P. 1
Educación - Personas con discapacidad

Educación - Personas con discapacidad

|Views: 3.207|Likes:

More info:

Published by: Roy Palomino Carrillo on Aug 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2013

pdf

text

original

Para el Padre Jesús Herrero, ex director de la institución, la educación inclusiva

abarca un conjunto de propuestas de inclusión educativa para los grupos huma-

nos más necesitados. Desde niños y niñas con discapacidad, pasando por alumnos

“fronterizos” (problemas de aprendizaje), niños y niñas rurales, hasta madres ado-

lescentes.

Los programas orientados a la educación inclusiva han evolucionado de

acuerdo con los cambios que se han producido en la sociedad. En esta institución,

la educación inclusiva que se está llevando a cabo tuvo sus inicios en la educación

especial y luego se amplió hacia la educación integradora.

Cuando hablamos de inclusión, yo entiendo muchas cosas, porque

entiendo en primer término que irían desapareciendo los colegios lla-

mados especiales. Y que esta educación llamada especial no fuera sino

un nivel más, una educación que ofrece un colegio regular. Un nivel

que acoge a los niños que no pueden integrarse en un aula con niños

regulares porque sus deficiencias son muy graves... el caso de parálisis

cerebral, es un decir. Para mí, ese es un primer término de inclusión.

Padre Jesús Herrero, Fe y Alegría

Otro tipo de inclusión se estaría dando cuando en los centros de educación

especial se trabaja como una primera etapa con alumnas y alumnos “fronterizos”,

ciegos, sordos, entre otros. En esa primera etapa, los alumnos deben tener una ca-

pacitación y formación especial que no puede otorgarse a través del centro regular,

y que les permitirá integrarse en un sistema regular. Esa es la experiencia que tie-

nen en su centro educativo especial, allí hay muchos niños que habiendo recibido

entrenamiento, pasan a los colegios regulares del movimiento en la propia zona.

En este caso en colegios regulares de Chimbote.

Los profesores del centro educativo especial son los encargados de hacer los

monitoreos, dialogan con los profesores de los colegios regulares a fin de que sepan

cómo manejar el proceso educativo del alumno integrado y preparan a la institu-

ción para este proceso. En búsqueda de una estrategia que responda cada vez más

a las necesidades de los alumnos, propusieron tener aulas regulares en el centro

educativo especial. La experiencia fue difícil por las dimensiones del alumnado, ya

APRENDER VIDA

139

que el colegio especial albergaba a 500 ó 600 niños y no tenía la infraestructura ni

los recursos para incrementar el número de las matrículas.

Otra forma de inclusión, que se trabaja en el nivel primaria de los Fe y Ale-

gría, es con niñas y niños “fronterizos fuertes”. Son alumnos que no pueden es-

tudiar en un sistema regular sin contar con una educación personalizada que les

permita integrarse. Esto implica que los alumnos van a tener clases adicionales con

una profesora especialmente dedicada a ellos, justamente para tratar de formar

en ellos las habilidades y competencias necesarias para permanecer en la escuela

regular. Este tipo de experiencias se llevan a cabo en aulas de educación especial

dentro de un colegio regular; si la alumna o alumno logra alcanzar determinados

niveles, pasan a las aulas regulares del nivel que le corresponde en el mismo co-

legio. Esta es la modalidad que presentan los tres colegios FYA que cuentan con

centros especiales incluidos.

En la perspectiva del movimiento Fe y Alegría, la inclusión significa que un

colegio tenga la capacidad de integrar todos los niveles, modalidades y programas

educativos: inicial, primaria, secundaria, especial e incluso integrar la básica al-

ternativa. Para el Padre Jesús Herrero, antes de hablar de inclusión educativa se

deben considerar tres puntos importantes: la falta de liderazgo de las autoridades

correspondientes, ya sea del MED, de la Unidad de Educación Especial, UGEL, en-

tre otros; la falta de equidad en la distribución de recursos entre escuelas regulares

y especiales; y la falta de reconocimiento de la entrega y amor por su trabajo en los

docentes del centro educativo especial.

Toda experiencia de inclusión que es exitosa, privada o no, contempla dos

aspectos primordiales que sustentan ese éxito: los recursos y la mística.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->