P. 1
Poch -Psicología Dinámica

Poch -Psicología Dinámica

4.57

|Views: 23.993|Likes:
Publicado poredu_alimania
Psicología Dinámica
Psicología Dinámica

More info:

Published by: edu_alimania on Jun 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

INTRODUCCIÓN A LA PSICOLOGÍA DINÁMICA

( Poch I, Bullich, J: Psicología dinámica. Herder, Barcelona.- 1989, 49-62) La psicología en general, sus diversas ramas pertenecen a las ciencias del hombre, lo que no excluye los campos relativos a la psicología básica y a la psicología animal. 1.-Las ciencias del hombre llegan tarde en su evolución, desarrollo y tematización, y se hayan aún en un período, muy precoz de sistematización científica, por lo que tiene aún que enfrentarse con receles, desconfianzas , idealizaciones y marginaciones. La psicología se encuentra aún en períodos de formación tanto en cuanto en su objeto como un cuanto al método. Fenichel ( 1938) , argumenta que las ciencias se han desarrollado tanto más precozmente cuanto más alejado era su contenido del ser humano . La física y la química precedieron a la biología; ésta se antepuso a la anatomía y la fisiología que dieron paso al estudio de la psicología. 2.- La ciencia psicológica de hecho no es “una” , sino varias y múltiples ramas o especificaciones : psicología cognitiva , de la personalidad, experimental , social, etc…Hemos de reconocer que existe todavía una gran fragmentación y dispersión en cuanto al conocimiento psicológico. Las corrientes o escuelas psicológicas se nos presentan, a menudo como contradictorias, insistiendo básicamente en los aspectos en que las mismas se oponen. Pero la contradicción no excluye la unidad ni es un índice decisivo de incompatibilidad ( Bleger, 1968) . La necesaria especialización, dado el constante aumento de conocimentos, “no nos debe hacer perder de vista la unidad de la psicología”. 3.- Con frecuencia las teorías no se utilizan para investigar sino como instrumento de lucha para discutir y reducir al rival. También se usan para afilar y encasillar al psicólogo dentro de una escuela, como el psicólogo debiera pertenecer a uno u otro club. “Nada es entera e indiscutiblemente verdadero; nada es absolutamente absurdo o falso. Confrontando las tesis, el pensamiento busca espontáneamente una unidad superior. Cada tesis es falsa por lo que afirma en forma absoluta, pero verdadera por lo que afirma relativamente y es falsa por lo que niega absolutamente ( dogmatismo) . Lefevre, 1960. 4.- Un espíritu verdaderamente crítico y que se aprecie de talante universitario debe estar muy lejos de las descalificaciones, y todo trabajo científico debe estar inspirado por un espíritu de colaboración y capacidad de ser puesto en común. Desde la aparición de la obra de S. Freud , el resentimiento por el desconocimiento de su obra- y que cuestionaba tantas “seguridades”-en 1

relación con la psicología se hizo notar desde el principio, así como también la actitud autosuficiente de los psicoanalistas les hizo mantenerse alejados de nuevos hallazgos en el campo de la investigación psicológica. 5.- La unidad de la psicología no puede imponerse, pero puedo ser una meta a la que se debe caminar mediante un intenso y continuado trabajo de investigación e interdisciplinariedad. Posiblemente poseerá una unidad de objeto pero con una gran diversidad metodológica de abordarlo. Actitudes más sosegadas, investigaciones más profundas caminan, por fortuna, en esta dirección. Sólo los “dogmáticos” permanecen herméticos. El profesor Yela, escribirá hace años ( 1982) que la psicología “se encamina a hacia una unidad de objeto y de método, pero que, para ello, ha de admitir y promover una multiplicidad des sus teorías, enfoques y técnicas. Dicho en otras palabras, la psicología sólo alcanzará su unidad de objeto y método, mediante la admisión explícita y la elaboración creciente de perspectivas multi e interparadigmáticas”. Esta unidad de objeto se refiere, sin duda, a la conducta humana. En cuanto a la unidad de método debe continuar el esfuerzo por coordinar la investigación de laboratorio con la investigación de campo en situaciones de la vida cotidiana, y en aquellas que nos pongan ante la propia y personal historia del sujeto ( García Prada, J. María: Mistificaciones metodológicas en psicoanálisis, “Las ciencias y sus métodos”, S. Esteban, Salamanca, 1983, 119- 45) 6.- El psicoanálisis se sienta actualmente sobre uno de los dos polos de un dualismo que siempre ha acompañado al saber psicológico: alma –cuerpo, espíritu –materia; lo biográfico y lo biológico. 7.- Lo supuestamente “no científico” para algunos en el campo de las ciencias del hombre, lleva implícita negar la importancia de la subjetividad, recobrada por la fortuna en las últimas décadas y que el psicoanálisis ha convertido en enseña. Aunque esto no implica que el estudio de la subjetividad deba excluirse de su sometimiento al rigor de los hechos ( García Prada, J. María ; Aportaciones metodológicas para la nueva Heurística, en “Retorno a la experiencia “, S. Esteban , Salamanca, 1985, 275-313) 8.- La investigación de la conducta debe someterse a la prueba de los hechos; a lo comprobable; pero si la investigación científica de la conducta no es posible en cuanto a motivacional ( consciente e inconsciente) , lo cognitivo, emotivo, etc. … reducimos la psicología a una ciencia de lo orgánico y biológico desprovisto de significación para el sujeto ( Yela, 1982) 9.- Otro aspecto importante a considerar es la personalidad del psicólogo y cómo le afecta su tarea. Ser psicólogo necesariamente para por ejercer la función de psicólogo. La información teórica y bibliográfica no son suficientes si estos

2

conocimientos no se aplican a una tarea que, a su vez, enriquece, confirma o rectifica los conocimientos. El profersor Le Ny ( 1982) , decía que los psicólogos tienden por autoelección o por opción psicológicamente determinada a agruparse en torno a especialidades que satisfagan sus propias aspiraciones psicológicas, y lo hacen más en función de sus propias determinaciones afectivas, que de un análisis cognitivo sistemático. Sólo cuando trata a un paciente como terapeuta, un psicoanalista tiene acceso a muchas cosas importantes que suceden en la mente de una persona. La introducción del fenómeno inconsciente ha abierto importantes y múltiples interrogantes para la psicología en general. 10.- Las confrontaciones y descalificaciones que no tienden más que a eso, a descalificar, difícilmente podrán colaborar en la construcción de una verdadera psicología. La adhesión rígida a cualquier teoría la anquilosa y la lleva a una muerte estéril o aun intento de imposición doctrinaria. “La teorías han nacido para morir”, decía Bleger ( 1977). Concepto, objeto y evolución de la Psicología dinámica (Poch i Bullich, ob, cit, pp 65-102) A.- Concepto 1.- De una forma general, podemos decir que la psicología dinámica es una psicología de la motivación. Pero esto es tan amplio e impreciso que no dice casi nada o, mejor dicho, dice demasiado, pues podrían incluirse las más variadas escuelas y orientaciones psicológicas bajo esta denominación. En un sido más restringido se entiende por psicología dinámica, la contribución del psicoanálisis y sus diferentes escuelas una psicología general; a la explicación de la conducta en su dinámica y estructuración normal y patológica. El término “psicología dinámica” es por lo tanto ambiguo y genérico. Hemos indicado que cualquier rama de la psicología humana puede ser calificada como dinámica pues estudia no sólo los aspectos estructurales del comportamiento si no sus dimensiones funcionales, evolutivas e interrelacionales. Por razones epistemológicas queremos subrayar que el término dinámica se apoya en los aspectos más mecanicistas y energéticos de la obra freudidiana, más propio dinámica “acuñado por Woodworth, conlleva a connotaciones confusionales en relación con las hábeas psicoanalítico, dando una visión empobrecida e irreal del psicoanálisis.

3

Actualmente al hablar de “psicología dinámica” con los inconvenientes reseñados, hace referencia fundamentalmente al psicoanálisis. Esta tradición proviene, en parte de la denominación que tomó el psicoanálisis en USA. 2.- Evolución del concepto de la psicología dinámica. No siendo una escuela claramente definida incluye varias de ellas: la ya mencionada psicología dinámica de Robert S. Woodworth (1918): “Dynamic Psychology” ; también podemos incluir la psicología intencional de Mc. Dougall, o psicología Hórmica, incluso el conductismo intencionalista de Tolman y otros, como Lewin , H. A. Murria , T. U Moore… P, Janet fue uno de los primeros dinamistas que contribuyó con sus teorías como veremos a la difusión de la importancia del insconciente freudiano. Con la llegada de S. Freud, la psicología dinámica toma un gran impulso, al introducir el concepto básico de la dinámica motivacional inconsciente. Sus teorías impregnaron el pensamiento sobre la motivación humana. K. Lewin hizo de una psicología Gestalt de la motivación su preocupación principal, lo que le llevó a intentar hacer una adaptación científica de la psicóloga motivacional freudiana. H. A. Murcia adscrito a la cínica psicóloga de Harvard, describió sus concepciones dinámicas en la obra “Exploraciones de la personalidad” (1938). Algún autor lo ha calificado de psicoanalista eclético (Freudiano- YungianoAdleriano). Se les conoce ampliamente por su test T.A.T. Alexander Selesnich, 1965, incluye en la psicología dinámica autores como M. Bleuler, F. Flournoy, M. Claparede, A. Forel… J. Piaget , A. Bidet, M. Rorschach , A.Meyer.

3.- El valor del término “dinámico” en S. Freud y el psicoanálisis en general. Este término “Califica un punto de vista que considera a los fenómenos psicológicos como resultantes del conflicto y de la composición de fuerzas que ejercen una determinada presión, siendo éstas en último término de origen pulsional” ( Laplance y Pontalis, 1968) El punto más importante por parte del psicoanálisis es el descubrimiento del inconsciente dinámico.

4

El término “dinámico” procede de la física ( Newton: 1687, Philosophia naturales principia matemática) y viene a significar el estudio de los cuerpo y de las fuerzas a que responden dichos movimientos. En psicoanálisis este término indica la consideración del concepto de fuerza y la idea de que en la realidad mental las fuerzas entran necesariamente en conflicto unas con otras. El adjetivo “dinámica” es utilizado en dos acepciones básicas: a) Para significar una psicología que estudia los fenómenos psíquicos en sus transformaciones evolución y desarrollo como procesos, b) Para señalar que se estudian aquellos dinamismos que dan origen a los hechos psicológicos. Cuando hablamos de psicoanálisis, como de una psicología dinámica debemos entender que para Freud, esto significó- y significa para el psicoanálisis en la actualidad- observar y comprender todos los procesos psíquicos del interjuego de fuerzas. Este criterio dinámico será el germen de la teoría de los instintos. El que se expresa somáticamente (no nos detenemos en ampliar estos conceptos porque implícitamente se incluye en la temática de todo el curso). 8. Objeto de la psicología dinámica 1.- Diferentes opiniones: El objeto de la psicología dinámica lo constituye también el estudio de la conducta; pero esto es muy poco científico. En un sentido más restringido podemos decir que su objetivo se centra en los procesos inconscientes. Pero también esto precisaría un mayor puntualización, de lo contrario quedaría reducida la realidad de la psicología dinámica. Lo que propiamente interesa a la psicología dinámica, no es tanto la patología mental en el sentido de la “nosografía clásica”, sino el ser humano portador de un conflicto resuelto ( Lagache, 1969) . El conflicto ocupa pues un lugar muy importante, pero decir esto es tanto como hablar de la vida humana o de la vida en general, ya que la vida es una concatenación de problemas, de ensayos y errores, de desadaptaciones y readaptaciones. “La salud” y la “enfermedad”, serían dos formas de afrontar el conflicto. Para algunos autores ( Bleger, 1968; Lagache , 1969). “La investigación en psicología dinámica se apoya sobre la observación y la implantación de la conducta”. Por otra parte no podía ser de otra manera, ya que ser humano no es ente cuyo fin esté en sí mismo,, sino que es un objeto de relación- es un sujeto – entre todo lo que rodea y su propia actividad específica ( Tous, 1978) Gutiérrez- Terrazas (1986), cree que la conducta no es el objeto del estudio de pa psicología dinámica; éste, como otros autores, opina que la representaciones inconscientes son el verdadero objeto de la psicología dinámica. Estas

5

representaciones motivaría la conducta, la cual sería un índice indirecto de tales representaciones, a las que jamás podremos acceder de forma directa. 2. Sentido de la “conducta” en la psicología y el psicoanálisis. El término conducta se incorporó a la psicología desde otros campos del conocimiento. Fue usado en química para referirse a la actividad de una sustancia. Husley, lo introdujo, en la biología para referirse a las manifestaciones de la sustancia viva. En todos estos campos, el término se refiere al conjunto de fenómenos que no son observables, lo cual indica que metodológicamente hay que abstenerse a los hechos tal como se dan y aparecen. En el estudio del ser humano se aplicó también el término a las reacciones o manifestaciones externas. De este modo, la investigación psicológica de la conducta se convertiría también en una tarea objetiva de tal forma que la psicología pudiera considerarse como una ciencia de la naturaleza. Pero el término conducta, cuando se aplica a las manifestaciones del sujeto, corre el riesgo de dejar de lado lo más central del ser humano, es decir, los fenómenos propiamente psicológicos. De hecho, la conducta es una manifestación de dichos procesos mentales y puede tomarse, bien como un indicativo de ellos o como un fenómeno en sí mismo, dejando de lado el proceso central psicológico. La publicación de Watson del año 1913, es importante para la historia del concepto de conducta en psicología, pues la evolución de este concepto responde casi al desarrollo histórico de la psicología, pues ha pasado a ser un término genérico en la ciencia psicológica y no sólo restringido a las connotaciones de behavioristas. Es el término por tanto que no es patrimonio exclusivo de ninguna escuela o corriente psicológica y es, en este momento, suficientemente neutral como para formar parte del trabajo lingüístico común a los investigadores de diferentes tendencias- Se incluye bajo este término “todas las manifestaciones del ser humano, cualquiera que sean sus características de presentación. Lagache, define la conducta, objeto de estudio de la psicología dinámica como “el conjunto de respuestas significativas por los cuales un ser vivo en situación integra las tensiones que amenazan la unidad y el equilibrio del organismo “o también, “el conjunto de operaciones por las cuales un organismo es situación reduce las tensiones que lo motivan y realiza sus posibilidades “(1969). En psicología dinámica la conducta se estudia en su calidad de proceso, no como una “cosa”. Mowrer y Kluchohn (1944), consideran cuatro exigencias mínimas y esenciales para considerar la conducta desde el punto de vista dinámico.

6

a) La conducta es funcional, entendiéndose por tal, que toda la conducta tiene la finalidad de resolver tensiones, conflictos y adaptarse a la realidad. Se trata de una homeostasis no sólo biológica sino también anímico. b) La conducta implica siempre algún tipo de conflicto y ambivalencia; entendiendo el conflicto no en un sentido peyorativo, sino como proceso de entendimiento y desarrollo. c) La conducta sólo puede ser comprendida en función del campo o contexto en el que ocurre. No sólo cuenta la historia pasada, sino la situación presente. d) La conducta en un organismo vivo tiende a preservar un estado de máxima integración o consistencia interna. Otras orientaciones psicológicas coinciden en estos cuatro puntos básicos. Pero las diferentes escuelas han tomado fragmentados diferentes distorsionando con ello las relaciones reales entre los diferentes momentos de un único proceso. Las distintas estimulaciones no pueden considerarse independientemente del sujeto y de su comportamiento, y que tanto los procesos simbólicos como el movimiento pulsional o sus efectos son todos formas de conducta. Hay diferentes áreas y expresiones de conducta que coexisten, aunque puedan darse alternativas o predominios de unos sobre otros. Un importante aportación de S. Freud, es que existe una “mente” inconsciente y esta teoría sea estructura en el supuesto de un privilegio de la conducta en el campo mental. Pero la conducta es todo un complejo proceso que se manifiesta y se configura en el área mental, de la corporalidad y del mundo externo. Las tres áreas guardan una relación de condicionamiento u origen con el sistema nervioso central. Una conducta no está motivada por celos, envidias, depresiones, etc.…; más bien las manifestaciones comportamentales que observamos son los celos, la envidia, la depresión, etc. Son los significados que atribuimos a las conductas. La conducta, en cualquier área que se manifieste, es siempre un fenómeno psíquico, mental, pero también social, biológico y físico-químico al mismo tiempo. A cada una de las ciencias le corresponde un nivel de estudio e integración distinto del mismo fenómeno. Freud a través de su compleja obra puso de relieve que la conducta posee un significado simbólico que puede escapar a nuestro control voluntario o consciente; incluso fue más allá. Incluyendo los síntomas neuróticos y los delirios.

7

En la actualidad, podemos decir que toda conducta del ser humano es siempre significativa, tiene un sentido, ya se trate de conductas normales o patológicas, intencionales o no, conscientes o inconscientes. El sentido de la conducta no es algo que se agregue, sino que es esencial a la propia conducta humana. El significado de una conducta no es la causa de la misma. “La psicología no debe limitarse a una simple recopilación de descripciones de la conducta… La psicología deber ser capaz de determinar mediante la explicitación de verdaderos procesos estrictamente psicológicos, aquellos factores… que de por sí sólo es posible identificarlos por su función, y está corresponde al área psicológica”. (Tous 1978) C. Evolución y desarrollo de la psicología dinámica (Esquema Elemental) 1.- Antecedentes e influencias en la obra de Freud Los filósofos de la Ilustración habían intentado poner las bases de unos principios, racionales y mecanicistas para la compresión del hombre, en tanto que estamos principios habían facilitado la compresión del Universo. El espíritu racionalista decepcionó en gran parte, siendo también en gran medida “destronada” la razón debido al descubrimiento de las profundidades de los contenidos irracionales del psiquismo humano. Esta atmósfera (recordemos la novela “El rojo y el negro”, de Stendhal), aumenta el interés por la psicología y por las complejas interioridades inconscientes de la vida psíquica. Las aportaciones de J. C. Reil, J. E. D. Esquirol, P. Faire, E. Georget… son claros antecedentes de los intereses que motivarían posteriormente a Freud (Alexander y Selesnick, 1965). Estas ideas no obstante, se clipsaron debido al resurgimiento de una orientación racionalista y mecanicista, refleja especialmente en la escuela Helmholltz (en las que se formó Freud) . E. Brucke, Cludwing, E. Bois, Reymond y M. Vond Helmholtz, fueron grandes inspiradores de la formación médica y neurológica de Freud. Breuke introduce contra la corriente “vitalista” bajo el supuesto de que en el organismo no existen más fuerzas activas que las fisicoquímicas (juramento de Helmholtz). Freud mantuvo esta actitud “científica”, durante toda su vida. Antes de iniciar el camino que le llevaría al psicoanálisis realizó numerosas investigaciones sobre la histología del sistema nervioso en animales inferiores. El trabajo con Meyert en su Instituto psiquiátrico adquirió conocimiento de clínica psiquíatrica y neuropatología. De esta época sus trabajos sobre el nervio acústico, los nervios sensoriales y cerebelo. En neurología clínica trabajó sobre parálisis infantil y las afasias. Entre 1877 y 1993, se pueden contabilizar 31 publicaciones.

8

Freud siguió algunos seminarios de filosofía (Brentano, era un aristotélico, que sustituye los actos por su contenido y los describe por su intencionalidad). Durante su servicio militar traduce el primer volumen de la obra de J. S. Mill, siguiéndole después de otros cuatro. Con estos antecedentes Freud entra en contacto con J. Breuerm, que le plantearía serios interrogantes acerca del origen de la histeria y de su tratamiento. Posteriormente se interesó por otras orientaciones más clínicas- ya es conocida la historia de su encuentro con Charcot, Liebaut y Bernheim, de los que tendremos ocasión de hablar-, todo lo cual le valió la enemistad con su maestro Meyer ( E. Jones). 2.- La obra de Freud y sus repercusiones Iremos viendo los orígenes de la obra de Freud, y sus repercusiones a lo largo de este trimestre. Su obra fue en sus conocimientos, escasamente conocida y malamente interpretada. Se trataba desde algunos sectores de dar una imagen tendenciosa y sensacionalista. Algunos escribían sobre ella y sin haberla leído, conociéndola, defectuosa y parcialmente, a través de terceros. Este fenómeno no es aislado y no es infrecuente aún hoy en día. Podemos señalar cuatro grandes períodos en el desarrollo de su obra: a) Desde 1886-1895: Freud dedica sus esfuerzos a la investigación de la neurosis. A este estudio corresponden sobre todo los años 1893-1895. Uno de sus aspectos fundamentales se refiere a la conceptualización de que las neurosis constituyen una defensa contra representaciones mentales inconcientes no admitidas. Estas representaciones inconciliables se vincularían con la sexualidad. En esta época la técnica se basa en el método catártico facilitado por la hipnosis. b) El segundo período pertenece a la época de su autoanálisis (1895-1899) Culmina este período con la publicación de la “Interpretación de los sueños”. Estos años fueron en gran parte desconocidos hasta la publicación de su correspondencia con Fliess en 1950, debida a M. Bonaparte que la había recuperado de un librero que a su vez la había comprado a la viuda de Fliess, desoyendo la recomendación de Freud de que destruyera los originales. En este período se inicia el método de “asociación libre”, que sustituirá al método hipnótico y que constituye el verdadero paso del psicoanálisis. A este período corresponde también sus conceptualizaciones sobre el “retorno de lo reprimido”; los sentimientos de culpa, hostilidad elíptica y la importancia de los recuerdos infantiles. Su experiencia personal le convence de que inconsciente del adulto está formado en gran parte por la propia historia infantil del sujeto. En el 9

capítulo VII de la “Interpretación de los sueños “(psicología de los procesos oníricos), se encuentra uno de los núcleos fundamentales de su doctrina. Se abordan las razones del olvido de los sueños (conceptos relativos a la resistencia y a la censura), el concepto de represión, las funciones del sueño, y los procesos primario y secundario del sueño. También en esta época elabora su importante trabajo sobe la “psicopatología de la vida cotidiana”. c) EL tercer período (1900- 1914), corresponde a lo que Fine (1979) define como período de la psicología del Ello. Se funda la Asociación Psicoanalítica internacional (1910, y se ponen los tres pilares fundamentales del psicoanálisis, lo inconsciente, la teoría de la libido y la terapia fundada en al transferencia y la resistencia, que constituye el primer sistema psicoanalítico de 1905 ( Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad”) d) El cuarto período ( 1914-1939) . Este período de la Psicología del Yo .Es una etapa de revisión, sistematización y análisis y análisis Cultural ( Leahey: 1980). El período central en su publicación “El yo y el Ello” (1923). Otros importantes trabajos de este período son : tótem y Tabú ( 1913, “Más allá del principio del placer” ( 1920) , “Inhibición , síntoma de angustia”, ( 1925) , “Análisis terminable e interminable ( 1937) , “El porvenir de una ilusión” ( 1977) , “El malestar en la cultura” ( 1930) , Moisés y el monoteísmo ( 1939). Su tarea de investigación y de terapia clínica le dejaban múltiples inquietudes e interrogantes; la inasequibilidad de la psicosis al psicoanálisis; la falta de una verdadera organización psíquica capaz de sustentar el sistema de la represión (que más tarde denominaría “Defensa”; los abandonos de Adler y Jung; la correspondencia con J. Putnan (neurólogo norteamericano) que le llamaba la atención sobre las necesidades morales del ser humano. Desde sus conocimientos la obra de Freud, fue sometida a una permanente dura crítica desde la psicología académica. Otras veces se la ha desdeñado ignorándola. Pero tanto a nivel de la psicología general y de psicopatología, como a nivel popular, pocos pensadores han tenido tanta influencia sobre la civilización occidental moderna, como S. Freud.

3) Evolución de la psicología Dinámica Las ideas de Freud provocaron un rechazo en la sociedad de bienes. Pero, paulatinamente sus ideas atrajeron a discípulos vieneses, suizos, húngaros e 10

ingleses. En 1902, se crea el grupo de los “Miércoles por la tarde” en la antesala de su consulta. En 1907, se crea oficialmente la primera Sociedad Psicoanalítica, dirigida por Freud, A. Stekel y Adler, entre todos, se incorporan K. Abraham, M. Eitingon y Sferenci ( ver el cuadro cronológico de la vida y obra de F. Freud , en el primer tema de prácticas. Con la separación de Breuler de la Asociación Psicoanalítica y sus críticas a este movimiento, se perdió probablemente la oportunidad de incorporar los conocimientos psicoanalíticos a la vida académica. Del psicoanálisis ordinario, van surgiendo diferentes corrientes. Podemos hablar de tres grandes líneas fundamentales de la psicología dinámica a nivel teórico: a) La línea ortodoxa, seguidora rígida de los postulados freudianos. b) El neo-freudismo, o culturalismo- neopsicoanálisis americano- que introduce el contexto sociocultural, como un elemento esencial en la comprensión de la conducta normal y patológica. c) La corriente psicoanalítica del Yo. Existen otras numerosas escuelas de inspiración psicoanalítica, como veremos en la tercera parte del curso, que difieren en puntos importantes de las líneas maestras psicoanalíticas tradicionales: A) Escuela Freudiana 1. K. Abraham; 2. S. Ferenci; 3.- O. Fenichel; 4.-Grupo Británico ( E.Jones) : Ana Freud, M.Klein y su escuela que destacará la importancia del análisis infantil, las relaciones objetales…; Middle Group, Winnicott, Fairbairn... 5.- Grupo Neoyorquino: Hatman, Kris, Leowenstein, Rapaport; R. Spytz, Ph. Grenacre, E. Ericsson; 6.- Theodore Rick, 7.- Wreich inspirador de la teoría de Orgón, seguido de Lowen con la bioenergética; 8.-Paul Federn; 9.- Franz Alexander ( Grupo de Chicago de gran interés por la medicina psicodinámica , seguido y renovado posteriormente por la escuela de París, creada por P. Marty) B) Neopsicoanálisis culturista: A.Adler, k.Horney, E. Fronn, H.S. Sallyvan, H. Schultz-Hencke, T. French, S. Radó , A. Kardinet. C) Otras escuelas de inspiración psicoanalítica : C. g. Joung, O. Rank, L. Biswarger, M. Boss, y los autores pertenecientes al denominado análisis existencia; J. Lacan, M. Bulber , V. Von Weizacker…; V. Franki.

11

4.- El psicoanálisis en España ( Referencias elementales) H. Carpintero y M. V. Mestre ( 1984) han hecho una erudita recopilación de la influencia de Freud en España dessde 1936. La obra de Freud entró en España con la publicación de sus Obras Completas ( aunque aún habían escritos desconocidos que aparecieron con posterioridad) en Biblioteca Nueva ( 1922) traducidas por L. López Ballesteros. La nueva disciplina tuvo más amplio eco en el campo de la psiquiatría que en el de psicología. La pedagogía se hizo eco de esta influencia a través de la Escuela Nueva y Institución Libre de Enseñanza. Desde la filosofía de la ciencia se somete al psicoanálisis a las críticas conocidas y clásicas: falta de estructura lógica, carencia de pruebas de sus hipótesis, excesiva subjetividad, resultados improbables. Entre los pioneros en España merecen destacarse a Ángel Garma, que se dedicó al psicoanálisis prosiguiendo su práctica profesional en Argentina donde se exilió. Otra figura relevante fue la de Emilio Mira y López, que trabajó mucho tiempo en Brasil. Actualmente hay un mayor florecimiento en Madrid, Barcelona y Bilbao. En 1957, reconoce la A.P.I (Asociación Psicoanálitica Internacional) al grupo de psicoanalistas de Barcelona, aunque la historia se remonta a 1947 (Dra. Corominas, P. Bofia, P. Folch…) con el mejor dependencia de los psicoanalistas franceses, suizos y alemanes. Hacia 1951-52, se iniciarán formaciones psicoanalíticas en Madrid, con M. Stenbachi. En 1959, quedó reconocida definidamente la Sociedad Luso española de Psicoanálisis como equipo independiente. En 1967, los portugueses se independizan como grupos de estudios y la sociedad para a denominarse Sociedad Española de Psicoanálisis. Y en 1971 y 1973, se forman los grupos de Barcelona y Madrid. Otros nuevos grupos está surgiendo con cierta independencia, pero integrados en la API. Sobre la situación en otros países hay amplios estudios que no considero necesario reseñar en este estudio introductorio.

12

13

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->