Está en la página 1de 10

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.

com

C A P Í T U L O 2 8

VARÓN DE 42 AÑOS CON


FIEBRE, DOLOR ABDOMINAL
Y DIARREA SANGUINOLENTA
DE 1 MES DE EVOLUCIÓN

CASO CLÍNICO

Varón de 42 años, sin antecedentes medicoquirúrgicos de inte-


rés, que acudió al servicio de urgencias en abril del 2003 por un cua-
dro de 1 mes de evolución consistente en 15 deposiciones líquidas
al día (3 de aparición nocturna) acompañadas de sangre en modera-
da cuantía e importante sensación de tenesmo rectal. Presentaba
dolor abdominal hipogástrico de tipo retortijón e intensidad leve, y
fiebre mantenida de hasta 39 °C. Su ritmo intestinal habitual era de
1 deposición diaria sin productos patológicos. No había realizado
viajes al extranjero en los últimos meses, ni refería ingesta de pro-
ductos en mal estado; su entorno familiar no presentaba sintomato-
logía similar. Como único antecedente epidemiológico de interés
destacaba el abandono del hábito del tabaco 3 meses antes. Nunca
había presentado posibles manifestaciones extraintestinales de
enfermedad inflamatoria intestinal (EII) ni tenía familiares diagnosti-
cados de esta enfermedad.
Acudió primeramente al médico de atención primaria, el cual,
ante la sospecha de una gastroenteritis enteroinvasiva, inició trata-
miento empírico con ciprofloxacino 500 mg/12 h durante 1 semana,
E. PALACIOS LÁZARO sin clara mejoría sintomática.
M. VÁZQUEZ ROMERO La exploración física realizada en el servicio de urgencias fue nor-
mal, a excepción de un discreto dolor abdominal hipogástrico sin
A. LÓPEZ SAN ROMÁN
datos de irritación peritoneal. El tacto rectal tampoco evidenció alte-
V. F. MOREIRA VICENTE
raciones.
Se realizó una analítica elemental (bioquímica, hemograma y
hemostasia) en la que destacaba: Hb 11,8 g/dl; volumen corpuscular
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
260 Varón de 42 años con fiebre, dolor abdominal y diarrea sanguinolenta…

medio (VCM) 80,3 fl; leucocitos 17 ⫻ 103/µl (78 % El paciente fue valorado 10 días más tarde en
de neutrófilos), fibrinógeno 595,9 mg/dl y proteí- la consulta monográfica de EII, donde se solicita-
na C reactiva 26,20 mg/dl. ron niveles de tiopurina metiltransferasa (TPMT)
Para descartar una posible etiología infeccio- que fueron de 28,8 U/ml. En junio de 2003 se
sa como agente causal, se realizaron hemoculti- repitió una colonoscopia, que visualizó hasta el
vos, coprocultivos, parásitos en heces y toxina colon transverso y en la que el aspecto macros-
de Clostridium difficile, que fueron negativos. La cópico de la mucosa fue normal, así como el
radiografía de abdomen no aportó información estudio histológico de las biopsias tomadas a
adicional. distintos niveles. Ante los hallazgos descritos y la
Una semana más tarde se le realizó una colo- buena evolución clínica, se indicó al paciente que
noscopia izquierda (se visualizó hasta el ángulo continuara con dosis descendentes de corticoi-
esplénico) que evidenció una mucosa deslustra- des y suplementos de calcio y vitamina D, hasta
da de forma continua con pérdida del patrón vas- suspender el tratamiento.
cular, presencia de múltiples lesiones petequiales Tres meses después de finalizarlo (octubre de
y gran friabilidad al roce del endoscopio. El recto 2003) fue ingresado en otro hospital de la comu-
estaba preservado. nidad por un cuadro de diarrea sanguinolenta y
Se tomaron biopsias a varios niveles, que afectación importante del estado general. En
demostraron edema e intensa infiltración inflama- dicho centro se realizó una nueva rectosigmoi-
toria crónica difusa y, en menor grado, aguda, doscopia que mostró lesiones ulceradas de
con criptitis pero sin presencia de abscesos críp- sigma medio y descendente, con presencia de
ticos, sin distorsión arquitectural ni afectación una estenosis en sigma alto que no impedía el
transmural. La imagen sugirió al patólogo una paso del endoscopio; pero las biopsias obtenidas
colitis infecciosa, aunque no podía descartar que no fueron concluyentes. También realizaron un
se tratara de un brote inicial de colitis ulcerosa. tránsito gastrointestinal (TGI) que fue informado
En la unidad de endoscopia, dadas las altera- como normal.
ciones macroscópicas visualizadas, se decidió El paciente volvió a las consultas monográfi-
iniciar tratamiento empírico con corticoides en cas de EII en diciembre de 2004, desde donde se
dosis plenas (1 mg/kg/día), además de calcio y solicitó, ya que continuaba con el diagnóstico de
vitamina D oral, con resolución completa del cua- colitis indeterminada, un estudio mediante cáp-
dro. sula endoscópica (realizado en el Hospital Clínico

FIG. 1. Ulceras serpinginosas en yeyuno. Realizada en FIG. 2. Úlcera lineal en íleon terminal. Realizada en el
el Hospital Clínico. Madrid. Hospital Clínico. Madrid.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
E. Palacios Lázaro, M. Vázquez Romero, A. López San Román y V. F. Moreira Vicente 261

de Madrid) con los siguientes hallazgos: existen- 1993 apareció la videoenteroscopia oral de pul-
cia de múltiples erosiones en yeyuno e íleon, así sión (EOP), que permitió la toma de biopsias y el
como presencia de varias úlceras serpinginosas tratamiento de las lesiones, aunque en escasas
recubiertas por fibrina y rodeadas de un halo ocasiones se pudo explorar más de 80 cm de ID.
hiperémico a lo largo de todo el intestino delga- La reciente aparición de la CE permite la
do; todo ello era compatible con enfermedad de completa valoración del ID y el hallazgo de lesio-
Crohn. nes que difícilmente podrían visualizarse con las
Con el muy probable diagnóstico de enferme- técnicas convencionales. La CE actual se basa
dad de Crohn (clínica del paciente, mejoría con el en la tecnología desarrollada por el ingeniero
tratamiento esteroideo y hallazgos en el estudio Gabriel Iddan en 1981, pero hasta el año 2001 no
con cápsula endoscópica) se inició un nuevo se obtuvo la aprobación para su empleo.
ciclo de esteroides en pauta descendente y, en
mayo de 2005, el paciente se encontraba asinto- FUNDAMENTOS
mático, con tratamiento de mantenimiento con
5-ASA. Se trata de una técnica no invasiva que
explora el ID mediante una cámara de vídeo des-
echable (cápsula M2A) que graba dos imágenes
DIAGNÓSTICO DEFINITIVO por segundo desde la luz del ID (fotogramas)
durante unas 7 a 8 horas, con un sistema que
transfiere el vídeo a un ordenador con un softwa-
– Enfermedad de Crohn (fenotipo A2 L3 B1.
re especial para el estudio de las imágenes obte-
Clasificación de Montreal).
nidas [2].
– Diagnóstico mediante cápsula endoscópica.
La cápsula se encuentra empaquetada con
un sistema de imán que impide su activación
hasta su apertura. Su peso es de 3,7 g, mide
COMENTARIOS 26 mm de largo y 11 mm de ancho, el ángulo de
visión es de 140° y la magnificación es de 1:8;
CÁPSULA ENDOSCÓPICA (CE) no se pueden visualizar imágenes inferiores a
0,1 mm [3].
INTRODUCCIÓN [1] La grabadora tiene una memoria de unos
9 GB y una capacidad para almacenar unas
El estudio del intestino delgado (ID) ha sido 50.000 imágenes en color, que se descargan en
muy laborioso debido a su difícil accesibilidad. un ordenador para ser visualizadas [4].
Históricamente, los estudios radiológicos con El equipo consta también de una batería,
contraste baritado eran la única técnica disponi- 8 antenas que se colocan en el abdomen del
ble para la evaluación de la mucosa y la morfolo- paciente y que están conectadas a la grabadora,
gía del yeyuno e íleon. Posteriormente, tras la así como un cinturón para alojar todo el sistema
aparición de la enteroclisis, se consiguieron unido [2].
mejores imágenes y el diagnóstico de lesiones de Se precisa conocer la talla, el perímetro abdo-
menor tamaño. minal y el peso del paciente e introducir estos
Con la utilización de la endoscopia, el ID se datos en el ordenador para la correcta localiza-
estudió inicialmente con endoscopios convencio- ción de la cápsula en el ID [5].
nales y fue posible la valoración de los últimos
centímetros del íleon con el colonoscopio, hasta PREPARACIÓN
el ángulo de Treitz, con un endoscopio alto o
incluso se exploró parte del yeyuno proximal con El paciente debe permanecer en ayunas al
los colonoscopios pediátricos. menos las 8 horas previas a la exploración, aun-
En la década de 1980 aparecieron los ente- que puede recomendarse una dieta sin residuos
roscopios lastrados, que se abandonaron por los días previos. De forma generalizada, no es
ofrecer resultados muy limitados en el diagnósti- imprescindible la toma de soluciones evacuan-
co y no disponer de capacidad terapéutica. En tes, aunque existen estudios que recomiendan la
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
262 Varón de 42 años con fiebre, dolor abdominal y diarrea sanguinolenta…

preparación intestinal, por haber demostrado pasando el bulbo y el duodeno con gran rapidez.
mejor calidad en las imágenes obtenidas [6]. En El tránsito por el intestino delgado tiene una dura-
ocasiones se recomienda ingerir 2 litros de polie- ción aproximada de 4 horas; se observan varias
tinelglicol si es importante la valoración del íleon contracciones convergentes al llegar a la válvula
terminal o del colon derecho [7]. ileocecal y un aumento brusco de la luz en su
La cápsula se moviliza por la propia peristal- paso al ciego [5]. En función de la preparación, el
sis intestinal del paciente [4], por lo que, en los tiempo de tránsito y la duración de la batería, se
casos en los que existan alteraciones en el vacia- podrá visualizar el colon derecho e incluso su
miento gástrico, puede administrarse eritromicina paso por el ano. Tras 24-48 horas la cápsula se
como procinético (200 mg vía oral), aunque pare- expulsa con la deposición [2].
ce que también alarga el tiempo de tránsito intes-
tinal [8]. NORMAS DURANTE LA EXPLORACIÓN
No se ha demostrado que la preparación
intestinal ni la toma de procinéticos aumente la El paciente no deberá acercarse a aparatos
fiabilidad diagnóstica y, aunque se cree que los que emitan interferencias con la cápsula (reso-
procinéticos pueden asegurar un mayor número nancia magnética [RM] y algunos detectores de
de exploraciones con valoración completa del ID, robos). Debe intentar deambular y anotar en un
se deben realizar más estudios para generalizar diario la sintomatología observada durante la
su empleo [9]. prueba [4]. Hay que evitar la ingestión de antiáci-
Tras la ingesta de la CE se podrán tomar líqui- dos, sucralfato y hierro, ya que pueden oscurecer
dos de forma inmediata y se deberá esperar la visión, así como fármacos que disminuyen la
3 horas para iniciar la ingesta de sólidos [2]. motilidad intestinal; no existe contraindicación
para la toma de antiagregantes ni anticoagulan-
SISTEMÁTICA EN SU EMPLEO tes [11].

Tras la obtención del consentimiento informa- INDICACIONES


do, se fijan unos parches por todo el abdomen
del paciente, que son las antenas que captarán En la actualidad, las indicaciones para el
las imágenes emitidas y que servirán para la empleo de la CE se están modificando a medida
correcta localización de la cápsula, con un mar- que se conoce su potencial diagnóstico para las
gen de error de unos 4 cm. Estas antenas se enfermedades del ID; se pueden dividir en indica-
conectarán a un sistema de grabadora con bate- ciones incontrovertibles, posibles y en fase de
ría que se aloja en un cinturón colocado al investigación [12].
paciente [10]. A continuación se abre la cápsula,
se desimanta y comienza a funcionar su batería; Indicaciones incontrovertibles
se espera unos segundos y se acerca a la graba-
dora para comprobar que parpadea. El paciente La hemorragia digestiva de origen oscuro es
traga la cápsula con la luz hacia la boca y con la principal indicación para el uso de la CE, ya
ayuda de agua; en algunos niños y ancianos es que, tras los métodos endoscópicos, radiológi-
necesario introducirla mediante endoscopia [5]. cos e isotópicos clásicos, la hemorragia perma-
A las 8 horas se retira el equipo y se espera a nece sin diagnosticar hasta en un 15 % de los
la eliminación fecal. Se tardan unas 2 a 3 horas en casos. Por otra parte, su empleo es coste-efecti-
descargar las imágenes al ordenador [4] y serán vo bajo esta indicación [4].
interpretadas por endoscopistas, que suelen tar- La CE ha demostrado su superioridad diag-
dar entre 45 y 90 minutos en función de su expe- nóstica frente a la enteroscopia (75 y 32 %, res-
riencia, concentración y número de lesiones pectivamente) [13], pero no permite el tratamien-
observadas [3]. to de las lesiones y presenta peor calidad en las
El esófago y el estómago se visualizan mal, ya imágenes por no disponer de un dispositivo de
que la cápsula pasa enseguida al antro, donde lavado, ni permite revaluar las posibles lesiones
queda retenida aproximadamente 1 hora; el pílo- que son, por lo tanto, técnicas complementarias
ro se identifica en la mayor parte de los casos, [7]. Si la alteración observada mediante CE se
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
E. Palacios Lázaro, M. Vázquez Romero, A. López San Román y V. F. Moreira Vicente 263

encuentra a menos de 1 hora del píloro, será cópica inicial. La realización previa de una tomo-
accesible por enteroscopia. Ha demostrado tam- grafía computarizada (TC) estará indicada si exis-
bién su superioridad frente a estudios radiológi- te sospecha de una estenosis intestinal o de un
cos del ID [14]. Recientemente se ha realizado un tumor del ID. Se deberá pensar en la existencia
estudio para evaluar la utilidad de la CE frente a de un divertículo de Meckel en los pacientes
la enteroscopia intraoperatoria (Hartmann D y menores de 25 años y descartar, en las mujeres,
cols. Gastrointest Endosc 2005; 61: 826-832) que un posible origen ginecológico antes de iniciar un
ha demostrado su gran sensibilidad y especifici- estudio equivocado [7]. Actualmente, la enteros-
dad en los pacientes con hemorragia digestiva copia de doble balón, que permite la toma de
alta de origen oscuro. biopsias y la terapia endoscópica, puede consi-
Tiene una tasa diagnóstica, tras la evaluación derarse una técnica complementaria a la CE en el
de distintos estudios, próxima al 65 %, aunque estudio de la patología del ID (Gerson LB y cols.
todavía está por definir qué lesiones de las obser- Gastrointest Endosc 2005; 62: 71-75).
vadas son las responsables del sangrado [10]. En la figura 3 se muestra un algoritmo de con-
Presenta una sensibilidad del 88,9 %, una espe- trol de la CE para la evaluación de la hemorragia
cificidad del 95 %, un valor predictivo positivo digestiva de origen oscuro.
(VPP) del 94,45 % y un valor predictivo negativo
(VPN) cercano al 100 % para el diagnóstico de Indicaciones posibles
esta patología [12].
La CE se deberá indicar tras la realización de Enfermedad de Crohn
una endoscopia digestiva alta y baja sin altera-
ciones, que podrán repetirse por endoscopistas Existen tres estudios importantes en los que,
expertos si existen dudas en la valoración endos- de forma global, se han encontrado lesiones del

PEO/colonoscopia
Sin hallazgos

TC si sospecha:
– Estenosis
– Tumor de ID

CE
+ –

Tratamiento Con sangrado activo Sin sangrado activo

PEO Arteriografía
Enteroscopia Angio-TC
Ileocolonoscopia
Cirugía

+ –
Laparotomía y enteroscopia intraoperatoria

FIG. 3. Utilidad de la CE en la hemorragia digestiva de origen oscuro. PEO: panendoscopia oral. ID: intestino
delgado. CE: cápsula endoscópica. +: hallazgos que pueden justificar la hemorragia digestiva. –: CE sin
hallazgos o que no pueden justificar la hemorragia digestiva. Modificado de Gay y cols. [4].
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
264 Varón de 42 años con fiebre, dolor abdominal y diarrea sanguinolenta…

ID en 18 de 54 pacientes estudiados con sospe-


cha de enfermedad de Crohn (31 %) mediante Sospecha de EC*
CE, aunque existe escasa información sobre el
seguimiento y su diagnóstico final [15-17].
Colonoscopia/ileoscopia y biopsias
La CE podría ser de utilidad para el diagnós-
tico diferencial entre colitis indeterminada, colitis – +
ulcerosa y enfermedad de Crohn; para el diag-
nóstico de síntomas inexplicados en pacientes Diagnóstico EC
Clínica obstructiva
diagnosticados de EII; para la valoración de la
curación mucosa tras el tratamiento médico y la + –
recurrencia posquirúrgica, así como para conocer
la historia natural de la EII al utilizarse como un - Cápsula Patency® CE
marcador subclínico en familiares asintomáticos - TC abdominal
de pacientes diagnosticados de EII [9].
La CE parece ser superior a la enteroscopia y FIG. 4. Utilidad de la cápsula endoscópica (CE) en la
la enteroclisis para la evaluación del ID en los pa- sospecha de EC. EC: enfermedad de Crohn. * Sos-
cientes diagnosticados de enfermedad de Crohn pecha de EC si existen al menos dos de los siguien-
(Chong AK y cols. Gastrointest Endosc 2005; 61: tes: dolor abdominal o diarrea; anemia ferropénica;
255-261), y sus hallazgos conllevan un cambio en aumento de VSG o de la proteína C reactiva; hipoal-
el tratamiento de gran parte de los pacientes. buminemia; manifestaciones extraintestinales; his-
Hay que tener en cuenta que no todas las toria familiar de EII; alteraciones serológicas. Cápsu-
lesiones encontradas son indicativas de enferme- la Patency®: véase apartado «Detector de esteno-
dad de Crohn, por lo que es importante estanda- sis». Tomado de Lewis y cols. [9]
rizar la terminología y caracterizar las lesiones y la
gravedad de los hallazgos obtenidos [4], hecho cuerpos positivos) en pacientes que se niegan a
que, hasta ahora, no se conoce con exactitud. la realización de la endoscopia oral y en aquéllos
Probablemente, la visualización de úlceras en el con biopsias no diagnósticas [9].
ID sea más específica de enfermedad de Crohn y Podría ser de utilidad en pacientes que no
pueda sustentar su diagnóstico de forma más responden al tratamiento, ya que pueden presen-
consistente; en este sentido, se ha sugerido que tar atrofia vellositaria en el intestino distal y per-
la existencia de más de 10 úlceras aftosas halla- manece normal el proximal [10].
das en el ID mediante CE es muy sugestivo de Por último, estaría indicada en los pacientes
enfermedad de Crohn [18]. diagnosticados de enfermedad celiaca que pre-
La CE ha demostrado su superioridad frente senten clínica sospechosa de linfoma intestinal
a otras técnicas radiológicas para el estudio del primario [4].
ID en pacientes diagnosticados o con sospecha En un estudio prospectivo recientemente
de EII [19]. publicado (Culliford A y cols. Gastrointest Endosc
Actualmente, el empleo de la CE estaría indi- 2005; 62: 55-61) realizado en 47 pacientes con
cado en pacientes con alto grado de sospecha enfermedad celiaca complicada (dolor abdomi-
clínica y con resultados endoscópicos y de ima- nal, sospecha de cáncer, sangre en heces y ane-
gen negativos [4]. mia ferropénica persistente), detectaron presen-
En la figura 4 se muestra un algoritmo de con- cia de ulceraciones intestinales en un 45 %,
trol de la CE para la sospecha de enfermedad de afectación ileal en el 35 % y presencia de cáncer
Crohn. Cuando la clínica del paciente o los hallaz- en un caso, lo que demostró su utilidad para la
gos en la TC hagan sospechar una obstrucción valoración completa del ID en los pacientes de
intestinal, se podría utilizar la cápsula Patency® riesgo mencionados.
(véase el apartado «Detector de estenosis»).
Lesiones vasculares
Enfermedad celiaca
Existe una gran diversidad de lesiones vascu-
La utilización de la CE se recomienda ante la lares que pueden ser diagnosticadas durante el
sospecha de enfermedad celiaca (clínica y anti- estudio mediante CE:
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
E. Palacios Lázaro, M. Vázquez Romero, A. López San Román y V. F. Moreira Vicente 265

– Angiodisplasias: son la causa más frecuente de frecuencia son diagnosticados durante el estudio
hemorragia en el ID. Su sangrado es más fre- de la hemorragia digestiva de origen oculto o
cuente en el yeyuno, seguido por el de íleon y ante la existencia de anemia ferropénica. La
del duodeno. Desde la aparición de la CE ha mayoría de los tumores visualizados (60 %) son
aumentado el número de indicaciones de la malignos (adenocarcinomas, carcinomas, mela-
enteroscopia para el tratamiento o el diagnósti- nomas, linfomas y sarcomas), y los tumores
co anatomopatológico de las lesiones observa- benignos (tumores del estroma gastrointestinal,
das; la eficacia de esta técnica es mayor si hemangiomas, hamartomas y adenomas) repre-
existe hemorragia activa [5]. sentan un 40 % del total [9].
– Lesiones varicosas por hipertensión portal: se
ha sugerido la utilización de la CE para el cri- Pólipos y poliposis
bado de varices esofágicas dada su gran acep-
tación por el paciente y su alta sensibilidad La CE puede ser utilizada para la vigilancia de
(100 %) y especificidad (89 %) [9]. También es los síndromes polipósicos hereditarios. En el sín-
de utilidad para el diagnóstico de varices drome de Peutz-Jeghers, casi el 100 % de los
extraesofágicas, ya que, hasta un 30 % de pacientes presentan pólipos en el ID; la CE puede
éstas, se pueden localizar en el ID; la existencia visualizarlos y ser de utilidad en el seguimiento de
de adherencias posquirúrgicas es un factor de estos pólipos con potencial de malignización.
riesgo para su aparición [20]. En un estudio En la poliposis adenomatosa familiar (PAF), la
recientemente publicado realizado sobre 37 pa- frecuencia de pólipos adenomatosos en el yeyuno
cientes con cirrosis e hipertensión portal eva- e íleon es de un 50 %, y muchos están localizados
luados mediante CE (De Palma y cols. Gas- en el duodeno; la CE estaría justificada si la en-
trointest Endosc 2005; 62: 529-534) observa- doscopia oral encuentra lesiones, con el objetivo
ron mayor número de lesiones en el ID (67, %) de valorar la existencia de patología en el ID [21].
respecto a los controles sanos (0 %); el edema,
el eritema y las lesiones vasculares fueron los Lesiones por ingesta de antiinflamatorios
hallazgos más frecuentes en la yeyunopatía por no esteroideos (AINE)
hipertensión portal, aunque todavía está por
definir el valor real de estos hallazgos. La pre- La lesión típica es la visualización de lesiones
sencia de cirrosis hepática grado C (clasifica- puntiformes de coloración rojiza, que habrá que
ción de Child-Pugh), varices esofágicas gra- diferenciar de las angiodisplasias. Asimismo, es-
do II o superiores, gastropatía y colopatía de la tudios realizados en cadáveres muestran la exis-
hipertensión portal, se asocian con la existen- tencia de úlceras en el ID de los pacientes que
cia de enteropatía de la hipertensión portal. toman AINE (8,4 %) pero también en los que no
– Isquemia intestinal: la trombosis de la arteria los toman (0,6 %). Mediante CE se han detecta-
mesentérica puede provocar hemorragia diges- do lesiones en el ID en un 58 % de los pacientes
tiva de origen oscuro; se visualizan zonas con que toman AINE (erosiones y úlceras) frente a un
áreas necrosadas y depósitos fibrinosos, pre- 17 % en los que no lo toman; existen diferencias
sencia de escaras y áreas necróticas. mayores al analizar lesiones de gran tamaño
– Otras patologías: vasculitis, hemangiomas, fle- (33 frente a 0 %) [22], que ponen en duda el valor
bectasias, telangiectasias, fístula aortoentérica, clínico de visualizar las de menor tamaño.
enfermedad de Dieulafoy, enfermedad de
Rendu Osler, entre otras [5]. En la literatura Dolor abdominal crónico
médica se han referido casos anecdóticos de
estas patologías observadas mediante CE. La utilización de la CE para esta entidad toda-
vía no está bien establecida, ya que existen estu-
Indicaciones en fase de investigación dios contradictorios [3].

Tumores del ID Estudio del ID en la edad pediátrica

Desde la aparición de la CE, la incidencia de Parece ser de utilidad y haber demostrado su


tumores del ID ha aumentado del 2 al 9 %. Con seguridad incluso en niños de tan sólo 3 años,
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
266 Varón de 42 años con fiebre, dolor abdominal y diarrea sanguinolenta…

con resultados similares a los adultos, aunque se orgánico o funcional, aunque no está generaliza-
precisa la realización de ensayos bien diseñados do su utilización bajo esta indicación, ya que
para generalizar su empleo [12]. actualmente se encuentra en investigación [5].

Enfermedades infecciosas bacterianas Medición de la temperatura del ID

La CE podría ser de utilidad en el diagnóstico Se basa en la elevación de la temperatura que


de la tuberculosis intestinal, el VIH y la existencia crean distintos procesos inflamatorios. Actual-
de parásitos intestinales, entre otros [5]. mente, no esta indicado el empleo de la CE bajo
esta indicación [5].
Otras lesiones observadas
Detección de sangre
Anillos congénitos en el ID, divertículos, xan-
tomas, presencia de úlceras en íleon en la enfer- Algunas de las CE más recientes tienen la
medad de Behcet, úlceras en empedrado en la capacidad de señalar las zonas visualizadas de
enfermedad por depósito de cadenas pesadas color rojo, de este modo el explorador puede ir
alfa, páncreas heterotópico, divertículo de Mec- directamente a la valoración de estas lesiones,
kel, etc. [5]. aunque puede tratarse de mucosa hiperémica o
pegada a la lente, o ser incluso la señal de finali-
REALIZACIÓN DE OTROS ESTUDIOS zación del vídeo. Este tipo de CE se encuentran
MEDIANTE CE actualmente bajo evaluación [23]. Su precisión es
del 83 % si existe sangrado activo, pero baja al
Detector de estenosis 35 % si no lo hay [3].

Se trata de una cápsula degradable (Pa- CONTRAINDICACIONES:


tency®), que se administra previamente a la cáp-
sula endoscópica para descartar la existencia de Las contraindicaciones para el empleo de la
estenosis. La definición de retención implica la CE se están actualizando día a día. Por ejemplo,
permanencia de la CE en el área estenótica un la inicial contraindicación para su empleo en
mínimo de 2 semanas. pacientes portadores de marcapasos o desfibri-
La CE (Patency®) estará indicada en pacientes ladores ha quedado relegada [24]. En otro estudio
con sospecha de enfermedad de Crohn, cirugía reciente, realizado en 100 pacientes portadores
mayor abdominal previa, antecedentes de radio- de marcapasos (Dubner S y cols. Gastrointest
terapia abdominopélvica, toma de AINE, síndrome Endosc 2005; 61: 250-254) concluyeron que, si
adherencial, enteritis eosinofílica y ante la sospe- bien pueden existir interferencias electromagnéti-
cha clínica de estenosis [9]. cas, éstas no tienen significado clínico, ya que no
Es importante saber que la existencia de un TGI observaron ningún caso de inhibición del marca-
normal no excluye la presencia de estenosis [4]. pasos. Recomiendan comprobar la existencia de
En términos generales, la CE queda retenida posibles interferencias del marcapasos con la CE
en un 1,4 % de los pacientes con hemorragia mediante un dispositivo externo (test-cap, Given)
digestiva alta de origen oscuro, en un 5 % de los que reproduce con exactitud las alteraciones pro-
diagnosticados de enfermedad de Crohn, y en un ducidas por la CE.
21 % de los que se sospecha patología obstruc- También existen estudios que justifican su
tiva del ID. Ante la retención de la CE se deberá utilización en pacientes con cirugía abdominal
valorar la necesidad de tratamiento médico al ini- previa. Su seguridad en el embarazo todavía no
cio (laxantes, esteroides, infliximab) y, posterior- está establecida [4]. Las contraindicaciones
mente, endoscópico o quirúrgico [9]. actuales se encuentran resumidas en la tabla 1.

Valoración de la motilidad del ID COMPLICACIONES

El tiempo de tránsito de la CE podría hacer – Retención en el ID: puede deberse a una dis-
sospechar un enlentecimiento de éste de origen función de la cápsula (4 %) por exposición a
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
E. Palacios Lázaro, M. Vázquez Romero, A. López San Román y V. F. Moreira Vicente 267

TABLA 1. Contraindicaciones de la CE liberación local de fármacos e incluso la dilata-


ción de áreas estenóticas [27].
Absolutas
Obstrucción/suboclusión intestinal
Imposibilidad o negativa a cirugía si hay
retención
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
Relativas
Alteraciones de la deglución 1. Cos E, González C, Menchén L, y cols. Estado actual de la
Disminución de la motilidad gástrica cápsula endoscópica. Servicio de aparato digestivo. Hospi-
Divertículo de Zencker tal General Universitario Gregorio Marañón. Glosa. Madrid,
2004.
Modificado de Caunedo y Herrerías [12]. 2. Swain P, Adler D, Enns R. Capsule endoscopy in obscure
intestinal bleeding. Endoscopy 2005; 37: 655-659.
fuentes magnéticas (RM o detectores de robo), 3. Arnott IDR, Lo SK. The clinical utility of wireless capsule
fallo de la batería o agotamiento de ésta en endoscopy. Dig Dis Sci 2004; 49: 893-901.
pacientes con retraso del vaciamiento. También 4. Gay G, Delvaux M, Rey JF. The role of video capsule
endoscopy in the diagnosis of digestive diseases: a review of
puede ser secundaria a zonas estenóticas
current possibilities. Endoscopy 2004; 36: 913-920.
inadvertidas en las técnicas de imagen previa-
5. Pérez Cuadrado E. Cápsula endoscópica. Servicio de
mente realizadas [5]. aparato digestivo. Hospital General Básico de la Defensa.
– Retención en el colon: existen casos publicados Cartagena. Hospital San Carlos USP. Murcia. Entheos. Sevilla,
de retención de la CE en divertículos, pero no se 2004.
han descrito complicaciones asociadas [25]. 6. Dai N, Gubler C, Hengstler P, y cols. Improved capsule
– Impactación en el esófago: es muy poco fre- endoscopy after bowel preparation. Gastrointest Endosc
cuente y suele ser secundaria a trastornos 2005; 61: 28-31.
motores esofágicos. 7. Swain P, Fritscher-Ravens A. Role of video endoscopy in
– Impactación en los senos piriformes. managing small bowel disease. Gut 2004; 53: 1866-1875.
8. Rösch T. DDW repport New Orleans: capsule endoscopy.
– Impactación bronquial.
Endoscopy 2004; 36: 763-769.
– Retención en el asa aferente: en estos casos
9. Lewis BS, Rey JF, Seidman EG. ICCE consensus report.
(gastrectomía Billroth II) se debe introducir March 7, 2005. Miami (USA).
directamente por endoscopia oral en el asa 10. Van Tuyl SAC, Stolk MFJ, Timmer R. Clinical application of
eferente [5]. video capsule endoscopy. Scand J Gastroenterol 2003; supl
239: 24-28.
FUTURO DE LA CE 11. Gostout CJ. Capsule endoscopy. Clinical update. ASGE
2002; 10: 1-4.
Existen indicaciones y aplicaciones potencia- 12. Caunedo A, Herrerías JM. Papel de la cápsula endoscó-
les de la CE que en la actualidad se encuentran pica en el diagnóstico de las enfermedades digestivas.
Med Clin 2005; 124: 427-433.
en investigación; entre ellas, se pueden destacar
13. Ruano Ravina A, Rey Liste T. Efectividad de la cápsula
las siguientes:
endoscópica en la detección de hemorragia del intestino
delgado y en la enfermedad de Crohn. Med Clin 2004; 123:
– Diagnóstico de patologías esofágicas, como la 70-76.
enfermedad por reflujo gastroesofágico, el cri- 14. Yousfi M, Sharma VK, Leighton JA, y cols. Video capsule
bado de varices esofágicas y el esófago de endoscopy for obscure gastrointestinal bleeding and iron
Barrett, entre otras [26]. deficiency anemia. Gastroenterology 2002; 122: A18.
– Valoración de la viabilidad de ID tras el tras- 15. Eliakim R, Fischer D, Suissa A, y cols. Wireless capsule
plante. video endoscopy is a superior diagnostic tool in comparison
– Posibilidad de una CE terapéutica que permita to barium follow-through and computerized tomography in
patients with suspected Crohn_s disease. Eur J Gastroenterol
la posibilidad de tomar biopsias de las lesiones
Hepatol 2003; 15: 363-367.
y realizar un análisis del contenido intestinal [4].
16. Fireman Z, Mahajna E, Broide E, y cols. Diagnosing small
– Creación de nuevas unidades con pantalla dual bowel Crohn_s disease with wireless capsule endoscopy.
para crear una lectura más rápida de la explo- Gut 2003; 52: 390-392.
ración sin disminuir la tasa diagnóstica [3]. 17. Herrerías JM, Caunedo A, Rodríguez Tellez M, y cols. Cap-
– Posibilidad de una CE bajo control remoto que sule endoscopy in patients with suspected Crohn’s disease
permita, además de la toma de biopsias, la in negative endoscopy. Endoscopy 2003; 35: 564-568.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
268 Varón de 42 años con fiebre, dolor abdominal y diarrea sanguinolenta…

18. Voderholzer WA, Beinhoelzl J, Rogalla P. Small bowel lesions by capsule endoscopy? Gastrointest Endosc 2005; 2:
involvement in Crohn’s disease: a prospective comparison 243-249.
of wireless capsule endoscopy and computed tomography Rastogi A, Schoen RE, Slivka A. Diagnostic yield and clinical
enteroclysis. Gut 2005; 54: 369-373. outcomes of capsule endoscopy. Gastrointest Endosc 2004;
19. Swain P. Wireless capsule endoscopy and Crohn’s disea- 60: 959-964.
se. Gut 2005; 54: 323-326. ASGE. Technology status evaluation report: wireless esopha-
20. Ramsdem K. An unusual case of fatal gastrointestinal geal pH monitoring system. Gastrointest Endosc 2005; 62:
bleeding. Endoscopy 1994; 5: 511. 485-487.
21. Caspari R, Von Falkenhausen M, Krautmacher C, y cols. ASGE. Guidelines for credentialing and granting privileges
Comparison of capsule endoscopy and magnetic resonan- for capsule endoscopy. Gastrointest Endosc 2005; 61: 503-
ce imaging for the detection of small intestinal polyps in 505.
patients with familial adenomatous polyposis and Peutz-Jeg- Lin S, Rockey DC. Obscure gastrointestinal bleeding. Gastro-
hers syndrome. Endoscopy 2004; 36: 1054-1059. enterol Clin N Am 2005; 34: 679-698.
22. Qureshi WA, Willingham FF, Cole RA. A controlled study of Rockey DC. Occult gastrointestinal bleeding. Gastroenterol
NSAID-induced small bowel injury using video CE. 2nd Given Clin N Am 2005; 34: 699-718.
conference on capsule endoscopy, 105. Berlín, 2003. Carey E, Fleischer DE. Investigation of the small bowell in gas-
23. Liangpunsakul S, Mays L, Rex DK. Performance of Given trointestinal bleeding-enteroscopy and capsule endoscopy.
suspected blood indicator. Am J Gastroenterol 2003; 98: Gastroenterol Clin N Am 2005; 34: 719-734.
2676-2678. Pennazio M. Capsule endoscopy (DDW highlights). Endos-
24. Dubner S, Dubner Y, Gallino S, y cols. Electromagnetic copy 2005; 37: 1073-1078.
interference with implantable cardiac pacemakers by Lewis BS, Eiser GM, Friedman S. A pooled analysis treatments
video capsule. Gastrointest Endosc 2005; 61: 250-254. results of capsule endoscopy trials. Endoscopy 2005; 37: 960-
25. Van Gossum A, Erik F, Schmitt A. A prospective compara- 965.
tive study between push-enteroscopy and wireless video Vázquez Iglesias JL. Cápsula endoscópica: una nueva
capsule in patients with obscure digestive bleeding. Gas- etapa en la historia de la endoscopia. Rev Esp Enferm Dig
trointest Endosc 2002; 55: A88. 2004; 96: 3-9.
26. Romero J, Sánchez A, Caunedo A, y cols. Cápsula eso- Signorelli C, Villa F, Rondonotti E, y cols. Sensitivity and speci-
fágica: método, indicaciones y experiencia propia. Rev ficity of the suspected blood identification system in video
Patol Dig 2005; 2: 16-23. capsule endoscopy. Endoscopy 2005; 37: 1170-1173.
27. Swain P. Wireless capsule endoscopy. Gut 2003; 52: 48-50. Payeras G, Piqueras J, Moreno V, y cols. Effects of capsule
endoscopy on cardiac pacemakers. Endoscopy 2005; 37:
1181-1185.
Nota del editor: otras citas de interés
Rondonotti G, Herrerías JM, Pennazio M, y cols. Complica-
Melmed GY, Lo SK. Capsule endoscopy: practical applica- tions, limitations, and failures of capsule endoscopy: a
tions. Clin Gastroenterol Hepatol 2005; 3: 411-422. review of 733 cases. Gastrointest Endosc 2005; 62: 712-716.
D’Halluin PN, Delvaux M, Lapalus MG, y cols. Does the «sus- ASGE Technology status evaluation report: wireless capsule
pected blood indicator» improve the detection of bleeding endoscopy. Gastrointest Endosc 2006; 63: 539-545.