P. 1
Ley Federal Del Trabajo

Ley Federal Del Trabajo

|Views: 9.043|Likes:
Publicado porparamanuales

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: paramanuales on Aug 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/04/2013

pdf

text

original

LEY FEDERAL DEL TRABAJO

Comentarios, jurisprudencia y formularios
Licenciado Oscar Edgar Hernández
Incluye • La Ley Federal del Trabajo • Jurisprudencia laboral relacionada

derechos reservados conforme a la ley © 2001 por Lic. Oscar Edgar Hernández G.

2

L EY FEDERAL DEL TRABAJO
comentarios, jurisprudencia y formularios

INDICE
página Prólogo a la primera edición Introducción L E Y F E D E R A L D E L T R A BA J O C O M E N T A D A página artículos TITULO PRIMERO PRINCIPIOS GENERALES 1 al 19 TITULO SEGUNDO RELACIONES INDIVIDUALES DE TRABAJO Capitulo I Disposiciones generales 20 al 34 Capitulo II Duración de las relaciones de 35 al 41 trabajo Capit ulo III Suspensión de los efectos de 42 al 45 las relaciones de trabajo Capitulo IV Rescisión de las relaciones de 46 al 52 trabajo Capitulo V Terminación de las relaciones 53 al 55 de trabajo TITULO TERCERO CONDICIONES DE TRABAJO Capitulo I Disposiciones generales 56 al 57 Capitulo II Jornada de trabajo 58 al 68 Capitulo III Días de descanso 69 al 75 Capitulo IV Vacaciones 76 al 81 Capitulo V Salario 82 al 89 Capitulo VI Salario mínimo 90 al 97 Capitulo VII Normas protectoras y 98 al 116 privilegios del salario Capitulo VIII Participación de los 117 al 131 trabajadores en las utilidades de las empresas TITULO CUARTO DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES Y DE LOS PATRONES Capit ulo I Obligaciones de los patrones 132 y 133

3
Capitulo II Capitulo III Capitulo III Bis Capitulo IV Capitulo V Obligaciones de los trabajadores Habitaciones para los trabajadores De la capacitación y adiestramiento de los trabajadores Derechos de preferencia, antigüedad y ascenso Invención de los trabajadores TITULO QUINTO TRABAJO DE LAS MUJERES TITULO QUINTO BIS TRABAJO DE LOS MENORES TITULO SEXTO TRABAJADOS ESPECIALES Disposiciones generales Trabajadores de confianza Trabajadores de los buques Trabajo de las tripulaciones aeronáuticas Trabajo ferrocarrilero Trabajo de autotransportes Trabajo de maniobras de servicio público en zonas bajo jurisdicción federal Trabajadores del campo Agentes de comercio y otros semejantes Deportistas profesionales Trabajadores actores y músicos Trabajo a domicilio Trabajadores domésticos Trabajo en hoteles, restaurantes, bares y otros establecimientos análogos Industria familiar Trabajos de médicos residentes en periodo de adiestramiento en una especialidad Trabajo en las universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley 134 y 135 136 al 153 153-A al 153-X 154 al 162 163 164 AL 172 173 AL 180

Capitulo I Capitulo II Capitulo III Capitulo IV Capitulo V Capitulo VI Capitulo VII Capitulo VIII Capitulo IX Capitulo X Capitulo XI Capitulo XII Capitulo XIII Capitulo XIV Capitulo XV Capitulo XVI

181 182 al 186 187 al 214 215 al 245 246 al 255 256 al 264 265 al 278 279 al 284 285 al 291 292 al 303 304 al 310 311 al 330 331 al 343 344 al 350 351 al 353 353-A al 353-I 353-J al 353-U

Capitulo XVII

4

Capitulo I Capitulo II Capitulo III Capitulo IV Capitulo V Capitulo VI Capitulo VII Capitulo VIII

TITULO SEPTIMO RELACIONES COLECTIVAS DE TRABAJO Coaliciones Sindicatos, federaciones y confederaciones Contrato colectivo de trabajo Contrato ley Reglamento interior del trabajo Modificación colectiva de las relaciones de trabajo Suspensión colectiva de las relaciones de trabajo Terminación colectiva de las relaciones de trabajo TITULO OCTAVO HUELGAS Disposiciones generales Objetivos y procedimientos de huelga TITULO NOVENO RIESGOS DE TRABAJO TITULO DÉCIMO PRESCRIPCIÓN

354 y 355 356 al 385 386 al 403 404 al 421 422 al 425 426 427 al 432 433 al 439

Capitulo I Capitulo II

440 al 449 450 al 471 472 al 515 516 al 522

TITULO UNDÉCIMO AUTORIDADES DEL TRABAJO Y SERVICIOS SOCIALES Capitulo I Disposiciones generales Capitulo II Competencia constitucional de las autoridades del trabajo Capitulo III Procuraduría de la defensa del trabajo Capitulo IV Del servicio nacional del empleo, capacitación y adiestramiento Capitulo V Inspección del trabajo Capitulo VI Comisión nacional de los salarios mínimos Capitulo VII Comisiones consultivas de la comisión nacional de los salarios mínimos

523 al 526 527 al 529 530 al 536 537 al 539F 540 al 550 551 al 563 564 al 569

5
Capitulo VIII Procedimiento ante la comisión nacional de los salarios mínimos Capitulo IX Comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas Capitulo X Juntas federales de conciliación Capitulo XI Juntas locales de conciliación Capitulo XII Junta federal de conciliación y arbitraje Capitulo XIII Juntas locales de conciliación y arbitraje TITULO DUODÉCIMO PERSONAL JURÍDICO DE LAS JUNTAS DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE 570 al 574 575 al 590

591 al 600 601 al 603 604 al 620 621 al 624

625 al 647 TÍTULO DECIMOTERCERO REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES Y DE LOS PATRONES Capitulo I Representantes de los 648 al 675 trabajadores y de los patrones en las juntas federal y locales de conciliación permanentes Capitulo II Representantes de los 676 al 682trabajadores y de los patrones A en la comisión nacional de los salarios mínimos y en las comisiones consultivas Capitulo III Representantes de los 683 al 684 trabajadores y de los patrones en la comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas TITULO DECIMOCUARTO DERECHO PROCESAL DEL TRABAJO Principios procésales De la capacidad y personalidad De las competencias De los impedimentos y excusas De la actuación en las juntas De los términos procésales De las notificaciones De los exhortos y despachos

Capitulo I Capitulo II Capitulo III Capitulo IV Capitulo V Capitulo VI Capitulo VII Capitulo VIII

685 al 688 689 al 697 698 al 706 707 al 711 712 733 739 753 al al al al 732 738 752 760

6
Capitulo IX Capitulo X Capitulo XI Capitulo XII Sección I Sección II Sección III Sección IV Sección V Sección VI Sección VII Sección VIII Capitulo XIII Capitulo XIV Capitulo XV Capitulo XVI De los incidentes De la acumulación De la continuidad del proceso y de la caducidad De las pruebas Reglas generales De la confesional De las documentales De la testimonial De la pericial De la inspección De la presuncional De la instrumental De las resoluciones laborales De la revisión de los actos de ejecución De las providencias cautelares Procedimientos ante las juntas de conciliación y arbitraje Procedimiento ordinario ante las juntas de conciliación y arbitraje De los procedimientos especiales Procedimientos de los conflictos colectivos de naturaleza económica Procedimiento de huelga TITULO DECIMOQUINTO PROCEDIMIENTOS DE EJECUCIÓN Procedimientos de ejecución Disposiciones generales Del procedimiento de embargo Remates Procedimientos de las tercerías y preferencias de créditos Sección Segunda De las tercerías De las preferencias de créditos Procedimientos paraprocesales o voluntarios 761 al 765 766 al 770 771 al 775 776 786 795 813 821 827 830 835 837 849 al al al al al al al al al al 785 794 812 820 826 829 834 836 848 856

857 al 864 865 al 869 870 al 891

Capitulo XVII Capitulo XVIII Capitulo XIX Capitulo XX

892 al 899 900 al 919 920 al 938

Capitulo I Sección I Sección II Sección III Capitulo II

939 al 949 950 al 966 967 al 975

Sección I Sección II Capitulo III

976 al 978 979 al 981 982 al 991

7
TITULO DECIMOSEXTO Responsabilidades Y Sanciones MODELO DE ESCRITOS DIVERSOS En orden alfabético Modelo de escrito en forma paraprocesal solicitando al patrón antigüedad y otros datos... Modelo de escrito de demanda por despido injustificado optando por la reinstalación, pago de salarios caídos y demás prestaciones.... Modelo de escrito demandando al patrón el pago del salario en forma semanal... Modelo de escrito demandando el pago de condiciones insalubres... Modelo de escrito demandando la terminación de trabajo por causa imputable al patrón... Modelo de escrito en donde consta el pliego de peticiones con emplazamiento a huelga... Modelo de escrito en donde el actor se desiste de la acción... Modelo de escrito en donde se da contestación al pliego de peticiones con emplazamiento a huelga... Modelo de escrito en donde se da presenta a la junta la contestación al pliego de peticiones con emplazamiento a huelga... Modelo de escrito en donde se ofrecen pruebas supervenientes... Modelo de escrito en donde se ofrecen pruebas... Modelo de escrito en donde se plantean pliego de peticiones con emplazamiento de huelga para celebración de contrato colectivo... Modelo de escrito en donde se promueve incidente de liquidación de laudo... Modelo de escrito en donde se promueve la ejecución de un laudo... Modelo de escrito en donde se solicita el arraigo... Modelo de escrito en donde se solicita la declaración de inexistencia de la huelga... Modelo de escrito en donde se solicita se levante el arraigo... Modelo de escrito en el cual el sindicato emplaza a huelga al patrón por aumento salarial... Modelo de escrito en el cual el sindicato emplaza a huelga al patrón por violación al contrato colectivo... Modelo de escrito en forma paraprocesal notificando el despido justificado al trabajador... Modelo de escrito exhibiendo la póliza de fianza...

992 al 1010

8
Modelo de escrito notificando al trabajador su rescisión laboral... Modelo de escrit o por el cual el patrón contesta la demanda de indemnización... Modelo de escrito por el cual el patrón contesta la demanda de reinstalación... Modelo de escrito por el cual el patrón contesta la demanda de terminación de trabajo imputable a él... Modelo de escrito solicitando el secuestro provisional... Modelo de escrito solicitando se fije fianza para levantar el secuestro provisional... Modelo de un escrito de demanda por despido injustificado optando por la indemnización constitucional y pago de los salarios caídos y otras prestaciones... Derecho a la jubilación del trabajador, seguro retiro, de cesantía en edad avanzada, y de vejez, términos para obtenerlo de acuerdo a la ley del seguro social Convenio sobre el trabajo a domicilio Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de indicación Convenio sobre las condiciones de trabajo (hoteles y restaurantes) Reglamento Federal de Seguridad e higiene

255

9

L EY FEDERAL DEL TRABAJO
comentarios, jurisprudencia y formularios PROLOGO A LA PRIMERA EDICIÓN

La ley Federal del trabajo es un conjunto de normas emanadas de la constitución y convenios internacionales que establecen derecho e imponen obligaciones tanto a la clase trabajadora como a la patronal, es una ley social tendiente a contribuir en el equilibrio de las fuerzas de trabajo y el capital, por ello la interpretación de su contenido busca beneficiar al trabajador quien se encuentra en notoria desproporción económica de su contraparte. Los comentarios, jurisprudencias y formularios aquí contenidos están dirigidos a estudiantes de derecho, abogados postulantes, trabajadores y patrones, pues es una pretensión personal el que este tomo resulte del interés y utilidad de t odos y cada uno de quienes incursionan en el derecho laboral. Parte medular, sin duda alguna, es la practica forense que se expresa con los modelos de demanda, auto de radicación, emplazamiento, y audiencia de conciliación, demanda y excepciones, ofrecimiento y admisión de pruebas, y otros más con los cuales se pretende orientar al lector sobre el procedimiento dentro de la junta, haciendo cita al pié de la fundamentación jurídica y en su caso la nota de jurisprudencia aplicable, de la cual únicamente se hará referencia al rubro como medio de localización para evitar un contenido de mayor volumen. El libro en si, es una modesta aportación para el lector ávido de obtener dentro de un solo medio, el mayor contenido de información. Dentro del tomo, además, existen modelos que indiscutiblemente no aparecen en otras obras de contenido laboral en tratándose de acciones obreras y sindicalistas, ya que una de las particularidades de la obra, es la orientación al abogado de la parte obrera o bien el trabajador directamente. Es necesario también mencionar que los formularios y comentarios aquí insertos, son productos de experiencias propias, así como también de colegas, compañeros y amigos en el ejercicio de la profesión, a quienes les agradezco sus aportaciones y correcciones para poder hacer posible este trabajo, del cual espero sea una útil herramienta en el inicio del desempeño jurídico, pero sobre todo, dentro del aula en donde puede ser debatida y analizada para una mejor formación profesional. Otros de los lineamientos trazados en la elaboración de este trabajo, es la de hacer una redacción de ideas lo más entendible posible, utilizando un lenguaje sencillo y transcribiendo siempre al pié el contenido del precepto legal al cual se hace referencia, con lo que se pretende evitar que el lector interrumpa la lectura para acudir a otro libro de consulta. Así mismo, mediante esta obra, pretendo hacer una enumeración de las principales acciones y excepciones obrero patronales, con las cuales, el estudiante

10
de derecho, el lego y a quienes no obstante desempeñarse en el ejercicio de la profesión, no tienen como práctica recurrente el seguimiento de asuntos laborales, para ellos y para quien esto escribe está dirigido este libro, pues el mismo encierra un postulado que nadie que se precie de ser buen abogado debe dejar de seguir, y que es, indiscutiblemente el estudio como práctica consuetudinaria para el éxito y mejor desempeño de la profesión que escogimos. Habent sua fata libelli [Terentianus Maurus] El autor

11
INTRODUCCION

DE LAS ACCIONES Y EXCEPCIONES LABORALES;
¿Cuales son las acciones y excepciones en materia laboral?. La ley federal del trabajo, como es verdad sabida, contempla derechos y obligaciones obrero patronales mínimas, es decir, consagra disposiciones que pueden y deben de ser superadas entre las partes, por tal motivo, ambas partes dentro de un conflicto de intereses pueden ejercitar acciones y oponer excepciones, por ejemplo, la acción obrera más común de ellas sería la de derecho de preferencia, mientras que la excepción patronal o sindical, según sea el caso será la que haga referencia al cumplimiento de los derechos escalafonarios del trabajador. Así pues, en este capitulo, se analizarán algunas de las acciones más recurridas así como sus respectivas excepciones, iniciando las mismas con las que ejercitan la parte obrera, siendo estas a saber las siguientes; a) de reinstalación; para que pueda ejercitarse la acción de reinstalación será necesario, primero, que el actor efectivamente haya tenido una relación laboral de subordinación ante el demandado, es decir de conformidad con el artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo, la relación de trabajo es la prestación de un servicio personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario. De esta definición se advierte que el elemento esencial de la relación de trabajo, que permite distinguirla de otras relaciones jurídicas, es el de la subordinación en la prestación del servicio, la cual se traduce en la facultad del patrón de disponer de la fuerza de trabajo del obrero de acuerdo con la ley o el contrato. La relación laboral puede ser acreditada con un contrato de trabajo escrito, aunque este supuesto en muchos de los casos no puede darse por lo que es también dable la existencia del contrato en forma verbal, siendo imputable al patrón dicha omisión. La relación de trabajo bien puede darse en dos casos; I.- Por tiempo indeterminado o II.- Por tiempo determinado En el primero de los casos se considera que un empleo es por tiempo indeterminado cuando no exista fecha que determine la culminación de la relación de trabajo, cuando la materia de trabajo subsista en forma permanente o bien cuando el trabajador sea contratado como de planta. En la segunda hipótesis, se considera trabajo por tiempo determinado cuando la naturaleza del empleo así lo requiera, por ejemplo, por la construcción, remodelación o reparación de algún equipo, planta o empresa, por la sustitución temporal de un trabajador de base o de planta con motivo de disfrutar de su periodo vacacional, o de gestación, incapacidad, permiso, comisión sindical, desempeño de funciones públicas, ascensos, desempeño de labores extraordinarias, etc. Para que la acción de reinstalación en este caso concreto, es

12
menester que la vigencia del contrato subsista al momento de enderezar la demanda, ya que, caso contrario, será improcedente el ejercicio de esta acción y sólo dable la acción de indemnización. Requisito sine qua non también lo constituye que la acción de reinstalación tenga como origen un despido injustificado por parte del patrón, es decir, que la causa que dio motivo al mismo no se encuentre contemplado en lo previsto por el artículo 47 o bien, aún siendo este el caso, no se hayan cumplido las formalidades previstas en el párrafo in fine del mismo precepto, es decir, la ausencia de la notificación por escrito al trabajador de la(s) causa(s) que dieron origen al mismo, ya que de una correcta interpretación del último párrafo del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, permite establecer que en aquellos casos en que el obrero demanda la rescisión de la relación de trabajo y el patrón se excepciona aduciendo que lo despidió por causas justificadas, pero no prueba que dio el aviso al trabajador, la sanción será que no se tengan por opuestas las causas de rescisión imputadas al trabajador, quedando a cargo de éste probar las causas que lo orillaron a dar por terminada la relación de trabajo; hecho lo cual procede la condena correspondiente, sin que sea necesario examinar las causas de rescisión esgrimidas por la patronal, y ante su negativa del trabajador a recibirlo, del aviso que se de a la junta de la rescisión hecha al trabajador. Es importante además señalar que, aún siendo procedente la acción de reinstalación, el patrón podrá optar por la indemnización prevista en esta legislación cuando existan circunstancias que hagan imposible la relación obreropatronal, las cuales se encuentran también enumeradas en este cuerpo legal existiendo potestad patronal para eximirse de la obligación de reinstalar al actor, como lo establece el artículo 49 de la Ley Federal del Trabajo, pero esta por su naturaleza, no puede ser resuelta al momento de emitir el laudo, aun cuando se haya hecho valer al dar contestación a la demanda, pues no se trata de una excepción que tienda a destruir la acción planteada por el trabajador, derivada del despido injustificado, sino de una facultad que la ley otorga al patrón, para oponerse al cumplimiento de la reinstalación a que se le condenó en el laudo, como lo señala el artículo 947 del citado ordenamiento, por lo cual, la oposición debe hacerse valer con posterioridad a la orden de reinstalación o al momento de ejecutarla. b) de indemnización; El trabajador que ha sido objeto de un despido injustificado tiene ante si dos opciones, la reinstalación o la indemnización. No es dable demandar ambas por ser estas de naturaleza distinta, pues, por un lado se pretende dar continuidad a la relación de trabajo truncada y por la otra, se ejercita el pago de los daños y perjuicios causados con motivo de la terminación injustificada de la relación laboral, ante esta disyuntiva, el trabajador deberá de optar por sólo una de las dos, pues la Suprema Corte ha resuelto en diversas ejecutorias, que cuando un trabajador ejercita simultáneamente las acciones de cumplimiento del contrato e indemnización constitucional por despido injustificado, que le concede la fracción XXII, Apartado "A", del artículo 123 constitucional, la Junta que conoce del conflicto debe absolver al demandado, por no poder decidir, qué es lo que debe condenar, toda vez que una de dichas acciones excluye a la

13
otra, en virtud de que la primera, parte del supuesto de considerar existente el contrato de trabajo, mientras la segunda implica la admisión por el actor de la rescisión del propio contrato. c) de pago de vacaciones y prima vacacional; El trabajador tal y como lo enumera la ley laboral, tiene la potestad de disfrutar de un periodo vacacional por año, de acuerdo con la antigüedad computada dentro de la empresa, de tal suerte que, concluido en exceso el tiempo de seis meses posteriores al cumplimiento de un año al servicio del patrón sin que se haga posible el disfrute del mismo, el trabajador estará en aptitud de demandar el cumplimiento de lo preceptuado en el artículo 76 y subsecuentes, así como un veinticinco por ciento por prima vacacional. Sin embargo, este derecho es susceptible de prescripción, siendo el término de un año para el ejercicio de la acción, caso contrario no se pude considerar acumulado el derecho para el disfrute de un periodo doble. Sin embargo, cabe considerar, que en algunas empresas es práctica recurrente la postergación del periodo vacacional, llegando el caso inclusive de acumular dos o más periodos. Ante esta acción, la excepciones pueden ser de I. - Pago y disfrute del periodo vacacional, II.- Prescripción al derecho, III.- No pago como consecuencia de un despido justificado sin responsabilidad del patrón o IV.- Que el trabajador no haya computado efectivamente el año de servicios ante la demandada. d) de pago de horas extraordinarias; Por ley existe un tiempo considerado como el límite permisible para que el trabajador preste sus servicios más allá de la jornada habitual de trabajo, el horario varia en relación al tipo de jornada en el cual el trabajador se desempeña, sin embargo sea cual fuera la cantidad de horas reclamadas por la falta de pago, el trabajador también dispone de un año para poder ejercitar el reclamo ante la autoridad jurisdiccional. Las excepciones también pueden ser; por motivo del pago de las horas extraordinarias demandadas, por oscuridad en la demanda, al no precisar detalladamente el trabajador cuales son las horas y los días en que el trabajador dice que presto sus servicios, así como también la de no pago derivada de una rescisión sin responsabilidad para el patrón, entre otras. e) de pago de prestaciones incluidas en contratos colectivos; Cuando el trabajador se ve vulnerado con el incumplimiento de prestaciones pactadas en contratos colectivos de trabajo, la acción debe de ejercitarse fundada en el contenido textual del contrato, sea de la naturaleza que fuere, ofreciéndose el documento y perfeccionando el mismo con el ofrecimiento del cotejo para su pleno valor probatorio. f) de pago de reparto de utilidades; Sin duda alguna, el tema del reparto de utilidades al momento de la redacción de la ley constituyó uno de los temas más polémicos y debatidos por las partes representativas del capital y del trabajo, pues aunque existe el derecho para obtener esta repartición con motivo del éxito de la empresa, no menos cierto es que la forma y proceder para su obtención son tan complicados y a veces hasta de imposible cumplimiento, máxime cuando se

14
encuentra de por medio un sindicato, ya que basta acudir al precepto regulatorio para observar que esta acción sólo podrá ser ejercitada por el sindicato titular del contrato colectivo o por la mayoría de los trabajadores, partiendo desde la primicia de la integración de una comisión mixta obrera – patronal para la cuantificación y distribución del diez por ciento de la utilidad gravada, lo cual llega a constituir un verdadero dolor de cabeza y se traduce, las más de las veces, en una acción que no llega a prosperar al inmiscuirse otras dependencias. Sin embargo, en el contenido de este libro, concretamente en el capitulo relativo a reparto de utilidades, se hace una descripción más concreta y detallada del como hacerlo. h) de pago de aportaciones de seguridad social y de vivienda; La seguridad social en nuestro país es un derecho de todos los mexicanos, por ello, la legislación laboral, a través de las aportaciones que el patrón hace a los organismos públicos encargados de ellos, elude esta responsabilidad, recayendo por ende en el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como también el Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda de los Trabajadores. Sin embargo, ciertas empresas pueden verse eximidas de esta responsabilidad, siempre y cuando sus prestaciones y alcances logrados a través de sus contratos colectivos estén por arriba de lo previsto en la materia. En el caso de que un patrón evada esta responsabilidad, el trabajador puede ejercitar a través de la junta la acción a efectos de lograr su cumplimiento. Sin embargo, y caso concreto, el de Petróleos Mexicanos y organismos subsidiarios, evade este pago en sus trabajadores eventuales, privándoles de beneficios tales como acceso a la vivienda, jubilación a través del IMSS y seguros de cesantía en edad avanzada. i) de pago de indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades profesionales; Es menester que el trabajador, dependiendo de la actividad profesional que desempeña, conozca cuales pueden ser las diversas enfermedades catalogadas como profesionales y por ende, sujetas en caso de padecimiento, a los beneficios en materia de seguridad social. A través de las paginas de este libro, el trabajador y patrón pueden conocer con detalle cuales son estas y además, conocer a detalle la sintomatología o cuadro clínico de cómo se presentan. j) de huelga; la huelga es el único instrumento de balance que tiene la parte obrera para negociación con la parte del capital. Podemos estar acordes o no con el procedimiento de huelga, aunque, en un punto de vista muy particular, el ejercicio de este derecho, tal y como la legislación prevé, puede, en casos extremos llevar a situaciones caóticas para ambas partes y en la pérdida de una fuente de trabajo cuando, -véase el ejemplo de la industria llantera en el país- un sindicato ejerce una presión demasiado fuerte sobre la empresa orillándola al cierre de la misma. Sin embargo, la huelga como tal, representa una medida de presión de la parte trabajadora para lograr la obtención de beneficios justos ante la parte del capital, y como tal, inserta en este libro se podrán observar comentarios a mayor detalle, así como jurisprudencia aplicable.

15
k) de derechos de preferencia; La distinción -muy acertada por cierto- que prevé la ley federal del trabajo en tratándose de actividades comunes comparadas con –por ejemplo- la aeronáutica, permiten que el derecho preferencial del trabajador a ocupar tales puestos dentro de una empresa se salvaguarden cuidando, además la integridad de la empresa y la seguridad de los usuarios o clientes, pues hace una desvinculación del derecho por antigüedad y por probada capacidad, algo muy importante que en ciertas ramas jamás deben de ser descuidadas. Los derechos de preferencia -conforme a la ley federal del trabajo- pueden dividirse en dos, a saber; a) El derecho de preferencia de los trabajadores mexicanos en igualdad de condiciones respecto con los trabajadores extranjeros, salvo que no se trate de un puesto de confianza; y; b) El derecho de preferencia entre los trabajadores mexicanos con motivo de antigüedad en el trabajo, puesto o categoría, capacidad o número de dependientes económicos a su cargo. Con respecto al primer tópico, es importante señalar que la ley salvaguarda el derecho inalienable del trabajador mexicano para poder ocupar un puesto en igualdad de circunstancias ante un trabajador extranjero, sin embargo, tal derecho se encuentra limitado a que ambos pretendientes a ocupar el puesto se encuentren laborando al servicio del patrón que ofrece la nueva materia de trabajo, pues, no obstante que se salvaguarda el derecho de preferencia, la ley no puede prohibir ni limitar el derecho de un patrón a escoger el personal que habrá de prestarle su fuerza de trabajo, ya que tal disposición sería, indudablemente una abierta injerencia gubernamental en detrimento de los particulares, no así sucede cuando ya existe una relación previa de subordinación y acontece una controversia sobre quien de los que reclaman pueden ocupar un puesto vacante o de nueva creación, en tal sentido, prevalece inobjetablemente el derecho preferencial del trabajador nacional sobre el extranjero. En el segundo de los casos, existe una multiplicidad de factores tendientes a regular sobre quien de los aspirantes tiene sobre si el mayor derecho preferencia a ocupar tal puesto. Al respecto, el art ículo 154 de la ley de la materia establece que: los patrones estarán obligados a preferir en igualdad de circunstancias... a quienes les hayan servido satisfactoriamente por mayor tiempo... a y los sindicalizados respecto de quienes no lo estén... si existe contrato colectivo... la preferencia para ocupar las vacantes o puestos de nueva creación se regirá por lo que disponga el contrato colectivo y el estatuto sindical. En modo intencional omití ...”a quienes no teniendo ninguna otra fuente de ingreso económica tengan a su cargo una familia...” puesto que, como afirme anteriormente, aunque se trata de una disposición legal vigente, esta no constituye más que una utopía, puesto que esa circunstancia trae implícito el hecho de que el aspirante se trata meramente de sólo eso y no de un trabajador que se desempeña al servicio del patrón, y aunque las más de las veces, no por tratarse de ajustarse a las disposiciones legales, sino como un resultado de que el trabajador que tiene a su cargo una familia actúa con mayor responsabilidad que

16
quien no la tiene, el empleador prefiere a los primeros cuando se trata de contratar a un nuevo trabajador. Ahora bien, en el supuesto de que una persona – que no trabajador- solicitante de un empleo teniendo a su cargo a una familia, haya sido desplazado de la preferencia de un empleador por otra persona que no reúne estas características, ¿cuál sería la acción legal en contra del patrono y cuales las circunstancias a probar y los resultados del litigio?. Considerando que la ley federal del trabajo se trata, en su parte medular de la regulación existente de entre la parte patronal y la trabajadora, y que estos últimos se definen como aquellos que prestan un servicio personal subordinado y que, a cambio de ello reciben una remuneración, resulta imposible que una persona que no tiene y reúne la característica de trabajador demande el derecho preferencial sobre de otro que por el sólo hecho de ajustarse a la definición de trabajador tiene sobre si el derecho a la continuidad y permanencia en el trabajo, por ello, expongo que se trata solamente de una mera figura legal carente de consecuencias la expresión contenida en dicho precepto cuando afirma “que el patrón preferirá en igualdad de circunstancias...a quienes no teniendo ninguna otra fuente de ingreso económica tengan a su cargo una familia...” aunque talvez existan voces que sugieran que el legislador quiso expresar que aquellos trabajadores que tengan otra fuente externa de ingresos estarán excluidos de las preferencias de aquellos sobre de quienes no las tengan. El derecho de preferencia nace al momento en el que el trabajador conoce de la vacante o de la creación de un nuevo puesto, o bien cuando ha sido a través de la notificación del patrón o sindicato de este hecho, o cuando en último de los casos, este se da cuenta de la ocupación del puesto por otro trabajador. En los casos en los que existe contrato colectivo, habitualmente los trabajadores conforman un escalafón, en donde consta la antigüedad en el desempeño del trabajo o función especifica y en forma general dentro de la empresa, es regla general el respeto a la posición escalafonaria y en este caso concreto, independientemente de los demás factores contemplados en la legislación laboral, prevalecerán sobre todas las cosas el derecho para quien ocupa una mejor posición escalafonaria. La acción para reclamar la preferencia de derechos prescribe en un año y, en los casos en el cual el sindicato sea quien haga las propuestas para ocupar puestos vacantes, el reclamo deberá estar dirigido a él y no a la empresa, quien está obligada a aceptar las propuestas sindicales virtud al contrato colectivo signado, debiéndose también de reclamar las diferencias económicas virtud a los ingresos que se dejan de percibir en relación al puesto que se reclama. l) de pago de salarios; El pago del salario es un derecho irrenunciable del trabajador, quien, aunque medie convenio en el cual se estipule lo contrario, tendrá sobre si el derecho a reclamarlo en la vía jurisdiccional a través de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

17
El salario en todo momento deberá ser líquido, pagadero en efectivo en moneda de curso legal en pesos mexicanos, deberá ser entregado en día hábil laborable dentro de la jornada o a su término y ser pagado en un plazo máximo de una semana cuando la naturaleza del trabajo sea física, en los demás casos, el pago podrá ser dado cada quince días. Estas acciones pueden ser originadas por lo siguiente; a) pago de salarios caídos; es decir, aquellos que se dejaron de percibir con motivo de un despido injustificado por parte del patrón. b) Pago de salarios por motivo de la prestación de un servicio personal subordinado y que el patrón se niega a pagar al termino de la jornada semanal o quincenal; y c) Pago de la diferencia de salarios cuando además se reclama el derecho preferencial. En el primero de los casos la acción se ejercita al momento de demandar también la reinstalación a la fuente de trabajo o la indemnización constitucional, ya que se trata de la percepción normal de salario que el trabajador hubiera recibido en forma habitual de no ser por el despido injustificado del que fue objeto. El pago de los salarios caídos se da a titulo de indemnización por perjuicios causados del patrón al trabajador siendo procedente el pago hasta el momento en el que el laudo cause ejecutoria, caso excepcional cuando se trata de un trabajador contratado por tiempo determinado, ya que la indemnización sólo será efectiva hasta el término del contrato pactado, no siendo posible extenderlo hasta la fecha del cumplimiento del laudo, por que entonces la indemnización sería superior al perjuicio causado y se causaría un daño legal y económico al patrón que inevitablemente será recurrido en la justicia federal. Tratándose de la segunda opción, la consecuencia no sólo estriba en el pago de los salarios dejados de percibir, sino que trae aparejada consigo la sanción a través de multas conforme al artículo 1000, multas que van desde los 15 a 315 salarios mínimos. En el último de los casos, será procedente su condena cuando se acuerde a través del laudo el derecho preferencial del trabajador demandante, debiéndose de pagar las diferencias que resulten de los pagos recibidos y los pagos que se hubieran recibido en el puesto confrontado. En todos los casos no se podrá condenar al trabajador que se haya ostentado durante el procedimiento como titular de la plaza al pago de perjuicios, sino a la instancia sindical si se tratará del caso o bien a la patronal a falta de un contrato colectivo.
D E L A I N T E R P O S I C I Ó N D E L A D E M A N D A ;

De acuerdo al artículo 871, el procedimiento se inicia con la presentación del escrito de demanda, mismo que se interpone ante la oficialía de partes o el empleado que la junta designa, debiéndose de numerar e inscribir en el libro de gobierno respectivo, haciendo referencia a la hora y día en el cual se recibió dicha promoción.

18

Las promociones hechas ante la junta no necesitan una forma determinada, pero el promovente deberá precisar los hechos y puntos petitorios, es decir, una narración breve de los actos que dieron motivo a la controversia y lo que pretende conseguir con la interposición de la demanda. Es optativo, según prevé le misma ley en su artículo 872 último párrafo, agregar en su promoción inicial, las pruebas justificativas de su acción, puesto que, el periodo eficaz para ello lo constituye la etapa de ofrecimiento de pruebas. El artículo 685 parte final establece la obligación de la junta para alertar al trabajador promovente en cuanto hace a la deficiencia que presente su demanda, así como la oscuridad de la misma, señalándole un término de tres días a efecto de que subsane su error, lapso que, transcurrido en exceso sin la correspondiente corrección, deja a la Junta en aptitud de acordar lo conducente eximiéndose de la responsabilidad de una eventual reposición de procedimiento. No obstante que no es requisito de procedencia una forma especial, salvo lo dispuesto en el artículo 739 que establece la obligatoriedad de señalar domicilio de las partes, la demanda deberá d contener, además de la junta a quien va e dirigida, lo siguiente: I).- Nombre de quien promueve; II).- Domicilio para oír y recibir notificaciones; III).- Nombre del autorizado para oír y recibir notificaciones, así como el poder que así lo acredite; IV).- Nombre del demandado; (cuando éste se ignore se hará saber esta circunstancia) V).- Domicilio del demandado; VI).- La acción pretendida; VII).- Una breve narración de los hechos propios origen del conflicto; VIII).- Sus puntos petitorios; y opcionalmente IX).- Las pruebas que considere pertinente para corroborar su dicho; y X).- Firma del promovente
D E L A N O T I F I C A C I Ó N PA R A C O N C I L I A C I Ó N , D E M A N D A O F R E C I M I E N T O Y A D M I SI Ó N D E L A Y A U D I E N C I A D E E X C E P C I O N E S ;

P R U E B A S

;

Es notoria la imposibilidad de las juntas de citar a la audiencia de conciliación, demanda y excepciones, ofrecimiento y admisión de pruebas a los quince días posteriores a la presentación de la demanda, pues es tal la carga de trabajo que cumplirla sería una verdadera odisea, sin embargo si es una obligatoriedad el que las notificaciones para esta audiencia se hagan, cuando menos, con diez días de anticipación. En la primera notificación hecha a las partes, esto es, la notificación personal, se deberá de seguir en sentido estricto lo preceptuado en el artículo 743, es decir, el actuario se cerciorará de que la persona que deba ser notificada, habita, trabaja o tiene su domicilio en la casa o local, señalado en autos para hacer la notificación,

19
si está presente el interesado o su representante, el actuario notificará, la resolución entregando copia de la misma; si se trata de persona moral, el actuario se asegurará de que la persona con quien entiende la diligencia es representante legal de aquella, si no está presente el interesado o su representante, se le dejará citatorio para que lo espere al día siguiente, a una hora determinada, si no obstante el citatorio, no está presente el interesado o su representante, la notificación se hará a cualquier persona que se encuentre en la casa o local, y si estuvieren estos cerrados, se fijará una copia de la resolución en la puerta de entrada. Si en la casa o local designado para hacer la notificación se negare el interesado, su representante o la persona con quien se entienda la diligencia, a recibir la notificación, ésta se hará por instructivo que se fijará en la puerta de la misma, adjuntando una copia de la resolución. En el caso del artículo 712 de esta ley, el actuario se cerciorará de que el local designado en autos, es aquel en que se prestan o se prestaron los servicios. En todos los casos a que se refiere este artículo, el actuario asentará razón en autos, señalando con claridad los elementos de convicción en que se apoye. Excepto cuando el promovente haya señalado los estrados de la Junta para notificaciones. ;

L A

P E R S O N A L I D A D

D E

L A S

P A R T E S

Son partes en el proceso, las personas físicas o morales que acrediten su interés jurídico en el proceso y ejerciten acciones u opongan excepciones, sin embargo, antes estas deberán sujetarse a las reglas contenidas en la ley en el caso de comparecer con apoderado que los represente en el proceso. En tratándose del trabajador, el acreditamiento de la personalidad del apoderado se da por parte de la junta, mediante la constancia en autos de un escrito en donde se ot orgue a éste el poder para representarlo en el conflicto, dicho poder deberá estar suscrito por el trabajador y apoderado, así como de dos testigos y no se necesita del protocolo notarial para su plena validez ante las juntas. Cuando comparezca la representación sindical, la personalidad se tendrá por acreditada con la constancia de la toma de nota, así como de la designación y protocolo notarial de poder hacia el abogado, debiéndose en el inicio de la audiencia inicial de solicitar la acreditación de dicha circunstancia a fin de estar en aptitud de comparecer y actuar ante la Junta en cuestión, En cuanto hace a la representación de la parte patronal, esta deberá hacerse ineludiblemente mediante una escritura pública donde deberá certificarse que el poderdante tiene las facultades expresas para otorgar el poder respectivo. El periodo indicado para la objeción de la personalidad es hasta antes de la culminación de la etapa de demanda y excepciones.
D E L A A C T U A C I Ó N E N C O N C I L I A C I Ó N , D E M A N D A O F R E C I M I E N T O Y A D M I SI Ó N D E L A Y A U D I E N C I A D E E X C E P C I O N E S ;

P R U E B A S

.

20

El artículo 875 de la ley in comento enuncia las etapas en las que se desarrollará el procedimiento ante las juntas de conciliación y arbitraje en cuanto hace a la audiencia inicial, siendo estas la de conciliación, demanda y excepciones y ofrecimiento y admisión de pruebas. Con el propósito de que el lector se familiarice con estas, a continuación se exponen paso a paso las mismas destacándose lo más peculiar de estas etapas así como sus singularidades a diferencia del proceder en otras materias, y muy en especial con lo civil. a) etapa de conciliación: Ocasionalmente se puede cumplir con el propósito de esta etapa; si bien es cierto la pretensión del actor se puede limitar, -como se expuso con anterioridad- a la percepción de un beneficio económico al hacer el reclamo de una cantidad líquida producto de los salarios dejados de percibir, así como las indemnizaciones marcadas por la ley, o bien a ejercitar el derecho a la continuidad en el trabajo, no menos cierto es que existen también muchas otras finalidades, tales como la firma de un contrato colectivo, la solicitud de un aumento en los salarios, la reducción o ajuste en los alcances económicos a los trabajadores por situaciones excepcionales en el caso de los patrones, etc. las cuales ambas partes conocían con anterioridad y que el sólo hecho de no haber podido llegar a un arreglo amistoso entre las partes orilla a una de estas a acudir ante el órgano jurisdiccional para buscar la solución mediante el arbitraje de la junta, por ende, se presume que la sola interposición de la demanda –cualquiera que sea la pretensión- no podrá ser conciliada en la primera etapa. Sin embargo, el hecho de acudir ante los mismos y someterse al resultado de un laudo que podría derivar en un monto económico superior a lo que se estaría dispuesto a pagar, sobre todo, cuando el proceso podría, bien por la cantidad de asuntos ventilados por las Juntas de Conciliación y arbitraje, o bien por la dilación artificiosa que cualquiera de las partes realice para acrecentar el tiempo y por ende el beneficio económico, puede ser factor para que se tome la determinación de un arreglo con satisfacción para ambas, máxime conociendo el dicho de que “vale más un mal arreglo que un buen pleito”. Así las cosas, si la conciliación es posible, dentro de esta etapa de la audiencia, las partes deberán expresar ante la Junta al acuerdo al que se ha llegado y solicitar que el mismo sea elevado a la categoría de cosa juzgada, con lo cual se evita que, posteriormente se pueda ejercitar la misma acción con el mismo actor. La ley laboral atinadamente prevé que, en caso de ser posible la conciliación y con la finalidad de poder efectuar el convenio respectivo, las partes podrán pedir la suspensión de la audiencia por una única ocasión. Es importante señalar que, esta suspensión será procedente siempre y cuando comparecieren personalmente las partes y sean estas quienes lo promuevan sin intervención de apoderados. Caso contrario, es decir, cuando no existe c onciliación, el actor deberá así manifestarlo a efecto de que la etapa sea cerrada y se inicie formalmente el

21
procedimiento jurisdiccional o de arbitrio a través de la Junta de conciliación y arbitraje. Un modelo de acuerdo seria el siguiente: “ACUERDO.- Se tiene por celebrada la presente audiencia en su etapa conciliatoria, y toda vez que el actor no comparece a la presenta audiencia, a las partes se les tiene por inconformes con todo arreglo conciliatorio, por lo que en consecuencia continúese con la audiencia en su etapa de demanda y excepciones de conformidad con lo dispuesto por el artículo 876 de la ley federal del trabajo.- CUMPLASE. b) Etapa de demanda y excepciones; En esta etapa se le habrá de conceder el uso de la voz a la parte actora, quien tendrá la opción de ratificar en todas y cada una de sus partes su promoción inicial, o bien, aumentarla o modificarla. En el segundo de los casos, es decir, ante la opción de que el actor pretenda aumentar o modificar los hechos de la demanda, es aplicable la siguiente tesis: AUDIENCIA LABORAL. CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA CUANDO EL ACTOR MODIFICA SUSTANCIALMENTE SU ESCRITO INICIAL. 1 Del análisis relacionado de los artículos 871, 873, 875, 878 y 879 de la Ley Federal del Trabajo, se desprende, en términos generales, que en la etapa de demanda y excepciones el actor puede ratificar o modificar su escrito inicial de demanda. En el primer supuesto debe estimarse que el demandado está en aptitud de responder a las pretensiones del actor y, por ello, debe proceder a dar contestación a todos y cada uno de los hechos aducidos por éste, oponiendo, además, sus excepciones y defensas, y aun reconvenir al demandante. En cambio, cuando el actor modifica sustancialmente su escrito inicial de demanda (lo cual ocurrirá cuando aduzca hechos nuevos, desvirtúe los alegados para introducir otros que contradigan los que originalmente narró, o bien ejercite acciones nuevas o distintas de las inicialmente planteadas), el demandado no se encuentra obligado a producir la contestación al escrito inicial de demanda en el momento en que se realiza esa modificación porque no tendría oportunidad para preparar sus excepciones y defensas, ni las pruebas respectivas, atendiendo a los cambios efectuados por el demandante. En este orden de ideas, debe concluirse que si en la audiencia se introducen modificaciones al escrito inicial de demanda que no son fundamentales, el demandado está obligado a producir en ese acto su contestación a la demanda, pero si se introducen modificaciones sustanciales, la Junta deberá suspender la audiencia y señalar nueva fecha para su realización, en la cual podrá aquél contestar la demanda en su totalidad. A continuación, es decir, cuando el actor ratifico su escrito inicial de demanda, la contraria procederá a dar contestación a la misma, oralmente o por escrito, estando obligado en el segundo de los casos a proporcionar copia simple al actor de su contestación, oponiendo sus excepciones y defensas, debiéndose referir a

Novena Época, Instancia: Segunda Sala, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo: VII, Marzo de 1998, Tesis: 2a./J. 11/98 , Página: 257
1

22
todos y cada uno de los hechos aducidos en la demanda, considerando que la omisión a cualquiera de estos se tendrá por contestados en sentido afirmativo, pero cuando los hechos que se le imputan no le resulten propios o bien le resulten desconocidos, deberá manifestarlo así. En su contestación la demandada puede agregar las explicaciones que estime convenientes a sus intereses. Dentro de esta etapa, la demandada puede reconvenir al actor, es decir, puede contra demandar una prestación, hecho ante el cual, deja al actor en dos opciones, contestar de inmediato a la reconvención o bien, solicitar a la junta la suspensión de la audiencia para estar en oportunidad de ofrecer una contestación y preparar y ofrecer sus pruebas necesarias. Hecha la contestación y opuestas las excepciones correspondientes, las partes podrán replicar y contrarreplicar, es decir, refutará el actor los hechos manifestados por la demandada y esta a su vez manifestará lo necesario a fin de robustecer su planteamiento hecho valer a través de su contestación. Al respecto, es menester observar la siguiente tesis: LAUDOS. DEBEN SER CONGRUENTES CON LO EXPUESTO EN LA DEMANDA, CONTESTACION, AMPLIACION, MODIFICACION, REPLICA Y CONTRARREPLICA. 2 El artículo 842 de la Ley Federal del Trabajo impone el deber a las Juntas de dictar los laudos congruentes a la demanda, contestación y demás pretensiones aducidas oportunamente en el juicio, debiendo entender con ello que las manifestaciones hechas por las partes tanto en los escritos de demanda, contestación a la misma, como la ampliación, modificación, réplica y contrarréplica planteadas por las partes en la etapa de demanda y excepciones, según se desprende de lo dispuesto en las fracciones II, IV y VIII del artículo 878 de la citada ley laboral, deben ser consideradas por la Junta al fijar la controversia; de lo contrario, infringe el principio de congruencia. Sin embargo, es importante señalar que si las partes o alguna de ellas no hace uso del derecho a ejercitarlas esto no conlleve a la aceptación de los hechos manifestados por la contraria, ya que no existe disposición alguna ni jurisprudencia que así lo señale, igualmente, su omisión no genera agravio alguno por lo que las juntas no estarán obligadas a reponer el procedimiento cuando las partes o alguna de ellas no hayan hecho uso de la potestad conferida.

Novena Época, Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo: III, Junio de 1996, Tesis: I.6o.T. J/15, Página: 639
2

SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

23
Concluidas las manifestaciones en vía de replica y contrarréplica, la junta procederá a dar por celebrada la audiencia de demanda y excepciones y pasar como consecuencia a la etapa siguiente: c) Etapa de ofrecimiento y admisión de pruebas; Considerando que el actor puede en forma optativa ofrecer sus pruebas en su primera promoción, y que el demandado al momento de hacer su contestación proveer las suyas, no será sino hasta esta etapa en cuanto se admitan o desechen las mismas virtud a un mal ofrecimiento o bien, por que estas no guarden relación con la litis planteada o por que se trate de hechos de los cuales la contraparte se encuentre confesa. Sin embargo la junta deberá expresar el motivo de ello. El capitulo de pruebas de esta ley, hace referencia a aquellas que son admisibles dentro del procedimiento y se contemplan en el artículo 776, siendo las siguientes: I.- Confesional; II.- Documental: III.- Testimonial; IV.- Pericial; V.- Inspección; VI.- Presuncional; VII.- Instrumental de actuaciones; y VIII.- Fotografías y, en general, descubrimientos de la ciencia;

aquellos

medios

aportados

por

los

Al momento de ofrecer las pruebas, cualesquiera que sean, se habrá de proceder con irrestricto apego a lo establecido en la ley, pues un fallo en esto puede implicar el desechamiento de la misma, lo cual puede trascender al éxito del negocio jurídico, así por ejemplo cuando se ofrece la confesional de los miembros de la directiva de los sindicatos o administradores o gerentes generales y los hechos que le dieron origen al conflicto no le sean propios, la junta desechará la prueba. d) Celebración de la audiencia de desahogo de pruebas; Varias pueden ser las pruebas que necesiten de un desahogo especial, de entre las cuales están: a) confesional; a cargo de cada una de las partes y que para su desahogo requiere de que sea primero ofrecido el pliego de posiciones (que tiene las preguntas) y de su calificación de legal por parte de la junta. Una vez salvado este requisit o, la junta procederá a interrogar por su conducto al absolvente. Aquí es importante señalar que el oferente deberá reservarse su derecho a volver a preguntar, puesto que al no hacerlo podría perder dicha facultad y no poder efectuar con eficacia el desahogo de la prueba, y que no obstante haber sido desechadas su preguntas iniciales, estas, siendo replanteadas y salvando el obstáculo que los hace ilegales, pueden ser calificadas de legales. b) Testimonial; la cual tendrá por hecho a un máximo de tres testigos y por lo menos a uno, siempre y cuando concurran circunstancias que determinen la veracidad y nivel de credibilidad ante las Juntas. Al respecto, se deberán seguir las mismas reglas que en la prueba confesional.

24
c) Pericial grafoloscopica, medica, contable, etc. Al momento de ofrecer dicho medio de convicción, deberá inmediatamente para el caso de ser objetada, su perfeccionamiento. d) Inspección; la cual consiste Las restantes pruebas, tales como la presuncional legal y humana, así como la instrumental de actuaciones, no merecen un desahogo especial, aunque la primera de ellas si merece consideración especial, la cual se comenta en el artículo 830. Las pruebas documentales y fotográfica, merecen ser perfeccionadas para el caso de ser objetadas, la cual se logra mediante cotejo, compulsa o bien ser ratificado en su contenido y firma por el signante, pudiendo en este último caso la contraparte formularle las preguntas en relación a los hechos contenidos en el documento. e) Término para alegatos una vez concluido el desahogo de las pruebas, o bien cuando no existan pruebas por desahogar y exista acuerdo con los hechos y controversia; De acuerdo al artículo 884, tras la audiencia de desahogo de pruebas, las partes podrán formular sus alegatos, caso contrario, la junta dará termino de tres días a efecto de que las partes elaboren sus respectivos alegatos, una vez producidos estos y certificado que no existen más pruebas que desahogar, el auxiliar, de oficio declarará cerrada la instrucción y dentro de los diez días siguientes formulará el proyecto de resolución en forma de laudo, el cual deberá contener un extracto de la demanda y de la contestación, réplica y contrarréplica; y en su caso, de la reconvención y contestación de la misma; el señalamiento de los hechos controvertidos; una relación de las pruebas admitidas y desahogadas, y su apreciación en conciencia, señalando los hechos que deban considerarse probados; las consideraciones que fundadas y motivadas se deriven, en su caso, de lo alegado y probado; y los puntos resolutivos. Del proyecto de laudo formulado por el auxiliar, se entregará una copia a cada uno de los miembros de la Junta. Dentro de los cinco días hábiles siguientes al de haber recibido la copia del proyecto, cualquiera de los miembros de la Junta podrá solicitar que se practiquen las diligencias que no se hubieren llevado a cabo por causas no imputables a las partes, o cualquiera diligencia que juzgue conveniente para el esclarecimiento de la verdad. La Junta, con citación de las partes, señalará, en su caso, día y hora para el desahogo, dentro de un término de ocho días, de aquellas pruebas que no se llevaron a cabo o para la práctica de las diligencias solicitadas. Transcurrido el término concedido a los integrantes de la Junta, o en su caso, desahogadas las diligencias que en este término se hubiesen solicitado, el Presidente de la Junta citará a los miembros de la misma, para la discusión y votación, que deberá efectuarse dentro de los diez días siguientes al en que hayan concluido el término fijado o el desahogo de las diligencias respectivas. La discusión y votación del proyecto de laudo, se llevará a cabo en sesión de la Junta, de la forma siguiente: Se dará lectura al proyecto de resolución a los alegatos y observaciones formuladas por las partes; El Presidente pondrá a

25
discusión el negocio con el resultado de las diligencias practicadas; y terminada la discusión, se procederá a la votación, y el Presidente declarará el resultado. Si el proyecto de resolución fuere aprobado, sin adiciones ni modificaciones, se elevará a la categoría de laudo y se firmará de inmediato por los miembros de la Junta. Si al proyecto se le hicieran modificaciones o adiciones, se ordenará al secretario que de inmediato redacte el laudo, de acuerdo con lo aprobado. En este caso, el resultado se hará constar en acta. Engrosado el laudo, el Secretario recogerá, en su caso, las firmas de los miembros de la Junta que votaron en el negocio y, una vez recabadas, turnará el expediente al actuario, para que de inmediato notifique personalmente el laudo a las partes.

26

TITULO PRIMERO Principios generales
1 ° . La presente ley es de observancia general en toda la República y rige las relaciones de trabajo comprendidas en el artículo 123, Apartado "A", de la Constitución. 3 A R T Í C U L O

Artículo 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil ; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a la ley.
3

El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes, deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán: A. Entre los obreros, jornaleros, empleados, domésticos, artesanos y, de una manera general, todo contrato de trabajo: I. La duración de la jornada máxima será de ocho horas; II. La jornada máxima de trabajo nocturno será de siete horas. Quedan prohibidas: las labores insalubres o peligrosas, el trabajo nocturno industrial y todo otro trabajo después de las diez de la noche, de los menores de dieciséis años; III. Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores de catorce años. Los mayores de esta edad y menores de dieciséis tendrán como jornada máxima la de seis horas; IV. Por cada seis días de trabajo deberá disfrutar el operario de un día de descanso, cuando menos; V. Las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que exijan un esfuerzo considerable y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación; gozarán forzosamente de un descanso de seis semanas anteriores a la fecha fijada aproximadamente para el parto y seis semanas posteriores al mismo, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo. En el periodo de lactancia tendrán dos descansos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos; VI. Los salarios mínimos que deberán disfrutar los trabajadores serán generales o profesionales. Los primeros regirán en las áreas geográficas que se determinen; los segundos se aplicarán en ramas determinadas de la actividad económica o en profesiones, oficios o trabajos especiales. Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

27

Los salarios mínimos se fijarán por una comisión nacional integrada por representantes de los trabajadores, de los patrones y del gobierno, la que podrá auxiliarse de las comisiones especiales de carácter consultivo que considere indispensables para el mejor desempeño de sus funciones; VII. Para trabajo igual debe corresponder salario igual, sin tener en cuenta sexo, ni nacionalidad; VIII. El salario mínimo quedará exceptuado de embargo, compensación o descuento; IX. Los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades de las empresas, regulada de conformidad con las siguientes normas: a). Una Comisión Nacional, integrada con representantes de los trabajadores, de los patronos y del gobierno, fijará el porcentaje de utilidades que deba repartirse entre los trabajadores; b). La Comisión Nacional practicará las investigaciones y realizará los estudios necesarios y apropiados para conocer las condiciones generales de la economía nacional. Tomará asimismo en consideración la necesidad de fomentar el desarrollo industrial del país, el interés razonable que debe percibir el capital y la necesidad de reinversión de capitales. c). La misma Comisión podrá revisar el porcentaje fijado cuando existan nuevos estudios e investigaciones que los justifiquen. d). La ley podrá exceptuar de la obligación de repartir utilidades a las empresas de nueva creación durante un número determinado y limitado de años, a los trabajos de exploración y a otras actividades cuando lo justifique su naturaleza y condiciones particulares. e). Para determinar el monto de las utilidades de cada empresa se tomará como base la renta gravable de conformidad con las disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta. Los trabajadores podrán formular, ante la oficina correspondiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las objeciones que juzguen convenientes, ajustándose al procedimiento que determine la ley. f). El derecho de los trabajadores a participar en las utilidades no implica la facultad de intervenir en la dirección o administración de las empresas; X. El salario deberá pagarse precisamente en moneda de curso legal, no siendo permitido hacerlo efectivo con mercancías, ni con vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda sustituir la moneda; XI. Cuando, por circunstancias extraordinarias, deban aumentarse las horas de jornada, se abonará como salario por el tiempo excedente un ciento por ciento más de lo fijado para las horas normales. En ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de tres horas diarias, ni de tres veces consecutivas. Los menores de dieciséis años no serán admitidos en esta clase de trabajos;

28

XII. Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo, estará obligada, según lo determinen las leyes reglamentarias, a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Esta obligación se cumplirá mediante las aportaciones que las empresas hagan a un fondo nacional de la vivienda a fin de constituir depósitos en favor de sus trabajadores y establecer un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato y suficiente para que adquieran en propiedad tales habitaciones. Se considera de utilidad social la expedición de una ley para la creación de un organismo integrado por representantes del Gobierno Federal, de los trabajadores y de los patrones, que administre los recursos del fondo nacional de la vivienda. Dicha ley regulará las formas y procedimientos conforme a los cuales los trabajadores podrán adquirir en propiedad las habitaciones antes mencionadas. Las negociaciones a que se refiere el párrafo 1o. de esta fracción, situadas fuera de las poblaciones, están obligadas a establecer escuelas, enfermerías y demás servicios necesarios a la comunidad. Además, en estos mismos centros de trabajo, cuando su población exceda de doscientos habitantes, deberá reservarse un espacio de terreno, que no será menor de cinco mil metros cuadrados, para el establecimiento de mercados públicos, instalación de edificios destinados a los servicios municipales y centros recreativos. Queda prohibido en todo centro de trabajo el establecimiento de expendios de bebidas embriagantes y de casas de juegos de azar; XIII. Las empresas, cualquiera que sea su actividad, estarán obligadas a proporcionar a sus trabajadores, capacitación o adiestramiento para el trabajo. La ley reglamentaria determinará los sistemas, métodos y procedimientos conforme a los cuales los patrones deberán cumplir con dicha obligación; XIV. Los empresarios serán responsables de los accidentes del trabajo y de las enfermedades profesionales de los trabajadores, sufridas con motivo o en ejercicio de la profesión o trabajo que ejecuten; por lo tanto, los patrones deberán pagar la indemnización correspondiente, según que haya traído como consecuencia la muerte o simplemente incapacidad temporal o permanente para trabajar, de acuerdo con lo que las leyes determinen. Esta responsabilidad subsistirá aun en el caso de que el patrono contrate el trabajo por un intermediario; XV. El patrón estará obligado a observar, de acuerdo con la naturaleza de su negociación, los preceptos legales sobre higiene y seguridad en las instalaciones de su establecimiento, y a adoptar las medidas adecuadas para prevenir accidentes en el uso de las máquinas, instrumentos y materiales de trabajo, así como a organizar de tal manera éste, que resulte la mayor garantía para la salud y la vida de los trabajadores, y del producto de la concepción, cuando se trate de mujeres embarazadas. Las leyes contendrán, al efecto, las sanciones procedentes en cada caso; XVI. Tanto los obreros como los empresarios tendrán derecho para coaligarse en defensa de sus respectivos intereses, formando sindicatos, asociaciones profesionales, etcétera;

29

XVII. Las leyes reconocerán como un derecho de los obreros y de los patronos las huelgas y los paros; XVIII. Las huelgas serán lícitas cuando tengan por objeto conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital. En los servicios públicos será obligatorio para los trabajadores dar aviso con diez días de anticipación, a la Junta de Conciliación y Arbitraje, de la fecha señalada para la suspensión del trabajo. Las huelgas serán consideradas como ilícitas únicamente cuando la mayoría de los huelguistas ejerciere actos violentos contra las personas o las propiedades, o en caso de guerra, cuando aquellos pertenezcan a los establecimientos y servicios que dependan del gobierno; XIX. Los paros serán lícitos únicamente cuando el exceso de producción haga necesario suspender el trabajo para mantener los precios en un límite costeable, previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje; XX. Las diferencias o los conflictos entre el capital y el trabajo se sujetarán a la decisión de una Junta de Conciliación y Arbitraje, formada por igual número de representantes de los obreros y de los patronos, y uno del gobierno; XXI. Si el patrono se negare a someter sus diferencias al arbitraje o a aceptar el laudo pronunciado por la Junta, se dará por terminado el contrato de trabajo y quedará obligado a indemnizar al obrero con el importe de tres meses de salario, además de la responsabilidad que le resulte del conflicto. Esta disposición no será aplicable en los casos de las acciones consignadas en la fracción siguiente. Si la negativa fuere de los trabajadores, se dará por terminado el contrato de trabajo; XXII. El patrono que despida a un obrero sin causa justificada o por haber ingresado a una asociación o sindicato, o por haber tomado parte en una huelga lícita, estará obligado, a elección del trabajador, a cumplir el contrato o a indemnizarlo con el importe de tres meses de salario. La ley determinará los casos en que el patrono podrá ser eximido de la obligación de cumplir el contrato mediante el pago de una indemnización. Igualmente tendrá la obligación de indemnizar al trabajador con el importe de tres meses de salario cuando se retire del servicio por falta de probidad del patrono o por recibir de él malos tratamientos, ya sea en su persona o en la de su cónyuge, padres, hijos o hermanos. El patrono no podrá eximirse de esta responsabilidad cuando los malos tratamientos provengan de dependientes o familiares que obren con el consentimiento o tolerancia de él; XXIII. Los créditos en favor de los trabajadores por salario o sueldos devengados en el último año, y por indemnizaciones, tendrán preferencia sobre cualesquiera otros en los casos de concurso o de quiebra; XXIV. De las deudas contraídas por los trabajadores a favor de sus patronos, de sus asociados, familiares o dependientes, sólo será responsable el mismo trabajador, y en ningún caso y por ningún motivo se podrá exigir a los miembros de su familia, ni serán exigibles dichas deudas por la cantidad excedente del sueldo del trabajador en un mes; XXV. El servicio para la colocación de los trabajadores será gratuito para éstos, ya se efectúe por oficinas municipales, bolsas de trabajo o por cualquiera otra institución oficial o particular.

30

En la prestación de este servicio se tomará en cuenta la demanda de trabajo y, en igualdad de condiciones, tendrán prioridad quienes representen la única fuente de ingresos en su familia; XXVI. Todo contrato de trabajo celebrado entre un mexicano y un empresario extranjero deberá ser legalizado por la autoridad municipal competente y visado por el cónsul de la nación adonde el trabajador tenga que ir, en el concepto de que, además de cláusulas ordinarias, se especificará claramente que los gastos de repatriación quedan a cargo del empresario contratante; XXVII. Serán condiciones nulas y no obligarán a los contrayentes, aunque se expresen en el contrato: a). Las que estipulen una jornada inhumana, por lo notoriamente excesiva, dada la índole del trabajo. b). Las que fijen un salario que no sea remunerador a juicio de las Juntas de Conciliación y Arbitraje. c). Las que estipulen un plazo mayor de una semana para la percepción del jornal. d). Las que señalen un lugar de recreo, fonda, café, taberna, cantina o tienda para efectuar el pago del salario, cuando no se trate de empleados en esos establecimientos. e). Las que entrañen obligación directa o indirecta de adquirir los artículos de consumo en tiendas o lugares determinados. f). Las que permitan retener el salario en concepto de multa. g). Las que constituyan renuncia hecha por el obrero de las indemnizaciones a que tenga derecho por accidente de trabajo y enfermedades profesionales, perjuicios ocasionados por el incumplimiento del contrato o por despedírsele de la obra. h). Todas las demás estipulaciones que impliquen renuncia de algún derecho consagrado a favor del obrero en las leyes de protección y auxilio a los trabajadores; XXVIII. Las leyes determinarán los bienes que constituyan el patrimonio de la familia, bienes que serán inalienables, no podrán sujetarse a gravámenes reales ni embargos, y serán transmisibles a título de herencia con simplificación de las formalidades de los juicios sucesorios; XXIX. Es de utilidad pública la Ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes, de servicios de guardería y cualquier otro encaminado a la protección y bienestar de los trabajadores, campesinos no asalariados y otros sectores sociales y sus familiares; XXX. Asimismo, serán consideradas de utilidad social, las sociedades cooperativas para la construcción de casas baratas e higiénicas, destinadas a ser adquiridas en propiedad por los trabajadores en plazos determinados; y

31

XXXI. La aplicación de las leyes del trabajo corresponde a las autoridades de los Estados, en sus respectivas jurisdicciones, pero es de la competencia exclusiva de las autoridades federales en los asuntos relativos a: a). Ramas industriales y servicios: 1. Textil; 2. Eléctrica; 3. Cinematográfica; 4. Hulera; 5. Azucarera; 6. Minera; 7. Metalúrgica y siderúrgica, abarcando la explotación de los minerales básicos, el beneficio y la fundición de los mismos, así como la obtención de hierro metálico y acero a todas sus formas y ligas y los productos laminados de los mismos; 8. De hidrocarburos; 9. Petroquímica; 10. Cementera; 11. Calera; 12. Automotriz, incluyendo autopartes mecánicas o eléctricas; 13. Química, incluyendo la química farmacéutica y medicamentos; 14. De celulosa y papel; 15. De aceites y grasa vegetales; 16. Productora de alimentos, abarcando exclusivamente la fabricación de los que sean empacados, enlatados o envasados, o que se destinen a ello; 17. Elaboradora de bebidas que sean envasadas o enlatadas o que se destinen a ello; 18. Ferrocarrilera; 19. Maderera básica, que comprende la producción de aserradero y la fabricación de triplay o aglutinados de madera; 20. Vidriera, exclusivamente por lo que toca a la fabricación de vidrio plano, liso o labrado, o de envases de vidrio; 21. Tabacalera, que comprende el beneficio o fabricación de productos de tabaco, y 22. Servicios de Banca y Crédito. b). Empresas: 1. Aquellas que sean administradas en forma directa o descentralizada por el Gobierno Federal; 2. Aquellas que actúen en virtud de un contrato o concesión federal y las industrias que les sean conexas, y 3. Aquellas que ejecuten trabajos en zonas federales o que se encuentren bajo jurisdicción federal en las aguas territoriales o en las comprendidas en la zona económica exclusiva de la nación. También será competencia exclusiva de las autoridades federales, la aplicación de las disposiciones de trabajo en los asuntos relativos a conflictos que afecten a dos o más entidades federativas; contratos colectivos que hayan sido declarados obligatorios en más de una entidad federativa; obligaciones patronales en materia educativa, en los términos de ley; y respecto a las obligaciones de los patrones en materia de capacitación y adiestramiento de sus trabajadores, así como de seguridad e higiene en los centros de trabajo para lo cual las autoridades federales contarán con el auxilio de las estatales, cuando se trate de ramas o actividades de jurisdicción local, en los términos de la ley reglamentaria correspondiente. B. Entre los Poderes de la Unión, el gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores: I. La jornada diaria máxima de trabajo diurna y nocturna será de ocho y siete horas, respectivamente. Las que excedan serán extraordinarias y se pagarán con un ciento por ciento más de la remuneración fijada para el servicio ordinario. En ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de tres horas diarias ni tres veces consecutivas; II. Por cada seis días de trabajo, disfrutará el trabajador de un día de descanso, cuando menos, con goce de salario íntegro; III. Los trabajadores gozarán de vacaciones, que nunca serán menores de veinte días al año;

32

IV. Los salarios serán fijados en los presupuestos respectivos, sin que su cuantía pueda ser disminuida durante la vigencia de éstos. En ningún caso los salarios podrán ser inferiores al mínimo para los trabajadores en general en el Distrito Federal y en las entidades de la República; V. A trabajo igual corresponderá salario igual, sin tener en cuenta el sexo; VI. Sólo podrán hacerse retenciones, descuentos, deducciones o embargos al salario en los casos previstos en las leyes; VII. La designación del personal se hará mediante sistemas que permitan apreciar los conocimientos y aptitudes de los aspirantes. El Estado organizará escuelas de administración pública; VIII. Los trabajadores gozarán de derechos de escalafón a fin de que los ascensos se otorguen en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad. En igualdad de condiciones, tendrá prioridad quien represente la única fuente de ingreso en su familia; IX. Los trabajadores sólo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada, en los términos que fije la ley. En caso de separación injustificada tendrán derecho a optar por la reinstalación de su trabajo o por la indemnización correspondiente, previo el procedimiento legal. En los casos de supresión de plazas, los trabajadores afectados tendrán derecho a que se les otorgue otra equivalente a la suprimida o a la indemnización de ley; X. Los trabajadores tendrán el derecho de asociarse para la defensa de sus intereses comunes. Podrán, asimismo, hacer uso del derecho de huelga previo el cumplimiento de los requisitos que determine la ley, respecto de una o varias dependencias de los Poderes Públicos, cuando se violen de manera general y sistemática los derechos que este artículo les consagra; XI. La seguridad social se organizará conforme a las siguientes bases mínimas: a). Cubrirá los accidentes y enfermedades profesionales; las enfermedades no profesionales y maternidad; y la jubilación, la invalidez, vejez y muerte. b). En caso de accidente o enfermedad, se conservará el derecho al trabajo por el tiempo que determine la ley. c). Las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que exijan un esfuerzo considerable y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación; gozarán forzosamente de un mes de descanso antes de la fecha fijada aproximadamente para el parto y de otros dos después del mismo, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo. En el periodo de lactancia tendrán dos descansos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos. Además, disfrutarán de asistencia médica y obstétrica, de medicinas, de ayudas para la lactancia y del servicio de guarderías infantiles.

33

A R T Í C U L O

justicia social

4

2 . Las normas de trabajo tienden a conseguir el equilibrio y la en las relaciones entre trabajadores y patrones. 5

d). Los familiares de los trabajadores tendrán derecho a asistencia médica y medicinas, en los casos y en la proporción que determine la ley. e). Se establecerán centros para vacaciones y para recuperación, así como tiendas económicas para beneficio de los trabajadores y sus familiares. f). Se proporcionarán a los trabajadores habitaciones baratas, en arrendamiento o venta, conforme a los programas previamente aprobados. Además, el Estado mediante las aportaciones que haga, establecerá un fondo nacional de la vivienda a fin de constituir depósitos en favor de dichos trabajadores y establecer un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato y suficiente para que adquieran en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas, o bien para construirlas, repararlas, mejorarlas o pagar pasivos adquiridos por estos conceptos. Las aportaciones que se hagan a dicho fondo serán enteradas al organismo encargado de la seguridad social, regulándose en su ley y en las que correspondan la forma y el procedimiento conforme a los cuales se administrará el citado fondo y se otorgarán y adjudicarán los créditos respectivos; XII. Los conflictos individuales, colectivos o intersindicales serán sometidos a un Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, integrado según lo prevenido en la ley reglamentaria. Los conflictos entre el Poder Judicial de la Federación y sus servidores serán resueltos por el Consejo de la Judicatura Federal; los que se susciten entre la Suprema Corte de Justicia y sus empleados serán resueltos por esta última. XIII. Los militares, marinos y miembros de los cuerpos de seguridad pública, así como el personal de servicio exterior, se regirán por sus propias leyes. El Estado proporcionará a los miembros en el activo del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, las prestaciones a que se refiere el inciso f) de la fracción XI de este apartado, en términos similares y a través del organismo encargado de la seguridad social de los componentes de dichas instituciones; y XIII bis. El banco central y las entidades de la Administración Pública Federal que formen parte del sistema bancario mexicano regirán sus relaciones laborales con sus trabajadores por lo dispuesto en el presente Apartado. XIV. La ley determinará los cargos que serán considerados de confianza. Las personas que los desempeñen disfrutarán de las medidas de protección al salario y gozarán de los beneficios de la seguridad social. ¿Qué es la justicia social? Desde la antigua Grecia de Sócrates esta pregunta ha quedado con respuestas a medias y verdades inconclusas. Si partimos de que la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada quien lo que en derecho le corresponde y que lo social es el
4

34

3 . El trabajo es un derecho y un deber sociales. No es artículo de comercio, exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia. 6 No podrán establecerse distinciones entre los trabajadores por motivo de raza, sexo, edad, credo religioso, doctrina política o condición social. A R T Í C U L O

resultado del aglutinamiento del hombre, concluiremos que la justicia social es la tendencia a buscar dentro del marco gubernamental y del derecho a la mejor convivencia de la sociedad. ¿Porqué?, En primer lugar la justicia social es sólo un principio plasmado constitucionalmente, un principio basado en el que el gobernante en todos sus actos deberá de buscar el beneficio colectivo sobre el intereses de unos cuantos (incluidas todas las clases sociales) Así pues, el derecho laboral constituye un derecho social el cual se inclina hacia la protección de la clase mayoritaria (indudablemente la clase que aporta la fuerza de producción) pero sin que esta inclinación tenga que afectar a la clase que aporta el capital, ya que de ser así, indudablemente esto repercutiría en el desequilibrio de los factores de la producción, influyendo finalmente en una injusticia social que perjudicaría a la clase social mayoritaria. En una entrevista sostenida (Laboral número 98 página 6 )con el ex-presidente mexicano José López Portillo, éste último expreso al cuestionársele acerca de su concepto de justicia social que “cada mexicano tiene derecho a la justicia para satisfacer sus necesidades... suficientes... para tener una vida digna. Con esto quiere decirse que tiene que recibir –por el sólo hecho de ser mexicano- educación para aumentar sus capacidades, alimentación para un nutrimento mejor y todo lo que esto implica... salud y los satisfactores que puedan aportar en éste sentido... y que la justicia social es una expresión de la voluntad constante y perpetua – correspondiendo al modelo clásico- de dar a cada quien lo suyo, lo cual es materia social, es justicia social”. El doctor Ignacio Burgoa Orihuela, en su libro Derecho Constitucional Mexicano, de editorial Porrúa, página 297 edición decimocuarta sostiene que “...el bien común no es sino la justicia social... por ende, la justicia social no es sino la síntesis deontológico de todo orden jurídico y de la finalidad del estado. Etimológicamente, la expresión justicia social, denota la justicia para la sociedad y como esta se compone de individuos, su alcance se extiende a los miembros particulares de la comunidad y a la misma comunidad misma como un todo humano unitario...” Al regular y fungir como árbitro el estado de los conflictos y relaciones entre el capital y el trabajo, se dio fin al liberalismo caracterizado por el laisser-faire, laisser-passer el que se basaba en que “no existe más interés en una nación que el particular de cada individuo y el general de la colectividad”, así como se sustentada por “el derecho natural que previene que ninguna persona puede ser obligada a trabajar, por lo que cada hombre es libre para arrendar su trabajo o permanecer inactivo” lo que obviamente redundo en la aplicación del derecho civil a las relaciones obrero-patronal y a que estas se consideraran, básicamente como de naturaleza comercial.
5

En 1917, México se adelantó al contenido de la declaración de derechos sociales del Tratado de Versalles, la cual preceptuaba que “El principio rector del derecho internacional del trabajo consiste en que el trabajo no debe de ser considerado como mercancía o artículo de comercio”
6

35
Asimismo, es de interés social adiestramiento de los trabajadores.
A R T Í C U L O

promover y vigilar la capacitación y el

4 . No se podrá impedir el trabajo a ninguna persona ni que se dedique a la profesión, industria o comercio que le acomode, siendo lícitos. 7 El ejercicio de estos derechos sólo podrá vedarse por resolución de la autoridad competente cuando se ataquen los derechos de tercero o se ofendan los de la sociedad: I. Se atacan los derechos de tercero en los casos previstos en las leyes y en los siguientes:

Antecedentes históricos mexicanos: La ley del 8 de junio de 1813 autorizo a todos los hombres avecindados en las ciudades del reino a establecer libremente las fabricas y oficios que estimaran conveniente sin necesidad de licencia o de ingresar a un gremio. El decreto Constitucional de Apatzingán expedido por el congreso del Anáhuac, declaró en su artículo 38 que ningún género de cultura, industria o comercio, puede ser prohibido a los ciudadanos, excepto los que formen la subsistencia pública Artículo 5º Constitucional vigente. A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de tercero, o por resolución gubernativa, dictada en los términos que marque la ley, cuando se ofendan los derechos de la sociedad. Nadie puede ser privado del producto de su trabajo, sino por resolución judicial. La ley determinará en cada Estado cuáles son las profesiones que necesitan título para su ejercicio, las condiciones que deban llenarse para obtenerlo y las autoridades que han de expedirlo. Nadie podrá ser obligado a prestar trabajos personales sin la justa retribución y sin su pleno consentimiento, salvo el trabajo impuesto como pena por la autoridad judicial, el cual se ajustará a lo dispuesto en las fracciones I y II del artículo 123. En cuanto a los servicios públicos, sólo podrán ser obligatorios, en los términos que establezcan las leyes respectivas, el de las armas y los jurados, así como el desempeño de los cargos concejiles y los de elección popular, directa o indirecta. Las funciones electorales y censales tendrán carácter obligatorio y gratuito, pero serán retribuidas aquellas que se realicen profesionalmente en los términos de esta Constitución y las leyes correspondientes. Los servicios profesionales de índole social serán obligatorios y retribuidos en los términos de la ley y con las excepciones que ésta señale. El Estado no puede permitir que se lleve a efecto ningún contrato, pacto o convenio que tenga por objeto el menoscabo, la pérdida o el irrevocable sacrificio de la libertad de la persona por cualquier causa. Tampoco puede admitirse convenio en que la persona pacte su proscripción o destierro, o en que renuncie temporal o permanentemente a ejercer determinada profesión, industria o comercio. El contrato de trabajo sólo obligará a prestar el servicio convenido por el tiempo que fije la ley, sin poder exceder de un año en perjuicio del trabajador, y no podrá extenderse, en ningún caso, a la renuncia, pérdida o menoscabo de cualquiera de los derechos políticos o civiles.
7

La falta de cumplimiento de dicho contrato, por lo que respecta al trabajador, sólo obligará a éste a la correspondiente responsabilidad civil, sin que en ningún caso pueda hacerse coacción sobre su persona.

36
a) Cuando se trate de sustituir o se substituya definitivamente a un trabajador que haya sido separado sin haberse resuelto el caso por la Junta de Conciliación y Arbitraje.8 b) Cuando se niegue el derecho de ocupar su mismo puesto a un trabajador que haya estado separado de sus labores por causa de enfermedad o de fuerza mayor, o con permiso, al presentarse nuevamente a sus labores; y II. Se ofenden los derechos de la sociedad en los casos previstos en las leyes y en los siguientes: a) Cuando declarada una huelga en los términos que establece esta ley, se trate de sustituir o se substituya a los huelguistas en el trabajo que desempeñan, sin haberse resuelto el conflicto motivo de la huelga, salvo lo que dispone el artículo 468. 9 b) Cuando declarada una huelga en iguales términos de licitud por la mayoría de los trabajadores de una empresa, la minoría pretenda reanudar sus labores o siga trabajando.
5 . Las disposiciones de esta ley son de orden público por lo que no producirá efecto legal, ni impedirá el goce y el ejercicio de los derechos, sea escrita o verbal, la estipulación que establezca: 10 I. Trabajos para niños menores de catorce años; II. Una jornada mayor que la permitida por esta ley; III. Una jornada inhumana por la notoriamente excesiva, dada la índole del trabajo, a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje; IV. Horas extraordinarias de trabajo para los menores de dieciséis años V. Un salario inferior al mínimo; VI. Un salario que no sea remunerador, a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje; VII. Un plazo mayor de una semana para el pago de los salarios a los obreros; 11 VIII. Un lugar de recreo, fonda, cantina, café, taberna o tienda, para efectuar el pago de los salarios, siempre que no se trate de trabajadores de esos establecimientos; A R T Í C U L O

Al respecto sobre esta fracción existe más adelante un modelo en el que se demanda los derechos de preferencia y la reinstalación del trabajador por un despido injustificado.
8

El artículo en referencia fue derogado, siendo sustituido por el precepto 936 que dice . “Si los huelguistas se niegan a prestar los servicios mencionados en los artículos 466 y 935 de esta ley, el patrón podrá utilizar otros trabajadores. La Junta, en caso necesario, solicitará el auxilio de la fuerza pública, a fin de que puedan prestarse dichos servicios”
9

Es práctica común la realización de convenios signados entre el patrón y sindicatos en donde consta la renuncia a derechos establecidos por esta ley, incluso, existen contratos colectivos de trabajo donde las prestaciones, por así decirlo, se encuentran por debajo de lo preceptuado por la ley, por ello todos los convenios, contratos y disposiciones entre particulares que atenten a los principios establecidos en este artículo, serán inválidos.
10

Adminicularlo con el artículo 88 y el artículo 123 constitucional en su fracción XXVII inciso “c”
11

37
IX. La obligación directa o indirecta para obtener artículos de consumo en tienda o lugar determinado; X. La facultad del patrón de retener el salario por concepto de multa; XI. Un salario menor que el que se pague a otro trabajador en la misma empresa o establecimiento por trabajo de igual eficiencia, en la misma clase de trabajo o igual jornada, por consideración de edad, sexo o nacionalidad; XII. Trabajo nocturno industrial o el trabajo después de las veintidós horas, para menores de dieciséis años; y XIII. Renuncia por parte del trabajador de cualquiera de los derechos de prerrogativas consignados en las normas de trabajo. En todos estos casos se entenderá que rigen la ley o las normas supletorias en lugar de las cláusulas nulas.
6 . Las leyes respectivas y los tratados celebrados y aprobados en los términos del artículo 133 12 de la Constitución serán aplicables a las relaciones de trabajo en todo lo que beneficien al trabajador, 13 a partir de la fecha de la vigencia. A R T Í C U L O 7 . En toda empresa o establecimiento, el patrón deberá emplear un noventa por ciento de trabajadores mexicanos, por lo menos. 14 En las categorías de técnicos y profesionales, los trabajadores deberán ser mexicanos, salvo que no los haya en una especialidad determinada, en cuyo caso el patrón podrá emplear temporalmente a trabajadores extranjeros, en una proporción que A R T Í C U L O

Artículo 133. Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados.
12

El artículo 6o. del ordenamiento legal en cita prevé el principio de la aplicación inmediata de las normas laborales que benefician al trabajador, al establecer que: "Las leyes respectivas y los tratados celebrados y aprobados en los términos del artículo 133 de la Constitución serán aplicables a la relación de trabajo en todo lo que beneficien al trabajador, a partir de la fecha de la vigencia." El artículo 18 de la ley laboral en mención, contiene el reconocido principio de "in dubio pro operario" al establecer que en la interpretación de las normas de trabajo se tomarán en consideración sus finalidades señaladas en los artículos 2o. y 3o., y en caso de duda prevalecerá la interpretación más favorable al trabajador. Los preceptos indicados se refieren a la aplicación inmediata de las normas laborales y a la duda sobre su interpretación por los tribunales en beneficio del trabajador, mas no a la valoración de las pruebas, y en consecuencia no puede legalmente considerarse que si las pruebas ofrecidas no forman convicción, cuando menos crearon una situación de duda, y ante ella la Junta debe estar a lo más favorable al trabajador en términos de los artículos 6o. y 18 de la Ley Federal del Trabajo, porque no es esto lo que tales preceptos establecen.
13

El no emplear al menos 90% de trabajadores mexicanos en la empresa o en el establecimiento genera una sanción de 15 a 155 días de salario mínimo de acuerdo al artículo 993 de esta ley.
14

38
no exceda del diez por ciento de los de la especialidad. El patrón y los trabajadores extranjeros tendrán la obligación solidaria de capacitar a trabajadores mexicanos en la especialidad de que se trate. Los médicos al servicio de las empresas deberán ser mexicanos. No es aplicable lo dispuesto en este artículo a los directores, administradores y gerentes generales. 15
8 . Trabajador es la persona física que presta a otra, física o moral, un trabajo personal subordinado. Para los efectos de esta disposición, se entiende por trabajo toda actividad humana, intelectual o material16, independientemente del grado de preparación técnica requerido por cada profesión u oficio.17 A R T Í C U L O

Es claro, este precepto no interfiere en las facultades del dueño de la empresa y/o establecimiento que tiene para la contratación de personal conforme a sus criterios personales y de necesidad, pero si salvaguarda y da preferencia a los mexicanos sobre otros habitantes o no en el país que tengan otra nacionalidad, más sin e mbargo esta no se extiende a los trabajadores de confianza quienes pueden ser mexicanos o extranjeros en forma indistinta y sin necesidad de regla alguna. Sin embargo, las leyes de la materia regulan la participación extranjera en cuanto hace a la inversión en territorio nacional y su participación en las empresas.
15

El artículo 88 de esta ley, establece que el pago del salario nunca podrá ser mayor de una semana para los trabajadores que desempeñan un trabajo material y de quince días para los demás trabajadores, es decir, para aquellos trabajadores que desempeñan un trabajo intelectual, entendiéndose este último a la persona dedicada a actividades que exigen especial empleo de la inteligencia.
16

El artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo, establece que por relación de trabajo debe entenderse la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona mediante el pago de un salario. Así pues, la relación laboral tiene como elemento distintivo la subordinación jurídica entre patrón y trabajador, en virtud de la cual el primero se encuentra en todo momento en posibilidad de disponer del trabajo del segundo, quien a su vez tiene la obligación correlativa de acatar al patrón. Los licenciados Alberto y José Trueba difieren de esta disposición manifestando que “La obligación que tiene el trabajador de prestar un servicio eficiente, no entraña subordinación, sino simplemente el cumplimiento de un deber. En términos generales, trabajador es todo aquel que presta un servicio personal a otro mediante una renumeración” Sin embargo considero deficiente esta apreciación, toda vez que es precisamente la subordinación el modo característico de la relación laboral, pues aquel que no se subordina ante otro o bien es patrono o bien presta sus servicios profesionalmente percibiendo por ello honorarios, por ello, mientras un abogado que trabaja por su cuenta de manera independiente al recibir un encargo analiza el asunto ya sea en su despacho, ya sea en su casa, en el día o por la noche, sin estar bajo las ordenes directas y subordinado a las ordenes de su cliente en cuanto a su proceder jurídico, el abogado que es trabajador al servicio del patrón se subordina al efectuar determinada labor, en determinado horario y bajo los lineamientos establecidos por el patrón, y sin embargo, en cualquiera de los casos, ambos cumplen con sus respectivos deberes.
17

39
La categoría de trabajador de confianza 18 depende de la naturaleza de las funciones desempeñadas y no de la designación que se de al puesto. 19 Son funciones de confianza las de dirección, inspección, vigilancia y fiscalización, cuando tengan carácter general, y las que se relacionen con trabajos personales del patrón dentro de la empresa o establecimiento. 20
A R T Í C U L O 9. 1 0 . Patrón es la persona física o moral que utiliza los servicios de uno o varios trabajadores. A R T Í C U L O

El artículo 183 de la Ley Federal del Trabajo señala que los trabajadores de confianza no podrán formar parte de los sindicatos de los demás trabajadores, ni serán tomados en consideración en los recuentos que se efectúen para determinar la mayoría en los casos de huelga, ni podrá ser representantes de los trabajadores en los organismos que se integran, de conformidad con las disposiciones del aludido ordenamiento, pero tal hecho no impide de ninguna manera al trabajador de confianza gozar de los beneficios que pudiere otorgarle el contrato colectivo de trabajo que rija a los trabajadores sindicalizados, habida cuenta de que el dispositivo 396 del mismo cuerpo legal, con claridad meridiana, señala que las estipulaciones del contrato colectivo se extienden a todas las personas que trabajen en la misma empresa o establecimiento, aunque no sean miembros del sindicato que lo haya celebrado, con la limitación consignada en el numeral 184 del propio ordenamiento; y el artículo 184 referido dispone que "las condiciones de trabajo contenidas en el contrato colectivo que rija en la empresa o establecimiento, se extenderán a los trabajadores de confianza, salvo disposición en contrario, consignada en el mismo contrato colectivo".
18

El hecho de recoger sumas de dinero reportadas en la matriz, de manejar caja registradora, llevar control de ingresos rindiendo informes a la empresa de las cantidades de dinero recibidas en las sucursales y de los pedidos, entregas y servicios realizados, así como cobrar por los servicios que presta la negociación, son actividades administrativas, algunas de ellas, y otras propias de las que necesariamente se desempeñan en un negocio, pero de ninguna manera pueden quedar comprendidas dentro de las funciones consideradas como de confianza por la Ley Federal del Trabajo en su artículo 9, concernientes a la dirección, inspección, vigilancia y fiscalización de tipo general, o bien de las que se relacionan con trabajos personales del patrón dentro del establecimiento, ni tampoco puede considerarse que por el hecho de que algunos trabajadores declaren actuar como representantes del patrón, por eso deban considerarse como de confianza, si no precisan con cuál de las representaciones a que se contrae el artículo 11 del propio ordenamiento se ostentan, ya sea como directores, administradores, gerentes o desempeñando funciones de dirección y administración, para que de esa manera pueda conocerse si efectivamente actúan con el carácter de representantes del patrón demandado y por ello sean de confianza.
19

En opinión de Cavazos Flores, este precepto se contradice, al afirmar por un lado que el titulo de trabajador confianza se da por la naturaleza de las funciones desempeñadas, y por otro que adquiere tal mención cuando, además de lo anterior las funciones tengan carácter de general. Lo cierto en si es que, los trabajadores de confianza pese a estar en desventaja en cuanto hace a la protección tutelada en la ley federal del trabajo, gozan y sufren de privilegios económicos, por un lado se ven compensados con un mejor salario y por otro lado, se ven excluidos de prestaciones y derechos tales como el reparto en la participación de utilidades.
20

40
Si el trabajador, conforme a lo pactado o a la costumbre, utiliza los servicios de otros trabajadores, el patrón de aquél, lo será también de éstos. 21
1 1 . Los directores, administradores, gerentes y demás personas que ejerzan funciones de dirección o administración en la empresa o establecimiento, serán considerados representantes del patrón y en tal concepto lo obligan en sus relaciones con los trabajadores. 22 A R T Í C U L O 1 2 . Intermediario es la persona que contrata o interviene en la contratación de otra u otras para que presten servicios a un patrón. 23 A R T Í C U L O 1 3 . No serán considerados intermediarios, sino patrones, las empresas establecidas que contraten trabajos para ejecutarlos con elementos propios suficientes para cumplir las obligaciones que deriven de las relaciones con sus trabajadores. En caso contrario serán solidariamente responsables con los beneficiarios directos de las obras o servicios, por las obligaciones contraídas con los trabajadores. 24 A R T Í C U L O

El patrón puede ser persona física o bien moral, resultado de una sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada, o bien de un ente gubernamental o paraestatal. Ahora bien, cuando existe contrato verbal y el trabajador desconoce el nombre del patrón o bien de la sociedad para la que trabaja, no es menester citarla al momento de ejercer la acción, pues basta para ello que se indique para ello el domicilio correcto del cual es requisito sine qua non y que su desconocimiento es imposible, así como el nombre comercial del establecimiento, señalando en el escrito de demanda que esta se endereza en contra de quien o quienes resulten responsables de la negociación, establecimiento, empresa o sociedad.
21

Los representantes del patrón asumen responsabilidades delegadas por éste, entre las cuales destacan la de poder rescindir de la relación laboral a un trabajador, quedando exceptuados de esta función los restantes trabajadores de confianza, quienes no tienen injerencia con la situación contractual de los demás trabajadores, aún siendo subordinados, salvo que expresamente así se haya acordado.
22

Pudiera darse el caso tal y como existe en otros países, de la existencia de intermediarios disfrazados, los cuales contratan personal el cual destinan a otras empresas, el resultado de esta simulación es que, estas últimas no tienen la obligación de pagar entre otras cosas, el reparto del pago de utilidades, ni tampoco tienen sobre si la carga de procedimientos laborales, cuestión que pesa sobre la empresa contratante e “intermediaria” que obviamente tendrá escasas o nulas utilidades.
23

Una forma de garantizar el cumplimiento de los pagos a las prestaciones diversas de los trabajadores por parte de las compañías contratistas que efectúan trabajos en empresas establecidas, es a través de la subsidiaridad de la empresa beneficiada de los trabajos, quien deberá responder de las omisiones laborales de la responsable del trabajo y patrón del trabajador lesionado en sus derechos.
24

41
1 4 . Las personas que utilicen intermediarios para la contratación de trabajadores serán responsables de las obligaciones que deriven de esta ley y de los servicios prestados. 25 Los trabajadores tendrán los derechos siguientes: I. Prestarán sus servicios en las mismas condiciones de trabajo y tendrán los mismos derechos que correspondan a los trabajadores que ejecuten trabajos similares en la empresa o establecimiento; 26 y II. Los intermediarios no podrán recibir ninguna retribución o comisión con cargo a los salarios de los trabajadores. A R T Í C U L O 1 5 . En las empresas que ejecuten obras o servicios en forma exclusiva o principal para otra, y que no dispongan de elementos propios suficientes de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 13, se observarán las normas siguientes: I. La empresa beneficiaria será solidariamente responsable de las obligaciones contraídas con los trabajadores; y II. Los trabajadores empleados en la ejecución de las obras o servicios tendrán derecho a disfrutar de condiciones de trabajo proporcionadas a las que disfruten los trabajadores que ejecuten trabajos similares en la empresa beneficiaria. Para determinar la proporción, se tomarán en consideración las diferencias que existan en los salarios mínimos que rijan en el área geográfica de aplicación en que se encuentren instaladas las empresas y las demás circunstancias que puedan influir en las condiciones de trabajo.27 A R T Í C U L O 1 6 . Para los efectos de las normas de trabajo, se entiende por empresa la unidad económica de producción o distribución de bienes o servicios y por establecimiento la unidad técnica que como sucursal, agencia u otra forma A R T Í C U L O

La Ley Federal del Trabajo, dice que intermediario es toda persona que contrata los servicios de otra, para ejecutar algún trabajo en beneficio del patrono, y que no serán consideradas como intermediarias sino como patronos, las empresas establecidas que contraten trabajos para ejecutarlos con elementos propios; así mismo, dice que patrono es toda persona física o moral que emplee el servicio de otra, en virtud de un contrato de trabajo; de manera que si alguien se arregla con un contratista para que haga determinadas reparaciones, el responsable de los accidentes de trabajo es el dueño de la obra y no el contratista, a menos que se demuestre que éste es una empresa establecida para ejecutar trabajos con elementos propios.
25

Los trabajadores de compañías contratistas que laboran dentro de una empresa pueden cobrar exactamente el mismo salario que perciben los trabajadores de base. Sin embargo, para que ello suceda, es necesario que el demandante demuestre fehacientemente que el trabajo por ambos desempeñados es exactamente el mismo, prestado en las mismas condiciones y bajo mismas circunstancias bajo el axioma de a trabajo igual, salario igual. La acción procedente es la de nivelación de salarios. Obviamente, las prestaciones y demás percepciones producto de un pacto colectivo diferentes a la del salario diario, no podrán ser consideradas extensivas para los demandantes, ya que estas son exclusivas de las partes que así lo convinieron.
26 27

Ver comentario precedente.

42
semejante, sea parte integrante y contribuya a la realización de los fines de la empresa. 28
1 7 . A falta de disposición expresa en la Constitución, en esa ley o en sus Reglamentos, o en los tratados a que se refiere el artículo 6o., se tomarán en consideración sus disposiciones que regulen casos semejantes, los principios generales que deriven de dichos ordenamientos, los principios generales de justicia social que derivan del artículo 123 de la Constitución, la jurisprudencia, la costumbre y la equidad. A R T Í C U L O 1 8 . En la interpretación de las normas de trabajo se tomarán en consideración sus finalidades señaladas en los artículos 2o. y 3o. En caso de duda, prevalecerá la interpretación más favorable al trabajador. 29 A R T Í C U L O 1 9 . Todos los actos y actuaciones que se relacionen con la aplicación de las normas de trabajo no causarán impuesto alguno. 30 A R T Í C U L O

TITULO SEGUNDO RELACIONES INDIVIDUALES DE TRABAJO
CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES
2 0 . Se entiende por relación de trabajo, cualquiera que sea el acto que le de origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario. 31 A R T Í C U L O

Aunque dista de ser la mejor definición al respecto, el concepto de empresa no es algo que implique problema alguno, salvo cuando existe controversia en materia de reparto de utilidades.
28

Nuevamente aquí la ley hace referencia a los principios generales de justicia social, en este aspecto, comparto el comentario de los licenciados Alberto y Jorge Trueba en el sentido de que “por lo que respecta a la equidad, ésta siempre debe interpretarse de acuerdo con la idea aristotélica; superar a la justicia, y si se mejora a la justicia sin duda ahí encontraremos un principio reivindicatorio a favor del proletariado”.
29

Más sin embargo, los ingresos obtenidos por resoluciones laborales están sujetas a la fiscalización prevista en la Ley del Ingreso sobre la renta y demás disposiciones de carácter fiscal, no así en cuanto hace a la expedición de copias, por ejemplo.
30

43
Contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario. La prestación de un trabajo a que se refiere el párrafo primero y el contrato celebrado producen los mismos efectos. 32
2 1 . Se presumen la existencia del contrato y de la relación de trabajo entre el que presta un trabajo personal y el que lo recibe. 33 A R T Í C U L O 2 2 . Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores de catorce años y de los mayores de esta edad y menores de dieciséis que no hayan terminado su educación obligatoria, 34 salvo los casos de excepción que apruebe la autoridad correspondiente en que a su juicio haya compatibilidad entre los estudios y el trabajo. A R T Í C U L O 2 3 . Los mayores de dieciséis años pueden prestar libremente sus servicios, con las limitaciones establecidas en esta ley. Los mayores de catorce y menores de dieciséis necesitan autorización de sus padres o tutores y a falta de ellos, el sindicato a que pertenezcan, de la Junta de Conciliación y Arbitraje, del Inspector del Trabajo o de la Autoridad Política. 35 A R T Í C U L O

En concordancia con el resto de los contratos de índole civil, el contrato de trabajo se traduce también en la libre disposición de las partes, las cuales sin embargo, se tienen que apegar a las reglas contenidas en la legislación laboral, es decir, no se puede, aunque así se plasme, aceptar un salario inferior al mínimo, tampoco hacer renuncia a derechos y menos a competencias. En conclusión el contrato laboral está por encima de las voluntades de ambos, aunque cuentan con su consentimiento.
31

Salvo excepciones, tales como, verbigracia el trabajo a domicilio propio de fontaneros, electricistas, etc.
32

Si bien es cierto que conforme al artículo 31 de la Ley Federal del Trabajo "La falta de contrato escrito, cuando en esta forma lo prevenga la Ley, o de alguno de los requisitos que para el mismo señala el artículo 24, no privará al trabajador de los derechos que esta Ley o el contrato le concedan, pues se imputará al patrón la falta de esa formalidad...", también lo es que los términos que establece esa disposición laboral en beneficio de los trabajadores, no pueden tener el alcance y efectos al extremo de que se tengan por ciertas las peticiones que hace un trabajador en su demanda, por el solo hecho de que los enunciare en su demanda laboral, ya que las cuestiones que se alegan pactadas en un contrato, deben ser expresamente probadas en autos, pese a que no se hubiere otorgado por escrito el correspondiente contrato laboral, por causas imputables al patrón. Sin embargo, esta presunción es juris tantum, es decir, admite prueba en contrario
33

La educación considerada como obligatoria a partir de última reforma constitucional es la secundaría, por lo que, para que un menor de edad pueda prestar sus servicios deberán cumplimentar esta disposición.
34

Los requisitos para obtener la autorización al trabajo para los mayores de 14 y menores de 16 son los siguientes: Acta de nacimiento con original y copia, constancia de estudios, original
35

44
Los menores trabajadores pueden percibir el pago de sus salarios y ejercitar las acciones que les correspondan.
2 4 . Las condiciones de trabajo deben hacerse constar por escrito, cuando no existan contratos colectivos aplicables. Se harán dos ejemplares, por lo menos, de los cuales quedará uno en poder de cada parte. A R T Í C U L O 2 5 . El escrito en que consten las condiciones de trabajo deberá contener: 36 I. Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil y domicilio del trabajador y del patrón; II. Si la relación de trabajo es para obra o tiempo determinado o tiempo indeterminado; 37 A R T Í C U L O

y copia, identificación del padre o tutor, original y copia, tres fotografías tamaño infantil, certificado médico expedido por institución del sector salud o médico particular con cédula profesional, y llenar tres formatos con información del consentimiento del padre o tutor, datos de la empresa y control interno.
36

Los contratos individuales de trabajo, podrán ajustarse al siguiente modelo:

CONTRATO DE TRABAJO SIGNADO ENTRE - - - - EN SU CALIDAD DE PATRON Y EL C. EN SU CALIDAD DE TRABAJADOR, AL TENOR DE LO SIGUIENTE: I.- Contrato de trabajo que signan, por una parte el C. -- - - - - en su calidad de propietario de la negociación - - - - -, con domicilio en - - - - - - - de esta ciudad, y por otra, el C. - - - - - - - - - con domicilio en -- - - - - de esta ciudad, quien declara bajo protesta de decir verdad, que es mexicano (o residente legal) casado (o soltero), el cual se efectuará de acuerdo a lo siguiente. II.- El objeto del presente contrato es por tiempo indefinido (o deberá especificarse la duración del mismo y el concepto del que se trata, es decir, sustituyendo a determinado trabajador, o bien debido a la construcción o demolición de determinada obra) III.- El trabajador se desempeñará como obrero general efectuando labores generales diversas (deberán especificarse lo más posible las labores a desarrollar), debiéndose presentar de lunes a sábado con un horario de ocho de la mañana a cuatro de la tarde en el domicilio - - - - - - - descansando los días domingos. Los pagos se efectuarán en forma semanal, obteniendo por ello un salario diario de $- - . pesos, siendo pagada dicha percepción los días viernes en la caja de esta negociación. IV.- El trabajador contratado contará con las prestaciones, derechos y obligaciones que se establecen en la Ley Federal del Trabajo, por lo que se ajustarán a esto lo previsto en la fracción VIII del artículo 25 de la citada ley. Nombre y firma del trabajador y del patrón Lugar y fecha .

45
III. El servicio o servicios que deban prestarse, los que se determinarán con la mayor precisión posible; IV. El lugar o los lugares donde debe prestarse el trabajo; V. La duración de la jornada; VI. La forma y el monto del salario; 38 VII. El día y el lugar de pago del salario; VIII. La indicación de que el trabajador será capacitado o adiestrado en los términos de los planes y programas establecidos o que se establezcan en la empresa, conforme a lo dispuesto en esta ley; 39 y La responsabilidad del patrón que despide injustificadamente a un trabajador cuya relación laboral deriva de un contrato por tiempo determinado, consiste en no lesionar los derechos surgidos de ese contrato en favor del obrero, de manera tal que si a la fecha en que se dicta el laudo ya feneció la vigencia del contrato, deberá ser condenado únicamente a pagar los salarios caídos y las demás prestaciones procedentes desde la fecha del despido hasta aquella en que estuvo vigente el contrato, aunque se haya demandado la reinstalación, pues sólo a eso estaba obligado el patrón en virtud de ese contrato de trabajo, y sólo a ello tenía derecho el trabajador también con base en tal contrato, sin que sea debido, por ende, que se le condene a la reinstalación dada la carencia de vínculo obrero patronal que la justifique, pues éste terminó al vencimiento de la vigencia del contrato temporal. Lo anterior sin perjuicio de que el trabajador ejercite sus acciones en la vía y tiempo procedentes para que se prorrogue la vigencia del contrato, en caso de que proceda.
37

PETROLEOS MEXICANOS. SALARIO APLICABLE EN EL CASO DE SALARIOS CAIDOS POR DESPIDO.
38

Para cubrir los salarios caídos, tratándose de trabajadores que han sido objeto de un despido injustificado, es procedente considerar en la base salarial todas las percepciones que en forma común y normal se le cubre al trabajador a cambio de sus servicios, entre las que deben considerarse la canasta básica y gas doméstico, previstos en el contrato colectivo de trabajo de la industria petrolera, si se demuestra que se pagaban comúnmente; ya que no obstante que la Cláusula primera, en su fracción XVIII, de esa contratación, define lo que en ese ramo se entiende por "salario ordinario" y se excluyen estos conceptos, entre otros, no debe dejarse de observar que en tales casos el patrón debe cubrir todas las prestaciones que en forma ordinaria recibía el trabajador a cambio de su trabajo, por haberse interrumpido la relación laboral por una causa imputable a él y de no haber sido así, debió continuar en los términos y condiciones como si nunca se hubiera interrumpido; sobre todo que en estos supuestos no se resuelve si estas prestaciones forman o no parte del salario integrado, sino el de la percepción normal, común y ordinaria que se cubría al trabajador hasta antes de la separación para obtener la base salarial a efecto de cubrir los salarios vencidos. La disposición contenida en el artículo 25, fracción VIII, de la Ley Federal del Trabajo, consistente en la indicación de que el trabajador será capacitado o adiestrado en los términos de los planes y programas que establezca la empresa conforme a la ley, es una obligación formal que debe estar contenida expresamente en el contrato individual, por ser éste el documento en el que constan las condiciones de trabajo, pues el hecho de que una de sus cláusulas remita a las normas legales y reglamentarias respectivas, no basta para dar cumplimiento a esta obligación, ya que es obvio que el legislador quiso que constara expresamente dicha indicación en el contrato en el que se establecen las condiciones de trabajo, pues utiliza la frase "deberá indicar", la cual no es potestativa.
39

46
IX. Otras condiciones de trabajo, tales como días de descanso, vacaciones y demás que convengan el trabajador y el patrón.
2 6 . La falta del escrito a que se refieren los artículos 24 y 25 no priva al trabajador de los derechos que deriven de las normas de trabajo y de los servicios prestados, pues se imputará al patrón la falta de esa formalidad. A R T Í C U L O 2 7 . Si no se hubiese determinado el servicio o servicios que deban prestarse, el trabajador, quedará obligado a desempeñar el trabajo que sea compatible con sus fuerzas, aptitudes, estado o condición y que sea del mismo género de los que formen el objeto de la empresa o establecimiento. A R T Í C U L O 2 8 . Para la prestación de servicios de los trabajadores mexicanos fuera de la República, se observarán las normas siguientes: I. Las condiciones de trabajo serán constar por escrito y contendrán para su validez las estipulaciones siguientes: a) Los requisitos señalados en el artículo 25; b) Los gastos de transporte, repatriación, traslado hasta el lugar de origen y alimentación del trabajador y de su familia, en su caso, y todos los que se originen por el paso de las fronteras y cumplimiento de las disposiciones sobre migración, o por cualquier otro concepto semejante, serán por cuenta exclusiva del patrón. El trabajador percibirá íntegro el salario que le corresponda, sin que pueda descontarse cantidad alguna por esos conceptos; c) El trabajador tendrá derecho a las prestaciones que otorguen las instituciones de seguridad y previsión social a los extranjeros en el país al que vaya a prestar sus servicios. En todo caso, tendrá derecho a ser indemnizado por los riesgos de trabajo con una cantidad igual a la que señala esta ley, por lo menos; d) Tendrá derecho a disfrutar, en el centro de trabajo o en lugar cercano, mediante arrendamiento o cualquier otra forma, de vivienda decorosa e higiénica; II. El patrón señalará domicilio dentro de la República para todos los efectos legales; III. El escrito que contenga las condiciones de trabajo será sometido a la aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje dentro de cuya jurisdicción se celebró, la cual, después de comprobar los requisitos de validez a que se refiere la fracción I, determinará el monto de la fianza o del depósito que estime suficiente para garantizar el cumplimiento de las obligaciones contraídas. El depósito deberá constituirse en el Banco de México o en la institución bancaria que éste designe. El patrón deberá comprobar ante la misma Junta el otorgamiento de la fianza o la constitución del depósito; IV. El escrito deberá ser visado por el Cónsul de la Nación donde deban prestarse los servicios; y V. Una vez que el patrón compruebe ante la Junta que ha cumplido las obligaciones contraídas, se ordenará la cancelación de la fianza o la devolución del depósito. A R T Í C U L O 2 9 . Queda prohibida la utilización de menores de dieciocho años para la prestación de servicios fuera de la República, salvo que se trate de A R T Í C U L O

47
técnicos, profesionales, artistas, deportistas y, en general, de trabajadores especializados. 40
3 0 . La prestación de servicios dentro de la República, pero en lugar diverso de la residencia habitual del trabajador y a distancia mayor de cien kilómetros, se regirá por las disposiciones contenidas en el artículo 28, fracción I, en lo que sean aplicables. A R T Í C U L O 3 1 . Los contratos y las relaciones de trabajo obligan a lo expresamente pactado y a las consecuencias que sean conformes a las normas de trabajo, a la buena fe y a la equidad. A R T Í C U L O 3 2 . El incumplimiento de las normas de trabajo por lo que respecta al trabajador sólo da lugar a su responsabilidad civil, sin que en ningún caso pueda hacerse coacción sobre su persona. A R T Í C U L O 3 3 . Es nula la renuncia que los trabajadores hagan de los salarios devengados, de las indemnizaciones y demás prestaciones que deriven de los servicios prestados, cualquiera que sea la forma o denominación que se le dé. 41 42 Todo convenio o liquidación, para ser válido, deberá hacerse por escrito y contener una relación circunstanciada de los hechos que lo motiven y de los derechos comprendidos en él. Será ratificado ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, la que lo aprobará siempre que no contenga renuncia de los derechos de los trabajadores. 43 A R T Í C U L O

Los contratos que suelen signar los deportistas profesionales, artistas y técnicos especializados son normalmente contratos de prestación de servicios, los cuales en su mayor parte, se rigen por el derecho civil, igual situación acontece cuando estos no han alcanzado la mayoría de edad.
40

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 33 de la Ley Federal del Trabajo, todo convenio o liquidación, para ser válido, deberá constar por escrito y contener una relación circunstanciada de los hechos que lo motiven y de los derechos comprendidos en él, y ratificarse ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, la que lo aprobará, siempre que no contenga renuncia de los derechos del trabajador.
41

CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO Y LEY FEDERAL DEL TRABAJO. CUÁL DEBE APLICARSE. Las cláusulas de un contrato colectivo de trabajo, son aplicables para determinar una prestación laboral, cuando conforme a ellas, el beneficio que recibe el trabajador es mayor al que obtendría si se aplicara la Ley Federal del Trabajo, pero de ninguna manera cuando la aplicación de las cláusulas del contrato colectivo, traigan como consecuencia que el trabajador reciba menos de lo que conforme a la ley le correspondería.
42

Todos los convenios o liquidaciones que se efectúen para ser válidos requieren que, en primer lugar, no se trate de una renuncia de los derechos de los trabajadores, prestaciones, salarios o indemnizaciones, y aunque existe un precedente en aceptar que los sindicatos pueden realizar válidamente convenios por sus agremiados, esto no implica que se deban
43

48

3 4 . En los convenios celebrados entre los sindicatos y los patrones que puedan afectar derechos de los trabajadores, se observarán las normas siguientes: I. Regirán únicamente para el futuro, por lo que no podrán afectar las prestaciones ya devengadas; II. No podrán referirse a trabajadores individualmente determinados; y III. Cuando se trate de reducción de los trabajos, el reajuste se efectuará de conformidad con lo dispuesto en el artículo 437. 44 45 A R T Í C U L O

CAPITULO II DURACIÓN DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
3 5 . Las relaciones de trabajo pueden ser para obra o tiempo determinado o por tiempo indeterminado. A falta de estipulaciones expresas, la relación será por tiempo indeterminado. 46 A R T Í C U L O 3 6 . El señalamiento de un obra determinada puede únicamente estipularse cuando lo exija su naturaleza. 47 A R T Í C U L O

validar las renuncias hechas por los sindicatos cuando precisamente estas afectan un derecho de los trabajadores. Cuando se trate de reducción de los trabajos de una empresa o establecimiento, se tomará en consideración el escalafón de los trabajadores, a efecto de que sean reajustados los de menor antigüedad.
44

Sin embargo, cuando existe el reajuste de personal en términos del artículo 437, y en forma colateral existe la creación de nuevas fuentes de trabajo, el trabajador afectado tendrá el derecho de preferencia para ocupar la nueva plaza laboral.
45

¿Existen contratos a prueba? Los contratos a prueba efectivamente si existen si tomamos en consideración lo siguiente. El patrón puede sin responsabilidad de su parte rescindir del contrato al trabajador que haya mentido acerca de sus aptitudes para el puesto propuesto, el periodo que la ley establece para ello es de 30 días. En ese lapso de tiempo, aún siendo el contrato por tiempo indefinido, se puede rescindir la relación laboral si el empleado no demuestra las aptitudes que dijo tener, y en este caso, no opera ni recae la responsabilidad del patrono.
46

Los artículos 35 a 37 de la Ley Federal del Trabajo, establecen que las relaciones de trabajo pueden ser para obra o tiempo determinado o por tiempo indeterminado; que el señalamiento de una obra determinada puede únicamente estipularse cuando lo exija su naturaleza; y que la celebración del contrato temporal sólo puede estipularse cuando lo exija la naturaleza del trabajo que se va a prestar, cuando tenga por objeto sustituir temporalmente a otro trabajador y en los demás casos previstos en la ley. Por otra parte si bien es cierto que la duración de un
47

49

A R T Í C U L O 3 7 . El señalamiento de un tiempo determinado puede únicamente estipularse en los caso siguientes: 48 I. Cuando lo exija la naturaleza del trabajo que se va a prestar; 49 II. Cuando tenga por objeto sustituir temporalmente a otro trabajador; y III. En los demás casos previstos por esta ley. A R T Í C U L O 3 8 . Las relaciones de trabajo para la explotación de minas que carezcan de minerales costeables o para la restauración de minas abandonadas o paralizadas, pueden ser por tiempo u obra determinado o para la inversión de capital determinado.

contrato temporal de trabajo puede sujetarse a una condición, debe tomarse en consideración que es característica esencial de esta modalidad que se trate de un acontecimiento futuro, incierto, posible, lícito y estipulado por las partes; por lo tanto, si la duración se hace depender de que la plaza no se vuelva definitiva y ya tenía esta característica desde la firma, la definitividad no puede servir de fundamento para dar por terminado el contrato temporal de trabajo por cumplimiento de la condición, pues tal acontecimiento ya existía desde el inicio del contrato. Un contrato por tiempo determinado es procedente si; se trata de una obra de construcción, reconstrucción y/o desmantelamiento, la sustitución de un trabajador en un trabajo por tiempo indefinido o definido, por enfermedad, comisión sindical, por el cargo de un puesto público, por un permiso del patrón, por cubrir una vacante mientras se designa al titular de la misma, por la duración de un programa de mantenimiento, etc. Cuando el contrato de trabajo asignado no especifique tal situación, es decir, la duración del contrato, tácitamente debe de entenderse de que se trata de un trabajo por tiempo indefinido. Ahora bien, cuando se hace mención de que el contrato estará vigente por uno o más años de labores, este se considerará prorrogado durante todo el tiempo en el cual subsista la materia de trabajo y no por el periodo de tiempo indicado en el mismo.
48

Según lo dispuesto por los artículos 25, fracción III, 35, 36, 37 y 39 de la Ley Federal del Trabajo, la norma general en lo relativo a la duración del contrato es la de que éste se celebra por tiempo indeterminado, salvo los casos del contrato de trabajo por obra determinada, que prevé el artículo 36, y contrato de trabajo por tiempo determinado que está previsto en el artículo 37. En este último caso, el contrato celebrado en tales condiciones carece de validez, para los efectos de su terminación, si no se expresa la naturaleza del trabajo que se va a prestar, que justifique la excepción a la norma general, ya sea que tenga por objeto sustituir temporalmente a otro trabajador o en los demás casos previstos por la Ley. Lo anterior significa que el contrato individual de trabajo por tiempo determinado sólo puede concluir al vencimiento del término pactado, cuando se ha agotado la causa que dio origen a la contratación, que debe ser señalada expresamente, a fin de que se justifique la terminación de dicho contrato al llegar la fecha en él señalada, y en su caso, al prevalecer las causas que le dieron origen, el contrato debe ser prorrogado por subsistir la materia del trabajo por todo el tiempo en que perdure dicha circunstancia, según lo dispone el artículo 39 de la Ley de la materia. De lo contrario, no puede concluirse que por sólo llegar a la fecha indicada, el contrato termina de conformidad con lo dispuesto por el artículo 53, fracción III del mismo Ordenamiento, sino que es necesario, para que no exista responsabilidad por dicha terminación, que el patrón demuestre que ya no subsiste la materia del trabajo contratado a término.
49

50

3 9 . Si vencido el término que se hubiese fijado subsiste la materia del trabajo, la relación quedará prorrogada por todo el tiempo que perdure dicha circunstancia. 50 A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 0 . Los trabajadores en ningún caso estarán obligados a prestar sus servicios por más de un año. 51 4 1 . La substitución de patrón no afectará las relaciones de trabajo de la empresa o establecimiento. 52 El patrón substituido será solidariamente responsable con el nuevo por las obligaciones derivadas de las relaciones de trabajo y de la ley, nacidas antes de la fecha de la substitución, hasta por el término de seis meses; concluido éste, subsistirá únicamente la responsabilidad del nuevo patrón. El término de seis meses a que se refiere el párrafo anterior, se contará a partir de la fecha en que se hubiese dado aviso de la substitución al sindicato o a los trabajadores. A R T Í C U L O

La condición sine qua non es que la materia de trabajo para el cual fue contratado el trabajador efectivamente continué vigente aún después de concluido el plazo señalado para ello, a contrario sensu, si el plazo fue dado en exceso y se termina la materia de trabajo, debe subsistir la relación contractual, pues el objeto de esta disposición es tutelar el derecho al trabajo y la certidumbre del mismo. Sin embargo, para el primer caso se debe comprobar fehacientemente que la materia de trabajo subsista, ya que de no ser así es improcedente cualquier demanda de reinstalación o indemnización según sea el caso.
50

Existe la libertad total para un ciudadano de optar por cualquier relación laboral que le satisfaga, por lo que no se puede obligar ni siquiera a un lapso menor a un año a desempeñar una función que vaya en contra de sus intereses, sin embargo, deducida de un incumpliento contractual puede derivar una responsabilidad civil.
51

Existe sustitución de patrón en relación con una unidad económica de producción, siempre y cuando haya íntima relación entre dicho fundo de trabajo y el patrono, sin interrupción de las actividades laborales de producción o servicios, esto es, cuando el patrono sustituto siga el desarrollo de las actividades del anterior, dentro del centro de trabajo, empleando la misma maquinaria y herramientas, ocupando ese local, manteniendo el mismo giro comercial, sosteniendo la misma productividad y siempre que no exista paralización de labores. En otros términos, debe entenderse que hay sustitución de patrono, no sólo cuando el que lo ha sido traspasa directa o indirectamente, mediata o inmediatamente su negocio a un tercero, sino que se requiere, como elemento esencial, la continuación de la empresa sin paralización de labores, y teniendo como fin la misma productividad y giro; de lo contrario, de existir previamente paralización de labores con motivo de haberse declarado rotas las relaciones de trabajo, como puede suceder después del estallamiento de un movimiento de huelga, en que los bienes de la empresa que se dice sustituida pasan mediante un remate a otra empresa, es claro que no se presenta la sustitución patronal contemplada legalmente.
52

51

CAPITULO III SUSPENSIÓN DE LOS EFECTOS DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
4 2 . Son causas de suspensión temporal de las obligaciones de prestar el servicio y pagar el salario, sin responsabilidad para el trabajador y el patrón:53 I. La enfermedad contagiosa del trabajador; 54 II. La incapacidad temporal ocasionada por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo; III. La prisión preventiva del trabajador seguida de sentencia absolutoria. Si el trabajador obró en defensa de la persona o de los intereses del patrón, tendrá éste la obligación de pagar los salarios que hubiese dejado de percibir aquél; 55 A R T Í C U L O

Como consecuencia de lo anterior, el patrón podrá deducir de ello los alcances económicos de pagos como vacaciones y aguinaldo, además de la consecuente resta de antigüedad de los días que permanezca ausente.
53

Siempre y cuando esta no se haya producido como producto de la prestación del servicio personal subordinado, por ejemplo, el personal médico o sus auxiliares cuando contraen una enfermedad de esta naturaleza, ya que la misma se desprende como un riesgo de trabajo y por lo tanto, debe de considerarse como profesional y con derecho a las prestaciones y obligaciones establecidas y pactadas.
54

¿Cuando el trabajador obra en defensa de la persona o de los intereses del patrón? De acuerdo con la legislación penal esta se da cuando el sujeto repela una agresión real, actual o inminente, y sin derecho, en protección de bienes jurídicos propios o ajenos, siempre que exista necesidad de la defensa y racionalidad de los medios empleados y no medie provocación dolosa suficiente e inmediata por parte del agredido o de la persona a quien se defiende. Se presumirá como defensa legítima, salvo prueba en contrario, el hecho de causar daño a quien por cualquier medio trate de penetrar, sin derecho, al hogar del agente, al de su familia, a sus dependencias, o a los de cualquier persona que tenga la obligación de defender, al sitio donde se encuentren bienes propios o ajenos respecto de los que exista la misma obligación; o bien, lo encuentre en alguno de aquellos lugares en circunstancias tales que revelen la probabilidad de una agresión;
55

Se obre por la necesidad de salvaguardar un bien jurídico propio o ajeno, de un peligro real, actual o inminente, no ocasionado dolosamente por el agente, lesionando otro bien de menor o igual valor que el salvaguardado, siempre que el peligro no sea evitable por otros medios y el agente no tuviere el deber jurídico de afrontarlo; La acción o la omisión se realicen en cumplimiento de un deber jurídico o en ejercicio de un derecho, siempre que exista necesidad racional del medio empleado para cumplir el deber o ejercer el derecho, y que este último no se realice con el solo propósito de perjudicar a otro;

52
IV. El arresto del trabajador; 56 V. El cumplimiento de los servicios y el desempeño de los cargos mencionados en el artículo 5o de la Constitución, y el de las obligaciones consignadas en el artículo 31, fracción III de la misma Constitución; VI. La designación de los trabajadores como representantes ante los organismos estatales, Juntas de Conciliación, Conciliación y Arbitraje, Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas y otros semejantes; y VII. La falta de los documentos que exijan las leyes y reglamentos, necesarios para la prestación del servicio, cuando sea imputable al trabajador.
4 3 . La suspensión surtirá efectos: I. En los casos de las fracciones I y II del artículo anterior, desde la fecha en que el patrón tenga conocimiento de la enfermedad contagiosa o de la en que se produzca la incapacidad para el trabajo, hasta que termine el período fijado por el Instituto Mexicano del Seguro Social57 o antes si desaparece la incapacidad para el trabajo, sin que la suspensión pueda exceder del término fijado en la Ley del Seguro Social para el tratamiento de las enfermedades que no sean consecuencia de un riesgo de trabajo; II. Tratándose de las fracciones III y IV, desde el momento en que el trabajador acredite estar detenido a disposición de la autoridad judicial o administrativa, hasta la fecha en que cause ejecutoria la sentencia que lo absuelva, o termine el arresto; 58 A R T Í C U L O

Ahora bien, en mi opinión personal, los salarios deberán de ser pagados, aún y cuando la sanción penal sea impuesta acreditando la culpabilidad del reo, puesto que el requisito sine qua non en el precepto estudiado impuesto es que el trabajador haya obrado en defensa de la persona o de los intereses del patrón, independientemente de su culpabilidad o inculpabilidad penal. De una interpretación sistemática y correlacionada de lo dispuesto por los artículos 42, fracción III, y 43, fracción II, de la Ley Federal del Trabajo, se llega a la conclusión de que tratándose de la suspensión temporal de la relación de trabajo por prisión preventiva del trabajador, no existe obligación de éste de presentarse a desempeñar sus labores ni del patrón a admitirlo, a partir de la fecha en que el trabajador es dejado en libertad bajo caución, tomando en consideración que al tenor de lo dispuesto por los artículos invocados opera la suspensión de la relación laboral desde el momento en que el trabajador es privado de su libertad y concluye hasta que causa ejecutoria la sentencia que lo absuelva, debiendo regresar a su trabajo dentro de los quince días siguientes como lo establece el artículo 45, fracción II, del mencionado ordenamiento.
56

De acuerdo a lo previsto por el artículo 91 y 92 de la ley del seguro social, el término fijado para el tratamiento de enfermedades que no son consecuencia de riesgos de trabajo es de 52 semanas, más una prorroga del mismo lapso, previo dictamen médico.
57

Es necesario aclarar que el legislador hizo la distinción entre prisión preventiva como consecuencia de la comisión de algún delito y arresto, como consecuencia de una falta de índole administrativa.
58

53
III. En los casos de las fracciones V y VI, desde la fecha en que deban prestarse los servicios o desempeñarse los cargos, hasta por un período de seis años; y IV. En el caso de la fracción VII, desde la fecha en que el patrón tenga conocimiento del hecho, hasta por un período de dos meses.
4 4 . Cuando los trabajadores sean llamados para alistarse y servir en la Guardia Nacional, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3159, fracción III, de la Constitución, el tiempo de servicios se tomará en consideración para determinar su antigüedad. A R T Í C U L O 4 5 . El trabajador deberá regresar a su trabajo: I. En los casos de las fracciones I, II, IV y VII del artículo 42, al día siguiente de la fecha en que termine la causa de la suspensión; y II. En los casos de las fracciones III, V y VI del artículo 42, dentro de los quince días siguientes a la terminación de la causa de la suspensión. A R T Í C U L O

CAPÍTULO IV RESCISIÓN DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
4 6 . El trabajador o el patrón podrá rescindir en cualquier tiempo 60 la relación de trabajo, por causa justificada, sin incurrir en responsabilidad. A R T Í C U L O

Son causas de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón: 62
A R T Í C U L O

4 7 61.

Artículo 31. Son obligaciones de los mexicanos: ... III. Alistarse y servir en la Guardia Nacional, conforme a la ley orgánica respectiva, para asegurar y defender la independencia, el territorio, el honor, los derechos e intereses de la Patria, así como la tranquilidad y el orden interior, y
59

Dentro de los términos que la ley fija para ello antes de prescribir su acción y siguiendo las formalidades necesarias para esto, es decir, para hacer la rescisión del trabajo.
60

La excepción lo constituye lo dispuesto en el artículo 161, en donde se prevé que cuando exista una relación laboral de más de veinte años el patrón sólo podrá rescindir por alguna de las causales aquí previstas siempre y cuando sean particularmente graves o que hagan imposible su continuación, o bien por la reincidencia en la comisión de cualquiera de las causales previstas sin que sea necesario que esta sea grave.
61

RESCISIÓN LABORAL. DEBEN DEMOSTRARSE LAS CAUSAS RESCISORIAS Y NO ÚNICAMENTE EL CUMPLIMIENTO DE SU AVISO. Es incorrecto estimar justificado el despido, partiendo de la consideración de que el patrón demostró haber dado aviso escrito de las causas de la rescisión, pues con independencia de lo dispuesto por el
62

54
I. Engañarlo el trabajador o en su caso, el sindicato que lo hubiese propuesto o recomendado con certificados falsos o referencias en los que se atribuyan al trabajador capacidad, aptitudes o facultades de que carezca. Esta causa de rescisión dejará de tener efecto después de treinta días de prestar sus servicios el trabajador; 63 II. Incurrir el trabajador, durante sus labores, en faltas de probidad 64 65 u honradez, en actos de violencia, amagos, injurias o malos tratamientos en contra antepenúltimo párrafo del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, que impone la obligación de dar al trabajador el aviso escrito de la fecha y causas de la rescisión, es preciso demostrar las causas sustento de la acción rescisoria, a través de los medios probatorios y las razones lógicas y jurídicas tomadas en consideración, porque la entrega del aviso y las causas invocadas para rescindir la relación laboral, son aspectos diferentes, pues el cumplimiento del primero, no determina la demostración de las causas rescisorias. El trabajador que trata de engañar al patrón al proporcionar datos falsos del trabajo que desarrolla, incurre por este hecho en falta de probidad, ya que éste vocablo significa bondad, rectitud de ánimo, hombría y honradez en el obrar, y no puede haber ninguna de esas cualidades en quien proporciona un dato falso a su patrón.
63

El elemento básico de la causal prevista por la fracción I del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, consiste en el engaño (falta de verdad), inmerso en el documento o referencia falsos en el que se atribuye capacidad, aptitudes o facultades de que se carece, que sin ser ajeno a la actividad desplegada en el desempeño del servicio prestado que refleja la aptitud, capacidad o facultad, a ello se constriñe; mientras que la falta de probidad consignada en la fracción II del mismo precepto legal, está inmersa en la conducta que debe desplegarse durante el desempeño de sus labores o en el ejercicio de las mismas, que se aparte de la integridad en el obrar y de la rectitud de ánimo en relación a las funciones encomendadas, consistentes en hacer, dejar de hacer o hacer en contra, de manera que debe haber una relación directa e inmediata entre la acción u omisión y la actividad desplegada en el trabajo encomendado.
64

El derecho de los trabajadores a la capacitación o adiestramiento, elevado a rango constitucional, se inspira en principios de interés social, y por su trascendencia para elevar el nivel de vida del trabajador y la productividad de un centro de trabajo, está tutelado por la ley. La omisión del cumplimiento oportuno de obligaciones en materia de capacitación o adiestramiento por parte del patrón, o del trabajador a recibirlo da lugar a la procedencia de la imposición de las sanciones al empleador establecidas por la Ley Federal del Trabajo, así como a que el trabajador inicialmente, pueda ejercer las acciones que deriven de tal obligación, conforme a la ley o a lo convenido contractualmente, pero no se constituye indefectiblemente y de inmediato en causal de rescisión de la relación laboral, ya que esa situación no se encuentra expresamente prevista en ninguna de las fracciones de los artículos 47 y 51 de la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, de estar aprobados por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social los planes y programas sobre la capacitación y a pesar de que dicha Secretaría haya tomado las medidas pertinentes conforme al artículo 153-S, la omisión del empleador para proporcionarla o la negativa del trabajador a recibirla, en forma repetitiva, puede constituirse en una causal rescisoria análoga a la de falta de probidad y honradez, cuando tal incumplimiento negligente y reiterativamente sistemático, entrañe un proceder con mengua de rectitud de ánimo, revistiendo tal gravedad, que traiga como consecuencia la imposibilidad de continuar con la relación laboral, que sería el factor determinante para considerar la procedencia de darla por concluida.
65

55
del patrón, sus familiares o del personal directivo o administrativo de la empresa o establecimiento, salvo que medie provocación o que obre en defensa propia; III. Cometer el trabajador contra alguno de sus compañeros, cualquiera de los actos enumerados en la fracción anterior, si como consecuencia de ellos se altera la disciplina 66 del lugar en que se desempeña el trabajo; 67 IV. Cometer el trabajador, fuera del servicio, contra el patrón, sus familiares o personal directivo administrativo, alguno de los actos a que se refiere la fracción II, si son de tal manera graves que hagan imposible el cumplimiento de la relación de trabajo; 68 V. Ocasionar el trabajador, intencionalmente, perjuicios materiales durante el desempeño de las labores o con motivo de ellas, en los edificios, obras,

Si queda demostrada la lesión física al compañero de trabajo, hecho cuya realización se señaló en el centro de trabajo y en el curso de la ejecución de sus labores por ambos partícipes en el incidente, tal hecho constituye simultáneamente un acto de violencia y una alteración de la disciplina en el lugar de trabajo.
66

Obviamente siempre y cuando los actos que dieron origen a los hechos no fueron como consecuencia de una legitima defensa o bien que no haya existido provocación. Este párrafo implica también que como consecuencia de estos hechos el percance deba de repercutir en una alteración de la disciplina del resto de los trabajadores del lugar de trabajo. Es decir para que al trabajador se le pueda fincar un despido justificado, deberán concurrir todos los presupuestos indicados, así también un trabajador que fuera de sus labores, pero dentro del establecimiento actuará conforme al contenido enumerado en éste párrafo tendrá sobre si una causal de despido, no así cuando el mismo se encuentre fuera del establecimiento del patrón, en donde obviamente más que una falta estrictamente laboral, operará una acción penal por parte del agraviado.
67

Contrario al anterior párrafo, el despido justificado operará aún cuando la falta de probidad u honradez, actos de violencia, amagos, injurias o malos tratamientos se hayan cometidos después de la jornada laboral y fuera del establecimiento, siempre y cuando concurran las siguientes hipótesis; a) que sean graves; y b) que hagan imposible el cumplimiento de la relación de trabajo.
68

Ahora bien, la probidad significa rectitud de ánimo, hombría de bien, integridad y honradez en el obrar, elementos que deben regirse dentro de una relación de supra o subordinación y viceversa en materia laboral, pero, fuera de la misma, la probidad y su ausencia se encuentran sancionadas por la ley penal, verbigracia, el robo, así pues si dicha circunstancia acontece, queda aún otro elemento a comprobar, ¿es eso motivo suficiente para hacer imposible el cumplimiento de la relación de trabajo?. En mi opinión personal la respuesta será afirmativa, siempre y cuando el patrón o su representante directo tengan una relación muy estrecha y personal con el trabajador, y sobre todo, el patrón demuestre fehacientemente la falta de probidad, amagos, injurias o malos tratamientos, lo cual consistirá efectivamente un proceso muy difícil de corroborar, ya que lo contrario puede llevar a la convicción de quien juzga de que el hecho atribuido se trata sólo de un símil para eludir las responsabilidades que derivan de un despido injustificado.

56
maquinaria, instrumentos, materias primas y demás objetos relacionados con el trabajo; 69 VI. Ocasionar el trabajador los perjuicios de que habla la fracción anterior siempre que sean graves, sin dolo, pero con negligencia tal, que ella sea la causa única del perjuicio; 70 VII. Comprometer el trabajador, por su imprudencia o descuido inexcusable, la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentren en él; VIII. Cometer el trabajador actos inmorales en el establecimiento o lugar de trabajo; IX. Revelar el trabajador los secretos de fabricación o dar a conocer asuntos de carácter reservado, con perjuicio de la empresa; 71 X. Tener el trabajador más de tres faltas 72 de asistencia en un período de treinta días, sin permiso del patrón o sin causa justificada; 73

Uno de los puntos medulares a ventilar es si el trabajador actuó o no con dolo, es decir con el ánimo de causar el perjuicio. Para ello, sin duda alguna, una herramienta importante al efectuar una investigación administrativa para determinar lo anterior lo constituye el procedimiento que en forma escrita tiene el trabajador para el desempeño de su función. Los manuales de operación y de procedimientos que, con motivo de la implantación de normas tales como la ISO-9000 para la uniformidad con la que deben de efectuarse estos constituye una prueba muy significativa de que el trabajador se apartó de sus deberes y obró de manera particular desobedeciendo la forma de trabajar, sin embargo, el patrón deberá primero acreditar que el mismo tenía conocimiento de la misma y que fue debidamente capacitado para su desempeño.
69

Esto si como consecuencia de no prever lo previsible el trabajador ocasiona graves daños, tomando en consideración que sea en base a una negligencia la causa del hecho y no al desconocimiento y/o falta de capacitación del trabajador, puesto que de ser así, la negligencia será atribuible al patrón, pues resultará inexcusable que el mismo no proporcione capacitación al obrero que llegue a operar o trabajar determinado equipo, material o sustancia y que este desconocimiento lo orille a sufrir pérdidas o daños en el material, equipo o proceso.
70

Sin embargo, el concepto de “graves daños” queda al arbitrio de quien juzga, pues el precepto en este aspecto es muy ambiguo al no establecer un parámetro que defina con certeza la naturaleza del “grave daño”. Para que esta causal prospere se debe de acreditar ineludiblemente un perjuicio causado a la empresa, es decir, que esta deje de obtener una ganancia lícita por la explotación, venta o servicio del producto, conocimiento o proceso que haya sido objeto de la revelación y que, en contraparte, exista alguna otra empresa que haya explotado para su beneficio económico este conocimiento. Obviamente además de probar que el trabajador causante de este perjuicio efectivamente hizo la revelación.
71

El artículo 47, fracción X, de la Ley Federal del Trabajo, establece como causal de rescisión del contrato laboral, sin responsabilidad para el patrón, el hecho de que el trabajador tenga más de tres faltas injustificadas en un período de treinta días. Por su parte, el artículo 424, fracción III, de la misma codificación, determina que no producirán efecto legal las disposiciones contrarias a la ley en consulta, que se establezcan en los reglamentos interiores de trabajo. Si en el caso, el reglamento de trabajo contiene disposiciones que implican se pueda
72

57
XI. Desobedecer el t rabajador al patrón o a sus representantes, sin causa justificada, siempre que se trate del trabajo contratado; 74 XII. Negarse el trabajador a adoptar las medidas preventivas o a seguir los procedimientos indicados para evitar accidentes o enfermedades; XIII. Concurrir el trabajador a sus labores en estado de embriaguez o bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que, en este último caso, exista prescripción médica. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentar la prescripción suscrita por el médico; XIV. La sentencia ejecutoriada que imponga al trabajador una pena de prisión, que le impida el cumplimiento de la relación de trabajo; y XV. Las análogas a las establecidas en las fracciones anteriores, de igual manera graves y de consecuencias semejantes en lo que al trabajo se refiere. 75

rescindir el contrato de trabajo al obrero, si éste tiene, dentro de un período de treinta días, un número menor de faltas injustificadas al que establece la ley, resulta que la cláusula respectiva está en contraposición a la Ley Federal del Trabajo y por tanto no produce efecto legal. Diferencias entre el abandono temporal y definitivo del trabajo y faltas de asistencia.. Es erróneo identificar el abandono de empleo con las faltas al trabajo por más de tres días, pues abandonar significa, en términos generales, renunciar a un derecho, dejar una ocupación, un intento u otra cosa después de haberla empezado. De ahí que por abandono de empleo debe entenderse que el trabajador, iniciada la prestación del servicio, renuncia a su derecho a seguir ocupando su puesto y lo deja definitivamente. El acto de abandono de empleo supone por parte del trabajador una decisión libre de su voluntad a la que sigue un estado de separación definitiva de sus labores. Supuesto lo anterior, resulta que cuando se hace valer el abandono de trabajo como excepción contra la acción de pago de indemnización por despido o cese injustificado, hay en esto la afirmación, por parte del patrón, de que fue el trabajador quien dio por terminado el contrato de trabajo, renunciando a su derecho de continuar prestando el servicio convenido. Por eso es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha venido sustentando el criterio de que la causal de rescisión contenida en la fracción X del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, fundada en la inasistencia del trabajador a sus labores por más de tres veces, es radicalmente distinta de la de abandono a que equivocadamente se refieren con frecuencia los patrones cuando niegan simplemente haber despedido al trabajador, explicando que fue él quien dejó de asistir a sus labores por un determinado número de días, pues con esto no se le hace la imputación de un acto de voluntad tendiente a dar por terminada la relación contractual. En el caso de inasistencia al trabajo por más de tres veces dentro de treinta días, sin permiso y sin causa justificada, es el patrón quien rescinde el contrato. En cambio, en el caso de abandono, es el trabajador quien lo da por terminado. Así pues, el primero es un caso de rescisión y el otro un caso de terminación de contrato.
73

La inasistencia del trabajador a unos cursos de capacitación no implica una desobediencia sin causa justificada al trabajo contratado, si no existe constancia de que el trabajador tenía que asistir a d ichos cursos como una obligación inherente a su trabajo, además de que la capacitación y adiestramiento constituye un derecho para el trabajador y no una obligación de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 153 A de la Ley Federal del Trabajo, que debe impartirse durante las horas de su jornada de trabajo, salvo convenio para impartirse a otra hora, por lo que tal inasistencia no encuadra dentro de los supuestos previstos por la fracción XI del artículo 47 de dicha ley, como causa de rescisión de la relación de trabajo.
74

58
El patrón deberá dar al trabajador aviso 76 escrito de la rescisión. 78 79 80
77

de la fecha y causa o causas

No obstante que el artículo en estudio es determinante en cuanto hace a las causas de rescisión, no se debe menospreciar las prohibiciones establecidas en el artículo 135 de la citada ley, las cuales entrañan sanción y son las siguientes: I. Ejecutar cualquier acto que pueda poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros de trabajo o la de terceras personas, así como la de los establecimientos o lugares en que el trabajo se desempeñe; II. Faltar al trabajo sin causa justificada o sin permiso del patrón; III. Substraer de la empresa o establecimiento útiles de trabajo o materia prima o elaborada; IV. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez; V. Presentarse al trabajo bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que exista prescripción médica. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico; VI. Portar armas de cualquier clase durante las horas de trabajo, salvo que la naturaleza de éste lo exija. Se exceptúan de esta disposición las punzantes y punzo-cortantes que formen parte de las herramientas o útiles propios del trabajo; VII. Suspender las labores sin utorización del patrón; VIII. Hacer colectas en el establecimiento o lugar de trabajo; IX. Usar los útiles y herramientas suministrados por el patrón, para objeto distinto de aquél a que están destinados; y X. Hacer cualquier clase de propaganda en las horas de trabajo, dentro del establecimiento.
75

De conformidad con el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, el aviso del despido debe hacerse del conocimiento del trabajador y por escrito, lo que significa que la diligencia respectiva debe entenderse de manera directa con él y no con sus familiares, y tampoco puede hacerse en forma verbal, en razón de que estas formalidades están íntimamente vinculadas con el derecho de defensa del trabajador.
76

MODELO DE ESCRITO EN DONDE EL PATRON DA AVISO AL TRABAJADOR A TRAVÉS DE LA H. JUNTA RESPECTIVA.
77

C. PRESIDENTE DE LA H. JUNTA P R E S E N T E.RICARDO DÁVALOS FLORES, mexicano mayor de edad, en mi calidad de propietario de “Botanas Ricas” con domicilio para oír y recibir todo tipo de notificaciones el ubicado en Calle Miguel Hidalgo Despacho 202 del Fraccionamiento Jardines, ante Usted, con el debido respeto, comparezco para exponer lo siguiente: Que vengo en cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 47 párrafo final y artículo 991 de la ley federal del trabajo, a solicitar de esta H. Junta la notificación personal del C. Esteban López Juárez, quien tiene su domicilio en Calle Gardenias número 24 de la colonia Lomas de esta ciudad, de la rescisión laboral de la cual es objeto, lo anterior en consideración a los siguientes hechos: En fecha lunes 3 de diciembre del año en curso, el trabajador en mención quien se desempeñaba como chofer repartidor con un horario de 09:00 a 17:00 horas de lunes a viernes, se presentó a laborar a la hora habitual, sin embargo, fue amonestado por haberse presentado al parecer con aliento alcohólico o estado de ebriedad, motivo que fue más que suficiente para que dicho empleado, golpeara y lesionara a su supervisor Juan López, además

59

de llevarse el vehículo que tenia asignado para un uso distinto al que tiene destinado, dejando la unidad abandonada en un sitio distinto a esta empresa un día después. Por lo anterior, y debido a que el mencionado trabajador ya no concurrió ni ha concurrido a sus labores los días subsecuentes, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 47 fracciones II, III y X, se le rescinde su contrato de trabajo sin responsabilidad para el patrón a partir del día 10 de diciembre del año en curso, manifestando además de que ha sido imposible hacerle dicha notificación en su centro de trabajo e imposible su localización en su domicilio, por negar su presencia los moradores de dicha vivienda. Por lo anteriormente expuesto y fundado, muy atentamente a esta H. Junta le pido: UNICO: Tenerme por presentado con el escrito de cuenta, solicitando la notificación personal del c. Esteban López Juárez de la rescisión del contrato definitivo que tenia signado con el suscrito con fundamento en lo preceptuado en los artículos 991 y 47 fracciones II, III, X y párrafo final. Protesto lo conducente en la ciudad de - - - - a los quince días del mes de diciembre del año dos mil. (nombre y firma) . Si bien es verdad que en la fracción XV, segundo párrafo, del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo no se precisa el lugar donde debe darse al trabajador el aviso por escrito de la rescisión de su contrato de trabajo, lo que permitiría considerar que tal aviso debe dársele exclusivamente en la fuente de trabajo; sin embargo, también puede entregársele en su domicilio, siempre y cuando se indique la causa de la rescisión y la fecha en que le fue rescindido dicho contrato, para que se cumpla con lo dispuesto en el precepto y fracción antes señalados.
78

El documento privado en el que se asientan declaraciones relativas a que el trabajador se negó a recibir el aviso de la rescisión de su contrato de trabajo, debe ser perfeccionado en caso de que sea objetado, mediante la ratificación de contenido y firma de quienes intervinieron en su elaboración y no por medio del cotejo con su original, en razón de que las declaraciones ahí vertidas se equiparan a una testimonial que requiere para su plena validez de la ratificación de contenido y firma de quienes la suscriban, a efecto de dar oportunidad a la contraparte de repreguntarlos y no dejarla en estado de indefensión; de ahí que sea éste el medio idóneo para su perfeccionamiento y no el cotejo cuya razón de ser es la de acreditar que el documento que se presenta en copia concuerda fielmente con su original.
79

Del contenido de los artículos 780 y 813 de la Ley Federal del Trabajo se infiere que por ser el acta que se elabora con objeto de hacer constar la negativa del trabajador para recibir el aviso rescisorio un documento privado que no conlleva intrínsecamente la prueba plena de su contenido, debe ser perfeccionada, lo que se logra a través de la comparecencia, ante el órgano jurisdiccional, de quienes la firmaron, dando así oportunidad al trabajador de repreguntarles, lo que equipara a tal diligencia con una testimonial y, por ende, ésta debe ofrecerse por el quejoso acompañada de todos los elementos necesarios para su desahogo, proporcionando a la Junta responsable los domicilios de los signantes que fungieron como testigos y, para el caso de que residieran fuera de la jurisdicción de la Junta del conocimiento, también debe de exhibir el correlativo interrogatorio, por lo que si al ofrecerse tal medio de perfeccionamiento no se cumple con lo dispuesto por el precepto citado en último término, para que se lleve a cabo la
80

60
El aviso deberá hacerse del conocimiento del trabajador, y en caso de que éste se negare a recibirlo, el patrón dentro de los cinco días siguientes a la fecha de la rescisión, deberá hacerlo del conocimiento de la Junta respectiva, proporcionando a ésta el domicilio que tenga registrado y solicitando su notificación al trabajador. (conforme a lo previsto por el artículo 991 de esta misma ley) La falta de aviso al trabajador o a la Junta, por sí sola bastará para considerar que el despido fue injustificado. 81 . El trabajador 82 podrá solicitar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, a su elección, que se le reinstale 83 en el trabajo que desempeñaba, o que se le indemnice 84 con el importe de tres meses de salario. 85
A R T Í C U L O 4 8

ratificación de mérito, es de concluirse que no se perfeccionó debidamente el acta administrativa de que se trata y, en consecuencia, es correcto que no se le otorgue eficacia demostrativa, y se considere que el despido fue injustificado en términos de lo dispuesto por el artículo 47, in fine, de la mencionada ley. Es requisito previo, antes de solicitar a la Junta por la vía paraprocesal de la notificación del despido, el que el patrón notifique al trabajador este hecho y que éste (el trabajador) se niegue a recibirlo, esto conforme a lo establecido en el A R T Í C U L O 9 9 1 . que reza “En los casos de rescisión previstos en el párrafo final del Artículo 47, el patrón podrá acudir ante la Junta de Conciliación o de Conciliación y Arbitraje competente, a solicitar se notifique al trabajador, por conducto del Actuario de la Junta, el aviso a que el citado precepto se refiere. La Junta, dentro de los 5 días siguientes al recibo de la promoción, deberá proceder a la notificación.”
81

El artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, dispone que: "El trabajador podrá solicitar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, a su elección, que se le reinstale en el trabajo que desempeñaba, o que se le indemnice con el importe de tres meses de salario. Si en el juicio correspondiente no comprueba el patrón la causa de rescisión, el trabajador tendrá derecho, además, cualquiera que hubiese sido su acción intentada, a que se le paguen los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se cumplimente el laudo." De lo anterior se desprende que se trata de acciones personalísimas, por lo que no es dable a la viuda del trabajador fallecido ni a ningún otro beneficiario demandar la indemnización por despido del trabajador.
82

De conformidad con el artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, la acción de reinstalación tiene su origen en el despido injustificado del trabajador, y su finalidad es la de que la relación de trabajo continúe en los términos y condiciones pactados, como si nunca se hubiera interrumpido el contrato de trabajo, y que se entreguen al trabajador los salarios que deje de percibir durante el tiempo que dure interrumpida la relación de trabajo; por tanto, cuando en el curso del procedimiento respectivo la parte demandada ofrece reinstalar al actor y éste acepta, la Junta del conocimiento, con apoyo en los artículos 837 y 838 de la Ley referida, debe señalar fecha para que tenga lugar la reinstalación, y esa fecha es la que debe tenerse en cuenta para determinar hasta cuando deben cubrirse los salarios caídos, siempre y cuando en el laudo que se dicte se establezca la existencia del despido y la condena al pago de esos salarios, salvo que la reinstalación ordenada no se haya llevado a cabo por causa imputable al patrón, ya que en ese caso, los salarios caídos comprenderán hasta la fecha en que materialmente se efectúe dicha reinstalación.
83

61

Cuando el trabajador demanda la reinstalación y el pago de salarios caídos, éstos se cubrirán tomando en cuenta el aumento de salarios habidos durante el ejercicio; en cambio, si demanda la indemnización constitucional, los salarios vencidos deben cuantificarse con base en el sueldo percibido en la fecha de la rescisión, porque la ruptura de la relación laboral operó desde aquella época. Esto se explica en razón de que ambas acciones son de naturaleza distinta, ya que en la primera el actor pretende que la relación laboral debe continuar en los términos y condiciones pactados, como si nunca se hubiera interrumpido el contrato de trabajo; y, en la segunda, da por concluido ese vínculo contractual y demanda el pago de la indemnización constitucional, de forma que los salarios vencidos solicitados ya no tiene el mismo concepto de los que se generaron con motivo de la relación de trabajo que continúa vigente, sino que adquieren el carácter de indemnización o reparación del daño producido por la falta en que incurrió el patrón al rescindir la relación laboral, encontrando al respecto aplicación el artículo 89 de la Ley Federal del Trabajo en cuanto establece que para determinar el monto de la indemnización que debe pagarse a los trabajadores se tomará como base el salario correspondiente al día en que nazca el derecho a la indemnización.
84 85

MODELO DE UNA DEMANDA DE REINSTALACION.

C. Presidente de la H. Junta (local o federal) de Conciliación y arbitraje P r e s e n t e.JUAN ACEVES, mexicano, mayor de edad, por mi propio derecho, señalando el domicilio ubicado en - - - - - - - - - para oír y recibir todo tipo de notificaciones y autorizando al C. - - - - - - para oírlas y recibirlas en mi nombre de acuerdo a la carta poder que agrego a este escrito de demanda, ante Usted, con el debido respeto comparezco para exponer lo siguiente: Que vengo a demandar a (nombre del patrón o negociación en caso de desconocer el nombre del patrón), quien tiene su domicilio en - - - - - - - -- o a quien resulte responsable de dicha fuente de trabajo, la reinstalación en la fuente de trabajo en la cual me desempeñaba como - - - - - - , así como también el pago de los salarios dejados de percibir con motivo de mi despido injustificado hasta la total cumplimentación del laudo, y los pagos correspondientes a las vacaciones proporcionales a que tengo derecho y el aguinaldo correspondiente, lo anterior, de acuerdo a las siguientes consideraciones de hechos: PRIMERO: En fecha - - - ingresé a trabajar a la empresa ahora demandada (para el ahora demandado) desempeñándome como - - - - - - laborando de lunes a sábado con un horario de - - - - - percibiendo un salario de $ - - - - -. SEGUNDO.- El día - - - - , al estar prestando mis labores normales dentro de la jornada, se presentó el señor - - - - - quien es gerente de la empresa demandada, indicándome en forma verbal que a partir de ese momento me encontraba despedido, así como también manifestándome que pasara a la caja a fin de recibir mi liquidación, sin que me indicara la causa o el hecho por el cual se me estaba rescindiendo de mi relación laboral, así como también omitiendo el aviso en forma escrita como lo manifiesta la ley en la materia, por eso, vengo ante este organo jurisdiccional a interponer la presente demanda por el despido injustificado del cual he sido objeto.

62

TERCERO.- Así las cosas, como consecuencia de mi relación laboral al servicio de la demandada, también hago mi demanda de pago de mis vacaciones proporcionales al tiempo que he laborado y que tengo derecho. CUARTO: De igual forma, también solicito se me haga efectivo el pago de aguinaldo y demás prestaciones que obtengo con la demandada y que forman parte de mi salario, toda vez que el hecho de que no perciba mi salario y demás prestaciones es una consecuencia del despido injustificado imputable al patrón demandado. FUNDAMENTO DE DERECHO Es competente esta H. Junta, en consideración a lo previsto por los artículos - - - - (dependiendo de si es de carácter federal o local la demanda) así como los artículos 123 fracción XXII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y los artículos 8, 10, 11, 18, 20, 26, 31, 35, 48, 58, 61, 67 párrafo segundo, 76, 80, 81, 89 y 132 de la Ley Federal del Trabajo. (sin embargo, debido a la singularidad del procedimiento laboral, no es necesario, ni requisito de forma, hacer una cita del derecho aplicable, sino que, basta con que se expresen las acciones respectivas) Por lo anteriormente expuesto y fundado, a Usted C. Presidente de esta H. Junta, muy atentamente le pido: UNICO: Tenerme por presentado con el escrito de cuenta demandado la reinstalación a la fuente de trabajo - - - - - - por el despido injustificado del cual fui objeto, así como notificar a la misma en el domicilio señalado la pretensión demandada y en su oportunidad, dictar laudo favorables a mis intereses. Protesto en justicia a los - - - del mes de - - - del año -- - Nombre y firma (es requisito necesario que se encuentre debidamente rubricada ya que a falta de de la misma la Junta podrá considerarla como no interpuesta). MODELO DE UNA DEMANDA SOLICITANDO LA INDEMNIZACIÓN C. Presidente de la H. Junta (local o federal) de Conciliación y arbitraje P r e s e n t e.JUAN ACEVES, mexicano, mayor de edad, por mi propio derecho, señalando el domicilio ubicado en - - - - - - - - - para oír y recibir todo tipo de notificaciones y autorizando al C. - - - - - - para oírlas y recibirlas en mi nombre de acuerdo a la carta poder que agrego a este escrito de demanda, ante Usted, con el debido respeto comparezco para exponer lo siguiente: Que vengo a demandar a (nombre del patrón o negociación en caso de desconocer el nombre del patrón), quien tiene su domicilio en - - - - - - - -- o a quien resulte responsable de dicha fuente de trabajo, el pago de la cantidad de - - - - (es necesario hacerla líquida, es decir cuantificable) por concepto de la indemnización constitucional de tres meses de salario, a razón de $- - - diarios como consecuencia del despido injustificado del cual fui objeto, el pago

63

de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido injustificado hasta la total resolución y ejecución del laudo respectivo, el pago de las vacaciones en proporción al tiempo laborado las cuales no disfrute correspondiente a este año, así como la prima vacacional correspondiente, el pago del aguinaldo de esta anualidad, así como también del pago de la prima de antigüedad a la que hace referencia la ley de la materia.( sin embargo, el artículo 48 no dispone que se tenga que pagar dicha prima, sino sólo en los casos contemplados por los artículos 49, 52 y 947) Lo anterior, en base a las siguientes consideraciones de hechos: PRIMERO: En fecha - - - - ingresé a laborar bajo las órdenes del señor - - - - - en el domicilio ubicado en - - - - - -- , desempeñándome como - - - - con un horario de - - - - de lunes a sábado, teniendo un salario diario de - - - - - . SEGUNDO: Sin que existiera o mediara causa justificada, el día - - - - al presentarme a mi jornada normal, fui impedido a ingresar al domicilio antes aludido, indicándome el señor - - - que ya no me iba a recibir a trabajar y que por tal motivo no me podía dejar entrar ya, preguntándole yo la causa a lo que él me respondió que simplemente ya no me quería ver, por lo que acudo ante este órgano jurisdiccional solicitando mi indemnización por el tiempo que estuve laborando, pues no es mi deseo ya volver a trabajar con dicha persona por su actitud asumida en el despido injustificado del cual fui objeto. TERCERO: Aunado a ello, hasta el presente momento, no se me ha pagado las vacaciones completas correspondientes a esta anualidad, ascendiendo dicha prestación a - - - - - (conforme a la ley federal del trabajo, o bien al contrato colectivo si lo hubiera) más el 25% conforme al artículo 80 de dicha legislación. CUARTO: Por mis - - - - años de labor al servicio de la demandada, hago mi reclamo también de la cantidad de - -- - como consecuencia de -- - - por doce días conforme a lo preceptuado en el artículo 162 de la Ley federal del trabajo. FUNDAMENTO DE DERECHO Es competente esta H. Junta, en consideración a lo previsto por los artículos - - - - (dependiendo de si es de carácter federal o local la demanda) así como los artículos 123 fracción XXII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y los artículos 8, 10, 11, 18, 20, 26, 31, 35, 48, 58, 61, 67 párrafo segundo, 76, 80, 81, 89 y 132 de la Ley Federal del Trabajo. (sin embargo, debido a la singularidad del procedimiento laboral, no es necesario, ni requisito de forma, hacer una cita del derecho aplicable, sino que, basta con que se expresen las acciones respectivas) Por lo anteriormente expuesto y fundado, a Usted C. Presidente de esta H. Junta, muy atentamente le pido: UNICO: Tenerme por presentado con el escrito de cuenta demandado la indemnización y demás prestaciones reclamadas por el despido injustificado del cual fui objeto, así como notificar a la misma en el domicilio señalado la pretensión demandada y en su oportunidad, dictar laudo favorables a mis intereses. Protesto en justicia a los - - - del mes de - - - del año -- - -

64
Si en el juicio correspondiente no comprueba el patrón la causa de la rescisión, el trabajador tendrá derecho, además, cualquiera que hubiese sido la acción intentada, a que se le paguen los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se cumplimente el laudo. 86
4 9 . El patrón quedará eximido de la obligación de reinstalar al trabajador, mediante el pago de las indemnizaciones que se determinan en el artículo 50 en los casos siguientes: 87 I. Cuando se trate de trabajadores que tengan una antigüedad menor de un año; II. Si comprueba ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, que el trabajador, por razón del trabajo que desempeña o por las características de sus labores, está en contacto directo y permanente con él y la Junta estima, tomando en consideración las circunstancias del caso, que no es posible el desarrollo normal de la relación de trabajo; III. En los casos de trabajadores de confianza; A R T Í C U L O

Nombre y firma (es requisito necesario que se encuentre debidamente rubricada ya que a falta de de la misma la Junta podrá considerarla como no interpuesta). Ni relacionando los artículos 17, 47, último párrafo, 134, fracción V, de la Ley Federal del Trabajo, podría estimarse que el trabajador tenga que dar aviso al empresario para poderse separa del empleo, ya que si bien la ley impone esa obligación a éste, sancionando su omisión con la presunción de que el despido fue injustificado, ello tiene su esencia en que las normas de trabajo tienden a conseguir el equilibrio y la justicia social, tratando de lograr la igualdad entre los factores de la producción, de los cuales la parte obrera es la más débil; y por ello, el deber del patrón de dar aviso por escrito al trabajador de las causas que motivan su despido, tiene por objeto que este pueda preparar su defensa, para que en caso de considerarlo injustificado, esté en condiciones de plantear en forma correcta su demanda, originando que el patrón no pueda introducir nuevas causas de despido; y por lo que respecta al trabajador, que al ocurrir cualquiera de las causales previstas en el artículo 51 del Código Laboral, deberá intentar su acción dentro del término de treinta días, sin que tenga obligación de dar aviso de la rescisión al patrón, pues basta con que al presentar su demanda precise en forma clara los hechos fundatorios de su acción, y señale lugar, fecha y hora en que ocurrieron. Lo anterior se reafirma con el hecho de que no es dable a los patrones demandar por vía de acción la rescisión de la relación laboral, conforme a lo sostenido por la Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la tesis reiterada que bajo el rubro: "rescisión, improcedencia de la", se publica en la página 65 del informe rendido por su presidente al concluir el año de 1982, Segunda Parte; derecho que sólo concede a los trabajadores el artículo 48 de la ley relativa.
86

POTESTAD PATRONAL PARA EXIMIRSE DE LA OBLIGACIÓN DE REINSTALAR AL ACTOR. MOMENTO PROCESAL PARA HACERLA VALER. La potestad patronal para eximirse de la obligación de reinstalar al actor, que establece el artículo 49 de la Ley Federal del Trabajo, por su naturaleza, no puede ser resuelta al momento de emitir el laudo, aun cuando se haya hecho valer al dar contestación a la demanda, pues no se trata de una excepción que tienda a destruir la acción planteada por el trabajador, derivada del despido injustificado, sino de una facultad que la ley otorga al patrón, para oponerse al cumplimiento de la reinstalación a que se le condenó en el laudo, como lo señala el artículo 947 del citado ordenamiento, por lo cual, la oposición debe hacerse valer con posterioridad a la orden de reinstalación o al momento de ejecutarla.
87

65
IV. En el servicio doméstico; y V. Cuando se trate de trabajadores eventuales.
5 0 . Las indemnizaciones a que se refiere el artículo anterior consistirán: I. Si la relación de trabajo fuere por tiempo determinado menor de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de la mitad del tiempo de servicios prestados; si excediera de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de seis meses por el primer año y de veinte días por cada uno de los años siguientes en que hubiese prestado sus servicios; II. Si la relación de trabajo fuere por tiempo indeterminado, la indemnización consistirá en veinte días de salario por cada uno de los años de servicios prestados; y 88 III. Además de las indemnizaciones a que se refieren las fracciones anteriores, en el importe de tres meses de salario y en el de los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se paguen las indemnizaciones. A R T Í C U L O 5 1 . Son causas de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el trabajador: I. Engañarlo el patrón, o en su caso, la agrupación patronal al proponerle el trabajo, respecto de las condiciones del mismo. Esta causa de rescisión dejará de tener efecto después de treinta días de prestar sus servicios el trabajador; II. Incurrir el patrón, sus familiares o su personal directivo o administrativo, dentro del servicio, en faltas de probidad 89 u honradez, actos de violencia, amenazas, injurias, malos tratamientos u otros análogos, en contra del trabajador, cónyuge, padres, hijos o hermanos; III. Incurrir el patrón, sus familiares o trabajadores, fuera del servicio, en los actos a que se refiere la fracción anterior, si son de tal manera graves que hagan imposible el cumplimiento de la relación de trabajo; IV. Reducir el patrón el salario del trabajador; A R T Í C U L O

En atención a que los artículos 123, fracción XXII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 48 de la Ley Federal del Trabajo, no disponen que cuando se ejercitan las acciones derivadas de un despido injustificado procede el pago de la indemnización consistente en 20 días de salario por cada año de servicios prestados, a que se refiere el artículo 50, fracción II, de la Ley citada, se concluye que dicha prestación únicamente procede en los casos que señalan los artículos 49, 52 y 947 de la Ley mencionada, pues su finalidad es la de resarcir o recompensar al trabajador del perjuicio que se le ocasiona por no poder seguir laborando en el puesto que desempeñaba por una causa ajena a su voluntad, bien porque el patrón no quiere reinstalarlo en su trabajo, bien porque aquél se vea obligado a romper la relación laboral por una causa imputable al patrón, o sea, que tal indemnización constituye una compensación para el trabajador, que no puede continuar desempeñando su trabajo.
88

El patrón no incurre en falta de probidad u honradez en contra del trabajador cuando ordena que éste sea revisado en su persona o en sus bienes, en el momento de abandonar el centro de trabajo, pues con tal medida no tiende a denigrar su integridad personal, sino simplemente a proteger su patrimonio.
89

66
V. No recibir el salario correspondiente en la fecha o lugar convenidos o acostumbrados; VI. Sufrir perjuicios causados maliciosamente por el patrón, en sus herramientas o útiles de trabajo; VII. La existencia de un peligro grave para la seguridad o salud del trabajador o de su familia, ya sea por carecer de condiciones higiénicas el establecimiento o porque no se cumplan las medidas preventivas y de seguridad que las leyes establezcan; VIII. Comprometer el patrón, con su imprudencia o descuido inexcusables, la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentren en él; y IX. Las análogas a las establecidas en las fracciones anteriores, de igual manera graves y de consecuencias semejantes, en lo que al trabajo se refiere.
5 2 . El trabajador podrá separarse de su trabajo dentro de los treinta días siguientes a la fecha en que se dé cualquiera de las causas mencionadas en el artículo anterior y tendrá derecho a que el patrón lo indemnice en los términos del artículo 50. 90 A R T Í C U L O N O T A S Y J U R I S P R U D E N C I A S

aplicables a este capítulo:

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: II, Agosto de 1995 Tesis: XXI.2o.2 L Página: 505 DESPIDO INJUSTIFICADO, NEGATIVA DEL, Y OFRECIMIENTO DE TRABAJO EN LAS MISMAS CONDICIONES EN QUE SE VENIA PRESTANDO, NO REVIERTE LA CARGA DE LA PRUEBA, SI EL DEMANDADO OPONE LA EXCEPCION DE ABANDONO DE TRABAJO. En conflictos laborales derivados de un despido, cuando la parte patronal niega que haya sido injustificado y ofrece el trabajo al actor laboral en las mismas condiciones y términos en que lo venía desempeñando, pero además, opone la excepción de abandono de trabajo, el aludido ofrecimiento aunque puede reputarse de buena fe, en modo alguno tiene el efecto de revertir la carga de la prueba al accionante, porque en esas condiciones, en función de la litis laboral,

Es decir Si la relación de trabajo fuere por tiempo determinado menor de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de la mitad del tiempo de servicios prestados; si excediera de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de seis meses por el primer año y de veinte días por cada uno de los años siguientes en que hubiese prestado sus servicios; Si la relación de trabajo fuere por tiempo indeterminado, la indemnización consistirá en veinte días de salario por cada uno de los años de servicios prestados; y Además de las indemnizaciones a que se refieren las fracciones anteriores, en el importe de tres meses de salario y en el de los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se paguen las indemnizaciones. Lo anterior constituye el equivalente al pago de daños y perjuicios causados al trabajador por la imposibilidad de continuar prestando el trabajo por las causas imputadas.
90

67
corresponde a las partes contendientes acreditar los hechos, en que fundan sus pretensiones y/o excepciones. Por tanto, queda a cargo del demandante demostrar, que fue despedido injustificadamente y, a su vez al demandado, que fue el trabajador quien abandonó el empleo; ya que, para revertir la carga de la prueba, el ofrecimiento debe ser liso y llano, es decir, sin oponer excepción alguna que tienda a destruir la acción principal ejercitada. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 263/95. Amado Ramírez Alvarado. 11 de julio de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Martiniano Bautista Espinosa. Secretario: Eusebio Avila López. Novena Época Instancia: Segunda Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: III, Marzo de 1996 Tesis: 2a./J. 9/96 Página: 522 DESPIDO. LA NEGATIVA DEL MISMO Y LA ACLARACION DE QUE EL TRABAJADOR DEJO DE PRESENTARSE A LABORAR NO CONFIGURA UNA EXCEPCION. De los artículos 784 y 804 de la Ley Federal del Trabajo, se infiere la regla general de que toca al patrón la carga de probar los elementos esenciales de la relación laboral, incluidas su terminación o subsistencia, de tal manera que aun ante la negativa del despido, debe demostrar su aserto. En ese supuesto, si el trabajador funda su demanda en el hecho esencial de que fue despedido y el demandado en su contestación lo niega, con la sola aclaración de que a partir de la fecha precisada por el actor, el mismo dejó de acudir a realizar sus labores, sin indicar el motivo a que atribuye la ausencia, no se revierte la carga de la prueba, ni dicha manifestación es apta para ser considerada como una excepción, porque al no haberse invocado una causa específica de la inasistencia del actor, con la finalidad del patrón de liberarse de responsabilidad, destruyendo o modificando los fundamentos de la acción ejercitada, se está en presencia de una contestación deficiente que impide a la Junta realizar el estudio de pruebas relativas a hechos que no fueron expuestos en la contestación de la demanda, porque de hacerlo así, contravendría lo dispuesto por los artículos 777, 779 y 878, fracción IV de la propia Ley, por alterar el planteamiento de la litis en evidente perjuicio para el actor. Además, de tenerse por opuesta la excepción de abandono de empleo o cualquiera otra, se impondría al patrón la carga de probar una excepción no hecha valer. En consecuencia, al no ser apta para tomarse en consideración la manifestación a que se alude, debe resolverse el conflicto como si la negativa del despido se hubiera opuesto en forma lisa y llana, con lo cual debe entenderse que corresponde al patrón la carga de desvirtuar el despido, salvo el caso en que la negativa vaya aparejada con el ofrecimiento del trabajo. Contradicción de tesis 67/95. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado del Quinto Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Octavo Circuito.

68
16 de febrero de 1996. Cinco votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretario: Víctor Francisco Mota Cienfuegos. Tesis de jurisprudencia 9/96. Aprobada por la Segunda Sala de este alto tribunal, en sesión pública de dieciséis de febrero de mil novecientos noventa y seis por cinco votos de los Ministros: Juan Díaz Romero, Mariano Azuela Güitrón, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, Sergio Salvador Aguirre Anguiano y presidente Genaro David Góngora Pimentel. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: I, Junio de 1995 Tesis: VIII.2o.7 L Página: 389 ABANDONO DE EMPLEO, CARGA DE LA PRUEBA. El abandono de empleo supone por parte del trabajador una decisión libre de su voluntad de no seguir trabajando. Cuando la parte patronal al contestar la demanda niega el despido injustificado y opone como excepción el abandono de empleo aduciendo que el trabajador dejó de presentarse a laborar a partir de una fecha determinada, corresponde a la demandada la carga probatoria de su excepción, pues no siendo la simple falta de asistencia a las labores la que configura el abandono de empleo, que no es ot ra cosa que la decisión libre del trabajador de dar por terminada la relación laboral en forma voluntaria, a que se refiere el artículo 53, fracción I, de la Ley Federal del Trabajo, el demandado debe acreditar que la ausencia del trabajador se debió a su propia determinación de no volver al empleo, ya sea mediante la expresión que para tal efecto haya hecho o de la circunstancia de la que se derive ese extremo. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL OCTAVO CIRCUITO. Amparo directo 136/95. Raúl Eugenio Garza Chávez. 20 de abril de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Sergio Novales Castro. Secretario: José Elías Gallegos Benítez. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XV -II Febrero Tesis: VI.1o.55 L Página: 426 OFRECIMIENTO DEL TRABAJO. CUANDO ES DE BUENA FE, AL TRABAJADOR CORRESPONDE DEMOSTRAR EL DESPIDO. Cuando el patrón al producir su contestación se defiende aduciendo que él no despidió al trabajador, sino que éste abandonó el empleo, no son aplicables las tesis jurisprudenciales: "ABANDONO DE TRABAJO, CARGA DE LA PRUEBA DE" y "DESPIDO DEL

69
TRABAJADOR, CARGA DE LA PRUEBA", las cuales sólo son aplicables en el caso de que el patrón opone como excepción el abandono, ya sea sin ofrecer la reinstalación o bien ofreciéndola de mala fe; empero, si el ofrecimiento es de buena fe, en ese caso corresponde al trabajador demostrar el despido. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Amparo directo 349/88. Esteban Olivares Aguirre. 10 de enero de 1989. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Gerardo Ramos Córdova. Secretario: Hugo Valderrábano Sánchez. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XIV-Julio Página: 377 ABANDONO DEL TRABAJO, RESCISION IMPROCEDENTE. Debe estimarse que el abandono del trabajo implica la ausencia del trabajador debido a su determinación de no volver al empleo, ya sea mediante la expresión que para tal efecto haya hecho o la circunstancia de que esté prestando sus servicios en otra parte y, en cambio, la rescisión del contrato individual de trabajo por faltar más de tres días en un período de treinta días, equivale a la omisión del trabajador de presentarse al centro de trabajo cuando tiene obligación de hacerlo, pero presupone la subsistencia de la relación de trabajo, elemento éste que no se presenta en el abandono, pues el mismo trabajador por su determinación produce la ruptura de la relación individual de trabajo, ya que el abandono implica la terminación de esa relación en forma unilateral por el trabajador; por lo que el patrón ya no puede válidamente rescindir un contrato inexistente. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Amparo directo 82/88. María del Rocío Téllez Navarro. 12 de abril de 1988. Unanimidad de votos. Ponente: Gustavo Calvillo Rangel. Secretario: Jorge Alberto González Álvarez. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XIV-Julio Página: 779 RENUNCIA Y ABANDONO DEL TRABAJO. DIFERENCIAS. La renuncia y el abandono del empleo son situaciones distintas, pues la primera consiste en una manifestación del trabajador, quien expresa su voluntad al patrón o a su representante de dar por terminada la relación laboral; en cambio, el abandono constituye un "no hacer", o sea, que el trabajador se abstiene de cumplir con sus funciones o deja de presentarse a laborar.

70

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Amparo directo 282/88. "Sombreros Cuauhtémoc", S.A. 18 de octubre de 1988. Unanimidad de votos. Ponente: José Galván Rojas. Secretario: Jorge Núñez Rivera. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XIII-Marzo Página: 297 ABANDONO DE TRABAJO. LAS LISTAS DE ASISTENCIA NO SON APTAS PARA ACREDITAR EL. Las listas de asistencia no son prueba idónea para acreditar el abandono del trabajo, merced a que lo que se debe demostrar no son solamente las faltas del trabajador a sus labores, sino su voluntad manifiesta de no volver al empleo, o que se encuentre prestando sus servicios en distinta parte. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 296/93 (2518/93). Manuel Alberto Aguilar Gracida. 12 de mayo de 1993. Unanimidad de votos. Ponente: Fortino Valencia Sandoval. Secretario: Leonardo A. López Taboada. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XII-Septiembre Página: 167 ABANDONO DEL TRABAJO. NO ES APTO PARA ACREDITARLO EL AVISO DE BAJA QUE EL PATRON DIRIGE AL I.M.S.S. El aviso de baja de un trabajador, que el patrón dirige al I.M.S.S., no es el medio idóneo para acreditar que aquél abandonó voluntariamente el empleo; ello, en virtud de tratarse de un documento elaborado unilateralmente en el que no consta la firma del trabajador. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 6444/92. Electropintura S. A. de C. V. 19 de agosto de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: Arturo Carrete Herrera. Secretario: José Manuel Rodríguez Puerto. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación

71
Tomo: XI-Abril Página: 241 DESPIDO DEL TRABAJADOR. EXCEPCION DE ABANDONO DE TRABAJO. SE DESVIRTUA CON EL COMPROBANTE DE PAGO DEL SALARIO POR EL PERIODO EN QUE SE ATRIBUYE LA INASISTENCIA A LAS LABORES. Si al contestar la demanda en la que se reclama un despido injustificado, el patrón se excepciona aduciendo que fue el actor quien dejó de presentarse a sus labores a partir de determinada fecha, pero el demandante exhibe el recibo de pago de su sueldo que acredita se cubrió el salario que corresponde precisamente a la quincena a partir de la cual se afirmó por la demandada que dejó de presentarse a su trabajo, ello es suficiente para desvirtuar la excepción de abandono de empleo hecha valer, y por tanto es correcto condenar al patrón al pago de las prestaciones reclamadas. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEGUNDO CIRCUITO. Amparo directo 860/92. H. Ayuntamiento de Tlalnepantla, Estado de México. 25 de noviembre de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: Raúl Solís Solís. Secretario: Joel A. Sierra Palacios. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XI-Febrero Página: 288 OFRECIMIENTO DEL TRABAJO Y EXCEPCIONES OPUESTAS POR EL PATRON, CALIFICACION DEL. No se considera de mala fe el ofrecimiento del trabajo que se formule a la parte trabajadora por la circunstancia de que el patrón en su contestación también haya opuesto la excepción de abandono de empleo, toda vez que no puede privársele de su derecho de defensa y de hacer valer cualquier excepción, dado que el ofrecimiento del trabajo, no tiene tal carácter, como lo ha establecido la Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la jurisprudencia número 85, consultable en la página setenta y siete de la compilación de mil novecientos diecisiete mil novecientos ochenta y cinco, que dice: "DESPIDO, NEGATIVA DEL, Y OFRECIMIENTO DEL TRABAJO. REVERSION DE LA CARGA DE LA PRUEBA. El ofrecimiento del trabajo no constituye una excepción, pues no tiende a destruir la acción ejercitada sino que es una manifestación que hace el patrón para que la relación de trabajo continúe; por tanto, si el trabajador insiste en el hecho del despido injustificado, le corresponde demostrar su afirmación, pues el ofrecimiento del trabajo en los mismos términos y condiciones produce el efecto jurídico de revertir al trabajador la carga de probar el despido." SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

72
Amparo directo 10486/92. Rosa Inés Rodríguez Somarriba. 23 de octubre de 1992. Unanimidad de votos. Ponente: J. Refugio Gallegos Baeza. Secretaria: María Eugenia Olascuaga García. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: VII-Enero Página: 250 EXCEPCIONES CONTRADICTORIAS. SON LAS DE NEGACION DE LA RELACION LABORAL Y LA DE ABANDONO DE TRABAJO. Cuando la demandada se excepciona argumentando la falta de relación laboral y, al mismo tiempo, opone la de abandono de empleo, tiene que reconocerse que esas excepciones son contradictorias, puesto que es ilógico que no existiendo relación laboral, sí haya abandono de empleo a cargo de un mismo asalariado o viceversa. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL. DECIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 191/90. Joaquín Avalos Zavala y otros. 6 de mayo de 1990. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos de Gortari Jiménez. Secretario: Víctor Manuel Estrada Jungo. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XIII-Marzo Página: 318 AUTORIZACION PARA ABANDONAR EL CENTRO DE TRABAJO. CARGA DE LA PRUEBA. Si un trabajador afirma que su jefe inmediato le concedió permiso o autorización para abandonar el centro de trabajo, es al propio trabajador a quien corresponde probar que le fue concedido el permiso o autorización correspondiente, atento al principio general de derecho de que quien afirma está obligado a probar; y a la circunstancia de que el trabajador no puede ausentarse sin consentimiento del patrón. SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 9256/93. Comisión Nacional de los Salarios Mínimos. 7 de enero de 1994. Unanimidad de votos. Ponente: J. Refugio Gallegos Baeza. Secretario: José Luis Martínez Luis. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: III, Enero de 1996 Tesis: I.3o.T.12 L

73
Página: 342

REINSTALACION. DEBE DECLARARSE PROCEDENTE LA ACCION DE, AUNQUE SEA VIRTUALMENTE, SI CON POSTERIORIDAD AL DESPIDO DESAPARECE LA PLAZA RECLAMADA. Si del análisis de autos se determina que se probó la subsistencia de la materia de trabajo en la plaza reclamada después de la fecha en que fue cancelada la misma por Petróleos Mexicanos, con motivo de un corte presupuestal a través de un acta administrativa, la Junta está obligada a pronunciarse sobre la procedencia o no de todas y cada una de las prestaciones reclamadas inherentes a la comprobación de la subsistencia de la materia de trabajo, por el lapso en el que la fuente de trabajo subsista, esto es, entre la fecha en que se separó ilegalmente al trabajador, y aquella otra en la que se cerró la fuente de trabajo, pues es obvio que éste tuvo derecho a que se le reinstalara por todo ese lapso (aunque sea de manera virtual), y generó derechos sobre ésta traducidos en las prestaciones relacionadas con la misma, puesto que en ese tiempo nada había que impidiera al actor el que se le otorgaran éstas, sobre las que resultó procedente su reclamo, debiendo destacarse que el solo hecho del cierre del centro de trabajo, en la especie, no pudo exonerar al patrón de las obligaciones y responsabilidades contratadas con anterioridad a aquél. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO Amparo directo 8723/95. Rigoberto Rodríguez Reyes. 4 de octubre de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: María Edith Cervantes Ortiz. Secretaria: María Perla Leticia Pulido Tello.

CAPITULO V TERMINACION DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
5 3 . Son causas de terminación de las relaciones de trabajo: I. El mutuo consentimiento de las partes; 91 A R T Í C U L O

El artículo 53, fracción I, de la Ley Federal del Trabajo dispone que es causa de terminación de las relaciones de trabajo, el mutuo consentimiento de las partes. A su vez, el artículo 375 prevé que los sindicatos representan a sus miembros en la defensa de los derechos individuales que les correspondan, sin perjuicio del derecho de los trabajadores para obrar o intervenir directamente, cesando entonces, a petición del trabajador, la intervención del sindicato. De lo anterior se colige que si bien se faculta a los sindicatos para que representen a sus miembros, ello significa que pueden realizar actos tendientes a la defensa de los derechos de sus agremiados, pero no implica que los sindicatos puedan efectuar actos que, por su naturaleza, les corresponde realizar a cada uno de los trabajadores en lo individual, como sucede con la terminación voluntaria de la relación individual de trabajo, ya que dada su trascendencia, esta decisión, conforme al primero de los preceptos legales en cita, para que tenga validez, debe ser
91

74
II. La muerte del trabajador; III. La terminación de la obra o vencimiento del término o inversión del capital, de conformidad con los artículos 36, 37 y 38; IV. La incapacidad física o mental 92 o inhabilidad manifiesta del trabajador, que haga imposible la prestación del trabajo; y V. Los casos a que se refiere el artículo 434.93
5 4 . En el caso de la fracción IV del artículo anterior, si la incapacidad proviene de un riesgo no profesional, 94 el trabajador tendrá derecho a que se le pague un mes de salario y doce días por cada año de servicios, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 162, o de ser posible 95, si así lo desea, a que se le proporcione otro empleo compatible con sus aptitudes, independientemente de las prestaciones que le correspondan de conformidad con las leyes. 96 97 A R T Í C U L O

expresada de manera personal por cada uno de los trabajadores actores y no por el ente sindical. De una interpretación armónica de los artículos 53, fracción IV y 55, en relación con el 48, de la Ley Federal del Trabajo, se infiere que si el patrón no comprueba la causa de terminación de la relación obrero-patronal prevista por el numeral y su fracción citados en primer término, esto es, la incapacidad física o mental manifiesta del trabajador y que tal incapacidad haga imposible la prestación del trabajo, la separación de las labores que con base en tal causa se dé, se equipara a un despido injustificado, procediendo en consecuencia, a elección del trabajador, su reinstalación o la indemnización correspondiente.
92

Es decir, la fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, la incosteabilidad notoria y manifiesta de la explotación, el agotamiento de la materia objeto de una industria extractiva, los casos del artículo 38 y el concurso o quiebra.
93

Si se otorga a un trabajador la pensión por cesantía en edad avanzada conforme a lo dispuesto por el artículo 145 de la Ley del Seguro Social en vigor, no tiene como consecuencia automática derecho a las prestaciones que contempla el artículo 54 de la Ley Federal del Trabajo, pues dicho artículo precisa que se pagará un mes de salario y doce días por cada año de servicios al trabajador que haya sufrido una incapacidad o inhabilitación para trabajar proveniente de un riesgo no profesional, o de ser posible, si así lo desea, a que se le proporcione otro empleo compatible con sus aptitudes; en tanto que el otorgamiento del seguro de cesantía en edad avanzada no constituye forzosa y necesariamente una incapacidad o inhabilitación proveniente de un riesgo no profesional para que pueda quedar comprendida en la hipótesis prevista por el artículo citado, habida cuenta que el seguro de cesantía en edad avanzada se otorga al asegurado que tenga reconocido en el Instituto Mexicano del Seguro Social, un mínimo de quinientas cotizaciones semanales, que haya cumplido sesenta años de edad y quede privado de trabajo remunerador por cualquier causa.
94

Es decir, que primero exista una plaza vacante y segundo que no exista otro trabajador con derecho preferente a ocuparla.
95

Existe una disyuntiva para el trabajador, es decir, puede optar por la prestación económica o bien por un puesto compatible con sus aptitudes, sin embargo esta última esta sujeta a que la plaza compatible exista.
96

75

5 5 . Si en el juicio correspondiente no comprueba el patrón las causas de la terminación 98, tendrá el trabajador los derechos consignados en el artículo 48. 99 A R T Í C U L O

TITULO TERCERO CONDICIONES DE TRABAJO
5 6 . Las condiciones de trabajo en ningún caso podrán ser inferiores a las fijadas en esta ley y deberán ser proporcionadas a la importancia de los servicios e iguales para trabajos iguales, sin que puedan establecerse A R T Í C U L O

El artículo 54 de la Ley Federal del Trabajo no excluye del pago de la prima de antigüedad a los trabajadores que se hayan separado del empleo por riesgo profesional, sino que otorga a los que se separaron por causa de riesgo no profesional, la opción de aceptar como indemnización un mes de sueldo y doce días por año laborado, o bien en la medida de lo posible, a que se les proporcione otro empleo compatible con sus aptitudes. Luego, tal situación en nada afecta a los trabajadores que habiendo sufrido un riesgo profesional también tienen derecho a la prima de antigüedad; pues el hecho de haber recibido la indemnización por incapacidad, no libera al patrón del pago de la otra prestación, ya que ésta es autónoma de la causa de separación del empleo y se obtiene por el transcurso del tiempo.
97

De los artículos 784 y 804 de la Ley Federal del Trabajo, se infiere la regla general de que toca al patrón la carga de probar los elementos esenciales de la relación laboral, incluidas su terminación o subsistencia, de tal manera que aun ante la negativa del despido, debe demostrar su aserto. En ese supuesto, si el trabajador funda su demanda en el hecho esencial de que fue despedido y el demandado en su contestación lo niega, con la sola aclaración de que a partir de la fecha precisada por el actor, el mismo dejó de acudir a realizar sus labores, sin indicar el motivo a que atribuye la ausencia, no se revierte la carga de la prueba, ni dicha manifestación es apta para ser considerada como una excepción, porque al no haberse invocado una causa específica de la inasistencia del actor, con la finalidad del patrón de liberarse de responsabilidad, destruyendo o modificando los fundamentos de la acción ejercitada, se está en presencia de una contestación deficiente que impide a la Junta realizar el estudio de pruebas relativas a hechos que no fueron expuestos en la contestación de la demanda, porque de hacerlo así, contravendría lo dispuesto por los artículos 777, 779 y 878, fracción IV de la propia Ley, por alterar el planteamiento de la litis en evidente perjuicio para el actor. Además, de tenerse por opuesta la excepción de abandono de empleo o cualquiera otra, se impondría al patrón la carga de probar una excepción no hecha valer. En consecuencia, al no ser apta para tomarse en consideración la manifestación a que se alude, debe resolverse el conflicto como si la negativa del despido se hubiera opuesto en forma lisa y llana, con lo cual debe entenderse que corresponde al patrón la carga de desvirtuar el despido, salvo el caso en que la negativa vaya aparejada con el ofrecimiento del trabajo.
98

Es decir, a que se le paguen los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se cumplimente el laudo.
99

76
diferencias por motivo de raza, nacionalidad, sexo, edad, credo religioso o doctrina política, salvo las modalidades expresamente consignadas en esta ley. 100
5 7 . El trabajador podrá solicitar de la Junta de Conciliación y Arbitraje la modificación de las condiciones de trabajo, cuando el salario no sea remunerador o s excesiva la jornada de trabajo o concurran circunstancias ea económicas que la justifiquen. El patrón podrá solicitar la modificación cuando ocurran circunstancias económicas que la justifiquen. 101 A R T Í C U L O

CAPÍTULO II JORNADA DE TRABAJO 102
5 8 . Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo. 103 A R T Í C U L O

100 101

Las cuales se encuentran insertas en los artículos 200, 234, 253, 257, 297 y 307 de esta ley.

La necesidad de salvaguardar la relación de empleo es tal que, cuando existan circunstancias que así lo ameriten ambas partes deberán poner de si a efecto de mantener la fuente de ingresos. De la interpretación de los artículos 59 a 66 de la Ley Federal del Trabajo, se desprenden diversas modalidades en que se puede desarrollar la jornada de trabajo, destacándose la diurna que es la comprendida entre las seis y las veinte horas, dentro de la cual la duración máxima es de ocho horas; la mixta, que comprende períodos de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el período nocturno sea menor de tres horas y media, porque si no, se reputará jornada nocturna; jornada mixta cuya duración máxima es de siete horas y media; la nocturna, cuyos límites son de las veinte a las seis horas y tiene una duración máxima de siete horas; la continua, que la ley no define pero no significa ininterrumpida puesto que impone un descanso de media hora; la discontinua, cuya característica principal es la interrupción del trabajo de tal manera que el trabajador pueda, libremente, disponer del tiempo intermedio, lapso durante el cual no queda a disposición del patrón; la especial, que es la que excede de la jornada diaria mayor pero respeta el principio constitucional de duración máxima de la jornada semanal de cuarenta y ocho horas, si con ello se consigue el reposo del sábado en la tarde o cualquier otra modalidad equivalente que beneficie al trabajador; la extraordinaria que es la que se prolonga más allá de sus límites ordinarios por circunstancias excepcionales y que no podrá exceder de tres horas diarias ni de tres veces en una semana; y la emergente que es la que se cumple más allá del límite ordinario en los casos de siniestro o riesgo inminente en que peligre la vida del trabajador, de sus compañeros o del patrón, o la existencia misma del centro de trabajo.
102

La jornada de trabajo puede variar dependiendo del horario en el cual sea desempeñada la labor, siendo estas de ocho, siete y siete horas y media correspondiendo estas a la jornada diurna, nocturna o mixta. Si embargo, la duración de esta puede verse aumentada (difícilmente disminuida) constituyéndose así una jornada extraordinaria de trabajo. La legislación también
103

77

5 9 . El trabajador y el patrón fijarán la duración de la jornada de trabajo, sin que pueda exceder los máximos legales. Los trabajadores y el patrón podrán repartir las horas de trabajo, a fin de permitir a los primeros el reposo del sábado en la tarde o cualquier modalidad equivalente. A R T Í C U L O
104

6 0 . Jornada diurna es la comprendida entre las seis y las veinte horas. Jornada nocturna es la comprendida entre las veinte y las seis horas. Jornada mixta es la que comprende períodos de tiempo de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el período nocturno sea menor de tres horas y media, pues si comprende tres y media o más, se reputará jornada nocturna. A R T Í C U L O 6 1 . La duración máxima de la jornada será: ocho horas la diurna, siete la nocturna y siete horas y media la mixta. 105 A R T Í C U L O 6 2 . Para fijar la jornada de trabajo se observará lo dispuesto en el artículo 5o., fracción III. A R T Í C U L O 6 3 . Durante la jornada continua de trabajo se concederá al trabajador un descanso de media hora, por lo menos. 106 A R T Í C U L O

prevé que el tiempo el cual el trabajador emplee para trasladarse de su domicilio a su sitio de trabajo se considera dentro de la jornada por lo que hace única y exclusivamente para cubrir los riesgos de trabajo siempre y no se pueden computar como un tiempo efectivo laborado. Considerando que el máximo legal para un jornada diurna es de 48 horas, 42 para la jornada nocturna y 44 ½ para la mixta, patronos y empleados pueden acordar la forma en que se distribuirá ésta, así como también el día en el cual se disfrutará el descanso al igual que el máximo de horas extraordinarias que se podrán laborar, en el entendido de que por caso fortuito y fuerza mayor, el trabajador podrá tener ampliada su jornada laboral, algo entendible si está de por medio la permanencia o existencia de su empleo, tal y como se expresa el artículo 65 y 66 de esta ley.
104

El establecer duraciones máximas a las jornadas laborales de 8.0 horas para la diurna, 7.0 para la nocturna y 7.5 para la mixta generará al patrón una sanción de 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción I de esta ley.
105

Por la naturaleza de los trabajos existe la imposibilidad de discontinuar la jornada laboral, por ello el legislador previó la necesidad de regular la existencia de un descanso de por lo menos media hora, tiempo durante el cual el trabajador se desatenderá de las funciones que le fueron encomendadas. Ante ello, es necesario, para evitar controversias laborales especificar cuidadosamente el lapso que comprenderá dicho descanso, independientemente de que exista o no posibilidad del trabajador para abandonar el lugar o área de trabajo.
106

78
6 4 . Cuando el trabajador no pueda salir del lugar donde presta sus servicios durante las horas de reposo o de comidas, el tiempo correspondiente le será computado como tiempo efectivo de la jornada de trabajo. 107 A R T Í C U L O 6 5 . En los casos de siniestro o riesgo inminente en que peligre la vida del trabajador, de sus compañeros o del patrón, o la existencia misma de la empresa, la jornada de trabajo podrá prolongarse por el tiempo estrictamente indispensable para evitar esos males. A R T Í C U L O 6 6 . Podrá también prolongarse la jornada de trabajo por circunstancias extraordinarias, sin exceder nunca de tres horas diarias ni de tres veces en una semana. 108 A R T Í C U L O 6 7 . Las horas de trabajo a que se refiere el artículo 65, se retribuirán con una cantidad igual a la que corresponda a cada una de las horas de la jornada. Las horas de trabajo extraordinario se pagarán con un ciento por ciento más del salario que corresponda a las horas de la jornada. A R T Í C U L O 6 8 . Los trabajadores no están obligados a prestar sus servicios por un tiempo mayor del permitido de este capítulo. La prolongación del tiempo extraordinario que exceda de nueve horas a la semana, obliga al patrón a pagar al trabajador el tiempo excedente con un doscientos por ciento más del salario que corresponda a las horas de la jornada, sin perjuicio de las sanciones establecidas en esta ley. A R T Í C U L O J U R I S P R U D E N C I A

aplicable:

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VIII, Agosto de 1998 Los artículos 63 y 64 de la Ley Federal del Trabajo prevén que durante la jornada continua, debe concederse al trabajador un descanso de por lo menos media hora, estableciendo que cuando no pueda salir del lugar donde presta sus servicios, el lapso correspondiente le será computado como tiempo efectivo de la jornada laboral. Por tanto, en la hipótesis de que un trabajador permanezca en el centro de trabajo durante el aludido período de descanso, por disposición de los relacionados preceptos legales, ese tiempo debe considerarse como efectivamente trabajado y, por consiguiente, debe remunerarse a razón de salario ordinario. Pero en el supuesto de que el obrero labore en lugar de descansar, el salario que debe cubrírsele es el correspondiente para la jornada extraordinaria, en aplicación analógica de lo dispuesto por el artículo 123, fracción XI, de la Constitución, al incrementarse la jornada laboral por el tiempo relativo al susodicho período de descanso.
107

Sin embargo, y dado que el trabajar horas extras refuta un ingreso adicional, normalmente mientras subsista dicho pago en forma correcta la situación carece de importancia para ambas partes.
108

79
Tesis: I.4o.T.55 L Página: 864 HORAS EXTRAS. CUANDO PATRÓN Y TRABAJADOR PACTAN UNA JORNADA LABORAL INFERIOR A LA ESTABLECIDA POR LA LEY, EL TIEMPO QUE EN EXCESO DE LA MISMA SE LABORE SERÁ CONSIDERADO COMO EXTRAORDINARIO. De conformidad con el artículo 59 de la Ley Federal del Trabajo, el trabajador y el patrón fijarán la duración de la jornada de trabajo, sin que pueda exceder de los máximos legales. De lo que se advierte que las partes pueden convenir, en el contrato individual o en el colectivo, una jornada laboral menor a la fijada por la ley; por lo que el tiempo que exceda, en su caso, a lo convenido por las partes, debe ser computado como tiempo extraordinario. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Segunda Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VII, Enero de 1998 Tesis: 2a./J. 72/97 Página: 259 DURACIÓN DE LA JORNADA DE TRABAJO. PUEDE ACREDITARSE CON CUALQUIERA DE LOS MEDIOS PROBATORIOS ESTABLECIDOS EN LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO. El artículo 776 de la propia ley dispone que son admisibles en el proceso todos los medios de prueba que no sean contrarios a la moral y al derecho; el artículo 804 detalla los documentos que el patrón tiene obligación de conservar y exhibir en juicio, y el artículo 805 prevé que si el patrón no presenta en el juicio esos documentos, se tendrán por presuntivamente ciertos los hechos que el actor exprese en su demanda en relación con los propios documentos, salvo prueba en contrario. De lo anterior se desprende que el patrón, en principio, debe acreditar la duración de la jornada de trabajo, con la documental, pero si no lo hace así, puede destruir la presunción generada en su contra con cualquiera de los medios probatorios que la misma ley establece, dado que los numerales invocados no disponen la exclusividad de la prueba documental para la demostración de los hechos relativos. Contradicción de tesis 65/95. Entre las sustentadas por el Sexto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito, el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Circuito y los Tribunales Colegiados Segundo del Quinto Circuito y Segundo del Décimo Circuito. 17 de abril de 1996. Cinco votos. Ponente: Guillermo I. Ortiz Mayagoitia. Secretaria: Angelina Hernández Hernández. Tesis de jurisprudencia 72/97. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión pública del diecisiete de abril de mil novecientos noventa y seis, por unanimidad de cinco votos de los Ministros Juan Díaz Romero, Mariano

80
Azuela Güitrón, Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia y presidente Genaro David Góngora Pimentel. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Julio de 1997 Tesis: I.9o.T. J/29 Página: 313 OFRECIMIENTO DEL TRABAJO. CUANDO EL TIEMPO PARA DESCANSAR NO SE ENCUENTRA COMPRENDIDO DENTRO DE LA JORNADA CONTINUA RELATIVA, EXISTE MALA FE EN EL. El artículo 63 de la Ley Federal del Trabajo establece que los trabajadores tienen derecho a disfrutar por lo menos de media hora de descanso durante la jornada continua correspondiente; por tanto, si el tiempo para el descanso no se otorga durante la jornada sino fuera del término que comprenda, el ofrecimiento del trabajo que se haga en esas condiciones debe estimarse de mala fe, por contrariar lo dispuesto por el precepto legal señalado. NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Julio de 1997 Tesis: XXI.1o.65 L Página: 363 CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO. AUN RATIFICADO EN SU CONTENIDO Y FIRMA, NO DESVIRTÚA EL TIEMPO EXTRAORDINARIO LABORADO. Si el trabajador afirma que laboró el tiempo extraordinario que reclama en su demanda, al patrón corresponde desvirtuar lo anterior, demostrando cuál fue la duración real de la jornada de trabajo, en términos de la fracción VIII del artículo 784 de la Ley Federal del Trabajo; y no es suficiente para tal efecto, el contrato individual de trabajo en cuya cláusula respectiva aparezca convenido que sólo con autorización previa y por escrito del patrón o de sus representantes, el trabajador podrá realizar un tiempo extraordinario de labores, debido a que la prueba de dicho acuerdo únicamente constituye una presunción a favor del empleador, según jurisprudencia firme de la entonces Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, número 227, consultable en la página 148 del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995, Tomo V, Materia del Trabajo, de rubro: "HORAS EXTRAS, ES VÁLIDO PACTAR CONTRACTUA LMENTE QUE EL TRABAJADOR SÓLO DEBE LABORARLAS CON AUTORIZACIÓN PREVIA POR ESCRITO DEL PATRÓN O DE SUS REPRESENTANTES FACULTADOS PARA ELLO.", presunción que conforme a dicho criterio no basta para relevar al patrón de la carga probatoria cuando el trabajador afirme haber laborado horas extras, en cuyo caso, la presunción deberá estar fortalecida con

81
otros elementos de prueba, a fin de quedar corroborada, lo que no se satisface por el hecho de que el trabajador, al absolver posiciones, reconozca el contenido y firma del contrato individual de trabajo de referencia, pues con tal confesión se continúa demostrando lo que ya el contrato exhibido por sí solo acredita, esto es, que se requería del permiso escrito del patrón o de sus representantes para desempeñar un tiempo extraordinario de labores, pero no desvirtúa lo afirmado por el trabajador en cuanto a que sí laboró horas extras; máxime que conforme a la jurisprudencia aludida, es posible que aun existiendo cláusula contractual en la que se estipule, debe exist ir permiso escrito para laborar una jornada extraordinaria, si en la fuente de trabajo no se acostumbrara solicitarlo, o bien, porque incluso sin él, se contaba con el consentimiento del empleador. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 141/97. Ana Yasuko Takahashi. 3 de abril de 1997. Unanimidad de votos. Ponente: Joaquín Dzib Núñez. Secretario: Ernesto Jaime Ruiz Pérez. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación Tomo: 66, Junio de 1993 Tesis: IV.2o. J/19 Página: 37 JORNADA DE TRABAJO, PRUEBA DE LA DURACION DE LA. EL CONTRATO DE TRABAJO NO ES EL MEDIO IDONEO. Es violatorio de garantías individuales el laudo que tiene por acreditada la duración de la jornada laboral con el contrato temporal de trabajo celebrado entre trabajador y patrón, pues ese documento lo único que pone de relieve es que se convino determinada jornada de labores, pero no que sea la realmente desempeñada, misma que el patrón estuvo en aptitud de comprobar mediante las tarjetas de control de asistencia, donde se consigna tanto las entradas como las salidas diarias del trabajador al centro de trabajo, o bien con cualquier otro medio de prueba idónea. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación Tomo: 65, Mayo de 1993 Tesis: IV.3o. J/25 Página: 48 JORNADA DE TRABAJO. LOS RECIBOS DE PAGO NO SON APTOS PARA ACREDITAR LA, SI NO ESPECIFICAN EL HORARIO. Los recibos de pago aportados por la demandada con la finalidad de demostrar la jornada laboral, no son aptos para ello cuando en los mismos no se especifica de manera pormenorizada la hora en que entraba y salia el trabajador de sus labores, sino

82
que sólo se menciona el número de horas que trabajó en forma semanal. En estas condiciones y toda vez que la jornada de labores se debe computar en forma diaria y de momento a momento, es decir, de la hora de entrada a la de salida del centro de trabajo, los datos que contengan dichos documentos no son aptos para concluir en forma convincente que la jornada diaria del actor estaba circunscrita a la legal. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO.

CAPITULO III DÍAS DE DESCANSO
6 9 . Por cada seis días de trabajo disfrutará el trabajador de un día de descanso, por lo menos, con goce de salario íntegro. 109 110 A R T Í C U L O 7 0 . En los trabajos que requieran una labor continua, los trabajadores y el patrón fijarán de común acuerdo los días en que los trabajadores deban disfrutar de los de descanso semanal. A R T Í C U L O 7 1 . En los reglamentos de esta ley se procurará que el día de descanso semanal sea el domingo. Los trabajadores que presten servicio en día domingo tendrán derecho a una prima adicional de un veinticinco por ciento, por lo menos, sobre el salario de los días ordinarios de trabajo. A R T Í C U L O 7 2 . Cuando el trabajador no preste sus servicios durante todos los días de trabajo de la semana, o cuando el mismo día o en la misma semana preste sus servicios a varios patrones, tendrá derecho a que se le pague la parte proporcional del salario de los días de descanso, calculada sobre el salario de los días en que hubiese trabajado o sobre el que hubiese percibido de cada patrón. A R T Í C U L O 7 3 . Los trabajadores no están obligados a prestar servicios en sus días de descanso. Si se quebranta esta disposición, el patrón pagará al trabajador, independientemente del salario que le corresponda por el descanso, un salario doble por el servicio prestado. 111 A R T Í C U L O

109

El precepto debería de decir “por cada seis días de trabajo continuo... “

El no conceder como mínimo a los trabajadores un día de descanso semanal con goce de salario íntegro por cada seis laborados genera una sanción de 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción I.
110

HORAS EXTRAS. ES VALIDO PACTAR CONTRACTUALMENTE QUE EL TRABAJADOR SOLO DEBE LABORARLAS CON AUTORIZACION PREVIA POR
111

83

7 4 . Son días de descanso obligatorio: I. El 1o. de enero; II. El 5 de febrero; III. El 21 de marzo; IV. El 1o. de mayo; V. El 16 de septiembre; VI. El 20 de noviembre; VII. El 1o. de diciembre de cada seis años, cuando corresponda a la trasmisión del Poder Ejecutivo Federal; y VIII. El 25 de diciembre. IX. El que determinen las Leyes Federales y Locales, Electorales, en el caso de elecciones ordinarias, para efectuar la jornada electoral. 112 A R T Í C U L O

ESCRITO DEL PATRON O DE SUS REPRESENTANTES FACULTADOS PARA ELLO. La ejecución del trabajo en tiempo extraordinario debe ser ordenada o autorizada por el patrón, y por ello, no debe quedar al arbitrio del trabajador el decidir exceder su jornada ordinaria de trabajo, creando también a su arbitrio la obligación patronal del pago. Así, en un contrato individual o colectivo de trabajo es legalmente válido pactar expresamente, que el trabajador solamente estará obligado a laborar tiempo extraordinario en tanto exista en su poder orden previa por escrito del patrón o de sus representantes facultados para ello, en que se señalen claramente las labores a desarrollar y el tiempo requerido. De esta manera, al existir el mandato expreso por escrito para laborar tiempo extraordinario, y una vez ejecutado éste, se le facilita al trabajador exigir la procedencia de su pago al exhibir esa autorización, así como el impedimento para el patrón de exigir una prolongación de la jornada que exceda los lineamientos establecidos por la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, la estipulación en comentario no solamente debe adecuarse a las consecuencias que sean conformes a las normas de trabajo, sino también a aquellas que sean acordes a la buena fe y la equidad, tal como lo exige el artículo 31 de la propia ley laboral, de donde resulta entonces que, la existencia de ese pacto únicamente crea la presunción de que sólo se debió laborar tiempo extraordinario previa orden escrita del patrón, presunción que por sí sola no es suficiente para relevar a este último de la carga probatoria cuando el trabajador afirme haber laborado horas extras o una jornada superior a lo legal o contractualmente convenida; pero si la parte patronal demuestra fehacientemente con otros elementos de prueba que cuando en su empresa se desarrolló tiempo extra fue porque existió la orden escrita para ello, la mencionada presunción queda corroborada y traerá como consecuencia que sea el trabajador quien deba demostrar que existió el mandato escrito, o que, aun sin él pero con el consentimiento del empleador, laboró el tiempo extraordinario que reclama. Es decir, cuando de acuerdo a las legislaciones federales o locales en materia electoral se tenga que efectuar una elección sea el carácter que fuere, es decir, elección de presidente municipal, diputado local, diputado federal, senadores, gobernadores o presidente de la república, -exceptuando las elecciones extraordinarias- esos días, se habrán de considerar día de descanso obligatorio, por lo cual el patrón está obligado a pagarlo de acuerdo a lo establecido por el artículo precedente.
112

84
7 5 . En los casos del artículo anterior los trabajadores y los patrones determinarán el número de trabajadores que deban prestar sus servicios. Si no se llega a un convenio, resolverá la Junta de Conciliación Permanente o en su defecto la de Conciliación y Arbitraje. Los trabajadores quedarán obligados a prestar los servicios y tendrán derecho a que se les pague, independientemente del salario que les corresponda por el descanso obligatorio, un salario doble por el servicio prestado. A R T Í C U L O

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: V, Febrero de 1997 Tesis: I.3o.T. J/4 Página: 652 PRIMA DOMINICAL. PROCEDENCIA DE SU PAGO. Cuando un trabajador manifiesta prestar sus servicios durante los siete días de la semana y dicha aseveración se presume como cierta por no haber demostrado el patrón, de conformidad con el artículo 784 de la Ley Federal del Trabajo, que el trabajador tenga una jornada no mayor de seis días a la semana con uno de descanso diferente al domingo, resulta procedente el pago de la prima adicional del veinticinco por ciento, sobre el salario de los días normales de trabajo a que se refiere el artículo 71 de la ley de la materia, por existir la presunción, no desvirtuada, de que aquél labora ordinariamente en domingo. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: IV, Octubre de 1996 Tesis: IV.3o.43 L Página: 587 PRIMA DOMINICAL. CORRESPONDE AL ACTOR DEMOSTRAR HABER LABORADO LOS DIAS DE DESCANSO. No corresponde al patrón justificar que los días de descanso sus empleados no laboraron, sino que la carga de la prueba le atañe al propio trabajador de justificar que laboró los domingos para tener derecho a la prima dominical, pues de lo contrario se le impondría al demandado la obligación de probar un hecho negativo. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO.

85

CAPITULO IV VACACIONES
A R T Í C U L O 7 6 . Los trabajadores que tengan más de un año de servicios disfrutarán de un período anual de vacaciones pagadas, 113 que en ningún caso podrá ser inferior a seis días laborables, y que aumentará en dos días laborables, hasta llegar a doce, por cada año subsiguiente de servicios. 114 Después del cuarto año, el período de vacaciones aumentará en dos días por cada cinco de servicio.115 A R T Í C U L O 7 7 . Los trabajadores que presten servicios discontinuos y los de temporada tendrán derecho a un período anual de vacaciones, en proporción al número de días de trabajados en el año.116

De conformidad con el artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo, el derecho a las vacaciones se genera por el tiempo de prestación de servicios, y si durante el período que transcurre desde que se rescinde el contrato de trabajo hasta que se reinstala al trabajador en el empleo, no hay prestación de servicios, es claro que no surge el derecho a vacaciones, aun cuando esa interrupción de la relación de trabajo sea imputable al patrón por no haber acreditado la causa de rescisión, pues de acuerdo con la jurisprudencia de la Cuarta Sala, del rubro "SALARIOS CAIDOS, MONTO DE LOS, EN CASO DE INCREMENTOS SALARIALES DURANTE EL JUICIO", ello sólo da lugar a que la relación de trabajo se considere como continuada, es decir, como si nunca se hubiera interrumpido, y que se establezca a cargo del patrón la condena al pago de los salarios vencidos, y si con éstos quedan cubiertos los días que por causa imputable al patrón se dejaron de laborar, no procede imponer la condena al pago de las vacaciones correspondientes a ese período, ya que ello implicaría que respecto de esos días se estableciera una doble condena, la del pago de salarios vencidos y la de pago de vacaciones.
113

El no otorgar a los trabajadores con más de un año de servicio un periodo anual de vacaciones pagadas. Genera una sanción de 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción I de este ordenamiento.
114

De conformidad con el artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo, el derecho al disfrute de vacaciones se genera por el tiempo de prestación de los servicios; y así se obtiene que por el primer año, el trabajador se hará acreedor a cuando menos seis días laborables y aumentará en dos días laborables, hasta llegar a doce, por cada año subsecuente de servicios, es decir, al segundo año serán ocho, al tercero diez; y, al cuarto doce. Después del cuarto año, el período de vacaciones se aumentará en dos días por cada cinco de servicios, que empezarán a contar desde el inicio de la relación contractual, porque la antigüedad genérica se obtiene a partir de ese momento y se produce día con día y, de forma acumulativa, mientras aquel vínculo esté vigente; por tanto, una vez que el trabajador cumple cinco años de servicios, operará el incremento aludido y, entonces, disfrutará hasta los nueve años de catorce días de asueto; luego, del décimo al décimo cuarto años de dieciséis y así sucesivamente.
115

El no otorgar a los trabajadores que presten sus servicios discontinuos y a los de temporada un periodo anual de vacaciones proporcional al número de días laborados generará una
116

86

A R T Í C U L O 7 8 . Los trabajadores deberán disfrutar en forma continua seis días de vacaciones, por lo menos. A R T Í C U L O 7 9 . Las vacaciones no podrán compensarse con una remuneración.117 Si la relación de trabajo termina antes de que se cumpla el año de servicios, el trabajador tendrá derecho a una remuneración proporcionada al tiempo de servicios prestados. A R T Í C U L O 8 0 . Los trabajadores tendrán derecho a una prima no menor de veinticinco por ciento sobre los salarios que les correspondan durante el período de vacaciones. A R T Í C U L O 8 1 . Las vacaciones deberán concederse a los trabajadores dentro de los seis meses siguientes al cumplimiento del año de servicios. Los patrones entregarán anualmente a sus trabajadores una constancia que contenga su antigüedad y de acuerdo con ella el período de vacaciones que les corresponda y la fecha en que deberán disfrutarlo. J U R I S P R U D E N C I A

aplicable:

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VII, Mayo de 1998 Tesis: I.5o.T.142 L Página: 1049 PRIMA VACACIONAL. SU PROCEDENCIA EN CASO DE REINSTALACIÓN. La jurisprudencia publicada en el Apéndice al Semanario Judicial de la Federación de 1995, Tomo V, página 401, de la voz: "VACACIONES. SU PAGO NO ES PROCEDENTE DURANTE EL PERIODO EN QUE SE INTERRUMPIÓ LA RELACIÓN DE TRABAJO.", establece precisamente la imposibilidad de un doble pago, es decir, el cubrimiento simultáneo de salarios caídos y periodo de descanso, pero en modo alguno hace referencia a la prima correspondiente a este último, por lo que resulta procedente otorgar dicha gratificación cuando se ha condenado al restablecimiento del trabajador en su empleo.

sanción equivalente de 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción I de este ordenamiento. Sin embargo, existe una práctica de hacer que un trabajador labore en su periodo vacacional otorgándolo su pago y prima vacacional, aunado a una percepción extraordinaria. Aunque esta práctica puede resultar satisfactoria en términos económicos al trabajador, esta práctica es violatoria de la ley federal del trabajo.
117

87
QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Segunda Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VII, Marzo de 1998 Tesis: 2a./J. 15/98 Página: 384 VACACIONES Y PRIMA VACACIONAL. NO DEBE COMPRENDERSE EN EL SALARIO SU PAGO DURANTE EL PERIODO EN QUE SE SUSPENDIÓ LA RELACIÓN LABORAL POR INCAPACIDAD TEMPORAL OCASIONADA POR ENFERMEDAD O ACCIDENTE NO CONSTITUTIVO DE UN RIESGO DE TRABAJO. El artículo 42, fracción II, de la Ley Federal del Trabajo establece como una de las causas de suspensión de las obligaciones de prestar el servicio y pagar el salario, sin responsabilidad para el trabajador y el patrón, la incapacidad temporal ocasionada por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo. Por otra parte, de los artículos 76 a 81 del propio ordenamiento, deriva que las vacaciones son un derecho que adquieren los trabajadores por el transcurso del tiempo en que prestan sus servicios y que tiene por finalidad el descanso continuo de varios días que les dé la oportunidad de reponer su energía gastada con la actividad laboral desempeñada, sea ésta física o mental, gozando además de un ingreso adicional, denominado prima vacacional, que les permita disfrutar su periodo vacacional, y que no debe ser menor al veinticinco por ciento de los salarios que les correspondan durante dicho periodo. La interpretación relacionada de dichos preceptos permite concluir que no debe comprenderse en el salario el pago de vacaciones y prima vacacional durante el tiempo en que se encuentre suspendida la relación laboral, por incapacidad temporal ocasionada por accidente o enfermedad no constitutivo de riesgo de trabajo, puesto que al no existir prestación de servicios no se genera el derecho a vacaciones del trabajador, ya que no se justifica el descanso a una actividad que no fue realizada por causas ajenas a las partes y que dan lugar a que la ley libere de responsabilidad al patrón y al trabajador en la suspensión de la relación; liberación que debe entenderse referida no sólo a las obligaciones principales de prestar el servicio y pagar el salario, sino también a sus consecuencias, por lo que deben realizarse los descuentos proporcionales a tal periodo. Contradicción de tesis 61/97. Entre las sustentadas por el Séptimo y Noveno Tribunales Colegiados en Materia de Trabajo del Primer Circuito. 23 de enero de 1998. Cinco votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: Lourdes Ferrer Mac Gregor Poisot. Tesis de jurisprudencia 15/98. Aprobada por la Segunda Sala de este Alt o Tribunal, en sesión pública del veintitrés de enero de mil novecientos noventa y ocho. Novena Época

88
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Agosto de 1997 Tesis: VI.3o.19 L Página: 837 VACACIONES. EL RECONOCIMIENTO DE SU PAGO NO IMPLICA EL DE LA PRIMA VACACIONAL CORRESPONDIENTE. Conforme a lo dispuesto por los artículos 76 y 80 de la Ley Federal del Trabajo, el pago de vacaciones comprende el de los salarios de los días de descanso que por tal motivo disfruta el trabajador, en tanto que la prima vacacional es la cantidad adicional que se paga porcentualmente respecto de esos días de descanso; en tal virtud, aunque ambas prestaciones se generan por el tiempo de prestación de servicios, ello no las hace iguales o equivalentes, de modo que el reconocimiento del pago de vacaciones, no implica el reconocimiento del pago de la prima vacacional correspondiente. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

CAPITULO V SALARIO
8 2 . Salario es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 8 3 . El salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de cualquier otra manera. 118 Cuando el salario se fije por unidad de obra, además de especificarse la naturaleza de ésta, se hará constar la cantidad y calidad del material, el estado de la herramienta y útiles que el patrón, en su caso, proporcione para ejecutar la obra, y el tiempo por el que los pondrá a disposición del trabajador, sin que pueda exigir cantidad alguna por concepto del desgaste natural que sufra la herramienta como consecuencia del trabajo. 8 4 . El salario se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo.119 A R T Í C U L O

Es decir, permite al patrón establecer la modalidad con la cual se proporcionará el pago, según se desempeñe el trabajo, ya sea por horas, días, semanas, quincena o mes, con el limitante de que sea cual fuera la unidad de tiempo el pago deberá hacerse en forma semanal si fuera de naturaleza manual.
118

La actual integración de la Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se aparta de la tesis no jurisprudencial visible en las páginas 1560 y 1561 del Apéndice al
119

89

. El salario debe ser remunerador 120 y nunca menor al fijado como mínimo de acuerdo con las disposiciones de esta ley. Para fijar el importe del salario se tomarán en consideración la cantidad y calidad del trabajo. En el salario por unidad de obra, la retribución que se pague será tal, que para un trabajo normal, en una jornada de ocho horas, de por resultado el monto del salario mínimo, por lo menos.
A R T Í C U L O 8 5 8 6 . A trabajo igual, desempeñado en puesto, jornada y condiciones de eficiencia también iguales, debe corresponder salario igual. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 8 7 . Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste. 8 8 . Los plazos para el pago del salario nunca podrán ser mayores de una semana para las personas que desempeñan un trabajo material y de quince días para los demás trabajadores. 121 A R T Í C U L O A R T Í C U L O 8 9 . Para determinar el monto de las indemnizaciones que deban pagarse a los trabajadores se tomará como base el salario correspondiente

Semanario Judicial de la Federación publicado en 1988, Segunda Parte, acerca de que si el patrón se compromete a pagar los impuestos sobre productos del trabajo, tal aportación fiscal forma parte del salario del trabajador; la Sala estimaba que tal cantidad incrementaba efectivamente la percepción salarial en los términos del artículo 84 de la Ley Federal del Trabajo, y lo integraba para todos los efectos legales y contractuales. La revisión del problema, sin embargo, lleva a la conclusión de que no hay incremento salarial, en primer lugar, porque cuando el patrón se obliga a pagar por su cuenta el impuesto causado por el trabajador, lo que hace es ya no retener el monto tributario, con lo cual deja intocado el salario en este aspecto, siendo relevante señalar que la entrega al trabajador de esa parte no retenida es parte del salario y no una cantidad adicional, esto es, aunque el trabajador reciba más, ello es por efecto de la no retención, pero su salario sigue siendo el mismo; en segundo lugar, se observa que la cantidad que el patrón toma de su peculio, equivalente al monto del impuesto causado por el trabajador, no lo entrega a éste, sino a las autoridades hacendarías. Por lo tanto, no cabe aceptar que dicha obligación patronal aumente el salario pactado en los términos de los artículos 84 y 89 de la Ley Federal del Trabajado, lo cual se confirma por la circunstancia de que la hipótesis de admitir el incremento salarial conduciría a confusiones insolubles, pues tal consideración llevaría al aumento automático de a base tributaria, desencadenándose un l círculo vicioso que produciría indeterminación e inseguridad. Dado como compensación o recompensa. Provechoso. En la contratación, lo mismo que oneroso (Rafael de Pina, Diccionario de derecho)
120

Adminicularlo con el artículo 5 y el artículo 123 constitucional en su fracción XXVII inciso “c”
121

90
al día en que nazca el derecho a la indemnización, incluyendo en el la cuota diaria y la parte proporcional de las prestaciones mencionadas en el artículo 84. En los casos de salario por unidad de obra, y en general, cuando la retribución sea variable, se tomará como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en los treinta días efectivamente trabajados antes del nacimiento del derecho. Si en ese lapso hubiese habido aumento en el salario, se tomará como base el promedio de las percepciones obtenidas por el trabajador a partir de la fecha del aumento.122 Cuando el salario se fije por semana o por mes, se dividirá entre siete o entre treinta, según el caso, para determinar el salario diario.
J U R I S P R U D E N C I A

aplicable:

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VIII, Agosto de 1998 Tesis: IV.3o.58 L Página: 909 SALARIO INTEGRADO, CONCEPTO. EN EL PAGO DE CONDENAS. De conformidad con el artículo 84 de la Ley Federal del Trabajo, el salario se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo, por lo que si la responsable condenó a la demandada a pagar a la actora el salario integrado y no el salario base, tal determinación se encuentra ajustada a derecho, de conformidad con el numeral citado. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VIII, Agosto de 1998 Tesis: I.3o.T.58 L Página: 909 SALARIO ACREDITADO CIRCUNSTANCIALMENTE EN UN ANTERIOR JUICIO LABORAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO EN UN NUEVO JUICIO. El salario acreditado circunstancialmente en un juicio laboral totalmente concluido, rendido como prueba en otro diverso, no tiene el alcance de acreditar

Las publicaciones periódicas que realiza la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos en el Diario Oficial de la Federación, en cuanto a la fijación de los incrementos del salario mínimo, son disposiciones generales y obligatorias que debe atender la Junta para establecer la condena respectiva, cuando ésta es procedente, y no arrojar la carga de la prueba al trabajador.
122

91
los hechos que se tuvieron por probados en el primer juicio, toda vez que lo en aquél determinado sólo beneficia o perjudica a las partes que intervinieron en él por los conceptos ahí reclamados, puesto que dicho salario acreditado en forma meramente circunstancial ya sea porque el demandado haya dejado de contestar la demanda o porque omitió absolver posiciones, sólo puede perjudicarlo en tal juicio, pero no en uno nuevo que se inicie, supuesto que se trata de una nueva controversia iniciada con aspectos distintos, además en todo caso el acreditamiento del salario en el juicio laboral precedente implica cosa juzgada de naturaleza eminentemente formal o adjetiva, cuya autoridad y fuerza no trascienden a otro laudo, pues de ser así, se llegaría al absurdo de que bastaría el pronunciamiento de un laudo condenatorio en contra de un individuo, para que con base en él y sin tomar en cuenta los elementos de convicción relativos, también se condene posteriormente al mismo individuo en un juicio diverso. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

CAPITULO VI SALARIO MINIMO 123
9 0 . Salario mínimo es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo. El salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. A R T Í C U L O

La Ley Federal del Trabajo en su Título Sexto, establece que existen trabajos especiales, dentro de los cuales enumera a los que prestan los trabajadores de confianza, de los buques, tripulaciones aeronáuticas, ferrocarriles, autotransportes, maniobras de servicio público en zonas bajo jurisdicción federal, del campo, así como aquellos que desempeñan los agentes de comercio y otros, según consta de los artículos 181 a 353 U, del citado ordenamiento legal, pero esta determinación no es suficiente para estimar que el salario que percibe un trabajador por la prestación de esos servicios se identifique con el salario mínimo profesional, ya que para ello es menester que las labores desempeñadas encuadren dentro de las definiciones de profesiones, oficios y trabajos profesionales que de manera detallada emite la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, por ser éste el órgano colegiado que constitucionalmente está facultado para establecer la aplicación de los salarios mínimos, tanto generales como profesionales, así como para determinar las actividades que deben estar sujetas al salario mínimo profesional, en términos de lo dispuesto por los artículos 123, apartado "A", fracción VI, párrafos primero y tercero de la Constitución General de la República y de los artículos 91 a 96 y 551 a 570 de la Ley Federal del Trabajo.
123

92
Se considera de utilidad social el establecimiento de instituciones y medidas que protejan la capacidad adquisitiva del salario y faciliten el acceso de los trabajadores a la obtención de satisfactores.
9 1 . Los salarios mínimos podrán ser generales para una o varias áreas geográficas de aplicación, que pueden extenderse a una o más entidades federativas o profesionales, para una rama determinada de la actividad económica o para profesiones, oficios o trabajos especiales, dentro de una o varias áreas geográficas. A R T Í C U L O 9 2 . Los salarios mínimos generales regirán para todos los trabajadores del área o áreas geográficas de aplicación que se determinen, independientemente de las ramas de la actividad económica, profesiones, oficios o trabajos especiales. A R T Í C U L O 9 3 . Los salarios mínimos profesionales regirán para todos los trabajadores de las ramas de actividad económica, profesiones, oficios o trabajos especiales que se determinen dentro de una o varias áreas geográficas de aplicación.124 A R T Í C U L O 9 4 . Los salarios mínimos se fijarán por una Comisión Nacional integrada por representantes de los trabajadores, de los patrones y del gobierno, la cual podrá auxiliarse de las comisiones especiales de carácter consultivo que considere indispensables para el mejor desempeño de sus funciones. A R T Í C U L O 9 5 . La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos y las Comisiones Consultivas se integrarán en forma tripartita, de acuerdo a lo establecido por el Capítulo II del Título Trece de esta ley. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 9 6 . La Comisión Nacional determinará la división de la República en áreas geográficas, las que estarán constituidas por uno o más municipios en los que deba regir un mismo salario mínimo general, sin que necesariamente exista continuidad territorial entre dichos municipios. A R T Í C U L O 9 7 . Los salarios mínimos no podrán ser objeto compensación, descuento o reducción, salvo en los casos siguientes:

de

Cuando se demanda una prestación que tiene como pauta el salario mínimo, alegando que éste debe ser profesional; para que sea procedente, debe acreditarse que la actividad del reclamante se encuentra dentro del catálogo de profesiones, oficios y trabajos especiales elaborado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, quien es el órgano facultado para ello de acuerdo a la fracción VI, del apartado "A", del artículo 123 de la Constitución General de la República, así como el correlativo artículo 94 de la Ley Federal del Trabajo. De tal suerte, que si la profesión, el oficio o el trabajo especial de quien reclama su aplicación, no se encuentra dentro de ese catálogo, o en la definición o descripción que de ellos hace la propia Comisión, no podrá aplicarse el salario aducido como mínimo profesional para cuantificar la prestación que con esa base se haya demandado.
124

93
I. Pensiones alimenticias decretadas por la autoridad competente en favor de las personas mencionadas en el artículo 110, fracción V; II. Pago de rentas a que se refiere el artículo 151. Este descuento no podrá exceder del diez por ciento del salario; III. Pago de abonos para cubrir préstamos provenientes del Fondo Nacional de la Vivienda para los trabajadores destinados a la adquisición, construcción, reparación, ampliación o mejoras de casas habitación o al pago de pasivos adquiridos por estos conceptos. Asimismo, a aquellos trabajadores que se les haya otorgado un crédito para la adquisición de viviendas ubicadas en conjuntos habitacionales financiados por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores se les descontará el 1% del salario a que se refiere el artículo 143 de esta ley, que se destinará a cubrir los gastos que se eroguen por concepto de administración, operación y mantenimiento del conjunto habitacional de que se trate. Estos descuentos deberán haber sido aceptados libremente por el trabajador y no podrán exceder el 20% del salario; y IV. Pago de abonos para cubrir créditos otorgados o garantizados por el Fondo a que se refiere el artículo 103 Bis de esta ley, destinados a la adquisición de bienes de consumo duradero o al pago de servicios. Estos descuentos estarán precedidos de la aceptación que libremente haya hecho el trabajador y no podrán exceder del 10% del salario.

CAPITULO VII NORMAS PROTECTORAS Y PRIVILEGIOS DEL SALARIO125
9 8 . Los trabajadores dispondrán libremente de sus salarios. Cualquier disposición o medida que desvirtúe este derecho será nula. 126 A R T Í C U L O

La ley federal del trabajo, como consecuencia del derecho social, establece, en concordancia con los convenios internacionales firmados y ratificados por el senado de la república, los derechos mínimos a los cuales tendrá acceso el trabajador como contraprestación a sus servicios prestados. El salario mínimo, debe de entenderse como la garantía de que el estado ofrece a todos los trabajadores para conseguir que la parte del capital no pague salarios inferiores a este. Sin embargo, no existe limitación alguna para exigir salarios más altos para la parte obrera, pues la ley sólo estipula el derecho mínimo, excepción hecha talvez en cuanto hace al p ago de indemnizaciones, donde si existen máximos que, no obstante pueden ser también rebasados por acuerdo de patrón y trabajadores a través de un pacto colectivo, cantidades que cubrirá el patrón en cuanto hace a riesgos profesionales cuando las mismas deban liquidarse por instituciones de seguridad social del estado.
125

Una recta interpretación del artículo 123, apartado A, fracción XXVII, inciso h), de la Constitución Política del país, así como del 5o., fracción XIII y 33 de la Ley Federal del Trabajo, permite concluir que serán nulas y no obligarán a los contrayentes, todas aquellas condiciones y demás estipulaciones que impliquen renuncia de derechos por parte del
126

94

9 9 . El derecho a percibir el salario es irrenunciable. Lo es igualmente el derecho a percibir los salarios devengados. 127 A R T Í C U L O 1 0 0 . El salario se pagará directamente al trabajador. Sólo en los casos en que esté imposibilitado para efectuar personalmente el cobro, el pago se hará a la persona que designe como apoderado mediante carta poder suscrita por dos testigos. 128 El pago hecho en contravención a lo dispuesto en el párrafo anterior no libera de responsabilidad al patrón. A R T Í C U L O 1 0 1 . El salario en efectivo deberá pagarse precisamente en moneda de curso legal, no siendo permitido hacerlo en mercancías, vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda sustituir la moneda. A R T Í C U L O 1 0 2 . Las prestaciones en especie deberán ser apropiadas al uso personal del trabajador y de su familia y razonablemente proporcionadas al monto del salario que se pague en efectivo. A R T Í C U L O 1 0 3 . Los almacenes y tiendas en que se expenda ropa, comestibles y artículos para el hogar, podrán crearse por convenio entre los trabajadores y los patrones, de una o varias empresas, de conformidad con las normas siguientes: I. La adquisición de las mercancías será libre sin que pueda ejercerse coacción sobre los trabajadores; II. Los precios de venta de los productos se fijarán por convenio entre los trabajadores y los patrones, y nunca podrán ser superiores a los precios oficiales y en su defecto a los corrientes en el mercado; A R T Í C U L O

trabajador, tales como salarios devengados, indemnizaciones y demás prestaciones que deriven de sus servicios. Sentado lo anterior, es de precisarse que la prima de antigüedad por jubilación tiene su origen en la continuidad de los servicios prestados por el trabajador durante determinado lapso y, por tanto, constituye un verdadero derecho patrimonial de éste. En ese tenor, la parte patronal no puede efectuar unilateralmente descuentos en la prima de antigüedad, por concepto de adeudos contraídos durante el tiempo en que el trabajador estuvo laborando efectivamente. Si bien es cierto que el derecho es irrenunciable, no menos cierto es que también es prescriptible, por lo que una vez transcurrido el tiempo que la ley fija para el cobro de los mismos, irremediablemente el derecho se extingue y la obligación cesa.
127

No debe de interpretarse este precepto, es necesario presentar carta poder donde conste el otorgamiento del trabajador de la facultad delegada hacia otra persona para hacerse de su pago por estar el primero impedido para hacerlo, basta además de que dos personas atestigüen el hecho y firmen el poder al calce. Y es que si el trabajador se encuentra imposibilitado para acudir a su centro de trabajo o lugar donde se efectúa el pago, más aún lo estará para acudir ante diversa autoridad que de fe del otorgamiento del poder y que además, tenga que pagar cantidad alguna en contra de su economía, por lo que debe entenderse que el poder es simple.
128

95
III. Las modificaciones en los precios se sujetarán a lo dispuesto en la fracción anterior; y IV. En el convenio se determinará la participación que corresponda a los trabajadores en la administración y vigilancia del almacén o tienda.
1 0 3 B I S . El Ejecutivo Federal, reglamentará la forma y términos en que se establecerá el Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores, que otorgará financiamiento para la operación de los almacenes y tiendas a que se refiere el artículo anterior y, asimismo, gestionará de otras instituciones, para conceder y garantizar, créditos baratos y oportunos para la adquisición de bienes y pago de servicios por parte de los trabajadores. A R T Í C U L O 1 0 4 . Es nula la cesión de los salarios en favor del patrón o de terceras personas, cualquiera que sea la denominación o forma que se le dé. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 1 0 5

. El salario de los trabajadores no será objeto de

compensación alguna.
1 0 6 . La obligación del patrón de pagar el salario no se suspende, salvo en los casos y con los requisitos establecidos en esta ley.129 A R T Í C U L O 1 0 7 . Está prohibida la imposición de multas a los trabajadores, cualquiera que sea su causa o concepto. 130 A R T Í C U L O 1 0 8 . El pago del salario se efectuará en el lugar donde los trabajadores presten sus servicios. 131 A R T Í C U L O

¿Cuándo existe el fraude al salario? El artículo 387 en su fracción XVII tipifica el delito de fraude al salario cuando el patrón no le cubra su salario, ya sea el mínimo general, mínimo profesional, el acordado entre las partes o bien como consecuencia de un pacto colectivo.
129

No debe considerarse multa, sino descuento aquel que se le aplique al trabajador con motivo de sus retardos o inasistencias a su jornada laboral.
130

Al estar popularizado el pago electrónico al trabajador por medio de tarjetas de debito por instituciones bancarias es común de que existan dentro de las instalaciones de la empresa cajeros automáticos en donde pueden hacer efectivos sus cobros dentro de su jornada de trabajo. Está medida obviamente trae para el patrón un beneficio al evitar una distracción y pérdida de tiempo de los trabajadores mediante el tradicional pago, ya que este sabe que su salario se encuentra disponible en cualquier momento. Sin embargo, y aunque se entiende que la jornada de trabajo es aquella en la que el trabajador está a disposición del patrón, se debe de considerar una extensión a la misma para efectos de considerarse riesgo profesional los percances que sucedan durante el trayecto para efectuar el cobro cuando los cajeros electrónicos no se encuentren dentro del centro de trabajo, o bien, los que se encuentren dentro no brinden el servicio o cuenten con el efectivo suficiente para brindar el pago.
131

96
1 0 9 . El pago deberá efectuarse en día laborable, fijado por convenio entre el trabajador y el patrón, durante las horas de trabajo o inmediatamente después de su terminación.132 A R T Í C U L O 1 1 0 . Los descuentos en los salarios de los trabajadores, están prohibidos salvo en los casos y con los requisitos siguientes: I. Pago de deudas contraídas con el patrón por anticipo de salarios, pagos hechos con exceso al trabajador, errores, pérdidas, averías o adquisición de artículos producidos por la empresa o establecimiento. La cantidad exigible en ningún caso podrá ser mayor del importe de los salarios de un mes y el descuento será al que convengan el trabajador y el patrón, sin que pueda ser mayor del treinta por ciento del excedente del salario mínimo; 133 II. Pago de la renta a que se refiere el artículo 151 que no podrá exceder del quince por ciento del salario. III. Pago de abonos para cubrir préstamos provenientes del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores destinados a la adquisición, construcción, reparación, ampliación o mejoras de casas habitación o al pago de pasivos adquiridos por estos conceptos. Asimismo, a aquellos trabajadores que se les haya otorgado un crédito para la adquisición de viviendas ubicadas en conjuntos habitacionales financiados por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores se les descontará el 1% del salario a que se refiere el artículo 143 de esta ley, que se destinará a cubrir los gastos que se eroguen por concepto de administración, operación y mantenimiento del conjunto habitacional de que se trate. A R T Í C U L O

Sin embargo, cuando debido a la coincidencia de la fecha de pago con un día de descanso obligatorio, éste se deberá adelantar siempre y cuando con ello se de fin a la jornada semanal o quincenal.
132

De la interpretación de los artículos 110, fracción I, en relación con el diverso 842, ambos de la Ley Federal del Trabajo, se desprende que tratándose de la acción derivada de descuentos en los salarios de los trabajadores por pérdidas de artículos de la empresa o establecimiento, la materia de la litis en relación al patrón queda planteada en el sentido de que a él le corresponde demostrar, no sólo que los trabajadores incurrieron en esa responsabilidad, sino también que la cantidad exigible no es mayor del importe de los salarios de un mes y que convino con ellos en el descuento, sin que éste pueda ser mayor al treinta por ciento que el excedente del salario mínimo.
133

Si bien el artículo 110, fracción I, de la Ley Federal del Trabajo dispone que el descuento en los salarios de los trabajadores, por pago de deudas contraídas con el patrón por anticipo de salarios, pagos hechos con exceso, errores, pérdidas, averías o adquisición de artículos producidos por la empresa o establecimiento, será el convenido por las partes y no podrá ser mayor al 30% del excedente del salario mínimo, debe entenderse que esta disposición solamente es aplicable en aquellos casos en los que la relación laboral está vigente, por lo que existe la posibilidad de hacer descuentos periódicos en el salario del trabajador, pero, cuando ya no existe v ínculo laboral entre las partes, entonces no tiene aplicación el dispositivo mencionado y únicamente se estará al tope máximo de exigibilidad de la deuda, que el propio dispositivo prevé, hasta la cantidad correspondiente a un mes de salarios.

97
Estos descuentos deberán haber sido aceptados libremente por el trabajador.
1 1 1 . Las deudas contraídas por los trabajadores con sus patrones en ningún caso devengarán intereses. 134 A R T Í C U L O 1 1 2 . Los salarios de los trabajadores no podrán ser embargados, salvo el caso de pensiones alimenticias decretadas por la autoridad competente en beneficio de las personas señaladas en el artículo 110, fracción V. Los patrones no están obligados a cumplir ninguna otra orden judicial o administrativa de embargo. A R T Í C U L O 1 1 3 . Los salarios devengados en el último año y las indemnizaciones debidas a los trabajadores son preferentes sobre cualquier otro crédito, incluidos los que disfruten de garantía real, los fiscales y los a favor del Instituto Mexicano del Seguro Social, sobre todos los bienes del patrón. A R T Í C U L O 1 1 4 . Los trabajadores no necesitan entrar a concurso, quiebra, suspensión de pagos o sucesión. La Junta de Conciliación y Arbitraje procederá al embargo y remate de los bienes necesarios para el pago de los salarios e indemnizaciones. 135 A R T Í C U L O

Los adeudos por pagos excesivos, o cualesquiera que sea su concepto al trabajador que no sean reclamables treinta días después del mismo, no podrán ser exigibles en forma posterior. Así, por ejemplo, si un trabajador percibió x cantidad de dinero de más por un jornal que no laboró, el patrón tendrá que iniciar el descuento (que no podrá ser total siguiendo la regla de aplicación de descuentos de esta misma ley) antes de treinta días, entendiendo que, transcurrido en exceso ese lapso, prescribe la acción correspondiente, idéntica situación que acontece con una causal de despido que es intentada fuera de tiempo y que aún siendo justificada se torna como despido injustificado por el sólo hecho de haberlo comunicado y efectuado pasado el tiempo que el código obrero prevé.
134

Como resultado de la interpretación armónica y sistemática del artículo 247 de la Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos, en relación con los artículos 113 y 114 de la Ley Federal del Trabajo, se desprende que aunque por regla general todas las acciones que deriven del reconocimiento de créditos deben ejercitarse ante el juez que conozca de la quiebra, ese principio admite como excepción el reconocimiento de los créditos de los trabajadores por concepto de salarios devengados en el último año o indemnizaciones que les son debidas. Ciertamente, de una simple interpretación gramatical del artículo 114 de la Ley Federal del Trabajo, se podría llegar a pensar que sólo establece una potestad para los trabajadores de ocurrir o no al procedimiento de quiebra, para que se les reconozcan, gradúen y cubran los créditos a que ahí se hace alusión, dado que se indica que los trabajadores no necesitan entrar a la quiebra, lo cual prima facie conduce aparentemente a colegir, que si tales sujetos optaran por intervenir en el procedimiento aludido, el juez del conocimiento tendría que aceptar su intervención y proceder en consecuencia como lo establece la Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos; no obstante, al calar más a fondo, se descubre que no es válida la simple interpretación gramatical, sino que debe hacerse una interpretación jurídica, en la que se tengan presentes los principios en que se sustenta el sistema procesal mexicano, y de este medio de intelección resulta que la norma no produce la alternativa apuntada anteriormente, por lo siguiente: el artículo primero del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito
135

98

1 1 5 . Los beneficiarios del trabajador fallecido tendrán derecho a percibir las prestaciones e indemnizaciones pendientes de cubrirse, ejercitar las acciones y continuar los juicios, sin necesidad de juicio sucesorio. 136 A R T Í C U L O 1 1 6 . Queda prohibido en los centros de trabajo el establecimiento de expendios de bebidas embriagantes y de casas de juego de azar y de asignación. Esta prohibición será efectiva en un radio de cuatro kilómetros de los centros de trabajo ubicados fuera de las poblaciones. Para los efectos de esta ley, son bebidas embriagantes aquellas cuyo contenido alcohólico exceda del cinco por ciento. A R T Í C U L O

Federal recoge un principio general del proceso para regir todos los procedimientos que regula, salvo disposición en contrario, al establecer que: "sólo puede iniciar un procedimiento judicial o intervenir en él, quien tenga interés en que la autoridad judicial declare o constituya un derecho o imponga una condena o quien tenga el interés contrario". El precepto alude a un interés jurídico y no a un interés material o volitivo. El principio en comento debe entenderse aplicable para los distintos procedimientos jurisdiccionales contemplados en la Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos, pues este ordenamiento adolece de una laguna sobre el particular, al no establecer quiénes pueden iniciar un procedimiento o intervenir en él, vacío que debe integrarse con el principio procesal apuntado, teniendo en cuenta la intención manifiesta del legislador de que en los casos excepcionales en que se debiera ocurrir a otra ley supletoriamente, fuera precisamente al Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, según se consigna en el artículo sexto transitorio de la mencionada Ley de Quiebras, al obrar así, se encuentra que la comparecencia de los acreedores a la quiebra, tiene como finalidad que se reconozca su crédito mediante una declaración judicial del juez ante el que se tramita, a fin de que se pueda considerar como un crédito concurrente de la quiebra y tomar en cuenta en la graduación con los demás créditos y en la realización del patrimonio de la fallida, pero si conforme al artículo 114 de la ley laboral, los trabajadores no necesitan entrar a la quiebra para que los créditos a que se refieren sean reconocidos y pagados, sino que tal reconocimiento y realización debe tramitarse y verificarse ante las juntas de conciliación y arbitraje, resulta indudable que los individuos que están en esta condición carecen de interés jurídico para intervenir en el procedimiento de quiebra, lo que justifica el rechazo de su intervención en éste. Cuando se reclama una indemnización por la muerte de un obrero, no es preciso que se especifique que se trata de indemnización por accidente del trabajo o de enfermedad profesional; basta que la indemnización se reclame por la enfermedad y muerte del obrero, para que la junta de conciliación respectiva, esté en la obligación de resolver sobre el pago y para que pueda condenar, una vez que declare probada la existencia de los hechos, toda vez que no se trata de un juicio sujeto a las reglas del procedimiento civil, sino de una controversia que debe decidirse conforme a las normas del derecho industrial, que mas que las formulas, busca la realización de los imperativos de la justicia social.
136

99

CAPITULO VIII PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS EMPRESAS
. Los trabajadores participarán en las utilidades137 138 de las empresas, de conformidad con el porcentaje que determine la Comisión Nacional
A R T Í C U L O 1 1 7

137

Empresas obligadas a repartir utilidades a sus trabajadores:

Son sujetos obligados a participar utilidades, todas las unidades económicas de producción o distribución de bienes o servicios de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo y, en general, todos los contribuyentes, personas físicas o morales, que tengan trabajadores a su servicio, sean o no contribuyentes del impuesto sobre la renta. Los criterios que al respecto se han sustentado por las autoridades del trabajo, y que en la práctica se aplican, son los siguientes: a) Las empresas que se fusionen, traspasen o cambien su nombre o razón social, tienen obligación de repartir utilidades a sus trabajadores, por no tratarse de empresas de nueva creación, ya que iniciaron sus operaciones con anterioridad al cambio o modificación de sus nombres o razones sociales; b) Las empresas que tengan varias plantas de producción o distribución de bienes o servicios, así como diversos establecimientos, sucursales, agencias u otra forma semejante, cuyos ingresos se acumulen en una sola declaración para efectos del pago del impuesto sobre la renta, la participación de las utilidades a los trabajadores se hará con base en la declaración del ejercicio y no por los ingresos obtenidos en cada unidad económica; c) Las asociaciones o sociedades civiles constituidas sin fines de lucro, que obtengan ingresos por la enajenación de bienes distintos a su activo fijo o presten servicios a personas distintas de sus miembros, siempre que dichos ingresos excedan del 5 % de sus ingresos totales, tienen obligación de repartir las utilidades a sus trabajadores por estos conceptos; d) Las sociedades cooperativas que tengan a su servicio personal administrativo y asalariado que no sean socios, cuyas relaciones de trabajo se rigen por la Ley Federal de Trabajo, tendrán obligación de participar de utilidades a esos trabajadores de las utilidades que obtengan. Las empresas exentas en forma parcial o total del pago de impuesto sobre la renta, que tengan trabajadores a su servicio están obligadas a repartir utilidades por la parte de la exención, puesto que dicha exención es sólo para efectos fiscales y no puede extenderse a los laborales. 1. La participación de utilidades es un derecho de los trabajadores, que se establece en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
138

100

2. Todos los trabajadores que presten a una persona física o moral un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario, tienen derecho a participar en las utilidades de las empresas donde laboran. 3. Son sujetos obligados a repartir utilidades, las personas físicas y morales con actividades de producción o distribución de bienes o servicios, que siendo o no contribuyentes del impuesto sobre la renta tengan trabajadores a su servicio, mediante el pago de un salario. Objetivos El derecho d los trabajadores a participar en las utilidades de las empresas tiene como e objetivo: Ser instrumento para desarrollar el equilibrio entre el trabajo y el capital, reconociendo la aportación de la fuerza de trabajo. Contribuye a elevar el nivel económico de los trabajadores y sus familias y a mejorar la distribución de la riqueza. Aumentar la productividad con el esfuerzo conjunto de los trabajadores y empresarios para alcanzar una prosperidad común. Fundamento legal El derecho de los trabajadores a participar en las utilidades de las empresas se establece en los ordenamientos siguientes: a) Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos apartado "A", artículo 123, fracción IX, que se refiere a los principios generales de esta prestación como un derecho de los trabajadores; b) Ley Federal del Trabajo, artículos del 117 al 131 que regulan los principios constitucionales; c) Reglamento de los artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo que establece el procedimiento para iniciar y resolver el escrito de objeciones, así como la creación y funcionamiento de la Comisión Intersecretarial para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas. d) Resolución de la Cuarta Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 26 de diciembre de 1996, en la que se fija el porcentaje que deberá repartirse. e) Resolución de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, por la que se da cumplimiento a la fracción VI del artículo 126 de la Ley Federal del Trabajo, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 19 de diciembre de 1996, a través de la cual se exceptúa de la obligación de

101
para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.
141 139 140

repartir utilidades a las empresas cuyo capital y trabajo generen un ingreso anual declarado al impuesto sobre la renta no superior a trescientos mil pesos; y f) Ley del Impuesto Sobre la Renta, Artículos 14, 15 último párrafo, 67-A, 109, 119-B y 119-N que establecen la forma para que los contribuyentes determinen la Renta Gravable base del Reparto de Utilidades a los Trabajadores. Como el reparto de utilidades es un derecho de los trabajadores a tener una participación en las ganancias de las empresas y correlativamente se traduce en una obligación de éstas, si la participación ya está legalmente determinada, es exigible por medio de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, y dependerá de la naturaleza de la empresa a la que se le reclame dicha prestación, la determinación de la competencia federal o local. Por tanto, si la demandada es una empresa que se dedica a las industrias enumeradas en los artículos 123, apartado A, fracción XXXI, constitucional y 527 de la Ley Federal del Trabajo, el conocimiento de la demanda laboral tocará a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. En todos los demás casos, a las Juntas Locales de Conciliación o de Conciliación y Arbitraje, según lo dispone el artículo 698 de la Ley Federal del Trabajo.
139

GRATIFICACIQN ANUAL Y PARTICIPACION DE UTILIDADES, OTORGAMIENTO DE, POR LAS INSTITUCIONES DE CREDITO Y ORGANIZACIONES AUXILIARES. Aún cuando el artículo 12 del Reglamento de Trabajo de los Empleados de las Instituciones de Crédito y Organizaciones Auxiliares establece que "anualmente recibirán los empleados, por concepto de participación de las utilidades una gratificación", esto no implica que ésta y la participación en las utilidades constituyan una misma prestación, pues la gratificación la recibe el empleado independientemente de que la Institución obtenga o no utilidades, mientras el derecho a la participación en las utilidades surge para el empleado hasta tanto éstas se obtengan.
140

Resolución de la cuarta comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas: Resultando: 1°. Que el artículo 123 apartado “A”, fracción IX de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se establece el derecho de los trabajadores a participar en las utilidades que se generen en las empresas en las que presten sus servicios. 2°. Que con fundamento en el artículo 587 fracción II de la ley federal del trabajo, el congreso del trabajo solicitó la revisión del porcentaje en que participan los trabajadores en las utilidades de las empresas y previa verificación de los requisitos exigidos por el citado ordenamiento legal, la secretaria de trabajo y previsión social, convocó a los trabajadores y patrones para la elección de sus representantes. 3°. Que siguiendo escrupulosamente el procedimiento previsto por la ley federal del trabajo en vigor, el día 25 de octubre de 1995 las organizaciones obreras y las empresariales designaron a sus representantes, propietarios y suplentes, al consejo de representantes de la cuarta comisión nacional. 4° Que con fecha 24 de noviembre de 1995, el presidente de la república, doctor Ernesto Zedillo Ponce de León, designó al licenciado Dionisio E. Pérez-Jácome como presidente de la cuarta comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, con fundamento en lo previsto por el artículo 577 de la ley federal del trabajo en vigor.
141

102

5°. Que con fecha 5 de diciembre de 1995, el secretario del trabajo y previsión social, licenciado Javier Bonilla García, dio posesión de su cargo de presidente de la cuarta comisión nacional al licenciado Dionisio E. Pérez-Jácome y tomó la protesta constitucional y de ley a los integrantes del consejo de representantes. 6°. Que el secretario de trabajo y previsión social, con fundamento en las atribuciones que le concede la ley, designó al director técnico de la carta comisión nacional y a los dos asesores del gobierno federal ante el consejo de representantes, así como a los asesores técnicos de la dirección técnica. Asimismo, los representantes del sector obrero y del sector empresarial ante el consejo, efectuaron la designación de sus respectivos asesores técnicos auxiliares, quedando adscritos con tal carácter a la dirección técnica de la IV comisión nacional. 7°. Que en su sesión del 11 de enero de 1996, el consejo de representantes aprobó el plan de trabajo que debería desarrollar la dirección técnica, así como el calendario de actividades de la cuarta comisión nacional. 8°. Que en cumplimiento de lo señalado por el artículo 586 de la ley federal del trabajo, el presidente de la cuarta comisión nacional publicó en el diario oficial de la federación el 24 de enero de 1996, un aviso en el cual se concedió a los trabajadores y a los patrones un plazo de tres meses para que presentaran sugerencias y estudios en torno a la materia, acompañándolos de las pruebas y documentos correspondientes. 9° Que conforme a lo dispuesto por los artículos 118, 581, 584 y 586 de la ley federal del trabajo, se practicaron investigaciones y se realizaron los estudios conducentes para conocer las condiciones generales de la economía nacional, su desenvolvimiento futuro, los resultados de la aplicación de la resolución de la Tercera Comisión Nacional, los marcos contables y jurídico en que se desarrolló y aplicó dicha resolución de la IV Comisión Nacional, particularmente , fueron objeto de consideración la necesidad de fomentar el desarrollo industrial del país, el derecho del capital a obtener un interés razonable y la necesaria reinversión de capitales. Asimismo, el consejo de representantes tomó conocimiento de seis reportes preliminares de avance y el informe presentados por la dirección técnica, así como de todas las sugerencias y propuestas que fueron recibidas por la Cuarta Comisión Nacional. Y. CONSIDERANDO 1° Que la fracción IX del apartado “A” del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece, en forma imperativa, que los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades de la empresa en un porcentaje que se fijará por una comisión nacional. 2° Que de conformidad con la Constitución General de la República y con la ley federal del trabajo, la comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas es el órgano competente para fijar el porcentaje de utilidades de las empresas que deberá repartirse los trabajadores. 3° Que una vez constituida la cuarta comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, con fecha 15 de diciembre de 1995, el consejo de representantes estudió la revisión del porcentaje en el que participan los trabajadores en las utilidades de las empresas y decidió que los fundamentos vertidos por el congreso del trabajo fueron suficientes para iniciar el proceso de revisión del mencionado porcentaje, motivo por el cual conforme a la orden del presidente de la comisión, la dirección técnica presentó el informe a que se refiere la fracción V del artículo 584 de la ley federal del trabajo, el cual fue examinado por este consejo. 4° Que el consejo de representantes analizó el informe preparado por la dirección técnica en el que se asienta que durante 1995 la crisis económica ha significado la pérdida de empleos, el cierre de empresas y la caída de los niveles de vida de los mexicanos, pero que, en virtud del esfuerzo y la participación de todos, los efectos más graves de la crisis están siendo superados y que la economía cuenta con bases para recuperarse.

103

1 1 8 . Para determinar el porcentaje a que se refiere el artículo anterior, la Comisión Nacional practicará las investigaciones y realizará los estudios necesarios y apropiados para conocer las condiciones generales de la economía consideración la necesidad de fomentar el desarrollo industrial del país, el derecho del capital a obtener un interés razonable y la necesaria reinversión de capitales. A R T Í C U L O 1 1 9 . La Comisión Nacional podrá revisar el porcentaje que hubiese fijado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 587 y siguientes. A R T Í C U L O

5° Que en la presente revisión del porcentaje de la participación de los trabajadores en las utilidades, las tres representaciones integrantes del consejo determinaron apoyar el objetivo de recuperación del empleo, como elemento central de la estrategia económica, por lo que decidieron que el porcentaje que se trata fuera consecuente con los esfuerzos de recuperación de la planta productiva nacional. 6° Que una vez allegados todos esos elementos, el consejo de representantes procedió a dictar; dentro del plazo que la ley concede para ello, la presente resolución, la cual fija el porcentaje que debe corresponder a los trabajadores en las utilidades de las empresas; Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en la fracción IX del apartado “A” del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los artículos 117, 118, 119, 120, 126, 575, 578, 579, 581, 584, 586, 587, 588 y demás relativos de la ley federal del trabajo, es de resolverse y; SE RESUELVE: 1° Los trabajadores participarán en un diez por ciento de las utilidades de las empresas en la que presten sus servicios. 2° De conformidad con lo dispuesto por el inciso e) de la fracción IX del apartado “A” del artículo 123 de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y por la ley federal del trabajo, se considera utilidad, para los efectos de ésta resolución, la renta gravable, determinada según lo dispuesto en la ley del impuesto sobre la renta. 3.- La participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, se regirá conforme a lo dispuesto en las leyes federal del trabajo y del impuesto sobre la renta y en sus reglamentos. Artículos transitorios: (publicados en el Diario Oficial de la Federación del 17 de diciembre de 1996. 1.- Esta resolución entrará en vigor en toda la república el día 1 de enero de 1997, previa su publicación en el Diario Oficial de la Federación. 2.- En esa fecha, quedará abrogada la resolución de la tercera comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, del 28 de febrero de 1985, publicada en el Diario Oficial de la Federación del día 4 de marzo de 1985. Así lo resolvieron y firmaron, en cumplimiento de los artículos 123 apartado “A”, fracción IX, inciso a) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 117, 120, 581 fracción IX y 568 fracción III de la ley federal d trabajo en vigor, en sesión del consejo de el representantes celebrada el día 10 de diciembre de 1996, por unanimidad de votos los representantes del gobierno, de los trabajadores y de los patrones que integran el consejo de representantes de la cuarta comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.

104
1 2 0 . El Porcentaje fijado por la Comisión constituye la participación que corresponderá a los trabajadores en las utilidades de cada empresa. 142 Para los efectos de esta ley, se considera utilidad en cada empresa la renta gravable, de conformidad con las normas de la ley del Impuesto sobre la Renta. A R T Í C U L O 1 2 1 . El derecho de los trabajadores para formular objeciones143 a la declaración que presente el patrón a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se ajustará a las normas siguientes: 144 I. El patrón, dentro de un término de diez días contado a partir de la fecha de la presentación de su declaración anual, entregará a los trabajadores copia de la misma. 145 Los anexos que de conformidad con las disposiciones fiscales debe presentar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público quedarán a disposición de los trabajadores durante el término de treinta días en las oficinas de la empresa y en la propia Secretaría. Los trabajadores no podrán poner en conocimiento de terceras personas los datos contenidos en la declaración y en sus anexos; A R T Í C U L O

142 143

El porcentaje vigente de acuerdo a la Cuarta Resolución es de 10%.

El trabajador, a partir de la fecha en que se fije el proyecto del reparto de utilidades en lugar visible del establecimiento, tendrá derecho a hacer observaciones por escrito sobre el mismo, señalando en su caso los motivos por los cuales considera que es incorrecto el monto de su reparto, y la Comisión Mixta deberá resolverlas dentro de los quince días siguientes y comunicar por escrito al trabajador inconforme la resolución que emita. En el supuesto de que el trabajador no esté de acuerdo con la resolución de la comisión, con base en este documento podrá recurrir ante la Junta de Conciliación y Arbitraje competente. No obstante que la ley federal del trabajo se presta de ser una legislación proclive a la defensa de la clase obrera, en estas disposiciones el derecho al reclamo del pago de utilidades se encuentra limitado al proceder de los titulares del contrato colectivo de trabajo, dicho en otras palabras, al sindicato titular, quien, en caso de una negativa a hacer efectivo el pago y ante la imposibilidad de hacer el reclamo por no constituirse la mayoría de los trabajadores sindicalizados, deja a los trabajadores en estado de indefensión. Esta omisión, hasta antes de las reformas a la Ley Federal del Trabajo, permitía dentro del proceso laboral, hacer un reclamo de daños y perjuicios en supletoriedad al código civil federal, sin embargo al ser imposible esta forma con la actual legislación, lo conducente es proceder en vía paraprocesal a demandar la exigencia de lo estipulado en la Ley Federal del trabajo al Sindicato, y en su negativa constatada en autos, proceder por la vía civil ordinaria o federal, según sea el caso, a la demanda de daños y perjuicios basada en la ilegalidad como fuente de obligaciones.
144

El no entregar a los trabajadores copia de la declaración fiscal anual dentro de los 10 días hábiles posteriores a su presentación genera una sanción equivalente de 15 a 315 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción II.
145

105
II. Dentro de los treinta días siguientes, el sindicato titular del contrato colectivo o la mayoría de los trabajadores de la empresa, 146 podrá formular ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público las observaciones147 que juzgue conveniente; El no dejar durante 30 días a disposición de los trabajadores los anexos de la declaración fiscal presentados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en la empresa y en la misma dependencia genera una sanción equivalente de 15 a 315 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción II.
146 147

Derecho de información de los trabajadores

El artículo 121 del a Ley Federal del Trabajo establece el derecho que tienen los trabajadores para recibir la declaración del ejercicio de la empresa y de inconformarse con la misma ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Objeción a la declaración anual Los trabajadores por su apreciación diaria de las actividades de la empresa, perciben el movimiento económico y operativo de la misma, lo que les facilita comparar si lo que se declara está razonablemente apegado con la realidad por ellos observada. Cuando los trabajadores advierten o cuando menos tienen dudas razonables de que la declaración del ejercicio del patrón presenta irregularidades o incurra en omisiones que afecten desfavorablemente las utilidades de las que son partícipes, tienen derecho de formular las objeciones que juzguen procedentes sobre el contenido de tal declaración, para que las autoridades fiscales competentes efectúen la revisión que de acuerdo con sus facultades proceda; y una vez practicada ésta, comuniquen el resultado a los trabajadores y a la empresa, para los efectos que correspondan. Naturaleza del escrito de objeciones El escrito de objeciones será tomado como una denuncia de irregularidades en materia fiscal y laboral, según el artículo 3º del Reglamento de los Artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo (artículo 1º). El procedimiento de revisión en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cuando exista objeción de los trabajadores, una vez iniciado deberá concluirse para efectos fiscales y de participación de utilidades, sin que proceda el desistimiento de los trabajadores. Procedimiento y requisitos para presentar el escrito de objeciones El artículo 4 del Reglamento de los Artículos 121 y 122 de la ley laboral, señala que el derecho a recibir la copia de la declaración, así como el de formular objeciones, compete ejercitarlo al sindicato titular del contrato colectivo de trabajo, del contrato-ley en la empresa o, en ausencia de éstos, a la mayoría de los trabajadores debidamente representada. Entrega de la copia de la declaración

106

a) Corresponde únicamente a los patrones, dentro de un término de diez días naturales contados a partir de la fecha de la presentación de su declaración del ejercicio, entregar a los trabajadores copia de ésta; lo mismo se hace tratándose de una declaración complementaria. Por lo que no es posible que las autoridades fiscales proporcionen a los trabajadores copia de estos documentos. Si el patrón no hace entrega de la declaración al representante de los trabajadores, no correrá el término para formular las objeciones a la declaración. Se recomienda a los representantes de los trabajadores, que reciban la declaración mediante una comunicación que les dirija por escrito el patrón y anotando la fecha de recibido. Este documento es importante porque sirve de base para hacer el cómputo de los 60 días para formular las objeciones a la declaración. De conformidad con las disposiciones fiscales las declaraciones del ejercicio son las siguientes: SOCIEDADES MERCANTILES: Declaración del ejercicio personas morales régimen general (Consta de 17 páginas que incluyen 3 anexos). Declaración del ejercicio personas morales régimen simplificado (Consta de 7 páginas que incluyen 1 anexo). Declaración del ejercicio de las sociedades mercantiles controladoras (Consta de 17 páginas que incluyen 3 anexos). PERSONAS FÍSICAS: Declaración del ejercicio - personas físicas (Consta de 23 páginas que incluyen 6 anexos) ASOCIACIONES CIVILES: Declaración anual del impuesto sobre la renta de las personas morales con fines no lucrativos (Consta de 2 páginas). b) La empresa que tenga uno o varios establecimientos, como plantas, sucursales, agencias y otra forma semejante, tendrá obligación de entregar a los representantes de los trabajadores de cada centro de trabajo, copia de la declaración del ejercicio. En caso de que en la empresa existan varios sindicatos, cualquiera de ellos puede formular las objeciones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. c) Los trabajadores, como titulares del derecho a participar en las utilidades, tienen que conocer los datos contenidos en la declaración, principalmente de los ingresos acumulados y de las deducciones que hizo el patrón para determinar el monto que les corresponde y así puedan inconformarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

107

d) Los patrones no están obligados a permitir a los trabajadores el acceso a los libros de contabilidad que sirvieron de base para formular su declaración, ya que su revisión compete únicamente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Procedimiento para objetar la declaración El escrito deberá reunir las siguientes características: De acuerdo con el orden numérico, se mencionarán los renglones específicos de ingresos y de las deducciones, con cuyo monto, aplicación o tratamiento no estén conformes. Las objeciones no se harán en forma global o sobre sumas generales contenidas en la declaración, tales como el total de ingresos, total de deducciones o utilidad fiscal. Deberán señalarse con precisión las partidas o renglones que se objetan, conforme a la identificación numérica de la "mecánica operacional" contenida en la declaración; mencionando en cada caso las razones en que se apoyan para objetarlas, de acuerdo con el conocimiento que tengan sobre las particularidades operativas de la empresa o las situaciones esenciales que hayan observado y que consideren anomalías o irregularidades en el comportamiento fiscal de dicha empresa. Si por alguna deficiencia incurrida en la forma o el fondo del escrito de objeciones, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público les solicita por escrito que cumplan con los requisitos señalados en el presente capítulo, dentro de un término de 30 días hábiles a partir de la fecha de notificación, los representantes de los trabajadores deberán presentar las correcciones o elementos que sean necesarios para subsanar las fallas que específicamente les fueren señaladas por la citada dependencia. Requisitos de tiempo y forma para la presentación I. REQUISITO DE TIEMPO De acuerdo con el marco jurídico, para que proceda el escrito de objeciones, se deberán cumplir los siguientes requisitos: Presentar el escrito de inconformidad dentro de los 60 días hábiles siguientes a la fecha en que el patrón les haya entregado la copia de la declaración, ante las autoridades fiscales que por razones de competencia les corresponda intervenir; debiéndose tener presente que mientras el patrón no entregue copia completa de la declaración no correrá el plazo que se menciona. II. REQUISITOS DE FORMA A) Datos de identificación 1. De la autoridad fiscal

108

Deberá señalar, nombre y dirección de la autoridad fiscal a cuya jurisdicción o competencia corresponda la empresa para efecto del impuesto sobre la renta. 2. De la representación legal a) De la representación sindical En el caso de los sindicatos deberán acreditar, en primer lugar, que son los titulares del contrato colectivo de trabajo o del contrato-ley con la empresa mediante una copia del documento relativo vigente en el momento de presentar las objeciones; y, segundo, el representante o representantes del sindicato inconforme deberán acreditar su personalidad como tales, mediante una copia del documento que establezca que los firmantes son miembros del comité ejecutivo central del sindicato. El documento deberá contener la certificación de las autoridades federales o locales del trabajo, según corresponda, así como la constancia de que tanto el sindicato como su comité ejecutivo fueron debidamente inscritos en el registro de asociaciones existente en el seno de las autoridades laborales, conforme a los artículos 365, 368 y 377 de la Ley Federal del Trabajo. b) De la mayoría de trabajadores En caso de no existir sindicato, corresponde a la mayoría de los trabajadores designar uno o más representantes debidamente autorizados para cumplir con el mandato de los trabajadores; y con este carácter firmarán y presentarán el escrito de objeciones ante las autoridades fiscales. El o los representantes de la mayoría de trabajadores se acreditarán mediante un escrito que contenga los nombres y de ser posible las firmas de la totalidad de los trabajadores asalariados de la empresa, ya sean éstos de base o de eventuales. Estos documentos deberán certificarse por la autoridad del trabajo correspondiente, la cual podrá confirmar, lógicamente, si la representación fue otorgada por la mayoría. 3. De la organización sindical Nombre del sindicato o de los representantes de la mayoría de los trabajadores. Nombre y firma del secretario general del sindicato o de los representantes de la mayoría de los trabajadores en caso de no existir sindicato. Domicilio para oír y recibir notificaciones. 4. De la empresa Denominación o razón social. Domicilio de la misma.

109

Clave del Registro Federal de Contribuyentes. Ejercicio fiscal o periodo de la declaración que se objeta. Tipo de declaración: Normal, complementaria, por corrección, por dictamen o por crédito parcialmente impugnado. B) documentos que deben presentarse El escrito de objeciones se presentará en original y tres copias, con los siguientes documentos: Copia del contrato colectivo de trabajo o contrato-ley vigente o bien documento que acredite al promovente ser administrador de este último (sólo sindicatos). Constancia autorizada expedida por la autoridad del trabajo competente que acredite la representación del sindicato o de los representantes de la mayoría de los trabajadores. Copia de la declaración del ejercicio y, en su caso, constancia de la fecha de entrega a los representantes. C) Autoridad ante la que se presentan las objeciones El escrito deberá presentarse ante: La Administración de Asuntos de Participación de Utilidades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cuando se trate de organismos descentralizados y empresas de participación estatal sujetas a control presupuestal; las empresas que cuenten con autorización de dicha secretaría para operar como controladoras así como las controladas; las personas morales que se ubiquen en cualquiera de los supuestos del articulo 41 apartado D fracción XI, del Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria. Se incluyen las instituciones de crédito y las organizaciones auxiliares de crédito, las instituciones para el depósito de valores, de seguros y de fianza, las sociedades de inversión, las bolsas de valores y las casas de bolsa, las sociedades mutualistas, así como los intermediarios financieros. La Administración Local de Auditoria Fiscal que corresponda jurisdiccionalmente al domicilio de la empresa, en los casos de empresas que no se encuentren comprendidas en los supuestos anteriores. Si el sindicato o mayoría de los trabajadores de una empresa tuvieran su domicilio en población distinta al lugar en que resida la autoridad fiscal competente y no pudiesen presentar directamente ante dichas autoridades sus objeciones, podrán enviar su escrito dentro del término de ley, por correo certificado con acuse de recibo.

110
III. La resolución definitiva dictada por la misma Secretaría no podrá ser recurrida por los trabajadores; y IV. Dentro de los treinta días siguientes a la resolución dictada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el patrón dará cumplimiento a la misma independientemente de que la impugne. 148 Si como resultado de la impugnación variara a su favor el sentido de la resolución, los pagos hechos podrán deducirse de las utilidades correspondientes a los trabajadores en el siguiente ejercicio.
1 2 2 . El reparto de utilidades entre los trabajadores deberá efectuarse dentro de los sesenta días149 150siguientes a la fecha en que deba A R T Í C U L O

En estos casos, se tendrá como fecha de presentación del documento el día en que se haga la entrega en la oficina de correos. D) Admisión del escrito de objeciones Una vez recibidas las objeciones y siempre que cumplan con los requisitos formales, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público comunicará por escrito a los trabajadores sobre la admisión de su inconformidad dentro de un plazo de 30 días hábiles. E) Revisión fiscal El plazo para realizar los estudios o investigaciones de carácter fiscal con que cuenta la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una vez admitido el escrito de objeciones, no podrá exceder de seis meses. Terminados los estudios o investigaciones fiscales que se hubieren efectuado y dentro del plazo de los dos meses siguientes, emitirá la resolución en la que rectifique, ratifique o determine en su caso la renta gravable base del reparto. El no cumplir lo dispuesto en la resolución emitida por la SHCP como resultado de objeciones formuladas por los trabajadores dentro de los 30 días siguientes al dictamen de dicha resolución generará al patrón una sanción de 15 a 315 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción II.
148

El término de los sesenta días a que se refiere el artículo 122 de la Ley Federal del Trabajo, comienza a correr a partir de la fecha en que la empresa presentó o debió presentar la declaración normal del ejercicio ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico. El artículo 58, fracción VIII de la Ley del Impuesto sobre la Renta señala la obligación de las personas morales de presentar su declaración del impuesto sobre la renta dentro de los tres meses siguientes al cierre de su ejercicio (31 de diciembre) y el artículo 139 dispone que las personas físicas la presentarán dentro de los meses de febrero a abril de cada año.
149

En caso de que el patrón presente declaración complementaria, por dictamen, por corrección o por crédito parcialmente impugnado, el pago adicional deberá efectuarse dentro de los 60 días siguientes a la fecha de su presentación ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

111
pagarse el impuesto anual, aun cuando esté en trámite objeción de los trabajadores. Cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aumente el monto de la utilidad gravable, sin haber mediado objeción de los trabajadores o haber sido ésta resuelta, el reparto adicional se hará dentro de los sesenta días siguientes a la fecha en que se notifique la resolución.151 Sólo en el caso de que ésta fuera impugnada por el patrón, se suspenderá el pago del reparto adicional hasta que la resolución quede firme, garantizándose el interés de los trabajadores. El importe de las utilidades no reclamadas en el año en que sean exigibles, se agregará a la utilidad repartible del año siguiente.152
1 2 3 . La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales: la primera se repartirá por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno en el año, independientemente del monto de los salarios. La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.153 A R T Í C U L O

El reparto de utilidades determinado para cada trabajador no podrá suspenderse, aun cuando los representantes de los trabajadores objeten o pretendan objetar ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la declaración del impuesto sobre la renta. El no repartir utilidades dentro de los 60 días siguientes a la fecha en que deba pagarse el impuesto generará una sanción equivalente a 15 a 315
150

El no aumentar, dentro de los 60 días siguientes a la fe cha de notificación de la resolución de la SHCP, el monto de las utilidades por repartir, como resultado de la no mediación de los trabajadores será suficiente para sancionar con el equivalente a 15 a 315 días de salario conforme al artículo 994 en su fracción II. Sin que con ello fenezca la responsabilidad patronal de pagarlo.
151

El no agregar a la Utilidad repartible del año siguiente al importe de las utilidades no reclamadas con oportunidad del ejercicio fiscal anterior, es suficiente para sancionar con el equivalente a 15 a 315 días de salario conforme al artículo 994 en su fracción II. Sin que con ello fenezca la responsabilidad patronal de pagarlo.
152

Para la elaboración del proyecto del reparto, se tomará en cuenta el monto de las utilidades a repartir, aumentado en su caso con las utilidades no cobradas del ejercicio anterior, así como el número de trabajadores con derecho a recibir esta prestación.
153

Bases para la distribución: 1.- La utilidad repartible se divide en dos partes iguales: a).- El 50% se reparte entre los trabajadores, de acuerdo con el número de días trabajados durante el año.

112

b).- El otro 50% se reparte en proporción al monto de los salarios devengados por los trabajadores durante el año.

Ejemplo: Renta Gravable 10% relativo a la participación de utilidades Más Utilidades no cobradas del ejercicio anterior $ 700,00 ______________ Total de reparto entre los trabajadores $ 20,700.00 $ $ 200,000.00 20,000.00

Procedimiento para calcular la participación de cada trabajador Monto de la participación a los trabajadores $20,700.00 Numero de trabajadores con derecho a participar 10 A) $ 10,350,00 se divide entre el total de los días laborados por todos los trabajadores. B) $ 10,350,00 se divide entre el total de los salarios devengados por los trabajadores. En el siguiente cuadro se incluye el procedimiento para el cálculo del reparto individual de utilidades. Proyecto de reparto de utilidades de los trabajadores de la empresa "x" por el ejercicio fiscal comprendido del 1º de enero al 31 de diciembre de 1998.

113

Nombre del trabajador Días trabajados

Salario anual $

Participación por días trabajados $ 3.4001314 1,190.05 1,105.05 1,156.04 1,213.85 1,241.05

Participación Total de por salarios utilidades devengados $ $ 0.0343249 864.47 823.03 1,184.21 1,094.80 1,513.42 2,054.52 1,928.08 2,340.25 2,308.65 2,754.47

Maribel Juárez García 350 Ara Ruíz Hernández Rocío Hernández 325 340

25,185.00 23,977.50 34,500.00 31,895.25 44,091.00

Laura Ávila Fernández 357 Luz Reyes Martínez 365 (3) Cruz Pérez García (2) 365 Emilio González Cortés 300

36,742.50 31,912.50

1,241.05 1,020.03

1,261.18 1,095.39

2,502.23 2,115.42

Ana Ortega Acosta

286

34,431.00 11,885.25 26,910.00

972.44 204.00 1,006.44

1,181.84 407.96 923.68

2,154.28 611.96 1.930.12 $20,700.00

Isidro Trejo Galicia (1) 60 Carlos Godínez Pérez 296 TOTAL 3,044

$301,530.00 00

1. TRABAJADOR EVENTUAL CON DERECHO A REPARTO DE UTILIDADES POR HABER LABORADO EL TIEMPO MÍNIMO LEGAL (60 DÍAS). 2. TRABAJADOR SINDICALIZADO O DE BASE CON EL SALARIO MÁS ALTO DENTRO DE LA EMPRESA. 3. EMPLEADO DE CONFIANZA QUE PERCIBIÓ UN SALARIO REAL DE $77,000.00 ANUALES, PERO PARA EFECTO DE REPARTO ÉSTE DEBE AJUSTARSE A LO SIGUIENTE: trabajador sindicalizado con mayor salario más $ 36,742.50

114

incremento de un 20% sobre este salario

$

7,348.50 44,091.00

salario base máximo para efecto del reparto de utilidades al $ empleado de confianza Procedimiento de reparto individual de utilidades 1. Reparto de utilidades por días trabajados

a) El 50% de la utilidad total a repartir se divide entre el total de días laborados por los trabajadores con derecho a participar ($ 10,350.0/ 3,044 días), y b) El resultado de esta división, $ 3.4001314 utilidad por día trabajado se multiplica por los días laborados individualmente, resultando así la participación por días trabajados. Maribel Juárez García 350 días x $ 3.4001314 = $ 1,190.05 2. Reparto de utilidades por salario percibido a) El restante 50% de la cantidad a repartir se divide entre la suma total de los salarios por cuota diaria percibida por los trabajadores con derecho a participar ($ 10,350.00/ $ 301,530.00). b) El resultado de esta división $ 0.0343249 utilidad por peso ganado, se multiplica por el total del salario percibido individualmente por cada trabajador, resultando así la participación por salario devengado. Maribel Juárez García $ 25,185.00 x $ 0.0343249 = $864.47 Suma de utilidades PARTICIPACIÓN POR DÍAS TRABAJADOS MÁS PARTICIPACIÓN DEVENGADO POR SALARIO $ 864.47 $ 1,190.05

________

115

154

A R T Í C U L O

1 2 4 . Para los efectos de este capítulo, se entiende por salario la cantidad que perciba cada trabajador en efectivo por cuota diaria. No se

UTILIDAD TOTAL

$

2,054.52

154

SALARIO BASE DE REPARTO

1) Salario fijo o tabulado Para los efectos del reparto de utilidades, se entiende por salario la cantidad que perciba cada trabajador por cuota diaria, que es la cantidad fijada en el contrato individual de trabajo o en los contratos colectivos o contratos-ley, excluyendo las sumas que perciba el trabajador por concepto de trabajo extraordinario, las gratificaciones, percepciones y demás prestaciones a que se refiere el artículo 84 de la Ley Federal del Trabajo. 2) Salario variable En los casos de salario por unidad (destajo), o a comisiones y, en general, cuando la retribución sea variable, se tomará como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en el año fiscal materia del reparto de utilidades, como es el caso de agentes de comercio, de seguros, los vendedores, viajantes propagandistas o impulsores de ventas y otros semejantes que perciban como salario una comisión. 3) Salario mixto De conformidad con las disposiciones de ley se establece que si la percepción se integra con salario fijo y comisiones o destajo, se tomará en cuenta únicamente el salario fijo para determinar su participación individual para los efectos de la segunda parte del artículo 123 de la ley. 4) Salario base máximo El salario base máximo que se considerará para determinar la participación de los trabajadores de confianza, que perciban salarios superiores al trabajador de base o sindicalizado de mayor salario, se ajustará a lo que dispone la fracción II del artículo 127 de la ley. Conforme a diversas resoluciones y criterios emitidos por las autoridades laborales, se realizará lo siguiente: a. Se sumará el salario que durante el año fiscal haya obtenido el trabajador sindicalizado o de base de mayor salario; a esta suma se aumentará el 20% y el resultado se considerará como salario base máximo con el cual participarán los trabajadores de confianza.

116
consideran como parte de él las gratificaciones, percepciones y demás prestaciones a que se refiere el artículo 84, ni las sumas que perciba el trabajador por concepto de trabajo extraordinario. En los casos de salario por unidad de obra y en general, cuando la retribución sea variable, se tomará como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en el año.
1 2 5 . Para determinar la participación de cada trabajador se observarán las normas siguientes: I. Una comisión155 integrada por igual número de representantes de los trabajadores y del patrón formulará un proyecto, que determine la participación de A R T Í C U L O

b. En cuanto a las empresas que tengan varias plantas o sucursales, el cálculo para determinar el salario máximo de estos trabajadores se hará por cada establecimiento, y el resultado será el salario base máximo con el cual participarán los trabajadores de confianza de cada unidad. Inconformidades de los trabajadores con el proyecto individual de utilidades El trabajador, a partir de la fecha en que se fije el proyecto del reparto de utilidades en lugar visible del establecimiento, tendrá derecho a hacer observaciones por escrito sobre el mismo, señalando en su caso los motivos por los cuales considera que es incorrecto el monto de su reparto, y la Comisión Mixta deberá resolverlas dentro de los quince días siguientes y comunicar por escrito al trabajador inconforme la resolución que emita. En el supuesto de que el trabajador no esté de acuerdo con la resolución de la comisión, con base en este documento podrá recurrir ante la Junta de Conciliación y Arbitraje competente. En cada empresa deberá integrarse una Comisión Mixta de Reparto de Utilidades, por lo que es un derecho de los trabajadores y una obligación de los patrones designar a sus respectivos representantes para su instalación, de acuerdo con el artículo 132, fracción XXVIII de la Ley Federal del Trabajo.
155

Integración Se recomienda que la Comisión Mixta de Participación de Utilidades a que se refiere la fracción I del artículo 125 de la ley, se integre dentro de los diez días siguientes a la fecha en que el patrón entregue a los trabajadores la copia de su declaración del ejercicio; para tal efecto, el patrón comunicará por escrito a los trabajadores los nombres de las personas que designa como sus representantes y aquéllos, a su vez, avisarán al patrón los nombres de quienes los representarán. No existe límite en cuanto al número de representantes, ni podrán rehusar a un integrante de la misma. Los interesados serán quienes de común acuerdo señalen el número de las personas que los representarán ante la comisión, la cual deberá integrarse con igual número de representantes de los trabajadores y de la empresa. Los trabajadores de confianza no podrán ser representantes de los trabajadores en la Comisión Mixta, según lo dispone el artículo 183 de la Ley Federal del Trabajo. Funciones

117

La Comisión Mixta de participación de utilidades tiene como función principal elaborar el proyecto que determine el reparto individual de cada trabajador, las bases bajo las cuales se repartirán las utilidades entre los trabajadores, y fijar dicho proyecto en todos y cada uno de los establecimientos que formen parte integrante de la empresa, cuando menos con 15 días de anticipación al pago, para que los trabajadores de cada centro de trabajo conozcan el referido proyecto y puedan, en su caso, dentro del mismo plazo, hacer individualmente las observaciones que juzguen convenientes. Es recomendable que la Comisión levante un acta en la que se haga constar el periodo y lugares en que se fijará el proyecto respectivo. Para elaborar el proyecto de reparto individual, la Comisión Mixta deberá tomar en cuenta las bases que señalan los artículos 123, 124 y 127 de la ley, y si los representantes de los trabajadores y del patrón no se ponen de acuerdo sobre la aplicación de estas disposiciones, decidirá el inspector del trabajo sobre el punto de conflicto, decisión que deberá acatar en sus términos la Comisión Mixta. Los acuerdos adoptados por la Comisión Mixta para determinar el reparto individual, deberán quedar plasmados en las actas levantadas, las cuales deberán firmar sus integrantes. Obligaciones Entregar al patrón el proyecto de reparto de utilidades aprobado por los integrantes de la Comisión Mixta, para que proceda al pago en los términos establecidos. Vigilar que las utilidades se paguen conforme al proyecto de reparto individual aprobado, dentro del plazo de 60 días contados a partir de la fecha en que la empresa presentó o debió presentar su declaración del ejercicio ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Señalar a la empresa su obligación de informar a sus ex trabajadores sobre la cantidad que les corresponda y la fecha a partir de la cual pueden cobrar sus utilidades. Informar a los trabajadores sobre el derecho que tienen para inconformarse con respecto a su participación individual y el plazo que tienen para hacerlo. Recibir y resolver dentro de un plazo de 15 días las inconformidades que presenten los trabajadores en lo individual respecto a su reparto. En caso de que la resolución sea negativa al trabajador éste podrá demandar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje competente, el monto de la utilidad que considere le corresponde, conforme al proyecto del reparto individual. Información que se debe proporcionar a la comisión mixta El patrón está obligado a proporcionar a la comisión las nóminas, listas de raya y de asistencia del personal sindicalizado y de confianza del ejercicio fiscal materia del reparto, así como los demás elementos necesarios para realizar su función como son las constancias de incapacidad y permisos concedidos; lista de ex trabajadores y tiempo que laboraron en la empresa; relación con los nombres, funciones y facultades de los empleados de confianza que laboran en el centro de trabajo, para que la comisión determine cuáles trabajadores tienen o no derecho a

118
cada trabajador y lo fijará en lugar visible del establecimiento. A este fin, el patrón pondrá a disposición de la Comisión la lista de asistencia y de raya de los trabajadores y los demás elementos de que disponga; II. Si los representantes de los trabajadores y del patrón no se ponen de acuerdo, decidirá el Inspector del Trabajo;

participar en las utilidades. El patrón por ningún motivo podrá recomendar o decidir sobre los trabajadores que tienen o no derecho a participar en las utilidades. Bases para calcular la participación de los trabajadores La Comisión Mixta, en la elaboración del proyecto de reparto individual de utilidades, deberá tomar en cuenta lo siguiente: a) PERSONAS CON DERECHO A REPARTO b) DÍAS PARA EFECTO DE REPARTO El artículo 123 de la Ley Federal del Trabajo dispone: "La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales: la primera se repartirá por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno en el año, independientemente del monto de los salarios. La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año". Para los efectos de la primera parte a que se refiere el artículo 123 de la ley, deben entenderse como días trabajados todos aquellos que por disposición de la ley, de los contratos de trabajo y de los reglamentos interiores de trabajo, el patrón tenga obligación de pagar el salario, aun cuando no labore el trabajador, ya que el salario pagado en esos días se cuenta para los efectos de la segunda parte del artículo 123 de la ley, como son los siguientes: Los periodos pre y postnatales; El tiempo que dure la incapacidad temporal derivada de un riesgo de trabajo; Días festivos, descansos semanales, vacaciones, permisos contractuales (nacimiento de hijos, matrimonio del trabajador, etcétera); Permisos para desempeñar comisiones sindicales (participación de utilidades, seguridad e higiene, de capacitación y adiestramiento, de revisión de contrato y de salarios, etcétera); y Permisos con goce de sueldo. Con relación a los trabajadores que laboren menos horas de las establecidas en la jornada máxima legal o en los contratos de trabajo, se sumarán las horas trabajadas hasta la cantidad equivalente a la jornada legal o convencional para considerarlo día trabajado. Criterio sustentado por las autoridades del trabajo.

119
III. Los trabajadores podrán hacer las observaciones que juzguen conveniente, dentro de un término de quince días; y IV. Si se formulan objeciones, serán resueltas por la misma comisión a que se refiere la fracción I, dentro de un término de quince días.
A R T Í C U L O 1 2 6

. Quedan exceptuadas de la obligación de repartir

utilidades:

156

El artículo 126 de la Ley Federal de Trabajo establece las empresas e instituciones que están exceptuadas de la obligación de repartir utilidades a sus trabajadores y la aplicación de este precepto es limitativa y, por lo tanto, no se puede aplicar por similitud o semejanza.
156

Fracción I. "Las empresas de nueva creación, durante el primer año de funcionamiento". El criterio sustentado por las autoridades del trabajo, respecto al plazo de un año de funcionamiento, comienza a correr a partir de la fecha del aviso de registro o alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico para iniciar operaciones, siendo este el documento que determina si un patrón está dentro de la excepción, salvo que demuestre fehacientemente que con fecha posterior inició las actividades propias de la empresa. II. "Las empresas de nueva creación dedicadas a la elaboración de un producto nuevo durante los dos primeros años de funcionamiento." Las empresas deben justificar, primeramente, que son de nueva creación y, segundo, que fabrican un producto nuevo; la novedad del producto lo determina la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial y no la empresa, por lo que ella debe acreditar este hecho ante los trabajadores y, en su caso, ante la autoridad correspondiente. Para que opere esta excepción deberán cumplirse conjuntamente los dos requisitos a que se refiere esta fracción. III. "Las empresas de industria extractiva, de nueva creación, durante el periodo de exploración". (Se refiere a la rama industrial minera) Para disfrutar del plazo de excepción, tienen que ser de nueva creación. En el momento en que las empresas realicen la primera actividad de producción, termina automáticamente el plazo de excepción y, por consiguiente, tienen la obligación de participar a los trabajadores de las utilidades que obtengan. IV. "Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios." La ley a que se refiere este artículo es la de Asistencia Privada, como son los casos de los asilos, fundaciones, etcétera. Las empresas que no tengan propósitos de lucro, que realicen los citados actos pero que no tengan el reconocimiento de la Secretaría correspondiente, estarán obligadas a repartir utilidades a sus trabajadores. V. "El IMSS y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia, están exceptuadas de esta obligación." El criterio sustentado por la autoridad del trabajo es que los organismos descentralizados que no tengan estos fines así como las empresas de participación estatal constituidas como sociedades mercantiles y cuya relación laboral con sus trabajadores esté regulada por la Ley Federal del Trabajo, tendrán obligación de repartir utilidades.

120
I. Las empresas de nueva creación, durante el primer año de funcionamiento; 157 II. Las empresas de nueva creación, dedicadas a la elaboración de un producto nuevo, durante los dos primeros años de funcionamiento. La determinación de la novedad del producto se ajustará a lo que dispongan las leyes para fomento de industrias nuevas; III. Las empresas de industria extractiva, de nueva creación, durante el período de exploración; IV. Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia, sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios; V. El Instituto Mexicano del Seguro Social y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia; y VI. Las empresas que tengan un capital menor del que fije la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por ramas de la industria, previa consulta con la Secretaría de Industria y Comercio. La resolución podrá revisarse total o parcialmente, cuando existan circunstancias económicas importantes que lo justifiquen.
1 2 7 . El derecho de los trabajadores a participar en el reparto de utilidades se ajustará a las normas siguientes I. Los directores, administradores y gerentes generales de las empresas no participarán en las utilidades; 158 A R T Í C U L O

VI. Las empresas cuyo ingreso anual declarado al impuesto sobre la renta no sea superior a trescientos mil pesos, están exceptuadas de la obligación de repartir utilidades, según resolución emitida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social el 19 de diciembre de 1996. Existe sustitución de patrón en relación con una unidad económica de producción y no una empresa de nueva creación, siempre y cuando haya íntima relación entre dicho fundo de trabajo y el patrono, sin interrupción de las actividades laborales de producción o servicios, esto es, cuando el patrono sustituto siga el desarrollo de las actividades del anterior, dentro del centro de trabajo, empleando la misma maquinaria y herramientas, ocupando ese local, manteniendo el mismo giro comercial, sosteniendo la misma productividad y siempre que no exista paralización de labores. En otros términos, debe entenderse que hay sustitución de patrono, no sólo cuando el que lo ha sido traspasa directa o indirectamente, mediata o inmediatamente su negocio a un tercero, sino que se requiere, como elemento esencial, la continuación de la empresa sin paralización de labores, y teniendo como fin la misma productividad y giro; de lo contrario, de existir previamente paralización de labores con motivo de haberse declarado rotas las relaciones de trabajo, como puede suceder después del estallamiento de un movimiento de huelga, en que los bienes de la empresa que se dice sustituida pasan mediante un remate a otra empresa, es claro que no se presenta la sustitución patronal contemplada legalmente.
157

a) La fracción I del artículo 127 de la Ley Federal de Trabajo establece que: "Los directores, administradores y gerentes generales de las empresas no participarán en las utilidades".
158

121
II. Los demás trabajadores de confianza participarán en las utilidades de las empresas, pero si el salario que perciben es m ayor del que corresponda al trabajador sindicalizado 159 de más alto salario dentro de la empresa, o a falta de

b) La fracción VI del citado artículo 127 de la ley establece que: "Los trabajadores domésticos no participarán en el reparto de utilidades". Estos trabajadores son los que prestan sus servicios en las casas habitación de los particulares. c) Personas físicas que sean propietarias o copropietarias de una negociación. d) Profesionales, técnicos, artesanos y otros que en forma independiente prestan servicios a una empresa, siempre y cuando no exista una relación de trabajo subordinada con el patrón. e) Trabajadores eventuales cuando hayan laborado menos de 60 días durante el ejercicio fiscal. Todos los trabajadores que presten a una persona física o moral un trabajo personal subordinado, cualquiera que sea el acto que le dé origen mediante el pago de un salario, tienen derecho a participar en las utilidades de las empresas donde laboran.
159

a) Trabajadores de planta. Son aquellos que, por tiempo indeterminado, prestan permanentemente su trabajo personal subordinado a una persona, estén o no sindicalizados. Estos trabajadores tienen derecho a participar en las utilidades, cualquiera que sea el número de días que laboraron en el ejercicio fiscal materia del reparto. b) Trabajadores por obra o tiempo determinado. Son los que habitualmente, sin tener carácter de trabajadores de planta, prestan sus servicios en una empresa o establecimiento, supliendo vacantes transitorias o temporales y los que desempeñan trabajos extraordinarios o para obra determinada, que no constituyan una actividad normal o permanente de la empresa. Estos trabajadores tendrán derecho a participar en las utilidades de la empresa, cuando hayan laborado un mínimo de 60 días durante el año, ya sea en forma continua o discontinua. Si un trabajador labora más de 60 días que abarque dos ejercicios fiscales, sin llegar a este número de días en un solo ejercicio, no tendrá derecho a participar en las utilidades. c) Ex trabajadores de planta. Despedidos o que renunciaron voluntariamente a su empleo, tienen derecho a participar en las utilidades con el número de días trabajados y el salario percibido durante el tiempo que laboraron en el ejercicio fiscal de que se trate. d) Ex trabajadores por obra o tiempo determinado. Cuando la relación de trabajo haya sido por obra o tiempo determinado, los trabajadores tendrán derecho a participar en las utilidades cuando hayan laborado cuando menos 60 días en forma continua o discontinua en el ejercicio de que se trate. El párrafo segundo del artículo 987 de la ley dispone: "En los convenios en que se dé por terminada la relación de trabajo, deberá desglosarse la cantidad que se le entregue al trabajador por concepto de participación de utilidades. En caso de que la Comisión Mixta aún no haya determinado la participación individual de los trabajadores, se dejarán a salvo sus derechos, hasta en tanto se formule el proyecto del reparto individual."

122

En los convenios en que se dé por terminada la relación de trabajo, el patrón no podrá fijar a su arbitrio la cantidad que le corresponde al trabajador por concepto de utilidades, por ser ésta facultad exclusiva de la Comisión Mixta, según se desprende del artículo 125, fracción I de la ley. e) Trabajadores de confianza. Participarán en las utilidades de la empresa con la limitante de que si el salario que perciben es mayor del que corresponda al trabajador sindicalizado o de base de más alto salario dentro de la empresa o establecimiento, se considerará este último salario aumentado en un veinte por ciento, como salario base máximo con el cual participarán en las utilidades. Trabajadores considerados en servicio activo La fracción IV del artículo 127 de la Ley Federal del Trabajo establece: a) Las madres trabajadoras durante los periodos pre y postnatales, y los trabajadores víctimas de un riesgo de trabajo durante el periodo de incapacidad temporal, serán considerados como trabajadores en servicio activo. El artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo señala que los periodos pre y postnatales son de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto y percibirán sus salarios íntegros. Este periodo de doce semanas de descanso en total se considerará como días trabajados, así como el monto de los salarios percibidos, para los efectos del artículo 123 de la Ley Federal del Trabajo. El artículo 473 de la ley citada dispone que riesgos de trabajo son los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo. Los riesgos de trabajo pueden producir, entre otras, la incapacidad temporal del trabajador. El artículo 478 de la Ley Federal del Trabajo define la incapacidad temporal como una pérdida de facultades o aptitudes que imposibilita parcial o totalmente a una persona para desempeñar su trabajo por algún tiempo. En estos casos el importe del salario que perciben los trabajadores del patrón o del IMSS, durante el periodo por incapacidad temporal, se tomará en cuenta para los efectos de la segunda parte del artículo 123 de la ley invocada. Cuando el accidente de trabajo produce la muerte durante el ejercicio fiscal materia del reparto, la cantidad que le corresponda al trabajador fallecido por concepto de utilidades la cobrarán los beneficiarios, según lo dispone el artículo 115 de la Ley Federal del Trabajo. Tomado de la guía laboral y fiscal sobre la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas 1999, editada por el Grupo de Trabajo de la comisión intersecretarial para la participación de las Utilidades.

123
esté al trabajador de planta con la misma característica, se considerará este salario aumentado en un veinte por ciento, como salario máximo; III. El monto de la participación de los trabajadores al servicio de personas cuyos ingresos deriven exclusivamente de su trabajo, y el de los que se dediquen al cuidado de bienes que produzcan rentas o al cobro de créditos y sus intereses, no podrá exceder de un mes de salario; IV. Las madres trabajadoras, durante los períodos pre y postnatales, y los trabajadores víctimas de un riesgo de trabajo durante el período de incapacidad temporal, serán considerados como trabajadores en servicio activo; V. En la industria de la construcción, después de determinar qué trabajadores tienen derecho a participar en el reparto, la Comisión a que se refiere el artículo 125 adoptará las medidas que juzgue conveniente para su citación; VI. Los trabajadores domésticos no participarán en el reparto de utilidades; y VII. Los trabajadores eventuales tendrán derecho a participar en las utilidades de la empresa cuando hayan trabajado sesenta días durante el año, por lo menos.
A R T Í C U L O 1 2 8

. No se harán compensaciones de los años de pérdida con

los de ganancia.
1 2 9 . La participación en las utilidades a que se refiere este capítulo no se computará como parte del salario, para los efectos de las indemnizaciones que deban pagarse a los trabajadores. A R T Í C U L O 1 3 0 . Las cantidades que correspondan a los trabajadores por concepto de utilidades quedan protegidas por las normas contenidas en los artículos 98 y siguientes. A R T Í C U L O 1 3 1 . El derecho de los trabajadores a participar en las utilidades no implica la facultad de intervenir en la dirección o administración de las empresas. A R T Í C U L O

Jurisprudencia aplicable: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Septiembre de 1997 Tesis: VI.2o. J/109 Página: 635 UTILIDADES, PAGO DE REPARTO DE. Tratándose del pago del reparto de utilidades, las Juntas carecen de elementos para condenar al patrón a cubrirlo cuando no se ha fundado un derecho específico a determinada cantidad, después de seguido el procedimiento que fija el capítulo VIII del título tercero de la Ley Federal del Trabajo (artículos 117 a 131), y en especial lo dispuesto por el artículo 125 de ese ordenamiento, precepto del que se desprende que el porcentaje conforme al cual deben fijarse las participaciones de utilidades de las empresas,

124
debe ser determinado por la Comisión Nacional para el Reparto de Utilidades, previas las investigaciones y los estudios necesarios. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Novena Época Instancia: Segunda Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Octubre de 1997 Tesis: 2a. CXXX/97 Página: 439 REPARTO DE UTILIDADES. DEBE REPONERSE EL PROCEDIMIENTO DEL JUICIO DE AMPARO EN EL QUE SE IMPUGNE LA LEY RESPECTIVA, SI NO SE EMPLAZÓ A LOS TRABAJADORES TERCEROS PERJUDICADOS. De conformidad con lo dispuesto por el artículo 123, apartado A, fracción IX, constitucional, los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades de las empresas, por lo que de acuerdo con el artículo 5o., fracción II, inciso c), de la Ley de Amparo, tienen el carácter de terceros perjudicados los trabajadores de la empresa quejosa en el juicio de amparo promovido por ésta contra la Ley del Impuesto sobre la Renta y su aplicación, en especial los artículos 10 y 14, en los que se prevén los diversos sistemas para calcular el monto del reparto de utilidades, pues la sentencia que resuelva el fondo del negocio puede trascender en la esfera jurídica de esos trabajadores, es decir, su situación patrimonial puede verse afectada en la medida en que la resolución pueda repercutir en el monto final de utilidades a repartir. En este sentido, aunque en la demanda de garantías no se señale como terceros perjudicados a los trabajadores de la empresa, el Juez del conocimiento debe emplazarlos oficiosamente para no dejarlos en estado de indefensión, de modo que si no lo hace, y ello se advierte en la revisión, de conformidad con el artículo 91, fracción IV, de la Ley de Amparo, deberá reponerse el procedimiento para ese efecto. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: IV, Julio de 1996 Tesis: VI.2o. J/58 Página: 348 REPARTO DE UTILIDADES. CONDENA AL PAGO DEL. Para condenar a la empresa demandada a dicha prestación, el trabajador debe demostrar que previamente al juicio laboral agotó el procedimiento contemplado en el artículo 125 de la Ley Federal del Trabajo, o bien, que el monto que le corresponde se encuentra establecido en cantidad líquida y determinada y en forma definitiva por las autoridades hacendarias, porque de lo contrario la Junta se encuentra imposibilitada para laudar congruentemente. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO.

125

Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: III, Marzo de 1996 Tesis: XXI.1o.11 L Página: 982 PARTICIPACION DE LOS TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS EMPRESAS, CONDENA IMPROCEDENTE A LA, SI NO SE ACREDITA SU PORCENTAJE. En términos del artículo 125 de la Ley Federal del Trabajo, para determinar la participación de cada trabajador se observarán las normas siguientes: I.- Una comisión integrada por igual número de representantes de los trabajadores y del patrón formulará un proyecto, que determine la participación de cada trabajador y lo fijará en lugar visible del establecimiento. A este fin, el patrón pondrá a disposición de la comisión la lista de asistencia y de raya de los trabajadores y los demás elementos de que disponga; II.- Si los representantes de los trabajadores y del patrón no se ponen de acuerdo, decidirá el inspector del Trabajo; III.- Los trabajadores podrán hacer las observaciones que juzguen convenientes, dentro de un término de quince días; y IV.- Si se formulan objeciones, serán resueltas por la misma comisión a que se refiere la fracción I, dentro de un término de quince días; ahora bien, no basta que el trabajador reclame la participación de utilidades, sino que es necesario, que se cumpla con lo ordenado por el precepto legal en cita, ya que si en autos del juicio laboral no hay constancia de cuál es el porcentaje conforme al cual deban repartirse las utilidades, es obvio que la Junta carece de elementos para condenar al patrón a cubrirlo, cuando no se ha fincado un derecho específico o determinada cantidad. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO.

126

TITULO CUARTO DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES Y DE LOS PATRONES
CAPITULO I OBLIGACIONES DE LOS PATRONES 160
1 3 2 . Son obligaciones de los patrones: I. Cumplir las disposiciones de las normas de trabajo aplicables a sus empresas o establecimientos; 161 II. Pagar a los trabajadores los salarios e indemnizaciones, de conformidad con las normas vigentes en la empresa o establecimiento; 162 III. Proporcionar oportunamente a los trabajadores los útiles, instrumentos y materiales necesarios para la ejecución del trabajo, debiendo darlos de buena calidad, en buen estado y reponerlos tan luego como dejen de ser eficientes, siempre que aquellos no se hayan comprometido a usar herramienta propia. El patrón no podrá exigir indemnización alguna por el desgaste natural que sufran los útiles, instrumentos y materiales de trabajo; IV. Proporcionar local seguro para la guarda de los instrumentos y útiles de trabajo pertenecientes al trabajador, siempre que deban permanecer en el lugar en que prestan los servicios, sin que sea lícito al patrón retenerlos a título de indemnización, garantía o cualquier otro.163 El registro de instrumentos o útiles de trabajo deberá hacerse siempre que el trabajador lo solicite; V. Mantener el número suficiente de asientos o sillas a disposición de los trabajadores en las casas comerciales, oficinas, hoteles, restaurantes y otros A R T Í C U L O

También es una obligación patronal el inscribir a sus trabajadores en el Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda, así como también aportar el cinco por ciento sobre los salarios de los trabajadores a su servicio, así como al Sistema de Ahorro para el Retiro e Instituto Mexicano del Seguro Social. En caso de omisión a dicha obligación, el trabajador conforme al artículo 32 de la ley del INFONAVIT podrá pedir el registro ante esta dependencia. Estas aportaciones y su cobro tienen el carácter de contribuciones fiscales y por ende, su evasión constituye una violación al fisco.
160

Así como también con el reglamento federal de seguridad e higiene y las normas oficiales que en materia laboral existan.
161

Pero con apego a lo establecido por el artículo 123 constitucional en su fracción XXVII inciso “c” y los artículo 5 y 88 de esta ley.
162

El no proporcionar un local seguro para que el trabajador guarde los instrumentos y útiles de labores pertenecientes a él si éstos deben permanecer en un lugar donde se prestan los servicios, sin que sea lícito para el patrón retenerlos a título de indemnización, de garantía u otro generará una sanción equivalente de 3 a 95 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción III de esta ley.
163

127
centros de trabajo análogos. La misma disposición se observará en los establecimientos industriales cuando lo permita la naturaleza del trabajo; VI. Guardar a los trabajadores la debida consideración, absteniéndose de mal trato de palabra o de obra; VII. Expedir cada quince días, a solicitud de los trabajadores, una constancia escrita del número de días trabajados 164 y del salario percibido; 165 VIII. Expedir al trabajador que lo solicite o se separe de la empresa, dentro del término de tres días, una constancia escrita relativa a sus servicios; 166 IX. Conceder a los trabajadores el tiempo necesario para el ejercicio del voto en las elecciones populares y para el cumplimiento de los servicios de jurados, electorales y censales, a que se refiere el artículo 5o., de la Constitución, cuando esas actividades deban cumplirse dentro de sus horas de trabajo; 167 X. Permitir a los trabajadores faltar a su trabajo para desempeñar una comisión accidental o permanente de su sindicato o del Estado, siempre que avisen con la oportunidad debida y que el número de trabajadores comisionados no sea tal que perjudique la buena marcha del establecimiento.168 El tiempo perdido podrá descontarse al trabajador a no ser que lo compense con un tiempo igual de trabajo efectivo. Cuando la comisión sea de carácter permanente, el trabajador o trabajadores podrán volver al puesto que ocupaban, conservando todos sus derechos, siempre y cuando regresen a su trabajo dentro del término de seis años. Los substitutos tendrán el carácter de interinos, considerándolos como de planta después de seis años;

El no expedir cada quince días, a solicitud de los trabaja dores, una constancia escrita del número de días laborados y del salario recibido, será suficiente para sancionar al patrón con el equivalente de entre 3 a 95 días de salarios mínimos conforme al artículo 994 en su fracción III.
164

Dicha obligación es el fundamento cuando en la vía paraprocesal se solicita la antigüedad general que tiene determinado trabajador.
165

El no expedir al trabajador que lo solicite o se separe de la empresa, dentro de un término de tres días, constancia escrita de sus servicios, será sancionado con de entre 3 a 95 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción III.
166

El no conceder a los trabajadores tanto tiempo necesario para sufragar en elecciones populares como para cumplir los servicios de jurados y censales, si realizan esas actividades en sus horarios de labores causará una sanción al patrón de entre 3 a 95 días de salarios mínimos conforme al artículo 994 fracción III.
167

El no permitir al personal faltar en sus labores para desempeñar comisiones sindicales o del Estado, siempre que se notifiquen oportunamente tal hecho, será suficiente para sancionar al patrón con el equivalente de entre 3 a 95 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción III.
168

128
XI. Poner en conocimiento del sindicato titular del contrato colectivo y de los trabajadores de la categoría inmediata inferior, los puestos de nueva creación, las vacantes definitivas y las temporales que deban cubrirse; 169 XII. Establecer y sostener las escuelas "Artículo 123 Constitucional", de conformidad con lo que dispongan las leyes y la Secretaría de Educación Pública;
170

XIII. Colaborar con las Autoridades del Trabajo y de Educación, de conformidad con las leyes y reglamentos, a fin de lograr la alfabetización de los trabajadores; XIV. Hacer por su cuenta, cuando empleen más de cien y menos de mil trabajadores, los gastos indispensables para sostener en forma decorosa los estudios técnicos, industriales o prácticos, en centros especiales, nacionales o extranjeros, de uno de sus trabajadores o de uno de los hijos de éstos, designado en atención a sus aptitudes, cualidades y dedicación, por los mismos trabajadores y el patrón. Cuando tengan a su servicio más de mil trabajadores deberán sostener tres becarios en las condiciones señaladas. 171 El patrón sólo podrá cancelar la beca cuando sea reprobado el becario en el curso de un año o cuando observe mala conducta; pero en esos casos será substituido por otro. Los becarios

El cómputo del término para reclamar el derecho de preferencia a un puesto debe comenzar a correr desde el momento en que el trabajador conoce la postergación de que ha sido objeto y que constituye la base de la acción ejercitada. La Ley Laboral ha establecido diversas normas que tienen que conjugarse para determinar el momento en que, jurídicamente, se puede determinar que el trabajador postergado conoce, o debe conocer, en forma objetiva, la violación de su derecho. Dispone el artículo 32 lo siguiente: "Son obligaciones de los patrones: IX. Poner en conocimiento del sindicato titular del contrato colectivo y de los trabajadores de la categoría inmediata inferior, los puestos de nueva creación, las vacantes definitivas y las temporales que deban cubrirse". Si el patrón cumple de manera adecuada y fehaciente con el precepto que se transcribe, es indudable que el trabajador aspirante a ocupar el puesto que solicita tiene o debe tener conocimiento de dicha circunstancia, por lo que el término de prescripción deberá contarse desde el día siguiente a la fecha en que se dé cumplimiento al precepto que se cita. Si el patrón no da cumplimiento a la obligación legal transcrita anteriormente y la ocupación del puesto debe hacerse mediante proposición del organismo sindical titular que tenga la facultad exclusiva de hacerlo en virtud de la existencia de un contrato colectivo de trabajo con la cláusula de admisión, el punto de partida para el cómputo del término de prescripción deberá contar a partir del día siguiente al en que la agrupación sindical proponente dé publicidad adecuada y fehacientemente a la proposición o proposiciones que haga en favor de uno o varios obreros para ocupar una o varias vacantes. Si ninguno de las dos hipótesis anteriores se verifica, el punto de partida para el cómputo del término de la acción de preferencia deberá constar a partir del día siguiente al en que se realiza la ocupación del puesto reclamado, en virtud de que este hecho tiene el carácter de público y notorio en el ámbito de la empresa o establecimiento.
169

El no establecer o sostener escuelas de acuerdo con lo dispuesto en las legislaciones aplicables y con las directrices de la Secretaría de Educación Pública. Será sancionado con entre 3 a 95 días de salario mínimo de acuerdo al artículo 994 en su fracción II.
170

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 95 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción III.
171

129
que hayan terminado sus estudios deberán prestar sus servicios al patrón que los hubiese becado, durante un año, por lo menos; XV. Proporcionar capacitación y adiestramiento a sus trabajadores, en los términos del Capítulo III Bis de este Título. 172 XVI. Instalar, de acuerdo con los principios de seguridad e higiene, las fábricas, talleres, oficinas y demás lugares en que deban ejecutarse las labores, para prevenir riesgos de trabajo y perjuicios al trabajador, así como adoptar las medidas necesarias para evitar que los contaminantes173 excedan los máximos permitidos en los reglamentos e instructivos que expidan las autoridades competentes. Para estos efectos, deberán modificar, en su caso, las instalaciones en los términos que señalen las propias autoridades; XVII. Cumplir as disposiciones de seguridad e higiene que fijen las leyes y los l reglamentos para prevenir los accidentes y enfermedades en los centros de trabajo y, en general, en los lugares en que deban ejecutarse las labores; y, disponer en todo tiempo de los medicamentos y materiales de curación indispensables que señalen los instructivos que se expidan, para que se presten oportuna y eficazmente los primeros auxilios; debiendo dar, desde luego, aviso a la autoridad competente de cada accidente que ocurra; XVIII. Fijar visiblemente y difundir en los lugares donde se preste el trabajo, las disposiciones conducentes de los reglamentos e instructivos de seguridad e higiene; XIX. Proporcionar a sus trabajadores los medicamentos profilácticos que determine la autoridad s anitaria en los lugares donde existan enfermedades tropicales o endémicas, o cuando exista peligro de epidemia; XX. Reservar, cuando la población fija de un centro rural de trabajo exceda de doscientos habitantes, un espacio de terreno no menor de cinco mil metros cuadrados para el establecimiento de mercados públicos, edificios para los servicios municipales y centros recreativos, siempre que dicho centro de trabajo esté a una distancia no menor de cinco kilómetros de la población más próxima; XXI. Proporcionar a los sindicatos, si lo solicitan, en los centros rurales de trabajo, un local que se encuentre desocupado para que instalen sus oficinas, cobrando la renta correspondiente. Si no existe local en las condiciones indicadas, se podrá emplear para ese fin cualquiera de los asignados para alojamiento de los trabajadores; XXII. Hacer las deducciones que soliciten los sindicatos de las cuotas sindicales ordinarias, siempre que se compruebe que son las previstas en el artículo 110, fracción VI; 174 175

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 315 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción IV.
172 173

Condiciones insalubres, alto ruido, gases tóxicos, etc.

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 95 días de salario mínimo conforme al artículo 994 en su fracción III.
174 175

Por tal motivo, es ilegal el descuento aplicado por cuotas extraordinarias.

130
XXIII. Hacer las deducciones de las cuotas para la constitución y fomento de sociedades cooperativas y de cajas de ahorro, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 110, fracción IV; XXIV. Permitir la inspección y vigilancia que las autoridades del trabajo practiquen en su establecimiento para cerciorarse del cumplimiento de las normas de trabajo y darles los informes que a ese efecto sean indispensables, cuando lo soliciten. Los patrones podrán exigir a los inspectores o comisionados que les muestren sus credenciales y les den a conocer las instrucciones que tengan; XXV. Contribuir al fomento de las actividades culturales y del deporte entre sus trabajadores y proporcionarles los equipos y útiles indispensables; XXVI. Hacer las deducciones previstas en las fracciones IV del artículo 97 y VII del artículo 110, y enterar los descuentos a la institución bancaria acreedora, o en su caso al Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores. Esta obligación no convierte al patrón en deudor solidario del crédito que se haya concedido al trabajador; XXVII. Proporcionar a las mujeres embarazadas la protección que establezcan los reglamentos; y XXVIII. Participar en la integración y funcionamiento de las Comisiones que deban formarse en cada centro de trabajo, de acuerdo con lo establecido por esta ley.
1 3 3 . Queda prohibido a los patrones: I. Negarse a aceptar trabajadores por razón de edad o de su sexo; 176 II. Exigir que los trabajadores compren sus artículos de consumo en tienda o lugar determinado; 177 III. Exigir o aceptar dinero de los trabajadores como gratificación porque se les admita en el trabajo o por cualquier otro motivo que se refiera a las condiciones de éste; IV. Obligar a los trabajadores por coacción o por cualquier otro medio, a afiliarse o retirarse del sindicato o agrupación a que pertenezcan, o a que voten por determinada candidatura; 178 V. Intervenir en cualquier forma en el régimen interno del sindicato; VI. Hacer o autorizar colectas o suscripciones en los establecimientos y lugares de trabajo; 179 VII. Ejecutar cualquier acto que restrinja a los trabajadores los derechos que les otorgan las leyes; 180 A R T Í C U L O

176 177

Con la única excepción a lo plasmado en los artículos 166, 170 y 175.

Esta acción será sancionada con el equivalente a 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción VI. Esta acción será sancionada con el equivalente a 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción VI.
178

Esta acción será sancionada con el equivalente a 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción VI.
179

131
VIII. Hacer propaganda política o religiosa dentro del establecimiento; IX. Emplear el sistema de "poner en el índice" 181 a los trabajadores que se separen o sean separados del trabajo para que no se les vuelva a dar ocupación; X. Portar armas en el interior de los establecimientos ubicados dentro de las poblaciones; y XI. Presentarse en los establecimientos en estado de embriaguez o bajo la influencia de un narcótico o droga enervante.

CAPITULO II OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES
1 3 4 . Son obligaciones de los trabajadores: I. Cumplir las disposiciones de las normas de trabajo que les sean aplicables; II. Observar las medidas preventivas e higiénicas que acuerden las autoridades competentes y las que indiquen los patrones para la seguridad y protección personal de los trabajadores; 182 A R T Í C U L O

Esta acción será sancionada con el equivalente a 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción VI.
180

De una simple interpretación gramatical del artículo 133, fracción IX, de la Ley Federal del Trabajo, podría pensarse que la prohibición a los patrones de emplear el sistema de "poner en el índice" a los trabajadores que se separen o sean separados del trabajo para que no se les vuelva a dar ocupación, carece del derecho correlativo del trabajador para exigir al patrón que se abstenga de esa práctica, cuya obligación le impone tal precepto, lo cual prima facie conduce aparentemente a colegir que la acción intentada a ese respecto carece de sanción alguna dentro de las disposiciones contenidas en la legislación laboral, aun demostrando el evento de poner en el índice al trabajador; sin embargo, al calar más a fondo en dicha norma, se descubre que no es válida la simple interpretación gramatical, sino que debe hacerse una interpretación jurídica en la que se tengan presentes los principios que sustentan el sistema del derecho laboral mexicano, entre los que se encuentran los principios generales de derecho y los principios generales de justicia social, comprendidos en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación con el numeral 17 de la Ley Federal del Trabajo, a fin de proteger, tutelar y mejorar las condiciones económicas de los trabajadores, y de este medio de intelección resulta que el citado artículo 133, fracción IX, no produce la alternativa apuntada inicialmente, pues armonizándolo con los diversos 123 constitucional y 17 de la ley laboral, debe entenderse que la prohibición de emplear el sistema de poner en el índice, constituye una verdadera obligación a cargo del patrón que por la inercia derivada de los principios señalados engendra un derecho correlativo en favor del trabajador para acudir ante la potestad jurisdiccional a exigir el cumplimiento de dicha obligación y, por ende, no es jurídicamente válido que las Juntas desestimen apriorísticamente la acción relativa por no estar prevista en la ley laboral.
181

El incumplimiento de dicha observación se adecua a lo preceptuado en el artículo 47 fracciones VII, XII y XIII
182

132
III. Desempeñar el servicio bajo la dirección del patrón o de su representante, a cuya autoridad estarán subordinados en todo lo concerniente al trabajo; IV. Ejecutar el trabajo con la intensidad, cuidado y esmero apropiados y en la forma, tiempo y lugar convenidos; V. Dar aviso inmediato al patrón, salvo caso fortuito o de fuerza mayor, de las causas justificadas que le impidan concurrir a su trabajo; VI. Restituir al patrón los materiales no usados y conservar en buen estado los instrumentos y útiles que les haya dado para el trabajo, no siendo responsables por el deterioro que origine el uso de estos objetos, ni del ocasionado por caso fortuito, fuerza mayor, o por mala calidad o defectuosa construcción; VII. Observar buenas costumbres durante el servicio; VIII. Prestar auxilios en cualquier tiempo que se necesiten, cuando por siniestro o riesgo inminente peligren las personas o los intereses del patrón o de sus compañeros de trabajo; IX. Integrar los organismos que establece esta ley; X. Someterse a los reconocimientos médicos previstos en el reglamento interior y demás normas vigentes en la empresa o establecimiento, para comprobar que no padecen alguna incapacidad o enfermedad de trabajo, contagiosa o incurable; XI. Poner en conocimiento del patrón las enfermedades contagiosas que padezcan, tan pronto como tengan conocimiento de las mismas; XII. Comunicar al patrón o a su representante las deficiencias que adviertan, a fin de evitar daños o perjuicios a los intereses y vidas de sus compañeros de trabajo o de los patrones; y XIII. Guardar escrupulosamente los secretos técnicos, comerciales y de fabricación de los productos a cuya elaboración concurran directa o indirectamente, o de los cuales tengan conocimiento por razón del trabajo que desempeñen, así como de los asuntos administrativos reservados, cuya divulgación pueda causar perjuicios a la empresa.
1 3 5 . Queda prohibido a los trabajadores: I. Ejecutar cualquier acto que pueda poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros de trabajo o la de terceras personas, así como la de los establecimientos o lugares en que el trabajo se desempeñe; II. Faltar al trabajo sin causa justificada o sin permiso del patrón; 183 III. Substraer de la empresa o establecimiento útiles de trabajo o materia prima o elaborada; IV. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez; V. Presentarse al trabajo bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que exista prescripción médica. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico; A R T Í C U L O

Si el artículo 122, de la Ley Federal del Trabajo, establece como causa de rescisión del contrato de trabajo, tener el trabajador más de tres faltas de asistencia en un mes (o treinta días) sin permiso del patrón y sin causa justificada, debe concluirse que la acción de rescisión surge cuando se comete la cuarta falta y por ello desde entonces empieza a correr el término de la prescripción.
183

133
VI. Portar armas de cualquier clase durante las horas de trabajo, salvo que la naturaleza de éste lo exija. Se exceptúan de esta disposición las punzantes y punzo-cortantes que formen parte de las herramientas o útiles propios del trabajo; VII. Suspender las labores sin autorización del patrón; VIII. Hacer colectas en el establecimiento o lugar de trabajo; IX. Usar los útiles y herramientas suministrados por el patrón, para objeto distinto de aquél a que están destinados; y X. Hacer cualquier clase de propaganda en las horas de trabajo, dentro del establecimiento.

CAPITULO III HABITACIONES PARA LOS TRABAJADORES
A R T Í C U L O 1 3 6 . Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo, está obligada a proporcionar a los trabajadores 184 habitaciones cómodas e higiénicas. Para dar cumplimiento a esta obligación, las empresas deberán aportar al Fondo Nacional de la Vivienda el cinco por ciento sobre los salarios de los trabajadores a su servicio. 185 186

De conformidad con el nuevo criterio sostenido por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de l Nación al resolver la contradicción de tesis 5/93 de rubro: "CUOTAS a OBRERO-PATRONALES. LA PRESTACIÓN CONSISTENTE EN AYUDA DE RENTA NO ES EQUIPARABLE A LAS APORTACIONES AL INSTITUTO DEL FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA EFECTOS DE INTEGRACIÓN DEL SALARIO BASE DE COTIZACIÓN."; la ayuda de renta de casa no es equiparable a las aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y si por otra parte los trabajadores transitorios están excluidos de los beneficios que establece la cláusula 154 del pacto contractual, es decir que no puede acceder a obtener un crédito barato para adquirir en propiedad habitación cómoda e higiénica, para la construcción, reparación o mejoras de su casa, esta circunstancia hace arribar a la convicción de que el contrato colectivo de trabajo relativo a la industria petrolera, por lo que hace a estos trabajadores, en materia de vivienda, no contiene mejores prestaciones o equivalentes a las que establece el capítulo III, del título IV, de la Ley Federal del Trabajo, dado que el artículo 136 del referido ordenamiento, establece la obligación para el patrón de aportar al Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores, el cinco por ciento del salario de los trabajadores a efecto de que éstos accedan a la adquisición de habitaciones dignas, sin hacer distingo al respecto de su calidad de planta o transitorios o eventuales. Por tanto, si los trabajadores transitorios que prestan servicios a Petróleos Mexicanos están excluidos de los beneficios que establece la cláusula 154 del pacto contractual, es incuestionable que deben aplicarse en su favor los beneficios que en materia de vivienda otorga el capítulo III, del título IV, de la Ley Federal del Trabajo, y como consecuencia de ello deben ser inscritos en el régimen del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores.
184

Si el artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo establece la obligación patronal de efectuar aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y de conformidad con el artículo 152 de dicho ordenamiento legal, éstos tienen derecho de acudir
185

134

1 3 7 . El Fondo Nacional de la Vivienda tendrá por objeto crear sistemas de financiamiento que permitan obtener crédito barato y suficiente para adquirir en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas, para la construcción, reparación, o mejoras de sus casas habitación y para el pago de pasivos adquiridos por estos conceptos. A R T Í C U L O

ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje a ejercitar las acciones individuales y colectivas que deriven del incumplimiento de obligaciones c omo la anterior, es incuestionable que esas autoridades del trabajo, en un juicio laboral, son competentes para conocer y resolver lo precedente respecto a ese tipo de prestaciones, por disposición expresa del precepto últimamente citado; esto es, las Juntas de Conciliación y Arbitraje, al pronunciar el laudo respectivo, tienen facultades para decidir si proceden o no tales acciones -con base en las pruebas aportadas al juicio y una vez examinado el presupuesto que origina esa obligación patronal, como es la existencia de la relación laboral-, y en caso de que así sea, como del invocado artículo 136 y del 143 y 144 de la misma legislación se desprende la forma de calcular esas aportaciones, también están facultadas para determinar en cantidad líquida el monto de las que se omitió pagar, y para condenar al patrón incumplido a que entregue esa cantidad de dinero al aludido Instituto, ya que es el organismo encargado de administrar los recursos que se obtengan de las repetidas aportaciones. VIVIENDA. PETRÓLEOS MEXICANOS. SUS TRABAJADORES TRANSITORIOS AL ESTAR EXCLUIDOS DE LOS BENEFICIOS DE LA CLÁUSULA 154 DEL CONTRATO COLECTIVO VIGENTE EN MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y DOS, DEBEN PROTEGERSE CONFORME AL ARTÍCULO 136 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO. De conformidad con el nuevo criterio sostenido por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la contradicción de tesis 5/93 de rubro: "CUOTAS OBRERO-PATRONALES. LA PRESTACIÓN CONSISTENTE EN AYUDA DE RENTA NO ES EQUIPARABLE A LAS APORTACIONES AL INSTITUTO DEL FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA EFECTOS DE INTEGRACIÓN DEL SALARIO BASE DE COTIZACIÓN."; la ayuda de renta de casa no es equiparable a las aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y si por otra parte los trabajadores transitorios están excluidos de los beneficios que establece la cláusula 154 del pacto contractual, es decir que no puede acceder a obtener un crédito barato para adquirir en propiedad habitación cómoda e higiénica, para la construcción, reparación o mejoras de su casa, esta circunstancia hace arribar a la convicción de que el contrato colectivo de trabajo relativo a la industria petrolera, por lo que hace a estos trabajadores, en materia de vivienda, no contiene mejores prestaciones o equivalentes a las que establece el capítulo III, del título IV, de la Ley Federal del Trabajo, dado que el artículo 136 del referido ordenamiento, establece la obligación para el patrón de aportar al Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores, el cinco por ciento del salario de los trabajadores a efecto de que éstos accedan a la adquisición de habitaciones dignas, sin hacer distingo al respecto de su calidad de planta o transitorios o eventuales. Por tanto, si los trabajadores transitorios que prestan servicios a Petróleos Mexicanos están excluidos de los beneficios que establece la cláusula 154 del pacto contractual, es incuestionable que deben aplicarse en su favor los beneficios que en materia de vivienda otorga el capítulo III, del título IV, de la Ley Federal del Trabajo, y como consecuencia de ello deben ser inscritos en el régimen del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores.
186

135
1 3 8 . Los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda serán administrados por un organismo integrado en forma tripartita por representantes del Gobierno Federal, de los trabajadores y de los patrones. A R T Í C U L O 1 3 9 . La ley que cree dicho organismo regulará los procedimientos y formas conforme a los cuales los trabajadores podrán adquirir en propiedad habitaciones y obtener los créditos a que se refiere el artículo 137. A R T Í C U L O 1 4 0 . El organismo a que se refieren los artículos 138 y 139, tendrá a su cargo la coordinación y el financiamiento de los programas de construcción de casas habitación destinadas a ser adquiridas en propiedad por los trabajadores. A R T Í C U L O 1 4 1 . Las aportaciones al Fondo Nacional de la Vivienda son gastos de previsión social de las empresas y se aplicarán en su totalidad a constituir depósitos en favor de los trabajadores que se sujetarán a las bases siguientes: I. En los casos de incapacidad total permanente, de incapacidad parcial permanente, cuando ésta sea del 50% o más; de invalidez definitiva, en los términos de la Ley del Seguro Social; de jubilación; o de muerte del trabajador, se entregará el total de los depósitos constituidos, a él o sus beneficiarios, con una cantidad adicional igual a dichos depósitos, en los términos de la ley, a que se refiere el artículo 139; II. Cuando el trabajador deje de estar sujeto a una relación de trabajo y cuente con 50 o más años de edad, tendrá derecho a que se le haga entrega del total de los depósitos que se hubieren hecho a su favor, en los términos de la ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores. A R T Í C U L O

III. En caso de que el trabajador hubiere recibido crédito del Instituto, las cantidades a que tuviere derecho en los términos de las fracciones anteriores, se aplicarán a la amortización del crédito, salvo en los casos de incapacidad total permanente o de muerte, en los términos del artículo 145 si después de hacer la aplicación de dichas cantidades a la amortización del crédito quedare saldo a favor del trabajador se le entregará a éste el monto correspondiente. Para la devolución de los depósitos y cantidades adicionales, bastará que la solicitud por escrito, se acompañe con las pruebas pertinentes.
1 4 2 . Cuando una empresa se componga de varios establecimientos, la obligación a que se refiere el Artículo 136 de esta ley se extiende a cada uno de ellos y a la empresa en su conjunto. A R T Í C U L O 1 4 3 . Para los efectos de este Capítulo el salario a que se refiere el artículo 136 se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, y las gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por sus servicios; no se tomarán en cuenta dada su naturaleza, los siguientes conceptos: a) Los instrumentos de trabajo, tales como herramientas, ropa y otros similares; A R T Í C U L O

136
b) El ahorro, cuando se integre por un depósito de cantidad semanaria o mensual igual del trabajador y de la empresa; y las cantidades otorgadas por el patrón para fines sociales o sindicales; c) Las aportaciones al Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y las participaciones en las utilidades de las empresas; d) La alimentación y la habitación cuando no se proporcionen gratuitamente al trabajador, así como las despensas; e) Los premios por asistencia; f) Los pagos por tiempo extraordinario, salvo cuando este tipo de servicios esté pactado en forma de tiempo fijo; g) Las cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social a cargo del trabajador que cubran las empresas.
1 4 4 . Se tendrá como salario máximo para el pago de las aportaciones el equivalente a diez veces el salario mínimo general del área geográfica de aplicación que corresponda. A R T Í C U L O 1 4 5 . Los créditos que se otorguen por el organismo que administre el Fondo Nacional de la Vivienda, estarán cubiertos por un seguro, para los casos de incapacidad total permanente o de muerte, que libere al trabajador o a sus beneficiarios de las obligaciones, gravámenes o limitaciones de dominio a favor del citado organismo, derivadas de esos créditos. Para tales efectos, se entenderá por incapacidad total permanente la pérdida de facultades o aptitudes de una persona, que la imposibiliten para desempeñar cualquier trabajo por el resto de su vida, cualquiera que sea la naturaleza del riesgo que la haya producido. Tratándose de los casos de incapacidad parcial permanente, cuando ésta sea del 50% o más, o invalidez definitiva, se liberará al trabajador acreditado del adeudo, los gravámenes o limitaciones de dominio a favor del Instituto, siempre y cuando no sea sujeto de una nueva relación de trabajo por un período mínimo de dos años, lapso durante el cual gozará de una prórroga sin causa de intereses187, para el pago de su crédito. La existencia de cualquiera de estos supuestos deberá comprobarse ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, dentro del mes siguiente a la fecha en que se determinen. A R T Í C U L O

El artículo 41 de la ley del Infonavit establece que cuando un trabajador que cuenta con crédito habitacional pierda su relación laboral, el instituto le otorgará prórrogas en los pagos de la amortización que tenga que realizar por concepto de capital e intereses ordinarios. Para realizar esto, el trabajador deberá presentar su solicitud dentro del mes siguiente a la fecha en que deje de percibir ingresos saláriales, si no lo solicita en este plazo, ya no podrá hacerlo. Estas prorrogas no pueden ser mayores de 12 meses ni exceder en su conjunto más de 24 meses. Ahora bien, conforme al artículo 10 del reglamento para la continuación voluntaria dentro del régimen del Infonavit el derechohabiente que cuente con un crédito habitacional podrá optar por presentar la solicitud para seguir pagando su crédito en la continuación voluntaria, dentro del régimen del instituto, dentro de un plazo de seis meses, contados a partir de la fecha en que se haya dado la separación del empleo.
187

137
1 4 6 . Los patrones no estarán obligados a pagar las aportaciones a que se refiere el artículo 136 de esta ley por lo que toca a los trabajadores domésticos. A R T Í C U L O 1 4 7 . El Ejecutivo Federal, previo estudio y dictamen del organismo que se constituya para administrar los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda, determinará las modalidades y fechas en que incorporarán al régimen establecido por este capítulo: I. Los deportistas profesionales y II. Los trabajadores a domicilio. A R T Í C U L O 1 4 8 . El Ejecutivo Federal podrá establecer modalidades para facilitar la aportación de las empresas que tengan un capital o un ingreso inferior a los mínimos que el propio Ejecutivo determine. Estas resoluciones podrán revisarse total o parcialmente cuando a su juicio existan circunstancias que lo justifiquen. A R T Í C U L O 1 4 9 . El organismo que se cree para administrar los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda, determinará las sumas que se asignarán al financiamiento de programas de casas habitación destinadas a ser adquiridas en propiedad por los trabajadores y los que se aplicarán para la adquisición, construcción, reparación o mejoras de dichas casas, así como para el pago de pasivos adquiridos por estos conceptos. Al efectuar la aplicación de recursos, se distribuirán equitativamente entre las distintas regiones y localidades del país, así como entre las diversas empresas o grupos de trabajadores. Para el otorgamiento individual de los créditos se procederá en caso necesario conforme a un sistema de sorteos, en los términos que establezca la ley a que se refiere el artículo 139. A R T Í C U L O 1 5 0 . Cuando las empresas proporcionen a sus trabajadores casa en comodato o arrendamiento no están exentas de contribuir al Fondo Nacional de la Vivienda, en los términos del artículo 136. Tampoco quedarán exentas de esta aportación respecto de aquellos trabajadores que hayan sido favorecidos por créditos del fondo. A R T Í C U L O 1 5 1 . Cuando las habitaciones se den en arrendamiento a los trabajadores, la renta no podrá exceder del medio por ciento mensual del valor catastral de la finca y se observarán las normas siguientes: I. Las empresas están obligadas a mantenerlas en condiciones de habitabilidad y a hacer oportunamente las reparaciones necesarias y convenientes: II. Los trabajadores tienen las obligaciones siguientes: a) Pagar las rentas. b) Cuidar de la habitación como si fuera propia. c) Poner en conocimiento de la empresa los defectos o deterioros que observen. d) Desocupar las habitaciones a la terminación de las relaciones de trabajo dentro de un término de cuarenta y cinco días y III. Está prohibido a los trabajadores: a) Usar la habitación para fines distintos de los señalados en este capítulo. A R T Í C U L O

138
b) Subarrendar las habitaciones.
1 5 2 . Los trabajadores tendrán derecho a ejercitar ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje las acciones individuales y colectivas que deriven del incumplimiento de las obligaciones impuestas en este capítulo. A R T Í C U L O 1 5 3 . Las empresas tendrán derecho a ejercitar ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje, las acciones que les correspondan en contra de los trabajadores por incumplimiento de las obligaciones que les impone este capítulo. A R T Í C U L O J U R I S P R U D E N C I A

relacionada:

Novena Epoca Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VII, Junio de 1998 Tesis: I.9o.C.49 C Página: 659 INFONAVIT, CORRESPONDE AL TRABAJADOR VIGILAR QUE SU PATRÓN APORTE AL, LOS DESCUENTOS QUE HAGA A SU SALARIO DE LAS AMORTIZACIONES DEL CRÉDITO PARA ADQUISICIÓN DE VIVIENDA. El trabajador no se libera de las obligaciones contraídas para el pago de las amortizaciones del precio de compraventa de vivienda celebrado con el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), por el pacto que establece que su importe le sea retenido por el patrón, en virtud de que esta convención no deroga las cláusulas que señalan su obligación de pago del precio de la compraventa y la forma de hacerlo, por lo que debe vigilar que el patrón haga, oportunamente, su entero al instituto, a efecto de que queden puntualmente cumplidas las obligaciones a su cargo. NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Noviembre de 1997 Tesis: I.4o.A.242 A Página: 487 INCAPACIDAD DEL TRABAJADOR. NO IMPIDE QUE SE SIGAN CUBRIENDO LAS CUOTAS AL INFONAVIT. La incapacidad temporal del trabajador no implica la terminación de la relación laboral, único acto jurídico que impide el pago del salario, que es la base de las cuotas obrero-patronales, ya que cuando se presenta la ausencia de un trabajador por incapacidad, opera una transferencia de la obligación de pago del salario, sustituyéndose el Instituto Mexicano del Seguro Social al patrón, pero el salario subsiste, como también la obligación de aportar al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los

139
Trabajadores las cuotas correspondientes, aun tratándose de trabajadores incapacitados. Y si bien es cierto que la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores no regula concretamente este tópico, es porque éste se encuentra regulado en la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: VI, Septiembre de 1997 Tesis: XXI.1o.70 L Página: 695 INFONAVIT. ES INAPLICABLE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO PARA LA DESIGNACIÓN DE BENEFICIARIOS, RESPECTO DEL CRÉDITO DE VIVIENDA QUE HAYA OTORGADO. En términos del artículo 51 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, los trabajadores acreditados podrán manifestar expresamente su voluntad ante el instituto, en el acto de otorgamiento del crédito o con posterioridad, para que en caso de muerte, la liberación de las obligaciones, gravámenes o limitaciones de dominio que están a favor del instituto, así como la adjudicación del inmueble, libre de aquéllos, se hagan en beneficio de las personas designadas. Ahora bien, este tipo de beneficios no constituye una prestación directa de índole laboral entre patrón y trabajador, sino una de carácter social, instituida por el Estado; en tal circunstancia, al existir en la especie designación de beneficiarios, la cuestión debatida ante las Juntas laborales, consistente en determinar a quiénes les asiste mejor derecho para hacerse acreedores a los derechos de la liberación del adeudo del crédito sobre la vivienda, otorgado al trabajador por la institución referida, no debe regirse por la Ley Federal del Trabajo, ya que se está en presencia de un conflicto entre los que se dicen beneficiarios del trabajador fallecido en cuanto a los derechos sobre una vivienda. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: II, Octubre de 1995 Tesis: I.3o.T.2 L Página: 595 PETROLEROS. AYUDA DE RENTA DE CASA. EL PAGO DE LA. LIBERA A LA EMPRESA DE ENTERAR APORTACIONES AL INFONAVIT. De conformidad a lo dispuesto en el artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo las empresas están obligadas a proporcionar a sus trabajadores habitaciones, cómodas e higiénicas y para dar cumplimiento a ello tienen el deber de aportar al Fondo Nacional de la

140
Vivienda el 5% de los salarios de los trabajadores a su servicio. Ahora bien, de la interpretación del artículo 25 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores se desprenden dos excepciones a la regla general antes señalada, en las cuales la empresa está liberada de hacer las aportaciones al Fondo Nacional de la Vivienda a que hemos hecho referencia, que son las siguientes: a) Que las empresas estén otorgando a sus trabajadores prestaciones en materia de habitación iguales al porcentaje consignado en el artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo o b) Que dichas prestaciones sean superiores. Por tanto si de acuerdo con el contrato colectivo de trabajo celebrado entre Petróleos Mexicanos y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, concretamente en la cláusula 153 se pactó la prestación denominada "Ayuda de Renta de Casa", para satisfacer los fines "a que se refiere la fracción XII apartado `A' del artículo 123 constitucional; el Título Cuarto, Capítulo III de la Ley Federal del Trabajo y la Ley de Reglamentos del INFONAVIT", con ese solo hecho debe entenderse que Petróleos Mexicanos cumple con su obligación constitucional y legal de proporcionar vivienda a sus trabajadores supuesto que la prestación que concede de "Ayuda de Renta de Casa" que proporciona a sus trabajadores es superior a la que establece el artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo, porque se habla de una cantidad mensual que se proporciona por ese concepto y además existe la posibilidad de que el trabajador obtenga para satisfacer sus necesidades de vivienda, aportación financiera o el préstamo con garantía hipotecaria para su adquisición o bien la asignación de vivienda y el arrendamiento de habitaciones unitarias o multifamiliares a que se refieren las cláusulas 154 y 155. Lo anterior incluso, dio lugar a que el entonces director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores mediante oficio SJ-415 de fechas (7) siete de septiembre de mil novecientos noventa y dos (1992) considerara que cuando el monto de las señaladas aportaciones sea igual o superior al porcentaje consignado en el artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo, Petróleos Mexicanos no estará obligado al pago de las aportaciones correspondientes. Luego, debe concluirse que si Petróleos Mexicanos cumple con lo pactado en las cláusulas antes mencionadas del contrato colectivo de trabajo, se libera de la obligación que tiene de cubrir aportaciones al Fondo Nacional de la Vivienda en términos del artículo 136 de la Ley Federal del Trabajo, siempre y cuando el monto de la prestación que otorga a sus trabajadores sea igual o superior al que se establece en este último precepto mencionado. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: II, Agosto de 1995 Tesis: I.6o.T. J/7 Página: 363 INFONAVIT. LAS EMPRESAS QUE OTORGAN PRESTACIONES EN MATERIA DE HABITACION CUYO MONTO ES IGUAL O SUPERIOR AL QUE

141
OTORGA LA LEY DEL, DESDE ANTES DE SU CREACION, NO TIENEN OBLIGACION DE PAGAR APORTACIONES A ESE ORGANISMO. El artículo Tercero Transitorio de las reformas de 1972 a la Ley Federal del Trabajo, en lo conducente establece que: "Las empresas que con anterioridad a esta ley estén otorgando cualquier prestación en materia de habitación, la seguirán dando a sus trabajadores si el monto de las mismas es igual o superior al porcentaje consignado en el artículo 136 y no pagarán la aportación a que dicho artículo se refiere... En cualquier momento los trabajadores beneficiarios a que se refiere este artículo podrán optar por prescindir de la prestación y que la empresa entregue la aportación completa al Fondo Nacional de la Vivienda...". En esa virtud si un trabajador que disfruta de los beneficios que por concepto de casa habitación le corresponden conforme a un contrato colectivo, como es la ayuda para renta de casa y otras similares, que otorga el patrón en términos de las disposiciones invocadas, y no demuestra en el juicio que renunció a ellas y que solicitó su incorporación al Infonavit, la autoridad actuó correctamente al absolver al patrón de la inscripción y pago de las citadas aportaciones, por no haberse acreditado el derecho del trabajador a su incorporación. SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XV -II Febrero Tesis: VI.1o.38 L Página: 362 INFONAVIT. CUANDO LAS APORTACIONES QUE RECLAMA EL ACTOR NO SE HAN REALIZADO, DEBE CONDENARSE A ENTREGAR A ESE INSTITUTO Y NO AL TRABAJADOR. De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 59 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, dicha institución es la única facultada para devolver al afiliado las aportaciones que el patrón hubiere hecho durante el tiempo que duró la relación laboral, siempre y cuando satisfaga los requisitos legales. Por ello, si el patrón no realizó tales aportaciones, es improcedente que en el laudo condenatorio se determin ase que las mismas las cubra al trabajador, pues el artículo 30 de la ley citada establece que en caso de incumplimiento del patrón, se iniciará en su contra el procedimiento económico coactivo; consecuentemente hasta cuando culmine el mismo el trabajador estará en condiciones de optar por la devolución de las aportaciones si satisface los requisitos legales, o bien que continúen ante la misma institución para seguir generando derechos. Consecuentemente no viola garantías la Junta al condenar a la demandada a cubrir las aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y no al trabajador. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

142
Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XV -Enero Tesis: I.5o.T. 754 L Página: 284 PRESCRIPCION. LA ACCION PARA RECLAMAR AL INFONAVIT LA PRESTACION PRINCIPAL CONCLUYE A LOS DIEZ AÑOS. Cuando la demanda consiste en que se devuelvan las cantidades aportadas por la empresa al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el término prescriptivo es de diez años que precisan los artículos 37 y 40 de la normatividad que rige al organismo con los trabajadores afiliados, de ahí que carezca de aplicación el numeral 516 de la Ley Federal del Trabajo. QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XII-Septiembre Página: 241 INFONAVIT, APORTACIONES AL, CASO EN QUE EL TRABAJADOR PUEDE OCURRIR ANTE LA JUNTA FEDERAL DE CONCILIACION Y ARBITRAJE A EXIGIR DE SU PATRON EL PAGO DE LAS. El artículo 30 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, confiere a dicho Instituto la facultad para que, en caso de incumplir el patrón con su obligación de inscribir al trabajador y de aportar las cuotas correspondientes a la mencionada entidad moral, determinar, conforme al Código Fiscal de la Federación, el importe de las aportaciones patronales omitidas, requerir su pago y fijar los recargos que corresponden, cuyo cobro y ejecución estará a cargo de la Oficina Federal de Hacienda del lugar; sin embargo, ese mecanismo jurídico es el idóneo a seguir cuando aún subsiste la relación laboral, pues en tal hipótesis el trabajador continúa con la expectativa de obtener una vivienda financiada por el instituto, pero cuando el nexo laboral se ha extinguido con motivo del estado de invalidez del trabajador, declarada por el Instituto Mexicano del Seguro Social, este último puede acudir ante la Junta de Arbitraje a reclamar de su ex patrón el pago directo de las aportaciones que debió efectuar ante el Infonavit, toda vez que es él a quien corresponde la titularidad de ese derecho, según se deduce de lo dispuesto por el artículo 40 de la ley invocada, que en esos casos le otorga acción para reclamar del Instituto la entrega de las cuotas cuando las vino aportando su ex patrón. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL CUARTO CIRCUITO.

143

CAPITULO III BIS DE LA CAPACITACION Y ADIESTRAMIENTO DE LOS TRABAJADORES
1 5 3 - A . Todo trabajador tiene el derecho a que su patrón le proporcione capacitación o adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida y productividad, conforme a los planes y programas formulados, de común acuerdo, por el patrón y el sindicato o sus trabajadores y aprobados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. A R T Í C U L O 1 5 3 - B . Para dar cumplimiento a la obligación que, conforme al artículo anterior les corresponde, los patrones podrán convenir con los trabajadores en que la capacitación o adiestramiento, se proporcione a éstos dentro de la misma empresa fuera de ella, por conducto de personal propio, instructores especialmente contratados, instituciones, escuelas u organismos especializados, o bien mediante adhesión a los sistemas generales que se establezcan y que se registren en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. En caso de tal adhesión, quedará a cargo de los patrones cubrir las cuotas respectivas. A R T Í C U L O 1 5 3 - C . Las instituciones o escuelas que deseen impartir capacitación o adiestramiento, así como su personal docente, deberán estar autorizadas y registradas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. A R T Í C U L O 1 5 3 - D . Los cursos y programas de capacitación o adiestramiento de los trabajadores, podrán formularse respecto a cada establecimiento, una empresa, varias de ellas o respecto a una rama industrial o actividad determinada. A R T Í C U L O 1 5 3 - E . La capacitación o adiestramiento a que se refiere el artículo153-A, deberá impartirse al trabajador durante las horas de su jornada de trabajo; salvo que, atendiendo a la naturaleza de los servicios, patrón y trabajador convengan que podrá impartirse de otra manera; así como en el caso en que el trabajador desee capacitarse en una actividad distinta a la de la ocupación que desempeñe, en cuyo supuesto, la capacitación se realizará fuera de la jornada de trabajo.188 A R T Í C U L O A R T Í C U L O 1 5 3 - F

. La capacitación y el adiestramiento deberán tener por

objeto:

Si dicha capacitación se efectúa fuera de la jornada laboral, pero eximiéndole al trabajador de la obligación de presentarse a laborar y si a capacitar, esto último no implica un pago extra, excepto que implique una jornada mayor, pero si el trabajador cubre su jornada laboral y luego tiene que asistir a capacitación, esta última debe ser pagada conforme a horas extraordinarias.
188

144
I. Actualizar y perfeccionar los conocimientos y habilidades del trabajador en su actividad; así como, proporcionarle información sobre la aplicación de nueva tecnología en ella; II. Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación; III. Prevenir riesgos de trabajo; IV. Incrementar la productividad; y, V. En general, mejorar las aptitudes del trabajador.
1 5 3 - G . Durante el tiempo en que un trabajador de nuevo ingreso que requiera capacitación inicial para el empleo que va a desempeñar, reciba ésta, prestará sus servicios conforme a las condiciones generales de trabajo que rijan en la empresa o a lo que se estipule respecto a ella en los contratos colectivos. A R T Í C U L O 1 5 3 - H . Los trabajadores a quienes se imparta capacitación o adiestramiento están obligados a: I. Asistir puntualmente a los cursos, sesiones de grupo y demás actividades que formen parte del proceso de capacitación o adiestramiento; 189 II. Atender las indicaciones de las personas que impartan la capacitación o adiestramiento, y cumplir con los programas respectivos; y, III. Presentar los exámenes de evaluación de conocimientos y de aptitud que sean requeridos. A R T Í C U L O 1 5 3 - I . En cada empresa se constituirán Comisiones Mixtas de Capacitación y Adiestramiento, integradas por igual número de representantes de los trabajadores y del patrón, las cuales vigilarán la instrumentación y operación del sistema y de los procedimientos que se implanten para mejorar la capacitación y el adiestramiento de los trabajadores, y sugerirán las medidas tendientes a perfeccionarlos; todo esto conforme a las necesidades de los trabajadores y de las empresas. A R T Í C U L O 1 5 3 - J . Las autoridades laborales cuidarán que las Comisiones Mixtas de Capacitación y Adiestramiento se integren y funcionen oportuna y normalmente, vigilando el cumplimiento de la obligación patronal de capacitar y adiestrar a los trabajadores. A R T Í C U L O 1 5 3 - K . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social podrá convocar a los Patrones, Sindicatos y Trabajadores libres que formen parte de las mismas ramas industriales o actividades, para constituir Comités Nacionales de Capacitación y Adiestramiento de tales ramas Industriales o actividades, los cuales tendrán el carácter de órganos auxiliares de la propia Secretaría. Estos Comités tendrán facultades para: I. Participar en la determinación de los requerimientos de capacitación y adiestramiento de las ramas o actividades respectivas; A R T Í C U L O

189

La falta injustificada de más de tres días en un periodo de treinta, será causal de rescisión.

145
II. Colaborar en la elaboración del Catálogo Nacional de Ocupaciones y en la de estudios sobre las características de la maquinaria y equipo en existencia y uso en las ramas o actividades correspondientes; III. Proponer sistemas de capacitación y adiestramiento para y en el trabajo, en relación con las ramas industriales o actividades correspondientes; IV. Formular recomendaciones específicas de planes y programas de capacitación y adiestramiento; V. Evaluar los efectos de las acciones de capacitación y adiestramiento en la productividad dentro de las ramas industriales o actividades específicas de que se trate; y, VI. Gestionar ante la autoridad laboral el registro de las constancias relativas a conocimientos o habilidades de los trabajadores que hayan satisfecho los requisitos legales exigidos para tal efecto. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social fijará las bases para determinar la forma de designación de los miembros de los Comités Nacionales de Capacitación y Adiestramiento, así como las relativas a su organización y funcionamiento.
1 5 3 - M . En los contratos colectivos deberán incluirse cláusulas relativas a la obligación patronal de proporcionar capacitación y adiestramiento a los trabajadores, conforme a planes y programas que satisfagan los requisitos establecidos en este Capítulo. Además, podrá consignarse en los propios contratos el procedimiento conforme al cual el patrón capacitará y adiestrará a quienes pretendan ingresar a laborar en la empresa, tomando en cuenta, en su caso, la cláusula de admisión. A R T Í C U L O 1 5 3 - N . Dentro de los quince días siguientes a la celebración, revisión o prórroga del contrato colectivo, los patrones deberán presentar ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para su aprobación, los planes y programas de capacitación y adiestramiento que se haya acordado establecer, o en su caso, las modificaciones que se hayan convenido acerca de planes y programas ya implantados con aprobación de la autoridad laboral. A R T Í C U L O 1 5 3 - O . Las empresas en que no rija contrato colectivo de trabajo, deberán someter a la aprobación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, dentro de los primeros sesenta días de los años impares, los planes y programas de capacitación o adiestramiento que, de común acuerdo con los trabajadores, hayan decidido implantar. Igualmente, deberán informar respecto a la constitución y bases generales a que se sujetará el funcionamiento de las Comisiones Mixtas de Capacitación y Adiestramiento. A R T Í C U L O

1 5 3 - P . El registro de que trata el artículo 153-C se otorgará a las personas o instituciones que satisfagan los siguientes requisitos: A R T Í C U L O

I. Comprobar que quienes capacitarán o adiestrarán a los trabajadores, están preparados profesionalmente en la rama industrial o actividad en que impartirán sus conocimientos;

146
II. Acreditar satisfactoriamente, a juicio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, tener conocimientos bastantes sobre los procedimientos tecnológicos propios de la rama industrial o actividad en la que pretendan impartir dicha capacitación o adiestramiento; y III. No estar ligadas con personas o instituciones que propaguen algún credo religioso, en los términos de la prohibición establecida por la fracción IV del Artículo 3o. Constitucional. El registro concedido en los términos de este artículo podrá ser revocado cuando se contravengan las disposiciones de esta ley. En el procedimiento de revocación, el afectado podrá ofrecer pruebas y alegar lo que a su derecho convenga.
1 5 3 - Q . Los planes y programas de que tratan los artículos 153-N y 153-O, deberán cumplir los siguientes requisitos: A R T Í C U L O

I. Referirse a períodos no mayores de cuatro años; II. Comprender todos los puestos y niveles existentes en la empresa; III. Precisar las etapas durante las cuales se impartirá la capacitación y el adiestramiento al total de los trabajadores de la empresa; IV. Señalar el procedimiento de selección, a través del cual se establecerá el orden en que serán capacitados los trabajadores de un mismo puesto y categoría; V. Especificar el nombre y número de registro en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de las entidades instructoras; y, VI. Aquellos otros que establezcan los criterios generales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación. Dichos planes y programas deberán ser aplicados de inmediato por las empresas.
1 5 3 - R . Dentro de los sesenta días hábiles que sigan a la presentación de tales planes y programas ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ésta los aprobará o dispondrá que se les hagan las modificaciones que estime pertinentes; en la inteligencia de que, aquellos planes y programas que no hayan sido objetados por la autoridad laboral dentro del término citado, se entenderán definitivamente aprobados. A R T Í C U L O 1 5 3 - S . Cuando el patrón no dé cumplimiento a la obligación de presentar ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social los planes y programas de capacitación y adiestramiento, dentro del plazo que corresponda, en los términos de los artículos 153-N y 153-O, o cuando presentados dichos planes y programas, no los lleve a la práctica, será sancionado conforme a lo dispuesto en la fracción IV del artículo 878 de esta ley, sin perjuicio de que, en cualquiera de los dos casos, la propia Secretaría adopte las medidas pertinentes para que el patrón cumpla con la obligación de que se trata. A R T Í C U L O 1 5 3 - T . Los trabajadores que hayan sido aprobados en los exámenes de capacitación y adiestramiento en los términos de este Capítulo, tendrán derecho a que la entidad instructora les expida las constancias A R T Í C U L O

147
respectivas, mismas que, autentificadas por la Comisión Mixta de Capacitación y Adiestramiento de la Empresa, se harán del conocimiento de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, por conducto del correspondiente Comité Nacional o, a falta de éste, a través de las autoridades del trabajo a fin de que la propia Secretaría las registre y las tome en cuenta al formular el padrón de trabajadores capacitados que corresponda, en los términos de la fracción IV del artículo 539.
1 5 3 - U . Cuando implantado un programa de capacitación, un trabajador se niegue a recibir ésta, por considerar que tiene los conocimientos necesarios para el desempeño de su puesto y del inmediato superior, deberá acreditar documentalmente dicha capacidad o presentar y aprobar, ante la entidad instructora, el examen de suficiencia que señale la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. En este último caso, se extenderá a dicho trabajador la correspondiente constancia de habilidades laborales. A R T Í C U L O 1 5 3 - V . La constancia de habilidades laborales es el documento expedido por el capacitador, con el cual el trabajador acreditará haber llevado y aprobado un curso de capacitación. Las empresas están obligadas a enviar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para su registro y control, listas de las constancias que se hayan expedido a sus trabajadores. Las constancias de que se trata surtirán plenos efectos, para fines de ascenso, dentro de la empresa en que se haya proporcionado la capacitación o adiestramiento. Si en una empresa existen v arias especialidades o niveles en relación con el puesto a que la constancia se refiera, el trabajador, mediante examen que practique la Comisión Mixta de Capacitación y Adiestramiento respectiva acreditará para cuál de ellas es apto. A R T Í C U L O 1 5 3 - W . Los certificados, diplomas, títulos o grados que expidan el Estado, sus organismos descentralizados o los particulares con reconocimiento de validez oficial de estudios, a quienes hayan concluido un tipo de educación con carácter terminal, serán inscritos en los registros de que trata el artículo 539, fracción IV, cuando el puesto y categoría correspondientes figuren en el Catálogo Nacional de Ocupaciones o sean similares a los incluidos en él. A R T Í C U L O 1 5 3 - X . Los trabajadores y patrones tendrán derecho a ejercitar ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje las acciones individuales y colectivas que deriven de la obligación de capacitación o adiestramiento impuesta en este Capítulo. A R T Í C U L O J U R I S P R U D E N C I A

aplicable:

Octava Época Instancia: Cuarta Sala Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación

148
Tomo: 76, Abril de 1994 Tesis: 4a./J. 9/94 Página: 19 CAPACITACION O ADIESTRAMIENTO DE LOS TRABAJADORES. SU INCUMPLIMIENTO POR PARTE DEL PATRON, DA LUGAR A EJERCER LAS ACCIONES LEGALES O CONTRACTUALES, QUE DERIVEN DE TAL OBLIGACION. El derecho de los trabajadores a la capacitación o adiestramiento, elevado a rango constitucional, se inspira en principios de interés social, y por su trascendencia para elevar el nivel de vida del trabajador y la productividad de un centro de trabajo, está tutelado por la ley. La omisión del cumplimiento oportuno de obligaciones en materia de capacitación o adiestramiento por parte del patrón, o del trabajador a recibirlo da lugar a la procedencia de la imposición de las sanciones al empleador establecidas por la Ley Federal del Trabajo, así como a que el trabajador inicialmente, pueda ejercer las acciones que deriven de tal obligación, conforme a la ley o a lo convenido contractualmente, pero no se constituye indefectiblemente y de inmediato en causal de rescisión de la relación laboral, ya que esa situación no se encuentra expresamente prevista en ninguna de las fracciones de los artículos 47 y 51 de la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, de estar aprobados por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social los planes y programas sobre la capacitación y a pesar de que dicha Secretaría haya tomado las medidas pertinentes conforme al artículo 153-S, la omisión del empleador para proporcionarla o la negativa del trabajador a recibirla, en forma repetitiva, puede constituirse en una causal rescisoria análoga a la de falta de probidad y honradez, cuando tal incumplimiento negligente y reiterativamente sistemático, entrañe un proceder con mengua de rectitud de ánimo, revistiendo tal gravedad, que traiga como consecuencia la imposibilidad de continuar con la relación laboral, que sería el factor determinante para considerar la procedencia de darla por concluida. Contradicción de tesis 51/92. Entre el Tercer Tribunal Colegiado del Segundo Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Segundo Circuito. 28 de febrero de 1994. Cinco votos. Ponente: Felipe López Contreras. Secretario: Hugo Hernández Ojeda. Tesis de Jurisprudencia 9/94. Aprobada por la Cuarta Sala de este alto Tribunal en sesión privada del catorce de marzo de mil novecientos noventa y cuatro, por cinco votos de los señores Ministros: Presidente Ignacio Magaña Cárdenas, Juan Díaz Romero, Carlos García Vázquez, Felipe López Contreras y José Antonio Llanos Duarte. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: XII-Septiembre Página: 188

149
CAPACITACION Y ADIESTRAMIENTO. LA NEGATIVA DEL PATRON DE CAPACITAR A SUS TRABAJADORES SE EQUIPARA A UNA FALTA DE PROBIDAD. De acuerdo con la tesis de jurisprudencia número 1436, visible en la página 2091 del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1985, Segunda Parte, volumen V, por falta de probidad u honradez se entiende el no proceder rectamente en las funciones encomendadas, con mengua de rectitud de ánimo, es decir apartarse de las obligaciones que se tienen a cargo procediendo en contra de las mismas, dejando de hacer lo que se tiene encomendado, o haciéndolo en contra. Por tanto, si en términos del artículo 132, fracción XV, de la Ley Federal del Trabajo vigente, el patrón tiene la obligación de proporcionar a sus trabajadores capacitación y adiestramiento, es claro que al negarse a dar cumplimiento a dicha obligación legal, incurre en una falta de probidad, con lo que se actualiza la causal de rescisión laboral por causas imputables al patrón, prevista en la fracción IX del artículo 51 de la ley de la materia. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEGUNDO CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: V Segunda Parte-1 Página: 148 CONTRATO POR TIEMPO DETERMINADO PARA CAPACITACION Y ADIESTRAMIENTO. De conformidad con el artículo 37 fracción III en relación con el 153-M de la Ley Federal del Trabajo, existe contrato de trabajo por tiempo determinado, cuando éste se realiza para capacitar y adiestrar al personal que pretende ingresar a laborar en la empresa. SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO. Octava Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación Tomo: I Segunda Parte-2 Página: 783 ASISTENCIA, FALTA DE, AL CURSO DE CAPACITACION. NO CONSTITUYE CAUSA DE RESCISION. La inasistencia del trabajador a unos cursos de capacitación no implica una desobediencia sin causa justificada al trabajo contratado, si no existe constancia de que el trabajador tenía que asistir a dichos cursos como una obligación inherente a su trabajo, además de que la capacitación y adiestramiento constituye un derecho para el trabajador y no una obligación de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 153 A de la Ley Federal del Trabajo, que debe impartirse durante las horas de su jornada de trabajo, salvo convenio para impartirse a otra hora, por lo que tal inasistencia no encuadra dentro de los supuestos previstos por la fracción XI del artículo 47 de dicha ley, como causa de rescisión de la relación de trabajo.

150

TRIBUNAL COLEGIADO DEL DECIMO TERCER CIRCUITO. Octava Época Instancia: Cuarta Sala Fuente: Apéndice de 1995 Tomo: Tomo V, Parte SCJN Tesis: 47 Página: 32 CAPACITACION O ADIESTRAMIENTO DE LOS TRABAJADORES. SU INCUMPLIMIENTO POR PARTE DEL PATRON, DA LUGAR A EJERCER LAS ACCIONES LEGALES O CONTRACTUALES, QUE DERIVEN DE TAL OBLIGACION. El derecho de los trabajadores a la capacitación o adiestramiento, elevado a rango constitucional, se inspira en principios de interés social, y por su trascendencia para elevar el nivel de vida del trabajador y la productividad de un centro de trabajo, está tutelado por la ley. La omisión del cumplimiento oportuno de obligaciones en materia de capacitación o adiestramiento por parte del patrón, o del trabajador a recibirlo da lugar a la procedencia de la imposición de las sanciones al empleador establecidas por la Ley Federal del Trabajo, así como a que el trabajador inicialmente, pueda ejercer las acciones que deriven de tal obligación, conforme a la ley o a lo convenido contractualmente, pero no se constituye indefectiblemente y de inmediato en causal de rescisión de la relación laboral, ya que esa situación no se encuentra expresamente prevista en ninguna de las fracciones de los artículos 47 y 51 de la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, de estar aprobados por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social los planes y programas sobre la capacitación y a pesar de que dicha Secretaría haya tomado las medidas pertinentes conforme al artículo 153-S, la omisión del empleador para proporcionarla o la negativa del trabajador a recibirla, en forma repetitiva, puede constituirse en una causal rescisoria análoga a la de falta de probidad y honradez, cuando tal incumplimiento negligente y reiterativamente sistemático, entrañe un proceder con mengua de rectitud de ánimo, revistiendo tal gravedad, que traiga como consecuencia la imposibilidad de continuar con la relación laboral, que sería el factor determinante para considerar la procedencia de darla por concluida. Octava Época: Contradicción de tesis 51/92. Entre las sustentadas por el Tercer Tribunal Colegiado del Segundo Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Segundo Circuito. 28 de febrero de 1994. Cinco votos. NOTA: Tesis 4a./J.9/94, Gaceta número 76, Pág. 19; véase ejecutoria en el Semanario Judicial de la Federación, tomo XIII-Abril, Pág. 117.

151

CAPITULO IV DERECHOS DE PREFERENCIA, ANTIGÜEDAD Y ASCENSO
1 5 4 . Los patrones estarán obligados a preferir en igualdad de circunstancias a los trabajadores mexicanos respecto de quienes no lo sean, a quienes les hayan servido satisfactoriamente por mayor tiempo, a quienes no teniendo ninguna otra fuente de ingreso económico tengan a su cargo una familia y a los sindicalizados respecto de quienes no lo estén. 190 Si existe contrato colectivo y éste contiene cláusula de admisión, la preferencia para ocupar las vacantes o puestos de nueva creación se regirá por lo que disponga el contrato colectivo 191 y el estatuto sindical. A R T Í C U L O

PREFERENCIA, PRESCRIPCION DE LA ACCION PARA RECLAMAR EL DERECHO DE. MOMENTO EN QUE COMIENZA. El cómputo del término para reclamar el derecho de preferencia a un puesto debe comenzar a correr desde el momento en que el trabajador conoce la postergación de que ha sido objeto y que constituye la base de la acción ejercitada. La Ley Laboral ha establecido diversas normas que tienen que conjugarse para determinar el momento en que, jurídicamente, se puede determinar que el trabajador postergado conoce, o debe conocer, en forma objetiva, la violación de su derecho. Dispone el artículo 32 lo siguiente: "Son obligaciones de los patrones: IX. Poner en conocimiento del sindicato titular del contrato colectivo y de los trabajadores de la categoría inmediata inferior, los puestos de nueva creación, las vacantes definitivas y las temporales que deban cubrirse". Si el patrón cumple de manera adecuada y fehaciente con el precepto que se transcribe, es indudable que el trabajador aspirante a ocupar el puesto que solicita tiene o debe tener conocimiento de dicha circunstancia, por lo que el término de prescripción deberá contarse desde el día siguiente a la fecha en que se dé cumplimiento al precepto que se cita. Si el patrón no da cumplimiento a la obligación legal transcrita anteriormente y la ocupación del puesto debe hacerse mediante proposición del organismo sindical titular que tenga la facultad exclusiva de hacerlo en virtud de la existencia de un contrato colectivo de trabajo con la cláusula de admisión, el punto de partida para el cómputo del término de prescripción deberá contar a partir del día siguiente al en que la agrupación sindical proponente dé publicidad adecuada y fehacientemente a la proposición o proposiciones que haga en favor de uno o varios obreros para ocupar una o varias vacantes. Si ninguno de las dos hipótesis anteriores se verifica, el punto de partida para el cómputo del término de la acción de preferencia deberá constar a partir del día siguiente al en que se realiza la ocupación del puesto reclamado, en virtud de que este hecho tiene el carácter de público y notorio en el ámbito de la empresa o establecimiento.
190

Tratándose de puestos de confianza, no resultan aplicables el artículo 154 de la Ley Federal del Trabajo y la jurisprudencia relativa a la preferencia de derechos derivada del precepto mencionado; en este caso, el patrón tiene libertad para seleccionar al trabajador que lo va a representar y cuyos actos van a repercutir directamente en su beneficio o perjuicio, atendiendo para ello al grado de confianza que le merezcan los candidatos; por ende, si el puesto que se reclama está considerado dentro del contrato colectivo como puesto de confianza, estableciéndose que el Director General de la empresa está facultado para designar libremente a la persona que debe desempeñarlo, con la única limitación de que debe
191

152

Se entiende por sindicalizado a todo trabajador que se encuentre agremiado a cualquier organización sindical legalmente constituida.
1 5 5 . Los trabajadores que se encuentren en los casos del artículo anterior y que aspiren a un puesto vacante o de nueva creación,192 deberán presentar una solicitud 193 a la empresa o establecimiento indicando su domicilio y nacionalidad, si tienen a su cargo una familia y quienes dependen económicamente de ellos si prestaron servicio con anterioridad y por qué tiempo, la naturaleza del trabajo que desempeñaron y la denominación del sindicato a que pertenezcan, a fin de que sean llamados al ocurrir alguna vacante o crearse algún puesto nuevo; o presentarse a la empresa o establecimiento al momento de ocurrir la vacante o de crearse el puesto, comprobando la causa en que funden su solicitud. A R T Í C U L O 1 5 6 . De no existir contrato colectivo o no contener el celebrado la cláusula de admisión, serán aplicables las disposiciones contenidas en el primer párrafo del artículo 154, a los trabajadores que habitualmente, sin tener el carácter de trabajadores de planta, prestan servicios en una empresa o establecimiento, supliendo las vacantes transitorias o temporales y a los que A R T Í C U L O

seleccionarlo de entre el personal sindicalizado, si así se hizo, como ni la Ley Federal del Trabajo, ni el contrato colectivo aplicable, imponen al Director General la obligación de escoger, para cubrir dicho puesto, a la persona que tenga mayor antigüedad departamental o de empresa, o al que obtenga los mejores resultados en el curso de capacitación, sino a aquella persona que le merezca mayor confianza tanto en el aspecto intelectual como en lo físico y moral, se impone concluir que la reclamación que se haga del proceder del director mencionado, resulta infundada PREFERENCIA, DERECHO DE. EL QUE LO ALEGA NO TIENE LA CARGA DE SEÑALAR FRENTE A QUE TRABAJADOR PROCEDE, SI LA PLAZA ESTA VACANTE AL PRESENTARSE LA DEMANDA.
192

De acuerdo con los artículos 154, 155 y 156 de la Ley Federal del Trabajo, cuando un trabajador demanda el reconocimiento de su derecho preferencial para que el sindicato lo proponga a fin de que la empresa lo contrate en una plaza vacante que no se hubiera ocupado antes de la presentación de la demanda respectiva, solamente está obligado a justificar los requisitos legales y de procedibilidad que corresponden, pero no se le puede exigir válidamente el señalamiento del trabajador frente al cuál considera tener mejores y preferentes derechos, pues tal exigencia resulta incongruente ante la certeza de que el puesto que se pretende no estaba ocupado y, por tanto, no existía persona concreta con la que se pudiera contender legalmente. La solicitud en mención deberá ajustarse a esos principios, siempre y cuando no exista un contrato colectivo con cláusula de exclusión, siendo así, el sindicato titular del contrato es quien tiene la facultad de hacer la propuesta al patrón. El trabajador en esta situación, procederá de igual manera a realizar su solicitud ante el sindicato, teniendo, en caso de negativa, un plazo de un año para ejercitar la acción correspondiente a partir de la fecha en la que conoció la vacante de la plaza o bien de su ocupación.
193

153
desempeñen trabajos extraordinarios o para obra determinada, que no constituyan una actividad normal o permanente de la empresa. 194
1 5 7 . El incumplimiento de las obligaciones contenidas en los artículos 154 y 156 da derecho al trabajador para solicitar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, a su elección, que se le otorgue el puesto correspondiente o se le indemnice con el importe de tres meses de salario. Tendrá además derecho a que se le paguen los salarios a que se refiere el párrafo segundo del artículo 48. 195 A R T Í C U L O

CHOFERES, RELACION DE TRABAJO ENTRE, Y PERMISIONARIOS O PROPIETARIOS DE AUTO-TRANSPORTES DE SERVICIO PUBLICO.
194

No es inconstitucional el artículo 156 de la Ley Federal del Trabajo por establecer que la existencia de las relaciones de trabajo entre chóferes de vehículos de Autotransportes de Servicio Público y el propietario o permisionario de los mismos, se conceptúa como relación laboral, puesto que como se consideró en la exposición de motivos de la Ley Laboral de mil novecientos setenta, el servicio de Autotransportes se presta en dos formas principales, esto es, en ocasiones los propietarios de los vehículos son, al mismo tiempo, quienes prestan el servicio en calidad de chóferes, y en otras ocasiones, los propietarios o permisionarios utilizan el trabajo de diferentes personas para la prestación del servicio público, pretendiendo ocultarse la existencia de las relaciones de trabajo, por lo que para evitarse esta situación, es que se estableció en el artículo 256 de la Ley Laboral, por una parte, que las relaciones entre los propietarios o permisionarios y los chóferes son relaciones de trabajo y, por otra, que cualquier estipulación que desvirtúe la naturaleza de la relación jurídica no producirá ningún efecto, siendo evidente que con la promulgación de la citada disposición se tiende a conseguir el equilibrio y la Justicia Social en las relaciones entre trabajadores y patrones de la especialidad citada.
195

MODELO DE UNA DEMANDA DE PREFERENCIA DE DERECHOS

H. JUNTA ESPECIAL NO 44 DE LA FEDERAL DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE P R E S E N T E.- - - - - - - - - - - - - , con el carácter de apoderado legal del señor - - - - - - - - - - - - , personalidad que acredito debidamente con la carta-poder adjunta, en términos de lo dispuesto por el artículo 696 de la ley federal del trabajo; con domicilio para oír y recibir todo tipo de notificaciones el ubicado en - - - - - - - - - - - - - en esta ciudad; ante Ustedes con el debido respeto comparezco y expongo. Que por medio del presente escrito y con fundamento en los artículos 154, 156, 157 y demás aplicables de la ley federal del trabajo, vengo a demandar en nombre de mi representado a: a) b) c) la empresa Petróleos Mexicanos, con domicilio ampliamente conocido en ésta ciudad. La Sección 30 del S.T.P.R.M., con domicilio ampliamente conocido en esta ciudad. Al c. - - - - - - - - - - - - - - - , quien puede ser emplazado a juicio en el departamento de Superintendencia de Proyectos y Construcción de Obras, de Petróleos

154

Mexicanos, con domicilio ampliamente conocido en esta ciudad, por ser el lugar en donde trabaja. De quienes reclamo el pago y cumplimiento de las siguientes prestaciones: PRIMERO: El reconocimiento de que mi representado físico ha laborado durante mayor tiempo que el codemandado físico al servicio de Petróleos Mexicanos, a proposición sindical, razón por la que goza de mejores y preferentes derechos para ocupar la plaza definitiva con categoría de ayudante operario albañil en el departamento de Superintendencia de Proyectos y Construcción de Obras, en la empresa Petróleos Mexicanos en esta ciudad; o como correctamente se denomine dicha categoría y centro de trabajo, en que con violación de derechos de mi representado ha sido contratado el codemandado físico - - - - - - - - - - - - - - - . SEGUNDO: Como consecuencia de la prestación anterior, reclamo que el organismo sindical demandado proponga a mi representado ante Petróleos Mexicanos, para que ocupe la plaza definitiva antes señalada, dejando sin efectos su indebida proposición que favoreciera al codemandado físico, y, TERCERO: Que la empresa Petróleos Mexicanos acepte la proposición sindical a que me refiero en la prestación anterior, que formule y firme la tarjeta de trabajo, contrato individual de trabajo, orden de pago respectivo, etc.; proporcionándole a mi representado el mismo trabajo físico y material en la categoría que se indica en la prestación inicial de este escrito, con el carácter de planta y con todas sus consecuencias legales y contractuales inherentes, incluyendo los ascensos o movimientos que se hayan generado por parte del codemandado físico desde la fecha en que indebidamente ocupe la categoría en cuestión; así como la inclusión de mi representado en el lugar que le corresponda en el escalafón respectivo. CUARTO: Que el codemandado físico sea desplazado del puesto reclamado, para que su lugar sea ocupado por mi representado de conformidad con las prestaciones reclamadas en el presente escrito. QUINTO: la nulidad de cualquier movimiento escalafonario, ascenso, permuta, etc; que con el carácter de definitivo se haya realizado a favor del codemandado físico, pues deberá otorgársele a mi representado la base definitiva en las prestaciones anteriores. SEXTO: El pago de los salarios caídos consistente en el pago de los salarios dejados de percibir por mi representado, en términos de los artículos 84, 89, 157 y demás aplicables de la ley federal del trabajo , y a la base de $471,950.00 semanales, más todos los incrementos saláriales correspondientes a la plaza en que se desempeñe con violación a los derechos de preferencia de mi representado, el codemando físico, desde su fecha de contratación definitiva, hasta la total Cumplimentación del laudo que se dicte en el presente asunto. Basamos nuestra demanda en los siguientes hechos y consideraciones de derecho: HECHOS: I.- Mi representado inicio a prestar sus servicios como trabajador transitorio para la empresa Petróleos Mexicanos y a proposición sindical desde el año de 1968 y hasta la fecha ha acumulado más de 4300 días efectivamente laborados al servicio de la citada empresa, y durante todo el tiempo que ha prestado sus servicios se le han descontado de su salario las

155

1 5 8 . Los trabajadores de planta y los mencionados en el artículo 156 tienen derecho en cada empresa o establecimiento a que se determine su antigüedad .196 Una comisión integrada con representantes de los trabajadores y del patrón formulará el cuadro general de las antigüedades, distribuido por categorías de cada profesión u oficio y ordenará se le dé publicidad. Los trabajadores A R T Í C U L O

cuotas sindicales según lo establecido en las cláusulas 200 y 201 del contrato colectivo de trabajo aplicable en la industria petrolera del país. II.- Se da el caso de que con violación a los artículos 154 y 156 la empresa Petróleos Mexicanos a proposición del organismo sindical demandado, ocupó de planta al codemandado físico de nombre - - - - - - - - - - - -- , con la categoría de ayudante operario albañil en el departamento de Superintendencia de Proyectos y Construcción de Obras de la empresa demandada; y que al momento de su contratación definitiva contaba con una antigüedad al servicio de Petróleos Mexicanos menor que la de mi representado. III.- Teniendo en cuenta que los organismos sindicales demandados, están obligados a preferir a mi representado para ocupar la plaza definitiva, porque ha laborado satisfactoriamente mayor número de días que el codemandado físico, al servicio de la empresa demandada; y sin embargo no se tomó en cuenta los derechos preferentes de mi representado, en esta vía venimos a reclamarlos en los términos señalados en el capitulo de prestaciones. DERECHO Fundo mi demanda en lo establecido por los artículos 123 constitucional, 154, 156, 157 y demás aplicables de la ley federal del trabajo. Norman el procedimiento las disposiciones del título XIV capítulo XVII de la ley federal del trabajo. Por lo antes expuesto y fundado, a esta H. Junta atentamente le pido se sirvan: PRIMERO: Tenerme por presentado en los términos del presente escrito y por reconocida la personalidad con que me ostento, en términos de la carta-poder adjunta y a lo establecido por los artículos 692 y 696 de la ley laboral. SEGUNDO: Señalar fecha y hora para la audiencia prevista por los artículos 873 de la ley federal del trabajo, ordenando se emplace y corra traslado con las copias de la demanda que anexo a la demanda. TERCERO: Previo a los trámites de ley y en su oportunidad dictar laudo condenando a la demandada al pago de las prestaciones reclamadas. Protesto lo necesario. Poza Rica de Hidalgo, Veracruz a los diecisiete días del mes de julio de 1989.
196

Adminiculado al artículo 132 fracción VIII.

156
inconformes podrán formular objeciones ante la comisión y recurrir la resolución de ésta ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.
1 5 9 . Las vacantes definitivas, las provisionales con duración mayor de treinta días y los puestos de nueva creación, serán cubiertos escalafonariamente, por el trabajador de la categoría inmediata inferior, del respectivo oficio o profesión.197 Si el patrón cumplió con la obligación de capacitar a todos los trabajadores de la categoría inmediata inferior a aquella en que ocurra la vacante, el ascenso corresponderá a quien haya demostrado ser apto y tenga mayor antigüedad. En igualdad de condiciones, se preferirá al trabajador que tenga a su cargo una familia y, de subsistir la igualdad, al que, previo examen, acredite mayor aptitud. Si el patrón no ha dado cumplimiento a la obligación que le impone el artículo 132, fracción XV, la vacante se otorgará al trabajador de mayor antigüedad y, en igualdad de esta circunstancia, al que tenga a su cargo una familia. Tratándose de puestos de nueva creación para los cuales, por su naturaleza o especialidad, no existan en empresa trabajadores con aptitud para desempeñarlos y no se haya establecido un procedimiento para tal efecto en el contrato colectivo, el patrón podrá cubrirlos libremente. En los propios contratos colectivos y conforme a lo dispuesto en esta ley, se establecerá la forma en que deberán acreditarse la aptitud y otorgarse los ascensos. 198 A R T Í C U L O 1 6 0 . Cuando se trate de vacantes menores de treinta días, se estará a lo dispuesto en el párrafo primero del artículo anterior. A R T Í C U L O 1 6 1 . Cuando la relación de trabajo haya tenido una duración de más de veinte años, el patrón sólo podrá rescindirla por alguna de las causas señaladas en el artículo 47, que sea particularmente grave o que haga imposible su continuación, pero se le impondrá al trabajador la corrección disciplinaria que corresponda, respetando los derechos que deriven de su antigüedad. La repetición de la falta o la comisión de otra u otras, que constituyan una causa legal de rescisión, deja sin efecto la disposición anterior. 199 A R T Í C U L O

Las disposiciones contenidas en el artículo 159 de la Ley Federal del Trabajo en cuanto a los derechos de ascenso, no pueden regir las relaciones de los trabajadores de confianza, dado que sus condiciones de trabajo serán proporcionales a la naturaleza e importancia de los servicios que presten, según lo dispone el artículo 182 de la propia Ley, pues inclusive la rescisión de ese tipo de relación de trabajo puede obedecer a un motivo razonable de pérdida de la confianza depositada en ese trabajador (artículo 185); por tanto, se ha establecido que el patrón tiene libertad para seleccionar al trabajador que lo va a representar y cuyos actos van a repercutir directamente en su beneficio o perjuicio, atendiendo para ello al grado de confianza, tanto en el aspecto intelectual como en el físico y moral, que le merezcan los candidatos, independientemente de su antigüedad y del resultado de un examen o curso de capacitación, los cuales si bien pueden servir como criterios de elección atendibles por el patrón, no pueden en forma alguna obligarlo para escoger al candidato que el propio patrón no considere idóneo.
197 198

Este derecho, conforme al artículo 516, prescribe en un año.

157

1 6 2 . Los trabajadores de planta tienen derecho a una prima de antigüedad, de conformidad con las normas siguientes: 200 I. La prima de antigüedad consistirá en el importe de doce días de salario, por cada año de servicios; II. Para determinar el monto del salario, se estará a lo dispuesto en los artículos 485 y 486; III. La prima de antigüedad se pagará a los trabajadores que se separen voluntariamente de su empleo, siempre que hayan cumplido quince años de servicios, por lo menos. Asimismo se pagará a los que se separen por causa justificada y a los que sean separados de su empleo, independientemente de la justificación o injustificación del despido; 201 IV. Para el pago de la prima en los casos de retiro voluntario de los trabajadores, se observarán las normas siguientes: a) Si el número de trabajadores que se retire dentro del término de un año no excede del diez por ciento del total de los trabajadores de la empresa o establecimiento, o de los de una categoría determinada, el pago se hará en el momento del retiro. b) Si el número de trabajadores que se retire excede del diez por ciento, se pagará a los que primeramente se retiren y podrá diferirse para el año siguiente el pago a los trabajadores que excedan de dicho porcentaje. c) Si el retiro se efectúa al mismo tiempo por un número de trabajadores mayor del porcentaje mencionado, se cubrirá la prima a los que tengan mayor antigüedad y podrá diferirse para el año siguiente el pago de la que corresponda a los restantes trabajadores; V. En caso de muerte del trabajador, cualquiera que sea su antigüedad, la prima que corresponda mencionadas en el artículo 501; y A R T Í C U L O

El laboralista Alberto Trueba señala que, una causa particularmente grave se considera aquella que entrañe un peligro inmediato de daño económico irreparable para la empresa o inminente de muerte para el patrón.
199

El derecho a percibir la prima de antigüedad persiste si el trabajador se separa voluntariamente de su empleo, cuando se separa de su empleo por causa justificada o injustificada. Siempre y cuando, entratándose de la primera opción, si el trabajador se ostenta con una antigüedad de 15 años mínima.
200

Si de la interpretación a los artículos 48 y 162 fracción III in fine de la Ley Federal del Trabajo, se desprende que el pago de los salarios caídos y la prima de antigüedad, son una consecuencia inmediata y directa de la acción derivada del despido, es claro que para que se condene al pago de estas reclamaciones, previamente debe demostrarse la procedencia de dicha acción, por lo que si ésta ha prescrito, es evidente que no existe apoyo jurídico para obligar al patrón a cubrir las prestaciones referidas. Esto si del texto de la demanda no se desprende que la reclamación del pago de la prima de antigüedad se hace en términos de la primera parte de la fracción III del artículo 162 invocado, pues no obstante que no se demuestre el despido, si el trabajador acredita una antigüedad por lo menos de quince años, tal prestación sí es procedente.
201

158
VI. La prima de antigüedad a que se refiere este artículo se cubrirá a los trabajadores o a sus beneficiarios, independientemente de cualquier otra prestación que les corresponda.

CAPITULO V INVENCIÓN DE LOS TRABAJADORES
1 6 3 . La atribución de los derechos al nombre y a la propiedad y explotación de las invenciones realizadas en la empresa, se regirá por las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. El inventor tendrá derecho a que su nombre figure como autor de la invención; II. Cuando el trabajador se dedique a trabajos de investigación o de perfeccionamiento de los procedimientos utilizados en la empresa, por cuenta de ésta la propiedad de la invención y el derecho a la explotación de la patente corresponderán al patrón. El inventor, independientemente del salario que hubiese percibido, tendrá derecho a una compensación complementaria, que se fijará por convenio de las partes o por a Junta de Conciliación y Arbitraje cuando la importancia de la invención y los beneficios que puedan reportar al patrón no guarden proporción con el salario percibido por el inventor; y III. En cualquier otro caso, la propiedad de la invención corresponderá a la persona o personas que la realizaron, pero el patrón tendrá un derecho preferente, en igualdad de circunstancias, al uso exclusivo o a la adquisición de la invención y de las correspondientes patentes.

TITULO QUINTO TRABAJO DE LAS MUJERES
1 6 4 . Las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres. A R T Í C U L O 1 6 5 . Las modalidades que se consignan en este capítulo tienen como propósito fundamental, la protección de la maternidad. A R T Í C U L O 1 6 6 . Cuando se ponga en peligro la salud de la mujer, o la del producto, ya sea durante el estado de gestación o el de lactancia y sin que sufra perjuicio en su salario, prestaciones y derechos, no se podrá utilizar su trabajo en labores insalubres o peligrosas, trabajo nocturno industrial, en establecimientos A R T Í C U L O

159
comerciales o de servicio después de las diez de la noche, así como en horas extraordinarias. 202
1 6 7 . Para los efectos de este título, son labores peligrosas o insalubres las que, por la naturaleza del trabajo, por las condiciones físicas, químicas y biológicas del medio en que se presta, o por la composición de la materia prima que se utilice, son capaces de actuar sobre la vida y la salud física y mental de la mujer en estado de gestación, o del producto.203 A R T Í C U L O

Los reglamentos que se expidan determinarán los trabajos que quedan comprendidos en la definición anterior.
A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O 1 6 8 1 6 9

. (Se deroga). . (Se deroga).

1 7 0 . Las madres trabajadoras tendrán los siguientes derechos: I. Durante el período del embarazo, no realizarán trabajos que exijan esfuerzos considerables y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación, tales como levantar, tirar o empujar grandes pesos, que produzcan trepidación, estar de pie durante largo tiempo o que actúen o puedan alterar su estado psíquico y nervioso; 204 II. Disfrutarán de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto; 205 III. Los períodos de descanso a que se refiere la fracción anterior se prorrogarán por el tiempo necesario en el caso de que se encuentren imposibilitadas para trabajar a causa del embarazo o del parto; IV. En el período de lactancia tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en lugar adecuado e higiénico que designe la empresa; V. Durante los períodos de descanso a que se refiere la fracción II, percibirán su salario íntegro. En los casos de prórroga mencionados en la fracción III, tendrán derecho al cincuenta por ciento de su salario, por un período no mayor de sesenta días; VI. A regresar al puesto que desempeñaban, siempre que no haya transcurrido más de un año de la fecha del parto; y

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
202 203 204

Adminiculado al artículo 133.

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995. El incumplimiento a estas disposiciones será sancionado con entre 3 a 150 días de salario mínimo conforme al artículo 995 en todas sus fracciones.
205

160
VII. A que se computen en su antigüedad los períodos pre y postnatales.
1 7 1 . Los servicios de guardería infantil se prestarán por el Instituto Mexicano del Seguro Social, de conformidad con su ley y disposiciones reglamentarias. A R T Í C U L O 1 7 2 . En los establecimientos en que trabajen mujeres, el patrón debe mantener un número suficiente de asientos o sillas a disposición de las madres trabajadoras. 206 A R T Í C U L O

TITULO QUINTO BIS TRABAJO PARA MENORES
1 7 3 . El trabajo de los mayores de catorce años menores de dieciséis queda sujeto a vigilancia y protección especiales de la Inspección del Trabajo. A R T Í C U L O 1 7 4 . Los mayores de catorce y menores de dieciséis años deberán obtener un certificado médico que acredite su aptitud para el trabajo y someterse a los exámenes médicos que periódicamente ordene la Inspección del Trabajo . Sin el requisito del certificado, ningún patrón podrá utilizar sus servicios. 207 A R T Í C U L O 1 7 5 . Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores:208 I. De dieciséis años, en:209 a) Expendios de bebidas embriagantes de consumo inmediato. b) Trabajos susceptibles de afectar su moralidad o sus buenas costumbres. c) Trabajos ambulantes, salvo autorización especial de la Inspección de Trabajo. d) Trabajos subterráneos o submarinos. e) Labores peligrosas o insalubres. A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 150 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
206

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
207 208 209

Adminiculado al artículo 133.

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995.

161
f) Trabajos superiores a sus fuerzas y los que puedan impedir o retardar su desarrollo físico normal. g) Establecimientos no industriales después de las diez de la noche. h) Los demás que determinen las leyes. II. De dieciocho años, en: Trabajos nocturnos industriales.
1 7 6 . Las labores peligrosas o insalubres a que se refiere el artículo anterior, son aquellas que, por la naturaleza del trabajo, por las condiciones físicas, químicas o biológicas del medio en que se presta, o por la composición de la materia prima que se utiliza, son capaces de actuar sobre la vida, el desarrollo y la salud física y mental de los menores. Los reglamentos que se expidan determinarán los trabajos que queden comprendidos en la anterior definición. A R T Í C U L O 1 7 7 . La jornada de trabajo de los menores de dieciséis años no podrá exceder de seis horas diarias y deberán dividirse en períodos máximos de tres horas. Entre los distintos períodos de la jornada, disfrutarán de reposos de una hora por lo menos. 210 A R T Í C U L O 1 7 8 . Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores de dieciséis años en horas extraordinarias y en los días domingos y de descanso obligatorio. En caso de violación de esta prohibición, las horas extraordinarias se pagarán con un doscientos por ciento más del salario que corresponda a las horas de la jornada, y el salario de los días domingos y de descanso obligatorio, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 73 y 75.211 A R T Í C U L O 1 7 9 . Los menores de dieciséis años disfrutarán de un período anual de vacaciones pagadas de dieciocho días laborables, por lo menos. 212 A R T Í C U L O 1 8 0 . Los patrones que tengan a su servicio menores de dieciséis años están obligados a: I. Exigir que se les exhiban los certificados médicos que acrediten que están aptos para el trabajo; 213 A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 150 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
210

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
211

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 150 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
212

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 150 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
213

162
II. Llevar un registro de inspección especial, con indicación de la fecha de su nacimiento, clase de trabajo, horario, salario y demás condiciones generales de trabajo; III. Distribuir el trabajo a fin de que dispongan del tiempo necesario para cumplir sus programas escolares; IV. Proporcionarles capacitación y adiestramiento en los términos de esta ley; y, V. Proporcionar a las autoridades del trabajo los informes que soliciten.

TITULO SEXTO TRABAJOS ESPECIALES
CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES
1 8 1 . Los trabajos especiales se rigen por las normas de este Título y por las generales de esta ley en cuanto no las contraríen. A R T Í C U L O

CAPITULO II TRABAJADORES DE CONFIANZA
1 8 2 . Las condiciones de trabajo de los trabajadores de confianza serán proporcionadas a la naturaleza e importancia de los servicios que presten y no podrán ser inferiores a las que rijan para trabajos semejantes dentro de la empresa o establecimiento. A R T Í C U L O 1 8 3 . Los trabajadores de confianza no podrán formar parte de los sindicatos de los demás trabajadores, ni serán tomados en consideración en los recuentos que se efectúen para determinar la mayoría en los casos de huelga, ni podrán ser representantes de los trabajadores en los organismos que se integren de conformidad con las disposiciones de esta ley. A R T Í C U L O 1 8 4 . Las condiciones d trabajo contenidas en el contrato e colectivo que rija en la empresa o establecimiento se extenderán a los trabajadores de confianza, salvo disposición en contrario consignada en el mismo contrato colectivo. A R T Í C U L O

163
1 8 5 . El patrón podrá rescindir la relación de trabajo si existe un motivo razonable de pérdida de la confianza, aun cuando coincida con las causas justificadas de rescisión a que se refiere el artículo 47. El trabajador de confianza podrá ejercitar las acciones a que se refiere el capítulo IV del Título Segundo de esta ley.214 A R T Í C U L O

1 8 6 . En el caso a que se refiere el artículo anterior, si el trabajador de confianza hubiese sido promovido en un puesto de planta, volverá a él, salvo que exista causa justificada para su separación. A R T Í C U L O

CAPITULO III TRABAJADORES DE LOS BUQUES
1 8 7 . Las disposiciones de este capítulo se aplican a los trabajadores de los buques, comprendiéndose dentro de esta denominación cualquier clase de barco o embarcación que ostente bandera mexicana. A R T Í C U L O 1 8 8 . Están sujetos a las disposiciones de este capítulo, los capitanes y oficiales de cubierta y máquinas, los sobrecargos y contadores, los radiotelegrafistas, contramaestres, dragadores, marineros y personal de cámara y cocina, los que sean considerados como trabajadores por las leyes y disposiciones sobre comunicaciones por agua, y en general, todas las personas que desempeñen a bordo algún trabajo por cuenta del armador, naviero o fletador. 215 A R T Í C U L O
216 1 8 9 . Los trabajadores de los buques deberán tener la calidad de mexicanos por nacimiento.

A R T Í C U L O

214 215

Es decir, podrá demandar su indemnización o reinstalación por despido injustificado.

CONTRATO CIVIL. CUANDO ES CIVIL EL SERVICIO PRESTADO POR UN AGENTE DE BUQUES. Si no hay contrato escrito y la forma de pago se realiza mediante un precio fijo por cada unidad, cada vez que se presente (en tiempo indeterminado) el evento originado por el arribo o salida de un buque, sobre el cual las partes ya están de común acuerdo, y si también en las condiciones de prestación de servicio no se dan los elementos que configuran la relación de trabajo, consistentes en la dirección y dependencia que debe guardar el trabajador respecto de su patrón en el desempeño de sus labores, o sea, la liga directa y la subordinación o sujeción de mando permanente al imperio del patrón en la ejecución del trabajo, los servicios prestados son de naturaleza civil.
216

Que ostenten bandera mexicana.

164
1 9 0 . Los capitanes, entendiéndose como tales a quienes ejercen el mando directo de un buque, tienen con respecto a los demás trabajadores la calidad de representantes del patrón. A R T Í C U L O 1 9 1 . Queda prohibido el trabajo a que se refiere este capítulo a los menores de quince años y el de los menores de dieciocho en calidad de pañoleros o fogoneros. A R T Í C U L O 1 9 2 . No se considera relación de trabajo el convenio que celebre a bordo el capitán de un buque con personas que se hayan introducido a él y que tengan por objeto devengar, con servicios personales, el importe del pasaje, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente. Tampoco se considerará relación de trabajo el convenio celebrado en los términos del párrafo anterior, con los mexicanos que deban repatriarse, a solicitud del Cónsul respectivo. A R T Í C U L O 1 9 3 . Las personas que presten sus servicios a bordo exclusivamente por el tiempo en que el buque se encuentre en puerto, quedan sujetas a las disposiciones del presente capítulo en lo que sean aplicables. Cuando los buques se hagan a la mar sin que hayan podido desembarcar las personas a que se refiere el párrafo anterior, serán considerados trabajadores hasta que se restituyan a su lugar de origen, y tendrán los derechos y obligaciones que se consignan en este capítulo. A R T Í C U L O 1 9 4 . Las condiciones de trabajo se harán constar por escrito. Un ejemplar quedará en poder de cada parte, otro se remitirá a la Capitanía del Puerto o al Cónsul mexicano más cercano, y el cuarto a la Inspección del Trabajo del lugar donde se estipularon. A R T Í C U L O 1 9 5 . El escrito a que se refiere el artículo anterior contendrá: I. Lugar y fecha de su celebración; II. Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil, y domicilio del trabajador y del patrón; III. Mención del buque o buques a borde de los cuales se prestarán los servicios; IV. Si se celebra por tiempo determinado, por tiempo indeterminado o por viaje o viajes; V. El servicio que deba prestarse, especificándolo con la mayor precisión; VI. La distribución de las horas de jornada; 217 VII. El monto de los salarios; A R T Í C U L O

JORNADA LABORAL. EXCEPCION AL ARTICULO 784, FRACCION VIII, DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO. La regla establecida en la fracción VIII del artículo 784 de la Ley Federal del Trabajo, determina que la carga probatoria del horario incumbe al patrón. Sin embargo, cobra excepción, en tratándose de trabajadores como los domésticos o los dedicados a actividades a bordo de buques en grandes travesías, autobuses, etcétera, porque se desarrollan durante un tiempo prolongado y en esas condiciones, resultaría excesivo gravar a los patrones, con el pago de jornada extra no laborada.
217

165
VIII. El alojamiento y los alimentos que se suministrarán al trabajador; IX. El período anual de vacaciones; X. Los derechos y obligaciones del trabajador; XI. El porcentaje que percibirán los trabajadores cuando se trate de dar salvamento a otro buque; y XII. Las demás estipulaciones que convengan las partes.
1 9 6 . La relación de trabajo por viaje comprenderá el término contado desde el embarque del trabajador hasta concluir la descarga del buque o el desembarque de pasajeros en el puerto que se convenga. Si es por tiempo determinado o indeterminado se fijará el puerto al que deba ser restituido el trabajador, y a falta de ello, se tendrá por señalado el del lugar donde se le tomó. A R T Í C U L O

1 9 7 . Para la prestación de servicios de trabajadores mexicanos en buques extranjeros se observará lo dispuesto en el artículo 28.218 A R T Í C U L O 1 9 8 . Cuando el buque se encuentre en el mar y la naturaleza del trabajo no permita el descanso semanal, se aplicará lo dispuesto en el artículo 73. 219 A R T Í C U L O

A R T Í C U L O 2 8 . Para la prestación de servicios de los trabajadores mexicanos fuera de la República, se observarán las normas siguientes: I. Las condiciones de trabajo serán constar por escrito y contendrán para su validez las estipulaciones siguientes: a) Los requisitos señalados en el artículo 25; b) Los gastos de transporte, repatriación, traslado hasta el lugar de origen y alimentación del trabajador y de su familia, en su caso, y todos los que se originen por el paso de las fronteras y cumplimiento de las disposiciones sobre migración, o por cualquier otro concepto semejante, serán por cuenta exclusiva del patrón. El trabajador percibirá íntegro el salario que le corresponda, sin que pueda descontarse cantidad alguna por esos conceptos; c) El trabajador tendrá derecho a las prestaciones que otorguen las instituciones de seguridad y previsión social a los extranjeros en el país al que vaya a prestar sus servicios. En todo caso, tendrá derecho a ser indemnizado por los riesgos de trabajo con una cantidad igual a la que señala esta ley, por lo menos; d) Tendrá derecho a disfrutar, en el centro de trabajo o en lugar cercano, mediante arrendamiento o cualquier otra forma, de vivienda decorosa e higiénica; II. El patrón señalará domicilio dentro de la República para todos los efectos legales; III. El escrito que contenga las condiciones de trabajo será sometido a la aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje dentro de cuya jurisdicción se celebró, la cual, después de comprobar los requisitos de validez a que se refiere la fracción I, determinará el monto de la fianza o del depósito que estime suficiente para garantizar el cumplimiento de las obligaciones contraídas. El depósito deberá constituirse en el Banco de México o en la institución bancaria que éste designe. El patrón deberá comprobar ante la misma Junta el otorgamiento de la fianza o la constitución del depósito; IV. El escrito deberá ser visado por el Cónsul de la Nación donde deban prestarse los servicios; y V. Una vez que e patrón compruebe ante la Junta que ha cumplido las obligaciones l contraídas, se ordenará la cancelación de la fianza o la devolución del depósito.
218

166

1 9 9 . Los trabajadores tienen derecho a un período mínimo de doce días laborables de vacaciones anuales pagadas, que se aumentará en dos días laborables, hasta llegar a veinticuatro, por cada año subsecuente de servicios. Con posterioridad se aumentará el período de vacaciones en dos días por cada cinco años de servicios. Las vacaciones deberán disfrutarse en tierra, pudiendo fraccionarse cuando lo exija la continuidad del trabajo. A R T Í C U L O 2 0 0 . No es violatoria del principio de igualdad de salario la disposición que estipule salarios distintos para trabajo igual, si se presta en buques de diversas categorías. A R T Í C U L O 2 0 1 . A elección de los trabajadores, los salarios podrán pagarse en el equivalente en moneda extranjera, al tipo oficial de cambio que rija en la fecha en que se cobren, cuando el buque se encuentre en puerto extranjero. A R T Í C U L O 2 0 2 . Los trabajadores por viaje tienen derecho a un aumento proporcional de salarios en caso de prolongación o retardo del mismo. Los salarios no podrán reducirse si se abrevia el viaje, cualquiera que sea la causa. A R T Í C U L O 2 0 3 . Los salarios y las indemnizaciones de los trabajadores disfrutan de la preferencia consignada en el artículo 113, sobre el buque, sus máquinas, aparejos, pertrechos y fletes. A este efecto, el propietario del buque es solidariamente responsable con el patrón por los salarios e indemnizaciones de los trabajadores. Cuando concurran créditos de trabajo procedentes de diferentes viajes, tendrán preferencia los del último. A R T Í C U L O 2 0 4 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes: I. Proporcionar abordo alojamientos cómodos e higiénicos; II. Proporcionar alimentación sana, abundante y nutritiva a los trabajadores de buques dedicados al servicio de altura y cabotaje y de dragado; 220 III. Proporcionar alojamiento y alimentos cuando el buque sea llevado a puerto extranjero para reparaciones y sus condiciones no permitan la permanencia a bordo. Esta misma obligación subsistirá en puerto nacional cuando no sea el del lugar donde se tomó al trabajador. La habitación y los alimentos se proporcionarán sin costo para el trabajador; IV. Pagar los costos de la situación de fondos a los familiares de los trabajadores, cuando el buque se encuentre en el extranjero; A R T Í C U L O

Los trabajadores no están obligados a prestar servicios en sus días de descanso. Si se quebranta esta disposición, el patrón pagará al trabajador, independientemente del salario que le corresponda por el descanso, un salario doble por el servicio prestado
219

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 31 días de salario mínimo conforme al artículo 996.
220

167
V. Conceder a los trabajadores el tiempo necesario para el ejercicio del voto en las elecciones populares, siempre que la seguridad del buque lo permita y no se entorpezca su salida en la fecha y hora fijadas; VI. Permitir a los trabajadores que falten a sus labores para desempeñar comisiones del Estado o de su sindicato, en las mismas condiciones a que se refiere la fracción anterior; VII. Proporcionar la alimentación y alojamiento, tratamiento médico y medicamentos y otros medios terapéuticos, en los casos de enfermedades, 221 cualquiera que sea su naturaleza; VIII. Llevar a bordo el personal y material de curación que establezcan las leyes y disposiciones sobre comunicaciones por agua; IX. Repatriar o trasladar al lugar convenido a los trabajadores, salvo los casos de separación por causas no imputables al patrón;222 y X. Informar a la Capitanía de Puerto correspondiente, dentro de las veinticuatro horas de haber sido declarado a libre plática, de los a ccidentes de trabajo ocurridos a puerto extranjero, el informe se rendirá al Cónsul mexicano o en su defecto, al capitán del primer puerto nacional que toque. 223
2 0 5 . Los trabajadores están especialmente obligados a respetar y realizar las instrucciones y prácticas destinadas a prevenir riesgos del mar, las que se efectuarán en los términos que determinen las leyes y disposiciones sobre comunicaciones por agua. Los capitanes y oficiales obrarán, en estos casos, como representantes de la autoridad y no como representantes de los patrones. A R T Í C U L O

El riesgo profesional característico de los marineros es el naufragio de sus embarcaciones y que tiene íntima relación con el trabajo de esos tripulantes: porque estos forzosamente se ven obligados a maniobrar en las embarcaciones para impedir que zozobren o se hundan, con perjuicio de los armadores, de los consignatarios, pasajeros y de ellos mismos, y, en consecuencia, esas maniobras forman parte de sus trabajos y caracterizan la relación estrecha que tienen con los hechos que sucedan con motivo de la fuerza mayor los razonamientos que anteceden se robustecen con la definición que da el artículo 285 de la materia, de lo que debe entenderse por accidente de trabajo, al decir que es toda lesión producida por la acción repentina de una causa exterior que puede ser medida, sobrevenida durante el trabajo, en ejercicio de este o como consecuencia del mismo, y en el caso de los marinos, una de las causas exteriores es la fuerza mayor que puede traer consigo la muerte de los mismos, en ejercicio de sus labores.
221

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 996.
222

Los artículos 698 del Código de Comercio y 262 de la Ley de Vías Generales de Comunicación, de treinta de diciembre de mil novecientos treinta y nueve, mandan que en caso de accidente marítimo debe el capitán, en el primer puerto donde arribe, no sólo dar cuenta del accidente sufrido, sino practicar, una investigación, haciendo constar los hechos en el Diario de Navegación o cuaderno de Bitácora.
223

168

2 0 6 . Queda prohibido en los expendios de a bordo proporcionar, sin permiso del capitán, bebidas embriagantes a los trabajadores, así como que éstos introduzcan a los buques tales efectos. Queda igualmente prohibido a los trabajadores introducir drogas y enervantes, salvo lo dispuesto en el artículo 208, fracción III. A R T Í C U L O 2 0 7 . El amarre temporal de un buque que, autorizado por la Junta de Conciliación y Arbitraje, no da por terminadas las relaciones de trabajo, sólo suspende sus efectos hasta que el buque vuelva al servicio. Las reparaciones a los buques no se considerarán como amarre temporal. A R T Í C U L O 2 0 8 . Son causas especiales de rescisión de las relaciones de trabajo: I. La falta de asistencia del trabajador a bordo a la hora convenida para la salida o que presentándose, desembarque y no haga el viaje; II. Encontrarse el trabajador en estado de embriaguez en horas de servicio mientras el buque esté en puerto, al salir el buque o durante la navegación; III. Usar narcóticos o drogas enervantes durante su permanencia a bordo, sin prescripción médica. Al subir a bordo, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico; IV. La insubordinación y la desobediencia a las órdenes del capitán del buque en su carácter de autoridad; V. La cancelación o la revocación definitiva de los certificados de aptitud o de las libretas de mar exigidos por las leyes y reglamentos; VI. La violación de las leyes en materia de importación o exportación de mercancías en el desempeño de sus servicios; y VII. La ejecución, en el desempeño del trabajo por parte del trabajador, de cualquier acto o la omisión intencional o negligencia que pueda poner en peligro su seguridad o la de los demás trabajadores, de los pasajeros o de terceras personas, o que dañe, perjudique o ponga en peligro los bienes del patrón o de terceros. A R T Í C U L O 2 0 9 . La terminación de las relaciones de trabajo de los trabajadores se sujetará a las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Cuando falten diez días o menos para su vencimiento y se pretenda hacer un nuevo viaje que exceda en duración a este término, podrán los trabajadores pedir la terminación de las relaciones de trabajo, dando aviso con tres días de anticipación al de la salida del buque; II. Las relaciones de trabajo no pueden darse por terminadas cuando el buque esté en el mar o cuando estando en puerto se intente la terminación dentro de las veinticuatro horas anteriores a su salida, a menos que en este último caso se cambie el destino final del buque; III. Tampoco pueden darse por terminadas las relaciones de trabajo cuando el buque esté en el extranjero, en lugares despoblados o en puerto, siempre que en

169
este último caso se exponga al buque a cualquier riesgo por mal tiempo u otras circunstancias; IV. Cuando las relaciones de trabajo sean por tiempo indeterminado, el trabajador deberá dar aviso al armador, naviero o fletador con setenta y dos horas de anticipación; V. Cuando el buque se pierda por apresamiento o siniestro, se darán por terminadas las relaciones de trabajo, quedando obligado el armador, naviero o fletador, a repatriar a los trabajadores y a cubrir el importe de los salarios hasta su restitución al puerto de destino o al que se haya señalado en el contrato y el de las demás prestaciones a que tuviesen derecho. Los trabajadores y el patrón podrán convenir en que se proporcione a aquéllos un trabajo de la misma categoría en otro buque del patrón; si no se llega a un convenio tendrán derecho los trabajadores a que se les indemnice de conformidad con lo dispuesto en el artículo 436; y VI. El cambio de nacionalidad de un buque mexicano es causa de terminación de las relaciones de trabajo. El armador, naviero o fletador, queda obligado a repatriar a los trabajadores y a cubrir el importe de los salarios y prestaciones a que se refiere el párrafo primero de la fracción anterior. Los trabajadores y el patrón podrán convenir en que se proporcione a aquéllos un trabajo de la misma categoría en otro buque del patrón; si no se llega a un convenio, tendrán derecho los trabajadores a que se les indemnice de conformidad con lo dispuesto en el artículo 50.
2 1 0 . En los casos de la fracción V del artículo anterior, si los trabajadores convienen en efectuar trabajos encaminados a la recuperación de los restos del buque o de la carga, se les pagarán sus salarios por los días que trabajen. Si el valor de los objetos salvados excede del importe de los salarios, tendrán derecho los trabajadores a una bonificación adicional, en proporción a los esfuerzos desarrollados y a los peligros arrostrados para el salvamento, la que se fijará por acuerdo de las partes o por decisión de la Junta de Conciliación y Arbitraje, que oirá previamente el parecer de la autoridad marítima. A R T Í C U L O 2 1 1 . El Reglamento Interior de Trabajo, depositado en la Junta de Conciliación y Arbitraje, deberá registrarse en la Capitanía de Puerto. Las violaciones al reglamento se denunciarán al Inspector del Trabajo, quien, previa a veriguación, las pondrá en conocimiento de la autoridad del trabajo, juntamente con la opinión del Capitán de Puerto. A R T Í C U L O 2 1 2 . Corresponde a la Inspección del Trabajo vigilar el cumplimiento de las leyes y demás normas de trabajo, atendiendo a las leyes y disposiciones sobre comunicaciones por agua, cuando los buques estén en puerto. A R T Í C U L O

2 1 3 . En el tráfico interior o fluvial regirán las disposiciones de este capítulo, con las modalidades siguientes: I. Si la descarga dura más de veinticuatro horas en el punto en que termina la relación de trabajo, se considerará concluida ésta al expirar ese plazo, contado desde el momento en que fondee o atraque el buque; A R T Í C U L O

170
II. La alimentación de los trabajadores por cuenta de los patrones es obligatoria, aun cuando no se estipule en los contratos, si a bordo se proporciona a los pasajeros; y en todo caso, cuando se trate de buques que naveguen por seis horas o más, o que navegando menos de ese tiempo, suspendan la navegación en lugares despoblados en los que sea imposible a los trabajadores proveerse de alimentos; 224 III. La permanencia obligada a bordo se considera como tiempo de trabajo, a menos que el período de descanso sea de cuatro horas o más, que exista para el trabajador la imposibilidad material de abandonar el buque o que el abandono carezca de objeto por tratarse de lugares despoblados; y IV. El descanso semanal será forzosamente en tierra.
2 1 4 . El Ejecutivo Federal determinará la forma de sostener y mejorarlos servicios de la "Casa del Marino" y fijará las aportaciones de los patrones. A R T Í C U L O

CAPITULO IV TRABAJO DE LAS TRIPULACIONES AERONAUTICAS
2 1 5 . Las disposiciones de este capítulo se aplican al trabajo de las tripulaciones de las aeronaves civiles que ostenten matrícula mexicana. Tienen como finalidad, además de la prevista en el artículo 2o, garantizar la seguridad de las operaciones aeronáuticas, y son irrenunciables en la medida en que correspondan a este propósito. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 1 6

.

Los tripulantes deben tener la calidad de mexicanos por

nacimiento.
2 1 7 . Las relaciones de trabajo a que se refiere este capítulo se regirán por las leyes mexicanas, independientemente del lugar en donde vayan a prestarse los servicios. A R T Í C U L O 2 1 8 . Deberán considerarse miembros de las tripulaciones aeronáuticas, de acuerdo con las disposiciones legales y técnicas correspondientes: I. El piloto al mando de la aeronave (comandante o capitán); II. Los oficiales que desarrollen labores análogas; III. El navegante; y IV. Los sobrecargos. A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 31 días de salario mínimo conforme al artículo 996.
224

171

2 1 9 . Serán considerados representantes del patrón, por la naturaleza de las funciones que desempeñan, los gerentes de operación o superintendentes de vuelos, jefes de adiestramiento, jefes de pilotos, pilotos instructores o asesores, y cualesquiera otros funcionarios que aun cuando tengan diversas denominaciones de cargos, realicen funciones análogas a las anteriores. Los titulares de las categorías citadas serán designados por el patrón y podrán figurar como pilotos al mando, sin perjuicio de los derechos correspondientes de los pilotos de planta, siempre y cuando reúnan los requisitos que la Ley de Vías Generales de Comunicación y sus reglamentos, consignen al respecto. A R T Í C U L O 2 2 0 . El piloto al mando de una aeronave es responsable de la conducción y seguridad de la misma durante el tiempo efectivo de vuelo, y tiene a su cargo la dirección, el cuidado, el orden y la seguridad de la tripulación, de los pasajeros, del equipaje y de la carga y correo que aquélla transporte. Las responsabilidades y atribuciones que confiere a los comandantes la Ley de Vías Generales de Comunicación y sus reglamentos, no podrán ser reducidas ni modificadas por el ejercicio de los derechos y obligaciones que les corresponden conforme a las normas de trabajo. A R T Í C U L O 2 2 1 . Para la determinación de las jornadas de trabajo, se considerarán las tablas de salida y puesta del sol, con relación al lugar más cercano al en que se encuentre la aeronave en vuelo. A R T Í C U L O 2 2 2 . Por tiempo efectivo de vuelo se entiende el comprendido desde que una aeronave comienza a moverse por su propio impulso, o es remolcada para tomar posición de despegue, hasta que se detiene al terminar el vuelo. A R T Í C U L O 2 2 3 . El tiempo total de servicios que deben prestar los tripulantes, considerado el equipo que se utilice, se fijará en el contrato de trabajo y comprenderá solamente el tiempo efectivo de vuelo, el de ruta y el de servicios de reserva, sin que pueda exceder de ciento ochenta horas mensuales. A R T Í C U L O 2 2 4 . El tiempo efectivo de vuelo que mensualmente podrán trabajar los tripulantes se fijará en los contratos de trabajo, tomando en consideración las características del equipo que se utilice, sin que pueda exceder de noventa horas. A R T Í C U L O 2 2 5 . El tiempo efectivo de vuelo de los tripulantes no excederá de ocho horas en la jornada diurna, de siete en la nocturna y de siete y media en la mixta, salvo que se les conceda un período de descanso horizontal, antes de cumplir o al cumplir dichas jornadas, igual al tiempo volado. El tiempo excedente al señalado será extraordinario. A R T Í C U L O 2 2 6 . Las jornadas de los tripulantes se ajustarán a las necesidades del servicio y podrán principiar a cualquiera hora del día o de la noche. A R T Í C U L O

172

2 2 7 . Cuando las necesidades del servicio o las características de las rutas en operación lo requieran, el tiempo total de servicios de los tripulantes será repartido en forma convencional durante la jornada correspondiente. A R T Í C U L O 2 2 8 . Los tripulantes no podrán interrumpir un servicio de vuelo durante su trayecto, por vencimiento de la jornada de trabajo. En caso de que alcancen el límite de su jornada durante el vuelo o en un aeropuerto que no sea el de destino final, tendrán la obligación de terminarlo si no requiere más de tres horas. Si requiere mayor tiempo, serán relevados o suspenderán el vuelo en el aeropuerto más próximo del trayecto. A R T Í C U L O

El patrón está obligado a utilizar tripulaciones reforzadas en los vuelos cuyos horarios e itinerarios aprobados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes impliquen más de diez horas de tiempo efectivo de vuelo. El comandante de la nave vigilará que los tripulantes tengan a bordo los descansos que les corresponda, de acuerdo con la distribución de tiempo que al respecto prepare.
2 2 9 . Cuando se use equipo a reacción podrá reducirse la duración del tiempo total de servicios señalado en este capítulo. A R T Í C U L O 2 3 0 . Cuando por necesidades del servicio los tripulantes excedan su tiempo total de servicios, percibirán por cada hora extra un ciento por ciento más del salario correspondiente. El tiempo excedente, calculado y pagado en los términos de este artículo, no será objeto de nuevo pago. A R T Í C U L O 2 3 1 . Las tripulaciones están obligadas a prolongar su jornada de trabajo en los vuelos de auxilio, búsqueda o salvamento. Las horas excedentes se retribuirán en la forma prevista en el párrafo primero del artículo 67. A R T Í C U L O 2 3 2 . Los Tripulantes que presten servicios en los días de descanso obligatorio tendrán derecho a la retribución consignada en el artículo 75. Se exceptúan los casos de terminación de un servicio que no exceda de la primera hora y media de dichos días, en los que únicamente percibirán el importe de un día de salario adicional. A R T Í C U L O

Para los efectos de este artículo, los días se iniciarán a las cero horas y terminarán a las veinticuatro, tiempo oficial del lugar de la base de residencia.
2 3 3 . Los tripulantes tienen derecho a un período anual de vacaciones de treinta días de calendario, no acumulables. Este período podrá disfrutarse semestralmente en forma proporcional, y se aumentará en un día por cada año de servicios, sin que exceda de sesenta días de calendario. A R T Í C U L O 2 3 4 . No es violatoria del principio de igualdad de salario la disposición que estipule salarios distintos para trabajo igual, si éste se presta en A R T Í C U L O

173
aeronaves de diversa categoría o en diferentes rutas, y la que establezca primas de antigüedad.
2 3 5 . - El salario de los tripulantes se pagará, incluyendo las asignaciones adicionales correspondientes, los días quince y último de cada mes. Las percepciones por concepto de tiempo de vuelo nocturno y de tiempo extraordinario, en la primer quincena del mes siguiente en que se haya realizado; y el importe de los días de descanso obligatorio, en la quincena del mes inmediata a aquella en que se haya trabajado. Los pagos, sea cualquiera su concepto, se harán en moneda nacional y en el lugar de residencia del tripulante, salvo pacto en contrario. A R T Í C U L O 2 3 6 .- Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes: I. proporcionar alimentación, alojamiento y transportación a los tripulantes por todo el tiempo que permanezcan fuera de la base por razones de servicio. El pago se hará de conformidad con las normas siguientes: a) En las estaciones previamente designadas, o en las de pernoctación extraordinaria, la transportación se hará en automóvil y el alojamiento será cubierto directamente por el patrón. La transportación se proporcionará entre los aeropuertos y el lugar de alojamiento y viceversa, excepto en aquellos lugares de base permanente de residencia de los tripulantes. b) Cuando los alimentos no puedan tomarse a bordo, los tripulantes recibiran una asignación en efectivo, que se fijará según el número de comidas que deban hacerse en cada viaje o en los lugares de pernoctación extrao rdinaria. El monto de estas asignaciones se fijará de común acuerdo. II.- Pagar a los tripulantes los gastos de traslado, incluyendo los del cónyuge y familiares de primer grado que dependan económicamente de ellos, del menaje de la casa y efectos personales, cuando sean cambiados de su base de residencia. El monto de estos gastos se fijara de común acuerdo. III.- Repatriar o trasladar al lugar de contratación a los tripulantes cuya aeronave se destruya o inutilice fuera de ese lugar, pagándole sus salarios y los gastos de viaje; y IV.- Conceder los permisos a que se refiere el artículo 132, fracciones IX y X, siempre que no se pongan en peligro la seguridad de la aeronave o imposibilite su salida en la fecha y hora previamente señaladas. A R T Í C U L O 2 3 7 .- Los tripulantes, en la medida que les corresponda, tienen las obligaciones especiales siguientes: A R T Í C U L O

I. Cuidar que en las aeronaves a su cargo no se transporte pasajeros o efectos ajenos a los intereses del patrón sin el cumplimiento de los requisitos correspondientes, ni artículos prohibidos por la ley, a menos que se cuente con el permiso de las autoridades correspondientes; II. Conservar en vigor sus licencias, pasaportes, visas y documentos que se requieran legalmente para el desempeño de su trabajo;

174
III. Presentarse a cubrir los servicios que tengan asignados con la anticipación y en la forma que establezcan su contrato y el reglamento interior de trabajo, salvo causa justificada; IV. Someterse, cuando menos dos veces al año, a los exámenes médicos periódicos que prevengan las leyes, los reglamentos y los contratos de trabajo; V. Someterse a los adiestramientos que establezca el patrón, según las necesidades del servicio, a fin de conservar o incrementar su eficiencia para ascensos o utilización de equipo con nuevas características técnicas y operar éste al obtener la capacidad requerida; VI. Planear, preparar y realizar cada vuelo, con estricto apego a las leyes, reglamentos y demás disposiciones dictadas o aprobadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y por el patrón; VII. Cerciorarse, antes de iniciar un viaje, de que la aeronave satisface los requisitos legales y reglamentarios, las condiciones necesarias de seguridad, y que ha sido debidamente equipada, aprovisionada y avituallada; VIII. Observar las indicaciones técnicas que en materia de seguridad de tránsito aéreo boletine el patrón o dicten las autoridades respectivas en el aeropuerto base o en las estaciones foráneas; IX. Dar aviso al patrón y, en su caso, a las autoridades competentes, utilizando los medios de comunicación más rápidos de que dispongan, en caso de presentarse en vuelo cualquier situación de emergencia, o cuando ocurra un accidente; X. Efectuar vuelos de auxilio, búsqueda o salvamento en cualquier tiempo y lugar que se requiera; XI. Tratándose de los pilotos al mando de la aeronave, anotar en la bitácora, con exactitud y bajo su responsabilidad, los datos exigidos por las disposiciones legales relativas y hacer, cuando proceda, la distribución del tiempo de servicio de los demás miembros de la tripulación; XII. Rendir los informes, formular las declaraciones y manifestaciones y firmar la documentación que en relación con cada vuelo exijan las leyes, reglamentos y demás disposiciones aplicables; y XIII. Poner en conocimiento del patrón al terminar el vuelo, los defectos mecánicos o técnicos que adviertan o presuman existen en la aeronave.
2 3 8 . Cuando por cualquier causa un miembro de la tripulación técnica hubiese dejado de volar durante 21 días o más, el tripulante deberá someterse al adiestramiento correspondiente a la categoría que tenía al momento de la suspensión y comprobar que posee la capacidad técnica y práctica requerida para el desempeño y reanudación de su trabajo, en los términos que establezca la ley de vías generales de comunicación y sus reglamentos. A R T Í C U L O 2 3 9 .- El escalafón de las tripulaciones aeronáuticas tomará en consideración: I.- la capacidad técnica, física y mental del interesado, referida al equipo que le corresponda al puesto de ascenso; II.- La experiencia previa, determinada, según la especialidad, por las horas de vuelo registradas ante la autoridad competente o por las instrucciones y prácticas A R T Í C U L O

175
en el caso de los tripulantes que no tengan obligación de registrar dichas horas de vuelo; y III.- la antigüedad, en igualdad de condiciones.
2 4 0 . El tripulante interesado en una promoción de su especialidad deberá sustentar y aprobar el programa de adiestramiento respectivo y poseer la licencia requerida para toda la especialidad por la secretaría de comunicaciones y transportes. A R T Í C U L O 2 4 1 .- En el caso de operación de equipo con características técnicas distintas del que se venia utilizado, el tripulante y patrón fijarán las condiciones de trabajo. A R T Í C U L O 2 4 2 . - Queda prohibido a los tripulantes: I.- Ingerir bebidas alcohólicas durante la prestación del servicio y en las veinticuatro horas anteriores a la iniciación de los vuelos que tengan asignados; II.- Usar narcóticos o drogas enervantes dentro o fuera de sus horas de trabajo, sin prescripción de un especialista en medicina de aviación. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentar la prescripción suscrita por el médico; y III.- Ejecutar como tripulante algún vuelo que disminuya sus posibilidades físicas y legales de realizar vuelos al servicio de su patrón. A R T Í C U L O 2 4 3 . Es causa especial de suspensión de las relaciones de trabajo, sin responsabilidad para el patrón, la suspensión transitoria de las licencias respectivas, de los pasaportes, visas y demás documentos exigidos por las leyes nacionales y extranjeras cuando sea imputable al tripulante. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 4 4

. Son causas especiales de terminación o rescisión de las

relaciones de trabajo: I. La cancelación o revocación definitiva de los documentos especificados en el artículo anterior; II. Encontrarse el tripulante en estado de embriaguez, dentro de las veinticuatro horas anteriores a la iniciación del vuelo que tenga asignado o durante el transcurso del mismo; III. Encontrarse el tripulante, en cualquier tiempo, bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes salvo lo dispuesto en el artículo 242, fracción II; IV. La violación de las leyes en materia de importación o exportación de mercancías, en el desempeño de sus servicios; V. La negativa del tripulante, sin causa justificada, a ejecutar vuelos de auxilio, búsqueda o salvamento, o iniciar o proseguir el servicio de vuelo que le haya sido asignado; VI. La negativa del tripulante a cursar los programas de adiestramiento que según las necesidades del servicio establezca el patrón, cuando sean indispensables para conservar o incrementar su eficiencia, para ascensos o para operar equipo con nuevas características técnicas;

176
VII. La ejecución, en el desempeño del trabajo, por parte del tripulante, de cualquier acto o la omisión intencional o negligencia que pueda poner en peligro su seguridad o la de los miembros de la tripulación, de los pasajeros o de terceras personas, o que dañe, perjudique o ponga en peligro los bienes del patrón o de terceros; y VIII. El incumplimiento de las obligaciones señaladas en el artículo 237 y la violación de la prohibición consignada en el artículo 242, fracción III.
2 4 5 . La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, previamente a la aprobación del reglamento interior de trabajo, recabará la opinión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a fin de que en el mismo se observen las disposiciones de la Ley de Vías Generales de Comunicaciones y sus reglamentos. A R T Í C U L O

CAPITULO V TRABAJO FERROCARRILERO
A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 4 6

. Los trabajadores ferrocarrileros deberán ser mexicanos.

2 4 7 . En los contratos colectivos se podrá determinar el personal de confianza, tomando en consideración lo dispuesto en el artículo 9o. 2 4 8 . En los contratos colectivos se podrá estipular que los trabajadores trenistas presten sus servicios sobre la base de viajes en una sola o en dos direcciones. A R T Í C U L O 2 4 9 . Cuando algún trabajador esté próximo a cumplir los términos de j bilación determinados en los contratos colectivos, la relación de u trabajo sólo podrá rescindirse por causas particularmente graves que hagan imposible su continuación, de conformidad con las disposiciones contenidas en los contratos colectivos. A falta de disposiciones expresas se estará a lo dispuesto en el artículo 161. A R T Í C U L O 2 5 0 . No es causa de rescisión de las relaciones de trabajo ni de pérdida de los derechos, la circunstancia de que los trabajadores, por fuerza mayor, queden aislados de sus jefes, si continúan en sus puestos. A R T Í C U L O

Si en las mismas condiciones los abandonan, volverán a ocuparlos al desaparecer las causas que motivaron el abandono. En estos casos, se harán previamente las investigaciones respectivas, con intervención de los representantes del sindicato y de la empresa, y si de ellas resulta responsabilidad a los trabajadores afectados, o se comprueba que voluntariamente descuidaron o perjudicaron los intereses de la empresa, serán separados de sus empleos. Los trabajadores que hayan ocupado los puestos abandonados tendrán la categoría de interinos, y al ser reinstalados

177
los titulares continuarán trabajando en los empleos que tenían con anterioridad o en los que queden vacantes.
2 5 1 . Los trabajadores que hayan sido separados por reducción de personal o de puestos, aun cuando reciban las indemnizaciones que en derecho procedan, seguirán conservando los derechos que hayan adquirido antes de su separación, para regresar a sus puestos, si éstos vuelven a crearse y también para que se les llame al servicio en el ramo de trabajo de donde salieron, siempre que continúen perteneciendo a los sindicatos que celebraron los contratos colectivos. A R T Í C U L O 2 5 2 . Las jornadas de los trabajadores se ajustarán a las necesidades del servicio y podrán principiar en cualquier hora del día o de la noche. A R T Í C U L O 2 5 3 . No es violatorio del principio de igualdad de salario la fijación de salarios distintos para trabajo igual, si éste se presta en líneas o ramales de diversa importancia. A R T Í C U L O 2 5 4 . Queda prohibido a los trabajadores: I. El consumo de bebidas embriagantes, y su tráfico durante el desempeño de sus labores, por cuenta ajena a la empresa; II. El consumo de narcóticos o drogas enervantes, salvo que exista prescripción médica. Antes de iniciar el servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico; y III. El tráfico de drogas enervantes. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 5 5

. Son causas especiales de rescisión de las relaciones de

trabajo: I. La recepción de carga o pasaje fuera de los lugares señalados por la empresa para estos fines; y II. La negativa a efectuar el viaje contratado o su interrupción, sin causa justificada.

CAPITULO VI TRABAJO DE AUTOTRANSPORTES
2 5 6 . Las relaciones entre los choferes, conductores, operadores, cobradores y demás trabajadores que prestan servicios a bordo de autotransportes de servicio público, de pasajeros, de carga o mixtos, foráneos o urbanos, tales como autobuses, camiones, camionetas o automóviles, y los A R T Í C U L O

178
propietarios o permisionarios de los vehículos, son relaciones de trabajo y quedan sujetas a las disposiciones de este capítulo.225 La estipulación que en cualquier forma desvirtúe lo dispuesto en el párrafo anterior, no produce ningún efect o legal ni impide el ejercicio de los derechos que deriven de los servicios prestados.
2 5 7 . El salario se fijará por día, por viaje, por boletos vendidos o por circuito o kilómetros recorridos y consistirá en una cantidad fija, o en una prima sobre los ingresos226 o la cantidad que exceda a un ingreso determinado, o en dos o más de estas modalidades, sin que en ningún caso pueda ser inferior al salario mínimo.227 A R T Í C U L O

Cuando el salario se fije por viaje, los trabajadores tienen derecho a un aumento proporcional en caso de prolongación o retardo del término normal del viaje por causa que no les sea imputable. Los salarios no podrán reducirse si se abrevia el viaje, cualquiera que sea la causa.

Relación laboral entre el chofer y el propietario o permisionario del vehículo de alquiler.. De conformidad con el artículo 256 de la actual Ley Federal del Trabajo, las relaciones entre los chóferes, conductores y demás trabajadores que presten servicios en autotransportes de servicio público, son relaciones de trabajo, y por lo tanto, cualquier estipulación en contrario es nula; en consecuencia, el criterio sustentado por este Tribunal en concordancia con el de la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación contenido en la jurisprudencia de número 45, visible a fojas 60 del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación de los años 1917-1975, ha quedado insubsistente por estar referido a la ley anterior, que no contenía disposición similar a la vigente.
225

Tratándose de trabajadores que prestan sus servicios como choferes de automóviles de servicio público de alquiler (taxis), cuyos salarios obtienen del dinero que perciben de los usuarios, previa reducción que del mismo hacen de una cuota fija que entregan al patrón, no puede aceptarse la procedencia de los reclamos que hagan por tiempo extraordinario laborado, ya que, en tales casos, son los pagos recibidos de los usuarios según los servicios prestados, lo que propiamente viene a determinar el salario, no el tiempo empleado para realizar las labores inherentes, es decir, que como el salario se constituye por la cantidad que exceda a un ingreso determinado, ello hace que dada la naturaleza de los servicios prestados y forma de determinar el salario, el pago de tiempo extraordinario sea improcedente.
226

Cuando a un trabajador con la categoría de chofer se le fijó un salario profesional por unidad de tiempo, y demanda el pago de tiempo extraordinario laborado, no le es aplicable el artículo 257 de la Ley Federal del Trabajo, porque las horas extras no están incluidas en ese salario, debiendo por tanto, acreditar el patrón que le fue cubierto el tiempo extra trabajado, o bien que sólo laboró la jornada legal y por ende no hubo horas extras.
227

179
En los transportes urbanos o de circuito, los trabajadores tienen derecho a que se les pague el salario en los casos de interrupción del servicio, por causas que no les sean imputables. 228 No es violatoria del principio de igualdad de salario la disposición que estipula salarios distintos para trabajo igual, si éste se presta en líneas o servicios de diversa categoría.
2 5 8 . Para determinar el salario de los días de descanso se aumentará el que perciban por el trabajo realizado en la semana, con un dieciséis sesenta y seis por ciento.229 A R T Í C U L O 2 5 9 . Para determinar el monto del salario de los días de vacaciones y de las indemnizaciones, se estará a lo dispuesto en el párrafo segundo del artículo 89.230 A R T Í C U L O 2 6 0 . El propietario del vehículo y el concesionario o permisionario son solidariamente responsables de las obligaciones derivadas de las relaciones de trabajo y de la ley. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 6 1

. Queda prohibido a los trabajadores:

Procede la afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social de los chóferes que trabajan al servicio del propietario del automóvil, si se comprueba que el actor trabajó para el demandado como "chofer de sitio", o sea, que tenía a su disposición al trabajador para tripular el vehículo de su propiedad, de acuerdo con la forma en que se desarrollen las actividades de un sitio de automóviles de alquiler, que consisten en que los chóferes esperan que se les ordene ir a determinado lugar y trasladar pasajeros, sin que estén en libertad de ejecutar o no tales órdenes, ni dedicar el vehículo que manejan a otra actividad diversa de la anterior, labor por la que perciben determinado porcentaje de lo que produce el automóvil.
228

La relación de trabajo de los autotransportistas es de carácter especial, reglamentada en el Capítulo VI, de los artículos 256 a 264 de la Ley Federal del Trabajo, y como dichos dispositivos no establecen los lineamientos a los cuales debe sujetarse el patrón para pagar al trabajador los días de descanso semanal y los festivos laborados, y, dado que el salario que rige para esta clase de trabajos es por porcentaje y variable de acuerdo a la categoría que se desempeñe o por kilometraje recorrido, resulta evidente que ante la imposibilidad de remunerar al trabajador en la forma ordinaria como se hace con aquellos que desarrollen sus actividades en un mismo sitio y que pueden iniciar y terminar su jornada con regularidad, es correcto que se incluya en la cuota kilómetro o prima de los ingresos de lo recorrido, la parte proporcional del séptimo día y de los días festivos, siempre y cuando en esa cantidad se comprenda un salario no inferior al mínimo.
229

En los casos de salario por unidad de obra, y en general, cuando la retribución sea variable, se tomará como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en los treinta días efectivamente trabajados antes del nacimiento del derecho. Si en ese lapso hubiese habido aumento en el salario, se tomará como base el promedio de las percepciones obtenidas por el trabajador a partir de la fecha del aumento
230

180
I. El uso de bebidas alcohólicas durante la prestación del servicio y en las doce horas anteriores a su iniciación; II. Usar narcóticos o drogas enervantes dentro o fuera de sus horas de trabajo, sin prescripción médica. Antes de iniciar el servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico; y III. Recibir carga o pasaje fuera de los lugares señalados por la empresa para esos fines.
2 6 2 . Los trabajadores tienen las obligaciones especiales siguientes: I. Tratar al pasaje con cortesía y esmero y a la carga con precaución; II. Someterse a los exámenes médicos periódicos que prevengan las leyes y demás normas de trabajo; III. Cuidar el buen funcionamiento de los vehículos e informar al patrón de cualquier desperfecto que observen; IV. Hacer durante el viaje las reparaciones de emergencia que permitan sus conocimientos, la herramienta y las refacciones de que dispongan. Si no es posible hacer las reparaciones, pero el vehículo puede continuar circulando, conducirlo hasta el poblado más próximo o hasta el lugar señalado para su reparación; y V. Observar los reglamentos de tránsito y las indicaciones técnicas que dicten las autoridades o el patrón. A R T Í C U L O 2 6 3 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes: I. En los transportes foráneos pagar los gastos de hospedaje y alimentación de los trabajadores, cuando se prolongue o retarde el viaje por causa que no sea imputable a éstos; II. Hacer las reparaciones para garantizar el buen funcionamiento del vehículo y la seguridad de los trabajadores, usuarios y público en general; III. Dotar a los vehículos de la herramienta y refacciones indispensables para las reparaciones de emergencia; y IV. Observar las disposiciones de los Reglamentos de Tránsito sobre condiciones de funcionamiento y seguridad de los vehículos. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 6 4

. Son causas especiales de rescisión de las relaciones de

trabajo: I. La negativa a efectuar el viaje contratado o su interrupción sin causa justificada. Será considerada en todo caso causa justificada la circunstancia de que el vehículo no reúna las condiciones de seguridad indispensables para garantizar la vida de los trabajadores, usuarios y del público en general; y II. La disminución importante y reiterada del volumen de ingresos, salvo que concurran circunstancias justificadas.

181

CAPITULO VII TRABAJO DE MANIOBRAS DE SERVICIO PÚBLICO EN ZONAS BAJO JURISDICCIÓN FEDERAL
2 6 5 . Las disposiciones de este capítulo se aplican al trabajo de maniobras de servicio público de carga, descarga, estiba, desestiba, alijo, chequeo, atraque, amarre, acarreo, almacenaje y trasbordo de carga y equipaje, que se efectúe a bordo de buques o en tierra, en los puertos, vías navegables, estaciones de ferrocarril y demás zonas bajo jurisdicción federal, al que se desarrolle en lanchas para prácticos, y a los trabajos complementarios o conexos. A R T Í C U L O 2 6 6 . En los contratos colectivos se determinarán las maniobras objeto de los mismos, distinguiéndose de las que correspondan a otros trabajadores. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 6 7

. No podrá utilizarse el trabajo de los menores de dieciséis

años.
2 6 8 . Son patrones las empresas navieras y las de maniobras, los armadores y fletadores, los consignatarios, los agentes aduanales, y demás personas que ordenen los trabajos. A R T Í C U L O 2 6 9 . Las personas a que se refiere el artículo anterior, que en forma conjunta ordenen los trabajos comprendidos en este capítulo, son solidariamente responsables por los salarios e indemnizaciones que correspondan a los trabajadores, por los trabajos realizados. A R T Í C U L O 2 7 0 . El salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por peso de los bultos o de cualquiera otra manera. A R T Í C U L O

Si intervienen varios trabajadores en una maniobra, el salario se distribuirá entre ellos de conformidad con sus categorías y en la proporción en que participen.
2 7 1 . El salario se pagará directamente al trabajador, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 100. A R T Í C U L O

El pago hecho a organizaciones, cualquiera que sea su naturaleza, o a intermediarios, para que a su vez hagan el pago a los trabajadores, no libera de responsabilidad a los patrones.
2 7 2 . Los trabajadores tienen derecho a que el salario diario se aumente en un dieciséis sesenta y seis por ciento como salario del día de descanso. A R T Í C U L O

Asimismo, se aumentará el salario diario, en la proporción que corresponda, para el pago de vacaciones.

182

2 7 3 . En la determinación de la antigüedad de los trabajadores, y del orden en que deben ser utilizados sus servicios, se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. La antigüedad se computará a partir de la fecha en que principió el trabajador a prestar sus servicios al patrón; II. En los contratos colectivos podrá establecerse la antigüedad de cada trabajador. El trabajador inconforme podrá solicitar de la Junta de Conciliación y Arbitraje que rectifique su antigüedad. Si no existen contratos colectivos o falta en ellos la determinación, la antigüedad se fijará de conformidad con lo dispuesto en el artículo 158; y III. La distribución del trabajo se hará de conformidad con la antigüedad que corresponda a cada trabajador. En los contratos colectivos se determinarán las modalidades que se estime conveniente para la distribución del trabajo.
2 7 4 . Los sindicatos proporcionarán a los patrones una lista pormenorizada que contenga el nombre y la categoría de los trabajadores que deben realizar las maniobras, en cada caso. A R T Í C U L O 2 7 5 . Los trabajadores no pueden hacerse substituir en la prestación del servicio. Si se quebranta esta prohibición, el substituto tiene derecho a que se le pague la totalidad del salario que corresponda al trabajo desempeñado y a que el pago se haga de conformidad con lo dispuesto en el artículo 100. A R T Í C U L O 2 7 6 . Para el pago de indemnizaciones en los casos de riesgos de trabajo, se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Si el riesgo produce incapacidad, el pago se hará de conformidad con lo dispuesto en el artículo 483; II. El patrón bajo cuya autoridad se prestó el trabajo, será responsable de los accidentes de trabajo; y III. Si se trata de enfermedades de trabajo, cada patrón que hubiese utilizado los servicios del trabajador durante 90 días, por lo menos, en los tres años anteriores a la fecha en que se determine el grado de incapacidad para el trabajo, contribuirá en la proporción en que hubiese utilizado los servicios. El trabajador podrá ejercitar la acción de pago de la indemnización contra cualquiera de los patrones a que se refiere el párrafo anterior, pero el demandado podrá llamar a juicio a los demás o repetir contra ellos.
2 7 7 . En los contratos colectivos podrá estipularse que los patrones cubran un porcentaje sobre los salarios, a fin de que se constituya un fondo de pensiones de jubilación o de invalidez que no sea consecuencia de un riesgo de trabajo. En los estatutos del sindicato o en un reglamento especial aprobado por la asamblea, se determinarán los requisitos para el otorgamiento de las pensiones. A R T Í C U L O

183

Las cantidades correspondientes se entregarán por los patrones al Instituto Mexicano del Seguro Social y en caso de que éste no acepte, a la institución bancaria que se señale en el contrato colectivo. La institución cubrirá las pensiones previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
2 7 8 . En los contratos colectivos podrá estipularse la constitución de un fondo afecto al pago de responsabilidades por concepto de pérdidas o averías. La cantidad correspondiente se entregará a la institución bancaria nacional que se señale en el contrato colectivo, la que cubrirá los pagos correspondientes por convenio entre el sindicato y el patrón, o mediante resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O

Alcanzado el monto del fondo, no se harán nuevas aportaciones, salvo para reponer las cantidades que se paguen.

CAPITULO VIII TRABAJADORES DEL CAMPO
2 7 9 . Trabajadores del campo son los que ejecutan los trabajos propios y habituales de la agricultura, de la ganadería y forestales, al servicio de un patrón. A R T Í C U L O

Los trabajadores en las explotaciones industriales forestales se regirán por las disposiciones generales de esta ley.
2 8 0 . Los trabajadores que tengan una permanencia continua de tres meses o más al servicio de un patrón, tienen a su favor la presunción de ser trabajadores de planta. A R T Í C U L O 2 8 1 . Cuando existan contratos de arrendamiento, el propietario del predio es solidariamente responsable con el arrendatario, si este no dispone de elementos propios suficientes para cumplir las obligaciones que deriven de las relaciones con sus trabajadores. A R T Í C U L O

Si existieren contratos de aparcería, el propietario del predio y el aparcero serán solidariamente responsables.
2 8 2 . Las condiciones de trabajo se redactarán por escrito, observándose lo dispuesto en el artículo 25 y siguientes. A R T Í C U L O 2 8 3 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes: I. Pagar los salarios precisamente en el lugar donde preste el trabajador sus servicios y en períodos de tiempo que no excedan de una semana; A R T Í C U L O

184
II. Suministrar gratuitamente a los trabajadores habitaciones adecuadas e higiénicas, proporcionadas al número de familiares o dependientes económicos, y un terreno contiguo para la cría de animales de corral; III. Mantener las habitaciones en buen estado, haciendo en su caso las reparaciones necesarias y convenientes; 231 IV. Mantener en el lugar de trabajo los medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios y adiestrar personal que los preste; V. Proporcionar a los trabajadores y a sus familiares asistencia médica o trasladarlos al lugar más próximo en el que existan servicios médicos.- También tendrán las obligaciones a que se refiere el artículo 504, fracción II; VI. Proporcionar gratuitamente medicamentos y material de curación en los casos de enfermedades tropicales, endémicas y propias de la región y pagar el setenta y cinco por ciento de los salarios hasta por noventa días; y VII. Permitir a los trabajadores dentro del predio: a) Tomar en los depósitos acuíferos, el agua que necesiten para sus usos domésticos y sus animales de corral. b) La caza y la pesca, para usos propios, de conformidad con las disposiciones que determinan las leyes. c) El libre tránsito por los caminos y veredas establecidos, siempre que no sea en perjuicio de los sembrados y cultivos. d) Celebrar en los lugares acostumbrados sus fiestas regionales. e) Fomentar la creación de cooperativas de consumo entre los trabajadores. f) Fomentar la alfabetización entre los trabajadores y sus familiares. . Queda prohibido a los patrones:232 I. Permitir la entrada a vendedores de bebidas embriagantes; II. Impedir la entrada a los vendedores de mercancías o cobrarles alguna cuota; y III. Impedir a los trabajadores que críen animales de corral dentro del predio contiguo a la habitación que se hubiese señalado a cada uno.
A R T Í C U L O 2 8 4

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 5 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997 en todas sus fracciones.
231

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 995.
232

185

CAPITULO IX AGENTES DE COMERCIO Y OTROS SEMEJANTES
2 8 5 . Los agentes de comercio, de seguros, los vendedores, viajantes, propagandistas o impulsores de ventas y otros semejantes, son trabajadores de la empresa o empresas a las que presten sus servicios, cuando su actividad sea permanente, salvo que no ejecuten personalmente el trabajo o que únicamente intervengan en operaciones aisladas. 233 234 A R T Í C U L O 2 8 6 . El salario a comisión puede comprender una prima sobre el valor de la mercancía vendida o colocada, sobre el pago inicial o sobre los pagos periódicos, o dos o las tres de dichas primas. 235 A R T Í C U L O 2 8 7 . Para determinar el momento en que nace el derecho de los trabajadores a percibir las primas, se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Si se fija una prima única, en el momento en que se perfeccione la operación que le sirva de base; y 236

Aun cuando al patrón le corresponde justificar la jornada de trabajo, con fundamento en el artículo 784, fracción VIII, de la Ley Federal del Trabajo, sin embargo tratándose de agentes de ventas cuyo salario está sujeto a comisión, es claro que ésta y las operaciones celebradas son las que determinan el salario, sin que intervenga en esta modalidad de pago de salarios algún factor temporal para su determinación, por lo que no existe fundamento legal para reclamar salarios extraordinarios, máxime que no existe control de sus jornadas, en virtud de que se realizaba fuera de las oficinas del centro de trabajo.
233

Conforme al artículo 285 de la Ley Federal del Trabajo los agentes de comercio, los vendedores, viajantes, propagandistas y otros semejantes, son trabajadores de la empresa o empresas a las que prestan sus servicios, salvo que no ejecuten personalmente el trabajo o únicamente intervengan en operaciones aisladas, de lo que se concluye que si no se acreditan las excepciones a que alude la citada disposición legal, existe relación laboral, sin que obste que el contrato respectivo se le denomine "contrato de comisión mercantil", y al salario devengado con base a porcentajes de ventas "comisión", porque esto no debe impedir analizar la esencia de la relación entre las partes para determinar su verdadera naturaleza.
234

Atendiendo al hecho generador de las comisiones, que no lo es la simple prestación de servicios sino las ventas efectuadas, la demanda en que se reclamen debe contener los datos pertinentes que pongan de manifiesto la realización del hecho generador, como podría serlo por ejemplo, la fecha de la venta, el monto, el nombre del cliente, etcétera, ya que, de otro modo, además de que se imposibilitaría apreciar el mayor o menor fundamento de la pretensión, se dejaría indefensa a la parte reo al no dársele a conocer los hechos en que se apoye la demanda.
235

La solicitud de mercancías o pedidos que se hacen a través de los agentes de comercio u otros semejantes, no obliga al patrón a pagar de inmediato las comisiones correspondientes; ya que de conformidad con el artículo 287 de la Ley Federal del Trabajo, el derecho de estos
236

186
II. Si se fijan las primas sobre los pagos periódicos, en el momento en que éstos se hagan.
2 8 8 . Las primas que correspondan a los trabajadores no podrán retenerse ni descontarse si posteriormente se deja sin efecto la operación que les sirvió de base. A R T Í C U L O 2 8 9 . Para determinar el monto del salario diario se tomará como base el promedio que resulte de los salarios del último año o del total de los percibidos si el trabajador no cumplió un año de servicios. A R T Í C U L O 2 9 0 . Los trabajadores no podrán ser removidos de la zona o ruta que se les haya asignado, sin su consentimiento. A R T Í C U L O 2 9 1 . Es causa especial de rescisión de las relaciones de trabajo la disminución importante y reiterada del volumen de las operaciones, salvo que concurran circunstancias justificativas. A R T Í C U L O

CAPITULO X DEPORTISTAS PROFESIONALES
2 9 2 . Las disposiciones de este capítulo se aplican a los deportistas profesionales, tales como jugadores de fútbol, baseball, frontón, box, luchadores y otros semejantes. A R T Í C U L O 2 9 3 . Las relaciones de trabajo pueden ser por tiempo determinado, por tiempo indeterminado, para una o varias temporadas o para la celebración de uno o varios eventos o funciones. A falta de estipulaciones expresas, la relación será por tiempo indeterminado. A R T Í C U L O

Si vencido el término o concluida la temporada no se estipula un nuevo término de duración u otra modalidad, y el trabajador continúa prestando sus servicios, la relación continuará por tiempo indeterminado.
2 9 4 . El salario podrá estipularse por unidad de tiempo, para uno o varios eventos o funciones, o para una o varias temporadas. A R T Í C U L O

trabajadores a percibir el salario a comisión surge cuando se perfecciona la operación que le sirve de base o cuando se efectúan los pagos respectivos, lo que no se surte con la gestión de un pedido, a menos que las partes hayan convenido su pago con la sola satisfacción de este trámite..

187
2 9 5 . Los deportistas profesionales no podrán ser transferidos a otra empresa o club, sin su consentimiento. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 9 6

. La prima por transferencia de jugadores se sujetará a las

normas siguientes: I. La empresa o club dará a conocer a los deportistas profesionales el reglamento o cláusulas que la contengan; II. El monto de la prima se determinará por acuerdo entre el deportista profesional y la empresa o club, y se tomarán en consideración la categoría de los eventos o funciones, la de los equipos, la del deportista profesional y su antigüedad en la empresa o club; y III. La participación del deportista profesional en la prima será de un veinticinco por ciento, por lo menos. Si el porcentaje fijado es inferior al cincuenta por ciento, se aumentará en un cinco por ciento por cada año de servicios, hasta llegar al cincuenta por ciento, por lo menos.
2 9 7 . No es violatoria del principio de igualdad de salarios la disposición que estipule salarios distintos para trabajos iguales, por razón de la categoría de los eventos o funciones, de la de los equipos o de la de los jugadores. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 2 9 8

. Los deportistas profesionales tienen las obligaciones

especiales siguientes: I. Someterse a la disciplina de la empresa o club; II. Concurrir a las prácticas de preparación y adiestramiento en el lugar y a la hora señalados por la empresa o club y concentrarse para los eventos o funciones; III. Efectuar los viajes para los eventos o funciones de conformidad con las disposiciones de la empresa o club. Los gastos de transportación, hospedaje y alimentación serán por cuenta de la empresa o club; y IV. Respetar los reglamentos locales, nacionales e internacionales que rijan la práctica de los deportes.
2 9 9 . Queda prohibido a los deportistas profesionales todo maltrato de palabra o de obra a los jueces o árbitros de los eventos, a sus compañeros y a los jugadores contrincantes. A R T Í C U L O

En los deportes que impliquen una contienda personal, los contendientes deberán abstenerse de todo acto prohibido por los reglamentos.
3 0 0 . Son obligaciones especiales de los patrones: I. Organizar y mantener un servicio médico que practique reconocimientos periódicos; y II. Conceder a los trabajadores un día de descanso a la semana. No es aplicable a los deportistas profesionales la disposición contenida en el párrafo segundo del artículo 71. A R T Í C U L O

188
3 0 1 . Queda prohibido a los patrones exigir de los deportistas un esfuerzo excesivo que pueda poner en peligro su salud o su vida. A R T Í C U L O 3 0 2 . Las sanciones a los deportistas profesionales se aplicarán de conformidad con los reglamentos a que se refiere el artículo 298, fracción IV. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 3 0 3

. Son causas especiales de rescisión y terminación de las

relaciones de trabajo: I. La indisciplina grave o las faltas repetidas de indisciplina; y II. La pérdida de facultades.

CAPITULO XI TRABAJADORES ACTORES Y MÚSICOS
3 0 4 . Las disposiciones de este capítulo se aplican a los trabajadores actores y a los músicos que actúen en teatros, cines, centros nocturnos o de variedades, circos, radio y televisión, salas de doblaje y grabación, o en cualquier otro local donde se transmita o fotografíe la imagen del actor o del músico o se transmita o quede grabada la voz o la música, cualquiera que sea el procedimiento que se use. 237 A R T Í C U L O 3 0 5 . Las relaciones de trabajo pueden ser por tiempo determinado o por tiempo indeterminado, para varias temporadas o para la celebración de una o varias funciones, representaciones o actuaciones. A R T Í C U L O

No es aplicable la disposición contenida en el artículo 39.
3 0 6 . El salario podrá estipularse por unidad de tiempo, para una o varias temporadas o para una o varias funciones, representaciones o actuaciones. A R T Í C U L O 3 0 7 . No es violatoria del principio de igualdad de salario, la disposición que estipule salarios distintos para trabajos iguales, por razón de la A R T Í C U L O

Las disposiciones legales contenidas en el capítulo XI del título sexto de la Ley Federal del Trabajo, deben entenderse lato sensu, pues el artículo 304 de la ley laboral abarca a todos aquellos trabajadores que actúen en teatros, cines, centros nocturnos o de variedades, circos, radio y televisión, salas de doblaje y grabación, o en cualesquier otro local en donde se transmita o fotografíe la imagen del actor o del músico o se transmita o quede grabada la voz o la música, cualesquiera que sea el procedimiento que se use. En esas condiciones, a las bailarinas de un centro nocturno, se le deben aplicar las disposiciones legales contenidas en los artículos 304 al 310 de la Ley Federal del Trabajo.
237

189
categoría de las funciones, representaciones o actuaciones, o de la de los trabajadores actores y músicos.
3 0 8 . Para la prestación de servicios de los trabajadores actores o músicos fuera de la República, se observarán, además de las normas contenidas en el artículo 28, las disposiciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Deberá hacerse un anticipo del salario por el tiempo contratado de un veinticinco por ciento, por lo menos; y II. Deberá garantizarse el pasaje de ida y regreso.
3 0 9 . La prestación de servicios dentro de la República, en lugar diverso de la residencia del trabajador actor o músico, se regirá por las disposiciones contenidas en el artículo anterior, en lo que sean aplicables. A R T Í C U L O 3 1 0 . Cuando la naturaleza del trabajo lo requiera, los patrones estarán obligados a proporcionar a los trabajadores actores y músicos camerinos cómodos, higiénicos y seguros, en el local donde se preste el servicio. A R T Í C U L O

CAPITULO XII TRABAJO A DOMICILIO
3 1 1 . Trabajo a domicilio es el que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o en un local libremente elegido por el, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo. 238 A R T Í C U L O

Si el trabajo se ejecuta en condiciones distintas de las señaladas en el párrafo anterior, se regirá por las disposiciones generales de esta ley.
3 1 2 . El convenio por virtud del cual el patrón venda materias primas u objetos a un trabajador para que éste los transforme o confeccione en su domicilio y posteriormente los venda al mismo patrón, y cualquier otro convenio u operación semejante, constituye trabajo a domicilio. A R T Í C U L O 3 1 3 . Trabajador a domicilio es la persona que trabaja personalmente o con la ayuda de miembros de su familia para un patrón. A R T Í C U L O

De acuerdo al convenio de la Organización Internacional del trabajo número 177 y ratificado por México, se entiende por trabajo a domicilio: el trabajo que una persona, designada como trabajador a domicilio, realiza en su domicilio o en otros locales que escoja, distintos de los locales de trabajo del empleador; a cambio de una remuneración; con el fin de elaborar un producto o prestar un servicio conforme a las especificaciones del empleador, independientemente de quién proporcione el equipo, los materiales u otros elementos utilizados para ello
238

190
3 1 4 . Son patrones las personas que dan trabajo a domicilio, sea que suministren o no los útiles o materiales de trabajo y cualquiera que sea la forma de la remuneración. A R T Í C U L O 3 1 5 . La simultaneidad de patrones no priva al trabajador a domicilio de los derechos que le concede este capítulo. A R T Í C U L O 3 1 6 . Queda prohibida la uti ización de intermediarios. En el l caso de la empresa que aproveche o venda los productos del trabajo a domicilio, regirá lo dispuesto en el artículo 13. A R T Í C U L O 3 1 7 . Los patrones que den trabajo a domicilio deberán inscribirse previamente en el "Registro de patrones de trabajo a domicilio", que funcionará en la Inspección del Trabajo. En el registro constará el nombre y el domicilio del patrón para el que se ejecutará el trabajo y los demás datos que señalen los reglamentos respectivos. 239 A R T Í C U L O 3 1 8 . Las condiciones de trabajo se harán constar por escrito. Cada una de las partes conservará un ejemplar y el otro será entregado a la Inspección del Trabajo. El escrito contendrá:240 A R T Í C U L O

I. Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil y domicilio del trabajador y del patrón; II. Local donde se ejecutará el trabajo; III. Naturaleza, calidad y cantidad del trabajo; IV. Monto del salario y fecha y lugar de pago; y V. Las demás estipulaciones que convengan las partes.
3 1 9 . El escrito a que se refiere el artículo anterior deberá entregarse por el patrón, dentro de un término de tres días hábiles, a la Inspección del Trabajo, la cual, dentro de igual término, procederá a revisarlo bajo su más estricta responsabilidad. En caso de que no estuviese ajustado a la ley, la Inspección del Trabajo, dentro de tres días, hará a las partes las observaciones correspondientes, a fin de que hagan las modificaciones respectivas. El patrón deberá presentarlo nuevamente a la misma Inspección del Trabajo. A R T Í C U L O 3 2 0 . Los patrones están obligados a llevar un "Libro de registro de trabajadores a domicilio", autorizado por la Inspección del Trabajo, en el que constarán los datos siguientes:241 A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
239

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
240

191

I. Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil del trabajador y domicilio o local donde se ejecute el trabajo; II. Días y horario para la entrega y recepción del trabajo y para el pago de los salarios; III. Naturaleza, calidad y cantidad del trabajo; IV. Materiales y útiles que en cada ocasión se proporcionen al trabajador, valor de los mismos y forma de pago de los objetos perdidos o deteriorados por culpa del trabajador; V. Forma y monto del salario; y VI. Los demás datos que señalen los reglamentos. Los libros estarán permanentemente a disposición de la Inspección del Trabajo.
3 2 1 . Los patrones entregarán gratuitamente a sus trabajadores a domicilio una libreta foliada y autorizada por la Inspección del Trabajo, que se denominará "Libreta de trabajo a domicilio" y en la que se anotarán los datos a que se refieren las fracciones I, II y V del artículo anterior, y en cada ocasión que se proporcione trabajo, los mencionados en la fracción IV del mismo artículo.242 A R T Í C U L O

La falta de libreta no priva al trabajador de los derechos que le correspondan de conformidad con las disposiciones de esta ley.
3 2 2 . La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos fijará los salarios mínimos profesionales de los diferentes trabajos a domicilio, debiendo tomar en consideración, entre otras, las circunstancias siguientes: A R T Í C U L O

I. La naturaleza y calidad de los trabajos; II. El tiempo promedio para la elaboración de los productos; III. Los salarios y prestaciones percibidos por los trabajadores de establecimientos y empresas que elaboren los mismos o semejantes productos; y IV. Los precios corrientes en el mercado de los productos del trabajo a domicilio. Los libros a que se refiere el artículo 320 estarán permanentemente a disposición de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.
3 2 3 . Los salarios de los trabajadores a domicilio no podrán ser menores de los que se paguen por trabajos semejantes en la empresa o establecimiento para el que se realice el trabajo. A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
241

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
242

192
3 2 4 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes:243 I. Fijar las tarifas de salarios en lugar visible de los locales donde proporcionen o reciban el trabajo; II. Proporcionar los materiales y útiles de trabajo en las fechas y horas convenidos; III. Recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas; IV. Hacer constar en la libreta de cada trabajador, al momento de recibir el trabajo, las pérdidas o deficiencias que resulten, no pudiendo hacerse ninguna reclamación posterior; y V. Proporcionar a los Inspectores y a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos los informes que le soliciten. A R T Í C U L O 3 2 5 . La falta de cumplimiento puntual de las obligaciones mencionadas en las fracciones II y III del artículo anterior, dará derecho al trabajador a domicilio a una indemnización por el tiempo perdido. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 3 2 6

. Los trabajadores a domicilio tienen las obligaciones

especiales siguientes: I. Poner el mayor cuidado en la guarda y conservación de los materiales y útiles que reciban del patrón; II. Elaborar los productos de acuerdo con la calidad convenida y acostumbrada; III. Recibir y entregar el trabajo en los días y horas convenidos; y IV. Indemnizar al patrón por la pérdida o deterioro que por su culpa sufran los materiales y útiles que reciban. La responsabilidad del trabajador a domicilio se rige por la disposición contenida en el artículo 110, fracción I.
3 2 7 . También tienen el derecho de que en la semana que corresponda se les pague el salario del día de descanso obligatorio.244 A R T Í C U L O 3 2 8 . Los trabajadores a domicilio tienen derecho a vacaciones anuales. Para determinar el importe del salario correspondiente se estará a lo dispuesto en el párrafo segundo del artículo 89.245 A R T Í C U L O 3 2 9 . El trabajador a domicilio al que se le deje de dar el trabajo, tendrá los derechos consignados en el artículo 48. A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
243

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
244

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
245

193

3 3 0 . Los Inspectores del Trabajo tienen las atribuciones y deberes especiales siguientes: A R T Í C U L O

I. Comprobar si las personas que proporcionan trabajo a domicilio se encuentran inscritas en el "Registro de Patrones". En caso de que no lo estén, les ordenarán que se registren, apercibiéndolas que de no hacerlo en un término no mayor de 10 días, se les aplicarán las sanciones que señala esta ley; II. Comprobar si se llevan correctamente y se encuentran al día los "Libros de registro de trabajadores a domicilio" y las "Libretas de trabajo a domicilio"; III. Vigilar que la tarifa de salarios se fije en lugar visible de los locales en donde se reciba y proporcione el trabajo; IV. Verificar si los salarios se pagan de acuerdo con la tarifa respectiva; V. Vigilar que los salarios no sean inferiores a los que se paguen en la empresa al trabajador similar; VI. Practicar visitas en los locales donde se ejecute el trabajo, para vigilar que se cumplan las disposiciones sobre higiene y seguridad; y VII. Informar a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos las diferencias de salarios que adviertan, en relación con los que se paguen a trabajadores que ejecuten trabajos similares.

CAPITULO XIII TRABAJADORES DOMÉSTICOS
3 3 1 . Trabajadores domésticos son los que prestan los servicios de aseo, asistencia y demás propios o inherentes al hogar de una persona o familia. A R T Í C U L O 3 3 2 . No son trabajadores domésticos y en consecuencia quedan sujetos a las disposiciones generales o particulares de esta ley: A R T Í C U L O

I. Las personas que presten servicios de aseo, asistencia, atención de clientes y otros semejantes, en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, bares, hospitales, sanatorios, colegios, internados y otros establecimientos análogos; y II. Los porteros y veladores de los establecimientos señalados en la fracción anterior y los de edificios de departamentos y oficinas.
3 3 3 . Los trabajadores domésticos deberán disfrutar de reposos suficientes para tomar sus alimentos y de descanso durante la noche. A R T Í C U L O 3 3 4 . Salvo lo expresamente pactado, la retribución del doméstico comprende, además del pago en efectivo, los alimentos y la habitación. A R T Í C U L O

194
Para los efectos de esta ley, los alimentos y habitación se estimarán equivalentes al 50% del salario que se pague en efectivo.246
3 3 5 . La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos fijará los salarios mínimos profesionales que deberán pagarse a estos trabajadores. A R T Í C U L O 3 3 6 . Para la fijación de los salarios mínimos a que se refiere el artículo anterior, se tomarán en consideración las condiciones de las localidades en que vayan a aplicarse. A R T Í C U L O 3 3 7 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes: I. Guardar consideración al trabajador doméstico, absteniéndose de todo mal trato de palabra o de obra; II. Proporcionar al trabajador un local cómodo e higiénico para dormir, una alimentación sana y satisfactoria y condiciones de trabajo que aseguren la vida y la salud; y III. El patrón deberá cooperar para la instrucción general del trabajador doméstico, de conformidad con las normas que dicten las autoridades correspondientes. 247 A R T Í C U L O 3 3 8 . Además de las obligaciones a que se refiere el artículo anterior, en los casos de enfermedad que no sea de trabajo, el patrón deberá: A R T Í C U L O

I. Pagar al trabajador doméstico el salario que le corresponda hasta por un mes; II. Si la enfermedad no es crónica, proporcionarle asistencia médica entre tanto se logra su curación o se hace cargo del trabajador algún servicio asistencial; y III. Si la enfermedad es crónica y el trabajador ha prestado sus servicios durante seis meses por lo menos, proporcionarle asistencia médica hasta por tres meses, o antes si se hace cargo del trabajador algún servicio asistencial.
A R T Í C U L O 3 3 9

. En casos de muerte, el patrón sufragará los gastos del . Los trabajadores domésticos tienen las obligaciones

sepelio.
A R T Í C U L O 3 4 0

especiales siguientes:

Este artículo dispone que: "Salvo lo expresamente pactado, la retribución del doméstico comprende, además del pago en efectivo, los alimentos y la habitación. Para los efectos de esta ley los alimentos y habitación se estimarán equivalentes al 50% del salario que se pague en efectivo". Lo cual permite concluir que tratándose de los trabajadores domésticos, el monto de los salarios devengados y no cubiertos, debe ser equivalente al numerario que recibía, sin que pueda incluirse lo relativo a habitación y alimentos que constituye el cincuenta por ciento restante de su salario, porque al haber disfrutado estos últimos, quedaron cubiertos.
246

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 15 días de salario mínimo conforme al artículo 998.
247

195
I. Guardar al patrón, a su familia y a las personas que concurran al hogar donde prestan sus servicios, consideración y respeto; y II. Poner el mayor cuidado en la conservación del menaje de la casa.
3 4 1 . Es causa de rescisión de las relaciones de trabajo el incumplimiento de las obligaciones especiales consignadas en este capítulo. A R T I C U L O 3 4 2 . El trabajador doméstico podrá dar por terminada en cualquier tiempo la relación de trabajo, dando aviso al patrón con ocho días de anticipación. A R T Í C U L O 3 4 3 . El patrón podrá dar por terminada la relación de trabajo sin responsabilidad, dentro de los treinta días siguientes a la iniciación del servicio; y en cualquier tiempo, sin necesidad de comprobar la causa que tenga para ello, pagando la indemnización que corresponda de conformidad con los dispuesto en los artículos 49, fracción IV, y 50. A R T Í C U L O

CAPITULO XIV TRABAJO EN HOTELES, RESTAURANTES, BARES Y OTROS ESTABLECIMIENTOS ANÁLOGOS 248
3 4 4 . Las disposiciones de este capítulo se aplican a los trabajadores en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, cafés, bares y otros establecimientos análogos. 249 A R T Í C U L O

248 249

Ver convenio 172 la Organización Internacional del Trabajo ratificado por México.

La Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, estima que cuando en una demanda laboral iniciada por un trabajador de aquellos a los que se refiere el artículo 344 de la Ley Federal del Trabajo, éste pretende indemnizaciones y afirma que su salario se integra con una cantidad específica por concepto de propinas, mientras que el demandado es omiso en controvertir el monto de aquéllas al contestar la demandada, o bien que se le tiene por contestada la demanda en sentido afirmativo, sin prueba en contrario, la Junta que conozca del asunto debe tener por acreditado ese hecho, conforme a lo establecido en los artículos 784, fracción XII, 873, primer párrafo, 878, fracción IV, y 879, párrafo tercero, todos del ordenamiento legal en cita, y condenar al patrón, tomando como base para la cuantificación correspondiente el salario del trabajador integrado con la cantidad que por concepto de propinas señale, siempre y cuando los hechos y la cantidad que por concepto de propinas se afirmen sean verosímiles, acordes a la naturaleza del servicio prestado, la ubicación e importancia de la fuente de trabajo, la costumbre, el tipo de clientes y otras cuestiones análogas, ya que en todo caso, de conformidad con el artículo 841 de la Ley Laboral, la Junta válidamente puede apartarse del resultado formal y resolver apreciando los hechos a conciencia, desde luego, fundando y motivando su decisión.

196
3 4 5 . La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos fijará los salarios mínimos profesionales que deberán pagarse a estos trabajadores. A R T Í C U L O 3 4 6 . Las propinas son parte del salario de los trabajadores a que se refiere este capítulo en los términos del artículo 347. A R T Í C U L O

Los patrones no podrán reservarse ni tener participación alguna en ellas. 250
3 4 7 . Si no se determina, en calidad de propina, un porcentaje sobre las consumiciones, las partes fijarán el aumento que deba hacerse al salario de base para el pago de cualquier indemnización o prestación que corresponda a los trabajadores. El salario fijado para estos efectos será remunerador, debiendo tomarse en consideración la importancia del establecimiento donde se presten los servicios. A R T Í C U L O 3 4 8 . La alimentación que se proporcione a los trabajadores deberá ser sana, abundante y nutritiva. 251 A R T Í C U L O 3 4 9 . Los trabajadores están obligados a atender con esmero y cortesía a la clientela del establecimiento. A R T Í C U L O 3 5 0 . Los Inspectores del Trabajo tienen las a tribuciones y deberes especiales siguientes: A R T Í C U L O

I. Vigilar que la alimentación que se proporcione a los trabajadores sea sana, abundante y nutritiva; II. Verificar que las propinas correspondan en su totalidad a los trabajadores; y III. Vigilar que se respeten las normas sobre jornada de trabajo.

CAPITULO XV INDUSTRIA FAMILIAR
3 5 1 . Son talleres familiares aquellos en los que exclusivamente trabajan los cónyuges, sus ascendientes, descendientes y pupilos. A R T Í C U L O 3 5 2 . No se aplican a los talleres familiares las disposiciones de esta ley, con excepción de las normas relativas a higiene y seguridad. A R T Í C U L O

Esta acción será sancionada con el equivalente a 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 999.
250

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 3 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 999.
251

197
3 5 3 . La Inspección del Trabajo vigilará el cumplimiento de las normas a que se refiere el artículo anterior. A R T Í C U L O

CAPITULO XVI TRABAJOS DE MEDICOS RESIDENTES EN PERIODO DE ADIESTRAMIENTO EN UNA ESPECIALIDAD
3 5 3 - A Para los efectos de este capitulo, se entiende por: I.- Médico residente: el profesional de la medicina con titulo legalmente expedido y registrado ante las autoridades competentes, que ingrese a una unidad médica receptora de residentes, para cumplir con una residencia; II.- Unidad médica receptora de residentes: El establecimiento hospitalario en el cual se pueden cumplir las residencias que, para los efectos de los artículos 161 y 164 del código sanitario de los Estados Unidos Mexicanos, exige la especialización de los profesionales de la medicina; y III.- Residencia: el conjunto de actividades que deba cumplir un médico residente en periodo de adiestramiento; para realizar estudios y prácticas de postgrado, respecto de la disciplina de la salud a la que pretenda dedicarse, dentro de una unidad médica receptora de residentes, durante el tiempo y conforme a los requisitos que señalen las disposiciones académicas respectivas. A R T Í C U L O 3 5 3 - B Las relaciones laborales entre los médicos residentes y la persona moral o física de quien dependa la unidad médica receptora de residentes, se regirán por las disposiciones de este capitulo y por las estipulaciones contenidas en el contrato respectivo, en cuanto no las contradigan. A R T Í C U L O 3 5 3 - C .- Son derechos especiales de los médicos residentes, que deberán consignarse en los contratos que se otorguen, a más de los previstos por la ley, los siguientes: I.- Disfrutar de las prestaciones que sean necesarias para el cumplimiento de la residencia. II.- Ejercer su residencia hasta concluir su especialidad, siempre y cuando cumplan con los requisitos que establece este capitulo. A R T Í C U L O 3 5 3 - D .- Son obligaciones especiales del medico residente, las siguientes: I.- Cumplir la etapa de instrucción académica y adiestramiento, de acuerdo con el programa docente académico que éste vigente en la unidad medica receptora de residentes. II.- Acatar las ordenes de las personas designadas para impartir el adiestramiento o para dirigir el desarrollo del trabajo, en lo que concierne a aquél y éste. III.- Cumplir las disposiciones internas de la unidad médica receptora de residentes de que se trate, en cuanto no contraríen las contenidas en esta ley, IV.- Asistir a las conferencias de teorías, sesiones clínicas, anatomoclinicas, clinicoradiológicas, bibliográficas y demás actividades académicas que señalen como parte de los estudios de especialización. A R T Í C U L O

198
V.- Permanecer en la unidad médica receptora de residentes, en los términos del artículo siguiente; y VI.- Someterse y aprobar los exámenes periódicos de evaluación de conocimientos y destreza adquiridos, de acuerdo a las disposiciones académicas y normas administrativas de la unidad correspondiente.
3 5 3 - E .- Dentro del tiempo que el médico residente debe permanecer en la unidad médica receptora de residentes, conforme a las disposiciones docentes respectivas, quedan incluidos, la jornada laboral junto al adiestramiento en la especialidad, tanto en relación con los pacientes como en las demás formas de estudio o practica, y los periodos para disfrutar reposo e ingerir alimentos. A R T Í C U L O 3 5 3 - F .- la relación de trabajo será por tiempo determinado, no menor de un año ni mayor del periodo de duración de la residencia necesaria para obtener el certificado de especialización correspondiente, tomándose en cuenta a éste último respecto de las causas de rescisión señaladas en el artículo 353-G. En relación con éste artículo, no regirá lo dispuesto por el artículo 39 de esta ley, A R T Í C U L O 3 5 3 - G .- Son causas especiales de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón, además de la que establece el artículo 47, las siguientes: I.- El incumplimiento de las obligaciones que aluden las fracciones I, II, III y VI del artículo 353-D: II.- La violación de las normas técnicas o administrativas necesarias para el funcionamiento de la unidad médica receptora de residentes en la que se efectue la residencia; y III.- La comisión de faltas a las normas de conductas propias de la profesión médica, consignadas en el reglamento interior de trabajo de la unidad médica receptora de residentes. A R T Í C U L O 3 5 3 - H .- Son causas de terminación de la relación de trabajo, además de las que establece el artículo 53 de esta ley: I.- la conclusión del programa de especialización; y II.- La supresión académica de estudios en la especialidad en la rama de la medicina que interese al médico residente. A R T Í C U L O 3 5 3 - I .- Las disposiciones de éste capitulo no serán aplicables a aquellas persona que exclusivamente reciben cursos de capacitación o adiestramiento, como parte de su formación profesional, en las instalaciones de salud. A R T Í C U L O

CAPITULO XVII

199

TRABAJO EN LAS UNIVERSIDADES E INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR AUTÓNOMAS POR LEY252
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS DE LA INICIATIVA DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA EL TÍTULO SEXTO DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, CON UN CAPÍTULO XVII.
252

C.C. SECRETARIOS DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN. PRESENTES Por el digno conducto de ustedes y en ejercicio de la facultad que me confiere la fracción I del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, me permito someter a la alta consideración del H. Congreso de la Unión, la siguiente iniciativa de Decreto que tiene por objeto promover el correspondiente proceso legislativo para adicionar el Título Sexto de la Ley Federal del Trabajo, con un Capítulo XVII que regule las relaciones de trabajo en las universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS El considerable desarrollo que ha alcanzado la educación superior en nuestro país, sobre todo en las últimas décadas, se ha traducido en la creación de un gran número de universidades e instituciones de enseñanza superior, a muchas de las cuales la ley les ha otorgado autonomía. Este avance del sistema educativo nacional ha traído consigo, como lógica consecuencia, un aumento importante en el número de trabajadores académicos y administrativos sin cuyo concurso no sería posible atender la creciente demanda de enseñanza, investigación y difusión de la cultura. Los trabajadores de estas instituciones han venido demandando el pleno reconocimiento a sus derechos laborales, sin demérito de los principios y objetivos que justifican la autonomía y la libertad de cátedra. Faltaba, no obstante, el marco jurídico, el principio constitucional que permitiera lograrlo. De acuerdo con lo anterior, el 10 de octubre de 1979 presenté ante esta H. Cámara, una iniciativa de adiciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que permitiera precisar los derechos y obligaciones laborales de las universidades e instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía. El pasado 10 de junio, concluido el proceso legislativo correspondiente, entró en vigor el Decreto, publicado en el "Diario Oficial" de la Federación el día anterior, por virtud del cual se adicionó con una nueva fracción al artículo 3o. Constitucional. A partir de entonces tiene el carácter de garantía constitucional la autonomía universitaria. En la Exposición de Motivos de la iniciativa la que me he referido señalé con relación a los aspectos laborales que "las universidades públicas del país han solicitado que se legisle a nivel constitucional para garantizar el ejercicio de su autonomía y precisar las modalidades de sus relaciones laborales, con la finalidad de hacer compatibles la autonomía y los fines de las instituciones de educación superior con los derechos laborales de los trabajadores tanto académicos como administrativos. El Gobierno de la República -añadí-, está persuadido de que estas precisiones auxiliarán a que las universidades cumplan cada día mejor sus finalidades y se superen académicamente para que México pueda lograr su independencia científica y tecnológica".

200

En conformidad con esta nueva fracción del artículo 3o. Constitucional, la autonomía y los derechos laborales deben ser aspectos complementarios en la vida de las comunidades universitarias. Entre ellos no debe haber oposición ni, tampoco, primacía de uno sobre otro y de ahí que disponga que en la Ley Federal del Trabajo se fijen, conforme a las características propias de un trabajo especial, los términos y modalidades con los que los derechos consagrados en la fracción "A" del artículo 123 de nuestra Ley Fundamental han de aplicarse al personal académico y al personal administrativo de las u niversidades e instituciones de referencia. La naturaleza especial de las relaciones laborales que existen en las instituciones de este tipo, se deriva tanto de la índole específica del trabajo que en ellas se realiza, como de los objetivos que con él se persiguen. No son muy numerosos ni los términos ni las modalidades que han de imponérseles a nuestro sistema de derecho laboral para que resulte aplicable en las instituciones autónomas. En el capítulo al que se refiere esta iniciativa se ha seguido el camino, como la señala la propia Ley Federal del Trabajo en su artículo 181, de consignar sólo los términos y modalidades en que las relaciones de trabajo de este tipo han de apartarse de los principios generales para coincidir, en todo, con la autonomía y la libertad de cátedra . Como es obvio suponer cuando no se ha consignado salvedad alguna han de seguirse las normas generales de la Ley. La iniciativa, en conformidad con la fracción VIII del artículo 3o. Constitucional, distingue entre trabajadores académicos y trabajadores administrativos. En lo que se refiere a los primeros, o sea los trabajadores académicos, se señalan las bases para que pueda considerárseles sujetos a una relación de trabajo por tiempo indeterminado. Los principios adoptados son evidentes ya que, por una parte, se exige que la tarea que realicen tenga ese carácter y, por la otra, que hayan demostrado que poseen la aptitud necesaria para hacerlo a juicio de la universidad o institución en la que presten o vayan a prestar sus servicios. El artículo se refiere, así, con deliberada generalidad, a una evaluación académica efectuada por el órgano competente. De esta manera no se afecta la protestad que la Constitución confiere a las universidades e instituciones autónomas para fijar los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico ni, tampoco, el principio general de que los aspectos académicos no están sujetos a negociación y fijarlos es de la exclusiva competencia de las instituciones autónomas por Ley. Al considerar que los trabajos académicos pueden ser contratados por jornada completa o media jornada, sin excluir la posibilidad de que también lo sean por hora clase en el caso de los docentes, se establecen bases para lograr una mayor profesionalización de las actividades académicas. El proceso tendrá ventajas para las instituciones y para el país. La ley laboral al reglamentar en su artículo 86 el principio constitucional de que a trabajo igual debe corresponder igual salario, precisó que su aplicabilidad depende de que el puesto, jornada y condiciones de eficiencia en que se le desempeña sean también iguales. Las diversas categorías o calidades académicas constituyen puestos diferentes y podrían en consecuencia, suponerse ya consideradas por la ley. Sin embargo, y siguiendo un principio que el legislador ha adoptado en los capítulos sobre trabajos especiales, se ha estimado conveniente hacer aquí una aclaración semejante. La Ley Federal del Trabajo establece las diversas formas de sindicatos que pueden constituirse. En esta iniciativa se fijan, en conformidad con la nueva fracción del artículo 3o. de la Ley Fundamental, los que pueden establecerse en las universidades e instituciones a que la misma se refiere. Por este motivo se señala que sólo podrán formarse sindicatos de personal académico, de personal administrativo o de institución si incorporan a los dos tipos de trabajadores. La autonomía de que disfrutan estas instituciones de educación superior les garantiza, también, su independencia entre sí, y de ahí el principio de que sólo pueden formarse sindicatos para cada institución. De no entender así la autonomía universitaria, podría darse el caso de que intervinieran en la contratación colectiva personas ajenas a estas

201

instituciones, impidiéndole a sus propios trabajadores el ejercicio directo de sus derechos laborales y afectaría el derecho constitucional de las universidades e instituciones autónomas para gobernarse a sí mismas. Para dirimir problemas de titularidad en la contratación colectiva la iniciativa adopta, por analogía, el sistema fijado por el artículo 388 estableciendo que los sindicatos de personal académico y los sindicatos de personal administrativo recibirán, en este caso, el tratamiento que corresponde a los sindicatos gremiales, mientras que el sindicato de institución tendrá el de sindicato de empresa. Esta iniciativa tiene por objeto conseguir el equilibrio y la justicia sociales en las relaciones de trabajo de tal manera que concuerden plenamente con la autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines propios de las instituciones autónomas de enseñanza superior. Es en atención a este fin que se precisan las reglas para el ejercicio del derecho a la contratación colectiva. Para tutelar de la manera más efectiva los derechos de los trabajadores académicos y de los trabajadores administrativos, se propone que las disposiciones que corresponden a cada una de las ramas del personal sólo podrán extenderse a la otra cuando así se convenga expresamente. Por otra parte se propone que las cláusulas de exclusión no se apliquen en ninguna de sus modalidades al personal académico, ni por separación en el caso del personal administrativo. Se atiende así a la concordancia entre las relaciones laborales, la autonomía universitaria y los principios de libertad de cátedra, investigación y libre examen y discusión de las ideas que de manera imperativa dispone la fracción VIII del artículo 3o. Constitucional. La preocupación del Ejecutivo a mi cargo por mantener los valores de nuestra convivencia política en todos sus aspectos, no podía concretarse a mantener intactos los que implica la autonomía. Era necesario hacer otro tanto con los valores del derecho del trabajo y de ahí que a los trabajadores de las instituciones autónomas se les reconozca plenamente, sin restricción alguna, el derecho de huelga. Se hacen sólo dos referencias a la huelga, ya que privan los principios generales. La primera se ocupa del aviso de suspensión de labores, que ha de notificarse con una antelación de cuando menos diez días, para darle el mismo tratamiento que la Constitución establece en el caso de huelga en otros servicios públicos. La segunda añade a las previsiones del artículo 935 sobre las labores que deben seguirse ejecutando en caso de una huelga, las necesarias para evitar que la suspensión de las labores dañe irreparablemente una investigación o experimento en curso. Es también en respeto a la autonomía y a las situaciones que de ella se desprendan, que la iniciativa propone que en la integración de las Juntas Especiales de Conciliación y Arbitraje participen, un representante de la Institución, uno de los trabajadores a su servicio -que deberá ser académico o administrativo según corresponda-, y el Presidente respectivo. Serán, así, miembros de la comunidad educativa y no otros, quienes con el Estado, resuelvan sus problemas. Al atender, por último, a los distintos regímenes de seguridad social que las instituciones ofrecen a sus trabajadores, se propone que en esta materia su personal se rija por lo que determine la Ley que haya creado cada institución o los acuerdos que con fundamentos en ella se suscriban. Este tratamiento convalida los sistemas de protección social aplicables y evita reajustes administrativos que podrían entorpecer el ejercicio de los derechos adquiridos por los trabajadores, sobre la base de que las prestaciones nunca podrán ser inferiores a las establecidas por nuestra Ley Fundamental y la Ley Federal del Trabajo. Es imprescindible reconocer la validez de los acuerdos o convenios colectivos que rigen actualmente las relaciones laborales en las universidades e instituciones autónomas. Por ello se señala, en el primero de los artículos transitorios, que para los efectos de esta Ley, se les considera como contratos colectivos, aceptando que tienen fuerza legal, para todos sus efectos y sin mayor trámite hasta su vencimiento. Se estableció la salvedad de que tales convenios, sin embargo, no pueden tener una validez que exceda de dos años ya que ésta es la regla general

202

3 5 3 - J Las disposiciones de este capítulo se aplican a las relaciones de trabajo entre los trabajadores administrativos y académicos y las universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley y tienen por objeto conseguir el equilibrio y la justicia social en las relaciones de trabajo, de tal modo que concuerden con la autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines propios de estas instituciones. A R T Í C U L O 3 5 3 - K .- Trabajador académico es la persona física que presta servicios de docencia o investigación a las universidades o instituciones a las que se refiere este capítulo, conforme a los planes y programas establecidos por las mismas. Trabajador administrativo es la persona física que presta servicios no académicos a tales universidades o instituciones. A R T Í C U L O 3 5 3 - L .- Corresponde exclusivamente a las universidades o instituciones autónomas por ley regular los aspectos académicos. Para que un trabajador académico pueda considerarse sujeto a una relación laboral por tiempo indeterminado, además de que la tarea que realice tenga ese carácter, es necesario que sea aprobado en la evaluación académica que efectúe el órgano competente conforme a los requisitos y procedimientos que las propias universidades o instituciones establezcan. A R T Í C U L O 3 5 3 - M . - El trabajador académico podrá ser contratado por jornada completa o media jornada. Los trabajadores académicos dedicados exclusivamente a la docencia podrán ser contratados por hora clase. A R T Í C U L O 3 5 3 - N .- No es violatorio del principio de igualdad de salarios la fijación de salarios distintos para trabajo igual si éste corresponde a diferentes categorías académicas. A R T Í C U L O 3 5 3 - Ñ .- Los sindicatos y las directivas de los mismos que se constituyan en las universidades o instituciones a las que se refiere este capítulo, únicamente estarán formados por los trabajadores que presten sus servicios en cada una de ellas y serán: A R T Í C U L O

de vigencia de los contratos colectivos. El segundo artículo transitorio prevé un plazo breve para elegir a los representantes, trabajadores e institucionales, de cada organismo autónomo para integrar las Juntas de Conciliación y Arbitraje o de Conciliación Permanente que corresponda. Se propone que, mientras tanto, los asuntos serán atendidos por las autoridades jurisdiccionales que han venido conociendo de ellos. El Ejecutivo a mi cargo estima que la iniciativa que aquí se presenta, al atender las legítimas inquietudes de un sector de trabajadores mexicanos al que la Ley no amparaba, establece principios que pueden producir importantes avances en la justicia social y, a la vez, las instituciones autónomas de educación superior pueden lograr el equilibrio social en sus relaciones laborales sin afectar su régimen autónomo ni sus funciones académicas.

203

I. De personal académico; II. De personal administrativo, o III. De institución si comprende a ambos tipos de trabajadores.
3 5 3 - O .- Los sindicatos a que se refiere el artículo anterior deberán registrarse en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o en la Junta de Conciliación y Arbitraje que corresponda, según sea federal o local la ley que creó a la universidad o institución de que se trate. A R T Í C U L O 3 5 3 - P .- Para los efectos de la contratación colectiva entre las universidades e instituciones y sus correspondientes sindicatos, se seguirán las reglas fijadas en el artículo 388. Para tal efecto el sindicato de institución recibirá el tratamiento de sindicato de empresa y los sindicatos de personal académico o de personal administrativo tendrán el tratamiento de sindicato gremial. A R T Í C U L O 3 5 3 - Q .- En los contratos colectivos las disposiciones relativas a los trabajadores académicos no se extenderán a los trabajadores administrativos, ni a la inversa, salvo que así se convenga expresamente. En ningún caso estos contratos podrán establecer para el personal académico la admisión exclusiva o la separación por expulsión a que se refiere el artículo 395. A R T Í C U L O 3 5 3 - R .- En el procedimiento de huelga el aviso para la suspensión de labores deberá darse por lo menos con diez días de anticipación a la fecha señalada para suspender el trabajo. Además de los casos previstos por el artículo 935, antes de la suspensión de los trabajos, las partes o en su defecto la Junta de Conciliación y Arbitraje, con audiencia de aquellas, fijarán el número indispensable de trabajadores que deban continuar trabajando para que sigan ejecutándose las labores cuya suspensión pueda perjudicar irreparablemente la buena marcha de una investigación o un experimento en curso. A R T Í C U L O 3 5 3 - S .- En las Juntas de Conciliación y Arbitraje o las de Conciliación Permanentes, funcionarán Juntas Especiales que conocerán de los asuntos laborales de las universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley y se integrarán con el presidente respectivo, el representante de cada universidad o institución y el representante de sus trabajadores académicos o administrativos que corresponda. A R T Í C U L O 3 5 3 - T .- Para los efectos del artículo anterior, la autoridad competente expedirá la convocatoria respectiva, estableciendo en ella que cada universidad o institución nombrará su representante, y que deberán celebrarse sendas convenciones para la elección de representantes de los correspondientes trabajadores académicos o administrativos. A R T Í C U L O 3 5 3 - U .- Los trabajadores de las universidades e instituciones a las que se refiere este capítulo disfrutarán de sistemas de seguridad social en los A R T Í C U L O

204
términos de sus Leyes Orgánicas, o conforme a los acuerdos que con base en ellas se celebren. Estas prestaciones nunca podrán ser inferiores a los mínimos establecidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y esta Ley. TRANSITORIOS Primero.- Los acuerdos o convenios que de conformidad con esta ley sean de materia de contratación colectiva y hayan sido celebrados con anterioridad a la fecha de expedición de este Decreto por las instituciones autónomas, se considerarán como contratos colectivos para todos sus efectos, sin necesidad de ningún trámite, y serán revisados conforme a esta ley en la fecha que se haya pactado en los mismos, la cual no podrá ser posterior a dos años a partir de aquella en la que iniciaron su vigencia. Segundo.- La convocatoria para la elección de los representantes a que se refiere el artículo 353-T, se llevará a cabo dentro de los treinta días siguientes a la fecha de su publicación del presente Decreto. En la misma se fijará la fecha en que se efectuarán las convenciones respectivas que será anterior al 15 de diciembre de 1980 y se señalará que los representantes que resulten electos durarán en su cargo hasta el 31 de diciembre de 1982. A partir de esa fecha la designación de representantes se efectuará conforme a las disposiciones generales de la ley. Mientras se lleve a cabo el procedimiento de elección de representantes, los asuntos seguirán siendo atendidos por las autoridades jurisdiccionales que han venido conociendo de ellos. Tercero.- Este Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el "Diario Oficial" de la Federación. México, D.F., 17 de octubre de 1980. -Ismael Orozco Loreto, D.P.- Nicolás Reynés Berezaluce, S.P.-Juan Maldonado Pereda, D.S.- Mario Carballo Pazos, S.S.Rúbricas. En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y para su debida publicación y observancia, expido el presente decreto en la residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los diecisiete días del mes de octubre de mil novecientos ochenta. José López Portillo.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación Enrique Olivares Santana.- Rúbrica.- El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Pedro Ojeda Paullada.- Rúbrica. Apéndice: Exposición de Motivos a la Iniciativa del Decreto anterior. Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.Presidencia de la República.

205

TITULO SÉPTIMO RELACIONES COLECTIVAS DE TRABAJO
CAPITULO I COALICIONES
A R T Í C U L O 3 5 4

. La ley reconoce la libertad de coalición de trabajadores y

patrones.
3 5 5 . Coalición es el acuerdo temporal de un grupo de trabajadores o de patrones para la defensa de sus intereses comunes. 253 A R T Í C U L O

Los licenciados Baltasar Cavazos en su obra titulada Ley Federal del Trabajo, tematizada y sistematizada, página 282 expresan: que “la coalición y los sindicatos tiene profundas diferencias: La coalición es transitoria, no requiere registro, es para la defensa de intereses comunes y se puede formar con dos trabajadores o patrones. El sindicato es permanente, requiere de registro ante las juntas de conciliación y arbitraje o Secretaría del trabajo, se constituye para el estudio, defensa y mejoramiento de intereses comunes y para formarse se requiere de un mínimo de veinte trabajadores o de tres patrones, por lo menos. La coalición de trabajadores no puede ser titular de un contrato colectivo de trabajo, que corresponde siempre a los sindicatos obreros, pero en cambio es la titular del derecho de huelga.”
253

206

CAPITULO II SINDICATOS, FEDERACIONES Y CONFEDERACIONES 254
CONVENIO (No. 87) SOBRE LA LIBERTAD SINDICAL Y LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE INDICACIÓN
254

Depositario: OIT. Lugar de adopción: San Francisco, California, EUA. Fecha de adopción: 9 de julio de 1948. Vinculación de México: 1º de abril de 1950. Ratificación. Aprobación del Senado: 28 de diciembre de 1947, según decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de enero de 1950. Entrada en vigor: 4 de julio de 1950- General. 1º de abril de 1951- México. Publicación Diario Oficial de la Federación: 16 de octubre de 1950.

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, Convocada en San Francisco por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 17 de junio de 1948 en su trigésima primera reunión, Después de haber decidido adoptar, en forma de convenio, diversas proposiciones relativas a la libertad sindical y a la protección del derecho de sindicación, cuestión que constituye el séptimo punto del orden del día de la reunión, Considerando que el preámbulo de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo enuncia, entre los medios susceptibles de mejorar las condiciones de trabajo y de garantizar la paz, "la afirmación del principio de la libertad de asociación sindical", Considerando que la Declaración de Filadelfia proclamó nuevamente que "la libertad de expresión y de asociación es esencial para el progreso constante", Considerando que la Conferencia Internacional del Trabajo, en su trigésima reunión, adoptó por unanimidad los principios que deben servir de base a la reglamentación internacional, y Considerando que la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su segundo período de sesiones, hizo suyos estos principios y solicitó de la Organización Internacional del Trabajo la continuación de todos sus esfuerzos a fin de hacer posible la adopción de uno o varios convenios internacionales, Adopta, con fecha nueve de julio de mil novecientos cuarenta y ocho, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948:

207

Parte I. Libertad Sindical Artículo 1. Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a poner en práctica las disposiciones siguientes. Artículo 2. Los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas. Artículo 3. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, el de elegir libremente sus representantes, el de organizar su administración y sus actividades y el de formular su programa de acción. Las autoridades públicas deberán abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal. Artículo 4. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa. Artículo 5. Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de afiliarse a las mismas, y toda organización, federación o confederación tiene el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores. Artículo 6. Las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio se aplican a las federaciones y confederaciones de organizaciones de trabajadores y de empleadores. Artículo 7. La adquisición de la personalidad jurídica por las organizaciones de trabajadores y de empleadores, sus federaciones y confederaciones no puede estar sujeta a condiciones cuya naturaleza limite la aplicación de las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio. Artículo 8. Al ejercer los derechos que se les reconocen en el presente Convenio, los trabajadores, los empleadores y sus organizaciones respectivas están obligados, lo mismo que las demás personas o las colectividades organizadas, a respetar la legalidad. La legislación nacional no menoscabará ni será aplicada de suerte que menoscabe las garantías previstas por el presente Convenio. Artículo 9. La legislación nacional deberá determinar hasta qué punto se aplicarán a las fuerzas armadas y a la policía las garantías previstas por el presente Convenio. De conformidad con los principios establecidos en el párrafo 8 del artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, la ratificación de este Convenio por un Miembro no deberá considerarse que menoscaba en modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya existentes que concedan a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía garantías prescritas por el presente Convenio.

208

Artículo 10. En el presente Convenio, el término "organización" significa toda organización de trabajadores o de empleadores que tenga por objeto fomentar y defender los intereses de los trabajadores o de los empleadores. Parte II. Protección del derecho de sindicación Artículo 11. Todo Miembro de la Organización Internacional del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a adoptar todas las medidas necesarias y apropiadas para garantizar a los trabajadores y a los empleadores el libre ejercicio del derecho de sindicación. Parte III. Disposiciones diversas Artículo 12. Respecto de los territorios mencionados en el artículo 35 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, enmendada por el Instrumento de enmienda a la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, 1946, excepción hecha de los territorios a que se refieren los párrafos 4 y 5 de dicho artículo, tal como quedó enmendado, todo Miembro de la Organización que ratifique el presente Convenio deberá comunicar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, en el plazo más breve posible después de su ratificación, una declaración en la que manifieste: a) Los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas sin modificaciones; b) Los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas con modificaciones, junto con los detalles de dichas modificaciones; c) Los territorios respecto de los cuales es inaplicable el Convenio y los motivos por los que es inaplicable; d) Los territorios respecto de los cuales reserva su decisión. Las obligaciones a que se refieren los apartados a y b del párrafo 1 de este artículo se considerarán parte integrante de la ratificación y producirán sus mismos efectos. Todo Miembro podrá renunciar, total o parcialmente, por medio de una nueva declaración, a cualquier reserva formulada en su primera declaración en virtud de los apartados b, c o d del párrafo 1 de este artículo. Durante los períodos en que este Convenio pueda ser denunciado, de conformidad con las disposiciones del artículo 16, todo Miembro podrá comunicar al Director General una declaración por la que modifique, en cualquier otro aspecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indique la situación en territorios determinados. Artículo 13. Cuando las cuestiones tratadas en el presente Convenio sean de la competencia de las autoridades de un territorio no metropolitano, el Miembro responsable de las relaciones internacionales de ese territorio, de acuerdo con el gobierno del territorio, podrá comunicar al

209

Director General de la Oficina Internacional del Trabajo una declaración por la que acepte, en nombre del territorio, las obligaciones del presente Convenio. Podrán comunicar al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo una declaración por la que se acepten las obligaciones de este Convenio: a) Dos o más Miembros de la Organización, respecto de cualquier territorio que esté bajo su autoridad común; o b) Toda autoridad internacional responsable de la administración de cualquier territorio, en virtud de las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas o de cualquier otra disposición en vigor, respecto de dicho territorio. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, de conformidad con los párrafos precedentes de este artículo, deberán indicar si las disposiciones del Convenio serán aplicadas en el territorio interesado con modificaciones o sin ellas; cuando la declaración indique que las disposiciones del Convenio serán aplicadas con modificaciones, deberá especificar en qué consisten dichas modificaciones. El Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados podrán renunciar, total o parcialmente, por medio de una declaración ulterior, al derecho a invocar una modificación indicada en cualquier otra declaración anterior. Durante los períodos en que este Convenio pueda ser denunciado de conformidad con las disposiciones del artículo 16, el Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados podrán comunicar al Director General una declaración por la que modifiquen, en cualquier otro respecto, los términos de cualquier declaración anterior y en la que indiquen la situación en lo que se refiere a la aplicación del Convenio. Parte IV. Disposiciones finales Artículo 14. Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. Artículo 15. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación. Artículo 16. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

210

3 5 6 . Sindicato es la asociación de trabajadores o patrones, constituida para el estudio, mejoramiento y defensa de sus respectivos intereses. A R T Í C U L O

Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo. Artículo 17. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio. Artículo 18. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que h registrado de acuerdo con los aya artículos precedentes. Artículo 19. Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia General una memoria sobre la aplicación del Convenio y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial. Artículo 20. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario: a) La ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 16, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor; b) A partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor. Artículo 21. Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

211
3 5 7 . Los trabajadores y los patrones tienen el derecho de constituir sindicatos, sin necesidad de autorización previa. 255 A R T Í C U L O 3 5 8 . A nadie se puede obligar a formar parte de un sindicado o a no formar parte de él. 256 Cualquier estipulación que establezca multa convencional en caso de separación del sindicato o que desvirtúe de algún modo la disposición contenida en el párrafo anterior, se tendrá por no puesta. A R T Í C U L O 3 5 9 . Los sindicatos tienen derecho a redactar sus estatutos y reglamentos, elegir libremente a sus representantes257, organizar su administración y sus actividades y formular su programa de acción. A R T Í C U L O 3 6 0 . Los sindicatos de trabajadores pueden ser: I. Gremiales, los formados por trabajadores de una misma profesión, oficio o especialidad; II. De empresa, los formados por trabajadores que presten sus servicios en una misma empresa; III. Industriales, los formados por trabajadores que presten sus servicios en dos o más empresas de la misma rama industrial; IV. Nacionales de industria, los formados por trabajadores que presten sus servicios en una o varias empresas de la misma rama industrial, instaladas en dos o más Entidades Federativas; y V. De oficios varios, los formados por trabajadores de diversas profesiones. Estos sindicatos sólo podrán constituirse cuando en el municipio de que se trate, el número de trabajadores de una misma profesión sea menor de veinte. A R T Í C U L O 3 6 1 . Los sindicatos de patrones pueden ser: I. Los formados por patrones de una o varias ramas de actividades; y II. Nacionales, los formados por patrones de una o varias ramas de actividades de distintas Entidades Federativas. A R T Í C U L O

Pero cumpliendo con los requisitos que establece los artículos 364, 365 y 366 de este ordenamiento.
255

Es cierto que a nadie se le puede obligar a formar parte de un sindicato, más sin embargo, si se le puede obligar a no formar parte de él, pues basta con observar el contenido del artículo 395 al regularse la cláusula de exclusión.
256

Si bien es cierto que la ley permite a los sindicatos elegir libremente a sus representantes, esta libertad, dado los principios constitucionales de libertad, igualdad y democracia, debería ser más especifica no quitando libertad de elección, sino más bien, aumentándola restringiendo los métodos de elección a una forma democrática en donde todos sus miembros puedan votar y ser votados en forma personal, directa, libre y secreta, ya que la “libertad” existente actual da pie a que los dirigentes consigan una coacción e impidan con ello la libre determinación de elegir mediante la represión y la llamada cláusula de exclusión.
257

212
3 6 2 . Pueden formar parte de los sindicatos los trabajadores mayores de catorce años. A R T Í C U L O 3 6 3 . No pueden ingresar en los sindicatos de los demás trabajadores, los trabajadores de confianza. Los estatutos de los sindicatos podrán determinar la condición y los derechos de sus miembros, que sean promovidos a un puesto de confianza. A R T Í C U L O 3 6 4 . Los sindicatos deberán constituirse con veinte trabajadores en servicio activo o con tres patrones, por lo menos. Para la determinación del número mínimo de trabajadores, se tomarán en consideración aquellos cuya relación de trabajo hubiese sido rescindida o dada por terminada dentro del período comprendido entre los treinta días anteriores a la fecha de presentación de la solicitud de registro del sindicato y la en que se otorgue éste. A R T Í C U L O
258

. Los sindicatos deben registrarse 259 en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en los casos de competencia federal y en las Juntas de
A R T Í C U L O 3 6 5

No es necesario que los veinte trabajadores estén al servicio del mismo patrón, pero si es menester que estos desarrollen la misma actividad.
258 259

MODELO DE UN ESCRITO SOLICITANDO EL REGISTRO DE UN SINDICATO

Secretaría del Trabajo y Previsión Social ( o Junta Local de Conciliación y arbitraje ) Dirección General de Registro de asociaciones y sociedades cooperativas Presente.- - - - - - - -, - - - - - - - y - - - - - - - en nuestro carácter de secretario general, secretario de organización y secretario de actas, respectivamente del Sindicato Único de Trabajadores funerarios de la ciudad de Poza Rica y con domicilio en - - - - - - para oír y recibir todo tipo de notificaciones, ante esta Secretaria comparecemos para exponer lo siguiente: Que por medio del presente ocurso venimos a solicitar el registro del Sindicato al cual representamos conforme al acta constitutiva que viene como anexo a este escrito, lo anterior de acuerdo a lo preceptuado en el artículo 365 de la ley federal del trabajo y para tal efecto acompañamos la siguiente documentación: a) b) c) acta de la asamblea constitutiva de fecha - - - - - - - - del sindicato - - - - - - que contiene la elección del comité ejecutivo. Relación de socios que integran el sindicato, y Estatutos sindicales

Por lo anteriormente expuesto y fundado, muy atentamente le pedimos;

213
Conciliación y Arbitraje en los de competencia local, a cuyo efecto remitirán por duplicado: I. Copia autorizada del acta de la asamblea constitutiva; 260

UNICO: Se proceda al registro correspondiente por ser de elemental y estricto derecho expidiendo la constancia respectiva para todos los efectos legales correspondientes. Protestamos en justicia a los quince días del mes de noviembre del año dos mil en la ciudad de Poza Rica de Hidalgo, Veracruz. El secretario general,
260

el secretario de organización y el secretario de actas (nombre y firmas)

MODELO DE UNA ACTA CONSTITUTIVA DE UN SINDICATO.

Acta de la asamblea constitutiva del sindicato de trabajadores funerarios de la ciudad de Poza Rica, Veracruz. En la ciudad de Poza Rica de Hidalgo, Veracruz, siendo las diez horas con cincuenta y dos minutos del día once de noviembre del año dos mil, en el local ubicado en avenida ciprés 905 de la colonia chapultepec de esta ciudad, se reunieron los trabajadores - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - -, quienes tienen por objeto constituir un sindicato de trabajadores, esto en concordancia con lo dispuesto por el artículo ,356, 360 y 364 de la ley federal del trabajo y para los efectos de dirigir los trabajos fueron propuestos y aprobados en forma unánime los c. -- - en su calidad de presidente, - - - - - - como secretario y - - - - - - y - - - - - - como vocales, quienes acto seguido procedieron a solicitar a la asamblea propuestas para designar escrutadores, recayendo esta sobre - - - - - y - - - - - , quienes acto seguido se encargaron de certificar la lista de asistentes así como su identidad y una vez corroborada esta en uso de la voz el c. Presidente de la asamblea propuso el orden del día con el que se llevarían a efecto los trabajos, aprobándose el mismo por unanimidad siendo este el siguiente: 1.- Constitución del sindicato, 2.- Discusión y aprobación de los estatutos sindicales, y 3.- Elección del comité ejecutivo que representará a este H. Sindicato. A continuación, se da por aprobada en forma unánime la constitución del Sindicato Único de Trabajadores funerarios “ --------“ quien tendrá su domicilio legal el ubicado en - - - - - - - de esta ciudad de Poza Rica, Veracruz y quien tendrá como uno de sus principales objetivos el estudio, mejoramiento y defensa de los intereses comunes conforme a lo establecido en los artículos 356, 360 y demás relativos y aplicables de la ley federal del trabajo. Habiendo concluido el primer punto, se pone a consideración de la asamblea la discusión y aprobación de los estatutos sindicales, la cual aprueba en su totalidad y sin objeción alguna estos, por lo que en el acto el contenido de dichos estatutos se anexan a la presente acta. Finalmente, se hace la propuesta para que la asamblea sugiera candidatos a los puestos de secretarios general, secretario de - - - - , etc. etc. presentándose una sóla planilla en la cual se encuentran los cc. - - - - - - - - - - - - y por lo que al no existir propuesta más y aprobar de conformidad la asamblea a la misma, se declara electa a esta según los términos de los estatutos sindicales aquí anexos. Seguidamente, el presidente de la mesa de debates invitó a las personas que resultaron elegidas a la toma de posesión de s encargo, quienes manifestaron su aceptación y rindieron la u

214
II. Una lista con el número, nombres y domicilios de sus miembros y con el nombre y domicilio de los patrones, empresas o establecimientos en los que se prestan los servicios; III. Copia autorizada de los estatutos; y IV. Copia autorizada del acta de la asamblea en que se hubiese elegido la directiva. Los documentos a que se refieren las fracciones anteriores serán autorizados por el Secretario General, el de Organización y el de Actas, salvo lo dispuesto en los estatutos. . El registro podrá negarse únicamente:261 I. Si el sindicato no se propone la finalidad prevista en el artículo 356; II. Si no se constituyó con el número de miembros fijado en el artículo 364; y III. Si no se exhiben los documentos a que se refiere el artículo anterior. Satisfechos los requisitos que se establecen para el registro de los sindicatos, ninguna de las autoridades correspondientes podrá negarlo. Si la autoridad ante la que se presentó la solicitud de registro, no resuelve dentro de un término de sesenta días, 262 los solicitantes podrán requerirla para que dicte resolución, y si no lo hace dentro de los tres días siguientes a la presentación de la solicitud, se tendrá por hecho el registro para todos los efectos legales, quedando obligada la autoridad, dentro de los tres días siguientes, a expedir la constancia respectiva.
A R T Í C U L O 3 6 6 3 6 7 . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, una vez que haya registrado un sindicato, enviará copia de la resolución a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O

protesta de su fiel desempeño, por lo que, no habiendo otro asunto que tratar, se levantaron los trabajos y el c. Presidente de la mesa de debates dio por terminada la asamblea constitutiva en punto de las diecinueve horas del mismo día, firmando al calce y al margen la presente acta los cc. Escrutadores, presidente de la mesa de debates, secretario, miembros del comité ejecutivo electos y los que manifestaron su interés en así hacerlo. El hecho de que los agremiados de la asociación quejosa aparezcan formando parte de otro sindicato ya registrado con el mismo objeto, no es causa para negar el registro; en primer lugar, porque el artículo 366 de la Ley Federal del Trabajo no lo prevé como motivo de negativa, y si por el contrario, en su fracción I establece que no será registrado en los casos en que precisamente no tenga como finalidad, el estudio, mejoramiento y defensa de los intereses de sus integrantes; y en segundo término, porque, como se sostiene en la sentencia recurrida, la ley no prohíbe que dentro de una misma empresa los trabajadores puedan pertenecer a varios sindicatos.
261

El término debe de entenderse, en analogía a lo dispuesto por los artículos 516, 517, 522, 736, 734, como de días hábiles, esto toda vez que el artículo 736 establece “para computar los términos, los meses se regularán
262

215
3 6 8 . El registro del sindicato y de su directiva, otorgado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o por las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, produce efectos ante todas las autoridades. A R T Í C U L O

. El registro del sindicato podrá cancelarse únicamente:263 I. En caso de disolución; y II. Por dejar de tener los requisitos legales. La Junta de Conciliación y Arbitraje resolverá acerca de la cancelación del registro.
A R T Í C U L O 3 6 9 3 7 0 . Los sindicatos no están sujetos a disolución, suspensión o cancelación de su registro, por vía administrativa. A R T Í C U L O 3 7 1 . Los estatutos de los sindicatos contendrán: I. Denominación que le distinga de los demás; II. Domicilio; III. Objeto; IV. Duración. Faltando esta disposición se entenderá constituido el sindicato por tiempo indeterminado; V. Condiciones de admisión de miembros; VI. Obligaciones y derechos de los asociados; VII. Motivos y procedimientos de expulsión y correcciones disciplinarias. En los casos de expulsión se observarán las normas siguientes: a) La asamblea de trabajadores se reunirá para el solo efecto de conocer de la expulsión. b) Cuando se trate de sindicatos integrados por secciones, el procedimiento de expulsión se llevará a cabo ante la asamblea de la sección correspondiente, pero el acuerdo de expulsión deberá someterse a la decisión de los trabajadores de cada una de las secciones que integren el sindicato. c) El trabajador afectado será oído en defensa, de conformidad con las disposiciones contenidas en los estatutos. 264 A R T Í C U L O

El artículo 369 de la Ley Federal del Trabajo, establece dos únicos supuestos que dan motivo a la cancelación de un sindicato, que concretamente se refieren a la disolución del mismo y por dejar de tener los requisitos legales, estos requisitos consisten en la finalidad intrínseca y teórica de un sindicato, mejoramiento y defensa de los intereses de los trabajadores, así como el número de agremiados, y demás requisitos formales previstos por la ley, por lo que, si no se presenta la falta de alguno de esos requisitos, es improcedente la cancelación.
263

Las correcciones disciplinarias establecidas en los estatutos a que se refiere el artículo 371 fracción VII de la Ley de la Materia son facultades consignadas a favor del Sindicato Titular del Contrato Colectivo o del Administrador del Contrato Ley para que el patrón las aplique a los miembros que sean sancionados por el sindicato; esto significa que la referida sanción equivale a la que aplica la empresa cuando así lo determina el Reglamento Interior de Trabajo y como la corrección por parte del patrón y la corrección disciplinaria aplicada por un sindicato tiene los mismos efectos, por perseguirse en ambas situaciones la suspensión en el trabajo como medida disciplinaria, esto significa que al existir la misma consecuencia jurídica, le debe ser aplicada también la misma disposición reguladora a que se refiere el artículo 423 de la Ley Federal del Trabajo en su fracción X. Ahora bien, si el patrón suspende indefinidamente a un
264

216
d) La asamblea conocerá de las pruebas que sirvan de base al procedimiento y de las que ofrezca el afectado. e) Los trabajadores no podrán hacerse representar ni emitir su voto por escrito. f) La expulsión deberá ser aprobada por mayoría de las dos terceras partes del total de los miembros del sindicato. g) La expulsión sólo podrá decretarse por los casos expresamente consignados en los estatutos, debidamente comprobados y exactamente aplicables al caso; VIII. Forma de convocar a asamblea, época de celebración de las ordinarias y quórum requerido para sesionar. En el caso de que la directiva no convoque oportunamente a las asambleas previstas en los estatutos, los trabajadores que representen el treinta y tres por ciento del total de los miembros del sindicato o de la sección, por lo menos, podrán solicitar de la directiva que convoque a la asamblea, y si no lo hace dentro de un término de diez días, podrán los solicitantes hacer la convocatoria, en cuyo caso, para que la asamblea pueda sesionar y adoptar resoluciones, se requiere que concurran las dos terceras partes del total de los miembros del sindicato o de la sección. Las resoluciones deberán adoptarse por el cincuenta y uno por ciento del total de los miembros del sindicato o de la sección, por lo menos; IX. Procedimiento para la elección de la directiva y número de sus miembros; X. Período de duración de la directiva; XI. Normas para la administración, adquisición y disposición de los bienes, patrimonio del sindicato; XII. Forma de pago y monto de las cuotas sindicales; XIII. Época de presentación de cuentas; XIV. Normas para la liquidación del patrimonio sindical; y XV. Las demás normas que apruebe la asamblea.
3 7 2 . No podrán formar parte de la directiva de los sindicatos: I. Los trabajadores menores de dieciséis años; y II. Los extranjeros. A R T Í C U L O 3 7 3 . La directiva de los sindicatos debe rendir a la asamblea cada seis meses, por lo menos, cuenta completa y detallada de la administración del patrimonio sindical. Esta obligación no es dispensable.265 A R T Í C U L O

trabajador esa suspensión se equipara a un despido, pues se le impide que preste sus servicios sin fundamento legal, ya que la suspensión no debe exceder como lo ordena el último ordenamiento jurídico citado, de ocho días, por lo que la corrección disciplinaria de suspensión impuesta por un sindicato no debe exceder de tal término y si tal medida es impuesta por el sindicato por tiempo indefinido esto equivale a la aplicación de la cláusula de exclusión por separación sin base legal y estatutaria, por lo que incurre en responsabilidad. Esta acción se podrá hacer valer en forma paraprocesal, sin embargo es requisito sine qua non que sea la mayoría de los trabajadores quienes ejerciten dicha acción. Lamentablemente esta última es poco más que imposible, además de que la ley no establece sanción alguna por dicha omisión.
265

217
3 7 4 . Los sindicatos legalmente constituidos son personas morales y tienen capacidad para: I. Adquirir bienes muebles; II. Adquirir los bienes inmuebles destinados inmediata y directamente al objeto de su institución; y III. Defender ante todas las autoridades sus derechos y ejercitar las acciones correspondientes. 266 A R T Í C U L O 3 7 5 . Los sindicatos representan a sus miembros en la defensa de los derechos individuales que les correspondan, sin perjuicio del derecho de los trabajadores para obrar o intervenir directamente, cesando entonces, a petición del trabajador, la intervención del sindicato. A R T Í C U L O 3 7 6 . La representación del sindicato se ejercerá por su secretario general o por la persona que designe su directiva, salvo disposición especial de los estatutos. Los miembros de la directiva que sean separados por el patrón o que se separen por causa imputable a éste, continuarán ejerciendo sus funciones salvo lo que dispongan los estatutos. A R T Í C U L O 3 7 7 . Son obligaciones de los sindicatos: I. Proporcionar los informes que les soliciten las autoridades del trabajo, siempre que se refieran exclusivamente a su actuación como sindicatos; II. Comunicar a la autoridad ante la que estén registrados, dentro de un término de diez días, los cambios de su directiva y las modificaciones de los estatutos, acompañando por duplicado copia autorizada de las actas respectivas; y III. Informar a la misma autoridad cada tres meses, por lo menos, de las altas y bajas de sus miembros. A R T Í C U L O 3 7 8 . Queda prohibido a los sindicatos: I. Intervenir en asuntos religiosos; y II. Ejercer la profesión de comerciantes con ánimo de lucro. A R T Í C U L O

El artículo 374, fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, al señalar que los sindicatos legalmente constituidos son personas morales que tienen capacidad para defender ante todas las autoridades sus derechos y ejercitar las acciones correspondientes, atribuye personalidad jurídica a los que cumplan con los requisitos de constitución que establece el artículo 364 de la Ley Laboral. A través del registro a que se refiere el artículo 365 del mismo ordenamiento, la autoridad correspondiente da fe de que el acto constitutivo reúne los requisitos de fondo que exige la ley, pero no otorga al sindicato existencia ni personalidad jurídica nueva; de ahí que los propios Sindicatos, por conducto de sus representantes legales, están legitimados para promover el amparo en contra de la negativa de registro sindical, y no sus integrantes en lo particular, pues los afectados en forma directa por esa determinación no son ellos en lo individual sino la persona moral que constituyeron, misma que goza de personalidad jurídica propia e independiente de la de sus agremiados.
266

218
3 7 9 . Los sindicatos se disolverán: I. Por el voto de las dos terceras partes de los miembros que los integren; y II. Por transcurrir el término fijado en los estatutos. A R T Í C U L O 3 8 0 . En caso de disolución del sindicato, el activo se aplicará en la forma que determinen sus estatutos. A falta de disposición expresa, pasará a la federación o confederación a que pertenezca y si no existen, al Instituto Mexicano del Seguro Social. A R T Í C U L O 3 8 1 . Los sindicatos pueden formar federaciones y confederaciones, las que se regirán por las disposiciones de este capítulo, en lo que sean aplicables. A R T Í C U L O 3 8 2 . Los miembros de las federaciones o confederaciones podrán retirarse de ellas, en cualquier tiempo, aunque exista pacto en contrario. A R T Í C U L O 3 8 3 . Los estatutos de las federaciones y confederaciones, independientemente de los requisitos aplicables del artículo 371, contendrán: I. Denominación y domicilio y los de sus miembros constituyentes; II. Condiciones de adhesión de nuevos miembros; y III. Forma en que sus miembros estarán representados en la directiva y en las asambleas. A R T Í C U L O 3 8 4 . Las federaciones y confederaciones deben registrarse ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Es aplicable a las federaciones y confederaciones lo dispuesto en el párrafo final del artículo 366. A R T Í C U L O 3 8 5 . Para los efectos del artículo anterior, las federaciones y confederaciones remitirán por duplicado: I. Copia autorizada del acta de la asamblea constitutiva; II. Una lista con la denominación y domicilio de sus miembros; III. Copia autorizada de los estatutos; y IV. Copia autorizada del acta de la asamblea en que se haya elegido la directiva. La documentación se autorizará de conformidad con lo dispuesto en el párrafo final del artículo 365. A R T Í C U L O

CAPITULO III CONTRATO COLECTIVO DE TRABAJO
3 8 6 . Contrato colectivo de trabajo es el convenio celebrado entre uno o varios sindicatos de trabajadores y uno o varios patrones, o uno o A R T Í C U L O

219
varios sindicatos de patrones, con objeto de establecer las condiciones según las cuales debe prestarse el trabajo en una o más empresas o establecimientos. 267
3 8 7 . El patrón que emplee trabajadores miembros de un sindicato tendrá obligación de celebrar con éste, cuando lo solicite, un contrato colectivo. Si el patrón se niega a firmar el contrato, podrán los trabajadores ejercitar el derecho de huelga consignado en el artículo 450. A R T Í C U L O 3 8 8 . Si dentro de la misma empresa existen varios sindicatos, se observarán las normas siguientes: I. Si concurren sindicatos de empresa o industriales o unos y otros, el contrato colectivo se celebrará con el que tenga mayor número de trabajadores dentro de la empresa; II. Si concurren sindicatos gremiales, el contrato colectivo se celebrará con el conjunto de los sindicatos mayoritarios que representen a las profesiones, siempre que se pongan de acuerdo. En caso contrario, cada sindicato celebrará un contrato colectivo para su profesión; y III. Si concurren sindicatos gremiales y de empresa o de industria, podrán los primeros celebrar un contrato colectivo para su profesión, siempre que el número de sus afiliados sea mayor que el de los trabajadores de la misma profesión que formen parte del sindicato de empresa o de industria. A R T Í C U L O 3 8 9 . La pérdida de la mayoría a que se refiere el artículo anterior, declarada por la Junta de Conciliación y Arbitraje, produce la de la titularidad del contrato colectivo de trabajo. 268 A R T Í C U L O 3 9 0 . El contrato colectivo de trabajo deberá celebrarse por escrito, bajo pena de nulidad. Se hará por triplicado, entregándose un ejemplar a cada una de las partes y se depositará el otro tanto en la Junta de Conciliación y Arbitraje o en la Junta Federal o Local de Conciliación, la que después de anotar la fecha y hora de presentación del documento lo remitirá a la Junta Federal o Local de Conciliación y Arbitraje. A R T Í CU L O

Las cláusulas de un contrato colectivo de trabajo, son aplicables para determinar una prestación laboral, cuando conforme a ellas, el beneficio que recibe el trabajador es mayor al que obtendría si se aplicara la Ley Federal del Trabajo, pero de ninguna manera cuando la aplicación de las cláusulas del contrato colectivo, traigan como consecuencia que el trabajador reciba menos de lo que conforme a la ley le correspondería.
267

Si en un juicio laboral de titularidad y administración de contrato colectivo de trabajo, el sindicato actor demuestra con la prueba de recuento, tener el mayor interés profesional en el centro de trabajo donde rige el contrato colectivo cuya titularidad reclama, ello es suficiente para tener por probada la acción ejercitada, sin que sea necesaria la demostración previa de que los trabajadores hayan sido admitidos como socios, pues el hecho de haber externado aquéllos su voluntad en el sentido de que el sindicato demandante debe ser el titular y administrador del contrato, significa su deseo de que sea la organización actora quien los represente en la defensa de sus intereses comunes.
268

220
El contrato surtirá efectos desde la fecha y hora de presentación del documento, salvo que las partes hubiesen convenido en una fecha distinta.
3 9 1 . El contrato colectivo contendrá: I. Los nombres y domicilios de los contratantes; II. Las empresas y establecimientos que abarque; III. Su duración o la expresión de ser por tiempo ndeterminado o para obra i determinada; IV. Las jornadas de trabajo; V. Los días de descanso y vacaciones; VI. El monto de los salarios; VII. Las cláusulas relativas a la capacitación o adiestramiento de los trabajadores en la empresa o establecimientos que comprenda; VIII. Disposiciones sobre la capacitación o adiestramiento inicial que se deba impartir a quienes vayan a ingresar a laborar a la empresa o establecimiento; IX. Las bases sobre la integración y funcionamiento de las Comisiones que deban integrarse de acuerdo con esta ley; y, X. Las demás estipulaciones que convengan las partes. A R T Í C U L O 3 9 2 . En los contratos colectivos podrá establecerse la organización de comisiones mixtas para el cumplimiento de determinadas funciones sociales y económicas. Sus resoluciones serán ejecutadas por las Juntas de Conciliación y Arbitraje, en los casos en que las partes las declaren obligatorias. A R T Í C U L O 3 9 3 . No producirá efectos de contrato colectivo el convenio al que falte la determinación de los salarios. Si faltan las estipulaciones sobre jornada de trabajo, días de descanso y vacaciones, se aplicarán las disposiciones legales. A R T Í C U L O 3 9 4 . El contrato colectivo no podrá concertarse en condiciones menos favorables para los trabajadores que las contenidas en contratos vigentes en la empresa o establecimiento.269 A R T Í C U L O

De conformidad con el artículo 123, apartado "A", fracción XXVII, inciso h), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, serán nulas las estipulaciones que impliquen renuncia de algún derecho consagrado en favor del obrero en las leyes de protección de auxilio a los trabajadores. A su vez, el artículo 394 de la Ley Federal del Trabajo establece que ningún contrato colectivo podrá pactarse en condiciones menos favorables a las existentes en los contratos vigentes en la empresa o establecimiento. De la interpretación sistemática de ambos preceptos, se infiere que la nulidad a que se refiere el precepto constitucional sobrevendrá cuando el derecho al que se renuncie esté previsto en la legislación, mas no en un contrato; ello se afirma porque de la lectura del precepto legal de que se trata, se advierte que se refiere a cuando por primera vez se va a firmar un contrato colectivo, pues el empleo en dicho numeral de la palabra "contratos", así en plural, implica que se refiere a los contratos de trabajo individuales que existen en la empresa o establecimientos, antes de que por primera vez se firme un contrato colectivo, dado que en un centro de trabajo no puede existir más de uno de los mencionados contratos colectivos, según se desprende del contenido del artículo 388 del mismo ordenamiento legal; de ahí que válidamente se puedan reducir prestaciones en la revisión de la contratación colectiva, siempre y cuando sean éstas de carácter contractual o extralegal; estimar lo contrario, podría implicar la ruptura del equilibrio de los
269

221

3 9 5 . En el contrato colectivo podrá establecerse que el patrón admitirá exclusivamente como trabajadores a quienes sean miembros del sindicato contratante. 270 Esta cláusula y cualesquiera otras que establezcan privilegios en su favor, no podrán aplicarse en perjuicio de los trabajadores que no formen parte del sindicato y que ya presten sus servicios en la empresa o establecimiento con anterioridad a la fecha en que el sindicato solicite la celebración o revisión del contrato colectivo y la inclusión en él de la cláusula de exclusión.271 Podrá también establecerse que el patrón separará del trabajo a los miembros que renuncien272 o sean expulsados del sindicato contratante.273 A R T Í C U L O

factores de la producción (capital y trabajo) y en algunos casos, la desaparición misma de la fuente laboral. En los casos en que por existir en el Contrato Colectivo de Trabajo la cláusula de exclusión por ingreso, un trabajador transitorio reclama el reconocimiento de su derecho preferente para ser propuesto por el sindicato a fin de que sea contratado por la parte patronal en la última plaza definitiva que quedó vacante después de efectuarse el movimiento escalafonario, si se prueba en el juicio laboral la existencia de la vacante, es el sindicato el que está obligado a proponer para la ocupación de la misma al trabajador que habiendo cumplido con el requisito de procedibilidad exigido por la ley hubiera solicitado el otorgamiento de tal puesto, en tanto que la empresa queda obligada a aceptar esa proposición y a contratar al demandante. Sin embargo, en estos casos no procede el pago de salarios caídos a título de daños y perjuicios, toda vez que tratándose de preferencia de derechos una sanción de tal magnitud sólo puede prosperar cuando el sindicato, haciendo uso indebido de la cláusula de exclusión por ingreso, propone para ocupar la plaza reclamada a otro trabajador con menos derechos que el demandante, o cuando la empresa contrata a quien no le fue propuesto en perjuicio del reclamante, presupuestos que no se satisfacen cuando la plaza se encuentra desocupada.
270

Aunque es innegable que las asociaciones sindicales no tienen el carácter de patrones y como consecuencia no están obligadas al pago de salarios y otras prestaciones derivadas del contrato de trabajo, al contar con patrimonio y personalidad jurídica propios, en términos de los artículos 374 a 376 de la Ley Federal del Trabajo, en caso de resultar responsables en el ejercicio indebido de la cláusula de exclusión y lesionar con esto los derechos de sus agremiados, deben reparar los daños y perjuicios que con sus ilegales actos ocasionen entre ellos, la indemnización constitucional y los salarios caídos derivados del despido injustificado, puesto que si se llegara a evidenciar que los actores en el procedimiento laboral estuvieron en tal hipótesis, tendrían derecho al pago de las prestaciones equivalentes a las de un despido injustificado, cuenta habida que la conducta del sindicato produce los mismos efectos sobre el trabajador que lo resienta, es decir, privarlo sin causa legal de la estabilidad en su empleo.
271

Recientemente, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictó una resolución en donde declaró inconstitucional la aplicación de la cláusula de exclusión a trabajadores del Ingenio “El Potrero” quienes renunciaron al sindicato titular del contrato colectivo. Dicha resolución considera a este precepto contrario a lo dispuesto por los artículos 5 y 123 de la Carta Magna.
272

El proyecto, elaborado por el ministro Mariano Azuela Güitrón, y aprobado por unanimidad de votos, estableció que la cláusula de exclusión que puede pactarse en un contrato colectivo o en un contrato ley, resulta violatoria de los artículos 5 y 123, apartado “A” fracción XVI, de la

222

3 9 6 . Las estipulaciones del contrato colectivo se extienden a todas las personas que trabajen en la empresa o establecimiento, aunque no sean A R T Í C U L O

Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, aplicada dicha cláusula como consecuencia de una separación voluntaria del sindicato y que se prevé en los artículos 395 y 413 de esta ley. Lo anterior tomando en consideración de que, si bien las partes en una relación laboral tienen la libertad de pactar las condiciones en que habrá de prestarse el trabajo, los acuerdos adoptados deben apegarse a lo dispuesto en la carta magna, por consiguiente, tomando en cuenta que el artículo 123 apartado “A” fracción XVI de la Constitución garantiza la libertad sindical a los trabajadores, se determinó que dicha cláusula restringe en forma absoluta esta libertad, ya que impide a los trabajadores ejercer su derecho a renunciar a una asociación sindical, prerrogativa que debe respetarse en todo pacto laboral. Así mismo, y en virtud de que la cláusula de exclusión faculta al sindicato para obligar a la empresa a separar de su empleo al trabajador que decida renunciar a la organización gremial, la sentencia concluye que ello también implica una violación a la libertad del trabajo garantizada en el artículo 5 constitucional. Aunque es innegable que las asociaciones sindicales no tienen el carácter de patrones y como consecuencia no están obligadas al pago de salarios y otras prestaciones derivadas del contrato de trabajo, al contar con patrimonio y personalidad jurídica propios, en términos de los artículos 374 a 376 de la Ley Federal del Trabajo, en caso de resultar responsables en el ejercicio indebido de la cláusula de exclusión y lesionar con esto los derechos de sus agremiados, deben reparar los daños y perjuicios que con sus ilegales actos ocasionen entre ellos, la indemnización constitucional y los salarios caídos derivados del despido injustificado, puesto que si se llegara a evidenciar que los actores en el procedimiento laboral estuvieron en tal hipótesis, tendrían derecho al pago de las prestaciones equivalentes a las de un despido injustificado, cuenta habida que la conducta del sindicato produce los mismos efectos sobre el trabajador que lo resienta, es decir, privarlo sin causa legal de la estabilidad en su empleo.
273

El patrón no está obligado a cerciorarse de la legalidad del acuerdo de exclusión de un trabajador, tomado por el sindicato, para acatar tal acuerdo, pues ello equivaldría a que el patrono tuviera ingerencia en el funcionamiento interno de la organización sindical, lo cual es contrario a la Ley. Al patrón sólo compete en el caso de aplicación de la cláusula de exclusión cerciorarse: a) de la autenticidad del oficio en que se comunica la aplicación de la cláusula de exclusión; b) que en el contrato respectivo esté consignada dicha cláusula; y c) que los trabajadores excluidos pertenezcan al sindicato que aplica la repetida cláusula, y una vez que esto se acredite, el patrón sin responsabilidad, está obligado a cumplir con el acuerdo respectivo, sin que pueda pretender intervenir en los procedimientos que el sindicato haya seguido para la aplicación de dicha cláusula, ya que esto sólo puede interesar a los trabajadores. Como consecuencia de la cláusula de exclusión, el patrón no está obligado a dar al trabajador el aviso de rescisión , por no estar comprendido este supuesto en ninguna de las fracciones del mencionado artículo 47 de la Ley Laboral y no es el patrón quien está separando al trabajador, sino que atiende a la voluntad del sindicato en relación con sus agremiados.

223
miembros del sindicato que lo haya celebrado, con la limitación consignada en el artículo 184.274
3 9 7 . El contrato colectivo por tiempo determinado o indeterminado, o para obra determinada, será revisable total o parcialmente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 399. En la revisión del contrato colectivo se observarán las normas siguientes: I. Si se celebró p un solo sindicato de trabajadores o por un solo patrón, or cualquiera de las partes podrá solicitar su revisión; II. Si se celebró por varios sindicatos de trabajadores, la revisión se hará siempre que los solicitantes representen el cincuenta y uno por ciento de la totalidad de los miembros de los sindicatos, por lo menos; y III. Si se celebró por varios patrones, la revisión se hará siempre que los solicitantes tengan el cincuenta y uno por ciento de la totalidad de los trabajadores afectados por el contrato, por lo menos. A R T Í C U L O 3 9 8 .- En la revisión del contrato colectivo se observarán las normas siguientes. I.- Si se celebró por un solo sindicato de trabajadores o de un solo patrón, cualquiera de las partes podrá solicitar su revisión; II.- Si se celebró por varios sindicatos de trabajadores, la revisión se hará siempre que los solicitantes represente el cincuenta y uno por ciento de la totalidad de los miembros de los sindicatos, por lo menos; y III.- Si se celebró por varios patrones, la revisión s hará siempre que los e solicitantes tengan el cincuenta y uno por ciento de la totalidad de los trabajadores afectados por el contrato, por lo menos. A R T Í C U L O 3 9 9 . La solicitud de revisión deberá hacerse, por lo menos, sesenta días antes: I. Del vencimiento del contrato colectivo por tiempo determinado, si éste no es mayor de dos años; II. Del transcurso de dos años, si el contrato por tiempo determinado tiene una duración mayor; y III. Del transcurso de dos años, en los casos de contrato por tiempo indeterminado o por obra determinada. Para el cómputo de este término se atenderá a lo establecido en el contrato y, en su defecto, a la fecha del depósito. A R T Í C U L O

Los trabajadores están legitimados para demandar, en lo individual, la ineficacia jurídica de una cláusula del contrato colectivo de trabajo, si estiman que la misma lesiona sus derechos fundamentales de índole laboral, sin que para ello sea necesario entablar una acción colectiva, ya que, en tal hipótesis, no se está pretendiendo la revisión o modificación del contrato colectivo, sino únicamente la inaplicabilidad de una cláusula que se estima violatoria de derechos laborales.
274

224
3 9 9 B I S . Sin perjuicio de lo que establece el Artículo 399, los contratos colectivos serán revisables cada año en lo que se refiere a los salarios en efectivo por cuota diaria. La solicitud de esta revisión deberá hacerse por lo menos treinta días antes del cumplimiento de un año transcurrido desde la celebración, revisión o prórroga del contrato colectivo. A R T Í C U L O 4 0 0 . Si ninguna de las partes solicitó la revisión en los términos del artículo 399 o no se ejercitó el derecho de huelga, el contrato colectivo se prorrogará por un período igual al de su duración o continuará por tiempo indeterminado. A R T Í C U L O 4 0 1 . El contrato colectivo de trabajo termina: I. Por mutuo consentimiento; II. Por terminación de la obra; y III. En los casos del capítulo VIII de este Título, por cierre de la empresa o establecimiento, siempre que en este último caso, el contrato colectivo se aplique exclusivamente en el establecimiento. A R T Í C U L O 4 0 2 . Si firmado un contrato colectivo, un patrón se separa del sindicato que lo celebró, el contrato regirá, no obstante, las relaciones de aquel patrón con el sindicato o sindicatos de sus trabajadores. A R T Í C U L O 4 0 3 . En los casos de disolución del sindicato de trabajadores titular del contrato colectivo o de terminación de éste, las condiciones de trabajo continuarán vigentes en la empresa o establecimiento. A R T Í C U L O

CAPITULO IV CONTRATO-LEY
4 0 4 . Contrato-ley es el convenio celebrado entre uno o varios sindicatos de trabajadores y varios patrones, o uno o varios sindicatos de patrones, con objeto de establecer las condiciones según las cuales debe prestarse el trabajo en un rama determinada de la industria, y declarado obligatorio en una o varias Entidades Federativas, en una o varias zonas económicas que abarquen una o más de dichas Entidades, o en todo el territorio nacional. A R T Í C U L O 4 0 5 . Los contratos-ley pueden celebrarse para industrias de jurisdicción federal o local. A R T Í C U L O 4 0 6 . Pueden solicitar la celebración de un contrato-ley los sindicatos que representen las dos terceras partes de los trabajadores sindicalizados, por lo menos, de una rama de la industria en una o varias Entidades Federativas, en una o más zonas económicas, que abarque una o más de dichas Entidades o en todo el territorio nacional. A R T Í C U L O

225

4 0 7 . La solicitud se presentará a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, si se refiere a dos o más Entidades Federativas o a industrias de jurisdicción federal, o al Gobernador del Estado o Territorio o Jefe del Departamento del Distrito Federal, si se trata de industrias de jurisdicción local. A R T Í C U L O 4 0 8 . Los solicitantes justificarán que satisfacen el requisito de mayoría mencionado en el artículo 406. A R T Í C U L O 4 0 9 . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Gobernador del Estado o Territorio o el Jefe del Departamento del Distrito Federal, después de verificar el requisito de mayoría, si a su juicio es oportuna y benéfica para la industria la celebración del contrato-ley, convocará a una convención a los sindicatos de trabajadores y a los patrones que puedan resultar afectados. A R T Í C U L O 4 1 0 . La convocatoria se publicará en el Diario Oficial de la Federación o en el periódico oficial de la Entidad Federativa y en los periódicos o por los medios que se juzguen adecuados y señalará el lugar donde haya de celebrarse la convención y la fecha y hora de la reunión inaugural. La fecha de la reunión será señalada dentro de un plazo no menor de treinta días. A R T Í C U L O 4 1 1 . La convención será presidida por el Secretario del Trabajo y Previsión Social, o por el Gobernador del Estado o Territorio o por el Jefe del Departamento del Distrito Federal, o por el representante que al efecto designen. La convención formulará su reglamento e integrará las comisiones que juzgue conveniente. A R T Í C U L O 4 1 2 . El contrato-ley contendrá: I. Los nombres y domicilios de los sindicatos de trabajadores y de los patrones que concurrieron a la convención; II. La Entidad o Entidades Federativas, la zona o zonas que abarque o la expresión de regir en todo el territorio nacional; III. Su duración, que no podrá exceder de dos años; IV. Las condiciones de trabajo señaladas en el artículo 391, fracciones IV, V, VI y IX; V. Las reglas conforme a las cuales se formularán los planes y programas para la implantación de la capacitación y el adiestramiento en la rama de la industria de que se trate; y, VI. Las demás estipulaciones que convengan las partes. A R T Í C U L O 4 1 3 . En el contrato-ley podrán establecerse las cláusulas a que se refiere el artículo 395. Su aplicación corresponderá al sindicato administrador del contrato-ley en cada empresa. A R T Í C U L O 4 1 4 . El convenio deberá ser aprobado por la mayoría de los trabajadores a que se refiere el artículo 406 y por la mayoría de los patrones que tengan a su servicio la misma mayoría de trabajadores. A R T Í C U L O

226
Aprobado el convenio en los términos del párrafo anterior, el Presidente de la República o el Gobernador del Estado o Territorio, lo publicarán en el Diario Oficial de la Federación o en el periódico oficial de la Entidad Federativa, declarándolo contrato-ley en la rama de la industria considerada, para todas las empresas o establecimientos que existan o se establezcan en el futuro en la Entidad o Entidades Federativas, en la zona o zonas que abarque o en todo el territorio nacional.
4 1 5 . Si el contrato colectivo ha sido celebrado por una mayoría de dos terceras partes de los trabajadores sindicalizados de determinada rama de la industria, en una o varias Entidades Federativas, en una o varias zonas económicas, o en todo el territorio nacional, podrá ser elevado a la categoría de contrato-ley, previo cumplimiento de los requisitos siguientes: I. La solicitud deberá presentarse por los sindicatos de trabajadores o por los patrones ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Gobernador del Estado o Territorio o el Jefe del Departamento del Distrito Federal, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 407; II. Los sindicatos de trabajadores y los patrones comprobarán que satisfacen el requisito de mayoría señalado en el artículo 406; III. Los peticionarios acompañarán a su solicitud copia del contrato y señalarán la autoridad ante la que esté depositado; IV. La autoridad que reciba la solicitud, después de verificar el requisito de mayoría, ordenará su publicación en el Diario Oficial de la Federación o en el periódico oficial de la Entidad Federativa, y señalará un término no menor de quince días para que se formulen oposiciones; V. Si no se formula oposición dentro del término señalado en la convocatoria, el Presidente de la República o el Gobernador del Estado o Territorio, declarará obligatorio el contrato-ley, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 414; y VI. Si dentro del plazo señalado en la convocatoria se formula oposición, se observarán las normas siguientes: a) Los trabajadores y los patrones dispondrán de un término de quince días para presentar por escrito sus observaciones, acompañadas de las pruebas que las justifiquen. b) El Presidente de la República o el Gobernador del Estado o Territorio, tomando en consideración los datos del expediente, podrá declarar la obligatoriedad del contrato-ley. A R T Í C U L O 4 1 6 . El contrato-ley producirá efectos a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, o en el periódico oficial de la Entidad Federativa, salvo que la convención señale una fecha distinta. A R T Í C U L O 4 1 7 . El contrato-ley se aplicará no obstante cualquier disposición en contrario contenida en el contrato colectivo que la empresa tenga celebrado, salvo en aquellos puntos en que estas estipulaciones sean más favorables al trabajador. A R T Í C U L O 4 1 8 . En cada empresa, la administración del contrato-ley corresponderá al sindicato que represente dentro de ella el mayor número de A R T Í C U L O

227
trabajadores. La pérdida de la mayoría declarada por la Junta de Conciliación y Arbitraje produce la de la administración.
4 1 9 . En la revisión del contrat o-ley se observarán las normas siguientes: I. Podrán solicitar la revisión los sindicatos de trabajadores o los patrones que representen las mayorías señaladas en el artículo 406; II. La solicitud se presentará a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al Gobernador del Estado o Territorio o al Jefe del Departamento del Distrito Federal, noventa días antes del vencimiento del contrato-ley, por lo menos; III. La autoridad que reciba la solicitud, después de verificar el requisito de mayoría, convocará a los sindicatos de trabajadores y a los patrones afectados a una convención, que se regirá por lo dispuesto en el artículo 411; y IV. Si los sindicatos de trabajadores y los patrones llegan a un convenio, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Gobernador del Estado o Territorio o el Jefe del Departamento del Distrito Federal, ordenará su publicación en el Diario Oficial de la Federación o en el periódico oficial de la Entidad Federativa. Las reformas surtirán efectos a partir del día de su publicación, salvo que la convención señale una fecha distinta. A R T Í C U L O 4 1 9 B I S . Los contratos-ley serán revisables cada año en lo que se refiere a los salarios en efectivo por cuota diaria. La solicitud de esta revisión deberá hacerse por lo menos sesenta días antes del cumplimiento de un año transcurrido desde la fecha en que surta efectos la celebración, revisión o prórroga del contrato-ley. A R T Í C U L O 4 2 0 . Si ninguna de las partes solicitó la revisión o no se ejercitó el derecho de huelga, el contrato-ley se prorrogará por un período igual al que se hubiese fijado para su duración. A R T Í C U L O 4 2 1 . El contrato-ley terminará: I. Por mutuo consentimiento de las partes que representen la mayoría a que se refiere el artículo 406; y II. Si al concluir el procedimiento de revisión, los sindicatos de trabajadores y los patrones no llegan a un convenio, salvo que aquellos ejerciten el derecho de huelga. A R T Í C U L O

CAPITULO V REGLAMENTO INTERIOR DE TRABAJO
4 2 2 . Reglamento interior de trabajo es el conjunto de disposiciones obligatorias para trabajadores y patrones en el desarrollo de los trabajos en una empresa o establecimiento. No son materia del reglamento las normas de orden técnico y administrativo que formulen directamente las empresas para la ejecución de los trabajos. A R T Í C U L O

228
4 2 3 . El reglamento contendrá: I. Horas de entrada y salida de los trabajadores, tiempo destinado para las comidas y períodos de reposo durante la jornada; II. Lugar y momento en que deben comenzar y terminar las jornadas de trabajo; III. Días y horas fijados para hacer la limpieza de los establecimientos, maquinaria, aparatos y útiles de trabajo; IV. Días y lugares de pago; V. Normas para el uso de los asientos o sillas a que se refiere el artículo 132, fracción V; VI. Normas para prevenir los riesgos de trabajo e instrucciones para prestar los primeros auxilios; VII. Labores insalubres y peligrosas que no deben desempeñar los menores y la protección que deben tener las trabajadoras embarazadas; VIII. Tiempo y forma en que los trabajadores deben someterse a los exámenes médicos, previos o periódicos, y a las medidas profilácticas que dicten las autoridades; IX. Permisos y licencias; X. Disposiciones disciplinarias y procedimientos para su aplicación. La suspensión en el trabajo como medida disciplinaria, no podrá exceder de ocho días. 275 El trabajador tendrá derecho a ser oído antes de que se aplique la sanción; y XI. Las demás normas necesarias y convenientes de acuerdo con la naturaleza de cada empresa o establecimiento, para conseguir la mayor seguridad y regularidad en el desarrollo del trabajo. A R T Í C U L O 4 2 4 . En la formación del reglamento se observarán las normas siguientes: I. Se formulará por una comisión mixta de representantes de los trabajadores y del patrón; II. Si las partes se ponen de acuerdo, cualquiera de ellas, dentro de los ocho días siguientes a su firma, lo depositará ante la Junta de Conciliación y Arbitraje; A R T Í C U L O

Las correcciones disciplinarias establecidas en los estatutos a que se refiere el artículo 371 fracción VII de la Ley de la Materia son facultades consignadas a favor del Sindicato Titular del Contrato Colectivo o del Administrador del Contrato Ley para que el patrón las aplique a los miembros que sean sancionados por el sindicato; esto significa que la referida sanción equivale a la que aplica la empresa cuando así lo determina el Reglamento Interior de Trabajo y como la corrección por parte del patrón y la corrección disciplinaria aplicada por un sindicato tiene los mismos efectos, por perseguirse en ambas situaciones la suspensión en el trabajo como medida disciplinaria, esto significa que al existir la misma consecuencia jurídica, le debe ser aplicada también la misma disposición reguladora a que se refiere el artículo 423 de la Ley Federal del Trabajo en su fracción X. Ahora bien, si el patrón suspende indefinidamente a un trabajador esa suspensión se equipara a un despido, pues se le impide que preste sus servicios sin fundamento legal, ya que la suspensión no debe exceder como lo ordena el último ordenamiento jurídico citado, de ocho días, por lo que la corrección disciplinaria de suspensión impuesta por un sindicato no debe exceder de tal término y si tal medida es impuesta por el sindicato por tiempo indefinido esto equivale a la aplicación de la cláusula de exclusión por separación sin base legal y estatutaria, por lo que incurre en responsabilidad.
275

229
III. No producirán ningún efecto legal las disposiciones contrarias a esta ley, a sus reglamentos, y a los contratos colectivos y contratos-ley; y IV. Los trabajadores o el patrón, en cualquier tiempo, podrán solicitar de la Junta se subsanen las omisiones del reglamento o se revisen sus disposiciones contrarias a esta ley y demás normas de trabajo.
4 2 5 . El reglamento surtirá efectos a partir de la fecha de su depósito. Deberá imprimirse y repartirse entre los trabajadores y se fijará en los lugares más visibles del establecimiento. A R T Í CU L O

CAPITULO VI MODIFICACIÓN COLECTIVA DE LAS RELACIONES DE TRABAJO

4 2 6 . Los sindicatos de trabajadores o los patrones podrán solicitar de las Juntas de Conciliación y Arbitraje la modificación de las condiciones de trabajo contenidas en los contratos colectivos o en los contratos-ley: I. Cuando existan circunstancias económicas que la justifiquen; y II. Cuando el aumento del costo de la vida origine un desequilibrio entre el capital y el trabajo. La solicitud se ajustará a lo dispuesto en los artículos 398 y 419, fracción I, y se tramitará de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica. A R T Í C U L O

CAPITULO VII SUSPENSIÓN COLECTIVA DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
4 2 7 . Son causas de suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento: I. La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, o su incapacidad física o mental o su muerte, que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la suspensión de los trabajos; II. La falta de materia prima, no imputable al patrón; III. El exceso de producción con relación a sus condiciones económicas y a las circunstancias del mercado; IV. La incosteabilidad, de naturaleza temporal, notoria y manifiesta de la explotación; V. La falta de fondos y la imposibilidad de obtenerlos para la prosecución normal de los trabajos, si se comprueba plenamente por el patrón; y A R T Í C U L O

230
VI. La falta de administración por parte del Estado de las cantidades que se haya obligado a entregar a las empresas con las que hubiese contratado trabajos o servicios, siempre que aquéllas sean indispensables.
4 2 8 . La suspensión puede afectar a toda una empresa o establecimiento o a parte de ellos. Se tomará en cuenta el escalafón de los trabajadores a efecto de que sean suspendidos los de menor antigüedad. A R T Í C U L O 4 2 9 . En los casos señalados en el artículo 427, se observarán las normas siguientes: I. Si se trata de la fracción I, el patrón o su representante, dará aviso de la suspensión a la Junta de Conciliación y Arbitraje, para que está, previo el procedimiento consignado en el artículo 782 y siguientes, la apruebe o desapruebe; II. Si se trata de las fracciones III a V, el patrón, previamente a la suspensión, deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica; y III. Si se trata de las fracciones II y VI, el patrón, previamente a la suspensión, deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con las disposiciones contenidas en el artículo 782 y siguientes. A R T Í C U L O 4 3 0 . La Junta de Conciliación y Arbitraje, al sancionar o autorizar la suspensión, fijará la indemnización que deba pagarse a los trabajadores, tomando en consideración, entre otras circunstancias, el tiempo probable de suspensión de los trabajos y la posibilidad de que encuentren nueva ocupación, sin que pueda exceder del importe de un mes de salario. A R T Í C U L O 4 3 1 . El sindicato y los trabajadores podrán solicitar cada seis meses de la Junta de Conciliación y Arbitraje que verifique si subsisten las causas que originaron la suspensión. Si la junta resuelve que no subsisten, fijará un término no mayor de treinta días, para la reanudación de los trabajos. Si el patrón no los reanuda, los trabajadores tendrán derecho a la indemnización señalada en el artículo 50. A R T Í C U L O 4 3 2 . El patrón deberá anunciar con toda oportunidad la fecha de reanudación de los trabajos. Dará aviso al sindicato, y llamará por los medios que sean adecuados, a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje, a los trabajadores que prestaban sus servicios en la empresa cuando la suspensión fue decretada, y estará obligado a reponerlos en los puestos que ocupaban con anterioridad, siempre que se presenten dentro del plazo que fije el mismo patrón, que no podrá ser menor de treinta días, contado desde la fecha del último llamamiento. A R T Í C U L O

Si el patrón no cumple las obligaciones consignadas en el párrafo anterior, los trabajadores podrán ejercitar las acciones a que se refiere el artículo 48.

231

CAPITULO VIII TERMINACIÓN COLECTIVA DE LAS RELACIONES DE TRABAJO
4 3 3 . La terminación de las relaciones de trabajo como consecuencia del cierre de las empresas o establecimientos o de la reducción definitiva de sus trabajos, se sujetará a las disposiciones de los artículos siguientes. A R T Í C U L O

. Son causas de terminación de las relaciones de trabajo:276 I. La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, o su incapacidad física o mental o su muerte, que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la terminación de los trabajos; II. La incosteabilidad notoria y manifiesta de la explotación; III. El agotamiento de la materia objeto de una industria extractiva; IV. Los casos del artículo 38; y V. El concurso o la quiebra legalmente declarado, si la autoridad competente o los acreedores resuelven el cierre definitivo de la empresa o la reducción definitiva de sus trabajos.
A R T Í C U L O 4 3 4 4 3 5 . En los casos señalados en el artículo anterior, se observarán las normas siguientes: I. Si se trata de las fracciones I y V, se dará aviso de la terminación a la Junta de Conciliación y Arbitraje, para que esta, previo el procedimiento consignado en el artículo 782277 y siguientes, la apruebe o desapruebe; II. Si se trata de la fracción III, el patrón, previamente a la terminación, deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con las disposiciones contenidas en el artículo 782 y siguientes; y A R T Í C U L O

El reajuste constituye la reducción de empleados de una empresa o negociación dada la incosteabilidad de la producción, el exceso de la misma, la saturación del mercado o por causas de fuerza mayor que obligan al cierre de algún departamento, taller o sección, situación regulada por los artículos 34, fracción III, 437, 439 y 900 al 919 de la Ley Federal del Trabajo, teniendo acceso aquellos que se encuentren en tal supuesto, según el mencionado 439, a una remuneración de cuatro meses de gaje, más veinte días por cada año faenado o la cantidad estipulada en los contratos si fuese mayor y a la prima de antigüedad referida en el diverso 162; mientras que el despido implica la disolución del vínculo laboral por parte del patrón, ante el incumplimiento grave y culposo de las obligaciones del subordinado, encontrando las causas más comunes y enumeradas limitativamente en el precepto 47 de la legislación en comento, y frente a una rescisión injustificada, tendrá opción en tal caso el operario a elegir entre la indemnización de tres mensualidades de salario o su reinstalación.
276 277

Debe decir 892.

232
III. Si se trata de la fracción II, el patrón, previamente a la terminación, deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica.
4 3 6 . En los casos de terminación de los trabajos señalados en el artículo 434, salvo el de la fracción IV, los trabajadores tendrán derecho a una indemnización de tres meses de salario, y a recibir la prima de antigüedad a que se refiere el artículo 162. A R T Í C U L O 4 3 7 . Cuando se trate de reducción de los trabajos en una empresa o establecimiento, se tomará en consideración el escalafón de los trabajadores, a efecto de que sean reajustados los de menor antigüedad. A R T Í C U L O

4 3 8 . Si el patrón reanuda las actividades de su empresa o crea una semejante, tendrá las obligaciones señaladas en el artículo 154. Lo dispuesto en el párrafo anterior es aplicable, en el caso de que se reanuden los trabajos de la empresa declarada en estado de concurso o quiebra. A R T Í C U L O 4 3 9 . Cuando se trate de la implantación de maquinaria o de procedimientos de trabajo nuevos, que traiga como consecuencia la reducción de personal, a falta de convenio, el patrón deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 782278 y siguientes. Los trabajadores reajustados tendrán derecho a una indemnización de cuatro meses de salario, más veinte días por cada año de servicios prestados o la cantidad estipulada en los contratos de trabajo si fuese mayor y a la prima de antigüedad a que se refiere el artículo 162. A R T Í C U L O

TITULO OCTAVO HUELGAS
CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES
4 4 0 . Huelga es la suspensión temporal del trabajo llevada a cabo por una coalición de trabajadores. A R T Í C U L O

278

Debe decir 892.

233
4 4 1 . Para los efectos de este Título, los sindicatos de trabajadores son coaliciones permanentes. A R T Í C U L O 4 4 2 . La huelga puede abarcar a una empresa o a uno o varios de sus establecimientos. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 4 3

. La huelga debe limitarse al mero acto de la suspensión

del trabajo.
4 4 4 . Huelga legalmente existente es la que satisface los requisitos y persigue los objetivos señalados en el artículo 450. A R T Í C U L O 4 4 5 . La huelga es ilícita: I. Cuando la mayoría de los huelguistas ejecuten actos violentos contra las personas o las propiedades; y II. En caso de guerra, cuando los trabajadores pertenezcan a establecimientos o servicios que dependan del gobierno. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 4 6

. Huelga justificada es aquella cuyos motivos son

imputables al patrón.
4 4 7 . La huelga es causa legal de suspensión de los efectos de las relaciones de trabajo por todo el tiempo que dure.279 A R T Í C U L O 4 4 8 . El ejercicio del derecho de huelga suspende la tramitación de los conflictos colectivos de naturaleza económica pendientes ante la Junta de A R T Í C U L O

Conforme al artículo 447 de la Ley Federal del Trabajo, la huelga es causa legal de suspensión de los efectos de las relaciones de trabajo por todo el tiempo que dure, lo cual implica que tanto el trabajador como el patrón no tienen obligación de cumplir con sus deberes, entre otros, la prestación de servicios a cargo del primero, y el pago de salarios y cumplimiento de obligaciones relativas al régimen de seguridad social por parte del patrón. Ahora bien, el artículo 11 del Reglamento para el Pago de Cuotas del Seguro Social, publicado en el Diario Oficial de la Federación de fecha veintiocho de noviembre de mil novecientos noventa y cuatro, vigente a partir del día siguiente de su publicación, dispone que el patrón está obligado a comunicar al instituto citado el estallamiento de huelga y establece para el caso de omisión, que de declararse inexistente o legal el conflicto laboral, la obligación del patrón de restituir al mismo instituto el importe de las prestaciones en dinero otorgadas a los trabajadores durante el periodo de huelga o el pago de las cuotas obrero-patronales generadas por sus trabajadores desde el estallamiento del conflicto, según sea el caso, precisando que de existir convenio sancionado por la autoridad laboral competente durante el procedimiento de huelga, hasta antes de decidirse sobre la inexistencia o legalidad de aquélla, las cuotas aludidas se cubrirán proporcionalmente a los salarios caídos pactados; por tanto, si en el convenio por el cual se dio por terminada la huelga previamente a la declaración de inexistencia o legalidad de la misma, se omitió establecer pacto alguno respecto del pago de salarios caídos, es evidente que el patrón no tiene obligación de cubrir al instituto las cuotas obrero-patronales por el tiempo transcurrido desde el estallamiento del conflicto laboral.
279

234
Conciliación y Arbitraje, y la de las solicitudes que se presenten, salvo que los trabajadores sometan el conflicto a la decisión de la Junta. 280 No es aplicable lo dispuesto en el párrafo anterior cuando la huelga tenga por objeto el señalado en el artículo 450, fracción VI.
4 4 9 . La Junta d Conciliación y Arbitraje y las autoridades e civiles correspondientes deberán hacer respetar el derecho de huelga, dando a los trabajadores las garantías necesarias y prestándoles el auxilio que soliciten para suspender el trabajo. A R T Í C U L O

CAPITULO II OBJETIVOS Y PROCEDIMIENTO DE HUELGA
4 5 0 . La huelga deberá tener por objeto: I. Conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital; II. Obtener del patrón o patrones la celebración del contrato colectivo de trabajo y exigir su revisión al terminar el período de su vigencia, de conformidad con lo dispuesto en el Capítulo III del Título Séptimo; III. Obtener de los patrones la celebración del contrato-ley y exigir su revisión al terminar el período de su vigencia, de conformidad con lo dispuesto en el Capítulo IV del Título Séptimo; IV. Exigir el cumplimiento del contrato colectivo de trabajo o del contrato-ley en las empresas o establecimientos en que hubiese sido violado; V. Exigir el cumplimiento de las disposiciones legales sobre participación de utilidades; VI. Apoyar una huelga que tenga por objeto alguno de los enumerados en las fracciones anteriores; y VII. Exigir la revisión de los salarios contractuales a que se refieren los artículo 399 bis y 419 bis. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 5 1

. Para suspender los trabajos se requiere:

Si una empresa emplazada a huelga acude ante la Junta responsable a manifestar que ya no puede mantener abierta la fuente de trabajo debido a problemas económicos, lo que la obliga a cerrar la negociación y a liquidar a sus trabajadores, y ello basta para que el órgano jurisdiccional declarare la inexistencia del movimiento obrero, precisamente cuando iba a estallar con la colocación de banderas, tal proceder viola, por su inobservancia en perjuicio de los trabajadores, el artículo 902 de la Ley Federal del Trabajo, que en forma categórica ordena que una vez ejercido el derecho de huelga se suspenderán todos aquellos conflictos colectivos de naturaleza económica que tenga pendientes la negociación, sin que las Juntas puedan dar curso a las solicitudes de esa índole que la emplazada llegase a presentar, salvo que los trabajadores manifiesten por escrito estar de acuerdo en someter el conflicto a su decisión.
280

235
I. Que la huelga tenga por objeto alguno o algunos de los que señala el artículo anterior; II. Que la suspensión se realice por la mayoría de los trabajadores de la empresa o establecimiento. La determinación de la mayoría a que se refiere esta fracción, sólo podrá promoverse como causa para solicitar la declaración de inexistencia de la huelga, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 460, y en ningún caso como cuestión previa a la suspensión de los trabajos; y III. Que se cumplan previamente los requisitos señalados en el artículo siguiente:
A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 5 2 4 5 3 4 5 4 4 5 5 4 5 6

. (Se deroga). . (Se deroga). . (Se deroga). . (Se deroga). . (Se deroga).

4 5 7 . - La conciliación se ajustará a las normas siguientes: I.- Se observarán las consignadas para el procedimiento conciliatorio ante las juntas de conciliación y arbitraje, en lo que sean aplicables: II.- Si los trabajadores no concurren a la audiencia de conciliación, no correrá el término para la suspensión de las labores; III.- El presidente de la junta podrá emplear los medios de apremio para obligar al patrón a que concurra a la audiencia de conciliación; y IV.- Los efectos del aviso a que se refiere el artículo 452, fracción III, no se suspenderán por la audiencia de conciliación ni por la rebeldía del patrón para concurrir a ella. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 5 8 .

(Se deroga).

4 5 9 . La huelga es legalmente inexistente si: I. La suspensión del trabajo se realiza por un número de trabajadores menor al fijado en el artículo 451, fracción II; II. No ha tenido por objeto alguno de los establecidos en el artículo 450; y III. No se cumplieron los requisitos señalados en el artículo 452.281 No podrá declararse la inexistencia de una huelga por causas distintas a las señaladas en las fracciones anteriores. A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 6 0 4 6 1 4 6 2 4 6 3 4 6 4

. . . . .

(Se (Se (Se (Se (Se

deroga). deroga). deroga). deroga). deroga).

281

Esta fracción, debe de ser derogada también.

236
. (Se deroga). . Los trabajadores huelguistas deberán continuar prestando los siguientes servicios: I. Los buques, aeronaves, trenes, autobuses y demás vehículos de transporte que se encuentren en ruta, deberán conducirse a su punto de destino; y II. En los hospitales, sanatorios, clínicas y demás establecimientos análogos, continuará la atención de los pacientes recluidos al momento de suspenderse el trabajo, hasta que puedan ser trasladados a otro establecimiento.
A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 6 5 4 6 6 A R T Í C U L O A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 6 7 4 6 8

. (Se deroga). . (Se deroga).

4 6 9 . La huelga terminará: I. Por acuerdo entre los trabajadores huelguistas y los patrones; II. Si el patrón se allana, en cualquier tiempo, a las peticiones contenidas en el escrito de emplazamiento de huelga y cubre los salarios que hubiesen dejado de percibir los trabajadores; III. Por laudo arbitral de la persona o comisión que libremente elijan las partes; y IV. Por laudo de la Junta de Conciliación y Arbitraje si los trabajadores huelguistas someten el conflicto a su decisión. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 4 7 0 4 7 1

. (Se deroga). 937 actual. .- (se deroga). 938 actual.

TITULO NOVENO RIESGOS DE TRABAJO
4 7 2 . Las disposiciones de este Título se aplican a todas las relaciones de trabajo, incluidos los trabajos especiales, con la limitación consignada en el artículo 352. A R T Í C U L O A R T Í C U L O
283

. Riesgos de trabajos 282 son los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo.
4 7 3

Al establecerse en el artículo 49, último párrafo, de la Ley del Seguro Social, que se estima como riesgo de trabajo el que se produzca durante el traslado directo del trabajador, de su domicilio a su fuente de trabajo o viceversa, no necesariamente debe de reputarse con ese carácter únicamente el que se cause a un obrero durante una ruta específica y habitual que siga al dirigirse a su centro laboral, sino que en cada caso concreto debe de hacerse acucioso análisis de las circunstancias del siniestro, como por ejemplo si fue día laborable cuando aconteció, la ubicación de la empresa en la que prestaba los servicios el trabajador fallecido, su horario de entrada y salida a la misma, y el lugar en que se suscitó el accidente, para poder afirmar que se está en presencia de un accidente de trabajo. Por tanto, si el trabajador fallecido no siguió una ruta fija para dirigirse de su domicilio a su fuente de trabajo, atendiendo a la
282

237

. Accidente de trabajo 284 es toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte, producida repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste. 285 Quedan incluidos en la definición anterior os accidentes que se produzcan al l trasladarse el trabajador directamente de su domicilio 286 al lugar del trabajo y de éste a aquél. 287 288
A R T Í C U L O 4 7 4

ubicación en que ambos se encuentran, no por ello debe concluirse que el accidente en el que perdiera la vida aquél, no sea susceptible de calificarse como profesional para los efectos a que se refiere el artículo 49 de la Ley del Seguro Social, ya que en este caso debe atenderse a que aconteció en un día laborable y en un tiempo inmediato anterior al en que iniciara sus labores. ENFERMEDADES PROFESIONALES, QUE DEBE ENTENDERSE POR. Conforme a la fracción XIV del artículo 123 constitucional, los patrones son responsables de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales de los trabajadores, sufridos con motivo o en ejercicio de la profesión o trabajo que ejecutan; y de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 286 de la Ley Federal del Trabajo, enfermedad profesional es el estado patológico que sobreviene por una causa repetida por largo tiempo, como obligada consecuencia de la clase de trabajo que desempeña el obrero, o del medio en que se ve obligado a trabajar. De acuerdo con la definición que de enfermedad profesional da el citado artículo 286, debe entenderse que para que un padecimiento adquiera las características de profesional, debe adquirirse con motivo del trabajo que se desempeña o del medio que en el mismo se realiza, lo que significa que el origen de la enfermedad profesional es el trabajo, directamente. Ahora bien, si se comprueba que el trabajador murió de neumonía, producida a consecuencia de un enfriamiento que sufrió cuando se encontraba desempeñando el servicio que tenía encomendado, y el perito tercero en discordia dictaminó que la neumonía fue causada por dicho enfriamiento, concurre una de las circunstancias que tanto el precepto constitucional mencionado, como la Ley Federal del Trabajo, consideran como originario de un riesgo profesional o sea, que el padecimiento sobrevino por una causa motivada por la labor que desempeñaba el trabajador; y el laudo que no lo declara así, es violatorio de garantías.
283

ACCIDENTE DE TRABAJO, ELEMENTOS DEL. Son elementos necesarios para configurar un riesgo de trabajo: a). Que el trabajador sufra una lesión; b). Que le origen en forma directa la muerte o una perturbación permanente o temporal; c). Que dicha lesión se ocasione durante, o en ejercicio o con motivo de su trabajo, o d). Que el accidente se produzca al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar de trabajo y de éste a aquél. De manera que si sólo se demuestran los dos primeros elementos es de estimarse que no se configura el riesgo de trabajo.
284

Cuando a un trabajador se le proporciona un vehículo para el desempeño exclusivo de sus labores y pierde la vida a bordo del mismo en hora y día inhábiles, se genera a su favor la presunción de que tuvo lugar con motivo de su trabajo; a menos que se demuestre que utilizó indebidamente dicho medio de transporte para un fin diferente al que determinó su otorgamiento.
285

ACCIDENTE DE TRABAJO OCURRIDO EN TRAYECTO DE IDA O VUELTA AL DOMICILIO. CONCEPTO DE ESTE. Como la Ley Federal del Trabajo no consigna lo que debe entenderse por domicilio para el efecto de que pueda configurarse la hipótesis de riesgo
286

238

. Enfermedad de trabajo 289 es todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios.
A R T Í C U L O 4 7 5 4 7 6 . Serán consideradas en todo caso enfermedades de trabajo las consignadas en la tabla del artículo 513. 290 A R T Í C U L O

de trabajo en trayecto o traslado, establecido en el artículo 474, párrafo segundo, de la Ley Federal del Trabajo, debe considerarse como domicilio del trabajador aquel del cual habitualmente sale para trasladarse al lugar del trabajo y al cual, después de terminadas las labores, debe regresar. De esta manera, para establecer el domicilio del trabajador debe atenderse al en el que se halle con motivo del trabajo y le permita el trayecto mencionado, o al que tenga registrado ante la empresa siempre que sea factible que ordinariamente pueda hacer el itinerario de ida y vuelta de ese domicilio a su trabajo. ACCIDENTES NO PROFESIONALES. Si el trabajador, yendo a bordo de un camión de pasajeros, al llegar frente a la puerta del lugar en el que prestaba sus servicios, se lesionó en virtud de que dicho camión no hizo la parada que pidió, pues tuvo que bajarse estando el vehículo en movimiento, y resultas de la lesión que sufrió al fracturarse la base del cráneo, falleció el mismo día; debe decirse que tal accidente no tuvo el carácter de profesional por no haber sobrevenido en ejercicio de las labores del trabajador, no como consecuencia de ellas, ya que no utilizaba un medio de transporte proporcionado por la empresa, y menos aún fue a consecuencia de una estipulación contractual. Al respecto es pertinente invocar la jurisprudencia francesa, citada por los tratadistas Henri Capitant y Paul Cuche, en el sentido de que la citada jurisprudencia "reconoce que el accidente ocurrido al obrero en el trayecto para llegar al taller o para regresar de él, tiene el carácter de accidente de trabajo en dos casos: 1o. cuando ese trayecto se efectúa por medio de transporte previsto en una estipulación expresa del contrato de trabajo, (convoyes obreros, tranvías especiales, automóviles para recoger y llevar a domicilio).- 2o..." (Cours de Legislation Industrialle, 2a. edición, páginas 333 y 334, París, 1921). Concordantemente, en la cláusula 131 del contrato colectivo de trabajo celebrado en mil novecientos cuarenta y dos, entre el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y Petróleos Mexicanos, se estipula que: "En los casos en que algún trabajador sufra cualquier accidente en camino a su trabajo o al regresar de éste, utilizando con ese motivo medios de transporte, proporcionando directa o indirectamente por el patrón, tal accidente se considerará como profesional, y el patrón se obligará a proporcionar todas las prestaciones consignadas en este contrato".
287

Amparo directo en materia de trabajo 2460/46. Villicaña viuda de Gratecat María. 7 de febrero de 1947. Unanimidad de cinco votos. La publicación no menciona el nombre del ponente. El artículo 42 de la Ley del Seguro social manifiesta que “se considera accidente de trabajo toda lesión orgánica o perturbación funcional inmediata o posterior o la muerte producida repentinamente en el ejercicio o con motivo del trabajo, cualquiera que sea el lugar o el tiempo en que dicho trabajo se preste”
288

El artículo 43 de la Ley del Seguro Social establece que “serán enfermedades de trabajo las consignadas en la ley federal del trabajo”, luego entonces lo serán aquellas previstas en la tabla del artículo 513 de esta ley.
289

239

4 7 7 . Cuando los riesgos se realizan pueden producir: I. Incapacidad temporal; II. Incapacidad permanente parcial; III. Incapacidad permanente total; y IV. La muerte. A R T Í C U L O

4 7 8 . Incapacidad temporal es la pérdida de facultades o aptitudes que imposibilita parcial o totalmente a una persona para desempeñar su trabajo por algún tiempo. A R T Í C U L O 4 7 9 . Incapacidad permanente parcial es la disminución de las facultades o aptitudes de una persona para trabajar. 291 A R T Í C U L O

Conforme a la jurisprudencia sustentada por este Alto Tribunal, la prueba pericial médica es la idónea para determinar, tanto si el origen de una enfermedad es de carácter profesional, como el grado de incapacidad que le provoque al trabajador. Sin embargo, establecer una regla general, aplicable a la universalidad de los casos, para tener por acreditado el señalado vínculo causal, involucraría cargas procesales adicionales innecesarias y sin soporte legal, o bien, un desequilibrio entre las partes contendientes, al extremo de provocar laudos condenatorios basados en la simple afirmación del actor sustentada nada más que en el desahogo de una pericial médica que no arroje la convicción necesaria para tal fin. En atención a ello, si se trata de una enfermedad cuya profesionalidad se presume, o sea, de aquellas enumeradas en la tabla a que se refiere el artículo 513, de la Ley Federal del Trabajo, el dictamen médico que concluya sobre la existencia del padecimiento y el grado de la incapacidad, es suficiente para determinar dicho origen, sin perjuicio de que el demandado rinda pruebas que desvirtúen esta presunción, conforme al numeral 476 de la misma ley; fuera de este supuesto, es decir, tratándose de enfermedades no contempladas en la tabla de referencia, el peritaje debe establecer además, si existe o no una relación causal entre el padecimiento y el trabajo (relación directa) o el medio ambiente laboral (relación indirecta), así como especificar cuál es esa relación y los medios de que se valió el perito para su determinación y, para que el dictamen del experto alcance valor probatorio pleno, deberá encontrarse robustecido con el resultado de la visita que haga al lugar o centro de trabajo, para constatar cuáles eran o son las condiciones ambientales en que se vino desarrollando la actividad o profesión, si esto puede obtenerlo por sí mismo, o bien, auxiliado por un técnico o científico que se encargue de perfeccionar, esclarecer o ampliar las conclusiones del dictamen primigenio, salvo que en autos existan constancias de las que se desprendan los datos en cuestión, incluso otros dictámenes periciales relacionados con esas condiciones. Lo anterior, sin demérito de que las Juntas de Conciliación y Arbitraje actúen, en los términos previstos en el artículo 782, de la ley de la materia, en el sentido de ordenar con citación de las partes, el examen de lugares o reconocimiento por peritos, a fin de practicar las diligencias que juzguen convenientes para el esclarecimiento de la verdad.
290

Las pruebas confesional, testimonial, presuncional e instrumental de actuaciones, no son aptas y suficientes para determinar el grado de incapacidad, en virtud de que en esta los informantes sólo dan cuenta de un accidente de trabajo pero su dicho es inconducente para establecer la certeza de alguna lesión, por lo que los medios necesarios que determinar la lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior sufrida a consecuencia del accidente en el centro de trabajo lo constituye el examen pericial técnico (dictamen médico) que opine sobre el grado y alcance de la incapacidad.
291

240

4 8 0 . Incapacidad permanente total es la pérdida de facultades o aptitudes de una persona que la imposibilita para desempeñar cualquier trabajo por el resto de su vida. A R T Í C U L O 4 8 1 . La existencia de estados anteriores tales como idiosincrasias, taras, discrasias, intoxicaciones, o enfermedades crónicas, no es causa para disminuir el grado de la incapacidad, ni las prestaciones que correspondan al trabajador. A R T Í C U L O 4 8 2 . Las consecuencias posteriores de los riesgos de trabajo se tomarán en consideración para determinar el grado de la incapacidad. A R T Í C U L O 4 8 3 . Las indemnizaciones por riesgos de trabajo que produzcan incapacidades, se pagarán directamente al trabajador. En los casos de incapacidad mental, comprobados ante la Junta, la indemnización se pagará a la persona o personas, de las señaladas en el artículo 501, a cuyo cuidado quede; en los casos de muerte del trabajador, se observará lo dispuesto en el artículo 115. A R T Í C U L O 4 8 4 . Para determinar las indemnizaciones a que se refiere este Título, se tomará como base el salario diario que perciba el trabajador al ocurrir el riesgo y los aumentos posteriores que correspondan al empleo que desempeñaba, hasta que se determine el grado de la incapacidad, el de la fecha en que se produzca la muerte o el que percibía al momento de su separación de la empresa. A R T Í C U L O 4 8 5 . La cantidad que se tome como base para el pago de las indemnizaciones no podrá ser inferior al salario mínimo. 292 A R T Í C U L O 4 8 6 . Para determinar las indemnizaciones a que se refiere este título, si el salario que percibe el trabajador excede del doble del salario mínimo del área geográfica de aplicación a que corresponda el lugar de prestación del trabajo, se considerará esa cantidad como salario máximo. Si el trabajo se presta A R T Í C U L O

Si la cuantificación de la pensión por enfermedades de trabajo, obtenida del promedio de las cincuenta y dos últimas semanas o de las que estuvieren cotizadas o si el aseguramiento fuese por tiempo menor, conforme al artículo 65, fracción II, párrafo segundo, de la anterior Ley del Seguro Social, resulta inferior al salario mínimo, no cumple el principio de justicia social postulado en el precepto 123, apartado A, fracción XXIX, constitucional, de otorgar protección y bienestar a los trabajadores incapacitados por enfermedades profesionales, disposición que es superior en rango a la ley secundaria del seguro social; en consecuencia debe estarse a lo dispuesto en el artículo 485 de la Ley Federal del Trabajo, que contempla el concepto de indemnización derivada de un riesgo profesional, dado que la pensión por incapacidad originada por enfermedad de trabajo regulada en el citado artículo 65 de la anterior Ley del Seguro Social, es teleológicamente un equivalente jurídico de la indemnización prevista en la ley obrera.
292

241
en lugares de diferentes áreas geográficas de aplicación, el salario máximo será el doble del promedio de los salarios mínimos respectivos. 293
4 8 7 . Los trabajadores que sufran un riesgo de trabajo tendrán derecho a: 294 I. Asistencia médica y quirúrgica; II. Rehabilitación; III. Hospitalización, cuando el caso lo requiera; IV. Medicamentos y material de curación; V. Los aparatos de prótesis y ortopedia necesarios; y VI. La indemnización fijada en el presente Título. A R T Í C U L O 4 8 8 . El patrón queda exceptuado de las obligaciones que determina el artículo anterior, en los casos y con las modalidades siguientes:295 I. Si el accidente ocurre encontrándose el trabajador en estado de embriaguez; II. Si el accidente ocurre encontrándose el trabajador bajo la acción de algún narcótico o droga enervante, salvo que exista prescripción médica y que el trabajador hubiese puesto el hecho en conocimiento del patrón y le hubiese presentado la prescripción suscrita por el médico; III. Si el trabajador se ocasiona intencionalmente una lesión por sí solo o de acuerdo con otra persona; y A R T Í C U L O

En términos de los artículos 162, fracción II, y 486 de la Ley Federal del Trabajo, el pago de la prima de antigüedad se debe efectuar con base al doble del salario mínimo vigente en la época en que nazca el derecho a recibir tal prestación, cuando el salario exceda de dicha cantidad o con el que reciba el trabajador si es inferior al referido tope legal. Sin embargo, de una sana interpretación de esas disposiciones legales se concluye que, si el salario del trabajador es inferior al mínimo, con éste debe cubrirse la prima de antigüedad, pues de otra manera, se estarían violando en perjuicio del obrero los principios de justicia social y equidad consagrados por la Carta Fundamental y la Ley Federal del Trabajo.
293

La reparación del daño proveniente de un ilícito que se cometa en agravio de un trabajador es totalmente diferente de las prestaciones laborales que, en su caso; pudieron corresponderle como trabajador cuando fallece en el desempeño de sus labores. En efecto, el derecho a aguinaldo, vacaciones, prima vacacional y prima de antigüedad se generan por la prestación de servicios regida por la Ley Federal del Trabajo, y son a cargo del patrón; mientras que la reparación del daño se deberá por la comisión de un hecho delictuoso y debe cubrirlo el propio delincuente; o alguno de los terceros que la legislación penal prevé, en esa razón, si existe constancia de que se pagó la reparación del daño, el pago de esa suma no exime al patrón de cubrir las prestaciones laborales que se le reclamen.
294

Los artículos 488 de la ley federal del trabajo, 46 de la ley del Seguro Social y 37 de la ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado no consideran para efectos de estas mismas las lesiones que le ocurran al trabajador si estas son; a) en estado de ebriedad; b) bajo la acción de psicotrópicos, narcóticos o enervantes; c) por autolesión sola o asistida; d) por causa de riña o intento de suicidio. Sin embargo, aunque el riesgo que ocasionó la muerte del asegurado se califique como no de trabajo, los beneficiarios del trabajador fallecido recibirán las prestaciones en dinero que la ley otorga para los riesgos de trabajo, conforme a la fracción II del artículo 47 de la ley del seguro social.
295

242
IV. Si la incapacidad es el resultado de alguna riña o intento de suicidio. El patrón queda en todo caso obligado a prestar los primeros auxilios y a cuidar del traslado del trabajador a su domicilio o a un centro médico.
4 8 9 . No libera al patrón de responsabilidad: I. Que el trabajador explícita o implícitamente hubiese asumido los riesgos de trabajo; II. Que el accidente ocurra por torpeza o negligencia del trabajador; y III. Que el accidente sea causado por imprudencia o negligencia de algún compañero de trabajo o de una tercera persona. A R T Í C U L O 4 9 0 . En los casos de falta inexcusable del patrón, la indemnización podrá aumentarse hasta en un veinticinco por ciento, a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje. Hay falta inexcusable del patrón: I. Si no cumple las disposiciones legales y reglamentarias para la prevención de los riesgos de trabajo; II. Si habiéndose realizado accidentes anteriores, no adopta las medidas adecuadas para evitar su repetición; III. Si no adopta las medidas preventivas recomendadas por las comisiones creadas por los trabajadores y los patrones, o por las autoridades del Trabajo; IV. Si los trabajadores hacen notar al patrón el peligro que corren y éste no adopta las medidas adecuadas para evitarlo; y V. Si concurren circunstancias análogas, de la misma gravedad a las mencionadas en las fracciones anteriores. A R T Í C U L O 4 9 1 . Si el riesgo produce al trabajador una incapacidad temporal, la indemnización consistirá en el pago íntegro del salario que deje de percibir mientras subsista la imposibilidad de trabajar. Este pago se hará desde el primer día de la incapacidad. Si a los tres meses de iniciada una incapacidad no está el trabajador en aptitud de volver al trabajo, él mismo o el patrón podrá pedir, en vista de los certificados médicos respectivos, de los dictámenes que se rindan y de las pruebas conducentes, se resuelva si debe seguir sometido al mismo tratamiento médico y gozar de igual indemnización o procede declarar su incapacidad permanente con la indemnización a que tenga derecho. Estos exámenes podrán repetirse cada tres meses. El trabajador percibirá su salario hasta que se declare su incapacidad permanente y se determine la indemnización a que tenga derecho. A R T Í C U L O 4 9 2 . Si el riesgo produce al trabajador una incapacidad permanente parcial, la indemnización consistirá en el pago del tanto por ciento que fija la tabla de valuación de incapacidades, calculado sobre el importe que debería pagarse si la incapacidad hubiese sido permanente total. Se tomará el tanto por ciento que corresponda entre el máximo y el mínimo establecidos, tomando en consideración la edad del trabajador, la importancia de la incapacidad y la mayor o menor aptitud para ejercer actividades remuneradas, semejantes a A R T Í C U L O

243
su profesión 296 u oficio. Se tomará asimismo en consideración si el patrón se ha preocupado por la reeducación profesional del trabajador.
4 9 3 . Si la incapacidad parcial consiste en la pérdida absoluta de las facultades o aptitudes del trabajador para desempeñar su profesión, la Junta de Conciliación y Arbitraje podrá aumentar la indemnización hasta el monto de la que correspondería por incapacidad permanente total, tomando en consideración la importancia de la profesión y la posibilidad de desempeñar una de categoría similar, susceptible de producirle ingresos semejantes. 297 A R T Í C U L O 4 9 4 . El patrón no estará obligado a pagar una cantidad mayor de la que corresponda a la incapacidad permanente total aunque se reúnan más de dos incapacidades. A R T Í C U L O 4 9 5 . Si el riesgo produce al trabajador una incapacidad permanente total, la indemnización consistirá en una cantidad equivalente al importe de mil noventa y cinco días de salario. A R T Í C U L O 4 9 6 . Las indemnizaciones que debe percibir el trabajador en los casos de incapacidad permanente parcial o total, le serán pagadas íntegras, sin que se haga deducción de los salarios que percibió durante el período de incapacidad temporal. A R T Í C U L O 4 9 7 . Dentro de los dos años siguientes al en que se hubiese fijado el grado de incapacidad, podrá el trabajador o el patrón solicitar la revisión del grado, si se comprueba una agravación o una atenuación posterior. A R T Í C U L O 4 9 8 . El patrón está obligado a reponer en su empleo al trabajador que sufrió un riesgo de trabajo, si está capacitado, siempre que se presente dentro del año siguiente a la fecha en que se determinó su incapacidad. No es aplicable lo dispuesto en el párrafo anterior si el trabajador recibió la indemnización por incapacidad permanente total. A R T Í C U L O

Se debe entender por "profesión" no necesariamente la labor que el trabajador realizaba en el momento de ocurrir el accidente, sino la actividad u oficio que realizaba ordinariamente en mérito de tener la capacitación para ello, sea por poseer las facultades o aptitudes específicas para su desempeño, o porque haya realizado los estudios o cursos correspondientes, o bien porque su competencia derive de la práctica del trabajo
296

La facultad que el artículo 493 de la Ley Federal del Trabajo concede a las Juntas de Conciliación y Arbitraje para aumentar el monto de la pensión por incapacidad parcial permanente hasta el monto de la que correspondería por una total, se encuentra condicionada a la existencia de un dictamen pericial en el que se acredite la pérdida absoluta de facultades del trabajador para desempeñar su profesión, ya que tal circunstancia es una cuestión meramente técnica-científica que requiere del apoyo de expertos; una vez determinada la referida pérdida absoluta de facultades del trabajador para desempeñar su profesión, la Junta hará la valoración jurídica para decidir de manera fundada y motivada si decreta el aumento indemnizatorio y en qué medida.
297

244

4 9 9 . Si un trabajador víctima de un riesgo no puede desempeñar su trabajo, pero sí algún otro, el patrón estará obligado a proporcionárselo, de conformidad con las disposiciones del contrato colectivo de trabajo. A R T Í C U L O 5 0 0 . Cuando el riesgo traiga como consecuencia la muerte del trabajador, la indemnización comprenderá: I. Dos meses de salario por concepto de gastos funerarios; y II. El pago de la cantidad que fija el artículo 502. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 5 0 1

. Tendrán derecho a recibir indemnización en los casos de

muerte:

298

MODELO DE UNA DEMANDA SOLICITANDO LA INDEMNIZACIÓN POR MUERTE DEL TRABAJADOR.
298

C. Presidente de la H. Junta (que corresponda) P r e s e n t e.- - - - - - - - - - - -, mexicana mayor de edad, por mi propio derecho y en representación de mis menores hijos - - - - - - - - - - - - de apellidos - - - - - - - - , señalando el domicilio ubicado en - - - - - para oír y recibir todo tipo de notificaciones y autorizando al c. Licenciado - - - - - - en términos de la carta poder adjunta a este escrito de demanda, ante Usted, con el debido respeto, comparezco para exponer lo siguiente: Que vengo a demandar de la empresa - - - - - - - - quien tiene su domicilio ubicado en - - - - - - las siguientes prestaciones: PRIMERA: El pago de la cantidad de $- - - - - -, correspondiente a setecientos días pagados razón de $- - - - por día, de acuerdo a lo previsto por el artículo 502 de la Ley federal del trabajo. SEGUNDA: El pago de la cantidad de $- - - - -- - , correspondiente a 60 días de salario pagados a razón de $- - - - por día, de acuerdo a lo previsto por el artículo 500 de la ley federal del trabajo. Lo anterior, de acuerdo a las siguientes consideraciones de hechos: PRIMERO: Fui esposa del trabajador - - - - - - -, quien se desempeñaba como - - - - percibiendo un salario de - - - - -- diarios, laborando de - - - - - - - desde la fecha - - - - - - -. Mi relación civil la acredito con copia certificada del acta de matrimonio - - - - de fecha - - - - de esta ciudad. SEGUNDO: Los menores por mi representados, - - - y - - - - de apellidos - - - - - - - - eran producto de nuestro matrimonio, tal y como lo compruebo con las copias certificadas de las

245
I. La viuda, o el viudo que hubiese dependido económicamente de la trabajadora y que tenga una incapacidad de cincuenta por ciento o más, y los hijos menores de dieciséis años y los mayores de esta edad si tienen una incapacidad de cincuenta por ciento o más; 299 actas de nacimiento - - - - - - y - - - - - de fechas - - - - - - y - - - - - - del registro civil de esta ciudad, y como de las mismas se desprenden, ambos son menores de dieciséis años. TERCERO: El día - - - - -, al estar prestando sus servicios mi esposo en - - - - - - -, se suscitó un accidente en donde mi difunto esposo perdió la vida, estos hechos se pueden deducir fehacientemente del informe que rinda a través del C. Agente del Ministerio Público en la indagatoria formada con el número - - -/2000 el cual ofreceré en el momento procesal oportuno en caso de que la demandada objete este hecho. CUARTO: Debido a que hasta el presente momento no se me ha hecho efectivo el pago de las prestaciones deducidas en esta demanda como consecuencia del fallecimiento de quien en vida llevara el nombre de - - - - - - y quien se desempeñara como - - - - con la demandada, comparezco ante este órgano jurisdiccional para solicitar el pago de estas en su totalidad. Por lo anteriormente expuesto y fundado a Usted, C. Presidente de esta H. Junta, muy atentamente le pido: Primero: Tenerme por presentado con el escrito de cuenta demandando a - - - - - - - - - el pago de las prestaciones deducidas en los artículos 500 y 503 de la ley federal del trabajo. Segundo: Correr traslado a la demandada en el domicilio por mi señalado, así como fijar fecha y hora para la realización de la audiencia de conciliación, demanda y excepciones. Protesto lo conducente en la ciudad de - - - - - - a los - - - días del mes de - - - - de -- - - . Nombre y firma. Ahora bien, si en la audiencia de conciliación la demandada controvierte los hechos expuestos, será el actor quien tenga que demostrar y acreditar lo dicho en cuanto a a) la dependencia económica que se tenia con el trabajador fallecido, b) la relación de trabajo que unía al trabajador con la demandada, c) monto del salario y d) que la muerte haya sido como consecuencia de la relación de trabajo. Esto se deberá acreditar en la audiencia de ofrecimiento de pruebas, para lo cual se deberán de ofrecer los documentos públicos tales como acta de matrimonio o testimonial en caso de ser amasia(o), acta de nacimiento de los menores hijos o bien mayores pero que se encuentren incapacitados (anexando también la probanza que acredite dicha causa), documentos privados tales como contrato de trabajo o recibos de pago, y en su caso considerando que la demandada haya omitido el aviso a la junta con motivo del accidente de acuerdo a lo previsto por el artículo 504, se deberá pedir el informe de la agencia del ministerio público que haya conocido de la averiguación previa con motivo de la muerte del trabajador, así como las testimoniales, pruebas periciales y demás que sirvan para acreditar el dicho. Para el ofrecimiento de las pruebas, se deberá observar lo establecido en ese capitulo. BENEFICIARIOS EN MATERIA LABORAL, DECLARACIÓN DE. EL PATRÓN CARECE DE INTERÉS JURÍDICO PARA IMPUGNAR SU RESOLUCIÓN. De una interpretación armónica de los artículos 115, 501, 503, 892 a 899 y demás relativos de la Ley
299

246
II. Los ascendientes concurrirán con las personas mencionadas en la fracción anterior, a menos que se pruebe que no dependían económicamente del trabajador; III. A falta de cónyuge supérstite, concurrirá con las personas señaladas en las dos fracciones anteriores, la persona con quien el trabajador vivió como si fuera su cónyuge durante los cinco años que precedieron inmediatamente a su muerte, o con la que tuvo hijos, siempre que ambos hubieran permanecido libres de matrimonio 300 durante el concubinato. IV. A falta de cónyuge supérstite, hijos y ascendientes, las personas que dependían económicamente del trabajador concurrirán con la persona que reúna los requisitos señalados en la fracción anterior, en la proporción en que cada una dependía de él; y

Federal del Trabajo, se concluye que el procedimiento de beneficiarios y dependencia económica, que tiene como única finalidad que se declare por parte de la autoridad laboral, quién es el que habrá de suceder al trabajador fallecido en el beneficio de una condena en contra del patrón, respecto de una acción previamente instaurada, sólo podría impugnarse por alguna de las personas que se considerara con mejor derecho en términos de las fracciones I a V, del mencionado artículo 501, pero la determinación adoptada en el procedimiento respectivo no genera un perjuicio o agravio personal y directo en la esfera jurídica del patrón, habida cuenta de que al existir una condena previa en su contra, independientemente de quién resulte beneficiario, él tendrá que cumplirla, lo que actualiza la hipótesis de improcedencia prevista en la fracción V, del artículo 73 que, aplicado en concordancia con el artículo 74, fracción III, ambos de la Ley de Amparo, conduce al sobreseimiento del juicio. Contradicción de tesis 47/97. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado del Quinto Circuito y el Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y de Trabajo del Séptimo Circuito. 25 de febrero de 1998. Cinco votos. Ponente: Juan Díaz Romero. Secretario: Edgar Humberto Muñoz Grajales. INDEMNIZACION POR MUERTE DEL TRABAJADOR, EN CASO DE CONCURRENCIA DE DOS RECLAMANTES QUE ACREDITEN SER ESPOSAS DEL TRABAJADOR FALLECIDO. LA JUNTA CARECE DE FACULTAD LEGAL PARA DECIDIR SOBRE LA VALIDEZ DE UN MATRIMONIO Y LA NULIDAD DEL OTRO. Del texto del artículo 501, fracción I, de la Ley Federal del Trabajo, se advierte que el derecho de la viuda a recibir la indemnización en los casos de muerte depende exclusivamente de esa calidad, prescindiéndose, por tanto, de cualesquiera otra circunstancia que pudiera haber mediado entre los cónyuges, como sería el que la esposa dependiera económicamente o no del trabajador, o que hubieran vivido juntos o separados. En esas condiciones, la Junta sólo tiene facultades para otorgar la indemnización a la esposa del trabajador, y cuando se presentan dos personas alegando tener derecho a la indemnización por ser esposas del trabajador, exhibiendo como justificante copia certificada del acta del registro civil correspondiente al matrimonio que cada una celebró con el trabajador, la Junta carece de facultad para decidir cuál de las actas es válida, o cuál matrimonio es nulo, porque esas cuestiones son de la competencia exclusiva, por razón de materia, de los tribunales civiles. Así las cosas, si la nulidad de un matrimonio no le compete a las autoridades de trabajo, de ello se sigue que tampoco pueden fijar el derecho de alguna de las pretendidas cónyuges, en tanto la autoridad competente no declare tal nulidad.

247
V. A falta de las personas mencionadas en las fracciones anteriores, el Instituto Mexicano del Seguro Social.
5 0 2 . En caso de muerte del trabajador, la indemnización que corresponda a las personas a que se refiere el artículo anterior será la cantidad equivalente al importe de setecientos treinta días de salario, sin deducir la indemnización que percibió el trabajador durante el tiempo en que estuvo sometido al régimen de incapacidad temporal. A R T Í C U L O 5 0 3 . Para el pago de la indemnización en los casos de muerte por riesgo de trabajo, se observarán las normas siguientes: I. La Junta de Conciliación Permanente o el Inspector del Trabajo que reciba el aviso de la muerte, o la Junta de Conciliación y Arbitraje ante la que se reclame el pago de la indemnización, mandará practicar dentro de las veinticuatro horas siguientes una investigación encaminada a averiguar qué personas dependían económicamente del trabajador y ordenará se fije un aviso en lugar visible del establecimiento donde prestaba sus servicios, convocando a los beneficiarios para que comparezcan ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, dentro de un término de treinta días, a ejercitar sus derechos; II. Si la residencia del trabajador en el lugar de su muerte era menor de seis meses, se girará exhorto a la Junta de Conciliación Permanente, a la de Conciliación y Arbitraje o al Inspector del Trabajo del lugar de la última residencia, a fin de que se practique la investigación y se fije el aviso mencionado en la fracción anterior; III. La Junta de Conciliación Permanente, la de Conciliación y Arbitraje o el Inspector del Trabajo, independientemente del aviso a que se refiere la fracción I, podrá emplear los medios publicitarios que juzgue conveniente para convocar a los beneficiarios; IV. La Junta de Conciliación Permanente, o el Inspector del Trabajo, concluida la investigación, remitirá el expediente a la Junta de Conciliación y Arbitraje; V. Satisfechos los requisitos señalados en las fracciones que anteceden y comprobada la naturaleza del riesgo, la Junta de Conciliación y Arbitraje, con audiencia de las partes, dictará resolución, determinando qué personas tienen derecho a la indemnización; VI. La Junta de Conciliación y Arbitraje apreciará la relación de esposo, esposa, hijos y ascendientes, sin sujetarse a las pruebas legales que acrediten el matrimonio o parentesco, pero no podrá dejar de reconocer lo asentado en las actas del Registro Civil; y VII. El pago hecho en cumplimiento de la resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje libera al patrón de responsabilidad. Las personas que se presenten a deducir sus derechos con posterioridad a la fecha en que se hubiese verificado el pago, sólo podrán deducir su acción en contra de los beneficiarios que lo recibieron. A R T Í C U L O

248
5 0 4 . Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes:301 I. Mantener en el lugar de trabajo los medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios y adiestrar personal para que los preste; II. Cuando tenga a su servicio más de cien trabajadores, establecer una enfermería, dotada con los medicamentos y material de curación necesarios para la atención médica y quirúrgica de urgencia. Estará atendida por personal competente, bajo la dirección de un médico cirujano. Si a juicio de éste no se puede prestar la debida atención médica y quirúrgica, el trabajador será trasladado a la población u hospital en donde pueda atenderse a su curación; III. Cuando tengan a su servicio más de trescientos trabajadores, instalar un hospital, con el personal médico y auxiliar necesario; IV. Previo acuerdo con los trabajadores, podrán los patrones celebrar contratos con sanatorios u hospitales ubicados en el lugar en que se encuentre el establecimiento o a una distancia que permita el traslado rápido y cómodo de los trabajadores, para que presten los servicios a que se refieren las dos fracciones anteriores; V. Dar aviso escrito a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al inspector del Trabajo y a la Junta de Conciliación Permanente o a la de Conciliación y Arbitraje, dentro de las 72 horas siguientes, de los accidentes que ocurran, proporcionando los siguientes datos y elementos: a) Nombre y domicilio de la empresa; b) Nombre y domicilio del trabajador; así como su puesto o categoría y el monto de su salario; c) Lugar y hora del accidente, con expresión sucinta de los hechos; d) Nombre y domicilio de las personas que presenciaron el accidente; y, e) Lugar en que se presta o haya prestado atención médica al accidentado. VI. Tan pronto se tenga conocimiento de la muerte de un trabajador por riesgos de trabajo, dar aviso escrito a las autoridades que menciona la fracción anterior, proporcionando, además de los datos y elementos que señala dicha fracción, el nombre y domicilio de las personas que pudieran tener derecho a la indemnización correspondiente. VII. (Se deroga). A R T Í C U L O 5 0 5 . Los médicos de las empresas serán designados por los patrones. Los trabajadores podrán oponerse a la designación, exponiendo las razones en que se funden. En caso de que las partes no lleguen a un acuerdo, resolverá la Junta de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O 5 0 6 . Los médicos de las empresas están obligados: I. Al realizarse el riesgo, a certificar si el trabajador queda capacitado para reanudar su trabajo; II. Al terminar la atención médica, a certificar si el trabajador está capacitado para reanudar su trabajo; A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 155 días de salario mínimo conforme al artículo 997.
301

249
III. A emitir opinión sobre el grado de incapacidad; y IV. En caso de muerte, a expedir certificado de defunción.
5 0 7 . El trabajador que rehuse con justa causa recibir la atención médica y quirúrgica que le proporcione el patrón, no perderá los derechos que otorga este Título. A R T Í C U L O 5 0 8 . La causa de la muerte por riesgo de trabajo podrá comprobarse con los datos que resulten de la autopsia, cuando se practique, o por cualquier otro medio que permita determinarla. Si se practica la autopsia, los presuntos beneficiarios podrán designar un médico que la presencie. Podrán igualmente designar un médico que la practique, dando aviso a la autoridad. El patrón podrá designar un médico que presencie la autopsia. A R T Í C U L O 5 0 9 . En cada empresa o establecimiento se organizarán las comisiones de seguridad e higiene que se juzgue necesarias, compuestas por igual número de representantes de los trabajadores y del patrón, para investigar las causas de los accidentes y enfermedades, proponer medidas para prevenirlos y vigilar que se cumplan. A R T Í C U L O 5 1 0 . Las comisiones a que se refiere el artículo anterior, serán desempeñadas gratuitamente dentro de las horas de trabajo. A R T Í C U L O 5 1 1 . Los Inspectores del Trabajo tienen las atribuciones y deberes especiales siguientes: I. Vigilar el cumplimiento de las normas legales y reglamentarias sobre prevención de los riesgos de trabajo y seguridad de la vida y salud de los trabajadores; II. Hacer constar en actas especiales las violaciones que descubran; y III. Colaborar con los trabajadores y el patrón en la difusión de las normas sobre prevención de riesgos, higiene y salubridad. A R T Í C U L O 5 1 2 . En los reglamentos de esta ley y en los instructivos que las autoridades laborales expidan con base en ellos, se fijarán las medidas necesarias para prevenir los riesgos de trabajo 302 y lograr que éste se preste en condiciones que aseguren la vida y la salud de los trabajadores. 303 A R T Í C U L O

NOM-017-STPS-1994. Relativa al equipo de protección personal para los trabajadores en los centros de trabajo.
302

1. Objetivo: Establecer los requerimientos de la selección y uso del equipo de protección personal para proteger al trabajador de los agentes del medio ambiente de trabajo que puedan alterar su salud y vida. 1.1 Campo de aplicación:

250

Esta NOM-STPS- se aplica como medida de control personal en aquellas actividades laborales que por su naturaleza, los trabajadores estén expuestos a riesgos específicos. 2. Referencia. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 123 Apartado "A" Fracción XV; Ley Federal del Trabajo, Artículos 512 y 527; Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Título Noveno. 3. Requerimientos: 3.1 Para el patrón: Elaborar por escrito y conservar los estudios y análisis del riesgo para determinar el uso del equipo de protección personal. Tal información deberá proporcionarla a la Autoridad Laboral cuando ésta lo solicite. Para la selección del equipo de protección personal el patrón debe desarrollar las siguientes actividades: A) Establecer las características de acuerdo a los requerimientos del equipo de protección personal. B) Proporcionar a los trabajadores la capacitación y el adiestramiento necesario para el uso, limpieza, mantenimiento, limitaciones y almacenamiento del equipo de protección personal. C) Informar a la comisión mixta de los requerimientos del equipo de protección personal a fin de que ésta vigile el adecuado cumplimiento de la presente NOMSTPS- en los centros de trabajo. D) Deben dotar a los trabajadores con el equipo de protección personal de acuerdo al riesgo específico. 3.2 Para el trabajador: A) B) C) Tiene la obligación de usar el equipo de protección personal que se le proporcione. Participar y poner en práctica la capacitación específica recibida. Cumplir con los programas de limpieza y mantenimiento establecidos.

4. Requisitos del equipo de protección personal. El equipo de protección personal que el patrón ponga a disposición de los trabajadores debe cumplir con:

251

A) B) C) D) E) F)

Proteger del riesgo específico. El uso debe ser personal. Método de mantenimiento. Establecer tiempo de uso y vida útil. Estar acorde a las características y dimensiones físicas de los trabajadores. la protección personal proporcionada a los trabajadores deberá atenuar o proteger a los trabajadores. Para cumplir con los niveles máximos permisibles y los criterios de exposición establecidos en el Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo y sus NOM-STPS-, de acuerdo a la región anatómica del trabajador que está expuesta.

303

Reglamento Federal de seguridad e higiene: TITULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES Y OBLIGACIONES DE LOS PATRONES Y TRABAJADORES CAPITULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 1º. El presente Reglamento es de observancia general en todo el territorio nacional y sus disposiciones son de orden público e interés social, y tiene por objeto establecer las medidas necesarias de prevención de los accidentes y enfermedades de trabajo, tendientes a lograr que la prestación del trabajo se desarrolle en condiciones de seguridad, higiene y medio ambiente adecuados para los trabajadores, conforme a lo dispuesto en la Ley Federal del Trabajo y los Tratados Internacionales celebrados y ratificados por los Estados Unidos Mexicanos en dichas materias. ARTICULO 2º. Para los efectos de este ordenamiento, se entenderá por: I. Actividades peligrosas: Es el conjunto de tareas derivadas de los procesos de trabajo, que generan condiciones inseguras y sobreexposición a los agentes físicos, químicos o biológicos, capaces de provocar daño a la salud de los trabajadores o al centro de trabajo; Centro de trabajo: Todo aquel lugar, cualquiera que sea su denominación, en el que se realicen actividades de producción, de comercialización o de prestación de servicios, o en el que laboren personas que estén sujetas a una relación de trabajo; Contaminantes del ambiente de trabajo: Son los agentes físicos, químicos y biológicos capaces de modificar las condiciones del medio ambiente del centro de trabajo, que por sus propiedades, concentración, nivel y tiempo de exposición o acción pueden alterar la salud de los trabajadores; Equipo para el transporte de materiales: Son los vehículos utilizados para el transporte de materiales de cualquier tipo, en forma continua o intermitente entre dos o más estaciones de trabajo destinados al proceso de producción, en los centros de trabajo;

II.

III.

IV.

252

V.

VI.

VII. VIII. IX. X.

XI. XII. XIII.

XIV.

XV. XVI.

XVII.

XVIII.

Ergonomía: Es la adecuación del lugar de trabajo, equipo, maquinaria y herramientas al trabajador, de acuerdo a sus características físicas y psíquicas, a fin de prevenir accidentes y enfermedades de trabajo y optimizar la actividad de éste con el menor esfuerzo, así como evitar la fatiga y el error humano; Espacio confinado: Es un lugar lo suficientemente amplio, con ventilación natural deficiente, configurado de tal manera que una persona puede en su interior desempeñar una tarea asignada, que tiene medios limitados o restringidos para su acceso o salida, que no está diseñado para ser ocupado por una persona en forma continua y en el cual se realizan trabajos específicos ocasionalmente; Ley: La Ley Federal del Trabajo; Lugar de trabajo: Es el sitio donde el trabajador desarrolla sus actividades laborales específicas para las cuales fue contratado, en el cual interactúa con los procesos productivos y el medio ambiente laboral; Material: Es todo elemento, compuesto o mezcla, ya sea materia prima, subproducto, producto y desecho o residuo que se utiliza en las operaciones y los procesos o que resulte de éstos en los centros de trabajo; Materiales y sustancias químicas peligrosas: Son aquellos que por sus propiedades físicas y químicas al ser manejados, transportados, almacenados o procesados, presentan la posibilidad de inflamabilidad, explosividad, toxicidad, reactividad, radiactividad, corrosividad o acción biológica dañina, y pueden afectar la salud de las personas expuestas o causar daños materiales a instalaciones y equipos; XI. Medio ambiente de trabajo: Es el conjunto de elementos naturales o inducidos por el hombre, que interactúan en el centro de trabajo; Microorganismo patógeno: Organismo viviente microscópico, productor o causante de enfermedades; Normas: Las normas oficiales mexicanas relacionadas con la materia de seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo, expedidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social u otras dependencias de la Administración Pública Federal, conforme a lo dispuesto por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; Programa de seguridad e higiene: Documento en el que se describen las actividades, métodos, técnicas y condiciones de seguridad e higiene que deberán observarse en el centro de trabajo para la prevención de accidentes y enfermedades de trabajo, mismo que contará en su caso, con manuales de procedimientos específicos; Secretaría: La Secretaría del Trabajo y Previsión Social; Seguridad e higiene en el trabajo: Son los procedimientos, técnicas y elementos que se aplican en los centros de trabajo, para el reconocimiento, evaluación y control de los agentes nocivos que intervienen en los procesos y actividades de trabajo, con el objeto de establecer medidas y acciones para la prevención de accidentes o enfermedades de trabajo, a fin de conservar la vida, salud e integridad física de los trabajadores, así como evitar cualquier posible deterioro al propio centro de trabajo; Servicios preventivos de medicina del trabajo: Son aquellos que se integran bajo la supervisión de un profesionista médico calificado en medicina del trabajo o área equivalente, que se establecen para coadyuvar en la prevención de accidentes y enfermedades de trabajo y fomentar la salud física y mental de los trabajadores en relación con sus actividades laborales; Servicios preventivos de seguridad e higiene: Son aquellos integrados por un profesionista calificado en seguridad e higiene, que se establecen para coadyuvar en la prevención de accidentes y enfermedades de trabajo, mediante

253

XIX.

el reconocimiento, evaluación y control de los factores de riesgo, a fin de evitar el daño a la salud de los trabajadores, y Sistemas para el transporte y almacenamiento de materiales: Es el conjunto de elementos mecanizados fijos o móviles, utilizados para el transporte y almacenamiento de materiales de cualquier tipo y sustancias químicas peligrosas, en forma continua o intermitente entre dos o más estaciones de trabajo, destinado al proceso de producción en los centros de trabajo;

ARTICULO 3º. La aplicación de este Reglamento corresponde a la Secretaría, la que será auxiliada por las autoridades locales en materia del trabajo, en los términos de los artículos 512-F, 527-A y 529 de la Ley. La interpretación administrativa del presente Reglamento compete a la Secretaría. ARTICULO 4º. La Secretaría expedirá las Normas en materia de seguridad e higiene en el trabajo, con base en la Ley, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y el presente Reglamento. ARTICULO 5º. Las disposiciones de este Reglamento deberán ser cumplidas en cada centro de trabajo por los patrones o sus representantes y los trabajadores, de acuerdo a la naturaleza de la actividad económica, los procesos de trabajo y el grado de riesgo de cada empresa o establecimiento y constituyan un peligro para la vida, salud o integridad física de las personas o bien, para las propias instalaciones. Los integrantes de las comisiones de seguridad e higiene de los centros de trabajo, los encargados y supervisores de la seguridad y los médicos de las empresas, promoverán la observancia del presente Reglamento, dentro de las actividades que tengan asignadas, de conformidad con la normatividad que les sea aplicable. ARTICULO 6º. La Secretaría, en los análisis que para la elaboración de las Normas se requieren formular de conformidad con lo dispuesto en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, deberá justificar que las obligaciones o restricciones que se impongan a los patrones y trabajadores eviten: I. II. La creación de riesgo o peligro a la vida, integridad física o salud de los trabajadores en los centros de trabajo, y Un cambio adverso y sustancial sobre el medio ambiente del centro de trabajo, que afecte o pueda afectar la seguridad o higiene del mismo, o de las personas que ahí laboran.

Igualmente, se deberán considerar los efectos relacionados a largo y a corto plazo; los efectos acumulados; la probabilidad, d uración, irreversibilidad, ámbito geográfico y magnitud del riesgo; el número de personas afectadas o susceptibles de ser afectadas; el impacto sobre el empleo y la actividad productiva de que se trate, incluyendo una evaluación de los efectos que no puedan ser cuantificados en términos monetarios y la utilidad social de la medida correspondiente.

254

Los estudios que al efecto se realicen podrán ser consultados por el público en general, de conformidad con las disposiciones legales aplicables. Con base en dichos estudios se deberán señalar en las Normas los objetivos y finalidades específicos a cumplir, así como las obligaciones y restricciones concretas que se impondrán a los patrones y trabajadores. ARTICULO 7º. En las Normas que expida la Secretaría, deberán tomarse en cuenta los objetivos y finalidades específicos a cumplir, el tipo y escala de los centros de trabajo y la actividad o actividades laborales objeto de la regulación de las mismas. Para la determinación del tipo y escala del centro de trabajo, se estará a los siguientes criterios: a) Rama industrial, comercial o de servicios; b) Grado de riesgo; c) Ubicación geográfica, y d) Número de trabajadores. ARTICULO 8º. Cuando las Normas expedidas por la Secretaría establezcan el uso de equipos, procesos o tecnologías específicos, el patrón o sus representantes podrán solicitar por escrito a ésta, autorización para utilizar equipos, tecnologías, procedimientos o mecanismos alternativos, mediante los cuales se dé cumplimiento a los objetivos y finalidades correspondientes, acompañando las justificaciones respectivas. Previa opinión del Comité Consultivo Nacional de Normalización, la Secretaría deberá emitir la resolución respectiva dentro del plazo que en cada Norma se establezca o, en su defecto, dentro de los cuarenta y cinco días hábiles siguientes a la recepción de la solicitud. En el caso de que la Secretaría no emita la resolución dentro del plazo correspondiente, se considerará que ésta es afirmativa y, a petición del solicitante, deberá expedir constancia de autorización, dentro de los dos días hábiles siguientes a la presentación de la solicitud respectiva. La Secretaría hará del conocimiento de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, las autorizaciones que al efecto se otorguen en los términos de este artículo, a fin de darles publicidad, para que otros interesados puedan plantear su situación particular y, de ser procedente, obtener la autorización correspondiente de conformidad con lo dispuesto en los párrafos anteriores, respetando, en su caso, los derechos adquiridos conforme a la Ley de Propiedad Industrial. ARTICULO 9º. La Secretaría llevará a cabo estudios e investigaciones en los centros de trabajo, con el objeto de establecer las bases para la elaboración y actualización de las Normas, de acuerdo a la materia o tema que se pretenda normar, así como para sustentar el costobeneficio y factibilidad de las mismas, mediante la práctica de exámenes médicos a los trabajadores y la utilización de los equipos y métodos científicos necesarios, para lo cual le deberán prestar auxilio los patrones y los trabajadores.

255

Igualmente, la Secretaría llevará a cabo estudios en aquellas empresas que, de acuerdo a su particular tasa de accidentes y enfermedades de trabajo, se requiera para identificar y evaluar sus posibles causas, a fin de establecer medidas preventivas de seguridad e higiene. La Secretaría podrá solicitar el auxilio de las autoridades locales competentes, para la realización de los estudios e investigaciones a que se refiere este artículo.

ARTICULO 10. La Secretaría expedirá las autorizaciones en materia de seguridad e higiene a que se refiere el presente Reglamento, y revocará las mismas cuando no se cumpla con las disposiciones correspondientes, previa audiencia del interesado para que manifieste lo que a su derecho convenga, y conforme a lo establecido en la Ley Federal de Procedimiento Administrativo. ARTICULO 11. El cumplimiento de las Normas en los centros de trabajo se podrá comprobar a través de los dictámenes que sean expedidos por las unidades de verificación, laboratorios de prueba y organismos de certificación acreditados en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización. Lo anterior, sin perjuicio de las atribuciones de la Secretaría para realizar visitas de inspección conforme a la Ley y a las disposiciones reglamentarias. Las Normas que expida la Secretaría establecerán la vigencia que tendrán los dictámenes que emitan las unidades de verificación, laboratorios de pruebas y organismos de certificación acreditados, para comprobar el cumplimiento de las obligaciones derivadas de las Normas. De no establecerse dicho plazo, los mencionados dictámenes tendrán una vigencia de un año. ARTICULO 12. La Secretaría llevará a cabo programas de asesoría y orientación para el debido cumplimiento de la normatividad laboral en materia de seguridad e higiene en el trabajo, en los que se establecerán los mecanismos de apoyo para facilitar dicho cumplimiento, así como simplificar la acreditación del mismo, tomando en cuenta la actividad, escala económica, procesos de trabajo, grado de riesgo y ubicación geográfica de los centros de trabajo, a través de compromisos voluntarios con aquellas empresas o establecimientos que así se lo soliciten, para lo cual se auxiliará de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. ARTICULO 13. Los patrones están obligados a adoptar, de acuerdo a la naturaleza de las actividades laborales y procesos industriales que se realicen en los centros de trabajo, las medidas de seguridad e higiene pertinentes de conformidad con lo dispuesto en este Reglamento y en las Normas aplicables, a fin de prevenir por una parte, accidentes en el uso de maquinaria, equipo, instrumentos y materiales, y por la otra, enfermedades por la exposición a los agentes químicos, físicos, biológicos, ergonómicos y psicosociales, así como para contar con las instalaciones adecuadas para el desarrollo del trabajo. En los centros de trabajo los niveles máximos permisibles de contaminantes, no deberán exceder los límites establecidos por las Normas correspondientes. En los centros de trabajo en donde se realicen actividades industriales, comerciales o de servicios altamente riesgosas, los patrones elaborarán los programas para la prevención de accidentes en la realización de tales actividades que puedan causar graves desequilibrios

256

ecológicos, en términos del artículo 147 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. ARTICULO 14. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos de ingreso, periódicos y especiales a los trabajadores expuestos a los agentes físicos, químicos, biológicos y psicosociales, que por sus características, niveles de concentración y tiempo de exposición puedan alterar su salud, adoptando en su caso, las medidas pertinentes para mantener su integridad física y mental, de acuerdo a las Normas correspondientes. ARTICULO 15. El patrón deberá informar a los trabajadores respecto de los riesgos relacionados con la actividad laboral específica que desarrollen, y en particular acerca de los riesgos que implique el uso o exposición a los contaminantes del medio ambiente laboral, así como capacitarlos respecto a las medidas y programas que deberán observar para su prevención y control, de conformidad con las disposiciones de este Reglamento y las Normas correspondientes. ARTICULO 16. Los responsables de los centros de trabajo dedicados a la explotación de minerales, realizarán estudios tendientes a valorar los riesgos a que se exponen los trabajadores, previamente al inicio de las actividades de extracción en las minas, de manera anual y cuando existan modificaciones en los procesos productivos de estos centros de trabajo.

CAPITULO SEGUNDO OBLIGACIONES DE LOS PATRONES

ARTICULO 17. Son obligaciones de los patrones: I. II. III. Cumplir con las disposiciones de este Reglamento, de las Normas que expidan las autoridades competentes, y con el reglamento interior de trabajo de las empresas en la materia de seguridad e higiene; Contar, en su caso, con las autorizaciones en materia de seguridad e higiene, a que se refiere este Reglamento; Efectuar estudios en materia de seguridad e higiene en el trabajo, para identificar las posibles causas de accidentes y enfermedades de trabajo y adoptar las medidas adecuadas para prevenirlos, conforme a lo dispuesto en las Normas aplicables, así como presentarlos a la Secretaría cuando ésta así lo solicite; Determinar y conservar dentro de los niveles permisibles las condiciones ambientales del centro de trabajo, empleando los procedimientos que para cada agente contaminante se establezcan en las Normas correspondientes, y presentar a la Secretaría los estudios respectivos cuando ésta así lo requiera;

IV.

257

V. VI. VII. VIII.

IX. X. XI.

XII. XIII. XIV.

XV.

Colocar en lugares visibles de los centros de trabajo avisos o señales de seguridad e higiene para la prevención de riesgos, en función de la naturaleza de las actividades que se desarrollen, conforme a las Normas correspondientes; Elaborar el programa de seguridad e higiene y los programas y manuales específicos a que se refiere el presente Reglamento, en los términos previstos en el artículo 130 del mismo y en las Normas aplicables; Capacitar y adiestrar a los trabajadores sobre la prevención de riesgos y atención de emergencias, de acuerdo con las actividades que se desarrollen en el centro de trabajo; Permitir la inspección y vigilancia que la Secretaría o las autoridades laborales que actúen en su auxilio practiquen en los centros de trabajo, para cerciorarse del cumplimiento de la normatividad en materia de seguridad e higiene; darles facilidades y proporcionarles la información y documentación que les sea requerida legalmente; Presentar a la Secretaría cuando ésta así lo requiera, los dictámenes emitidos por las unidades de verificación; Proporcionar los servicios preventivos de medicina del trabajo que se requieran, de acuerdo a la naturaleza de las actividades realizadas en el centro de trabajo; Instalar y mantener en condiciones de funcionamiento, dispositivos permanentes para los casos de emergencia y actividades peligrosas, que salvaguarden la vida y salud de los trabajadores, así como para proteger el centro de trabajo; Dar aviso a la Secretaría de los accidentes de trabajo que ocurran; Participar en la integración y funcionamiento de las comisiones de seguridad e higiene en los centros de trabajo; así como dar facilidades para su óptimo funcionamiento; Promover que en el reglamento interior de trabajo a que se refiere el Capítulo V del Título VII de la Ley, se establezcan disposiciones en materia de seguridad e higiene en el trabajo, para la prevención de riesgos y protección de los trabajadores, así como del centro de trabajo, y Las demás previstas en otras disposiciones jurídicas aplicables.

CAPITULO TERCERO OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES ARTICULO 18. Son obligaciones de los trabajadores: I. Observar las medidas preventivas de seguridad e higiene que establece este Reglamento, las Normas expedidas por las autoridades competentes y del reglamento interior del trabajo de las empresas, así como las que indiquen los patrones para la prevención de riesgos de trabajo; Designar a sus representantes y participar en la integración y funcionamiento de la comisión de seguridad e higiene del centro de trabajo en que presten sus servicios, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley, este Reglamento y la Norma correspondiente;

II.

258

III.

IV. V. VI. VII. VIII.

Dar aviso inmediato al patrón y a la comisión de seguridad e higiene de la empresa o establecimiento en que presten sus servicios, sobre las condiciones o actos inseguros que observen y de los accidentes de trabajo que ocurran en el interior del centro de trabajo, colaborando en la investigación de los mismos; Participar en los cursos de capacitación y adiestramiento que en materia de prevención de riesgos y atención de emergencias, sean impartidos por el patrón o por las personas que éste designe Conducirse en el centro de trabajo con la probidad y los cuidados necesarios para evitar al máximo cualquier riesgo de trabajo; Someterse a los exámenes médicos que determine el patrón de conformidad con las Normas correspondientes, a fin de prevenir riesgos de trabajo; Utilizar el equipo de protección personal proporcionado por el patrón y cumplir con las demás medidas de control establecidas por éste para prevenir riesgos de trabajo, y Las demás previstas en otras disposiciones jurídicas.

TITULO SEGUNDO CONDICIONES DE SEGURIDAD CAPITULO PRIMERO EDIFICIOS Y LOCALES

ARTICULO 19. Los edificios o locales donde se ubiquen centros de trabajo, ya sean temporales o permanentes, deberán estar diseñados y construidos observando las disposiciones de los reglamentos locales y de las Normas aplicables. ARTICULO 20. Los elementos arquitectónicos de los edificios y locales, requeridos para los servicios, acondicionamiento ambiental, comunicación, instalaciones a desnivel, circulación, salidas de uso normal y de emergencia y zonas de reunión en emergencias, deberán estar diseñados y construidos conforme a las Normas aplicables. ARTICULO 21. Las áreas de recepción de materiales, almacenamiento, de procesos y operación, mantenimiento, tránsito de personas y vehículos, salidas y áreas de emergencia y demás áreas de los centros de trabajo, deberán estar delimitadas de acuerdo a las Normas relativas. Las áreas destinadas para el almacenamiento temporal de residuos peligrosos, deberán cumplir con lo dispuesto en las Normas aplicables.

259

ARTICULO 22. En el diseño, construcción y mantenimiento de las instalaciones de los centros de trabajo, deberán observarse condiciones de seguridad e higiene para los trabajos en alturas o subterráneos, para lo cual se deberá tomar en cuenta su estabilidad, la resistencia de materiales, el tipo de actividad a desarrollarse, protecciones y dispositivos de seguridad, de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 23. Las áreas de tránsito de personas deberán contar con las condiciones de seguridad, a fin de permitir la libre circulación en el centro de trabajo, de acuerdo a las actividades que en el mismo se desarrollen y al tipo de riesgo, con apego a lo establecido en las Normas correspondientes. Los patrones de los centros de trabajo en donde labore personal discapacitado, deberán hacer las adecuaciones necesarias para facilitar la salida del mismo en caso de emergencia, sin perjuicio de lo dispuesto en otros ordenamientos jurídicos. ARTICULO 24. Las áreas de tránsito con circulación peatonal y vehicular deberán ser independientes, delimitadas, señalizadas y cumplir con las características que establezcan las Normas correspondientes. ARTICULO 25. Los centros de trabajo deberán contar con drenajes pluviales e industriales independientes, de acuerdo con la naturaleza de su actividad productiva. CAPITULO SEGUNDO PREVENCION, PROTECCION Y COMBATE DE INCENDIOS

ARTICULO 26. En los centros de trabajo se deberá contar con medidas de prevención y protección, así como con sistemas y equipos para el combate de incendios, en función al tipo y grado de riesgo que entrañe la naturaleza de la actividad, de acuerdo con las Normas respectivas. ARTICULO 27. Los centros de trabajo en donde se realicen procesos, operaciones y actividades que impliquen un riesgo de incendio o explosión, como consecuencia de las materias primas, subproductos, productos, mercancías y desechos que se manejen, deberán estar diseñados, construidos y controlados de acuerdo al tipo y grado de riesgo, de conformidad con las Normas aplicables. ARTICULO 28. Para la prevención, protección y combate de incendios, el patrón está obligado a: I. Elaborar un estudio para determinar el grado de riesgo de incendio o explosión, de acuerdo a las materias primas, compuestos o mezclas, subproductos, productos, mercancías, y desechos o residuos, así como las medidas preventivas y de combate pertinentes;

260

II. III. IV. V. VI. VII.

Elaborar el programa y los procedimientos de seguridad para el uso, manejo, transporte y almacenamiento de los materiales con riesgo de incendio; Contar con sistemas para la detección y extinción de incendios, de acuerdo al tipo y grado de riesgo conforme a las Normas aplicables; Contar con señalización visual y audible, de acuerdo al estudio a que se refiere la fracción I del presente artículo, para dar a conocer acciones y condiciones de prevención, protección y casos de emergencia; Organizar brigadas contra incendios en función al tipo y grado de riesgo del centro de trabajo para prevenirlos y combatirlos; Practicar cuando menos una vez al año simulacros de incendio en el centro de trabajo, y Las demás que señalen las Normas correspondientes

CAPITULO TERCERO DEL EQUIPO, MAQUINARIA, RECIPIENTES SUJETOS A PRESION Y GENERADORES DE VAPOR O CALDERAS SECCION I DEL FUNCIONAMIENTO DE LOS RECIPIENTES SUJETOS A PRESION Y GENERADORES DE VAPOR O CALDERAS

ARTICULO 29. Para el funcionamiento en los centros de trabajo de los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor o calderas a que se refiere la Norma respectiva, el patrón deberá avisar o solicitar autorización a la Secretaría, conforme a lo siguiente: I.-Dar aviso por escrito a la Secretaría antes de la fecha de inicio de funcionamiento de los equipos, adjuntando dictamen expedido por una unidad de verificación debidamente acreditada, que certifique que los mismos cuentan con las condiciones de seguridad y los dispositivos establecidos en la Norma correspondiente, o II.- Solicitar a la Secretaría por escrito, autorización para el funcionamiento de los equipos, a fin de que previa inspección practicada por la misma, si se satisfacen los requisitos previstos en este Reglamento y en la Norma respectiva, se otorgue la autorización correspondiente

En ambos casos la Secretaría asignará un número de control a cada equipo. ARTICULO 30. La solicitud de autorización a que se refiere la fracción II del artículo anterior, deberá contener lo siguiente:

261

I. II. III. IV. V. VI.

Acreditación de la personalidad del solicitante en términos de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo; Domicilio para oír y recibir notificaciones; Especificaciones del equipo; Actividad en la que se vaya a utilizar o se utilice el equipo; Domicilio preciso del centro de trabajo en donde se encuentren instalados los equipos y croquis de la ubicación de éstos dentro de aquél, y Demás requisitos que establezca la Norma correspondiente.

ARTICULO 31. Presentada la solicitud a que se refiere la fracción II del artículo 29 de este Reglamento, y satisfechos los requisitos previstos en el artículo 30, la Secretaría otorgará una autorización provisional, bajo la absoluta responsabilidad del usuario, dentro del término de 30 días naturales posteriores a la fecha de la solicitud, la cual será válida hasta en tanto se realice la inspección previa y se otorgue, en su caso, la autorización definitiva. Si la Secretaría no contesta la solicitud dentro del plazo mencionado, se entenderá concedida la autorización provisional correspondiente y, a petición del solicitante deberá expedir la constancia respectiva dentro de los dos días hábiles siguientes a la presentación de la solicitud. ARTICULO 32. Si el patrón opta por el procedimiento establecido en la fracción II del artículo 29, y en la inspección previa se detectara que el equipo no opera de tal manera que reduzca los riesgos al personal y no cuenta con dispositivos de seguridad o protección adecuados, de conformidad con lo que al respecto establezca la Norma correspondiente, en la propia inspección se dictarán las medidas para subsanar las deficiencias, y si éstas no fueren cumplidas en el plazo que al efecto se otorgue, la Secretaría negará la autorización definitiva de funcionamiento. ARTICULO 33. Cuando se pretenda modificar la instalación o las condiciones de operación de los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor o calderas, el patrón deberá dar el aviso previo por escrito a la Secretaría o solicitar la autorización de ésta, en los términos de lo dispuesto por el artículo 29 de este Reglamento. Cuando dejen de operar definitivamente los equipos a que se hace referencia en esta sección, el patrón deberá notificarlo por escrito a la Secretaría. ARTICULO 34. Si como resultado de las inspecciones que con posterioridad se practiquen a los equipos referidos en esta sección, se detectara que los mismos ya no reúnen las condiciones de seguridad que establezca la Norma aplicable, la Secretaría ordenará se subsanen las deficiencias identificadas y, en su caso, se estará a lo dispuesto por el artículo 512-D de la Ley. SECCION II OPERACION Y MANTENIMIENTO DE MAQUINARIA Y EQUIPO

ARTICULO 35. La maquinaria y equipo deberá contar con las condiciones de seguridad e higiene de acuerdo a las Normas correspondientes.

262

ARTICULO 36. Todas las partes móviles de la maquinaria y equipo y su protección, así como los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor, deberán revisarse y someterse a mantenimiento preventivo y, en su caso, al correctivo, de acuerdo a las especificaciones de cada maquinaria y equipo. Para la operación y mantenimiento de las partes móviles a que se refiere el párrafo anterior, el patrón deberá contar con el programa de seguridad e higiene, mismo que dará a conocer al personal operativo de dicha maquinaria y equipo. ARTICULO 37. El patrón deberá conservar durante la vida útil de los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor o calderas, los antecedentes de alteraciones, reparaciones, modificaciones y condiciones de operación y mantenimiento de los mismos y exhibirlos a la Secretaría cuando ésta así lo solicite. ARTICULO 38. El patrón deberá contar con el personal, materiales y procedimientos necesarios para la atención de emergencias en maquinaria y equipo. ARTICULO 39. El patrón deberá contar con el personal capacitado para el manejo de montacargas, grúas, calderas y demás maquinaria y equipo cuya operación pueda ocasionar daños a terceras personas o al centro de trabajo. SECCION III DE LOS EQUIPOS PARA SOLDAR Y CORTAR

ARTICULO 40. Los equipos para soldar y cortar, deberán operarse en condiciones de seguridad e higiene, de acuerdo a las Normas correspondientes. ARTICULO 41. El patrón deberá contar con el programa para la realización de trabajos de soldadura y corte en condiciones de seguridad e higiene. Donde existan polvos, gases o vapores inflamables o explosivos, este programa deberá contener además los procedimientos y controles e specíficos, a fin de evitar atmósferas peligrosas, de conformidad con la Norma aplicable. ARTICULO 42. Las áreas destinadas específicamente a trabajos de soldadura y corte o en las que se realicen éstos en forma esporádica, deberán contar con: I. II. III. IV. V. Sistemas de ventilación natural y extracción artificial; Pantallas para la protección del entorno, de la radiación y chispa; Sistema de aislamiento de la corriente eléctrica; Instalaciones eléctricas en condiciones de seguridad, aun cuando sean provisionales, para evitar factores de riesgo, y Todos aquellos elementos que se determinen en las Normas correspondientes.

263

ARTICULO 43. El patrón deberá dotar al operario que realice trabajos de soldadura y corte, del equipo de protección personal de acuerdo al tipo de riesgo y a lo dispuesto en la Norma respectiva. ARTICULO 44. Los trabajos de soldadura o corte en recipientes que contengan o hayan contenido sustancias explosivas o inflamables, o los que se realicen en espacios confinados, deberán efectuarse bajo condiciones de seguridad e higiene, de acuerdo al análisis de riesgo de la actividad específica y a las Normas correspondientes. ARTICULO 45. El manejo, transporte y almacenamiento de los recipientes contenedores de acetileno y oxígeno en los centros de trabajo, deberá realizarse en las condiciones de seguridad e higiene que señale la Norma correspondiente; asimismo, los contenedores, tuberías y mangueras conductoras de esos gases, deberán estar identificados y señalizados de acuerdo a la Norma respectiva. ARTICULO 46. Los motores, generadores, rectificadores y transformadores en las máquinas eléctricas de arco para soldar o cortar y todas las partes conductoras de corriente, deberán estar aislados y protegidos para evitar accidentes y enfermedades de trabajo. Las máquinas de corte y soldadura eléctrica de arco deberán estar conectadas a tierra. CAPITULO CUARTO DE LAS INSTALACIONES ELECTRICAS

ARTICULO 47. Las instalaciones eléctricas permanentes o provisionales en los centros de trabajo deberán diseñarse e instalarse con los dispositivos y protecciones de seguridad, así como señalizarse de acuerdo al voltaje y corriente de la carga instalada, atendiendo a la naturaleza de las actividades laborales y procesos industriales, de conformidad con las Normas correspondientes. ARTICULO 48. El servicio de operación y mantenimiento a las instalaciones eléctricas de los centros de trabajo, solamente se realizará por personal capacitado y autorizado por el patrón. ARTICULO 49. Los circuitos de los tableros de distribución de energía eléctrica deberán estar señalizados e identificados de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 50. Los centros de trabajo en que se manejen materiales inflamables, explosivos o bien, que estén ubicados en terrenos con descargas eléctricas atmosféricas frecuentes, deberán estar dotados con un sistema de pararrayos, el cual será independiente de los sistemas de tierras para motores o estática y sistema eléctrico en general, de conformidad con las Normas correspondientes.

264

ARTICULO 51. En los centros de trabajo donde la electricidad estática represente un riesgo para el personal, instalaciones y procesos productivos, se deberá controlar ésta de acuerdo a las actividades propias de la empresa y de conformidad con las Normas correspondientes. CAPITULO QUINTO

DE LAS HERRAMIENTAS

ARTICULO 52. El patrón tendrá las siguientes obligaciones en relación a las herramientas que se utilicen en el centro de trabajo: I. II. III. Seleccionarlas de acuerdo a las características técnicas y para la actividad y tipo de trabajo a desarrollar por el trabajador; Verificarlas periódicamente en su funcionamiento, a fin de proporcionarles el mantenimiento adecuado y, en su caso, sustituir aquellas que hayan perdido sus características técnicas, y Proporcionar al trabajador, de acuerdo a la naturaleza del trabajo, cinturones portaherramienta, bolsas o cajas para el transporte y almacenamiento de las herramientas.

ARTICULO 53. El patrón deberá proporcionar a los trabajadores instrucciones por escrito para la utilización y control de las herramientas, las que contendrán como mínimo, indicaciones para su uso, conservación, mantenimiento, lugar de almacenamiento y transporte seguro. CAPITULO SEXTO

MANEJO, TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO DE MATERIALES EN GENERAL, MATERIALES Y SUSTANCIAS QUIMICAS PELIGROSAS

ARTICULO 54. El manejo, transporte y almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, deberá realizarse en condiciones técnicas de seguridad para prevenir y evitar daños a la vida y salud de los trabajadores, así como al centro de trabajo, de acuerdo a las disposiciones del presente Capítulo. ARTICULO 55. Los requerimientos de seguridad e higiene para el manejo, transporte, proceso y almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo, deberán estar incluidos en el programa de seguridad e higiene y será responsabilidad del patrón hacerlos del conocimiento de los trabajadores por escrito.

265

ARTICULO 56. El patrón deberá elaborar una relación del personal autorizado para llevar a cabo las actividades de manejo, transporte y almacenamiento de materiales y sustancias químicas peligrosas, así como para operaciones en espacios confinados. ARTICULO 57. Las instalaciones y áreas de trabajo en las que se manejen, transporten y almacenen materiales y sustancias químicas peligrosas, deberán contar con las características necesarias para operar en condiciones de seguridad e higiene. Será responsabilidad del patrón realizar un estudio para analizar el riesgo potencial de dichos materiales y sustancias químicas, a fin de establecer las medidas de control pertinentes, de acuerdo a las Normas correspondientes. ARTICULO 58. Para el manejo, transporte y almacenamiento de materiales y sustancias químicas peligrosas, el patrón deberá establecer las medidas preventivas y los sistemas para la atención de emergencias de acuerdo a las Normas correspondientes. ARTICULO 59. Para el manejo, transporte y almacenamiento de materiales y sustancias químicas peligrosas, se deberá contar con sistemas de comunicación de riesgos que permitan al trabajador realizar sus actividades en condiciones de seguridad e higiene, de acuerdo con las Normas respectivas. ARTICULO 60. Cuando el manejo, transporte y almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, se realice en forma manual, el patrón estará obligado a realizar un estudio de estas actividades, a fin de determinar el equipo de transporte y de protección personal adecuados que debe proporcionar a los trabajadores, de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 61. Cuando el manejo, transporte y almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, se realice en forma automática o semiautomática, los sistemas y equipos deberán contar con los requisitos establecidos en las Normas respectivas, y en especial con: I. II. III. IV. Dispositivos de paro y seguridad; Aviso de la capacidad máxima de carga; Señalización audible o visible, y Las condiciones de seguridad e higiene para no sobrepasar la capacidad de funcionamiento de los mismos.

En el caso del mantenimiento de los sistemas y equipos de referencia, el patrón estará obligado a llevar un registro, el cual exhibirá a la Secretaría cuando así se lo requiera. ARTICULO 62. El patrón es responsable de que os materiales y sustancias químicas l peligrosas se identifiquen en función al tipo y grado de riesgo, estando obligado a comunicar al trabajador las medidas preventivas y correctivas que deberá observar en su manejo, transporte y almacenamiento, de acuerdo a las Normas correspondientes.

266

ARTICULO 63. El patrón deberá elaborar y difundir entre los trabajadores, de acuerdo a la Norma correspondiente, las hojas de datos de seguridad de los materiales y sustancias químicas peligrosas que se manejen en el centro de trabajo. ARTICULO 64. Los sistemas y equipos que se utilicen para el transporte de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, deberán verificarse en sus elementos de transmisión, carga, protecciones y dispositivos de seguridad, de acuerdo a sus características técnicas y a las Normas aplicables y ser probados en su funcionamiento antes de ponerse en servicio. ARTICULO 65. Los envases, embalajes, recipientes y contenedores utilizados para el transporte de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo, deberán ser los requeridos o adecuados para el tipo de material que contengan y contar con dispositivos de seguridad para evitar riesgos, así como estar señalizados de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 66. En los centros de trabajo se deberá contar con el programa de seguridad e higiene para el transporte de materiales y sustancias químicas peligrosas en equipos y sistemas, el cual contendrá los elementos señalados en las Normas aplicables, así como la señalización y limitación de las zonas para el tránsito de personas. ARTICULO 67. Los trabajadores no deberán transportarse en los sistemas y equipos destinados al traslado de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, con excepción de aquellos equipos que cuenten con las condiciones adecuadas de seguridad, higiene y ergonomía, así como cuando lo requiera la actividad laboral específica. ARTICULO 68. El patrón está obligado a proporcionar mantenimiento preventivo y correctivo a los sistemas y equipos para el manejo, transporte y almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo, conforme al programa de seguridad e higiene que al efecto establezca la empresa. ARTICULO 69. Las maniobras de estiba y desestiba, entrega y recepción de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo, deberá planearse y realizarse bajo condiciones de seguridad e higiene y de acuerdo a las Normas aplicables. ARTICULO 70. Cuando se transporten materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas a granel, deberán controlarse de tal modo que se evite su diseminación, para lo cual los patrones podrán utilizar la técnica de control apropiada, de acuerdo a las características físico-químicas de dichos materiales y sustancias. ARTICULO 71. Los sistemas y equipos que se utilicen para el manejo, transporte y almacenamiento de materiales y sustancias químicas peligrosas, deberán ser sometidos a control para su descontaminación y limpieza, cuando éstos vayan a ser utilizados para otros materiales. ARTICULO 72. El almacenamiento de materiales en general, materiales o sustancias químicas peligrosas, deberá realizarse en lugares especialmente destinados a ese fin. Dichos

267

lugares deberán tener las características técnicas que señalen las Normas aplicables.

ARTICULO 73. En los centros de trabajo donde existan áreas en las que se encuentren sustancias inflamables, combustibles o explosivas, se deberán colocar señales y avisos en lugares visibles, que indiquen la prohibición de fumar, introducir fósforos, dispositivos de llamas abiertas, objetos incandescentes y cualquier otra sustancia susceptible de causar incendio o explosión, de acuerdo con las Normas respectivas. ARTICULO 74. En todo equipo, sistema eléctrico, estructuras, tanques y recipientes para el almacenamiento de materiales y sustancias químicas peligrosas, inflamables, combustibles o explosivas, en donde se pueda generar o acumular electricidad estática, se deberán instalar dispositivos a tierra, conforme a la Norma correspondiente. ARTICULO 75. En el manejo, transporte y almacenamiento de materiales explosivos o radiactivos, independientemente de lo establecido en este Reglamento, se estará a lo dispuesto por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y por la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear y sus reglamentos, según corresponda, así como a las Normas respectivas. TITULO TERCERO CONDICIONES DE HIGIENE CAPITULO PRIMERO RUIDO Y VIBRACIONES

ARTICULO 76. En los centros de trabajo en donde por los procesos y operaciones se generen ruido y vibraciones, que por sus características, niveles y tiempo de exposición, sean capaces de alterar la salud de los trabajadores, el patrón deberá elaborar el programa de seguridad e higiene, conforme a las Normas aplicables. ARTICULO 77. El patrón es el responsable de instrumentar en los centros de trabajo los controles necesarios en las fuentes de emisión, p no exceder los niveles máximos ara permisibles del nivel sonoro continuo equivalente y de vibraciones, de acuerdo a las Normas respectivas. ARTICULO 78. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos específicos a los trabajadores expuestos a ruido o vibraciones y adoptar las medidas pertinentes para proteger su salud, en los términos y condiciones que señalen las Normas correspondientes.

268

CAPITULO SEGUNDO RADIACIONES IONIZANTES Y ELECTROMAGNETICAS NO IONIZANTES

ARTICULO 79. Los centros de trabajo en donde se produzcan, usen, manejen, almacenen o transporten fuentes de radiaciones ionizantes, deberán contar con la autorización correspondiente expedida por la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias. En los centros de trabajo a que se refiere este artículo, para efectos de la seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo, el patrón deberá contar con los registros de reconocimiento, evaluación y control de dichas radiaciones, en los términos y condiciones que señalen las Normas aplicables, independientemente de lo que proceda conforme a otras leyes o reglamentos. ARTICULO 80. En los centros de trabajo donde se manejen radiaciones electromagnéticas no ionizantes, será responsabilidad del patrón llevar a cabo el reconocimiento, evaluación y control de dichas radiaciones, establecidos en la Norma respectiva. ARTICULO 81. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos específicos a los trabajadores a que se refiere el presente Capítulo, así como adoptar las medidas pertinentes para proteger su salud, de conformidad con las disposiciones legales, los reglamentos o Normas aplicables. CAPITULO TERCERO SUSTANCIAS QUIMICAS CONTAMINANTES SOLIDAS, LIQUIDAS O GASEOSAS.

ARTICULO 82. En los centros de trabajo donde se utilicen sustancias químicas sólidas, líquidas o gaseosas, que debido a los procesos, operaciones, características físico-químicas y grado de riesgo, sean capaces de contaminar el ambiente de trabajo y alterar la salud de los trabajadores, el patrón estará obligado a establecer las medidas de seguridad e higiene que señalen las Normas respectivas. ARTICULO 83. Será responsabilidad del patrón que se realicen los exámenes médicos específicos a los trabajadores expuestos a las sustancias indicadas en este capítulo, en los términos y condiciones que señalen las Normas aplicables.

269

ARTICULO 84. Será responsabilidad del patrón establecer el programa de seguridad e higiene que permita mejorar las condiciones del medio ambiente laboral y reducir la exposición de los trabajadores a las sustancias químicas contaminantes sólidas, liquidas o gaseosas y de manera particular para fertilizantes, plaguicidas y pesticidas, conforme a las Normas respectivas.

CAPITULO CUARTO AGENTES CONTAMINANTES BIOLOGICOS

ARTICULO 85. En los centros de trabajo en donde existan agentes biológicos capaces de alterar la salud de los trabajadores, el patrón deberá identificar, evaluar y controlar la exposición a los mismos, por medio de los métodos establecidos en las Normas correspondientes. ARTICULO 86. Será responsabilidad del patrón elaborar y difundir entre los trabajadores el programa de seguridad e higiene para el uso, manejo, transporte, almacenamiento y desecho de materiales contaminados por microorganismos patógenos, que en especial deberá contener las medidas preventivas de desinfección, esterilización y limpieza del equipo e instrumental utilizado. ARTICULO 87. El patrón deberá identificar y señalizar las áreas de riesgo, contenedores y material contaminado por microorganismos patógenos. ARTICULO 88. El patrón deberá dotar a los trabajadores de equipo de protección personal específico para el manejo de microorganismos patógenos, llevando un control especial sobre el uso del mismo, para evitar que se contaminen otras áreas. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos específicos a los trabajadores expuestos a los contaminantes biológicos. ARTICULO 89. El patrón llevará un registro del personal autorizado para la ejecución de actividades que impliquen un riesgo especial por el manejo de agentes biológicos.

CAPITULO QUINTO PRESIONES AMBIENTALES ANORMALES

270

ARTICULO 90. En los centros de trabajo donde se realicen actividades en las que los trabajadores estén expuestos a presiones ambientales anormales que puedan alterar su salud, el patrón será el responsable de que se elabore el programa de seguridad e higiene que señalan las Normas correspondientes. ARTICULO 91. En los centros de trabajo en donde por los procesos y operaciones se expongan los trabajadores a presiones ambientales anormales que puedan alterar su salud, el patrón realizará el reconocimiento y evaluación de éstas, tomando en cuenta los rangos de presión atmosférica y tiempos de exposición, así como otros factores establecidos en la Norma respectiva. ARTICULO 92. Será responsabilidad del patrón vigilar que se realicen los exámenes médicos específicos a los trabajadores expuestos a presiones ambientales anormales, en los términos y condiciones que señalen las Normas respectivas.

CAPITULO SEXTO CONDICIONES TERMICAS DEL MEDIO AMBIENTE DE TRABAJO

ARTICULO 93. El patrón será responsable de que se elabore el programa de seguridad e higiene en los centros de trabajo en donde por los procesos y operaciones se generen condiciones térmicas capaces de alterar la salud de los trabajadores, en los términos y condiciones que establece la Norma respectiva. ARTICULO 94. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos específicos a los trabajadores expuestos a condiciones térmicas capaces de alterar su salud, en los términos y condiciones que señalen las Normas correspondientes. CAPITULO SEPTIMO ILUMINACION

ARTICULO 95. Las áreas, planos y lugares de trabajo, deberán contar con las condiciones y niveles de iluminación adecuadas al tipo de actividad que se realice, de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 96. El patrón deberá realizar y registrar el reconocimiento, evaluación y control de las condiciones y niveles de iluminación de las áreas, planos y lugares de trabajo, tomando en cuenta el tipo e intensidad de la fuente lumínica, de acuerdo a la Norma correspondiente.

271

ARTICULO 97. Será responsabilidad del patrón que se practiquen los exámenes médicos a los trabajadores que desempeñen actividades que requieran de iluminación especial y adoptar las medidas correspondientes de acuerdo a las Normas respectivas. ARTICULO 98. En los lugares del centro de trabajo en los que la interrupción de la iluminación artificial represente un peligro para los trabajadores, se instalarán sistemas de iluminación eléctrica de emergencia. CAPITULO OCTAVO VENTILACION

ARTICULO 99. Los centros de trabajo deberán contar con ventilación natural o artificial y la calidad adecuada, de acuerdo a las Normas correspondientes. En los lugares en donde por los procesos y operaciones que se realicen, existan condiciones o contaminación ambiental capaces de alterar la salud de los trabajadores, será responsabilidad del patrón efectuar el reconocimiento, evaluación y control de éstos, tomando en cuenta la ventilación natural o artificial adecuada, y la calidad y volumen del aire, de conformidad a la Norma correspondiente. ARTICULO 100. En los centros de trabajo en donde por las características de los procesos y operaciones que se realicen, se establezcan sistemas de ventilación artificial, el patrón implantará un programa de verificación y de mantenimiento preventivo y correctivo de los mismos, de conformidad con la Norma aplicable. CAPITULO NOVENO EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL

ARTICULO 101. En los centros de trabajo donde existan agentes en el medio ambiente laboral, que puedan alterar la salud y poner en riesgo la vida de los trabajadores y que por razones de carácter técnico no sea posible aplicar las medidas de prevención y control, el patrón deberá dotar a éstos con el equipo de protección personal adecuado, conforme a la Norma correspondiente. Para la selección del equipo de protección personal que deben utilizar los trabajadores, el patrón deberá realizar el análisis de los riesgos a los que se exponen.

272

CAPITULO DECIMO ERGONOMIA

ARTICULO 102. La Secretaría promoverá que en las instalaciones, maquinaria, equipo o herramienta del centro de trabajo, el patrón tome en cuenta los aspectos ergonómicos, a fin de prevenir accidentes y enfermedades de trabajo. CAPITULO DECIMOPRIMERO DE LOS SERVICIOS PARA EL PERSONAL

ARTICULO 103. De acuerdo con la naturaleza de las actividades de cada centro de trabajo, el patrón está obligado a establecer para el uso de los trabajadores, sistemas higiénicos de agua potable, lavabos, regaderas, vestidores y casilleros, así como excusados y mingitorios dotados de agua corriente, separados los de hombres y mujeres y marcados con avisos o señales que los identifiquen. El número de aquéllos se determinará tomando en consideración la cantidad de trabajadores por cada turno de trabajo, de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 104. En los centros de trabajo el patrón destinará lugares higiénicos para el consumo de alimentos y para la ubicación de tomas de agua potable, con dotación de vasos desechables. ARTICULO 105. Los depósitos de agua potable deberán estar construidos e instalados de manera que conserven su potabilidad. Dichos depósitos serán independientes de la reserva de agua destinada para combatir incendios. ARTICULO 106. Los lavabos deberán estar ubicados contiguos a las áreas de trabajo, a los servicios sanitarios y, de ser posible, a los comedores. En los lavabos colectivos, las llaves permitirán el uso individual y simultáneo, tomando en consideración el número de trabajadores, de acuerdo a la Norma correspondiente.

CAPITULO DECIMOSEGUNDO DEL ORDEN Y LA LIMPIEZA

273

ARTICULO 107. El patrón deberá establecer un programa para el orden y la limpieza de los locales de los centros de trabajo, la maquinaria y las instalaciones, de acuerdo a las necesidades de la actividad que se desempeñe y a lo que disponga la Norma correspondiente. La limpieza se hará por lo menos al término de cada turno de trabajo. ARTICULO 108. Los servicios sanitarios destinados a los trabajadores, deberán conservarse permanentemente en condiciones de uso e higiénicas. ARTICULO 109. La basura y los desperdicios que se generen en los centros de trabajo, deberán identificarse, clasificarse, manejarse y, en su caso, controlarse, de manera que no afecten la salud de los trabajadores y al centro de trabajo. ARTICULO 110. Los instrumentos y sustancias químicas que se utilicen para el aseo de los centros de trabajo, deberán ser los adecuados para el tipo de limpieza que se requiera. El patrón está obligado a capacitar y adiestrar al personal que efectúe dichas labores, así como hacer de su conocimiento los posibles riesgos a su salud. TITULO CUARTO ORGANIZACION DE LA SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO CAPITULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 111. La organización de la seguridad y de la higiene en el trabajo, corresponde tanto a las autoridades, como a los patrones y trabajadores, en los términos que establece la Ley, el presente Reglamento, las Normas correspondientes y demás disposiciones aplicables. ARTICULO 112. La Secretaría promoverá programas tendientes a orientar a los patrones y trabajadores respecto de la importancia que tiene la adopción de medidas preventivas para evitar riesgos de trabajo. Las organizaciones obreras y empresariales coadyuvarán con el desarrollo de los programas. ARTICULO 113. La Secretaría promoverá la realización de estadísticas, estudios e investigaciones técnicas para la prevención de riesgos de trabajo y la difusión de sus resultados. Las organizaciones obreras y empresariales coadyuvarán en la realización de estas actividades.

CAPITULO SEGUNDO

274

DE LAS COMISIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO SECCION I DE LA COMISION CONSULTIVA NACIONAL

ARTICULO 114. La Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo a que se refiere el artículo 512-A de la Ley, estará integrada por dos representantes de la Secretaría, dos de la Secretaría de Salud y dos del Instituto Mexicano del Seguro Social, así como por seis representantes de las organizaciones nacionales de trabajadores y seis de las organizaciones nacionales de patrones, que designen a convocatoria que les formule la Secretaría. Por cada miembro propietario se designará un suplente. En dicha convocatoria la Secretaría tomará en cuenta la representatividad de las organizaciones. El titular de la Secretaría tendrá el carácter de Presidente de la citada Comisión. La Comisión contará con un Secretariado Técnico que estará a cargo de la Secretaría, al cual corresponderá elaborar estudios, recabar la información y realizar las demás acciones que requiera la Comisión para cumplir con sus objetivos. ARTICULO 115. La Comisión podrá invitar a participar en sus sesiones a representantes de los sectores público, social o privado, cuando se traten temas de su competencia, especialidad o interés. Asimismo, podrá constituir subcomisiones y grupos de trabajo en función de los temas materia de estudio. ARTICULO 116. La Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, tendrá las atribuciones siguientes: I. II. III. IV. V. VI. VII. Emitir opinión sobre los anteproyectos de Normas, cuando así se lo solicite la Secretaría; proponer los anteproyectos de Normas que juzgue convenientes, así como la modificación o cancelación de las que estén en vigor; Practicar estudios en materia de seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo y someterlos a la consideración de la Secretaría; Proponer a la Secretaría reformas y adiciones reglamentarias en la materia; Coordinar, evaluar y presentar a la Secretaría, en su caso, las propuestas de anteproyectos de Normas formuladas por las Comisiones Consultivas Estatales y del Distrito Federal de Seguridad e Higiene en el Trabajo; Estudiar y proponer medidas preventivas de riesgos de trabajo y contribuir a su difusión; Elaborar su programa anual de actividades, y Expedir su reglamento interior, el que establecerá su organización y funcionamiento.

ARTICULO 117. La Comisión celebrará por lo menos dos sesiones plenarias anualmente y funcionará en la forma y términos que establezca su reglamento interior.

275

ARTICULO 118. Las subcomisiones y los grupos de trabajo sesionarán también conforme a lo que disponga el reglamento interior y serán presididos por servidores públicos de la Secretaría. ARTICULO 119. Los estudios que practiquen los grupos de trabajo serán sancionados por las subcomisiones y posteriormente sometidos al pleno de la Comisión. SECCION II DE LAS COMISIONES CONSULTIVAS ESTATALES Y DEL DISTRITO FEDERAL

ARTICULO 120. Las Comisiones Consultivas Estatales y del Distrito Federal de Seguridad e Higiene en el Trabajo a que se refiere el artículo 512-B de la Ley, serán presididas por los gobernadores de las entidades federativas y por el titular del gobierno del Distrito Federal, según corresponda. En su integración participarán también un representante de la Secretaría, de la Secretaría de Salud y del Instituto Mexicano del Seguro Social, así como dos representantes designados por cada uno de los sectores obrero y patronal. Por cada miembro propietario se designará un suplente. ARTICULO 121. Las Comisiones Consultivas Estatales y del Distrito Federal de Seguridad e Higiene en el Trabajo, tendrán las atribuciones siguientes: I. II. III. IV. V. VI. Presentar a la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, propuestas de anteproyectos de Normas, así como de modificación o cancelación de las que estén en vigor; Promover estudios en materia de seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo y someterlos a la consideración de la Comisión Consultiva Nacional; Proponer a la Comisión Consultiva Nacional las reformas y adiciones reglamentarias en la materia, para que ésta, en su caso, las presente a la Secretaría; Estudiar y proponer medidas preventivas de riesgos de trabajo y contribuir a su difusión; Elaborar su programa anual de actividades, y Elaborar su reglamento interior, el que establecerá su organización y funcionamiento.

ARTICULO 122. Las Comisiones a que se refiere el artículo anterior, informarán trimestralmente a la Comisión Consultiva Nacional, respecto de los programas de prevención de accidentes y enfermedades de trabajo y de sus resultados.

SECCION III

276

COMISIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE EN LOS CENTROS DE TRABAJO

ARTICULO 123. La Secretaría, con el auxilio de las autoridades del trabajo de las entidades federativas y del Distrito Federal, así como con la participación de los patrones, de los trabajadores o sus representantes, promoverá la integración y funcionamiento de las comisiones de seguridad e higiene en los centros de trabajo. ARTICULO 124. La Secretaría determinará la organización de las comisiones de seguridad e higiene, a través de la Norma correspondiente, la cual precisará las características y modalidades para su constitución y funcionamiento, de acuerdo a los criterios para determinar el tipo y escala de los centros de trabajo, en los términos de lo dispuesto por el artículo 7º del presente Reglamento. ARTICULO 125. Las comisiones de seguridad e higiene deberán constituirse en un plazo no mayor de treinta días a partir de la fecha de iniciación de las actividades en la empresa o establecimiento, y será responsabilidad del patrón registrarlas ante la Secretaría, en los casos que determine la Norma respectiva. ARTICULO 126. Las actividades que deben realizar los integrantes de las comisiones de seguridad e higiene, son las siguientes: I. II. Investigar las causas de los accidentes y enfermedades de trabajo, de acuerdo a los elementos que les proporcione el patrón y otros que estimen necesarios; Vigilar el cumplimiento de las disposiciones de este Reglamento, de las Normas aplicables y de las relacionadas con aspectos de seguridad, higiene y medio ambiente de trabajo, que se encuentren establecidas en los reglamentos interiores de trabajo, y hacer constar en las actas de recorrido respectivas las violaciones que en su caso existan; Proponer al patrón medidas preventivas de seguridad e higiene en el trabajo, basadas en la normatividad y en experiencias operativas en la materia, y Las demás que establezca la Norma correspondiente.

III. IV.

CAPITULO TERCERO AVISOS Y ESTADISTICAS DE ACCIDENTES Y ENFERMEDADES DE TRABAJO

277

ARTICULO 127. De acuerdo a lo establecido en el artículo 504 fracción V de la Ley, el patrón estará obligado a dar aviso por escrito a la Secretaría de los accidentes de trabajo de acuerdo a lo establecido en la Norma correspondiente. ARTICULO 128. El patrón está obligado a elaborar y comunicar a los trabajadores y a la comisión de seguridad e higiene del centro de trabajo, las estadísticas de los riesgos de trabajo acaecidos en el transcurso de cada año, así como informar acerca de las causas que los motivaron. Dichas estadísticas deberá presentarlas a la Secretaría cuando ésta así se lo requiera. ARTICULO 129. La Secretaría llevará una estadística nacional de accidentes y enfermedades de trabajo, siguiendo en su elaboración los lineamientos generales que en esa materia establezca la autoridad competente, a fin de determinar las causas de los mismos y proponer la adopción de programas de medidas preventivas procedentes. CAPITULO CUARTO PROGRAMAS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO

ARTICULO 130. En los centros de trabajo con cien o más trabajadores, el patrón deberá elaborar un diagnóstico de las condiciones de seguridad e higiene que prevalezcan en ellos, así como establecer por escrito y llevar a cabo un programa de seguridad e higiene en el trabajo que considere el cumplimiento de la normatividad en la materia, de acuerdo a las características propias de las actividades y procesos industriales. Aquellas empresas que no se encuentren en el supuesto del párrafo que antecede, deberán elaborar una relación de medidas preventivas generales y específicas de seguridad e higiene en el trabajo, de acuerdo a las actividades que desarrollen.

El programa y la relación de medidas generales y específicas de seguridad e higiene en los centros de trabajo a que se refiere este artículo, deberán contener las medidas previstas en el presente Reglamento y en las Normas aplicables. Asimismo, será responsabilidad del patrón contar con los manuales de procedimientos de seguridad e higiene específicos a que se refieren las Normas aplicables. Lo dispuesto en el párrafo anterior, también será aplicable a los programas específicos de seguridad e higiene que se establecen en el presente Reglamento, los cuales deberán quedar integrados al programa de seguridad e higiene, cuando se esté en el supuesto previsto en el primer párrafo de este artículo. ARTICULO 131. Será responsabilidad del patrón que se elabore, evalúe y, en su caso, actualice periódicamente, por lo menos una vez al año, el programa o la relación de medidas de seguridad e higiene del centro de trabajo y presentarlos a la Secretaría cuando ésta así lo requiera.

278

ARTICULO 132 En la elaboración del programa o de la relación de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, se deberán de considerar los riesgos potenciales, de acuerdo a la naturaleza de las actividades de la empresa o establecimiento. ARTICULO 133. En caso de que se modifiquen los procesos productivos, procedimientos de trabajo, instalaciones, distribución de planta y con ello los puestos de trabajo, o se empleen nuevos materiales, el programa o la relación de medidas de seguridad e higiene en el centro de trabajo, deberán modificarse y adecuarse a las nuevas condiciones y riesgos existentes. ARTICULO 134. Será responsabilidad del patrón difundir y ejecutar el programa o la relación de medidas de seguridad e higiene a que se refiere este Capítulo, debiendo capacitar y adiestrar a los trabajadores en su aplicación.

CAPITULO QUINTO CAPACITACION

ARTICULO 135. De conformidad con lo dispuesto por el artículo 153-F, fracción III, de la Ley, el patrón deberá capacitar a los trabajadores informándoles sobre los riesgos de trabajo inherentes a sus labores y las medidas preventivas para evitarlos, de acuerdo con los planes y programas formulados entre el patrón y el sindicato o sus trabajadores, y aprobados por la Secretaría. ARTICULO 136. Las comisiones mixtas de capacitación y adiestramiento a que se refiere el artículo 153-I de la Ley, vigilarán la instrumentación y operación del sistema y de los procedimientos que se implanten para mejorar la capacitación y adiestramiento en materia de promoción de la salud y de seguridad e higiene en el trabajo. ARTICULO 137. El patrón deberá evaluar los resultados de las acciones de capacitación y adiestramiento en materia de seguridad e higiene, previstas en los planes y programas a que se refiere el artículo 135 del presente Reglamento y, en su caso, realizar las modificaciones o adecuaciones necesarias al respecto. ARTICULO 138. El personal encargado de la operación del equipo y maquinaria a que se refiere el artículo 39 del presente Reglamento, así como aquel que maneje, transporte o almacene materiales peligrosos y sustancias químicas, deberán contar con capacitación especializada para llevar a cabo sus actividades en condiciones óptimas de seguridad e higiene. Cuando la Secretaría así lo requiera, el patrón deberá exhibir la constancia de habilidades laborales del personal a que se refiere este artículo.

279

ARTICULO 139. Los trabajadores serán debidamente capacitados por el patrón para el uso adecuado y seguro de las herramientas de trabajo, así como para el cuidado, mantenimiento y almacenamiento de éstas. ARTICULO 140. El patrón estará obligado a capacitar y adiestrar a los trabajadores sobre el uso, conservación, mantenimiento, almacenamiento y reposición del equipo de protección personal. ARTICULO 141. El patrón tendrá la obligación de hacer del conocimiento de los trabajadores el programa de seguridad e higiene del centro de trabajo, así como de capacitarlos y adiestrarlos en la ejecución del mismo. CAPITULO SEXTO SERVICIOS PREVENTIVOS DE MEDICINA DEL TRABAJO

ARTICULO 142. Los servicios preventivos de medicina del trabajo se instituirán atendiendo a la naturaleza, características de la actividad laboral y número de trabajadores expuestos. Las características y modalidades para la institución de estos servicios, se precisarán en la Norma correspondiente. Dichos servicios estarán bajo la supervisión de profesionistas calificados en esta disciplina. ARTICULO 143. Los servicios de medicina del trabajo a que se refiere este Capítulo, podrán ser proporcionados en forma externa o brindados dentro de las instalaciones de la propia empresa; su establecimiento y funcionamiento se llevará a cabo de acuerdo a la Norma correspondiente. ARTICULO 144. El patrón será responsable de vigilar la coordinación de la ejecución del programa preventivo de salud, entre los servicios de medicina del trabajo y de seguridad e higiene, y las comisiones de seguridad e higiene y mixtas de capacitación y adiestramiento. ARTICULO 145. Los médicos que presten servicios de medicina del trabajo, deberán gozar de plena autonomía para emitir opinión sobre el grado de incapacidad y el origen de la enfermedad o accidente de trabajo, así como asesorar al patrón en materia de salud en el trabajo. ARTICULO 146. Los médicos de los servicios preventivos de medicina del trabajo estarán obligados a comunicar al patrón, los resultados de los exámenes médicos en cuanto a la aptitud laboral de los trabajadores, respetando la confidencialidad que obliga la ética médica. ARTICULO 147. Los médicos que presten servicios de medicina del trabajo, coadyuvarán a la orientación y, en su caso, a la capacitación de los trabajadores en materia de prevención de riesgos del trabajo. Asimismo, el patrón está obligado a capacitar a los responsables de los servicios internos preventivos de medicina del trabajo.

280

ARTICULO 148. Será responsabilidad del patrón proporcionar en todo tiempo los medicamentos y materiales de curación indispensables, para que se brinden oportuna y eficazmente los primeros auxilios, de acuerdo con la Norma correspondiente. ARTICULO 149. Será responsabilidad del patrón presentar a la Secretaría cuando ésta lo requiera, los registros médicos con que debe contar conforme a la Norma correspondiente.

CAPITULO SEPTIMO SERVICIOS PREVENTIVOS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO

ARTICULO 150. La Secretaría, los patrones y los trabajadores promoverán el desarrollo de servicios preventivos de seguridad e higiene en los centros de trabajo, atendiendo a la naturaleza y características de las actividades que se realicen y al número de trabajadores expuestos. Dichos servicios estarán bajo la supervisión de profesionistas calificados en esta disciplina. ARTICULO 151. Los servicios preventivos de seguridad e higiene en el trabajo a que se refiere el artículo anterior, desarrollarán las siguientes actividades: I. II. III. IV. V. Investigación de las condiciones de seguridad e higiene en el centro de trabajo; Investigación de las causas productoras de incidentes, accidentes y enfermedades de trabajo; Promoción del mejoramiento de las condiciones ambientales en los centros de trabajo; Desarrollo del programa de seguridad e higiene en el trabajo, y Determinación de los agentes a que están expuestos los trabajadores, mediante el reconocimiento y evaluación del medio ambiente de trabajo, efectuando, en su caso, el control de los mismos.

ARTICULO 152. Los servicios preventivos de seguridad e higiene en el trabajo, podrán ser externos o prestados dentro de la propia empresa. Dichos servicios coadyuvarán a la capacitación de los trabajadores en materia de prevención de riesgos. El patrón deberá capacitar a los responsables de los servicios preventivos de seguridad e higiene en el trabajo, cuando éstos se presten en forma interna.

TITULO QUINTO DE LA PROTECCION DEL TRABAJO DE MENORES Y DE LAS MUJERES EN PERIODO DE GESTACION Y DE LACTANCIA

281

CAPITULO PRIMERO DEL TRABAJO DE LAS MUJERES GESTANTES Y EN PERIODO DE LACTANCIA

ARTICULO 153. Las disposiciones de este Capítulo tienen por objeto proteger la salud de las mujeres trabajadoras gestantes y en período de lactancia, así como al producto de la concepción. ARTICULO 154. No se podrá utilizar el trabajo de mujeres gestantes en labores donde: I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. Se manejen, transporten o almacenen sustancias teratogénicas o mutagénicas; Exista exposición a fuentes de radiaciones ionizantes, capaces de producir contaminación en el ambiente laboral, de conformidad con las disposiciones legales, los reglamentos o Normas aplicables; Existan presiones ambientales anormales o condiciones térmicas ambientales alteradas; El esfuerzo muscular que se desarrolle pueda afectar al producto de la concepción; El trabajo se efectúe en torres de perforación o en plataformas marítimas; Se efectúen labores submarinas, subterráneas o en minas a cielo abierto; Los trabajos se realicen en espacios confinados; Se realicen trabajos de soldaduras, y Se realicen otras actividades que se determinen como peligrosas o insalubres en las leyes, reglamentos y Normas aplicables.

ARTICULO 155. No se podrá utilizar el trabajo de mujeres en período de lactancia, en labores en que exista exposición a sustancias químicas capaces de actuar sobre la vida y salud del lactante. ARTICULO 156. La mujer trabajadora que se desempeñe en los lugares de trabajo señalados en el artículo 154 de este Reglamento, deberá informar al patrón que se encuentra en estado de gestación, inmediatamente después a que tenga conocimiento del hecho, exhibiéndole el certificado médico correspondiente, a fin de que éste la reubique temporalmente en diversa actividad que no sea peligrosa, insalubre o antihigiénica. ARTICULO 157. Los patrones deberán observar estrictamente las prescripciones médicas para la protección de la salud de las trabajadoras gestantes y del producto de la concepción. CAPITULO SEGUNDO DEL TRABAJO DE MENORES

282

ARTICULO 158. Las disposiciones de este Capítulo tienen por objeto proteger la vida, desarrollo, salud física y mental de los trabajadores menores a que se refiere el Título Quinto Bis de la Ley. ARTICULO 159. No se podrá utilizar a personas de catorce a dieciséis años de edad, en las labores peligrosas e insalubres a que se refiere el artículo 154 del presente Reglamento. ARTICULO 160. No se podrá utilizar el trabajo de los menores de dieciocho años de edad, en labores que impliquen exposición a radiaciones ionizantes, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear y en el Reglamento General de Seguridad Radiológica. TITULO SEXTO DE LA VIGILANCIA, INSPECCION Y SANCIONES ADMINISTRATIVAS

ARTICULO 161. La Secretaría a través de la Inspección Federal del Trabajo, tendrá a su cargo la vigilancia del cumplimiento de las disposiciones constitucionales, de la Ley, de sus reglamentos, de las Normas y demás disposiciones aplicables en materia de seguridad e higiene, la que contará con el auxilio de las autoridades del trabajo de las entidades federativas y del Distrito Federal. Cuando la Secretaría detecte el incumplimiento por parte de los patrones de disposiciones jurídicas relacionadas con la materia de seguridad e higiene en el trabajo, cuya aplicación y vigilancia competa a otras dependencias de la Administración Pública Federal, lo notificará a éstas para los efectos jurídicos procedentes. ARTICULO 162. La función inspectiva en materia de seguridad e higiene, se realizará en los términos que establece la Ley, sus Reglamentos y la Ley Federal de Procedimiento Administrativo. ARTICULO 163. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo anterior, la vigilancia del cumplimiento de las Normas podrá realizarse por conducto de las unidades de verificación, laboratorios de pruebas y organismos de certificación, de conformidad con lo dispuesto por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y este Reglamento. ARTICULO 164. Las violaciones a los preceptos de este Reglamento serán sancionadas administrativamente por la Secretaría, de conformidad con los artículos 992 y 994, fracción V de la Ley, sin perjuicio de las sanciones que proceda aplicar por la misma u otras autoridades competentes, de conformidad con las disposiciones legales, reglamentarias o con lo dispuesto en el Título Sexto de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

283

ARTICULO 165. Se impondrá multa de 15 a 105 veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de ubicación del centro de trabajo, al patrón que viole las disposiciones contenidas en los artículos 21, 37, 52, 53, 61, último párrafo, 100, 103 al 110, 127, 128, 134, 137, 138 al 141, 144, 148, 149 y 152 del presente Reglamento. ARTICULO 166. Se impondrá multa de 15 a 210 veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de ubicación del centro de trabajo, al patrón que viole las disposiciones contenidas en los artículos 19, 20, 22, 23, primer párrafo, 24 al 26, 28, 32, 33, 35, 36, 38, 40, 43, 45, 47 al 49, 55, 56, 60, 63, 64, 66, 68, 76, 80, 86, 90 al 93, 95 al 97, 99, 101, segundo párrafo, 125, 130, 131, 133, 142, 147 y 157 del presente Reglamento. ARTICULO 167. Se impondrá multa de 15 a 315 veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de ubicación del centro de trabajo, al patrón que viole las disposiciones contenidas en los artículos 16, 23, segundo párrafo, 27, 29, 39, 41, 42, 44, 46, 50, 51, 54, 57 al 59, 61, fracciones I a IV, 62, 65, 69 al 74, 77 al 79, segundo párrafo, 81, 82, 84, 85, 87 al 89, 94, 98, 101, primer párrafo, 135, 154 al 156 y 159 del presente Reglamento. ARTICULO 168. La sanción que se haya impuesto al patrón en los términos de los artículos anteriores, se duplicará si éste no acredita que las irregularidades que la motivaron fueron subsanadas en el plazo que se le haya señalado, sin perjuicio de que la Secretaría proceda en los términos del artículo 512-D de la Ley. TRANSITORIOS

PRIMERO. El presente Reglamento entrará en vigor a los noventa días siguientes de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, salvo las disposiciones contenidas en el Título Segundo, Capítulo Tercero, Sección I del mismo, que entrarán en vigor a los noventa días siguientes a la entrada en vigor del presente Reglamento. SEGUNDO. Se abrogan los siguientes Reglamentos: I. II. III. IV. Reglamento de Labores Peligrosas e Insalubres para Mujeres y Menores, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 11 de agosto de 1934; Reglamento de Medidas Preventivas de Accidentes de Trabajo, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 29 de noviembre de 1934; Reglamento de Higiene del Trabajo, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 13 de febrero de 1946; Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 5 de junio de 1978.

TERCERO. Los Reglamentos para la Inspección de Generadores de Vapor y Recipientes Sujetos a Presión y de Seguridad en los Trabajos de las Minas, publicados en el Diario Oficial de la Federación, respectivamente, los días 27 de agosto de 1936 y 13 de marzo de 1967, quedarán abrogados noventa días después de la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento.

284

5 1 2 - A . Con el objeto de estudiar y proponer la adopción de medidas preventivas para abatir los riesgos en los centros de trabajo, se organizará la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, integrada por representantes de las Secretarías del Trabajo y Previsión Social y de Salubridad y Asistencia, y el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como por los que designen aquellas organizaciones nacionales de trabajadores y de patrones a las que convoque el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien tendrá el carácter de Presidente de la citada Comisión. A R T Í C U L O 5 1 2 - B . En cada Entidad Federativa se constituirá una Comisión Consultiva Estatal de Seguridad e Higiene en el Trabajo, cuya finalidad será la de estudiar y proponer la adopción de todas aquellas medidas preventivas para abatir los riesgos en los centros de trabajo comprendidos en su jurisdicción. Dichas Comisiones Consultivas Estatales serán presididas por los Gobernadores de las Entidades Federativas y en su integración participarán también representantes de las Secretarías del Trabajo y Previsión Social y Salubridad y Asistencia y del Instituto Mexicano del Seguro Social; así como los que designen las organizaciones A R T Í C U L O

Las Normas Oficiales Mexicanas relativas a las condiciones de seguridad e higiene para el funcionamiento de los recipientes sujetos a presión y generadores de vapor o calderas en los centros de trabajo y a las condiciones de seguridad e higiene para los trabajos que se realicen en las minas, deberá expedirlas la Secretaría en un plazo no mayor de noventa días posteriores a la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento. CUARTO. La Secretaría, con la colaboración del Comité Consultivo Nacional de Normalización respectivo, revisará las Normas vigentes, con la finalidad de que aquellas que así lo requieran se ajusten a las disposiciones de este Reglamento. La Secretaría promoverá lo conducente, en los términos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, a fin de cancelar la Norma Oficial Mexicana NOM-003-STPS-1993, relativa a la obtención y refrendo de licencias para operador de grúas o montacargas en los centros de trabajo.

QUINTO. Las licencias y certificados otorgados por la Secretaría a los trabajadores operadores de maquinaria y equipo, conforme a las disposiciones de los Reglamentos que se abrogan mediante el presente ordenamiento, serán válidos para acreditar, durante su vigencia, las habilidades laborales de los trabajadores a que se refiere el artículo 39 de este Reglamento. SEXTO. La Secretaría y el Instituto Mexicano del Seguro Social, establecerán la debida coordinación con el objeto de facilitar a los patrones el cumplimiento de la obligación de presentar los avisos de los accidentes de trabajo, previstos en la Ley Federal del Trabajo y en la Ley del Seguro Social.

285
de trabajadores y de patrones a las que convoquen, conjuntamente, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Gobernador de la Entidad correspondiente. El representante de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ante la Comisión Consultiva Estatal respectiva, fungirá como Secretario de la misma.
5 1 2 - C . La organización de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y la de las Comisiones Consultivas Estatales de Seguridad e Higiene en el Trabajo, serán señaladas en el reglamento de esta ley que se expida en materia de seguridad e higiene. El funcionamiento interno de dichas Comisiones, se fijará en el Reglamento Interior que cada Comisión expida. A R T Í C U L O 5 1 2 - D . Los patrones deberán efectuar las modificaciones que ordenen las autoridades del trabajo a fin de ajustar sus establecimientos, instalaciones o equipos a las disposiciones de esta ley, de sus reglamentos o de los instructivos que con base en ellos expidan las autoridades competentes.- Si transcurrido el plazo que se les conceda para tal efecto, no se han efectuado las modificaciones, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social procederá a sancionar al patrón infractor, con apercibimiento de sanción mayor en caso de no cumplir la orden dentro del nuevo plazo que se le otorgue.- 304 Si aplicadas las sanciones a que se hace referencia anteriormente, subsistiera la irregularidad, la Secretaría, tomando en cuenta la naturaleza de las modificaciones ordenadas y el grado de riesgo, podrá clausurar parcial o totalmente el centro de trabajo hasta que se dé cumplimiento a la obligación respectiva, oyendo previamente la opinión de la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene correspondiente, sin perjuicio de que la propia Secretaría adopte las medidas pertinentes para que el patrón cumpla con dicha obligación.Cuando la Secretaría del Trabajo determine la clausura parcial o total, lo notificará por escrito, con tres días hábiles de anticipación a la fecha de la clausura, al patrón y a los representantes del sindicato.- Si los trabajadores no están sindicalizados, el aviso se notificará por escrito a los representantes de éstos ante la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene.A R T Í C U L O 5 1 2 - E . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social establecerá la coordinación necesaria con la Secretaría de Salubridad y Asistencia y con el Instituto Mexicano del Seguro Social para la elaboración de programas y el desarrollo de campañas tendientes a prevenir accidentes y enfermedades de trabajo. A R T Í C U L O 5 1 2 - F . Las autoridades de las Entidades Federativas auxiliarán a las del orden federal en la aplicación de las normas de seguridad e higiene en el trabajo, cuando se trate de empresas o establecimientos que, en los demás aspectos derivados de las relaciones laborales, estén sujetos a la jurisdicción local. A R T Í C U L O

El incumplimiento a esta disposición será sancionado con entre 15 a 315 días de salario mínimo conforme al artículo 994 fracción V.
304

286
Dicho auxilio será prestado en los términos de los artículos 527-A y 529.
5 1 3 . Para los efectos de este Título la ley adopta la siguiente Tabla de Enfermedades de Trabajo.305 A R T Í C U L O

T A B L A D E E N F E R M E D A D E S D E T R A B A J O 306 Neumoconiosis y enfermedades bronco pulmonares producidas por aspiración de polvos y humos de origen animal, vegetal o mineral 307

ENFERMEDAD PROFESIONAL. LA RELACIÓN CAUSAL ENTRE ÉSTA Y EL MEDIO EN EL CUAL EL TRABAJADOR PRESTE O HAYA PRESTADO SUS SERVICIOS, NO REQUIERE NECESARIAMENTE DE LA PRESENCIA DEL PERITO MÉDICO EN EL LUGAR, EMPRESA O ESTABLECIMIENTO. Conforme a la jurisprudencia sustentada por este Alto Tribunal, la prueba pericial médica es la idónea para determinar, tanto si el origen de una enfermedad es de carácter profesional, como el grado de incapacidad que le provoque al trabajador. Sin embargo, establecer una regla general, aplicable a la universalidad de los casos, para tener por acreditado el señalado vínculo causal, involucraría cargas procesales adicionales innecesarias y sin soporte legal, o bien, un desequilibrio entre las partes contendientes, al extremo de provocar laudos condenatorios basados en la simple afirmación del actor sustentada nada más que en el desahogo de una pericial médica que no arroje la convicción necesaria para tal fin. En atención a ello, si se trata de una enfermedad cuya profesionalidad se presume, o sea, de aquellas enumeradas en la tabla a que se refiere el artículo 513, de la Ley Federal del Trabajo, el dictamen médico que concluya sobre la existencia del padecimiento y el grado de la incapacidad, es suficiente para determinar dicho origen, sin perjuicio de que el demandado rinda pruebas que desvirtúen esta presunción, conforme al numeral 476 de la misma ley; fuera de este supuesto, es decir, tratándose de enfermedades no contempladas en la tabla de referencia, el peritaje debe establecer además, si existe o no una relación causal entre el padecimiento y el trabajo (relación directa) o el medio ambiente laboral (relación indirecta), así como especificar cuál es esa relación y los medios de que se valió el perito para su determinación y, para que el dictamen del experto alcance valor probatorio pleno, deberá encontrarse robustecido con el resultado de la visita que haga al lugar o centro de trabajo, para constatar cuáles eran o son las condiciones ambientales en que se vino desarrollando la actividad o profesión, si esto puede obtenerlo por sí mismo, o bien, auxiliado por un técnico o científico que se encargue de perfeccionar, esclarecer o ampliar las conclusiones del dictamen primigenio, salvo que en autos existan constancias de las que se desprendan los datos en cuestión, incluso otros dictámenes periciales relacionados con esas condiciones. Lo anterior, sin demérito de que las Juntas de Conciliación y Arbitraje actúen, en los términos previstos en el artículo 782, de la ley de la materia, en el sentido de ordenar con citación de las partes, el examen de lugares o reconocimiento por peritos, a fin de practicar las diligencias que juzguen convenientes para el esclarecimiento de la verdad.
305

Además de la trascripción del texto, se hace una descripción del padecimiento y su identificación. Nota del Autor
306

La mayoría de estas enfermedades se conocen con el nombre de neumoconiosis, que se define como la acumulación de polvo en el tejido pulmonar que provoca en éste una reacción no neoplásica; se diferencia de la denominada enfermedad pulmonar profesional propiamente dicha en que en ésta no hay presencia de polvo en el interior del parénquima pulmonar y es secundaria a la inhalación de gases irritantes, humos, sustancias tóxicas y polvos que no se depositan. Este
307

287

último concepto, mucho más amplio, concuerda mejor con el criterio actual sobre estas enfermedades. Aunque de forma sucinta, deben mencionarse los principales aspectos relacionados con la penetración y el depósito de las partículas inhaladas en el aparato respiratorio, ya sea en forma sólida (orgánica o inorgánica) o como gas, humo o vapor y su ulterior aclaramiento (clearance). El 85% se elimina durante la fase espiratoria de la respiración, y sólo el 15% queda depositado en el interior del tejido pulmonar. La eliminación de las partículas inhaladas está regulada por las características anatómicas del aparato respiratorio, el sistema mucociliar de transporte de partículas de las vías respiratorias, la acción de los macrófagos alveolares y el sistema linfático. La penetración y el depósito de partículas guarda relación, a su vez, con varios factores dependientes de la modalidad del depósito propiamente dicho (impactación, sedimentación, difusión e interceptación), de la partícula en sí (número, tamaño, comportamiento aerodinámico), del patrón ventilatorio, de las relaciones ventilación/perfusión (V . A/Q . ), de las propiedades ambientales (humedad, temperatura), de la actividad laboral, de las características de la exposición, de la contaminación atmosférica (urbana o industrial) y de las enfermedades pulmonares preexistentes. S egún el tipo de partícula inhalada, las principales enfermedades pulmonares profesionales más frecuentes se clasifican del siguiente modo. 1. Por inhalación de polvos inorgánicos (minerales): silicosis, neumoconiosis del minero del carbón y enfermedades relacionadas con la exposición al asbesto (amianto). 2. Por inhalación de gases irritantes, humos y sustancias tóxicas en general. 3. Asma profesional (véase Asma bronquial). 4. Por inhalación de polvos orgánicos (véase Enfermedades intersticiales difusas del pulmón). Enfermedades pulmonares profesionales por inhalación de polvo inorgánico (minerales) Silicosis La silicosis es una neumoconiosis caracterizada por fibrosis pulmonar difusa secundaria a la inhalación repetida de polvo que contiene sílice en forma cristalina. Hasta hace pocos años, era una enfermedad frecuente debido a la gran cantidad de fuentes de exposición; hoy en día, su prevalencia ha disminuido. El riesgo silicógeno es muy elevado por cuanto la corteza terrestre está compuesta por sílice y silicatos minerales. La silicosis aparece cuando se respiran polvos que contienen sílice libre (SiO 2 ), como el cuarzo, la arena y el granito (60% de SiO 2 ). En España destacan las actividades laborales relacionadas con la minería en general y, en particular, con las de carbón, plomo, mercurio y tungsteno, los trabajos en canteras y la construcción en obras públicas, muy desarrolladas durante el período 1950-1970, y los trabajos relacionados con la industria siderometalúrgica y de la cerámica. Una de las exposiciones más nocivas es la que sufren los trabajadores que emplean el chorro de arena en las fundiciones para desincrustar las piezas metálicas o limpiar las piezas de fundición. Patogenia. La silicosis es una enfermedad producida por el depósito de partículas de sílice y las reacciones tisulares consiguientes. Este depósito se establece cuando los mecanismos de aclaramiento broncoalveolar del polvo inhalado resultan insuficientes y/o ineficaces. De las diversas teorías patogénicas invocadas, la inmunitaria es la más aceptada, aunque el mecanismo global no está totalmente esclarecido. Las partículas de sílice serían fagocitadas por los

288

macrófagos alveolares, los cuales, a su vez, se activarían y estimularían el desplazamiento de otros macrófagos y células con potencial fibrogénico hacia la misma zona. Los macrófagos activados liberarían diversos factores de crecimiento para los fibroblastos (p. ej., IL-1) que inducirían una reacción fibrosante. Asimismo, los macrófagos liberarían enzimas lisosómicas y radicales libres que dañarían el tejido pulmonar, contribuyendo así al agravamiento de la fibrosis. La IL-1 liberada por los macrófagos activaría a los linfocitos T colaboradores que liberarían IL-2. Esta citocina, por un mecanismo autocrino, estimularía la proliferación de dichos linfocitos y la liberación por éstos de factores quimiotácticos y factores activadores de los macrófagos. La IL-2 también estimularía a los linfocitos B, lo que explicaría que en el suero de estos pacientes con frecuencia se detecten niveles elevados de IgG, IgM, anticuerpos antinucleares, factor reumatoide e inmunocomplejos circulantes. La recurrencia de estos fenómenos en forma repetida explicaría el hecho de que la silicosis sea una enfermedad pulmonar profesional irreversiblemente progresiva. Anatomía patológica. Tras la exposición prolongada, las partículas de sílice tienden a depositarse en grandes cantidades en los alveolos y, sobre todo, en los nódulos silicóticos, que constituyen la lesión morfológica característica de esta neumoconiosis. Dichos nódulos, de 2-3 mm de diámetro y formados por capas de tejido colágeno dispuestas en bulbo de cebolla, se distribuyen por todo el parénquima pulmonar, sobre todo en los campos superiores y medios, y pueden calcificarse. De este modo, las lesiones fibróticas desarrolladas a partir de la acción de los macrófagos activados por el polvo inhalado progresan y, con el tiempo, pueden afectar bronquios, vasos y linfáticos. La progresión de las lesiones depende de las características de la fuente d exposición y de la agresividad de la actividad autoinmunitaria. Estos hallazgos e corresponden a la denominada forma simple, que puede evolucionar hacia la forma complicada, también conocida como fibrosis masiva progresiva, caracterizada por masas fibróticas redondeadas acelulares, de bordes irregulares y diámetro variable (aunque en general superior a 10 mm) y de localización exclusivamente apical. Estas masas tienden a confluir en conglomerados cada vez mayores, cuyo aumento provoca distorsiones y contracciones del tejido pulmonar circundante, por lo que pueden aparecer áreas enfisematosas y/o bullas. En ocasiones, se cavitan centralmente por necrosis isquémica o caseificación tuberculosa. También se han descrito otras lesiones silicóticas, con infiltración celular intersticial generalizada, acumulaciones intralveolares de material proteináceo PAS-positivo y escasos nódulos silicóticos concomitantes. Esta forma, denominada silicoproteinosis, es propia de exposiciones muy intensas, como las de los trabajadores que emplean el chorro de arena, y podría guardar ciertas connotaciones patogénicas con la proteinosis alveolar. El polvo inhalado también puede acumularse en los ganglios linfáticos intratorácicos, en especial en los hiliares, que pueden hipertrofiarse y, por último, calcificarse. Asimismo, suelen observarse fibrosis pleurales bilaterales asociadas a las formas complicadas, que se localizan preferentemente en las zonas superiores. La demostración de sílice en el parénquima pulmonar es signo de exposición, pero no de enfermedad. Cuadro clínico. Si la exposición laboral es de corta duración pero muy intensa, como ocurre en la silicoproteinosis, destaca la aparición de disnea progresiva en el plazo de unas semanas o pocos meses. Si, por el contrario, la exposición es poco intensa pero de larga duración, la enfermedad suele ser bien tolerada y apenas se detectan síntomas. Tras varios años de exposición (en general más de 10-20 años) aparecen tos y/o expectoración. La disnea acostumbra, ser un síntoma tardío. Las formas de fibrosis masiva progresiva tienden a ser mucho más sintomáticas que las simples. Es frecuente observar hemoptisis repetidas de escasa cuantía. El tabaco y/o la contaminación industrial y urbana pueden potenciar, en mayor o menor medida, todos los síntomas descritos. En la exploración física no se observan datos de

289

1.- Afecciones debidas a inhalación de polvos de lana. Trabajadores de la industria textil y demás manipuladores de este producto. 2. Afecciones debidas a inhalación de polvos de pluma, cuerno, hueso, crin, pelo y seda.

particular interés, con excepción de la auscultación de roncus y/o sibilancias, según el grado de obstrucción al flujo respiratorio, y de estertores crepitantes posterobasales, inconstantes, variables en cuanto a presentación y más audibles en la mitad inicial de la respiración. Al contrario que en la asbestosis, no suele haber acropaquía. Los hallazgos semiológicos varían según la concurrencia de algunas de las complicaciones. Al margen de éstas, las infecciones respiratorias parecen tener una incidencia similar a la detectada en otras neumopatías crónicas no ocupacionales, como, por ejemplo, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En las pruebas biológicas pueden detectarse el aumento de la velocidad de sedimenta-ción globular (VSG) y la positividad del factor reumatoide y de los anticuerpos antitisulares, sobre todo en las formas complicadas. En líneas generales, las alteraciones fisiopatológicas pulmonares guardan cierta relación con el grado de extensión y profusión de las imágenes radiológicas pulmonares, de modo que las formas simples suelen asociarse a normalidad funcional, y las complicadas cursan con anomalías fundamentalmente ventilatorias. Sin embargo, pueden observarse notables disociaciones clinicorradiológicas y funcionales. El trastorno funcional más frecuente es la alteración ventilatoria variable, que puede ser obstructiva, restrictiva o mixta. En general, las formas complicadas suelen acompañarse de trastornos ventilatorios mixtos, cuando no restrictivos, dependientes de la extensión de las lesiones fibróticas subyacentes. Dado que el hábito tabáquico y la contaminación industrial y urbana están muy extendidos, a menudo resulta difícil discernir cuál es el verdadero mecanismo causal de la obstrucción al flujo respiratorio. En un porcentaje limitado de casos, alrededor del 10-15%, la prueba broncodilatadora es positiva, lo que indica la presencia de hiperreactividad bronquial asociada. En cuanto al intercambio gaseoso, pueden observarse reducciones de la capacidad de transferencia del monóxido de carbono (DLCO) e insuficiencia res-piratoria normocápnica o hipercápnica en los estadios más avanzados provocada por el desequilibrio más o menos extenso de las relaciones V . A/Q . . En las formas simples la radiología revela imágenes nodulillares regulares, de diámetro siempre inferior a 10 mm, en número variable y localización difusa y bilateral, preferentemente en los lóbulos superiores y medios. No obstante, este patrón radiográfico puede ir precedido o acompañado de imágenes lineales irregulares, en disposición reticular, entre las que se incluyen las líneas de Kerley A y B. En el 20-25% de los casos, los nódulos se calcifican. En la silicoproteinosis el patrón radiográfico es de tipo alveolar, dispuesto en alas de mariposa, al igual que en el edema pulmonar. Las formas complicadas se caracterizan por grandes imágenes densas, de diámetro superior a 10 mm, bordes irregulares y aspecto seudotumoral. Estas masas, localizadas en las áreas posteroapicales, suelen entre-mezclarse con zonas de enfisema y bullas. En esta fase ya no existe gran profusión de nódulos, puesto que las grandes masas son el resultado de la progresiva coalición de aquéllos; así, cuanto mayores son las condensaciones, se observan menos nódulos y aparecen más áreas de oligohemia e hiperinsuflación pulmonar. Con el tiempo se registran nuevas masas tumorales que obedecen a la continua progresión de las lesiones, que causan distorsiones de las estructuras pulmonares. Los ganglios hiliares mediastínicos suelen hipertrofiarse en cualquiera de los estadios radiográficos de la silicosis, calcificación denominada en cáscara de huevo (eggshell).

290
Colchoneros, fabricantes de adornos y artículos de mercería, cortadores y peinadores de pelo, fabricación de brochas, pinceles, cepillos. Trabajadores de los rastros, carniceros, empacadores de carne. 3. Afecciones debidas a la inhalación de polvos de madera. Carpinteros, madereros, ebanistas y trabajadores de la industria papelera. 4. Tabacosis: Afecciones debidas a la inhalación de polvos de tabaco. Trabajadores de la industria del tabaco. 5. Bagazosis: afecciones debidas a la inhalación de polvos de bagazo, como en la industria azucarera. Tolveros, cernidores y bagaceros, trabajadores de la industria papelera y fabricación de abonos. 6. Suberosis: afecciones debidas a la inhalación de polvos de corcho. Trabajadores del corcho. 7. Afecciones debidas a inhalación de polvos de cereales, harinas, heno, paja, yute, ixtle y henequén. Cargadores, alijadores, estibadores, recolectores, granjeros, trilladores, sombrereros (de sombreros de paja), empacadores, molineros, panaderos, trabajadores de las industrias de fibras duras, fabricantes de muebles, industria papelera. 8. Bisinosis. Trabajadores de hilados y tejidos de algodón y demás manipuladores de este producto. 9. Canabiosis: afecciones producidas por inhalación del polvo de cáñamo. Trabajadores de la industria del cáñamo. 10. Linosis: afecciones producidas por la inhalación del polvo de lino. Trabajadores de la industria del lino. 11. Asma de los impresores (por la goma arábiga). 12. Antracosis.

291

Mineros (de las minas de carbón), carboneros, herreros, forjadores, fundidores, fogoneros, deshollinadores y demás trabajadores expuestos a inhalación de polvos de carbón de hulla, grafito y antracita. 13. Siderosis. Mineros (de las minas de hierro), fundidores, pulidores, soldadores, limadores, torneros y manipuladores de óxido de hierro. 14. Calcicosis. Trabajadores que manejan sales cálcicas, como el carbonato y sulfato de calcio y en la industria del yeso. 15. Baritosis. Trabajadores que manejan compuestos de bario, pintores, de la industria papelera y laboratorios. 16. Estanosis. Trabajadores de las minas de estaño, hornos y fundiciones del metal, o del óxido. 17. Silicatosis. Trabajadores expuestos a la aspiración de silicatos pulverulentos (tierra de batán, arcillas, caolín). 18. Afecciones debidas a la inhalación de abrasivos sintéticos: Esmeril, carborundo, aloxita, utilizados en la preparación de muelas, papeles abrasivos y pulidores. 19. Silicosis. Mineros, canteros, areneros, alfareros, trabajadores de la piedra y roca, túneles, carreteras y presas, pulidores con chorro de arena, cerámica, cemento, fundidores, industria química y productos refractarios que contengas sílice. 20. Asbetosis o amiantosis. Mineros (de minas de asbesto), canteros, en la industria textil, papelera, cementos, material de revestimiento aislante del calor y la electricidad. 21. Beriliosis o gluciniosis. Afecciones debidas a inhalación de polvos de berilio o glucinio.

292
Mineros (de las minas de berilio), trabajadores que fabrican y manipulan aleaciones para aparatos de rayos X, industria eléctrica y aeronáutica, soldadura, ladrillos para hornos, lámparas fluorescentes e industria atómica. 22. Afecciones debidas a inhalación de polvos de cadmio. Mineros, trabajadores de fundiciones, preparación de aleaciones, en dentistería, industria foto-eléctrica, telefónica, de los colorantes, vidriera, de los acumuladores y soldadores. 23. Afecciones debidas a inhalación de polvos de vanadio. Mineros, petroleros, fundidores, trabajadores de la industria del acero, química, fotográfica, farmacéutica, de los insecticidas y durante la limpieza de hornos alimentados con aceites minerales. 24. Afecciones debidas a inhalación de polvos de uranio. Mineros (de las minas de uranio), cuando se exponen a la acción del hexafluoruro, separado del mineral. 25. Afecciones debidas a inhalación de polvos de manganeso (neumonía manganésica). Mineros (de las minas de manganeso), trabajadores de la fabricación de aceromanganeso, de la soldadura del acero al manganeso y otros usos. 26. Afecciones debidas a inhalación de polvos de cobalto. Trabajadores expuestos a la aspiración de polvos de metal finamente dividido, o mezclado a carburo de tungsteno. 27. Talcosis o esteatosis. Trabajadores de la industria química y de cosméticos que manejan talco o esteatita. 28. Aluminosis o "pulmón de aluminio". Fundidores, pulverizadores y pulidores de aluminio, pintores y pirotécnicos; en su forma mixta, por inhalación de alúmina y sílice (enfermedad de Shaver), en trabajadores de la fundición de bauxita y abrasivos. 29. Afecciones debidas a inhalación de polvos de mica. Fabricación de vidrio refractario, aislantes, anteojos, papeles de decoración, anuncios luminosos, barnices, esmalt es, lubricantes, explosivos y en la cerámica.

293
30. Afecciones debidas a inhalación de tierra, de diatomeas (tierra de infusorios, diatomita, trípoli, kieselgur). Trabajadores que manipulan productos silícicos en estado amorfo, derivados de esqueletos de animales marinos, en fábricas de bujías filtrantes, aislantes y polvos absorbentes. Enfermedades de las vías respiratorias producidas por inhalación de gases y vapores Afecciones provocadas por substancias químicas inorgánicas u orgánicas que determinan acción asfixiante simple, o irritante de las vías respiratorias superiores, o irritante de los pulmones. 31. Asfixia por el ázoe o nitrógeno. Obreros que trabajan en procesos de oxidación en medios confinados, limpieza y reparación de cubas, producción de amoníaco y cianamida cálcica. 32. Por el anhídrido carbónico o bióxido de carbono. Trabajadores expuestos durante la combustión o fermentación de compuestos de carbono, gasificación de aguas minerales y preparación de nieve carbónica, poceros y letrineros. 33. Por el metano, etano, propano y butano. Trabajadores de la industria del petróleo, yacimientos de carbón, gas líquido, hornos de coque e industria petroquímica. 34. Por el acetileno. Trabajadores dedicados a su producción y purificación, manejo de lámparas de carburo, soldadores de las industrias química y petroquímica. 35. Acción irritante de las vías respiratorias superiores por el amoníaco. Trabajadores de la producción de esta substancia y sus compuestos, destilación de la hulla, refinerías de petróleo e industria petroquímica, operaciones químicas, fabricación de hielo y frigoríficos, preparación de abonos para la agricultura, letrineros, poceros, estampadores, de tenerías y establos. 36. Por el anhídrido sulfuroso. Trabajadores de la combustión de azufre, preparación de anhídrido sulfuroso en estado gaseoso y líquido, fabricación de ácido sulfúrico, tintorería, blanqueo, conservación de alimentos y fumigadores, refrigeración, papeles de colores, estampadores y mineros (de las minas de azufre).

294
37. Por el formaldehído y formol. Trabajadores de la fabricación de resinas sintéticas, industria de la alimentación, fotográfica, peletera, textil, química, hulera, tintorera, trabajos de laboratorio, conservación de piezas anatómicas y embalsamadores. 38. Por aldehídos, acridina, acroleína, furfural, acetato de metilo, formiato de metilo, compuestos de selenio, estireno y cloruro de azufre. Trabajadores de la industria química, petroquímica y manipulación de esos compuestos. 39. Acción irritante sobre los pulmones, por el cloro. Trabajadores de la preparación del cloro y compuestos clorados, de blanqueo y desinfección, en la industria textil y papelera, de la esterilización del agua y fabricación de productos químicos. 40. Por el fosgeno o cloruro de carbonilo. Trabajadores de la fabricación de colorantes y otros productos químicos sintéticos, de gases de combate, de extinguidores de incendios. 41. Por los óxidos de ázoe o vapores nitrosos. Trabajadores de la fabricación y manipulación de ácido nítrico y nitratos, estampadores, grabadores, industrias químicas y farmacéuticas, petroquímica, explosivos, colorantes de síntesis, soldadura, abonos nitratos y silos. 42. Por el anhídrido sulfúrico. Trabajadores de la fabricación de ácido sulfúrico, de refinerías de petróleo y síntesis química. 43. Por el ozono. Trabajadores que utilizan este agente en la producción de peróxido y en la afinación de aceites, grasas, harina, almidón, azúcar y textiles, en el blanqueo y la esterilización del agua, en la industria eléctrica y en la soldadura. 44. Por el bromo. Trabajadores que manejan el bromo como desinfectante, en los laboratorios químicos, metalurgia, industria químico-farmacéutica, fotografía y colorantes. 45. Por el flúor y sus compuestos.

295
Trabajadores que manejan estas substancias en la industria vidriera, grabado, coloración de sedas, barnizado de la madera, blanqueo, soldadura y como impermeabilizantes del cemento; la preparación del ácido fluorhídrico, metalurgia del aluminio y del berilio, superfosfatos y compuestos, preparación de insecticidas y raticidas. 46. Por el sulfato de metilo. Trabajadores que manipulan este compuesto en diversas operaciones industriales. 47. Asma bronquial308 por los alcaloides y éter dietílico diclorado, poli-isocianatos y diisocianato de tolueno. Trabajadores de la industria química, farmacéutica, hulera, de los plásticos y lacas.

Dermatosis Enfermedades de la piel (excluyendo las debidas a radiaciones ionizantes), provocadas por agentes mecánicos, físicos, químicos inorgánicos u orgánicos, o biológicos; que actúan como irritantes primarios, o sensibilizantes, o que provocan quemaduras químicas; que se presentan generalmente bajo las formas eritematosa, edematosa, vesiculosa, eczematosa o costrosa. 48. Dermatosis por acción del calor. Herreros, fundidores, caldereros, fogoneros, horneros, trabajadores del vidrio, panaderos. 49. Dermatosis por exposición a bajas temperaturas.

Concepto: Aunque el asma es una entidad clínica reconocida desde hace muchos años, aún no se ha conseguido establecer una definición de ella totalmente satisfactoria. Por ahora tampoco es posible diferenciar mediante una prueba el asma bronquial de otras enfermedades que causan obstrucción de la vía aérea. Un criterio habitualmente utilizado en el diagnóstico del asma es la demostración de una broncodilatación del 15% o superior. Sin embargo, cuando este criterio no se cumple, no es posible excluir el diagnóstico de asma, y cuando se cumple, no pueden descartarse otras enfermedades obstructivas de los bronquios (bronquitis crónica obstructiva, bronquiectasias). La mayoría de las definiciones hasta ahora propuestas incluyen tres aspectos considerados como los más característicos de la enfermedad. Estos aspectos son: obstrucción bronquial reversible, hiperreactividad e inflamación. De acuerdo con ello se puede considerar el asma como: una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas a la que se asocia intensa hiper-reactividad bronquial frente a estímulos diversos. Actuando conjuntamente, ambos fenómenos ocasionan la obstrucción bronquial, cuya intensidad varía de manera espontánea o por la acción terapéutica.
308

296
Trabajadores de cámaras frías, fabricación y manipulación de hielo y de productos refrigerados. 50. Dermatosis por acción de la luz solar y rayos ultravioleta. Trabajadores al aire libre, salineros, artistas cinematográficos, soldadores, vidrieros, de gabinetes de fisioterapia, etc. 51. Dermatosis producidas por ácidos clorhídrico, sulfúrico, nítrico, fluorhídrico, fluosilícico, clorosulfónico. Trabajadores de la fabricación del cloro y productos orgánicos clorados (acné clórico); ácidos grasos, blanqueo, industria química, manejo y preparación del ácido sulfúrico; fabricación, manipulación y utilización del ácido fluorhídrico, en las industrias del petróleo y petroquímica, grabado de vidrio, cerámica, laboratorio, etc. 52. Dermatosis por acción de sosa cáustica, potasa cáustica y carbonato de sodio. Trabajadores dedicados a la producción y manipulación de estos álcalis. 53. Dermatosis, ulceraciones cutáneas y perforación del tabique nasal por acción de cromatos y bicromatos. Trabajadores de las fábricas de colorantes de cromo, papel pintado, lápices de colores, espoletas, explosivos, pólvora piroxilada de caza, fósforos suecos; en la industria textil, hulera, tenerías, tintorerías, fotografía, fotograbado y cromado electrolítico. 54. Dermatosis y queratosis arsenical, perforación del tabique nasal. Trabajadores de las plantas arsenicales, industria de los colorantes, pintura, papel de color, tintorería, tenería, cerámica, insecticidas, raticidas, preparaciones de uso doméstico y demás manipuladores de arsénico. 55. Dermatosis por acción del níquel y oxicloruro de selenio. Trabajadores de fundiciones y manipulaciones diversas. 56. Dermatosis por acción de la cal, u óxido de calcio. Trabajadores de la manipulación de la cal, preparación de polvo de blanqueo, yeso, cemento, industria química y albañiles. 57. Dermatosis por acción de substancias orgánicas: ácido acético, ácido oxálico, ácido fórmico, fenol y derivados, cresol, sulfato de dimetilo, bromuro de metilo, óxido de etileno, fulminato de mercurio, tetril, anhídrido ftálico de trinitrotolueno, parafinas, alquitrán, brea, dinitro-benceno.

297

Trabajadores de la fabricación y utilización de esas substancias (acción fotosensibilizante de las tres últimas). 58. Dermatosis por benzol y demás solventes orgánicos. Trabajadores de la industria textil, hulera, tintorera, vidriera, química, abonos, cementos, linóleos, etc. 59. Dermatosis por acción de aceites de engrase, de corte (botón de aceite o elaioconiosis), petróleo crudo. Trabajadores que utilizan estos productos en labores de engrase, lubricación, desengrase, en la industria petrolera, petroquímica y derivados. 60. Dermatosis por acción de derivados de hidrocarburos: hexametileno-tetramina, formaldehído, cianamida cálcica, anilinas, parafenileno-diamina, dinitroclorobenceno, etc., en trabajadores que utilizan y manipulan estas sustancias. 61. Callosidades, fisuras y grietas por acción mecánica: Cargadores, alijadores, estibadores, carretilleros, hilanderos, peinadores y manipuladores de fibras, cáñamo, lana, lino, etc.; cosecheros de caña, vainilleros, jardineros, marmoleros, herreros, toneleros, cortadores de metales, mineros, picapedreros, sastres, lavanderas, cocineras, costureras, planchadoras, peluqueros, zapateros, escribientes, dibujantes, vidrieros, carpinteros, ebanistas, panaderos, sombrereros, grabadores, pulidores, músicos, etc. 62. Dermatosis por agentes biológicos. Panaderos, especieros del trigo y harina, peluqueros, curtidores, trabajadores de los astilleros que manipulan cereales parasitados, penicilina y otros compuestos medicamentosos, etc. 63. Otras dermatosis. Dermatosis de contacto.309

Dermatitis de contacto: Es una inflamación aguda o crónica de la piel producida por sustancias que entran en contacto con ella. Según sea la patogenia se distingue una forma irritativa y otra alérgica. Dermatitis de contacto alérgica Concepto. Define una reacción eccematosa, en general de tipo agudo, como consecuencia del contacto de un alérgeno con la piel de un individuo previamente sensibilizado. Cuadro clínico. Se manifiesta, en general, en forma de eccema agudo o subagudo, es decir que predominarán las lesiones en forma de eritema, vesiculación, costras y descamación. Las áreas afectas serán las que hayan contactado con el alergeno responsable.
309

298

Manipuladores de pinturas, colorantes vegetales, sales metálicas, cocineras, lavaplatos, lavanderos, mineros, especieros, fotógrafos, canteros, ebanistas, barnizadores, desengrasadores de trapo, bataneros, manipuladores de petróleo y de la gasolina, blanqueadores de tejidos por medio de vapores de azufre, hiladores y colectores de lana, médicos, enfermeras y laboratoristas. 64. Lesiones ungueales y periungueales. Onicodistrofias, onicolisis y paroniquia por exposición a solventes, humedad y traumatismos. Actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 65. Otros padecimientos cutáneos de tipo reaccional no incluidos en los grupos anteriores, producidos por agentes químicos orgánicos (melanodermias, acromias, leucomelanodermias, liquen plano). Actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. Oftalmopatías profesionales (Enfermedades del aparato ocular producidas por polvos y otros agentes físicos, químicos y biológicos) 66. Blefaroconiosis (Polvos minerales, vegetales o animales). Trabajadores expuestos a la acción de estos polvos: canteros, yeseros, mineros, alfareros, esmeriladores, afiladores, pulidores, cementeros, carboneros,

Dermatitis de contacto irritativa Concepto. Define una reacción inflamatoria de la piel desencadenada por “irritantes primarios”, es decir, todo agente físico o químico que aplicado a la piel a una concentración y/o durante un tiempo determinados es capaz de ocasionar una lesión celular sin que participen mecanismos inmunológicos y, por tanto, sin necesidad de sensibilización previa. Cuadro clínico. Si el irritante primario es muy potente (p. ej., los cáusticos), la piel se lesionará ya tras el primer contacto y se manifestará en forma de vesiculación, ampollas y necrosis (dermatitis de contacto tóxica). Si la acción del irritante es más débil, las lesiones aparecerán tras varias exposiciones y existirá cierta susceptibilidad individual a que éstas aparezcan con mayor facilidad o intensidad. Este tipo de reacción se conoce con el nombre de eccema de contacto irritativo por desgaste o acumulativo, y se expresa clínicamente en forma de eritema, sequedad, descamación y fisuración. El ejemplo clásico lo constituye el “eccema del ama de casa”, eccema crónico limitado a las palmas por realizar las tareas domésticas sin la debida protección en las manos. Sustancias causantes; Alcoholes de la lana; Sulfato de neomicina; Dicromato potásico; Mezcla de caínas; Mezcla de perfumes, Colofonia, Resina epoxi, Mezcla de quinoleínas, Bálsamo del Perú, Diclorhidrato de etilendiamina, Cloruro de cobalto, Resina de paraterciario butilfenolformaldehído, Mezcla de parabenos, Mezcla de carbas, Mezcla de gomas negras, Kathon CG, Quaternium-15, Mercaptobenzotiazol, p-fenilendiamina, Formaldehído, Mezcla de mercaptos, Tiomersal, Mezcla de Tiuram.

299
fabricantes de objetos de aluminio y cobre, manipuladores de mercurio, panaderos, laneros, colchoneros, peleteros, etc. 67. Dermatitis palpebral de contacto y eczema palpebral. (Polvos, gases y vapores de diversos orígenes). Trabajadores de la industria químico-farmacéutica, antibióticos y productos de belleza; industria petroquímica, plásticos, productos de hule y derivados de la parafenileno-diamina, alquitrán, asfaltos, solventes y barnices; industria de la vainilla, cultivo del "champignon", carpinteros, etc. 68. Conjuntivitis y querato-conjuntivitis: (por agentes físicos (calor); químicos o alergizantes: amoníaco, anhídrido sulfuroso, formol, cloro y derivados, vapores nitrosos, ácido sulfúrico, ozono, ácido sulfhídrico, solventes y barnices celulósicos, tetracloretano, alcohol metílico, viscosa, lana, pluma, pelos, pólenes, algodón, trigo, cacahuate, lúpulo, tabaco, mostaza, vainilla, productos medicamentosos, etc.) Herreros, fundidores, horneros, laminadores, hojalateros, panaderos, poceros, letrineros, trabajadores de fibras artificiales a partir de la celulosa y otros trabajadores expuestos a la acción del ácido sulfhídrico (hidrógeno sulfurado) y demás agentes mencionados. 69. Conjuntivitis y querato-conjuntivitis por radiaciones (rayos actínicos, infrarrojos, de onda corta y rayos X). Salineros, artistas cinematográficos, soldadores, vidrieros, trabajadores de las lámparas incandescentes de mercurio y los expuestos al ultravioleta solar; trabajadores de las lámparas de arco, de vapores de mercurio, hornos, soldadura autógena, metalurgia, vidriería, etc.; radiólogos y demás trabajadores de la fabricación y manipulación de aparatos de rayos X y otras fuentes de energía radiante. 70. Pterigión. Por irritación conjuntival permanente por factores mecánicos, (polvos); físicos (rayos infrarrojos, calóricos). Herreros, fundidores, horneros, laminadores, hojalateros, y todos los trabajadores con actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 71. Queratoconiosis: Incrustación en la córnea de partículas duras: (mármol, piedra, polvos abrasivos o metales). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 72. Argirosis ocular. (Sales de plata).

300
Cinceladores, orfebres, pulidores, plateros, fabricantes de perlas de vidrio, químicos. 73. Catarata por radiaciones. (Rayos infrarrojos, calóricos, de onda corta, rayos X). Vidrieros, herreros, fundidores, técnicos y trabajadores de gabinetes de rayos X, técnicos y trabajadores de la energía atómica. 74. Catarata tóxica. (Naftalina y sus derivados). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 75. Parálisis oculomotoras. (Intoxicación por sulfuro de carbono, plomo). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 76. Oftalmoplegía interna. (Intoxicación por sulfuro de carbono). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 77. Retinitis, neuro-retinitis y corio-retinitis. (Intoxicación por naftalina, benzol). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición de estos agentes. 78. Neuritis y lesión de la rama sensitiva del trigémino: (intoxicación por tricloretileno). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a este agente. 79. Neuritis óptica y ambliopía o amaurosis tóxica: (intoxicación por plomo, sulfuro de carbono, benzol, tricloretileno, óxido de carbono, alcohol metílico, nicotina, mercurio). Todas las actividades que comprenden el riesgo de exposición a estos agentes. 80. Conjuntivitis por gérmenes patógenos. Médicos y enfermeras con motivo de la práctica de su profesión. 81. Oftalmía y catarata eléctrica. Trabajadores de la soldadura eléctrica, de los hornos eléctricos o expuestos a la luz del arco voltaico durante la producción, transporte y distribución de la electricidad. Intoxicaciones Enfermedades producidas por absorción de polvos, humos, líquidos, gases o vapores tóxicos de origen químico, orgánico o inorgánico, por las vías respiratoria, digestiva o cutánea.

301
82. Fosforismo e intoxicación por hidrógeno fosforado. Trabajadores de la fabricación de compuestos fosforados o derivados del fósforo blanco, catálisis en la industria del petróleo, fabricación de bronce de fósforo, insecticidas, raticidas, parasiticidas, hidrógeno fosforado, aleaciones y en la pirotecnia. 83. Saturnismo o intoxicación plúmbica. Trabajadores de fundiciones de plomo, industria de acumuladores, cerámica, pintores, plomeros, impresores, fabricantes de cajas para conservas, juguetes, tubos, envolturas de cables, soldadura, barnices, albayalde, e smalte y lacas, pigmentos, insecticidas y demás manipuladores de plomo y sus compuestos. 84. Hidrargirismo o mercurialismo. Mineros (de las minas de mercurio), manipuladores del metal y sus derivados, fabricantes de termómetros, manómetros, lámparas de vapores de mercurio, sombreros de fieltro, electrólisis de las salmueras, conservación de semillas, fungicidas, fabricación y manipulación de explosivos y en la industria químicofarmacéutica. 85. Arsenicismo e intoxicación por hidrógeno arseniado. Trabajadores en las plantas de arsénico, fundiciones de minerales y metales, de la industria de los colorantes, pinturas, papel de color, tintorería, tenería, cerámica, insecticidas, raticidas, otras preparaciones de uso doméstico y demás manipuladores del arsénico. 86. Manganesismo. Mineros (de minas de manganeso), trituradores y manipuladores de metal, de la fabricación de aleaciones de acero, cobre o aluminio, fabricación de pilas secas, en el blanqueo, tintorería y decoloración del vidrio, soldadores. 87. Fiebre de los fundidores de zinc o temblor de los soldadores de zinc. Fundidores y soldadores de metal, de la galvanización o estañado, fundición de latón o de la soldadura de metales galvanizados. 88. Oxicarbonismo. Trabajadores en contacto de gas de hulla, gas pobre, gas de agua, de los altos hornos, de los motores de combustión interna, hornos y espacios confinados, caldereros, mineros, bomberos y en todos los casos de combustión incompleta del carbón. 89. Intoxicación ciánica.

302
Trabajadores que manipulan ácido cianhídrico, cianuro y compuestos, de las plantas de beneficio, de la extracción del oro y la plata de sus minerales, fundidores, fotógrafos, fabricantes de sosa, de la industria textil, química, del hule sintético, materias plásticas, tratamiento térmico de los metales, fumigación, utilización del cianógeno y tintoreros en azul. 90. Intoxicación por alcoholes metílico, etílico, propílico y butílico. Trabajadores que los utilizan como solventes en la fabricación de lacas y barnices, en la preparación de esencias y materiales tintoriales y en las industrias química y petroquímica. 91. Hidrocarburismo por derivados del petróleo y carbón de hulla. Trabajadores de las industrias petrolera, petroquímica, carbonífera, fabricación de perfumes y demás expuestos a la absorción de estas sustancias. 92. Intoxicación por el tolueno y el xileno. Trabajadores que manipulan estos solventes en la industria de las lacas, hulera, peletera, fotograbado, fabricación de ácido benzoico, aldehída bencílica, colorantes, explosivos (TNT), pinturas y barnices. 93. Intoxicaciones por el cloruro de metilo y el cloruro de metileno. Trabajadores que utilizan el cloruro de metilo como frigorífico o el cloruro de metileno como solvente, o en la industria de las pinturas. 94. Intoxicaciones producidas por el cloroformo, tetracloruro de carbono y clorobromo-metanos. Trabajadores que manipulan estas substancias como solventes, fumigantes, refrigerantes, extinguidores de incendios, etc. 95. Intoxicaciones por el bromuro de metilo y freones (derivados fluorados de hidrocarburos halogenados). Trabajadores que los utilizan como frigoríficos, insecticidas y preparación de extinguidores de incendios. 96. Intoxicación por el di-cloretano y tetra-cloretano. Trabajadores que manipulan estas substancias como disolventes de grasas, aceites, ceras, hules, resinas, gomas, dilución de lacas, desengrasado de la lana e industria química. 97. Intoxicación por el hexa-cloretano. Trabajadores que lo utilizan para desengrasar el aluminio y otros metales.

303

98. Intoxicación por el cloruro de vinilo o monocloretileno. Trabajadores de la fabricación de materias plásticas y su utilización como frigorífico. 99. Intoxicación por la mono-clorhidrina del glicol. Trabajadores expuestos durante la fabricación del óxido de etileno y glicoles, composición de lacas y manipulación de abonos y fertilizantes. 100. Intoxicaciones por el tri-cloretileno y per-cloretileno. Trabajadores que utilizan estos solventes en la metalurgia, tintorerías, en el desengrasado de artículos metálicos y de lana, fabricación de betunes y pinturas. 101. Intoxicaciones por insecticidas clorados. Trabajadores que fabrican o manipulan derivados aromáticos clorados como el diclorodifenil-tricloretano (DDT), aldrín, dieldrín y similares. 102. Intoxicaciones por los naftalenos clorados y difenilos clorados. Trabajadores que los utilizan como aislantes eléctricos. 103. Sulfo-carbonismo. Trabajadores expuestos durante su producción, o en la utilización del solvente en la fabricación del rayón, celofán, cristal óptico, vulcanización del hule en frío, como pesticida y en la extracción de grasas y aceites. 104. Sulfhidrismo o intoxicación por hidrógeno sulfurado. Trabajadores de la producción de esta substancia, mineros, aljiberos, albañaleros, limpiadores de hornos, tuberías, retortas y gasómetros, del gas del alumbrado, vinateros y en la industria del rayón. 105. Intoxicación por el bióxido de dietileno (dioxán). Trabajadores que utilizan este solvente en la industria de lacas, barnices, pinturas, tintas, resinas de cera y plásticos; preparación de tejidos en histología. 106. Benzolismo. Trabajadores que utilizan el benzol como solvente en la industria hulera, impermeabilización de telas, fabricación de nitrocelulosa, industria petroquímica, del vestido, lacas, vidrio, artes gráficas, textiles, cerámica, pinturas, fotograbado, industria del calzado, tintorería, etc.

304

107. Intoxicación por el tetra-hidro-furano. Trabajadores de la industria textil, que lo utilizan como solvente. 108. Intoxicaciones por la anilina (anilismo) y compuestos. Trabajadores de la industria química, colorantes, tintas y productos farmacéuticos. 109. Intoxicaciones por nitro-benceno, toluidinas y xilidinas. Trabajadores de la industria de los colorantes, pinturas, lacas y fabricación de la anilina. 110. Intoxicaciones por trinitro-tolueno y nitroglicerina. Trabajadores de la industria y manipulación de los explosivos. 111. Intoxicación por el tetra-etilo de plomo. Trabajadores de la fabricación y manipulación de este antidetonante, preparación de carburantes, limpieza y soldadura de los recipientes que lo contienen. 112. Intoxicación por insecticidas orgánico-fosforados. Trabajadores de la producción y manipulación de tetra-fosfato hexaetílico (TPHE), pirofosfato tetraetílico (PPTE), paratión y derivados. 113. Intoxicaciones por el dinitrofenol, dinitro-ortocresol, fenol y pentaclorofenol. Trabajadores que utilizan estos compuestos como fungicidas e insecticidas, en la fabricación de colorantes, resinas y conservación de las maderas. 114. Intoxicaciones por la bencidina, naftilamina alfa, naftilamina beta y paradifenilamina. Trabajadores que manipulan estas substancias en la industria hulera y fabricación de colorantes. 115. Intoxicaciones por carbamatos, ditiocarbamatos, clorofenoxihidroxicumarina, talio, insecticidas de origen vegetal. derivados de

Fabricación, formulación, envase, transporte y aplicación de pesticidas en general. 116. Intoxicaciones por la piridina, clorpromazina y quimioterápicos en general. Trabajadores encargados de la fabricación, formulación y empaque de estas substancias en la industria químico-farmacéutica.

305

17. Enfermedades producidas por combustibles de alta potencia. (Hidruros de boro, oxígeno líquido, etc.). Técnicos y trabajadores expuestos en la preparación, control y manejo de estos productos. Infecciones, parasitosis, micosis y virosis Enfermedades generalizadas o localizadas provocadas por acción de bacterias, parásitos, hongos y virus. 118. Carbunco. Pastores, caballerangos, mozos de cuadra, veterinarios, curtidores, peleteros, cardadores de lana, traperos, manipuladores de crin, cerda, cuernos, carne y huesos de bovídeos, caballos, carneros, cabras, etc. Trabajadores de los rastros y empacadores. 119. Muermo. Caballerangos, mozos de cuadras, cuidadores de ganado caballar, veterinarios y enfermeros veterinarios. 120. Tuberculosis. 310 Médicos, enfermeras, mozos de anfiteatro, afanadoras, personal de laboratorios biológicos y de diagnóstico, personal de lavandería en sanatorios, veterinarios, enfermeros de veterinaria; carniceros y mineros, cuando previamente exista silicosis. 121. Brucelosis. Veterinarios, pastores, carniceros, ganaderos, ordeñadores, lecheros, técnicos de laboratorio, personal de plantas para beneficio de la leche de cabra y de vaca, médicos, enfermeras, enfermeros de veterinaria. La TBC es una infección crónica producida fundamentalmente por Mycobacterium tuberculosis y, en muy raras ocasiones en la actualidad, por M. bovis. Se contagia casi siempre por inhalación, en pocas ocasiones por ingestión y de forma excepcional por inoculación cutánea. Desde la puerta de entrada habitual, que es el pulmón, se extiende de forma directa, por diseminación broncógena, o es transportado por vía linfática o hematógena por todo el organismo, donde produce lesiones destructivas en el momento de su diseminación o, en virtud de su capacidad de persistencia intracelular, después de largos períodos de latencia. La infección primaria (primoinfección tuberculosa) suele ser asintomática, aunque en un porcentaje reducido de casos cursa con síntomas clínicos (TBC primaria). Si bien la primoinfección casi siempre cura, quedan focos distantes al inicial con bacilos vivos, capaces de producir, meses o años más tarde, enfermedad tuberculosa (TBC de reactivación del adulto).
310

306

122. Sífilis. 311 Sopladores de vidrio (accidente primario bucal); médicos, enfermeras, mozos de anfiteatro (accidente primario en las manos). 123. Tétanos. Caballerangos, carniceros, mozos de cuadra, cuidadores de ganado, veterinarios, personal de la industria agropecuaria, jardineros. 124. Micetoma y actinomicosis cutánea. Trabajadores del campo, panaderos, molineros de trigo, cebada, avena y centeno. 125. Anquilostomiasis. Mineros, ladrilleros, alfareros, terreros, jardineros, areneros y fabricantes de teja. 126. Leishmaniasis. Chicleros, huleros, vainilleros, leñadores de las regiones tropicales. 127. Oncocercosis. Trabajadores agrícolas de las plantaciones cafetaleras. 128. Esporotricosis. Campesinos, floricultores, empacadores de tierra y plantas, trabajadores de zacate y pieles. 129. Candidasis o moniliasis. Fruteros y trabajadores que mantienen manos o pies constantemente húmedos. 130. Histoplasmosis. La sífilis o lúes es una infección sistémica de evolución crónica y distribución universal transmitida por contacto sexual. Está producida por Treponema pallidum, ss pallidum espiroqueta móvil y delgada, con una morfología característica en sacacorchos, que todavía no ha sido posible cultivar in vitro. Clínicamente fluctúa entre cortos períodos sintomáticos y prolongados períodos asintomáticos o de latencia. Aunque en el comienzo de su evolución pueda semejar una enfermedad localizada en el punto de inoculación de T. pallidum, con la lesión primaria y linfadenopatía locorregional, con posterioridad, en un segundo período se caracterizará por lesiones mucocutáneas generalizadas y localizadas acompañadas de algunos síntomas generales. En su evolución, en el 30-50% de los casos no tratados se presentará un período terciario con posibilidades de graves alteraciones mucocutáneas y de los sistemas óseo, cardiovascular y nervioso.
311

307

Trabajadores de la extracción y manipulación del guano. 131. Aspergilosis. Criadores de animales, limpiadores de pieles y trabajadores agrícolas expuestos al hongo. 132. Coccidioidomicosis. Trabajadores de la extracción y manipulación de guanos, provenientes de zonas no infestadas ni endémicas, que sean contratados para realizar trabajos en zonas infestadas o endémicas. 133. Paludismo. Obreros y campesinos provenientes de zonas no infestadas ni endémicas, que sean contratados para realizar trabajos en zonas infestadas o endémicas. 134. Ricketsiosis. (Tifus exantemático y otras similares). Médicos, enfermeras, personal de limpieza de los servicios de infectología y laboratorios, siempre que se identifique el agente causal en el paciente y en el sitio de trabajo. 135. Espiroquetosis. (Leptospirosis y otras similares). Trabajos ejecutados en las alcantarillas, minas, mataderos, deslanado, laboratorios y cuidado de animales. 136. Virosis (hepatitis, enterovirosis, rabia, psitacosis, neumonías a virus, mononucleosis infecciosa, poliomielitis y otras). Médicos, enfermeras y personal de limpieza en hospitales y sanatorios, personal de laboratorio y análisis clínicos, personal de bancos de sangre, siempre que se identifique el agente causal en el paciente y en el sitio de trabajo. 137. Erisipeloide. Trabajadores en contacto con animales o sus cadáveres, pelo de animales, cuero y otros materiales, trapos viejos y demás desperdicios, personal de lavandería en los hospitales, personal que maneje ropa sucia o contaminada. 138. Toxoplasmosis. Trabajadores de rastros. Enfermedades producidas por el contacto con productos biológicos 139. Hormonas sintéticas; enfermedades producidas por hormonas sintéticas de actividad específica, estrogénica, androgénica, etc. Personal de las industrias que sintetizan productos hormonales. 140. Enfermedades producidas por la exposición a antibióticos. (Penicilina, estreptomicina y otros similares de amplio o mediano espectro).

308
Trabajadores encargados de la fabricación, formulación y empaque de estas substancias en la industria químico-farmacéutica. Enfermedades producidas por factores mecánicos y variaciones de los elementos naturales del medio de trabajo 141. Bursitis e higromas. Trabajadores en los que se realizan presiones repetidas, como mineros (de las minas de carbón y manganeso), cargadores, alijadores, estibadores y otros en los que se ejercen presiones sobre determinadas articulaciones (rodillas, codos, hombros). 142. Osteoartrosis y trastornos angioneuróticos ("dedo muerto"). Trabajadores que utilizan martillos neumáticos, perforadoras mecánicas y herramientas análogas, perforistas, remachadores, talladores de piedra, laminadores, herreros, caldereros, pulidores de fundición, trabajadores que utilizan martinetes en las fábricas de calzados, etc. 143. Retracción de la aponeurosis palmar o de los tendones de los dedos de las manos. Cordeleros, bruñidores, grabadores. 144. Deformaciones. Trabajadores que adoptan posturas forzadas, zapateros, torneros, recolectores de arroz, cargadores, sastres, talladores de piedra, mineros, costureras, dibujantes, carpinteros, dactilógrafas, bailarinas de ballet, etc. 145. Rinitis atrófica, faringitis atrófica, laringitis atrófica y algias por elevadas temperaturas. Trabajadores de las fundiciones, hornos, fraguas, vidrio, calderas, laminación, etc. 146. Congeladuras. Trabajadores expuestos en forma obligada a la acción de temperaturas glaciales, frigoríficos, fábricas de hielo, etc. 147. Enfermedades por descompresión brusca, intoxicación por oxígeno y aeroembolismo traumático. Osteoartrosis tardías del hombro y de la cadera. Trabajadores que laboran respirando aire a presión mayor que la atmosférica: buzos, labores subacuáticas y otras similares. 148. Mal de los aviadores, aeroembolismo, otitis y sinusitis baro-traumáticas.

309

Aeronautas sometidos a atmósfera con aire enrarecido durante el vuelo a grandes altitudes. 149. Enfisema pulmonar. Músicos de instrumentos de viento, sopladores de vidrio. 150. Complejo cutáneo-vascular de pierna por posición de pie prolongada y constante, o marcha prolongada llevando bultos pesados. Tipógrafos, dentistas, enfermeras de quirófanos, peluqueros, vendedores, meseros, policías y otras actividades similares. carteros,

Enfermedades producidas por las radiaciones ionizantes y electromagnéticas (excepto el cáncer) 151. Trabajadores de la industria atómica, minas de uranio y otros metales radioactivos (arsénico, níquel, cobalto, estroncio, asbesto, berilio, radium), tratamiento y metalurgia, reactores nucleares, utilización de radio-elementos (gamagrafía, gama y betaterapia, isótopos), utilización de generadores de radiaciones (trabajadores y técnicos de rayos X), radio, sonar, rayos láser, masser, etc.; que presenten: a) en piel, eritemas, quemaduras térmicas o necrosis; b) en ojos, cataratas; c) en sangre, alteraciones de los órganos hematopoyéticos, con leucopenia, trombocitopenia o anemia; d) en tejido óseo, esclerosis o necrosis; e) en glándulas sexuales, alteraciones testiculares con trastornos en la producción de los espermatozoides y esterilidad; alteraciones ováricas con modificaciones ovulares y disfunciones hormonales; f) efectos genéticos debidos a mutaciones de los cromosomas o de los genes; g) envejecimiento precoz con acortamiento de la duración media de la vida. Cáncer Enfermedades neoplásicas malignas debidas a la acción de cancerígenos industriales de origen físico, o químico inorgánico u orgánico, o por radiaciones, de localización diversa.

310
152. Cáncer de la piel: trabajadores expuestos a la acción de rayos ultravioleta al aire libre (agricultores, marineros, pescadores, peones); a los rayos X, isótopos radiactivos, radium y demás radioelementos; arsénico y sus compuestos; pechblenda, productos derivados de la destilación de la hulla, alquitrán, brea, asfalto, benzopireno y dibenzoantraceno (cáncer del escroto de los deshollinadores), creosota; productos de la destilación de esquistos bituminosos (aceites de esquistos lubricantes, aceites de parafina), productos derivados del petróleo (aceites combustibles, de engrasado, de parafina, brea del petróleo). 153. Cáncer bronco-pulmonar. Mineros (de las minas de uranio, níquel). Trabajadores expuestos al asbesto (mesotelioma pleural); trabajadores que manipulan polvos de cromatos, arsénico, berilio. 154. Cáncer de etmoides, de las cavidades nasales; Trabajadores empleados en la refinación del níquel. 155. Cánceres diversos. Carcinomas (y papilomatosis) de la vejiga en los trabajadores de las aminas aromáticas; leucemias y osteosarcomas por exposición a las radiaciones; leucosis bencénica. Enfermedades endógenas Afecciones derivadas de la fatiga industrial. 156. Hipoacusia y sordera: trabajadores expuestos a ruidos y trepidaciones, como laminadores, trituradores de metales, tejedores, coneros y trocileros, herreros, remachadores, telegrafistas, radiotelegrafistas, telefonistas, aviadores, probadores de armas y municiones. 157. Calambres: trabajadores expuestos a repetición de movimientos, como telegrafistas, radio-telegrafistas, violinistas, pianistas, dactilógrafos, escribientes, secretarias mecanógrafas, manejo de máquinas sumadoras, etc. 158. Laringitis crónica con nudosidades en las cuerdas vocales: profesores, cantantes, locutores, actores de teatro, etc. 159. Tendo-sinovitis crepitante de la muñeca: peones, albañiles, paleadores, ajustadores, torneros. 160. Nistagmo de los mineros (minas de carbón). 161. Neurosis:

311

Pilotos aviadores, telefonistas y otras actividades. Artículo 514. Para los efectos de este Título, la ley adopta la siguiente: TABLA DE VALUACION DE INCAPACIDADES PERMANENTES Miembro superior Pérdidas 1 Por la desarticulación interescapulotorácica de 2 Por la desarticulación del hombro de 3 Por la amputación del brazo, entre el hombro y el codo, de 4 Por la desarticulación del codo, de 5 Por la amputación del antebrazo entre el codo y la muñeca, de 6 Por la pérdida total de la mano, de 7 Por la pérdida total o parcial de los 5 metacarpianos, de 8 Por la pérdida de los 5 dedos, de 9 Por la pérdida de 4 dedos de la mano, incluyendo el pulgar, según la movilidad del dedo restante, de 10 Por la pérdida de 4 dedos de la mano incluyendo el pulgar y los metacarpianos correspondientes, aunque la pérdida de éstos no sea completa, de 11 Por la pérdida de 4 dedos de la mano, conservando el pulgar móvil, de 12 Conservando el pulgar inmóvil, de 13 Por la pérdida del pulgar índice y medio, de 14 Por la pérdida del pulgar y del índice, de 15 Por la pérdida del pulgar con el metacarpiano correspondiente 16 Por la pérdida del pulgar solo, de 17 Por la pérdida de la falange ungueal del pulgar 18 Por la pérdida del índice con el metacarpiano o parte de éste, de 19 Por la pérdida del dedo índice 20 Por la pérdida de la falangeta, con mutilación o pérdida de la falangina del índice 21 Por la pérdida de la falangeta del índice 22 Por la pérdida del dedo medio con mutilación o pérdida de su metacarpiano o parte de éste 23 Por la pérdida del dedo medio 24 Por la pérdida de la falangeta con mutilación o pérdida de la falangina del dedo medio 25 Por la pérdida de la falangeta del dedo medio 26 Por la pérdida del dedo anular o del meñique con mutilación o pérdida de su metacarpiano o parte de éste 27 Por la pérdida del dedo anular o del meñique 28 Por la pérdida de la falangeta con mutilación de la falangina del anular o del meñique 29 Por la pérdida de la falangeta del anular o del meñique 80 75 70 70 65 65 60 60 55 a a a a a a a a a 85 % 80% 80% 80% 75% 75% 70% 70% 65%

60 a 70% 45 a 50% 55 a 60% 52 a 57% 40 a 45% 35% 25 a 30% 20% 20 a 25% 20% 12% 6% 18% 15% 10% 5% 15% 12% 8% 4%

312
Anquilosis Pérdida completa de la movilidad articular 30 Completa del hombro con movilidad del omóplato, de 31 Completa del hombro con fijación e inmovilidad del omóplato, de 32 Completa del codo en posición de flexión (favorable) entre 110º y 75º, de 33 Completa del codo en posición de extensión (desfavorable) entre 110º y 180º, de 34 De torsión, con supresión de los movimientos de pronación y supinación, de 35 Completa de la muñeca en extensión, según el grado de movilidad de los dedos, de 36 Completa de la muñeca en flexión, según el grado de movilidad de los dedos, de 37 Anquilosis de todas las articulaciones de los dedos de la mano en flexión (mano en garra) o extensión (mano extendida), de 38 Carpo-metacarpiana del pulgar, de 39 Metacarpo-falángica del pulgar 40 Interfalángica del pulgar 41 De las dos articulaciones del pulgar 42 De las articulaciones del pulgar y carpo-metacarpiana del primer dedo, de 43 Articulación metacarpo-falángica del índice 44 Articulación de la primera y de la segunda falanges del índice 45 Articulación de la segunda y tercera falanges del índice 46 De las dos últimas articulaciones del índice 47 De las tres articulaciones del índice 48 Articulación metacarpo-falángica del dedo medio 49 Articulación de la primera y de la segunda falanges del dedo medio 50 Articulación de la segunda y de la tercera falanges del dedo medio 51 De las dos últimas articulaciones del dedo medio 52 De las tres articulaciones del dedo medio 53 Articulación metacarpo-falángica del anular o del meñique 54 Articulación de la primera y segunda falanges del anular o del meñique 55 Articulación de la segunda y de la tercera falanges del anular o del meñique 56 De las dos últimas articulaciones del anular o del meñique 57 De las tres articulaciones del anular o del meñique Rigideces articulares Disminución de los movimientos por lesiones articulares, tendinosas o musculares 58 Del hombro, afectando principalmente la propulsión y la abducción, de 59 Del codo, con conservación del movimiento en posición desfavorable, entre 110º y 180º 60 Del codo, con conservación del movimiento en posición favorable,

35 a 40% 40 a 55% 30 a 35% 45 a 50% 15 a 25% 20 a 45% 45 a 60% 65 a 75% 15 a 20% 12% 6% 15% 25 a 30% 7% 10% 4% 10% 15% 5% 7% 2% 10% 15% 3% 5% 2% 8% 12%

10 a 30%

30%

313
entre 110º y 75º, de 61 De torsión, con limitación de los movimientos de pronación y supinación, de 62 De la muñeca, de 63 Metacarpo-falángica del pulgar, de 64 Interfalángica del pulgar, de 65 De las dos articulaciones del pulgar, de 66 Metacarpo-falángica del índice, de 67 De la primera o de la segunda articulaciones interfalángicas del índice, de 68 De las tres articulaciones del índice, de 69 De una sola articulación del dedo medio 70 De las tres articulaciones del dedo medio, de 71 De una sola articulación del anular o del meñique 72 De las tres articulaciones del anular o del meñique, de Pseudoartrosis 73 Del hombro, consecutiva a resecciones amplias o pérdidas considerables de substancia ósea, de 74 Del húmero, apretada, de 75 Del húmero, laxa, de 76 Del codo, consecutiva a resecciones amplias o pérdidas considerables de substancia ósea, de 77 Del antebrazo, de un solo hueso, apretada, de 78 Del antebrazo, de un solo hueso, laxa, de 79 Del antebrazo, de los dos huesos, apretada, de 80 Del antebrazo, de los dos huesos, laxa, de 81 De la muñeca, consecutiva a resecciones amplias o pérdidas considerables de substancia ósea 82 De todos los huesos del metacarpo, de 83 De un solo metacarpiano 84 De la falange ungueal del pulgar 85 De la falange ungueal de los otros dedos 86 De la otra falange del pulgar 87 De las otras falanges del índice 88 De las otras falanges de los demás dedos Cicatrices retráctiles que no puedan ser resueltas quirúrgicamente 89 De la axila, según el grado de limitación de los movimientos del brazo, de 90 Del codo, con limitación de la extensión del antebrazo, entre los 135º y 45º, de 91 Del codo en flexión aguda del antebrazo, a 45° o menos, de 92 De la aponeurosis palmar que afecten la flexión o extensión, la pronación, supinación, o que produzca rigideces combinadas, de Trastornos funcionales de los dedos, consecutivos a lesiones no articulares, sino a sección o pérdida de los tendones

10 a 20% 5 a 15% 10 a 15% 2 a 4% 3 a 5% 2 a 10% 2 a 3% 4 a 6% 8 a 12% 2% 5 a 8% 2% 4 a 6% 45 a 60% 15 a 35% 40 a 50% 40 a 55% 5 a 10% 20 a 40% 20 a 35% 40 a 50% 40% 30 a 40% 10% 8% 6% 15% 10% 5% 20 a 50% 10 a 40% 45 a 50% 10 a 30%

314
extensores o flexores, adherencias o cicatrices Flexión permanente de uno o varios dedos 93 Pulgar, de 94 Indice o dedo medio, de 95 Anular o meñique, de 96 Flexión permanente de todos los dedos de la mano, de 97 Flexión permanente de 4 dedos de la mano incluyendo el pulgar, de Extensión permanente de uno o varios dedos 98 Pulgar, de 99 Indice, de 100 Medio, de 101 Anular o meñique, de 102 Extensión permanente de todos los dedos de la mano, de 103 Extensión permanente de 4 dedos de la mano, excluyendo el pulgar, de Secuelas de fracturas 104 De la clavícula, trazo único, cuando produzca rigidez del hombro, de 105 De la clavícula, de trazo doble, con callo saliente y rigidez del hombro, de 106 Del húmero, con deformación del callo de consolidación y atrofia muscular, de 107 Del olécrano, con callo óseo o fibroso corto y limitación moderada de la flexión, de 108 Del olécrano, con callo fibroso largo y trastornos moderados de los movimientos, de 109 Del olécrano, con callo fibroso largo, trastornos acentuados de la movilidad y atrofia del tríceps, de 110 De los huesos del antebrazo, cuando produzcan entorpecimiento de los movimientos de la mano, de 111 De los huesos del antebrazo, cuando produzcan limitaciones de los movimientos de pronación o supinación, de 112 Con abolición de movimientos, de 113 Del metacarpo, con callo deforme o saliente, desviación secundaria de la mano y entorpecimiento de los movimientos de los dedos, de Parálisis completas e incompletas (paresias) por lesiones de nervios periféricos 114 Parálisis total del miembro superior, de 115 Parálisis radicular superior 116 Parálisis radicular inferior 117 Parálisis del nervio sub-escapular 118 Parálisis del nervio circunflejo, de 119 Parálisis del nervio músculo-cutáneo, de 120 Parálisis del nervio mediano, en el brazo 121 En la muñeca, de 122 Parálisis del nervio mediano con causalgia, de 123 Parálisis del nervio cubital si está lesionado a nivel del codo 124 Parálisis del nervio cubital si está lesionado en la mano

10 a 25% 8 a 15% 8 a 12% 65 a 75% 45 a 50% 18 a 22% 10 a 15% 8 a 12% 8 a 12% 65 a 75% 45 a 50% 10 a 15% 10 a 30% 10 a 30% 5 a 10% 10 a 15% 20 a 25% 10 a 20% 10 a 20% 20 a 40% 10 a 20% 70 a 80% 40% 60% 12% 15 a 30% 30 a 35% 45% 15 a 25% 50 a 80% 35% 30%

315
125 Parálisis del nervio radial si está lesionado arriba de la rama del tríceps 126 Parálisis del nervio radial si está lesionado abajo de la rama del tríceps En caso de parálisis incompleta o parcial (paresia), los porcentajes serán reducidos proporcionalmente de acuerdo con el grado de impotencia funcional Luxaciones que no puedan ser resueltas quirúrgicamente 127 De la clavícula, no reducida o irreductible, interna, de 128 De la clavícula, no reducida o irreductible, externa 129 Del hombro, de 130 De los dos últimos metacarpianos, de 131 De todos los metacarpianos, de 132 Metacarpo-falángica del pulgar, de 133 De la falange ungueal del pulgar 134 De la primera o de la segunda falange de cualquier otro dedo 135 De la tercera falange de cualquier otro dedo Músculos 136 Amiotrofia del hombro, sin anquilosis ni rigidez articular 137 Amiotrofia del brazo o del a ntebrazo, sin anquilosis ni rigidez articular, de 138 Amiotrofia de la mano, sin anquilosis ni rigidez articular, de Vasos 139 Las secuelas y lesiones arteriales y venosas, se valuarán de acuerdo con la magnitud de las alteraciones orgánicas y los trastornos funcionales que produzcan (amputaciones, rigideces articulares, lesiones de los nervios periféricos, atrofia de masas musculares, etc) En caso de lesiones bilaterales, se sumarán los porcentajes correspondientes a cada miembro, sin que en ningún caso sobrepasen del 100% 140 Si el miembro lesionado es el menos útil, se reducirá la indemnización calculada conforme a esta tabla en un 10% 141 En los músicos, mecanógrafos, linotipistas, telegrafistas y labores similares, la pérdida, anquilosis, pseudoartrosis, luxaciones, parálisis, retracciones cicatrizales y rigideces de los dedos utilizados efectivamente en el trabajo, así como en los casos de retracciones de la aponeurosis palmar de la mano que interese esos mismos dedos, se aumentará hasta el 250%, observándose lo dispuesto en el artículo 494 Miembro inferior Pérdidas 142 Por la desarticulación de la cadera, de 143 Por la amputación del músculo, entre la cadera y la rodilla, de 144 Por la desarticulación de la rodilla, de 145 Por la extirpación de la rótula, con movilidad anormal de la rodilla y amiotrofia del tríceps, de 146 Por la amputación de la pierna, entre la rodilla y el cuello del pie, de 50% 40%

5 a 10% 5% 10 a 30% 15 a 20% 30 a 40% 10 a 25% 5% 10% 4% 15% 10 a 15% 5 a 10%

75 a 80% 70 a 80% 65% 20 a 40% 55 a 65%

316
147 Por la pérdida total del pie, de 148 Por la mutilación de un pie con conservación del talón, de 149 Por la pérdida parcial o total del calcáneo de 150 Por la desarticulación medio tarsiana, de 151 Por la desarticulación tarso metatarsiana, de 152 Por la pérdida de los cinco ortejos, de 153 Por la pérdida del primer ortejo, con pérdida o mutilación de su metatarsiano, de 154 Por la pérdida del primer ortejo sólo 155 Por la pérdida de la falange ungueal del primer ortejo 156 Por la pérdida de un ortejo que no sea el primero 157 Por la pérdida de las dos últimas falanges de un ortejo que no sea el primero 158 Por la pérdida de la falange ungueal de un ortejo que no sea el primero 159 Por la pérdida del quinto ortejo con mutilación o pérdida de su metatarsiano, de Anquilosis 160 Completa de la articulación coxo-femoral, en rectitud, de 161 De la articulación coxo-femoral en mala posición (flexión, aducción, abducción, rotación), de 162 De las dos articulaciones coxo-femorales, de 163 De la rodilla en posición de extensión (favorable), de 180º a 135º, de 164 De la rodilla en posición de flexión (desfavorable), de 135º a 30º, de 165 De la rodilla en genu-valgum o genu-varum, de 166 Del cuello del pie en ángulo recto, con movilidad suficiente de los ortejos, de 167 Del cuello del pie en ángulo recto, con entorpecimiento de la movilidad de los ortejos, de 168 Del cuello del pie, en actitud viciosa, de 169 Del primer ortejo, en rectitud 170 Del primer ortejo, en posición viciosa, de 171 De los demás ortejos, en rectitud 172 De los demás ortejos en posición viciosa, de Rigideces articulares Disminución de los movimientos por lesiones articulares, tendinosas o musculares 173 De la cadera, con ángulo de movilidad favorable, de 174 De la cadera, con ángulo de movilidad desfavorable, de 175 De la rodilla, que permita la extensión completa, según el ángulo de flexión, de 176 De la rodilla que no permita la extensión completa o casi completa, según el ángulo de flexión, de 177 Del cuello del pie, con ángulo de movilidad favorable, de 178 Del cuello del pie, con ángulo de movilidad desfavorable, de 179 De cualquier ortejo, de 50 35 10 35 25 20 a a a a a a 55% 45% 30% 40% 30% 25%

20 a 30% 15% 7% 5% 3% 2% 20 a 30% 50 a 55% 60 a 65% 90 a 100% 30 a 40% 40 a 65% 40 a 50% 10 a 15% 25 a 30% 30 a 55% 5% 10 a 15 % 5% 5 a 15%

15 a 25% 30 a 40% 10 a 20% 25 a 35% 5 a 10% 10 a 20% 2 a 5%

317
Pseudoartrosis 180 De la cadera, consecutiva a resecciones amplias con pérdida considerable de substancia ósea, de 181 Del fémur, de 182 De la rodilla con pierna de badajo (consecutiva a resecciones de rodilla), de 183 De la rótula con callo fibroso corto, flexión poco limitada 184 De la rótula con callo fibroso largo, extensión activa débil y flexión poco limitada 185 De la rótula con callo fibroso largo, extensión activa casi nula y amiotrofia del muslo 186 De la tibia y el peroné, de 187 De la tibia sola, de 188 Del peroné sólo, de 189 Del primero o del último metatarsiano, de Cicatrices retráctiles que no puedan ser resueltas quirúrgicamente 190 Del hueco poplíteo, que limiten la extensión de 170º a 135º, de 191 Del hueco poplíteo, que limiten la extensión de 135º a 90º, de 192 Del hueco poplíteo, que limiten la extensión a menos de 90º, de 193 De la planta del pie, con retracción de la punta hacia uno de sus bordes, de Secuelas de fracturas 194 Doble vertical de la pelvis, con dolores persistentes y dificultad moderada para la marcha y los esfuerzos, de 195 Doble vertical de la pelvis, con acortamiento o desviación del miembro inferior, de 196 De la cavidad cotiloidea, con hundimiento, de 197 De la rama horizontal del pubis, con ligeros dolores persistentes y moderada dificultad para la marcha o los esfuerzos, de 198 De la rama isquiopúbica, con moderada dificultad para la marcha y los esfuerzos, de 199 De la rama horizontal y de la rama isquiopúbica con dolores persistentes, trastornos vesicales y acentuada dificultad para la marcha o los esfuerzos, de 200 Del cuello del fémur y región trocantérea, con impotencia funcional moderada, claudicación y dolor de 201 Del cuello del fémur y región trocantérea, con impotencia funcional acentuada, gran acortamiento, rigideces articulares y desviaciones angulares, de 202 De la diáfisis femoral, con acortamiento de 1 a 4 centímetros, sin lesiones articulares ni atrofia muscular, de 203 De la diáfisis femoral, con acortamiento de 3 a 6 centímetros, atrofia muscular media, sin rigidez articular, de 204 De la diáfisis femoral, con acortamiento de 3 a 6 centímetros, atrofia muscular media y rigidez articular, de 205 De la diáfisis femoral, con acortamiento de 6 a 12 centímetros, atrofia muscular y rigideces articulares de

50 a 70% 40 a 60% 40 a 60% 15% 20% 40% 40 a 60% 30 a 40% 8 a 18% 8 a 15% 20 30 50 20 a a a a 30% 50% 60% 40%

15 a 25% 25 a 50% 15 a 40% 15 a 20% 15 a 20% 40 a 60% 30 a 40%

60 a 80% 8 a 15% 15 a 30% 30 a 40% 30 a 50%

318
206 De la diáfisis femoral, con acortamiento de 6 a 12 centímetros, desviación angular externa, atrofia muscular avanzada y flexión de la rodilla que no pase de 135º, de 207 De los cóndilos femorales y tuberosidades tibiales, con rigideces articulares, desviaciones, aumento de volumen de la rodilla, claudicación, etc, de 208 De la rótula, con callo óseo, extensión completa y flexión poco limitada 209 De la tibia y el peroné, con acortamiento de 2 a 4 centímetros, callo grande y saliente y atrofia muscular, de 210 De la tibia y el peroné, con acortamiento de más de 4 centímetros, consolidación angular, desviación de la pierna hacia fuera o hacia adentro, desviación secundaria del pie, marcha posible, de 211 De la tibia y el peroné, con acortamiento considerable o consolidación angular, marcha imposible, de 212 De la tibia, con dolor, atrofia muscular y rigidez articular, de 213 Del peroné, con dolor y ligera atrofia muscular, de 214 Maleolares, con desalojamiento del pie hacia adentro, de 215 Maleolares, con desalojamiento del pie hacia afuera, de 216 Del tarso, con pie plano post-traumático doloroso, de 217 Del tarso, con desviación del pie hacia adentro o hacia afuera, de 218 Del tarso, con deformación considerable, inmovilidad de los ortejos y atrofia de la pierna, de 219 Del metatarso, con dolor, desviaciones o impotencia funcional, de Parálisis completas o incompletas (paresias) por lesiones de nervios periféricos 220 Parálisis total del miembro inferior, de 221 Parálisis completa del nervio ciático mayor 222 Parálisis del ciático poplíteo externo 223 Parálisis del ciático poplíteo interno 224 Parálisis combinada del ciático poplíteo interno y del ciático poplíteo externo 225 Parálisis del nervio crural, de 226 Con reacción causálgica, de los nervios antes citados, aumento de 227 En caso de parálisis combinadas por lesiones de los nervios antes mencionados en ambos miembros, se sumarán los porcentajes correspondientes a cada uno, sin que en ningún caso las incapacidades sumadas pasen del 100% 228 En caso de parálisis incompleta o parcial (paresias), los porcentajes serán reducidos proporcionalmente de acuerdo con el grado de impotencia funcional Luxaciones que no puedan ser resueltas quirúrgicamente 229 Del pubis, irreductible o irreducida, o relajación extensa de la sínfisis, de Músculos 230 Amiotrofia del muslo, sin anquilosis ni rigidez articular 231 Amiotrofia del lóculo anterior del muslo, sin anquilosis ni rigidez articular

50 a 70% 30 a 50% 10% 15 a 30% 35 a 50% 55 a 70% 10 a 25% 5 a 10% 25 a 40% 25 a 40% 15 a 20% 20 a 30% 30 a 50% 10 a 20% 70 a 80% 40% 35% 30% 40% 40 a 50% 20 a 30%

25 a 40% 30% 20%

319
232 Amiotrofia de la pierna, sin anquilosis ni rigidez articular 233 Amiotrofia del lóculo antero-externo de la pierna, sin anquilosis ni rigidez articular 234 Amiotrofia total del miembro inferior Vasos 235 Las secuelas de lesiones arteriales se valuarán de acuerdo con la magnitud de las alteraciones orgánicas y los trastornos funcionales que provoquen (amputaciones, rigideces articulares, lesiones de los nervios periféricos, atrofia de masas musculares, etc) 236 Flebitis debidamente comprobada, de 237 Ulcera varicosa recidivante, según su extensión, de 238 En caso de lesiones bilaterales se sumarán los porcentajes correspondientes a cada miembro, sin que en ningún caso sobrepasen del 100% 239 En caso de que el miembro lesionado (superior o inferior) no estuviera, antes del accidente, íntegro fisiológica y anatómicamente, se reducirá la indemnización proporcionalmente Cabeza Cráneo 240 Síndrome cráneo-encefálico tardío post-conmocional discreto, de 241 Síndrome cráneo-encefálico tardío post-conmocional moderado, de 242 Síndrome cráneo-encefálico tardío post-conmocional acentuado, de 243 Escalpe o pérdida considerable del cuero cabelludo, de 244 Pérdida ósea del cráneo hasta de 5 centímetros de diámetro, de 245 Pérdida ósea más extensa, de 246 Epilepsia traumática no curable quirúrgicamente, cuando las crisis puedan ser controladas médicamente y permitan desempeñar algún trabajo, de 247 Por epilepsia traumática no curable quirúrgicamente, cuando las crisis no puedan ser controladas médicamente y no permitan el desempeño de ningún trabajo 248 Epilepsia jacksoniana, de 249 Anosmia por lesión del nervio olfativo 250 Por lesión del nervio trigémino, de 251 Por lesión del nervio facial, de 252 Por lesión del neumogástrico (según el grado de trastornos funcionales comprobados), de 253 Por lesión del nervio espinal, de 254 Por lesión del nervio hipogloso, cuando es unilateral 255 Por lesión del nervio hipogloso, bilateral 256 Monoplegia superior 257 Monoparesia superior, de 258 Monoplegia inferior, marcha espasmódica, de 259 Monoparesia inferior, marcha posible, de 260 Paraplegia 261 Paraparesia, marcha posible, de 262 Hemiplegia, de 263 Hemiparesia, de 30% 15% 40%

15 a 25% 8 a 20%

10 a 20% 20 a 35% 35 20 10 20 a a a a 50% 35% 20% 30%

50 a 70% 100% 10 a 25% 5% 15 a 30% 15 a 30% 10 a 50% 10 a 40% 15% 60% 70% 20 a 40% 40 a 60% 20 a 40% 100% 50 a 70% 70 a 90% 20 a 60%

320
264 265 266 267 268 269 Diabetes azucarada o insípida, de Afasia discreta, de Afasia acentuada, aislada, de Afasia con hemiplegia Agrafia, de Demencia crónica Cara 270 Mutilaciones extensas, cuando comprendan los dos maxilares superiores y la nariz, según la pérdida de substancia de las partes blandas, de 271 Mutilaciones que comprendan un maxilar superior y el inferior, de 272 Mutilación de la rama horizontal del maxilar inferior sin prótesis posible, o del maxilar en su totalidad, de 273 Pseudoartrosis del maxilar superior con masticación imposible, de 274 Pseudoartrosis del maxilar superior con masticación posible, pero limit ada, de 275 En caso de prótesis con mejoría comprobada de la masticación, de 276 Pérdidas de substancia en la bóveda palatina no resueltas quirúrgicamente, según el sitio y la extensión, de 277 En caso de prótesis con mejoría funcional comprobada, de 278 Pseudoartrosis del maxilar inferior, con masticación posible, por falta de consolidación, apretada, de la rama ascendente, de 279 Cuando sea laxa en la rama ascendente, de 280 Cuando sea apretada en la rama horizontal, de 281 Cuando sea laxa en la rama horizontal, de 282 Cuando sea apretada en la sínfisis, de 283 Cuando sea laxa en la sínfisis, de 284 En caso de prótesis con mejoría funcional comprobada, de 285 Pseudoartrosis del maxilar inferior, con o sin pérdida de substancia, no resuelta quirúrgicamente, con masticación insuficiente o abolida, de 286 Consolidaciones defectuosas de los maxilares, que dificulten la articulación de los arcos dentarios y limiten la masticación, de 287 Cuando la dificultad de la articulación sea parcial, de 288 Cuando con un aparato protésico se corrija la masticación, de 289 Pérdida de uno o varios dientes: reposición 290 Pérdida total de la dentadura, prótesis no tolerada 291 Pérdida total de la dentadura, prótesis tolerada 292 Pérdida completa de un arco dentario, prótesis no tolerada 293 Pérdida completa de un arco dentario, prótesis tolerada 294 Pérdida de la mitad de un arco dentario, prótesis no tolerada 295 Pérdida de la mitad de un arco dentario, prótesis tolerada 296 Bridas cicatrizales que limiten la abertura de la boca, impidiendo la higiene bucal, la pronunciación, la m asticación o dejen escurrir la saliva, de 297 Luxación irreductible de la articulación temporo-maxilar, según el grado de entorpecimiento funcional, de 10 a 40% 20 a 30% 40 a 80% 100% 20 a 30% 100%

90 a 100% 90 a 100% 60 a 80% 50 a 60% 20 a 30% 5 a 15% 15 a 35% 5 a 10% 5 a 10% 15 a 25% 10 a 20% 25 a 35% 25 a 30% 25 a 40% 5 a 20% 50 a 60% 20 a 30% 5 a 15% 5 a 10% 30% 15% 20% 10% 15% 5% 20 a 50% 20 a 35%

321
298 Amputaciones más o menos extensas de la lengua con adherencias y según el entorpecimiento de la palabra y de la deglución, de 20 a 40% 299 Fístula salival no resuelta quirúrgicamente, de 10 a 20% Ojos 300 Ceguera total, con conservación o pérdida de los globos oculares 100% 301 Pérdida o disminución permanente (cuando ya no puede ser mejorada con anteojos) de la agudeza visual, en trabajadores cuya actividad sea de exigencia visual mediana o baja (Visión restante con corrección óptica) TABLA I AV-1 a 0807060504030201005 0Ec/p*Ep/I-** 1 a 0% 08 07 4% 06 6% 05 8% 04 12 03 18 02 25 01 30 0 005 35 Ec/p 50 Ep/i 60 4% 6% 8% 12% 18% 25% 30% 33% 35% 50% 60%

9 11 13 17 23 30 35 38 40 55 65 11 13 15 19 25 32 37 40 45 60 70 13 15 17 21 27 35 45 50 55 65 75 17 19 21 25 35 45 55 60 65 70 80 23 25 27 35 45 55 65 70 75 80 85 30 32 35 45 55 65 75 80 85 90 95 35 37 45 55 65 75 85 90 95 98 100 33 38 40 50 60 70 80 90 95 100 100 40 45 55 65 75 85 95 100 100 100 100 55 60 65 70 80 90 98 100 100 100 100 65 70 75 80 85 95 100 100 100 100 100 *Enucleación con prótesis **Enucleación, prótesis imposible En los casos de pérdida o disminución de la agudeza visual en un solo ojo, estando el otro sano, debajo de la primera línea horizontal en la que están señalados los diversos grados indemnizables de pérdida o disminución, aparecen insertos los porcentajes de incapacidad correspondientes a cada grado, (segunda línea horizontal) En los casos de pérdida o disminución de la agudeza visual en un solo ojo, estando el otro enfermo por afección ajena al trabajo, si la visión restante en cada ojo es inferior a 02, el porcentaje de incapacidad indemnizable aparece en la intersección de la columna vertical y de la línea horizontal correspondiente En los casos de pérdida o disminución bilateral de la agudeza visual, a consecuencia de riesgo profesional en ambos ojos, el porcentaje de incapacidad indemnizable aparece en la intersección de la columna vertical y de la línea horizontal correspondiente 302 Pérdida o disminución permanente (cuando ya no puede ser mejorada con anteojos) de la agudeza visual, en trabajadores cuya actividad sea de elevada exigencia visual, (visión restante con corrección óptica) TABLA II AV1 a 0807060504030201005 0Ec/p*Ep/i** 1 a 08 0% 6% 9% 12% 15% 20% 30% 35%40%45% 50% 60% 07 6% 13 16 19 22 27 37 42 47 52 57 67

322

06 9% 16 19 22 25 30 40 45 50 55 62 72 05 12% 19 22 25 28 33 43 50 55 60 67 77 04 15% 22 25 28 31 40 50 60 65 70 75 82 03 20% 27 30 33 40 50 60 70 75 80 85 90 02 30% 37 40 43 50 60 70 77 85 90 95 98 01 35% 42 45 50 60 70 77 90 95 98 100 100 005 40% 47 50 55 65 75 85 95 98 100 100 100 0 45% 52 55 60 70 80 90 98 100 100 100 100 Ec/p* 50% 57 62 67 75 85 95 100 100 100 100 100 Ep/i**60% 67 72 77 82 90 98 100 100 100 100 100 ___________________ *Enucleación con prótesis **Enucleación, prótesis imposible En los casos de pérdida o disminución de la agudeza visual en un solo ojo, estando el otro sano, debajo de la primera línea horizontal, en la que están señalados los diversos grados indemnizables de pérdida o disminución, aparecen inscritos los porcentajes de incapacidad correspondientes a cada grado (Segunda línea horizontal) En los casos de pérdida o disminución de la agudeza visual en un solo ojo, estando el otro enfermo por afección ajena al trabajo, si la visión restante en cada ojo es inferior a 02, el porcentaje de incapacidad indemnizable aparece en la intersección de la columna vertical y de la línea horizontal correspondiente En los casos de pérdida o disminución bilateral de la agudeza visual, a consecuencia de riesgo profesional en ambos ojos, el porcentaje de incapacidad indemnizable aparece en la intersección de la columna vertical y de la línea horizontal correspondiente 303 Pérdida o disminución permanente de la agudeza visual en sujetos monóculos (ceguera o visión inferior a 005 en el ojo contralateral) (Visión restante con corrección óptica) TABLA III Incapacidades en trabajadores cuya actividad sea de exigencia visual mediana o baja 9 13 17 25 45 65 Incapacidades en trabajadores cuya actividad sea de elevada exigencia visual 13 19 25 31 50 70

Agudeza visual 07 06 05 04 03 02

323
01 85 90 .005 95 100 0 100 100 304 Extracción o atrofia de un globo ocular con deformación ostensible, que permite el uso de prótesis 50% 305 Con lesiones cicatrizales o modificaciones anatómicas que impidan el uso de prótesis 60% 306 Al aceptarse en servicio a los trabajadores, se considerará para reclamaciones posteriores por pérdida de la agudeza visual, que tienen la unidad aunque tuvieran 08 (8 décimos en cada ojo) 307 Los escotomas centrales se valuarán según la determinación de la agudeza visual, aplicando las tablas anteriores 308 Estrechamiento del campo visual, con conservación de 30 grados 10% en un solo ojo 309 En ambos ojos, de 15 a 30% 310 Estrechamiento del campo visual, con conservación de menos de 30 grados en un solo ojo, de 15 a 35% 311 En ambos ojos, de Hemianopsias verticales 40 a 90% 312 Homónimas, derecha o izquierda, de 20 a 35% 313 Heterónimas binasales, de 10 a 15% 314 Heterónimas bitemporales, de Hemianopsias horizontales 40 a 60% 315 Superiores, de 316 Inferiores, de 317 En cuadrante superior, 318 En cuadrante inferior, de Hemianopsia en sujetos monóculos (visión conservada en un ojo y abolida o menor a 005 en el contralateral), con visión central 319 Nasal, de 320 Inferior, de 321 Temporal, de 322 En los casos de hemianopsia con pérdida de la visión central uni o bilateral se agregará al porcentaje de valuación correspondiente a la hemianopsia, el relativo a la visión restante, observándose lo dispuesto en el artículo 494 Trastornos de la movilidad ocular 323 Estrabismo por lesión muscular o alteración nerviosa correspondiente, sin diplopia, en pacientes que previamente carecían de fusión, de 324 Diplopia susceptible de corrección con prismas o posición compensadora de la cabeza, de 325 Diplopia en la parte inferior del campo, de 326 Diplopia no susceptible de corrección con prismas o posición compensadora de la cabeza, acompañada o no de ptosis palpebral, con o sin oftalmoplegia interna, que amerita la oclusión de un ojo, de 10 a 15% 30 a 50% 10% 20 60 70 80 a a a a 25% 70% 80% 90%

5 a 10% 5 a 20% 10 a 25% 20 a 30%

324
327 Diplopia no susceptible de corregirse con prismas o mediante posición compensadora de la cabeza, por lesión nerviosa bilateral que limita los movimientos de ambos ojos y reduce el campo visual por la desviación, originando desviación de cabeza para fijar, además de la oclusión de un ojo, de Otras lesiones 40 a 50% 328 Afaquia unilateral corregible con lente de contacto: Agregar 10% de incapacidad al porcentaje correspondiente a la disminución de la agudeza visual, sin que la suma sobrepase de 35% en trabajadores de mediana o baja exigencia visual, o de 45% en los de elevada exigencia visual 329 Afaquia bilateral corregible con lentes tóricos o de contacto: Agregar 25% de incapacidad al porcentaje correspondiente a la disminución de la agudeza visual, sin que la suma sobrepase el 100%, conforme a las estipulaciones del artículo 494 330 Catarata traumática uni o bilateral inoperable: será indemnizada de acuerdo con la disminución de la agudeza visual 331 Oftalmoplegia interna total unilateral, de 10 a 15% 332 Bilateral, de 15 a 30% 333 Midriasis, iridodiálisis o iridectomía en sector, cuando ocasionan trastornos funcionales, en un ojo 5% 334 En ambos ojos 10% 335 Ptosis palpebral parcial unilateral, pupila descubierta, de 5 a 10% 336 Ptosis palpebral o blefaro-espasmo unilaterales, no resueltos quirúrgicamente, cuando cubren el área pupilar: serán indemnizados de acuerdo con la disminución de la agudeza visual 337 Ptosis palpebral bilateral, de 20 a 70% Estas incapacidades se basan en el grado de la visión, según que en posición primaria (mirada horizontal de frente) la pupila este más o menos descubierta 338 Desviación de los bordes palpebrales (entropión, ectropión, triquiasis, cicatrices deformantes, simblefarón, anquiloblefarón), unilateral, de 339 Bilateral, de Alteraciones de las vías lagrimales 340 Lagoftalmos cicatrizal o paralítico unilateral, de 341 Bilateral, de 342 Epífora, de 343 Fístulas lagrimales, de Nariz 344 Mutilación parcial de la nariz, sin estenosis, no corregida plasticamente, de 345 Pérdida de la nariz sin estenosis, no reparada plasticamente, de 346 Cuando haya sido reparada plasticamente, de 347 Cuando la nariz quede reducida a muñón cicatrizal, con estenosis, de Oídos 348 Pérdida o deformación excesiva del pabellón auricular, unilateral, de 349 Bilateral, de

5 a 15% 10 a 25% 5 a 15% 10 a 25% 5 a 15% 15 a 25% 10 a 20% 30 a 40% 15 a 20% 30 a 50% 5 a 10% 10 a 15%

325
350 Vértigo laberíntico traumático debidamente comprobado, de 30 a 50% Sorderas e hipoacusias profesionales 351 Se valuarán siguiendo las normas de la tabla siguiente: % de hipoacusia% de incapacidad bilateral combinada permanente 1010 1514 2017 2520 3025 3530 4035 4540 5045 5550 6055 6560 7065 75 a 10070 Se recomienda la exploración por medio de la audiometría tonal, determinando la incapacidad funcional auditiva binaural, sin reducción por presbiacusia o estado anterior Cuello 352 Desviación (tortícolis, inflexión anterior) por retracción muscular o amplia cicatriz, de 353 lnflexión anterior cicatrizal, estando el mentón en contacto con el esternón, de 354 Estrechamientos cicatrizales de la laringe que produzcan disfonía, de 355 Que produzcan afonía sin disnea, de 356 Cuando produzcan disnea de grandes esfuerzos 357 Cuando produzcan disnea de medianos o pequeños esfuerzos, de 358 Cuando produzcan disnea de reposo, de 359 Cuando por disnea se requiera el uso de cánula traqueal a permanencia, de 360 Cuando causen disfonía (o afonía) y disnea, de 361 Estrechamiento cicatrizal de la faringe con perturbación de la deglución, de Tórax y contenido 362 Secuelas discretas de fractura aislada del esternón 363 Con hundimiento o desviación, sin complicaciones profundas 364 Secuela de fracturas de una a tres costillas, con dolores permanentes al esfuerzo, de 365 De fracturas costales o condrales con callo deforme doloroso, y dificultad al esfuerzo torácico o abdominal, de 366 Con hundimiento y trastornos funcionales más acentuados, de 367 Adherencias y retracciones cicatrizales pleurales consecutivas a traumatismos, de

10 a 30% 40 a 60% 10 a 20% 20 a 30% 10% 20 a 70% 70 a 80% 70 a 90% 25 a 80% 20 a 40% 10% 20% 5 a 10% 10 a 15% 20 a 30% 20 a 30%

326
368 Secuelas postraumáticas con lesiones bronco-pulmonares, según el grado de lesión orgánica y de los trastornos funcionales residuales, de 369 Fibrosis neumoconiótica (radiológicamente, con opacidades lineales o reticulares generalizadas, u opacidades puntiformes grados 1 ó 2, u opacidades miliares grado 1, habitualmente), con función cardiorespiratoria sensiblemente normal, de 370 Fibrosis neumoconiótica (radiológicamente con opacidades puntiformes grados 2 ó 3, u opacidades miliares grados 1 ó 2, u opacidades nodulares grado 1, habitualmente), con insuficiencia cardio-respiratoria ligera, parcial o completa, de 371 Fibrosis neumoconiótica (radiológicamente, con opacidades puntiformes grado 3, u opacidades miliares grados 2 ó 3, u opacidades nodulares grados 1, 2 ó 3, u opacidades confluentes grados A o B, habitualmente), con insuficiencia cardio-respiratoria media, de 372 Fibrosis neumoconiótica (radiológicamente, con opacidades miliares grado 3, u opacidades nodulares grado 2 ó 3, u opacidades confluentes grados B o C, habitualmente), con insuficiencia cardiorespiratoria acentuada o grave, de 373 Fibrosis neumoconiótica infectada de tuberculosis, clínica y bacteriológicamente curada: agregar 20% al monto de las incapacidades consignadas en las fracciones anteriores relativas, sin exceder del 100% 374 Fibrosis neumoconiótica infectada de tuberculosis, no curada clínica ni bacteriológicamente, abierta 375 Las neumoconiosis no fibróticas y el efisema pulmonar, se valuarán según el grado de insuficiencia cardio-respiratoria, de acuerdo con los porcentajes señalados en las fracciones relativas anteriores 376 Hernia diafragmática post-traumática no resuelta quirúrgicamente, de 377 Estrechamiento del esófago no resuelto quirúrgicamente, de 378 Adherencias pericárdicas post-traumáticas sin insuficiencia cardíaca, de 379 Con insuficiencia cardíaca según su gravedad, de Abdomen 380 Hernia inguinal, crural o epigástrica inoperables, de 381 Las mismas, reproducidas después de tratamiento quirúrgico, de 382 Cicatrices viciosas de la pared abdominal que produzcan alguna incapacidad, de 383 Cicatrices con eventración, inoperables o no resueltas quirúrgicamente, de 384 Fístulas del tubo digestivo o de sus anexos, inoperables o cuando produzcan alguna incapacidad, de 385 Otras lesiones de los órganos contenidos en el abdomen, que produzcan como consecuencia alguna incapacidad probada, de Aparato génito-urinario 386 Pérdida o atrofia de un testículo, de 387 De los dos testículos, tomando en consideración la edad, de

10 a 90%

5 a 10%

10 a 25%

30 a 60%

60 a 100%

100%

30 a 40% 20 a 70% 10 a 20% 20 a 100% 10 a 20% 20 a 30% 10 a 30% 30 a 60% 20 a 60% 30 a 80% 15 a 25% 40 a 100%

327
388 Pérdida total o parcial del pene, o disminución o pérdida de su función, de 389 Con estrechamiento del orificio uretral, perineal o hipogástrico, de 390 Prolapso uterino consecutivo a accidentes de trabajo, no resuelto quirúrgicamente, de 391 Por la pérdida de un seno, de 392 De los dos senos, de 393 Pérdida orgánica o funcional de un riñón estando normal el contralateral, tomando en cuenta el estado de la cicatriz parietal y la edad, de 394 Con perturbación funcional del riñón contra-lateral, tomando en cuenta el estado de la cicatriz parietal y la edad, de 395 Incontinencia de orina permanente, de 396 Estrechamiento franqueable de la uretra anterior, no resuelto quirúrgicamente, de 397 Estrechamiento franqueable por lesión incompleta de la uretra posterior, no resuelto quirúrgicamente 398 Estrechamiento infranqueable de la uretra, post-traumático, no resuelto quirúrgicamente, que obligue a efectuar la micción por un meato perineal o hipogástrico, de Columna vertebral Secuelas de traumatismo sin lesión medular 399 Desviaciones persistentes de la cabeza o del tronco con acentuado entorpecimiento de los movimientos, de 400 Escoliosis o cifosis extensa y permanente o rigidez permanente en rect itud de la columna, de 401 Saliente o depresión localizada, con dolores y entorpecimiento de los movimientos, de 50 a 100% 70 a 100% 50 a 70% 20 a 30% 50 a 70% 35 a 50% 50 a 90% 30 a 40% 30 a 40% 60% 60 a 90%

30 a 50% 30 a 40% 20 a 30%

Secuelas de traumatismos con lesión medular 402 Paraplegia 100% 403 Paraparesia de los miembros inferiores, si la marcha es imposible, de 70 a 90% 404 Si la marcha es posible con muletas, de Clasificaciones diversas 50 a 70% 405 Por enajenación mental que sea resultado de algún accidente o riesgo de trabajo 100% 406 La pérdida de ambos ojos, ambos brazos arriba del codo, desarticulación de la cadera de ambos lados o de un brazo arriba del codo y de una pierna arriba de la rodilla del mismo lado, lesión medular por cualquier traumatismo que produzca parálisis completa de los miembros inferiores con trastornos esfinterianos, enajenación mental incurable, se considerarán como incapacidad total permanente 100% 407 Las deformaciones puramente estéticas, según su carácter, serán indemnizadas a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje que corresponda, sólo en el caso de que en alguna forma disminuyan la capacidad de trabajo de la persona lesionada, teniendo en cuenta la profesión a que se dedica

328
408 Las lesiones producidas por la acción de la energía radiante, serán indemnizadas de acuerdo con las modalidades especiales de la incapacidad, de 20 a 100% 409 Las cicatrices producidas por amplias quemaduras de los tegumentos serán indemnizadas tomando en cuenta la extensión y la profundidad de las zonas cicatrizales, independientemente de las perturbaciones funcionales que acarreen en los segmentos adyacentes

Artículo 515. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social realizará las investigaciones y estudios necesarios, a fin de que el Presidente de la República pueda iniciar ante el Poder Legislativo la adecuación periódica de las tablas a que se refieren los artículos 513 y 514 al progreso de la Medicina del Trabajo.

TITULO DECIMO PRESCRIPCION
5 1 6 . Las acciones de trabajo prescriben en un año, contado a partir del día siguiente a la fecha en que la obligación sea exigible, con las excepciones que se consignan en los artículos siguientes. A R T Í C U L O

A R T Í C U L O

5 1 7

. Prescriben en un mes:
312

I. Las acciones de los patrones para despedir a los trabajadores, disciplinar sus faltas y para efectuar descuentos en sus salarios; y II. Las acciones de los trabajadores para separarse del trabajo.

para

En los casos de la fracción I, la prescripción corre a partir, respectivamente, del día siguiente a la fecha en que se tenga conocimiento de la causa de la separación o de la falta, desde el momento en que se comprueben los errores cometidos, o

PRESCRIPCION. EXCEPCION DE, PUEDE OPONERSE VALIDAMENTE AUNQUE SE NIEGUE EL DESPIDO.
312

La excepción de prescripción de la acción derivada del despido injustificado puede válidamente oponerse aunque el patrón demandado haya negado el despido, toda vez que ello no engendra el reconocimiento de los hechos fundatorios de la acción, porque la prescripción es una defensa autónoma e independiente del fondo, ya que sus presupuestos derivan de elementos extrínsecos y ajenos a la naturaleza de la acción que se ejercita, a saber, una relación de fechas y el cómputo del término legal correspondiente, todo ello relacionado para determinar si la acción se hizo valer dentro o fuera del término legal.

329
las pérdidas o averías imputables al trabajador, o desde la fecha en que la deuda sea exigible. En los casos de la fracción II, la prescripción corre a partir de la fecha en que se tenga conocimiento de la causa de separación.
A R T Í C U L O 5 1 8 . Prescriben en dos meses las acciones de los trabajadores que sean separados del trabajo. 313 La prescripción corre a partir del día siguiente a la fecha de la separación. 314 A R T Í C U L O 5 1 9

. Prescriben en dos años:

I. Las acciones de los trabajadores para reclamar el pago de indemnizaciones por riesgo de trabajo; 315

La acción contra la suspensión indefinida de derechos sindicales que aplica un sindicato a sus agremiados, prescribe en el término de dos meses, que señala el artículo 518 de la Ley Federal del Trabajo, teniendo en cuenta que dicha suspensión tiene equivalencia con la que aplica el patrón al trabajador en la prestación del servicio, por cuanto que en las dos situaciones existe la misma consecuencia jurídica.
313

Al establecer el artículo 518 de la Ley Federal del Trabajo que las acciones de los trabajadores que sean separados de su empleo, prescriben en dos meses, debe entenderse que este plazo corresponde precisamente a dos meses de calendario, contados a partir del día siguiente de la separación, para concluir un día antes de que se venzan los dos meses posteriores, y si ése fuere inhábil o no existiere en el mes de calendario correspondiente, el término se cumplirá el primer día hábil siguiente, toda vez que el diverso 522 del ordenamiento citado, establece que para los efectos de la prescripción, los meses se regularán por el número de días que les correspondan. Con efectos ilustrativos y para una mejor comprensión del criterio establecido, podría acontecer que el trabajador fuere despedido un 16 de julio, en cuyo caso, el plazo para poder ejercer su acción, se iniciaría el 17 de julio y concluiría el 16 de septiembre, pero como éste es señalado por la ley como descanso obligatorio y, por tanto, inhábil, el término se cumpliría el 17 de septiembre, siempre y cuando fuere hábil. Siguiendo el mismo criterio, si el trabajador es despedido el 30 de diciembre, el plazo correría a partir del 31 de diciembre pero, al no tener el mes de febrero 31 días, el supramencionado plazo acabaría el primero de marzo, si fuere hábil.
314

RIESGO DE TRABAJO, INDEMNIZACION POR. PRESCRIPCION. GARANTIA DE AUDIENCIA.
315

El artículo 519, fracción I, de la Ley Federal del Trabajo, establece que prescriben en dos años las acciones de los trabajadores para reclamar el pago de indemnizaciones por riesgo de trabajo, y el último párrafo del precepto dice que la prescripción corre desde el momento en que se determina el grado de incapacidad para el trabajo. Ahora bien, si en un primer dictamen los médicos de la empresa le determinaron una incapacidad parcial permanente y ese estudio fue revalorado con posteriodidad en sentido contrario, es claro que mientras ese estudio de revaloración no sea notificado al trabajador, no puede empezarle a correr la prescripción, pues

330

II. Las acciones de los beneficiarios en los casos de muerte por riesgos de trabajo; y III. Las acciones para solicitar la ejecución de los laudos de las Juntas de Conciliación y Arbitraje y de los convenios celebrados ante ellas. 316 La prescripción corre, respectivamente, desde el momento en que se determine el grado de la incapacidad para el trabajo; desde la fecha de la muerte del trabajador, y desde el día siguiente al en que hubiese quedado notificado el laudo de la Junta o aprobado el convenio. Cuando el laudo imponga la obligación de reinstalar, el patrón podrá solicitar de la Junta que fije al trabajador un término no mayor de treinta días para que regrese al trabajo, apercibiéndolo que de no hacerlo, podrá el patrón dar por terminada la relación de trabajo.
A R T Í C U L O 5 2 0

. La prescripción no puede comenzar ni correr:

317

es obvio que el precepto a comento no puede tener la intención o el contenido de privar al trabajador quejoso del derecho a ser oído, antes de privarlo de sus acciones laborales. Y no basta que ese dictamen se rinda, ni que se notifique al sindicato, para que ello le pare perjuicio al trabajador. El artículo 14 constitucional establece la garantía de audiencia, conforme a la cual nadie puede ser privado de sus derechos sin haberle dado oportunidad cabal de probar y alegar lo que a su derecho convenga. Podría pensarse que las garantías constitucionales sólo vinculan a las autoridades, y que los patrones no están ligados por ella, en cuanto actúan como particulares, ni los sindicatos. Pero si una junta declara prescrita la acción del trabajador para reclamar la indemnización correspondiente a una incapacidad, esa junta sí es una autoridad y no podría con su actuación, sancionar la pérdida de un derecho del trabajador sin que se le hubiera respetado el derecho a ser oído. Si la empresa y el sindicato no pudieron violar la garantía, por no ser autoridades, la junta sí debió protegerla, y no pudo, violando la Constitución, declarar perdido el derecho del trabajador. Es decir, la conducta de los particulares, que priva de audiencia a una persona, no puede ser sancionada, directa ni indirectamente, por una autoridad, cuando se le da alguna intervención en el caso.

TERMINACION DE LA RELACION LABORAL, AVISO DE LA. ARTICULO 519 FRACCION III, ULTIMO PARRAFO DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO.
316

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 519, fracción III, último párrafo de la Ley Federal del Trabajo, "Cuando el laudo imponga la obligación de reinstalar, el patrón podrá solicitar de la Junta que fije al trabajador un término no mayor de treinta días para que regrese al trabajo, apercibiéndolo que de no hacerlo, podrá el patrón dar por terminada la relación de trabajo." Ahora bien, con base en dicho precepto legal cabe precisar que si el patrón presenta tal solicitud y la Junta señaló fecha para que el trabajador sea reinstalado, y faculta al patrón para que pueda dar por terminada esa relación en caso de que el trabajador no se presente a ser reinstalado, es el propio patrón quien debe hacer del conocimiento de la autoridad, que en ejercicio de la facultad que le confiere la ley, da por terminada la relación de trabajo y si no lo hace así, no podrá considerarse que se encuentra en el supuesto legal contemplado en el artículo que se comenta.

331

I. Contra los incapaces mentales, sino cuando se haya discernido su tutela conforme a la ley; y II. Contra los trabajadores incorporados al servicio militar en tiempo de guerra.
A R T Í C U L O 5 2 1

. La prescripción se interrumpe:

I. Por la sola presentación de la demanda o de cualquiera promoción ante la Junta de Conciliación o ante la de Conciliación y Arbitraje, independientemente de la fecha de la notificación. No es obstáculo para la interrupción que la Junta sea incompetente; y II. Si la persona a cuyo favor corre la prescripción reconoce el derecho de aquella contra quien prescribe, de palabra, por escrito o por hechos indudables.

317

MUTUALIDAD SINDICAL. PRESCRIPCION.

Cuando entre los trabajadores se establece una mutualidad, mediante su sindicato, y, de acuerdo con las cláusulas relativas, cuando uno de los asociados muere se descuenta una cuota a los demás para integrar una prestación que se ha de pagar a los beneficiarios del trabajador fallecido, la prescripción de la acción de dichos beneficiarios no está prevista específicamente en los artículos 517, 518 y 519 de la Ley Federal del Trabajo. En consecuencia, en tales casos habrá que acudir al artículo 516, que establece que las acciones de trabajo (aspecto sobre el cual no hay litis planteada) prescriben en un año, contado a partir del día siguiente a la fecha en que la obligación sea exigible. Ahora bien, si en el pacto relativo está establecido que hay un tope a los descuentos que pueden hacerse a los trabajadores por este concepto, de ello se sigue que la obligación no es exigible por los beneficiarios al sindicato, sino a partir del momento en que les toca al turno de pago. En efecto, no puede decirse que la obligación sea exigible desde el momento mismo de la muerte del trabajador, si no se puede exigir el pago al sindicato sino hasta que llegue el turno correspondiente. En consecuencia, para que el sindicato pueda alegar la prescripción extintiva de la acción de cobro, o lo que es lo mismo, de su obligación de pago, es menester que demuestre que ha dado a conocer clara y ampliamente cuál es el turno de los pagos de la mutualidad, cuál es el orden de los pagos relativos, a fin de que pueda decirse que los beneficiarios pudieron saber en que momento era exigible la obligación. Pero si no se probó que en esto hubiera la publicidad necesaria y hay duda sobre si el turno era llevado en forma secreta o interna por los dirigentes sindicales, no hay modo de determinar cuando fue exigible la obligación. Siendo de notarse que no hay que confundir la simple posibilidad de dar al sindicato un aviso sobre la muerte del trabajador, con el verdadero derecho a exigirle el pago de la prestación. Y ante la ambigüedad de la ley en este aspecto, o mas bien, ante la laguna relativa, no podría interpretarse la norma legal en forma perjudicial para los beneficiarios del trabajador, ni en forma de que procure un lucro indebido a favor del sindicato, si el fallecido trabajador pagó sus cuotas para beneficio de otros, sin que sus propios beneficiarios perciban beneficio alguno, y aun sin pretender restituirles lo que en derecho les corresponda, por las cuotas descontadas al trabajador fallecido, mientras vivía. En consecuencia, no es que la acción sea imprescriptible, sino que para que se inicie la vigencia de la acción es menester que el sindicato, al través de su mutualidad, dé a conocer a los beneficiarios y trabajadores en general, en forma pública e indubitable, cuál es el turno para los pagos correspondientes. Sin que el propio sindicato pueda prevalerse de su conducta omisa para evitar el pago de sus obligaciones.

332

5 2 2 . Para los efectos de la prescripción, los meses se regularán por el número de días que les corresponda. El primer día se contará completo, aún cuando no lo sea, pero el último debe ser completo y cuando sea feriado, no se tendrá por completa la prescripción sino cumplido el primero útil siguiente. A R T Í C U L O

TITULO UNDECIMO AUTORIDADES DE TRABAJO Y SERVICIOS SOCIALES
CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES
5 2 3 . La aplicación de las normas de trabajo compete, en sus respectivas jurisdicciones: I. A la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; II. A las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Educación Pública; III. A las autoridades de las Entidades Federativas, y a sus Direcciones o Departamentos de Trabajo; IV. A la Procuraduría de la Defensa del Trabajo; V. Al Servicio Nacional del Empleo, Capacitación y Adiestramiento; VI. A la Inspección del Trabajo; VII. A la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos; VIII. A la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas; IX. A las Juntas Federales y Locales de Conciliación; X. A la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; XI. A las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje; y XII. Al Jurado de Responsabilidades. A R T Í C U L O 5 2 4 . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social y los Departamentos y Direcciones del Trabajo tendrán las atribuciones que les asignen sus leyes orgánicas y las normas de trabajo. A R T Í C U L O 5 2 5 . La Secretaría del Trabajo y Previsión Social organizará un Instituto del Trabajo, para la preparación y elevación del nivel cultural del personal técnico y administrativo. A R T Í C U L O 5 2 6 . Compete a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la intervención que le señala el Título Tercero, Capítulo VIII, y a la Secretaría de Educación Pública, la vigilancia del cumplimiento de las obligaciones que esta ley A R T Í C U L O

333
impone a los patrones en materia educativa e intervenir coordinadamente con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en la capacitación y adiestramiento de los trabajadores, de acuerdo con lo dispuesto en el Capítulo IV de este Título.

CAPITULO II COMPETENCIA CONSTITUCIONAL DE LAS AUTORIDADES DEL TRABAJO
5 2 7 . La aplicación de las normas de trabajo corresponde a las autoridades federales, cuando se trate de: I. Ramas Industriales: 1. Textil; 2. Eléctrica; 3. Cinematográfica; 4. Hulera; 5. Azucarera; 6. Minera; 7. Metalúrgica y siderúrgica, abarcando la explotación de los minerales básicos, el beneficio y la fundición de los mismos, así como la obtención de hierro metálico y acero a todas sus formas y ligas y los productos laminados de los mismos; 8. De hidrocarburos; 9. Petroquímica; 10. Cementera; 11. Calera; 12. Automotriz, incluyendo autopartes mecánicas o eléctricas; 13. Química, incluyendo la química farmacéutica y medicamentos; 14. De celulosa y papel; 15. De aceites y grasas vegetales; 16. Productora de alimentos, abarcando exclusivamente la fabricación de los que sean empacados, enlatados o envasados o que se destinen a ello; 17. Elaboradora de bebidas que sean envasadas o enlatadas o que se destinen a ello; 18. Ferrocarrilera; 19. Maderera básica que comprende la producción de aserradero y la fabricación de triplay o aglutinados de madera; 20. Vidriera, exclusivamente por lo que toca a la fabricación de vidrio plano, liso o labrado, o de envases de vidrio; y, 21. Tabacalera, que comprende el beneficio o fabricación de productos de tabaco. II. Empresas: 1. Aquéllas que sean administradas en forma directa o descentralizada por el Gobierno Federal; 2. Aquéllas que actúen en virtud de un contrato o concesión federal y las industrias que les sean conexas; y, A R T Í C U L O

334
3. Aquéllas que ejecuten trabajos en zonas federales o que se encuentren bajo jurisdicción federal, en las aguas territoriales o en las comprendidas en la zona económica exclusiva de la Nación. También corresponderá a las autoridades federales la aplicación de las normas de trabajo en los asuntos relativos a conflictos que afecten a dos o más Entidades Federativas; contratos colectivos que hayan sido declarados obligatorios en más de una Entidad Federativa; y, obligaciones patronales en las materias de capacitación y adiestramiento de sus trabajadores 318 y de seguridad e higiene en los centros de trabajo.
5 2 7 - A . En la aplicación de las normas de trabajo referentes a la capacitación y adiestramiento de los trabajadores y las relativas a seguridad e higiene en el trabajo, las autoridades de la Federación serán auxiliadas por las locales, tratándose de empresas o establecimientos que, en los demás aspectos derivados de las relaciones laborales, estén sujetos a la jurisdicción de estas últimas. A R T Í C U L O 5 2 8 . Para los efectos del punto 2 de la fracción II del artículo 527, son empresas conexas las relacionadas permanente y directamente para la elaboración de productos determinados o para la prestación unitaria de servicios. A R T Í C U L O 5 2 9 . En los casos no previstos por los artículos 527 y 528, la aplicación de las normas de trabajo corresponde a las autoridades de las Entidades Federativas. A R T Í C U L O

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 527-A, las autoridades de las Entidades Federativas deberán: I. Poner a disposición de las Dependencias del Ejecutivo Federal competentes para aplicar esta ley, la información que éstas les soliciten para estar en aptitud de cumplir sus funciones; II. Participar en la integración y funcionamiento del respectivo Consejo Consultivo Estatal de Capacitación y Adiestramiento; III. Participar en la integración y funcionamiento de la correspondiente Comisión Consultiva Estatal de Seguridad e Higiene en el Trabajo; IV. Reportar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social las violaciones que cometan los patrones en materia de seguridad e higiene y de capacitación y adiestramiento e intervenir en la ejecución de las medidas que se adopten para sancionar tales violaciones y para corregir las irregularidades en las empresas o establecimientos sujetos a jurisdicción local; V. Coadyuvar con los correspondientes Comités Nacionales de Capacitación y Adiestramiento;

Si bien el artículo 527 de la Ley Federal del Trabajo establece que son de competencia federal los conflictos laborales que versen sobre las obligaciones patronales en las materias de capacitación y adiestramiento de sus trabajadores, no pueden considerarse de competencia federal aquellos conflictos entablados sobre tales materias contra quien no tiene el carácter de patrón, como cuando la demanda se presenta en contra de un sindicato.
318

335
VI. Auxiliar en la realización de los trámites relativos a constancias de habilidades laborales; y, VII. Previa determinación general o solicitud específica de las autoridades federales, adoptar aquellas otras medidas que resulten necesarias para auxiliarlas en los aspectos concernientes a tal determinación o solicitud.

CAPITULO III PROCURADURÍA DE LA DEFENSA DEL TRABAJO
5 3 0 . La procuraduría de la Defensa del Trabajo tiene las funciones siguientes: I. Representar o asesorar a los trabajadores y a sus sindicatos, siempre que lo soliciten, ante cualquier autoridad, en las cuestiones que se relacionen con la aplicación de las normas de trabajo; II. Interponer los recursos ordinarios y extraordinarios procedentes, para la defensa del trabajador o sindicato; y III. Proponer a las partes interesadas soluciones amistosas para el arreglo de sus conflictos y hacer constar los resultados en actas autorizadas. A R T Í C U L O 5 3 1 . La procuraduría de la Defensa del Trabajo se integrará con un Procurador General y con el número de Procuradores Auxiliares que se juzgue necesario para la defensa de los intereses de los trabajadores. Los nombramientos se harán por el Secretario del Trabajo y Previsión Social, por los Gobernadores de los Estados o por el Jefe del Departamento del Distrito Federal. A R T Í C U L O 5 3 2 . El Procurador General deberá satisfacer los requisitos siguientes: I. Ser mexicano, mayor de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Tener título legalmente expedido de licenciado en derecho y una práctica profesional no menor de tres años; III. Haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo y de la seguridad social; IV. No pertenecer al estado eclesiástico; y V. No haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal. A R T Í C U L O 5 3 3 . Los Procuradores Auxiliares deberán satisfacer los requisitos señalados en las fracciones I, IV y V del artículo anterior y haber terminado los estudios correspondientes al tercer año o al sexto semestre de la carrera de licenciado en derecho, por lo menos. A R T Í C U L O 5 3 4 . Los servicios que preste la Procuraduría de la Defensa del Trabajo serán gratuitos. A R T Í C U L O

336
5 3 5 . Las Autoridades están obligadas a proporcionar a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, los datos e informes que solicite para el mejor desempeño de sus funciones. A R T Í C U L O 5 3 6 . Los reglamentos determinarán las atribuciones, la forma de su ejercicio y los deberes de la Procuraduría de la Defensa del Trabajo. A R T Í C U L O

CAPITULO IV DEL SERVICIO NACIONAL DEL EMPLEO, CAPACITACION Y ADIESTRAMIENTO
5 3 7 . El Servicio Nacional del Empleo, Capacitación y Adiestramiento tendrá los siguientes objetivos: I. Estudiar y promover la generación de empleos; II. Promover y supervisar la colocación de los trabajadores; III. Organizar, promover y supervisar la capacitación y el adiestramiento de los trabajadores; y, IV. Registrar las constancias de habilidades laborales. A R T Í C U L O 5 3 8 . El Servicio Nacional del Empleo, Capacitación y Adiestramiento estará a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, por conducto de las unidades administrativas de la misma, a las que competan las funciones correspondientes, en los términos de su Reglamento Interior. A R T Í C U L O 5 3 9 . De conformidad con lo que dispone el artículo que antecede y para los efectos del 537, a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social corresponden las siguientes actividades: I. En materia de promoción de empleos: a) Practicar estudios para determinar las causas del desempleo y del subempleo de la mano de obra rural y urbana; b) Analizar permanentemente el mercado de trabajo, estimando su volumen y sentido de crecimiento; c) Formular y actualizar permanentemente el Catálogo Nacional de Ocupaciones, en coord inación con la Secretaría de Educación Pública; d) Promover, directa o indirectamente, el aumento de las oportunidades de empleo; e) Practicar estudios y formular planes y proyectos para impulsar la ocupación en el país, así como procurar su correcta ejecución; f) Proponer lineamientos para orientar la formación profesional hacia las áreas con mayor demanda de mano de obra; g) Proponer la celebración de convenios en materia de empleo, entre la Federación y las Entidades Federativas; y, h) En general, realizar todas aquéllas que las leyes y reglamentos encomienden a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en esta materia. II. En materia de colocación de trabajadores: A R T Í C U L O

337
a) Encauzar a los demandantes de trabajo hacia aquellas personas que requieran sus servicios, dirigiendo a los solicitantes más adecuados, por su preparación y aptitudes, hacia los empleos que les resulten más idóneos; b) Autorizar y registrar, en su caso, el funcionamiento de agencias privadas que se dediquen a la colocación de personas; c) Vigilar que las entidades privadas a que alude el inciso anterior, cumplan las obligaciones que les impongan esta ley, sus reglamentos y las disposiciones administrativas de las autoridades laborales; d) Intervenir, en coordinación con las respectivas Unidades Administrativas de las Secretarías de Gobernación, de Patrimonio y Fomento Industrial, de Comercio y de Relaciones Exteriores, en la contratación de los nacionales que vayan a prestar sus servicios en el extranjero; e) Proponer la celebración de convenios en materia de colocación de trabajadores, entre la Federación y las Entidades Federativas; y, f) En general, realizar todas aquéllas que las leyes y reglamentos encomienden a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en esta materia. III. En materia de capacitación o adiestramiento de trabajadores: a) Cuidar de la oportuna constitución y el funcionamiento de las Comisiones Mixtas de Capacitación y Adiestramiento; b) Estudiar y, en su caso, sugerir, la expedición de Convocatorias para formar Comités Nacionales de Capacitación y Adiestramiento, en aquellas ramas industriales o actividades en que lo juzgue conveniente; así como la fijación de las bases relativas a la integración y funcionamiento de dichos Comités; c) Estudiar y, en su caso, sugerir, en relación con cada rama industrial o actividad, la expedición de criterios generales que señalen los requisitos que deban observar los planes y programas de capacitación y adiestramiento, oyendo la opinión del Comité Nacional de Capacitación y Adiestramiento que corresponda; d) Autorizar y registrar, en los términos del artículo 153-C, a las instituciones o escuelas que deseen impartir capacitación y adiestramiento a los trabajadores; supervisar su correcto desempeño; y, en su caso, revocar la autorización y cancelar el registro concedido; e) Aprobar, modificar o rechazar, según el caso, los planes y programas de capacitación o adiestramiento que los patrones presenten; f) Estudiar y sugerir el establecimiento de sistemas generales que permitan, capacitar o adiestrar a los trabajadores, conforme al procedimiento de adhesión, convencional a que se refiere el artículo 153-B; g) Dictaminar sobre las sanciones que deban imponerse por infracciones a las normas contenidas en el Capítulo III Bis del Título Cuarto; h) Establecer coordinación con la Secretaría de Educación Pública para implantar planes o programas sobre capacitación y adiestramiento para el trabajo y, en su caso, para la expedición de certificados conforme a lo dispuesto en esta ley, en los ordenamientos educativos y demás disposiciones en vigor; i) En general, realizar todas aquéllas que las leyes y reglamentos encomienden a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en esta materia. IV. En materia de registro de constancias de habilidades laborales: a) Establecer registros de constancias relativas a trabajadores capacitados o adiestrados, dentro de cada una de las ramas industriales o actividades; y

338
b) En general, realizar todas aquéllas que las leyes y reglamentos confieran a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en esta materia.
5 3 9 - A . Para el cumplimiento de sus funciones en relación con las empresas o establecimientos que pertenezcan a ramas industriales o actividades de jurisdicción federal, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social será asesorada por un Consejo Consultivo integrado por representantes del Sector Público, de las organizaciones nacionales de trabajadores y de las organizaciones nacionales de patrones, a razón de cinco miembros por cada uno de ellos con sus respectivos suplentes. A R T Í C U L O

Por el Sector Público participarán sendos representantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; de la Secretaría de Educación Pública; de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial; de la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal y del Instituto Mexicano del Seguro Social. Los representantes de las organizaciones obreras y de las patronales, serán designados conforme a las bases que expida la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. El Consejo Consultivo será presidido por el Secretario del Trabajo y Previsión Social; fungirá como Secretario del mismo, el funcionario que determine el Titular de la propia Secretaría; y su funcionamiento se regirá por el Reglamento que expida el propio Consejo.
5 3 9 - B . Cuando se trate de empresas o establecimientos sujetos a jurisdicción local y para la realización de las actividades a que se contraen las fracciones III y IV del artículo 539, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social será asesorada por Consejos Consultivos Estatales de Capacitación y Adiestramiento. A R T Í C U L O

Los Consejos Consultivos Estatales estarán formados por el Gobernador de la Entidad Federativa correspondiente, quien los presidirá; sendos representantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de la Secretaría de Educación Pública y del Instituto Mexicano del Seguro Social; tres representantes de las organizaciones locales de trabajadores y tres representantes de las organizaciones patronales de la Entidad. El representante de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social fungirá como Secretario del Consejo. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Gobernador de la Entidad Federativa que corresponda expedirán, conjuntamente, las bases conforme a las cuales deban designarse los representantes de los trabajadores y de los patrones en los Consejos Consultivos mencionados y formularán, al efecto, las invitaciones que se requieran. Los Consejos Consultivos se sujetarán en lo que se refiere a su funcionamiento interno, al reglamento que al efecto expida cada una de ellos.

339
5 3 9 - C . Las autoridades laborales estatales auxiliarán a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para el desempeño de sus funciones, de acuerdo a lo que establecen los artículos 527-A y 529. A R T Í C U L O 5 3 9 - D . El servicio para la colocación de los trabajadores será invariablemente gratuito para ellos y será proporcionado, según el régimen de aplicación de esta ley, por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o por los órganos competentes de las Entidades Federativas, de conformidad con lo establecido por la fracción II del artículo 539, en ambos casos. A R T Í C U L O 5 3 9 - E . Podrán participar en la prestación del servicio a que se refiere el artículo anterior, otras dependencias oficiales, instituciones docentes, organizaciones sindicales o patronales, instituciones de beneficencia y demás asociaciones civiles que no persigan fines de lucro. En estos casos, lo harán del conocimiento de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para fines de registro y control y para que esté en posibilidad de coordinar las acciones en esta materia. A R T Í C U L O 5 3 9 - F . Las autorizaciones para el funcionamiento de agencias de colocaciones, con fines lucrativos, sólo podrán otorgarse excepcionalmente, para la contratación de trabajadores que deban realizar trabajos especiales. A R T Í C U L O

Dichas autorizaciones se otorgarán previa solicitud del interesado, cuando a juicio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se justifique la prestación del servicio por particulares y una vez que se satisfagan los requisitos que al efecto se señalen. En estos casos, de acuerdo con lo establecido en el artículo 539-D, el servicio deberá ser gratuito para los trabajadores y las tarifas conforme a las cuales se presten, deberán ser previamente fijadas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

CAPITULO V INSPECCION DEL TRABAJO
A R T Í C U L O 5 4 0

. La Inspección del Trabajo tiene las funciones siguientes:

I. Vigilar el cumplimiento de las normas de trabajo; II. Facilitar información técnica y asesorar a los trabajadores y a los patrones sobre la manera más efectiva de cumplir las normas de trabajo; III. Poner en conocimiento de la autoridad las deficiencias y las violaciones a las normas de trabajo que observe en las empresas y establecimientos; IV. Realizar los estudios y acopiar los datos que le soliciten las autoridades y los que juzgue conveniente para procurar la armonía de las relaciones entre trabajadores y patrones; y

340

V. Las demás que le confieran las leyes.
5 4 1 . Los Inspectores del Trabajo tienen los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Vigilar el cumplimiento de las normas de trabajo, especialmente de las que establecen los derechos y obligaciones de trabajadores y patrones, de las que reglamentan el trabajo de las mujeres y los menores, y de las que determinan las medidas preventivas de riesgos de trabajo, seguridad e higiene; II. Visitar las empresas y establecimientos durante las horas de trabajo, diurno o nocturno, previa identificación; III. Interrogar, solos o ante testigos, a los trabajadores y patrones, sobre cualquier asunto relacionado con la aplicación de las normas de trabajo; IV. Exigir la presentación de libros, registros u otros documentos, a que obliguen las normas de trabajo; V. Sugerir se corrijan las violaciones a las condiciones de trabajo; VI. Sugerir se eliminen los defectos comprobados en las instalaciones y métodos de trabajo cuando constituyan una violación de las normas de trabajo o un peligro para la seguridad o salud de los trabajadores, y la adopción de las medidas de aplicación inmediata en caso de peligro inminente; VII. Examinar las substancias y materiales utilizados en las empresas y establecimientos cuando se trate de trabajos peligrosos; y VIII. Los demás que les confieran las leyes. Los Inspectores del Trabajo deberán cumplir puntualmente las instrucciones que reciban de sus superiores jerárquicos en relación con el ejercicio de sus funciones.
A R T Í C U L O 5 4 2

. Los Inspectores del Trabajo tienen las obligaciones

siguientes: I. Identificarse con credencial debidamente autorizada, ante los trabajadores y los patrones; II. Inspeccionar periódicamente las empresas y establecimientos; III. Practicar inspecciones extraordinarias cuando sean requeridos por sus superiores o cuando reciban alguna denuncia respecto de violaciones a las normas de trabajo;

341
IV. Levantar acta de cada inspección que practiquen, con intervención de los trabajadores y del patrón, haciendo constar las deficiencias y violaciones a las normas de trabajo, entregar una copia a las partes que hayan intervenido y turnarla a la autoridad que corresponda; y V. Las demás que les impongan las leyes.
5 4 3 . Los hechos certificados por los Inspectores del Trabajo en las actas que levanten en ejercicio de sus funciones, se tendrán por ciertos mientras no se demuestra lo contrario. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 5 4 4

. Queda prohibido a los Inspectores de Trabajo:

I. Tener interés directo o indirecto en las empresas o establecimientos sujetos a su vigilancia; II. Revelar los secretos industriales o comerciales y los procedimientos de fabricación y explotación de que se enteren en el ejercicio de sus funciones; y III. Representar o patrocinar a los trabajadores o a los patrones en los conflictos de trabajo.
5 4 5 . La Inspección del Trabajo se integrará con un Director General y con el número de Inspectores, hombres y mujeres, que se juzgue necesario para el cumplimiento de las funciones que se mencionan en el artículo 540. Los nombramientos se harán por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y por los Gobiernos de las Entidades Federativas. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 5 4 6

. Para ser Inspector del Trabajo se requiere:

I. Ser mexicano, mayor de edad, y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Haber terminado la educación secundaria; III. No pertenecer a las organizaciones de trabajadores o de patrones; IV. Demostrar conocimientos suficientes de derecho del trabajo y de la seguridad social y tener la preparación técnica necesaria para el ejercicio de sus funciones; V. No pertenecer al estado eclesiástico; y VI. No haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 4 7 . Son causas especiales de responsabilidad de los Inspectores del trabajo: A R T Í C U L O

I. No practicar las inspecciones a que se refiere el artículo 542, fracciones II y III;

342
II. Asentar hechos falsos en las actas que levanten; III. La violación de las prohibiciones a que se refiere el artículo 544; IV. Recibir directa o indirectamente cualquier dádiva de los trabajadores o de los patrones; V. No cumplir las órdenes recibidas de su superior jerárquico; y VI. No denunciar al Ministerio Público, al patrón de una negociación industrial, agrícola, minera, comercial o de servicios que omita el pago o haya dejado de pagar el salario mínimo general a un trabajador a su servicio.
5 4 8 . Las sanciones que pueden imponerse a los Inspectores del Trabajo, independientemente de lo que dispongan las leyes penales, son: A R T Í C U L O

I. Amonestación; II. Suspensión hasta por tres meses; y III. Destitución.
A R T Í C U L O 5 4 9

. En la imposición de las sanciones se observarán las

normas siguientes: I. El Director General practicará una investigación con audiencia del interesado; II. El Director General podrá imponer las sanciones señaladas en el artículo anterior, fracciones I y II; y III. Cuando a juicio del Director General la sanción aplicable sea la destitución, dará cuenta al Secretario del Trabajo y Previsión Social, al Gobernador del Estado o Territorio o al Jefe del Departamento del Distrito Federal, para su decisión.
5 5 0 . Los reglamentos determinarán las atribuciones, la forma de su ejercicio y los deberes de la Inspección del Trabajo. A R T Í C U L O

CAPITULO VI COMISION NACIONAL DE LOS SALARIOS MINIMOS
5 5 1 . La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos funcionará con un Presidente, un Consejo de Representantes y una Dirección Técnica. A R T Í C U L O 5 5 2 . El Presidente de la Comisión será nombrado por el Presidente de la República y deberá satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

343

I. Ser mexicano, mayor de treinta y cinco años de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Poseer título legalmente expedido de licenciado en derecho o en economía; III. Haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo y económicos; IV. No pertenecer al estado eclesiástico; y V. No haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 5 3 . El Presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos tiene los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Someter al Consejo de Representantes el plan anual de trabajo preparado por la Dirección Técnica; II. Reunirse con el Director y los Asesores Técnicos, una vez al mes, por lo menos; vigilar el desarrollo del plan de trabajo que efectúen las investigaciones y estudios complementarios que juzgue conveniente; III. Informar periódicamente al Secretario del Trabajo y Previsión Social de las actividades de la Comisión; IV. Citar y presidir las sesiones del Consejo de Representantes; V. Disponer la organización y vigilar el funcionamiento de las Comisiones Consultivas de la Comisión Nacional; VI. Presidir los trabajos de las Comisiones Consultivas o designar, en su caso, a quienes deban presidirlos; VII. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 5 4

. El Consejo de Representantes se integrará:

I. Con la representación del gobierno, compuesta del Presidente de la Comisión, que será también el Presidente del Consejo y que tendrá el voto del gobierno, y de dos asesores, con voz informativa, designados por el Secretario del Trabajo y Previsión Social; II. Con un número igual, no menor de cinco, ni mayor de quince, de representantes propietarios y suplentes de los trabajadores sindicalizados y de los patrones, designados cada cuatro años, de conformidad con la convocatoria que al efecto expida la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Si los trabajadores o los patrones no hacen la designación de sus representantes, la hará la misma

344
Secretaría del Trabajo y Previsión Social, debiendo recaer en trabajadores o patrones; y III. El Consejo de Representantes deberá quedar integrado el primero de julio del año que corresponda, a más tardar.
5 5 5 . Los representantes asesores a que se refiere la fracción I del artículo anterior, deberán satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

I. Ser mexicanos, mayores de treinta años de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Poseer título legalmente expedido de licenciado en derecho o en economía; III. No pertenecer al estado eclesiástico; y IV. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 5 6 . Los representantes de los trabajadores y de los patrones deberán satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

I. Ser mexicanos, mayores de veinticinco años y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. No pertenecer al estado eclesiástico; y III. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 5 7 . El Consejo de Representantes tiene los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Determinar, en la primera sesión, su forma de trabajo y la frecuencia de las sesiones; II. Aprobar anualmente el plan de trabajo de la Dirección Técnica; III. Conocer el dictamen formulado por la Dirección Técnica y dictar resolución en la que se determinen o modifiquen las áreas geográficas en las que regirán los salarios mínimos. La resolución se publicará en el Diario Oficial de la Federación; IV. Practicar y realizar directamente las investigaciones y estudios que juzgue conveniente y solicitar de la Dirección Técnica que efectúe investigaciones y estudios complementarios; V. Designar una o varias comisiones o técnicos para que practiquen investigaciones o realicen estudios especiales;

345
VI. Aprobar la creación de comisiones consultivas de la Comisión Nacional y determinar las bases para su integración y funcionamiento. VII. Conocer las opiniones que formulen las comisiones consultivas al término de sus trabajos; VIII. Fijar los salarios mínimos generales y profesionales; y IX. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 5 8

. La Dirección Técnica se integrará:

I. Con un Director, nombrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; II. Con el número de Asesores Técnicos que nombre la misma Secretaría; y III. Con un número igual, determinado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Asesores Técnicos Auxiliares, designados por los representantes de los trabajadores y de los patrones. Estos asesores disfrutarán, con cargo al Presupuesto de Egresos de la Federación, de la misma retribución que se pague a los nombrados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
5 5 9 . La designación de Asesor Técnico Auxiliar a que se refiere la fracción III del artículo anterior, es revocable en cualquier tiempo, a petición del cincuenta y uno por ciento de los trabajadores o patrones que la hubiesen hecho. La solicitud se remitirá a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la que después de comprobar el requisito de la mayoría, hará la declaratoria correspondiente. La solicitud deberá contener el nombre y domicilio de la persona que deba desempeñar el cargo. A R T Í C U L O 5 6 0 . El Director, los Asesores Técnicos y los Asesores Técnicos Auxiliares, deberán satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

I. Ser mexicanos, mayores de veinticinco años y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Poseer título legalmente expedido de licenciado en derecho o en economía; III. No pertenecer al estado eclesiástico; y IV. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
A R T Í C U L O 5 6 1

. La Dirección Técnica tiene los deberes y atribuciones

siguientes: I. Realizar los estudios técnicos necesarios y apropiados para determinar la división de la República en áreas geográficas, formular un dictamen y proponerlo al Consejo de Representantes;

346

II. Proponer al Consejo de Representantes modificaciones a la División de la República en áreas geográficas y a la integración de las mismas; siempre que existan circunstancias que lo justifiquen; III. Practicar las investigaciones y realizar los estudios necesarios y apropiados para que el Consejo de Representantes pueda fijar los salarios mínimos; IV. Sugerir la fijación de los salarios mínimos profesionales; V. Publicar regularmente las fluctuaciones ocurridas en los precios y sus repercusiones en el costo de la vida para las principales localidades del país; VI. Resolver, previa orden del Presidente, las consultas que se le formulen en relación con las fluctuaciones de los precios y sus repercusiones en el poder adquisitivo de los salarios; VII. Apoyar los trabajos técnicos e investigaciones de las Comisiones Consultivas; y VIII. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 6 2 . Para cumplir las atribuciones a que se refiere la fracción III del artículo anterior, la Dirección Técnica deberá:

I. Practicar y realizar las investigaciones y estudios necesarios y apropiados para determinar, por lo menos: a) La situación económica general del país. b) Los cambios de mayor importancia que se hayan observado en las diversas actividades económicas. c) Las variaciones en el costo de la vida por familia. d) Las condiciones del mercado de trabajo y las estructuras salariales. II. Realizar periódicamente las investigaciones y estudios necesarios para determinar: a) El presupuesto indispensable para la satisfacción de las siguientes necesidades de cada familia, entre otras: las de orden material, tales como la habitación, menaje de casa, alimentación, vestido y transporte; las de carácter social y cultural, tales como concurrencia a espectáculos, práctica de deportes, asistencia a escuelas de capacitación, bibliotecas y otros centros de cultura; y las relacionadas con la educación de los hijos. b) Las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores de salario mínimo.

347

III. Solicitar toda clase de informes y estudios de las instituciones oficiales, federales y estatales y de las particulares que se ocupen de problemas económicos, tales como los institutos de investigaciones sociales y económicas, las organizaciones sindicales, las cámaras de comercio, las de industria y otras instituciones semejantes; IV. Recibir y considerar los estudios, informes y sugerencias que le presenten los trabajadores y los patrones; y V. Preparar un informe de las investigaciones y estudios que hubiese efectuado y de los presentados por los trabajadores y los patrones y someterlo a la consideración del Consejo de Representantes.
A R T Í C U L O 5 6 3

. El Director Técnico tiene los deberes y atribuciones

siguientes: I. Coordinar los trabajos de los asesores; II. Informar periódicamente al Presidente de la Comisión y al Consejo de Representantes, del estado de los trabajos y sugerir se lleven a cabo investigaciones y estudios complementarios; III. Actuar como Secretario del Consejo de Representantes; y IV. Disponer, previo acuerdo con el Presidente de la Comisión Nacional, la integración oportuna de los Secretariados Técnicos de las Comisiones Consultivas; y V. Los demás que le confieran las leyes.

CAPITULO VII COMISIONES CONSULTIVAS DE LA COMISION NACIONAL DE SALARIOS MINIMOS
5 6 4 . El Presidente de la Comisión Nacional determinará, en cada caso, las bases de organización y funcionamiento de las Comisiones Consultivas. A R T Í C U L O 5 6 5 . Las Comisiones Consultivas se integrarán de conformidad con las disposiciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Con un presidente;

348
II. Con un número igual de representantes de los trabajadores y de los patrones, no menor de tres ni mayor de cinco, designados de acuerdo a lo dispuesto en el Capítulo II del Título Trece de esta ley; III. Con los asesores técnicos y especialistas que se considere conveniente, designados por el Presidente de la Comisión Nacional; y IV. Con un Secretariado Técnico. A R T Í C U L O 5 6 6 . Los representantes de los trabajadores y de los patrones deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo 556.
A R T Í C U L O 5 6 7 .

Las Comisiones Consultivas tendrán los deberes y

atribuciones siguientes: I. Determinar en la primera sesión su forma de trabajo y la frecuencia de sus reuniones; II. Aprobar el Plan de Trabajo que formule el Secretariado Técnico y solicitarle, en su caso, la realización de investigaciones y estudios complementarios; III. Practicar y realizar directamente las investigaciones que juzgue pertinentes para el mejor cumplimiento de su función; IV. Solicitar directamente, cuando lo juzgue conveniente, los informes y estudios a que se refiere el artículo 562, Fracción III; V. Solicitar la opinión de organizaciones de trabajadores, de patrones y en general de cualquier entidad pública o privada; VI. Recibir las sugerencias y estudios que le presenten los trabajadores, los patrones y en general cualquier entidad pública o privada; VII. Allegarse todos los elementos que juzguen necesarios y apropiados para el cumplimiento de su objeto; VIII. Emitir un informe con las opiniones y recomendaciones que juzgue pertinentes en relación con las materias de su competencia; y IX. Los demás que les confieran las leyes.
5 6 8 . El Presidente de la Comisión Consultiva tendrá los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Citar y presidir las sesiones de la Comisión; II. Someter a la Comisión Consultiva el Plan de Trabajo que formule el Secretariado Técnico y vigilar su desarrollo;

349
III. Informar periódicamente al Presidente de la Comisión Nacional, en su caso, del desarrollo de los trabajos de la Comisión Consultiva y hacer de su conocimiento la terminación de los mismos; IV. Presentar al Consejo de Representantes por conducto del Presidente de la Comisión Nacional los resultados de los trabajos de la Comisión Consultiva; y V. Los demás que le confieran las leyes.
5 6 9 . El Secretariado Técnico de la Comisión Consultiva tendrá los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Practicar las investigaciones y realizar los estudios previstos en el Plan de Trabajo aprobado por la Comisión Consultiva y los que posteriormente se le encomienden; II. Solicitar toda clase de informes y estudios de dependencias e instituciones oficiales y entidades públicas y privadas relacionadas con la materia objeto de sus trabajos; III. Recibir y considerar los estudios, informes y sugerencias que le presenten los trabajadores y los patrones; IV. Allegarse todos los demás elementos que juzgue necesarios o apropiados; V. Preparar los documentos de trabajo e informes que requiera la Comisión; VI. Preparar un informe final que deberá contener los resultados de las investigaciones y estudios efectuados y un resumen de las sugerencias y estudios de los trabajadores y patrones y someterlo a la consideración de la Comisión Consultiva; y VII. Los demás que le confieran las leyes.

CAPITULO VIII PROCEDIMIENTO ANTE LA COMISION NACIONAL DE LOS SALARIOS MINIMOS
5 7 0 . Los salarios mínimos se fijarán cada año y comenzarán a regir el primero de enero del año siguiente. A R T Í C U L O

Los salarios mínimos podrán revisarse en cualquier momento en el curso de su vigencia siempre que existan circunstancias económicas que lo justifiquen: I. Por iniciativa del Secretario del Trabajo y Previsión Social quien formulará al Presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos solicitud por escrito que contenga exposición de los hechos que la motiven; o II. A solicitud de los sindicatos, federaciones y confederaciones de trabajadores o de los patrones previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

350
a) La solicitud deberá presentarse a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por los sindicatos, federaciones y confederaciones que representen el cincuenta y uno por ciento de los trabajadores sindicalizados, por lo menos, o por los patrones que tengan a su servicio por lo menos dicho Porcentaje de trabajadores. b) La solicitud contendrá una exposición de los fundamentos que la justifiquen y podrá acompañarse de los estudios y documentos que correspondan. c) El Secretario del Trabajo y Previsión Social, dentro de los cinco días siguientes a la fecha en que reciba la solicitud correspondiente y previa certificación de la mayoría a que se refiere el inciso a) de este artículo, la hará llegar al Presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos con los estudios y documentos que la acompañen.
5 7 1 . En la fijación de los salarios mínimos a que se refiere el primer párrafo del artículo 570 se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Los trabajadores y los patrones dispondrán de un término que vencerá el último de noviembre para presentar los estudios que juzguen convenientes; II. La Dirección Técnica presentará a la consideración del Consejo de Representantes, a más tarde el último día de noviembre, el Informe al que se refiere la fracción V del artículo 562 de esta ley; III. El Consejo de Representantes, durante el mes de Diciembre y antes del último día hábil del mismo mes, dictará resolución en la que fije los salarios mínimos, después de estudiar el informe de la Dirección Técnica, y las opiniones, estudios e investigaciones presentadas por los trabajadores y los patrones. Para tal efecto podrá realizar directamente las investigaciones y estudios que juzgue convenientes y solicitar a la Dirección Técnica información complementaria; IV. La Comisión Nacional expresará en su resolución los fundamentos que la justifiquen; y V. Dictada la resolución, el Presidente de la Comisión ordenará su publicación en el Diario Oficial de la Federación la que deberá hacerse a más tardar el treinta y uno de Diciembre.
A R T Í C U L O A R T Í C U L O 5 7 2

. (Se deroga).

5 7 3 . En la revisión de los salarios mínimos a la que se refiere el segundo párrafo del artículo 570 de la ley se observarán los siguientes procedimientos:

I. El Presidente de la Comisión Nacional, dentro de los tres días siguientes a la fecha en que haya recibido la solicitud del Secretario del Trabajo y Previsión Social, o en su caso la que le hayan presentado las organizaciones de trabajadores o los patrones, convocará al Consejo de Representantes para estudiar la solicitud y

351
decidir si los fundamentos que la apoyan son suficientes para iniciar el proceso de revisión. Si la resolución es en sentido afirmativo ordenará a la Dirección Técnica la preparación de un informe que considere el movimiento de los precios y sus repercusiones en el poder adquisitivo de los salarios mínimos; así como los datos más significativos de la situación económica nacional para que el Consejo de Representantes pueda disponer de la información necesaria para revisar los salarios mínimos vigentes y fijar, en su caso, los que deben establecerse. Si su resolución es negativa la pondrá en conocimiento del Secretario del Trabajo y Previsión Social; II. La Dirección Técnica dispondrá de un término de cinco días, a partir de la fecha en que hubiera sido instruida por el Presidente de la Comisión Nacional, para elaborar el informe a que se refiere la fracción anterior y hacerlo llegar al Consejo de Representantes por conducto del Presidente de la Comisión; III. El Consejo de Representantes, dentro de los tres días siguientes a la fecha en que reciba el informe de la Dirección Técnica dictará la resolución que corresponda fijando, en su caso, los salarios mínimos que deban establecerse; IV. La resolución de la Comisión Nacional establecerá la fecha en que deba iniciarse la vigencia de los nuevos salarios mínimos que se fijen, la cual no podrá ser posterior a diez días contados a partir de la fecha en que se emita la resolución; y V. El Presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos ordenará la publicación de la Resolución en el Diario Oficial de la Federación dentro de los tres días siguientes a la fecha en que se haya emitido
5 7 4 . En los procedimientos a que se refiere este Capítulo se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Para que pueda sesionar el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional será necesario que ocurra el cincuenta y uno por ciento del total de sus miembros, por lo menos; II. Si uno o más representantes de los trabajadores o de los patrones deja de concurrir a alguna sesión, se llamará a los suplentes, si éstos no concurren a la sesión para la que fueron llamados, el Presidente de la Comisión dará cuenta al Secretario del Trabajo y Previsión Social para que haga la designación de la persona o personas que deban integrar la Comisión en sustitución de los faltistas; III. Las decisiones se tomarán por mayoría de votos de los miembros presentes. En caso de empate, los votos de los ausentes se sumaran al del Presidente de la Comisión; y IV. De cada sesión se levantará un acta, donde suscribirán el Presidente y el Secretario.

352

CAPITULO IX COMISION NACIONAL PARA LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS EMPRESAS
5 7 5 . La Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas se integrará y funcionará para determinar el porcentaje correspondiente y para proceder a su revisión, de conformidad con lo dispuesto en este capítulo. A R T Í C U L O 5 7 6 . La Comisión funcionará con un Presidente, un Consejo de Representantes y una Dirección Técnica. A R T Í C U L O 5 7 7 . El Presidente de la Comisión será nombrado por el Presidente de la República y deberá satisfacer los requisitos señalados en el artículo 552. A R T Í C U L O 5 7 8 . El Presidente de la Comisión tiene los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Someter al Consejo de Representantes el plan de trabajo de la Dirección Técnica, que debe comprender todos los estudios e investigaciones necesarias y apropiados para conocer las condiciones generales de la economía nacional; II. Reunirse con el Director y Asesores Técnicos, una vez al mes, por lo menos, y vigilar el desarrollo del plan de trabajo; III. Informar periódicamente al Secretario del Trabajo y Previsión Social de las actividades de la Comisión; IV. Citar y presidir las sesiones del Consejo de Representantes; y V. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 7 9

. El Consejo de Representantes se integrará:

I. Con la representación del gobierno, compuesta del Presidente de la Comisión, que será también el Presidente del Consejo y que tendrá el voto del gobierno, y de dos asesores, con voz informativa, designados por el Secretario del Trabajo y Previsión Social; y II. Con un número igual, no menor de dos ni mayor de cinco, de representantes propietarios y suplentes de los trabajadores sindicalizados y de los patrones, designados de conformidad con la convocatoria que al efecto expida la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Si los trabajadores y los patrones no hacen la

353
designación de representantes, la misma Secretaría hará las designaciones correspondientes, que deberán recaer en trabajadores o patrones.
5 8 0 . Los representantes asesores a que se refiere la fracción I del artículo anterior, deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo 555. A R T Í C U L O

Los representantes de los trabajadores y de los patrones a que se refiere la fracción II del artículo anterior, deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo 556.
5 8 1 . El Consejo de Representantes tiene los deberes y atribuciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Determinar, dentro de los quince días siguientes a su instalación, su forma de trabajo y la frecuencia de las sesiones, II. Aprobar el plan de trabajo de la Dirección Técnica y solicitar de la misma que efectúe investigaciones y estudios complementarios; III. Practicar y realizar directamente las investigaciones y estudios que juzgue conveniente para el mejor cumplimiento de su función; IV. Solicitar directamente, cuando lo juzgue conveniente, los informes y estudios a que se refiere el artículo 584, fracción II; V. Solicitar la opinión de las asociaciones de trabajadores y patrones; VI. Recibir las sugerencias y estudios que le presenten los trabajadores y los patrones; VII. Designar una o varias comisiones o técnicos para que practiquen investigaciones y realicen estudios especiales; VIII. Allegarse todos los demás elementos que juzgue necesarios o apropiados; IX. Determinar y revisar el porcentaje que deba corresponder a los trabajadores en las utilidades de las empresas; y X. Los demás que le confieran las leyes. Artículo 582. La Dirección Técnica se integrará: I. Con un Director, nombrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; II. Con el número de asesores técnicos que nombre la misma Secretaría; y III. Con un número igual, determinado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de Asesores Técnicos Auxiliares, designados por los representantes de los trabajadores y de los patrones. Estos asesores disfrutarán, con cargo al

354
Presupuesto de Egresos de la Federación, de la misma retribución que se pague a los nombrados por la Secretaría.
5 8 3 . El Director, los Asesores Técnicos y los Asesores Técnicos Auxiliares, deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo 560. Es aplicable a los Asesores auxiliares lo dispuesto en el artículo 559. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 5 8 4

. La Dirección Técnica tiene los deberes y atribuciones

siguientes: I. Practicar las investigaciones y realizar los estudios previstos en el plan de trabajo aprobado por el Consejo de Representantes y los que posteriormente se le encomienden; II. Solicitar toda clase de informes y estudios de las instituciones oficiales, federales o estatales y de las particulares que se ocupen de problemas económicos, tales como los institutos de investigaciones sociales y económicas, las organizaciones sindicales, las cámaras de comercio, las de industria y otras instituciones semejantes. III. Recibir y considerar los estudios, informes y sugerencias que le presenten los trabajadores y los patrones; IV. Allegarse todos los demás elementos que juzgue necesarios o apropiados; V. Preparar un informe, que debe contener los resultados de las investigaciones y estudios efectuados y un resumen de las sugerencias y estudios de los trabajadores y patrones y someterlo a la consideración del Consejo de Representantes; y VI. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 8 5

. El Director Técnico tiene los deberes y atribuciones

siguientes: I. Coordinar los trabajos de los Asesores; II. Informar periódicamente al Presidente de la Comisión y al Consejo de Representantes, del estado de los trabajos y sugerir se lleven a cabo investigaciones y estudios complementarios; III. Actuar como Secretario del Consejo de Representantes; y IV. Los demás que le confieran las leyes.
A R T Í C U L O 5 8 6

. En el funcionamiento de la Comisión se observarán las

normas siguientes:

355
I. El Presidente publicará un aviso en el Diario Oficial, concediendo a los trabajadores y a los patrones un término de tres meses para que presenten sugerencias y estudios, acompañados de las pruebas y documentos correspondientes; II. La Comisión dispondrá del término de ocho meses para que la Dirección Técnica desarrolle el plan de trabajo aprobado por el Consejo de Representantes y para que éste cumpla las atribuciones señaladas en el artículo 581, fracciones III a VIII; III. El Consejo de Representantes dictará la resolución dentro del mes siguiente; IV. La resolución expresará los fundamentos que la justifiquen. El Consejo de Representantes tomará en consideración lo dispuesto en el artículo 118, el informe de la Dirección Técnica, las investigaciones y estudios que hubiese efectuado y las sugerencias y estudios presentados por los trabajadores y los patrones; V. La resolución fijará el porcentaje que deba corresponder a los trabajadores sobre la renta gravable, sin hacer ninguna deducción ni establecer diferencias entre las empresas; y VI. El Presidente ordenará se publique la resolución en el Diario Oficial de la Federación, dentro de los cinco días siguientes.
A R T Í C U L O 5 8 7

. Para la revisión del porcentaje, la Comisión se reunirá:

I. Por convocatoria expedida por el Secretario del Trabajo y Previsión Social, cuando existan estudios e investigaciones que lo justifiquen; y II. A solicitud de los sindicatos, federaciones o confederaciones de trabajadores o de los patrones, previo cumplimiento de los requisitos siguientes: a) La solicitud deberá presentarse a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por los sindicatos, federaciones o confederaciones que representen el cincuenta y uno por ciento de los trabajadores sindicalizados, por lo menos, o por los patrones que tengan a su servicio dicho porcentaje de trabajadores. b) La solicitud contendrá una exposición de las causas y fundamentos que la justifiquen e irá acompañada de los estudios y documentos correspondientes. c) La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, dentro de los noventa días siguientes, verificará el requisito de la mayoría. d) Verificado dicho requisito, la misma Secretaría, dentro de los treinta días siguientes, convocará a los trabajadores y patrones para la elección de sus representantes.

356
A R T Í C U L O 5 8 8

. En el procedimiento de revisión se observarán las normas

siguientes: I. El Consejo de Representantes estudiará la solicitud y decidirá si los fundamentos que la apoyan son suficientes para iniciar el procedimiento de revisión. Si su resolución es negativa, la pondrá en conocimiento del Secretario del Trabajo y Previsión Social y se disolverá; y II. Las atribuciones y deberes del Presidente, del Consejo de Representantes y de la Dirección Técnica, así como el funcionamiento de la Comisión, se ajustarán a las disposiciones de este capítulo.
5 8 9 . Los sindicatos, federaciones y confederaciones de trabajadores o los patrones, no podrán presentar una nueva solicitud de revisión, sino después de transcurridos diez años de la fecha en que hubiese sido desechada o resuelta la solicitud. A R T Í C U L O 5 9 0 . En los procedimientos a que se refiere este capítulo se observarán las normas contenidas en el artículo 574. A R T Í C U L O

CAPITULO X JUNTAS FEDERALES DE CONCILIACION
A R T Í C U L O 5 9 1

. Las Juntas Federales de Conciliación tendrán las funciones

siguientes: I. Actuar como instancia conciliatoria potestativa para los trabajadores y los patrones; II. Actuar como Juntas de Conciliación y Arbitraje, cuando se trate de conflictos a que se refiere el artículo 600, fracción IV; y III. Las demás que le confieran las leyes.
5 9 2 . Las Juntas Federales de Conciliación funcionarán permanentemente y tendrán la jurisdicción territorial que les asigne la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. No funcionarán estas Juntas en los lugares en que está instalada la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O

Cuando la importancia y el volumen de los conflictos de trabajo en una demarcación territorial no amerite el funcionamiento de una Junta permanente, funcionará una accidental.
5 9 3 . Las Juntas Federales de Conciliación Permanente se integrarán con un Representante del gobierno, nombrado por la Secretaría del A R T Í C U L O

357
Trabajo y Previsión Social, que fungirá como Presidente y con un representante de los trabajadores sindicalizados y uno de los patrones, designados de conformidad con la convocatoria que al efecto expida la misma Secretaría. Sólo a falta de trabajadores sindicalizados la elección se hará por los trabajadores libres.
5 9 4 . Por cada representante propietario de los trabajadores y de los patrones se designará un suplente. A R T Í C U L O 5 9 5 . Las Juntas Federales de Conciliación Accidentales se integrarán y funcionarán cada vez que sea necesario, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo IV del Título Catorce. A R T Í C U L O 5 9 6 . Para ser presidente de la Junta de Permanente se requiere: A R T Í C U L O

Conciliación

I.. Ser mexicano, mayor de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Haber terminado la educación secundaria; III. Demostrar conocimientos suficientes de derecho del trabajo y de la seguridad social; IV. No pertenecer a las organizaciones de trabajadores o de patrones; V. No pertenecer al estado eclesiástico; VI. No haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 9 7 . Los Presidentes de las Juntas Federales de Conciliación Accidentales deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo anterior, fracciones I, IV, V y VI y haber terminado la educación obligatoria. A R T Í C U L O 5 9 8 . Los representantes de los trabajadores y de los patrones deberán satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

I. Ser mexicanos, mayores de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Haber terminado la educación obligatoria; III. No pertenecer al estado eclesiástico; y IV. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
5 9 9 . No podrán se representantes de los trabajadores o de los patrones en las Juntas Federales de Conciliación: A R T Í C U L O

358
I. En las Permanentes, los directores, gerentes o administradores de las empresas y los miembros de la directiva de los sindicatos de las ramas de la industria representadas en las Juntas; y II. En las Accidentales, los directores, gerentes o administradores de las empresas y los miembros de la directiva de los sindicatos afectados.
6 0 0 . Las Juntas Federales de Conciliación tienen las facultades y obligaciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Procurar un arreglo conciliatorio de los conflictos de trabajo; II. Recibir las pruebas que los trabajadores o los patrones juzguen conveniente rendir ante ellas, en relación con las acciones y excepciones que pretendan deducir ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. El término para la recepción de las pruebas no podrá exceder de diez días. Terminada la recepción de las pruebas o transcurrido el término a que se refiere el párrafo anterior, la Junta remitirá el expediente a la Junta Especial de la jurisdicción territorial a que esté asignada si la hubiere, y si no, a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; III. Recibir las demandas que les sean presentadas, remitiéndolas a la Junta Especial de la jurisdicción territorial a que esté asignada si la hubiere, y si no a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; IV. Actuar como Juntas de Conciliación y Arbitraje para conocer y resolver los conflictos que tengan por objeto el cobro de prestaciones cuyo monto no exceda del importe de tres meses de salario; V. Cumplimentar los exhortos y practicar las diligencias que les encomienden otras Juntas Federales o Locales de Conciliación y las Juntas Federales y Locales del Conciliación y Arbitraje; VI. Denunciar ante el Ministerio Público al patrón de una negociación industrial, agrícola, minera, comercial o de servicios que haya dejado de pagar el salario mínimo general a uno o varios de sus trabajadores; y VII. De ser procedente, aprobarlos convenios que les sean sometidos por las partes; VIII. Las demás que les confieran las leyes.

359

CAPITULO XI JUNTAS LOCALES DE CONCILIACION
6 0 1 . En las Entidades Federativas funcionarán Juntas Locales de Conciliación, que se instalarán en los Municipios o zonas económicas que determine el Gobernador. A R T Í C U L O 6 0 2 . No funcionarán las Juntas de Conciliación en los Municipios o zonas económicas en que estén instaladas Juntas de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O 6 0 3 . Son aplicables a las Juntas Locales de Conciliación las disposiciones contenidas en el capítulo anterior. Las atribuciones asignadas a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se ejercerán por los Gobiernos de los Estados y Territorios. A R T Í C U L O

CAPITULO XII JUNTA FEDERAL DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE
6 0 4 . Corresponde a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje el conocimiento y resolución de los conflictos de trabajo que se susciten entre trabajadores y patrones, sólo entre aquellos o sólo entre éstos, derivados de las relaciones de trabajo o de hechos íntimamente relacionados con ellas, salvo lo dispuesto en el artículo 600 fracción IV.319 A R T Í C U L O 6 0 5 . La Junta se integrará con un representante del gobierno y con representantes de los trabajadores y de los patrones designados por ramas de la industria o de otras actividades, de conformidad con la clasificación y convocatoria que expida la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Habrá uno o varios secretarios generales según se juzgue conveniente. A R T Í C U L O

Como atinadamente lo refiere Cavazos Flores en su libro Nueva Ley Federal del Trabajo tematizada y sistematizada, editorial Trillas, México 1994 página 406, los conflictos de trabajo, atendiendo a las personas que en ellos intervienen, pueden ser; entre trabajadores, entre patrones, entre patrones y trabajadores, entre sindicatos, entre sindicatos y sus propios miembros y entre sindicatos y terceras personas.
319

360
6 0 6 . La Junta funcionará en Pleno o en Juntas Especiales, de conformidad con la clasificación de las ramas de la industria y de las actividades a que se refiere el artículo anterior. A R T Í C U L O

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuando lo requieran las necesidades del trabajo y del capital, podrá establecer Juntas Especiales, fijando el lugar de su residencia y su competencia territorial. Las Juntas Especiales establecidas fuera de la capital de la República conforme al párrafo anterior, quedarán integradas en su funcionamiento y régimen jurídico a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, correspondiéndoles el conocimiento y resolución de los conflictos de trabajo en todas las ramas de la industria y actividades de la competencia federal, comprendidas en la jurisdicción territorial que se les asigne, con excepción de los conflictos colectivos, sin perjuicio del derecho del trabajador, cuando así convenga a sus intereses, a concurrir directamente a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. 320
6 0 7 . El Pleno se integrará con el Presidente de la Junta y con la totalidad de los representantes de los trabajadores y de los patrones. A R T Í C U L O 6 0 8 . Cuando un conflicto afecte a dos o más ramas de la industria o de las actividades representadas en la Junta, ésta se integrará con el Presidente de la misma y con los respectivos representantes de los trabajadores y de los patrones. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 6 0 9

. Las Juntas Especiales se integrarán:

I. Con el Presidente de la Junta, cuando se trate de conflictos colectivos, o con el Presidente de la Junta Especial en los demás casos; y II. Con los respectivos representantes de los trabajadores y de los patrones.
6 1 0 . Durante la tramitación de los juicios, hasta formular el dictamen a que se refieren los artículos 771 y 808, el Presidente de la Junta y los de las Juntas Especiales serán substituidos por Auxiliares, pero intervendrán personalmente en la votación de las resoluciones siguientes: A R T Í C U L O

320

Juntas especiales en la República Mexicana

1 al 16 Ciudad de México, 17 y 18 Guadalajara, Jalisco; 19 y 20 Guadalupe, Nuevo León; 21 Mérida, Yucatán; 22 Xalapa, Veracruz; 23 Hermosillo, Sonora; 24 Aguascalientes, Ags.; 25 Saltillo, Coahuila; 26 Chihuahua, Chih.; 27 Durango, Dgo.; 28 Guanajuato, Gto.; 29 Toluca, México; 30 Morelia, Michoacán; 31 Cuernavaca, Morelos; 32 Oaxaca, Oax.; 33 Puebla, Pue.; 34 San Luis Potosí, SLP; 35 Culiacán, Sinaloa; 36 Villahermosa, Tabasco; 37 Ciudad Victoria, Tamaulipas; 38 Coatzacoalcos, Veracruz; 39 Tampico, Tamaulipas; 40 Ensenada, Baja California; 41 Parral, Chihuahua; 42 Torreón Coahuila; 43 Acapulco, Guerrero; 44 Poza Rica, Veracruz; 45 Veracruz, Veracruz.

361

I. Competencia; II. Nulidad de actuaciones; III. Substitución de patrón; IV. En los casos del artículo 727; y V. Cuando se trate de conflictos colectivos de naturaleza económica, en la que designe perito y en la que ordene la práctica de las diligencias a que se refiere el artículo 806.
6 1 1 . En el Pleno y en las Juntas Especiales habrá el número de Auxiliares que se juzgue conveniente, a fin de que la administración de la justicia del trabajo sea expedita. A R T Í C U L O 6 1 2 . El Presidente de la Junta será nombrado por el Presidente de la República, percibirá los mismos emolumentos que correspondan a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y deberá satisfacer los requisitos siguientes: A R T Í C U L O

I. Ser mexicano, mayor de veinticinco años y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Tener título legalmente expedido de licenciado en derecho; III. Tener cinco años de ejercicio profesional, posteriores a la fecha de adquisición del título a que se refiere la fracción anterior, por lo menos; IV. Haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo y de la seguridad social; V. No pertenecer al estado eclesiástico; y VI. No haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal.
6 1 3 . El Presidente de la Junta será substituido en sus faltas temporales y en las definitivas, entre tanto se hace nuevo nombramiento, por el Secretario General de mayor antigüedad. A R T Í C U L O 6 1 4 . El Pleno de la Junta de Conciliación y Arbitraje tiene las facultades y obligaciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Expedir el Reglamento Interior de la Junta y el de las Juntas de Conciliación; II. Conocer y resolver los conflictos de trabajo cuando afecten a la totalidad de las ramas de la industria y de las actividades representadas en la Junta;

362

III. Conocer del recurso de revisión interpuesto en contra de las resoluciones dictadas por el Presidente de la Junta en la ejecución de los laudos del Pleno; IV. Uniformar los criterios de resolución de la Junta, cuando las Juntas Especiales sustent en tesis contradictorias; V. Cuidar que se integren y funcionen debidamente las Juntas de Conciliación y girar las instrucciones que juzgue conveniente para su mejor funcionamiento; VI. Informar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de las deficiencias que observe en el funcionamiento de la Junta y sugerir las medidas que convenga dictar para corregirlas; y VII. Las demás que le confieran las leyes.
6 1 5 . Para uniformar el criterio de resolución de las Juntas Especiales se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. El Pleno se reunirá en sesión especial, no pudiendo ocuparse de ningún otro asunto; II. Para que pueda sesionar el Pleno, se requiere la presencia de las dos terceras partes del total de sus miembros, por lo menos; III. Los Presidentes de las Juntas Especiales serán citados a la sesión y tendrán voz informativa; IV. Las resoluciones del pleno deberán ser aprobadas por el cincuenta y uno por ciento del total de los miembros que lo integran, por lo menos; V. Las decisiones del Pleno que uniformen el criterio de resolución serán obligatorias para todas las Juntas Especiales; VI. Las mismas resoluciones podrán revisarse en cualquier tiempo a solicitud del cincuenta y uno por ciento de los representantes de los trabajadores o de los patrones, del cincuenta y uno por ciento de los Presidentes de las Juntas Especiales o del Presidente de la Junta; y VII. El pleno publicará un boletín cada tres meses, por lo menos, con el criterio uniformado y con los laudos del Pleno y de las Juntas Especiales que juzgue conveniente.
A R T Í C U L O 6 1 6

. Las Juntas Especiales tienen las facultades y obligaciones

siguientes:

363
I. Conocer y resolver los conflictos de trabajo que se susciten en las ramas de la industria o de las actividades representadas en ellas; II. Conocer y resolver los conflictos a que se refiere el artículo 600, fracción IV, que se susciten en el lugar en que se encuentren instaladas; III. Practicar la investigación y dictar las resoluciones a que se refiere el artículo 503; IV. Conocer del recurso de revisión interpuesto en contra de las resoluciones del Presidente en ejecución de los laudos; V. Recibir en depósito los contratos colectivos y los reglamentos interiores de trabajo. Decretado el depósito se remitirá el expediente al archivo de la Junta; y VI. Las demás que le confieran las leyes.

6 1 7 . El Presidente de la Junta tiene las facultades y obligaciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Cuidar del orden y de la disciplina del personal de la Junta; II. Presidir el Pleno; III. Presidir las Juntas Especiales en los casos de los artículos 608 y 609, fracción I; IV. Ejecutar los laudos dictados por el Pleno y por las Juntas Especiales en los casos señalados en la fracción anterior; V. Revisar los actos de los Actuarios en la ejecución de los laudos que le corresponda ejecutar, a solicitud de cualquiera de las partes; VI. Cumplimentar los exhortos o turnarlos a los Presidentes de las Juntas Especiales; VII. Rendir los informes en los amparos que se interpongan en contra de los laudos y resoluciones dictadas por el Pleno y por las Juntas Especiales que presida; y VIII. Las demás que le confieran las leyes.
6 1 8 . Los Presidentes de las Juntas Especiales tienen las obligaciones y facultades siguientes: A R T Í C U L O

364

I. Cuidar del orden y de la disciplina del personal de la Junta Especial; II. Ejecutar los laudos dictados por la Junta Especial; III. Conocer y resolver las providencias cautelares; IV. Revisar los actos de los Actuarios en la ejecución de los laudos y de las providencias cautelares, a solicitud de cualquiera de las partes; V. Cumplimentar los exhortos que le sean turnados por el Presidente de la Junta; VI. Rendir los informes en los amparos que se interpongan en contra de los laudos y resoluciones dictados por la Junta Especial; VII. Informar al Presidente de la Junta de las deficiencias que observen en su funcionamiento y sugerir las medidas que convenga dictar para corregirlas; y VIII. Las demás que les confieran las leyes.
6 1 9 . Los Secretarios Generales de la Junta tienen las facultades y obligaciones siguientes: A R T Í C U L O

I. Actuar como Secretarios del Pleno; II. Cuidar de los archivos de la Junta; y III. Las demás que les confiera esta ley.
6 2 0 . Para el funcionamiento del Pleno y de las Juntas Especiales se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. En el Pleno se requiere la presencia del Presidente de la Junta y del cincuenta por ciento de los representantes, por lo menos. En caso de empate, los votos de los ausentes se sumarán al del Presidente; II. En las Juntas Especiales se observarán las normas siguientes: a) Durante la tramitación de los conflictos individuales y de los colectivos de naturaleza jurídica, bastará la presencia de su Presidente o del Auxiliar, quien llevará adelante la audiencia, hasta su terminación. Si están presentes uno o varios de los representantes, las resoluciones se tomarán por mayoría de votos. Si no está presente ninguno de los representantes, el Presidente o el Auxiliar dictará las resoluciones que procedan, salvo que se trate de las que versen sobre personalidad, competencia, aceptación de pruebas, desistimiento de la acción a

365
que se refiere el artículo 726 y substitución del patrón 321. El mismo Presidente acordará se cite a los representantes a una audiencia para la resolución de dichas cuestiones y si ninguno concurre, dictará la resolución que proceda. 322 b) La audiencia de discusión y votación del laudo se regirá por lo dispuesto en la fracción siguiente. c) Cuando se trate de conflictos colectivos de naturaleza económica, además del Presidente se requiere la presencia de uno de los representantes, por lo menos. d) En los casos de empate, el voto del o de los representantes ausentes se sumará al del Presidente o al del Auxiliar; III. Para la audiencia de discusión y votación del laudo, será necesaria la presencia del Presidente o Presidente Especial y del cincuenta por ciento de los representantes de los trabajadores y de los patrones, por lo menos. Si concurre menos del cincuenta por ciento, el Presidente señalará nuevo día y hora para que se celebre la audiencia; si tampoco se reúne la mayoría, se citará a los suplentes, quedando excluidos los faltistas del conocimiento del negocio. Si tampoco concurren los suplentes, el Presidente de la Junta o el de la Junta Especial, dará cuenta al Secretario del Trabajo y Previsión Social, para que designe las personas que los substituyan. En caso de empate, los votos de los ausentes se sumarán al del Presidente. Resulta innecesaria la presencia de la totalidad de los integrantes de la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje si se trata de una diligencia referente al desahogo de pruebas, en razón de que de conformidad con lo dispuesto por el artículo 620, fracción II, inciso a) de la Ley Federal del Trabajo, para el funcionamiento de la Junta responsable, tratándose de conflictos individuales y de los colectivos de naturaleza jurídica, bastará la presencia de su presidente o del auxiliar, quien llevará adelante la audiencia hasta su terminación, excepto que se trate de cuestiones que versen sobre personalidad, competencia, aceptación de pruebas, desistimiento de la acción y substitución de patrón, por tanto, si no se actualiza ninguna de estas hipótesis, no es necesaria la presencia de la totalidad de los integrantes de la Junta en comento.
321

Una correcta interpretación de los preceptos 620, fracción II, inciso a), 721 y 839 de la Ley Federal del Trabajo, permite concluir que se suprime la presencia obligatoria de los representantes del trabajo y el capital en la mayor parte de los trámites ante las Juntas Especiales. Señalando que si no está presente ninguno de los representantes, el presidente o auxiliar dictará las resoluciones que procedan, salvo que se trate de las que versan sobre personalidad, competencia, aceptación de pruebas, desistimiento de la acción y sustitución de patrón; en estos casos, el presidente mandará citar a los representantes a una audiencia en que se deberán resolver tales cuestiones y, si no concurren, por sí solo dictará la resolución que proceda. Al concluir cada audiencia deberá levantarse un acta, exponiendo los puntos que fueron tratados en la misma y tales actas deberán ser firmadas por las personas que intervinieron y autorizadas por el secretario. Asimismo, que las resoluciones que se dicten se toman por mayoría de votos de los representantes, los que en caso de no firmarlas se entiende su consentimiento con aquéllas, en los términos del artículo 721. Por lo que es de concluirse que la ausencia de firmas de los representantes en acuerdos de trámite no causa ningún perjuicio y, por ende, no puede alegarse como violación procesal.
322

366

CAPITULO XIII JUNTAS LOCALES DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE
6 2 1 . Las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje funcionarán en cada una de las Entidades Federativas. Les corresponde el conocimiento y resolución de los conflictos de trabajo que no sean de la competencia de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. A R T Í C U L O 6 2 2 . El Gobernador del Estado o el Jefe del Departamento del Distrito Federal, cuando lo requieran las necesidades del trabajo y del capital, podrá establecer una o más Juntas de Conciliación y Arbitraje fijando el lugar de su residencia y su competencia territorial. A R T Í C U L O 6 2 3 . La integración y funcionamiento de las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje se regirán por las disposiciones contenidas en el capítulo anterior. Las facultades del Presidente de la República y del Secretario del Trabajo y Previsión Social se ejercerán por los Gobernadores de los Estados y en el caso del Distrito Federal, por el propio Presidente de la República y por el Jefe del Departamento del Distrito Federal, respectivamente. A R T Í C U L O 6 2 4 . El Presidente de la Junta del Distrito Federal percibirá los mismos emolumentos que correspondan al Presidente del Tribunal Superior de Justicia. A R T Í C U L O

TITULO DUODECIMO PERSONAL JURÍDICO DE LAS JUNTAS DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE
6 2 5 . El personal de las Juntas de Conciliación y Arbitraje se compondrá de Actuarios, Secretarios, Auxiliares, Secretarios Generales y Presidentes de la Junta Especial. La Secretaría del trabajo y Previsión Socia], los gobernadores de las Entidades Federativas y el Jefe del Departamento del Distrito Federal, determinarán el número de personas de que habrá de componerse cada Junta. A R T Í C U L O

A R T Í C U L O

6 2 6

. los actuarios deberán satisfacer los requisitos siguientes:

367

I. Ser mexicanos, mayores de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Haber terminado el tercer año o el sexto semestre de la carrera de licenciado en derecho, por lo menos; III. No pertenecer al estado eclesiástico; v IV. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal. . Los secretarios deberán satisfacer los requisitos

A R T I C U L O

6 2 7

siguientes: I. Ser mexicanos, mayores de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Tener título legalmente expedido de licenciado en derecho y haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo; III. No pertenecer al estado eclesiástico; y IV, No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
A R T Í C U L O 6 2 8

. Los Auxiliares deberán satisfacer los requisitos siguientes:

I. Ser mexicanos, mayores de veinticinco años y estar en pleno ejercicio de sus derechos; II. Tener título legalmente expedido de licenciado en derecho; III. Tener tres años de ejercicio profesional posteriores a la obtención del título de licenciado en derecho, por lo menos, y haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo; IV. No pertenecer al estado eclesiástico; y V. No haber sido condenados por delito intencional sancionado con pena corporal.
6 2 9 . Los Secretarios Generales deberán satisfacer los requisitos señalados en las fracciones I, II, IV y V del artículo anterior, y tener cinco años de ejercicio profesional, posteriores a la obtención del título de licenciado en derecho, por lo menos, y haberse distinguido en estudios de derecho del trabajo. A R T Í C U L O 6 3 0 . Los Presidentes de las Juntas Especiales deberán satisfacer los requisitos señalados en el artículo anterior. A R T Í C U L O 6 3 1 . Los presidentes de las Juntas Especiales de la Federal de Conciliación y Arbitraje percibirán los mismos emolumentos que correspondan a los Magistrados de Circuit o, y los de la Junta de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal los que correspondan a los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. A R T Í C U L O 6 3 2 . Los Actuarios, Secretarios, Auxiliares y Presidentes de las Juntas Especiales no podrán ejercer la profesión de abogados en asuntos de trabajo. A R T Í C U L O

368
6 3 3 . Los Presidentes de las Juntas Especiales serán nombrados cada seis años por el Secretario del Trabajo y Previsión Social, por el Gobernador del Estado o Territorio, o por el Jefe del Departamento del Distrito Federal. A R T Í C U L O 6 3 4 . Los nombramientos de los Presidentes de las Juntas Especiales podrán ser confirmados una o más veces. A R T Í C U L O 6 3 5 . Los Presidentes de las Juntas Especiales serán sustituidos en sus faltas temporales y en las definitivas, entre tanto se hace nuevo nombramiento por el Auxiliar que esté conociendo del negocio. A R T Í C U L O 6 3 6 . El incumplimiento de las obligaciones del personal jurídico de las Juntas, que no constituya una causa de destitución, se sancionará con amonestación o suspensión del cargo hasta por tres meses. A R T Í C U L O 6 3 7 . En la imposición de las sanciones a que se refiere el artículo anterior se observarán las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. El Presidente de la Junta practicará una investigación con audiencia del interesado, e impondrá la sanción que corresponda a los Actuarios, Secretarios y Auxiliares; y II. Cuando se trate de los Presidentes de las Juntas Especiales, el Presidente de la Junta dará cuenta al Secretario del Trabajo y Previsión Social, al Gobernador del Estado o al Jefe del Departamento del Distrito Federal, quienes después de oír al interesado, dictarán la resolución correspondiente.
6 3 8 . Para imponer las sanciones se tomarán en consideración las circunstancias del caso y los antecedentes del funcionario. A R T Í C U L O 6 3 9 . La imposición de una sanción produce el efecto de inhibir al funcionario en el conocimiento del negocio en que se hubiese cometido la falta. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 6 4 0

. Son faltas especiales de los Actuarios:

I. No hacer las notificaciones de conformidad con las disposiciones de esta Ley; II. No notificar oportunamente ente a las partes, salvo causa justificada; III. No practicar oportunamente las diligencias salvo causa justificada; IV. Hacer constar hechos falsos en las actas que levanten en ejercicio de sus funciones; V. No devolver los expedientes inmediatamente después de practicar las diligencias; y VI. Las demás que establezcan las leyes.
A R T Í C U L O 6 4 1

. Son faltas especiales de los Secretarios:

I. Retardar la tramitación de un negocio sin causa justificada; II. No dar cuenta oportunamente a la Junta de las promociones; III. No dar cuenta inmediata al Presidente de los depósitos hechos por las partes;

369
IV. No autorizar las diligencias en que intervengan o no hacer las certificaciones que les corresponda; V. Dar fe de hechos falsos; VI. Entregar algún expediente a los representantes de los trabajadores o de los patrones, sin exigir el recibo correspondiente; VII. No requerir oportunamente a los representantes para que firmen las resoluciones; VIII. Ni informar oportunamente al Presidente de los hechos a que se refiere la fracción anterior; IX. No levantar las actas de las diligencias en que intervengan o asentar en ellas hechos falsos; X. No engrosar los laudos dentro del término señalado en esta Ley; XI. Engrosar los laudos en términos distintos a los consignados en la votación; y XII. Las demás que establezcan las leyes.
A R T Í C U L O 6 4 2

. Son faltas especiales de los Auxiliares.

I. Conocer de un negocio para el que se encuentren impedidos de conformidad con las disposiciones de esta Ley; II. Retardar la tramitación de un negocio; III. Votar una resolución notoriamente ilegal o injusta; IV. No informar oportunamente al Presidente de la Junta Especial de la conducta irregular o delictuosa de alguno de los representantes de los trabajadores o de los patrones; y V. Las demás que establezcan las leyes.
A R T Í C U L O 6 4 3 6 4 3

. Son faltas especiales de los Presidentes de las Juntas

especiales; I. Los casos señalados en las fracciones I, II y III del artículo anterior; II. No proveer oportunamente a la ejecución de los laudos; III. No informar oportunamente al Presidente de la Junta de la conducta irregular o delictuosa de alguno de los representantes de los trabajadores o de los patrones ante la Junta Especial que presidan; IV. No denunciar al Ministerio Público al patrón de una negociación industrial, agrícola, minera, comercial o de servicios que hubiera sido condenado por laudo definitivo al pago del salario mínimo general o las diferencias que aquel hubiese dejado dc cubrir, a uno o varios de sus trabajadores; y V. Las demás que establezcan las leyes.
6 4 4 . Son causas generales de destitución de los Actuarios Secretarios, Auxiliares y Presidentes de las Juntas Especiales; A R T Í C U L O

I. Violar la prohibición del artículo 632; II. Dejar de asistir con frecuencia a la Junta durante las horas de trabajo e incumplir reiteradamente las obligaciones inherentes al cargo; III. Recibir directa o indirectamente cualquier dádiva de las partes; y

370
IV. Cometer cinco faltas, por lo menos, distintas de las causas especiales de destitución, ajuicio de la autoridad que hubiese hecho el nombramiento.
A R T Í C U L O 6 4 5

. Son causas especiales de destitución:

I, De los Actuarios: hacer constar hechos falsos en las actas que levanten en ejercicio de sus funciones; II. De los Secretarios: dar fe de hechos falsos y alterar sustancial o dolosamente los hechos en la redacción de las actas que autoricen. III. De los Auxiliares: a) Conocer de algún negocio para el que se encuentren impedidos, b) Votar una resolución o formular un dictamen notoriamente ilegal o injusto. c) Retener o retardar indebidamente la tramitación de un expediente; y IV. De los Presidentes de las Juntas Especiales: a) Los casos señalados en los incisos a y c de la fracción anterior. b) Votar una resolución notoriamente ilegal o injusta c) No proveer oportunamente a la ejecución de los laudos.
6 4 6 . La destitución del cargo de los Actuarios, Secretarios, Auxiliares y Presidentes de las Juntas Especiales, se decretará por la autoridad que hubiese hecho el nombramiento. A R T Í C U L O 6 4 7 . Las sanciones a que se refiere este título se aplicarán sin perjuicio de la responsabilidad penal. A R T Í C U L O

371

TITULO DECIMOTERCERO REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES 323 Y DE LOS PATRONES
323

CONVENIO (No. 135) RELATIVO A LA PROTECCIÓN Y FACILIDADES QUE DEBEN OTORGARSE A LOS REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES EN LA EMPRESA Conocido como: Convenio sobre los representantes de los trabajadores. Depositario: Organización Internacional del Trabajo. Lugar de adopción: Ginebra, Suiza. Fecha de adopción: 23 de junio de 1971. Vinculación de México: 2 de mayo de 1974. Ratificación. Aprobación del Senado: 13 de noviembre de 1973, según decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de febrero de 1974. Entrada en vigor: 30 de junio de 1973- General. 2 de mayo de 1975- México. Publicación Diario Oficial de la Federación: 21 de enero de 1975. La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 2 de junio de 1971 en su quincuagésima sexta reunión, Teniendo en cuenta las disposiciones del Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949, que protege a los trabajadores contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo, Considerando que es deseable adoptar disposiciones complementarias con respecto a los representantes de los trabajadores, Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la protección y facilidades concedidas a los representantes de los trabajadores en la empresa, cuestión que constituye el quinto punto del orden del día de la reunión, y Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional, Adopta, con fecha veintitrés de junio de mil novecientos setenta y uno, el presente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre los representantes de los trabajadores, 1971: Artículo 1. Los representantes de los trabajadores en la empresa deberán gozar la protección eficaz contra todo acto que pueda perjudicarlos, incluido el despido por razón de su condición de representantes de los trabajadores, de sus actividades como tales, de su afiliación al sindicato, o de su participación en la actividad sindical, siempre que dichos representantes actúen conforme a las leyes, contratos colectivos u otros acuerdos comunes en vigor. Artículo 2. Los representantes de los trabajadores deberán disponer en la empresa de las facilidades apropiadas para permitirles el desempeño rápido y eficaz de sus funciones. 2. A este respecto deberán tenerse en cuenta las características del sistema de relaciones obrero- patronales del país y las necesidades, importancia y posibilidades de la empresa interesada. 3. La concesión de dichas facilidades no deberá perjudicar el funcionamiento eficaz de la empresa interesada. Artículo 3. A los efectos de este Convenio, la expresión "representantes de los trabajadores" comprende las personas reconocidas como tales en virtud de la legislación o la práctica nacionales, ya se trate:

372

a) De representantes sindicales, es decir, representantes nombrados o elegidos por los sindicatos o por los afiliados a ellos; o b) De representantes electos, es decir, representantes libremente elegidos por los trabajadores de la empresa, de conformidad con las disposiciones de la legislación nacional o de los contratos colectivos, y cuyas funciones no se extiendan a actividades que sean reconocidas en el país como prerrogativas exclusivas de los sindicatos. Artículo 4. La legislación nacional, los contratos colectivos, los laudos arbitrales o las decisiones judiciales podrán determinar qué clase o clases de representantes de los trabajadores tendrán derecho a la protección y a las facilidades previstas en el presente Convenio. Artículo 5. Cuando en una misma empresa existan representantes sindicales y representantes electos, habrán de adoptarse medidas apropiadas, si fuese necesario, para garantizar que la existencia de representantes electos no se utilice en menoscabo de la posición de los sindicatos interesados o de sus representantes y para fomentar la colaboración en todo asunto pertinente entre los representantes electos y los sindicatos interesados y sus representantes. Artículo 6. Se podrá dar efecto al presente Convenio mediante la legislación nacional, los contratos colectivos o en cualquier otra forma compatible con la práctica nacional. Artículo 7. Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. Artículo 8. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación. Artículo 9. T odo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo, quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo. Artículo 10. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio. Artículo 11. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes. Artículo 12. Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.

373

CAPITULO I REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES Y DE LOS PATRONES EN LAS JUNTAS FEDERAL Y LOCALES DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE Y EN LAS JUNTAS DE CONCILIACIÓN PERMANENTES
6 4 8 . Los representantes de los trabajadores y de los patrones en las Juntas Federal y Locales de Conciliación y Arbitraje y en las Juntas de Conciliación Permanentes, serán elegidos en convenciones que se organizarán y funcionarán cada seis años de conformidad con las disposiciones de este capítulo. A R T Í C U L O 6 4 9 . Se celebrarán tantas convenciones como Juntas Especiales deban funcionar en la Junta de Conciliación y Arbitraje . A R T Í C U L O 6 5 0 . El día primero de octubre del año par que corresponda, el Secretario del Trabajo y Previsión Social, el Gobernador del Estado o el Jefe del Departamento del Distrito Federal, publicarán en el "Diario Oficial" de la Federación o en el periódico oficial de la Entidad Federativa y en uno de los periódicos de mayor circulación, la convocatoria para la elección de representantes. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 6 5 1

. La convocatoria contendrá:

I. La distribución de las ramas de la industria y de las actividades que deban estar representadas en la Junta; II. La autoridad ante la que deben presentarse los padrones y credenciales; III. El lugar y la fecha de presentación de los documentos a que se refiere la fracción anterior; y IV. El lugar, local, fecha y hora de celebración de las convenciones, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 659.

Artículo 13. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario: a) La ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 9, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor; b) A partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.

374

6 5 2 . Los representantes de los trabajadores serán elegidos en las convenciones por los delegados que previamente se designen, de conformidad con las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Tienen derecho a designar delegados a las convenciones: a) Los sindicatos de trabajadores debidamente registrados. b) Los trabajadores libres que hubiesen prestado servicios a un patrón, por un período no menor de seis meses durante el año anterior a la fecha de la convocatoria, cuando no existan sindicatos registrados; II. Serán considerados miembros de los sindicatos los trabajadores registrados en los mismos, cuando: a) Estén prestando servicios a un patrón. b) Hubiesen prestado servicios a un patrón por un período de seis meses durante el año anterior a la fecha de la convocatoria; III. Los trabajadores libres a que se refiere la fracción I, inciso b), designarán un delegado en cada empresa o establecimiento; y IV. Las credenciales de los delegados serán extendidas por la directiva de los sindicatos o por la que designen los trabajadores libres.
6 5 3 . Los representantes de los patrones serán designados en las convenciones por los mismos patrones o por sus delegados, de conformidad con las normas siguientes: A R T Í C U L O

I. Tienen derecho a participar en la elección: a) Los sindicatos de patrones debidamente registrados, cuyos miembros tengan trabajadores a su servicio. b) Los patrones independientes que tengan trabajadores a su servicio; II. Los sindicatos de patrones designarán un delegado; III. Los patrones independientes podrán concurrir personalmente a la convención o hacerse representar mediante carta poder suscrita por dos testigos y certificada por el Inspector del Trabajo; y IV. Las credenciales de los delegados serán extendidas por la directiva de los sindicatos.

375
6 5 4 . Para los efectos de los artículos precedentes, los trabajadores y patrones formarán los padrones siguientes: A R T Í C U L O

I. Los sindicatos de trabajadores formarán el padrón de sus miembros que satisfagan los requisitos del artículo 652, fracción I, inciso a); II. Los trabajadores libres formarán el padrón de los trabajadores que participen en la designación del delegado; III. Los sindicatos de patrones formarán los padrones de los trabajadores al servicio de sus miembros; y IV. Los patrones independientes formarán los padrones de sus trabajadores.
A R T Í C U L O 6 5 5

. Los padrones contendrán los datos siguientes:

I. Denominaciones y domicilios de los sindicatos de trabajadores y de patrones; II. Nombres, nacionalidad, edad, sexo y empresa o establecimiento en que presten sus servicios; y III. Nombres del patrón o patrones, domicilio y rama de la industria o actividad a que se dediquen.
6 5 6 . Los padrones se presentarán a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al Gobernador del Estado o al Jefe del Departamento del Distrito Federal, el día 20 de octubre del año de la Convocatoria a más tardar. A R T Í C U L O 6 5 7 . Los Inspectores del Trabajo comprobarán y certificarán la exactitud de los padrones. A R T Í C U L O 6 5 8 . Las credenciales deberán registrarse ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o ante las Direcciones o Departamentos del Trabajo de las Entidades Federativas, el día quince de noviembre del año de la elección, a mas tardar. A R T Í C U L O

La autoridad registradora certificará, con vista de los datos del Inspector del Trabajo, el número de votos que corresponda a cada credencial.
6 5 9 . Las convenciones se celebrarán el día cinco de diciembre de los años pares que correspondan, en las capitales de la República, de los Estados, o en el lugar de residencia de la Junta. A R T Í C U L O A R T Í C U L O 6 6 0

. En el funcionamiento de las convenciones se observarán

las normas siguientes: I. Por cada Junta Especial se celebrará una convención de trabajadores y otra de patrones;

376

II. Los delegados y