Está en la página 1de 7

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Popular para la Educación.


San Fco-Edo Zulia.
C.D. Gonzalo Rincón Gutiérrez.
Área: Física

Integrantes:
• Orlando Villalobos.
• José Ríos
• Sandra Bautista
• Yaisu García
• Génesis Suarez
• Mónica Bautista
• Eliana Camelo

Junio, 2008
Esquema.
1. Formación de la cuenca y del Lago de Maracaibo (Científicos)
2. Formación de la cuenca y del Lago de Maracaibo (Indígenas)
 Maleiwa.
 Zapara
3. Cuenca Hidrográfica del Lago de Maracaibo.

1. Formación de la cuenca y del Lago de Maracaibo


(Científicos)
Todo empezó hace más de 40 millones de años, en la era terciaria. Una inmensa
selva se hundió... y se formó el Lago de Maracaibo, el más grande de Suramérica y
el mayor del mundo con salida al mar.

Así se inicia la gran historia de un lago símbolo


para los indígenas en sus mitos y leyendas, un lago
eje y centro en todos los tiempos de nuestra
región, vía por la que entraron nuevas visiones y
figuras que han marcado las maneras culturales, el
ser y el sentir del hombre que habita en su Cuenca
Hidrográfica, extensión geográfica de 78.180
metros cuadrados, Bahía de forma rectangular de
604 Km2, dimensiones del Golfo: 27 Km ancho x
24Km largo, Estrecho: 479 Km2 de dimensiones
aproximadas 40 km largo x 14 km ancho, para una
dimensión de superficie de 12.870 Km2 que
comprende parte de los estados Falcón, Lara, Mérida, Trujillo y Táchira, todo el
Zulia y una extensión del Departamento Norte de Santander, en Colombia.

Mientras en el centro del territorio venezolano un hundimiento dio lugar a la


aparición del Golfo Triste, como parte del mismo fenómeno geológico, en el
occidente otro hundimiento ocasionó la aparición del Lago de Maracaibo.

En el último período de la era terciaria, hace 5 millones de años, un hundimiento


entre la Serranía de Perijá y la Cordillera de Los Andes se hizo visible: toda una
zona selvática fue desapareciendo hacia el foso y en su lugar apareció, el Lago de
Maracaibo.

2. Formación de la cuenca y del Lago de Maracaibo (Indígenas)


 Maleiwa.

Mientras en el centro del territorio venezolano un hundimiento dio lugar a


la aparición del golfo Triste y se desprendía del continente lo que es hoy la
isla de Trinidad, como parte del mismo fenómeno geológico, en el Occidente
otro hundimiento ocasionó la aparición del lago de Maracaibo.

Este espacio lacustre de la región zuliana está rodeado por la cordillera de los
Andes, extendida al sur y al sureste; y por una de sus prolongaciones, la sierra de
Perijá al oeste. Ambas cadenas montañosas comenzaron a emerger hace
aproximadamente 40 millones de años, en el eoceno, periodo de la era terciaria,
muy recordado porque durante su devenir aparecieron los monos en el planeta.

En el último periodo de la misma era terciaria, en el plioceno, una depresión o


hundimiento entre la serranía y la cordillera se hizo visible: toda una zona selvática
fue desapareciendo hacia el foso y en su lugar apareció, ya en la era cuaternaria
propiamente dicha, el lago de Maracaibo.

Este hecho tan significativo para la vida posterior de la región, sucedió poco
tiempo después de sumergirse las tierras ubicadas entre Cuba y Jamaica y las
actuales penínsulas de Yucatán y Honduras.

En el lago de Maracaibo, visto destacadamente como forma de saco en cualquier


mapa de Venezuela, cabe Maracaibo 30 veces y holgadamente la mitad de El
Salvador. Sus 12.870 kilómetros cuadrados lo hacen ser el mayor lago de
Suramérica y el m s grande del mundo con comunicación al mar.

El lago se hizo presencia radical y absoluta para señalar horizontes y futuro. Los
primeros habitantes quisieron explicar el origen de las aguas que fueron centro de
sus días y responsables de su identidad de hombres lacustre: surgieron así mitos y
leyendas que le permitieron a los indígenas hermanarse con tan vasta presencia
natural.

Los guajiros fueron los primeros que hablaron de un lago creado por Maleiwa, uno
de sus dioses, quien repartió entre sus hijas las tierras que le pertenecían. Pero en
la repartición se olvidó de una de ellas, quien inmediatamente reclamó su cuota.
Maleiwa fue entonces hasta una explanada y extrajo una porción. De inmediato, en
el espacio hueco apareció el lago.

También otros pobladores han buscado su identidad en las aguas lacustres para
profundizar con ello los elementos de la zulianidad. Por esa razón existe la Virgen
de Chiquinquirá, cuya imagen llegó a Maracaibo por la vía del Lago. Ella es el máximo
símbolo de la religiosidad del zuliano y uno de los que más ha marcado su cultura.
 Zapara

El cacique Zapara y su hija Maruma siempre andaban juntos por su bosque


predilecto.
Un día al ver a la pequeña convertida en mujer dijo: -Ya debes escoger con quién
casarte -¿Qué dices? -contestó la muchacha -¿es que acaso quieres separarme de
ti?
-No, Maruma, es que ya tienes edad para hacerlo, pero
debe ser con un guerrero.
Cierta vez que Zapara viajó a otras tribus, la muchacha
quedó sola y todas las mañanas iba a cazar al bosque. Un día
apuntaba con su arco a un ciervo y de pronto otra flecha lo
derribó. Era de un joven apuesto que se acercó a ella
risueño.
Indignada le dijo: -¿Quién lo autorizó a entrar aquí y por qué me ha quitado mi
pieza?
-El ciervo es suyo. Solo quería conocerla y ser su amigo. Mi nombre es Tamare.
-respondió.
A partir de ese momento pasearon juntos por el hermoso lugar. Él era poeta, le
cantaba bellas canciones y se enamoraron.
El día que regresó su padre la vio con él y como el joven no era guerrero, su enojo
fue tan terrible que provocó la ira de la naturaleza.
Ocurrieron terremotos e inundaciones. Las aguas cubrieron a los amantes, al
bosque e incluso a Zapara.
Cuentan que así se formó el Lago de Maracaibo, y Zapara se convirtió en una de sus
islitas. Hasta dicen que en el choque de las olas contra la orilla se escucha la
potente voz de este cacique.

El Lago de Maracaibo es el mayor de Suramérica. Está en el noroeste de


Venezuela. Tiene una superficie de 13 280 km2 y varias islas, entre ellas, Zapara.

3. Cuenca Hidrográfica del Lago de Maracaibo.

La cuenca del Lago está conformada por las tierras cuyas aguas drenan o alimentan
la gran reserva lacustre. Abarca aproximadamente 78.180 kilómetros cuadrados y
comprende todo el estado Zulia y parte de los estados T chira, Mérida, Trujillo,
Falcón y Lara, de Venezuela; y una porción del departamento Norte de Santander,
de Colombia. Ese extenso territorio está integrado al Sistema Lago de Maracaibo,
al cual pertenece de igual manera otras reas hidrográficas estrechamente
vinculadas entre sí. Ellas son en primera
instancia 135 ríos, aproximadamente, cuyos
aportes de agua dulce al Lago están
calculados en 1.900.000 litros por segundo;
los depósitos subterráneos naturales, el golfo
de Venezuela, la bahía El Tablazo, el estrecho
y el Lago propiamente dicho.

La extensión total del Sistema está calculada


en 121.422 kilómetros cuadrados, de los cuales
104.990 kilómetros pertenecen a
Venezuela y 16.432 le corresponden a Colombia, por ser éste lugar de nacimiento
del río Catatumbo y de varios de sus afluentes, tales como el Río de Oro, el Zulia,
el Tarra y el Socuavó.

Los límeles naturales de la cuenca son: el mar Caribe, al norte; as subcuencas de los
ríos Apure, Uribante y Caparo, al sur; las subcuencas de los ríos Masparro, Santo
Domingo, Bocono, Tocuyo y Coro, al este; y la subcuenca del río Magdalena en
Colombia, y la sierra de Perij , al oeste. La mayoría de estas reas- sin incluir los
ríos Ticuyos y Coro- conforman las vertientes occidentales de la cuenca del río
Orinoco.

Las subcuencas son aquellos territorios drenados o surcados por los distintos ríos
tributarios del Lago. En estos espacios habitan cerca de 6.000.000 de habitantes:
1.871.839 son andinos; 964.917 son santandereanos; 599.185 viven en Falcón y m s
de 2.245.365 se ubican en el estado Zulia y en el municipio Torres de Lara.

Aun cuando la cuenca conforma un todo en términos geográficos, cada una de sus
reas registra particularidades. Su topografía es uno de los factores que m s
destaca porque está caracterizada por cadenas montañosas, relieves premontaños,
piedemontes y terrenos planos. Presenta una extensión montañosa en forma de
herradura que encierra al Lago en todo sus extremo excepto en el norte. Este
marco montañoso pertenece a la cordillera de los Andes, conformada por la sierra
de Perijá, en el occidente; los Andes venezolanos, al sur y la serranía de Trujillo,
del lado oriental.

Pantanos y ciénagas también son característicos de la cuenca. Se constituye en


relieves hundidos y con mal drenaje donde se empozan las aguas de lluvias y de
escorrentías o fluviales con sus sedimentos. Se originan con mayor facilidad cuando
los suelos son impermeables e impiden la filtración del agua a las capas m s
profundas de la tierra. La ciénaga m s extensa es la de Juan Manuel de Aguas
Blancas y Aguas Negras, ubicada entre los ríos Santa Ana y Catatumbo, en el
suroeste del estado Zulia; y la de los Olivitos, situada en la bahía El Tablazo.
El clima en toda la cuenca también es diverso y sobre ‚l influyen varios elementos
tales como la lluvia, a evaporación y la temperatura. Pero no siempre el
comportamiento de estos factores es el mismo, todo depende de las condiciones
geográficas en que se desenvuelven.

En términos generales, la temperatura corresponde a la del trópico: calurosa


debido a la perpendicularidad con que se reciben los rayos solares; la media se
ubica entre los 25 y los 34 grados centígrados. Sin embargo, en los lugares
montañosos desciende a 12 grados, bajando hasta cero grados en el p ramo andino.

En la regulación de la temperatura intervienen los vientos, que en el rea son de dos


tipos: los alisos que penetran desde el norte y están presentes de noviembre a
abril; y los llamados vientos locales o brisa del lago, que se presentan en ausencia
de los alisos- aunque muchas veces confluyen- y son creados por un calentamiento y
un enfriamiento desigual en el cuerpo lacustre y en el territorio que lo rodea. Esta
es la dinámica: durante el día la tierra absorbe los rayos solares y se calienta con
mucha rapidez; se origina así el ascenso de una capa de aire que se mezcla con otra
más fría y más densa del Lago, que ha estado calentándose menor intensidad.

Se forma de esta manera una brisa que sopla en sentido suroeste. En la noche el
proceso es a la inversa: el Lago, luego de haber acumulado durante el día la
radiación solar desprende una capa de aire más caliente que produce una corriente
noreste.

De los estados que conforman la cuenca, el Zulia representa casi el 82% de todas
ellas, con 63.100 kilómetros cuadrados que registran una temperatura media anual
entre los 26 y los 29 grados centígrados.

El 6% de la cuenca pertenece al estado Táchira, es decir, 4.600 kilómetros


cuadrados de los 11.100 de la superficie tachirense. La temperatura media de esta
zona andina está entre los 19.7 y los 26.5 grados centígrados. La mínima es de 15.8
grados, registrados en la población de El obre. En esta rea se localizan diferentes
relieves que van desde el paisaje de planicie, pasando por una transición de
piedemonte hasta llegar al relieve de montaña.

Mérida y Trujillo aportan respectivamente 7.600 y 6.000 kilómetros cuadrados de


su territorio geográficos de la cuenca. La montaña es el elemento predominante de
las tres regiones andinas- Trujillo tiene altura de 3.984 metros sobre el nivel del
mar en el p ramo Chequ‚ y de 4.000 en el p ramo de Niquitao-, por eso las lluvias
alcanzan en esa zona valores de 1.000 y 1.400 milímetros. El polo opuesto de la
cordillera de los Andes es Falcón, pues allí la sequía es intensa. Una escasez de
agua y fuertes vientos originan en ese estado un clima semiárido.

A grandes rasgos así es la cuenca del lago de Maracaibo, contrastada en todos sus
aspectos geográficos. De identidad tropical.

Intereses relacionados