El conductor Debe dar la respuesta adecuada ante las diversas situaciones de la vía, adaptando su comportamiento al nivel exigido.

El nivel de exigencias variará según: Según las características de la vía, pueden ser curvas, gravilla, etc. Según las condiciones meteorológicas, que pueden ser lluvia, hielo, nieve, etc. Según la circulación: densidad, clase de vehículos, etc. Según las normas y señales o su carencia. La capacidad de respuesta del conductor es muy necesaria. Su respuesta siempre será errónea si recibe excesiva información o está mermada su capacidad. El nivel de capacidad depende de la formación que el conductor haya recibido en el aprendizaje y, claro está, de la experiencia. En cuanto a su capacidad de respuesta influye, como no y queda determinada por el estado del vehículo. Por todo lo anterior se desprende que la suma de las dos capacidades es lo que determinará la capacidad total: conductor-vehículo. Los jóvenes son los principales protagonistas de los accidentes de tráfico en los países desarrollados: fines de semana, horas nocturnas, períodos vacacionales, etc. Los accidentes de tráfico pueden ser causados e imputables al comportamiento aislado del conductor o conjuntamente al hombre, vehículo, vía y su entorno. El factor humano es el que más influye. Las causas imputables al hombre o conductor son su comportamiento y su estado psicofísico. El 40% de los accidentes son debido a las distracciones. El accidente en el que más interviene el peatón es el atropello, especialmente en zonas pobladas, por lo que el conductor deberá tener en cuenta y conocer los comportamientos incorrectos más frecuentes de los peatones: Irrumpir en la vía antirreglamentariamente. Estar o marchar por la calzada antirreglamentariamente. Cruzar en diagonal y hacerlo por fuera de la zona marcada para ello. No tener en cuenta el tráfico al subir y bajar del vehículo. Muchos de los accidentes en carretera se producen en las rectas al salirse de la vía. Los más frecuentes por comportamiento incorrecto del conductor son: Por orden de incidencia: Velocidad excesiva o inadecuada. Usar la calzada indebidamente. No usar la distancia de seguridad necesaria. No respetar la preferencia de paso. Adelantamientos antirreglamentarios. Giros incorrectos. Los accidentes mortales se producen más en vías interurbanas, al ser de más gravedad las lesiones. El número de accidentes es mayor en la zona urbana, pero el número de muertos y heridos es mayor en los accidentes de carretera (aún que los accidentes sean menos). Velocidad Es la causa que más incide en los accidentes en carretera. Mayor velocidad mayor riesgo de accidente. Por eso, a mayor velocidad:

La distancia de seguridad ha de ser mayor. pudiendo duplicarse cuando el pavimento está mojado y con hielo en la calzada se multiplica por diez. se necesitará más espacio para reaccionar. alcohol. a mayor velocidad más energía cinética se acumula. La distancia de detención aumenta cuando: La velocidad y la masa aumentan incluida la carga del vehículo. la energía cinética lo hace por cuatro. o el estado psicofísico del conductor esté deteriorado. Distancia o intervalo de seguridad El intervalo o distancia de seguridad es el espacio mínimo que el conductor debe dejar entre su vehículo y el que le precede para poder evitar así la posible colisión con él por alcance. Si la velocidad se multiplica por dos. transcurre un tiempo. Los amortiguadores rotos o en mal estado. hacen que la distancia de frenado aumente considerablemente. Empeora el estado de los neumáticos. normalmente entre medio y un segundo. o sea. Empeora el estado del conductor. Empeora el estado y configuración de la calzada. La distancia de reacción Tiempo de reacción. que estará en función de la masa y la velocidad. Varía de una persona a otra y puede alterarse por factores psicofísicos.La distancia de reacción será mayor. del pavimento y de las condiciones meteorológicas. Vehículo en movimiento. del sistema de suspensión o de los frenos. es el que transcurre mientras se decide lo que hay que hacer y se hace y la distancia de reacción es la recorrida durante este tiempo. Cuanto mayor sea la velocidad será mayor en proporción la distancia de frenado. del vehículo y del conductor. Por lo tanto para detener el vehículo se necesitará cuatro veces más de espacio. cuando por meteorología o circunstancias ambientales disminuya la visibilidad. La distancia de frenado será mayor. La energía cinética es proporcional a la masa del vehículo y al cuadrado de la velocidad. Distancia de detención o distancia de parada técnica El vehículo recorre esta distancia desde que el conductor percibe la señal o el obstáculo hasta que queda detenido: es la suma de la distancia de reacción y la distancia de frenado. . No se reacciona instantáneamente. Distancia de frenado La distancia recorrida des de que se acciona el freno hasta la detención del vehículo. por ejemplo. está siempre en función de la velocidad. etc. El conductor ha de tener mayor anticipación para prever las situaciones del tráfico. del estado de la vía. o sea. fatiga. Cuando se incremente la velocidad. aumentar siempre la distancia de velocidad. acumula energía cinética.

También de otros factores como son los que intervienen en la distancia de reacción y frenado. Factores que influyen en las aptitudes psicofísicas del conductor La vista Lo que abarca la vista mirando de frente a un punto fijo. y en consecuencia: Disminución de la recepción (se precisan estímulos más altos) y aumento del tiempo de reacción. Largos períodos de conducción. es el campo visual. gravilla. El intervalo de seguridad siempre debe estar en función de la velocidad a la que se circula. Aumento del tiempo de reacción. Para aliviar la sensación de sueño es recomendable dormir. Distracción (disminuye la capacidad de concentración). ya sea lluvia. El estado de la calzada. El sueño No dormir correctamente durante largos períodos de conducción puede producir trastornos físicos. En caso de llevar gafas graduadas es recomendable llevar unas de repuesto. El descanso es el mejor remedio para la fatiga y es conveniente descansar cada dos o tres horas de conducción o entre 200 o 300 kilómetros continuados y siempre que sea necesario. También tiene que tenerse en cuenta esta distancia de seguridad cuando el vehículo que nos preceda tenga mayor capacidad de frenado. Las causas pueden ser: Monotonía en la conducción con y condiciones ambientales y meteorológícas adversas. con: . La capacidad de concentración facilitando la distracción. La falta de confort e inmovilidad. sino que debe duplicarla (en circunstancias normales). aunque sea poco tiempo. etc. Alcohol y comidas copiosas. Los objetos en movimiento abarcan un campo visual mayor que los estáticos y el ángulo visual será menor cuando el objeto esté más alejado y mayor cuando esté más cerca. Alteraciones motrices (relajamiento excesivo). La distancia frontal de seguridad nunca debe ser inferior a la de reacción. La fatiga y la disminución de la vigilancia Los síntomas más destacables de la fatiga son el cansancio corporal y la disminución de concentración psíquica que provocan un descenso en la capacidad del conductor. Lentitud y falta de precisión en los movimientos. en la percepción (se perciben peor las señales y se hacen más difíciles las correcciones de las trayectorias del vehículo) y en el comportamiento (aumentan los errores y la agresividad).Deberá también aumentarse la distancia de seguridad cuando se vean disminuidas las condiciones de adherencia. La fatiga produce: Agotamiento muscular y físico.

evitando el exceso de calefacción. Tomar algún café. una merma de la visibilidad no suele provocar una disminución de la velocidad. no desaparece aun después de haber dormido. a no ser que se combinen con otros factores relacionados con el trazado. tanto en lo relativo al trazado como a la regularidad superficial de su pavimento y al ruido que perciben. incluso hasta detenerse. Las características del vehículo. El factor que más limita la velocidad es la curvatura en planta. por la sensación de aceleración centrífuga no compensada por el peralte que provoca en el conductor. accionar su dispositivo antideslumbramiento o cambiar su orientación. El silencio prolongado y la monotonía. La conducción continuada durante muchos kilómetros con el estómago vacío. y provoca unas reducciones de la velocidad a veces excesivas. Las deficiencias del oído que no puedan corregirse. especialmente en alzado. Oído Mediante el oído podemos distinguir diferentes tipos de tonos y ruidos y localizar la procedencia del sonido. a veces. los conductores asumen más riesgo. Visión nocturna Cuando una fuente de luz excesiva o repentina incide en los ojos (sol o luces de largo alcance) se produce el deslumbramiento. La mayoría de los estudios han demostrado que la velocidad aumenta con la calidad de ésta. La niebla reduce la visibilidad disponible en términos inciertos.Descansar con frecuencia para romper la monotonía. pudiendo contribuir a ello: Las comidas copiosas con bebidas alcohólicas. La sensación de sueño. El tipo y las características del vehículo influyen en la velocidad. serán motivo de no poder obtener el permiso de conducción ordinario pero sí uno especial con limitaciones. reduciendo la velocidad. Las características de la vía. pero no demasiado. Las condiciones meteorológicas. La ingestión de tranquilizantes o estimulantes para combatir la fatiga. Refrescarse la cabeza y brazos con agua fría. . Mantener el vehículo bien ventilado. Sin embargo. Si el deslumbramiento es por el espejo retrovisor. dirigiendo la mirada a la parte derecha de la calzada. Para evitar el deslumbramiento del sol hay que protegerse con los parasoles o con unas gafas de sol y por las luces de los vehículos.

deslumbramientos . Según determinados estudios el riesgo de sufrir un accidente cuando se toma una curva a una velocidad incorrecta se triplica..La lluvia reduce el rozamiento disponible entre el neumático y el pavimento. la nocturnidad. necesitándose una mayor distancia para detenerse... Situaciones más peligrosas. La configuración del terreno. el humo la vegetación. unidos todos ellos a una velocidad excesiva incrementa en cerca de un 150% el riego de sufrir un accidente. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful