Está en la página 1de 105
‘profi a eprodccin total o parc de et ben Sheet opin Se prad ‘hint paren Seer ta obra se publica con los auspeios dela uNco, Da oie Rrmercanma tone SAUCY aes aA 27 Hab oa DF ISBN 96516-38584 Ips en Masco INTRODUCCION El discurso filosofico contemporineo ha desterrado el pen- sarniento utépico det "terstorio dela esperanza” donde trai tionalmente habia encontrado refugio la nostalgia y desde onde se proyectaba el fatro. El "lugar que no existe” —ese pais de "ninguna parte” que el imaginario individual y colectvo he la amaniad fa rei reconocer en align punt del tempo ‘ode espacio se identifica ahora cn el desing semantico de a ‘lopla Se procama com alivio el “fin dels utopia” Se "decrela”| ‘quel atop ha mero, En la actlerada demolicin ce suenos y esperanzas con que se clara el mileno,lafineiénutspica que acompataraintimamente fl imaginario individual y colectvo dela humana Tolar de su historia, parece de golpe canceladay artojada al “bal” donde ofrecen en "Tiquidactin” ls fragmentos deideoogins © ideas erpobrecicas, un lnguaye de palabras gastadas yvaciadas| de toclo sentido “En las conversacionescoloqulales Ia palabra utopia és deva- Iada y ha llegado a tener na connotacion peyeratva, Todo planted que no ses “razonable” se kleniica con el signo de 10 lusoro, porque Ia utopia ha pasado a ser sinnimo de prospec «ion de lo imposible, sueno 6 quimera, proyecio desmesurado ‘que, aun evando pueda ser teorcamente positive, resulta sem. re irrealizable en toto caso ingeno. "ero, sabre to, el "sonar desert” inherent ala utopia se Identfica con wa inventario de “pesadillas”y todo proyecto toulizante reenvia al diagnstico de las "wlopas reallzadas”- Se duce que todo mateloutspico conduce inevtablemente a ta Titarismo, La mirada eritiea que se pasea a lo largo de la storia dol siglo xc encuentra sus sospechas y sis motives, porque a ‘sperana esgrimica come “atenea” lmpulso ut6pico se des mmiente tristemente, da a dia, en la fuerza inevitable de los Ihecos que invaidan sus razones. FERNANDO AINSA. DE LA EDAD DE ORO AEL DORADO Génesis del discurso ut6pico americano FONDO DE CULTURA ECONOMICA, /ERSIDAD DE NAVARRA, Us. t-6y.338 BIBLIOTECA DE HUMANIDADES Sin embargo, la desaparicisn del componente ut6pico y desert” del ans historic, poco, Hsieh tio cntemporinc, nore tan evident desde una pers feta lainoamercns, Foro pron, pore I simple an Posictin delpensamient utpico occidental ontinente Etec, prein deta nce oe trol fre {om uti ei storia arson, sobre todo, no ene en Sonia nes gue exe eel ere a ela (eco de {ISSjstes entctuniyprofendoey nnn aparetoment trrooclabe) yo que tte Amd, lem $e pan ten plitform deodotipo poli, sole, Mwai irae es ‘Uns tension uiplca que a Hevado(y sigue Hevando) a encuntt en Nuevo Mando de mucho sucosyeperaeas iravidale con sealldndss olctvas, Els expienepiosion Sigitcativos de Ia Nt, pro tamblén el “aileni de la {T8ctoninsofocada yin varied del pensamiento heterodox Iniamerian ov rulplenossoefosy proyectos bre io font nr expririn pts marales (indo frm) a rads “atop ia tod lo ue Tamante e=potenil pic ein Tesla cla queen te inventaio do gue “no-ao" ecamnte pon ber pi conrerse profs 0 Eulogo de proyectos yay enuncado dl ther i qe configu la ran enlopedia es esperanes america dae explicit de ee rc nde sun exe de vlur- timo, cuando no de providencllso. Las "imfyenes det dee on ol sper =u niger de is po- pos y soon on uw eal pico americana a pretend Plasmas se han deformado en arguetipor, cuando no Erereotiposy lgares comunes en gue los propos Innes. ‘ect nos eos cio rconce nas Yee: Un on inant que osha dao sempre a deamesure de a inten thopl, 2s decpen de ero, Enturatanproeian- Slots sabe "esting america" lea de Amerie 0 ‘cin ean ae su propio ae" Sr de Aer. in Nuesten Arde’ han ao ene de rsa intmoouccion , smalentendidos,axpecto sobre el que tendremes oportunidad de volver en el curso de esta obra. sta presencia permanente, cuando ro obsesva, de Io wtpico ‘en América Latina es atin mas sigificativa st se tiene en cuenta que, a diferencia de oteas areas idiomdticas como el frances inglés y aun el italiano ye alemén, el mundo hispénico no ha sido proclive al género topico. Cuosamente la lista de utopias ‘esertas en espanol es muy reducid. El recente esfuerzo por ‘recuperat textos olvidados y establecer Io que se ha llamado “una topologia de Ia imaginacidn hispanica”, no ha logrado Jnvertic lo que fue una caactristca desde la publiccin de In obra de Tomas Moro en 1516 y st inmedinta traduccion al east ano por Francisco cle Quevedo: la indigenin del nen tsp ‘0 de expresion espanol ero, entonces, por qué se ha dado y se da en América esta tension histriea tan vartacla en intencionesuthpiea y tan parca fen obras sistematicas del género?; por que justamente en. ‘América ese contaste entre la utopia sstematcada y I “pul siones” —alra Emst Bloch teas? recisando aun mus estos interrogants en el marco del estu- lo que desarrollamos en las pginas que siguen es posible nadir: por que el discurso «pico octidentl se estructura racionalmente en el momento del descubrimiento de América? por qué el persamiento europeo deposits en el Nuevo Mundo $7 no en otras regiones del globo Asin o Africa, por eemplo— “Suesperanza de un mundo mejor?; spor qué el hemisferio ame "Heano —tanto en of Norte com eno Sur—es el escenirio expe Fimental de muchas atopins? {Por qué la peimera representacltin dl alter mundus s frja «om imagenes que preceden su descubrimiento, simbolos y tpi os de In ideaidad —Paraiso, Edad de Oro, Jauja, Arca, opes que siguen vigentes hoy en a, cas 3) anos después? por que se da esta dunlidad erica y permanente, esta tension exas- perada y antingmica en relacion con nuestro continente, ree Fentes geografiecey contextuales que ya aparacen en fa primera ‘obra del género, la Utopia de Tomas Moro, y que se rela desde ‘entonces en ls ands sabre “nuestra América”? “Aventuras una hipotss: porque América ha tendo desde su origen, primo a ls oos de los europensy luego alos de os

También podría gustarte