P. 1
Reflexiones sobre los dones del Espíritu Santo

Reflexiones sobre los dones del Espíritu Santo

|Views: 10.807|Likes:
Publicado porpauloarieu

More info:

Published by: pauloarieu on Aug 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/25/2013

pdf

text

original

Dones La Escritura nos es muy clara en la exhortación de ³No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales´

I Corintios 12: 1, es por eso que queremos en este breve espacio tener un concepto claro con respecto al tema de los dones espirituales, apreciar la importancia del estudio de los dones espirituales y Aprender a diferenciar entre lo que es un don espiritual y lo que no es. Desde el momento en que fuimos salvos también hemos sido capacitados con habilidades que antes no poseíamos y que la Escritura llama ³dones espirituales´. La Iglesia de Cristo, como organismo necesito de estos dones para el desarrollo de la misma; el Cuerpo de Cristo, su Iglesia, crece, se nutre y es edificada cuando sus miembros ejercitan sus dones espirituales. ³En un reciente estudio se pidió a los adultos responder la pregunta, ³¿Cuál es tu don espiritual?´ De los 72 que respondieron, solamente 15 contestaron con lo que podría considerarse un nombre válido para un don espiritual. Veintidós no dieron ninguna respuesta. Lo más asombroso de todo fueron los 28 que enumeraron sus dones con un término que la Biblia no tenía en su lista. Muchos enumeraron el fruto del Espíritu (que es dado a todos los cristianos). El Nuevo Testamento enumera 21 dones. Sin embargo, la mayoría de los eruditos sobre la Biblia convienen en una lista de solamente 18. Las definiciones y las características de algunos dones son similares, algunos creen que las Escrituras usan sinónimos en algunos casos. [Fuente: How to Find Meaning and Fulfillment through Understanding the Spiritual Gift Within You by Larry Gilbert (Elkton, MD: Ephesians Four Ministries, Church Growth Institute), 45-46]³ El tema de los dones espirituales es un tema que se ignoró por mucho tiempo en el seno de la Iglesia del Señor, esto provocó desconocimiento y conflicto al interno de la Iglesia. Se han adoptado posiciones extremas con respecto al estudio de este tema. En muchas oportunidades no se ha tratado, por descuido y por falta de conocimiento, por encontrar muchos desacuerdos, o por temor de despertar diferentes posiciones, por lo cual se llegó a considerarlo un tema tabú del cual poco se pueda hablar. Por otro lado, muchos han sobre enfatizado el tema, exagerando la búsqueda de manifestaciones extraordinarias en el ejercicio de los dones, dejando que la vida espiritual y la semejanza a Cristo ocupe un lugar secundario. El fanatismo y la exhibición emocional en el uso de los dones han estado asociados a menudo con falsas doctrinas y sectas. Existen desacuerdos en cuanto a la definición de los dones e incluso a la vigencia de algunos dones en la actualidad. Hay confusiones respecto de los dones espirituales y capacidades o talentos naturales del creyente.

Definición del término Antes de continuar les invito a leer I Co. 12:1-7, la palabra ³don´ (Gr. carisma) en su etimología tiene por significado un favor gratis, un regalo, un don o un beneficio. {Carisma: Es una transliteración (las letras griegas están cambiadas por las letras castellanas correspondientes). Viene de una palabra griega que quiere decir ³regalo.´ El uso especial de la palabra carisma se aplica a los ³dones´ del Espíritu para servicio. Si recibimos un don del Espíritu tal como el de misericordia, el de evangelista, el de maestro, hemos recibido un carisma.

La palabra carisma es una derivación de la palabra caris, ³gracia.´ La siguiente representa una definición más completa: ³Un don espiritual es la capacidad única dada por el Espíritu Santo a cada creyente para el servicio en relación con una iglesia, a fin de que la congregación progrese en unidad, madurez y tamaño.³} La Real Academia Española lo define como: 1. m. Dádiva, presente o regalo. 2. m. Bien natural o sobrenatural que tiene el cristiano, respecto a Dios, de quien lo recibe. 3. m. Gracia especial o habilidad para hacer algo. Los dones espirituales son dados a los creyentes por el Espíritu Santo (Romanos 12:3, 6) al momento de poner su fe en Cristo para el perdón de sus pecados. En ese momento el Espíritu Santo le otorga al nuevo creyente el o los dones espirituales que Él desea que tenga (1 Corintios 12:11). Una buena definicion: Un don espiritual es una capacidad dada por el Espíritu Santo al creyente que lo habilita para desarrollar una tarea específica con un objetivo específico dentro del Cuerpo de Cristo. Por talento entendemos: una habilidad natural, ya sea innata o aprendida que cualquier persona puede ejercer en cualquier momento para beneficio de terceros y el suyo propio.

Conclusión Los dones espirituales, entonces, no son sus talentos, ni tampoco sus habilidades. 1. Sus talentos no son sus dones espirituales. a. Un talento es una capacidad que uno tiene desde su nacimiento físico y que puede perfeccionar a través de su propio esfuerzo (como por ejemplo el talento de los músicos). Los inconversos tienen talentos, no dones espirituales. b. Un don espiritual es una capacidad sobrenatural que el Espíritu Santo le da a uno cuando nace de nuevo en Cristo Jesús. Sólo los cristianos tenemos dones espirituales. 2. Sus habilidades no son sus dones espirituales. a. Hay muchos inconversos que han desarrollado sus habilidades a través de una carrera en la universidad (como un contador) o a través de la experiencia en la vida (como un carpintero). b. Los dones espirituales vienen del Espíritu Santo que mora en el creyente. No tienen nada que ver con las habilidades que uno adquiere por sí mismo. Dones. En sentido teológico. a. El hecho de que el vocablo carísoiata (³dones del Espíritu o de gracia´) se derive de caris, connota una ³prueba de favor´, o ³beneficio´ o ³regalo´, y se refiere siempre a Aquel que da los dones. b. Los dones son el resultado de la gracia (caris) en acción. 1) Pablo usa caris (gracia) de la misma manera en que usa dikaiosune(justicia). a) Díkaíosune^ como la justicia activa de Dios, significa el acto justificador de Dios así como el estado del justificado. b) Caris como la gracia activa de Dios, significa regalo inmerecido y prueba de favor de parte de Dios así como la obra de aquel que es favorecido de esta manera en la forma de gozo y gratitud.

2) Ambos conceptos o ideas de caris se refieren a lo mismo, pero desde perspectivas diferentes: primero, lo que Dios da (gracia); y luego, lo que el ser humano hace (dones). c.Los dones se refieren tanto a lo que Dios da como a lo que el ser humano hace como resultado de lo que Dios da.LA DIFERENCIA Hay una diferencia entre el uso singular y el plural del vocablo ³don´. Una cosa es el don del Espíritu Santo y otra los dones del Espíritu Santo. 1. La palabra en singular: ³don del Espíritu Santo´. a. El ES mismo como el don otorgado: el ES como don. b. El NT constantemente se refiere al ES como don o como ´dado´ (Lc. 11.13;Hch. 5.32; Ro. 5.5). c. El ES es el que ³ha sido dado´: él es el don más importante de Dios a los creyentes. d. El ³don del Espíritu´ es el Espíritu mismo dado por Dios a todos los creyentes desde el instante de su nacimiento espiritual. 2. La palabra en plural: ³dones del Espíritu Santo´. a. El don concedido por el ES: el ES como dador. b. Cuando el NT se refiere al ES como dador usa el plural (³dones´) más que el singular, que designa lo que es otorgado. 1) Hay ³diversidad de dones´ otorgados por el ES (1 Co. 12.4, 11). 2) Estos dones del ES dan testimonio de la salvación del creyente (He. 2.3-4). c. Los ³dones del Espíritu´ son las capacidades espirituales otorgadas por el Espíritu a todos los creyentes a fin de capacitarlos para el servicio. ³Si hemos recibido el don del Espiritu Santo, es decir, si hemos recibido en nuestro corazón a Cristo como Salvador y Señor de nuestra vida, con él hemos recibido también ³los dones del Espíritu Santo´. El Espíritu no se presenta en nuestra vida con las manos vacías.La gracia de Dios nos regala de inmediato, por medio del E.S. no solo la salvación, sino también aquellos dones que nos capacitan para el servicio. Estos dones nos pertenecen desde el momento mismo de nuestro nuevo nacimiento espiritual, para que podamos hacer nuestra contribución distintiva a la edificación del cuerpo de Cristo y cumplir con la misión que él nos ha encomendado. Fuimos salvados para servir al Señor. Los dones del Espíritu Santo nos capacitan para hacerlo mejor con su voluntad.´ Acerca de los dones espirituales. Conceptos generales de importancia. 1. ¿Quién da los dones espirituales? En 1 Corintios 12: 4 ± 5- 6, se declara el origen trinitario de los dones espirituales: ³Hay diversidad de dones ( carismas), pero el Espíritu es el mismo´.1 Cor. 12: 4 ± 5- 6 Comienza hablando el Espíritu Santo como el dispensador directo de todo don en cada creyente. Se utiliza la palabra carismas para referirse a la capacidad sobrenatural recibida por gracia. El Espíritu reparte los dones a cada uno en particular como Él quiere. ³Hay diversidad de ministerios ( diakonía) pero el Señor es el mismo´. 1 Cor. 12: 7

En la palabra diakonía se puede ver que el gran propósito de la Iglesia es el servicio. Los ministerios se atribuyen a Cristo por ser Él, Cabeza de la Iglesia. ³Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres´. Ef. 4: 8 ³Hay diversidad de operaciones (energematon) pero Dios que efectúa todas las cosas en todos, es el mismo´ Las actividades sobrenaturales, por el carácter espiritual que ellas tienen, son conferidas por el Eterno Padre Celestial. La Escritura afirma que los dones espirituales (carismas, ministerios, energías) son conferidos por la trinidad en pleno. ¿Para que sirven los dones espirituales? ³Pero a cada uno es dada manifestación del Espíritu para provecho´. 1 Cor. 12: 7 El Espíritu utiliza estos dones para edificación de la Iglesia, el desarrollo de una semejanza con Cristo de cada creyente y la extensión de la Iglesia en el mundo. El provecho en el ejercicio correcto de cada don, debe ser manifiesto en la comunión y la edificación. El Apóstol Pablo cuando se refería al correcto desarrollo del don de profecías, señala claramente que el mismo produce: ³edificación, exhortación y consolación.´ (1 Cor. 14: 3) ¿ Quiénes reciben los dones espirituales?

El mensaje está dirigido a todos los creyentes en Cristo. 1 Corintios 12: 7, afirma que cada creyente tiene por lo menos un don; el versículo señala que el Espíritu de Dios reparte a cada uno en forma particular como Él lo desea. Jactarse del don que uno posee, es entristecer al Espíritu Santo. Quejarse del don que uno posee, es elevar una queja contra Dios. Poseer un don espiritual, no garantiza o asegura que ese creyente sea espiritual. Clasificación de los dones espirituales: A. Dones generales, universales ó teologales: Estos son los dones espirituales que recibe todo creyente con su salvación: Amor, fe, esperanza. B. Dones fundacionales: Dones de señales, prodigios y milagros que Dios manifestó en la fundación de la Iglesia. ³Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo´. Ef. 2: 20 La Biblia enseña que los dones dados como apóstol y profeta han servido para la fundación de la iglesia primitiva. ³ ¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? La cual habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos

fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios, y diversos milagros´ Heb. 2: 3 ±4 ³Y de la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo.´Hch. 5: 12 ³Con todo, las señales de apóstoles han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales prodigios y milagros.´2 Cor. 12:12Los dones de apóstoles y profetas junto a las señales, prodigios y milagros señalaban el inicio de una nueva dispensación llena de gracia, llena de esperanza y llena de poder. El apostol contemporáneo sería el misionero, cuyo llamado del Señor ha sido reconocido por la iglesia, quien por mandato del Espiritu Santo, lo comisiona a predicar el evangelio de Jesucristo en algún lugar del mundo donde el evangelio no ha sido anunciado o no ha sido anunciado con testimonio suficiente. Podríamos agrupar a estos dones fundacionales en: Apóstol, profeta, sanidad, lengua, interpretación de lengua, milagros, ciencia , sabiduría y discernimiento de espíritu. ³El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán y cesarán las lenguas y la ciencia acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, deje lo que era de niño.Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos Cara a cara. Ahora conocemos en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor´. 1 Cor. 13: 8 -13 El Apóstol Pablo afirma que el amor, el mayor de todas las virtudes perdurará por toda la eternidad. Ante la perpetuidad del amor, se compara la transitoriedad de otros dones como profecía, ciencia y lengua. La palabra griega ³katargeo´ indica quedar fuera de uso, inoperante, abolido. Queda definir en qué momento estos dones dejarían de operar. Es aquí donde existen diferentes puntos de vista, los cuales abren posiciones diametralmente opuestas. A. Algunos autores no dudan en afirmar que esta cesación se refiere al momento de la Segunda Venida de Cristo; cuando venga lo perfecto. De esta interpretación, el carismatismo afirma la continuidad de todos los dones en la actualidad. B.Por otra parte, expositores como Trenchard y Ryrle afirman: ³Después del comienzo de la Iglesia, hubo períodos de inmadurez, durante el cual se necesitaron dones espectaculares para el crecimiento del Pueblo de Dios y la autenticación del mensaje. Al quedar completo el Nuevo Testamento, llegó la revelación perfecta:

³ La ley de Jehová es perfecta´ Sal. 19: 7 Uniendo la revelación completa y la madurez de la Iglesia,estos autores erróneamente interpretan que desapareció la necesidad de tales dones. De esta interpretación los hermanos fundamentalistas afirman que dones fundacionales como apóstol, profetas con prodigios y milagros han dejado de operar. También es importante analizar que cuando El Señor venga todos los dones automáticamente caerán en desuso sin la necesidad de especificar sobre algunos en particular. En un momento, en un abrir y cerrar de ojos y no en forma paulatina ó pausada. C. Dones vigentes: Todos los dones estan vigentes. Pero no en todas las iglesias se manifiestan todos los dones. Tampoco existe ningun cristiano que manifieste la totalidad de los dones. Sin embargo, no se encuentra base biblica como para aceptar el cesacionismo. El continuismo es inexacto también, porque la iglesia pasa períodos de cese de algunos dones extraordinarios, pero cuando surgen los avivamientos, vuelven a despertarse los dones que se habían apagado o no se tenían en cuenta. Lo mas importante que debemos entender que el único don que a lo largo de toda la revelación biblica nunca cesó fue el don de la predicación. Es el minsterio que a mi modo de entender, es el mas importante, pues como conocerán el evangelio si no se les predica la Palabra. Podrán hacerse milagros extraordinarios, pero dice la Palabra de Dios que ³a Dios le agradó salvarnos por la locura de la predicación.´ Dice 1 Corintios 1:21 Pues ya que en la sabiduría del mundo, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes, por la locura de la predicación´. Verso 22: Porque los judíos piden señales, y los griegos sabiduría,Verso 23, Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura. Verso 24: más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios y sabiduría de Dios. D. ¿ Cómo definir los dones en mi vida? El tema de los dones espirituales es un tema encantador a todas luces. Habla de la gracia de Dios desplegada en la vida de cada creyente. Debe exhortarnos a buscar el tesoro de gran precio que tenemos en vasos de barro. Aprender a valorarlo, descubrirlo y desarrollarlo. Tal vez sea usted un creyente que no se siente integrado, no se siente útil. Tal vez usted no sepa que tiene un maravilloso don espiritual que necesita valorarlo y ejercitarlo. Usted es valioso dentro del Pueblo de Dios y debe cumplir con este ministerio para crecimiento de la obra de Dios. ¿No se siente así?« Esto mismo le pasó a un joven que llegó a la casa de su maestro oriental. Muy afligido le pidió a su maestro que le ayudara a resolver su gran problema: se sentía menospreciado, sentía que no tenía ningún valor. Todos le decían que no servía para nada.

Sus padres, sus conocidos todos le hacían notar su falta de valores. Al escucharlo el maestro le dijo: ³Muy bien, pero antes necesito que me ayudes a resolver un gran problema. Necesito vender este anillo; y quiero que vayas a la feria del pueblo para venderlo.´ El muchacho aceptó rápidamente, y antes de salir su maestro le dijo: ³ No lo vendas por menos de una moneda de oro´. Cuando el alumno llega a la feria del pueblo comienza a ofrecer la joya. De uno y de otro la respuesta es la misma: ³Ese anillo no vale ni una moneda de oro´. Asi pasó todo el día sin poder vender la joya. Cuando volvió a la casa del maestro; para decirle que su anillo no valía nada, el maestro le preguntó: ³¿Alguien que supiera de joyas vio el anillo? El gran problema es que nosotros no sabemos cuanto cuesta este anillo. Debemos llevarlo al anciano joyero del pueblo, él es amigo mío y te dirá el valor real.´ ³No lo vendas por menos de una moneda de oro´ terminó diciendo el maestro. Cuando el muchacho llega al joyero, le contó todo, el anciano tomó la joya en sus manos y la miró examinándola cuidadosamente. Al terminar le dijo: ³Dile a tu maestro que solo le puedo dar 70 monedas oro; pero si espera una semana puedo darle 100 monedas.´ El muchacho no lo podía creer, cuando todo parecía que no tenía valor, la joya toma un precio maravilloso. Cuando vuelve para contarle al maestro; el maestro le dice: ¿Has aprendido la lección? Cuando uno mira su propia vida, y no encuentra en ella nada de valor. Cuando otros que sin saber opinan y no encuentran nada estimable en tu vida. Cuando te sientes inútil, sin valor y sin afectos busca al joyero del alma, al joyero divino que va a descubrir en ti el valor extraordinario . Ese valor que Dios ve en cada persona que con fe le busca. Nosotros hermanos aprendamos la lección: Dios nos ha dado la salvación de mucho precio y junto con ella la capacidad sobrenatural de ejercitar los dones espirituales para Gloria y honra de su Santo Nombre. E. Los dones no son talentos Los dones espirituales,por su fuente,naturaleza y proposito sobrenatural, deben distinguirse de los talentos naturales, aunque a menudo puedan estar interrelacionados´ (Flynn) a. Todas las personas tienen talentos, pero sólo los creyentes han recibido dones. b. Hay diferencias entre talentos y dones: 1) Diferente fuente: los talentos son resultado de la gracia común del Espíritu; los dones son resultado de la gracia especial del Espíritu. 2) Diferente origen: los talentos tienen su origen en el nacimiento natural; los dones tienen su origen en el nacimiento espiritual. 3) Diferente naturaleza: los talentos son una habilidad natural, los dones son una capacidad sobrenatural. 4) Diferente poder: los talentos dependen del poder natural; los dones dependen del poder espiritual. 5) Diferente propósito: los talentos instruyen, inspiran o entretienen en un nivel natural; los dones están relacionados con la edificación de los creyentes y el servicio cristiano.

TALENTO FUENTE CUANDO SE OTORGA gracia común del ES en el nacimiento natural habilidad natural instrucción entretenimiento inspiración en un nivel natural

DON gracia especial del ES en el nuevo nacimiento dote espiritual crecimiento espiritual de los santos servicio cristiano edificación del cuerpo

NATURALEZA

PROPOSITO

c. Los talentos y los dones están relacionados. 1) El ES puede utilizar los talentos naturales para la gloria de Cristo. 2) El ES puede utilizar los talentos naturales para el ejercicio de los dones sobrenaturales. a) Los dones a menudo se derivan de un fundamento natural (las lenguas generalmente requieren que la persona tenga la capacidad de hablar). b) Pero el ES puede otorgar un don a alguien que no tenga talentos naturales (puede hacer que un asna hable, Nm. 22.21-30). F . Los dones del ES difieren del "fruto del Espíritu" en muchos aspectos: 1) Los dones tienen que ver con el servicio, mientras que el fruto tiene que ver con el carácter (Gá. 5.22-23). 2) Los dones son medios para alcanzar un fin, mientras que el fruto es el fin (Ro. 1.11-13). 3) Los dones son algo que el creyente tiene, mientras que el fruto es lo que el creyente es. 4) Los dones son dados desde afuera del ser, mientras que el fruto se produce desde adentro del creyente. 5) Los dones son muchos (el NT usa el plural), mientras que el fruto es uno (el NT usa el singular). 6) Los dones no son todos para todos (es difícil que alguien posea todos los dones), mientras que el fruto debe estar en cada creyente (todos los creyentes deben exhibir el fruto del ES), 7) Los dones cesarán cuando Cristo retorne, mientras que el fruto es permanente (1 Co. 13.8-10). DONES Tienen que ver con el servicio. Son medios para un fin. FRUTO Tiene que ver con el carácter. Es un fin en sí mismo.

Es lo que un creyente tiene. Son dados desde afuera. Se los menciona en plural. Ningún creyente posee todos los dones espirituales. Cesarán.

Es lo que un creyente es. Es producido desde adentro. Se lo menciona en singular. Toda la variedad del fruto debe estar en cada creyente. Permanecen.

El fruto del Espíritu es más valioso que todos los dones del Espíritu. 1) La posesión de los dones no es indicio de piedad ni madurez espiritual. 2) Es mejor ser piadoso y espíritualmente maduro, que tener muchos o todos los dones. 3) Los dones son necesarios, pero el fruto es vital. La espiritualidad es el grado de adaptación de una persona o grupo de personas sobre el conjunto de creencias, pensamientos, conceptos, ideas, ritos y actitudes de naturaleza más o menos mística, que se materializan en una sociedad. La verdadera espiritualidad es un estilo de vida moral, piadoso e irreprensible que refleja el fruto del Espíritu Santo, es decir, el carácter de Cristo. La verdadera espiritualidad no se alcanza instantáneamente ni por experiencias extáticas, sino por un proceso diligente y disciplinado de practicar los hábitos cristianos. I.- La verdadera espiritualidad no consiste en poseer dones espirituales espectaculares ni en tener experiencias místicas. La espiritualidad no es sinónimo de poseer y ejercitar dones espectaculares (1 Co. 1:5-7; 3:1-4). Es muy común igualar la espiritualidad a la posesión y al ejercicio de dones espirituales espectaculares, enseñando y creyendo así que la persona que tiene más dones espirituales o los más espectaculares, es la más espiritual. Sin embargo la Biblia no enseña esto. (cf. I Cor.1:5,1:7; comp 3:1-4 de la misma carta) Tampoco la verdadera espiritualidad es algo que se adquiera a través de experiencias místicas (1 Co. 14:33, 40). Por muy fantásticas e impresionantes que sean las experiencias místicas o extáticas que se tengan, nunca van a proporcionar espiritualidad en la vida de quienes las experimenten. Una vez más la iglesia de Corinto nos sirve de ejemplo. La espiritualidad no es un fin, sino un medio para lograr el fin por el cual Dios nos ha salvado: anunciar las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. II.- La verdadera espiritualidad es un estilo de vida santo y piadoso La verdadera espiritualidad tiene connotaciones morales (Gál. 5:19=21). Las obras que produce la carne, es decir, la naturaleza carnal heredada de Adán, son nocivas, inmorales y destructivas. Estas prácticas caracterizan a alguien que está dominado por la carne y por lo consiguiente no es heredero del reino de Dios. De este estilo de vida es precisamente de donde nos rescató el Señor. Todos nosotros somos ejemplos vivos del cambio que Dios operó, transformando nuestra manera de vivir, de un estilo egocéntrico y buscador de deleites, a otro que vive de una manera agradable ante sus ojos.

Como puede apreciarse, la verdadera espiritualidad abarca un área mucho más amplia que simplemente los cultos realizados en el lugar de reunión. La verdadera espiritualidad tiene connotaciones morales, ya que involucra apartarse de las viejas prácticas que antes nos caracterizaban y en las cuales nos regocijábamos. La verdadera espiritualidad consiste en manifestar el fruto del Espíritu Santo en el diario vivir (Gál. 5:22, 23). Cuando uno recibe a Cristo, entre otras bendiciones, viene ser templo del Espíritu Santo, el cual mora permanentemente en uno. El Espíritu de Dios tiene el calificativo "Santo" no sólo porque es santo, sino también porque lo que toca o habita lo hace santo, incluido el creyente. De ser completamente caracterizado por las obras de la carne, ahora el creyente viene a demostrar en su conducta diaria el fruto del Espíritu. Ya en el Antiguo Testamento se veía claramente que para agradar a Yahweh no bastaba con ofrecer actos cúlticos, sino que era necesario llevar una conducta moral correcta. La voluntad de Yahweh no estaba representada en términos de actos cúlticos, como las naciones paganas vecinas, sino en términos de conducta moral. III.- La verdadera espiritualidad se logra a través de un proceso Es un proceso constante que requiere la sumisión del creyente al Espíritu Santo (Ef. 5:18). La verdadera espiritualidad se alcanza dejándose guiar y controlar por el Espíritu Santo. Cuando Pablo dice "sed llenos del Espíritu Santo", lo hace a manera de imperativo, no de sugerencia. Si analizamos gramaticalmente esta oración, nos damos cuenta que está escrita en modo imperativo, voz pasiva y en tiempo presente continuo (gr. plhrousqe). La voz pasiva enseña que ser lleno del Espíritu Santo no es algo que uno haga por sí mismo sin la intervención de Dios. Más bien consiste en dejarse llenar por El. El es el agente que realiza la acción y el creyente en Cristo quien la recibe. Por otro lado, recordemos que el Espíritu Santo es una persona, no un objeto. Así que, dejarse llenar por el Espíritu Santo no es otra cosa más que dejarse "controlar" y "guiar" por El. Además, el tiempo presente continuo indica que es una orden que no sólo debe hacerse una vez y ya, como pretendiendo haber alcanzado el tope máximo de espiritualidad, sino dejarse controlar y guiar constante y continuamente por El. Por consiguiente, éste es un proceso que dura toda la vida del creyente. Es un permanente dejarse controlar por el Espíritu Santo de Dios. Esto se reflejará en el ambiente del hogar, del trabajo, de los estudios y en toda relación que tengamos. Si estamos dejando que el Espíritu Santo nos guíe y controle, los efectos se evidenciarán en nuestra manera de vivir. Requiere esfuerzo y disciplina de parte del creyente (1 Ti. 4:7,8). Si bien la verdadera espiritualidad es algo que Dios produce en la vida del creyente, éste también participa en el proceso. El Espíritu Santo es quien santifica el carácter y la vida entera del creyente. Sin embargo, Pablo le confiere bastante responsabilidad al creyente. Piedad, espiritualidad y santidad es algo que se alcanza sólo con un profundo esfuerzo de parte del creyente y con una continua dependencia del Espíritu Santo.

Fuente bibliografica http://icmccarvajal.wordpress.com/2010/06/07/aprendiendo-sobre-donesespirituales/ Pablo Alberto Deiros, Los Dones del Espiritu Santo, Iglesia Evangélica Bautista del Centro Bs. As. Argentina,p.23-25 http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/teologia/pdf/Dones%20espirituales.pdf

Pablo Alberto Deiros, Los Dones del Espíritu Santo, Serie Escuela de Mision, Iglesia Bautista del Centro, Cap. Federal, Argentina

http://www.siguiendosuspisadas.com.ar/estudio074.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Espiritualidad

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->