P. 1
Ensayo sobre el Racionalismo Crítico

Ensayo sobre el Racionalismo Crítico

|Views: 3.433|Likes:
Breve ensayo sobre la falsación de Karl Popper. Se incluye un pequeño anexo sobre el experimento del neutrino solar.
Breve ensayo sobre la falsación de Karl Popper. Se incluye un pequeño anexo sobre el experimento del neutrino solar.

More info:

Published by: Augusto Galicia López on Jul 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/03/2015

pdf

text

original

Puebla, Pue.

DOCENCIA UNIVERSITARIA

Ensayo:

El Racionalismo Crítico

Augusto Galicia López

Octubre 2003

El Racionalismo Crítico.
A. G. L. 2003

Presentación. .............................................................................................................................. 3 Introducción ................................................................................................................................ 4
Contexto cultural ..................................................................................................................... 4 ¿Qué es la epistemología? Una interpretación personal. ..................................... 4 La epistemología como Teoría del Conocimiento. ................................................ 5

Cuerpo teórico........................................................................................................................... 7
El sujeto que conoce. ............................................................................................................. 7 Respecto a la teoría. ............................................................................................................... 7
El problema de la Inducción. ........................................................................................................ 8 La contrastación de la teoría. ........................................................................................................ 8 El problema de la demarcación. .................................................................................................... 8 La falsabilidad como criterio de demarcación. ............................................................................. 8 Objetividad científica y convicción subjetiva. .............................................................................. 8 El falibilismo de popper ....................................................................................................... 8

Conclusiones.............................................................................................................................. 9 Bibliografía ............................................................................................................................... 10 Anexo ............................................................................................................................................ 11

Epistemología

Augusto Galicia López

Presentación.

En el presente trabajo expongo un panorama muy general de lo que constituye el realismo crítico como una epistemología de gran aceptación y utilidad sobre todo en el campo de las ciencias fácticas. Por facilidad, tanto de redacción como de lectura, lo he organizado de una manera muy usual en ensayos informales: Primero brindo una introducción con las generalidades del trabajo y el enfoque que pretendo darle. En la parte del cuerpo teórico, presento un desarrollo histórico, muy breve e incompleto como un antecedente importante para describir al racionalismo crítico desde la óptica de su creador, Karl Popper. Finalmente, presento algunas conclusiones que por supuesto no representan más que mi imperfecta interpretación de los principales puntos del ensayo. Debido a la importancia teórica del experimento sobre el neutrino solar, me permito agregar un anexo con un extracto de la descripción del experimento que hace Eugenio Moya (2000).

Epistemología

Augusto Galicia López

Introducción
Contexto cultural
Nuestra cultura (mexicana), algo difícil de definir por la diversidad de sus componentes (aunque es obvio que su ingrediente principal lo constituye la aportación de la cultura ibérica a raíz, y como consecuencia, de la conquista) tiene entre algunos de sus significados la característica de ser mayormente una cultura Occidental, es decir de profunda influencia Europea, que se remonta a la tradición griega, continúa con la adopción de esta forma de vida por los romanos (etapa histórica conocida como edad antigua), pasa a la Europa central y occidental (de ahí la denominación), durante un largo período que abarca desde el siglo V hasta el XV (conocido como edad media), y que a partir de algunos hechos notables como la caída de Constantinopla, el descubrimiento de América y la eliminación de la visión geocentrista de la iglesia católica, da paso a la edad moderna, la cual a partir de la revolución industrial, algunos han dado en llamar edad posmoderna. Debido a ello, el desarrollo del pensamiento y de su principal manifestación, el conocimiento, dentro de esta esfera de influencia ha recibido las aportaciones del amplio conjunto de filósofos y hombres de ciencia cuyo origen se encuentra en la cultura europea. Con la descripción anterior pretendo enfatizar el hecho, posiblemente curioso, de que la cultura mexicana es un eufemismo que significa la asimilación, de una cultura por otra, obviamente, dominante. La consecuencia es la manera en que los integrantes de esta cultura, resultante de la asimilación, formamos nuestra cosmovisión y el problema de acceder al conocimiento. Este trabajo, el cual es bastante imperfecto pretende desde esta óptica mestiza, mayormente occidental, darle cauce a preguntas como: ¿Qué es el conocimiento científico? ¿Cuál es la posición de la filosofía con respecto a la ciencia? Y tratar de interpretarlas desde una posición “posmoderna” conocida como racionalismo crítico de Karl Popper.

¿Qué es la epistemología? Una interpretación personal.

Si se atiende a la forma en como se accede al conocimiento, una revisión simplista de la historia de la humanidad podría registrar (cuando menos) tres hitos; el primero de ellos, y posiblemente el que más ha durado, consiste en la “aparición del ensayo y error”. En esta fase, se observa un intenso trabajo empírico, cuyos frutos son perdurables, como por ejemplo, la intervención humana para producir fuego o el descubrimiento y posterior utilización de la rueda. El segundo, de tales momentos, lo marca el desarrollo del método científico (por Galileo, en el principio del renacimiento, que hizo famosas sus

Epistemología

Augusto Galicia López

experiencias en la torre de Pisa). El esquema: observar – experimentar – suponer – comprobar – teorizar; ha resultado tan productivo que todavía es un paradigma insustituible en las disciplinas denominadas científicas. Todavía más, no se puede imaginar el avance científico y técnico de la humanidad, ni su estado actual, sin en el concurso de este método. En la última parte de este acceder al conocimiento, es menester referirse al método trascendental (Lonergan, 1994), como una consecuencia del hacer humano. Este esquema requiere de la acción consciente e intencional de quien aprende, en la secuencia: atender – entender – juzgar – valorar; la cual sin duda proveerá a quien la ejecute de un conocimiento, no solamente eficaz sino también aprehendido y valorado. Aunque pueda parecer pretencioso, es esta clase de “conocimiento valorado” uno de los motores de mis actos. Por ello es que el estilo (si es que hay alguno) de este breve ensayo tratará de exponer un punto de vista no solo aprendido sino también aprehendido.

La epistemología como Teoría del Conocimiento.
de estudio. Veamos:

Actualmente, se acepta que la filosofía está dominada por tres teorías principales del conocimiento, que se diferencian en la forma de elaborarlo, la actitud del sujeto que conoce y la forma de percibir el objeto

El racionalismo, es una forma de aproximarse a la realidad, en la que se opina que por medio de la razón se puede entender suficientemente el objeto de estudio. Profundamente idealista, esta corriente estudia a un sujeto activo que abstrae (conoce) una idea como objeto de conocimiento. Algunos de sus representantes más notables son, Reneè Descartes, Wilhelm Leibniz y Baruch Spinoza. Uno de los rasgos distintivos del racionalismo es que el modo de pensar del filósofo se da a través de los argumentos por lo que se dice que esta epistemología es analítica y profundamente deductiva. El ejemplo clásico, lo representa la geometría euclidiana, en donde se parte de un conjunto de proposiciones supremas (axiomas o postulados) y de él se deducen lógicamente todas las demás proposiciones. Esta forma de racionalismo que se puede considerar clásica ha evolucionado a una forma de pensamiento denominada racionalismo crítico (Popper K. 1962). Del cual se tratará un poco más adelante. El racionalismo se opone al empirismo (en el plano del conocimiento), corriente esta que estudia un objeto material haciéndolo en el plano concreto de la percepción sensorial por un sujeto fundamentalmente, pasivo. Algunos de sus representantes más notables son, David Hume, John Locke, Berkeley y Francis Bacon. La fuente del conocimiento inmediato para el empirismo lo es la experiencia,

Epistemología

Augusto Galicia López

de ahí que su método sea la inducción. Algunas de las formas que adopta el empirismo han permitido avances espectaculares en las denominadas ciencias fácticas, como por ejemplo el positivismo, el cual trata de explicar el conocimiento en función de causas y bajo un enfoque mecanicista, cuyas consecuencias políticas en México condujeron al gobierno de “poca política y mucha administración”. Esta evolución del pensamiento y sus formas de aproximarse al conocimiento tuvieron como consecuencia los productos epistemológicos del llamado Círculo de Viena, uno de cuyos objetivos fue unificar el lenguaje y el método bajo diversos postulados entre los que destacan el rechazo a la metafísica y al lenguaje cotidiano, el uso de la lógica matemática y de la verificación como forma de comprobar los enunciados protocolares, los cuales se obtienen por deducción, en suma un absoluto énfasis en lo científico. El criticismo como corriente filosófica es una consecuencia del desarrollo del pensamiento que inicia (en la cultura occidental) con Platón y tiene un vértice en Kant, cuya idea de epistemología se ocupa de las condiciones, límites y posibilidades del conocimiento científico (González L. A, 2001). El criticismo elabora un conocimiento sintético por un sujeto activo sobre un objeto sensorial. El principal exponente de esta corriente es, por supuesto, Immanuel Kant quien efectúa una síntesis de racionalismo y empirismo. La certeza del objeto (a posteriori) se da no por una realidad exterior, sino por las formas de la experiencia, que están determinadas por la facultad de conocer (a priori). La existencia de un conocimiento seguro -como lo muestra Popper- es altamente improbable. Por eso el racionalismo crítico renuncia a este ideal y propone el falibilismo: no existe ningún conocimiento absolutamente cierto, porque el hombre puede siempre equivocarse en la solución de sus problemas de conocimiento. El saber es "hipotético", por eso hay que someterlo a comprobación, cuya estrategia metodológica es negar las afirmaciones sobre el mundo, es decir “falsar las teorías”, porque así se progresa científicamente. Los enunciados singulares o protocolares se obtienen por la vía deductiva y se comprueban a través de experimentos cruciales. De esta forma, la falsación se convierte en un criterio de demarcación de la ciencia al afirmar que todo lo falsable es científico. Aunque comparte algunas características con el neopositivismo, ambos son cientificistas, utilizan el lenguaje matemático, también presentan diferencias fundamentales como el método de construcción de teorías, inductivo para los neopositivistas, deductivo para el racionalismo crítico y la interpretación de experimento verificable para los neopositivistas y de experimento crucial (falsable) para el racionalismo crítico.

Epistemología

Augusto Galicia López

Cuerpo teórico
Con los antecedentes expuestos trataré de explicar los aspectos fundamentales de la lógica de la investigación científica según la expone K. Popper (1962).

El sujeto que conoce.
Existe una diferencia fundamental entre el filósofo y el científico, ya que este último se dirige al núcleo de una estructura organizada (la ciencia), mientras que el primero, se enfrenta a algo tan desorganizado que semeja un montón de ruinas. Por supuesto que existe un problema filosófico que es “el de entender el mundo, incluidos nosotros y nuestro conocimiento como parte de él”, y junto con este problema se implica el problema epistemológico que es el del aumento del conocimiento. Aunque la filosofía no cuenta realmente con un método propio, le ha sido inherente el de toda discusión racional, el cual parte de enunciar claramente los problemas para que puedan examinarse críticamente sus soluciones. Dentro de los métodos que el filósofo puede emplear, se puede abordar el problema de la epistemología por dos lados distintos: 1) Como el problema del conocimiento del sentido común u ordinario; 2) Como el problema del conocimiento científico Así, Popper organiza su aportación para ser más convincente, abordando primeramente, lo que el llama problemas fundamentales.

Respecto a la teoría.

El empirismo en todas sus formas acepta la inducción como una de las vías para obtener conocimiento, a pesar de no ser lógicamente demostrable. Popper pone mucha atención en explicar los fundamentos de la lógica del conocimiento, a través de lo que el considera esencial y estricto en relación a los fallos de la inducción como método para teorizar en la ciencia, en franca oposición al neopositivismo. Así desarrolla el concepto de falsación, el cual sucintamente afirma que la elección entre dos teorías rivales, se puede efectuar contrastándolas con hechos conocidos y con predicciones que puedan ser comprobadas experimentalmente, o bien, apoyadas por argumentos hipotético-deductivos y que mediante conjeturas y refutaciones se puedan conseguir progresivamente teorías más verosímiles. En seguida, aunque la discusión que el plantea es muy extensa, expongo lo que considero esencial para entender lo medular de su teoría.

Epistemología

Augusto Galicia López

El problema de la Inducción.
A la gran aceptación que tiene la tesis de que las ciencias empíricas son las que emplean los llamados métodos inductivos, la cual hace sinónimas las expresiones “lógica inductiva” y “análisis lógico”, se opone lo que Popper denomina “el problema de la inducción”, el cual consiste en la dificultad de establecer la verdad a partir de enunciados singulares para llegar a enunciados universales, ya que en el proceso de construir la justificación se tiene que aceptar que algunos de tales enunciados singulares solamente se justifican por el apriorismo kantiano, con lo que la lógica inductiva se vuelve incoherente, inclusive, si se les da el carácter de probable a los enunciados singulares.

La contrastación de la teoría.
El método de contrastar críticamente las teorías se efectúa por deducción lógica en donde se pueden apreciar cuatro procedimientos: en primer lugar se hace la comparación lógica de las conclusiones para comprobar la coherencia interna del sistema. Como segundo paso, determina el carácter lógico de la teoría esto es asegurar que tiene una forma empírica (científica) o si es tautológica. En tercer término se compara con otras teorías para averiguar si la nueva teoría es realmente un adelanto científico y, finalmente, se contrasta empíricamente por medio de la aplicación de las conclusiones que puedan sacarse de ella

El problema de la demarcación.
Una de las principales objeciones a las tesis Popperianas es que al rechazar el método inductivo se desaparecen las barreras de la ciencia con la especulación metafísica, lo cual define que el método inductivo no proporciona un criterio de demarcación apropiado.

La falsabilidad como criterio de demarcación.
El criterio de demarcación equivale a exigir que los enunciados de la ciencia empírica sean susceptibles de falsabilidad, es decir que tienen que ser demostrados de manera concluyente. Debe existir una forma de falsarlos.

Objetividad científica y convicción subjetiva.
La objetividad de los enunciados científicos descansa en el hecho de que pueden ser contrastados de manera recurrente de tal modo que cada vez se vayan deduciendo enunciados de un nivel de universalidad más bajo, que a su vez sean contrastables, es decir que su contrastabilidad sea “ad

infinitum”.

El falibilismo de Popper

Previamente, Charles Peirce introdujo el término falibilismo: “nunca tenemos razones concluyentes o una justificación absoluta de nuestro conocimiento”. El falibilismo es una de las ideas principales de la filosofía de Karl Popper e implica la negación de cualquier tipo de fiabilidad, para él, una proposición (teoría) es empírico - científica si y solo si es falsable. Para lo que se requieren dos respuestas una

Epistemología

Augusto Galicia López

lógica y otra empírica (que representan la falsabilidad lógica y la falsabilidad práctica). A partir de esta lógica, propone un cambio de paradigma, esquematizado en tres rasgos estrechamente vinculados:   Falibilismo consecuente, el cual afirma que no hay conexión entre verdad y certeza, Racionalismo metodológico, que habla de que nuestras razones no pueden justificarse indefinidamente, solo existen pruebas críticas que nos permiten decidir de manera provisional.  Realismo crítico, cuya tesis es que una de las metas de la ciencia es la comprensión de la realidad. En las demostraciones o pruebas de sus conceptos la falsación plantea algunas singularidades, veamos: si cualquier contrastación empírica necesita contar cuando menos con la información básica, ante un contraejemplo, ¿cómo podríamos determinar por procedimientos lógicos que parte de la teoría ha quedado refutada? Para Popper, la explicación parece relativamente sencilla, “Nunca podemos estar seguros de que ponemos en duda la parte que lo merece, pero puesto que no buscamos la certeza, eso no importa”. Uno de los experimentos que se han vuelto típicos para ilustrar la refutación de las interpretaciones neopositivistas es el llamado “ejemplo de Duhem Quine”, sobre los neutrinos solares” cuya teoría se refiere a que “la energía se produce en el núcleo de las estrellas por reacciones termonucleares” y la más importante de ellas es la transformación de Hidrógeno en Helio. La verificación experimental (enterrando 400000 litros de tetracloroetileno para medir la transformación de Cloro 37 en Argón) no detectó más de un tercio de lo calculado, con la famosa ecuación de Einstein (E = mc²), en casi el 50% de los experimentos. Con lo que se tiene la situación de que una parte de la teoría (cuando menos el 50%), no puede, cuando menos en principio, refutarse por procedimientos lógicos (a menos que aceptemos que la teoría de Einstein no es aplicable para efectuar la deducción hipotética). Por la importancia de la descripción de los fenómenos físicos y lo detallado de la descripción de los experimentos, incluyo estos como un anexo (tomados de la referencia 3).

Conclusiones.
El realismo crítico es un tema harto interesante, cuyo potencial formativo apenas ha quedado sugerido a lo largo de las lecturas y de la redacción de este trabajo. No obstante, expondré algunas conclusiones que no pretenden ser definitivas ni mucho menos exhaustivas.

Epistemología

Augusto Galicia López

1. La postura epistemológica conocida como realismo crítico es el resultado dinámico y vigente de una tradición filosófica, básicamente, empirista cuyas raíces, en la cultura Occidental se encuentran en la antigua Grecia, desde los pensadores presocráticos. 2. La evolución histórica del realismo crítico, incluye prácticamente todos los enfoques filosóficos manifestados a través de las principales corrientes epistemológicas, pues recibe la influencia de los filósofos empiristas, a través del positivismo y neopositivismo; del idealismo a través del racionalismo (con su tradición deductiva) y de la dialéctica a través del criticismo, que es su punto de partida para llegar a la falsación. 3. El realismo crítico como postura epistemológica tiene una gran influencia sobre todo en el campo de las llamadas ciencias fácticas, en donde ha revitalizado la discusión sobre los resultados de experimentos cruciales, como en el caso de los “experimentos del neutrino solar” ver anexo. 4. Aunque no es una postura muy generalizada en las ciencias sociales, ya se perciben algunas líneas de acción, ya que esta epistemología puede llenar los vacíos que han detenido el avance de las ciencias sociales sobre todo en la estructuración de teorías generales sólidas porque pueden ser falsables.

Bibliografía
1. González Luis Armando (2001). Epistemología y racionalismo crítico (los griegos y Karl Popper). Revista Realidad, No. 81. Universidad CentroAmericana. San Salvador. 2. Lonergan Bernard (1994). El método en Teología. Salamanca. Sígueme. 3. Moya Eugenio (2000). Alan D. Sokal, Thomas S. Kuhn y la epistemología moderna. Revista de Filosofía, núm. 23. Universidad Complutense. Madrid. 4. Moya Eugenio (2000). Conocimiento y Verdad (la epistemología Crítica de Popper). Madrid. Biblioteca Nueva. 5. Popper Karl (1962). La lógica de la Investigación científica. Madrid. Tecnos. 6. http://revistas.um.es/daimon/article/viewFile/10781/10371

Epistemología

Augusto Galicia López

Anexo
Los experimentos del neutrino solar

Tomado de Revista de Filosofía, n° 20, 2000. Pp. 167 – 177. Disponible en: http://revistas.um.es/daimon/article/viewFile/10781/10371
El universo está formado por las mismas partículas (protones, neutrones, electrones, neutrinos y algunas otras), por los mismos elementos y por idénticas moléculas que la materia terrestre. La composición del universo es hoy de un 75% de hidrógeno, 24% de helio y el 1% de otros elementos. El hidrógeno es el elemento más simple y quizás, de creer la teoría del Big Bang, el único componente del universo primitivo. Los otros elementos se originaron a partir de él por reacciones termonucleares que se producen en las estrellas. Éstas son pequeñas acumulaciones de materia a temperatura muy elevada que emiten gran cantidad de energía (en forma de luz, ondas radioeléctricas, etc.) como consecuencia de la fusión del hidrógeno, su transformación en helio y éste en otros elementos más pesados (carbono, oxígeno, neón, silicio, magnesio, …). Según ésta teoría, las estrellas no son, a diferencia de lo que pensaban los antiguos, ni fijas ni eternas. Ellas nacen por contracción gravitatoria de la materia de las nebulosas y evolucionan por un proceso similar: la contracción gravitatoria determina que disminuya su volumen, aumentando su energía interna: los choques entre las partículas que lo componen son más frecuentes, lo que genera energía térmica. Una estrella como el Sol alcanza en su centro temperaturas del orden de los 15 millones de grados Kelvin. En estas condiciones, se desencadenan reacciones termonucleares que transforman el hidrógeno en helio. Fue, precisamente, el estudio de las reacciones procedentes del núcleo de las estrellas, concretamente las del sol, el que motivó los famosos diseños experimentales del neutrino solar. El papel de las variables epistémicas Si como se ha intentado mostrar con los experimentos del neutrino el papel de la lógica y el experimento –pilares de la epistemología positivista– no son suficientes para limitar la flexibilidad interpretativa que se observa en cualquier controversia científica, la pregunta que surge es: ¿Qué papel juegan en la ciencia las variables epistémicas (evidencias empíricas, enunciados de observación, experimentos, …) Era tal la cantidad de informaciones básicas disponibles, de hipótesis aceptadas sin discusión y el conocimiento aceptado que hablar de un resultado negativo del experimento del neutrino resultaba bastante arriesgado: a qué hipótesis y a qué campo habría que dirigir la lógica falsadora. Es evidente

Epistemología

Augusto Galicia López

que la complejidad del diseño experimental hacía que hablar de una falsación empírica de la teoría de las reacciones termonucleares del Sol resultara prácticamente ininteligible, pues igualmente ininteligible resulta en experimentos como el que nos ocupa disociar teoría y observación. La hipótesis de la carga teórica de las observaciones tendría en esta clase de experimentos un aval privilegiado. La verificación experimental consiste en enterrar 400.000 litros de percloroetileno, ubicados en una mina en Homestake, Dakota del Sur (EEUU), a una profundidad de una milla, con el fin de evitar interacciones con otras partículas que pudieran producir efectos parecidos a los que produce el neutrino solar. Así, cuando el neutrino interactúa con el percloroetileno, el cloro 37 (cuyo núcleo posee 17 protones y 20 neutrones) transforma uno de esos neutrones en un protón, desprendiéndose un electrón. Se produce entonces un átomo de argón radiactivo (18 protones y 19 neutrones), un átomo que, al tener una vida de 35.1 días, se puede seguir con un contador de desintegración radiactiva. Así, se mide el número de neutrinos liberados por el Sol y contrastar los resultados con las predicciones teóricas. Los experimentos del neutrino solar han tenido un resultado frustrante. Así, si en 1964, el flujo de neutrinos predicho era de 40 unidades y en 1967, fecha de la primera tentativa experimental, de 19, nunca se pudieron detectar más de un tercio de los calculados. Una prueba que fue planteada como aval empírico de la teoría de la evolución estelar proporcionaba una anomalía que ha desafiaba el ingenio de unos científicos que se negaban a reconocer sus resultados como un contraejemplo del paradigma astrofísico nuclear establecido. Pero, si la fuente de la energía estelar es la termofusión, ¿cómo deberíamos interpretar los resultados “negativos” del experimento?

Epistemología

Augusto Galicia López

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->