Está en la página 1de 3

INVESTIGACION Y ANALISIS

los mas vulnerables. Un matrimonio con su perro, al que alguien abrigó de rojo, en una vereda de Congreso, asistido por un voluntario de Red Solidaria, una Organzación No

Cómo vivieron los sin techo la


la ola polar en las calles de la capital

noche del día más frío en 10 años


PERFIL recorrió anoche las calles de la Ciudad de vivienda y duermen en las veredas. PERFIL también también los alimenta. Historias de argentinos que
Buenos Aires junto con voluntarios de la Red Soli- visitó los refugios de la Municipalidad de Buenos viven en la capital del país y son los más vulnerables
daria, que distribuyen frazadas, camperas, alimen- Aires, cuyo personal recoge gente sin techo en ve- en esta ola de “aire frío de origen polar”, como des-
tos y donaciones entre las personas que no tienen hículos públicos y los aloja en esos lugares, donde cribió el Servicio Meteorológico Nacional.

Daniel Guebel* moral, el punto que le permitió impresión de estar gobernado vuelven a abrir a las seis de la flor, situado en Piedras 1583,
¿Tiene el ojo una función que amar al Führer y entregarse a por criterios bestiales. Gente mañana, porque no se puede sólo se recibe a mujeres solas
permite evitar los efectos de su desenfreno criminal, Speer a la que otra gente quiere que permanecer en ellos durante y a madres solteras.
una mirada? ¿Escapaz el ojo recordó que a la mañana si- desaparezca de su vista. el día. Es una especie de enorme
de parpadear y quitar, como guiente de la Kristallnacht, Datos, números, personas. Pero desde que comenzó lo mansión venida a menos, lle-
una basurita de la conscien- aquella noche en que las SS En la Ciudad de Buenos Aires que los asistentes sociales de- na de escaleras y habitaciones
cia, aquello que salta a la vista? salieron a romper las vidrieras hay censadas alrededor de nominan el “horario polar”; es pequeñas, que ahora tiene el
Quizá tengan razón los que di- de los comercios de los judíos 1.400 personas que no tienen decir, cuando la temperatura aspecto a la vez voluntarioso y
cen que un fascista no es más berlineses, él, Albert Speer, un dónde vivir y rotan. baja de los ocho grados, están descuidado de un geriátrico.
que un burgués asustado. buen burgués ilustrado, él iba Permanecen en la calle o abiertos durante todo el día. Cada habitación tiene el
En un libro de entrevis- camino a su trabajo y lo que buscan refugio –o son lleva- Muchas de las personas que nombre de una famosa actriz
tas impecable y monumen- le molestó no fue la destruc- dos– a los siete paradores pro- los ocupan durante la noche o cantante del pasado: Tita
tal, Albert Speer, su lucha ción y la barbarie implícita en pios o los diecisiete que fun- tienen trabajos diurnos, pero Merello, Azucena Maizani, Li-
con la verdad, la periodista los atentados sino el efecto de cionan bajo convenio con el otros no. bertad Lamarque. No veo que
Gitta Sereny arrancó una desorden que producían los Gobierno de la Ciudad, y que No es extraño encontrarse figure Mirtha Legrand.
respuesta reveladora al arqui- cristales desparramados en la tienen lugar para una pobla- con algunos que han sufrido El parador tiene lugar para
tecto favorito y ministro de ar- acera. ción total de 1.700 personas. accidentes y que ya no están albergar a unas sesenta muje-
mamentos de Hitler. Los que viven en la calle son Esos centros se abren a las en condiciones de seguir den- res, que reciben alimentación
Preguntado por el punto en los judíos de un mundo que seis de latarde, se cierran a eso tro del circuito laboral. preparada por nutricionistas y
que se quebró su conciencia pocas veces nos libra de la de las ocho de la noche y se En el parador Azucena Villa- que contempla las necesidades
Perfil - Sábado 17 de julio de 2010 el observador - 57

fotos: silvina von lapcevic

Gubernamental. Y hombres sin vivienda en un refugio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde anoche comieron y durmieron, en Parque de los Patricios.

hipercalóricas de una pobla- Los paradores reciben a per- obtener documentos, base in- En esa articulación, se reco- Prevención contempla inter-
ción que pasa la mayor parte sonas individuales que oscilan dispensable para conseguir un rre la Ciudad buscando a los venciones cuando las personas
del tiempo en la calle. María entre los dieciocho y los sesen- trabajo en el circuito legal. que ya ni siquiera acuden a los que permanecen en la calle
Laura Alonso y Rosario de ta años. Es algo difícil. Muchos en- refugios: son aquellos que han sufren hipotermia o están en
Bonis, coordinadoras del área Quienes pasan la escala, van tre quienes están en la calle se aceptado su situación precari- estado confusional o no pue-
social, me transmiten informa- a hogares de tercera edad. acostumbran a todo, se ubican zada, armaron su propia red den acudir al refugio por sus
ciones. En los paradores que regen- en una situación de dependen- social, y no aceptan las limita- propios medios.
De la totalidad de los que vi- tea el Gobierno de la Ciudad de cia del Estado; sólo esperan ciones horarias y de hábitos de Sin embargo, como todos sa-
ven en la calle, se alojen o no Buenos Aires hay personal es- que esa providencia no deje cada refugio, porque duermen bemos, hay gente que muere
en los paradores, el 80% son pecializado, equipos interdis- de funcionar. y comen distinto, y se bañan de frío en la calle.
hombres. ciplinarios que intentan evitar Existe algo que se llama Plan o no. El parador de Herminio
La mayoría ingresaron en la cronicidad del circuito calle- de Prevención y que articula al Han armado otro circuito, Massantonio 2970 en Parque
ese circuito al perder su fuen- parador-calle, acompañando SAME con Defensa Civil y el están fuera de los hábitos so- de los Patricios tiene lugar pa-
te de ingresos y no poder re- a las personas a que realicen Ministerio de Desarrollo de la ciales colectivos. ra setenta varones. Es una es-
incluirse en algún circuito la- sus trámites ciudadanos para Ciudad. En esos casos, el Plan de tructura también enorme, pero
boral. con estilo de galpón.
La miseria, la imposibilidad El director del centro, Mi-
de remontar, quiebra la lógica guel Berdulani, comenta que
de sus circuitos familiares, los en los últimos años ha crecido
lleva a buscar oportunidades la población matrimonial que
cada vez más lejos del hogar, acude a esos refugios.
hasta que simplemente ya no En el que él dirige sólo hay
pueden regresar. varones, lo que desde luego
Algunos mienten que han no excluye homosexuales ni
encontrado trabajo en provin- travestis.
cias, y están parando allí. A Estos últimos, antes de que
algunos los arrasa el alcoho- se decida su destino, pasan
lismo y las drogas. por una evaluación psicológi-
El 20% de mujeres está cons- ca, para ver si arriban a uno de
tituido en su mayor parte por hombres o mujeres.
personas solas, que soportan ¿Qué dirá Bergoglio de ese
mucho menos que los hom- discernimiento? ¿Habrá en la
bres la inclemencia de vivir a Iglesia algún debate sobre la
la intemperie, y que a los tres opción?
o cuatro años de esa errancia Ya es de noche y es la noche
terminan convertidas en casos más fría del año cuando reco-
psiquiátricos. rro Plaza Congreso. 
Incluso aquellas que sólo Desparramados en los ban-
piensan en conseguir un techo
propio y armar una familia. en accion. Manuel Lozano, en el centro y voluntarios de Red Solidaria, en el barrio de Congreso. Sigue en pág. 58
t
58 - el observador Sábado 17 de julio de 2010 - Perfil

luis micou

t Viene de pág. 57 ro no de la rama de los millo-


narios.
cos y sobre los escalones de La gente de la red recorre la
símil mármol de los bancos y noche y da comida y los acom-
los ministerios, los que no tie- paña a hacer los trámites para
nen techo ni comida. Ya pasó sacar el DNI porque con el DNI
la ronda de combis del gobier- no se tiene solo una identidad:
no de la ciudad y se llevó a se tiene el derecho a ingresar a
quienes pudo a losparadores un parador nocturno y a sacar
nocturnos. ¿Por qué estos no una asignación por hijo y a re-
fueron? No sé, no puedo pre- gresar al mercado del trabajo.
guntar. ¿Qué decir? ¿“Estoy en La estructura del Estado na-
nota y quisiera saber por qué cional parece confundir la pro-
no eligió techo…”? tección social con la condición
La gente de la Red Solidaria de votante.
liderada por Juan Carr se des- En una novela de un escritor
parrama por la zona. argentino se contaba un episo-
Son una multitud de volun- dio extraído de Últimos días de
tarios que entregan frazadas, Emmanuel Kant, de Thomas
camperas, sopa caliente, do- de Quincey.
naciones. Cuando fui a buscar el episo-
Han tramado, ellos sí tienen dio en el libro citado, la cita no
derecho al habla, al cruce de estaba. Decía la novela que en
palabras. “Si vos te les acercás, sus últimos días, este filósofo
tal vez te contesten agresiva- alemán, sentado en su sillón y
mente. Están acostumbrados ya sin fuerzas, recibió la visita

La fotógrafa le
El pibe se despierta,
apoya la mano en el
sonríe, recibe
brazo para sacarla
un paquetito de
de la repetición y
marmoladas de
explicarle y ella se
chocolate. “Qué
sacude, se encrespa.
bueno”, dice y come.
La gente le cuenta las
en la via. Un grupo sin techo ayer en la avenida 9 de Julio. Fue el día más frío en diez años.
El perro raza perro se como pregunta periodística saquen fotos?”. La fotógrafa le apoya la ma- buenas intenciones,
endereza también y por un tipo bien abrigado se Pasamos al lado de otros que no en el brazo para sacarla de
y fotógrafa y mujer
huele. Esta cubierto convierte en una acusación. también reciben y agradecen. la repetición y explicarle lo
El pibe se despierta, sonríe, Están tomando mate al des- que le están diciendo y ella se
terminan abrazándose
por una funda roja recibe un paquetito de mar- campado mientras TN asegura sacude, se encrespa, dice que
molados de chocolate. “Qué que nieva en Mar del Plata y en no la toquen. La gente de la
bueno”, dice y come. ocho provincias del norte. red le explica las buenas in- de su médico.
a ser maltratados, por eso re- El perro raza perro se ende- Ellos dicen que no tienen tenciones, fotógrafa y mujer Kant intentó ponerse en pie
accionan así. El otro día una reza también y huele. ningún problema en pasar la terminan abrazándose. Se me para saludarlo, pero no pudo
compañera nuestra vio como Está cubierto por una espe- noche al aire libre, tomando acerca alguien al viejo estilo hacerlo. El médico, conmovi-
un policía pateaba a uno de cie de funda de duvé o algo mate. “anarquista y atorrante”. Me do, le pidió que por favor de-
ellos, a una mujer embaraza- así, parecida, en su escala, a Una mujer se acerca. La gen- habla de Enrique III y Enrique sistiera del esfuerzo. Kant alzó
da, y le partió la pierna”, me aquellas con la que las viejas te de la Red le da una frazada IV, de la independencia france- la mano y dijo: “El sentimiento
dice Manuel Lozano, director locas de clase alta abrigan a polar, nueva, le dicen que no sa, de curas. de pertenecer a la humanidad
de la red. sus perros lanudos concheros pudieron traerle la campera Tiene la barba en punta, una aún no me ha abandonado”, e
Lozano es alto, atildado, tie- de peluquería para protegerlos todavía. barba que parece arrastrarlo hizo un nuevo intento.
ne los dreadlocks que difundió del frío que no sienten. Ella dice, en una jerga rara, y llevárselo en dirección de No recuerdo el resultado,
Bob Marley para beneficio de “Me desperté y vi que el pe- que siempre está en el ombú otros hundimientos del pen- pero algo de ese relato res-
peluqueros perezosos. rro estaba envuelto en esto”, –¿adentro, entre las raíces, so- samiento. plandece con una luz que no
Se acerca a una pareja que dice el pibe. bre las ramas como un pájaro Lozano me cuenta que el entibia el frío de la noche pero
duerme en una esquina, tapa- La fotógrafa toma imáge- alucinado?–, que pasan y no la otro día hablaron con uno que que ilumina algo cuando escu-
dos por decenas de trapos y nes del perro enfundado y el ven, que la busquen en el om- decía llamarse Rockefeller, cho que alguien le dice a otro:
restos de razadas. ¿Cómo, por perro descubre los dientes y bú, que pasan y no la ven, que que insistía en llamarse Roc- “Tomá que está recién hecho,
qué? No. avanza hacia ella ladrando. La la busquen en el ombú, que kefeller. Ellos, los de la red, se calentito”, y el otro sonríe y di-
Tal vez haya una dimensión fotógrafa retrocede y la mujer pasan y no la ven, por qué no rieron, amistosos, y el tipo se ce: “Calentito”.  n
de responsabilidad en el des- acostada le dice al marido: la ven cuando pasan, si ella, irritó y sacó un DNI que decía
tino personal, pero formulada “¿Ves? ¿Para qué dejás que le cuando pasan, los ve. clarito: “Rockefeller”. Era, pe- *Escritor y periodista

“Por ahora, aguantamos”


adrian stelhik

PEDRO YLARRI fierros y vidrios. “No hacemos núme-


Oscar tiene 30 años, una hija de diez ros, todos traen lo que pueden, junta-
y un varón por nacer. Vive con su es- mos 5 pesos cada uno y hacemos una o
posa debajo de una de las bajadas de dos ollas de puchero, o una parrillada
la Autopista 25 de Mayo y atiende a los fines de semana”, dice Oscar. No
PERFIL como quien recibe amigos tuvo suerte y sólo le alcanzaron un par
en casa. “Está de ocho meses, así que de frazadas por el frío, aunque asegura
nos aguantamos por ahora el frío pa- que el cartón, que es lo que abunda,
ra irnos a un hotel en un mes, cuando abriga de maravillas.
nazca, para eso tenemos algún billete En el otro extremo de la 9 de julio, cru-
ahorrado”, explica, señalando la rús- zando por el puente peatonal, el que
tica casilla en la que su mujer duerme atiende es “El Viejo”, quien reconoce
y se refugia del frío. Es cartonero, pero que el gobierno porteño ha traído su
esta tarde se ha quedado en casa para kit de supervivencia e incluso le han
cuidarla y ver si necesita algo. ofrecido a algunos de sus compañeros
La escena sucede a espaldas de la un lugar para pasar la noche y salvarse
iglesia de la Inmaculada Concepción, del frío. Sus amigos son cinco, entre
la segunda levantada en Buenos Aires, niños y adolescentes, y un hombre fla-
hace más de dos siglos, donde ahora co de barba larga, pelo ondulado por
otros tres chicos conversan en la mesa, la mugre, que tapado hasta la pera con
a metros del lugar en el que en un par cartones, sábanas y bolsas de arpille-
de horas habrá otra decena de perso- ra, fuma un cigarrillo sin tocarlo con
nas, todas dedicadas a juntar cartón, PRECARIEDAD. Sandra Baiza, sobreviviendo bajo la autopista en Constitución. la mano. n

Intereses relacionados