P. 1
Construyendo futuro desde un preescolar: 1. Cara triste y Reto

Construyendo futuro desde un preescolar: 1. Cara triste y Reto

|Views: 35|Likes:
Preescolar comunitario Parte 1: La parte dura---Una realidad complicada, muchas carencias.

Luis Felipe Ulloa, Investigador y facilitador de procesos de reflexión y aprendizaje, ha sido docente de las maestrías “Gerencia de lo Social” y “Políticas Sociales, Protagonismo y Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes” en la Universidad Centroamericana de Managua (UCA) hasta la fecha de esta versión del texto (2012). Sus últimos libros publicados fueron: “Protagonismo desde adelante, desde atrás, desde todas partes” (2009, Fondo Editorial Libros Para Niños, Managua) y “Siete pláticas sobre las organizaciones de desarrollo hoy” (Editorial Guaymuras, Tegucigalpa. 2010.)
Preescolar comunitario Parte 1: La parte dura---Una realidad complicada, muchas carencias.

Luis Felipe Ulloa, Investigador y facilitador de procesos de reflexión y aprendizaje, ha sido docente de las maestrías “Gerencia de lo Social” y “Políticas Sociales, Protagonismo y Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes” en la Universidad Centroamericana de Managua (UCA) hasta la fecha de esta versión del texto (2012). Sus últimos libros publicados fueron: “Protagonismo desde adelante, desde atrás, desde todas partes” (2009, Fondo Editorial Libros Para Niños, Managua) y “Siete pláticas sobre las organizaciones de desarrollo hoy” (Editorial Guaymuras, Tegucigalpa. 2010.)

More info:

Published by: Luis Felipe Ulloa Forero on Aug 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2013

pdf

text

original

CONSTRUYENDO EL FUTURO DESDE EL PREESCOLAR COMUNITARIO

:
Parte 1: LA CARA TRISTE y RETO
Por:

Luis Felipe Ulloa (luisfelipeulloa@gmail.com ) Pinturas: María Ternura Ulloa

¿No le ha ocurrido a usted al observar una clase en una escuela primaria o en un preescolar, que su imaginación vuela intentando ver a esas niñas y niños unos años adelante? ¿Talvez cuando ya son adultos? ¿No le sucede que su imaginación se estaciona demasiado en la realidad actual y le muestra de pronto algún cuadro tenebroso o definitivamente desesperanzador? No es para menos: Todavía demasiadas niñas y niños están creciendo en condiciones que no son muy prometedoras. Traumas: La población actual nicaragüense ha vivido diversos traumas que van de la guerra a desastres -como los huracanes Mitch y Juana, el maremoto de la costa pacífica o el terremoto de Managuay a la ruptura de credibilidad en un buen número de sus dirigentes e instituciones. Diagnósticos por parte de diversas fuentes indica señales preocupantes en varios sentidos: tanto que se habla de un “desequilibrio emocional generalizado”. Niñas y niños son parte de esta situación patológica. Economía que patina: Deja saber un investigador que “El crecimiento económico ha redundado en el mejoramiento económico de una minoría de hogares, lo que ha posibilitado que solamente cerca del 5 por ciento del total de los mismos haya mejorado considerablemente sus niveles de vida, mientras el resto se empobreció”1. ¿Se perdió el cariño? Un estudio en barrios periféricos de Estelí señaló -entre otros hallazgos- la ausencia de expresiones de cariño dentro de la familia “que puede deberse a la inexistencia de cariño, a no saber expresarlo o a no priorizar su expresión” (2) y agregó que “Sea lo que sea cuando las niñas no reciben manifestaciones claras de cariño es muy posible que ellas mismas vayan a tener dificultad para expresar su propio

cariño a otros y otras, alimentándose una cadena transgeneracional de lo que el siquiatra Luis Carlos Restrepo ha llamado ‘analfabetismo afectivo’” (3). Violencia: Otra investigación estimó que solo en el casco urbano de Estelí para finales del año 2002 existían 37 marimbas o pandillas juveniles en las que se agrupaban entre 500 y 700 jóvenes, y de las cuales unas 22 eran consideradas transgresoras de la ley y el orden. Si la situación no mejora, detrás de ellos hay muchos otros niños rondando los 13 y 14 años que podrían incorporarse en las acciones violentas y que por ahora se conocen como “los junior”. Basado en trabajos anteriores el mismo estudio afirma que “la violencia ha tomado formas diferentes y está presente en todos los espacios de la cotidianidad juvenil”4. Ayudas que no ayudan: Con mucha frecuencia ni las políticas nacionales de atención social ni el manejo de la ayuda internacional por parte de ayudadores y ayudados han sido muy afortunadas5. Las intervenciones de desarrollo orientadas a lo productivo, lo infraestructural y en últimas a lo técnico han dejado entrever una “clara subestimación de lo interno de las personas”, es decir lo afectivo, lo emotivo, espiritual... lo ético6. Lo más profundo. El filósofo nicaragüense Alejandro Serrano Caldera, luego de repasar males del país como el empobrecimiento, la corrupción, la politización de órganos del estado, etc., afirmó en el año 2001 que “... la crisis más profunda que padece el país, es la crisis ética en la que se evidencia la pérdida de valores fundamentales y de la visión y acción estratégica orientada a un objetivo común y a los intereses generales de la Nación, los que deben estar por encima de los intereses partidarios y personales”7. Ya diez años antes el economista latinoamericano, investigador y docente universitario Alberto Supelano había afirmado que “el yerro de nuestras sociedades no es económico ni político, es moral”8.

Se trata de problemas de afecto y de demostración de afecto, crecimiento de la violencia cotidiana, vacío de valores fundamentales, limitaciones al desarrollo de la actitud científica, bajos niveles de originalidad, y subestimación por actores nacionales y externos de la parte espiritual de las personas, que contribuyen a su vez a afirmar la pobreza en su sentido más amplio. Y además, en medio de los discursos y los informes de logros, la educación en edades tempranas y en situaciones especiales, sigue enfrentándose a la desvalorización por parte de sectores sociales e institucionales, que no logran captar los beneficios que ella revierte en proporción al nivel de compromiso y esfuerzo comunitario e institucional. Es indudable que necesitamos disposición, creatividad y capacidad científica para buscar respuestas apropiadas pero aquí también hay inconvenientes. Según una ponencia presentada en el II Foro de Investigación de Centros de Educación Superior y Técnica de Las Segovias, y basada en experiencias de dos universidades, en nuestro medio se va castrando la actitud científica desde los primeros años de la infancia, de varias maneras, entre ellas: “controlando los porqué’s y otras iniciativas incómodas para las autoridades adultas respectivas -sobre todo padres y maestros-, enmarcando el pensamiento, simplificando la realidad, desestimando a quien se sorprende y maravilla con la vida, subestimando la pregunta auténtica, encasillando las maneras de expresión, etc”9. Planteamiento que nos hace tocar argumentos importantes que sustentan la apreciación del economista mencionado respecto a que en América Latina se ha copiado todo, excepto la originalidad10. En el próximo número empezaremos a ver que sí se puede hacer algo y se está haciendo. Seguramente algunos lectores y lectoras podrán hacer otros aportes al respecto en esta misma revista.
Fuentes:

Vargas, Oscar-René (1999). Pobreza en Nicaragua: Un abismo que se agranda. Managua, Centro de Estudios de la Realidad Nacional (CEREN). -- p.180 (2da edición) 2 Proyecto Miriam (2003) ¿Cómo está el trabajo de niñas y adolescentes? Situación de las Niñas y Adolescentes trabajadoras en cinco Barrios Peri-urbanos de Estelí vista por las propias protagonistas. Marzo 2003. (En proceso de publicaciónEmail: primaria@ibw.com.ni) 3 Restrepo, Luis Carlos (1995). “El derecho a la ternura”. – Bogotá, Arango editores, p. 27. 4 Ulloa, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación). Estudio propiciado por: la Asociación para la Investigación del Desarrollo Sostenible de Las Segovias –ADESO- y la Policía Nacional de Estelí. -- Estelí, Nicaragua 2004[?]- (En proceso de publicación durante el 2003) 5 Ver por ejemplo: Ayuda Popular Noruega (2003), “Actores Nacionales y cooperación solidaria en Nicaragua: Problemas y propuestas para hacer fructífera la relación y la acción”. Managua, APN Agosto 2003. 46p. (“Documento para trabajarlo”) 6 Ver por ejemplo: Ulloa, Luis Felipe (2001) Fundamentos y caminos para hacer capacitación: Una propuesta estratégica a partir de la experiencia del proyecto TROPISEC en el norte de Nicaragua. Estelí, TROPISEC, 2001. 106p. (Específicamente el capí1tulo: “El entorno: Capacitaciones en condiciones difíciles”. - -pp. 17-27) 7 Serrano Caldera, Alejandro (2001). Hacia un proyecto de Nación (Una década de pensamiento político).. Managua, Fondo Editorial CIRA (Colección “Sociedad y Política”). --p.151 8 Supelano, Alberto (1992) . “La Otra Modernidad”. En “Coyuntura Agropecuaria, Santafé de Bogotá, Centro de Estudios Agrícolas y Ganaderos (CIEGA). Vol.9, No.2, 1992, p59 9 Ulloa, Luis Felipe (2002). ¿Re-conocer y romper la herencia negativa de la educación formal desde la universidad? Aprendizajes desde dos experiencias introductorias en dos universidades diferentes de Las Segovias, en Nicaragua”. En: ADESO, Las Segovias. “La metodología de Investigación como forma organizativa del proceso de Enseñanza-Aprendizaje. Resumen de Exposiciones del II Foro de Investigación de Centros de Educación Superior y Técnica de Las Segovias. Serie Educación e Investigación, No. 3. Diciembre 2002. –pp12-30 10 Supelano, Alberto (1992) . ibidem
1

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->