Está en la página 1de 1

El Mercurio.com http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={4929e8b7-f0a1-49fc-...

| El Mercurio | Las Últimas Noticias | La Segunda | Diarios Regionales | Avisos Económicos

Santiago de Chile
domingo 11 de abril de 2010
Actualizado a las 13:30 hrs.

Noticias Opinión / Blogs Economía y Negocios Domingo Deportes Revistas Empleos Clasificados Servicios Ediciones anteriores Edición online

DEPORTES
Martes 13 de Abril de 2004
Versión Digital

Colocolinos de corazón
Felipe Bianchi Leiton

Dígame una razón, sólo una, que permita defender con


seriedad la tesis de que Colo Colo tiene que seguir siendo lo
que era antes de la quiebra. Por favor. Qué vergüenza.

¿Seguir siendo lo que era? Cualquier cosa menos eso. Si hay


algo claro en todo este entuerto es que, pase lo que pase de
aquí en adelante, Colo Colo no puede volver a caer en manos
de quienes lo aniquilaron. Y, menos aún, mantener la antigua
institucionalidad.

¿Qué era Colo Colo antes de la quiebra? Parece que a todos se


les olvidó: era un desastre. No había control alguno sobre su Revistas
desarrollo económico, no había contrapesos internos ni El Mercurio
externos que pudieran servir de freno al mal manejo directivo, Felipe Bianchi Leiton
no había respeto por las reglas propias ni por las leyes del país. Felipe Bianchi Leiton
No existía la más mínima transparencia. Colo Colo no era más
que un montón de errores, problemas, dudas y oscuridad.
Mediocridad pura. De hecho fue en ese período cuando el club
Servicios El Mercurio
quedó hipotecado para siempre.
Suscripciones:
Porque Colo Colo no está siendo hipotecado ahora. No fueron Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a
agentes externos los que despilfarraron sus bienes y su exclusivos descuentos.
historia. No fue Saffie, no es Jamarme, no fue la jueza
Marchant, no es la Junta de Acreedores. Colo Colo perdió todo InfoMercurio:
lo que tenía por culpa del antiguo sistema. Por culpa de los Todos los artículos publicados en El Mercurio
famosos colocolinos de corazón. desde 1900.

Tras la monstruosa deuda generada por los mismos que hoy Club de Lectores:
dicen defender lo que antes no defendieron, el estadio se Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.
perdió. Seamos serios: se perdió. Todavía no se lo han quitado
físicamente por la lentitud del sistema legal chileno. O por los
afectos mal entendidos. Pero el estadio hace rato que no es de Otros Servicios
Revista del Domingo 10 viajes
Colo Colo. Lo regalaron, lo botaron, lo entregaron en hipoteca El Tiempo para reactivar Chile.
los que hoy se instalan ante la opinión pública como sus Defunciones
grandes defensores. Los mismos que en estos días hacen
Ediciones anteriores
campañas bobas, patéticas y panfletarias.
Puzzle
Imagen portada
¿Dónde estaban esos colocolinos de corazón, esos
comunicadores, periodistas, ex dirigentes y ex jugadores Suscripciones
cuando el club se caía a pedazos? ¿Dónde estaban cuando era Empleos
público y notorio que el club estaba siendo esquilmado desde Productos especiales
adentro? ¿Quién de esos históricos hoy tan enojados frenó los Contratar publicidad
engaños al Fisco? ¿Quién evitó el endeudamiento desquiciado? Club de Lectores
Nadie. Ninguno. Es más: fueron parte importante del Clase Ejecutiva
descalabro. Por pavos, por frescos o por chantas, se El Mercurio - Aguilar
transformaron en el campo fértil, en el escenario perfecto, para
que florecieran las semillas de maldad.

Que hoy vuelva a surgir su voz sólo ratifica nuestra mala


memoria. Y la lentitud con que se ha llevado a cabo el proceso
externo de modernización, de restauración y de limpieza. Un
proceso, por lo demás, que fue vendido como una excepción
pero ya lleva demasiado tiempo en esos límites.

Nada asegura que entre los nuevos administradores no haya


gente, como la de antes, que quiera sacar provecho personal de
la situación. Habrá que estar atento. Mientras tanto, lo único
que importa es que la justicia haga luego su trabajo (aunque
eso implique la venta del estadio), que se pase de una vez por
todas a otra etapa institucional (distinta, más moderna, más
decente, más seria) y, sobre todo, que el club no caiga de nuevo
en manos de los que lo destruyeron: los famosos colocolinos
de corazón. Esa plaga de inútiles.

Términos y Condiciones de la información


© El Mercurio S.A.P

1 de 1 11/04/2010 13:30