P. 1
Agua Dura y Agua Blanda

Agua Dura y Agua Blanda

|Views: 4.725|Likes:
Publicado porEzequiel Fausto

More info:

Published by: Ezequiel Fausto on Aug 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC or read online from Scribd
See more
See less

11/18/2013

Agua dura

El agua de las piscinas es lo que determinará nuestro confort en ellas, es por eso que su limpieza y estado es crucial para que nuestra salud tanto como la comodidad no se vean alteradas; cuando el mantenimiento de la misma no está realizado correctamente pueden surgir diversos problemas, entre ellos podemos nombrar: agua turbia, agua verde, agua dura, agua rojiza, etc. En este artículo haremos referencia a una situación muy común que padece la gran mayoría de las piletas, el agua dura; trataremos de otorgar un guía no sólo sobre su significado sino también para combatir este mal y poder así disfrutar de baños relajantes y saludables.

¿Qué es el agua dura? definición
Empezamos este informe hablando del agua dura pero aún no hemos definido qué es realmente; se entiende por ella como agua que contiene más minerales que agua normal, en especial minerales de calcio y magnesio. El grado de dureza del agua será mayor cuanto más magnesio y calcio hay disuelto; ambos son iones positivamente cargados y debido a su presencia, otros iones con las mismas características se disolverán de forma menos sencilla en el agua, un ejemplo claro es el jabón, éste no puede disolverse en agua dura. Y aunque este tipo de agua puede ser muy importante en varios procesos industriales, es altamente perjudicial para nuestra salud y la de la piscina, y es por esto que, apenas se divisa, debe realizarse un tratamiento de ablandamiento del agua. Este tipo de agua puede llegar a taponar las tuberías y complicar la disolución de los químicos que se emplean para higienizar el natatorio, por esto se necesita eliminar los iones que hacen a un agua, un agua dura. En algunos casos además de eliminar el calcio y el magnesio, se debe remover el hierro ya que suele causar dureza en el agua, aunque en menor medida. Muchos recurren a los fabricantes de piscinas pidiendo productos químicos que solucionen este contratiempo, pero lamentablemente, hasta el momento, no se ha descubierto solución alguna que pueda ayudarnos. Podemos sí optar por un dispositivo de ablandamiento que se conecta directamente al suministro de agua o a la bomba de la piscina, dependiendo del modelo.

Ablandar el agua dura

Este corte transversal de un caño de agua muestra claramente el efecto dañino del pasaje de agua dura y la consecuente acumulación de sarro en su interior

El proceso de remoción del agua dura se hace a través de los ablandadores de agua, éstos son específicos intercambiadores de iones diseñados para eliminar aquellos que están cargados positivamente. Estos dispositivos eliminan mayormente a los iones de calcio y magnesio, es decir, a los minerales duros, convirtiendo el líquido en agua blanda; en casos en donde exista una alta presencia de hierro, también pueden utilizarse. Estos aparatos son capaces de eliminar cinco miligramos de por litro de hierro disuelto; pueden operar de forma automática, manual o semiautomática. Su tarea se basa principalmente en colectar los minerales que causan la dureza y contenerlos en un tanque colector que luego se limpiará una vez finalizada la tarea. Muchos se preguntarán cuánto costará este dispositivo, decimos que como todo en el mercado, sus precios varían según los modelos; podemos optar por ablandadores que funcionan por un tiempo programado y otros que son metro- controlados. Algunos modelos suelen trabajar con electricidad pero los más nuevos utilizan el poder del agua, y es aquí en donde radica la diferencia de precio; los que utilizan energía eléctrica son los más accesibles; también tenemos que señalar que los costos de ablandar el agua dependerán de la dureza de la misma, podemos optar por ablandadores de mayor o menor energía.

Es importante escoger el tipo de escalera adecuado para cada piscina; mientras que para las piscinas de acero (o, incluso, las de madera) probablemente sea mejor una escalera asimétrica del tipo “romana”, para una piscina desmontable, es preferible tener una escalera de acrílico, que resultará más liviana y facilitará su traslado cada vez que la piscina se arme o desarme. Además, siempre será más fácil reubicar una escalera de acrílico que una de acero, en caso de que se lleve a cabo una reestructuración completa de la piscina y se decida cambiar el lugar por donde se accede a ella. Sales que ablandan Aunque actualmente no existen productos químicos para eliminar la dureza del agua, sí podemos optar por sales que ayudan a ablandar el agua; éstas deben utilizarse en combinación con los ablandadores. La sal de roca, la de tipo solar y la evaporada son las más eficientes; toda ellas debe disolverse en agua antes de colocarse en el agua dura; podemos aplicarlas sobre el suministro de agua como en el espejo de agua de la piscina, y las cantidades dependerán del grado de dureza que deseemos eliminar.

Piscinas Agua.com

Agua blanda
El agua de los natatorios es el componente fundamental que asegurará nuestra amena estadía dentro de ella brindándonos relax, entre otras agradables sensaciones; pero para obtener un agua saludable es necesario pensar en sus cuidados y en los tratamientos que ésta debe padecer. Las piscinas se caracterizan por contener distintos tipos de agua que son el producto de mala higienización o de substancias que alteran su composición; es muy común encontrar agua dura, agua turbia, agua rojiza, amarillenta, etc. Pero dentro de este grupo mencionado el agua dura es la que más se hace presente mayormente en las piscinas; este mal es muy sencillo de combatir pero para lograrlo es necesario utilizar los procedimientos como productos adecuados para así obtener el agua blanda que tanto deseamos.

¿Qué es el agua blanda?
Antes de explicar los procesos existentes para obtener agua blanda en las piscinas debemos definir qué se entiende por ésta; el agua blanda --o suave-- es aquella que posee pocos minerales contenidos, como principal ventaja podemos decir que sus propiedades fomentan la acción de los detergentes y químicos que se emplean para limpiar los estanques. El agua suave no es potable, lo que significa que el ser humano no puede beberla pero sí utilizarla en algunos artefactos eléctricos como el lavarropas; el agua de lluvia, por ejemplo, se considera de este tipo. El agua blanda es exactamente lo opuesto al agua dura, la cual es alta en minerales disueltos, específicamente en magnesio y calcio, y aunque no es un riesgo para la salud, sí se convierte en un fastidio debido a la acumulación mineral en los bordes y fondos de las piscinas, lo que a largo plazo genera "incrustaciones" difíciles de quitar.

Obteniendo agua "suave"

Para muchos individuos el agua dura se convierte en un problema serio que, en muchas ocasiones, suele deteriorar las instalaciones como el material de construcción de su piscinas, es por esto que recurren a distintos métodos para ablandarla y así preservar tanto la vida útil de su natatorio como la del agua. El método más utilizado para obtener agua suave es la cloración salina, la misma se efectúa mediante cloradotes salinos en donde el cloro es fabricado; de esta forma los dueños de natatorios no necesitan comprar cloro para mantener el complejo. Lo que sí deben realizar es un análisis del agua regularmente para comprobar los niveles de minerales; a través de este método se obtiene agua suave y cristalina evitando las picazones en la piel y los ojos rojos. Además es preciso señalar, que el cloro que suele emplearse en tabletas o gránulos es muy peligroso y necesita de precauciones de transporte, almacenaje y utilización.

El cuerpo humano está formado por agua salada; su concentración normal es de 0,9% del peso del volumen, lo que equivale a 9.000 ppm (partes por millón); cuanto más próxima es la concentración de sal en el agua de la piscina a la concentración de nuestro cuerpo, mayor será el confort que el agua nos aporte (esto tiene su explicación en un hecho al que debemos remontarnos con mucha imaginación: la vida en la Tierra proviene del mar, pero la explicación orgánica de este fenómeno excede con mucho el objetivo del presente artículo). Si evitamos que la concentración de sal sobrepase los niveles mencionados anteriormente, entonces obtendremos agua suave; los cloradotes salinos generan un agua salada a estos niveles y es por eso que a los bañistas les parece mucho más agradable o dulce que el agua de mar. El agua blanda evita la formación de arrugas en la piel y la deshidratación del cuerpo; estos resultados se logran siempre y cuando tratamos la piscina con el clorador al menos 4 veces por semana. Otro de los sistemas empleados para generar agua suave es el denominado “intercambio iónico”; éste es un procedimiento rápido y reversible en el cual los iones impuros presentes en el agua son eliminados y reemplazados por una resina que produce dicho intercambio. El sistema de intercambio iónico logra suavizar o ablandar el agua mediante la eliminación de minerales de magnesio y calcio, agentes que causan la dureza; el agua dura atraviesa los tanques que contienen la resina de intercambio, luego el sodio allí dentro reemplaza la dureza natural de los minerales y permanece soluble en el agua ionizada. Así la misma queda liberada de hierro, magnesio, calcio y manganeso, es decir, obtenemos un agua suave que durará por varias semanas. Como podemos ver, eliminar la dureza del agua en las piscinas no es complicado y son muchas las alternativas que el mercado nos ofrece para realizar esta tarea; antes de elegir el medio por el cual ablandaremos la misma, debemos asesorarnos con especialistas, que nos recomendarán un método u otro, dependiendo de las concentraciones de minerales que el agua albergue.

Piscinas Agua.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->