P. 1
Relaciones Interculturales entre Adolescentes Inmigrantes y Autoctonos

Relaciones Interculturales entre Adolescentes Inmigrantes y Autoctonos

|Views: 3.450|Likes:
Publicado porGUSREYES69
Tesis doctoral año 2009
Tesis doctoral año 2009

More info:

Categories:Types, Research
Published by: GUSREYES69 on Aug 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2013

pdf

text

original

En la literatura se ha contemplado la influencia que diversas variables pueden

tener sobre las relaciones intergrupales. Algunas de ellas se han estudiado también en

relación con las actitudes de aculturación manifestadas por grupos mayoritarios y

minoritarios. Dichas variables pueden ser de tipo sociodemográfico (edad, sexo,

tiempo en el país de acogida, nivel sociocultural, origen étnico, etc.), psicosocial

(sesgo endogrupal, contacto intergrupal, prejuicio, similitud percibida, enriquecimiento

cultural percibido, identificación con el endogrupo y con el grupo mayoritario, estatus

del grupo, etc.) o contextual y grupal (peculiaridades de cada grupo inmigrante y de

cada sociedad de acogida, contexto político, ideología predominante en el país, etc.)

(Navas, Rojas, García y Pumares, 2007).

Puesto que algunas de estas variables serán consideradas en el presente

trabajo, a continuación se revisarán algunos estudios relevantes para nuestra

investigación en los que se ha analizado el papel de estas variables en relación con

las actitudes de aculturación de grupos inmigrantes y de autóctonos.

Entre las variables sociodemográficas del grupo inmigrante, el tiempo de

residencia en el país de acogida es uno de los aspectos que más atención ha

despertado en el estudio del proceso de aculturación, tanto por lo que se refiere al

comportamiento como a las actitudes de aculturación. Es de esperar que a medida

que aumenta el tiempo de residencia en el país de acogida las actitudes de

Relaciones interculturales entre adolescentes inmigrantes y autóctonos

116

aculturación de la población inmigrante se vayan modificando en el sentido de una

mayor apertura hacia el contacto y la adaptación a la cultura de la nueva sociedad.

En el estudio comparativo realizado con más de 5000 adolescentes

inmigrantes, de entre 13 y 18 años, pertenecientes a 26 grupos de origen distintos y

residentes en 13 países de acogida (Berry et al., 2006), los resultados no mostraron

este cambio temporal, puesto que es únicamente la actitud de separación la que

presenta una variación estadísticamente significativa en relación con el tiempo de

residencia. Los adolescentes que habían llegado al país más recientemente se

mostraban significativamente más de acuerdo con la separación que aquellos que

habían vivido en él durante más tiempo, especialmente los que habían llegado en los

últimos seis años. Las puntuaciones en integración fueron en general altas entre los

adolescentes residentes de larga duración, aunque las diferencias no eran

estadísticamente significativas.

Una variable psicosocial que ha resultado relevante para explicar las actitudes

de aculturación del grupo inmigrante es la discriminación percibida procedente del

grupo mayoritario en la sociedad de acogida. Los inmigrantes se han enfrentado,

tradicionalmente, a cierto grado de prejuicio y discriminación en las sociedades

receptoras. Estas experiencias pueden derivarse de las diferencias culturales y

comportamentales respecto de la población autóctona, de la historia de los grupos en

contacto o de las actitudes negativas existentes hacia los inmigrantes en general.

Parece que existe una relación recíproca entre la discriminación percibida por

estos grupos y sus actitudes de aculturación. Es decir, las actitudes de los miembros

del grupo mayoritario tienden a verse reflejadas en los sentimientos de los inmigrantes

hacia esa sociedad. Así, cabe esperar que cuando los inmigrantes sientan que son

valorados de forma negativa por el otro grupo, tenderán a considerar a la sociedad de

acogida de un modo más negativo y a rechazar formar parte de ella, es decir, estarán

más a favor de la separación o la marginación que de la integración o la asimilación.

En este sentido, en el estudio internacional de Berry et al. (2006), se observó

que cuanto menor era el nivel de discriminación percibida por los adolescentes de

grupos minoritarios, más probable era que presentaran un perfil de integración o un

perfil nacional (equivalente a asimilación). Sin embargo, cuando la discriminación

percibida era mayor, el perfil denominado difuso y caracterizado por bajos niveles de

aceptación tanto de la cultura de acogida como de la de origen, era el más frecuente,

Capítulo II. El proceso de aculturación: actitudes e identidad étnica

117

seguido del étnico (equivalente a separación). Cuando los adolescentes perciben

discriminación, lo más probable es que rechacen el contacto cercano con la sociedad

de acogida y que se cierren más en torno a su grupo, o que estén confusos y se

muestren ambivalentes acerca de su contacto con el grupo mayoritario. Cuando no

perciben esta discriminación es de esperar que se acerquen a la sociedad de acogida

con el mismo respeto con el que ellos se consideran tratados. El fenómeno de

reciprocidad encontrado en ocasiones en la literatura sobre relaciones intergrupales

(Kalin y Berry, 1996) puede considerarse también un fenómeno aplicable al campo de

las actitudes de aculturación.

Otro aspecto relacionado con las actitudes de aculturación tanto del grupo

inmigrante como del autóctono es la similitud intergrupal percibida. Puesto que la

percepción de semejanzas, tanto en la evaluación interpersonal como en la

intergrupal, en aspectos como la edad, la ocupación, actitudes, valores o rasgos de

personalidad se ha relacionado con aprecio y valoración positiva hacia esas personas

o grupos, cabe esperar que la percepción de similitud respecto de un determinado

grupo favorezca la aceptación de éste y que esto resulte en un mayor acuerdo con la

integración o la asimilación de dicho grupo; mientras que si se perciben más

diferencias entre los grupos, las actitudes esperadas con mayor probabilidad serán la

separación y la marginación.

En el estudio realizado en tres países europeos distintos (Alemania, Eslovaquia

y Suiza) con población autóctona y perteneciente a tres grupos minoritarios diferentes

(húngaros, turcos y personas procedentes de la antigua Yugoslavia) por Piontkowski,

et al. (2000), se observó que una de las variables predictoras de las actitudes de

aculturación del grupo mayoritario era la similitud percibida entre los grupos

minoritarios y el endogrupo. Así, los miembros del grupo mayoritario prefieren la

integración cuando perciben semejanzas respecto del grupo minoritario considerado.

La preferencia por la marginación, la separación y la asimilación de los grupos

minoritarios está asociada con una percepción de grandes diferencias respecto de

éstos. En el caso de la asimilación, la percepción de diferencias intergrupales estaba

acompañada por una manifestación de gran orgullo por pertenecer al grupo

mayoritario, aspecto éste que les llevaría a desear que los otros grupos presentes en

la sociedad traten de parecerse lo máximo posible al endogrupo, convertido en

referencia normativa.

Relaciones interculturales entre adolescentes inmigrantes y autóctonos

118

La identificación con el endogrupo y con la sociedad de acogida también son

aspectos relacionados con las actitudes de aculturación del grupo inmigrante. Al igual

que sucede con las actitudes hacia el mantenimiento y la adaptación culturales, la

identificación con la cultura de origen y con la de acogida pueden considerarse como

dos dimensiones independientes o bien como dos extremos de una misma dimensión

que interactúan y tienden a compensarse entre sí. Actualmente, al igual que sucede

con los modelos sobre actitudes de aculturación, predomina el modelo bidimensional

sobre la identificación con la cultura de origen y la cultura de acogida de los

inmigrantes (Phinney, Berry, Vedder y Liebkind, 2006). En la mayor parte de los casos

las medidas de ambas identidades son independientes, y en función de la muestra

empleada y del contexto pueden encontrarse correlaciones positivas, negativas o

neutras entre ambas. Estas correlaciones, combinadas con información sobre la

puntuación obtenida en cada variable, permiten conocer el contenido de la identidad

cultural de los individuos considerados. Una correlación positiva, con puntuaciones

altas en ambas identidades, apuntaría a una identidad bicultural o integrada; la

correlación positiva acompañada de puntuaciones bajas en las dos respondería a una

situación de alienación. Una correlación negativa implica que la persona sólo puede

identificarse con una u otra cultura y la puntuación obtenida en cada una de ellas

determinaría con cuál.

Por último, el favoritismo endogrupal también ha sido estudiado como un factor

que intervendría en la manifestación de actitudes de integración o asimilación por

parte del grupo mayoritario. Como ya señalamos en el primer capítulo de esta Tesis,

por favoritismo endogrupal se entiende la tendencia, por parte de los miembros de un

grupo, a favorecer o valorar más positivamente a ese grupo (endogrupo) con respecto

a otro grupo al que no pertenecen (exogrupo), en comportamiento, actitudes,

preferencias o percepciones (Turner et al.,1979). Cuanto mayor sea el favoritismo

endogrupal, es de esperar que el grupo mayoritario sea más partidario de una

estrategia de asimilación a la hora de decantarse por un estilo de incorporación de los

colectivos inmigrantes a la sociedad mayoritaria y que el minoritario lo haga por uno de

separación.

Piontkowski et al. (2002) han estudiado el favoritismo endogrupal en grupos

mayoritarios y minoritarios en distintos países europeos en relación con las estrategias

de aculturación. La medida del favoritismo endogrupal empleada por estas autoras

evaluaba las actitudes hacia diferentes aspectos grupales importantes, tales como

cultura, mentalidad, apariencia, religión y vida familiar, con escalas de cinco puntos

Capítulo II. El proceso de aculturación: actitudes e identidad étnica

119

(desde “muy negativa” hasta “muy positiva”) con el objeto de evaluar tanto al

endogrupo como al exogrupo. Los resultados de los estudios de Piontkowski y sus

colaboradores (2000, 2002) muestran que las personas del grupo mayoritario con

bajas puntuaciones en favoritismo endogrupal optan por la integración de los

inmigrantes y aquéllas que obtienen altas puntuaciones en favoritismo endogrupal lo

hacen por alguna de las otras actitudes de aculturación formuladas por Berry

(exclusión, asimilación o segregación).

En esta misma línea se encuentran los resultados obtenidos en Almería por

Navas et al. (2004) con inmigrantes subsaharianos y magrebíes. En esta investigación

se evaluó el sesgo endogrupal utilizando una escala sobre aspectos culturales similar

a la de Piontkowski et al. (2000) y se utilizó también una muestra de españoles

autóctonos para evaluar el favoritismo endogrupal hacia cada uno de los dos grupos

de inmigrantes. Los resultados señalan que cuanto más se valora o favorece al propio

grupo (respecto al exogrupo), es decir, cuanto mayor es el favoritismo endogrupal,

más se opta por la marginación o la exclusión (del exogrupo) y, a la inversa, cuanto

menor es el sesgo endogrupal más se opta por la integración (del exogrupo). Esto es

así en todos los grupos del estudio, acentuándose más en el grupo de autóctonos que

evalúa a magrebíes, seguido por el que evalúa a subsaharianos. En el caso de los

inmigrantes, se produce la misma tendencia aunque con menor intensidad que en los

autóctonos y además ésta es mayor en los inmigrantes subsaharianos y menor en los

magrebíes. Así, cuanto más fuertemente se manifiesta el sesgo endogrupal, mayor es

su relación con el tipo de actitudes de aculturación preferidas.

Después de presentar las líneas teóricas y empíricas más relevantes en

relación con el proceso de aculturación, en especial en referencia a las actitudes de

aculturación de población autóctona e inmigrante, pasamos a continuación al otro

aspecto que contemplaremos en este segundo capítulo de fundamentación teórica, la

identidad étnica de grupos mayoritarios y minoritarios y su desarrollo durante la

adolescencia.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->