Está en la página 1de 1

II.

LA HERENCIA - Cine

Jueves, 5 de agosto de 2010 - josemari20 46 9 visualizaciones

Detenerse bajo el arco al tiempo que encendía el habano siempre le había traído suerte en
los negocios. El negocio que hoy emprendía no era nada fácil. Delante de él, la familia ante la
cual debía leer el testamento.
Atravesó la estancia y, bordeando el mueble, se sentó. Todos estaban pendientes de las
palabras que había de pronunciar. Él ya estaba acostumbrado a estos menesteres, pero aquel
día tenía sensaciones inexplicables. Su corazón palpitaba aceleradamente y sus pulsaciones
aumentaban conforme avanzaba la reunión. Les fijó la mirada a todos y cada uno de los
presentes y movió inquietamente su pesada corpulencia acomodándose en el sillón caoba de
cuero situado tras la mesa, en el despacho en casa de la familia.
Apagó el recién encendido puro en el cenicero veneciano que el dueño de aquella mesa,
patrimonio del causante, ahora prestaba sin saberlo al presente inquilino del sillón caoba.
Cenicero, que nunca usaba ni para sus invitados. Ciertamente tenía el honor de estrenarlo.
Para los que conocían al causante, sus hijos allí reunidos, entre los que se escogería el que
haría de dar continuidad al patrimonio hereditario, indeterminado transitoriamente debido
también a su magnitud, aquel cenicero era lo de menos.
Lo que le inquietaba de aquella situación era que no se miraran unos a otros, sino que todas
las miradas de los presentes estaban fijas en él, quine debía dar lectura testamentaria.
Culminada la reunión, nadie felicitó a nadie. Lo tomaron lo mas normal posible, como si nada
hubiese pasado. La herencia del Imperio Zurich era cuantiosa, pero todos se reconocían
líderes en sí mismos. La reunió acabó puntualmente a la hora del té. Disfrutaron el té, lo
compartieron y hablaron de todo, menos de la herencia; ni mucho menos del afortunado que
debía llevar las riendas del negocio. Todos sabían que era una carga pesada y cada uno estaba
dispuesto a llevarla, pero también sabían que entre todos darían continuidad al negocio.