P. 1
Ante la crisis económica actual: una alternativa para el pueblo trabajador

Ante la crisis económica actual: una alternativa para el pueblo trabajador

|Views: 3.532|Likes:
Publicado porAlvin
Para más información:
arcouto@gmail.com 787-219-7989

Estimados compañeros(as):

Como es sabido, hemos estado comprometidos con la creación de un partido de los trabajadores.

Recientemente, tuvimos la oportunidad de evaluar unos documentos dirigidos hacia la creación de un partido del pueblo trabajador. El pasado 7 de agosto se creó un Comité Organizador. La responsabilidad de este Comité Organizador será el de reclutar más compañeros(as) que se deseen integrar a esta iniciativa para luego comenzar con el reclutamiento de inscriptores.

Les acompaño copia de los documentos indicados que incluyen:
1. Un documento breve dirigido al reclutamiento de inscriptores
2. Un proyecto de programa político
3. Una propuesta de reglamento
4. Un calendario de trabajo

TODOS ESTOS DOCUMENTOS SON BORRADORES. NINGUNO HA SIDO APROBADO. La idea es que podamos integrar una mayor cantidad de personas a la discusión sobre la necesidad de que el pueblo trabajador tenga su propio vehículo de expresión política y deje de confiar en los partidos de los patronos.

Tampoco hemos escogido el nombre del partido. Hasta el momento hacemos referencia a un "partido del pueblo trabajador" (así con minúscula) ya que ese concepto describe el contenido de lo que proponemos. Le corresponderá a la asamblea del partido seleccionar el nombre final.

Exhortamos a todas las personas interesas a discutir estos documentos. Los miembros del Comité Organizador están disponibles para participar como recursos para explicar más a fondo este proyecto y aclarar dudas sobre el mismo.

Para más información:
arcouto@gmail.com 787-219-7989

Estimados compañeros(as):

Como es sabido, hemos estado comprometidos con la creación de un partido de los trabajadores.

Recientemente, tuvimos la oportunidad de evaluar unos documentos dirigidos hacia la creación de un partido del pueblo trabajador. El pasado 7 de agosto se creó un Comité Organizador. La responsabilidad de este Comité Organizador será el de reclutar más compañeros(as) que se deseen integrar a esta iniciativa para luego comenzar con el reclutamiento de inscriptores.

Les acompaño copia de los documentos indicados que incluyen:
1. Un documento breve dirigido al reclutamiento de inscriptores
2. Un proyecto de programa político
3. Una propuesta de reglamento
4. Un calendario de trabajo

TODOS ESTOS DOCUMENTOS SON BORRADORES. NINGUNO HA SIDO APROBADO. La idea es que podamos integrar una mayor cantidad de personas a la discusión sobre la necesidad de que el pueblo trabajador tenga su propio vehículo de expresión política y deje de confiar en los partidos de los patronos.

Tampoco hemos escogido el nombre del partido. Hasta el momento hacemos referencia a un "partido del pueblo trabajador" (así con minúscula) ya que ese concepto describe el contenido de lo que proponemos. Le corresponderá a la asamblea del partido seleccionar el nombre final.

Exhortamos a todas las personas interesas a discutir estos documentos. Los miembros del Comité Organizador están disponibles para participar como recursos para explicar más a fondo este proyecto y aclarar dudas sobre el mismo.

More info:

Categories:Types, Brochures
Published by: Alvin on Aug 14, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2012

pdf

text

original

Ante la crisis actual: una alternativa para el pueblo trabajador

INDICE
2 Documento Breve 4 Proyecto de programa para un partido del pueblo trabajador 12 Propuesta de Reglamento para el partido 14 Calendario de trabajo propuesto

agosto 2010
1

Ante la crisis actual: una alternativa para el pueblo trabajador
“Se hace camino al andar". Así escribió el poeta andaluz, Antonio Machado. La frase nos toca de cerca. Puerto Rico necesita nuevos caminos. Necesita nuevas ideas, nuevos proyectos y nuevas políticas. Necesita propuestas para atender la crisis fiscal, para atajar la crisis económica, para detener la destrucción ambiental. Necesita nuevos proyectos para reconstruir nuestra economía y nuestra convivencia, para orientar nuestro futuro político, para fomentar el servicio público y combatir la corrupción y el malgasto. Esas ideas no vendrán de partidos gastados y fosilizados, como los que han dominado la política puertorriqueña por décadas. Esos partidos no son parte de la solución. Son parte del problema. Puerto Rico necesita nuevos vehículos que canalicen su deseo de cambio. Existen dos Puerto Ricos. Hay un Puerto Rico en que abunda la riqueza. Es el país de una minoría de empresarios, banqueros e inversionistas. Es el país del lujo. Pero hay otro Puerto Rico: el nuestro, el Puerto Rico, de la inmensa mayoría. Es el Puerto Rico de los que trabajamos para vivir, o mejor dicho, sobrevivir. Es el Puerto Rico de los que sufrimos los bajos salarios, el deterioro y encarecimiento de los servicios de salud, la degradación de la educación, el aumento del costo de vida, la inseguridad de empleo. Es el Puerto Rico del pueblo trabajador. Es el Puerto Rico de los obreros industriales, empleados públicos, maestros, empleados del comercio, temporeros y a “tiempo parcial”, desempleados, estudiantes y residentes de comunidades pobres. A pesar de que somos la inmensa mayoría, el pueblo pobre y trabajador no gobierna. Gobiernan los defensores del privilegio y la desigualdad. Gobiernan a través de sus dos partidos: el PNP y el PPD. Durante los últimos cuarenta años se han turnado en el poder y las cosas tan sólo han empeorado para el pueblo. La historia se repite: sacamos un gobierno corrupto y antiobrero y el nuevo resulta peor. Está claro: ambos partidos están comprometidos con los intereses de los ricos. Por eso nos aplican la misma receta: “Si hay crisis, que la pague el pueblo”. Por eso ambos partidos han favorecido la privatización, la eliminación de derechos laborales, los despidos, endeudar al país con los bonistas, aumentar el costo de los servicios públicos mientras que a la misma vez se aumentan los incentivos para los empresarios e inversionistas. Estamos bajo ataque. ¡Hay que defenderse! Necesitamos una alternativa para el pueblo trabajador, para la inmensa mayoría del país. Necesitamos un partido del pueblo trabajador. Un partido que defienda a la mayoría asalariada, empleada y desempleada, a las mujeres y los estudiantes, a las comunidades pobres. Un partido que defienda el ambiente. Un partido que abra camino a un nuevo Puerto Rico: no el Puerto Rico de unos pocos, de la desigualdad y la inseguridad y de la destrucción ambiental sino un Puerto Rico democrático, un Puerto Rico solidario, un Puerto Rico sustentable. Un Puerto Rico democrático, porque Puerto Rico nos pertenece a todos y todas, y no a unos pocos. Democrático, porque no podemos permitir que las decisiones políticas y económicas las sigan tomando unos pocos, para beneficio de unos pocos. Democrático, porque necesitamos cada vez más participación en las decisiones individuales y colectivas que afectan nuestras vidas. Democrático porque nadie debe ser víctima de la discriminación. Un Puerto Rico solidario, porque dependemos unos de otros, porque nadie vive, ni puede desarrollar sus capacidades y habilidades aisladamente. Solidario, porque la inseguridad y las
2

carencias de otros nos empobrecen a todos. Solidario, porque lejos de competir o hacernos la guerra unos a otros, necesitamos colaborar y apoyarnos mutuamente y combinar nuestras habilidades y capacidades. Solidario porque la desigualdad nos separa y aísla. Solidario porque todos tenemos derecho a una vida digna, a un empleo seguro, a servicios esenciales garantizados, a vivir en un ambiente de paz. Sustenable, porque no podemos vivir, no podremos sobrevivir, dándole la espalda a la naturaleza de la cual somos parte. Sustentable, porque la vida humana y sobre todo, una vida que merezca vivirse depende de condiciones materiales concretas que es necesario proteger. Sustentable porque destruir nuestro entorno natural, contaminarlo y envenenarlo es destruir y envenenar nuestras vidas y las de generaciones futuras. Sustentable porque no queremos ni un desarrollismo desenfrenado, más destructivo que constructivo, ni la renuncia a una vida segura. Sustentable porque aspiramos a un desarrollo cualitativo, que se traduzca en una vida más rica en experiencias y oportunidades creativas. La crisis actual impone tareas urgentes e inmediatas: defender el empleo, los servicios públicos, incluyendo destacadamente la educación y la salud, el poder de compra de la mayoría del pueblo. ¡La mayoría trabajadora no debe pagar por una crisis que no ha provocado! Es hora de dar a la juventud opciones que no sean el desempleo, el empleo precario o la economía subterranea o ilegal. A mediano plazo, necesitamos poner en marcha un plan de reconstrucción económica que dote al país de una economía propia, que corresponda a sus necesidades. Tal proyecto tendrá que colocar los intereses del pueblo puertorriqueño y del pueblo de Estados Unidos por encima de los privilegios del pequeño grupo de empresas que se benefician de la estructura económica actual. Es necesaria una alternativa a la caduca política de exención contributiva que ni soluciona el problema del desempleo ni genera una sólida base económica. Es necesario un proceso de reconstrucción económica que también nos permita caminar hacia una definición de nuestra relación con Estados Unidos, del modo que más convenga al bienestar presente y futuro de Puerto Rico. Es posible cambiar el rumbo al desastre social y ambiental por el que nos llevan. Pero depende de nosotros y nosotras. No podemos resignarnos a que sigan gobernando los que nos han traído al borde del abismo. Hay que retomar la esperanza. Necesitamos un partido que sea verdaderamente nuestro. Transparente. Un partido que defienda a la mayoría trabajadora, empleada y desempleada, a las mujeres y los estudiantes, a las comunidades pobres y el ambiente. Un partido de todos y todas los que sinceramente deseen trabajar por la democracia, cada vez más profunda y efectiva, la solidaridad cada vez más abarcadora, la sustentabilidad cada vez más responsable. Te invitamos a construir ese partido. Te invitamos a levantar esa esperanza. Son varios los pasos que vamos a tomar en el 2010 y 2011. Para inscribir un partido hace falta, para empezar cientos de inscriptores. Te invitamos a que te unas a este grupo. Tendremos que continuar elaborando nuestras propuestas a corto y largo plazo. Te invitamos a que, como inscriptor y activista te conviertas en parte de este esfuerzo para rescatar a Puerto Rico.

3

Ante la crisis actual: una alternativa para el pueblo trabajador Proyecto de programa para un partido del pueblo trabajador Por la democracia, la solidaridad y la sustentabilidad
El programa para un partido del pueblo trabajador, comprometido con la democracia, la solidaridad y la sustentabilidad, es un documento en construcción al que podrán contribuir sus integrantes de forma regular. Este proyecto de programa se circula para que sea discutido y enriquecido, rumbo a su adopción por el partido en su proceso de formación. I. Una respuesta del pueblo a la crisis fiscal La mayoría trabajadora no debe pagar por la crisis fiscal. Esa crisis es producto de una base contributiva limitada ya que las grandes empresas que más ganancias generan casi no pagan contribuciones en Puerto Rico, a lo cual se suman el grave problema de evasión contributiva, sobre todo de sectores empresariales, las deficiencias en el recaudo de impuestos que se cobran pero no llegan a Hacienda, y los millones en deudas que Hacienda no ha cobrado. 1) Proponemos, por tanto, que en lugar de despidos, se dote al departamento de Hacienda del personal y los medios necesarios para erradicar la evasión, cobrar deudas millonarias pendientes, asegurar el recaudo. 2) Proponemos una reforma contributiva que elimine los privilegios de las grandes empresas y les ponga la responsabilidad contributiva que hasta el presente han evitado o evadido. Favorecemos un sistema contributivo progresivo: reduciremos al mínimo los impuestos regresivos (como los impuestos de venta, el IVU), que caen con mayor fuerza sobre los sectores de más bajos ingresos. Advertimos, más aún, que la crisis fiscal es parte y consecuencia de una crisis mucha más profunda y duradera de la economía de Puerto Rico y que no se podrá enfrentar la primera de manera efectiva sin enfrentar la segunda. Nuestro programa aborda el problema en otros apartados. II. En defensa del nivel de vida de las mayorías Proponemos igualmente medidas que ante los golpes de la crisis aseguren los niveles de vida alcanzados por la mayoría asalariada. Entre otras medidas proponemos: 1) Que los salarios se ajusten periódicamente a la tasa de inflación, sobre todo al costo de los productos de primera necesidad. Si los grandes empresarios y comercios no quieren aumentar los salarios automáticamente cada año o cada seis meses, que se ocupen de que los precios que paga la mayoría con sus salarios no aumenten. 2) La implantación de aumentos escalonados del salario mínimo, que permitan asegurar un aumento en los niveles de vida de las grandes mayorías. 3) Que se asegure el salario mínimo para todos los trabajadores y trabajadoras en Puerto Rico, incluyendo los empleados de restaurantes y otros establecimientos que hoy reciban menos del mínimo. 4) La compensación por horas extras trabajadas será siempre a base de tiempo doble del salario pagado por las horas regulares. 5) Reconocer el derecho de los trabajadores a tiempo parcial de acumular y disfrutar licencia por vacaciones y enfermedad.

4

6) Garantizar una licencia por vacaciones mínima de 20 días laborables al año y una licencia por enfermedad de 15 días laborables al año para los trabajadores de la empresa privada. 7) Enmendar la Ley de Despido para establecer el derecho a reposición en el empleo en caso de despido injustificado, así como el pago de los salarios dejados de percibir. Para ampliar los derechos de la mujer trabajadora, proponemos: 1) Ampliar la licencia por maternidad de ocho (8) a doce (12) semanas, con sueldo completo, para las trabajadoras en la empresa privada. Reconocer la concesión de dicha licencia a casos de adopción. 2) Que dicho periodo de licencia no sea considerado como “enfermedad” a los fines de las políticas de ausentismo, evaluaciones, ascensos y aumentos de salario. 3) Establecer una licencia de paternidad de treinta (30) días para asistir a la esposa o cónyuge consensual después del parto. 4) La aprobación de una ley que requiera el establecimiento de centros de cuidados infantiles en los centros de trabajo o, en la alternativa, el pago de una suma para el cuido de niños hasta la edad escolar. III. Combatir el desempleo y sus efectos El desempleo, el subempleo, la precariedad del empleo implican graves dislocaciones en la vida del individuo y de la comunidad. La posibilidad de aportar activa y creativamente a la reproducción de la comunidad conviene, tanto al desarrollo de las capacidades y habilidades del individuo, a su capacidad para actuar como agente autónomo en la vida social, como al deseo de la comunidad de usar todos sus recursos humanos para garantizar el bienestar de todos y todas. Es necesario garantizar empleo con paga adecuada para todos y todas. Por otro lado, el largo de la jornada laboral determina el tiempo que el ciudadano tiene para dedicar a otras actividades. Aspiramos a un desarrollo cada vez más variado de cada individuo, así como su incorporación a las más diversas esferas de la actividad social. La aspiración a garantizar el empleo y aumentar el tiempo libre, así como una distribución más equitativa del ingreso, pueden atenderse simultáneamente por vía de una reducción de la jornada laboral sin reducción de salario. Para combatir el desempleo y sus efectos, proponemos: 1) una reducción inicial a 7 horas diarias y 35 horas semanales sin reducción de salario. 2) La aprobación de una ley que reconozca el trabajo como un derecho humano fundamental. Favoreceremos una enmienda a la Constitución para incluir esta garantía. 3) Establecer por ley la obligación de toda empresa que cierre operaciones a entregar todo su equipo, maquinaria y planta física a los trabajadores y el derecho de estos a operarlas de forma cooperativa. 4) Una moratoria al pago de deudas de todo trabajador que quede desempleado. IV. Por la organización de los trabajadores y trabajadoras Consideramos que el crecimiento de la organización sindical es un ingrediente indispensable de un Puerto Rico democrático y solidario. Trabajará estrechamente con todo el movimiento sindical para promover la efectiva organización de los trabajadores y trabajadoras para la defensa de sus intereses. Favorece igualmente el funcionamiento transparente y democrático de las uniones y sindicatos.

5

Para garantizar el derecho de los trabajadores a la organización sindical y a la negociación colectiva, proponemos: 1) legislación y una política pública que fomente y facilite la organización sindical de los trabajadores en todas las empresas y talleres y que castigue las violaciones del derecho de los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente. 2) La aprobación de una verdadera ley de sindicalización de empleados públicos que reconozca el derecho a organizar sindicatos libre del control del gobierno y que se reconozca el derecho a la huelga. 3) La aprobación de una ley que prohiba y penalice la contratación de rompehuelgas. 4) Que toda empresa privada que disfrute de algún beneficio, subsidio, incentivo o contrato del gobierno tenga la obligación de renunciar al desarrollo de campañas anti-sindicales encaminadas a evitar que sus trabajadores se organicen. 5) Reconocer el derecho de los trabajadores en huelga a recibir los beneficios del seguro por desempleo y de asistencia pública. V. Por la solidaridad y la seguridad social: Ampliación del sector público y garantía de servicios Una comunidad solidaria exige una creciente igualdad social y la garantía se servicios fundamentales a todos los seres humanos. Con el objetivo de crear una sociedad más solidaria y garantizar servicios a todo el pueblo proponemos las siguientes medidas: Para garantizar el acceso a la educación para los hijos e hijas del pueblo pobre trabajador, proponemos: 1) Reconocer que la educación y el acceso a la cultura son un derecho humano fundamental y no un negocio. 2) Una reforma educativa que desmantele la burocracia del Departamento de Educación y transforme la educación en una actividad democráticamente organizada por maestros, estudiantes, padres de los estudiantes y demás trabajadores. 3) Una revisión democrática del currículo del sistema público para adecuarlo a las necesidades de los estudiantes y de la comunidad. 4) Una verdadera Reforma Universitaria para que el sistema universitario público sea regido por los profesores, trabajadores y estudiantes. 5) Que la matrícula en el sistema universitario público sea gratis. Durante el tiempo que tome alcanzar esta reivindicación, proponemos que no se aprueben nuevos aumentos en matrícula (o cuotas y equivalentes) y que se elabore un plan para su reducción progresiva. el pago de la matrícula será ajustado al ingreso familiar. 6) Una revisión de los criterios de admisión en el sistema universitario público, para que éste responda a los intereses del pueblo pobre y trabajador. Para garantizar el disfrute de una vejez digna para todos los seres humanos, proponemos: 1) El ajuste automático al pago de pensiones para compensar los aumentos en el costo de la vida. 2) Establecimiento de un sistema de seguro social complementario para todas las personas que no cumplen con los requisitos del Seguro Social Federal, o cuyos ingresos por dicho concepto son inaceptablemente bajos.

6

3) Establecimiento de un sistema de seguridad social para las amas de casa, que han dedicado su vida al trabajo doméstico sin recibir salario. 4) El establecimiento de complejos residenciales para los viejos sin familia, que provean recreación, cuidado médico y cuidado general de manera que contribuyan adecuadamente a la condición física y mental de estos. Para garantizar el acceso universal a los servicios de salud, proponemos: 1) Reconocer por ley que el acceso a los servicios de salud es un derecho humano fundamental. 2) Establecer un sistema de salud universal gratuito, único, centralizado y accesible a todo el pueblo. Reconocemos igualmente que las mujeres tienen por lo general ingresos más bajos que los varones, ocupan y se les relega a empleos peor pagados, enfrentan dificultades particulares para acceder y completar estudios superiores y avanzar en carreras profesionales de diverso tipo. Un partido del pueblo trabajador debe apoyar todas las medidas que contribuyan a una plena igualdad de la mujer en todas las áreas de la actividad social. VI. Un plan de reconstrucción económica Bajo el efecto de un sistema gobernado por la competencia y sometido a las ganancias de las grandes empresas, ha surgido en Puerto Rico una economía vulnerable, dependiente, desarticulada y destructiva del ambiente. Esta estructura económica ha tenido y tiene efectos terribles sobre el pueblo de Puerto Rico, a la vez que cuesta considerablemente al pueblo de Estados Unidos. Tan sólo beneficia a un pequeño grupo de grandes empresas multinacionales. En Puerto Rico esta política ha significado y significa desempleo masivo, además de conllevar terribles consecuencias ambientales. Para el pueblo de Estados Unidos ha conllevado el flujo de millones en fondos federales a la isla, única manera, dada la falta de empleo, en que buena parte de la población puede mantener niveles mínimos de consumo. Aún así más de 60% de la población vive bajo el nivel de pobreza. Por lo demás, su consumo subsidiado, así como las aportaciones recibidas por el estado, casi inmediatamente abandonan el país, al usarse para pagar productos importados, sin que en nada contribuyan a reorganizar la actividad económica en Puerto Rico. Como indicamos, ni el pueblo de Puerto Rico, ni el de Estados Unidos se benefician de esta situación. Tan sólo conviene al puñado de empresas que cada año extraen de Puerto Rico 30 mil millones en ganancia. Así se explica la política que han desarrollado y desarrollan tanto el PNP como el PPD: por un lado defienden los privilegios del gran capital (prefieren por el ejemplo, imponer el IVU y despedir 30,000 empleados a imponer contribuciones a las grandes empresas) y, por otro, viven mendigando más ayudas federales para Puerto Rico. Sin duda, Puerto Rico tiene derecho a estos aportes como compensación y reparación por los efectos de una estructura económica que se ha ido construyendo desde 1898 sin que nuestro pueblo haya sido consultado al respecto. Pero esa estructura, que beneficia a un pequeño grupo de empresas, pero que afecta negativamente al pueblo de Puerto Rico y al pueblo norteamericano, no debe perpetuarse. Un partido del pueblo trabajador debe impulsar tanto una redefinición y una renegociación de esas aportaciones como una reformulación de la política económica del gobierno de Puerto Rico con el objetivo de superar esa estructura económica raquítica y dependiente. Tal política terminaría con el abuso de las grandes empresas cuyos privilegios se

7

perpetúan a costa tanto del pueblo de Puerto Rico, como del pueblo norteamericano, que paga por remediar algunos de los estragos causados por esa estructura económica. En esa dirección consideramos que: 1) Con fondos federales e impuestos a las ganancias del gran capital debe crearse un proyecto de reconstrucción económica del país, proyecto que empiece a dotarlo de una economía más integrada, con dinámica propia, acorde con su población, geografía, localización y necesidades y que la haga cada vez menos dependiente de aportaciones externas, precisamente porque ya no estará sometida y porque dejará de sufrir las consecuencias de su subordinación a los privilegios de un puñado de empresas. 2) Tal reconstrucción económica, guiada por una perspectiva solidaria, democrática y sustentable, exige a) una ampliación del sector público b) una gestión cada vez más democrática de dicho sector c) el fomento de empresas cooperativas y de ciertas formas de pequeña producción d) un incremento de la injerencia pública en la dirección del desarrollo económico, dirección que debe estar sujeta al debate democrático e) un esfuerzo dirigido al desarrollo agrícola Es decir, lejos de privatizar, el país necesita una creciente soberanía pública y democrática sobre los procesos económicos hasta hoy regidos por las decisiones privadas y los imperativos de la competencia entre empresas. Aspiramos, por tanto, a) a una consolidación y ampliación del sector público que debe garantizar a todas las personas servicios esenciales, incluyendo cuidado adecuado en la niñez y la vejez. b) erradicar la corrupción y la ineficiencia no sólo ampliando sino democratizando la gestión del servicio público, con la participación de trabajadores y consumidores, incluyendo medidas que protejan a los que denuncien formas de desvío indebido de recursos. c) Favorece igualmente extender a Puerto Rico el mecanismo de presupuesto participativo desarrollado en diversas ciudades, como el caso pionero de Porto Alegre, adaptándolo a nuestra situación. Este modelo permite la participación ciudadana directa en la determinación de las prioridades de los presupuestos municipales. 3) Como parte del proyecto impulsado por un partido del pueblo trabajador se promoverá un renacimiento de la agricultura (incluyendo la ganadería y avicultura) en Puerto Rico, capaz de abastecer el mercado interno y de apuntalar el desarrollo de industrias procesadoras de diversos productos. A tales efectos favorecerá como política pública el objetivo de producir en Puerto Rico la mayor cantidad posible de los alimentos necesarios para el consumo isleño, para lo cual promoverá empresas tanto públicas, como cooperativas y de pequeña producción con apoyo público. 4) Igualmente se opondrá al uso irresponsable de terrenos cultivables para proyectos de urbanización que no toman en cuenta las necesidades de un desarrollo integral del país. Promoverá el desarrollo de un sistema de mercadeo y distribución local para que los productos del país lleguen frescos al consumidor. Fomentará una industria pesquera moderna que optimice el uso responsable de nuestros recursos marinos sin desgastarlos.

8

5) De igual forma, promoverá un conjunto integrado de actividades e industrias dirigidas al mercado interno y de exportación bajo administración pública, cooperativa o privada, siempre de acuerdo a una perspectiva democrática, solidaria y sustentable. Promoverá el desarrollo de industrias que utilicen materiales reciclados. 6) Promoverá la transición a fuentes no-fósiles de energía, como exige el objetivo de reducir la contaminación, frenar el cambio climático y liberarnos de la necesidad de importar petróleo. Promoverá el desarrollo de fuentes renovables (viento, solar-fotovoltaica). 7) Promoverá el uso racional del agua. Impulsará la conservación y restauración de nuestros recursos acuíferos tanto superficiales como subterráneos para todos sus usos (consumo individual, producción, agrícolas y recreativos); el mejor tratamiento a nuestras aguas usadas con el objetivo de reciclarlas para usos agrícolas; la maximización del rendimiento del agua para la agricultura con sistemas de riegos por goteo; el aumento de la capacidad de recolección de agua de lluvia y la reducción de las pérdidas por escorrentías. 8) Impulsará la reducción del uso de los suelos para enterrar basura priorizando, en este orden: el uso de materiales amigables al ambiente en los centros de producción, el compostaje, el reuso, el reciclaje y la recuperación energética de la basura restante. 9) Apoyará reabrir el acceso visual a las playas, a la vez que se detienen todos los desarrollos en la zona marítimo-terrestre. Nuestros aliados en esa lucha por un Puerto Rico democrático, solidario y sustentable serán los que trabajan y actúan por iguales objetivos en Estados Unidos, incluyendo movimientos de trabajadores, comunidades pobres sectores discriminados, mujeres, inmigrantes, defensores del ambiente y luchadores por la paz. Nuestra crítica de los privilegios de las grandes empresas norteamericanas en Puerto Rico y de los políticos que las representan no plantea un conflicto o una aversión a las aspiraciones del pueblo norteamericano. Al contrario, nuestra perspectiva solidaria se siente hermana de las luchas democráticas y sociales en Estados Unidos, a diferencia del PNP y del PPD que, a pesar de sus declaraciones de "americanismo" y de "unión permanente" no se identifican con esas luchas, ni se vinculan a esas aspiraciones. Durante tres décadas la mayoría trabajadora de Estados Unidos ha sufrido los golpes de una política de restricción salarial, precarización del empleo, reducción de aportaciones patronales, de seguro por desempleo y programas de bienestar social, abandono de la vivienda, el transporte y otros servicios públicos y una brutal ofensiva patronal contra las uniones y sus conquistas pasadas. Mientras una minoría se enriquece de manera fabulosa, los ingresos reales de la mayoría se estancan o decaen. La misma política se impuso desde Washington y Wall Street al resto del mundo: políticas neoliberales que destruyeron economías y redujeron a la miseria a las clases trabajadoras de los llamados países en desarrollo– condiciones de penuria que, a su vez, son usadas como chantaje para obligar a los trabajadores en Estados Unidos a resignarse a peores condiciones, bajo amenaza de trasladar sus empleos a otros países. Esa mayoría trabajadora, incluyendo a los millones de puertorriqueños que residen en Estados Unidos, necesitan un gran proyecto de reconstrucción nacional, que incluya el relanzamiento de grandes obras públicas y renovación urbana, que provean tanto servicios necesarios como empleos. La contraparte externa de esa política debe ser una nueva política exterior, dirigida, no a explotar el planeta, sino a elevar los niveles de vida de todos los

9

trabajadores y trabajadoras, para que las miserias de unos no puedan ser usadas por los patronos para obtener concesiones a los otros. Un partido del pueblo trabajador debe establecer lazos de colaboración con todos los sectores, corrientes y organizaciones en Estados Unidos que actúen en esta dirección. Junto a ellos impulsaremos nuestras propuestas de reconstrucción económica que libere a Puerto Rico de su base económica raquítica actual y al pueblo norteamericano del envío de fondos a la isla. Desde esta perspectiva democrática y solidaria nos enfrentaremos al tema del status, que tanto preocupa a todo nuestro pueblo y que abordamos en una sección posterior del programa. VII. Por la defensa y la ampliación de la democracia 1) Proponemos una verdadera reforma electoral democrática que facilite la participación electoral más allá de los partidos que monopolizan la política desde hace décadas y la participación efectiva de los ciudadanos en los procesos de gobierno. Favorecerá una reforma de financiamiento de las campañas que fomente un verdadero debate de ideas y de iguales oportunidades a las diversas corrientes, combata el monopolio de los paridos millonarios y dé verdadero espacio a los partidos y organizaciones de sectores trabajadores y desposeídos. 2) Favorecemos la libertad de culto y creencias de cada persona y, por tanto, la estricta separación de iglesia y estado. 3) Reconocemos la diversidad de opiniones y visiones que existen en nuestra sociedad sobre temas como la contracepción y el aborto y reconocemos, por tanto, el derecho de cada pareja, y, en el caso del aborto, de la mujer, a tomar las decisiones reproductivas de acuerdo a su situación y sus creencias. Reconocemos el deber que tiene el estado para proveer, como parte de los servicios de salud garantizados a toda persona, los servicios necesarios para hacer efectiva ese derecho de cada persona a tomar dichas decisiones, incluyendo la disponibilidad de materiales para evitar y de servicios para terminar embarazos no deseados. 4) Insistimos que la adicción debe enfrentarse como un problema social y de salud y que deben explorarse alternativas a la llamada “guerra contra las drogas” y la represión que lejos de aliviar el problema han demostrado su inutilidad para resolverlo. Favorecemos la adopción de modelos de medicalización combinado con programas para atender los problemas de adicción. 5) Compartimos el horror que siente todo Puerto Rico ante la violencia y los asesinatos provocados por el machismo y la homofobia e insistimos que no podemos abolir estas situaciones si no eliminamos todas las formas de discriminación por motivo de género, orientación sexual e identidad género. Por esto proponemos implantar ampliamente la educación con perspectiva de género en todos los niveles educativos del país. 6) Defendemos la honrosa tradición de nuestro país que en 1929 abolió la pena de muerte y que en 1952 la prohibió constitucionalmente. 7) Defendemos los derechos humanos y civiles de toda persona, independientemente de su raza, género, orientación sexual o de su origen nacional. Al igual que apoyamos las luchas de los puertorriqueños en Estados Unidos contra la discriminación y la injusticia, fomentamos la más estrecha solidaridad entre los puertorriqueños, dominicanos y otras nacionalidades residentes en Puerto Rico y combatimos toda forma de discriminación de que sean víctima los trabajadores inmigrantes en Puerto Rico. La división, los prejuicios y los odios entre trabajadores nos debilita a todos y todas en la lucha por una sociedad más justa y solidaria. 8) Favorecemos la creación de una legislatura unicameral, en que cada partido tenga representación proporcional al número de votos obtenidos.

10

VIII. Hacia una solución democrática y solidaria al problema del status La naturaleza de la relación de Puerto Rico con Estados Unidos, el problema del status, es un tema ineludible de nuestra situación como país. Ningún partido responsable puede evadir este problema. Más aún: la abrumadora mayoría del país reconoce que la actual relación exige cambios profundos, aunque existen diversas posiciones sobre la dirección que tal cambio debe tomar. 1) El partido está abierto a estadistas, autonomistas e independentistas que estén dispuestos a trabajar junto por el programa inmediato que aquí esbozamos, es decir, por un Puerto Rico democrático, solidario y sustentable. 2) El partido defiende el derecho del pueblo de Puerto Rico a determinar libremente su status político mediante un procedimiento democrático, justo, participativo, sin presiones indebidas 3) Entendemos que el status debe ser no un fin, sino un medio para el bienestar duradero el país y sus habitantes. 4) Al igual que en el caso de nuestra propuesta de reconstrucción económica consideramos que un proceso de redefinición de nuestra relación política con Estados Unidos encontrará sus mejores aliados en los movimientos sociales en dicho país interesados en forjar una nueva relación democrática y solidaria con todos los pueblos del mundo. Junto a esos sectores promoveremos tantos propuestas de reconstrucción económica como de relaciones de igualdad y colaboración con el pueblo norteamericano. Al invitar a trabajadores, desempleado, estudiantes y demás sectores que simpatizan con diversas opciones, no pretendemos evadir el tema ineludible del status. Pero entiende que nuevas propuestas sobre como solucionarlo tan sólo pueden surgir de la experiencia conjunta y de las exigencias que plantee el desarrollo de ese trabajo por una transformación del país de acuerdo a una perspectiva democrática, solidaria y sustentable. La urgencia de este tema no debe privarnos de la posibilidad del trabajo conjunto y de la creación de vínculos fuera de Puerto Rico que nos permita enfrentarlo de manera renovada y creativa. Si queremos una alternativa para el 2012, si queremos una alternativa para Puerto Rico, tendremos que construirla. Nadie lo hará por nosotros. Para empezar, tenemos que inscribir el partido, superando una ley electoral anti-democrática. Tendremos que recoger miles de firmas. Tendremos que hacer campaña. Tendremos que discutir y afinar nuestras propuestas. Tendremos que participar en todas las luchas afines con nuestros objetivos. Ese es el reto. Únete a la campaña de inscripción y organización de un partido del pueblo trabajador. Por un Puerto Rico, democrático, solidario y sustentable.

11

PROPUESTA DE REGLAMENTO PARA EL PARTIDO Y El Partido Y se dirigirá según las siguientes normas generales: ASAMBLEA DE AFILIADOS El poder supremo será la ASAMBLEA DE AFILIADOS que reunirá todos sus afiliados mientras no excedan las 500 personas. En el momento en que esto ocurra la ASAMBLEA decidirá alguna forma de representación para crea la ASAMBLEA DE DELEGADOS. Cada delegado deberá representar un comité regional de afiliados o algún otro grupo representativo (por ejemplo representación de grupo sindical, ambiental o algún otro sector interesado que sea aceptado por la ASAMBLEA). Esta asamblea se reunirá, cuando menos, el año después de las elecciones generales, para evaluar el curso del partido y seleccionar el Comité Directivo, y en febrero del año electoral para seleccionar el cuadro de candidatos. Solamente se celebrarán primarias en el caso de que algún candidato propuesto para algún cargo así lo solicite en la asamblea de selección del cuadro de candidatos y previo a la decisión de la asamblea. La ASAMBLEA es soberana y podrá tomar en cualquier momento las determinaciones que estime apropiada tales como, pero sin limitarse a: la revocación de cualquier persona de un puesto directivo y modificaciones de política del PY. Antes de la primera asamblea habrá un comité directivo interino que dará curso y seguimiento a los trabajos de creación del PY. Tal Comité se mantendrá hasta que sea reemplazado por la primera reunión de la ASAMBLEA DE AFILIADOS. COMITÉ CENTRAL Será el organismo directivo del partido entre asambleas. Deberá poner en marcha las decisiones de la ASAMBLEA y el plan de acción propuesto. Se reunirá cada tres meses y estará compuesto por 50 personas escogidas por la ASAMBLEA. La ASAMBLEA escogerá además 10 suplentes para llenar vacantes en caso de que ocurran. El Comité Central llenará las vacantes escogiendo entre los suplentes. El Comité Central convocará las ASAMBLEAS ordinarias y cualquier otra que sea necesaria por cuestiones de emergencia. El Comité Central escogerá de entre su seno un Comité Directivo de 10 personas. COMITÉ DIRECTIVO Será el organismo que dará seguimiento día a día de los trabajos del PY. Se reunirá por lo menos cada dos semanas. Podrá convocar reuniones extraordinarias del Comité Central cuando haya que tomar determinaciones políticas de urgencia. Son los únicos portavoces autorizados, aparte de los cuadros de candidatos cuando los haya, para hablar públicamente a nombre del PY. Los integrantes de este organismo están sujetos a la revocación inmediata por el Comité Central. COMITES REGIONALES Cuando la cantidad de personas en un precinto o precintos cercanos sea suficiente, se podrá crea un Comité Regional que organice los trabajos en su área. Mientras el número de militantes no exceda de 500, cada miembro será parte de la ASAMBLEA de militantes. Cuando el caso sea contrario, cada comité regional que tenga al menos 20 integrantes tendrá derecho a un representante a la ASAMBLEA de delegados. Por cada cincuenta (50) miembros adicionales

12

tendrá derecho a un delegado adicional. Nunca habrá más de un comité regional por precinto electoral aunque el comité podrá funcionar según crea para facilitar el trabajo. NORMAS DE FUNCIONAMIENTO GENERAL 1. Los organismos del PY funcionarán democráticamente. Sus decisiones se tomarán por mayoría simple. 2. Las reuniones de los organismos del PY podrán conducirse siempre y cuando haya quórum, establecido con mas del 50% de los integrantes del organismo. 3. Se garantiza el derecho a tendencia. Esto quiere decir que cuando haya algún sector con posiciones comunes que no resulten ser aceptadas podrán realizar proselitismo organizado al interior del PY para llegar a ser mayoría. Las tendencias tendrán derecho al uso de las facilidades del PY (equipo de impresión, locales, etc) 4. Este reglamento, una vez aprobado por una ASAMBLEA, podrá ser enmendado con el voto de 2/3 de otra ASAMBLEA 5. La expulsión de miembros sólo será posible cuando se demuestre en vista citada para ello ante el Comité Directivo que se ha ido contra los lineamientos generales del PY. La decisión del CD podrá ser apelada al Comité Central.

13

CALENDARIO DE TRABAJO PROPUESTO Se propone el siguiente calendario de trabajo: agosto/2010: sentar bases del trabajo 1. Crear Comité Organizador (al menos 16 personas). 2. Elaboración de principios generales del programa 3. Propuestas de logo de PT 4. Elaboración de programa de difusión en universidades, centros de trabajo y comunidades 5. Identificación de contactos en recintos y universidades del país Agosto-diciembre/2010: reclutamiento notarios ad-hoc, asamblea constitutiva y radicación partido 1. Agosto – noviembre/2010: conversatorios en recintos universitarios, una vez tengamos los contactos se deben ir calendarizando las charlas o conversatorios según los lugares donde haya contactos. En agosto podemos comenzar con las universidades privadas que comienzan cases antes a. 4 en agosto b. 10 en septiembre c. 10 en octubre d. 5 en noviembre En promedio debemos aspirar a reclutar al 0.20% (2 de cada mil) de la población estudiantil de cada centro para un total de unos 350 notarios ad-hoc) se incluye en este grupo a profesores personal no docente y otras personas que estén interesadas. Se puede reclutar en centros de trabajo o en comunidades donde sea factible. Deben identificarse estos lugares para calendarizar charlas o conversatorios. 2. Noviembre/2010: asamblea de constitución del partido de convocatoria abierta se debe aprobar programa y cuerpo directivo 3. Diciembre/2010: radicación de candidatura de partido por petición 4. Enero – diciembre/2011: recogido de firmas para la inscripción del partido y organización de comités de precintos/comunidades donde sea posible: propuesta de 10,000 endosos mensuales a razón de 400 notarios, ello implica 25 endosos mensuales por notario (menos de uno diario!!) 5. Enero-febrero 2012: asambleas locales y regionales para discusión de plataforma 6. Febrero 2012: Asamblea nacional para aprobar plataforma 7. Marzo- mayo: asambleas locales y regionales para discusión de candidaturas locales, regionales y nacionales 8. Junio 2012: Selección de cuerpo de candidatos

14

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->