Está en la página 1de 13

PARA NAVEGAR AL SOL

Enrique Beó
¿acaso el silencio es vacío?
(absurdo)n

(absurdo)n

1
sin estructura
ausente

largos
cuellos

cuellos

como sus dedos

absurdo

mariposas
oxidadas

lima
oxidada
dos mil
cuatro
agosto
asustado

1
Sus ausentes bocas oxidadas de vocas
sus manos
aladas 1
de madera
construyen las máscaras para los hombres
y el tiempo
y el silencio
son sentidos de
los verbos aún

el solsticio navega entre los mares sin sol


la melena
dorada
llegó hasta
el oscurecer
para
amanecer al sol

acaso son
las máscaras
caídas
para los atardeceres
o simples
embarcaciones
para
navegar
a Dios

1
Como Dios y el h orizonte de alas silenciosas turbadas al amanecer.
para la princesa
que ayuda a existir
al sol

la noche
se cubre de noche
en tu rostro
mis manos
deshacen
la luna
entre tus labios

quisiera
poder curar
al mundo
para que vivas tranquila
y curar tus heridas
para que no tengas
nada más en tu mente
que no sea yo
ahógase tus cuellos
de revés
en espejos muertos
que sostienen tus manos
tan reflejos de asfixia

el desierto de sombras
ata sobre tus labios
el cordel oxidado de
mi lengua
tragándosela
en cristales
que incrustan mi sien

a él tan muerto
le escupiste cráneos
de espinas alambradas
sobre sus heréticas
bocas
dédalo habla
una extraña voz
cae dentro
de un abismo

cae y habla de tristeza


perdón
se estrecha entre los cuchillos

abre su garganta
y extrae otra voz
la introduce entre un mar de lodo

nadie la escucha
dédalo habla y ahora la voz es un abismo
el triasmo de la noche

cubre la melena de rojo

los dedos van creciendo

hasta tocar el infinito

el alma se cuelga

entre la nostalgia y el vació

un péndulo de dedos

cubre una cifra infinitesimal

equivalente a la soledad
A B R A Z O E L H O R I Z O N T E
D E C U E L L O S L A R G O S Y
E S T I R A D O S
P A R A V E R P A R I R A L
S O L
E L A M A N E C E R D E U N
V I E J O R E C U E R D O

M I O J O I Z Q U I E R D O
D E S P E R T Ó S O Ñ A N D O E L
O J O
Y E L D E R E C H O
D E S P E R T Ó V I E N D O T U
I M A G E N F R E N T E A É L

U N B U Z A T U C U E R P O
B A S T A
P A R A Q U E M I S V E R S O S
I N A R M Ó N I C O S S E
V U E L V A N L A B I O S

S Ó L O S O Y U N O R A T E
Q U E T U R B A S U S D E D O S
P A R A N A V E G A R E N E L
E S P E J O D E L S O L
barcos esqueléticos
navegan
en embarcaciones
de óleo

violines de invierno
tocan
sinfonías
para
los
huesos
de tiempos

el sol
refleja su sombra
en las catedrales
de marzo
donde los barcos
dejan
huellas
tras partir
pasmar al sol
y ser hombre
y ser Dios
y ser nada

los mil
abismos
silenciosos
de hocicos
sucios
quedan
abiertos
a los
árboles
sin raíces

los
viejos
puertos
de
navegación
catalnica
¿quién vive y olvida el sol al atardecer?

mis dedos aún

recuerdan haber

tocado la vejez

siento como de ella el ayer

soñé las estatuas

de hombres

derrumbarse

soñé la histeria de las sombras

¿quién olvida al atardecer

los caballos de bronce morir?


ENRIQUE BeÓ
PARA NAVEGAR AL SOL
LIMA - PERÚ
2004

Intereses relacionados