P. 1
Como interpretar la Biblia - Chuy Olivares

Como interpretar la Biblia - Chuy Olivares

|Views: 191|Likes:
Publicado porBdr
Cómo interpretar la Biblia
Chuy Olivares
1. Introducción
¿Se ha dado usted cuenta de lo común que resulta escuchar en la iglesia de nuestro tiempo todo tipo de herejías, blasfemias y falsas doctrinas? ¿Se ha preguntado por qué ocurre esto? En algunos casos, ciertamente, se enseñan falsedades deliberadamente. Pero en otros casos la razón es una deficiente
Cómo interpretar la Biblia
Chuy Olivares
1. Introducción
¿Se ha dado usted cuenta de lo común que resulta escuchar en la iglesia de nuestro tiempo todo tipo de herejías, blasfemias y falsas doctrinas? ¿Se ha preguntado por qué ocurre esto? En algunos casos, ciertamente, se enseñan falsedades deliberadamente. Pero en otros casos la razón es una deficiente

More info:

Published by: Bdr on Jul 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/02/2013

pdf

text

original

Cómo interpretar la Biblia

Chuy Olivares

Contenido
1. Cómo interpretar la Biblia - Introducción 2. ¿Nos mandó Jesús a atar demonios? 3. Primeras Tres Reglas de Interpretación Bíblica

1. Introducción
¿Se ha dado usted cuenta de lo común que resulta escuchar en la iglesia de nuestro tiempo todo tipo de herejías, blasfemias y falsas doctrinas? ¿Se ha preguntado por qué ocurre esto? En algunos casos, ciertamente, se enseñan falsedades deliberadamente. Pero en otros casos la razón es una deficiente, escasa o nula formación en el estudio de la Biblia que conduce a interpretar equivocadamente las Escrituras. Interpretar la Biblia no es sólo asunto de “revelación”. Requiere estudio y un cabal entendimiento de los textos. Hay reglas para ello. Si las seguimos, evitaremos deslices en el entendimiento de la Palabra. Para manejar un automóvil no sólo es necesario tener el vehículo y una licencia de conductor: la persona debe conocer las leyes de tránsito y respetarlas. Para interpretar las Escrituras no basta tener una Biblia y leerla, es necesario utilizarla bien y saber interpretarla. De una manera muy sencilla estaremos presentando las reglas básicas de interpretación bíblica con el fin de acercarnos a las Escrituras con un corazón limpio y dispuesto a aprender y a no torcer su significado. En cada regla expondré la interpretación correcta y las interpretaciones falsas que, en algunos casos, se han ido aceptando e integrando a la concepción que algunos creyentes tienen de la Biblia. Le animo y le invito a leer con detenimiento cada uno de estos artículos. Vamos juntos a analizar y a quebrar argumentos erróneos, ilógicos y huecos que es necesario desarraigar de nuestras congregaciones y nuestras familias, de nuestro corazón y nuestra mente. La Hermenéutica es el arte de interpretar los textos Bíblicos. “Hermenéutica”= viene del griebo «Hermenevein« que significa interpretar. “… también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, (16) casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos (ignorantes) e inconstantes (inestables) tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición (destrucción)”. 2Pe 3:15-16 Las malas interpretaciones provienen a menudo sólo de la ignorancia de algunos cristianos respecto a las Escrituras. Pero también pueden provenir de personas inestables que quieren vivir a su modo -o como lo he dicho tantas veces, haciendo lo que les da “gadarena gana”y que encuentran muy fácil “acomodar” las escrituras a sus intereses personales. ¿Usted acomoda su vida en el molde de la Biblia… o acomoda la Biblia en el molde de su vida…? De entrada, le invito a pensarlo.

Cuando Pablo dice que también tuercen el resto de las escrituras, se refería al Antiguo Testamento porque, aunque en ese tiempo aún no estaba completo el Canon como lo conocemos ahora, las cartas de Pablo ya se consideraban Palabra de Dios. Pedro también afirma que ninguna profecía de la Escritura es asunto de interpretación personal, ya que no provienen de la voluntad humana: Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; (20) entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, (21) porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2Pe 1:19-21) Es decir, no podemos aislar una escritura de todas las demás. La Biblia es inspirada por Dios y por tanto tiene una armonía perfecta y total: no se encuentran errores, incongruencias o contradicciones en ella. 2Ti_3:14-17…persiste en las cosas que has aprendido… Toda Escritura es inspirada por Dios… Inspirada significa que tiene el aliento de Dios, la vida misma de Dios. La sana doctrina y la buena predicación dependen de una buena interpretación de la Biblia Es muy delicado decir que algo “está en la Biblia” sin que lo esté. Si la gente no lo corrobora terminará creyéndolo y recibiéndolo como Palabra de Dios. Una botella puede tener la etiqueta “Coca Cola” pero contener veneno. Así, en nuestro tiempo, muchos maestros dicen con ligereza que lo que enseñan “está en la Biblia”, pero muchas veces sólo siembran veneno, mientras muchos lo reciben incluso con buen corazón -pero con ignorancia- sólo porque tales falsedades incluyen una o dos referencias bíblicas. La buena interpretación de la Biblia requiere de estudio. Hay que entender el contexto histórico de cada enseñanza. Por ejemplo: en 1Co_11:5 dice que las mujeres deben cubrirse la cabeza. El mensaje está dirigido a la provincia griega de Corinto, donde por aquellos días las mujeres castas salían a la calle con velo. Sólo las mujeres de mala reputación se mostraban en público con la cabeza descubierta. Se trata pues de una costumbre cultural de este pueblo, ese es el contexto histórico. No existe ninguna otra referencia bíblica que imponga a las mujeres el uso del velo. Aquí me permito recomendarle a usted el sitio www.recursosteologicos.org . Se trata de un espacio donde se puede obtener abundante material de estudio, escrito, investigado y fundamentado por teólogos confiables. Le invito a revisar los estudios serios de la Palabra. Rechazar el estudio profundo de la Biblia es una actitud irresponsable que nos llevará, por así decirlo, al pantano o a las arenas movedizas en materia espiritual. En la escritura misma vemos un ejemplo de mala interpretación por parte de falsos maestros: 2Ti 2:17-18 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, (18) que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. • Himeneo y Fileto decían que ya se había efectuado la resurrección porque interpretaban equivocadamente la enseñanza de Pablo a los Colosenses (2:12)

“sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos”. • Aquí cabe señalar que Pablo señala por sus nombres a los falsos maestros. Atiende así a la responsabilidad de alertar a los creyentes respecto a las falsas doctrinas denunciando de quién provienen. LA BIBLIA ES SU PROPIO INTERPRETE. Hay una regla fundamental en Hermenéutica: la Biblia es su propio intérprete. Es decir, se explica a sí misma. Cuando se ignora este principio es común que se interpreten palabras o frases fuera del contexto general de las Escrituras, lo cual produce malas interpretaciones. Zola Levitt, un reconocido teólogo, dice que “el Nuevo Testamento está escondido en el Antiguo Testamento, y el Antiguo Testamento está revelado en el Nuevo Testamento. La Biblia es como un libro de estudio: ¡tiene las respuestas al final!” Hec. 20.26,27 Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. “Todo el consejo de Dios” es toda la enseñanza bíblica. Hay que revisar todos los textos que se escribieron sobre un mismo tema para interpretarlo adecuadamente, en contexto, y para no dar pie a herejías. Voy a dar algunos ejemplos, pero no los explicaré mucho. Quiero que usted haga el ejercicio de comprender la interpretación bíblica sólo leyendo los textos bíblicos que citaré. Verá cuán sencillo es interpretar adecuadamente sólo con leer diversos textos en torno a un mismo tema, pues éstos se explican unos a otros. Ejemplo: 1 Cor 10:1-4 1Co 10:1 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; • Exo 13:21 Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. 1Co 10:2 Todos ellos fueron bautizados en la nube y en el mar para unirse a Moisés. • Exo 14:29 Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. • Jn. 3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 1Co 10:3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, • Jn. 6:32 Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. El alimento espiritual es Cristo, el maná simbolizaba a Cristo. • Sal 78:24 E hizo llover sobre ellos maná para que comiesen, Y les dio trigo de los cielos. 1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Aquí se enfatiza a Cristo, la bebida espiritual. • Exo 17:6 He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel.

El agua es la Palabra de Dios o el Espíritu Santo, según el contexto. o La roca es símbolo de Cristo. • Num 20:8-12 Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias. Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó. Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias. Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado. o Cuándo Moisés le pega dos veces a la roca viola el mandato de Dios. La roca simboliza a Cristo, quien murió una sola vez por los pecados de todos. • Gal 4:28-31 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Más ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre. • Gen 21:5-10 Y era Abraham de cien años cuando nació Isaac su hijo. Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo. Y añadió: ¿Quién dijera a Abraham que Sara habría de dar de mamar a hijos? Pues le he dado un hijo en su vejez. Y creció el niño, y fue destetado; e hizo Abraham gran banquete el día que fue destetado Isaac. Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. o Agar simboliza el Sinaí. o Sara simboliza a Jerusalén y al tiempo de la gracia. o Ismael es hijo de la carne. o Isaac es hijo de la promesa, como nosotros los creyentes somos hijos de una promesa porque hemos creído por fe -y no por obras, lo cual violentaría la palabra pues la salvacion es un regalo de Dios. El primer intérprete de la Biblia fue Satanás y, por supuesto, la interpretó mal. Gen. 3.1-7 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.
o

Satanás tuerce las escrituras hasta el día de hoy. • Dios nunca violará su Palabra. • El cristiano debe ser instruído en la Palabra de Dios. • La Palabra de Dios es la verdad, es enseñanza sana. • La Palabra de Dios no puede someterse a discusión, es para ser obedecida. Mat. 4.1-11 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. • Aquí, Satanás cita las escrituras, pero lo hace erróneamente. • Las falsas doctrinas salen de Satanás. • Jesús sí citó la escritura correcta para cada momento. Así también nosotros debemos conocer las escrituras para citarlas correctamente.

2. ¿Nos mandó Jesús a atar demonios?
Ahondemos ahora en la importancia de la tercera regla de interpretación bíblica: Tomar las palabras en su contexto; es decir, los versículos anteriores y posteriores. Para ello me referiré a la famosa doctrina de “atar demonios”. Mateo 18:18
De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.

Este versículo ha sido aislado para crear la doctrina de atar demonios. Pero veamos el contexto inmediato:
18:19, Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. 18:20, Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

He escuchado más de una vez a personas que citan erróneamente este versículo con tristeza cuando nadie llegó a una reunión convocada por la iglesia, convencidas de que Jesús no está ahí porque no hay dos o tres reunidos en su nombre.

Retomemos el contexto general, abra su Biblia por favor en Mateo.
18:1 En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? 18:2 Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, 18:3 y dijo: De cierto os digo que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. 18:4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es mayor en el reino de los cielos. 18:5 Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe •

Versículos 1-5: se refiere a la actitud humilde de un niño
18:8 Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. 18:9 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

Versículos 6-9: hablan de no estorbar con el pecado a esos niños o a quienes son como ellos, y de lo doloroso que puede resultar desarraigar el pecado.
18:10 Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos. 18:11 Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido. 18:12 ¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y se descarría una de ellas, ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado? 18:13 Y si acontece que la encuentra, de cierto os digo que se regocija más por aquélla, que por las noventa y nueve que no se descarriaron. 18:14 Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños.

Versículos 10-14: hablan de que, cuando alguien es estorbado, es como una oveja perdida. • En particular el versículo 14 debe entenderse así: “que se pierda”: del griego apólumi, que no es perder la salvación, sino perder la paz y la comunión con Dios. Que quede claro que hasta aquí estamos hablando de tropiezos entre nosotros.
• 18:15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. •

Este es el primer paso para arreglar los conflictos entre hermanos (esto también estaba en la ley, en Lev 19.17). Tendrás que razonar con él.

“Has ganado a tu hermano” no significa ganarlo para Cristo, pues en tal caso no le llamaría hermano: se refiere a ganarlo en cuanto a restaurarlo a la comunión con Dios y con la iglesia.
18:16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.

Versículo 16: esto también está en la ley (Deut.19.15)
18:17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.

Versículo 17: A los gentiles no se les recibía en el templo. Entonces, ¿cómo hemos de proceder respecto a alguien que no se quiere reconciliar? ¡De la misma forma! Observemos cómo hasta aquí no se ha mencionado al diablo ni a los demonios.
• 18:18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. • • •

Versículo 18: aquí se refiere a ejercer disciplina. Atar viene del griego sujetar, apresar, ligar. Encadenar. Desatar es aflojar las cadenas. Cuando la iglesia aplica disciplina mantiene sujeto al infractor.
18:19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

Versículo 19: se refiere a la decisión de los líderes sobre la disciplina a aplicar. El acuerdo al que se refiere esta enseñanza es el relacionado con qué disciplina se impondrá al infractor que ha desechado la exhortación.
18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Versículo 20: Obviamente no se refiere a las reuniones en la congregación, no dice que si no han llegado dos o tres hermanos entonces Jesús no está allí. Aquí la Biblia se refiere a la reunión donde se decide la disciplina, en la cual participan los líderes de la congregación y los testigos. La doctrina de atar demonios sobrevino muy recientemente, hace unos 20 años cuando mucho. No hay una enseñanza al respecto en toda la historia previa de la iglesia. Una revisión profunda como la que hemos hecho sobre estos versículos la echa por tierra.

Lo siguientes versículos de Mateo 18 tampoco hablan de atar demonios, sino de perdonar y soltar del castigo. Mat 18:30 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
• no quiso perdonarle la deuda, no quiso soltarle la deuda. ¿Dónde está el diablo en todo el capítulo?

Mateo 18 habla del perdón, de lo que se hace con alguien que no se arrepiente -y con el que sí lo hace-. La disciplina en la iglesia la aplica el liderazgo, pero la gran mayoría de los problemas se arreglan cuando un hermano exhorta al otro, sin necesidad siquiera de testigos. Toda aplicación al capítulo 18 de Mateo que no tenga que ver con la disciplina y con el perdón es errónea. Jesús está diciendo “No quiero que se hagan tropezar unos a otros: si eso ocurre deben arreglarlo exhórtándole, si el reprendido no rectifica disciplínenle (átenle a la disciplina de la iglesia), si reconsidera y enmienda perdónenle. Cuando se arrepienta, desátenle“. Mateo 16:13-20 / Otro texto mal interpretado Cuando llegó a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: –¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Le respondieron: –Unos dicen que es Juan el Bautista, otros que Elías, y otros que Jeremías o uno de los profetas. –Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? –Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente –afirmó Simón Pedro. – Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás –le dijo Jesús–, porque eso no te lo reveló ningún mortal,* sino mi Padre que está en el cielo. Yo te digo que tú eres Pedro,* y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte* no prevalecerán contra ella. Te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. Luego les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Cristo. (Mat 16:13-20 NVI) Este pasaje también se ha sacado de contexto para sostener la doctrina de atar demonios pero el pasaje tampoco habla sobre el Diablo. Las llaves son un símbolo de autoridad, más concretamente de la autoridad de la Palabra de Dios, en este caso para abrir y tener acceso al reino de los cielos. • Se nos da autoridad para usarlas: Pedro fue el primero en hacerlo al predicar a judíos y a los gentiles, con lo cual les desató, haciéndoles libres del pecado. • Cuando predicamos y las personas aceptan a Jesús en sus vidas, los estamos desatando. Pero cuando no aceptan la Palabra, quedan atados: a eso se refiere la Biblia con “atar y desatar“ Si los cristianos de la actualidad comprendiéramos mejor el tema de la disciplina en la iglesia, caeríamos menos en el error de malinterpretar estos pasajes bíblicos.

Un caso de disciplina: Primera de Corintios 5
5:1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. 5:2 Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? 5:3 Ciertamente yo,

como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 5:4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

Versículo 2: Pablo dice que el pecador sea quitado • Versículo 3: Pablo dice que ya ha juzgado, es decir, ha tomado la determinación de quitar al pecado • Versículo 5: Ser entregado a Satanás significa dejarlo en sus dominios, atado, subyugado. • Versículo 5: Los líderes son responsables de ejercer tal disciplina para que el pecador se arrepienta. Sobre el ejercicio de la autoridad y la aplicación de la disciplina estudie usted 2 Cor 12:20-21, 13:1-2

2 Tim 2:16-20 / 1 Tim 1.20
2:16 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. 2:17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, 2:18 que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. 2:19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 2:20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles.

Himeneo y Fileto no estaban siendo vasos útiles, estaban deshonrando al Señor. En consecuencia, Pablo ejerció disciplina. • Según la primera carta a Timoteo, Himeneo ya había sido disciplinado (fue atado); su mención en la segunda carta nos muestra que éste siguió en sus malos caminos. Esto que sugiere Himeneo pidió perdón y le permitieron entrar (fue desatado) pero volvió a dar mal fruto. • Finalmente Pablo lo ató: ya no se le permitió más el acceso. Tit 3:10-11 Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, (11) sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio.
• • •

Habiendo entendido Mateo 18 podemos comprender mejor este pasaje. Se trata de un consejo pastoral de Pablo para Tito. En este caso la persona queda ligada o atada a su pecado hasta que se arrepiente.

El Antiguo Testamento dice “tu pecado te alcanzará”, es decir que pagarás las consecuencias de tus faltas. Por eso es tan importante lidiar con el pecado escondido, para no permanecer atados a la impiedad. Si uno peca contra alguien y no le pide perdón, queda atado. Santiago dice que algunos están enfermos como consecuencia de los pecados que han cometido. La disciplina es una expresión del amor de Dios porque libera a sus hijos, los desata. Es por eso que el Señor sólo disciplina a quienes son realmente sus hijos.

Otro ejemplo de “atar”: Hechos 15
15:24 Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, 15:25 nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo

Los apóstoles se reunieron, ejercieron autoridad y no ataron a los gentiles a la ley. Analizaron el caso y desataron a los gentiles del yugo que los judíos querían ponerles. Su determinación les condujo a establecer orden y pusieron orden y disciplina. Así, con todos estos pasajes y sus respectivos contextos, concluimos que la Biblia no habla de atar demonios. Jesús no nos mandó a atar demonios, sólo a echarlos fuera.

Mat 12:22-37 – Resumo el texto diciendo que cuenta cómo Jesús sana a un endemoniado y los fariseos le acusan de haberlo hecho por Beelzebú. El les responde que un reino divido no prevalece.
12:27 Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

Versículo 27: Es importante aclarar que cuando dice “hijos” se usa un hebraísmo para referirse a los discípulos de los fariseos, no a hijos carnales. Es decir, se les llama hijos a los discípulos. El versículo 29 es el texto controversial:
• Mat 12:29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa. •

Jesús no está enseñando que nosotros debamos atar. Está hablando sobre sí mismo. Y cuando se refiere al hombre fuerte está hablando, ahora sí, del Diablo. Está diciendo “¿cómo habría podido YO irrumpir en los dominios de la maldad para deshacerla si no hubiera atado, con autoridad de Dios, al Diablo? Quedaba claro con esto que, como lo indica el contexto, respondía a quienes le acusaban de echar los demonios por Beelzebú.

Debe entenderse que estas cosas las hace Jesús como Dios, y que sólo Él las puede hacer (como llamar a las cosas que no son como si fueran por ejemplo). Es decir, esta acción de atar al Diablo es exclusiva de Jesús.
12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Atención: la blasfemia contra el Espiritu Santo según el contexto consiste en atribuirle autoridad a Satanás, conceder que el Diablo hace lo que, en realidad, sólo puede hacer el Espíritu Santo. • Al referirse al pecado imperdonable, Jesús le está hablando a los fariseos, es decir, este pecado no lo pueden cometer los cristianos. Últimamente se entiende equivocadamente que el “hombre fuerte” de una ciudad es el más influyente, o el más rico y poderoso. Han aparecido así nuevas falsas doctrinas, como la que sostiene que hay que “atar” mediante oración al hombre fuerte de una región para que se convierta y apoye la obra de Dios (o los propios deseos de los falsos profetas) con sus riquezas, o para que su influencia nociva termine. Tal doctrina no aparece en la Biblia: no hay un sólo pasaje donde los apóstoles lleguen a una ciudad y busquen al hombre fuerte para atarlo.

La palabra “atar” que se utilizó significa nuevamente ligar, inhabilitar, subyugar (mantener bajo yugo, bajo autoridad o sujeción) Observemos el contexto de este pasaje: Jesús había soltado a un endemoniado por medio de su palabra. Nosotros desatamos a las personas con la predicación de la palabra. En el contexto podemos observar la obra de Cristo en la cruz y la derrota de Satanás. Jesús lo subyugó en la cruz, por medio de su sangre inhabilitó al diablo, vino a deshacer las obras del maligno. Antes de Cristo no hay registros de atar demonios. David tocaba el arpa y el demonio se iba y Saúl entraba en paz (dice el texto que el demonio era de parte de Dios, o sea, Dios lo permitía). Jesús aquí estaba demostrando ser más poderoso que el diablo. Veamos el mismo pasaje en Lucas 11:
Luc 11:21-22 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. (22) Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.

Es alegórico que el diablo tenga un palacio. Lo que queda claro es que Jesús es más fuerte que el diablo y le vence: ¡pero le vence Él, Jesús, no nosotros! Ninguno de nosotros puede vencer al Diablo sin Jesús.

Aquí Lucas usa la palabra “vencer”, que significa subyugar. Vencer y atar a fin de cuentas (en el original) son sinónimos. Nosotros no vencemos al diablo, eso lo hizo Jesús. Ahora una pregunta dirigida a quienes creen o predican la doctrina de “atar demonios“: Si lo atamos en domingo: ¿se desata el lunes? … porque él anda como león rugiente buscando a quien devorar. ¿Cómo no ven la contradicción en atar y atar a los demonios en una ciudad… y que tal acción no surta ningún efecto? Han atado por años al “demonio del narcotráfico” o de la prostitución por ejemplo, y ¡estos pecados no sólo no disminuyen sino que se multiplican! Se afanan en efectuar campañas masivas o hasta vuelvan en helicóptero sobre una región para atar al Diablo, se llenan de activismo y, tristemente, dejan de lado la predicación de la Palabra. Jesús dijo: en mi nombre echarán, expulsarán fuera demonios. Jesús venció al Diablo, eso quiere decir que éste ya no tiene dominio y poder sobre todos: una vez que somos de Jesús nosotros ejercemos la autoridad de Jesús para inhabilitar la obra del diablo. Pero lo hacemos por la Palabra, por la predicación, no meramente por declarar que atamos o desatamos. Veamos un ejemplo final:
Apo 2:10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

Jesús no le recrimina aquí a la iglesia en Éfeso el que no estuvieran atando demonios o haciendo guerra espiritual para ser librados de la tribulación. Debe entenderse que la prueba y la tribulación son parte de la vida cristiana y no deberían ser la ocasión para llenarnos de temor, sino la oportunidad para mostrar fidelidad y confianza en Dios. Ese falso evangelio moderno que habla de que no nos puede pasar nada malo (tragedias, tormentas, vientos) afecta a la gente porque no le muestra la verdad respecto a la soberanía de Dios y sus propósitos. En su segunda carta a los Corintios, el apóstol Pablo habla de un mensajero del Diablo que lo abofeteó. Pablo no se puso a atarlo ni a hacer guerra espiritual para liberarse. En contraste, entendió el propósito de Dios al permitir aquello: que el apóstol no se engrandeciera, que no se envaneciera. Este tipo de doctrinas “de victoria total” en la vida son de origen oriental, han proliferado la iglesia contemporánea y nadie debería adoptarlas.

Les animo a estudiar a fondo el contexto de los pasajes y a enseñar sólo lo que la Biblia enseña.

3. Primeras Tres Reglas de Interpretación Bíblica
A continuación vamos a hacer una revisión detallada de cada una de las reglas de interpretación bíblica: PRIMERA REGLA: Algunas expresiones de la Biblia son figuradas y deben interpretarse según el uso ordinario de la época en que se escribieron. El lenguaje es cambiante, se va transformando a lo largo de la historia. Y no me refiero sólo al significado de las palabras sino a la formación de expresiones, lugares comunes y frases hechas. No todas las expresiones son literales: el desarrollo del lenguaje ha generado expresiones figuradas, que no pueden ser tomadas literalmente. Cuando leemos en la Biblia “este es mi cuerpo”, no se expresa literalmente que el pan sea el cuerpo de Cristo. Así vemos cómo la hermenéutica también se aplica a la literatura. Cuando se quiere leer por ejemplo Don Quijote de la Mancha, las palabras y las frases empleadas se han de analizar en su contexto histórico, no en el nuestro. Ejemplos bíblicos. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Gen 6:12 “Tierra” no significa literalmente que Dios miró el polvo o el suelo, sino que miró a la humanidad. • Cuando dice “toda carne”, se refiere a los hombres (seres humanos), no se refiere a los animales que, aunque son de carne, no entran en esta expresión. • “Camino” se refiere a la conducta de las personas, a su vida y actuar, no literalmente a una ruta transitable. Estamos hablando de un lenguaje simbólico. En algunos casos son hebraísmos: expresiones propias y exclusivas del pueblo judío.

Ejemplo: Gen 4:1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. “Conoció” es un hebraísmo. Se refiere a tener relaciones íntimas. La expresión “Hijos de luz” también es un hebraísmo.

Otro ejemplo está en: Sal 91:4 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.

¿Acaso Dios tiene plumas? No. El texto no debe interpretarse literalmente: se trata aquí de una expresión en lenguaje poético. Luc 14:26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
• • • • •

La frase “y no aborrece” se refiere a “amar menos“, no a detestar u odiar. Se entiende más en Mat 10:37 “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” Éste es también un hebraísmo: “aborrecer” significa “amar menos”. De una mala interpretación del texto de Lucas, nació una vez una secta de jóvenes que predicaba literalmente el odio a los padres. Éstos hallaron una forma de justificar la rebeldía, pero no podían cumplir esta ordenanza interpretada a su manera y, por otro lado, echar por la borda otro mandamiento: el de honrar a los padres. Interpretar los textos bíblicos requiere estudio.

SEGUNDA REGLA: Se deben tomar las frases o las palabras en su contexto, es decir, se debe considerar el sentido que indica el conjunto de palabras que las rodean. Revisemos por ejemplo la palabra Fe: En su sentido estricto es confiar en Dios. Pero cuando se dice que los notarios “dan fe”, no implica que tengan fe en Dios, sino que “dan testimonio fiel de un acontecimiento”. El acto de dar fe significa atestiguar con autoridad y con verdad. Hec 17:31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. Aquí fe significa testimonio. Dios mismo les dio testimonio a todos al levantar a Jesús de los muertos. • Quiero aprovechar para señalar que el texto no habla de salvación para todos. La Biblia no enseña que todos se salvarán como algunos predican, sino de dar testimonio a todos, aunque algunos no creerán. Hec 6:7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.
• • Fe como doctrina Gal 1.23 Solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba.

En este caso, “fe” se refiere a la doctrina, el evangelio. Revisemos por ejemplo la palabra Salvación:

La interpretación más usual de la palabra salvación nos conduce a ligarla con el pecado: salvación del pecado. Pero en algunos textos significa simplemente no sufrir un mal.

Hec 7:25 Pero él pensaba que sus hermanos comprendían que Dios les daría libertad por mano suya; mas ellos no lo habían entendido así. La versión antigua decía “salvación”, pero en realidad habla de “libertad” Rom 13:11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
• • Aquí salvación se refiere a la segunda venida de Cristo Heb 2.1-4 / Heb 2:3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

Aquí salvación es el mensaje, lo vemos en todo el contexto: “siendo anunciada”. Todo el capítulo uno y el capítulo dos habla del mensaje que Dios nos da, no de la salvación del pecado. Revisemos por ejemplo la palabra Gracia: En su sentido estricto significa “favor inmerecido”. Más concretamente, la gracias es el favor que Dios nos hace y que no merecemos.

Efe 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; En este caso gracia es favor inmerecido. Hec 14:3 Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.

Aquí gracia es evangelio. Mat 10:8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
• • Y aquí gracia significa sin costo, gratis. Revisemos por ejemplo la palabra carne: Usualmente se refiere a una persona.

Efe 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Es decir, nuestra lucha no es contra personas. Eze 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
• •

Aquí la carne se interpreta como tener un corazón sensible, tierno, con la vida de Dios.

Gal 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, En este caso carne se refiere a la maldad del hombre. 2Co 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;

Carne aquí signfiica humanidad, proceder con base en nuestros métodos 1Ti 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne,

Sería absurdo interpretar aquí carne como maldad. Decir que Dios fue manifestado en carne significa que fue hecho hombre TERCERA REGLA: Tomar las palabras en su contexto; es decir, considerar los versículos anteriores y posteriores. Esta es una regla ampliamente violentada por la falta de conocimiento.

Pro 18:20-21 Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. (21) La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. Muchos asumen que si confiesan bendición o maldición la reciben y que tengamos cuidado con lo que “confesamos”. Pero el pasaje no se refiere a eso. El contexto inicia desde el 17:4 y habla de mentira, de hablar maldad. Luego en el versículo 9 sobre la prudencia, en el 20 sobre no resolver cosas con la lengua. Luego en el capítulo 18: en el versículo 4 sobre la honestidad y la perversidad, en el 6 sobre contienda, en el 7 sobre el chisme, en el 13 y en el 17 sobre justificarse con mentiras y en el 19 sobre las peleas. No está hablando del acto de confesar positivamente y esperar que ocurra lo declarado. Está condenando las malas acciones de la lengua: mentir, propagar chismes, maldecir, ser imprudentes. De hecho más adelante, en el capítulo 19:1 se habla de la “perversidad de labios” en el mismo contexto. La idea de “confesar positivamente” proviene de conceptos esotéricos de hechicería y de la nueva era que lamentablemente se han introducido en la iglesia. No hay texto bíblico que apoye esa doctrina. Jesús mismo hablaba de lo que le harían, que lo azotarían y lo matarían. Y cuando Pedro le respondió “en ningún modo te acontezca tal cosa”, Jesús le respondió: “apártate de mí Satanás”. Los falsos maestros dirían que Jesús “confesó negativo”. Y ya tendrían, como Pedro, su respuesta. Pablo dijo que vendrían lobos rapaces, y que de en medio de los creyentes saldrían falsos maestros. El no tenía miedo de “hablar lo que pasaría”. (en Hc 20:29). Los falsos maestros de la confesión positiva, también malinterpretan la Biblia en Proverbios 6:2: Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios. El contexto se ve en los versículos 1 al 4: ¡está hablando de no ser

fiador! Fiar es asumir la deuda. A eso se refiere cuando dice “enlazarse en los dichos de tu boca” , al compromiso que adquieres al aceptar ser fiador (deudor corresponsable). A Job, por ejemplo, no lo vemos confesando o proclamando “positivamente”. Nosotros hablamos la palabra de Dios completa, esta tiene su cuota de “negatividad” (arrepiéntete o te vas al infierno). La corriente eléctrica tiene carga negativa y positiva y es, en ese sentido, como la vida cristiana: si no están ambas no funciona. Marcos 11.22-23 es otro pasaje con el que se argumentan falsas doctrinas. Mar 11:22-23 Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. (23) Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. El contexto general lo vemos desde el versículo 12: No era tiempo de higos y Jesús maldijo la higuera. • Jesús sabía que no era tiempo de higos, entonces: ¿por qué le exigió frutos?. • La lección era espiritual es otra: tener fe en Dios (v22) • La fe no tiene obstáculos. No maldijo la higuera sin razón, quería enseñarles algo: Creer y confiar totalmente en Dios.

El monte es un símbolo de los obstáculos. • Santiago habla de pedir con fe, sin dudar. Aquí, otra vez, se trata de no dudar en el corazón. • Ahora, la fe no es para “garantizar” que tendremos lo que pedimos. Pablo tenía fe cuando pidió sanidad y no la recibió porque los designios de Dios eran otros. • El enfoque del pasaje no es “hablar” como brujos (”háblele al billete para que multiplique”, como predican algunos charlatanes), sino confiar en Dios y en su voluntad. • Desde la perspectiva de loa falsos maestros, tampoco funcionó la “fe” con Timoteo, quien se enfermaba, ni con Trófimo a quien Pablo dejó enfermo. (¿Quién enferma… y yo no enfermo?). Mar 11:24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

Este versículo se debe estudiar junto con Santiago: “piden y no reciben porque piden mal, para sus propios deleites”.
• •

Mucha gente sólo sabe pedir dinero, en vez de pedir cambios radicales en el carácter, ser mejores esposos, ser mejores hijos de Dios. Ese “todo” tiene un límite: no podemos sacar gente del infierno, por ejemplo.

Pablo incluso recogió ofrenda para la iglesia en Jerusalén porque sus congregantes eran pobres a causa de la persecución. Muchos perdían sus trabajos por el hecho de ser cristianos. Evidentemente no eran faltos de fe, pero padecían necesidad. Es decir no tenían literalmente “todo” lo que pedían. Por encima está la soberanía de Dios quien hará -o dejará de hacer- conforme a su voluntad para cumplir sus propósitos. Mar 11:25 Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

Para pedir primero hay que perdonar: la amargura es un obstáculo para ser escuchados por Dios. Mi prosperidad no depende de lo que confieso y digo, sino de la bendición de Dios.

Pablo dijo que Dios nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. Pero también en Corintios dijo “padecemos hambre”. Es decir, que hay de todo en la vida cristiana. A Daniel (citado como héroe de la fe) Dios le salvó de los leones, pero no a los cristianos del primer siglo. A Lázaro lo resucitó, pero éste luego volvió a morir. Lo resucitó para demostrar el poder de Jesús y cómo nos resucitará a nosotros. En esta misma temática, veamos el famoso versículo “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (Fil 4:19) Dios suple todo, pero Pablo tuvo hambre y Jesús no tenía donde recostar su cabeza. La vida con Dios no depende de lo que él nos da sino de lo que El es. El contexto de este versículo 19 se entiende considerando el texto previo: Leemos desde el versículo 10 que él había aprendido a estar contento y en paz en toda circunstancia. • Versículo 13 : “todo lo puedo”, se refiere a escasez y abundancia • Versículo 15: en medio de la necesidad, solo los Filipenses le ayudaron. • Versículo 16: Pablo recibía ofrendas. En realidad es de Dios que sus hijos reciban bendición material. • Versículo 17: Pablo no buscaba que ellos le dieran, sino buscaba frutos de generosidad porque él había dejado todo. • Versículo 18: “Tengo abundancia” • Entonces, a quiénes Dios suplirá con abundancia? Al que siembra con abundancia. Otro ejemplo: Col 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Los testigos de Jehová y otros lo interpretan diciendo que Jesús fue el primer ser creado, pero analicemos el contexto para entender correctamente lo que dice la Biblia.
• •

Versículo 16: Él creó todo Versículo 17: Él es antes de todas las cosas… (”él es Dios” es el mensaje que leemos en todo el texto cuando se lee de corrido hasta el verso 18).

El versículo habla de posición y de rango, no de creación. Es decir: Él está en primer lugar por sobre todo. Finalmente, Apo 3:20 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Este versículo, estudiado en su contexto, no debería ser usado para el evangelismo. El pasaje es un reclamo directo a una de las iglesias por haber “sacado a Jesús”. • El versículo 21 es la expresión de una futura, necesaria y deseable comunión con Dios, porque como ya eran ricos creían que no necesitaban a Cristo. Estudie la Biblia en su contexto para que entienda, viva y comparta la Palabra de Dios como Él nos la dio.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->