P. 1
Lógicas mercantiles y modelos de calidad educativa_Tesis de Maestría

Lógicas mercantiles y modelos de calidad educativa_Tesis de Maestría

5.0

|Views: 1.145|Likes:
El ocaso de la sociedad industrial no se ha reflejado en cambios estructurales en su modelo educativo. Como una nave sin brújula y a la deriva, navegando por caudales inciertos, el modelo educativo fordista y taylorista, se transforma en una gran trampa que pone en riesgo el futuro de millones de seres humanos.
El ocaso de la sociedad industrial no se ha reflejado en cambios estructurales en su modelo educativo. Como una nave sin brújula y a la deriva, navegando por caudales inciertos, el modelo educativo fordista y taylorista, se transforma en una gran trampa que pone en riesgo el futuro de millones de seres humanos.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Marco Fidel Zambrano Murillo on Jul 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/13/2013

pdf

text

original

El acceso al trabajo es, como ya se había mencionado, uno de los elementos con

los cuales el dispositivo educativo postburocrático extrae legitimidad ante la falla

estructural en su capacidad de formación.

Paradójicamente entre más se elevan los niveles de desempleo45

más se le exige

a la escuela elevar su capacidad para garantizar algo que en esencia no es de su

ámbito ya que los tiempos, en donde la correlación entre educación y empleo se

45

Categoría que igual incluye subempleo, trabajos mal remunerados e incluso formas disfrazadas

de esclavitud expresadas en pago en especie.

65

mostraba directa y transparente, han pasado. Ante esta situación igual se espera

que la escuela incremente los niveles de “calidad” educativa para aumentar las

posibilidades de los infantes de sobrevivir en un mundo cada vez más complejo.

Buscando adaptarse a los nuevos tiempos los profesores asisten a clases sobre

“emprendimiento” el cual se basa en un enfoque motivacional para aceptar que

solamente los estudiantes más fuertes y persistentes lograrán conquistar un

escenario de mercado, que a pesar de su aparente inflexibilidad, terminará por

reconocerlos a través de la compra de los bienes y los servicios que

inteligentemente logren visualizar que serán aceptados46
.

La clave propuesta por el discurso “emprenderista” es resistir y persistir, aprender

mediante un doloroso proceso de ensayo-error y demostrar a través del éxito en el

mercado, que se tenía razón en persistir a pesar de las dificultades. Es este el

razonamiento que la escuela ha aceptado replicar acriticamente en el nuevo

escenario laboral del capitalismo postindustrial.

Desde los inicios de la década de los noventa las grandes empresas

norteamericanas47

han adelantado acciones de reestructuración de sus

organizaciones con tres características centrales: i) automatización de procesos,

46

La palabra empleo ha sido erradicada del discurso escolar. “el empleo es cosa del pasado”

repiten sin cesar los directivos educativos.

47

Iconos de las empresas multinacionales y agentes de primer nivel en la tercera revolución

industrial.

66

(primero industriales y crecientemente procesos administrativos), ii) expulsión de

mano de obra e iii) integración de tecnologías administrativas encaminadas a

sostener e incrementar los niveles de eficiencia administrativa en un mundo sin

trabajadores:

“…Para científicos, ingenieros y empresarios, un mundo sin trabajo señalará el

inicio de una nueva era en la historia, era en la que el ser humano quedará

liberado a la larga de una vida de duros esfuerzos y de tareas mentales repetitivas.

Para otros, la sociedad sin trabajo representa la idea de un futuro poco halagüeño

de desempleo afectando a un sinfín de seres humanos y de pérdidas masivas del

puesto de trabajo, agravado por una mayor desazón social e innumerables

disturbios…En realidad entramos en un nuevo período de la historia en el que las

máquinas sustituyen, cada vez más, a los seres humanos, en los procesos de

fabricación, de venta, de creación y suministro de servicios…” (Rifkin, 1996, 33).

Las proyecciones de Rifkin han mostrado un impacto diferenciado en cuanto al

impacto de los procesos de automatización48

, configurando un cuadro más

complejo de la simple sustitución de hombres por máquinas.

48

En EE.UU. (donde se muestra una baja tasa promedio de desempleo cercana al 6%), en Europa

(con niveles de desempleo cercano al 14%) o Colombia con tasas de desempleo que ha llegado en

los últimos años al 18%. Si bien en Colombia se ha convertido en una práctica institucional la

adulteración de las mediciones estadísticas, comportamiento agudizado durante el gobierno de

Álvaro Uribe Vélez. Las tasas de desempleo en este último país bien podrían llegar al 25%.

67

El escenario de esta interacción se podría caracterizar por: i) necesidad de

trabajar mucho más para obtener el mismo ingreso, ii) configuración de trabajos

débiles en donde poco se aprende y no se es necesario para los procesos

productivos, iii) Alta rotación de trabajadores de baja cualificación y iv)

desconexión entre los procesos educativos y los requerimientos productivos y v)

pobreza y marginalidad estructural.

En el análisis de la lógica educativa que busca acomodarse a los nuevos tiempos,

se presenta un giro que complejiza aquello que se consideran las acciones más

pertinentes para alcanzar la exigencia de calidad educativa.

En el caso de la escuela pública que se analiza en la presente investigación, se

reorienta todo el plan de estudios para hacerlo compatible con la oferta y el

armazón conceptual del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) con lo cual la

oferta educativa termina en una combinación ambigua entre una oferta académica

de baja cualificación49

más un enfoque de formación para oficios agrícolas que se

complementa con charlas de emprendimiento.

49

En la práctica se renuncia a crear propuestas mínimamente aceptables en todas las áreas del

como matemáticas, física, química, biología, ciencias sociales o filosofía, dominadas por las

directrices de los libros de texto.

68

En el caso de la institución educativa privada no se contempla la integración del

SENA50

, se crea por el contrario un ambiente de “alta” exigencia académica

organizado bajo dos ejes: modelo pedagógico estructurado bajo un criterio

conductista (clases magistrales-pruebas-repetición de clases magistrales-pruebas)

y proceso de selección neodarwinista en donde aquellos estudiantes con ritmos de

aprendizaje de velocidad más lenta51

o con dinámicas que los ubican por fuera del

espacio de competencia mecánica52

son progresivamente y diplomáticamente

expulsados del sistema53

. En los dos casos y con diferentes variantes tenemos la

presencia de dispositivos educativos postburocráticos que ubican en diferentes

partidores a sus estudiantes con relación a su ubicación en la estructura

productiva de la sociedad de manera independiente a sus capacidades

individuales54
.

50

No se espera que los infantes de clase media se eduquen en el SENA, el cual por su parte ha

venido “bajando” su oferta institucional a formación para trabajadores independientes de baja

cualificación.

51

Se premia ente todo un tipo de velocidad mecánica, acrítica y memorística. El pensamiento

complejo es desechado sencillamente porque no existen las estructuras cognitivas para registrarlo,

ni por parte de la escuela ni de los docentes.

52

Quién responde primero o quienes son aquellos que más tiene “sellos” en el cuaderno como

reconocimiento a la obediencia medida por la exactitud en las fechas de entrega de las tareas

elaboradas en casa.

53

“lamentamos informarle que hemos llegado a la conclusión que esta institución educativa no es
para su hijo” es una frase adornada con la cual las instituciones se deshacen de los estudiantes
considerados incómodos.

54

Inteligencia o talentos especiales.

69

¿Cuál es el tipo de escuela que se ha configurado para una sociedad

postindustrial en donde el empleo y las oportunidades de ingresar al mercado se

han reducido de manera importante?

El modelo deshumanizado55

, competitivo y desvirtuado en el cumplimiento de los

fines que formalmente se plantea es el modelo escolar que ha terminado por

configurarse para un tipo de sociedad en donde los cambios tecnológicos

conllevan la posibilidad de eliminar la presencia humana, reducir los

requerimientos de cualificación un número creciente de oficios y devaluar la

calidad de vida laboral (Usilaner y Chamot, 1982, 240) a un punto en donde un

número creciente de seres humanos ya por fuera de la estructura productiva

deban aceptar como forma de vida el desempleo permanente, subsidios contra el

desempleo, asistencia social de nivel de subsistencia y pobreza sin salida en una

sociedad en donde el trabajo ha desaparecido definitivamente como derecho56
.

El problema no estriba en adecuar el dispositivo escolar para que mediante una

oferta educativa de “calidad” incremente y adecue las “competencias” de los

jóvenes para que así estos, con una formación cualitativamente diferente superen

55

Lo que piensen, sientan o quieran los estudiantes realmente no importa. Esto a pesar de una

actitud hipócrita de la institución de “escuchar” a sus estudiantes. El anuncio de una institución
educativa privada para ofertar sus servicios permite establecer aquello que precisamente sucede

muy poco: “…en mi colegio soy muy importante. Siempre me escuchan y me enseñan cosas muy
interesantes…Diego” A continuación: “…Categoría muy superior en pruebas ICFES…”

56

El neoliberalismo plantea que no hay que exagerar, con un interés muy obvio de desvirtuar las

bases fácticas de la crítica social.

70

las barreras que los nuevos escenarios laborales les plantean. Este planteamiento

hace parte del discurso que el dispositivo educativo postburocrático ha construido

para asegurar su supervivencia.

De hecho esta supuesta adecuación con el mercado y con la sociedad lleva más

de tres siglos sin que realmente se concrete ya que siempre la escuela se ha

encontrado fuera de tiempo con los cambios sociales y con los propios procesos

revolucionarios que el capitalismo ha propiciado desde el inicio de la modernidad.

Los nuevos “trabajadores del conocimiento”57

son muchos más de los que se

necesitan, lo cual desvirtúa el mecanismo meritocrático heredado por la

modernidad y su versión de sociedad educada en donde la escuela clasifica y

promueve seres humanos en forma desprevenida e inocente. La destrucción de la

clase media58

, la necesidad de millones de seres humanos de vivir de la asistencia

social (Gee, Hull y Lankshear, 2002, 195) y la propia ruptura de los mecanismos

meritócraticos para seleccionar a los “mejores”59

nos llevan a pensar que existe un

proceso más profundo que supera a la escuela y a las propias estructuras de las

sociedades humanas.

57

Término acuñado por Peter Drucker y retomado convenientemente por Bill Gates.

58

Aliviada en Colombia por toda una constelación de comportamientos oportunistas e incluso

criminales.

59

Tráfico de influencias, ventajas familiares, dinero y uso estratégico de relaciones de poder son

mucho más efectivos para “integrarse” a los mercados.

71

Las transformaciones son más profundas. En el planteamiento de la sociedad red

de Castells (2006), se plantea que el capitalismo informacional implica cambios

cualitativos importantes en la ecuación de capital, trabajo y la tecnología. La

aceleración del conocimiento tecnológico empujada por los productos de ciclo de

vida corto y la transformación constante de conocimientos, en un escenario de

inversión de capitales que busca ganancias en el corto plazo, fragmenta y debilita

al extremo la variable del trabajo la cual a su vez presiona, como nunca antes en

la historia del sistema educativo, el desarrollo constante de nuevas habilidades y

competencias llegando a invertir las ventajas tradicionales de la experiencia60

, y

tensionando al punto de quiebre, las posibilidades de adaptación de los individuos

al nuevo modelo laboral y social:

“…Sólo un determinado tipo de seres humanos es capaz de prosperar en

condiciones sociales de inestabilidad y fragmentariedad… [Asumiendo por lo

menos tres retos]…El primero…consiste en la manera de manejar las relaciones

de corto plazo, y de manejarse a sí mismo mientras se pasa de una tarea a otra,

de un empleo a otro, de un lugar a otro…[en donde]…el individuo se ve obligado a

improvisar el curso de su vida, o incluso a hacerlo sin una firme conciencia de sí

mismo…El segundo desafío tiene relación con el talento: cómo desarrollar nuevas

habilidades, cómo explorar capacidades potenciales a medida que las demandas

de la realidad cambian…en la economía moderna muchas habilidades son de

corta vida…los trabajadores necesitan reciclarse a razón de un promedio de entre

60

En efecto, entre más experiencia llegue a acumular un profesional por estos días, más

desventajas genera tanto en la conservación de su empleo como en la obtención de uno nuevo.

72

cada ocho y doce años…De ahí se deriva el tercer desafío. Se refiere a la

renuncia; es decir, a cómo desprenderse del pasado…para ello se necesita un

rasgo característico de la personalidad, un rasgo que descarte las experiencias

vividas…” (Sennett, 2006, 11 y 12).

Con el rostro volcado hacía el pasado, encerrada en las lógicas de encierro del

modelo burocrático, obsesionada por clasificar más que enseñar y formar, es en

extremo difícil que la escuela pueda responder con propiedad a este nuevo

escenario. Preocupada más por sobrevivir ella misma, busca cambios de forma

caracterizados por la nueva ola de discursos sobre competencias laborales,

emprendimiento y calidad educativa, en tanto mantiene su núcleo rígido e

inmodificable de disciplinamiento y clasificación.

Este gesto institucional de la escuela se da igual frente a un escenario de

globalización económica en donde como en Silicon Valley61

(Rosenberg, 2002,29)

los ingenieros y diseñadores de software viven en el escenario de la alta

tecnología las angustias del trabajo flexible, como en las grandes zonas de

maquila en Centroamérica y México (Juan Carrasco, 2006) en donde aún se

experimentan las lógicas fabriles del siglo XIX caracterizados por el trabajo en

61

Región que rodea la Bahía de San Francisco que ha llegado a convertirse en el principal

complejo mundial de innovación tecnológica y empresarial de la economía informacional. Otras

zonas han buscado copiar con mayor o menor éxito el modelo: Cambridge (Inglaterra), Helsinki

(Finlandia), Tel Aviv (Israel), Bangalore (India), Singapur y Hsinchu-Taipei (Taiwán).

73

serie, los modelos de control tayloristas, las bajas remuneraciones y la baja

cualificación de los trabajadores.

Para ninguno de estos dos modelos la escuela ofrece respuestas consistentes, si

bien es necesario registrar que los mecanismos de disciplinamiento, repetición,

clasificación y jerarquización de los niños en los espacios escolares son más

propicios para la integración laboral bajo la lógica de la maquila que el capitalismo

ha desarrollado en las regiones del tercer y cuarto mundo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->