrén b) Filtro y Relleno Material de drenaje Geotextil Canaleta Suelo Criterios para el Diseño de Galerías de Drenaje • La fijación de su ubicación requiere un estudio geotécnico detallado. no se requieren entibados. hay que colocar un soporte permanente. • Generalmente. etc.62).61 y 2. arena o grava. las cuales se manejan generalmente a control remoto. balastro. con pendiente entre 1% y 3%. se puede necesitar elementos de soporte en concreto armado o una estructura metálica. Roca. Si se requieren teóricamente diámetros muy grandes. se recomiendan diámetros equivalentes de túnel de 1/20 de altura del talud.60 Ejemplos de subdrenes de pantalla. . Canaleta a) Pedraplén Ocasionalmente.62 cm a 15. Estas máquinas son similares a las grandes máquinas tuneleadoras con una cabeza que corta y un sistema de excavación y retiro de los materiales.24 cm 1m 1m Figura 2. se pueden utilizar máquinas tuneleadoras para microtúneles (MTBM). en ocasiones los túneles se rellenan con grava que actúa como filtro y elemento de contención interna. Cuando una galería es construida en materiales meteorizados. la pantalla de concreto debe estar colocada sobre un sistema de drenaje diseñado con sus respectivos lloraderos para facilitar el proceso de salida del agua que se va a drenar. Si el material del talud es autoportante.5 m de ancho por 2. Sin embargo.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN GALERÍAS DE DRENAJE La galería de drenaje es un túnel cuyo objetivo específico es disminuir las presiones de poros y controlar las corrientes profundas de agua subterránea en un talud (Figuras 2. los túneles para la estabilización de los deslizamientos se dejan expuestos a la atmosfera. Una sección típica es de 1. en los grandes proyectos hidroeléctricos. En algunos países las medidas de seguridad exigidas por los códigos dificultan o imposibilitan la construcción de túneles para la estabilización de los deslizamientos. Como alternativa a la excavación manual.8). en forma de concreto lanzado reforzado. Las galerías de drenaje son empleadas especialmente. En este caso. pero es común que se coloquen travesaños y apoyos de madera. facilitar su construcción y para el paso de carretillas o de carros manuales sobre rieles. Las microtuneleadoras presentan muchos problemas cuando se encuentran grandes bloques de roca dura. iniciando en la salida inferior del túnel. Generalmente. • La sección del túnel se hace de un tamaño lo suficientemente grande para acomodar los trabajadores. El uso de galerías de drenaje es para mejorar las condiciones de estabilidad de los taludes. este efecto se puede suplir colocando pozos verticales y drenes de penetración dentro de la galería.

Fotografía 2. 2007). (b) Después de construida la galería (Eberhardt y otros.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 97 (a) A N 25°W A' S 25°E 1600 m 1500 1400 1300 Nivel freático Dirección de circulación Equipontencial observado Contorno equipontencial (intervalos de 100 m) 1200 (b) 1600 m 1500 1400 1300 1200 Nivel freático Dirección de circulación Equipontencial observado Contorno equipontencial (intervalos de 100 m) Figura 2.61 Efecto de una galería de drenaje sobre las líneas piezométricas en un gran deslizamiento. (a) Antes de la galería.8 Túnel de drenaje para estabilizar el deslizamiento del estribo de un viaducto en la vía a Acapulco en México. .

Material drenante Escalera Drenes subhorizontales Revestimiento Colector de fondo en PVC Impermeabilización del fondo 2000 mm Figura 2.62 Evolución de la línea de nivel freático al construir una galería de drenaje.63 Pozos verticales de drenaje con subdrenes de penetración en el terraplén de una carretera (FHWA. . Tope del pozo Anillo 2 = t = 400 Horas 1= Inicial 3 = t = 1000 Horas 4 = t = 4000 Horas 5 = t = Tiempo largo Figura 2. hay que construir pozos verticales o subdrenes inclinados desde la galería. 1988). para disminuir los niveles de agua subterránea de un deslizamiento. su efecto es mayor. • Cuando la permeabilidad de los materiales en sentido vertical es mayor debido a la orientación de las discontinuidades. el agua puede pasar por la galería sin fluir hacia ella.63). • Los túneles de drenaje deben ser diseñados para que drenen por gravedad. pero cuando la orientación de los estratos es horizontal. Los subdrenes verticales de gravedad son objeto de limitaciones de tipo ambiental. El pozo es perforado mediante un equipo estándar para la construcción de pilas. La principal función de los pozos verticales de drenaje o de alivio de presiones. el agua fluye fácilmente hacia la galería. Para determinar la posición más efectiva de la gradería y las obras adicionales. hay que realizar un estudio detallado de las características hidrogeológicas del talud que se va a drenar.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN POZOS VERTICALES DE DRENAJE 0 50 m 1 2 3 4 5 Galería Los pozos verticales de drenaje son perforaciones verticales abiertas que tratan de aliviar las presiones de poros cuando los acuíferos están confinados por materiales impermeables como puede ocurrir en las intercalaciones de lutitas y areniscas. debido a que pueden transferir agua de un acuífero a otro pero en algunos países.98 DESLIZAMIENTOS . • Los túneles de drenaje deben diseñarse de forma que intercepten las zonas de alta permeabilidad o de recarga. En estos casos. Entre más alto el pozo vertical. Algunas veces. para interceptar las zonas de flujo. se pueden necesitar entibados para prevenir el derrumbe de las paredes o la colocación de una pared metálica o tubo vertical. esta práctica no se permite. • Las galerías de drenaje se colocan generalmente. es la disminución de las presiones de poros en mantos profundos que no pueden alcanzarse utilizando drenes de zanja o drenes horizontales (Figura 2. por debajo de la posible zona de falla y en la parte inferior del acuífero que se desea controlar.

(Figura 2.65 Principio de un sistema de pozo vertical con drenes horizontales para la estabilización de los deslizamientos (Cornforth. El sistema consiste en la construcción de drenes horizontales que interceptan el sector inferior de los pozos verticales.5 y 2.69). La tecnología Rodren aplicada en Italia. son más eficientes y requieren menor mantenimiento que los pozos que drenan por bombeo. es accesible para la inspección y el mantenimiento.64 Pozos verticales de drenaje con subdrenes de penetración en el terraplén de una vía (FHWA.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 99 Tierra y zanja pavimentada Relleno Los pozos que drenan por gravedad generalmente. Pozos interconectados La utilización de grupos de pozos verticales que drenan por gravedad ha aumentado en los últimos años. Los drenes colectores se instalan mediante la perforación de drenes horizontales dentro del diámetro del pozo vertical. Esta tecnología ha sido utilizada con éxito en Italia (Bruce. consiste en pozos verticales de diámetros entre 1. debido a que adicionalmente al efecto de drenaje. grupos de drenes horizontales (Figuras 2.65 a 2. En esta técnica se construye un pozo vertical y dentro de éste.64) son muy eficientes. Pozos verticales con subdrenes de penetración Los pozos verticales con drenes horizontales para captar el agua alrededor de una circunferencia de gran diámetro. ayudan al control de asentamientos de consolidación en los casos de los terraplenes sobre suelos blandos (Holtz. . Nivel Freático Suelo superficial Círculo de falla Pozo B C Dren horizontal lo más bajo posible de la superficie Drenaje de gravedad dren Horizontal límite efectivo de drenajes horizontales bombeo Figura 2. 2005). Los drenes horizontales conducen el agua al pozo vertical y pueden ser desaguadas bien sea por gravedad o por bombeo. 1992). se colocan en forma radial. se recomienda que los pozos verticales no sean demasiado profundos para permitir el drenaje por gravedad. Este sistema de drenaje permite drenar a grandes profundidades sin necesidad de perforar zanjas continuas y además. 1988).0 a 8.0 metros e interconectados en su base por un tubo colector. Por la razón anterior. 1991).0 metros espaciados 5. A Cimentación Dren vertical Dren horizontal Figura 2.

Excavación Corte C L Vía Terraplén Drenes Horizontales Suelo inestable Pozos verticales Drenes horizontales Pozos Suelo natural Figura 2. 1998).TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Realineamiento de la autopista Tubería de descarga Corte del talud Escarpe principal Oceano Pacífico Graben Tubería de descarga Región de roca a) Límites del deslizamiento 0 Norte Escala en metros 150 Pozo vertical Drenes horizontales dentro del drenaje del pozo (Tres niveles) Dren de descarga para el pozo b) Autopista Drenes horizontales convencionales Superficie de falla 0 Escala en metros 150 Figura 2.66 Esquema en planta y sección de la estabilización de un deslizamiento empleando pozos verticales con subdrenes horizontales (Peterson y otros.67 Combinación de pozos verticales y subdrenes horizontales. .100 DESLIZAMIENTOS .

rotación o presión y existen máquinas especializadas para esta labor. 1994). Los geodrenes generalmente contienen un sistema conductor interno en tubería o geomembrana y un geotextil alrededor. Los geodrenes verticales se colocan por sistemas de martillo. presenta los problemas de mantenimiento y operación del sistema de drenaje. Revestimiento Temporal Colector de Fondo en PVC Perforador Figura 2.71). También ha sido utilizada una tecnología similar consistente en caissons acampanados conjuntamente con drenes horizontales (Woodward Clyde Consultants. El núcleo plástico es un sistema de canal interno con perforaciones para la entrada del agua.70). 1988).68 Pozos verticales conectados con ductos horizontales de PVC para desagüe (Colotta.69 Construcción de ductos de conexión entre pozos verticales. aumentar la resistencia del suelo. Las excavaciones se llenan con material de filtro y algunas veces. pero existen dudas serias sobre su funcionalidad con el tiempo (Figura 2. también ha sido usado. Generalmente. en el sistema de drenaje algunos pozos son utilizados para drenaje. La utilización de drenes verticales con bombeo. Pozos con drenaje por sifón El uso de los sistemas de sifón para el drenaje de los pozos verticales. Geodrenes verticales Los geodrenes verticales se usan generalmente para facilitar el asentamiento de los suelos blandos. La principal dificultad con estos drenes es la presencia de bloques de roca dura que impiden su colocación. . los cuales se llenan con material filtrante pero otros se han empleado para la inspección y mantenimiento. pero también se pueden utilizar para aliviar las presiones artesianas y de esta forma. aunque es empleada universalmente. se construyen de forma que las puntas de las campanas se interceptan para producir un drenaje entre campana y campana (Figura 2.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 101 370 360 350 340 330 Pozos de Drenaje Terraplén Elevación m Perforación de Precisión Fracturado y Estratificado Limo Arenoso Figura 2.

con un tubo perforado de 4 a 8 pulgadas de diámetro en el interior de la perforación. El espacio anular entre la perforación y el tubo se llena con material de filtro.3m min Arena Flujo Lutitas 2m min 0. 1988). Beer (1992) reporta un caso en el cual se instalaron sistemas de drenaje Rodren a profundidades de 52 metros con espaciamientos entre pozos de 15 metros.70 Pozos verticales acampanados que se traslapan en el pie (Colorado Department of Transportation).6m min • El espaciamiento entre los pozos es muy importante porque afecta su eficiencia y el costo del sistema y depende de la estructura de las formaciones.etc. Debe tenerse en cuenta que es más efectivo incrementar el número de pozos que aumentar el diámetro. Los espaciamientos más comunes varían de 3 a 15 metros.102 DESLIZAMIENTOS . 0. • Si aparecen juntas verticales es posible que los pozos no intercepten las presiones de agua. Figura 2. En algunas ocasiones se hace uso de drenes hasta dos metros de diámetro (Collota. Criterios para Verticales el Diseño de Pozos • Los pozos verticales tienen generalmente un diámetro externo de 16 a 24 pulgadas. Se conoce de drenes hasta de 50 metros de profundidad (Abramson 1996). . • El sistema de pozos puede drenarse interconectándolos por drenes de penetración o por medio de una galería de drenaje o empleando un sistema de sifón. se pueden drenar mediante el bombeo. • La profundidad de los pozos depende del espesor de la zona inestable y la estabilidad requerida.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN 0.71 Pozos verticales de sub-drenaje utilizando un sistema de bombeo y sifón.3m min Figura 2. También. como sí ocurre cuando el drenaje natural de la formación es horizontal. Tubo Tubo 8" Valvulas Perforaciones Superficie de diseño 8" 2 a 3" Base Sifon Base Vertedero 1 2 3 .

Las cabezas artesianas se desarrollan cuando un estrato permeable se encuentra cubierto por un estrato impermeable que atrapa las presiones e impide su disipación. Generalmente.72 Reducción de presiones artesianas con el uso de pozos de alivio inclinados (Cornforth. Pozos de Alivio Los pozos de alivio se instalan para bajar las presiones de agua en condiciones artesianas. Con frecuencia se requiere abatir temporalmente. zanjas de drenaje y otro tipo de obras. Incluso. se colocan líneas de pozos de alivio a determinadas distancias para reducir las presiones internas. se necesita que el pozo penetre totalmente dentro del manto permeable. para la estabilización temporal de los taludes y ocasionalmente. los niveles freáticos para permitir la construcción de estructuras de contención. Otro uso común de los pozos de alivio es en la disminución de las presiones en los estratos permeables (aguas abajo) de las represas. reduciendo la cabeza artesiana con la presencia de los pozos de alivio. Pozos de Drenaje por Bombeo La técnica de construir pozos para bombeo de agua se utiliza generalmente. para la estabilidad permanente. de forma que sean más eficientes para la disipación de las presiones artesianas (Figura 2. puede darse el caso de que se utilicen subdrenes horizontales como pozo de alivio. Debe tenerse en cuenta que puede requerirse encamisado permanente en la perforación. En todos los casos. 2005).OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE Cabeza artesiana en el punto A h1 B C h2 h3 Superficie de suelo 103 D A Suelo impermeable Suelo permeable circulando bajo la cabeza de la presión artesiana Figura 2. Este problema puede mitigarse instalando unos pozos verticales con bombeo o simplemente. de esta forma. se construyen pozos de alivio inclinados. La presencia de las presiones artesianas representa un problema general de inestabilidad o un riesgo para que se produzcan volcanes de arena o de erosión por salida de agua a presión. se garantiza la estabilidad de los taludes.72). En ocasiones.73 Flujo de agua hacia un pozo de bombeo en un talud. . Límite de la zona Nivel freático Bombeo Ac uí fe r o Zona de abatimiento Figura 2.

1986). en el momento de su construcción. El espaciamiento entre puntos varía normalmente.73 y 2. especialmente porque se pueden ajustar los volúmenes de bombeo y el número de pozos hasta obtener el resultado deseado. Para la mayoría de los deslizamientos. Tubería principal b) Nivel de agua estático Nivel de agua mientras es bombeado Pozo Pozo Excavación completa Nivel de agua durante la segunda etapa de bombeo Figura 2. En estos casos. (Figuras 2.74 Abatimiento del nivel de agua en un pozo de bombeo (Driscoll. Bombeo del nivel de agua Recubrimiento del filtro Grava Arena Depósito Filtro Figura 2. entre 1 y 3 metros. Ocasionalmente. especialmente en depósitos de gravas. Sistemas Reticulados de Abatimiento del Nivel de Agua La técnica del abatimiento del nivel freático con sistemas reticulados de pozos de bombeo. también se emplean los sistemas de bombeo para abatir los niveles freáticos en los depósitos de arcillas. intercaladas con mantos de arcilla. se utiliza en forma extensiva para garantizar la estabilidad de excavaciones temporales en zonas con presencia de niveles de agua poco profundos.75 Construcción de un sistema de bombeo para excavaciones en dos etapas (Driscoll.104 DESLIZAMIENTOS . El diseño de un sistema de pozos de bombeo para estabilizar deslizamientos generalmente se realiza a criterio del ingeniero y sin un cálculo detallado. se requiere que las permeabilidades de los materiales se encuentren entre 10-3 y 10-5 cm/s.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Pozo de Producción Pozo de observación Nivel de agua estático Pozo Salida Cubierta del pozo Radio de influencia R sello Cono de abatimiento Arena Curva de descenso Cornforth (2005) recomienda utilizar la información de los libros de Driscoll (1986) y Powers (1992). arenas y limos. los pozos de bombeo son sistemas temporales que se pueden ajustar en el campo y que no requieren de un análisis sofisticado. como es común en los depósitos aluviales de los ríos. Los sistemas de pozos de bombeo son fáciles de instalar y el número de pozos puede aumentarse o disminuirse de acuerdo con las condiciones encontradas en el sitio. Tubería principal a) Primera etapa de excavación Los sistemas de pozos de bombeo son muy útiles cuando aparecen depósitos de capas delgadas de arena o grava.74). Para que el sistema sea eficiente. El bombeo genera un vacio parcial en los pozos y el agua sube para ser posteriormente extraída. 1986) . El sistema consiste en la instalación de un grupo de pozos poco profundos conectados con una manguera a un sistema de bombeo. la colocación de pozos de drenaje puede ser una alternativa muy eficiente.

Generalmente. debe emplearse un material de filtro de acuerdo con el tipo de suelo detrás del muro. subdrenes de zanja y otro tipo de excavaciones. hay que diseñar y construir obras adicionales de contención en el pie de los taludes como se muestra en la figura 2.77 Métodos para estabilizar el pie de una excavación después de un proceso de abatimiento de nivel freático por bombeo (Powers. En este caso. 1992).OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 105 Pozo profundo Arena H Pozo Nivel original de agua Nivel de agua predrenado (resultado de los pozos profundos) Nivel de agua predrenado (después de instalados los pozos de punta) h1 Arcilla h2 Zanja Figura 2. sacos de arena Geotextil Grava (iv) (b) b) Método 2.76. El abatimiento de niveles freáticos con sistemas de puntos de bombeo se utiliza con mucha frecuencia para la ejecución de excavaciones y para la construcción de llaves de cortante. interceptores o incluso subdrenes horizontales de penetración. es una práctica necesaria de ingeniería la construcción de un subdrenaje adecuado detrás de los muros (Figura 2. pantallas.75 y 2. Es común que al suspender las actividades de bombeo se presente inestabilidad en la excavación.77. subdrenes. La hilera más baja de lloraderos debe estar aproximadamente a 30 centímetros por encima del pie del muro. Para prevenir el taponamiento. Para los casos en los cuales la pared es impermeable como sucede con los muros de concreto. este sistema de abatimiento del nivel freático utiliza pozos hasta de 5 metros de longitud y se puede requerir diseñar terraceos con la colocación de sistemas paralelos de bombeo como se muestra en la figuras 2.76 Uso de puntos de bombeo como complemento de los pozos de bombeo profundos en excavaciones (Powers. Excavación diseñada Arena Arcilla Sacos de arena (i) Nivel original de agua Nivel de agua predrenado (ii) Canal que recoge la filtración SUBDRENAJE DE ESTRUCTURAS DE CONTENCIÓN Con excepción de las paredes para sótanos que se diseñan para resistir las presiones del agua. se requiere el sistema de bombeo mientras se construyen obras de estabilización definitiva. El sistema de drenaje consiste en colchones de drenaje. 1992). . contrapesos por remplazo. se deben construir huecos de drenaje o lloraderos para impedir que se genere una presión de poros exagerada detrás de la pared. En ocasiones. Los lloraderos normalmente tienen un diámetro de 75 mm y un espaciamiento no mayor de 1.78). Subdrén de grava (iii) (b) Figura 2. El sistema de drenaje debe diseñarse para el flujo esperado sin que se presente taponamiento del sistema. (iii) (a) (iv) (a) a) Método 1.5 metros horizontalmente y un metro verticalmente.

Lo y otros (1991) diseñaron electrodos de cobre especiales para prevenir acumulación de gas alrededor del ánodo y permitir el flujo libre del agua desde el cátodo. El incremento en la resistencia al cortante. Los ánodos generalmente son varillas de acero clavadas en el suelo y los cátodos son tubos metálicos. 1953).79 Drenaje por electro-osmosis. . el proceso no ha sido muy utilizado. Aunque este sistema ha sido exitoso en numerosas ocasiones (Casagrande 1947. del aumento en el esfuerzo efectivo por acción del flujo del agua.78 Subdrenaje de muros de contención. Cuando se suspende la corrient. 60 cms Concreto impermeabilizado Lloraderos Filtro Material de filtro capa 1 Material de filtro capa 2 Tubo de salida Mortero pobre Fondo impermeable para el filtro y Tubo colector a) Muro en voladizo Concreto Filtro capa 1 Filtro capa 2 b) Muro Gravedad Figura 2.79). El gradiente eléctrico produce un flujo de agua a través del suelo desde el ánodo hasta el cátodo de donde se remueve por bombeo o por gravedad. Casagrande introdujo el concepto de electro-ósmosis a la literatura geotécnica (Figura 2. sin necesidad de bombeo. DRENAJE POR ELECTRO-ÓSMOSIS Desde mediados de los años 1930s. probablemente por los costos de instalación del sistema y algunas incertidumbres técnicas sobre el proceso. se obtiene principalmente.106 DESLIZAMIENTOS . Cátodo. 1952. En el sistema de electro-ósmosis se hace fluir corriente directa de ánodos a cátodos enterrados en el suelo. puede ser un tubo perforado Nivel freático original Anodo. también desaparece el efecto estabilizante.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Superficie revestida Aprox. usualmente una varilla de acero El agua fluye de ánodo a cátodo Figura 2.

Bulletin of International Association of Engineering Geologist. 596 p.N.. Bromhead E. Beer P.. Pazin. 1st International Mine Water Conference. B. K. ASCE.S.K. Boyce G. Casagrande L. Holtz. Ho H..O. (1992). London. Report FHWA-RT-88-040. Pakalnis (1982).F. Practice Slurry Wall Specifications 10 years later”. Hegg U. and Remedial/Preventative Opcions In Soil. Assement of the Effectiveness of Corrective Measures in Relation to Geological Conditions and Types of Slope Movement. Rotterdam. Driscoll.2. 895897. R. 131-155.. 887-892. Vol 17. 31.C.Y.N. (2001) “Biotechnical Soil Stabilization for Slopes and Streambanks”. Proc. McCullah. “An Advanced Technology in deep drainage of slopes”. Cambridge. Minato-ku Tokyo Japan. (1986). Balkema. “Highway drainage guidelines”. Training Manual.A. F. (1984) “An analytical solution to the problem of seepage into counterfort drains” Canadian Geotechnichal Journal vol. Series 45 Choi. Collota. District III. R. Loew. J. “Prefabricated vertical drains: Design and Performance”. Manizales.S. Vol. Corpocaldas. pp. Inc. American Society of Agricultural Engineers. J Boston Soc. St. 103. E. Choi. “Landslides in Practice”. 108. Long. “Hidrología e hidráulica”. (1977) “Seepage around horizontal drainstwo and three dimensional finite element analysis”. R.S. C. (1953).. Discussion. Cornforth. Millett. 141 p. (1974). (1977). Masonic 39 Mori Building 2-4-5 Azabudai. Virginia. (2007) “Long-term investigation of a deep-seated creeping landslide in crystalline rock.C. ASTM STP 1129. (1992) “Landslide stabilization at Ancona. WileyInterscience. Lawson. Bromhead. Hungary. ASCE Geotechnical Special Publication No. pp 42-66. Inculet I. 8th international symposium on landslides Cardiff.. N.H.W. pp. Johnson Filtration Systems. Ford.. p. Transactions. E. (1991). Las vegas. Sharma S. Department of transportation.OBRAS DE DRENAJE Y SUBDRENAJE 107 REFERENCIAS CAPÍTULO 2 AASHTO (1999). R. (2005). Lausanne. No. J. Paul. (1979) “Use of Horizontal Drains: Case Histories from the Colorado Division of Highways”. Vol. pp. L. Washington DC. Vol.. IECA professional Development Course. FHWA (1988) “Highway slope maintenance and slide restoration workshop” FHWA U. Jones D. Slurry Walls: Design Construction and Quality Control. (1996) “Slope stability and stabilization methods”. Hong Kong Engineer. 9 pp. Japan road Association (1984) “Manual for Slope Protection”. Journal of Geotechnical Engineering.A. American Society of Civil Engineers. 39. Proceedings. (1999). 28. Part II. Tech. R. pp. Eberherdt. 35-39. J. “Field test of electroosmotic strengthening of soft sensitive clays”. CIRIA Series. Minnesota. 21 p 657-662. Abramson L. Highway Earthwork Series. Forrester. Canadian Geotechnical Journal.G. Civ. 131 pp. Moretti P. pp. 44: pp 1181-1199. (1988). (2001) “Subsurface Drainage for Slope Stabilization”. D. “Low Pressure Jet Cleaning of Plastic Drains in Sandy Soils”. 22nd Symposium on Engineering Geology and Soils Engineering.S. ASCE. Analisis. Italy. Proceedings: Stability and Performance of Slopes and Embankments – II.M. Vol. Hong Kong. 306 p. (1952). Fitfth international Symposium on landslides. “Review of past and current work on electro-osmotic stabilization of soils” Harvard Soil Mech. Kenney. DSIR. S. “Electro-osmotic stabilization of soils”. 177p. W.. J. 663670. Paper 30 Casagrande L. 51-83 Casagrande L.C. Publ. “Vacuum Drainage to Stabilize Rock Slopes in Mining Projects”.R.A. Vol. Bruce. Maddison J. New York.C. pp 246265. Colorado Division of Highways. Manassero V. 267.B. (1982). T.Y. Grand Juntion. serie 7. “U. “The Stability of Slopes”.D. Netherlands.. E. W.. Lee T. pp. Geotech. Design and Construcion of a Horizontal Drain Solution”. (2000) “Long-term Performance of wells and bored Drains used in landslide remediation”. “Filter Criteria for geotextiles: relevance and use”.628. M.H. Building Research. pp. pp. Bonzanigo.. 208. Chapman & Hall.S. Colorado. (1986). 1983. 1505 – 1519. Hutchinson. Proceedings of the sixth international symposium on Landslides. (1977) “Design of horizontal drains for soils slopes”. by deep drainage wells”. Engrs... . Lo. Barrett. (1986) “Camp Five Slide Exploration.. “Groundwater and Wells” 2ad ed. Perez. 74-83. “Two New Specialty Geotechnical Processes for Slope Stabilization”. Bertram G. Harvard University. (1992). Jamiolkowski. y Davidson. Christchurch..R. D. Vol 16 pp. Butterworth-Heineman. (1940) “An experimental investigation of protective filters”. London.A. Manassero T. 1089 pp.... R. INVIAS. Manual para el control de la erosión. Colombia P 78-117. Hong Kong. 109. 5. Geotechnical Engineering Office (1984) “Geotechnical manual for slopes”. Berkeley. Budapest. California. F.M..W.I.Jhon Wiley and Sons inc. A. Vol.D. Press. 975-980. (1947). K.. Mitigation measures and numerical modelling of deep drainage at Campo Vallemaggia”. 1311-1323. T. (1991). pp 1634-1637. Mejía. pp1300-1317. 1. 374pp. M. E. Investigations. Boise Idaho. “The applications of electroosmosis to practical problems in foundations and earthwoks”. Brawner C. April.. Geotechnical Engineering Office (1993) “Review of granular and geotextile filters”.. Can. Journal of the Geotechnical Engineering Division.

.S. ASCE. (1984)..1817-1822. Aplications from Oregon. Santi P. “Constrution Dewatering: A Guide to Theory and Practice”. November. Vol. Dunnigan. pp. John Wiley and Sons. Southern Oregon Coast”.. Technical Memorandum No..L. pp.108 DESLIZAMIENTOS . Vickburg. D. “Behaviour of coarse and well-graded filters”. DC. 110(6). J. pp. 110. 3 – 360. pp. 153-180. pp. y Toor. Valore C. Prellwitz. Journal of Geotechnical Engineering. D. (1996) “Evolution of safety conditions of slopes stabilised by drainage galleries”. Terzaghi K. United States Corps of Engineers. J.. boise. 1624-1636. Elifrits C. Feddes R. Schuler U. “Analysis of parallel drains for highway cut-slope stabilization” Proceedings of the sixteenth Annual Engineering Geology and Soils Engineering Symposium.TÉCNICAS DE REMEDIACIÓN Peterson. H. Brauns J. Idaho. Agricultural. H. L. (1994). U.A. “Soil Mechanics in Engineering Practice”.. (1992). Edited by Scott Burns. United States Bureau of Reclamation (USBR). (1978).. “Engineering Geology and Drainage of the Arizona Inn Landslide. “Basic properties of sand and gravel filters. R.A. Trondheim. Terzaghi. 684–700. M. 01-0172 Sherard. “Design of small dams”. Star Publishing Company. (1998).. Geotech.. Waterways Experiment Station. A. 2:37 .S. L. P. Inc. D. 21. Army Corps of Engineering (1953). New York. “Letter to Parsons Brinckerhoff Quade & Douglas. Water Management. Scofield.. New York. Powers. Woodward Clyde Consultants. “Horizontal Drains and Horizontal Drilling: An Overview”. R. L. Peck R. Squier. Karlshuegermany. Highwat 101. Liljegren J. Proceedings of the first international conference geo-filters. “Influence of Draining Trenches on Slope Stability”. B. 3-26. concerning remedial measures to repair the landslide at California State Road 4 at Willow Pass. 2nd ed. Farulla C.” J. R. K.” Zaradny. Eng. No 11. G. New York. Waterways Experiment Station. (2003). Belmont. and Talbot. “Filter Experiments and Design Criteria”. 484 pp. (1980). (1948) “Soil mechanics in engineering practice”. Oxford U. California. J. 1984. Groundwater and Engineering Geology. Proceedings of the Seventh International Symposium on landslides. Environmental. The first edition was published in 1948. Royster. (1979) “Calculation of non-steady flow towards a drain in saturatedunsaturated soil by finite elements”. 52p..W. pp 231-248. John Wiley & Sons. Jhon Wiley and Sons. (1992).. F. P. (2001) “Design and Installation of Horizontal Wick Drains for Landslide Stabilization” Transportation Research Record 1757 Paper No. Washington. L. (1967). Peck R. Stanic. 59th Annual Meeting of transportation Research Board.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->