Está en la página 1de 4

FACTOR INTEGRANTE DE UNA ECUACIÓN DIFERENCIAL

Sea la ecuación diferencial no exacta:

Podemos introducir un factor integrante µ para convertirla en exacta, con lo


que tenemos:

Y a partir de ahí podemos poner:

El factor integrante se define como una función µ (x,y) tal que al multiplicar la
ecuación diferencial dada por ella, se transforma en una ecuación diferencial
exacta. Aplicando el factor integrante se debe tener:

En principio, la ecuación resultante es una ecuación en derivadas parciales,


más difícil que la que deseamos resolver; no obstante, como no nos interesa
conocer todos los factores integrantes sino solo algunos, podemos determinar
los casos más sencillos como, por ejemplo µ = µ (x) para el que se tiene:

Y la integral se podrá resolver si se cumple:

Así, por ejemplo, para la ecuación:

Podemos poner:

Con lo que la ecuación queda en la forma:


De forma análoga podemos calcular los factores integrantes que sólo
dependan de y, para lo cual se ha de cumplir:

Otro caso sencillo para calcular el factor integrante es aquel que cumple:

Es decir, que µ es solo función de una función que liga de forma sencilla a las
variables, tal como por ejemplo x+y ó x.y. En este caso se tiene:

Los casos anteriores son casos particulares de este. Así en el caso de que
v(x,y) = x tenemos:

Para los otros dos ejemplos que hemos considerado tenemos:

Si la función U(x,y) = C es una solución de la ecuación diferencial

Entonces la función

Es un factor integrante.

Demostración.- Tenemos:

Y a partir de ahí:
Recíprocamente, podemos decir que si la ecuación diferencial anterior tiene un
factor integrante, este será de la forma dada por (*).

Una vez hallado un factor integrante, µ (x,y) y determinado con su auxilio el


haz integral en la forma U(x, y) = C, es fácil ver que el producto µ . γ (U) ,
donde γ es una función integrable cualquiera, es también un factor integrante.
En efecto:

Y esta última expresión corresponde a la diferencial exacta de una nueva


función de U y, por tanto, de x e y, que nos da φ (x, y) = C. Queda así probada
la existencia de infinitos factores integrantes (dependientes de una función
arbitraria).

Cuando hacemos la integración por distintos métodos puede ocurrir que


lleguemos a resultados diferentes, no obstante, el haz de curvas es el mismo
en ambos casos. Si la ecuación:

Es diferencial exacta y µ (x, y) es una función que la mantiene exacta,


entonces µ (x, y) = C es una solución de la ecuación. En efecto, tenemos:

Si multiplicamos la ecuación diferencial por µ y o por µ x nos queda:

Pero teniendo en cuenta (A):

Si tenemos una ecuación diferencial no exacta y conocemos dos factores


integrantes µ y λ linealmente independientes, entonces λ / µ = C es una
solución de la ecuación. Tenemos:

Si multiplicamos la segunda ecuación por λ / µ obtenemos la primera y,


entonces, podemos aplicar el teorema anterior, con lo que λ / µ = C es una
solución de la ecuación diferencial.
Si tenemos una ecuación diferencial y’ = f(x,y) de la que conocemos dos
soluciones :

Entonces existe una relación funcional entre las dos constantes, es decir F(C1,
C2) = 0. Esto es así pues tenemos:

Para que este sistema tenga solución, el determinante debe ser nulo:

Y, por lo tanto, el jacobiano verificará:

Como queríamos demostrar.