P. 1
RESPONSABILIDAD PRESUNTA

RESPONSABILIDAD PRESUNTA

|Views: 1.398|Likes:
Publicado poralexgaco

More info:

Published by: alexgaco on Aug 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/06/2013

pdf

text

original

COLIN SÁNCHEZ La presunta responsabilidad del procesado es otro de los requisitos de fondo exigidos por la constitución para que

proceda legalmente la orden de captura o el auto de formal prisión (Artículo 16 y 19). Tanto en la doctrina como en la práctica se habla de la responsabilidad probable o presunta; ambos términos son sinónimos significa lo fundado en razón prudente o de lo que se sospecha por tener indicios. En consecuencia hay probable responsabilidad cuando hay, elementos suficientes para suponer que una persona ha tomado parten la concepción, preparación o ejecución de un acto típico, por lo cual debe de ser sometido al procedimiento correspondiente. Tomando en cuenta lo que dice el código penal del distrito federal en su artículo 13 ( ) ante esa multiplicidad de formas podrá decirse que hay pr cuando existan pruebas o elementos cuyo análisis de conjunto permitan colegir a través de una inferencia lógica que uno o más sujetos pudieron haberse ubicados en algunas de las situaciones antes mencionadas en relación con los hechos constitutivos del delito, esto significa que la conducta o hecho y su adecuación típica debe ser presupuesto lógico para, bajo este supuesto, dado el caso hablar de PR. Obvio es señalar que atendiendo a los postulados de la escuela clásica sólo pueden responder de sus actos quienes son moralmente imputables por ello no será sensato fincar una presunta responsabilidad en los que carecen de capacidad de querer y de entender. El código federal de procedimientos penales indica que “ la presunta responsabilidad” del inculpado se tendrá por comprobado cuando, de los medios probatorios existentes, se deduzca su participación en la conducta o hechos constitutivos del delito demostrados. La determinación de la pr del inculpado corresponde fundamentalmente, al juez: sin embargo también concierne al ministerio público. Es indudable que durante la avp para estar en posibilidad de resolver si procede la consignación o la libertad del sujeto, analice los hechos y las pruebas recabadas por que aun habiendo integrado el cuerpo del delito si no esta demostrada la presunta responsabilidad no podría cumplir con el ejercicio de la acción penal el órgano jurisdiccional, por imperativo legal también deberá establecer si existe pr para decretar la orden de captura y el auto de formal prisión. En ambos casos, el juez hará un análisis lógico y razonado de todos y cada uno de los hechos consignado en autos, no debe en forma arbitraria, tener por demostrada la responsabilidad presunta de ninguna persona, sin el previo análisis valorativo de los elementos “de cargo” y de las pruebas “de descargo”, cuando estas se hallan aportado.

sin embargo las resoluciones dictadas en tal sentido. En la práctica bastan indicios para considerar demostrada la probable responsabilidad. A mayor abundamiento. son estrictamente apegadas a derecho. es lógico que pueda destruirse como ocurre con frecuencia si dentro del término constitucional mencionado se presidan diligencias suficientes para desvirtuar el material probatorio presentado por el mp. porque la pr. y sin embargo el juzgador no debe atenerse solamente a eso. En cual de las formas de culpabilidad ( dolosa o culposa) debe situar al probable autor de los mismos. SILVA Debemos notar que la constitución alude a pr y no a presunta conceptos que Borja Osorno trato de deslindar. La pr o existencia de indicios ( de criminalidad o incriminatoria o culpable) es una de las notas que caracterizan al procedimiento no sería posible ni lógico abrir u ordenar que continúe un proceso en contra de quienes no se tiene ni sospecha. tal criterio es contrario al principio de legalidad y a la imparcialidad que deben regir todos los actos y resoluciones judiciales. En el otro aspecto señalado al resolver la situación jurídica del procesado durante el término de las 72 hrs. una vez dictado el auto de formal prisión pudieran ser que se desvanecieran los elementos en el que se hubieran apoyado. resuelve que o esta demostrado. . Aparentemente se está ante una situación contradictoria. La importancia de lo primeramente indicado es obvia. no obstante posteriormente al determinar la situación jurídica del procesado dentro del término de 72 hrs. La ausencia de la pr por falta de elementos o la operancia de una “causa de justificación” o cualquier otra eximiente de responsabilidad. Es útil también aclarar que en multitud de ocasiones el juez penal dicta orden de aprehensión por estimar.. y la consecuencia sería la libertad del procesado. pues lo más prudente es atender a los diversos medios de prueba establecidos en cada una de las leyes adjetivas para que previo análisis de los hechos en relación con estas. que de la averiguación previa se deducen elementos suficientes para hacer posible la rp de una persona. 2. conduzcan a una resolución consistente y capaz de evitar procesos inútiles y molestias sin fin a las personas. por primera vez estudiara las modalidades de las conductas o hecho para determinar hasta donde es posible en ese momento: 1.Disentimos de quienes opinan que durante el término constitucional de 72 hrs sólo deben atenderse a las pruebas de cambio. porque la penalidad probable para la conducta o hecho motivo del proceso sea distinto para cada supuesto.

– Borja Osorno – significa aquello de lo que hay buenas razones para creer lo que es verosímil. Si por situación jurídica entendemos las circunstancias en que una persona se encuentra frente a la norma. resulta entonces que con esta resolución se difiere o reitera la legitimación causal.La ley nos dice que tengan que probarse la responsabilidad pues probable viene de latín probabilis sólo se requieren datos que hagan probable. lo probable es un posible que tiene más que posibilidades que ser que de no ser. lo que se funda en razón prudente. Para esta resolución es preciso a punta de la Riva que pueda omitirse un juicio de probabilidad sobre la participación del imputado o en el hecho. lo que se puede probar. es probable lo que es posible y merecer ser más creído que la opinión contraria. Aquí ya no es preciso que yo conste indudablemente: es suficiente que las pruebas conduzcan razonablemente a esa conclusión aunque no se logre arribar a la certeza sobre ese extremo. se suele afirmar que con esta resolución se define la situación jurídica del imputado. . En el lenguaje común del Foro.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->