Está en la página 1de 8

Lexicología, rama de la lingüística que estudia el léxico de una lengua y las

relaciones sistemáticas que se establecen entre sus unidades


La lexicología es la disciplina que dentro de la lingüística tiene por cometido la
clasificación y representación del léxico según alguna relación sistemática.
Usualmente la lexicología trata asuntos como:
El origen de las palabras (etimología), algo para lo que se requiere el auxilio de
la lingüística histórica.
Las relaciones entre conceptos y palabras (onomasiología y semasiología).
La estructura de relaciones semánticas que se establecen entre las palabras
que constituyen el léxico de una lengua

Resumen: A PARTIR DE UN CORPUS PERIODISTICO, QUE REFLEJA UNA


HETEROGENEIDAD DE CODIGOS MUY UTIL PARA VALORAR LAS
TENDENCIAS DE USO DEL LEXICO ACTUAL, SE HAN ANALIZADO LOS
DIFERENTES NEOLOGISMOS CREADOS MEDIANTE DERIVACION Y
COMPOSICION, AUNQUE EN MUCHAS OCASIONES ESTA DIVISION NO
DEBE SER TAJANTE. LA NECESIDAD DE NO ESTABLECER
SEPARACIONES EN EXCESO DOGMATICAS SE COMPRUEBA EN UNA
SERIE DE EJEMPLOS EN LOS QUE NO SE PERCIBE UNA CLARA
DISTINCION ENTRE LOS FORMANTES APRECIATIVOS Y LOS NO
APRECIATIVOS. ASIMISMO, LAS FORMAS FLEXIVAS PUEDEN DAR LUGAR
A LA EXISTENCIA DE VERDADEROS DESPLAZAMIENTOS CATEGORIALES
O VARIACIONES EN EL CONTENIDO SEMANTICO DEL VOCABLO
MODIFICADO, AL MISMO TIEMPO QUE ALGUNOS AFIJOS POSPUESTOS
DE ESPECIAL VITALIDAD EN EL DISCURSO LLEGAN A IDENTIFICARSE
CON LOS PROPIOS MORFEMAS FLEXIVOS, DADO SU MARCADO
CARACTER PREVISIBLE. SE PUEDE COMPROBAR QUE EL
PROCEDIMIENTO DE CREACION DE NUEVOS VOCABLOS MEDIANTE LA
SUFIJACION NO ES TAN RELEVANTE COMO SE ASEGURA, SI LO
COMPARAMOS CON LOS CONSTITUYENTES ANTEPUESTOS, AUNQUE
EXISTEN EXCEPCIONES DE FORMANTES LEXICOGENESICOS DE GRAN
VITALIDAD.

Los arcaísmos son elementos que pertenecen a épocas pasadas y artísticamente


superadas y que se usan en el presente por imitación.

Los hablantes que emplean registros del lenguaje muy conservadores, como el lenguaje
jurídico o la liturgia basada en textos sagrados, todavía hacen uso de numerosos
arcaísmos. Además, los arcaísmos pueden usarse como recurso literario para embellecer
un texto, aunque su uso excesivo puede dificultar la comprensión del mismo.

Arcaísmo:

En general, se llama arcaísmo a la conservación o imitación de lo


antiguo: el arcaísmo de algunas pinturas que están inspiradas en los
primitivos pintores flamencos. Arcaísmos son elementos que
pertenecen a épocas pasadas y artísticamente superadas y que se
usan en el presente por imitación.

Así define la RAE el arcaísmo:

arcaísmo. (Del lat. archaismus, y este del gr. aρχαϊσμoς).

1. m. Cualidad de arcaico.

2. m. Elemento lingüístico cuya forma o significado, o ambos a la


vez, resultan anticuados en relación con un momento
determinado.

3. m. Empleo de arcaísmos lingüísticos.

4. m. Imitación de las cosas de la antigüedad. [DRAE]

En lingüística, se denomina arcaísmo toda palabra, construcción o


elemento lingüístico que, por su forma, por su significado o por
ambas cosas, resultan anticuados respecto de un momento
determinado: palabras como “maguer” o “apoteca”, que significan
respectivamente “aunque” y “botica”, son hoy arcaísmos, es decir,
están anticuadas.

Otros ejemplos de arcaísmos:

mesmo

aqueste

acullá

quier

doquier

siquier

quienquier

¿cuyo es este libro?

¿dó vas, triste de ti?


Otro ejemplo es el futuro de subjuntivo (amare / hubiere amado),
una forma verbal que sólo se conserva como dialectalismo en la
lengua hablada, también en algunas frases hechas (adonde fueres,
haz lo que vieres), así como arcaísmo estético en la escritura
empleado por algún autor para dar un efecto determinado a un texto.

La RAE (Real Academia Española) considera como arcaísmo el empleo


de vocablos que se usaron en la Edad Media o, en algunos casos,
hasta el siglo XVII. Los diccionarios oficiales y las enciclopedias
registran los arcaísmos con la abreviatura ant. (anticuado), que
significa que son voces o términos quee se usaron en la Edad Media o
hasta el siglo XVII y que ya raramente se usan porque su
construcción, aunque castellana, resulta un tanto rara según las
tendencias actuales de la lengua.

Una lengua se enriquece sobre todo por los elementos nuevos que,
incorporados a su peculiar sustancia, producen su desarrollo. Como
es mucho más frecuente el desgaste y envejecimiento de palabras
actuales que la revitalización de arcaísmos, la lengua, abandonada a
sus propios recursos, sin aportaciones de fuera, acabaría fatalmente
en la depauperación, en el raquitismo.

Para que una lengua conserve y acreciente su vigor y su pujanza


necesita elementos nuevos. Y los elementos nuevos en una lengua
tienen un nombre; se llaman neologismos. El neologismo es el
elemento renovador y enriquecedor de una lengua. Neologismo es
un térmimo genérico, que abarca cuatro especies principales:

1) palabras derivadas,

2) palabras compuestas,

3) préstamos y

4) calcos.
La renovación del léxico es un fenómeno más amplio y más rápido de
lo que suele creerse; un fenómeno que, por otra parte, no se
desarrolla con velocidad constante, sino continuamente acelerada.

El arcaísmo léxico, en América como en España, existe sobre todo en


el habla rústica (agora, melecina, ñublar, jierro). Se suele decir que
el español americano tiene muchos arcaísmos comparado con el
español peninsular. Pero para decir esto, se comete, a veces, el error
de comparar expresiones que corresponden a estratos
sociolingüísticos diferentes. No se puede comprar el habla vulgar de
América con el habla literaria peninsular, por ejemplo.

Numerosos autores han llamado la atención sobre el conservadurismo


del español americano. Así, por ejemplo, en el capítulo de la Historia
de la lengua española de R. LAPESA dedicado al español de América,
se destaca la fuerte presencia de arcaísmos en esta variante del
español. “Este conservadurismo constituye una de las características
principales de un castellano en el que a pesar de las sucesivas capas
de español importado, el fondo patrimonial idiomático aparece
vivamente coloreado por el arcaísmo y por la tendencia a la
acentuación de los rasgos populares” [A. ZAMORA VICENTE, (1960)
1989, p. 378].

Neologismo
Saltar a navegación, búsqueda

Un Neologismo es una palabra nueva que aparece en una lengua, ya sea procedente de
otra lengua o de nueva creación. La creación de neologismos se produce por modas y
necesidades de nuevas denominaciones. Por ello hay neologismos innecesarios, como
los que alargan las palabras convirtiéndolas en archisílabos, pero también hay otros
neologismos necesarios como "bonobús" o "seropositivo".

Hoy en día, los medios de comunicación son los principales propagadores de los
neologismos y los préstamos lingüísticos. Algunos de estos términos no son realmente
necesarios y tienen una vida efímera.
Recursos de creación de palabras [editar]

Todas las lenguas tienen recursos para formar palabras nuevas. Estos recursos son:
composición, derivación, parasíntesis y acronimia. En síntesis, los neologismos son
invenciones nuevas que se integran a una lengua establecida.

Composición.

• Unión.

Se forma una nueva palabra a partir de la unión de dos o más palabras ya existentes.
Hispano + América = Hispanoamérica.

Derivación.

• Adición.

Se añaden prefijos o sufijos a la raíz o lexema de una palabra. América + -no =


Americano

Parasíntesis.

• Combinación.

Se forman palabras nuevas combinando la composición y la derivación. Hispano +


Americano = Hispanoamericano

Acronimia.

• Iniciales.

A partir de las iniciales de varias palabras se crea una nueva. ESO (Educación
Secundaria Obligatoria)

Clasificación de los neologismos [editar]

• Neología de forma: son palabras creadas a partir de cambios morfológicos de


vocablos ya existentes en la propia lengua: por ejemplo, aeronave se forma de la
unión de aéreo más nave; teledirigido se forma de la unión de tele y dirigido.
• Neología de sentido: son palabras nuevas a partir de vocablos ya existentes en
la propia lengua que sufren cambios semánticos o de significado: por ejemplo
tío (un pariente que resulta ser el hermano de alguno de los propios padres) se
transforma en cualquier expresión para llamar la atención de la otra persona y de
andreas, como chico u hombre; camello que es un animal, también puede ser un
traficante de drogas.
• Extranjerismos.
• Barbarismo.

No se deben considerar neologismos las siguientes palabras, ya que son palabras


compuestas:
• Aumentativos, diminutivos y superlativos, por su capacidad casi ilimitada de
formar palabras derivadas .
• Adverbios terminados en -mente.
• Palabras formadas con el prefijo ex cuando se une a radicales simples o
derivados que hacen referencia a cargos, oficios o relaciones personales, como
por ejemplo expresidente, exnovio, etc.1
• Gentilicios, a excepción de los compuestos, del tipo hispanochino,
judeoitaliano, etc.
• Unidades léxicas compuestas altamente especializadas, por ejemplo
cistoprostatectomía.
• Siglas y abreviaturas, excepto cuando son la base de un proceso de formación de
una nueva palabra, como por ejemplo ufología, radar, láses, etc

Recursos neológicos

Los recursos neológicos son las formas o procedimientos que se emplean para crear
neologismos:

Recurso
Procedimiento Ejemplos
neológico
Cultismo Tomados del latín, sin evolución fonética Nocturno, púrpura
Tomados del latín, de evolución
Semicultismo Siglo, molde, peligro
incompleta
Composición Lexema + lexema Picapiedra, biengemido
Derivación Lexema + morfema Melonar
Nueva palabra Prefijos, sufijos Aeronáutica, telescopio
Tranvía, fútbol,
Préstamo Adaptación de otras lenguas
informática
Calco Traducción Rascacielos
Lexicalización Yuxtaposición de iniciales RENFE
Onomatopeya Imitación Chirriar
Metáfora Semejanza Boca (del metro)

Paráfrasis
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

Paráfrasis, o versión parafrástica de un texto, es aquella traducción que da una visión


clara y didáctica del mismo. Por traducción no ha de entenderse aquí el cambio de un
idioma a otro necesariamente, sino la reescritura del texto original. La paráfrasis lo
imita, sin reproducirlo, y muestra de manera objetiva que se ha comprendido la
información proporcionada.

En sentido estricto, paráfrasis es la explicación del contenido de un texto, para aclararlo


en todos sus aspectos, y facilitar su comprensión. La etimología griega del término lo
sugiere: παρά, junto, al lado de, y φράσις, locución.

La paráfrasis se ha utilizado desde la antigüedad en la exégesis de textos literarios que,


sea por su belleza o su trascendencia, son parte del acervo cultural de la humanidad. Por
ejemplo, Fray Luis de León hizo versiones parafrásticas de El Cantar de los Cantares y
del Libro de Job, pertenecientes ambos al Antiguo Testamento.

Asimismo se recurre a la paráfrasis en las traducciones entre idiomas, y, en otro orden


de cosas, incluso se consideran paráfrasis la prosificación del verso o la versificación de
la prosa.

También es un recurso didáctico, y una estrategia para adquirir conocimientos. Los


estudiantes hacen uso inconsciente de la paráfrasis cuando frente a un tema lo asimilan,
primero, y después lo expresan con palabras distintas, tratando de no omitir nada de lo
esencial en lo estudiado.

Con ella, se ejercita en la redacción, además de que es una estrategia para resumir textos
considerables.

Tipos de paráfrasis

Paráfrasis mecánica: Consiste en sustituir alguna palabra por sinónimos o frases


alternas con cambios sintácticos mínimos.

Paráfrasis constructiva: Esta otra en cambio reelabora el enunciado dando origen a


otro con características muy distintas conservando el mismo significado

La Paráfrasis sirve para animar una discusión más detallada.


Enfatiza en utilizar palabras claves del individuo y luego repetirle las cosas más
significantes que le ha dicho.
Ejemplo:
“He estado experimentando un tiempo dificultoso en el trabajo. Estoy tan intranquilo
que simplemente no puedo concentrarme. Mi supervisora me indicó que no está
contenta con mi trabajo y que si no mejoro, me va a despedir.”
Ejemplo de paráfrasis:
“Usted está indicando que se le hace difícil concentrarse; que su supervisora no está
satisfecha con su trabajo y es posible que lo despida.”
La declaración del ayudante arriba indicada es una declaración procesada, acortada y
clarificada, la cual recopila la esencia de lo que se ha dicho.
Ejemplo de cita textual o fiel en un párrafo sobre la historia de México:
"Aquel violento choque entre los españoles y los diversos pueblos mesoamericanos, a
principios del siglo XVI, aún repercute, cinco siglos después, en un buen número de los
habitantes de las naciones modernas que se formaron en esta parte de América. En lo
que se refiere a México, «hace falta trabajar mucho [...] para superar la visión
esquizofrénica de la sociedad mexicana con motivo de la Conquista". Resulta común en
este país escuchar a mucha gente decir: ‘Los españoles nos conquistaron, nos hicieron y
deshicieron’, como si México fuera una esencia o un objeto que hubiera existido
siempre...»
NOTA: Cuando en el texto citado aparecen puntos suspensivos entre corchetes (a veces
entre paréntesis), significa que se omitió una parte de la cita.
Ejemplo de cita resumida o paráfrasis:
"Aquel violento choque entre los españoles y los diversos pueblos mesoamericanos, a
principios del siglo XVI, aún repercute, cinco siglos después, en un buen número de los
habitantes de las naciones modernas que se formaron en esta parte de América. En lo
que se refiere a México, se debe buscar la manera de acabar con ese trauma que
representa la Conquista, para poder dejar en el olvido aquellas frases de reproche
dirigidas a los españoles de hace quinientos años, diciéndoles: nos destruyeron; como si
el país y nosotros hubiéramos existido desde entonces."