Chapín

Todo es oscuridad y solo podemos ver un poco de niebla, la cámara hace un acercamiento y escuchamos la voz gruesa y cortante del narrador que dice; En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios Sea la luz y.... Ok, me fui muy lejos en la historia, vamos a resumirlo un poco mucho más. Ahora en serio, primero echemos un vistazo al diccionario y a la primera definición que nos da sobre Chapín: Chanclo de corcho, forrado de cordobán, muy usado en algún tiempo por las mujeres. Ok, entonces es un zapato antiguo que debe su nombre de la palabra árabe "chipin" que era del material con el cual se elaboraban dichos zapatos y que en español significa alcornoque, un árbol pero por extensión también se usa para nombrar a las personas ignorantes y groseras. Un poco de historia del zapato Chapín: Una industria barcelonesa muy potente durante el Renacimiento y el siglo XVII fue la de fabricación de chapines. Se habían hecho populares en ciertas ciudades de Italia, así como en España, donde el confesor de la reina Isabel se quejaba de que los zapatos de un codo de altura (aprox. 40 cm.) de sus días estaban agotando la provisión de corcho de la nación. Pero, además del punto de vista interno, los legisladores italianos observaron que, al elevar a las mujeres tan por encima del suelo, se burlaban las leyes que regulaban la cantidad de tela de un vestido limitando las colas que arrastraban. Lo que realmente condenó los chapines fue sin embargo la

amenaza que estos constituían mas como extravagancia moral que económica. Todo el mundo observó la inmovilidad que producían en las mujeres, que se arrastraban renqueantes sobre ellos, como si anduvieran sobre zancos. Aquí, lo que impedía caminar eran los zapatos, característica que en la Venecia del siglo XV invitaba a la comparación con la costumbre china de los pies vendados. Los legisladores de esa ciudad llegaron a condenar la moda porque" mujeres embarazadas, incapaces de sostenerse cuando caminan por la calle con zapatos tan altos, cayeron y recibieron tanto daño que abortaron, en perdición de un cuerpo y un alma". Su contribución a la esterilidad y a la perdición espiritual los hicieron más apropiados para las prostitutas, a quienes los destinaron algunos gobiernos. Lo que un crítico inglés del siglo XVI bautizara como su andar de prisionero las condenaban a una pobre opinión en tanto esposas de ciudadanos, a causa de que convertía a las mujeres en meras figuras para exhibir, alejadas de la función de vehículo de la reproducción social. Si todavía siguen leyendo los invito a que veamos la siguiente definición sobre Chapín: Pez parecido al cofre, que vive en los mares tropicales. Ahora Chapín es un pescado y he aquí su ficha: Denominación: Chapin tresfilos (Lactophrys trigonus) Nombre común: Chapin tresfilos Nombre científico: Lactophrys trigonus Familia biológica: Ostraciidae

Orden biológica: Tetraodontiformes Asignación científica: Boxfishes Nombre en fishbase.org: Buffalo Trunkfish Bien sigamos con las definiciones de Chapín, siguiente por favor: Bote pequeño de fondo plano y proa chata Ok, no hay más misterio, sigamos con otra: Servicio pecuniario (obras de caridad o donación de dinero) que hacía el reino de Castilla en ocasión de casamiento de los reyes. Sin comentarios, sigamos... También existe el apellido Chapín, veamos su breve historia: Chapín No se sabe con exactitud de dónde partió su tronco principal. Lo que sí se sabe es que obtuvo reconocimiento de nobleza en la ciudad de Badajoz y que algunos de este linaje pasaron al Nuevo Mundo. Que es extremeño, parece no admitir duda: en la calle de los Monteros, en Badajoz, tenían casa solariega los de esta estirpe, y poseyó Mayorazgo y en la capilla de las Cabezas, en la Catedral, aparece el escudo del linaje. Los Chapín demostraron numerosas veces su limpieza de sangre y nobleza de apellido. Algunos ocuparon muy altos cargos, como don Juan Chapín, Alcalde de la Santa Hermandad por el Estado Noble y Familiar de la Santa Inquisición en la villa de Llerena. Escudo de Armas: En azur, cinco crecientes de plata, cargado cada uno de una estrella de oro, puesta entre las puntas. ¿Existió alguien de apellido Chapín que viajo a Guatemala y "gentilmente" cedió su apellido para

nuestro gentilicio? ¿Existió el Chapín de los chapines o sea el Chapín mayor? Y por ultimo como dato curioso... en una ciudad llamada Jeréz de la Frontera en España: Es una ciudad de la provincia de Cádiz, en la Comunidad Autónoma de Andalucía, España. Teniendo una población de más de docientas mil personas, se ha convertido en los últimos años en centro logístico y de transportes de la provincia, superando en población y variables económicas a la propia capital. Está ubicada en una zona fértil para la agricultura y la ganadería, céntrica, nudo de comunicaciones de la provincia, el Campo de Gibraltar, la Sierra de Cádiz y Sevilla. Ejerce una gran influencia en el área metropolitana de la Bahía de Cádiz y en otras áreas vecinas. Su término municipal incluye los Montes de Propio de Jerez pertenecientes al Parque Natural de los Alcornocales. Es la ciudad más grande de la provincia y la quinta de Andalucía. Allí existe un equipo de futbol llamado "Xerez club deportivo" y que juega en... ... el estadio de Chapín, se inauguró en el año 1989 con un amistoso del conjunto Xerecista con el Real Madrid (0-1), cuenta con una capacidad para 22.000. El estadio cuenta además del campo de fútbol, con una pista de atletismo. El estadio, situado junto a un hotel de 3 estrellas, cuenta también con videomarcador, megafonía, iluminación perimetral, doce palcos, palco VIP, cabinas de Radio-TV y 3 vestuarios, entre otras cosas. Junto al fondo norte, se encuentra el Anexo, campo en el que juega el filial azulino. Para terminar podríamos concluir que visto lo visto quien comenzó a llamar Chapines a los Guatemaltecos lo hacia de forma despectiva pero

que con el tiempo dejo de serlo y ahora sabemos que Chapín es mucho más que una palabra, está por encima de todo ello y que a mucha honra nos hacemos y nos haremos llamar chapines porque a pesar de todo ser Chapín es motivo de orgullo.

Nombre De Guatemala
Guatemala, oficialmente República de Guatemala (del náhuatl Quauhtlemallan 'lugar de muchos árboles') es una República de América Central, limita al oeste y norte con México, al este con Belice y el Golfo de Honduras, al sudeste con Honduras y El Salvador, y al sur con el océano Pacífico. El país tiene 108.889 km² (la República de Guatemala mantiene un diferendo territorial con Belice, por 12.000 km²). Su capital es la Ciudad de Guatemala. Época prehispánica [editar] Tikal: vista del templo II, en el lado oeste de la Gran PlazaGuatemala está situada dentro del área geográfica conocida como Mesoamérica. Dentro de sus límites territoriales se desarrollaron varias culturas, dentro de las cuales se destacó la Civilización Maya. Guatemala es cuna de esta antigua civilización. Ésta fue notable por lograr un complejo desarrollo social, teniendo como consecuencia logros sobresalientes en varias disciplinas científicas tales como la arquitectura, la escritura, un avanzado cálculo del tiempo por medio de las matemáticas y la astronomía. Destacaron también en la pintura, la escultura y la ingeniería monumental, llegando a construir grandes metrópolis desde el período Pre Clásico tales como los sitios de San Bartolo, Cival, Nakbé, El Mirador, en la Cuenca del Mirador, Uaxactún, Tikal, Ceibal, Río Azul, Yaxhá, Dos Pilas, Cancuén, Machaquilá,

Aguateca, en las tierras bajas del Norte, situadas en el departamento de Petén y Kaminal Juyú, en las tierras altas del altiplano central, así como Takalik Abaj en el departamento de Retalhuleu, situado en la zona costera del Océano Pacífico en el área sur. A la llegada de los españoles a su territorio, en 1524, los mayas del período clásico habían ya desaparecido, pero los indígenas (provenientes de Tula) se encontraban divididos en un buen número de señoríos y/o ciudades-estado como Utatlán o Gu'marcaj capital de los Ki'che', Iximché, Capital de los Kakchikel, Zaculeu, Capital de los Mames, Mixco Viejo, capital de los Pokomames, Chuitinamit, Capital de los Tz'utujiles, que luchaban entre sí, lo cual fue muy bien aprovechado por éstos, para lograr una conquista con relativa facilidad, sin embargo Tayasal Capital de los Maya Itzá, y Zacpetén, Capital de los Maya Ko'woj, ambas en Petén no fueron conquistadas, luego de múltiples intentos, (Hernán Cortés, desistió de atacar Tayasal, en su camino a Honduras, debido a lo bien defendida que se encontraba), sino hasta 1697, siendo las últimas culturas de América en ser conquistadas. Colonización española [editar]En 1523 los conquistadores españoles llegaron por el oeste, provenientes de México, bajo el mando del capitán Pedro de Alvarado, con la intención de explorar y colonizar los territorios de la actual Guatemala. Se enfrentaron primero con los indios k'iches, y luego se aliaron brevemente con los indios kaqchikeles, fundando su primer asentamiento el 25 de julio de 1524 en las cercanías de Iximché, capital de los kaqchikeles, villa que recibió por nombre Santiago de Guatemala en honor al apóstol mayor.

El 22 de noviembre de 1527 esta ciudad fue trasladada al Valle de Almolonga (hoy San Miguel Escobar, Sacatepéquez), debido al constante asedio que sufría por los ataques de los nativos. Ésta fue destruida en la madrugada del 11 de septiembre de 1541 por un alud de lodo y piedras que provino de la cima del Volcán de Agua (Volcán Hunahpú, como lo conocían los indígenas), sepultando a la entonces capital de la región; enterrando a la ciudad con la mayoría de sus habitantes. Entre ellos estuvo la gobernadora doña Beatriz de la Cueva, viuda de don Pedro de Alvarado. Esto obligó a que la ciudad fuera de nuevo trasladada al cercano Valle de Panchoy, unos 6 km aguas abajo, en lo que actualmente es la ciudad de Antigua Guatemala. En este lugar estaría ubicada Santiago de Guatemala, capital del «Reyno de Guatemala», hasta su traslado en 1775 al Valle de la Ermita, actual ubicación de la capital. El rey Felipe II de España y Portugal le otorgó el título de «Muy noble y muy leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala». Durante la dominación española, que duró casi 300 años, Guatemala fue una región de carácter estratégico (Capitanía General del Reyno de Guatemala), formando parte del Virreinato de la Nueva España. La Capitanía General de Guatemala se extendía desde la región de Chiapas (en la actualidad pertenecient a Méjico) hasta la actual Costa Rica. Sus divisiones políticas variarían con frecuencia, lo mismo que las fronteras entre las diversas provincias. A mediados del siglo XVII, el reino en su conjunto tenía 32 provincias, de las cuales 12 estaban en el territorio que hoy constituye la República de Guatemala: el valle de Guatemala, donde se encontraba la ciudad de

Santiago, sede de la Real Audiencia; las Alcaldías Mayores de Amatique, Suchitepéquez y Verapaz, los Corregimientos de Acasaguastlán, Atitlán, Chiquimula, Escuintla, Guazacapán, Quetzaltenango, Sololá (Tecpán-Atitlán) y Totonicapán. Esta región fue tan rica en minerales y metales como México, Bolivia y Perú. Sin embargo, los colonos explotaron principalmente la producción agrícola. Sus principales recursos fueron la caña de azúcar, el cacao, las maderas preciosas y la tinta añil para textiles. La ciudad de Santiago de Guatemala vivió un desarrollo notable en su arquitectura, caracterizada como «barroco sísmico», en la imaginería religiosa, la pintura y la música. Las festividades del año litúrgico y del santoral definían la vida de sus habitantes. La Catedral era el centro de toda la actividad religiosa, y por su rango catedralicio poseía una vida musical de gran intensidad. El 21 de julio de 1775 fue necesario el traslado de Antigua Guatemala, siempre vulnerable a erupciones volcánicas, inundaciones, y terremotos, tras ser destruida por dos terremotos. Sus ruinas han sido conservadas como un monumento nacional. La Ciudad de Guatemala fue fundada oficialmente el 2 de enero de 1776, logró convertirse con los años en la ciudad más grande y populosa de todo el istmo. A finales del siglo XVIII, cuando el reformismo ilustrado de los Borbones implantó el régimen de Intendencias en algunas regiones del Imperio Español, el número de provincias de la Capitanía General de Guatemala se redujo a 15, de las cuales 9 estaban en el actual territorio de Guatemala: las

Alcaldías Mayores de Chimaltenango, Escuintla, Sacatepéquez, Sololá, Suchitepéquez, Totonicapán y Verapaz, y los Corregimientos de Chiquimula y Quetzaltenango. Al promulgarse en 1812 la Constitución de Cádiz, el reino de Guatemala desapareció como unidad, y fue sustituido por dos provincias, sin subordinación entre sí: la Provincia de Guatemala, que comprendía el territorio de Chiapas, El Salvador, Guatemala y Honduras, y la Provincia de Nicaragua y Costa Rica. En 1821, durante el Bienio Liberal en España entró de nuevo en vigencia dicha Constitución, segregándose de la Provincia de Guatemala las Provincias de Comayagua (Honduras), Chiapas y El Salvador.

A cerca del Origen del Hombre.
La expresión origen del hombre remite a dos puntos de vista básicos, el que tiene que ver con la ciencia y el que tiene que ver con la religión. Para algunos, ambos aspectos no son excluyentes, dado que afirmar que el ser humano tiene un origen divino no equivale a afirmar que no existan aspectos biológicos, argumentando que la biología es una ciencia y, como tal, no pretende discernir sobre aspectos metafísicos. Para otros, ambas perspectivas son antagónicas o mutuamente excluyentes. Hace 40 millones de años, entre los mamíferos se desarrollaron diferentes tipos de monos llamados primates. Los primeros primates fueron animales pequeños, de hábitos nocturnos, que vivían (casi siempre) en los arboles. Con el tiempo, algunos de estos fueron cambiando sus hábitos y características físicas: su cráneo fue mayor, creció

su cerebro, podían tomar objetos con las manos, adaptarse al día y alimentarse de frutas y vegetales.

Los Homínidos
Se llama así a una de las dos familias de monos en que se dividió el grupo de los primates. Mientras que en la familia del orangután, del gorila y del chimpancé no hubo cambios, hace 15 millones de años en la familia de los homínidos comenzó la evolución hasta el hombre actual.La comunidad científica intenta reconstruir complejos arboles filogenéticos para dar cuenta el surgimiento de nuestra especie. Los estudios de ADN hechos a los restos fósiles permiten averiguar tanto su edad como las vinculaciones entre las diferentes especies. Los primeros homínidos y el largo camino hacia el hombre Diversas fueron las especies que unieron al hombre actual con los primeros homínidos. Las especies que representaron verdaderos saltos "evolutivos", es decir, verdaderos momentos de cambio, fueron las siguientes: Australopitecos: fue el primer homínido bípedo (caminaba en dos patas y podía correr en terreno llano). Poseía mandíbulas poderosas y fuertes molares. Su cerebro tenía un volumen inferior a los 400 centímetros cúbicos. De aquí se deduce que el andar erguido se produjo mucho antes que la expansión del cerebro. El primer australopiteco fue década 1960 en África oriental. encontrado en la

Homo Habilis: coexistiendo con el australopiteco apareció esta especie de homínidos. Tenían un cerebro más grande, alrededor de 700 centímetros cúbicos. Su característica más importante fue el cambio en su forma de alimentación: ya no solo comían frutas y vegetales, sino también comían animales. Actualmente los investigadores no están de acuerdo sobre si el homo habilis cazaba intencionalmente y fabricaba utensilios para hacerlo. Homo Erectus: Algunos lo consideraron el representante directo del hombre, pero hoy se sabe que muchos australopitecos anteriores poseían rasgos semejantes. Son los primeros homínidos que se distribuyeron ampliamente por la superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este de Asia. Poseían un cerebro mayor que el del homo habilis: alrededor de 800 centímetros cúbicos. Conocían el uso del fuego y fabricaron la primer hacha de mano. El primer homo erectus fue encontrado en Java (Oceanía) a fines del siglo pasado. El hallazgo de restos de homínidos de esta especie en las cavernas de Pekín permitió la reconstrucción de algunos de los aspectos de su vida.

Teoría de la evolución
Darwin logro reunir suficiente evidencia para demostrar que las especies cambian, e imagino un posible proceso de modificación. Su teoría de la evolución de las especies se puede sintetizar en las siguientes ideas:- El mundo natural no es estático sino que cambia;-Las especies de seres vivos evolucionan;-Las especies están compuestas de individuos que no son idénticos entre si;-La

población de cada especie desciende de un ancestro en común;-Las especies emparentadas descienden de ancestros comunes mas cercanos en el tiempo.Según Darwin, este proceso ocurre en forma ramificada y gradual por el mecanismo de:Aparición de variaciones heredables, yLa eliminación de organismos menos aptos o, lo que es igual, la supervivencia de los mejor adaptados, que dejan mas descendencia y, a la larga, alteran la especie y hasta pueden constituir una nueva.

Teoría creacionista
La teoría creacionista, fundamentada por la fe, cree que el hombre fue creado por uno o varios seres divinos (dioses). Así encontramos las religiones politeístas (es decir, cree en varios dioses), pueden ser: mayas, aztecas, romanos, griegos, etc.Por otra parte existen las religiones monoteístas (es decir, cree en un solo dios), pueden ser: judaísmo, cristianismo y islamismo. Según Judaismo: Los judíos no creen en la predestinación, Dios ha creado al hombre libre de elegir su propio destino. Asi, el hombre es la única criatura del universo que goza del libre albedrio, ya que puede elegir sin ningún tipo de coacción seguir el camino de dios y la vida o la muerte. Explicaciones Religiosas: Para el cristianismo, dios creo al hombre modelándolo a partir de barro, e hizo a la mujer a partir de una costilla del hombre. Para la religión musulmana, el hombre fue creado de esperma, con vista y oído (El Corán, sura LXXVI).

Teoria Evolucionista según Darwin.
La evolución es el proceso por el que una especie cambia con el de las generaciones. Dado que se lleva a cabo de manera muy lenta han de sucederse muchas generaciones antes de que empiece a hacerse evidente alguna variación.

Antes del siglo XIX existieron diversas hipótesis que intentaban explicar el origen de la vida sobre la Tierra. Las teorías creacionistas hacían referencia a un hecho puntual de la creación divina; por otra parte, las teorías de la generación espontánea defendían que la aparición de los vivos se producía de manera natural, a partir de la materia inerte. Una primera aportación científica sobre tema es el trabajo de Oparin (1924), El origen de la vida sobre la Tierra, donde el bioquímico y biólogo ruso propone una explicación, vigente aún hoy, de la manera natural en que de la materia surgieron las primeras formas pre-biológicas y, posteriormente el resto de los seres vivos. En segundo aspecto de la generación espontánea de la vida tiene una respuesta convincente desde mediados del siglo XIX. En primer lugar; los experimentos realizados por Pasteur, y, de manera fundamental, con los bajos del naturalista británico Charles Darwin (1859), que en su obra El origen de las especies aporta una

explicación científica sobre la evolución o «descendencia con modificación», término utilizado por el científico para definir este fenómenos. A pesar de que Charles Darwin ostenta el honor de haber elaborado esta teoría de manera científica y rigurosa, existieron importantes antecedentes — puede mencionarse en este sentido la aportación del propio abuelo de Darwin, Erasmo Darwin— que establecieron las primeras pautas del interés científico por estos temas. Sin duda, hay que destacar los estudios de Jean Baptiste de Monet, caballero de Lamarck (1744-1829), que inauguraron una corriente de pensamiento precursora en el estudio de la evolución de los seres vivos. La tesis fundamental del lamarquismo es la transmisión de los caracteres adquiridos como origen de la evolución; la causa de las modificaciones de dichos caracteres se encuentra en el uso o no de los diversos órganos, tesis que se resume en la siguiente frase: «La función crea el órgano». Lamarck resume sus ideas en Filosofía zoológica (1809), el primer trabajo científico donde se expone de manera clara y razonada una teoría sobre la evolución. Desarrollo de la teoría de la evolución A finales del siglo XIX, el llamado neodarvinismo primitivo, que se basa en el principio de la selección natural como base de la evolución, encuentra en el biólogo alemán A. Weismann uno de sus principales exponentes. Esta hipótesis admite que las variaciones sobre las que actúa la selección se transmiten según las teorías de la herencia enunciadas por Mendel, elemento que no pudo ser resuelto Darwin, pues en su época aún no se conocían las ideas del religioso austriaco.

Durante el siglo XX, desde 1930 a 1950, se desarrolla la teoría neodarwinista moderna o teoría sintética,: denominada así porque surge a partir de la fusión de tres disciplinas diferentes: la genética, la sistemática y la paleontología. La creación de esta corriente viene marcada por la aparición de tres obra. La primera, relativa a los aspectos genéticos de la herencia, es Genetics and the origin of species (1937). Su autor, T. H. Dobzhansky, plantea que las variaciones genéticas implicadas en la evolución son esencialmente mínimas y heredables, de acuerdo con las teorías de Mendel. El cambio que se introduce, y que coincide posteriormente con las aportaciones de otras disciplinas científicas, es a consideración de los seres vivos no como formas aisladas, sino como partícipes de una población. Esto implica entender los cambios como frecuencia génica de los alelos que determinan un carácter concreto. Si esta frecuencia es muy alta en lo que se refiere a la población, esto puede suponer la creación de una nueva especie. Más adelante, E. Mayr desarrollará en sus obras Systematics and the origin of the species (1942) y Animal species evolution (1963) dos conceptos muy importantes: por un lado, el concepto biológico de especie; por otra parte, Mayr plantea que la variación geográfica y las condiciones ambientales pueden llevar a la formación de nuevas especies. De este modo, se pueden originar dos especies distintas como consecuencia del aislamiento geográfico, o lo que es lo mismo, dando lugar, cuando intentamos el cruzamiento de dos individuos de cada una de estas poblaciones, a un descendiente no fértil. Atendiendo a las condiciones

ambientales, en consonancia con las ideas de Dobzhansky., la selección actuaría conservando los alelos mejor adaptados a estas condiciones y eliminando los menos adaptados. En 1944 el paleontólogo G. G. Simpson publica la tercera obra clave para poder comprender esta corriente de pensamiento: en Tempo and mode in evolution establece la unión entre la paleontología y la genética de poblaciones. Durante la segunda mitad del siglo XX se han planteado dos tendencias fundamentales, la denominada innovadora y el darvinismo conservador. La primera de ellas, cuyo máximo exponente es M. Kimura, propone una teoría llamada neutralista, que resta importancia al papel de la selección natural en la evolución, dejando paso al azar. Por su parte, el neodarvinismo conservador, representado por E. O. Wilson, R. Dawkins y R. L Trivers, queda sustentada en el concepto de «gen egoísta»; según esta hipótesis, todo ocurre en la evolución como si cada gen tuviera por finalidad propagarse en la población. Por tanto, la competición no se produce entre individuos, sino entre los aletos rivales. Así, los animales y las plantas serían simplemente estrategias de supervivencia para los genes.

Teoría Divina.
El nombre griego proviene del contenido del libro: el origen del mundo, el género

humano y el pueblo judío, la genealogía de toda la humanidad desde el comienzo de los tiempos. También "génesis" tiene el sentido de "prólogo", ya que la historia judía comienza propiamente con el Éxodo, del cual el Génesis es simplemente un prolegómeno. Según el Génesis el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Habla de varios personajes relevantes para el pueblo judío, como Abraham, Isaac y Jacob. El libro del Génesis relata la historia de la Creación de una manera espiritual. La creación del mundo, obra de Dios; el relato de Adán y Eva en el jardín del Edén, la caída de ambos en desgracia (por haber desobedecido) por comer del fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal; la historia de sus dos primeros hijos: Caín y Abel; la narración del diluvio anunciado por Dios a Noé, debido a la multiplicación de la maldad humana; la Reconciliación de Dios con el hombre en su alianza (arca de Noé); la historia de la Torre de Babel; la aparición de tribus y razas y el desarrollo de los pueblos. Posteriormente, el Génesis continúa con la historia del origen del pueblo judío: los patriarcas y matriarcas: Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y sus dos esposas, Raquel y Lea. Prosigue la historia de los doce hijos de Jacob, que dan origen a las doce tribus de Israel y, finalmente, el relato de José que culmina el libro con la descripción de su muerte.

Teoría del Big Bang
Según la teoría del Big Bang, el Universo se originó en una singularidad espaciotemporal de densidad infinita matemáticamente paradójica. El espacio se ha expandido

desde entonces, por lo que los objetos astrofísicos se han alejado unos respecto de los otros.En cosmología física, la teoría del Big Bang o teoría de la gran explosión es un modelo científico que trata de explicar el origen del Universo y su desarrollo posterior a partir de una singularidad espaciotemporal. Técnicamente, se trata del concepto de expansión del Universo desde una singularidad primigenia, donde la expansión de éste se deduce de una colección de soluciones de las ecuaciones de la relatividad general, llamados modelos de Friedmann- Lemaître - Robertson Walker. El término "Big Bang" se utiliza tanto para referirse específicamente al momento en el que se inició la expansión observable del Universo (cuantificada en la ley de Hubble), como en un sentido más general para referirse al paradigma cosmológico que explica el origen y la evolución del mismo.

Periodo Paleolítico.
El Paleolítico es una etapa de la prehistoria caracterizada por el uso de útiles de piedra tallada; aunque, también se usaban otras materias primas orgánicas para construir diversos utensilios: hueso, hasta, madera, cuero, fibras vegetales, etc. (peor conservadas y poco conocidas). Es el período más largo de la historia del ser humano (de hecho abarca un 99% de la misma), se extiende desde hace unos 2,5 millones de años (en África) hasta hace unos 10 000 años. Etimológicamente significa Edad Antigua de la Piedra (παλαιός, paleos=antiguo, y λίθος, lithos=piedra), el término fue creado por el

arqueólogo John Lubbock en 1865, por oposición al Neolítico (edad moderna de la piedra); constituyendo juntas lo que se denomina Edad de Piedra (se insiste en la elaboración de utensilios de piedra para establecer la oposición a la Edad de los Metales). Ellos eran Nómadas (se establecían en un lugar y se quedaban ahí hasta agotar los recursos naturales). El Paleolítico se caracteriza, a grandes rasgos, por la utilización de instrumentos gruesos, pesados, difíciles de manejar, mal trabajados en su mayoría. No tienen plena capacidad constructora. herramientas de piedra tallada, de ahí su nombre. Tradicionalmente el Paleolítico se divide en tres períodos, el Paleolítico Inferior, el Paleolítico Medio y el Paleolítico Superior; a él se le añade un período terminal llamado Epipaleolítico (la etapa siguiente al Epipaleolítico y anterior al Neolítico es el Mesolítico).

El Paleolítico en el Mundo
Esta cronología es conservadora y se justifica en los hallazgos de la francesa Hélène Roche en los yacimientos etíopes de Kada Gona (Afar), donde las primeras herramientas talladas se han datado por medio del potasio-argón en 2,6 millones de años de antigüedad. El hallazgo de Dmanisi (Georgia),

permite saber que los seres humanos llegaron al Oriente Próximo hace 1,8 millones de años. En el Extremo Oriente de Asia existen pruebas, más o menos sólidas, de una ocupación muy temprana, con yacimientos como Modjokerto, Java, o Logoluppo, China (entre otros) que superan 1,8 millones de años.3 Por último, la Sima del Elefante, de la Sierra de Atapuerca (Burgos) y Cueva Victoria (Murcia), permiten demostrar que la ocupación humana de Europa supera 1,2 millones de años de antigüedad, si bien el resto más seguro corresponde al cráneo de Ceprano (Italia), con cerca de un millón de años. Los datos sobre el resto del mundo (América, Oceanía, etc.) se han sacado de esta página. Homo es un género de primates homínidos de la tribu Hominini. El género Homo incluye al ser humano moderno y a sus más cercanos parientes. La antigüedad del género se estima en 2,4 millones de años (Homo habilis/Homo rudolfensis). Todas las especies, a excepción del Homo sapiens, están extintas. El último sobreviviente cercano, el Homo neanderthalensis, se extinguió hace menos de 30.000 años, aunque evidencias recientes sugieren que el Homo floresiensis sobrevivió hasta hace poco más de 12.000 años. Se caracteriza por ser bípedo, con pies no prensiles y su primer dedo alineado con los restantes. Presenta hipercefalización y una verticalización completa del cráneo. Entre las características que llevaron a separar Homo habilis del género Australopithecus destacan el tamaño del cráneo y, más importante aún, la capacidad de crear herramientas Evolución biológica del género Homo: Evolución humana

La aparición del género Homo está sometida a varias interpretaciones. En ocasiones, las teorías ofrecidas por los expertos colocan a las diferentes especies Homo en una misma época, lo que hace difícil concretar la línea evolutiva. Por otro lado, estas interpretaciones son temporales y “cuelgan” de las investigaciones sobre los hallazgos fósiles hasta ahora encontrados. Por lo cual, los nuevos descubrimientos producirán, inevitablemente, cambios en las teorías sobre la evolución humana hasta ahora desarrolladas. Aun así, exponemos a continuación una versión más o menos aceptada por la mayoría de la comunidad académica. Cronológicamente, el Homo habilis es el primero de nuestros antepasados Homo. Apareció hace unos 1,8 millones de años y su nombre, "hombre hábil", se debe a que se le adjudica cierto manejo en la elaboración de útiles de piedra. Se cree que convivió con los diferentes tipos de Australopithecus y que fue precisamente la presión ejercida por el género Homo lo que hizo desaparecer a los australopithecinos. Sin embargo, a pesar de la aparente superioridad tecnológica del Homo habilis sobre sus antecesores, las diferencias anatómicas eran relativamente escasas, aunque poseían un cerebro ligeramente más grande que los homínidos anteriores. Según las hipótesis tradicionales, el H. habilis evolucionó hacia el Homo erectus, hace unos 1,5 millones de años, especie que llegó a habitar gran parte del Viejo Mundo, desde África hasta China e Indonesia. Este comenzó a ser remplazado por formas arcaicas de Homo sapiens entre hace 400 y 250 mil años y en distintas zonas geográficas. Este Homo sapiens arcaico, poseía un cerebro más

grande aunque todavía mantenía similitudes físicas con el Homo erectus. Debido a los descubrimientos en la Sima de los Huesos en Atapuerca, en 1994, aparecen dos líneas evolutivas y a los estudios genéticos, hoy se tiene la perspectiva de dos líneas evolutivas. La primera desarrollada en Asia y Europa desembocó en el Homo heidelbergensis y a partir de éste en el Homo neandertalensis; y la segunda, desarrollada originalmente al interior de África, devino en el Homo rhodesiensis y posteriormente en el Homo sapiens. Esta teoría deja abierto el debate sobre el lugar de origen del Homo erectus y su relación con las especie Homo ergaster y Homo georgicus. Parece claro en cambio, que el Homo floresiensis es el resultado de una adaptación especializada del H. erectus en un hábitat limitado. La hipótesis de las dos líneas evolutivas es coherente con los estudios genéticos que sustentan la teoría del origen único en África del Homo sapiens, y en cambio se opone a la hipótesis del origen multirregional, que supone la aparición simultánea del H. sapiens en Asia y África.

Evolución

biológica del género Homo.

La aparición del género Homo está sometida a varias interpretaciones. En ocasiones, las teorías ofrecidas por los expertos colocan a las diferentes

especies Homo en una misma época, lo que hace difícil concretar la línea evolutiva. Por otro lado, estas interpretaciones son temporales y “cuelgan” de las investigaciones sobre los hallazgos fósiles hasta ahora encontrados. Por lo cual, los nuevos descubrimientos producirán, inevitablemente, cambios en las teorías sobre la evolución humana hasta ahora desarrolladas. Aun así, exponemos a continuación una versión más o menos aceptada por la mayoría de la comunidad académica. Cronológicamente, el Homo habilis es el primero de nuestros antepasados Homo. Apareció hace unos 1,8 millones de años y su nombre, "hombre hábil", se debe a que se le adjudica cierto manejo en la elaboración de útiles de piedra. Se cree que convivió con los diferentes tipos de Australopithecus y que fue precisamente la presión ejercida por el género Homo lo que hizo desaparecer a los australopithecinos. Sin embargo, a pesar de la aparente superioridad tecnológica del Homo habilis sobre sus antecesores, las diferencias anatómicas eran relativamente escasas, aunque poseían un cerebro ligeramente más grande que los homínidos anteriores. Según las hipótesis tradicionales, el H. habilis evolucionó hacia el Homo erectus, hace unos 1,5 millones de años, especie que llegó a habitar gran parte del Viejo Mundo, desde África hasta China e Indonesia.6 Este comenzó a ser remplazado por formas arcaicas de Homo sapiens entre hace 400 y 250 mil años y en distintas zonas geográficas. Este Homo sapiens arcaico, poseía un cerebro más grande aunque todavía mantenía similitudes físicas con el Homo erectus.

Debido a los descubrimientos en la Sima de los Huesos en Atapuerca, en 1994, aparecen dos líneas evolutivas y a los estudios genéticos, hoy se tiene la perspectiva de dos líneas evolutivas. La primera desarrollada en Asia y Europa desembocó en el Homo heidelbergensis y a partir de éste en el Homo neandertalensis; y la segunda, desarrollada originalmente al interior de África, devino en el Homo rhodesiensis y posteriormente en el Homo sapiens. Esta teoría deja abierto el debate sobre el lugar de origen del Homo erectus y su relación con las especie Homo ergaster y Homo georgicus. Parece claro en cambio, que el Homo floresiensis es el resultado de una adaptación especializada del H. erectus en un hábitat limitado. La hipótesis de las dos líneas evolutivas es coherente con los estudios genéticos que sustentan la teoría del origen único en África del Homo sapiens, y en cambio se opone a la hipótesis del origen multirregional, que supone la aparición simultánea del H. sapiens en Asia y África.

Paleolítico inferior arcaico
El Paleolítico inferior arcaico es una etapa del Paleolítico inferior en la que se incluyen las industrias inferopaleolíticas datables en el intervalo que va desde la llegada del hombre a Europa hasta la aparición del Achelense. Estas industrias (industrias de piedra someramente tallada desde el origen del Hombre hasta la aparición del bifaz y del hendidor) han recibido numerosos nombres, sin que haya consenso al respecto; las más habituales son: Cultura de los Cantos Tallados, Paleolítico Inferior Arcaico y PreAchelense.

Las dos últimas son ampliamente utilizados por el Grupo para el Estudio del Paleolítico Portugués y por la Asociación Arqueológica de Gerona, que también utiliza la expresión Modo técnico 1 (por oposición al Modo técnico 2, que sería el Achelense, y al Modo técnico 3, que sería el Musteriense). Por su parte, la locución Paleolítico Inferior Arcaico es muy similar a la usada en el Congreso sobre Les Premiers Européens, celebrada en París del 3 al 9 de abril de 1989: Très Ancien Paléolithique. En este artículo se utilizarán, indistintamente, las tres. Para África, la denominación más acertada, por su difusión y por respetar la prioridad de los descubrimientos, es Olduvayense.

La evolución humana: Evolución humana
Hay una correspondencia bastante cercana entre períodos culturales y tipo humanos: al Paleolítico Inferior le corresponde Homo habilis (sólo en África) y lo que tradicionalmente se ha denominado Homo erectus. No obstante, en la actualidad los restos atribuidos a este tipo han acabado conociéndose mejor y se han discriminado en varias especies diferentes que veremos a continuación. Al Paleolítico Medio, al menos en Europa y Oriente Medio, se le identifica con el Hombre de Neanderthal, y el Paleolítico Superior y Epipaleolítico se corresponde con el Hombre de Cromañón. El ser humano procede de un grupo de simios llamados hominoideos, que se dividieron hace quince millones de años: por un lado, los póngidos (chimpancés, gorilas y orangutanes) y, por otro, los Homínidos. Desde entonces, hasta ahora, hemos

pasado por diversas fases de hominización con los siguientes antepasados: 1. Los australopitecinos, homínidos surgidos en África hace algo menos de 5 millones de años. Comían vegetales, insectos y carroña. Aunque caminaban erguidos, su aspecto era de simio, su cerebro muy pequeño (500 cc) y no sabían fabricar herramientas. Hay varias especies de australopitecinos. 2. Los arcántropos: Son los primeros seres humanos, pertenecen a varias especies (se denomina arcántropo a todos los miembros del género Homo datados en el Pleistoceno Inferior y Medio, anteriores a los humanos modernos). Dada la variabilidad tan enorme existente entre los arcántropos, lo que sigue es una generalización muy vaga: su cerebro era grande: entre 700 cc y 1.100 cc. Surgen hace 2’6 millones de años en África, y desde allí se extendieron por Europa y Asia hace algo más de un millón de años, gracias al uso del fuego, la ropa de abrigo y a que sabían fabricar cabañas y herramientas de piedra, madera y hueso para cazar. 1. Homo habilis y Homo ergaster son sucesivos y propios de África. Al parecer H. ergaster se difundió hacia la región Paleártica diferenciándose dos ramas, una asiática y otra europea. Los restos de Dmanisi (Georgia) marcarían esa división. 2. En Asia el género Homo derivó hacia Homo erectus, que sobrevivió hasta la llegada de los humanos modernos, es decir, fechas muy recientes. 3. En Europa heidelbergensis se convertiría en Homo (inmediato antecesor del

neandertal). En la Península Ibérica se habla, además, de un arcántropo de la Sierra de Atapuerca, en Burgos anterior a H. heidelbergensis: el discutido Homo antecessor. 3. Los neandertales vivieron en Europa desde hace 200.000 años (cuando en África ya había humanos modernos).7 Los neandertales se parecían a nosotros (su cerebro, como el nuestro, tenía 1.500 cc, pero con forma de balón de rugby, mientras que el nuestro se parece más a uno de fútbol), sin embargo, eran mucho más robustos y musculosos, con la cara más grande y con una cabeza aplastada. Eran muy inteligentes y ya enterraban a sus muertos lo que indica que ya creían en el «más allá». 4. Los humanos modernos aparecimos en África hace 200.000 años y nos extendimos fuera de ese continente hace 50.000 años. En principio, los primeros miembros de esta especie reciben denominaciones diferentes a la nuestra, en virtud a leves diferencias físicas, a menudo se les denomina "Primitivos Modernos", es decir, Homo sapiens fossilis u Hombre de Cromañón. En Europa provocamos la extinción del Hombre de Neandertal. El ser humano moderno es el primero que habitó en todo el Mundo: llegando por vez primera a Australia y Oceanía por mar (en canoas) y a América desde Asia por el estrecho de Bering.

Australopith Homo ecus habilis africanus

Homo ergaster

Homo erectus 1 = Tamaño del cerebro

Homo antecessor

Homo Homo sapiens Homo heidelberg neanderthale sapiens sa nsis 1 = Tamañoensis del cerebro

Periodo Neolítico
El Neolítico (Nueva Edad de Piedra) —por contraposición al Paleolítico (Antigua Edad de Piedra)— es uno de los períodos en que se considera dividida la Edad de Piedra. El término fue acuñado por John Lubbock en su obra de 1865 que lleva por título Prehistoric Times. Proviene del griego νέος, néos: ‘nuevo’; λίθος, líthos: ‘piedra’. Inicialmente se le dio este nombre en razón de los hallazgos de herramientas de piedra pulimentada que parecían acompañar al desarrollo y expansión de la agricultura. Hoy día se define el Neolítico precisamente en razón del conocimiento y

uso de la agricultura o de la ganadería. Normalmente, pero no necesariamente, va acompañado por el trabajo de la alfarería. El Neolítico (o Revolución agrícola) tuvo su desarrollo en Oriente Próximo, desde donde se extendió por Asia, Europa y África. Sin embargo, tanto en Asia Oriental como en América cabe pensar en un desarrollo autóctono, al menos en gran medida.
• • • • •

Neolítico Neolítico Neolítico Neolítico Neolítico

en en en en en

Oriente Próximo Europa Asia Oriental América África

La etapa de transición entre el Paleolítico y el Neolítico se conoce como Mesolítico, mientras que las fases del Paleolítico tardío contemporáneas con el Neolítico y el Mesolítico en otras regiones del planeta se conocen como Epipaleolítico. Se denomina Subneolítico a un pueblo o comunidad de economía cazadora-recolectora que recibe algún influjo de tipo neolítico, típicamente la alfarería, de sus vecinos agricultores. La palabra «neolítica» significa ‘de la piedra moderna’, siendo sinónima, en lenguaje prehistórico, de ‘piedra pulimentada’, por constituir uno de sus rasgos más característicos; otros la llaman también ‘de los animales domésticos’, por ser la época en que el hombre hizo definitivamente la conquista del perro, el caballo, el buey, el cerdo, etc. J. Vilanova i Piera (prehistoriador) Aunque Neolítico se traduce literalmente como ‘Nueva (edad de) Piedra’, quizás sería más

apropiado llamarlo ‘Edad de la Piedra Pulimentada’; sin olvidar que la principal característica que define actualmente el período no es otra que una nueva forma de vida basada en la producción de alimentos a partir de especies vegetales y animales domesticadas. Abarca distintos períodos temporales según los lugares. Se sitúa entre el 7000 a. C. y el 4000 a. C. aproximadamente. Este período se inició en el Kurdistán antes del 7000 a. C. (quizás hacia el 8000 a. C.) y se difundió lentamente, sin que en Europa pueda hablarse de Neolítico hasta fechas posteriores al 5000 a. C.

Influencia del cambio climático

A partir del 8000 a. C., el cambio climático (época postglaciar) hizo huir a los rebaños de renos hacia el norte, provocando una disminución de la caza. Declinó la cultura, volviendo el hombre a las cuevas (aunque en algunos casos aislados se conservaron las chozas). El culto a los difuntos y los rituales funerarios se hicieron más complejos. Esta época es llamada «período de marasmo» y se sitúa en el final del Mesolítico y el principio del Neolítico. Este cambio de clima hacia el 8000 a. C (en que se pasó a un clima templado) hizo que el hombre modificara sus costumbres (lo que se facilitaría por los cambios climáticos —templado, frío, templado, frío— del período entre el 12000 a 8000 a. C.). Las diferencias culturales de una zona a otra son perceptibles pero resulta imposible dar otro calificativo a los hombres que pueblan extensas zonas que la de Homo sapiens u Hombre de CroMagnon, sin que puedan establecerse diferencias étnicas regionales que necesariamente hubieron de darse por el desarrollo separado de los distintos grupos, el ambiente geográfico distinto, la diversa climatología, los hábitos alimentarios diferentes y las múltiples costumbres locales. Del establecimiento de la ganadería y de una economía de base ganadera surge la trashumancia, que pone en contacto a los pueblos y, consecuentemente, facilita la comunicación entre

gentes de culturas, tierras y tribus diversas. La emigración de tribus y la difusión de técnicas, que cada grupo aprende del grupo vecino, va extendiendo las culturas neolíticas desde su foco originario hacia el resto del mundo. De estos contactos y del desarrollo simultáneo de la agricultura surgen, entre otras cosas, los primeros molinos manuales para moler los granos que se cultivan.

Fases del Neolítico
El Neolítico se divide en tres fases:
• • •

Neolítico inicial (I fase) Neolítico medio (II fase) Neolítico final (III fase).

Características de este período son la completa domesticación de algunos animales (el asno, el caballo, el reno y otros), la sustitución de los útiles de piedra tallada por los de piedra pulimentada (que no es la novedad más importante, si bien es la que da nombre al período), una práctica desaparición de las manifestaciones artísticas y el desarrollo de los cultivos en la primera fase, seguida de un decaimiento general. Surgimiento de la agricultura y los poblados Puede seguirse el Neolítico con relativa exactitud en la zona de Canaán, región en donde surgen culturas agrícolas, sedentarias (las primeras culturas agrícolas surgieron sin duda en el Sudeste de Anatolia (Çatalhöyük) hacia el 8000 a. C.) probablemente antes del 7000 a. C. Se sabe de la siembra, recolección y almacenaje de cereales, y se sabe que domesticaron algunos animales, y entre

ellos, el primero, el perro. Se construyeron poblados de casas de adobe, con cubierta plana, aproximadamente rectangulares en medianería, sin calles y con entrada por la cubierta. También cabañas circulares, semi-subterráneas, de una sola cámara, con los muros y el suelo cubiertos de barro (Jyroquitya, en Chipre). La innovación se difundió con extrema rapidez y antes del 7000 a. C. ya se constata al menos una aldea, Jericó, con una superficie de unas cuatro hectáreas (cuatro manzanas), con una muralla de piedra y un foso excavado de unos 8 metros de ancho por 3 metros de fondo, y con, al menos, una gran torre circular de 9 m de altura, que se pensó servía como torre de vigilancia, con escalera para acceder al techo y a la parte alta de la muralla, pero que realmente resultó ser un muro contra inundaciones y un almacén de grano. Esta primera cultura neolítica (Neolítico prealfarero) duró desde aproximadamente el 7500 a. C. al 6500 a. C. y fue sustituida por otra «invasión» desde el norte, de Anatolia, que duró también unos mil años (6500 al 5500 a. C.); siguió después otra cultura neolítica procedente también del norte, que subsistió otros mil años (5500-4500 a. C.). Estas culturas se fueron difundiendo por toda Eurasia, acelerándose la difusión después del 5000 a. C., fecha en que puede fijarse el inicio del periodo neolítico en el continente europeo, alcanzando poco después la Península Ibérica.

Utensilios agrícolas típicos del Neolítico y sus posibles empleos a través de antiguas representaciones egipcias.

La alfarería Alfarería neolítica.

Un descubrimiento de capital importancia para la vida del hombre, y que tuvo un desarrollo muy rápido, es la alfarería. Permitió la construcción de recipientes para líquidos y facilitó enormemente la vida del hombre, que ya no necesitaba estar permanentemente en las cercanías del agua, o realizar a menudo largos recorridos para abastecerse, pues almacenaba el agua, y también granos, semillas, productos molidos, etcétera, en los recipientes de

alfarería. Solo necesitaba desplazarse periódicamente para renovar el abastecimiento de la cantidad consumida desde el suministro anterior. Antes se usaban calabazas vacías (que podían contener agua pero no podían ponerse al fuego) y cestos de mimbre (que no podían contener agua). Posteriormente estos recipientes de mimbre se impermeabilizaron con la arcilla seca al sol o cocida al fuego. Más tarde aprendieron a dar la forma a la arcilla con un esqueleto de mimbre muy simple y luego sin esqueleto. La forma era a menudo de calabaza y las dimensiones parecidas al cesto de mimbre. Los cazadores usaban en raras ocasiones las piezas de arcilla (por ejemplo, no servían como carcaj por su fragilidad), prefiriendo las de mimbre o de tejidos. En cambio, a los ganaderos y agricultores les proporcionaba seguridad en el almacenamiento de agua y otros productos lo cual, junto con los medios de conservación de la carne, les hacía menos dependientes de la caza diaria. En esta época se difunde el uso de las piezas de alfarería, cuya utilización en la Península Ibérica es segura, existiendo restos del Neolítico medio. Aparecida la alfarería, el hombre intenta decorarla. Hay indicios de que las primeras decoraciones se hacían con cuerdas, utilizadas a menudo de refuerzo, pero después se introdujeron otras variantes: la acanaladura, el cordón (línea en relieve a modo de cuerda, ligeramente debajo del borde) y las asas de diversos tipos. La cerámica de la época inicial (hacia el 4000 a. C.) es de la llamada «cardial», con

incisiones de diversos tipos en la arcilla blanda pero ya moldeada, hechas con los dedos o con punzones o espátulas de hueso o piedra pulida. Recibe el nombre de cardial por estar producidas la mayoría de las incisiones con la concha de un molusco llamado Cardium edule (berberecho). Las incisiones, a menudo combinadas, buscaban efectos simétricos.

La vida en el Neolítico
El cambio climático provoca una lenta conversión de la economía de subsistencia, basada en la caza, hacia una economía más estable de base ganadera y apoyada en los cultivos. Se aprecia que el hombre deja las montañas para desplazarse hacia los llanos en persecución de sus presas de caza. El hombre vuelve a las cuevas aunque en algunos puntos pudo conservar la utilización de chozas en las cercanías de ríos. El desarrollo de la ganadería da lugar a la trashumancia y a los contactos relativamente frecuentes con gentes de otras tierras, existiendo una mayor intercomunicación entre las diversas tribus. Para las hachas y otros instrumentos se utilizan la piedra pulida y los útiles y algunas herramientas se fabrican frecuentemente con hueso. Aparecen también útiles de obsidiana. El culto a los muertos El culto a los muertos empieza a desarrollarse y aparecen los primeros megalitos (en realidad el culto a los muertos apareció hace 30.000 años, como lo demuestra el enterramiento de la cueva de Morín, en Cantabria).

Trenzados de fibras Utensilios relacionados con las ganaderías típicas del Neolítico y sus posibles empleos a través de antiguas representaciones mesopotámicas. Empiezan a usarse los primeros trenzados de fibras. Probablemente los primeros se hicieron toscamente con ramas. La técnica fue evolucionando hasta llegarse a cestos bastante bien logrados en el Neolítico, producto de la necesidad de recolección de frutos, que existía hacia cientos o miles de años. Los cestos se hicieron de mimbre. En éstas, los humanos se dieron cuenta, por causas desconocidas, quizás por casualidad, de que algunos productos, como la lana, el lino y el cáñamo (y luego otros) podían estirarse mediante un tosco huso o una barra de madera redonda, a modo de imitación de los tejidos de los cestos podían tejerse estos hilos y fabricar telas. Seguramente al principio se pensó utilizar el invento para hacer cestas más ligeras, antes de destinarlos a telas de vestidos. Otra prenda muy difundida es el saco, tejido en esparto. Manejo de los animales En este período el hombre ha domesticado al perro. El hueso se usa frecuentemente.

Para conservar la carne se usa el sistema del acecinado, secado al sol o salado, colocándola colgada en el centro de una figura de tres estacas con el suelo en el mismo vértice. La habilidad manual de los pobladores de la época se utilizaba en la preparación de trampas de cuerdas de cierta complejidad. El animal capturado por las cuerdas anudadas tendidas por el hombre, era rematado después por este. El desarrollo de las trampas coincide con el culto a la araña, extendido por todas las culturas neolíticas de Europa Occidental y otras, culto probablemente vinculado a la habilidad de este pequeño animal para colocar sus trampas, las telas de araña. El humano estaba habituado a seguir las huellas de los animales y es notoria la especialización que habían alcanzado, hasta el punto de que en las pinturas rupestres, en los pies están representadas perfectamente las pezuñas tal y como se marcaban en el suelo. Al parecer, por las representaciones pictóricas, los hombres corrían a una altísima velocidad, persiguiendo a sus presas. De esta época son también las primeras cucharas, que no se usaban para comer sino para mezclar los alimentos en cocción. En esta época, a raíz de capturas de jabalíes vivos (jabatos), principalmente hembras, estos animales fueron domesticados y dieron origen al cerdo (en general el jabalí era una pieza de caza). A menudo se representan en las pinturas rebaños de jabalíes que no son objeto de caza y que podría tratarse de rebaños en proceso de domesticación. Las danzas rituales

Las danzas rituales, asociadas a ritos de fertilidad y a las prácticas religiosas (que ahora desconocemos) de la época, siguen practicándose. Probablemente, cada grupo disponía de un hechicero, que se adornaba con una cabeza de toro salvaje hueca y una piel de toro que incluía la cola. Estos hechiceros son los que aprendían y difundían las nuevas técnicas, trasmitían sus conocimientos a su sucesor o sucesores y hasta es posible que fueran los autores de las pinturas rupestres pues en general estas se suponen asociadas a ritos religiosos o mágicos. Los hechiceros tenían vagos conocimientos astronómicos (observaban el cielo y en una pintura esta representada la Osa Mayor); observaban las costumbres de los animales, salvajes o no, para hacer más fácil su captura o imitarlos (por ejemplo la araña, pero también otros) y ensayaba sobre vegetales, comestibles o no. Ejecuciones y asambleas de guerreros Existen representaciones de ejecuciones: una falange de guerreros, entre los que parece distinguirse uno de los demás por su posición y por el uso de una pieza en la cintura, y que probablemente debía ser el jefe del grupo, dispara flechas contra un condenado. ¿Eran sacrificios humanos ligados a creencias religiosas? ¿Eran ejecuciones de prisioneros de guerra? ¿Era la aplicación de la pena capital por algún delito? No es posible saberlo. En este período se celebraban asambleas o reuniones de guerreros, representadas no solo para las ejecuciones, creyéndose que tenían importancia política o religiosa. Se representan escenas con

unos veinte guerreros lo que demostraría la existencia de grupos de unos cien individuos o más, ya que hay que incluir a las mujeres, niños, ancianos, adolescentes, hechiceros y sus ayudantes, centinelas, y otros (se supone que la población de Çatalhöyük era de unos 3000 habitantes). Se cree que la asamblea de guerreros ejercía un poder decisorio. Por algunas representaciones se deduce que la asamblea, si no tenía carácter militar, tenía una finalidad religiosa, venerándose a las pinturas de los grandes animales o a estos mismos (de la veneración de las pinturas neolíticas existe constancia en épocas posteriores, incluso en tiempos de los romanos, presumiéndose que la tradición de su veneración continuó sin interrupción desde el Neolítico al periodo romano). La miel y las bebidas El uso de la miel continúa. Su importancia deriva del hecho de que era el único alimento dulce conocido, igual que la sal era el único salado. Además, de los panales se obtenía la cera, que seguramente se usaba en rituales mágicos, religiosos o funerarios. De la miel se obtuvo en una época indeterminada el hidromiel, solución acuosa de miel que a consecuencia de la fermentación alcohólica ha perdido toda o parte de la materia azucarada y se ha convertido en alcohol etílico, siendo parecido en su sabor a algunos tipos de vino. El hidromiel tenía un color brillante y dorado, que lo asemejaba igualmente a ciertos vinos. Para fabricar hidromiel se usaba el agua utilizada para lavar utensilios que habían contenido miel, a la cual se añadía miel (25% de miel y 75% de agua) con el polen extraído de los panales para su fermentación (0,05%), creándose una bebida de unos quince grados.

Otra bebida es la cerveza, que es anterior a los cultivos. Se cree que los pobladores neolíticos calentaban al máximo una piedra hueca conteniendo agua y plantas silvestres, fermentándolo con las mismas hierbas masticadas y escupidas en el líquido. Este procedimiento se usaba aun en la industria lechera vasca a principios del siglo XX para fabricar cuajada o mamilla (si bien la leche se introducía en recipientes de madera en los que se introducían las piedras calientes). Fue en Egipto donde se aprendió a elaborar la cerveza con cebada, sistema que probablemente no alcanzó Europa hasta el período de los indoeuropeos o celtas. No se conocía el vino ni tampoco el aceite, usándose grasas animales. Sin embargo, a raíz de la domesticación del ganado se conocía la leche, aunque solo se usaba la de cabra, no difundiéndose el uso de la leche de vaca hasta la época romana. Las harinas El trigo, que era una planta silvestre difundida en Asia menor, fue cultivado desde antiguo en Oriente Medio y su cultivo se difundió en el Neolítico llegando a Europa hacia el 5000 a. C. Se comían los granos de trigo y otros cereales. Más tarde se trituraron, comiéndolos triturados o convertidos en pasta. A veces también se comían los granos hervidos. Los sistemas de moler harina con molinos de piedra se difundió en el Neolítico. La pasta o masa de harina y agua se cocía en piedras calientes. Más tarde se descubrió el sistema de fermentación y su cocción comenzó a realizarse en hornos cada vez más evolucionados. Se fabricaba el pan con harina

de trigo, de cebada y de centeno, y probablemente también con de otros cereales como mijo y avena. Arte neolítico El estilo naturalista del Paleolítico, abierta a las sensaciones y a la experiencia, se transforma en una intención artística geométricamente estilizada, cerrada a la riqueza de la realidad empírica. En lugar de las minuciosas representaciones fieles a la naturaleza, plenas de cariño y paciencia para los detalles del modelo correspondiente, encontramos por todas partes signos ideográficos, esquemáticos y convencionales, que indican más que reproducen el objeto. El arte neolítico tiende a ahora a fijar la idea, el concepto, la sustancia de las cosas, es decir a crear símbolos en vez de imágenes. El cambio de estilo que conduce a estas formas de arte completamente abstractas depende de un giro general de la cultura, que representa quizá el corte más profundo que ha existido en la historia de la humanidad. Del Neolítico se conservan grandes monumentos megalíticos, entre ellos:

Los menhires: monolitos verticales ocasionalmente antropomorfos, con los que se hacía culto al sol. Los dolmenes: sepulturas construidas con dos o más piedras verticales cubiertas por una losa horizontal. Los crómlechs: conjuntos de menhires y dólmenes de forma circular que solían tener carácter religioso.

Además en este período se desarrolló un estilo de pintura rupestre en la zona levantina de la Península Ibérica basado en la pintura de escenas de caza en rocas al aire libre, con representaciones esquemáticas de figuras humanas. El Neolítico medio o pleno Se puede situar el Neolítico medio o pleno entre el 3500 a. C. y el 2500 a. C. Es en este período que la alfarería alcanza su mayor difusión, con la importancia que tuvo para la vida del hombre. La alfarería de entonces corresponde al tipo llamado de alfarería con acanaladura que da idea de un mayor desarrollo de la cerámica en general. Llama la atención en este período la desaparición de los cultivos agrícolas, que adquirieron bastante desarrollo en la etapa anterior, y que en esta casi se extinguen o cuando menos retroceden en forma notoria. No se conoce la causa que motivó este fenómeno general. Parece ser que este período provocó desplazamientos masivos de poblaciones que se asentaron en determinadas zonas geográficas. En Cataluña se percibe claramente el asentamiento de una población procedente seguramente de Suiza y del norte de Italia, que empujó a los primeros emigrantes orientales del período anterior más al Sur. Los emigrantes instalados en Cataluña, que constituyen la Cultura de las sepulturas de fosa, aportaron una cultura de base agrícola y ganadera, que establecía sus poblados en cabañas en los llanos, enterrándose en fosas como sepultura, distintas de la sepultura en cuevas, lo que

demuestra que no las utilizaban. Sin duda pasada la primera época de invasión, y asentada sólidamente la población, estos emigrantes pudieron adoptar nuevas costumbres funerarias, religiosas, económicas y sociales, influidas no solo por la cultura de donde procedían, sino también por los restos de la cultura mesolítica anterior a la primera emigración oriental, y por esta primera cultura oriental. La trashumancia puso en contacto a los pobladores de diversas regiones. Así la cultura arcaizante, Asturiense, de la cornisa Cantábrica y Aquitania, la Cultura de las Cuevas en el Valle del Ebro (neolítica), y la Cultura de los Sepulcros de fosa en Cataluña. En esta época ya aparecieron algunos elementos de bronce en Francia, hacia el final del período. El período Neolítico es la etapa prehistórica que se desarrolla desde el año 7000 a.C. hasta aproximadamente el año 3000 a.C., donde el hombre ya conoce el fuego, viste su cuerpo, aunque ahora va reemplazando progresivamente los cueros por tejidos, ornamentando su figura con collares, ajorcas y brazaletes, y construye sencillas viviendas. Esta es la etapa de la piedra pulida, y en la que el hombre elige el sedentarismo como forma de vida, al crear técnicas para el cultivo de los suelos, y la domesticación de animales que le aportaron carne y leche. Sin embargo, no se dio en todo el mundo, el mismo desarrollo evolutivo. Sólo se experimentó este progreso, en un principio en una pequeña parcela de

Eurasia, mientras en otros lugares de Europa, vivían en un gran retraso, muchas veces motivado por razones climáticas, como por ejemplo, en África, donde encontraron escollos por la sequedad y el calor del desierto de Sahara, y la humedad y calor de la jungla inexpugnable. Una de las ciudades más antiguas, es la de Jericó, en el valle del Jordán, a orillas del Mar Muerto, con edificaciones y grandes murallas que podemos ubicar en el año 7800 a.C. Próxima al río Tigres se desarrolló contemporáneamente la ciudad de Jarmo. En ambos casos, las viviendas eran construidas con piedra y una mezcla de arcilla, agua y paja, decorada en su interior, y con mobiliario básico. El pasaje del nomadismo al sedentarismo fue gradual. La época de las glaciaciones había concluido y la temperatura había aumentado, pero como consecuencia del intenso frío de la época anterior muchas especies de animales y vegetales se habían extinguido, y hubo que hallar nuevas formas de supervivencia. Por el método de la observación, pudieron apreciar, que la circunstancial caída de una semilla en la tierra hacía brotar de ella una planta, a veces, por la costumbre de arrojar granos silvestres, como ofrenda a sus muertos. Así comenzaron a sembrar, siendo las primeras zonas, Asia y África, y los primeros cultivos, los cereales, sobre todo, el trigo, la cebada y el mijo. El centeno y la avena, fueron considerados hierbas por mucho tiempo, hasta descubrir sus propiedades nutritivas. El maíz se conoció en Europa recién con el descubrimiento de América, ya que es originario de esa zona.

Sin embargo, en un principio, luego de la cosecha se trasladaban a otra zona, hasta que comprobaron que existían algunas tierras más fértiles que otras, y condiciones geográficas más adecuadas, como un clima cálido o templado y la cercanía de los ríos. Seguramente el cultivo de la tierra y la cría de animales, surgieron casi al mismo tiempo. En este caso, tras atrapar a los animales que serían objeto de sacrificio con fines alimenticios, debieron darles de comer y cuidarlos, por ejemplo, para engordarlos o permitir su reproducción y así comprendieron la ventaja de su crianza en cautiverio, sobre todo ovejas y cabras. Los animales comenzaron a acercarse al hombre, buscando también lugares provistos de agua y seguramente para comer los restos de cultivo, desechos de la nueva actividad agrícola. Así en las zonas cercanas a los ríos Amarillo, Indo, Nilo, Eufrates y Tigres, se establecieron los grupos humanos en forma permanente, construyendo diques y canales, para asegurarse el agua necesaria para el riego. En el Paleolítico las personas se agrupaban en clanes, que descendían de un antepasado común, en este período, surgen las aldeas, con mayor número de integrantes, formadas por la reunión de varios clanes, bajo la supremacía de un jefe, que impartía las órdenes ayudado por una asamblea, constituida por los jefes de cada clan. En la aldea se producía, se almacenaban los alimentos, guardándolo por lo general en un templo, para evitar su apropiación indebida y se realizaban tareas de defensa a cargo de los soldados. Con el tiempo, varias aldeas se pusieron bajo la

supremacía de una más populosa, y con mayores posibilidades de protección y administración, que se convirtió en ciudad. El trabajo de la tierra no fue la única actividad desarrollada en el Neolítico, aunque sí la principal, ya que algunos sectores se dedicaron a la producción artesanal y otros al culto, sentando las bases de una sociedad jerarquizada y con división del trabajo. El intercambio de excedentes de producción entre aldeas se realizaba mediante trueque. A partir del año 6500 a.C. se trabajaron los cestos, con técnica de enrollado. Conocieron también el hilado y el tejido. Estos últimos fueron hallados en Egipto. En la ciudad chipriota de Khirikitia, surgió la alfarería, pero fue en el sur de Turquía donde se desarrolló más plenamente, realizando vasijas de madera, piedra y marfil, hallándose en ese lugar piezas pintadas con dibujos de color rojo sobre fondo crema, ubicadas cronológicamente en el año 5500 a.C. A este cambio en la forma de vida se sumó la necesidad de contar con nuevas herramientas que les permitiera el uso adecuado del suelo, por ejemplo, realizar surcos para poder sembrar. Estos se hacían con azadas de piedra y madera, por lo que debieron trabajar estos materiales con mayor precisión y perfeccionamiento. Así surge el tallado y pulido de las piedras con la finalidad de crear herramientas más resistentes y de formas precisas, y no tanto para la fabricación de armas, ya que esta sociedad era en general pacífica, aunque contaban con arcos, flechas, hondas, masas, matracas y

hachas de guerra, estas últimas confeccionadas con una cabeza de piedra y un mango de hueso. Aproximadamente en el año 4000 a.C. descubrieron los metales, primero el cobre, que luego, al lograr su aleación con el estaño les permitió acceder al bronce. Con la posibilidad de fundir y moldear los metales, que los localizaron lejos de sus poblados, en yacimientos de minerales, lograron herramientas y armas mucho más resistentes, aunque también los utilizaron para fines de ornamentación y utensilios domésticos, sirviendo también como intercambio económico. Los primeros medios de transporte pueden ubicarse en esta época, siendo las embarcaciones, en su forma de canoa, su primera realización, tal vez, al observar la posibilidad de flotación de los árboles caídos. Tampoco puede dejar de mencionarse el papel de la religión en la conformación del espíritu colectivo, ya que se han hallado grandes monumentos de piedra, llamados megalíticos, palabra que proviene del griego, y que significa megas=grande y lithos=piedra, que simbolizaban el culto a los antepasados. Entre estos monumentos megalíticos se destacan los menhires, colocados sobe la tierra en forma vertical, para identificar el lugar donde yacían los restos de un antepasado muerto. Los menhires podían estar dispuestos en forma circular y conjunta, posiblemente para ofrecer un culto colectivo, recibiendo en este caso el nombre de cromlech. Los dólmenes, son piedras horizontales apoyadas sobre piedras verticales, que podrían haber sido tumbas colectivas.

El período Neolítico tuvo su fin, con la aparición de las primeras civilizaciones, en China y en la India. En ese momento, se estima que la población mundial no era s.uperior a 100.000.000 de habitantes, comparativamente, actualmente es cercana a los 4.000.000000.

Origen del Hombre Americano.
Sostiene el antropólogo francésPaul Rivet que el origen del hombre americano es dado por migraciones desde distintos lugares del mundo y en distintas épocas. Es así como llegaron migraciones provenientes de Australia, Melanecia, Asia y los esquimales, siendo los asiaticos quienes más ascendiente tienen. Rivet se apoya en sus tesis en estudios antropológicos, linguísticos y otros. Su teoría es la aceptada hoy en el mundo. Otras teorías son las expuestas a continuación de este texto y otras que no tuvieron gran trascebdebcia. Rivet y Hrdlicka coinciden en que el hombre llego al continente por el estrecho de Bering. La antigueedad del hombre en nuestrads tierras se calcula en 40.000 años Planteada por Ales Hrdlicka que sostiene que el hombre americano se origina en Mongolia debido al parecido físico y cultural. No se realizó este poblamiento de una sola vez sino que se realizó en varias migraciones. Hoy en día se sostiene que un solo grupo etnico no llegó a América ssino que fueronvarios y ha perdido fuerza esta tesis. Otra de las teorías del origen del hombre americano es la planteada por el argentino Florentino Ameghino sostiene que el hombre nació en la Patagonia, al sur del continente americano y que fue

desplazandose hacia el norte y el resto del mundo. Para ello estudio restos de fósiles encontrados en Argentina. Esta teoría científicamente fue controvertida y hoy en día no se considera ya que los fosiles encontrados son posterioresal homo sapiens. es por esto que se acepta que el hombre americano proviene del antiguo continente Planteada por Ales Hrdlicka que sostiene que el hombre americano se origina en Mongolia debido al parecido físico y cultural. No se realizó este poblamiento de una sola vez sino que se realizó en varias migraciones. Hoy en día se sostiene que un solo grupo etnico no llegó a América ssino que fueronvarios y ha perdido fuerza esta tesis. Otra de las teorías del origen del hombre americano es la planteada por el argentino Florentino Ameghino sostiene que el hombre nació en la Patagonia, al sur del continente americano y que fue desplazándose hacia el norte y el resto del mundo. Para ello estudio restos de fósiles encontrados en Argentina. Esta teoría científicamente fue controvertida y hoy en día no se considera ya que los fosiles encontrados son posterioresal homo sapiens. es por esto que se acepta que el hombre americano proviene del antiguo continente

Teorías sobre el origen del hombre americano A. Teoría autóctona
A fines de siglo XIX, el naturista argentino Florentino Ameghino aseguró que el ser humano era originario de América. De acuerdo con este investigador, el ser humano habría nacido y evolucionado en este continente desde donde se

dispersó a otras regiones del mundo; es decir, eran autóctonos. Posteriores investigaciones demostraron que esta teoría no tenía bases científicas sólidas. En la actualidad, la hipótesis de Ameghino ha perdido vigencia, ya que: Según los arqueólogos, los restos humanos que han aparecido en muestro continente, pertenece al ser humano actual. No se han encontrado en América restos fósiles de homínidos. Las capas geológicas donde se encontraron yacimientos estudiados por Ameghino, no tienen antigüedad que él les atribuyo. B. Poblamiento americano a través del estrecho Bering La teoría de que el poblamiento de América a través del estrecho Bering Pertenece a Alex Hrdlicka. Mediante esta tesis, Hrdlicka afirmó, a principios, a principios del siglo XX, que los rimeros pobladores de América procedían de Asia; es decir, eran alóctonos. La teoría de este antropólogo norteamericano establece que, posiblemente, 40 mil o 35mil años a.C., las aguas de los ríos y parte de los mares se congelaron. Ese hecho habría ocurrido durante un periodo de intenso frió conocido como glaciación. Según Hrdlicka, la franja de agua que separa Liberia, en Asia, de Alaska, en Norteamérica se congeló en esa etapa y dio origen aun puente terrestre llamado Beringia. Esa situación habría favorecido que bandas de cazadores que buscaban alimentos, llegaron a lo que mas tarde recibiría el nombre de América. Asimismo, como esos cazadores eran nómadas, recorrían grandes distancias en busca de alimento.

Esa característica según Hrdlicka habría sido la responsable del desplazamiento de los primeros habitantes de continente Hrdlicka estaba convencido de su teoría apoyado en aspectos como: Las semejanzas físicas entre los aborígenes americanos y algunos grupos asiáticos. La similitud entre grupos sanguíneos. La presencia de un puente terrestre llamado Beringia entre Asia y América

Teoría Oceánica de Rivet

Paul Rivet Antropólogo Francés creó la teoría “Oceánica”, llamada también “Multilateral”. Ella es el resultado de estudios comparados de los pueblos americanos y los del oeste del Pacífico en lo antropológico, cultural y lingüístico. Aparece expuesta en su obra “Los Orígenes del Hombre Americano” y lleva el nombre de oceánica porque los diferentes lugares de origen que Rivet atribuye a los indios están frente al Océano Pacífico. Características: Partió Rivet de lo heterogéneo de la población encontrada por los descubridores, concluyó así: La población de América se hizo en cuatro grandes oleadas: la australoide, la melano-malayo-polinesia, la mongoloide y la uraliana. Los lugares de origen están en Australia, PolinesiaMelanesia, Mongolia y los Urales. La época de invasión más antigua, es decir, la australoide, fue hace unos veinticinco mil años.

Períodos De La Prehistoria Americana

La evolución del ser humano en América ha transcurrido por etapas o períodos con características particulares. Con base en esto, la prehistoria americana se divide en los siguientes períodos:

Período Lítico El período lítico (período de la piedra) también llamado paleoindio, comprende desde el año 4500 hasta 7000 a.C. aquí comienza los primeros elementos de piedra para la caza de grandes animales. En esta etapa los humanos eran nómadas, vivían de la recolección de frutos silvestres, habitaban en cuevas o en refugio rocoso que eran grabados o pinturas repestres. Las primeras manifestaciones de esta cultura fueron los clovis y folsom en Norteamérica. En Suramérica en el territorio peruano se encuentran expresiones del período litico en Lauricocha y Chiveteros.

Período Arcaico
El período arcaico transcurrió entre los 7000 y los 3000 a C. En este periodo comenzó la domesticación de animales y el cultivo de plantas. Este proceso permitió la primera experiencia de la vida sedentaria, la economía se basó en la agricultura y el pastoreo. En este período comenzó los primeros trabajos hechos en cerámica y los textiles.

Período Formativo O Preclásico
El período preclásico comprendido entre los años 3000 a.C. y 300 d.C. Se caracterizó por la concentración de los grupos humanos en aldeas por el progreso de la agricultura y por e desarrollo de la cerámica y la textilería. Las culturas mas representativo fueron los olmeca, en Mesoamérica , y la chavin, en Perú

Período Clásico
Comprende los años 300 al 900. Se inicia la transformación de la aldes en importante centros urbanos y religiosos, mejora las condiciones de vida, aumenta la población, se perfecciona las técnicas agrícolas y se desarrolla la metalurgia, la cerámica y los textiles. En el campo social, se consolida las élites políticas, militares y religiosa. En este período se representa grandes civilizaciones americana tales como las Teotihucana y maya, en los Andes las cultura moche nazca en Perú.

Período Posclásico O Imperial
Comprende el año 900 hasta el 1500 y fue el último de la historia prehispánica. Se estructuraron Civilizaciones que abarcaron grandes territorios y cuya organización se hizo más compleja. La economía logro un importante desarrollo debido a la creación de un sistema organizado de comercio. Se crearon grandes ciudades por el desarrollo de la arquitectura y la ingeniería se construyó monumentales obras, Inventaron el Calendario y la escritura. En Mesoamérica se destacaron culturas toltecas, se expandió permitiendo la influencia sobre los pueblos mayas y el imperio Azteca que se concentró en Tenochtitlán. En los Andes surgió el Imperio Inca dominando territorios de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina. El origen del hombre americano. Estado de los aborígenes americanos para el momento de la llegada de los españoles. El origen del hombre americano ha sido objeto de estudio de la historia y de esta manera han surgido

varias teorías que tratan de dar explicación al mismo: la teoría autoctonita que da como origen la Pampa Argentina; la monogenista asiática, que da como origen el continente Asiático y, la teoría multilateral que lo ubica en Australia, Polinesia, Mongolia y los Chales. Estas teorías nos conducen a pensar que América no tiene un origen único sino que es una conjunción de varias oleadas migratorias dadas en diferentes épocas y de diferentes regiones. Entre estas teorías están: Teoría Autoctonita o Aislacionista de Ameghino, estudioso argentino que da como origen del hombre americano la Pampa Argentina en el período terciario, plantea que el hombre proviene de seres inferiores. Lo más refutado a su teoría es el planteamiento de que el hombre se origina en el terciario cuando está comprobado científicamente que se originó en el cuaternario.

Florentino Ameghino Ales Hrdlicka
b. Teoría Monogenista Asiática de Hrdlicka. Hrdlicka, antropólogo checo, plantea que el hombre americano tiene uniformidad racial y que de acuerdo a estas características fisonómicas puede ubicarse su origen en Asia, específicamente en la Mongolia; que vino de Asia, atravesando el Estrecho de Bering (puente de hielo que comunica a Mongolia con Alaska). Esta migración se produjo hace aproximadamente 10.000 años y en cuatro períodos diferentes. Se le refuta a Hrdlicka que no existe uniformidad racial en el aborigen americano, por lo tanto no tiene un origen único en la Mongolia. c. Teoría de Origen Múltiple de Paul Rivet. Este antropólogo francés planteó la teoría multilateral

oceánica en su obra "Los Orígenes del Hombre Americano". Dado lo heterogéneo de la población americana Rivet devela la existencia de varios orígenes y varias oleadas migratorias de poblamiento. Plantea como lugares de origen: Australia, Polinesia, Mongolia y los Urales, dando como inicio de esas oleadas hace 25.000 años. Utiliza como paso hacia América el Estrecho de Bering y el Puente Antártico. De esta teoría se refuta el uso del Puente Antártico ya que su existencia no ha sido comprobada .

Los Mayas en Guatemala.
La gran civilización mesoamericana de los mayas floreció en lo que actualmente es el territorio de Guatemala y las zonas vecinas de México, Belice, Honduras y El Salvador. La ocupación más temprana en el área se remonta a, por lo menos, unos 13,000 años; la agricultura y la vida en aldeas en esta región se originaron alrededor del año 3,000 a.C. Los Mayas alcanzaron su máximo esplendor durante el periodo clásico (250-900 d.C.) con la construcción de ciudades y pirámides donde sepultaban a sus gobernantes y los veneraban, después de muertos, junto a sus dioses. Los Mayas compartieron con otras culturas mesoamericanas rasgos culturales, incluyendo la creencia en varios dioses, en la vida después de la muerte y en la realidad de las transformaciones entre el mundo humano y el mundo espiritual. Así mismo, desarrollaron un sistema único de escritura jeroglífica, perfeccionaron un complicado calendario y lograron comprender el movimiento de los planetas. el sacrificio humano y el desangramiento

eran parte integral de la escenificación de sus ritos que formaban parte del intercambio de fluidos sagrados: los seres humanos daban su sangre para el sostenimiento de sus dioses y éstos les retribuían enviando el agua necesaria para la vida. Los Mayas inscribieron su historia y su religión en libros y en vasijas de cerámica. Desafortunadamente, la mayoría de estos textos fueron quemados por los españoles, quienes creían que los mismos contenían "mentira del demonio." Sin embargo, existen todavía miles de vasijas de cerámica que han sido recuperadas en entierros. En décadas recientes los investigadores han aprendido a leer varias de las bellas y misteriosas imágenes y los jeroglíficos pintados en la cerámica Maya. Los epigrafistas (quienes estudia las inscripciones antiguas), los historiadores del arte y los arqueólogos gradualmente han ido revelando los secretos de un de los sistemas de escritura en realidad más complejos del mundo.

Historia de Guatemala
La historia de Guatemala es la de una nación convulsa que pasó por épocas de esplendor prehispánico a estar sumida en el caos de la guerra civil a la llegada española. En su etapa posthispánica fue parte de Nueva España, y con su independencia se sumió en una convulsa historia marcada por la intervención extranjera y los campesinos mayas. La Civilización Maya floreció en la mayor parte de lo que hoy es Guatemala y sus regiones circundantes, durante aproximadamente 2.000 años, antes de la llegada de los españoles. Su

historia se divide en tres períodos: pre-clásico, clásico y postclásico, siendo durante el período clásico cuando esta civilización tiene sus principales adelantos científicos y culturales. La mayor parte de las Grandes Ciudades Clásicas Mayas de la región del Petén y las tierras bajas del norte de Guatemala, fueron abandonadas alrededor del año 1000 a. C. Los estados postclásicos de las tierras altas centrales -como el reino de los quichés en Q'umarkaj (Utatlán)- sin embargo, prosperaban todavía hasta la llegada del conquistador español Don Pedro de Alvarado entre 1523-1527. Los pobladores nativos de las tierras altas de Guatemala, como los cakchiqueles, mam, quiché y tzutujiles, y los Kek'chi en las tierras bajas del norte Guatemalteco aún forman una parte significativa de la población guatemalteca. La civilización maya se extendió por el sur de Yucatán, parte de Guatemala y Honduras. entre los siglos III y XV. Los mayas no constituían un estado unificado, sino que se organizaban en varias ciudades-estado independientes entre si que controlaban un territorio más o menos amplio. Tampoco hablaban una única lengua. Las construcciones mayas se hicieron de madera y piedra básicamente. Entre las maderas se prefirieron la coba y el zapote, por ser muy resistentes a los ataques de las termitas. Entre las piedras se usaron caliza, arenisca, mármol, etc. Realizaron todo tipo de construcciones: palacios rectangulares y alargados, templos, juegos de pelota, calzadas (sacbeob) que unían las ciudades principales, fortificaciones, baños de vapor (temazcal). Se conservan importantes pirámides escalonadas en piedra. En lo alto de éstas se colocaba el templo. Estaban decoradas con pinturas

de una variada gama de colores, y relieves. Algunos de estos son inscripciones de la escritura jeroglífica maya, aun no descifrada completamente. Las construcciones más importantes de esta época fueron Copán, Quiriguá, Piedras Negras, Palenque y Tikal. Los mayas desarrollaron el sistema de escritura más completo de todos los pueblos indígenas americanos. Con él escribieron todo tipo de textos: de medicina, de botánica, de historia, de matemáticas, de astronomía... Se conservan, además de las inscripciones, algunos códices: El Códice de Dresde: escrito en el siglo XIII.Contiene un tratado de adivinación y de astronomía. • El Códice de París: posiblemente del siglo XIII. Contiene profecías y adivinaciones. • El Códice de Madrid: Contiene horóscopos y almanaques. • El Códice Grolier: Muy mal conservado. Contiene un calendario completo.

Cultura: Ciencias: Calendario. Astronomía Desarrollaron un calendario muy preciso, con un año de 365 días. El año solar (haab) tenía 18 meses de 20 días cada uno y otro más de sólo cinco días. Los nombres de los meses eran: Pop, Uo, Zip, Zotz, Tzec, Xul, Yaxkin, Mol, Chen, Yax, Zac, Ceh, Mac, Kankin, Moan, Pax, Kayab, Cumbu y Uayeb. Cultura: Ciencias: Matemáticas

Utilizaban un sistema de numeración vigesimal posicional. También tenían un signo para representar el cero, y así poder realizar operaciones matemáticas complejas. El punto tiene un valor numérico de 1 y la raya de 5. Así podían contar hasta 19. Para hacer números mayores (igual que nosotros para hacer números mayores de 9) tenían que colocar esos signos en determinadas posiciones. Al ser un sistema vigesimal, o sea, que considera el 20 como unidad básica para la cuenta, cada espacio que se avanza en el número representa 20 veces más que el espacio anterior. Esto se entiende mejor si lo comparamos con el sistema que usamos nosotros. El nuestro es un sistema decimal, o sea, que nuestra únidad básica de cuenta es el 10. Tenemos, por tanto, signos numéricos para contar del hasta 9. Si queremos contar más allá necesitamos jugar con las posiciones y colocar al menos dos signos numéricos, uno en primera posición y otro en segunda. La primera posición son las unidades y la segunda, como es un sistema decimal, representa 10 veces más que la primera, esto es las decenas. Así veinticinco nosotros lo escribimos 25 5 de unidades más 2 de unidades por 10 (2x10=20). Un maya haría lo siguiente. € ______ La raya ocupa la primera posición, que son unidades, y por tanto es 5. El punto ocupa la segunda posición que significa 20 veces más de las unidades. Por tanto un punto en segunda posición vale 20 (y dos puntos valdrían 40).

Época de la Colonia Española
La época de la colonia española Fue en 1523 que los conquistadores españoles ingresaron por su parte occidental, provenientes desde la Nueva España. Todos ellos liderados por el Cápitan y lugarteniente Don Pedro de Alvarado. Enfrentándose primero con los k'iches y aliándose después con los cakchiqueles, logró fundar su primera Villa el 25 de julio de 1524 en las cercanías de Iximché, capital de los cakchiqueles, dándole por nombre Ciudad de Santiago en honor al conocido Apóstol Mayor. El 22 de noviembre de 1527 se trasladó la ciudad y ésta fue destruida en la madrugada del 11 de Septiembre de 1541 por un alud de lodo y piedras provino de la cima del Volcán de Agua (Volcán Hunahpú, como lo conocían los indígenas) sepultando a la entonces capital de la región; enterrando a la ciudad con la mayoría de sus habitantes, donde también pereció la primera Gobernadora que ha tenido América: Doña Beatriz de la Cueva, viuda de Don Pedro de Alvarado. Esto obligó a que de nuevo fuera trasladada 6 kilómetros más abajo, al Valle de Panchoy, en lo que actualmente es hoy la Ciudad de Antigua Guatemala. El 10 de marzo de 1543 el Ayuntamiento celebró allí su primera sesión. La ciudad, ya en su tercer asiento oficial, conservó el mismo escudo de armas otorgado en Medina de Campo por real cédula del 28 de Julio de 1532. También el 10 de Marzo de 1566 el Rey Felipe II la condecoró con la merced del título de “Muy Noble y Muy Leal Ciudad”. Fue la tercera ciudad en importancia en América después de México y Lima, de donde irradió la cultura y gozó de bien merecido prestigio. Así se inició al Período Colonial de Guatemala.

Durante este período colonial, que duró casi 300 años, Guatemala fue una capitanía general (Capitanía General de Guatemala) que a su vez dependía del Virreinato de la Nueva España (hoy México). Se extendía desde la región del Soconusco —ahora en el sur de México (estado de Chiapas)— hasta Costa Rica. Esta región no fue tan rica en minerales y metales como México y Perú. Sin embargo, se destaco principalmente en la producción agricola. Sus principales recursos fueron la caña de azúcar, el cacao, las maderas preciosas y tinta de añil para teñir textiles. Los estudios universitarios aparecen en Guatemala desde mediados del Siglo XVI, cuando el primer Obispo del reino de Guatemala, Licenciado Don Francisco Marroquín, funda el Colegio Universitario de Santo Tomás, en el año de 1562, siendo ésta una de las primeras universidades del nuevo mundo. El recién llegado Presidente Don Martín de Mayorga solicitó al Monarca de España el 21 de julio de 1775 la traslación de Antigua Guatemala siempre vulnerable a erupciones volcánicas, inundaciones, y terremotos. Antigua había sido destruida por dos terremotos en 1773, pero los remanentes de su arquitectura española colonial fueron conservados como un monumento nacional. La Ciudad de Guatemala moderna, fue oficializado el cuarto asentamiento el 2 de Enero 1776 con una primera sesión del ayuntamiento por el gobernador de la Audiencia Matías de Gálvez y Gallardo sobre las bases del llamado Establecimiento Provisional de La Ermita. Por real orden dada en Aranjuez el 23 de Mayo de 1776 se extinguió el nombre de Santiago y se adoptó el de Nueva Guatemala de la Asunción que, con el correr del tiempo es conocida en la actualidad como Ciudad de Guatemala, logrando

convertirse con los años en la ciudad más grande y populosa de todo el istmo. Causas y motivos de la desaparición de los Mayas. la desaparición del pueblo maya es una de las teorías mas inciertas hasta la actualidad, las causas mas apoyadas, epidemias, guerras, hambrunas y abandono de los centros rituales, pero esto se debió a causas históricas y a la baja producción de cosechas por agotamiento del suelo y carencia de esclavos, y el complemento de la conquista española que los elimino hasta llevarlos al exterminio. Algunos afirman que su desaparición obedece a las encarnizadas guerras entre pueblos vecinos que luchaban por el dominio territorial y la expansión de sus imperios. Por otro lado, teorías sobre hambrunas y sequías también rondan por las mentes de los estudiosos. Sin embargo, en esta ocasión me gustaría saber qué piensan ustedes sobre una teoría que si bien hace muchos años nos podría parecer de ciencia ficción y una mera casualidad, en estas épocas podría ser reconsiderada dada la ruptura de muchos paradigmas de la humanidad en cuanto a la concepción del tiempo y el espacio. La civilización Maya ha dejado grandes y en muchos casos, inexplicables legados a toda la humanidad. Si tomamos en cuenta que su apogeo se dio precisamente mientras las culturas europeas se encontraban sumergidas en el oscurantismo, podemos entender cómo su avance era mayor en cuanto a ciencias, artes y arquitectura; sin embargo es aún un misterio el por qué de la desaparición de quienes nos antecedieron habitando esta tierra

dejándonos imponentes ciudades como Tikal, con sus pirámides de hasta setenta metros de alto o “El Mirador” (sitio recientemente descubierto donde se afirma la existencia de la pirámide más alta del mundo con dos cientos diez metros de altura). La cultura Maya aún provoca cientos de estudios, investigaciones y pláticas comunes entre quienes ocupamos lo que una vez fue su hogar, así como por científicos especializados que intentan vislumbrar entre la entelarañada historia y los ininteligibles vestigios, la verdadera causa de la desaparición de esta civilización. Algunos afirman que su desaparición obedece a las encarnizadas guerras entre pueblos vecinos que luchaban por el dominio territorial y la expansión de sus imperios. Por otro lado, teorías sobre hambrunas y sequías también rondan por las mentes de los estudiosos. Sin embargo, en esta ocasión me gustaría saber qué piensan ustedes sobre una teoría que si bien hace muchos años nos podría parecer de ciencia ficción y una mera casualidad, en estas épocas podría ser reconsiderada dada la ruptura de muchos paradigmas de la humanidad en cuanto a la concepción del tiempo y el espacio. La Pirámide Social Maya. Los mayas estaban divididos en clases sociales muy bien definidas. En lo más alto de esta jerarquía se encontraba el gobernante, un representante de dios en la tierra que gobernaba y que decidía cuándo había que hacer la guerra o pactar la paz; regía en el comercio

y las alianzas maritales. Este gobernante era apoyado por la casta sacerdotal, la nobleza y sus guerreros. Sólo el gobernante o sus sucerdotes estaban autorizados para realizar las ceremonias religiosas en los templos. Otro grupo en la estructura social eran los arquitectos, quienes estaban por encima de los escultores, los ceramistas y otros artesanos, los campesinos, sirvientes y esclavos, que eran los de menor categoría. Los soldados eran importantes en tiempos de conflicto, de otra manera estaban más abajo que los arquitectos y comerciantes en la escala social. La mayoría de los mayas eran campesinos que sostenían a una minoritaria clase dominante con sus cosechas de maíz, frijol y otros vegetales. Hay evidencia de que usaban el sistema de desmonte y quema para preparar los campos de labranza, exactamente como lo hacen sus descendientes hoy. También usaban la irrigación en zonas áridas, levantaban diques y preparaban terrazas en los terrrenos altos. La dieta de los mayas se complementaba con la caza de animales salvajes, peces, frutas, semillas y miel que se obtenían de la selva. La economía dependía además del comercio, los mayas eran comerciantes por excelencia que hacían trueque con pescado, miel, conchas, obsdiana, jade, cerámica, sal, cacao, plumas, pedernal y algodón. Sus rutas mercantiles seguían el curso de ríos importantes en el área y las costas del Golfo de México, el Caribe y el Pacífico. Su imperio comercial se extendía desde América Central hasta el centro de México y posiblemente más allá de esas fronteras. En la cima de la pirámide, estaría el Halach Uinic, máxima autoridad política.

*Luego se hallaba la élite o nobleza, que era un grupo de dirigentes de cada centro maya, estos estaban libres de cualquier trabajo o esfuerzo físico, se dedicaban a gobernar y vivían de los tributos que cobraban a el pueblo; entre sus principales funciones se encontraban las intelectuales, militares y directivas. *En tercer lugar se encontraban los comerciantes, estos tenían un nivel de vida muy elevado, parecido al de la nobleza, eran los encargados del comercio con otras ciudades mayas. *Como clase baja se encontraban los artesanos y campesinos, ellos necesitaban rendir tributo a la nobleza para poder ser libres y de esa manera no convertirse en esclavos; tenían derecho a elegir a los líderes de su comunidad, la clase baja era la masa del pueblo entre sus principales labores estaban la artesanía y al cultivo de las tierras, que eran comunales; estos facilitaban a las clases superiores parte de su producción agrícola, así como prestaciones en trabajo y transporte. Al final de la jerarquía social se encontraban los esclavos, que eran temporales; a estos se les ordenaban las tareas mas difíciles y pesadas, sus hijos no heredaban esta condición.

Descubrimiento de América
Llegada de Cristóbal Colón a América. La expresión Descubrimiento de América se usa habitualmente para referirse a la llegada a América de un

grupo expedicionario español que, representando a los Reyes Católicos de Castilla y Aragón, partieron desde el Puerto de Palos de la Frontera, comandados por Cristóbal Colón, y llegaron el viernes 12 de octubre de 1492 a una isla llamada Guanahani en lo que hoy es las Bahamas. Los viajes de los portugueses a India siguiendo la costa Africana significaron un estímulo para quienes creían en la ruta hacia el oeste como el camino más corto para llegar hasta las regiones del Asia oriental partiendo desde Europa. Cristóbal Colón fue partidario de esta hipótesis. Apoyado por la monarquía española, organizó un viaje de exploración que lo condujo a la costa americana en 1492. Cristóbal Colón creía que había llegado al continente asiático, denominado por los europeos Indias y murió sin saber que había llegado a un continente desconocido por los europeos. La expresión "descubrimiento de América" para referirse a la llegada de Colón al continente americano ha sido criticada por diversos sectores, culturas y estudiosos, dando lugar a un amplio y apasionado debate. En este artículo se adopta como significado del término, todos los viajes realizados por Colón a América, el encuentro de los españoles con las distintas culturas americanas que habitaban esas tierras, así como las relaciones y conflictos inmediatos entre indígenas y españoles que ese encuentro produjo. Se trata de uno de los momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos humanos que se habían desarrollado independientemente, sin que ninguno conociera la existencia del otro.1

En el artículo se distingue claramente el acto mismo del descubrimiento, entendido como una serie de viajes que hicieron los primeros españoles que llegaron a América y su dimensión de encuentro entre culturas, del posterior proceso histórico conocido como conquista de América que los europeos realizaron a continuación. Las consecuencias de este encuentro entre dos mundos fueron dramáticas para los nativos americanos, llegando producirse la muerte de millones de personas (guerras, esclavitud y, sobre todo, enfermedades) y la desaparición de culturas.

Cristóbal Colón: El sueño de un marino
Cristóbal Colón nació alrededor de 1451-1452 en el puerto italiano de Génova. Proveniente de una familia de tejedores, se hizo a la mar cuando tenía 14 años. Como aprendiz, viajó por las costas del Mar Mediterráneo y más tarde se incorporó a travesías más extensas por el Océano Atlántico. A los 26 años de edad, ya había viajado por el sur hasta la isla Madeira, y por el norte hasta Islandia. En 1477, se casó y se estableció en Lisboa, Portugal. Bajo el auspicio de Enrique El Navegante, ese país había iniciado una expansión marítima en busca de riquezas que duraría 300 años. En sus exploraciones hacia el sur por la costa africana, los portugueses habían descubierto dos mercancías de gran valor: oro y esclavos. Un ambicioso

En tiempos de Colón, se decía que las distantes tierras de la India, de la China y del Japón eran ricas en especias, sedas, piedras preciosas y, en especial, oro. Sin embargo, no se tenía certeza de que estos países existieran en realidad, pues nadie, desde que el navegante veneciano Marco Polo, hacía 200 años, había estado allí. Marco Polo había descrito detalladamente esas tierras en un libro. Esa obra era la base del conocimiento europeo de dichos territorios. Siendo un lujo tener libros, el marino genovés contaba con su propio ejemplar. Él pensaba que como la Tierra era redonda, navegaría hacia el Japón encaminándose hacia el oeste a través del Atlántico. Según sus cálculos, Japón se localizaba a 4.500 kilómetros al oeste de las islas Canarias. En 1484, presentó su plan al Rey de Portugal, quien no lo aceptó porque estaba más interesado en Africa. Entonces, viajó a España, donde llegó a un acuerdo con los Reyes Católicos (Capitulaciones de Santa Fe, 17 de abril de 1492). Se le otorgaron los títulos de Virrey y Almirante de las tierras que descubriera y derechos económicos en las empresas que organizara.

El primer viaje de Colón
El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón zarpó de Puerto de Palos con las tres naves La Pinta, La Niña y la Santa María. el 12 de octubre, a las 2 de la madrugada, el vigía de La Pinta el marinero Rodrigo de Triana divisó Tierra.

Los marineros desembarcaron en una isla y de ella Colón tomó posesión en nombre de los Reyes de España, bautizándola San Salvador. En la actualidad, no hay certeza acerca de cuál es, aunque se presume que se trata de alguna isla ubicada cerca del Cayo Samana, en Las Bahamas.

"La siguiente isla"

Los indígenas del lugar se mostraron amistosos y por signos le indicaron que sus ornamentos de oro provenían de la isla siguiente. Durante dos semanas navegaron de isla en isla escuchando la misma respuesta: "La siguiente isla". Cuando Colón avanzó hasta Cuba, estaba convencido de que se encontraba en la China y envió una expedición al interior a buscar la ciudad de Zaitán, descrita por Marco Polo en su libro. Se le informó que sólo había chozas con techos de paja. En diciembre, llegó a una isla grande que llamó La Española y que hoy corresponde a República Dominicana y Haití. Luego de construir el fuerte Navidad a consecuencia de la perdida da la nave Santa Maria ante las costas de La Española -en el cual quedaron 39 de sus hombres con instrucciones de reunir la mayor cantidad posible de oro-, Colón emprendió el regreso a Europa.

El recibimiento de los Reyes Católicos
Cristóbal Colón ante los Reyes Católicos relata su hazaña de conquistar una nueva tierra y sobre la forma de vida de sus singulares habitantes. (Juan Cordero, S. XIX).

Después de haber arribado a la península (marzo de 1493), Colón fue a descansar dos semanas a la Rábida. Allí esperó su audiencia en la corte. El recibimiento de Colón por parte de los Reyes Católicos en Barcelona fue grandioso. Se engalanó la ciudad como para una fiesta, y cuando el Almirante y su séquito llegaron a las afueras, lo recibieron altos cortesanos. Al penetrar en el salón del trono se levantaron los soberanos, y cuando Colón quiso arrodillarse y besarles la mano, le hicieron que se levantara y sentara en una silla cerca de ellos. Colón fue el único al que se le permitió permanecer sentado en su presencia. Entonces les hizo el relato del viaje y de las islas con su fresca vegetación y sus habitantes desnudos, entre otros temas. Les presentó a los indios casi desnudos, quienes rezaron el Ave María y se santiguaron. Sus hombres traían jaulas con cacatúas, grandes ratas indias y pequeños perros que no podían ladrar. Abrieron barriles con extraños pescados en salazón y arcas con algodón, áloe, especias y pieles de grandes iguanas. Les mostraron arcos, flechas y porras, y el Almirante les habló de los caribes devoradores de carne humana o caníbales, y de las sirenas frente a Monte Christi, pero aseguró que no había visto ninguno de los monstruos que los cosmógrafos creían existentes en las islas al fin de la tierra. Luego les mostró el oro: coronas de oro, grandes máscaras decoradas con oro, ornamentos de oro batido, pepitas de oro, polvo de oro. Los soberanos se arrodillaron, y con ellos todos los presentes, dando gracias a Dios que había puesto estas cosas en sus manos. El coro cantó un Te Deum, y las crónicas dicen que todos los ojos se llenaron con lágrimas de indescriptible alegría.

Colón vivió su momento de mayor esplendor y gozó durante este tiempo de todo el favor real. Los reyes se mostraban contentos con su hazaña, alegría que aumentó tras la dictación de las bulas de donación por parte del papa Alejandro VI.

Los otros viajes de Colón
Cuando el Almirante Colón llegó al Puerto de Palos le esperaba una gran bienvenida. Llevaba consigo plantas exóticas y animales -como piñas y loros jamás vistos en Europa-, ornamentos de oro, y un grupo de indígenas cautivos de las islas del Caribe.Tras informar sobre su viaje, se abocó a organizar una segunda expedición (1493-1496) a América, la que se realizó a mayor escala. Esta incluía 17 barcos, que llevaban entre 1.000 y 1.500 personas. Ahora, su objetivo era doble: continuar descubrimientos y colonizar La Española. los

El 29 de mayo de 1493, Colón recibió instrucciones reales, según las cuales el primer objetivo de la nueva expedición era la conversión de los nativos y el segundo la explotación económica del descubrimiento. La organización de la vasta flota patrocinada por Isabel y Fernando fue obra conjunta del propio Colón y del archidiácono de Sevilla Juan de Fonseca. Diecisiete navíos y mil doscientos hombres integraron la expedición. La Capitana, que bien podía tener unas doscientas toneladas, fue llamada Santa María, como su predecesora; perteneciente a Antonio de Torres. Otras naos grandes eran la Gallega y Colina. Se embarcaron cinco religiosos, entre ellos el benedictino catalán fray Buil, y numerosos hombres de armas, incluidos

veinte caballeros con sus monturas y también arcabuceros y ballesteros; además, centenares de labradores y artesanos, entre los que abundaban los albañiles. La flota partió de Cádiz el 25 de septiembre de 1493 Cristóbal Colón, capitán general de la misma, iba acompañado por su joven hermano Diego. No se conserva el diario de a bordo del Almirante ni hay transcripción de Las Casas, por lo que resulta imposible seguir este viaje con la precisión del anterior. Sin embargo, dos miembros de la expedición escribieron interesantes relatos: Michele de Cuneo, de Savona, amigo de infancia del Almirante y Diego Álvarez Chaca, médico de Sevilla y cirujano principal de la expedición. Tras la usual escala en Canarias, el 13 de octubre comenzó la auténtica travesía del Atlántico. El rumbo dispuesto por Colón era Oeste cuarto del Sudoeste, a fin de alcanzar las islas habitadas por los indios caribes, que no había podido visitar el año anterior. Esta ruta discurría enteramente por la zona de los alisios, que le llevaron a su destino en sólo tres semanas. En la madrugada del domingo 3 de noviembre avistaron una isla a la cual Colón dio el nombre de Dominica en atención al día. Desde allí describieron un arco hacia el Noroeste y Oeste hasta llegar a San Juan Bautista (Puerto Rico), costeando las bellas islas de sotavento, que el Almirante bautizaba a medida que aparecían en el horizonte: Santa María de Guadalupe, Santa María de Monserrate (Montserrat), San Jorge (St. Kitts), Santa Cruz (St. Croix), las Once Mil Vírgenes (Virgin Islands). Desde Puerto Rico se dirigieron rápidamente hacia La Española. El 27 de noviembre,

la flota fondeó a la altura de La Navidad, para descubrir que la guarnición había sido aniquilada por los taínos. Tras navegar hacia el Este ciñendo el viento, anclaron en una bahía donde Colón fundó el asentamiento de Isabela, en la actual República Dominicana. Hojeda y Corbalán exploraron Cibao y regresaron con noticias de haber encontrado oro abundante. El 2 de febrero Antonio Torres volvió a España con doce naves y el memorial que Colón le había entregado para los reyes.

Indio
La palabra indio es polisemia y puede referirse a:

Indio es, en el sentido original, el habitante nativo de la India, país asiático; si bien en varios países americanos se prefiere para este caso el término hindú, lo cual suele considerarse incorrecto pues es también referencia a los que profesan el hinduísmo. Indio es también el poblador nativo/originario de América; en este sentido se considera equivalente a los indígenas de América. En muchos lugares de América suele usarse peyorativamente o como cierta forma de discriminación racial o cultural; por esta razón, y también para diferenciar del poblador de la India, se opta por usar nuevos términos como amerindio, que desde el punto de vista racial y étnico excluye a los inuit (esquimales) y desde el punto de vista lingüístico se refiere a todas las lenguas originarias de América (véase lenguas amerindias). El término indoamericano se usa en algunos temas políticos o sociales. También, sobre todo en los ámbitos de los especialistas, se utiliza el término habitante de culturas originarias.

Indígena
.Indígena es un término que, en sentido amplio, se aplica a todo aquello que es relativo a una población originaria del territorio que habita, cuyo establecimiento en el mismo precede al de otros pueblos o cuya presencia es lo suficientemente prolongada y estable como para tenerla por oriunda (es decir, originario de un lugar1 ). Con el mismo sentido se utiliza, con mayor frecuencia, el término equivalente nativo, presente en expresiones como "idioma nativo". También es habitual utilizar términos como pueblos originarios, naciones nativas o aborígenes.

Mapa de Los 4 Viajes de Colon

Latifundios y Minifundios de Guatemala
Los orígenes históricos de la dicotomía latifundio/minifundio varían de región a región; los patrones de concentración de tierras fueron influenciados por la geografía, la cantidad y accesibilidad de tierra cultivable, la existencia de depósitos minerales, y la naturaleza de las civilizaciones indígenas (Burbach y Flynn 1980: 87). La principal función Centro Americana fue la de suministrar bienes de lujo (tales como azúcar, cacao, indigo, tinte azul) para Europa y generar ingresos para los colonizadores españoles. Los esquemas agrícolas de "riqueza rápida" requerían agarrar tierra y mano de obra de las comunidades indígenas mayas y luego plantar extensas porciones de terreno con los mono cultivos más productivos. Los colonizadores establecieron un precedente de agricultura latifundista de riesgo, a costas de los cultivos de subsistencia, de otras actividades económicas, y de la dignidad de los pueblos nativos. Las formaciones nacionales básicas, instituciones políticas, políticas de utilización de tierras, organizaciones laborales, y el sistema de clases todas maduraron alrededor de la economía del café (Bulmer-Thomas, The Political Economy of Central America since 1920, 1987: 4). Para 1889, el café producía el 96% de los ingresos por exportación de Guatemala mientras que los extranjeros se apoderaban de la tierra de los nativos. En 1862 las autoridades comunales de Cobán se quejaron "Después de haber comprado tierra en esta misma ciudad, los extranjeros se han agarrado mucho mas … nosotros no podemos plantar ni un meollo de tierra por que ellos se han agarrado las mejores tierras" (Cambranes, Coffee and Peasants: The

Origins of the Modern Plantation Economy in Guatemala 1985: 76). Esta nueva elite, "vino a conformar una oligarquía virtual, ejerciendo influencia económica y social fuera de toda proporción a sus números" (Bulmer-Thomas 1987: 2). Utilizando su poder político, los cultivadores de café emplearon métodos violentos para conseguir la mano de obra, forzando a los rancheros a dejar sus propios campos y familias para agrandar sus intereses de negocios agrícolas. Iniciando una república bananera A través de ambos el período colonial y el de café encontramos la adquisición injustificada de tierras, mano de obra, y poder político, todo en el nombre de la agricultura de exportación. Estas tendencias continuaron a través del siglo XX, con la mayor participación de las corporaciones de los EUA que se intensificaron durante la depresión de los 1930's. La Compañía United Fruit (UFCo), por mucho tiempo el símbolo del imperialismo de los EUA en Centro América, ganó poder desproporcionado como el latifundista más grande y el mayor inversionista extranjero de Guatemala. La compañía era notable por explotar los recursos naturales, pagando salarios injustos, consistentemente oponiéndose a la organización de los trabajadores, y orquestando el derrocamiento del gobierno progresista de Jacobo Arbenz en 1954 (Burbach and Flynn 1980: 207). La UFCo, y su sucesor Del Monte (ellos tomaron las operaciones de la UFCo en 1972), frustraron los esfuerzos de Guatemala para ganar control de sus propios recursos naturales. Debido a actividades de la UFCo y Del Monte (entre otras corporaciones), Guatemala ahora se jacta de una de los patrones de distribución más concentradas y ricos de tierra en América Latina y segundo solo a Brasil (Carter et al.,

"Agricultural Export Booms and the Rural Poor in Chile, Guatemala, and Paraguay," Latin American Research Review 311:33-65.1996:51).

Iximché: Primera capital de Guatemala
Iximché, fue la capital de los Cakchiqueles fundada alrededor de 1,470 por los gobernantes Juntoh y Vukubatz, al pie del monte Ratzamut por hondas barrancas en las que corren los ríos El Molino y Los Chocoyos, afluentes del Madre Vieja. Su nombre viene de las voces IXIM: MAIZ y CHEÉ: ÁRBOL, por lo que se puede interpretar como: “lugar de maizales”

Gobernada por un grupo de cuatro señores, donde el mando ejecutivo quedó a cargo de dos señores principales, en Iximché, se complementan la arqueología y la historia, sobreponiéndose la cuna de la nacionalidad guatemalteca. En abril de 1524, llegaron los españoles al mando de Pedro de Alvarado, y tomaron posesión pacífica de la ciudad, tal actitud, facilitó la fundación de la primera capital de Guatemala, hecho ocurrido desde el 25 de julio de 1524, hasta el 7 de febrero de 1526. El corto periodo como capital del país, se explica por la rebelión de los kaqchiqueles, quienes habían abandonado la ciudad por las exigencias de tributar con oro y los malos tratos por parte de os españoles. Como represalia, Pedro de Alvarado mandó quemar la ciudad. El complejo se compone de seis plazas, siendo la más importante de éstas, la Plaza A. La misma,

ubicada en la entrada al centro cívico-ceremonial, era el espacio más público. Alrededor de dicho sector, se ubican 10 edificios de carácter público con funciones político-religiosas. Entre éstos, destaca una pequeña estructura que fue identificada como un Tzompantli, o lugar en el cual se exponían los cráneos de los sacrificados. En la Plaza B, se ubica un conjunto de unidades residenciales sobre una amplia plataforma que ha sido identificada como “el palacio”. Igualmente, sobresale la pirámide 1, íntegramente restaurada y que se considera tenía un acceso restringido para el señor y su corte. Según se ha revelado, todas las estructuras de Iximché, fueron hechas de adobe o piedra pómez, mortero de cal, arcilla y arena. En las Plazas A y C, se conservan dos canchas para el juego de pelota maya, lo que hace presumir que, en las mismas habitaban los dos señores principales. Caminando hasta la parte final del sitio, se localiza un montículo que a la fecha, es utilizado por los mayas para la realización de sus ceremonias. Si llega temprano un domingo, con seguridad tendrá la suerte de observar más de una

Segunda Capital en el Valle de Almolonga
Cuando los españoles tomaron Holón-Balam, don Pedro de Alvarado estaba en España, pero, en el viaje, al pasar por México, envió como gobernador de estos lugares a su hermano Jorge, el cual escogió el sitio conocido con el nombre de Valle de Almolonga, al pie del volcán de Agua, para que el día 22 de Noviembre de 1527, se fundara allí la segunda ciudad de los Caballeros de Guatemala. Entre los primeros edificios que mandó a construir, estaban el hospital destinado a los pobres, ya fueran indígenas o españoles. En 1530 regresó de España don Pedro de Alvarado después de haber estado algún tiempo en México, procesado, en parte, por lo mal que se había portado en Guatemala. Trajo en su compañía al sacerdote Francisco Marroquín, persona que desde que vino al país se dedicó a aprender los principales idiomas indígenas y a hacer entre ellos toda clase

de caridades. Tanto bien hizo él a los indígenas, que pronto fue nombrado obispo de Guatemala y se le llegó a apreciar por muchas personas. En su casa siempre encontraban comida y apoyo los necesitados. Fundó una escuela para los indígenas; estableción un hospital, y consiguió del rey una orden para que no se obligara a nadie a llevar excesiva carga con mecapal. Los españoles trajeron al país carpinteros, zapateros, sastres, herreros, en fin, toda clase de artesanos necesarios en aquel entonces. La ciudad se fue llenando de hermosas casas. Se levantó la primera iglesia catedral (por iniciativa de Francisco Marroquín), el palacio de los conquistadores, etc.En esos tiempos era el monarca español el que nombraba los gobernadores del país, y había que pagarle un impuesto que, cada seis mese, llevaban sus barcos a España. Las leyes también eran españolas y todos los guatemaltecos eran considerados como vasallos del rey. Don Pedro, en contra de las órdenes del rey, hizo un viaje al Perú, pero le fue mal y tuvo que dejar vendido, a otro capitán, su ejército compuesto de españoles y guatemaltecos. Temiendo que lo castigaran, dispuso ir personalmente a disculparse ante el rey. Hizo el viaje y, al pasar por Honduras, logró que lo reconocieran allí como gobernador. Alvarado fue perdonado por el rey, y regresó a Guatemala, esta vez casado con una dama llamada doña Beatriz de la Cueva. Con ella venían también veinte señoritas como damas de compañía, de familias españolas de buen nivel social.

Al llegar, don Pedro supo que un fraile, llamado Bartolomé de las Casas, había logrado conquistar por la paz “el país de la guerra” o Tezulutlán.

Tercera capital de Guatemala: Antigua
La Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, conocida hoy con el nombre de Antigua, fue fundada en el valle de Panchoy, entre los volcanes de Agua y de Fuego, por orden del licenciado Francisco de la Cueva y del obispo don Francisco Marroquín, gobernadores en aquel entonces, atendiendo a las súplicas de los habitantes aterrorizados por la espantosa destrucción de su capital, y a los consejos del ingeniero don Juan Bautista Antonelli. Desde el mes de Octubre de 1541 estuvieron trabajando en la fundación de la ciudad, pero hasta el 10 de marzo de 1543 se instaló en ésta ciudad el gobierno, siendo el capitán general don Alonso de Maldonado. Poco después el rey dio leyes muy buenas a favor de los indígenas, y dispuso qué territorios debían formar el reino de Guatemala. La tercera capital de Guatemala llegó pronto a ser una de las tres mejores capitales del continente americano. Sus calles eran anchas y rectas, sus edificios suntuosos, sus paseos magníficos, y muy grande la fama de sus riquezas. Había en ella muchos conventos, iglesias y sacerdotes, hospitales

y escuelas. Durante 23 años vivieron allí los capitanes generales que gobernaron el país en nombre de los reyes de España. Como resultaría demasiado cansado el hablar de lo que hicieron cada uno de los capitanes generales, nos referiremos únicamente a aquéllos que, como don Alonso de Maldonado, se hicieron apreciar y respetar por su buen comportamiento. A don Alonso le tocó poner en vigor las leyes que prohibían la esclavitud y los repartimientos de indígneas (cosa que no agradaba a todos los españoles) y no obstante, logró que se cumpliera en gran parte.

Cuarta Capital De Guatemala Valle de la Hermita
del Valle de Panchoy al Valle de la Ermita, oficialmente el primero de enero de 1776, por disposición del capitán Don Martín de Mayorga, como consecuencia del terremoto del 29 de julio de 1773 que arruinó la ciudad de Santiago de Guatemala; entre otras medidas que Mayorga tomó entonces, ante la necesidad de contar con mano calificada para la construcción de las nuevas edificaciones, está la traslación de familias de Jocotenango, San Pedro las Huertas, Pastores, Santa Ana, San Gaspar, Santa Inés del Monte Ponciano, Ciudad Vieja, razón por la cual vecinos de estos lugares incluyendo, como vemos, a Jocotenango, se trasladaron al efecto al Valle de la Ermita. Sin embargo no todos los vecinos se trasladaron a la nueva Guatemala de la Asunción, al extremo que ya en la primera mitad del siglo XIX, tal era su población que por acuerdo Gubernativo se elevo a la categoría de Municipio, como consta en las

escrituras originales de fecha el veinticuatro de diciembre de mil ochocientos treinta y tres, por el ciudadano doctor Mariano Gálvez, Jefe Supremo del Estado de Guatemala y Superintendente General de Hacienda del mismo. Siendo dirigida por el Jefe departamental de Sacatepéquez, habiendo citado en esa ocasión a todos los colindantes del municipio habiendo realizado comisiones en compañía del Síndico Municipal de Jocotenango.

Conquista De Guatemala
Los quichés tenían la costumbre de no hacer la guerra si sus sacerdotes no les decían antes cuál era la época mejor para ello, y, al hacerla, llevaban en andas a "Tojil" y a sus reyes. Cuando les tocó pelear contra los españoles, los sacerdotes indicaron que los dioses no los favorecían entonces. Gran pena se apoderó del corazón de los reyes y del príncipe "Tecún Umán", general de todos los ejercitos; sin embargo, era tanto su amor al país, que dispusieron pelear para defenderlo, y escogieron como primer lugar para el combate las orillas del rio Tonalá, situado en la provincia de Soconusco, que es ahora de la República de México. Aquí vemos, de un lado, las armas que usaron los quichés en sus combates, y, del otro lado, las que traían los españoles; fácilmente puede comprenderse quiénes estaban mejor preparados y por qué ganaron fácilmente los españoles la batalla del río Tonalá. No sólo las armas los ayudaban; también estaban de su parte el hecho de que los

indios los consideraban como dioses por su color; el miedo que los quichés tenían a los caballos, animales nunca vistos por ellos, y el tener cañones, en los que los indios creían que encerraban el rayo. Tal como ganaron en Tonalá, triunfaron los españoles en las otras batallas libradas a las orillas de los ríos Ocosito o Tilapa y Samalá, y dominaron gran parte de la costa Sur. "Tecún Uman" estaba en Totonicapán y desde allí ordeno al príncipe "Azumanché" que defendiera el paso por las montañas de Santa María, cerca de Quetzaltenango. La lucha fué tremenda, los soldados del príncipe lucharon valientemente pero fueron vencidos allí y a las orillas del pequeño río que desde entonces se llama "Xequijel", debido a que, por la mortandad que hubo en la lucha, sus aguas se tiñeron en sangre. Don Pedro de Alvarado ocupó sin resistencia la hermosa ciudad de "Xelajú" (ahora Quetzaltenango). En ella estaba cuando supo que "Tecún Umán", el valiente general de los quichés, se dirigía a atacarlo sin que le infundieran miedo las derrotas sufridas por sus soldados, ni la muerte del príncipe "Azumanché" en la batalla del "Xequijel". Los dos, "Técun" y "Azumanché" eran los mejores soldados del reino. Se cuenta que con sus flechas atravesaban al vuelo a los más veloces pajarillos, y que vencían a los tigres y pumas en luchas cuerpo a cuerpo. Don Pedro lo sabía, y decidió esperarlo en las llanuras que se extienden cerca de la ciudad.

"Llanos de Urbina o Pachaj", se llama el lugar en que se efectuó la lucha entre Alvarado y "Tecún Uman". Los españoles, con su ejército dividido en tres cuerpos: uno al centro y dos a los lados, esperaron el ataque de los quichés. El combate fue tremendo y la mortandad entre los indios enorme, sobre todo por las cargas de caballería, sin embargo, "Técun" se abrió valientemente paso entre las filas españolas y logró colocarse frente a don Pedro de Alvarado. Cuentan que la lucha entre los dos jefes fué dura; primeramente "Tecún" mató al caballo que montaba don Pedro, luego rodaron ambos luchadores por el suelo, forcejaron fieramente sin poder dominar el uno al otro hasta que, por fin, cayó herido de muerte el valeroso "Tecún Uman", sin que se sepa con certeza si lo mató Alvarado o su amigo don Pedro de Portocarrero. Muerto el intrépido "Tecún" se desbandó el ejercito, y para los reyes del Quiché desapareció la esperanza de derrotar a los españoles, sobre todo porque, según cuentan, en la lucha murió también un bello quetzal que acompañara al príncipe y que simbolizaba la amada libertad del reino. Entre los otros príncipes aliados de los quichés se distinguía especialmente uno, originario y rey del país de los mames, llamado "KaibilBalán". El aconsejó a los reyes que llamaran a don Pedro a Utatlán, ofreciéndole ya no pelear más, y

que cuando estuviera adentro con todos sus soldados, le prendieran fuego a la ciudad y acabaran con ellos. Aceptaron los reyes la propuesta a pesar de lo mucho que querían a su hermosa capital y mandaron una comisión a Totonicapán a invitar amistosamente a don Pedro. El mismo Alvarado cuenta las cosas así: "...Concertaron de enviarnos a decir que querían ser buenos y que de nuevo daban la obediencia al Emperador, nuestro señor, y que me viniese dentro de esta ciudad de Utatlán como después me traxeron, y pensaron que me aposentaría y que después de aposentados, una noche darían fuego a la ciudad y que allí nos quemarían a todos..." Realmente llegaron los españoles a Utatlán creyendo que los quichés se habían dado por vencido completamente, pero pronto notó don Pedro que la ciudad era muy fuerte, que tenía sólo dos entradas, y que las calles eran sumamente angostas. Todo eso le infundió desconfianza y salió de la ciudad a dormir con sus soldados al campo. Ya era hora, si hubiera tardado un poco más no habría podido salir porque los quichés empezaban a cortar los dos únicos caminos y los ejércitos estaban listos, escondidos en los barrancos que rodeaban la ciudad. Alvarado supo lo que querían hacer con él, pero no dijo nada. Cuando llegaron los reyes a visitarlo, los cogió presos y luego los quemó, tal como él mismo lo dice en lo que aquí copiamos: "... E como conoscí de ellos tener tan mala voluntad al servicio de su magestad, y para el bien y sociego de esta tierra, yo los quemé y

mandé quemar la ciudad y poner por los cimientos...". Así murieron aquellos heróicos guatemaltecos en su afán de defender la libertad del país, y así terminó también la ciudad de Utatlán, el día 4 de abril del año 1524.

Mapa por donde Entraron Los Españoles al Territorio de Guatemala.

Pirámide Social de la Época Colonial
Las estructuras políticas y sociales Pocas décadas después de la llegada de Colón, la administración española ya tenía una jerarquía muy organizada en Las Indias, que se consideraban parte del territorio nacional. El rey delegaba directamente su autoridad a un noble español con el título de virrey. Durante el siglo XVI se establecieron dos virreinatos: el de Nueva España, creado en 1535 con capital en la ciudad de México, incluía todo el territorio del

antiguo México (desde Nuevo México, Texas, California hasta lo que hoy es Guatemala); y el de Nueva Castilla, establecido en 1543, cuya capital era Lima, que reemplazó al Imperio Incaico (hoy Ecuador, Perú y Bolivia). Con menor jerarquía política, había territorios más militarizados, gobernados por capitanes: Las capitanías de Guatemala (hasta lo que hoy es Panamá), de Cuba (que incluía La Española y Puerto Rico), de Venezuela y de Chile. En el siglo XVIII se crearon otros dos virreinatos: La Nueva Granada, con capital en Bogotá (1739), y Buenos Aires, con capital en La Plata (1776).

La Sociedad La jerarquía social Los españoles Los criollos (hijos de españoles pero nacidos

en el Nuevo Mundo) Los mestizos (hijos de padres de distinta raza -- europea, indígena, negra o asiática; los de piel clara tenían más posibilidades de ascender en la sociedad) Los esclavos Los indios

Leyes de la Época Colonial
En la época de Colón, Castilla tenía varios consejos o cuerpos de asesores que se encargaban de asuntos determinados como los ministerios modernos. El emperador Carlos V estableció en 1524 el Consejo de Indias. Los miembros de este consejo eran miembros de la aristocracia. El Consejo de Indias acumulaba información relativa al Nuevo Mundo, decidía pleitos y quejas y evaluaba los hechos y logros de los gobernantes americanos. Después de la Conquista el territorio americano se extendió para incluir los pueblos y ayuntamientos establecidos por los adelantados --gobernadores militares designados oficialmente por la Corona. A base de estos centros de población se crearon los virreinatos (en inglés, "viceroyalties") en la primera mitad del siglo XVI:

Nueva España (1535) -- México, Centroamérica, las Antillas, sur de EU

Nueva Castilla o Virreinato del Perú (1543) Perú

Un siglo más tarde, se crearon dos virreinatos más en Suramérica:
• •

Nueva Granada (1739) - Colombia, Ecuador, Venezuela, Panamá Río de la Plata (1776) - Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia

Para ver un mapa de los virreinatos, pulsa aquí. Los virreinatos constituían una base para gobernar el territorio español. El poder jurídico quedaba en manos de las Audiencias, cuerpos judiciales encabezados por oidores instruidos, conocedores de la jurisprudencia. En contraste con el sistema norteamericano que divide el gobierno en tres unidades -- ejecutiva, legislativa y jurídica-- el sistema iberoamericano se caracterizaba por la fusión de autoridades. Las Audiencias eran presididas por el virrey.

La iglesia en la Época Colonial
La iglesia católica fue la institución que más riqueza acumuló en bienes rurales y urbanos. Ésta fue la encargada de transmitir la cultura española a los indígenas. Las comunidades religiosas enseñaron el idioma y costumbres y lentamente unificaron una gran parte de la población indígena que se comunicaban en diversas lenguas y poseían diversas creencias bajo el castellano y la fe católica. La evangelización fue realizada en un comienzo por los Franciscanos, los Agustinos y los Dominicos, después con el Concilio de Trento, llegaron los

Jesuitas, quienes educan a las tribus, pues deseaban alcanzar el desarrollo de las comunidades indígenas y, a diferencia de los demás, no usaron la fuerza para dominarlos. Además el trabajo se hacía colectivamente, y esto produjo gran rendimiento y calidad. "La labor de los jesuitas se convirtió en el primer intento americano de capacitar a los aborígenes para que pudieran competir y estar en igualdad de condiciones con los europeos." Comercio e impuestos El comercio colonial se caracterizó por el monopolio de las colonias españolas en puertos, rutas, comercio exterior y buques de transporte entre colonias. Sin embargo, los comerciantes de otras nacionalidades llegaron y el contrabando se convirtió en una forma de comercio. España, al no contar con una industria fuerte para mantener el monopolio, no pudo hacer mucho ante esta nueva situación. 1. Impuestos sobre las colonias: 1. Toda mercancía que saliera o entrara a las colonias tenían un impuesto de 5%. 2. Todos los empleados civiles debían cancelar a la Corona la mitad de su sueldo que recibieran durante el primer año de trabajo. 3. Toda transacción tenía impuestos. 4. Los misioneros pagaban un 5% de toda ganancia recibida. 5. Se cobrara un impuesto por todos los artículos de primera necesidad para construir y mantener la flota naval española. 6. Impuestos sobre el tabaco y el aguardiente (impidió el crecimiento de la sociedad colonial).

7. La iglesia ponía impuestos a todas las frutas, vegetales y crías de ganado. 8. Todos los indígenas entre 18 y 50 años debían pagar dinero como tributo a la Corona.

La Educación en la Época Colonial
Los Conventos y la Acción Evangelizadora La organización de los conventos estuvo bajo el cuidado del licenciado Francisco Marroquín, quien fue el primer obispo de Guatemala. Desde su arribo quiso darle un alivio a los indios y su labor mas importante fue en el ámbito educativo. Convento de santo domingo Fue el primer convento de la ciudad de santiago de los caballeros de Guatemala, fue comenzado a edificar por Fraile Dominico de Betanzos en 1529. El convento estaba formado por unas casitas de paja apartadas unas de otras como hermitas de anacoretas. Bajo la jurisdicción de la orden de santo domingo funcionaron dos colegios: el colegio conventual para uso de los de la congregación y el de santo tomas que sus alumnos eran externos. Los frailes dominicos enseñaban la doctrina y aliviaban las necesidades de los indígenas; las doctrinas no solo eran aprender la fe cristiana sino también consistía en la enseñanza de diversas letras, a leer, escribir y cantares diversos géneros de música Convento de san francisco de Guatemala

Los religiosos franciscanos llegaron después de los dominicos En este convento hubo una casa de estudios desde el año de 1575 en donde se leyeron las cátedras de teología, canones y filosofía. Anexo al convento funciono el colegio de San Buenaventura, en donde se seleccionaban los jóvenes de mejor nivel académico. Este colegio se extinguió a mediados del siglo XVIII, pero resurgió en la Nueva Guatemala de la Asunción en el año 1798. Unos de los grandes representantes fueron el lingüista fraile Alfonso José Flores que además de lector de la filosofía en el convento fue el gran promotor de la reforma universitaria. Convento de los Agustinos Este convento se inicio en Guatemala en el año 1610; se leyó en el filosofía y teología. El convento desapareció con la ruina de la ciudad de Santiago de los caballeros de Guatemala en 1773. Por Real cedula del 7 de junio de 1550 se recomienda a los frailes de San Agustín que enseñen la lengua castellana a los indios. Convento de nuestra señora de la merced Este fue el tercer convento que se organizo en Guatemala. Hubo en este convento estudios de filosofía y teología. Tuvo un colegio anexo, llamado San Jerónimo pero por haberse hecho sin licencia del Rey fue decomisada la casa y se puso en ella la real aduana por los años de 1763.

Religiosos de San Juan de Dios Fue fundado en Guatemala el año 1636 y jurisdiccionalmente pertenecía a la provincia del Espíritu Santo de México. Orden de Nuestra Señora de Betlen La orden de los betlehemitas tuvo su origen en Guatemala, debido al entusiasmo del Padre Pedro de Betancourt, conocido como Hermano Pedro. Al principio fue una casa de paja donde el expresado varón doctrinaba a la juventud. La Compañía de Jesús La orden de los jesuitas fue fundada por Ignacio de Loyola. Los Jesuitas proponían una “reconquista de la fe por medio de la educación”, los objetivos eran predicar, confesar y dedicarse a la educación. Los que dirigieron fueron gratuitos al principio, pero más tarde se fueron transformando en centros de lujo a donde concurrían los hijos de los acaudalados. El colegio de los jesuitas era llamado San Lucas. Años después crearon el colegio de San Francisco de Borja, destinado a la juventud, este colegio otorgo títulos de rango universitario después de la creación de nuestra máxima casa de estudios. Los religiosos aprendieron lenguas indígenas para desempeñar con mayor eficiencia sus encargos religiosos. IV - Las Escuelas de Primeras Letras: De Francisco Marroquín a Cayetano Francos y Monroy Francisco Marroquín y educativos de Guatemala los primeros centros

La obra llevada a cabo por el Licenciado Francisco Marroquín, en materia educativa, constituye la base fundamental de la educación durante el periodo colonial y la primera realización pedagógica efectuada después de la conquista. Marroquín conoció todos los problemas pedagógicos y prácticamente dio algún alivio a cada uno de ellos, la educación no era todavía una preocupación del Estado, menos aun cuando esta se dirigía a las clases populares, de ahí que esta clase de educación tuviera siempre un carácter piadoso y caritativo, la primera preocupación de Marroquín fue la educación de los niños españoles, que iban naciendo en estas tierras, y así dio vida a su celebre escuela de primeras letras, la educación de las masas indígenas, que también formo parte de sus preocupaciones, prefirió dejarla al cuidado de las congregaciones religiosas, finalmente la educación en un nivel superior, mereció la atención del obispo creando como base de esa preocupación la cátedra de Gramática en la ciudad de Santiago. Mas adelante emprendió los trabajos necesarios a efecto de fundar un colegio donde se pudiera instruir la juventud española y mestiza; para cubrir los gastos de esta institución, dono parte de sus bienes.

La Primera Escuela de Guatemala
La obra que indudablemente da mas celebridad al licenciado Marroquín, es la creación de la primera escuela para niños, la Escuela de primeras letras creada por este ilustre varón, vino a llenar un vacío que se hacia sentir en la naciente ciudad de Santiago. Terminados los primeros trabajos de la conquista, y establecidos en ciudades por ellos

construidas, pensaron enseguida fundar algunos establecimientos en donde los hijos de los españoles recibieran alguna educación. Se tiene noticia de que esta Escuela de Primeras Letras fue fundada por Marroquín cuando aun no era Obispo de Guatemala. Esta escuela era exclusivamente para niños Criollos, estando ausentes de ella los mestizos, mulatos e indígenas. La Escuela de Primeras Letras del Colegio de San Lucas El crecimiento natural de la población criolla y mestiza de Guatemala, fue creando nuevas necesidades pedagógicas. Ya no era solamente la ciudad de Santiago el centro donde residían los colonizadores, ahora los encontramos cerca de los centros de producción agropecuaria y minera. La población española que también vivía repartida en diversas zonas de la Capitanía General, sentía cada vez mas con mayor urgencia la necesidad de escuelas para sus hijos, Por eso comenzaron los ayuntamientos a endilgar cartas y suplicas al Rey, pidiéndole casi a gritos que fundara escuelas para los pobres hijos de españoles. Se cree que los religiosos de la Compañía de Jesús sostuvieron varias escuelas de primeras letras, en los distintos lugares donde desarrollaban sus actividades, refiriéndose al colegio de San Lucas. La Escuela de Betlen: Primera Escuela para niños Pobres Tuvo su origen en Guatemala en el año de 1653, entre los propósitos mas importantes de estos religiosos figuraba al alivio de los enfermos y la enseñanza a los niños pobres, ambos objetivos

fueron cumplidos no solo también en otros países

en

Guatemala

sino

en donde funciono la congregación. El hermano Pedro creador de la orden, enseñaba personalmente a los niños pobres. Cayetano Francos y Monroy y las Bases de la Educación Pública Llego Francos y Monroy a Guatemala en 1779 designado arzobispo de esa metrópoli, sustituyendo a don Pedro Cortes y Larraz que había sido separado de ese cargo por los problemas surgidos con motivo del traslado de la ciudad del valle de Panchoy al Valle de la Ermita. Los terremotos de Santa Marta, que tuvieron lugar en julio 1773 arruinaron casi totalmente la antigua capital del Reino de Guatemala, dispusieron con la aprobación del gobierno trasladar la ciudad a un lugar más seguro. El nuevo arzobispo Francos y Monroy era originario de España, y desempeño el cargo de Rector del Colegio de San Salvador de Oviedo y murió en Guatemala. Durante esta época se realizo la expulsión de los jesuitas de todos los dominios de España, por haber representado estos religiosos la tendencia más radical e intolerante en materia religiosa. Otras medidas dignas de encomio, fueron la fundación de las Sociedades Económicas de Amigos del País, la libertad de industria y comercio y el incremento general de la cultura. En el año de 1788 e Regidor Sindico del Ayuntamiento de Guatemala, Bruno Medina, informa al Rey que la ciudad, que contaba con una población de 20,000 habitantes, no tenia mas que una escuela de primeras letras, que era la de Belén, en el cual asistían 400 alumnos.

Las Escuelas de Primeras Letras de San José de Calasanz y San Casiano Para el estudio de las Escuelas de Primeras Letras de San José de Calasanz y San Casiano, hemos tomado como base los estatutos de los citados centros educativos. Estos estatutos los debemos al acucioso trabajo paliográfico llevado a cabo por el historiador guatemalteco Héctor Samayoa Guevara. El importante documento a que bis hemos referido se compone de una introducción que contiene los fundamentos filosóficos de esas escuelas; los artículos correspondientes a la Escritura de Fundación y las Reglas para la dirección y gobierno de los maestros en la enseñanza de los niños. V - Las Escuelas Para los Hijos de los Caciques 5.1 Disposiciones Relativas a la Educación de los Indios Principales La organización social de los indios americanos, en los tres grandes focos de civilización que encontraron los conquistadores españoles: los Incas, los Aztecas y los Maya-Quiches, acusaba una división en clases o testamentos sociales. Fuentes y Guzmán, aprovechando datos de su rebisabuelo Bernal Díaz del Castillo, refiere que existían dos grupos sociales claramente definidos: los principales y los mazeguales o los plebeyos. VI-Educación Media y Colegios Mayores Digno de reconocimiento, amor por la cultura manifestado por la población guatemalteca durante el periodo colonial. Desafortunadamente la realidad no correspondió del todo con esa noble aspiración educativa manifestada en los diversos papeles de la

época. Resuelto en parte el problema de la educación de los niños, surge la necesidad de dotar a la juventud de centros educativos adecuados para la continuación de su formación. Las masas indígenas no dispusieron de ninguna atención en los centros de educación media; pese que las constituciones de la universidad redactadas por el licenciado Francisco Sarassa, les habría las puertas de ese centro VII-Fundación de la Universidad La opinión mayoritaria de los distintos sectores de Guatemala en la segunda mitad del siglo XVII, era favorable a la creación de la universidad, de tal modo que se presentaba ante el rey como un problema de urgente solución, y México considera que es favorable en la fundación de la universidad. Luego de años de luchas constantes el rey Carlos II expedio la real cedula fechada en Madrid a 31 de enero 1676; ordenando en ella la fundación de la universidad. La Universidad de San Carlos (1676), en la capital, es la principal institución de educación superior del país. Las instituciones privadas, la Universidad Rafael Landívar (1961) y la Universidad del Valle de Guatemala (1966), se encuentran también en la ciudad de Guatemala. El país cuenta con otras dos universidades, así como escuelas de música y arte. En 1995 el total de alumnos matriculados en educación superior era de 80.228 estudiantes. Universidad de San Carlos, institución guatemalteca de enseñanza superior ubicada en la ciudad de Guatemala. La Universidad de San Carlos fue

fundada en 1676 por decreto real de Carlos II, pero no recibió su estatuto universitario hasta 1927 y sólo goza de autonomía desde 1945. Su financiación es mayoritariamente estatal y está integrada por las facultades de Derecho y Ciencias Sociales, Medicina, Ingeniería, Odontología, Química y Farmacia, Económicas, Humanidades, Veterinaria y Zoología, Arquitectura y Agricultura, y las escuelas de Comunicaciones, Psicología, Historia, Trabajo Social y Ciencia Política. Su biblioteca se fundó en 1965 y posee diversas colecciones de Economía y Humanidades, así como otra de periódicos y revistas. También es reseñable su Colección Carlos Mérida, integrada por 205.000 volúmenes. La Universidad de San Carlos publica dos revistas, Universidad San Carlos de Guatemala, de periodicidad cuatrimestral, y Universidad, mensual. La Universidad del Valle de Guatemala está integrada por el Colegio Universitario, el Instituto de Investigaciones y las facultades de Ciencias y Humanidades, Ciencias Sociales, y Educación. A su vez, estas cinco unidades académicas constan de distintas secciones y departamentos. Los programas de la Universidad ofrecen la posibilidad de acceder al título de profesor y a los grados de licenciatura, maestría y baccalaureatus. La Universidad Mariano Gálvez de Guatemala UMG, fue autorizada por el Consejo Superior de la Universidad de San Carlos de Guatemala, con fecha 29 de enero de 1966, según Punto QUINTO del Acta 913.

La Universidad Rafael Landivar URL, fue la primera institución de educación superior privada que surgió en Guatemala, ya que desde el año 1676 hasta 1961 únicamente funciono la universidad de San Carlos de Guatemala.

La llamada Conquista
Cortés partió de Cuna para conquistar el territorio mejicano de manos de los Aztecas. Para ello se alió con los pueblos que, en épocas anteriores, habían sido conquistados por los Aztecas. Luego también sometió a estos pueblos. A partir de ese momento, se sucedieron muchos combates hasta lograr la conquista definitiva del territorio en el año 1521. Pedro de Alvarado (1485-1541), natural de Badajoz, en Extremadura, fue uno de las capitanes más ilustres del Siglo XVI. Después de participar en la colonización de Cuba, acompañó a Juan de Grijalbit en la exploración del litoral del golfo de México y como segundo jefe a Hernán Cortés en la conquista del Imperio Azteca, donde acredito su valor temerario, su don de mando y un corazón más duro que la obsidiana misma. A este conquistador español, a quien los indios de Tlaxcala dieron el sobrenombre de Tonatiun (el Sol), se le atribuye la conquista de las naciones civilizadas de Guatemala y El Salvador. De fines de febrero a principios de junio de 1524 conquistó a los quichés, cakchiqueles, tzutuhiles, pipiles de Escuintla y xincas de Guazacapein y ante su espíritu vívido de aventura, gloria y riqueza, se

mostró una poderosa nación india: la nación pipil. Alvarado, al mando de 150 infantes, 100 caballeros españoles, y entre 5 a 6 mil indios auxiliares ocuparon (y sin resistencia el pueblo de mocnizaico (6 de junio de 1524). El día siguiente parte y llega a Acatepeque, población que previamente habían abandonado sus moradores ante la noticia de las crueldades de las conquistadores. El 8 de junio de 1524 en las proximidades de Acajutla, se libró una sangrienta batalla, la más sangrienta de la conquista. El ejército pipil fue completamente aniquilado; relata el propio Alvarado: "Fue tan grande el destrozo que en ellos hicimos que en poco tiempo no había ninguno de todos los que salieron vivos". Sin embargo, no fue fácil la victoria de las armadas españolas, pues perecieron también muchos indios auxiliares, algunos soldados españoles y el propio Tonatiuh recibió un flechazo en el muslo de la pierna izquierda, lanzado por el Príncipe Atonal, que lo mantuvo durante ocho meses en trance de muerte y que lo dejó cojo para toda la vida, y tuvo que usar, una suela de cuatro dedos de corcho. Allí los invasores permanecieron cinco dias descansando y curándose de las heridas y el 13 de junio de 1524 avanzaron sobre Tacuzcalco donde los pipiles presentaron un segundo y más poderoso ejército. "Cabalgué en un caballo como pude -dice Alvarado-, para mejor Poder dar orden como se acometiesen, y vi que había un cuerpo de gente de guerra, todos hecha una batalla de enemigos". Y en seguida afirma que confió la dirección del combate a sus hermanos: por el flanco izquierdo Gómez de Alvarado, con 30 de caballo; por el flanco derecho

Gonzalo de Alvarado, con 20 de caballo y por el centro Jorge de Alvarado, con el grueso de la tropa. El ejército pipil, numeroso, dice el jefe conquistador que verlo "era para espantar, porque tenían todos los más lanzas de treinta palmos todas enarboladas; y yo me puse en un cerro por ver bien como se hacia, y vi que llegaron locos los españoles hasta...... los indios, y que ni los indios huían ni los españoles acometían; que yo estuve espantado de los indios que así osaron esperar". Nuevamente, seguían las propias palabras del conquistador ibero, "aquí se hizo muy grande matanza y castigo".

Época Colonial.
Época Colonial La actual República de Guatemala fue conquistada en 1524 por el capitán Pedro de Alvarado, con la ayuda de un ejército de auxiliares indígenas provenientes de México. Su expedición obedeció al deseo de Hernán Cortés conquistador del Imperio Azteca, de llegar más al sur del territorio recién conquistado y del cual le llegaban noticias. Alvarado aprovechó la situación política de la región que consistía en un enfrentamiento entre dos de los pueblos o señoríos con mayor desarrollo y organización social presentes en lo que hoy es Guatemala: los cakchiqueles y los quiches, de esa cuenta con el apoyo de los cakchiqueles Alvarado vence a los quiches, se apodera de su capital y sojuzga a sus reyes. Posteriormente se trasladó a Iximché capital del reino Cakchiquel y funda allí la ciudad de Santiago de Guatemala el 27 de julio de 1524, siendo esta la primera capital de Guatemala la cual fue trasladada posteriormente por una rebelión del pueblo cakchiquel contra los conquistadores. Sojuzgada la rebelión, Jorge de Alvarado hermano del Adelantado Pedro de Alvarado, traslada la

ciudad de Santiago al Valle de Almolonga en las faldas del Volcán de Agua. Guatemala, junto con el resto del territorio de Centroamérica constituyó la Capitanía General del Reino de Guatemala y la primera sede del gobierno estuvo en la Ciudad de Gracias en Honduras, emplazamiento fundado por Cristóbal Colón al salvarse de una tormenta tropical que lo empujó al Golfo de Gracias a Dios donde encontró refugio. Posteriormente en 1549 se trasladó la Audiencia a la Ciudad de Santiago en su posterior asentamiento en el Valle de Panchoy en la cual permaneció hasta la destrucción de esta ciudad por una serie de terremotos y el traslado a la actual Ciudad de Guatemala de la Asunción a finales de 1775. En los primeros años y etapas del período colonial fueron los funcionarios venidos de Castilla los que se hicieron cargo de la administración del territorio, pero a medida que se establecían con sus familias y tenían descendencia, fueron los criollos quienes ocuparon puestos de responsabilidad y gozaban de privilegios y prerrogativas. Con la constitución de la República de Indios para tratar de una forma especial a la población nativa, se hace una separación entre unos y otros. Las Leyes Nuevas de 1542 en su afán reformista hasta cierto punto, no lograron romper con el sistema económico social establecido aquí, que constituía en la reducción de los indígenas a quienes denominaban indios. Estas reducciones en Guatemala constituyen lo que se llamó “pueblos de indios”, que estaban a cargo de un encomendero que junto con la responsabilidad de darles alimento, protección y enseñarles la fe cristiana, podía disfrutar a cambio de mano de obra barata y un control total sobre la población sojuzgada que estaba encomendada a su cuidado.

Este sistema imperó durante los casi tres siglos de dominio hispánico en Guatemala y perduró muchísimos años después de haber sido proclamada la Independencia. Junto a este proceso surgió una clase de gente marginada en los primeros años de la colonia, que creció numéricamente y en importancia, la cual llegó a constituir a principios del Siglo XIX más o menos la tercera parte del total de la población. La variedad de mezclas raciales dio origen a los mestizos que fueron denominados mulatos, zambos, cuarterones, mestizos, castizos, etc. Estaban presentes también en la población habitantes de color que eran esclavos o libertos. Entre los mestizos hubo artesanos, artistas, pequeños agricultores, dependientes y funcionarios de menor categoría etc. Este grupo dio origen a los ladinos, nombre que se aplicó originalmente a los indios castellanizados, que en los siglos XIX y XX se convirtieron en un elemento social muy importante en la vida económica y política del país. No obstante la población indígena fue el elemento más numeroso en la sociedad colonial, pese a que durante las décadas iniciales de la conquista, sufrieron una disminución demográfica acelerada que llego a preocupar seriamente a las autoridades hispánicas. Esta catástrofe se debió más al trabajo forzado a que fueron sometidos los indígenas y no precisamente a las guerras que supusieron la conquista. Asimismo a las frecuentes epidemias de enfermedades desconocidas para los indígenas de aquella época. La normalización de la población indígena en cuanto a su crecimiento se alcanzó hasta principios del Siglo XVIII. A fines de la época colonial puede estimarse la población de la actual

Guatemala, en unos 600,000 habitantes, de los cuales las dos terceras partes eran indígenas. Conviene volver atrás y analizar la situación del indígena al momento de la conquista y la colonización, esto porque como se verá en los otros períodos históricos, es en este punto donde se explica el por qué de su condición actual dentro de la sociedad guatemalteca y al mismo tiempo, permite comprender mejor sus expresiones culturales que son el vehículo que han utilizado para conservar su historia, su sabiduría y tradiciones. Durante las guerras de conquista los españoles convirtieron en esclavos a los prisioneros de guerra que fue aumentado en los años subsiguientes, este flujo de esclavos fue posible gracias a los que les suministraban los señores indígenas que también los tenían y era una forma de congraciarse con los conquistadores. Los españoles necesitaban esclavos para trabajar la tierra, pues se dieron cuenta que en esta región no había oro ni plata como fue el caso de México y Perú. La única riqueza aprovechable era la agricultura y el comercio. Aunque como se ha señalado ya, las Leyes Nuevas de 1524 trajeron una serie de beneficios para la población indígena, entre ellas que no podían ser sometidos a esclavitud, fueron entregados a los encomenderos en calidad de encomienda. La Encomienda se convirtió en una institución que hizo de los indígenas siervos de sus encomenderos, porque estos no se conformaron con recibir el tributo, sino que exigieron otros servicios personales. La evangelización de Guatemala Uno de los objetivos de la conquista era la evangelización de los habitantes de los territorios recién conquistados. Junto con los motivos económicos, el anuncio de la fe católica era tarea fundamental a

llevar a cabo por parte de los misioneros que acompañaban a los conquistadores. La Corona asumió está labor como un proyecto primordial por medio del Real Patronato o Regio Vicariato Apostólico, privilegio por el cual la Santa Sede otorgó los poderes especiales al Rey para el control del proceso. De esa cuenta la evangelización de Guatemala se llevó a cabo según los parámetros establecidos por la Corona. La evangelización de los pobladores nativos de Guatemala supuso la introducción de una nueva creencia que pretendió erradicar sus antiguas formas de religiosidad. El producto fue un sincretismo religioso en el cual junto con elementos de los ritos católicos, se conjugan aspectos propios de la espiritualidad indígena. Esto se aprecia aún hoy en día en las costumbres y tradiciones de las poblaciones de mayoría indígena, que imprime un carácter particular a la forma de celebrar el ciclo litúrgico católico. Pero aún con el empuje con que contó la evangelización por parte de la Corona, las antiguas creencias indígenas perduraron y se fueron transmitiendo oralmente de generación en generación. Esto se debe a que el proceso de evangelización no fue uniforme, es decir, el proyecto en si mismo varió en sus métodos según el momento y las circunstancias del lugar. En las zonas urbanas y los poblados cercanos a ellos, la evangelización se realizó con ímpetu; pero en las zonas rurales, especialmente montañosas y de difícil acceso, las dificultades para llegar hasta

ellos, impidió un seguimiento constante de la evangelización, lo que permitió que la religiosidad ancestral sufriera pocas alteraciones en su desarrollo. Especial mención merece la conquista de la región de la Verapaz, la cual no se llevó a cabo por medio de las armas sino de forma pacífica por parte de los misioneros encabezados por Fray Bartolomé de las Casas. La impronta de la evangelización en la cultura guatemalteca es ingente. No obstante la destrucción de los libros en los cuales se contenía la tradición religiosa indígena, fueron los mismos evangelizadores quienes rescataron parte de esta tradición y realizaron los primeros trabajos de traducción de esos textos, como ejemplo puede mencionarse el descubrimiento y traducción del Popol Wuj por parte de Fray Francisco Ximénez, quien ejercía como párroco en la parroquia de Santo Tomás Chichicastenango, en cuyos muros descubrió el libro sagrado de los mayas – quichés. En el arte se refleja también la fuerza del proceso evangelizador. La pintura y la escultura guatemalteca son fieles testimonios del éxito del proceso en las zonas urbanas y áreas circunvecinas. La perfección en las tallas de las imágenes, con un encarnado de primera calidad, un estofado impresionante así como la expresión y sentimientos que transmiten esas imágenes, reflejan la perfección alcanzada por la escultura del período colonial o hispano guatemalteco. La pintura también refleja esta realidad, los temas religiosos son los predominantes, con un claro estilo barroco que constituye la forma de plasmar

plásticamente la mentalidad que forjo la evangelización en los guatemaltecos y que perdura en la actualidad. Pero uno de los ejemplos más claros de lo que supuso la evangelización para el país lo constituye la arquitectura. En la fachada de las iglesias colonias de claro estilo barroco, se hace presente la forma en que se trato de inculturar la fe en esta región. El uso de elementos fitomorfos y zoomorfos considerados como elementos ornamentales, transmitían a los indígenas un mensaje, era una forma de plasmar en estuco toda la tradición religiosa anterior a la evangelización. Es así como en las fachadas de las iglesias construidas en este período, se contiene mucho de la cosmovisión indígena y son un ejemplo visual de la inculturación de la fe en Guatemala

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful