Está en la página 1de 184

Presentación

La enseñanza de la filosofía impone siempre retos particulares a estudiantes y docentes. Para muchos de los alumnos, algunos de los principales cuestionamientos se expresan en relación con el interés, la utilidad y la pertinencia de la ma- teria. ¿Por qué la enseñan? ¿Para qué sirve? ¿En qué me ayuda? ¿Por qué estudiarla si nadie piensa ni se expresa como dicen que lo hacen los filósofos?

Los profesores, entonces, afrontamos el desafío tratando de mostrar que la filosofía permite aclarar y dirigir los pensamientos, que nos ayuda a comprender al mundo y a nosotros mismos, que nos permitirá aproximarnos a diversos problemas de manera crítica. Pero a veces pasamos por alto el hecho de que el joven de bachillerato que se acerca por primera vez a la filosofía puede necesitar una motivación más. Pues aún podría preguntarnos: ¿de qué sirve pensar co- rrectamente?, ¿acaso no conozco las cosas mediante otras disciplinas?, ¿criticar no es lo más fácil del mundo?

Con este libro queremos dar un pequeño giro con el fin de apoyar a profesores y alumnos, tanto a proponer un mejor encuentro con la filosofía, como a desarrollar una mejor relación con ella. La estrategia consiste en no responder inmediatamente a las preguntas de utilidad o relevancia de la filosofía, sino contar por qué los seres humanos, se llamen a sí mismos o no filósofos, hacen actividades propias de esta disciplina, como tener curiosidad, dudar, cuestionar o pro- poner ideas nuevas respecto a un tema ya conocido.

Partiendo del reconocimiento de que todos tenemos algo de filósofos, aunque no nos dediquemos a la filosofía, podremos ayudar a los estudiantes a desarrollar conclusiones propias, que respondan a todos sus cuestionamientos. Por ello, no nos limitaremos a presentar a los filósofos más importantes de la historia y sus pensamientos, sino que guia- remos al alumno por los problemas filosóficos más relevantes, de tal forma que identifique las preguntas que incluso él mismo se ha hecho. El libro, perteneciente a la serie PIADA (Programa Integral de Alto Desempeño Académico) está estructurado en cuatro unidades.

La primera unidad es una Introducción a la filosofía, que tiene como principal objetivo aclarar conceptos, presentar los objetos y métodos de estudio, y exponer de manera concisa el objetivo de las distintas ramas de la filosofía.

En la segunda unidad se analizan los planteamientos filosóficos acerca de la naturaleza, lo cual implica enfrentar a los alumnos con nociones como las de realidad, esencia o ser, pero no sin mostrar cómo dichos conceptos pueden irrumpir en nuestras reflexiones cotidianas; la estructura de esta unidad no se aparta de la anterior, ni es una revisión aislada del tema sino integral.

La tercera unidad se refiere a los planteamientos filosóficos acerca de la sociedad. En ella se presentan algunos de los enfoques más prácticos de la filosofía, como la constitución de proyectos sociales y el análisis de las distintas formas de sociedad: sus estructuras, ideas, estratos. Así, el estudiante descubrirá cuántas posibilidades de sociedades existen, los cual es un conocimiento necesario para comprender, participar y transformar su entorno inmediato.

La cuarta unidad trata los planteamientos filosóficos acerca del ser humano. Aquí, y sin dejar de lado los referentes sociales que existen, partimos de problemas concretos, y fácilmente identificables por los alumnos pues pertenecen al contexto individual, como el amor, la esperanza, el miedo o el sentido de la vida, para llegar a las conclusiones que algunos filósofos han elaborado al respecto. De esta manera, los alumnos encontrarán que la filosofía no es ajena a sus principales dudas e inquietudes.

Para contribuir tanto al estudio y aprendizaje de los alumnos, como a las didácticas de enseñanza aplicadas por los profesores, hemos desarrollado varias secciones que presentan sugerencias, aclaraciones y extensiones de los temas, las cuales están presentes en las cuatro unidades y están pensadas para fomentar el trabajo por competencias. Estas secciones son: Retroalimentación, Glosario, TIC, Todo un personaje y Curioseando; además de contar con una guía para el mejor desempeño de las actividades según la modalidad, Valores y actitudes.

Por último, al final de cada unidad se encuentra la sección Que aprendí, que le servirá al maestro como una guía para evaluar los conocimientos adquiridos por los alumnos, así como identificar los contenidos que sea necesario reforzar.

Esperemos que este material apoye a estudiantes y maestros en el proceso de enseñanza y aprendizaje de esta asig- natura. Pero sobre todo, que despierte o reviva en cada uno de ellos el gusto, el interés y la pasión por la filosofía.

Las autoras

3
3

Índice

. Estructura del libro

Presentación

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

3

6

UNIDAD 1 Introducción a la Filosofía

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

9

1.1 Conceptos de filosofía

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

11

1.1.1 Características de la filosofía

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

15

• Asombro

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

16

• Duda

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

17

• Reflexión

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

18

• Pregunta

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

18

• Amor por la sabiduría

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

19

• Visión totalizadora

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

20

• Formas de expresión

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

20

1.1.2 Importancia de la filosofía en la vida cotidiana

 

23

1.2 Objeto de estudio y métodos de la filosofía

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

27

1.2.1 Objeto de la filosofía

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

Conocimiento de la realidad

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

1.2.2 Métodos de la filosofía

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

31

• Método socrático

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

31

• Método cartesiano

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

32

• Método fenomenológico

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

33

• Método hermenéutico

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

34

• Método dialéctico

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

35

1.3 Disciplinas filosóficas, su objeto de estudio

 

y relación con áreas de la cultura

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

37

• Ontología

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

38

• Epistemología

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

38

• Ética

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

39

• Estética

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

40

• Axiología

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

41

• Lógica

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

• Filosofía de la religión

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

• Filosofía de la ciencia

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

• Filosofía política

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

44

• Filosofía de la cultura

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

44

1.4 Problemas filosóficos del conocimiento

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

46

• Racionalismo (Descartes)

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

46

• Empirismo (Hume)

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

47

1.5 El pensamiento filosófico en la cultura

 

49

UNIDAD 2 Planteamientos filosóficos sobre la naturaleza

 

57

2.1

Concepto de naturaleza para los Presocráticos

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

59

Milesios

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

59

44
44
 

• Tales de Mileto

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

60

• Anaximandro

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

61

Anaxímenes

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

62

Heráclito

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

64

Parménides

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

66

2.2 La realidad

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

70

2.2.1

Realidad espacio-temporal

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.