Está en la página 1de 2

Buenos  Aires,  agosto  22  de  2010     Defender  las  instituciones  es  tarea  de  todos   En  estos  días

 el  país  vive  nuevamente  días  de  confusión  y  alteración.  A  los   problemas  de  siempre:  la  pobreza,  la  desigualdad,  la  inseguridad,  la  inflación,  se  le   agrega  un  Kirchner  en  una  nueva  ofensiva  para  quedarse  con  todo.   No  hay  que  dejarse  engañar.   Lo  que  se  busca  es  ir  quebrando  a  cualquier  actor  que  puede  oponerse  y  enfrentar   este  intento  de  replicar  el  modelo  de  hegemonía  como  el  de  Chávez.   Es  hora  de  tener  valentía.   Especialmente  todos  los  jueces,  empresarios,  periodistas,  intelectuales,   gobernantes,  sindicalistas,  religiosos,  que  componen  nuestra  clase  dirigente.   El  silencio  puede  parecer  una  conveniente  forma  de  evitar  los  ataques   kirchneristas  de  hoy,  pero  es  la  garantía  de  que  mañana  te  tocará  a  vos.   Todos  aquellos  que  tengan  en  sus  manos  alguna  decisión  que  pueda  frenar   cualquier  avasallamiento  de  la  ley  y  de  las  libertades  tiene  la  responsabilidad  de   hacerse  cargo.   Todos  aquellos  que  con  sus  presencias  y  sus  gestos  convaliden  los  atropellos   tendrán  que  explicarle  a  sus  hijos  por  qué  no  hicieron  nada  por  parar  la  locura.   El  pueblo  argentino  mira  en  estos  momentos  a  sus  dirigentes.   Espera  que  los  dirigentes  tengan  la  valentía  para  repetir  en  público  lo  que  dicen  en   privado,  sin  especulaciones,  sin  miedos.   Esperan  que  la  dirigencia  se  haga  cargo  de  sus  responsabilidades  y  trabaje  por  un   país  unido  y  en  paz.   De  nosotros  depende  estar  a  la  altura  de  las  circunstancias.  

Mauricio  Macri