Está en la página 1de 33

LAS LENGUAS ROMANCE

1
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo monográfico está constituido por tres


capítulos: el primero está referido a las lenguas románicas, conjunto de
lenguas modernas que proceden del latín y hablan unos 400 millones de
personas. Constituyen el grupo más difundido de la familia indoeuropea y
forman parte de la subfamilia itálica. Todas ellas son una evolución del
latín vulgar hablado en la época tardía del Imperio romano y su
separación del tronco común comienza a manifestarse entre los siglos V
al IX.

El segundo capítulo desarrolla el tema acerca del idioma español


o lengua castellana que es una lengua derivada del latín que pertenece a
la subfamilia itálica dentro del conjunto indoeuropeo; es la lengua oficial
de España y de las naciones de Sudamérica y Centroamérica —excepto
Brasil, las Guayanas y Belice—, y, en el Caribe, de Cuba, Puerto Rico y la
República Dominicana; cuenta con unos cuatrocientos millones de
hablantes, entre los que se incluyen los hispanos que viven en Estados
Unidos y algunos cientos de miles de filipinos, así como los grupos
nacionales saharauis y los habitantes de Guinea Ecuatorial en la costa
occidental africana.

En el tercer y último capítulo se dilucida sobre la lengua griega.


Lengua del pueblo griego que abarca los periodos antiguo, ático,
helenístico, bizantino y moderno. Es el único miembro de la subfamilia
griega dentro de la familia de las lenguas indoeuropeas. La lengua que se
habló en la antigua Grecia difiere en muchos aspectos de la que se habla
hoy y que recibe el nombre de griego moderno, aunque tanto el griego
clásico como el moderno emplean el mismo alfabeto de 24 letras,
procedente del fenicio.

2
CAPITULO I

LAS LENGUAS ROMANCE

1.1 GENERALIDADES

Las lengua romance (también denominadas lengua románica o


neolatina) son una rama indoeuropea de lenguas estrechamente
relacionadas entre sí y que históricamente aparecieron como evolución
del latín vulgar hablado (entendido en su sentido etimológico de “hablado
por el pueblo” y como opuesto al latín clásico) y no del latín clásico
escrito.

En ellas encontramos un grupo de lenguas muy heterogéneo, en el


cual tenemos lenguas actuales vivas, como el italiano, y medievales que
ya no se emplean, como el dálmata.

Lenguas con una extensión cuasi universal, como el español, y


lenguas con un territorio muy restringido como el sardo. Dialectos
medievales que no llegaron a fraguar en una lengua, como el navarro-
aragonés y lenguas con una amplia tradición como el francés.

Entre las lenguas que aún permanecen vivas hay también una gran
variedad. Tenemos, por un parte, lenguas sustentadas por un estado
fuerte y de larga historia, que se han expandido por todo el mundo, como
el francés, español y portugués, al lado de lenguas muy minoritarias que
conviven en dura competencia con otras lenguas más poderosas y de las
que reciben un enorme flujo, como el rético o el sardo.

3
FAMILIA LINGÜÍSTICA INDOEUROPEA Y UBICACIÓN DE LA
LENGUA ROMANCE DENTRO DE ELLA

4
1.2 EL LATÍN Y EL ORIGEN DE LAS LENGUAS ROMANCES

Mucho se ha discutido acerca de la unidad de la lengua latina;


mientras que algunos investigadores sostienen que el latín se mantuvo
muy cohesionado y uniforme hasta su desaparición, otros aseguran que
ya desde los siglos II y III había perdido su carácter unitario, por lo que se
encontraba fragmentado en múltiples y variados dialectos. Lo cierto es
que el latín acabó fragmentándose, dando origen a diversas lenguas
nuevas; esta fragmentación, inherente en última instancia a cualquier
lengua que tenga muchos hablantes, se puede explicar en el caso del
latín gracias a diversos factores:

1.2.1 La antigüedad de la romanización

Dependiendo de la época en que era colonizado cada territorio,


llegaba a cada nuevo lugar un latín concreto, lo que tiene su
importancia a la hora de entender la naturaleza de la nueva lengua
que surge en cada lugar. Por ejemplo, en el caso de Hispania, el latín
que llega en el año 218 a. C. es un latín que aún no había llegado a la
época clásica, por lo que es lógico que muchas palabras de las
lenguas románicas de la Península Ibérica se hayan formado a partir
de arcaísmos pertenecientes al latín preclásico, como sucede con una
voz como comer, que ha evolucionado a partir de comedere en lugar
del más moderno manducare.

1.2.2 La situación estratégica de Hispania.

Es normal que las provincias más extremas del Imperio (las


que formaron con el paso del tiempo Rumanía, España y Portugal)
compartan un cierto conservadurismo léxico, debido a su lejanía
geográfica con respecto a Roma, núcleo de la metrópoli y fuente de
innovaciones léxicas. Este fenómeno está relacionado con la mayor o
menor facilidad para llegar a las distintas provincias; cuanto más

5
aislado estuviera un asentamiento, menos dinamismo habría en el
caudal léxico de la variante del latín de esa zona, y a la inversa, con
todas las repercusiones que ello conlleva.

1.2.3 Influencia del sustrato

Se debe de tener en cuenta la influencia que pudieron ejercer


en el latín las lenguas prerrománicas que se hablaban en los distintos
lugares que fueron conquistados por los romanos.

Las lenguas románicas se formaron a partir del latín vulgar,


como anteriormente se mencionaba; por esta razón el léxico que
entró en primer lugar fue el básico, muy limitado para la expresión de
la literatura o de la ciencia, con pocos adjetivos y sustantivos
abstractos.

Posteriormente, según se iban creando necesidades de expresar


conceptos nuevos y complicados, se iban incorporando nuevas
palaras procedentes del latín, que ya no sufrían la lenta
transformación de siglos que habían experimentado las primeras
palabras derivadas del latín vulgar. Este flujo de entrada no se ha
interrumpido, aún entran palabras constantemente procedentes del
latín.

Las palabras de origen latino se clasifican en función de la vía de


entrada en que hayan tenido en la lengua románica:

a) 'Palabras patrimoniales' o 'vulgarismos' a las que entraron en la


primera fase evolucionando lentamente desde el latín vulgar.
Ejemplo 'ojo'. Suelen ser vulgarismos las palabras básicos de uso
más común.

6
b) 'Semicultismos' a las palabras que entraron en las distintas fases
de formación de la lengua, sobre todo a lo largo de la Edad Media,
y que no estuvieron sujetas a todos los cambios fonéticos y
semánticos de las anteriores. Ejemplo en español 'siglo'.
c) Palabras que han entrado desde el latín cuando la lengua ya
estaba formada en lo esencial. Por ejemplo 'acto'.

1.3 CARACTERÍSTICAS DE LAS LENGUAS ROMANCE

a) Son todas lenguas fusionantes.


b) El Alineamiento morfosintáctico dominante de estas lenguas es de tipo
nominativo-acusativo
c) El orden básico parece ser SVO, tienen preposición y los
determinantes generalmente preceden al sustantivo (aunque en
rumano el artículo es postpuesto).
d) Presencia de un sistema de flexión verbal con numerosas formas y
lleno de irregularidades. El verbo incluye las categorías de persona,
número, tiempo y modo gramatical, variando en general la forma
flexiva de acuerdo a qué valores de dicha categoría está expresando
la forma verbal conjugada.
e) Presencia de al menos dos posibilidades para el género gramatical
(masculino / femenino), dos posibilidades para el número gramatical
(singular / plural).
f) Presencia de concordancias gramaticales de género entre el
sustantivo y el adjetivo, y entre el número del sujeto y el número
expresado en el verbo.
g) Presencia de artículos desarrollados a partir de demostrativos del latín.

7
1.4 ANTIGÜEDAD DE LAS LENGUAS ROMANCES

Por tanto, puede decirse que el origen y agrupación de las lenguas


romances comienza propiamente con la romanización de Italia y del
Imperio. La mayoría de ellas tiene, por lo tanto, una profundidad histórica
superior o cercana a los dos mil años, a excepción del rumano que es una
lengua algo más joven, con una profundidad de unos mil setecientos o mil
ochocientos años.

Dado que la esencia de toda lengua es una constante


transformación imperceptible, las lenguas romances derivan del latín sin
solución de continuidad, esto es, no existe un quiebre cronológico entre el
latín hablado y el romance hablado, ni tampoco es posible establecer
fechas posibles a manera de puntos de inflexión entre la lengua madre y
las lenguas hijas. Por necesidades metodológicas y de exposición suelen
considerarse ciertas fechas o periodos claves que muestran el
surgimiento y progresiva estandarización de las lenguas románicas.

La antigüedad asignada a cada una de las lenguas de la familia


romance y su agrupación lingüística, se ajusta, en lo esencial, a la
secuencia cronológica de las principales conquistas romanas.

Se fecha a grosso modo la evolución del latín vulgar hacia las


lenguas romances como sigue:

• Entre -200 y 400 aproximadamente: diferentes formas de latín vulgar.


• Entre 500 y 600: estas formas comienzan a distinguirse.
• A partir de 800: se reconoce la existencia de lenguas romances

8
1.5 CLASIFICACIÓN DE LAS LENGUAS ROMANCES

Por un lado con base en la distancia o proximidad estructural


respecto de la lengua madre, suele hacerse una clasificación general de
las lenguas romances en conservadoras e innovadoras, y suele aceptarse
que la más innovadora o distanciada del latín es el francés, y la más
conservadora, o con un mayor número de retenciones, es el sardo.

Y por otro lado la clasificación o subagrupación lingüística de las


lenguas romances se basa en el grado de parentesco y coincide, en
buena medida, con las tres grandes zonas geográficas de la Romania:

a) Romania Insular:
Cerdeña (sardo) y dialectos de Sicilia y Calabria (Iucano)

b) Romania Occidental:
Galorromania (francés, provenzal, francoprovenzal, gascón),
Retorromania (rético: silvano, lugudorés; grisón), dialectos del norte
de Italia, e Iberorromania (portugués, español, catalán).

c) Romania Oriental:
Dalmacia (vegliota, lengua desaparecida en el siglo XIX), Rumania
(rumano) y dialectos del suroeste y centro de Italia

9
10
1.5.1 Italiano

El italiano (italiano; s. IX): posee una gran cantidad de dialectos


(más de doscientos). El toscano florentino, promovido por Dante en el
siglo XIII constituye la base de la lengua oficial italiana.

1.5.2 Francés

El francés era la lengua de muchos peregrinos del Camino de


Santiago en la Edad Media. Las relaciones con Francia fueron
especialmente intensas en Navarra, Aragón y Cataluña durante toda
la Edad Media. Hubo también franceses entre los pobladores de las
tierras arrebatadas a los árabes.

1.5.3 Castellano

El castellano (s.X: Glosas emilianenses y Glosas silenses) es


una de las lenguas oficiales de España, conocida también como
español a pesar de que España tiene varias lenguas oficiales. Tiene
poca variedad dialectal y se muestra como una lengua muy
conservadora. Nace en lo que hoy es Cantabria, en íntimo contacto
con el vasco. A lo largo del tiempo se fue implantando en la mayor
parte de los territorios reconquistados, y absorbe al leonés, aragonés
y mozárabe.

En un principio, se consideraba al castellano menos elegante


que el leonés o el aragonés, por lo que los primeros textos tienden a
transmitirse en esas lenguas, aunque algunos se compusieran en
castellano, en especial la poesía épica (Poema de Mío Cid). Alfonso X
de Castilla, el rey sabio, normaliza el uso del castellano como lengua
oficial y culta.

11
1.5.4 Catalán

El primer texto conocido en catalán son las Homilías de


Organyà (s. XII). Durante la Edad Media el catalán se extiende a
Valencia y Baleares; en Murcia retrocede frente al castellano.

Actualmente el catalán es la lengua oficial de Andorra (estado


semidependiente de España y Francia) y de Cataluña, Valencia y
Baleares (comunidades autónomas de España). Oficialmente, en las
Islas Baleares se habla 'catalán en su variedad balear' (cierto),
mientras que en Valencia se habla 'la lengua valenciana', afirmación
que no encuentra apoyo en los lingüistas. El catalán se habla también
el el Rosellón (Francia) y en Alguer, una ciudad de la isla de Cerdeña.

Este enlace lleva a un periódico en catalán.

a) Mozárabe: Se sabe algo del, o los, dialectos romances que se


hablaban en al Andalus gracias a las jarchas, versos en lengua
romance que aparecen insertados en poesías escritas en
árabe o hebreo. También hay diccionarios, sobre todo de
plantas, en que aparecen palabras mozárabes.

b) Aranés: Se habla en el Valle de Arán, en Lérida, Cataluña. Es


un dialecto del gascón, a su vez un dialecto del occitano, la
lengua romance del sur de Francia. El aranés es la tercera
lengua oficial del Valle de Arán.

En la Edad Media el provenzal y el gascón se usaron como


lengua literaria, sobre todo en Cataluña.

12
1.5.5 Gallego

Gallego (dialecto portugués hablado en España) posiblemente


desde el origen del portugués; el portugués y el gallego son una
misma lengua durante la Edad Media.

1.5.6 Portugués

Portugués (português, s. XII): lengua oficial de Portugal, posee


menos dialectos diferenciados y es más conservador que el
castellano.

1.5.7 Rumano

Rumano (română ; atestiguaciones parciales en el s. XII,


completa en el s. XV): lengua de la antigua provincia romana de Dacia
cortada del resto de la llamada Romania. El superstrato eslavo tiene
relativamente poca relevancia y el rumano se asevera como una
lengua bastante conservadora. Se considera que posee cuatro
dialectos:

• Daco-rumano, generalmente denominado rumano. Es la


lengua oficial de Rumanía y Moldavia y lengua cooficial en
Voivodina (Serbia y Montenegro). Se divide en: Moldaco, en el
norte, Valaco, en el sur,Transilvano, en el oeste.
• Istrio-rumano, hablado en Istria (en vías de extinción).
• Megleno-rumano (o meglenita), hablado en Macedonia
• Macedo-rumano (o arrumano), hablado principalmente en
Albania, Serbia, República de Macedonia y Tesalia (Grecia).

13
1.5.8 Provenzal (o antiguo occitano)

Es un conjunto de lenguas repartidas entre Italia (Val d'Aosta,


Piamonte), Suiza (cantones de Friburgo, Valais, Vaud y Ginebra),
Francia (Lyon, Saboya), se cree que el franco-provenzal es una
mezcla entre lenguas. El provenzal está en vías de extinción.

1.5.9 Sardo

Sardo (sardu o limba sarda, s. XI), hablado en Cerdeña (Italia).


Es una de las lenguas romances más conservadoras, lo que se puede
explicar dado su aislamiento geográfico. Ha conocido numerosos
substratos, entre los cuales el catalán y el castellano son los más
relevantes. Se distinguen varios dialectos:

• Campidaniano
• Logudoriano, que constituye la lengua considerada clásica.
• Nuorés

Los dos últimos dialectos mencionados son más arcaizantes


que el primero.

14
Actualmente en la Península Ibérica se hablan cuatro lenguas,
de las cuales tres son románicas, la cuarta es el vascuence o eúscara
(quien tiene también una enorme deuda con el latín, que le aportó y le
sigue aportando un gran caudal léxico).

15
CAPITULO II

EL ESPAÑOL

2.1 ÉPOCA ANTIGUA:

La península ibérica antes de la invasión romana:

España en sus inicios estuvo habitada por los pueblos Iberos,


Vasco, Celtas, etc., quienes hablaban sus respectivas lenguas.
Sus primeros invasores fueron los antiguos fenicios, griegos y
cartagineses, entre los siglos XV y V a.C. Al parecer Spanija “Tierra de
conejos” fue el nombre dado por los cartagineses a la península Ibérica,
luego los romanos lo llamaron Hispania y que desde el Medievo se
denomina España.

De esta época prerromana el idioma español ha conservado


algunas palabras sueltas como: arroyo, balsa, barro, manteca, perro,
lanza, etc.

La invasión romana y la latinización de España:

En el siglo III a. C., España sufrió la invasión de los romanos y su


influencia persistió hasta el siglo V d.C. Los romanos durante este periodo
impusieron sus costumbres, su cultura, sus normas jurídicas y, por
supuesto, su lengua: el latín. Pero no fue el latín culto, utilizando por las
personas ilustradas (funcionarios, políticos e intelectuales) el que llegó a

16
tierras conquistadas, sino el latín vulgar empleado por el vulgo o pueblo
(comerciantes, plebeyos y soldados)

Con el correr del tiempo el Latín vulgar fue transformándose por


influencia por lenguas nativas o prerromanas y dio origen a lenguas
romances o neolatinas (En España: Catalán, gallego, castellano; en el
resto de Europa: francés, italiano, rumano, portugués.)

Sin lugar a dudas, el latín vulgar es la lengua más importante en la


formación del español, tanto por el amplio léxico heredado (se calcula que
de cada 100 palabras, 75 provienen del latín), como por el aporte de su
estructura gramatical. Entre las palabras que se incorporaron sin variación
tenemos: alba, luna, arena, amor, honor, planta, sol; con leve variación:
lengua (lingua), agua (aqua), paz (pax), tierra (terra), boca (bucca),
sombra (umbra), regla (regula), noche (nocte), fuerte (forte); con gran
variación: uña (ungue), oír (audire), hijo (filium), dedo (digito).

2.2 ÉPOCA MEDIEVAL:

2.2.1 La lengua y las influencias visigóticas:

Al declive del Imperio Romano, los germanos, cuyo núcleo


dominante fue el pueblo visigótico, conquistan la península y
permanecen allí durante los siglos V y VI de nuestra era. La influencia
del germano en la naciente lengua española fue mínima. Entre sus
aportes se conservan vocablos relacionados con la guerra: espía,
tropa, guardia, ganar, guerra, mariscal, etc.; de tipo domestico: ropa,
gala, guante, falda, jabón, guisar, etc. En cuanto a nombres tenemos:
Enrique (rico en fincas), Elisa (atrevida), Francisco (libre), Álvaro
(atento a todo), Elvira (mujer grande y fuerte), etc.

17
2.2.2 Influencia de la dominación árabe:

Larga fue la estadía del pueblo árabe en la península española,


después de haberla sometida en el año 711 (s. VIII) su dominio se
extendió hasta el año de 1492.

Durante ocho siglos, los árabes influyeron de manera importante


en la cultura española.

Los árabes aportaron nuevos conocimientos que se manifiestan


en las ciencias, las letras, las artes, la medicina y la filosofía. Se
calculan en más de 4, 000 las palabras que se integran
progresivamente al español. Citemos, por ejemplo, en ciencias:
álgebra, guarismo, cero, etc.; guerra: almirante, alférez, atalaya, zaga,
etc.; cargos y empleo: alcalde, alfarero, albañil, etc.; agricultura: arroz,
algodón, azúcar, naranja, zanahoria, etc.

2.2.3 Lucha de reconquista y consolidación del idioma español:

En el siglo X, los reinos de España, especialmente el de Castilla,


comienzan a expulsar a los invasores (Lucha de Reconquista) y ya se
aprecia en ellos su propia lengua romance, con características
diferenciables; las principales eran el castellano, en el centro; el
gallego, en el oeste y el catalán, en el este. Entre los siglos XI y XII, el
castellano se expande se impone en España por tres razones:

a) Geográfica: Castilla está ubicada en el centro de España.

b) Política: poseía eficiente organización y poderío militar.

18
c) Lingüística: el castellano es sonoro, armonioso y vital.

En el año 1260, el rey Alfonso X “El Sabio” declara el


castellano idioma oficial. En el siglo XV, con los reyes católicos,
alcanza mayor hegemonía y comienza a llamársele idioma español.

2.3 ÉPOCA MODERNA

Enriquecimiento del idioma español y su difusión por el Nuevo


Mundo:

En el año 1492 tuvieron lugar dos grandes acontecimientos en el


aspecto lingüístico: Elio Antonio de Nebrija publica la primera Gramática
de la Lengua Castellana y el idioma se expande a nuevos continentes
(descubrimiento de América).

Los siglos XVI y XVII significa el apogeo y el esplendor del español;


por ello, esta época recibe el nombre de “El Siglo de Oro”.

La variedad y riqueza léxica del español se apoya con el enriquecimiento


de vocablos de otros pueblos como el que se produce con las lenguas
modernas. Del italiano: soneto, piano, novela, etc.; del inglés: fútbol, yate,
túnel, mitin, etc., de lenguas americanas: alpaca, cóndor, vicuña, papa
(quechua), cacao, tomate, chocolate (azteca), etc.

2.4 ÉPOCA CONTEMPORÁNEA:

19
El idioma español en el mundo

En la actualidad el español es una de las lenguas mas habladas,


pues, cerca de 400 millones de personas la hablan en diversas partes del
mundo, tales como: España, países hispanoamericanos, algunos pueblos
de África (Marruecos, Guinea, etc.), en ciertos lugares de Constantinopla,
Rumania (judíos sefardíes) y en las comunidades hispanas de los
Estados Unidos.

2.5 EL ESPAÑOL EN EL PERU:

El castellano hablado en el Perú, es una variedad de las muchas


que conforman el castellano general y, más concretamente, del llamado
de América: como tal: tiene su fisonomía propia y sus rasgos que lo
singularizan. En la unidad del castellano peruano se encuentran latentes
nuestras variedades regionales y sociales, que no por permanecer
ignoradas dejan de tener realidad.

Variedades dialectales del castellano en el Perú

Nuestro país, caracterizado por ser multilingüe y pluricultural, nos


coloca ante una situación compleja de interferencias o mutuas influencias
de lenguas y culturas que genera una fisonomía particular en el terreno
lingüístico. Los factores históricos, político – sociales y económicos que
condicionan el fenómeno de la lengua y en nuestro caso de confluencia
de lenguas, desencadena grados en la diversificación de éstas, al
desplazarse el uso idiomático hacia la lengua vernacular o hacia el
castellano, según sea el caso las modalidades se van cargando de
diversas connotaciones de carácter psicológico y social.

Por efecto de las migraciones del campo a la ciudad, la difusión de


los medios masivos y la enseñanza formal, básicamente, los sistemas
vernaculares se han ido asimilando al castellano y en las lenguas

20
vernaculares se produce un continuo lingüístico que da lugar a
gradaciones en el eje vertical de las jerarquías, en cuyo extremo superior
está el castellano y en el extremo inferior las vernaculares. Esta jerarquía
no corresponde a criterios lingüísticos sino a una situación de prestigio
que, desde la colonia, ha cargado de implicancias socioculturales de
estatus al castellano o las lenguas vernaculares.

CAPITULO III

EL IDIOMA GRIEGO

3.1 HISTORIA

El griego pertenece a las lenguas indoeuropeas, término que se


emplea para designar a un amplio grupo de lenguas cuyo antepasado
común, el indoeuropeo, es una lengua reconstruida, de la que no se han
encontrado restos escritos.

Dentro de las lenguas indoeuropeas, el griego presenta los


testimonios escritos más antiguos, tanto en lengua no literaria (tablillas
micénicas del siglo XIV a. C.), como en lengua literaria (poemas
homéricos, del siglo VIII a. C.)

21
La existencia del indoeuropeo fue deducida por lingüistas, al
observar similitudes entre las lenguas emparentadas.

Las tribus que hablaban el indoeuropeo se extendieron en todas


direcciones, hasta llegar por el este a la India y por el oeste a la península
Ibérica y las islas Británicas. Salvo algunas excepciones, como el
éuscaro, todas las lenguas de Europa proceden de este tronco lingüístico
común.

Los hablantes del griego antiguo se establecieron en la península


Balcánica aproximadamente al principio del segundo milenio a. C.

3.2 ORÍGENES

Dentro de la cultura occidental la lengua griega ha tenido un


impacto cultural muy considerable, llegando a ser la principal fuente de
neologismos en léxico. Desde el punto de vista histórico y filogenético el
griego clásico y las otras formas de griego son lenguas indoeuropeas
resultado de la evolución a partir del proto-indoeuropeo o, mejor dicho, el
complejo de lenguas indoeuropeas que desde el V milenio a. C. fueron
traídas por pueblos seminómadas a Europa (probablemente procedente

22
de las llanuras que se extienden de los Urales a los montes Tianshan, que
cierran el paso al Xingiang y la Mongolia interior (hoy dentro de China).

La lengua griega, al igual que las lenguas del grupo indoario y


armenio, deriva lingüísticamente de los dialectos hablados pueblos
indoeuropeos. Se ha conjeturado que dichos pueblos se habrían
desplazado a mediados del cuarto milenio antes de nuestra era desde las
estepas del norte del Mar Negro (o Ponto Euxino) al valle bajo del río
Danubio. Desde esta región los hablantes de proto-helénico se
desplazaron en dirección sur, hacia la Península Balcánica, llegando
hasta el Epiro y Macedonia, donde se configuraron dos ramas dialectales
diferenciadas: el griego oriental, más innovador y cuyos hablantes se
desplazaron hacia el Sur durante la primera mitad del segundo milenio
a.C., dando lugar a los dialectos jónico y aqueo, y el griego occidental,
más conservador y del que se derivaron los dialectos dórico y eólico.

3.2.1 Griego Arcaico.

Durante el curso del segundo milenio a.C. se estima que


pueblos de lengua griega llegaron a la península griega y a algunas
islas del Egeo la primera ola de hablantes de dialectos griegos.
Homero llama a estos primeros griegos ajaioi (αχαιοι, aqueos), que
son citados en las fuentes hititas como ajjiiaua. El habla de estos
aqueos parece ser la base de lo que más tarde constituyó la base de
los dialectos jónico-áticos. Se conoce muy poco sobre los pelasgos,
habitantes pregriegos de la península griega que fueron, o bien
desplazados, o bien absorbidos por hablantes griegos. Los grupos
consonánticos nth y ss que proliferan en la toponimia de Grecia:
Knossos, Korinzos, Zakinzos, y en los nombres de plantas: akanza
(arbusto espinoso), kyparissos (ciprés), etc. son de origen pelásgico
(una lengua de la que no se sabe si era o no indoeuropea). Tampoco
sabemos mucho sobre los minoicos de Creta, que nos dejaron

23
numerosas inscripciones en Lineal A y hablaban una lengua no
indoeuropea la cual sin embargo con toda probabilidad debe haber
dejado —en cuanto substrato— importantes huellas en el griego dado
el grado de importancia cultural y socioeconómica a la cual llegaron
las civilizaciones minoica y la cicládica en la cuenca del Mar Egeo.

Estos aqueos, muy influidos culturalmente por la civilización


minoica (tal como se observa en su arte) dieron lugar a la importante
civilización micénica durante la edad de Bronce, que abarca desde el
1500 a. C. al 1100 a. C. Del griego de estas gentes tenemos las
inscripciones en escritura Lineal B, derivada de la escritura lineal A
minoica. La lengua de estas inscripciones en bustrófedon es
claramente una forma de griego, bastante uniforme a lo largo de todo
su dominio, que se conoce como griego micénico. En el s. XI a. C., la
civilización micénica llega a su fin a causa de las invasiones de otro
grupo griego, hablantes de dialectos dóricos, que ocuparon el
Peloponeso y Grecia Oriental. A esta época le sigue una importante
redistribución de pueblos griegos, y el lineal B deja de usarse,
entrándose en una época oscura de la que se carece de testimonios
escritos directos.

Entre los siglos XI y VIII a. C. se escribieron los poemas


homéricos, basados en una tradición oral anterior que se remontaría a
la época micénica. Estos poemas fueron escritos en una mezcla de
dialectos eolios y dialectos jónicos y en un alfabeto basado en un
modelo fenicio, en el que se reutilizaron ciertos símbolos alfabéticos
correspondientes a laringales inexistentes en griego como símbolos
para escribir las vocales (en una lengua semítica las vocales no
resultan tan necesarias para la comprensión de lo escrito y eso
explica en parte porqué los alfabetos semíticos suelen carecer de
ellas). Este alfabeto griego sería adoptado por los diversos pueblos
griegos y en una de sus versiones fue adaptado por los etruscos y de

24
ellos pasó a los latinos, convirtiéndose en el sistema de escritura más
universal.

3.2.2 Griego antiguo

El llamado griego clásico es una forma literaria estandarizada


basada en el habla de Atenas que era un dialecto ático con una fuerte
influencia jónica (llamado también jónico-ático). Además de este
griego clásico siempre existieron otras variantes de griego en la
antigüedad llamadas usualmente #Dialectos del griego antiguo por
más que realmente deben concebirse como lenguas griegas
diferentes del griego ático, aunque estrechamente emparentadas con
él. Las obras más reconocidas de la literatura griega están escritas en
griego clásico. Esta variante de griego constituyó importante fuente de
la tradición cultural occidental, y en ella escribieron autores como:
Esquilo, Sófocles, Eurípides, Aristófanes, Safo, Anacreonte, Píndaro,
Menandro, Platón, Aristóteles, Demóstenes, Herodoto, Tucídides y
Jenofonte.

Hacia los primeros años de nuestra era, este griego clásico


había sufrido ciertos cambios fonéticos y además había tomado
formas de otros dialectos, y habían ido eliminándose algunas
peculiaridades que distinguían el área dialectal de Atenas, dando
lugar a una forma de griego conocida como hê koinê dialektos (lengua
común) o griego helenístico utilizado por los autores de Alejandría
(quienes utilizaban el dialecto llamado alexandriné koiné) y Bizancio,
que llegó junto con el latín, a ser lengua oficial del Imperio Romano
(en el área oriental del Imperio Romano se utilizaba como lengua
general la koiné griega, y esto se reforzó al dividirse el Imperio
Romano en el 395, de modo que el Imperio Romano de Oriente era
un estado preeminentemente grecófono). Durante el período bizantino
se registran ciertos cambios fonéticos que harán evolucionar este
griego helenístico hacia lo que se conoce como griego bizantino el

25
principal dialecto del llamado griego medieval, la lengua popular de
Bizancio, que es la base del moderno griego.

3.2.3 Griego moderno

El griego moderno, lengua oficial de Grecia y Chipre, es una


lengua diferente del griego antiguo con características gramaticales y
fonológicas diferentes resultado de la siglos de cambio lingüístico
durante los cuales las estructuras del griego antiguo cambiaron hasta
dar lugar a una lengua diferente. Dicho de otra manera los hablantes
de griego moderno no son capaces de comprender los textos en
griego antiguo, si previamente no han estudiado dicha lengua, porque
aunque ambas lenguas están relacionadas, no son mutuamente
inteligibles, de la misma manera que el español moderno y el latín no
son mútuamente comprensibles. En cierto sentido el griego moderno
es al griego antiguo lo que las lenguas romances son al latín clásico.

3.3 Dialectos

Los datos de las inscripciones y de los textos literarios muestran


que en época clásica la lengua griega consistía en una serie de dialectos.
Las diferencias entre ellos, lo suficientemente pequeñas para permitir a
cada ciudad griega entenderse con las otras, reflejan el movimiento de los
pueblos griegos en épocas remotas.

3.3.1 Dialectos antiguos.

26
EXTENSIÓN DE LOS DIALECTOS GRIEGOS ANTIGUOS

1 a 4: eólico, 5: jónico y 6: ático, 7 a 14: dórico, 15 a 18:


noroccidental,19 a 21: arcado-chipriota

La lengua griega de la antigüedad se hablaba no sólo en la


antigua Grecia peninsular, sino también en las colonias, dando lugar a
los distintos dialectos que conocemos de la misma.

a) Jónico-ático: Grupo dialectal formado por: Jónico y ático.


b) Eólico: Se hablaba en la parte norte de la costa de Asia Menor, en
la isla de Lesbos, en Tesalia y en Beocia.
c) Dórico y Griego del Noroeste: Abarcaba el noroeste de Grecia,
principalmente gran parte del Epiro, Malasia y Macedonia, así como la
península del Peloponeso, la parte sur de la costa de Asia Menor, las
islas de Creta y Rodas y gran parte de la Magna Grecia.
d) Arcado-chipriota: Hablado en Arcadia y la isla de Chipre.

El griego que a menudo se estudia como modelo de lengua


de la antigüedad es el que corresponde al dialecto ático, ya que
literariamente llegó a superar a todos los demás dialectos,
principalmente en los siglos V a. C. (también conocido como el «Siglo

27
de Pericles») y en el IV a. C. En este dialecto escribieron los grandes
autores de la literatura griega: los poetas trágicos Esquilo, Sófocles y
Eurípides, el poeta cómico Aristófanes, los historiadores Tucídides y
Jenofonte, el filósofo Platón y los oradores Lisias, Demóstenes y
Esquines. El ático se caracterizaba por su eufonía —poseía cierta
calidad musical— debida a la contracción de las vocales y al uso
equilibrado de los diptongos, acentos y pneumas; por este motivo y
por la importancia comercial y cultural de Atenas, especialmente a
partir del Helenismo resultó el dialecto que sirvió de modelo para la
constitución del conjunto idiomático común (koiné) de los hablantes
de griego.

3.3.2 Dialectos actuales

a) Póntico-capadocio hablado hasta 1921 en las costas anatólicas del


Mar Negro (por ejemplo en las ciudades de Trapesonte y Sinope),
la derrota que sufrieron los griegos por parte de los turcos en esos
años, derrota seguida de genocidio por parte de los otomanos hizo
que -como la mayoría de los griegos de Constantinopla, Jonia y
Tracia Oriental- los hablantes supervivientes se refugiaran en el
territorio mantenido por el estado griego, aún algunos millares de
personas hablan este dialecto, en especial el póntico, en su región
ancestral.
b) Tsacónico, dialecto de directa procedencia dórica hablado en la
pequeña región de Tsaconia en la costa noreste del Peloponeso al
este de la ciudad de Trípolis.
c) Grecánico, dialecto hablado en algunos puntos costeros del
extremo sur de la península italiana, el número de sus hablantes se

28
ha reducido mucho, siendo unos 5.000 en el 2006, una de las
características diferenciales más evidentes de este dialecto es que
se escribe con caracteres latinos.
d) Grico o griego salentino, dialecto hablado en dos áreas hoy
aisladas del extremo sudeste de la península italiana en las
proximidades de Lecce el principal enclave y casi inmediatamente
al sur de Tarento el segundo enclave (más exactamente en
Talsano). Es de notar que hacia 1900 el 80% de los habitantes de
la Península Salentina (el tacón de la «bota italiana») hablaba el
grico mientras que hacia el 2001 el porcentaje se había reducido a
aproximadamente un 30%. El grico hoy está aceptado por Italia
como una lengua de minoría étnica nativa en la llamada Grecia
Salentina.

3.3.3 La lengua común

A partir de la unificación de Grecia bajo Filipo de Macedonia, el


dialecto ático, ligeramente alterado por el contacto con los demás
dialectos, se impuso como lengua literaria en toda Grecia y se
extendió con las conquistas de Alejandro Magno a todo el Oriente.

El dialecto resultante se llamó lengua común o koinè glôssa


[κοινὴ γλώσσα]. En ella escribieron, entre otros, el filósofo Aristóteles,
el historiador Polibio y el moralista Plutarco. Asimismo, este dialecto
constituye el fondo del griego bíblico, tanto del Antiguo como del
Nuevo Testamento.

La koinè también se difundió en gran parte de las costas


occidentales del Mar Mediterráneo hoy correspondientes a los
estados de Italia, Francia y España, de modo que se hablaba o era

29
muy conocida durante el helenismo -por ejemplo- en Neapolis,
Tarantos, Siracusa, Panormos, Sýbaris, Brindisi, Akragas, Crotona,
Región, Nikaia, Monoicos, Antípolis, Massalia, Narbona, Sagunto,
Emporion y Cirenaica (noreste de la actual Libia).

Durante el período bizantino la lengua griega perdió su antiguo


carácter, por la evolución de sus formas y por la mezcla de elementos
extraños, dando origen al griego moderno. De este modo al resurgir el
estado griego en el siglo XIX se planteó un dilema, o «depurar» el
idioma volviendo al clásico (al llamado kazarévusa) o mantener el ya
usual «neoheleno» o demótiko (popular), ha prevalecido la segunda
de las opciones aunque en la literatura suele usarse el kazarévusa.

3.4 Alfabeto

El alfabeto utilizado por el griego moderno es prácticamente el


mismo del griego clásico, sólo se ha modificado el sonido de algunas
letras. En cambio quedaron obsoletas algunas letras dialectales o
arcaicas usadas hacia los siglos VII y VI a. C. tales como la doble gamma
o digamma (valor fonético aproximado: (w), la qoppa (q), la sampi o
disigma (hs) y la stigma (ts) y la san (s). También cayó en desuso una
forma de escribir la letra sigma usada en el koiné alejandrino y en el
griego bizantino cuyo grafema era una ce, letra que ha quedado como
legado en el alfabeto cirílico con el valor fonético de s.

3. 5 Importancia

30
Es la única lengua europea de la que hay testimonio de uso
hablado y escrito durante 3500 años ininterrumpidos - Es la lengua de la
cultura griega: en ella se expresó la filosofía, la ciencia y el arte literario
creado por los griegos - Es la lengua que ha entregado y sigue
entregando elementos a la lengua castellana (y a las lenguas del mundo),
tanto en el léxico de uso corriente, coloquial, como en el de la cultura.

CONCLUSIONES

1. Las lenguas románicas son producto de una serie de factores: el


tiempo, la extensión de la península y la influencia de las lenguas
prerrómanicas.

2. A raíz de la evolución del latín vulgar, las lenguas romances surgieron.


Pero unas se quedaron en el tiempo, y otras son aún empleadas.

3. España en sus inicios estuvo habitada por los pueblos Iberos, Vasco,
Celtas, etc., quienes hablaban sus respectivas lenguas. Sus primeros
invasores fueron los antiguos fenicios, griegos y cartagineses, entre
los siglos XV y V a.C. Al parecer Spanija “Tierra de conejos” fue el

31
nombre dado por los cartagineses a la península Ibérica, luego los
romanos lo llamaron Hispania y que desde el Medievo se denomina
España.

4. El latín vulgar es la lengua más importante en la formación del


español, tanto por el amplio léxico heredado (se calcula que de cada
100 palabras, 75 provienen del latín), como por el aporte de su
estructura gramatical.

5. En la actualidad el español es, por numero de hablantes, la tercera


lengua del mundo, es una de las lenguas mas habladas, pues, cerca
de 400 millones de personas la hablan en diversas partes del mundo

6. El idioma griego tal y como lo conocemos hoy en día, no es el mismo


de antes, pues ha sufrido diversos cambios fonéticos como
fonológicos, debido a los innumerables pueblos que lo hablaron y
conquistaron. Es la lengua que ha entregado y sigue entregando
elementos a la lengua castellana.
BIBLIOGRAFÍA

1. MAQUE GUERRA, Juan y CANCHARI LAQUE, Sixto.”Lenguaje y


literatura española”. Edit. R.P. Impresiones. 2002. Perú .
2. http://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_griego
3. http://www.santiagoapostol.net/latin/lengua_griega.html
4. http://www.plataforma.uchile.cl/fb/cursos_area/griego/modulo1/defa
ult.htm
5. http://es.wikipedia.org/wiki/Lenguas_romances
6. http://enciclopedia.us.es/index.php/Lengua_romance
7. http://enciclopedia.us.es/index.php/Lengua_romance
8. http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/scclng/3578284
2903240384100080/p0000001.htm#I_0_

32
9. http://www.filos.unam.mx/LICENCIATURA/introduccion/Company_
Formacion_lenguas_romances.pdf
10. http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/cclasica/esc333c
a1.php

33