Está en la página 1de 6

IMPOSTOR

En casa. Durante el desayuno. Están el marido y la mujer.

SPENCE OLHAM
(Quitándose el periódico de la cara) (En el periódico debería poner cosas de guerra y tal)
Necesito unas vacaciones…

MARY
¿Y qué pasa con el proyecto?

SPENCE OLHAM
Ganarán la guerra sin mí. Ya vencimos a los nazis antes, volveremos a hacerlo. ¿Sabes a dónde
me gustaría ir? Al bosque Sutton. Me gustaría volver, de campamento. Si no estuviese tan
ocupado…

MARY
Lo siento, cariño, pero el bosque se quemó hace dos semanas. Un incendio repentino. Fui a
pasear el fin de semana pasado y vi el humo. Luego me enteré por el periódico.

SPENCE OLHAM
¿Incendio repentino? (malhumorado). Estoy seguro de que ni siquiera intentaron averiguar la
causa. Ya nadie se preocupa, solo piensan en la guerra. Cuarto reich por aquí, cuarto reich por
allá.

MARY
¿Cómo se puede pensar en otra cosa? Los medios no paran…

OLHAM
A eso me refiero. Deberíamos alejarnos de todo un tiempo. (Mira el reloj). En fin, se me hace
tarde, me voy a trabajar. A la noche seguimos la conversación.

Olham salió por la puerta y su mujer cerró.

Olham bajaba de su coche y se dirigía al edificio en el que trabajaba por el garaje.


En el camino se encuentra con Nelson y otro tipo.

NELSON
Hola, Olham.

OLHAM
Hola, Nelson. ¿Alguna noticia nueva?

NELSON
Lo de costumbre. Ataques sorpresa, bombas… Me alegraré cuando lleguemos a la última fase
del proyecto. Por cierto, te presento al mayor Peters. (y le presenta)

OLHAM
(Le da la mano)
Buenos días. No recuerdo haberle visto antes por el proyecto.

PETERS
No, no trabajo en el proyecto. Trabajo para el gobierno. Para la ASF.

OLHAM
¿La agencia de seguridad federal? ¿Ha habido infiltraciones enemigas en la región?

PETERS
En realidad he venido a verle a usted, señor Olham.

OLHAM
¿Y eso?

PETERS
(Le apunta con su pistola)
He venido a detener a un espía.

OLHAM
(Mientras le esposa)
Espere, esto es un error. Y lo meten a un coche.

La puerta se cierra.

En el coche. Conducido por Peters y junto al esposado Olham está Nelson.

NELSON
¿Le matamos ya? Creo que deberíamos hacerlo ya.

OLHAM
¿Qué? (asustadísimo) ¿Es una broma? No, no.

PETERS
Antes necesito hacerle algunas preguntas.

NELSON
Pero… ¿hay algún peligro?

PETERS
Puede. Según tengo entendido basta con pronunciar una frase clave para que explote. Aún así
correremos el riesgo.

OLHAM
¿No pueden decirme al menos de qué se me acusa?

PETERS
Claro que se lo diré. Hace dos días recibimos el informe de que una nave nazi había penetrado
en nuestro espacio aéreo. Esa nave transportaba un robot humanoide. El objetivo de ese robot
era destruir a un ser humano en particular y suplantarle.

OLHAM
No soy un puto robot.

PETERS
Se supone que el robot es un arma biológica capaz de provocar una gran explosión debido a la
mezcla de unos líquidos orgánicos en su interior. Nuestro agente cree que el explosivo se
activa diciendo unas palabras clave. El robot viviría igual que la persona a la que habría
asesinado, realizaría sus actividades habituales, su trabajo, su vida social… Fue construido para
que nadie notase la diferencia.

NELSON
Y la persona a la que debía suplantar eres tú, Olhman. Un funcionario de alto nivel que trabaja
en el proyecto.

OLHAM
Yo soy Olham. Lo sé. Igual algo salió mal, la nave se pudo haber estrellado. Tiene que haber
alguna forma de demostrarlo.

NELSON
Puede… tener razón.

PETERS
El robot ignoraría que no es el autentico Spence Olham. Tendría su mismo aspecto, sus
recuerdos, pensamientos e intereses. Venga, ya estamos llegando a la central.

OLHAM
Van a matarme, ¿no? Sin pruebas.

PETERS
No podemos arriesgarnos.

OLHAM
(Se quedó pensativo. Temblaba)
Les quedan 15 segundos de vida.

Los dos se quedaron inmóviles y miraron a Olhman.

OLHAM
Se equivocaban en lo referente a la frase clave. Espero que sean buenos corriendo. Catorce
segundos.

Peters detuvo el coche y los dos se bajaron corriendo. Se alejaron.


Olham se pasó las manos por debajo de las piernas y tomó el asiento del conductor.
Arrancó y se fue en el coche.
Los dos maldijeron mientras el coche se alejaba.

En el coche empieza a llamar por teléfono.

OLHAM
Mary.

MARY
Spence. ¿Dónde estás? ¿Qué ha pasado?

OLHAM
No puedo decírtelo. Tú llama al doctor Chamberlain. Dile que vaya a casa con aparatos de
rayos X, fluoroscopios, analíticas de sangre… todo. Nos vemos dentro de una hora.

MARY
Antes debes decirme algo de lo que sucede.

OLHAM
Cariño, es muy complicado. Haz lo que te he dicho, ¿vale? ¿Ha llamado alguien? ¿Nelson?

MARY
No, no ha llamado nadie. Estoy asustada.

OLHAM
No te preocupes, nos veremos pronto.

De noche. Olham aparca y sale del coche. Mira a su casa. Las luces están encendidas. Va hacia
el portal.
Subiendo las escaleras se da cuenta de que todo está muy silencioso.

Llama al timbre y abre su mujer. Esta llorando, con mala cara. Olham se da cuenta.
Varios policías, Peters entre ellos, bajan por las escaleras.

Entra en su casa y los polis le persiguen.


Llega al balcón, su única vía de escape.

Cuando llegan los polis miran por el balcón y está el corriendo por la carretera.

PETERS
Mierda, se ha escapado. No podemos perderle. Disparen a matar.

Olham caminaba por el bosque.


No sabía qué hacer, se desesperaba.
Cayó junto a un árbol y trató de pensar con claridad.

OLHAM
Soy humano, debo serlo. En algún lugar debe haber una nave estrellada y los restos del robot.
Sólo debo encontrarla… ¿pero dónde…?
(Puede haber un flashback del principio)
¡El bosque de Sutton!
Claro, el incendio (se puso de pie)
Debió de ser la nave al estrellarse, y el robot nunca llegó a reemplazarme.

Oyó una sirena de policía. Se acercaban sus perseguidores.


Puso rumbo al bosque.
Bosque.

Olham anda entre los árboles. Busca la nave.

Entonces la encuentra estrellada entre unos árboles (imagen de photoshop).

Olham sonríe pero oye un ruido atrás.

PETERS
¡Alto!

Era Peters con Nelson, su mujer y dos hombres más.

OLHAM
No dispare, Peters. Mire, la nave. Ahí está. Encontrará los restos del robot cerca, estoy seguro.

AGENTE 1
Señor, creo que debería echarle un vistazo a esto.

Todos se acercaron entorno a algo.

NELSON
Parece como una maquina estropeada.

PETERS
No puedo creerlo. Nos dijo la verdad desde el primer momento.

OLHAM
El robot nunca me encontró. Se rompió al estrellarse la nave. Ustedes estaban demasiado
ocupados con la guerra para preguntarse porque un bosque se había quemado tan
repentinamente. Ahora ya saben la verdad.

Nelson se alejó del grupo para investigar más mientras Olham hablaba.

FINAL 1

Nelson se acercó a Olham lleno de terror y furia.

NELSON
Tú… tú le mataste, sucio robot nazi. Le mataste con este puñal…

PETERS
¿De dónde has sacado eso?

Nelson señaló un cuerpo más alejado.

Todos fueron hacia él. Le dieron la vuelta, era el cadáver de Olham.

OLHAM
No puede ser… Si ese es Olham, yo debo ser…
Todo explota.

FINAL 2

Nelson vuelve asustado.

NELSON
Eh, eh, creo… que deberíais ver una cosa.

Todos fueron con él y encontraron un cadáver tirando en el suelo.

PETERS
Todos quietos.

Peters se acercó al cuerpo y le dio media vuelta. Era Mary.

Todos la miraron.

Empezó a chillar, sus ojos cambiaron de color, empezó a brillar y todo explota.

Intereses relacionados