Está en la página 1de 12

Crítica

La creación de una enfermedad mental


Historia política del Síndrome de Fatiga Crónica
MARTIN J. WALKER
Escritor e investigador
Traducción: Viviana D. Guinarte.

Introducción pacientes se convirtieran en "indeseables" a los


ojos de la ortodoxia y de pacientes pasaron a ser
En enero de 2002, el gobierno británico publicó "el enemigo".
un informe del Grupo de Trabajo sobre Encefa-
lomielitis Miálgica (EM) y Síndrome de Fatiga
Crónica (SFC) del Chief Medical Officer Una enfermedad con historia
(Director General de Medicina, asesor y porta- La existencia de la encefalomielitis miálgica
zoz del gobierno británico en temas médicos). (EM) ha sido reconocida por la profesión médica
El informe, que había tardado cuatro años en a nivel internacional desde hace más de sesenta
hacerse, representó otro asalto en el combate en años. Se ha observado en casos epidémicos y
torno a la definición y la supuesta causa de estas esporádicos y se han admitido similitudes con
enfermedades. otras enfermedades de fatiga y con el síndrome
El conflicto comenzó a principios de la post-poliomielitis. Han habido más de sesenta
brotes de EM registrados desde el año 1934.
década de 1980. En un ángulo estaban princi-
palmente los enfermos, empeñados en que la En 1956, la enfermedad se conocía con el
enfermedad que experimentaban tenía funda- nombre de encefalomielitis miálgica benigna;
mentos orgánicos cuya naturaleza a la larga hasta entonces se había llamado "poliomielitis
sólo podría ser revelada por la investigación. atípica". En aquel momento, Melvin Ramsey,
En el otro ángulo estaba un grupo de médicos, un médico británico, y sus colaboradores defi-
principalmente psiquiatras, que sostenían que el nieron tres características cardinales de la
SFC/EM está en la mente y, por esa razón, no enfermedad: un cansancio muscular que dura
había necesidad de investigar las posibles cau- varios días incluso después de un esfuerzo
sas orgánicas. Los tratamientos más eficaces, mínimo; una notable variabilidad de síntomas y
decían, eran los fármacos, la terapia de com- signos físicos incluso dentro de episodios sepa-
portamiento cognitivo, o de concienciación del rados; y, en muchos casos, ciclos de recaída y
comportamiento ("Cognitive Behaviour The- remisión a lo largo de meses y años. En 1959
rapy"), y el ejercicio graduado ("Graded Exer- constituía tal problema para el recién creado
cise"). National Health Service (Sistema Nacional de
La guerra encarnizada entre estos dos grupos Salud) en Inglaterra que el Chief Medical Offi-
se vio intensificada por dos factores. Mientras cer (CMO) llevó a cabo una evaluación de
que algunos médicos y psiquiatras sugerían que grandes proporciones. In 1978, la Royal Society
la enfermedad se originaba en la mente, algunos of Medicine (Sociedad Real de Medicina) con-
pacientes sostenían que su enfermedad muy cluyó un informe de su simposio sobre la enfer-
bien podía tener causas víricas o químicas. En medad con las siguientes palabras: "Se espera
segundo lugar, debido a la falta de investigación que como resultado del encuentro, los pacientes
científica sobre su enfermedad, muchos pacien- de esta penosa enfermedad, en el futuro, serán
tes recurrieron a las terapias y terapeutas alter- tratados con mayor comprensión".
nativos. Estos dos factores hicieron que muchos
Crítica

Llega la hora para un cambio de "desconstruir" la EM. Entre ellos destacaba el


nombre psiquiatra Profesor Simon Wessely. Wessely y
sus seguidores ofrecieron la opinión de que la
En Norteamérica en la década de 1980, se EM no tenía causas orgánicas o físicas y que sus
observaron casos de una enfermedad de fatiga síntomas eran producto de la imaginación del
grave y aparentemente posvírica que se parecía enfermo. En aquel momento, Wessely y otro de
a la EM en una comunidad a orillas del lago los firmantes de la re-clasificación de la EM
Tahoe en el estado de Nevada. La enfermedad, eran miembros directivos de una organización
por lo general, aparecía en personas que prime- de "cazacuranderos" ("quackbusters", término
ro habían sufrido un resfriado o una gripe. Al en inglés con el que se designa a organizaciones
principio, la enfermedad se llamó síndrome o individuos dedicados a vigilar, perseguir, des-
de Epstein Barr crónico. Tres años después de prestigiar, etc. a las terapias y los terapeutas de
la epidemia, el Centro para el Control de las medicinas alternativas), la "Campaign Against
Enfermedades (CDC) y la industria de segu- Health Fraud" ("Campaña contra el Fraude en la
ros sanitarios de Estados Unidos se dieron Salud"), que más tarde se llamaría HealthWatch
cuenta del peligro que suponía el dar un nom- (Vigilancia de la Salud), y que junto con su
bre concreto a la enfermedad; si el nombre era organización paralela en Estados Unidos, The
específico, claramente asociado a una causa American National Council Against Health
posvírica, o incluso química o medioambien- Fraud ("El Consejo Nacional Norteamericano
tal, las compañías aseguradoras podían venir- Contra el Fraude en la Salud"), había hecho
se abajo y la profesión médica tendría que campaña en contra de la medicina alternativa.
vérselas con otro panorama similar al sida. Al subsumir la EM al término general de
Por el contrario, una enfermedad con un nom- Fatiga Crónica, en tres años, la ortodoxia psi-
bre general, sin causa específica, supondría quiátrica anglo-americana había privado a un
una amenaza menor. gran número de personas no sólo de una enfer-
En 1988, un grupo formado de diez y ocho medad diagnosticable, sino también de ayudas
clínicos y científicos médicos encargados de económicas, tratamientos específicos o cobertu-
formular una nueva definición de caso y un ras que con anterioridad les correspondían. A
nuevo nombre para la enfermedad que se origi- partir de entonces, cierto número de médicos y
nó en el lago Tahoe, decidieron, con dos miem- psiquiatras argüirían que no deben realizarse
bros discrepantes, redifinir la enfermedad del complejas pruebas de diagnóstico a personas
lago Tahoe, la EM y una serie de otros trastor- que vayan a ver al médico por sentir "fatiga".
nos de fatiga como Síndrome de Fatiga Crónica Nada podría haber impedido el progreso de
(SFC). Esta nueva definición era perfecta para la investigación en la EM y el grupo de enfer-
las aseguradoras, era general y permitía echar la medades que se convirtieron en el SFC más
culpa al enfermo. So capa de un término de lo eficazmente que este cambio de nombre. De
más ubicuo, "fatiga", el CDC había hecho desa- repente, todas las enfermedades que tuviesen
parecer una enfermedad por medio de la clasifi- el cansancio extremo como uno de sus ingre-
cación de un síntoma. dientes se echaron en el mismo saco. La clasi-
Tres años después de la proclama de los nor- ficación indeferenciada representaba a tantos
teamericanos, un grupo ad hoc y auto-repre- subgrupos que la investigación de causas,
sentativo de veintiséis clínicos y científicos diagnósticos y tratamientos se convirtió en una
médicos en un encuentro celebrado en Oxford, tarea imposible.
Inglaterra, adoptó la nueva definición estadou- La deconstrucción de la ciencia implícito en
nidense, adaptándola ligeramente para que el debate sobre la nomenclatura no se detuvo en
definiese una enfermedad psiquiátrica de la 1994. La escuela de Wessely, las compañías ase-
que la fatiga persistente era un síntoma promi- guradoras y químicas, junto con la medicina
nente. Varios de los presentes en el encuentro profesional y los Estados británico y norteame-
ya habían hecho campaña anteriormente para ricano (todos ellos con sus propias razones para

56 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69


no descubrir la causa real de la EM y las enfer- Desde los comienzos de la Campaña Contra el
medades relacionadas) tenían todavía más posi- Fraude en la Salud, su fundadora, Caroline Rich-
bilidades de evadir responsabilidades si el pozo mond, dirigió un ataque a gran escala contra la
de enfermedades no diagnosticadas y, no obs- EM. A pesar de las muchas pruebas clínicas
tante, psiquiátricas se hacía aún más profundo. existentes, siempre sustuvo que la enfermedad
En 1999, el Dr. Simon Wessely y el Dr. Mike no tiene fundamentos orgánicos y que los enfer-
Sharpe argumentaron en un artículo para The mos no son sino fingidos. En el número de
Lancet que el síndrome de intestino irritable, el noviembre de 1988 de GP (General Practitioner
síndrome de fatiga crónica, el síndrome (de ten- -médico de cabecera-), Richmond escribió:
sión) premenstrual, la fibromialgia, el dolor de
Siempre han habido pacientes que tienen sínto-
la articulación temporomandibular, las cefaleas mas físicos sin causa orgánica (somatizadores),
de tensión, el dolor de pecho atípico, la sensibi- pero en años recientes hemos sido testigos de
lidad química multiple y el globus hystericus un auge en los casos de "alergia al siglo XX".
debían unirse todos bajo el sobrenombre de Entonces era alergia alimentaria. En los años
"síndrome somático funcional" y ser clasi- 80 había sido la sensibilidad a la Candida
ficados como un trastorno psiquiátrico. Albicans, la hiperactividad (en los niños,
aunque es la madre la que se queja), el
síndrome premenstrual grave, la
EM, una enfermedad encefalomielitis miálgica y la defi-
desechable ciencia vitamínica y mineral. Sólo
los que son "somatizadores cróni-
A pesar del cambio de nombre de cos" abrazan todas las nuevas
la EM a SFC, el lobby psiquiátri- enfermedades de moda como si
co siguió teniendo serias dificul- fuesen la respuesta a sus proble-
tades para obliterar por comple- mas viejos, múltiples y sin diag-
to la EM. Aquellos que sabían nóstico.
que es una enfermedad recono-
cida y, especialmente, aquellos El Dr. Stewart, investigador
que la sufrían, continuaron utili- psiquiátrico de Toronto, citó a
zando su nombre propio. Al Dr. Richmond en un artículo en el
Charles Shepherd, miembro de que sugiere que lo que hay que
HealthWatch, se le preguntó en hacer con los pacientes que se
Top Santé: "¿Es EM lo mismo presentan con síntomas que no
que síndrome de fatiga crónica tienen una aparente base física es
(SFC)?; a lo cual respondió: "Sí, seguirles el juego. "Es muy efecti-
pero los pacientes prefieren el tér- vo", aseguraba el psiquiatra, es "psi-
mino encefalomielitis miálgica (EM) coterapia, con antidepresivos si es
porque suena a algo serio". necesario, o tranquilizantes".
A finales de la década de 1980, coin- Al igual que Wessely y Shaus, Richmond
cidiendo con el debate sobre el cambio de presenta con frecuencia un análisis histórico
nombre en Estados Unidos, se inició una cam- informal de la EM y el SFC. No aporta refe-
paña de denigración contra las víctimas de rencias sustanciales de semejante batiburrillo
EM y fatiga crónica, así como contra aquellos socio-cultural, simplemente espera que los lec-
que dijesen tener sensibilidad química múlti- tores coincidan con él en que las descripciones
ple o alergias. La Campaña Contra el Fraude de la histeria femenina del siglo XIX se ajustan
en la Salud en Gran Bretaña y el Consejo Nor- al dedillo a los informes contemporáneos de
teamericano Contra el Fraude en la Salud EM y SFC.
intentaron hacer descarrilar la opinión médi-
En otros artículos, Richmond hace hincapié
ca, cada vez más prominente, de que estas
en la idea de que los enfermos de EM y SFC
enfermedades podrían tener causas víricas o
están crónicamente obsesionados consigo mis-
medioambientales.

Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69 57


Crítica

mos, y echa mano del truquillo de convertir las cuerpo está sano. Por medio de la TCC, el psi-
iniciales de encefalomielitis miálgica (M.E. en quiatra espera conseguir que el paciente corrija
inglés) en "me" (yo en inglés), con el fin de su creencia errónea de que está orgánicamente
denotar auto-obsesión por parte de los enfer- enfermo.
mos.
Al mismo tiempo que se enseña a los pacien-
La encefalomielitis miálgica... suena a algo tes a cambiar su actitud y librarse así de su
realmente serio y, sin duda, impresionará a los enfermedad, se les pone también bajo un pro-
amigos y familiares de los enfermos... mientras grama de ejercicio graduado (EG). El problema
los grupos de enfermos financiaban trabajos de que tiene el EG para una apreciable minoría
investigación sobre los posibles orígenes orgá- (quizás la cuarta parte) de las personas que tie-
nicos de la enfermedad, más y mejor investiga- nen EM o alguna forma de síndrome de fatiga
ción emergía de los departamentos de psiquia- crónica, es precisamente que sufren de fatiga
tría... Ninguno (de los pacientes) parece pensar
crónica. Otros enfermos habrán leído que el EG
que haya nada excepcional en el hecho de que
estén sufriendo de una enfermedad que se llama desemboca en un agotamiento total y, en oca-
"me" (yo). siones, provoca lesiones permanentes.
El último aspecto que hay que señalar con
A consecuencia de todo ello, a lo largo de las
respecto al modelo de tratamiento psiquiátrico
décadas de 1980 y 1990, en las mentes de los
es la prescripción de fármacos antidepresivos,
británicos, la sensibilidad a sustancias químicas,
lo cual se hace a pesar de que una considerable
la ecología clínica, la EM y la fatiga crónica ter-
proporción de los enfermos de EM y SFC
minaron asociándose por lo general a ideas algo
demuestran ser sensibles a determinadas sustan-
lunáticas, sostenidas por charlatanes, curande-
cias químicas. La mayoría de los ensayos y de
ros y enfermos mentales.
los principales estudios de ensayos sugieren que
Los propagandistas del fraude sanitario en los fármacos antidepresivos sirven de poco, o de
Estados Unidos adoptaron el mismo punto de nada, en el caso de la EM y el SFC.
vista que Richmond. Stephen Barratts, por
ejemplo, que dirige la organización norteameri- Los fármacos antidepresivos constituyen una
cana Quackwatch, aprovecha cualquier oportu- industria en auge. En Gran Bretaña, las ventas
nidad para decir que los pacientes de EM, SFC de antidepresivos SSRI (Selective Serotonin Re-
y SQM (Sensibilidad Química Multiple) sufren uptake Inhibitors) aumentó de 510 prescripcio-
todos trastornos psiquiátricos. Barratt asegura nes anuales en 1991 a 10.442 en 1995, un
que estas personas han confeccionado sus cre- aumento de veinte veces, y las ventas de antide-
encias a partir de ideas provenientes de los eco- presivos tricíclicos aumentó de 9.000 prescrip-
logistas clínicos y los medios de comunicación. ciones en 1991 a 22.000 en 1995. Ted Shaw,
escribiendo en Australia sobre la escuela de
etiología psiquiátrica, sugiere que la comerciali-
El guante de terciopelo zación de los fármacos psiquiátricos es un fac-
tor importante en esa escuela. El Dr. Ian Hickie,
La idea de que el Síndrome de Fatiga Crónica es
eminente psiquiatra australiano y colega de
más imaginario que real conlleva varias cosas:
Wessely, ha creado una lista de chequeo psi-
no sólo que no hace falta investigarlo sino que,
quiátrico para el SFC para ser aplicada por los
además, el tratamiento puede ser sencillo y
médicos de cabecera. Esta lista, llamada SPHE-
barato.
RE ("Somatic and Psychological Health
El objetivo de la Terapia de Comportamiento Report": Informe de Salud Somática y Psicoló-
Cognitivo (TCC) es conseguir que la persona se gica), está formada de 36 preguntas destinadas
perciba a sí misma de forma diferente. Por al paciente. Una respuesta positiva a cualquiera
ejemplo, si el terapeuta diagnostica que el de las preguntas puede desembocar en un diag-
paciente sufre de una enfermedad imaginaria, nóstico de trastorno mental. Algunas de esas
aquel inducirá al paciente a interpretar que su preguntas son: En las últimas semanas ¿Ha esta-

58 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69


do usted de humor irritable o raro?, ¿Ha tenido En un caso de revisión judicial en 1998, los
mala memoria?, ¿Dolores en brazos y piernas?, tribunales británicos abordaron la espinosa pre-
¿Se ha sentido nervioso o tenso?, ¿Dolor mus- gunta de sí los médicos, los psquiatras y las
cular tras realizar alguna actividad?, ¿Se levan- agencias de asistencia social tenían derecho a
ta cansado?". imponer tratamiento psiquiátrico para la EM y
el SFC en los niños. El tribunal estipuló que el
Hickie, que escribió el programa para el tratamiento psiquiátrico en niños con síntomas
SPHERE, estima que una de cada tres personas de EM o SFC no constituía un tratamiento
que van a ver al médico están psicológicamente médico alabado por la opinión de numerosas
enfermas y una de cada seis podrían necesitar personas competentes. La revisión judicial fue
tratamiento farmacológico". Bristol Myers concedida y el juez declaró que los padres,
Squibb, fabricantes del antidepresivo Serzone, cuando se trata de sus hijos, tienen derecho a dar
patrocinan el SPHERE y los seminarios educa- o denegar su consentimiento en relación a for-
tivos que se imparten con el fin de introducirlo. mas facultativas de tratamiento médico.
Los niños que se presentan en una consulta
La mano de hierro
con síntomas de EM o SFC también se pueden
Existe un ciclo creciente de respuestas ver afectados adversamente por los programas
adversas para aquellos pacientes que empleados por los psiquiatras con el
se niegan a aceptar que su enfer- objetivo de cambiar su percepción
medad tiene un origen psiquiá- "falsa" de la enfermedad. Seme-
trico. La negativa de los jante "tratamiento" puede supo-
pacientes o los padres de ner que el niño pase a la custo-
niños afectados a aceptar la dia de la autoridad local y sea
evaluación psiquiátrica de separado de sus padres,
su enfermedad se ve redu- sometido a regímenes de
cida a "resistencia" que los endurecimiento, que, en el
psiquiatras y asistentes pasado, han incluido ser tira-
sociales consideran como do a una piscina u obligado a
otro aspecto más del trastor- caminar por el borde de una
no psiquiátrico del paciente. carretera con mucho tráfico.
A la propia negativa a some-
terse al diagnóstico psiquiátrico se El Informe del Chief
la conoce como "Pervasive Refusal Medical Officer británico sobre
Syndrome" (PRS -Síndrome de Denegación EM/SFC
General-) entre algunos psiquiatras que tratan a
pacientes de EM. El diagnóstico más grave y de 1998-2002
más fraudulento que se hace a consecuencia de En Londres, en julio de 1998, el Linbury Trust,
la negativa a aceptar la etilogía psiquiátrica de uno de una serie de consorcios privados funda-
la EM y el SFC es probablemente el de Síndro- dos por la familia Sainsbury (NT: famosa en
me de Munchausen por Proxy. Se puede generar Inglaterra, entre otras cosas, por su prestigiosa
en una situación como la siguiente: un niño se cadena de hipermercados), lanzó públicamente
presenta en el hospital con algo a lo que, tras ser un libro titulado "Cartera de Investigación sobre
examinado, no se le encuentra explicación. Tras Fatiga Crónica" ("A Research Portfolio on
una evaluación psiquiátrica disimulada, se dedi- Chronic Fatigue"), cuyo contenido ilustra clara-
ce que la madre sufre de Síndrome de Mun- mente la opinión imperante en una sección de la
chausen por Proxy, un trastorno en el que la ortodoxia médica británica, según la cual la
madre inflije una lesión al hijo o dice que éste Encefalomielitis Miálgica (EM) ya no existe y
sufre enfermedades imaginarias con el fin de el Síndrome de Fatiga Crónica es un trastorno
atraer la atención del médico sobre sí misma. psiquiátrico.

Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69 59


Crítica

En un análisis de A Research Portfolio, el A Straus siguió el entonces Chief Medical Offi-


doctor E.G. Dowsett, microbiólogo honorario cer (CMO), Sir Kenneth Calman, miembro del
del South Essex Health Trust, criticó el sesgo Colegio Real de Médicos, quien aprovechó la
psiquiátrico tanto del libro como de la investi- oportunidad para anunciar que se iba a llevar a
gación que el Linbury Trust había financiado. cabo una nueva investigación sobre el SFC.
Refiriéndose a la "destitución" de la EM por Aceptando el nuevo libro de Linbury como si se
parte del Profesor Simon Wessely, Dowsett tratase de un informe gubernamental, Calman
escribió que "ignora todos los informes esencia- dijo a la prensa que iba a reunir un Grupo de
les que han registrado el curso de la enfermedad Trabajo especial para que empezase a estudiar la
a lo largo de sesenta años". mejor gestión y práctica clínicas del síndrome
de fatiga crónica, y crear directrices para los clí-
Dowsett fue muy duro con el actual programa nicos británicos. El Linbury Trust también con-
de tratamiento psiquiátrico para el SFC y dijo de tribuiría a la financiación del nuevo Grupo de
los antidepresivos que "el gasto en la terapia Trabajo.
antidepresiva ha alcanzado los 239 millones de
libras esterlinas al año para los cuatro millones En noviembre de 1998, el Departamento
de pacientes ya tratados en el Reino Unido, (Ministerio) de Salud y el nuevo CMO, el Pro-
mientras que el uso de Prozac y otros SSRIs se fesor Liam Donaldson, anunciaron su ingreso
ha disparado en más de un 700%". en lo que había pasado a ser el Grupo de Traba-
jo del CMO sobre EM/SFC. La declaración
Habiéndose gastado más de cuatro millones de decía que el Grupo aportaría directrices e infor-
libras en investigación del SFC desde 1991, el mación en base a la investigación más actuali-
lanzamiento del libro de Linbury en el Colegio zada con respecto a la gestión clínica de la
Real de Médicos se celebró con una conferencia enfermedad.
del Profesor Stephen E. Straus, el experto en SFC
estadounidense, cuya visita a Inglaterra costó al Dos años antes, en octubre de 1996, los tres
Linbury Trust más de 13.000 libras. A lo largo de Colegios de Médicos habían publicado un Infor-
los quince años previos, Straus fue el principal me sobre el SFC. Este Informe había sido una
científico norteamericano en proponer que el refutación del anterior "National Task Force
SFC es fundamentalmente una enfermedad psi- Report" sobre EM y SFC, producido por West-
quiátrica o "psiconeurótica". care, una asociación benéfica privada, y finan-
ciada conjuntamente con el Departamento de
En su presentación, Straus dio a su audiencia Salud. En contra de la opinión psiquiátrica, este
un resumen "histórico pop" del SFC y nombró informe hizo un leve intento por convencer al
un revoltijo de trastornos, que descartaban cual- público de que el SFC es una "enfermedad real"
quier consideración de la EM o el SFC como con consecuencias físicas considerables.
enfermedades neuroinmunológicas graves:
De los quince miembros del Grupo de Tra-
En el siglo XIX se conocían como "los vapores". bajo de los Colegios Reales Unidos, ocho eran
En 1869 se utilizaba el término "neurastenia" y, psiquiatras (entre ellos Wessely) conocidos por
tras la Primera Guerra Mundial, se acuñaron sus opiniones (publicadas) que niegan la reali-
los términos "fatiga del esfuerzo" o "fatiga de
dad de la EM, y seis de ellos eran firmantes de
batalla" para describir a los soldados exhaus-
tos. En la década de 1950, se creía que la gente la definición de caso de SFC de Oxford de
del campo que sufría síndrome de fatiga cróni- 1991, según la cual no existen signos físicos en
ca tenía "brucelosis crónica". Después se el SFC.
empezó a utilizar el término "fibromialgia", así
El Informe de los Colegios Reales descartaba
como el diagnóstico de un defecto cardíaco
poco importante, el prolapso de la válvula la EM como enfermedad diferenciada y reco-
mitral. Más recientemente se llamó cándida y, mendaba los protocolos para el tratamiento del
después, síndrome de alergia total. SFC, como la prescripción de fármacos antide-
presivos, incluso a pacientes que no estuviesen

60 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69


deprimidos. Predeciblemente, se recomendaban con respecto al tratamiento se centraban en la
el Ejercicio Graduado (EG) y la Terapia de gestión psiquiátrica de los síntomas, ignorando
Comportamiento Cognitivo (TCC). El informe que existen pruebas sustanciales que demues-
también recomendaba la necesidad de separar tran que se trata de una enfermedad orgánica.
a los niños de sus padres y llevárselos de sus Las críticas hechas al informe apuntan todas a
casas a la fuerza si era "en interés del niño" y los mismos problemas denunciados en relación
estipulaba específicamente que "no deben al Informe Conjunto de los Colegios Reales
realizarse investigaciones para con- Británicos.
firmar el diagnóstico".
Un crítico norteamericano El Dr. Peter del Fante, miem-
del informe, Terry Hedrick, bro del Colegio Real de
doctor en psicología social Médicos australiano, obser-
con una carrera de veinte vó, entre otras cosas, la
años de enseñanza y "evalua- manipulación política que
ción de investigación a nivel tuvo lugar con el informe.
congresista" ("congressional
Estas directrices, durante
level research evaluation"),
años han estado esperando
describió el informe como una revisión porque se con-
"insidiosamente parcial y sideraban parciales e
potencialmente dañino". La incompletas. De repente,
falta de rigor científico en el Informe, afirmó nos cae encima una versión
Hedrick, indica que gran parte de él no son más revisada que contiene prácticamente
que hipótesis especulativas. No obstante, el los mismos sesgos y carencias que las
informe tenía amigos en puestos directrices del primer borrador... y luego
importantes: el Dr. Stephen se nos da un plazo mínimo de tiempo
Straus escribió de él en el para dar una respuesta... ¿Es así
como el Colegio Real de Médicos
BMJ ("British Medical Jour-
de Australia (del cual soy miem-
nal") que era "posiblemente bro) lleva a cabo una revisión
la mejor declaración de opi- rigurosa y colegiada de las
nión contemporánea en el directrices?
campo".
Los grupos de pacientes australia-
En Australia, en 1996, el nos retiraron su apoyo al informe cuando se
Dr. Michael Wooldridge, hizo evidente que no representaba los intere-
ministro de salud y servicios ses de sus miembros. Frances B. Sandbach, en
familiares, aprobó una solicitud para financiar representación del "Committee of ACT
al Colegio Real de Médicos Australasiático con ME/CFS Society Inc" (Australia) también escri-
130.000 dólares con el fin de crear directrices bió que "el análisis de la literatura, incompleto y
sobre los métodos de diagnóstico y tratamiento parcial, en el que la opinión de los psiquiatras y
del SFC más rentables y clínicamente relevan- los aspectos psiquiátricos están excesivamente
tes. Este informe también fue secuestrado por representados" fue una de las razones por las
los colegas de Wessely y cuando salió a la luz en que su organización terminó desligándose del
diciembre de 1997 se encontró con fuertes críti- informe.
cas. Se emitió un segundo borrador en junio de
2001, al mismo tiempo que el Grupo de Traba-
jo del CMO británico formulaba sus directrices. Un amaño norteamericano
Sin embargo, a pesar de los cuatro años de En 1999, los Centros para el Control y la Pre-
retraso, en el informe no se habían hecho cam- vención de las Enfermedades (CDC) de Estados
bios sustanciales. Las directrices del informe Unidos fueron obligados a disculparse pública-
mente tras descubrirse que habían desviado

Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69 61


Crítica

cerca de nueve millones de dólares de los fon- CFIDS de Norteamérica que el SFC era visto
dos asignados a la investigación del SFC a otros por muchos miembros de la comunidad científi-
programas relacionados con la salud y extravia- ca general como una "enfermedad política".
do inexplicablemente otros cuatro millones de
dólares destinados también a esa investigación,
El Grupo de Trabajo del
provenientes de un presupuesto del Congreso.
Los pacientes furiosos señalaron que el mal uso Chief Medical Officer
de los fondos tenía relación con algo más que Hay que decir que, fuera quien fuera el que pro-
con el dinero y que lo que los CDC habían gramó el cometido del Grupo de Trabajo del
hecho reforzaba la percepción existente entre CMO, lo restringió convenientemente para que
algunos médicos de que su enfermedad era un estudiase sólo lo que se describe como gestión o
problema psicológico, una excusa para la pere- tratamiento de "mejor práctica" en estos trastor-
za o incluso una broma. nos. Desde el principio, el Grupo de Trabajo
En los años en los que el Grupo de Trabajo tuvo prohibido tener en consideración ciertos
del CMO británico estaba en deliberaciones, el aspectos complejos, como causación, frecuencia
Profesor Wessely y sus colaboradores participa- y líneas adecuadas de investigación, en las cua-
ron también en debates políticos de alto nivel en les, inevitablemente, se basaría el tratamiento.
Estados Unidos. En enero de 2000, la CFIDS Esto, junto con el rechazo de las contribuciones
Association of America tuvo que persuadir al provenientes de enfermos profanos y la resis-
Departamento de Salud y Servicios Humanos tencia general a permitir un debate abierto, con-
(DHHS son las siglas en inglés) para que los trastaba de plano con la forma unilateral con la
Institutos Nacionales de Salud (NIH) no degra- que el CMO había permitido la entrada en el
dasen uno de sus prestigiosos congresos deno- Grupo de Trabajo de un socio del Linbury Trust
con predilección por el punto de vista psiquiá-
minados State of the Science (Estado de la Cien-
trico, a cambio del pago de 15.000 libras.
cia) sobre SFC a un encuentro de menor impor-
tancia. Esta campaña orquestada por la El Linbury Trust, tratándose principalmente
asociación CFIDS se hizo necesaria porque se de un consorcio dedicado a las artes y las huma-
ignoraron los protocolos habituales durante la nidades, había invertido, desde 1991, más de 5
organización del prestigioso congreso, en la que millones de libras en la investigación del sín-
se determinan la distribución de la investigación drome de fatiga crónica. El consorcio tiene sólo
y, al final, los modelos de práctica clínica. Los tres administradores: Lord Sainsbury de Preston
expertos en EM/SFC más renombrados del Candover, su mujer Lady Sainsbury y una abo-
mundo no sólo no fueron invitados a participar, gada, Judith Portrait. Tiene unos ingresos globa-
sino que fueron excluidos activamente; además, les de 149 millones de libras, con un ingreso
los nombres de los ponentes fueron anunciados anual de 8.41 millones de libras. En 1998 pagó
sólo unos días antes del inicio del encuentro. 620.000 libras en subvenciones para la investi-
Los dos ponentes principales serían el Profesor gación del Síndrome de Fatiga Crónica. La
Simon Wessely y su colega británico el doctor mayoría de los premios concedidos por el Lin-
Michael Sharpe. bury Trust a trabajos de investigación en el
campo del SFC fueron a parar a la investigación
Los activistas de la CFIDS Association of
en psiquiatría.
America consiguieron que el encuentro de
febrero de 2000 fuese reclasificado y el congre- Todos los consorcios de Sainsbury se alber-
so sobre SFC pospuesto hasta el mes de octubre gan en el mismo edificio y es imposible elucidar
siguiente, cuando podrían asistir una serie de si son entidades separadas, ya que varios de los
ponentes que formarían un panel más equilibra- consorcios tienen administradores comunes y
do. Durante las negociaciones para impedir el todos comparten el mismo abogado. Tratándose
encuentro amañado, funcionarios de los NIH de un consorcio dirigido por Lord Sainsbury de
dijeron a los representantes de la Asociación de Candover, amante de las artes, parece extraño

62 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69


que escogiesen colaborar en un área médica tan En enero de 2001, David Sainsbury negoció
altamente conflictiva como la EM y el SFC. Por un trato personalmente con la sociedad finan-
esa razón, resulta relevante mencionar los inte- ciera norteamericana Stevens Inc., cuando el
reses del otro Lord Sainsbury, que es miembro Royal Bank of Scotland anunció que no amplia-
del consejo de administración de otro de los ría una línea de crédito de 22.5 millones de
consorcios de Sainsbury. libras a la compañía Huntingdon Life Sciences
(HLS) en Cambridgeshire (Inglaterra). A pesar
En julio de 1998, Lord David Sainsbury del compromiso preelectoral de crear una Comi-
dimitió como presidente de la cadena de super- sión Real (Royal Commission) para reevaluar la
mercados Sainsbury's para pasar a ser Ministro vivisección, el Partido Laborista posee 75.000
de Ciencia del gobierno laborista. Este puesto le acciones en el que se considera el laboratorio de
convirtió en subsecretario de estado parlamenta- investigación con vivisección más importante
rio para Ciencia e Innovaciones, responsable de de Europa. Entre las compañías que han sido o
la Oficina de Ciencia y Tecnología (OST), de son clientes de HLS se encuentran muchas de
las industrias química y biotecnológica, y de las firmas farmacéuticas y biotec-
todos los Consejos de Investiga- nológicas más importantes del
ción, incluyendo el Consejo de mundo.
Investigación Médica (Medical
Research Council). La Oficina de
Ciencia y Tecnología (OST: Offi- Relaciones incestuosas
ce of Science and Technology)
El grupo científico que asesora en
vigila toda la financiación guber-
la actualidad a los administradores
namental para investigación y
del Linbury Trust está formado
controla la política oficial en rela-
por cuatro hombres: los profesores
ción a temas científicos. En la
Richard Frackowiak, Les Borysie-
actualidad, el OST tiene su sede
wicz y Alan McGregor, y el doctor
en el Departamento de Comercio
Tom Craig. Tanto McGregor
e Industria (DTI: Department of
como Craig son miembros de la
Trade and Industry).
misma universidad londinense, la
Para 1996, David Sainsbury Guy's, King's and St Thomas', al
habían donado siete millones de igual que el Profesor Wessely; uno
libras al Partido Laborista. Se de ellos trabaja en el Departamen-
convirtió en Lord Sainsbury de to de Psiquiatría.
Turville en 1997. Es dueño de dos
La Facultad de Medicina de la
compañías de investigación gené-
Universidad Guy's, King's and St Thomas'
tica. Ha donado millones de libras a través de la
(GKT) fue creada en 1998 a partir de la fusión
Gatsby Charitable Foundation, que vale 22.5
de tres famosas facultades médicas de Londres,
millones de libras, para el estudio y desarrollo
y constituye en la actualidad la facultad de
de alimentos modificados genéticamente.
medicina más importante de Gran Bretaña, con
Al año de estar en este puesto, en 1999, se un presupuesto anual de 80 millones de libras de
hizo evidente que Lord David Sainsbury había las cuales 36 millones se reciben en subvencio-
tenido encuentros secretos con Monsanto. nes y contratos para investigación del gobierno
Hubieron informes de que había mantenido con- y del sector independiente. Incluye el Instituto
versaciones con tres ejecutivos de Monsanto en de Psiquiatría y el Departamento de Medicina
su oficina privada del DTI sólo tres semanas Psicológica; el Profesor Wessely tiene altos
después de que asistiese al primer encuentro del puestos en ambos.
"Grupo Ministerial" (Cabinet's Ministerial Con excepción del Presidente, el Grupo
Group) sobre Bitotecnología y Modificación Clave del Grupo de Trabajo del CMO tenía ini-
Genética, conocido como Misc 6. cialmente trece miembros. De ellos, los docto-

Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69 63


Crítica

res Trudi Chalder, Anthony Cleare, Peter especialista en psiquiatría en el Hospital de St.
White y Alison Round, y el Profesor Anthony Bartholomew, se le considera un acólito de la
Pinching, en el pasado, han promulgado con escuela de Wessely y ha colaborado con otros
entusiasmo la opinión de que el SFC tiene una miembros en la confección de artículos.
etiología psquiátrica. La Dra. Trudi Chalder es
investigadora en el Instituto de Psiquiatría, así Aunque el Grupo de Trabajo del CMO, en
como Lectora de Psicología y Enfermería en la principio, había tomado la decisión de no
GKT. Con frecuencia, colabora con Wessely en encargar investigación original para sustentar
trabajos de investigación psiquiátrica sobre el su trabajo, en 1999, el Departamento de Salud
SFC. encargó al Centre for Reviews and Dissemina-
tion (CRD -Centro para Revisiones y Difusión-
Entre 1999 y 2001, Trudi Chalder recibió una ) de la Universidad de York que llevase a cabo
subvención de 43.578 libras de Linbury para la una revisión sistemática de la literatura sobre
investigación del SFC. El Dr. Cleare y el Profe- las estrategias de gestión del SFC más efica-
sor Simon Wessely colaboraron en la realiza- ces. Los datos recabados a partir de esa revisión
ción del estudio. Chalder y Wessely también fueron sin duda los que el Grupo de Trabajo
recibieron cuantiosas subvenciones del Departa- tomaría en mayor consideración. De hecho, esta
mento de Salud para investigar la Terapia de revisión constituyó casi todo el trabajo realiza-
Comportamiento Cognitivo: 337.713 libras do por el Grupo de Trabajo del Chief Medical
entre 1998 y 2001. La mayoría de los artículos Officer.
publicados de Chalder han sido escritos conjun-
tamente con el Profesor Wessely. La revisión de literatura fue efectuada por
un equipo de cinco investigadores académicos,
El Dr. Anthony Cleare, además de tener un asesorados por un grupo de expertos, entre los
puesto junto al Profesor Wessely en el Instituto cuales estaba el Profesor Simon Wessely, el
de Psiquiatría, es miembro del Linbury Trust. Profesor Anthony Pinching y el Dr. Harvey
En el Informe Anual del Linbury Trust de 1999, Marcovitch, partidario apasionado del Profesor
los miembros del consejo de administración Wessely.
describieron el ascenso del doctor Anthony Cle-
are al Grupo de Trabajo con las siguientes pala- El Profesor Wessely aportó su propia base de
bras: el Consorcio está contribuyendo a las deli- datos de literatura sobre SFC para que fuese uti-
beraciones del Grupo de Trabajo con la unión a lizada por el equipo de la revisión. La revisión
sus filas del Miembro Superior de Investigación se publicó en 2001 con el título de "Effective-
(Senior Research Fellow) de Linbury. ness of Interventions used in the Treatment and
Management of Chronic Fatigue Syndrome/
El Dr. Charles Shepherd, otro miembro del Myalgic Encephalomyelitis (ME) in Adults and
Grupo de Trabajo, fue junto con Wessely uno de Children" ("Eficacia de las Intervenciones utili-
los miembros iniciales de HealthWatch, ante- zadas en el Tratamiento y la Gestión del Síndro-
riormente mencionado. Al Dr. Peter White, me de Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica

64 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69


(EM) en Adultos y Niños"). Si bien en la revi- Cuando se publicó el informe, algunos
sión se admitía que no existe tratamiento eficaz médicos reaccionaron como si se hubiese
para el SFC/EM, se concluía, predeciblemente, decretado la prohibición de que los psiquiatras
que los resultados más prometedores se consi- traten a los pacientes de EM y SFC, lo que pro-
guen con la terapia de comportamiento cogniti- bablemente no sería mala idea. En el periódico
vo (TCC) y el ejercicio graduado (EG). The Guardian, el Dr. Mike Fitzpatrick, médico
de cabecera, escribió un artículo de retórica
Publicación del Informe del Grupo propagandística con tono lastimero, pensado
para hacernos llorar por los pobrecitos médicos
de Trabajo que se ven forzados a hacer diagnósticos con
La publicación del Informe del Grupo de Tra- los que no están de acuerdo por culpa de
bajo del CMO en enero de 2002 provocó pacientes, a todas luces, fuertes, ignorantes y
comentarios entusiastas en la prensa, como que mentalmente trastornados. Sus observaciones
las instituciones sanitarias ahora aceptaban que pueden verse como una representación del
la EM es una enfermedad física. Los medios de lobby psiquiátrico en la EM y el SFC.
comunicación, con su típica falta de análisis
profundo y exceso de frases pegadizas, no A Fitzpatrick le inquietaron mucho las pala-
mencionaron el hecho de que todos los psi- bras del director general de Action for ME
quiatras habían abandonado el Grupo de Tra- ("Acción para la EM"), quien había dicho que
bajo a sólo unas semanas de darse el visto los pacientes ahora podían utilizar el Informe
bueno al Informe. Esta deserción de los psi- para discutir con los médicos de cabecera que
quiatras del Grupo de Trabajo del CMO pareció insistiesen en que sus pacientes estaban imagi-
reflejar el miedo latente entre ellos a que sus nando sus enfermedades. Con el estilo habitual
argumentos estuviesen perdiendo terreno. No
del lobby psiquiátrico, Fitzpatrick le da la vuel-
obstante, parece que ese miedo se generó y
ta a la tortilla, diciendo que esa actitud por parte
manifestó de forma exagerada con meros pro-
de los pacientes sería "dogmática y autoritaria".
pósitos propagandísticos.
El Informe del Grupo de Trabajo era partida- Fitzpatrick censura a los que creen en una
rio de dos de los tres enfoques terapéuticos pro- etiología orgánica de la EM y el SFC por "apro-
mulgados por el lobby psiquiátrico. No reco- bar la estigmatización de las enfermedades
mendaba la prescripción de fármacos antidepre- mentales". Con lógica de lunático, arguye que si
uno sostiene que la EM y el SFC tienen una
sivos porque la Cochrane style Review no había
etiología orgánica o biomédica, está implicando
encontrado pruebas de que fuesen de utilidad en
que la enfermedad no tiene una dimensión psi-
este caso. La predisposición del Informe a favor
cológica y está negando a las enfermedades
de la interpretación psiquiátrica de estas enfer- mentales su lugar en la medicina; y sólo haría
medades se hace patente en su recomendación eso alguien que cree que admitir la dimensión
con respecto a los jóvenes, declarando que los psicológica de cualquier enfermedad supone
especialistas en psiquiatría y pediatría son los estigmatizar al enfermo. Está claro, es mucho
mejor equipados para gestionar el problema. mejor para todos que los pacientes se limiten a

Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69 65


Crítica

admitir su incapacidad mental, tomen sus anti- da", fibromialgia, "alergia alimentaria" o
depresivos y se dejen reeducar con Terapia de incluso "sensibilidad química múltiple".
Comportamiento Cognitivo.
Es imposible averiguar cuántos médicos en
Por si esto fuera poco, el Dr. Fitzpatrick mete Gran Bretaña comparten las opiniones del doc-
en el mismo saco a todos los "sospechosos habi- tor Fitzpatrick, pero al leerlas, resulta difícil
tuales" cuando presenta su cuadro de las enfer- seguir creyendo que los pacientes de EM y SFC
medades mentales contemporáneas. se verán libres algún día del efecto paralizante
que tiene sobre ellos la ideología médica profe-
A otras personas que se quejan de síntomas sional y los conjuros mágicos. n
para los cuales no se encuentra causa se les
ofrecen etiquetas como la de "síndrome de – Ver contacto del autor en el recuadro a conti-
intestino irritable", "lesión por tensión reitera- nuación.

Sobre el autor
Martin J. Walker es el autor del libro Dirty medicine: Science big business and the assault on natu-
ral health care(Medicina sucia: los grandes negocios de la ciencia y el ataque a las medicinas
naturales), publicado por Slingshot Publications. Su pr ximo libro, que ser publicado en
abril de 2003 por la misma editorial, se titula: SKEWED: Psychiatric hegemony and the manu-
facture of mental illness in Multiple Chemical Sensitivity, Gulf War Syndrome, Myalgic Encepha-
lomyelitis and Chronic Fatigue Syndrome ("Torcido: la hegemon a psiqui trica y la fabricaci n
de la enfermedad mental en la Sensibilidad Qu mica M ltiple, el S ndrome de la Guerra del
Golfo, la Encefalomielitis Mi lgica y el S ndrome de Fatiga Cr nica"). Para informaci n sobre
este libro y/u ofertas para distribuirlo o ayudar en la financiaci n de su publicaci n, as
como informaci n sobre otras publicaciones de Slingshot Publications, escribir a:
Slingshot Publications, BM Box 8314, London WC1N 3XX, Inglaterra

Denigraci n intencionada
En 1996, una brit nica, Margaret Williams, produjo un informe de 215 p ginas titulado Deni-
gration by Design? A review (" Denigraci n intencionada? Un an lisis"), que incluye referen-
cias del papel del Dr. Simon Wessely en la percepci n general de la Encefalomielitis Mi lgi-
ca (EM). Ese informe fue seguido en 1999 de una actualizaci n de 270 p ginas, y en diciem-
bre de 2001 por What is ME? What is CFS (" Qu es la EM? Qu es el SFC?"), informaci n
para cl nicos y abogados. Sin lugar a dudas, estos tres documentos, especialmente Denigra-
ci n intencionada, de unas 500 p ginas en total, representan la documentaci n m s completa
y detallada del conflicto m dico, pol tico, cultural e hist rico en torno a la EM y el SFC. Des-
graciadamente, debido a las leyes relativas a la difamaci n actuales en Inglaterra, nadie se
ha atrevido a publicar estos trabajos y s lo existen unos cuantos ejemplares, publicados por
su autora, en fotocopias. Al igual que todo trabajo innovador y radical en el campo de la
medicina, por ejemplo, en el tema de la vivisecci n, ste ha sido censurado con xito por
poderosos intereses m dicos.

66 Revista de Medicinas Complementarias. Medicina Holística. Nº 69