P. 1
Las Manos Del Alfarero

Las Manos Del Alfarero

|Views: 236|Likes:
Publicado porJorge Isaac Manzano

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Jorge Isaac Manzano on Aug 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2012

pdf

text

original

LAS MANOS DEL ALFARERO, LAS MEJORES MANOS Maestro: Jorge Manzano Edad: 13-17 años Verso lema: ´Ahora

pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotrosµ. Isaías 64:8 INTRODUCCIÓN Quizás alguna vez has pasado por un lugar donde venden artesanías, y te ha llamado la atención alguna de las cerámicas que allí ofrecen, imagina por un momento que estás viendo una vasija hermosa, con adornos muy bien diseñados, esta vasija te causa tanta impresión que no ahorras palabras para expresar su belleza y hermosura. Quizás hayas tomamos un tiempo para pensar ¿quién sería la persona que fabricó esta hermosa vasija? ¿Cuánto tiempo y dedicación fue necesario para sacar a la luz una obra de arte como ésta? ¿Cuál sería el proceso al cual fue sometida la materia prima que el alfarero utilizó? DESARROLLO Hubo un alfarero que hace muchos años tomó del polvo de la tierra para hacer una hermosa vasija, sus manos, las mejores manos le dieron forma a esta obra especial, de tal manera que sobresalía en medio de las demás y después de haberla realizado la puso en un lugar de privilegio. En este lugar él la veía, la contemplaba y era tanta su satisfacción que no podía quedarse sin palparle con sus manos. Pero algo trágico le sucedió a esta vasija, después de haber estado en ese sitio de honor, ese lugar de privilegio que mencionamos, la vasija se cayó y se rompió en pedazos, solamente pedazos quedaron de aquella obra esplendorosa, perdió su forma, ya no servía más para almacenar el agua y el aceite que solía depositarse en ella. Al caer en el suelo, los que pasaban por el camino la pisoteaban sin misericordia, el alfarero se dolía en su corazón por la condición en que había quedado su más grande obra, veía cómo en sólo unos instantes había perdido todo el esfuerzo y dedicación con el cual había hecho aquella vasija.

Para comprender cuánto representa una vasija de barro o de arcilla para un alfarero debemos investigar acerca de su proceso de fabricación, esto nos permite comprender que es toda una obra de arte su elaboración.  Las vasijas son hechas de barro, este barro debe estar constituido de tierra finamente dividida, debe contener algunas impurezas que dan la coloración y ayudan a mantener su forma durante la cocción.  El alfarero con sus manos le da forma cilíndrica, luego le hace un agujero con el dedo pulgar en la parte superior del cilindro. Para sacar la vasija del torno se pasa un alambre debajo de la base.  La pieza ya está lista para ser introducida en el horno, deben ser cocidas a temperaturas de 900 ² 1200 grados.  Cuando la arcilla ha sido sacada del horno puede efectuarse su decoración: incisiones, estampaciones o líneas y otros motivos. APLICACIÓN Tú y yo éramos aquella vasija que el Señor formó con sus manos, pero a causa del pecado perdimos la imagen de Dios en nuestras vidas, fuimos reducidos a pedazos que tirados en el suelo no daban muestras de valor alguno. Pero este alfarero viendo nuestra condición descendió desde el mismo cielo, desnudó su brazo y tomó lo que quedaba de nosotros y hoy ha hecho una obra que ningún otro podía hacer, porque sólo el creador, quien se acordó que estábamos hechos del polvo de la tierra, que éramos vasijas de barro, pudo hacer de nosotros unas nuevas vasijas, nos ha hecho depósito de su presencia gloriosa, su palabra mora en nuestras vidas, hoy podemos comprender que aunque estamos llenos de debilidad y somos vasos frágiles, nuestro excelencia está en el tesoro que Dios ha puesto en nuestros corazones. También es cierto que el alfarero aún no ha terminado su obra en nosotros, estamos en sus manos, él nos moldea cada día hasta que llegamos a la perfección, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, por esta razón cuando lleguen a tu vida pruebas y dificultades recuerda que tú eres barro en manos del alfarero, el te está limpiando, si es necesario algunas veces serás quebrantado pero al finalizar el proceso serás igual a aquella vasija hermosa en la que el Señor se deleitaba, ¿no sé en qué etapa del proceso te encuentras?

Quizás seas barro fresco al cual el Señor le está dando la forma, o ya seas una vasija formada lista para ser sometida al fuego, te quiero decir que puedes estar confiado en las manos del Señor Jesús, Él es el alfarero por excelencia.

Alabanza lema: Cambia Señor con tu Espíritu //Cámbiame Señor con tu Espíritu Cámbiame Señor hazme como Tú// Coro //Tú el alfarero, barro soy yo Cámbiame y límpiame es mi oración//

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->