P. 1
Identidad y Cultura de las Pandillas Juveniles

Identidad y Cultura de las Pandillas Juveniles

|Views: 2.747|Likes:
Una exploración en seis pandillas juveniles que tocan su vivencia y su lógica. Un paso por la vagancia, reglas, rituales, juntarse con los bróderes, violencia, el alucín, chavalear, que recoge también esos momentos en que los muchachos también ayudan. Consecuencias y razones. Otra mirada.
Estudio realizado en Estelí Nicaragua en el 2002-2003. Disenado y dirigido por Luis Felipe Ulloa y realizado en equipo con Elsa Gloria Osorio; Dayana Parrales E; Gloria Azucena Sevilla y Juan Herrera y un grupo de voluntarios.
Una exploración en seis pandillas juveniles que tocan su vivencia y su lógica. Un paso por la vagancia, reglas, rituales, juntarse con los bróderes, violencia, el alucín, chavalear, que recoge también esos momentos en que los muchachos también ayudan. Consecuencias y razones. Otra mirada.
Estudio realizado en Estelí Nicaragua en el 2002-2003. Disenado y dirigido por Luis Felipe Ulloa y realizado en equipo con Elsa Gloria Osorio; Dayana Parrales E; Gloria Azucena Sevilla y Juan Herrera y un grupo de voluntarios.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Luis Felipe Ulloa Forero on Jul 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/01/2013

pdf

text

original

Sections

IDENTIDAD Y CULTURA DE LAS PANDILLAS JUVENILES

LUIS FELIPE ULLOA
lufulloa@hotmail.com

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

2

I

Parte 1 del

DIAGNÓSTICO DE LAS PANDILLAS JUVENILES O MARIMBAS DE ESTELÍ con miras a buscar pistas para mejorar la situación
Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” Agosto 2003. Estelí, Nicaragua.

I

Durante los años 2002-2003 el autor condujo un estudio en la ciudad de Estelí, Nicaragua, sobre las pandillas juveniles locales, o “marimbas, propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” y con la colaboración y/o intervención directa de las marimbas Los Aluminios, Ángeles del Infierno, Frijoles, Mara Salvatrucha, Poison-Nirvana y Vengaboys. De este estudio ADESO produjo un libro impreso (“¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” y el autor distribuyó una versión electrónica en cuadernillos (con el mismo título). En esta ocasión presentamos el trabajo en tres CD diferenciados: CD 1: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles. CD II: Construcción de Futuros de las pandillas juveniles locales: acuerdos de paz, acciones y actores y CD III: Consideraciones metodológicas para un estudio sobre pandillas juveniles:Estelí 2002-2003.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

3

CONDUCTOR DEL DIAGNOSTICO Y AUTOR DEL DOCUMENTO Luis Felipe Ulloa EQUIPO DE FACILITACIÓN Elsa Gloria Osorio Daiyana Parrales Espinoza Gloria Azucena Sevilla Juan Herrera POLICIA Gema Paola Valles A. (JS) Orlando René Sánchez R. (JS) Álvaro Javier Salgado (JS) Pedro Roque (JS) Róger Pérez G. (JS) David Lazo (JS) Melvin Bladimir Hurtado (JS) Pedro Francisco Castellón C. (JS) Anastasio Armengol Castellón C. (JS) Oscar Blandón Dávila (JS) Fernando Betanco Matute (JS) Elvia Hidalgo Siles (Segundo Jefe de Seguridad Pública)

MARIMBAS Aluminios Ángeles del Infierno Frijoles Mara Salvatrucha Poison-Nirvana Vengaboys APARTES ESPECIALES Jurídicos: Abogado Luis Gutiérrez Testimonios de víctimas: Mantenidos en anonimato Pintura para carátula e interiores y texto: Byron Ayaleth Jirón Amador Eternal Flame: Juan C. Ulloa Fotografías (antes de transformar): Donald Javier Merlo González y Luis Felipe Ulloa

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

4

DEDICATORIA A quienes ayudan a abrir las puertas de la esperanza A los muchachos que compartieron conmigo y con los demás sus vivencias, sus preocupaciones, sus análisis y sus sueños A aquellos jóvenes que firmaron los acuerdos por que me han convencido de que el cambio sí es posible, a pesar de los pegones. A los jefes de sector de la policía que demostraron su confianza en los jóvenes a través de sus análisis y sus esfuerzos A Rodolfo y a Zenobia por todo lo que me han enseñado con su compromiso y porque gracias a ellos se abren nuevos caminos A Perla, Carlos, Rony, Diomedes, Byron, Alba, Luis por sus aportes en varias partes del trayecto A Elsa, Daiyana, Gloria y Juanelo por su invaluable trabajo de facilitación y A quienes hagan útil el contenido de estas páginas Gracias

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

5

La idea de que todo en el mundo es perfecto era más de lo que los discípulos podían aceptar, de modo que el Maestro trató de expresarlo de manera más fácil, así: “Dios teje tapices perfectos con los hilos de nuestras vidas, incluidos nuestros pecados. Si no somos capaces de ver su belleza es porque miramos la otra cara del tapiz”.
(Tomado de Anthony de Mello)

Ilustración: Eternal flame (Juan C. Ulloa)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

6

CONTENIDO
INTRODUCCIÓN ! Una situación preocupante ! Localización DE LA DEFINICIÓN: ¿Y QUÉ NOMBRE LE PONDREMOS? ! La palabra contribuye a producir el fenómeno ! Diferentes opciones ! Marimbas UNA APROXIMACIÓN A LA HISTORIA DE LAS MARIMBAS O PANDILLAS JUVENILES DE ESTELÍ ! Ambiente favorable para la acción trasgresora ! Nacimiento de marimbas en Estelí ! Origen de algunas marimbas CULTURA Y ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! VIVENCIA DE LA MARIMBA: SOMOS BRÓDERES PARA TODO Estar en la vagancia La decisión de ingresar Factores que contribuyen al ingreso Imágenes diferentes Condiciones de ingreso al grupo Reglas principales Cómo se sienten ya dentro del grupo Juntarse con los bróderes Andar por ahí Violencia El alucín Chavalear Las muchachas en las marimbas Los malos pasos La cárcel Las marimbas también ayudan Pérdidas y ganancias por la pertenencia No pensamos pasar toda la vida como pandilleros Razones para retirarse de la marimba Preguntas para los miembros

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

7

LA POLICÍA ! ! ! ! !

Fortalecimiento del concepto de jefe de sector Quiénes son los policías Acción y comunicación Las quejas contra la policía Vistazo rápido a otros actores

JÓVENES EN UN MUNDO DIFÍCIL ! Se trata de una complejidad de causas ! El barrio en problemas ! Deporte y recreación: ¿Formativos o destructivos? ! Educación Formal: ¿Aprender a ser violentos (¿o qué?) ! Trabajo: Entre el mal-trabajo y el no-trabajo ! La Familia no es como quisiéramos ! Crece la depravación ! Los medios de comunicación ! Nuestro mundo ! De la responsabilidad personal a la libertad LAS CONSECUENCIAS DE LA CALLE ! Lo negativo de la vagancia ! Una costa en nuestros pensamientos (Por Byron Ayaleth Jirón) ! Los jóvenes reciben lo suyo ! Las propias familias son víctimas ! Se altera la vida cotidiana del barrio ! Beneficiarios por la transgresión de las marimbas ! Espacio de reflexión IDENTIDAD ORGANIZACIONAL DE LAS MARIMBAS ! Exclusión e identidad ! Nombres de los grupos ! La foto general de las marimbas ! Otras características de las marimbas de Estelí ! Categorías de marimbas ! Símbolos comunes ! ¿Revisión de la identidad de cada marimba? AVANCE SOBRE OTRAS PARTES DEL ESTUDIO

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

8

INTRODUCCIÓN
… La Asociación para la Investigación del Desarrollo Sostenible de Las Segovias (ADESO “Las Segovias”) y la policía Nacional de Estelí acordaron la realización de un diagnóstico sobre las organizaciones juveniles locales que viven un ambiente de violencia, generan violencia, transgreden el orden y en ocasiones también la ley en Estelí (Nicaragua). Aunque estas organizaciones son denominadas de manera general como “pandillas”, aceptamos llamarlas inicialmente “Grupos Juveniles Transgresores” de Estelí y finalmente preferimos identificarlas como “marimbas” por razones que explicamos más adelante [1]. El diagnóstico que se llevó a cabo básicamente entre Octubre del 2002 y Abril del 2003, culminó formalmente con la devolución en Agosto del 2003, consistió en una exploración de la situación de las pandillas o marimbas de Estelí con la doble intención de: (1) Conocer cómo ven esta situación diferentes sectores muy relacionados con el fenómeno, especialmente los mismos jóvenes involucradas, sus familiares más cercanos, dirigentes comunitarios, activistas del desarrollo y las instancias policiales en los barrios, y (2) derivar pistas para mejorar tal situación. [2] Una situación preocupante En Estelí la acción violenta de las pandillas se ha convertido en noticia frecuente en los medios y para los dirigentes barriales y habitantes es un problema que requiere resolverse muy pronto. Un diario de cobertura nacional recogió la afirmación de que “... la ciudad de Estelí, después de Managua, ocupa el segundo lugar en el problema de los grupos pandilleros” [3] A inicios del año 2003, jóvenes mujeres y varones así como adultas dirigentes y madres de los barrios 14 de Abril, Oscar Gàmez II y Noel Gámez así como del sector de la Chiriza, que comprende los Barrios Virginia Quintero, Linda Vista y William Fonseca señalaron el accionar de las pandillas como uno de los dos principales problemas para sus respectivos barrios, siempre a la par de la falta de trabajo o desempleo [4].

“Marimba” es el nombre que los muchachos dan en confianza a su grupo o pandilla, en el caso de Estelí Referimos al lector o lectora al cuadernillo 13-14, que explica con más detalle la ruta seguida. 3 Frase tomada de: Olivas, O. Adolfo. “Jóvenes sin afecto, potenciales pandilleros” en La Prensa. Managua, Enero 14.2002. p. 2D 4 OSORIO, Elsa Gloria, Luis Felipe ULLOA (2003)# Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. –75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)
2

1

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

9

La situación se ha incorporado como un problema en la categoría de inseguridad ciudadana y como un factor en la inseguridad empresarial. En un reciente estudio en INCAE se afirmó que “Con los mayores niveles de inseguridad real, también se va creando una mayor percepción de inseguridad dentro de la comunidad. Esta inseguridad percibida suele ser mayor que la real por la tendencia de la gente a exagerar los hechos y a generalizar situaciones por experiencia propia o de conocidos. Por otro lado, en ocasiones, existe un manejo un tanto alarmista de la información por parte de autoridades públicas, líderes políticos, líderes de opinión, y por los medios de comunicación. Todo lo anterior es grave, ya que los efectos de la inseguridad percibida sobre particulares, inversionistas y empresarios pueden ser similares a los ocasionados por la inseguridad real” [5] Roberto Cajina [6] concluyó una investigación con las siguientes palabras : “De no hacer frente de forma integral y decidida al creciente problema de la inseguridad ciudadana, se corre el riesgo de poner en situación de mayor peligro la gobernabilidad democrática, la transición política se verá seriamente afectada, agregando con ello un peligroso detonante a una situación conflictiva, con una población al borde del desencanto y de una nueva frustración”. La violencia ha tomado formas diferentes y está presente en prácticamente todos los espacios de la cotidianidad juvenil. El solo hecho de que Jóvenes de Condega (Departamento de Estelí en Nicaragua) concluyeran que este flagelo es común en el hogar, los lugares de trabajo, los centros escolares, en la comunidad o barrio, las espacios deportivos, los religiosos y los político-partidistas [7] nos hace pensar que lo mismo ocurre en la capital del departamento, pero además nos sugiere, que ninguna población puede sentirse fuera de peligro. Por eso este diagnóstico en una de las ciudades intermedias del país tiene relevancia para otros centros urbanos o en proceso de urbanización. ¿Cuántos? Ya en 1998, CENIDH informaba que “el fenómeno de los grupos juveniles espontáneos, denominados comúnmente pandillas, continuaba siendo un foco para la generación de inseguridad, especialmente entre la población urbana”. Para entonces calculaba que en todo Nicaragua existían “unos 91 grupos en los que están integrados unos 969 jóvenes, casi exclusivamente varones” [8].Por supuesto los datos sobre número de pandillas pueden variar por varias razones, entre otras por la definición que se haga de estos grupos.

Figueroa, Luis R, et al. (1997). “Impacto de la inseguridad pMblica sobre el clima de negocios e inversión en Centroamérica”. CLADS, Mayo 1997 (Documento en proceso). En: http://www.incae.ac.cr/ES/Clacds/investigacion/pdf/cen900filcorr.pdf (Acceso en Abril 7 2003) 6 Cajina, Roberto (2000) Nicaragua: De la seguridad del estado a la inseguridad Ciudadana. En: Servin, Andrés y Diego Ferreira (Compiladores).- Gobernabilidad democrática y Seguridad Ciudadana en Centroamérica: El Caso de Nicaragua. –Managua, CRIES. serie “Gobernabilidad Democrática y seguridad Ciudadana. (200) 196 p. 7 ADESO (2002). “Violencia en los espacios juveniles: La juventud de Condega se hace cargo” --Asociación para la Investigación del Desarrollo Sostenible de “Las Segovias”. (ADESO), Estelí, Nicaragua. – 40p. (Serie Miradas Múltiples No. 2 (Febrero 2002) / Contacto: Email adeso@ibw.com.ni 8 CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003

5

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

10

En Estelí, si lo vemos en términos de números absolutos, los datos de diferentes fuentes, nos indican que ha habido un crecimiento muy rápido del número de marimbas o pandillas de Estelí, tanto que puede aceptarse como ya se ha hecho, que se trata del tipo de organización que más aumenta en Estelí [9]. En esta ciudad, la policía a inicio del 2002 mencionaba 13 pandillas, ya en Octubre del mismo año los jefes de sector de la policía hacían una lista de 22 [10]y otras fuentes señalaron para la misma época la presencia de 35 grupos [11]. Nuestras averiguaciones nos llevaron a registrar que en Estelí ha nacido desde mediados de los 80’s un total de 49 “pandillas”, que como explicaremos más adelante preferimos llamar “marimbas” [12]. De todas las 49 pandillas o marimbas nacidas en Estelí, para finales del 2002 había 37 activas o “vivas” (ver cuadro más adelante), y de ellas trasgredían entonces el orden y/o la ley y se enfrentaban entre sí unas 22. Pensamos que para Mayo del 2003, el número de marimbas transgresoras se redujo más, siendo notorio el caso de las pertenecientes al distrito 3, situación que merece ser explorada, haya sido de carácter temporal o no. Sabemos también que sumando los integrantes de 24 marimbas o pandillas –de las que tenemos información- totalizaron 437 miembros [13], de donde podemos asumir que el número total de integrantes en todas las agrupaciones activas de este tipo puede fluctuar entre los 500 y los 700 en Estelí, sumando las que trasgreden y las que no lo hacen. Como veremos más adelante, la policía se refiere a grupos “activos”, en relación con las transgresiones, mientras que este diagnóstico indica un número mayor, ya que incluye también en sus cálculos a aquellos grupos que habiendo sido reconocidos como “pandillas” activas en un momento dado, ya no están transgrediendo la ley pero mantienen su nombre y desarrollan actividades. La definición es intencionada: se trata de no invisibilizar a las marimbas [14]que han tomado otros rumbos, y que de paso, como lo reconocimos en el diagnóstico, reciben provocaciones de otras agrupaciones y actores que podrían hacerlos involucrar en conductas violentas e incluso delictivas. Es decir que estando activas sin trasgredir... aún requieren apoyo para que afirmen un sentido positivo de la agrupación y evitar que caigan o recaigan en actos violentos. No encaramos la situación prejuiciados en ningún sentido: Hay que tener en cuenta, que como afirma CENIDH “Existe una alta estigmatización hacia los jóvenes que pretenden asociarse y
9

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni) 10 Dato originado en este mismo diagnóstico y distribuido en el impreso: Policía de Estelí-ADESO. “Percepción de los jefes y jefas de sector” Documento provisional No 002, del diagnóstico de los grupos juveniles transgresores de Estelí, Las Segovias (Octubre 16-17 del 2002) 11 Datos del señalaba el promotor local de la ONG Desafíos, mencionados en . “Delincuencia juvenil, dolor de cabeza en Estelí” En: La prensa “ 4 DE FEBRERO DEL 2002 (Adolfo Olivas Olivas/Corresponsal). También en: http://www.manfut.org/esteli/cronologia.html Acceso Abril 19.2003 (Eduardo Manfut, Provedor Recopilador de Historia Municipal) 12 Los jóvenes de Estelí se refieren a su grupo como “marimba” 13 Ver capítulo “Identidad Organizacional de las marimbas” 14 Marimbas=Pandillas

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

11

se tiende a hacer una asociación mecánica entre los grupos juveniles espontáneos y las actividades delictivas. Estas percepciones quedan cuestionadas cuando se observan las estadísticas policiales, que indican que en departamentos como León -que ocupó durante los primeros cinco meses del año 1998 el tercer lugar en ocurrencia de delitos a nivel nacional-, no se registra presencia de ninguno de estos grupos juveniles” [15].

LOCALIZACION
Nicaragua Nicaragua, es un país centroamericano con unos 130,000 Km cuadrados, que según el Population Reference Bureau [16] a mediados del 2001 alcanzaba una población de 5.2 millones de habitantes, que ya se ubicaba más en los centros urbanos que en las áreas rurales (57% urbanos), con el 43% menor de 15 años y que con 35 nacimientos y seis muertes por cada mil habitantes) y manteniendo ese ritmo va a llegar a tener en el año 2.025, aproximadamente 8.6 millones de habitantes. La esperanza al nacer es de 66 años para mujeres y 70 para los varones. El país –que hace pocos años estaba en pleno conflicto interno y antes había enfrentado una dictadura- ocupa la posición 118 entre 173 países en cuanto a desarrollo humano [17] lo que se traduce en 45 niños y niñas menores de 5 años muertos por cada 1000 nacidos vivos, un 29% de habitantes desnutridos, un 21% de la población sin acceso a fuentes de agua mejoradas, una tasa de analfabetismo del 33.5% en mayores de 15 años, y 51% de los niños-as que llegan a quinto grado. Nicaragua ha firmado y ratificado los principales instrumentos internacionales de derechos humanos: la convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial (1965), el Pacto internacional de derecho civiles y políticos (1966), El Pacto Internacional de derechos sociales, económicos y culturales (1966), la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979), la convención sobre los derechos del Niño (1989). También firmó los convenios 138 y 182 de prohibición del trabajo infantil y otros sobre la eliminación de la discriminación en el empleo y la ocupación, el derecho de asociación y negociación colectiva, la eliminación del trabajo forzado y obligatorio. Falta que ratifique su firma de la convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos y degradantes (1984). [18]

CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003 16 Population Reference Bureau. 2001 Cuadro de la población mundial. Datos y cálculos demográficos sobre los países y regiones del mundo. (Contacto: http://www.prb.org ) 17 Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD (2002). Informe sobre Desarrollo Humano 2002. Profundizar la democracia en un mundo fragmentado. 277p. 18 Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD (2002). Informe sobre Desarrollo Humano 2002. Profundizar la democracia en un mundo fragmentado. 277p.

15

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

12

Estelí urbano Estelí, es la cabecera del municipio y del departamento del mismo nombre, en el Norte de Nicaragua. Según fuentes de la alcaldía [19], Estelí fue fundada en 1654, el departamento se crea en 1829, la cabecera se vuelve ciudad en Diciembre 8 de 1891. Su nombre original era Villa de San Antonio de Pavía del Valle de Estelí. Se dice que los primeros pobladores fueron las tribus Matagalpa y Mayagna aunque otros estudiosos piensan que se trató de los Chorotegas. Luego llegaron los Nohas de México, que terminaron imponiéndose. La cabecera municipal queda a 148 Km. de Managua y tiene una extensión de 795.6 Kilómetros cuadrados. La ciudad está dividida en tres distritos y, cuenta con unidades residenciales (22), barrios (59) y comunidades (7) [20]. Las fuentes informan para el 2001, 2002 una población urbana que puede fluctuar entre 86.000 habitantes y 94.500 [21]. El 42.5 % de los habitantes vive en el distrito 1. Hay una proporción de 91 mujeres por cada 100 hombres. La inmigración ha sido muy alta. En los últimos 10 años, se crearon 19 nuevos barrios y tres urbanizaciones. La mayoría de los asentamientos se hicieron en áreas no contempladas para expansión urbana, creando situaciones difíciles para proveerlos de servicios mínimos. La densidad de población ha ido aumentando drásticamente en los últimos años: mientras en 1971 había 41.5 habitantes por Km. cuadrado, en el 2000 ya eran 139.7. El distrito más denso es el No. 3. El 42.10 % del total de población cae en el rango de 0-14 años, y hay un 3.30 % mayor de 65.[22]. En los tres distritos hay grupos juveniles (Marimbas) y en el Distrito 3 está gran la mayoría de estas organizaciones juveniles (el 48.6% de ellas). De los 59 barrios, en aproximadamente 31 (el 52.5%) hay por lo menos una agrupación de muchachos de las que se ha hecho común llamar “pandillas”. El cuadro siguiente muestra esa situación [23].

Cuadro.1- Pandillas o Marimbas juveniles en Estelí
(Barrios, entre paréntesis)

12345619

Chicos del Charco Los bad Boys Chiricas Zorros Power Ranger Dueños de la Calle

(Arlen Siu- 16 de julio) (Arlen Siu) (Villa Esperanza) (Villa Esperanza) (Villa Esperanza) (Oscar Turcios)

Los datos que siguen, corresponden todos a la misma fuente. INIFOM-FNUAP-ALCALDÍA MUNICIPAL DE ESTELI (2001) Proyecto NIC/98/P11 Diagnóstico Socioeconómico Municipio de Estelí .- - 96p. “Apoyo a los sistemas de Información Sociodemográfica para el desarrollo Local.” 20 Ver mapa de Estelí en el capítulo: “Identidad Organizacional de las marimbas”: Otras características de las marimbas de Estelí. El mapa nos presenta los 59 barrios en los que está dividida la ciudad. 21 En relación con el total la población urbana es el 78.89% y la rural el 21.11% 22 Elaboración propia de la alcaldía a partir del VII Censo Nacional de Población 23 Ver mapa de Estelí con sus barrios y áreas territoriales de las marimbas, en el capítulo: “Identidad Organizacional de las marimbas”: Otras características de las marimbas de Estelí. El capítulo “Jóvenes en un mundo difícil, sección “el barrio en problemas” aporta más información

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

13

7- Gárgolas 8- Perros de La Tumba 9- Los Vatos Locos 10- Ángeles del Infierno 11- Los Chicos Problema 12- Diablos Locos 13- Los Rockeros del Infierno 14- Romeros 15- ChiriBoris 16- Pichetes 17- Chiris 18- “Chicanos” o Huele-Zéner 19- Panameños 20- Poison-Nirvana 21- Vengaboys 22- Frijoles 23- Mara Salva trucha 24- Aluminios 25- Los Planteños 26- Dragones 27- Los Infernales 28- Los Cazadores de la Noche 29- Los Cherokees 30- Los Ochoas 31- Los Chicosmanía 32- Los Cobra 33- Las Momias 34- Los tres Puntos locos 35- Los Vandálicos 36- Los Cazafantasmas 37- Los Picapiedra

(José Benito Escobar) (Juan Alberto Blandón, alrededor Inst. Nacional) (Omar Torrijos, Jaime Úbeda) (14 de Abril) (14 de Abril) (El Rosario) (El Rosario) (Oscar Arnulfo Romero) (Chiriza y Boris Vega) (El Calvario) (Miguel Alonzo -La Chiriza) (Aristeo Benavides) (Panamá Soberana) (Oscar Gámez I) (La Unión) (Oscar Gámez II) (Oscar Gámez II) (Oscar Gámez II) (Noel Gámez) (Nuevo Amanecer, Leonel Rugama) (Estelí Heroico) (José Santos Zelaya) (Orlando Ochoa) (Orlando Ochoa) (BorisVega) (Primero de Mayo y Oscar Turcios) (Centenario) (Omar Torrijos, Elías Moncada y Jaime Úbeda) (29 de Octubre) (Filemón Rivera) (Héroes y Mártires)

Hasta Mayo del 2003 se habían realizado en la zona varias iniciativas para explorar la situación de los jóvenes en el municipio: en 1998 el Centro de Investigación, Capacitación y Acción Pedagógica (CICAP) condujo un autodiagnóstico sobre los jóvenes de la zona media de Estelí [24]; en el 2002 la fundación Desafíos adelantó el trabajo de campo de un diagnóstico con pandillas de Estelí, muy centrado en la perspectiva de miembros de estos grupos que se presentó en Abril del 2003 [25]; También en el 2002, ADESO por acuerdo con la Policía propició sesiones de reflexión en varios municipios sobre la “violencia entre jóvenes y desde jóvenes” que incorporaron actores sociales diversos y de las cuales hay publicaciones disponibles [26]. Por su parte el Instituto de Promoción Humana (INPRHU) en acuerdo con la
24

Zamora, Tamara; Miranda, Doris y López, Iraida. “Jóvenes Zona Media: Conozcamos nuestra realidad” Informe de autodiagnóstico. CICAP, Estelí Nicaragua, 30 de Noviembre de 1998. 86p. (Contacto: cicapnic@ibw.com.ni, Teléfono 505-713-5373) 25 Los resultados provisionales del estudio de Desafíos los recibimos cuando el diagnóstico ya estaba en marcha 26 Ver: “La violencia entre jóvenes y desde jóvenes: Reflexiones de actores sociales de Somoto, Condega y Estelí”. ADESO, Serie ‘Miradas Múltiples’ No.1. Febrero 2002. 68 p. También: “Violencia en los espacios juveniles: La

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

14

policía de Estelí, había iniciado un diagnóstico, que fue truncado por el Huracán Mitch, cuando ya estaban aplicando encuestas (1998). Esta publicación se presenta en tres grandes partes, cada una con varios capítulos, la primera se centra en la situación de las marimbas o pandillas culminando en lo que también podía ser el inicio: La identidad de las marimbas. La segunda presenta las pistas para el futuro a partir de los sueños de los muchachos, la experiencia de dos acuerdos de paz y una revisión literaria. Y la tercera recoge el abordaje metodológico del diagnóstico. Las referencias bibliográficas se fueron incorporando a pie de texto, y al final hay una lista de las fuentes más relevantes que consultamos. Las fotos fueron autorizadas por quienes allí aparecen y en muchos casos omitimos los nombres o usamos seudónimos, tratándose sobretodo de muchachos y vecinos-as barriales. Queremos resaltar que el diagnóstico indica que si bien la situación de violencia y trasgresión de los jóvenes de Estelí no llega a los niveles de Managua, si puede alcanzar la complejidad que hay en la capital, y que ya es el momento de cambiar la dinámica de la situación.

juventud de Condega se hace cargo” ADESO, Serie ‘Miradas Múltiples’ No.2. (contacto: Email: adesodoc@ibw.com.ni , Teléfonos 505-713-3550 y 505-713-4632, Estelí, Nicaragua).

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

15

DE LA DEFINICIÓN

¿Y QUÉ NOMBRE LE PONDREMOS?
“Pandilla nos dicen Marimba es lo que somos”

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

16

¿GRUPOS JUVENILES, PANDILLAS o MARIMBAS?
Si bien en las investigaciones típicas y cuantitativas las definiciones son un punto de partida usualmente inmodificable para realizar el trabajo, en este diagnóstico la definición y el nombre mismo es uno de los productos, y lo logramos ya avanzado el proceso.

LA PALABRA CONTRIBUYE A PRODUCIR EL FENÓMENO Desde el inicio del diagnóstico se nos presentó el problema de cómo llamar a estos grupos, lo que no es asunto menor ni solamente de estilo, sino por el contrario un aspecto importante si consideramos que las palabras que usemos de alguna manera pueden marcar la realidad que sigue. Es decir que si llamamos delincuente (o “tonto”, o “torpe”, o “vulnerable”) a alguien que no lo es, y muchos otros lo llaman así, hay bastantes probabilidades de que termine siendo delincuente (o “tonto”, o “torpe”, o “vulnerable”)... y no por la palabra misma sino por el imaginario al que apela. Si todo el mundo llama “pandilla” a un grupo que no lo es y en el imaginario social “pandilla” significa violencia, robos, droga, y asesinato... pues eso estamos contribuyendo a formar, de tanto decirlo, y lo estamos haciendo padres, madres, vecinos, periodistas, dirigentes, policía, e investigadores. El uso de la palabra significa una responsabilidad social [27] Al inicio aceptamos de manera provisional llamarlos “grupos juveniles transgresores”, pero fuimos identificando inquietudes Tampoco estábamos seguros de una definición de los grupos y zigzagueamos entre varias posibilidades, aunque al inicio aceptamos la siguiente definición, también de manera provisional:

→ → → → → →

Un conjunto de jóvenes que andan juntos y se reconocen como parte del grupo, Tiene un nombre que los identifica y los diferencia de otros grupos Cuenta con una historia de enfrentamiento con otros grupos juveniles Y frecuentemente y de manera coordinada ejecuta acciones ...que transgreden el orden, entendido como las normas y las costumbres, lo que a veces se enmarca en conductas delictivas y a veces no”. [28]

27 28

Sabemos eso gracias a la neuro-lingüística y a la experiencia Definición elaborada en el Taller de Jefes de Sector de la Policía de Estelí, en el marco del diagnóstico sobre grupos juveniles transgresores, Octubre 16-17 del 2002. ADESO Las Segovias, Estelí, Nicaragua.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

17

DIFERENTES OPCIONES ¿Pandillas? “Pandillas” llaman a estos grupos en muchos sectores y sobre todo los medios, que se han encargado de generalizar este término que viene usándose en América Latina. Hay instituciones y especialmente ONGs que quieren seguir hablando de “pandillas” para rescatar “lo bueno” que tiene el concepto, por otro lado ex_miembros de agrupaciones juveniles violentas que consultamos, así como muchos miembros activos y familiares prefieren que no se los llame así. Aunque la palabra, según la Real Academia de la Lengua puede significar agrupaciones neutras como una “liga o unión”, un “bando o bandería”, “un grupo de amigos que suelen reunirse para conversar o solazarse...” también el diccionario nos muestra las evocaciones negativas al completar la última acepción con la frase “... o con fines menos lícitos” y al agregar una nueva “la que forman algunos para engañar a otros o hacerles daño” [29]. Pero recordemos que un principio de la comunicación es que el significado no está en las palabras sino en las personas y a juicio de quien esto escribe la imagen que provoca esta palabra en la mayoría de la población -tratándose de jóvenes y especialmente de jóvenes de barrios marginales- es la negativa... y esto ha ido alimentándose por años. Actualmente hay diversas evidencias de la connotación negativa y desesperanzadora del término. Por ejemplo se ha vuelto un chiste de ejecutivos, de profesionales bien instalados y de “señoras bien” llamarse a sí mismas pandilleras y a sus grupos “pandillas” precisamente por jugar con el doble sentido, lo que no hace sino reconocer que la valoración negativa es la que prima... de lo contrario no sería gracioso para esos sectores. Para reforzar nuestra idea presentamos textualmente lo que aparece en un sitio para promover un municipio del Norte de Nicaragua “Yalagüina es un pueblo pacífico. Aquí su gente vive sin peligro de agresión de pandillas ya que su juventud es muy estudiosa y sana” [30]. Obsérvese que se relaciona “juventud sana” con ausencia de pandillas e implícitamente se entiende lo contrario: Juventud insana con accionar de pandillas. La generalización suele llevar a la injusticia, a la exclusión errada y a aumentar el fenómeno. Ser joven no es sinónimo de ser pandillero; tampoco lo es el ser joven de los barrios o ser joven de los barrios marginales; Ser joven con chapita, tener tatuajes y usar la ropa ancha no significa ser pandillero. Que los jóvenes se agrupen no significan que sean pandilleros. Incluso que ellos mismos se definan como “pandilleros” no significa que sean una “pandilla”... en un sentido que corresponda al imaginario de uno u otro sector.

Real academia Española. Diccionario de la Lengua Española. P. 1516 (Vigésima primera edición) 1992 Valenzuela, Orlando. “Bienvenido a Yalagüina”. http://www.manfut.org/madriz/yalaguina.html - (Eduardo Manfut, Proveedor Recopilador de Historia Municipal)
30

29

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

18

¿Grupos juveniles? Encontramos actores sociales que con la misma intención, pero también para facilitar su acercamiento, prefieren hablar de “grupos juveniles” pero esto borra la diferencia con aquellos grupos de jóvenes, que no están en un ambiente de violencia o para los que la violencia es algo circunstancial, y desvanece la situación problemática que rodea a los grupos a los que en este momento hacemos referencia. Por otra parte, no siempre son grupos juveniles, la composición de niños es alta. En buen número de casos encontramos que precisamente eran menores los que iniciaban los pleitos y entonces los de edades mayores entraban a respaldarlos. ¿Grupos Juveniles transgresores? Otros sectores que buscan un lenguaje más apropiado han optado por “Grupos Juveniles transgresores”, pero el término no solo resalta demasiado el factor trasgresión, sino que además no es reconocido por los propios protagonistas. La trasgresión es una característica frecuente de los grupos, pero no es esencial para la definición. Variedad de nombres genéricos “Maras” se las denomina en El Salvador y también en Guatemala. Y en Estelí de hecho existe la “Mara Salvatrucha. En México hay los “Chavos banda” y los “cliques” o “clikas”; En Bogotá, Colombia hay estudios que diferencian a los grupos juveniles como “pandillas”, “Parches”, “Combos” y “galladas”, y algún documento menciona equivocadamente a los “sicarios” como grupo juvenil; en ciertos países las llaman “bandas juveniles”, mientras que en otros –como Perúeste nombre queda para grupos de pocos miembros y más delincuenciales,;“Gangas” (derivado de la palabra inglesa “gang”) les dicen los latinos en Los Ángeles y otras ciudades de Estados Unidos; En Brasil se mencionan “Ganges”, “galeras” y “Quadrilhas; mientras que hay “Tribus urbanas” en territorios de España, como Cataluña; En En Ecuador se les decía “naciones” a grupos de pandillas[31]. En Estelí a veces los muchachos les dicen “manada”, “pelota”, “pípol”

Pero si ellos tienen saben su nombre: Ellos son marimbas
Durante la ejecución del diagnóstico usamos todos los anteriores, siempre de manera incómoda, y solo después de varios encuentros y talleres nos dimos cuenta que los mismos jóvenes ya tienen su término, y lo han usado comúnmente por años cuando están juntos y en confianza
31

En Ecuador llegaron a ser 36.000 muchachos, según “Hoy Dominical” Agosto 4 2002. Quito (http://www.hoy.com.ec/dominus/0004/joven.htm (Acceso Mayo 18.2003)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

19

para referirse a su grupo... y a los otros: “Esta es mi marimba”, ”Queremos reunirnos con las otras marimbas” Marimba es un nombre que además posee sabor nicaragüense y produce imágenes visuales (musicales, diría yo) muy positivas y esperanzadoras: . Uno de los jóvenes lo dijo: “Pandilla nos dicen, marimba es lo que somos”. El término “marimba” es curiosamente desconocido por muchas personas adultas de instituciones que no se aproximan a los grupos directamente, tanto que cuando comentábamos nuestro “hallazgo” [32], pensaban que era inventado por los “diagnosticadores”.

¿Qué es una marimba? Así que pensamos que “marimba” es el nombre apropiado para los grupos que estudiamos en Estelí, aunque usemos a la par –por razones prácticas- el término “pandillas” en este documento Entendemos una marimba como... Una organización creada, integrada y dirigida por jóvenes habitantes de un territorio, que tiene un nombre asumido por los muchachos, y que cuenta con una historia de enfrentamiento con otros grupos juveniles. En tanto organización, sus miembros se reconocen entre sí como bróderes [33], han desarrollado su propia identidad; manejan símbolos, lenguaje y conductas que los identifican entre sí y los diferencian de otros grupos; y respetan reglas y principios explícitos e implícitos. El conjunto de actividades que hasta el momento desarrollan se engloba en lo que ellos mismos reconocen como “la vagancia”. Sus miembros –como cualquier otro ser humano y sobre todo como jóvenes, tienen sueños que quisieran lograr y otros por construir.

La vagancia La “Vagancia” es una dinámica que según los jóvenes integrantes de las marimbas incluye los siguientes componentes: 1. Juntarse con los bróderes. Estar acompañados, Reunirse en su sitio de encuentro. 2. Andar por ahí: Recorrer su barrio, donde están seguros; ir los barrios de grupos amigos; y cuando están decididos a que intenten “turquearlos”y por lo tanto a

32 33

Un “Hallazgo” como el supuesto descubrimiento de América... hallazgo para los externos. “broder” del Inglés “brother”, es decir hermano

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

20

usar la violencia, también adentrarse en los barrios de grupos con los que se enfrentan. 3. Usar estimulantes y/o evasores de la realidad: Generalmente cerveza o licores fuertes y sustancias psicoactivas, sobretodo pega y marihuana. 4. Defender el territorio y su fama: Usualmente mediante el ejercicio de violencia local cuando son agredidos por otros grupos, o como visitantes, invadiendo y atacando territorio de otros grupos 5. “Chavalear”: Andar tras las muchachas, a veces para compartir, buscar “jaña” y en muchos casos con la intención de buscar relaciones sexuales, Lo pandilleril no es la esencia de la marimba La mayoría de características acabadas de mencionar como parte de la vagancia usualmente apelan a la violencia o derivan en ella y todas ellas pueden derivar en transgresiones del orden y la ley. Sin embargo no estamos vinculando la violencia ni la trasgresión de la ley como condiciones inherentes a la definición de marimba, sino como situaciones frecuentes. Obsérvese que no vinculamos como parte esencial de la definición de MARIMBA a la violencia entre grupos, sino que está en términos de pasado: Decíamos que “cuenta con una historia de enfrentamientos”, es decir tiene que haber tenido enfrentamientos antes. Con esto –y reforzados en nuestra definición- consideramos que: • • • Las conductas pandilleriles aunque hayan sido no necesariamente tienen que seguir siendo la esencia de la “marimba” El grupo sigue siendo marimba si mantiene su relación organizativa aunque deje de tener conductas que sí son “pandilleriles”, es decir si deja de trasgredir la ley y de usar la violencia (por ejemplo si no vuelve a tener sus combates) Unas marimbas pueden tener conductas pandilleriles y otras no.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

21

UNA APROXIMACIÓN A LA HISTORIA DE LAS MARIMBAS o PANDILLAS JUVENILES DE ESTELÍ, NICARAGUA
Entre 1980 y el 2003

Ambiente favorable para la acción trasgresora
Nacimiento de marimbas en Estelí

Origen de algunas marimbas

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

22

LA PALABRA “PANDILLA” ganó auge para referirse a grupos de jóvenes en
acciones violentas peleando por territorio y razones étnicas desde que la película norteamericana “West Side Story” se empezó a presentar en las ciudades de América Latina, a inicios de los años 60 [34], La obra tuvo un éxito tremendo y se refería a las “gangs” de los años 50’s en Nueva York, es decir cuando los padres de los jóvenes de hoy, eran unos niños y en buen número de casos ni siquiera habían nacido [35] [36]. En las ciudades de USA la situación de las “gangs” es vieja. Los años 30’s fueron famosos. La película “West Side Story”, no podía dejar de tener influencia en Latinoamérica. El autor, por ejemplo, recuerda de su infancia en la década de los 60’s, enfrentamientos de muchachos adolescentes en el barrio donde vivía especialmente entre “los de la 30” (es decir los de una calle llamada la carrera 30) y otros grupos, usando cadenas, barras, manoplas y otros aditamentos. También recuerda al párroco tocando las campanas para alertar, cuando esto ocurría. Se trataba entonces de batallas por territorio y por las muchachas. No se usaban sicotrópicos pero sí el licor y se fumaba cigarrillo. Estamos hablando de Bogotá una ciudad que entonces podía tener uno o dos millones de habitantes y de un barrio residencial de lo que se llamaba “clase media”. Los grupos fueron bautizados entonces como “pandillas”. También existieron “pandillas” desde los 70’s e incluso antes, en Lima, Ciudad de México, Buenos Aires y otras ciudades, de acuerdo con diferentes estudios [37]. En Nicaragua, Leonel Rugama, un poeta muy “estiliano”, que es parte de la historia de Nicaragua [38], escribió en los 60’s el poema “Como los Santos” [39] que convoca a los excluidos y entre ellos a las pandillas (“Y que bajen las pandillas de todos lados”) abriendo una puerta esperanzadora. Pero nuestro recorrido local empieza en los 80’s. Ha sido relativamente alta la natalidad de marimbas o pandillas juveniles en Estelí: Si en la década de los 80 solamente se registraron 7 grupos, veremos que en los ocho años siguientes (90-98) aparecieron 12, y en los cuatro posteriores (hasta el 2002) hubo por lo menos 22 nuevas
34

“West Side Story”, originalmente un musical, se refiere a las “gangs” o “pandillas de Nueva York en los años 50. Fenómeno que aún perdura en USA. Música de Leonard Bernstein, Lírica de Stephen Sondheim, libro por Arthur Laurents. La película se hizo en 1961 dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins. 35 West Side Story une mythologie de passage initiatique des temps moderneshttp://membres.lycos.fr/erbs/wsstory/ (Acceso en Abril 3.03) 36 ARGUETA, GUADALUPE et AL (1992). Diagnóstico sobre los grupos llamados “Maras” en San Salvador. Factores Psicosociales que prevalecen en los jóvenes que los integran. – Revista de Psicología de El Salvador, UCA 1992. Vol XI No. 43. – pp53-84 37 RODGERS, DENNIS (1999). Youth Gangs and Violence in Latin America and the Caribbean: A literature Survey. The World Bank, Latin America and Caribbean Region, Environmental and Socially Sustainable Development SMU. – LCR Sustainable Development Working Paper No. 4. (Urban Peace Program Series)
38

El poeta José Leonel Rugama Rugama nació el 27 de marzo de 1949 en el Valle de Matapalos, Estelí. Murió el 15 de Enero de 1970 en combate contra la dictadura. El poema puede leerse en http://www.patriagrande.net/nicaragua/leonel.rugama/

39

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

23

apariciones. Ha sido una dinámica por la que desaparecen unos grupos, se inactivan algunos y aparecen otros. Pero estos no nacen de la nada, sino que en buen número de casos se generan a partir de marimbas anteriores o de marimbas que aún existen (escisiones). También ocurre la transformación de grupos de amigos que se reúnen frecuentemente y se van convirtiendo en marimbas o pandillas transgresoras por que perciben la amenaza de otras, es entonces cuando asumen un nombre y empiezan a desarrollar acciones de defensa, de represalia o de ataque preventivo (“Guerra preventiva” en pequeña escala) Los “Júnior” [40] no solo han alimentado a los grupos originales, sino que han sido la base para la aparición de nuevos grupos cuando el original desaparece. También hubo casos de escisión de un nuevo grupo a partir de otro, por desavenencias internas, sin que desapareciera el primero. Ejemplos: ! ! ! Los Batos Locos Pelones, que alcanzaron a tener unos 60 integrantes, aparecieron por el año 90 y desaparecieron hacia 1997. Los Tucanes dejaron de transgredir el orden hacia el 2000-1. En el ejercicio realizado con los Jefes de Sector en Octubre del 2002, ellos lo consideraban de ‘baja peligrosidad’ De los Power Ranger, sin que haya dejado de existir, se reconoce que se han derivado Los Chiricas, los Zorros y los Dueños de la calle, pero además grupos que han entrado en conflicto en el 2003 como los cazadores de la noche (16 integrantes) del Barrio José Santos Zelaya. A los Chicos del Charco se los ubica como generados a partir de los BadBoys, Los Pichetes aparecen a partir de los Cazafantasmas. Los Puntos locos se escinden de los Vatos Locos en el 2000 La Mara Salvatrucha nace de los Poison

! ! ! !

Vemos en esos ejemplos que ni la ‘inactivación’ ni la desaparición de un grupo implica necesariamente que se acabó la violencia entre jóvenes o que se acabaron las ‘pandillas’ en el barrio. Un esfuerzo mayor para que se termine la violencia entre grupos juveniles se dirigiría a alterar ciertas condiciones que generalmente estimulan esa violencia, como veremos más adelante. Es importante resaltar también que de 49 organizaciones nacidas en Estelí [41], y de 37 que seguirían presentes, solamente 22 estarían actuando de manera violenta o rompiendo la ley para el 2002, número que seguirá reduciéndose si se desarrolla una adecuada atención a los jóvenes desde los diferentes actores sociales. Si no se hace, la situación va a empeorar como lo demuestran las experiencias de otros lugares que en su momento iremos revisando.

40

Los “Júnior” son como las ligas menores en los equipos deportivos pero sin estar integradas orgánicamente. Allí están los niños que siguen los pasos de sus hermanos y vecinos mayores y quieren pasar a las categorías superiores. 41 Podrían ser 50, si se confirma que “Las Canechas” fueron definitivamente una marimba.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

24

AMBIENTE FAVORABLE PARA LA ACCIÓN TRASGRESORA JUVENIL
Descubriendo nuevos costos de las guerras Podemos afirmar que lo que ocurre fuera del espacio inmediato de las marimbas o pandillas, influye en sus actitudes y conductas predominantes pues ningún fenómeno se da de manera aislada. Por eso para entender lo que ocurre nos interesa tanto la situación dentro del barrio, como la de espacios más amplios, el contexto nacional y mundial. El investigador Roberto Cajina [42] encontró que las tendencias delictivas en el país marcan tres etapas, a partir de 1980, a saber: La primera Etapa de “Breve y drástica reducción de la actividad delictiva” que se da entre 1980 y 1983, en la que de 38,781 delitos en el país se redujo a 8,552 en 1983, con un crecimiento de -77.72%. Una segunda etapa de “Incremento gradual de la actividad delictiva” entre 1983 y 1991) en la que la tendencia empieza a hacer regresión hasta que en 1990 se alcanzaron 28,005 delitos; y una tercera etapa de “Incremento superior de la actividad delictiva” entre 1991 y 1998 y posiblemente más allá, con un crecimiento sostenido de 135.81% que lleva en 1997 a superar los 60,000 delitos. En una primera aproximación a las explicaciones del fenómeno tendencial el autor planteó las siguientes explicaciones: En la primera etapa existía un imperativo moral, estaban presentes los principios revolucionarios y había control por parte de las mismas comunidades a través de los comités de defensa sandinista o CDS. En 1984 se generalizó la guerra, se respondió con el servicio militar obligatorio y se dio inicio a la reducción del imperativo moral ligado a los principios revolucionarios. Empezaron también fuertes manifestaciones de crisis económica que no cedieron y que incubaban “un peligroso proceso de descomposición social y política”. Recorriendo los años 1980-2003 vemos como en Nicaragua los jóvenes y los niños que fueron un centro de atención y se movilizaron en acciones concretas, en las que ocuparon un papel protagónico, poco a poco fueron pasando al rincón de los excluidos. El Estado que atendía inicialmente a los jóvenes ha ido dejando su papel ejecutor para convertirse en normador; las instituciones estatales que debían atender a adolescentes, niños y niñas han visto menguar su presupuesto a límites mínimos; las organizaciones de la sociedad civil que asumieron la atención de familias y comunidades barriales no actuaron proactivamente en relación con el fenómeno de la violencia entre jóvenes y desde jóvenes, pues no se percataron de las pandillas o marimbas vigentes o en formación o no les dieron suficiente
42

CAJINA, Roberto (2000). Nicaragua: De la seguridad del estado a la inseguridad Ciudadana. En: Servin, Andrés y Diego Ferreira (Compiladores).- Gobernabilidad democrática y Seguridad Ciudadana en Centroamérica: El Caso de Nicaragua. –Managua, CRIES. Serie “Gobernabilidad Democrática y seguridad Ciudadana. (200) 196 p.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

25

importancia; igual ocurrió con organizaciones que se centraron en otros temas específicos y no lograron vincularlos con la situación creciente de violencia y exclusión de los jóvenes. Intervenciones puntuales con los jóvenes no resultaron –hasta ahora-en cambios positivos en el curso de los acontecimientos (exclusión, violencia juvenil...). Estelí ha pasado por tres períodos electorales municipales, 1990-1996, 1997-2000 y 2001-2005 y por lo tanto por tres campañas, e igual ha ocurrido con las elecciones nacionales. Un paréntesis de esperanza En los años 70’s de Nicaragua fue la lucha contra la dictadura. Buena parte de la juventud especialmente urbana y estudiantil (adultos de hoy) se interesó en la música protesta y en muchos se vincularon de alguna manera a la revolución. Era también una época de los movimientos liberacionistas en América Latina. Con la victoria sandinista en el ‘79 se iniciaron pronto movilizaciones mayoritariamente juveniles que se dedicaron a enseñar a leer y escribir (campaña de alfabetización), a apoyar la cosecha (cortes del “rojito” o café, del algodón, la caña), campañas de salud, jornadas de limpieza (visitas casa a casa), etc. La juventud Sandinista fue la organización preponderante de los jóvenes y la Asociación de Niños Sandinistas, la de los menores. La expresión artística tomó un auge inusitado, proliferaron grupos de poesía, teatro, danza, etc. Se abrieron las puertas de la educación formal a jóvenes que antes no tenían acceso, El espacio de la “Prepa” o “Preparatoria” permitió que jóvenes trabajadores pudiesen terminar sus estudios secundarios y pasaran a la universidad. En esas circunstancias, durante la primera mitad de la década de los 80 no hubo presencia de pandillas o marimbas en Estelí, pero a partir del 87, las cosas cambiaron.

La guerra, de nuevo ¿Que ocurrió? Al afincarse la guerra contra el proceso en los 80’s la juventud se movilizó en los batallones. Con el acentuamiento de la guerra el servicio militar empezó a pesar entre los jóvenes y sus familias, el bloqueo económico no cedía, la situación económica se deterioraba, la moneda tuvo cambios drásticos, se acentuó la migración del campo a la ciudad, para escapar del servicio los muchachos buscaban salir del país, las compactaciones de empresas estatales enviaron gente al desempleo. Jóvenes empezaron también a integrarse en las filas de la resistencia. Fácilmente una misma familia podía tener miembros en ambos bandos de la guerra. Proliferaron las armas entre uniformados y civiles. Los jóvenes que regresaban del servicio militar, tuvieron otra vez acceso a fusiles, bayonetas, e incluso granadas. Hubo noticias de granadas lanzadas a lugares de diversión en algunas ciudades de Nicaragua. Los 80’s terminarían con pérdidas muy grandes. El Norte de Nicaragua fue especialmente afectado por la situación bélica. “El conflicto militar involucró a más de un tercio del territorio nacional; y al finalizar, los daños causados se estimaban en unos dieciocho mil millones de dólares, aproximadamente el valor de treinta y cinco años de las exportaciones de Nicaragua. El daño humano fue

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

26

dramático, más de 60,000 muertos y heridos; miles de discapacitados, de ellos 1153 niños, 22,050 huérfanos parciales, 2,450 huérfanos totales; 350,000 desplazados y más de 100,000 emigrantes. En total más de medio millón de personas fueron afectadas por la guerra” [43]. Desempleo y Violencia en la no-guerra Como afirmé en otro ensayo [44], los datos de la guerra no cubren ni lograrán nunca cubrir los efectos que se hacen visibles luego del cierre del conflicto armado: Los enfermos mentales de guerra y las víctimas de esas personas afectadas en acciones de violencia intra-familiar o en el entorno; los que no se adaptaron a las nuevas condiciones y optaron por la delincuencia, las víctimas y daños de esas personas; las víctimas de las minas anti-personales que se quedaron por ahí; los niños-as que crecieron en el ambiente de guerra, ambiente de agresión lo que influye en muchos casos en la construcción de modelos que usará para predecir el mundo y relacionarse con él [45]; los efectos del ambiente de guerra en la construcción de la propia identidad; los costos familiares y sociales para responder a esas situaciones anteriores... y los nuevos traumas derivados. Las primeras “pandillas juveniles” empezaron a hacerse visibles y luego fueron apareciendo otras, como lo veremos avanzado este capítulo. Nos recuerda Rodgers [46] la cercanía de dos conceptos que implican altas dosis de violencia: La guerra interna y la guerra en las calles desde las pandillas y la delincuencia. Para el investigador de la universidad de Londres, hay una relación muy directa entre la guerra y la situación más brutal en tiempo de paz, como se demuestra en El Salvador, Guatemala y, especialmente en Nicaragua. Es como si bajara el nivel de la guerra y subiera el nivel de la violencia durante la paz. Reconocemos que la guerra que vivió el país sigue cobrando víctimas y que las últimas situaciones bélicas del mundo están propiciando modelos basados en la fuerza antes que el diálogo, que con el desarrollo tecnológico de los medios llegan a rincones muy alejados. El español C. M. Berinstain [47] ratifica esta apreciación al afirmar que “en muchos países se están dando cambios en las características de la violencia. Del terror político de los años de guerra o dictadura militar se está pasando a la violencia llamada social o criminalidad. A pesar de una aparente normalidad, en muchos países se empiezan a generar situaciones de grave violencia debidas al deterioro social de regímenes políticos y estructuras económicas inestables, profundizadas por las políticas neoliberales, debido a la pobreza, a la existencia de redes organizadas amparadas en la impunidad o a las propias acciones del Estado”.

43

Téllez, Dora María (2000). “Nicaragua: entorno Económico y social. En: Serbin, Andrés y Ferreyra, Diego (compiladores) “Gobernabilidad Democrática y Seguridad Ciudadana en Centroamérica: El caso de Nicaragua” Managua, CRIES. --p.18 44 “Nicaragua 1979-2002: de acuerdos tácitos, pactos y consecuencias” (En espera de publicación) 45 Habed, Nora (1999). La formación de la personalidad violenta. En: Encuentro, año XXXI, No 48 1999. Revista de la Universidad Centroamericana, Managua, pp 84-89 46 Rodgers, Dennis. “We live in a state of siege: Violence, crime and gangs in post-conflict urban Nicaragua”. The London School of Economics,. Development Studies Institute (DESTIN) Working Paper Series No. 02-36 Sept. 2002 . Tomado de: www.lse.ac.uk/depts/destin/workpapers/weliveinastateofsiege_DESTINWP.pdf (Acceso Mayo 15.03. 47 Berinstain, Carlos Martín (1999). Reconstruir el tejido social: Un enfoque crítico de la ayuda humanitaria. – Barcelona, Icaria / Antrazyt. Relaciones Norte-Sur. No. 146. – pp. 36-37

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

27

En Nicaragua inició en los 90’s un período marcado por los esfuerzos de afirmación de la Paz. Para los jóvenes, lo más importante fue el fin del servicio militar. Detrás venían los otros aspectos pero las cosas no se hicieron suficientemente bien y no solamente porque algunos sectores no creyeran en el proceso. Varias situaciones fueron dando lugar a la reactivación de las acciones militares y las demandas. Los excombatientes “Contras” y “Compas” oficialmente separados de las armas requerían apoyo y atención para (re)-insertarse a la vida ciudadana... y no se actuó con suficiente decisión ni recursos. Apareciendo los “Recontras” y los “Recompas” y también los “Revueltos”. Fue la época de varias incursiones de grupos armados y también de la toma de Estelí por “Pedrito el Hondureño” en 1993 y de los paros campesinos por la propiedad que utilizaron los ya famosos “tranques” de 1997. Rafael Ráudez, señala que “hubo una debilidad grave en la falta de acompañamiento al proceso con medidas de carácter social y económico que aseguraran la reinserción a la vida civil de los desmovilizados y desmovilizadas” [48]. En Las Segovias habían dejado las armas 3396 miembros de la resistencia y del Ejército (EPS) y del Ministerio del Interior [49], muchos de ellos aún jóvenes y otros ya padres y madres de familia. Ellos y ellas fueron en su mayoría al desempleo, uniéndose a otra gran población en las mismas circunstancias. Los modelos se seguían rompiendo: Cambio del papel gubernamental Los 90’s trajeron consigo para muchas personas la caída de un sueño político y una pérdida del sentido que antes existía, marcada en dos sucesos: La pérdida de las elecciones por el FSLN en 1990 y la renuncia a su cargo en 1991 de Mijaíl Gorbachov que evidenciaba el resquebrajamiento del modelo soviético. Ya el muro de Berlín había sido derribado. Hay referencias de trabajo con los jóvenes de las ‘pandillas’ en los 90’s. “Chelo nos dice que: “hubo líderes para 1992 o 1993 que nos apoyaron. Estos líderes eran de una organización, el INSBI, había uno, un líder que se llamaba Freddy. El era un promotor de los jóvenes que se encargaba a realizar muchas actividades recreativas aquí en el barrio Filemón Rivera donde nosotros estamos metidos profundamente en lo que era la drogadicción. Freddy nos apoyo grandemente, el vino y recogió a muchos jóvenes y los mando a Managua a un centro de rehabilitación integral de menores que se llamaba “Centro Amigó” donde muchos jóvenes de aquí de Estelí cambiaron. Unos aprendieron mecánica, carpintería etc., otros aprendieron pero se tiraron de nuevo a lo que es la droga y a la delincuencia. Este joven que se llama Freddy nos estuvo apoyando mucho tiempo. El realizaba muchas actividades como fiestas, salíamos a los balnearios, íbamos a visitar muchos lugares turísticos. Nos estuvieron apoyando como dos años, pero el líder al ver que no quería cambiar la mayoría, se echo para atrás” [50] También pudo haber otras explicaciones diferentes a las de Chelo:

48

Ráudez, Rafael. “El entorno político del proyecto: Un proceso de pacificación con altibajos” (1998) . –En: Ortega, Sergio; Rugama, Daniel y Ráudez Rafael: Un recorrido por la experiencia de reconciliación del Proyecto Estelí (IBIS-INSFOP). La Trinidad, Nicaragua, Marzo 31 de 1998. - pp. 17-19 49 Datos de: Mauricio, Conrado (1996). Sistematización de la Experiencia del proyecto de Reconciliación “La Mokuana” . IBIS-Dinamarca, INSFOP, Alcaldía de Estelí. Estelí, Mayo 1996. –p7. 50 Entrevista a ex_miembro de Cazafantasmas. Lo llamaremos “Chelo”

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

28

En Nicaragua el Estado comenzó a asumir –dentro de los cánones neoliberales- el papel de normador y a reducir su personal. Las estructuras gubernamentales de atención social dieron paso a la intervención privada y se inició un proceso de asunción de servicios de atención social por parte de las ONG’s, remplazando muchas de las iniciativas que antes eran del INSBI y otras instituciones estatales. Traslape de duelos A finales de 1998 el huracán Mitch no solamente produjo bajas fatales, afectó la economía y deterioró la salud mental, sino que mostró crudamente la vulnerabilidad de la zona norte y occidental de Nicaragua. Se iniciaron esfuerzos de atención sicosocial promocionados por diferentes organizaciones y en medio de ellos se hizo evidente que la población nicaragüense presentaba un fenómeno de traslapes de duelos no elaborados (guerra, frustraciones electorales, una serie de desastres previos al Mitch y el Mitch mismo) [51]. Deuda pendiente Lograda la no-guerra, que es diferente de la Paz, los esfuerzos de desarrollo nunca fueron suficientemente apoyados internacionalmente como lo fue el conflicto bélico [52] Para el 2003, el país y cada uno de sus habitantes todavía está pagando los costos típicos de postguerra [53] y las condiciones de vida no han mejorado sustancialmente para la mayoría de la población. Nicaragua ahora “pertenece al grupo de ocho naciones para quienes el peso de la deuda externa se considera insostenible” [54] y fue nominada para pertenecer al grupo de países altamente endeudados (HIPC) Migración globalizada La migración es una estrategia de sobrevivencia a la que acude quien puede y quien se arriesga. Costa Rica es la posibilidad más cercana para un nicaragüense, USA la más deseada. Puesto que la globalización supone la apertura de fronteras para el mercado la exportación del producto más común de los países pobres, la mano de obra, debería ser fácil, pero no lo es sino que está llena de dificultades. En el caso de USA, contiguo a la Ley Nácara del 2001 hay las deportaciones y el retorno de nicaragüenses. Y es que el mundo ha estado globalizado solo a medias y las fronteras solo se abren para lo que interesa a los países que manejan la economía mundial. Escribió Maria Pastore que “Presenciamos hoy la convergencia entre empiria e ideología: un mundo aparentemente globalizado, brindando la posibilidad de democracia, logros tecnológicos, científicos, de consumo, en fin, de la libertad. El problema es la
51

Reflexión en el taller de “Formación de Facilitadores-as de Recuperación Emocional” Managua 20-24 Diciembre 1998. Ver también: Pineda, Ch. Gustavo. La cultura preventiva y el tratamiento emocional en http://iafworld.org/Pineda-MITCH.html 52 La no-guerra, es decir la suspensión de los actos de violencia política, que de todas maneras se rompía esporádicamente. 53 Costos que incluyen mutilaciones y muertes por minas, excombatientes que se involucran en vida delictuosa, “ajuste de cuentas”, traumas sicosociales, etc 54 Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD (2000). El Desarrollo Humano en Nicaragua 2000: Equidad para superar la vulnerabilidad. Managua, PNUD 2000, p.27. PNUD a su vez lo tomó de FMI: “Nicaragua, country paper”. Washington, FMI 1996.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

29

constricción de la libertad, una libertad condicionada a unos pocos –los incluidos- dejando a su paso una vasta periferia de excluidos” [55]. Podríamos afirmar entonces que el mundo está globalizado y boyante... para unos (los incluidos) pero no para otros (los excluidos). Los excluidos son millones de mujeres y varones, adultos, jóvenes y niños habitantes del planeta... y por supuesto de Estelí, Nicaragua. La migración ha sido de doble vía. En los 90’s, empezaron a regresar familias que habían salido en los 80’s por razones políticas o para evadir el servicio militar de los hijos, pero en sentido contrario empezó una migración en masa a Costa Rica -y en menor término a Estados unidosque no se ha detenido. Niños, niñas y adolescentes son dejados por sus padres y madres, a cargo de familiares... muchos de los cuales –especialmente los ilegales- no regresan. Hoy por hoy en Estelí no es raro encontrar casos de jóvenes que hace 10 años y más no ven a sus madres y cuyos padres nunca estuvieron en el escenario. Allí han estado en sus barrios, desprovistos de cariño, y su único contacto convertido en la remesa periódica u ocasional. Las relaciones familiares... en la guerra y la postguerra se transformaron. En el caso de Los Frijoles, cuando uno de sus representantes más activos que impulsó los acuerdos de Paz entre marimbas juveniles [56] decidió emigrar a Costa Rica, la integración de este grupo en las acciones posteriores para fortalecer los acuerdos se vio muy afectada. Y es que la migración aparece por partida doble en el diagnóstico: Por una parte Jóvenes que regresan de otros países, especialmente de ambientes urbanos que influyen en la vida de las marimbas, por otra parte miembros de los grupos que al no encontrar trabajo aquí emigran legal o ilegalmente. Corrupción, una mala imagen Llegando el 2000 empiezan a darse graves evidencias de corrupción en el Estado (nivel nacional). En Agosto del 2002 se hizo público que el Índice de Percepción de Corrupción de Transparency International para Nicaragua era de 2,5 puntos, siendo 0 el puntaje para el extremo de corrupción y 10 para el extremo de limpieza. Solo fue superado en Centroamérica, en cuanto a corrupción, por Haití y en toda América por Haití, Ecuador, Bolivia y Paraguay [57]. En el 2003 un expresidente estaba en prisión, así como también un exdirector nacional de ingresos, y otras figuras relevantes de la política. Varios casos de personajes estaban siendo estudiados por los jueces en relación con delitos de diversa índole. La percepción de corrupción gubernamental no solo arrebata el capital en su forma monetaria, sino que también destruye parte del capital social, especialmente la confianza, deja una imagen de comportamiento que tiende a reproducirse y facilita la “auto-justificación” de otros delitos (“Si los grandes hacen... por qué no yo?”). El poder del mercado
Pastore, Maria (1998). Exclusión e Incertidumbre: Conceptos convocantes para el fin del milenio. En: Primeras Jornadas de Teoría y Filosofía Política. EURAL-CLACSO-Carrera de Ciencia Política. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Agosto 21-22. 1998, p2 56 Marimba= ‘Pandilla’ 57 Revista Inter-forum. http://www.com/espanol/articulos/090202pol_indice_transparencia.html (Acceso en Dic.20.02)
55

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

30

Con la globalización se han homogenizado tanto la forma de ver la vida como las necesidades que perciben los seres humanos. La necesidad de consumir productos que se ofrecen y promocionan a través de los medios pesa mucho en jóvenes de las barriadas más empobrecidas pues la publicidad ha cumplido su papel. “Cuando no podemos comprar nada” fue descrito como uno de los momentos más difíciles para las marimbas junto con los enfrentamientos, los problemas con la ley, la cárcel y los heridos. Pesa tanto que a veces simplemente deciden tomarlas a la fuerza de otros jóvenes o adultos que sí pudieron adquirirlas. Se ha homogenizado la necesidad pero no la capacidad de adquirirla. El crecimiento del poder de pandillas internacionales Los 60’s marcaron la aparición de las principales gangas latinas, que fueron fortaleciéndose dentro del país más poderoso del mundo. Una de ellas es la mara 18 o “18th Street Gang” de Los Ángeles, California o la “666” que según fuentes policiales norteamericanas [58] cuenta actualmente con más de 30,000 miembros reclutados incluso en primaria y estructurados en instancias llamadas clicas o cliques que se esparcen por 15 o más estados norteamericanos y que se globalizaron en los 90’s también hacia Canadá y México y ahora tienen presencia en otros países centroamericanos como Honduras. Solo a un paso de Nicaragua. Sus actividades: robo de autos, venta de autos robados, disparos al azar desde carros (“drive-by shootings”), venta de drogas, tráfico de armas, extorsión, violaciones, asesinatos por encargo, y también falsificación de documentos de identidad de USA, papeles de inmigración, tarjetas de crédito y similares. Más adelante fueron apareciendo otras con base en USA y extensiones en Centroamérica como la Mara 13 o Mara Salva Trucha, a la que nos referimos en otras partes del escrito. El ambiente de guerra en el mundo El Año 2002 marcó cambios trascendentales en el mundo. Los atentados inhumanos con miles de muertes en USA del 11 de Septiembre del 2002 y el inicio de la guerra de USA contra Afganistán en represalia por el atentado. Vino la guerra que Inglaterra y USA dirigieron contra IRAK, pasando por encima de la posición del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y con móviles explícitos que no se probaron. A la par de la guerra muchos medios respaldaron las acciones militares y por ende la idea de guerra preventiva y del uso de la violencia en vez del diálogo y por encima de los acuerdos [59]. El concepto de “terrorista” se hizo etéreo y muy abarcador. Se abrieron las puertas para un mundo más violento que nunca, cuando muchos países empezaban a probar la posibilidad de partir de la paz.
Valdez, Al (2002). “California's Most Violent Export, 18th Street Gang” . --- Oficina del procurador del Distrito de Orange County, California, USA. En: http://www.streetgangs.com/topics/2002/18thexport.html (Acceso Junio 3 del 2003) 59 El artículo “Perdida en combate: La Verdad” o “Missing in Action: Truth” de Nicholas D. Kristof en el New York Times (6 de Mayo del 2003), nos deja saber que ni los irakíes usaron en la guerra armas de destrucción masiva, ni habían probado la existencia de tales armas por parte de ellos, ni la relación de colaboración directa con Al-Qaeda. -http://www.nytimes.com/2003/05/06/opinion/06KRIS.html?ex=1053314764&ei=1&en=46a10d89e3b23a7c (Acceso en Mayo 6. 2003)
58

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

31

NACIMIENTO DE MARIMBAS EN ESTELI [ ]
60

EN LOS 80’S (SÍ, SÍ HABÍA) Y HASTA 1990
Es curioso pero hay entre la población mayor una afirmación generalizada de que en los 80’s no hubo pandillas, sin embargo pudimos conversar con ex_miembros de grupos de la época, y con miembros de la policía que nos mencionan que sí hubo actividad de grupos juveniles especialmente en la última mitad de la década sobre todo después del ‘87. Los grupos que actuaron entonces fueron:

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Cazafantasmas, del barrio Filemón Rivera Chayos del Rosario Munra, en El Rosario, Aldeas Emaús y parte del Omar Torrijos. Pililos en el Calvario Ochoas en el Barrio Orlando Ochoa Thundercat o “FonderCat”, en los barrios Sandino, Ronald Aráuz y José Santos Zelaya Vikingos del Sandino

Tamaño y composición Algunas llegaron a ser muy grandes comparadas con las del 2002: Informes variables nos dejan saber que los Cazafantasmas pudieron tener 180 miembros, los Pililos más de 200, y de los Chayos del Rosario los entrevistados de los barrios mencionan hasta 400. Los grupos de jóvenes eran círculos cerrados que se mantenían organizados y contaban con entrenamiento pues se alimentaron con el regreso de combatientes jóvenes (cachorros del EPS) [61]. De ahí la aparición en la calle de bayonetas del ejército como armas de los muchachos.

Acciones

60

Información generada mediante entrevistas y aportes por separado del Inspector Róger Pérez González, Jefe de sector de la policía Nacional, del joven instructor físico Rony Francisco Centeno, del trabajador Walter José B.R, del activista juvenil William Antonio Pastora y de la madre de familia e instructora de corte y confección Lilliam Soza. El autor asume la responsabilidad por la interpretación de sus aportes. 61 EPS = Ejército Popular Sandinista.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

32

Su actividad se centraba en lo que la policía denomina “vagancia habitual”. “Los muchachos se mantenían en esquinas les gustaba ir a las discos, no asaltaban a nadie. Todo lo hacían por diversión. Tampoco robaban” [62]. Consumían licor y buen número de ellos usaba marihuana. Los lugares de “bacanal” y donde se armaban los principales enfrentamientos fueron: El Hongo Mágico (desde los 70’s), la sede de Bomberos y las bodegas de la Cruz Roja. También las casas comunales y más adelante empezaron a ser sitios donde se caldeaban enfrentamientos la sedes de la CGT (Confederación General de trabajadores) y la ORD (Organización de Revolucionarios Discapacitados).

Violencia selectiva
“Era un período de guerra en el que había armas” y por eso “Para ese tiempo eran peligrosos los enfrentamientos porque hubo a veces Aks, granadas y aunque casi siempre era el taco a taco” [63]. La violencia era más selectiva. Los enfrentamientos entre grupos solían darse previa cita o al calor de una fiesta. Según los ex_miembros consultados, primaba la ley del “cato a cato” o “taco a taco”, o en otras palabras cada bando iba sin armas (combate a golpe limpio) o definían entre ellas las armas que usarían y el número de contendores. La pelea a piedra o a “lajazos” [64] no era el estilo de entonces. El mejor peleador tendía a convertirse en jefe del grupo. Franklyn, Rambo, Tarzán, El Chacal, eran jefes reconocidos. Cada conflicto –con pocas excepciones- afectaba solo a los contendientes, y no indiscriminadamente a quienes estuviesen cerca, como empezó a suceder en los 90’s.

Percepción
¿Cómo los veían los vecinos adultos? “Uno se los encontraba y en ningún momento metían miedo. Eso sí, empezaron con los tatuajes y para alguna gente los grupos eran un espacio de libertinaje de chavalos y chavalas” [65]

INCREMENTO GRADUAL 1990#98 #
En ocho años doce nuevos grupos aparecieron, a saber: 8. Ángeles del Infierno en el Barrio 14 de Abril y Oscar Gámez II 9. Bad Boys en el Arlen Siu
62 63

Lilliam Soza Afirmación de William Antonio Pastora, ahora un activista por los derechos de los jóvenes y en ese tiempo un niño que recorría las calles vendiendo cigarros, chicles y paletas, vida que le hizo conocer los conflictos desde cerca. 64 “Lajazos” = pedradas 65 Lilliam Soza

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

33

10. Batos Pelones o Batos Locos Pelones. Detrás de la Cruz Roja. 11. Chicos Problema, en la zona central de Estelí (Barrio Juno Rodríguez) 12. Chicos Problemas del 14 de Abril 13. ChiriBoris en La Chiriza y Boris Vega 14. Perros de la Tumba en el Juan Alberto Blandón, cerca del Instituto Nacional 15. Pichetes en El Calvario 16. Poison-Nirvana en el Oscar Gámez I 17. Power Ranger en el Barrio Sandino, 18. Romeros en el Barrio Oscar Arnulfo Romero 19. Vatos Locos primero en el Jaime Ubeda y luego también en el Omar Torrijos y

En los 90’s el Centro Recreativo de “Las Segovias” en la plaza central, fue punto de reunión de todas las ‘pandillas’. “El que tenía facilidades iba a las discos... los otros al recreativo... y los ya famosos entre los jóvenes también iban al recreativo aunque tuviesen modo” En el recreativo, todas las marimbas querían apropiarse de cada bacanal que se desarrollaba allí, así que había que llevar más gente que las otras. Cuando los muchachos bailaban tenían que estar alertas porque podía iniciarse un conflicto en cualquier momento, desde cualquier parte. Eran famosos los conflictos entre los Power Ranger, los Vatos Locos y los Gárgolas. La policía debía intervenir permanentemente. Con el cambió de política y administración del centro - año 2001- el centro recreativo dejó de tener esta peculiaridad. Grupos, como los primeros Chicos Problema y los Batos Locos Pelones eran catalogados de “chicos plásticos”, con más recursos que los otros. Era notorio que contaban con muchas bicicletas e incluso motocicleta...

CRECIMIENTO ACELERADO... 1998-2002
En solo cuatro años aparecieron 23 nuevas marimbas, sin filiación partidista pero que en buen número de casos fueron convocadas por partidos o personajes de partidos políticos, para intervenir en las campañas, en varias ocasiones mediante la oferta de recompensas [66]. 20. Aluminios en el barrio Oscar Gámez II 21. Come-muertos en el Panteón, el Orlando Ochoa y el Elías Moncada 22. Chicos del Charco en Arlen Siu y 16 de Julio 23. Chiricas de Villa Esperanza 24. Diablos Locos en el Oscar Arnulfo Romero 25. Dragones en el Leonel Rugama y Nuevo Amanecer 26. Dueños de la Calle en el Oscar Turcios 27. Frijoles en el Oscar Gámez II 28. Gárgolas en el José Benito Escobar
66

Afirmación repetida por jóvenes integrantes de grupos, ex_miembros, dirigentes y policías

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

34

29. Guineos en los Ángeles 30. Mara Salva Trucha en el Oscar Gámez II 31. Miquillos en El Calvario 32. Momias del Centenario 33. Panameños en el Panamá Soberano 34. Pica Piedra en el barrio Héroes y Mártires 35. Planteños en el Noel Gámez 36. Terroristas o también “Bin Laden” en el Leonel Rugama 37. Tres Puntos Locos, a partir de los Vatos Locos, en Omar Torrijos, Elías Moncada y Jaime Úbeda 38. Tucanes en el Proyecto 39. Tropa Goofy en el Filemón Rivera 40. Vandálicos en el 29 de Octubre 41. VengaBoys en la Unión 42. Zorros en Villa Esperanza

Los terroristas aparecieron en este período, luego cambiaron su nombre a “Bin Laden” y posteriormente dejaron de actuar. Aparecieron también en esta época los Dragones que se mantenían en el año 2003 muy activos contra algunas de las marimbas que firmaron acuerdos de Paz, como el caso de la Mara Salva-Trucha.

EL PRESENTE: 2002-2003# DEFINIENDO DESTINOS #
Los jefes de sector de la policía de Estelí, trabajando colectivamente construyeron una lista de 22 agrupaciones de jóvenes que para Octubre del 2002 consideraban trasgresores del orden y/o la ley. El cuadro 1 presenta la lista.

Cuadro 1- Marimbas o Pandillas activas en Estelí para Octubre 2002, según los Jefes de 67 Sector de la Policía [ ]. Grupo 38- Chicos del Charco 39- Chiricas 40- Zorros –Power Rangers 41- Dueños de la Calle 42- Gárgolas 43- Perros de La Tumba 44- Los Vatos Locos[68]
67

Barrio Arlen Siu- 16 de julio Villa Esperanza Villa Esperanza Oscar Turcios José Benito Escobar Juan Alberto Blandón, alrededores del

Instituto Nacional
Omar Torrijos, Jaime Úbeda

De esta lista se nos informó que Los Tucanes se habían inactivado unos meses antes.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

35

Grupo Barrio 45- Ángeles del Infierno (*) 14 de Abril 46- Diablos Locos El Rosario 47- Romeros Oscar Arnulfo Romero 48- Chiris boris Chiriza y Boris Vega 49- Pichetes El Calvario 50- Chiris Miguel Alonzo (La Chiriza) 51- “Chicanos” o Huele-Zéner Aristeo Benavides 52- Panameños Panamá Soberana 69 53- Poison-Nirvana (*) [ ] Oscar Gámez I 54- Vengaboys (*) La Unión 55- Frijoles (*) Oscar Gámez II 56- Mara Salva trucha (*) [70] Oscar Gámez II 57- Aluminios (*) Oscar Gámez II 58- Dragones Nuevo Amanecer , Leonel Rugama 59- Tucanes Proyecto Nota Marcados con (*) las marimbas con las que se desarrollo el proceso de firma de acuerdos

¿Eso significa que hay 22 marimbas en Estelí? ¡No! Significa que hay 22 marimbas activas en cuanto a trasgresión del orden y/o la ley para el momento de hacer la lista. Según un informe de la misma policía, si consideramos todo el período del 2002, habría que agregar a la lista a los Ochoas, los Power Rangers (diferenciados) y los Planteños, puesto que cometieron transgresiones en ese período y fueron identificados plenamente [71]. Si además variamos la perspectiva y no limitamos el total a las marimbas en actividad trasgresora, entonces el número aumentará. Tanto vecinos como marimbas ayudaron a completar la lista, y sin embargo aparecieron dudas de la credibilidad de los informes, así que solo introdujimos en la lista a grupos que fueron mencionados como “existentes” por lo menos tres veces por fuentes diferentes. De esa manera aparecen los Chicos Problemas, los Badboys, los Picapiedra, y los Vandálicos pero como “marimbas vivas pero tranquilas”. En el caso de los Cazafantasmas el autor de estas páginas recibió informaciones de existencia y no-existencia por fuentes diferentes y finalmente decidimos incluirlos cuando algunos miembros de los Poison relataron un enfrentamiento reciente y mencionaron que podrían tener unos 30 integrantes... luego aparecieron placazos [72] con el nombre del grupo.

68

Encontramos referencias en las paredes y documentos tanto a “Vatos Locos” como a “Batos Locos”, pero en Estelí predomina “Vatos” 69 Se la conoce generalmente solo como “Poison” 70 Comúnmente se refieren a ella como “Los Truchas”. Hasta el momento del estudio no era parte de la internacional Mara Salva Trucha, MS-13 o M-13, ni tenía vinculación con ella. 71 Fuente: Cuadro preparado por la Policía: Incidencias de Pandillas (Enero-Diciembre 2002) y entregado a ADESO en 27.02.03 72 “Placazos” = textos y/o pinturas murales

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

36

Hay otras marimbas que se mencionan en el 2003 como activas pero sin tanta alteración en los barrios, a saber: 43. Los Infernales, del Barrio Estelí Heroico 44. Los Cazadores de la Noche en el barrio José Santos Zelaya 45. Los Cherokees del barrio Orlando Ochoa 46. Los Chicosmanía del BorisVega, 47. Los Cobra del Primero de Mayo y Oscar Turcios 48. Las Momias del Centenario 49. Los Puntos locos en Omar Torrijos, Elías Moncada y Jaime Úbeda 50. Los Rockeros del Infierno en El Rosario En síntesis el diagnóstico arroja que había unas 37 marimbas o ‘pandillas’ en abril-mayo del 2003 [73], sin incluir aquellos grupos pequeños de amigos que sin haber asumido un nombre colectivo son reconocidos por los vecinos y/u otras marimbas con el nombre de la calle donde viven, “los de la calle XX” o con el nombre, apellido o sobrenombre de alguno de sus integrantes, y que no trasgreden el orden de manera relevante [74]. Todas las agrupaciones –incluidas las más informales- bien podrían derivar en pandillas mucho más violentas e incluso delincuenciales si perciben más agresión por otras marimbas, si son presa de drogas fuertes, si son manipuladas por otros intereses, si solo se reacciona contra ellas con la fuerza y sobre todo si el proceso de exclusión se mantiene o crece. En últimas esto ocurrirá si no hay una acción inteligente y coordinada por parte de los diferentes sectores de la sociedad esteliana. (Ver capítulo “Jóvenes en un mundo difícil”).

ORIGEN DE ALGUNAS MARIMBAS
DE ESTELI
La historia de cada grupo tiene sus especificidades, pero no es una sola historia, ni hay una sola verdad, diferentes protagonistas las cuentan distinto. Aquí recogemos la versión sobre tres marimbas de dirigentes de los respectivos barrios que trabajaron colectivamente durante un taller. Frijoles “Hace aproximadamente 12 años llegó una familia de Río San Juan, que vendía frijoles. A dos muchachos de la familia salían a vender, les daba pena cuando les decíamos ‘Ahí van los frijoles’. Les daba pena... eran bien huraños. Esos muchachos estudiaban en el Instituto. Ellos tuvieron problemas con los Ángeles, entonces cuatro de
73 74

Ver la lista de marimbas activas en el cuadro 1 del capítulo introductorio. No mencionamos grupos en estos estados intencionalmente.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

37

nosotros nos fuimos a cuidarlos y ellos nos pagaban. Con eso se fue haciendo la pelota y estos jóvenes después se fueron del barrio, y nosotros nos hicimos amigos de los Ángeles. Después de esto, mas o menos en el año 94, no se escuchaba mucho sobre las pandillas, fue un momento calmo. Cuando vino el Mitch, nos dijeron que los muchachos habían muerto... pero no, ellos regresaron al barrio, ahora ellos viven ahí y no tienen ningún problema. Y después empezó un problema con los Poison, pero el rivalismo ha bajado con los encuentros deportivos, aunque al terminar los encuentros, cuando ganábamos o perdíamos habían pleitos. También hay problemas con los chavalos nuevos que llegan a los barrios” (Versión de dirigentes barriales, confirmada con miembros) Chiricas “En el 2001, en el Barrio Villa Esperanza hay un grupo de menores de edad de 13 a16 años de edad, lo cual también caminan jóvenes mujeres y varones en un cerro llamado ‘La Guanábana’. Empezaban a salir a cazar en el monte un ave llamada Chirica por eso se les puso el nombre. Se reunían jóvenes hasta que se formó la pandilla de cuarenta jóvenes. Todos estos se unían para proteger el barrio de las pandillas. Primero los jefes fueron El Miliguitis y el Pelón ,el Tripa Yacso y el Pájaro y el Renco Panadero. Había enfrentamiento entre los grupos porque no se querían unir en una sola pandilla, los cuales bajaban del sector 4 al sector 1 - Chirica de la 4, Gárgolas 1Pero se amistaron los dos grupos, los cuales dejaron de enfrentarse por el esfuerzo del jefe de sector del Barrio, junto con la comisión donde se mantiene una comunicación con ellos y se unieron para formar equipo de deporte. La Diferencia la gárgolas son mas adultos y tienen mas posibilidades para comprar la droga..”. (Versión de dirigentes barriales)

Panameños “Como grupo juvenil se iniciaron en el año 1995, con 5 miembros. Del año 1996 fue uno de los grupos más agresivos de la zona oeste. En 1998, cogió más fuerza con 20 miembros de 15 a 20 años, Tenía como jefe a Marcos. Llegando a cometer actos delictivos, cometieron asesinato a un miembro de otro grupo juvenil, el de los Vatos Locos. Era el año 2001. Después de este suceso y con ayuda de la policía el grupo comenzó a desintegrarse quedando solo 5 miembros actuales que ya no funcionan como pandilla. Solo se juntan para defenderse de otros grupos. En el trabajo que realizó la policía en conjunto con los familiares, la persuasión fue un mecanismo para integrarlos a la sociedad, dándoles a conocer el camino que les esperaba: la cárcel o la muerte en manos de los otros grupos por venganza. La desintegración se debió a que varios del grupo se fueron del país. Ahora su principal actividad es el deporte, integrados a un equipo de fútbol, varios ya son profesionales en el año 2002 [75]”
75

Para el 2003 ya había datos en los barrios sobre reactivación de este grupo.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

38

(Versión de dirigentes barriales)

Recogidas de esa manera, las historias de los grupos todavía están deshumanizadas, carentes de referencias al contexto y desprovistas de los afectos-desafectos, carencias y aspiraciones que las rodeaban. Trabajos posteriores pueden centrarse en marimbas específicas, para reconstruir con sus miembros su vida y potencializar –si es del caso- una apreciación del futuro. Enfoques desde la perspectiva literaria, teatral o cinematográfica pueden ser muy enriquecedores [76].

Una vez revisado el trayecto recorrido hasta ahora, queda la página en blanco del futuro y es opción de cada actor social de Estelí... de Nicaragua, ayudar a escribirla o hacerse a un lado, como si nada estuviese ocurriendo.

76

Hay experiencias latinoamericanas que involucran jóvenes, grupos, violencia y “desechables” que se han recogido acertadamente desde el arte, como lo demuestran por ejemplo las películas “Rodrigo D: no futuro” (Colombia, 1989, dirigida por Victor Gaviria), La vendedora de Rosas (Colombia 1998, Victor Gaviria) y la Virgen de los Sicarios (Colombia 2000, director francés Barbet Schroeder)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)” . Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (Versión CD, Parte I: Identidad y Cultura de las pandillas juveniles) )

39

CULTURA Y VIVENCIA DE LA MARIMBA: SOMOS BRÓDERES PARA TODO

Estar en la vagancia La decisión de ingresar Factores que contribuyen al ingreso Imágenes diferentes Condiciones de ingreso al grupo Reglas principales Cómo se sienten ya dentro del grupo Juntarse con los bróderes Andar por ahí Violencia El alucín Chavalear Las muchachas en las marimbas Los malos pasos La cárcel Las marimbas también ayudan Pérdidas y ganancias por la pertenencia No pensamos pasar toda la vida como pandilleros Razones para retirarse de la marimba Preguntas para los miembros

ESTAR EN LA VAGANCIA

“Vagar” es la palabra con la que los jóvenes miembros identifican el conjunto de acciones características de ellos como muchachos en sus marimbas [77]. “Vagar” define para ellos primero que todo una localización: Estar en la calle. Para empezar aclaremos que todos mientras están en la marimba vagan, pero vagan más los que no trabajan, no estudian, o no sienten agradable estar en sus casas. La relación de “Estar en la vagancia” como conjunto de acciones vinculadas a las marimbas, no es nueva ni es local, por ejemplo en el barrio San Antonio de Padua de Guatemala se reportaba en 1996 una pandilla llamada UVA-26 o “Unión de Vagos Asociados de la calle 26” [78]. En el diccionario encontramos varias acepciones que nos relacionan vagancia con ociosidad y con “Tiempo desocupado, que permite hacer alguna cosa”, pero también con “andar por un sitio sin hallar camino o lo que se busca” [79]. Por su lado, con aportes muy relevantes de Aluminios, Ángeles del Infierno, Poison, Frijoles, y Salvatruchas pudimos aclarar que “vagar” incluye juntarse con los bróderes, andar por ahí, usar estimulantes y/o evasores de la realidad, defender el territorio y su fama y “chavalear”. Dos preocupaciones resaltan en la vagancia: ! Primero la violencia que lo cruza todo, tras la búsqueda de acción, de ser protagonistas, de reconocimiento, como ejercicio de pertenencia y como prueba de lealtad. ! Segundo, la comisión de ilícitos que por una parte enfrenta a los muchachos con la ley y reduce cada vez más las posibilidades de redireccionar su vida, y por la otra cobra víctimas en los jóvenes mismos y en el resto de la población. ¿De la calle ó en la calle? Pero estar en la calle es distinto de ser de la calle. Según Casa Alianza “Es importante diferenciar a las ‘niñas en la calle’ y las ‘niñas de la calle’. Las primeras, niñas en la calle, son las que salen a las calles con un objetivo específico, ya sea vagancia o trabajo, generalmente ya han desertado del sistema escolar, pero mantienen su vínculo familiar y en una gran mayoría de los casos son, sino el único, uno de las principales fuentes de ingresos económicos en sus familias. Las niñas de la calle, son las que ya tienen un período de tiempo
77 78

Usaremos preferencialmente el término “Marimba” para referirnos a lo que se ha hecho común llamar “pandilla” Rodgers, Dennis (1999). Youth Gangs and Violence in Latin America and the Caribbean: A literature Survey. The World Bank, Latin America and Caribbean Region, Environmental and Socially Sustainable Development SMU. – LCR Sustainable Development Working Paper No. 4. (Urban Peace Program Series) p. 10 79 Diccionario RAE. Ed. XXI.- -pp 2055

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

41

prolongado de vivir en las calles. Las causas expulsoras hacia la calle generalmente tienen que ver con incesto, abuso sexual y/o maltrato. Estas niñas han roto todos sus vínculos familiares” [80]. Esta misma diferencia es válida para varones. En el caso de los varones jóvenes de Estelí, que integran los grupos, prima la situación no permanente en la calle: ellos están en la calle pero aún no son de la calle. Sin embargo esta situación puede cambiar.

Diferentes caras de la situación
En este capítulo no se trata de definir la existencia de las marimbas simple y llanamente como “mala” o como “buena”, ni tampoco como “perjudicial” o como “beneficiosa” sino de revisar los factores que hacen que los jóvenes se sientan atraídos por las marimbas, sus sensaciones al estar en ellas, las actividades que desarrollan y situaciones por las que pasan, el rol de las muchachas y la salida de las marimbas.

IMÁGENES DIFERENTES
Un joven todavía, RM es ahora un ex_miembro que define su dedicación actual de una manera muy directa: “Lo que hago ahora es solo trabajar para mantener a mi familia” y con una motivación clara: “Quiero ser un buen padre para mi tierno”. El lo cumple, trabajando en una empresa local de tiempo completo. Solo una cosa explica que este muchacho que no completa los 25 años haya estado durante más de 15 años en un mundo violento en las pandillas: Inició en la calle desde que era un chatel [81] y expresa directamente que su familia se encargó de que así fuera. El calor que no tuvo en la casa se lo dio la marimba que lo cobijó al principio. Con el tiempo se hizo un jefe de grupo reconocido. Pedimos a madres, padres, vecinos y jóvenes de los barrios afectados, que nos mencionaran las palabras con las que en el barrio otros describen a los muchachos de las marimbas y a las muchachas que andan con ellos, y nos mencionaron para referirse a Ellos: Callejeros, Huele-pega, Borrachos, Drogadictos, Vagos, Degenerados, pandilleros, ladrones y Delincuentes. Para referirse a Ellas: Callejeras, Tula cuechos, lengualargas, vagas, pandilleras, prostitutas y zorras. Por otra parte, según madres y padres entrevistados, los grupos de jóvenes tienen como intenciones: “matarse entre ellos, tener asustada a la gente el barrio, robar, violar, defenderse de otras pandillas y ayudar”.

80

Salvadó, Ana. Las niñas de la calle en América Latina, la explotación sexual y sus consecuencias Niñas de la Calle vs Prostitución. http://www.casa-alianza.org/ES/human-rights/sexual-exploit/docs/ninas.htm 81 Chatel= niño menor

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

42

ADENTRO

LA DECISION DE INGRESAR

Cualquiera que ha trabajado con organizaciones sabe que las personas se vinculan a ellas porque creen que van a ganar algo por ello, que el convertirse en miembro le conviene por algo, que hay una recompensa. De la misma manera cuando la persona siente que las recompensas no son suficientes o que por una vía que le parece mejor la puede obtener también, o que simplemente ya no necesita lo que la organización le ofrece... simplemente se retira. Claro, la situación puede ser no tan simple, si el hecho del retiro amenaza con crearle demasiados problemas. Igual pasa con los muchachos y las marimbas o pandillas. Las recompensas por la pertenencia deben ser bien apreciadas por el joven, algo que necesita, que no tiene o que no tiene en el nivel que considera suficiente, pero que a la vez no atente contra su set de valores.

¿Qué cree un aspirante que le ofrece la marimba? Lo que convoca, los atractivos que ven los jóvenes en las marimbas, y que los motivan a integrarse son la diversión, el sentido de pertenencia e identidad, la seguridad y el reconocimiento. a) Diversión. De hecho el joven busca divertirse, los muchachos se refieren a “estar alegres”. Muchos de los jóvenes afirmaron que se aburren en sus casas y salen por eso. La violencia intra familiar es muy frecuente. No hay mucho más que hacer. El joven percibe que la marimba le permite... ! Diversión grupal ! Bacanal, que no podría hacer solo ! Viajes a lugares de diversión, en algunos grupos van a pozas de baño

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

43

! !

Más posibilidad de enamorar chavalas desde ese espacio de varones que es la marimba Un espacio para distraerse de problemas familiares y de la escuela

b) Sentido de pertenencia e identidad. El joven necesita hacer parte de algo, y descubrir quién es. Recordemos que el rango de edad promedio en las marimbas es entre los 15 y 23 años, pero hay niños desde los 12 años y aún menores. En el hogar no hay muchas muestras de cariño, hace falta algo más. El muchacho ve en el grupo el espacio donde están los hombres jóvenes, sus amigos... y para muchos llena el vacío que no satisfizo su familia... por algo se llaman “bróderes”. Desde niño considera que ha de hacer parte de la marimba, es lo natural. Los recién llegados al barrio también van viendo necesario entrar ahí, pero deben probar que son dignos de confianza. “No es obligatorio, no obligamos a nadie”, Algunos caminan con la marimba sin ser miembros. Atrae a los nuevos... “Que todos somos jóvenes y todos bróderes””Nos ayudamos, nos respetamos”. La ayuda mutua entre miembros y la lealtad. “No nos dejamos morir”. “Que somos iguales, hacemos lo mismo”. El uso de ropa parecida y “moderna”, todos escuchan la misma música (sobre todo reggae), usan las misma manera de hablar (“caliche”), saludos y señales. Algunos grupos tienen sus tatuajes y es importante tatuarse, mientras que para otros es libertad de cada muchacho “lacrarse” o no. [82] “La fuerza y unión que se mira”

! ! !

!

c) Seguridad. El fenómeno de las marimbas o ‘pandillas’ ya está extendido geográficamente, las hay por toda la ciudad. Andar solo es peligroso para un joven. Difícilmente alguien va solo a un baile. Una generación antes era peligroso por la guardia, ahora –de otra manera- es peligroso por otros jóvenes como él. De todas maneras aunque no sea un miembro, si anda con ellos, si uno de sus hermanos es miembro... puede ser agredido. Y si el barrio es atacado a lajazos, ¿qué otra queda para cualquier muchacho si no es responder? En circunstancias en las que hay tanta violencia en las calles el muchacho que entra al grupo siente que... ! Al entrar en la marimba del barrio estará más protegido contra otras marimbas ! Haciendo parte del grupo, vencerá miedos a otros grupos y en ocasiones al mismo grupo del barrio. Si ha sido agredido por otra marimba podrá desquitarse.

82

“Lacrarse” = tatuarse

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

44

!

Integrándose de alguna manera contribuye a la autodefensa del sector – barrio – cuadra.

d) Presencia y Reconocimiento. Es como decir “Aquí estamos”. La mayoría de marimbas o ‘pandillas’ pertenece a los sectores excluidos de la sociedad, con una situación especial que no ocurre en la mayoría de países de América Latina: Precisamente esos sectores fueron los héroes durante el período revolucionario, en ese entonces dejaron de ser excluidos y tuvieron una voz. Gente de toda parte del mundo los admiraba y llegaba a ver qué había pasado en el país. Claro, se trataba de los jóvenes de la generación anterior... en otras palabras de sus padres. Que en muchos casos son los grandes ausentes del hogar de hoy.

Los muchachos perciben que entrar al grupo significa... ! Ganar Poder. Ya que nunca los toman seriamente en cuenta, cuando la gente les tiene temor por las acciones que hacen o practican, empiezan a ser alguien. Los jefes de sector de la policía lo mencionan como “Ser fuertes y hacerse sentir los dueños del mundo ante la sociedad ya que si no es así, ni los determinan”. Ser obedecidos- Establecer reglas. ! Poseer un espacio propio en el que puedan hacer lo que quieran ! Ser admirados. Se trata de “sentirnos mejores”. Es ver el nombre del grupo en los muros (“placazos”) y saber que uno hace parte de eso. Al grupo lo mencionan como bravo en las noticias; los vecinos los admiren porque defienden el barrio; los niños los imitan; las jañas los ven como héroes [83]. ! Vivir en más libertad de hacer, de expresarse y ser escuchados al menos en su grupo

La búsqueda que hacen los jóvenes de identidad y pertenencia, de presencia y reconocimiento, de seguridad y de diversión se corresponde muy bien con tres de los valores y principios [84] que identificamos en las marimbas de Estelí y a la vez los consolida: Reconocimiento y respeto, Hermandad y también la búsqueda de gozo. Al parecer el otro: “Ser empujados” que se refiere a la valentía y audacia, se alimenta principalmente ya dentro de la marimba.

83 84

“Jaña”=Novia Valores y principios dan forma a lo que llamamos los “pilares espirituales”

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

45

FACTORES QUE CONTRIBUYEN AL INGRESO
Los participantes en el taller de ex –miembros señalaron que las siguientes situaciones influyeron de manera importante en su ingreso a los grupos trasgresores y el ingreso de otros jóvenes conocidos: Problemas familiares mal manejados. Los ex -miembros aclararon que ellos y otros jóvenes ingresaron a estos grupos en principio escapando de la realidad social en su hogar. Citaron directamente el maltrato familiar, la falta de comprensión, el abandono de los padres, criticas entre padres e hijos y en resumen la falta de cariño. Al hablar de maltrato no se trataba solamente de golpes e insultos sino también que les echaban en cara lo cotidiano, como: la comida que les daban, la lavada de ropa, etc. Conocimos casos de abusos sexuales dentro de la familia por parte de padres. Maltratos fuera de la familia Causados por personas que en ese momento tenían poder. En la escuela, trabajo, barrio, sitios de recreación, etc. Frustraciones educativas Hay muchachos que por ir mal en la escuela son expulsados o no los reciben, otros dejan de estudiar porque no pueden responder económicamente. Conocimos varios casos de jóvenes que dejaron de estudiar porque en la escuela a donde iban estaban expuestos a los integrantes de pandillas de otros barrios que los ubicaban con la marimba de “su” barrio o porque en el camino para llegar a clases los esperaban continuamente los de las marimbas de los barrios que debían transitar. Salir del sistema educativo casi automáticamente lleva al ingreso en la marimba barrial. Falta de trabajo Muchacho que no ve o no encuentra oportunidades de empleo, y especialmente si ya está fuera del sistema escolar, se junta con el grupo del barrio. Los deseos de Venganza De dos maneras puede entenderse: Aquel muchacho que cree que puede conseguir en el grupo el poder para regresar lo que le han hecho, destruir o desquitarse. Y por otra parte el otro joven que tiene la idea de que al entrar en esa nueva situación que lo pone en riesgo, la persona de la que quiere desquitarse será presa de sentimientos de culpa (la Jaña, el padre, la madre, otro pariente, etc) . La curiosidad.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

46

Ganas de saber cómo funcionan estos grupos y cómo se pasa allí. Esto fue corroborado por madres y por dirigentes barriales en una sistematización de INSFOP [85] Influyen mucho las noticias y las películas. Problemas de pareja. Muchacho que se siente despreciado por la jaña (novia) o por las jóvenes en general. Adicción. Alguien que ya le hace al alcohol y las drogas quiere conseguirlas dentro de ciertos grupos [86] Personas cercanas dentro del grupo: la Influencia de otros, como familiares o buenos amigos que están dentro del grupo, hace que el muchacho quiera estar en la misma onda Sensación de compromisos. Los compromisos que se van adquiriendo con el grupo, van haciendo que algunos entren. Favores que le hacen, ayudas que le prestan.

CONDICIONES DE INGRESO AL GRUPO

En general puede ser aceptado un muchacho que llene varias condiciones: (a) Que sea conocido, viva en el barrio... o en los barrios que son territorio del grupo (Hay grupos que cubren varios barrios, como los Vatos locos y los Tres Puntos Locos). (b) “Que sea tuani con todos”. Que se lleve bien con todos y no tenga problemas con los del mismo grupo, ni sea de otra marimba. (c) Que de seguridad de que va a seguir las reglas explícitas o implícitas del grupo. Que esté decidido a hacerlo.

85

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni) 86 Corroborado en la sistematización de INSFOP, ya mencionada.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

47

(d) Que pase la prueba. Algunos ex - miembros mencionaron de sus propias experiencias que “le echaban” a otro muchacho para ver si es bueno, o en casos de jefes, que para llegar a serlo debieron ir solos a territorios de otros grupos enemigos y lograr salir. Unos miembros de grupos mencionaron que todavía en algunos casos el aspirante a entrar o a ser jefe debe pasar pruebas de fuego de valentía y lealtad. Sin embargo algunos ex miembros opinaron que ya no siempre... que a veces son historias, que ya no se ve tanto eso. Los Frijoles dicen que quien quiere entrar no tiene que hacer nada raro, que es voluntario y solo ha de participar en las actividades del grupo, el que este dispuesto a colaborar con todos. [87] (e) Tatuarse no necesariamente es obligatorio. En el caso de los Frijoles, “los tatuajes es pura onda, está a opción de cada uno”. [88]

Los “júnior” o jóvenes del barrio desde chiquillos, se van incorporando al grupo clásico en la medida que van creciendo. Así se van probando. Para ellos es más fácil porque ya los conocen y tienen hermanos y otros conocidos en la marimba. Los nuevos en el barrio sí deben cumplir todas esas condiciones. Si es alguien que viene de los Estados Unidos con experiencia, puede ser bien acogido en el grupo muy rápidamente, pero de todas maneras debe demostrar que es de confianza.

Reglas Principales
Las principales reglas de la marimba fueron muy bien descritas por las mujeres que participaron en el taller de Los Frijoles y ratificadas en actividades posteriores con otros grupos: (a) No dejar morir a ningún compañero Ser leal, portarse como bróder, Compartir los problemas y lo material. (b) Defender el barrio (c) Ser empujados valientes). “No muestre temor a nadie... ni a sus mismos compañeros de grupo”. “Decidido”, “Que tenga Hombría”, “Que sea capaz de todo. “El que se acalambre mejor se va”. “ (d) Conocer las señas del grupo, (e) Obedecer las ordenes de los jefes: que acepte y obedezca (f) No hay que bombear [89] a los compañeros.

87 88

Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno. Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno. 89 Bombear= delatar

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

48

CÓMO SE SIENTEN YA DENTRO DE LA MARIMBA

Momentos alegres y momentos tristes, situaciones que enfurecen y otras que entusiasman hacen parte de la vida de los muchachos en la marimba. Miembros de los grupos Mara Salvatrucha, Ángeles del infierno, Vengaboys, Frijoles, Poison-Nirvana, Aluminios señalaron diferentes momentos de la vida en marimba [90]: ¿Los momentos más alegres para la marimba? [91] Las fiestas, los paseos, los juegos, las reuniones y encuentros con otros jóvenes, el regreso de compañeros... son momentos de alegría para la marimba. ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ Hay que estar fuera del hogar de cada uno, porque estar dentro de la casa no alegra Cuando salimos a pasear, bailamos, invitamos a amigos y amigas, a veces tomamos, nos divertimos, salimos a bañar, invitamos a las novias. Cuando hay fiestas. Cuando jugamos cualquier deporte (fútbol, básquet, béisbol... ) Cuando estamos con los bróderes conversando, contando chistes, porque nos distraemos, se nos olvidan los problemas por un momento, Las reuniones a las que asistimos. Reunirnos con instituciones, en actividades que sean importantes, como ésta. El encuentro de hoy, porque nos han invitado y dejarnos expresar lo que pensamos [92] Cuando podemos relacionarnos con otros grupos juveniles. Cuando regresa alguien que se fue del grupo o del país, o regresa de la cárcel, lo celebramos (bailamos, chavaleamos, tomamos.)

90

Producto de los dos talleres para firmas de acuerdos de paz, con presencia de seis marimbas: Mara Salvatrucha, Ángeles del infierno, Vengaboys, Frijoles, Poison, Aluminios 91 Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno. 92 Se refieren a un taller de la marimba, parte del diagnóstico

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

49

¿Los momentos difíciles más importantes para la marimba? [93] ♦ ♦ ♦ ♦ Cuando hemos caído presos. Cuando nos persigue la ley. Cuando golpean y hieren a alguien. Por ejemplo a uno del grupo lo golpearon injustamente y eso fue muy triste y nos vengamos Cuando estamos juntos acalambrados en los enfrentamientos porque podemos salir jodidos. “El día de la balacera, porque hubieron compañeros heridos y la policía volándonos bala y los Poison piedras. Ellos eran 80 y nosotros éramos 15”. Cuando no podemos comprar nada. Estamos sin trabajar

¿Qué enfurece más a los jóvenes miembros de marimbas y porque? [94] ♦ Ser agredidos. “Me enfurece que se metan conmigo, que me insulten o que lleguen de puro gusto a lajear el barrio”; “A nadie le gustaría que los insulten”; “Que otro grupo juvenil aparezca en el barrio a joder, agredir las casas, las personas, tanto como niños, adultos, enfermos mentales”; “Me enfurece que LT se metan conmigo y mis bróderes y que no dejan de joder etc.” Que agredan a los familiares. “Me enfurece que se metan con mis padres y amigos, en especial los LT porque no me gusta que se metan conmigo”. La preferencia policial. “Que las autoridades o la policía solo se dirijan en contra de nuestro barrio” [95], “Me enoja recordar lo que nos hicieron los policías y al vernos nos agarraron como animales” Que digan lo que no es el joven. “Que hablen mal de mi persona y no me lo digan de frente, porque puede ser algo que no es cierto y se da cuenta todo el mundo”; “Que digan lo que no soy o lo que no hago por ejemplo: que soy un delincuente, marihuanero, ladrón, etc”; “Que estén diciendo que no nos gusta trabajar, que no sirvo para nada”.

♦ ♦

¿Qué entusiasmaría más a los jóvenes miembros de marimbas? [96] Un par de palabras resume lo que más entusiasma a los jóvenes miembros de las marimbas: Convivir y desarrollarse. ♦
93 94

Vivir en armonía

Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno. Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno. 95 Hacían alusión al Barrio Oscar Gámez 2 96 Basado en las respuestas del taller con los Frijoles en pleno.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

50

♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

Estar con la familia, “con mis padres, mis hermanos, porque con ellos me siento bien y estoy seguro”. Platicar con la familia, cuando se puede. Estar con los amigos “porque ellos me pueden entender en cualquier cosa”. Estar con la novia, platicar con ella, es bueno para cada miembro porque hace sentir alegre, feliz etc Volver a estudiar, seguir estudiando “El estudio me entusiasma porque con el puedo salir adelante, dejar la vagancia y realizar muchos sueños”. Aprender un oficio (“Me gustaría aprender albañilería”, “Me gustaría aprender mecánica”... ). Conseguir buen trabajo. Que haya trabajo porque ayudamos a la familia. “Tener otras reuniones como estas”, “Otras actividades como ésta, En esta reunión lo que me entusiasmo mas fue el comportamiento de los profesores hacia nosotros me sentí como en familia porque podíamos hablar en confianza. Me quieren, los quiero, me respetan, los respeto y nunca voy a discriminarlos. “Que el grupo técnico nos brinda apoyo y compresión”; “Que me inviten a capacitaciones que así me desahogo y hablo las cosas, lo que me gusta y no me gusta” Estar tranquilo. No tener quien me este molestando, que nadie interrumpa mis cosas. “Es bueno cuando puedo estar tranquilo en mi casa escuchando música”

En grupo y a solas Cómo se sienten los muchachos cuando están en el grupo 1. En el grupo somos tuani. Es decir bestial, excelente. 2. “En el grupo somos fuertes” “Me siento tranquilo” 3. En el grupo la pasan divertidos, felices. “Somos bróderes que nos gusta estar alegres” 4. En el grupo son familia, bróderes, hermanos, “son mi raza”. “no dejan morir a los bróderes” 5. También son bravos. “En el grupo no nos acalambramos: El que se mete con la marimba ya sabe”. 6. Y hay desasosiego. “Cuando alguien queda lesionado hay confusión y alarma en el grupo” Cómo se sienten los muchachos cuando están a solas 1. Hay dudas. “Cuando estoy solo, quedo confundido por no razonar las consecuencias de todo eso”. 2. “Cuando pienso, me veo como que no valoro la vida” 3. Hay temor. “Me siento muy mal y con miedo a que me golpeen si salgo a otro barrio”. “A veces me siento con miedo pero con ganas de tirar piedras” “A veces me siento valiente, a veces con temor” 4. Hay sensación de discriminación. “Me miran como a un animal” 5. A veces, como al buscar trabajo: “inseguro”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

51

JUNTARSE CON LOS BRÓDERES

Estar acompañados, reunirse en su sitio de encuentro, escuchar música, compartir lo que han hecho o les ha sucedido, contar chistes, beber, fumar y alucinar quienes quieran hacerlo [97]. Al juntarse en el grupo los muchachos llenan necesidades de pertenencia, afecto, seguridad y recreación. El grupo se reúne para compartir, para divertirse, trabajar y para defenderse. En palabras de un grupo de reflexión formado por los Frijoles: 1. Nos reunimos los domingos y los lunes a tomar sopa donde doña Olimpia “a tomar sopa y echarnos un cuartito”. 2. Nos reunimos para platicar lo que pasa en la semana, por ejemplo: Problemas con las novias, la familia. 3. Nos reunimos para practicar béisbol, fútbol. Jambol . 4. Nos reunimos para practicar Jambol, para tomar. 5. Nos hemos reunido en grupo para buscar trabajo. 6. “Cuando tenemos problemas, que solo es con el Oscar Gámez I” (Ya esa situación mejoró). “Conforme se desarrollan los desordenes de las otras pandillas, se reúne el grupo y el resto del barrio entre ellos Jóvenes, Adultos, Viejos, Adolescentes, que se ponen el plan de defensa de su casa”. 7. Tratamos de mantener la amistad no solo en el barrio.

97

“Alucinar”: drogarse.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

52

Ayudarse. Los Frijoles mencionaron que ellos comparten de diversas maneras... ! ! ! Ellos se escuchan unos a otros Si tres o cuatro trabajan, ayudan a los que no están trabajando para que no piensen en algo malo como robar. Cuando hay heridos o presos, hacen visitas al hospital o a la cárcel, y recolectan dinero para comprar comida.

La Música preferida tiene un nombre: Reggae La música Reggae original está muy ligada con un movimiento espiritual basado en la revelación mística de Rastafari. El “Rasta” es un una manera de vivir desde el mismo corazón [98]. La música Reggae generada en la isla de Jamaica a finales de los 60’s fue precedida por el Rock Steady y el Ska de los años 50’s, fue una especie de culto subterráneo (“underground”) por años hasta que con Bob Marley se ganó un espacio en el escenario mundial, siempre ligado a expresar los pensamientos rastafarianos y a denunciar la injusticia social [99]. . Lo que más se oye en los barrios de Estelí es el Reggae en español o “regué” ya descontextualizado del Reggae clásico. Es música muy pegajosa que reta los gustos “refinados” y con grandes dosis de sexo, también sexismo y violencia. Muchos gemido orgásmico, golpes y referencias a los “malos” de la sociedad. Quejas de amor pidiendo a la amada que vuelva... “Como es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama... Yo soy tu maestro, que supo enseñarte, de tu cuerpo yo conozco hasta la más íntima parte” (Título: Yo soy tu maestro) Escenas casi visuales: “Ven gata celosa por mí... ven menea lento... coge movimiento... perreo, perreo... duro! duro!! (Título: Gata celosa) Demandas: “¿Qué tu quieres? Quiero pussy. Quiero nenas, fulas beibis, y me las como... Quiero pussy, que más voy a querer” (Título: Quiero Pussy”) Un dosis de violencia contra la pareja del momento: Castígala. Dale un latigazo, ella se está buscando el fuetazo... La tiro a la cama, la chica me grita, la chica me pide...” Y si ella se porta mal... dale con el látigo...¡ látigo! pa’ que aprenda... pa’ que aprenda” (Título: El latigazo)

98 99

“What is Rasta? En: http://www.geocities.com/digital_zion/whatisrasta.htm (Acceso Abril 5. 2003) Ritchie’s Reggae: http://www.ritchie-hardin.com (Acceso Abril 5.2003)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

53

Un tanto de violencia disfrazada de competencia. Al que se meta conmigo muerte le doy... Si quieren guerra guerra les daré. Vive que vine que vine a matar... porque vine a arrasar (Título: Vine a Matar) Y no faltan las menciones a sicarios y sicarias.

Esta no es música exclusiva de los jóvenes en marimbas. Preguntamos a niños y niñas y a jóvenes no-miembros de marimbas que participaron en uno de los talleres, que manifestaran cuál es la música que más les gusta, y cuál la que más bailan. Los grupos de 11-12 años, de 13 años y de 14 años mencionaron al reggae como su favorita. En el caso de los de 15 años y más compitieron la “música romántica” y el reggae... y... los niños de 6-9 años mencionaron piezas de esta música, entre las que más les gustan [100] Lo que falta todavía –en comparación con otras ciudades- es hacer música, hacer rap o reggae u otro que represente sus propias vivencias y perspectivas y... hay los talentos. Durante el diagnóstico conocimos algunos. Existe la posibilidad de que este paso ocurra y la ventaja es que ya hay experiencias en el mundo sobre el desarrollo de este tipo de manifestación subterránea [101].

ANDAR POR AHÍ
Algo tan sencillo como pasear puede ser peligroso para muchos jóvenes cuando se sale del territorio. La pertenencia a un territorio, la identificación con el mismo es una de las características típicas de las marimbas de Estelí y de otras partes del mundo. El barrio Barrio tiene por lo menos dos significados de diccionario que nos interesan: (1) Cada una de las partes en que se dividen los pueblos grandes” y (2) “Arrabal”, afueras de una población. [102] El primer significado es el más conocido. El segundo también se aplica a veces sin pensarlo. Los muchachos de los Poison, así como los Salvatruchas, comentaban que fueron a Estelí el 11 de Mayo del 2003, día de juego de fútbol en el que el equipo local se convirtió en campeón nacional. “Por qué es importante esta acepción? Porque puede ser el inicio del fenómeno que
100 101

Taller de niñas y niños en riesgo que hizo parte del diagnóstico. Enero 4.2002. Un caso interesante es el de Cool J, que viene tanto de Africa Central como de los suburbios Parisinos, convertido en profesor de Tak-Won-Do, miembro de ka selección de Francia, cinco veces campeón nacional. Él empuja con patrocinio de UNESCO un movimiento que promueve a los raperos underground, quienes a su vez donan parte de sus derechos para apoyar a gente excluida. Ver: UNESCO Rap, The art of Rebellion. Sources. June 1999.No. 113. p. 6. 102 Diccionario RAE. XXI Ed.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

54

mencionó un norteamericano que fue miembro de la pandilla Tung On que operaban en el barrio chino de Nueva York [103]: “Uno vivía en una subcultura de una subcultura de una subcultura” [104]. Mientras que “barrio”, en el imaginario de los sectores sociales con más recursos económicos empieza a significar los sitios de la gente más empobrecida. “El vive en los barrios”, en la medida que crecen las poblaciones y se convierten en ciudades, la sensación de pertenencia al barrio puede ser más fuerte que la de pertenencia a la ciudad.

El territorio es el barrio, o un poco menos. Se trata de andar por donde se puede. ‘Donde se puede’ es primero que todo el propio territorio que normalmente es el barrio o una parte de él. Varios barrios de Estelí son pequeños, unas cuantas cuadras, así que recorrer todo el barrio es recorrer unas pocas cuadras, espacios muy limitados Cuando hay buenas relaciones con otras marimbas de barrios aledaños, “andar por ahí”, es también andar por esos otros barrios donde no hay peligro. Cuando alguien de la marimba sobrepasa los límites de “su” territorio se expone a ser agredido e igual, cuando jóvenes de marimbas enemigas pasan por el otro barrio o territorio son castigados. Eso ocurre incluso si van en el bus de servicio público. “Si miran un urbano que van gente del área 2, agarran a lajazos el bus, o se meten y los sacan. Entonces tienen que dar la vuelta en el urbano por el Rosario”. También puede ser que el grupo o parte de él decida ir a otro barrio para probar que no temen y/o en otros casos con la intención de agredir. Una prueba de las buenas intenciones para la firma de acuerdos entre Salvatruchas y Ángeles del Infierno era que no se agredieran durante las dos semanas previas a la formalización del convenio. En ese tiempo cada grupo fue al otro barrio probando... probando.... y no hubo peleas. Con seguridad estos paseos fueron muy tensos pero cuando iba pasando el tiempo luego de los acuerdos, los muchachos declaraban que las tensiones iban disminuyendo... entre los firmantes [105]. Nos referiremos al barrio y al territorio más adelante en el capítulo “Jóvenes en un mundo difícil”

103 104

Chinatown= Barrio Chino Lee, Denny. “Years of the Dragons”. – En: The New York Times. Mayo 11.2003. (Acceso 5/11/23). Nota: El Señor Lawrence Wu salió de esa subcultura, terminó su bachillerato, estudió en la universidad y ahora -con 27 años- es un abogado y editor de una revista de leyes 105 En otras partes de este documento explicamos que se firmaron dos acuerdos de paz entre marimbas, como parte de los productos no-planificados del diagnóstico

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

55

El sitio Lo normal es que las marimbas tengan establecido en su territorio un sitio –a veces más de uno- para encontrarse y compartir: “La Esquina” es el más común, pero ese sitio puede ser también el campo de juego, un “pasaje”, un lote, o rincones muy variados como una construcción incompleta o una ruina, y también negocios como una venta de sopa y cerveza. Bacanales No podía a haber una palabra más precisa. “Bacanal” es un término sagrado, pues se refiere al dios del vino, Baco. En honor a él los “gentiles”, es decir los “paganos”, hacían unas grandes fiestas que se llamaban “Orgías”. En las orgías se hacía todo en exceso: comer, beber, y demás. Claro, para eso se necesitan “reales” Un bacanal es un momento para divertirse. A bacanalear se va acompañados. No hay de otra, “pues puede armarse un turqueo” y no es bueno andar solo. Hay que ir con el baldo [106]. Muchas historias de peleas entre las marimbas nacen en los bacanales, cuando en medio del licor o la droga, alguien agrede a otro o se siente agredido y responde, o cuando sale a relucir un “traido” [107]. Espacios de juego Cuando hay en el barrio campo de baloncesto, de béisbol o de fútbol los muchachos juegan. En ocasiones hacen arreglos con directivas de institutos públicos o subsidiados para usar los campos deportivos, pero no deja de haber complicaciones.

VIOLENCIA
“Porque cuando alguien ha recibido violencia
reacciona con violencia”

Historias relatadas por los muchachos, que se repiten con frecuencia: Un joven debía pasar a otro barrio a visitar a su jaña, y fue atacado por la marimba local. En represalia regresó con su marimba, rompieron los focos y lajearon las casas. No demoró mucho tiempo en tomar represalia la marimba local...

106 107

baldo = cuchillo Una cuenta pendiente, un enemigo.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

56

Un muchacho fue bajado de un bus de servicio público cuando pasaba por el barrio de la otra marimba y lo lesionaron. Pronto los de su marimba fueron a buscar a los agresores en sus propias casas para castigarlos. Uno de los integrantes de menor edad de un grupo bajo los efectos de una droga o de alcohol se fue a provocar a miembros del otro grupo y recibió una paliza. Los miembros de su grupo no dilataron en responder yendo al barrio a tomar desquite. La marimba está en la esquina tomando y conversando. Ven pasar a alguien, le piden reales, el no tiene y lo castigan. Pronto este muchacho regresa con un grupo y se desquita. Las marimbas ejercen violencia básicamente contra otras marimbas, valiéndose de golpes, a lajazos, con cuchillo y ocasionalmente algunos grupos han usado morteros. Es difícil encontrar un muchacho de un grupo que no lleve su baldo, por si acaso [108]. La violencia contra los territorios de los grupos enemigos se hace mediante incursiones planificadas para dañar a lajazos las casas y lugares públicos, y en las que terminan destruidas luminarias y contadores de energía.

Guerras entre grupos En nuestra definición inicial de grupos juveniles transgresores, hay un elemento esencial que se mantiene todavía cuando nos referimos a las “marimbas”: Para ser marimba, grupo juvenil transgresor o pandilla, ha de haber una historia de conflictos con otra u otras marimbas. Reflexionando en un mismo taller ex_miembros de pandillas y jefes de sector concluyeron que fuerza, búsqueda de respeto y prueba de valentía van ligadas en la violencia de las marimbas. [109]. De su experiencia, señalaron que entonces, Octubre del 2002, estaban vigentes 7 conflictos y se esperaban cuatro nuevos, También hicieron una lista de guerras anteriores, como se ve en el cuadro siguiente. La situación cambió menos de un año después con el proceso de firma de acuerdos de paz.
Cuadro 1- Guerras entre Marimbas en Estelí. Perspectiva de los Jefes de sector de la Policía en Octubre del 2002. Guerras anteriores Gárgolas $ # Zorros Perros de la tumba $ # Gárgolas Chiricas $# Zorros Chiris boris$ # Pichetes Dueños de las calles $# Gárgolas Vatos locos $ # Dueños de la calle Chiris Boris $ # Perros de la tumba Romeros $ # Diablos locos
108 109

“Baldo” o “valdo” es un cuchillo. Producto combinado de los talleres entre ex_miembros de marimbas, los jefes de sector de la policía y los dos talleres para firmas de acuerdos de paz.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

57

Diablos Locos $ # los Angeles Guerras actuales Perros de la Tumba $# Chiris Boris Gárgolas $#Chicanos Poison (*) $#Salva Trucha (*) Poison (*)$#Frijoles (*) Guerras posibles (pronóstico) Chiris Boris$# Perros de la Tumba Pichetes $#Chiris boris Chiris Boris $#Pichetes Salva Trucha (*) $#Aluminios (*) Salva Trucha (*) $#Frijoles (*)

Las Gárgolas $# Chicanos Salva Trucha (*) $#Frijoles (*) Nota: Los grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de Paz en el 2003.

Intenciones de la violencia La violencia de una marimba juvenil en Estelí se da con varias intenciones: ! Afirmar el territorio. Los límites del territorio se consideran inviolables por quienes no pertenecen allí y no son amigos, Los enemigos son definitivamente rechazados por la fuerza. En el caso de los foráneos se va estableciendo como costumbre una especie de tributo, antes “Deme ahí dos pesos” y ahora como las cosas son más duras “Deme cinco pesos” es un pedido que se hace con la fuerza del grupo cuando este está presente, y pocos que caminen solos van a negarse a hacerlo, y se cuentan historias de golpizas cuando no han querido o no han podido hacerlo. Autodefensa. Es la reacción inmediata en el momento que la marimba es atacada. El grupo se siente con derecho de usar la violencia para la protección y la autodefensa, cuando hay ataques de otros grupos. Desquitarse, cuando el grupo se siente ofendido: Cuando el grupo ha sido “vulgareado” o como reacción posterior cuando un miembro ha sido atacado o el barrio ha sido invadido, Mostrar fuerza a otro grupo. “Hacemos valer el grupo”. Se trata de demostrar el poder del grupo, a veces cuando se sospecha que el otro barrio va a atacar. Entretenerse, cuando están muy aburridos Apropiación de cosas. Ocasionalmente, en el caso de algunos grupos, usan la fuerza para conseguir algo que necesitan y no tienen, como dinero para licor, unos zapatos deportivos, una gorra, una bicicleta [110] Llamar la atención. Se habla de guerras entre grupos que han sido montadas para distraer la atención de la policía.

! ! ! ! ! !

En lo personal el miembro de la pandilla al participar en actos violentos ! Demuestra al grupo su valentía ! demuestra así a la novia su valentía Estimulan el uso de la violencia, especialmente varios factores:
110

No siempre la apropiación de objetos se da con violencia, ni todos los grupos tienen intención de apropiarse de objetos

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

58

! ! ! !

Efecto de droga y licor. Este es considerado como el mayor propiciador de la violencia Odios personales, que vienen de atrás La agresión a un miembro de la marimba por otro grupo. Cuando la jaña de un miembro vive en otro territorio

¿Por qué usan la violencia grupal y no otras formas para solucionar los problemas? Los muchachos de las seis pandillas que participaron en los dos talleres que dieron lugar a las firmas de los acuerdos de paz, prepararon una lista de razones para el uso de la violencia y no de otras formas para solucionar los problemas, El facilitador lo que hizo fue dividirlas en categorías. Es la siguiente [111]:

(a) Razones de tipo general ! ! ! ! ! ! ! ! “Porque cuando alguien ha recibido violencia reacciona con violencia” “Por odios personales que vienen de antes” “En las calles nadie se tiene respeto sino los mismos, siempre hay odio” “En el mundo de las pandillas no se pueden arreglar las cosas con palabras, debido a la falta de confianza” “Usamos la violencia porque por más que queremos ser pacíficos porque de lo poco que somos nadie aguanta salsa sea quien sea y donde sea”. “Por que no hay entendimiento”. “No conocemos otra forma de defendernos” “Por defender la relación con las jañas”

(b) ”Razones que tienen que ver con otras marimbas ! ! ! “No hay disposición de los otros para hablar” “Nosotros como grupo usamos la violencia porque los de las demás marimbas no aceptan palabras sino que si hay un problema, lo primero que hacen es agarrase a golpes para ver quien es mejor” “Por lo general debido a los efectos del alcohol se empieza la violencia, después queda el problema”.

(c) Razones que tienen que ver con “mi” marimba ! ! “Por que hay que imponer respeto” “Porque da coraje cuando golpean a uno de la marimba

111

Producto de los dos talleres para firmas de acuerdos de paz, con presencia de seis marimbas: Mara Salvatrucha, Angeles del infierno, Vengaboys, Frijoles, Poison, Aluminios

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

59

! ! !

“Por no rebajarse a hablar con alguien para resolver problemas. Es humillante “Usamos la violencia, también por efectos de la droga y el licor” “Algunas veces uno lo hace por diversión cuando estamos aburridos, buscamos broncas para distraernos”

(d) Razones que tienen que ver con el joven integrante como individuo ! ! “Cuando uno está en el hecho cuesta detenerse.. Cuando a uno se lo han ganado no reacciona con pensamiento sino que siempre busca el desquite sin medir consecuencias” No podemos dejar morir a los otros bróderes

(e) Razones que tienen que ver con la institución policial y otras ! ! ! “Usamos la violencia cuando los medios de justicia llegan tarde” “Como la policía no controla a los que nos están atacando, aunque les digamos lo que pasa, nos toca a nosotros derfendernos” “En veces nosotros queremos usar prácticamente la intervención de los medios de la justicia, pero en veces es demasiado tarde, entonces la justicia corre por nuestras manos y ese es el cuento que al fin tendrá terminación”

Lo que encontramos es que: 12345Existe una cultura de violencia en las pandillas muy afirmada Cada marimba presupone que la otra no quiere conversar... que es violenta; Los jóvenes no son hábiles en manejar otras maneras de resolver problemas Evitar la fuerza puede percibirse como muestra de debilidad Cuando la justicia o la policía dilata en atender casos los jóvenes que se sienten agredidos se impacientan y suelen actuar por ellos mismos. 6- Alcohol y droga influyen de manera sustancial en la violencia entre jóvenes.

¿Ataques contra la policía? Dos enfrentamientos importantes se dieron durante el proceso de diagnóstico entre la policía y grupos en el proceso de firma de acuerdos: Un primero con Los Frijoles luego de un juego del campeonato de Fútbol, antes de la firma y el primer taller con ellos. Un segundo en Mayo del 2003 con los que antes eran enemigos de los frijoles, los Salva-Truchas, cuando ya estaba firmado.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

60

Para los jóvenes, su objetivo nunca ha sido la policía. Los jóvenes manifiestan que han atacado a la policía solamente cuando han sido agredidos físicamente o insultados, y cuando esto ha ocurrido suelen diferenciar muy claramente la actitud de los jefes de sector con quienes afirman tener una relación buena y aún ‘constructiva’, y la de los patrulleros, a quienes señalan como violentos, e irrespetuosos. En ambos casos los muchachos sostuvieron que hubo tratamiento injusto por la policía. “Nos enfurece recordar lo que nos hicieron los policías, al vernos nos agarraron como animales” (Frijoles, Enero 2003). Al menos esa es su percepción y es relevante considerarla. De todas maneras es difícil pensar en algún beneficio para los jóvenes resultante de enfrentarse con la policía. Aunque en el transcurso de todas estas páginas hacemos referencia a la violencia, nos referimos a ella más específicamente en los capítulos “Jóvenes en un mundo difícil” y “Las consecuencias de la calle”

EL ALUCIN:
ESTIMULANTES Y/O EVASORES DE LA REALIDAD
“Cuando tomo no tengo miedo, pero cuando ando bueno si siento miedo por lo que he hecho”

“La droga yo la conocí porque soy muy curioso miraba a unos amigos que iban a comprar en una casa y les decía ¿qué van a comprar ahí sino hay nada? y me explicaron ¿la querés probar? les dije que no y al tercer día les dije que sí. Cuando fumé unas 10-20 veces las cosas fueron cambiando. Por ejemplo tenia un problema, se me olvidaba cuando a mi se me bajaba esa droga me volvía el problema de nuevo y hasta la vez estuve entendiendo que no le da ninguna solución.” “Para ser sincero comencé consumiendo la marihuana, es lo más barato y más sencillo. Primero no me gustaba porque sentía que se me olvidaba todo, entonces la dejé de fumar. Después vino la otra droga llamada crack, que es la piedra, yo lo probé con marihuana: uno agarra el puro y se lo echa desbaratado y tiene una reacción diferente; ya no se siente fuerte sino como mentolado y los nervios como si están asustados, no hallás para donde coger.. uno quiere ir a todos lados, se le meten ideas a la cabeza a uno de que no venga la policía, como una percepción” “Eso se prende por medio se va fumando, el primer soplo no hace nada el segundo si sentís aquello extraño lo peor es que entre más la fumás mas la querés, como que va progresando. Cuando estaba detenido eso fumaba yo y me dieron unos

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

61

nervios feos que no sabés cómo me hacia el corazón, te lo pone a trabajar rápido como que te lo altera” Los Frijoles se reúnen los sábados “para echarse su medicina”, y para ello hacen recolecta entre todos. De esta manera pueden departir. Salvo que se demuestre lo contrario hay que asumir que la droga y el alcohol son práctica común en las marimbas de Estelí. Encontramos casos de consumo en miembros de grupos que habían afirmado antes que “con nosotros no va eso”. Los jóvenes, sus madres y dirigentes barriales coinciden en que la violencia entre pandillas, acerca más los jóvenes al consumo de drogas y que el consumo de drogas –por su parte- facilita que las marimbas entren en conflicto [112]. Por otra parte podemos entender el uso fuera de control del alcohol y la droga como violencia contra uno mismo, por sus efectos. Consecuencias a veces fatales. La droga y el alcohol ayudan a los muchachos a divertirse, escaparse de problemas y se convierte en un ejercicio de fraternización. El problema es que tiene consecuencias. El más inmediato es la agresividad “Cuando alguien de otro grupo anda tomado o drogado, provoca conflictos entre grupos”. Los grupos han reportado que muchos conflictos han comenzado por muchachos ebrios, y luego ya no pueden echarse para atrás. También la muerte violenta va ligada con el alucín. Una historia triste que refleja esta situación es la pérdida de la vida de Juan “Enchilado”, que era conocido como pintor, y que entre otros creó un placazo o mural famoso de la marimba conocida como los Chicos Problemas.

CHAVALEAR
Andar tras las muchachas, en una búsqueda de afirmación, reconocimiento, diversión, de llenar carencias de cariño e intentando el ejercicio del sexo se llama chavalear. La relación con chavalas de otros barrios tiende a crear retaliaciones por parte las marimbas de esos lugares El punto de vista de los bróderes es importante para escoger una jaña. Se trata también de impresionar a los amigos. De ganar fama, entre ellos y con las muchachas. Pero claro hay sus normas “Neil con las novias de los bróderes”.

112

Caso de las madres y dirigentas del Oscar Gámez II mencionado en: Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

62

Las muchachas que buscan deben ser bonitas, y que no sean “farsantes” es decir “ni plásticas ni creídas.” “Que aguanten bacanal” El proceso de conquista tiene sus pasos: “Para eso lo que manda es la labia”, “Uno la mira a los ojos, la arrincona, empieza a terapiarla, a hacerla sentir grande y si se puede directo al pozo” Piropos La situación de los piropos es mas o menos así: Está el grupo, digamos ocho o 10 muchachos, algunos de ellos bien caídos de droga y/o licor, ven a una chica que les gusta, y empiezan varios o todos a decirle cosas. Por supuesto empieza cada uno a trata de superar al otro, incluido los alucines. La chica o las chicas se ponen serias, y hacen mala cara, entonces cada uno de ellos se siente azareado ante sus amigos y responde fuerte. Empieza entonces un careo... y aparecen joyas como las siguientes “En mejores pailas he freído mis huevos” o “Mejores sapos ha comido mi boa”. ¿Qué logran? “Puteadas y azareos” confiesan. Los muchachos reflexionaron sobre la manera como piropean a una muchacha que les gusta, y en medio de la discusión reconocieron que en la mayoría de los casos, “no conseguían nada”. Visitar a la jaña. Cuando la jaña vive en el territorio, “todo tranquilo”, pero cuando vive en el territorio de otro grupo, se hace peligroso. El enamorado en este caso se hace acompañar de otros miembros de su grupo e “invade” la otra zona. Mientras él hace visita los demás vigilan. Muchas veces se arma la trifulca, que termina en lajazos y también en puñal. En ocasiones vienen las retaliaciones de un grupo... el del enamorado o el del territorio de la jaña, que van al otro barrio a lajear las casas y a quebrar las luminarias [113] Actitud respecto a las mujeres. Ante la pregunta ¿Cómo ven los muchachos a las mujeres? En los grupos de reflexión, la palabra “amor” salió a relucir de diversas maneras. “Las miro con amor”, “Las miro lindas y con amor”, o esta más profunda “Las veo con amor porque ellas nos dieron vida... claro dependiendo de la mujer que sea”. También “Tuanis, ricas y sexis”. El otro elemento que resaltó en las seis marimbas que participaron en las reflexiones fue el “respeto”, entendido como que no se las obliga a hacer cosas que no quieren. Sin embargo, al parecer la frase que mejor recoge la actitud de los muchachos es “”Cosa divina de los hombres”. Prostitutas Las “prostitutas” o “turras” son muchachas, a veces muy jóvenes, que hacen sexo por dinero, y “lo hacen con cualquiera”. En estos casos se paga, se pide rebaja y van directo. Es un espacio por estudiar a fondo. Protección Estábamos con un grupo de 7 muchachos de marimbas en una capacitación sobre sexualidad, cuando se me ocurrió preguntarles cuántos usaban condón en sus relaciones sexuales: De siete... ninguno lo usa, quien ya lo había probado afirmó que “Es balurde”.
113

“Luminarias” = lámparas o luces del alumbrado público

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

63

LAS MUCHACHAS EN LAS MARIMBAS
En donde hay presencia de las agrupaciones conocidas como “pandillas” su composición es básicamente de hombres. Rodgers citó casos de pandillas de solo-mujeres en Managua: una en el barrio 19 de Junio y otra en Ciudad Sandino [114]. Las muchachas en términos generales se vinculan a los grupos juveniles a partir de relaciones con los muchachos. En Estelí se tiene noticia solamente de un grupo de jóvenes mujeres reconocido por algunos de los demás con una identidad de grupo juvenil o “pandilla”: Se trata de “Las Canechas”, grupo del barrio Villa Esperanza, tres de cuya integrantes son hermanas entre sí [115]. El grupo estuvo ligado a los “Power Rangers” y dejó de ser activo en la medida que ellas empezaron a tener hijos Estas muchachas en su intento de integrarse a trabajos han encontrado una dificultad mayor en sus tatuajes [116]. ¿Hasta qué nivel se vinculan? Al preguntárseles a las muchachas que participaron en el mismo taller con los Frijoles si pueden entrar las mujeres al grupo de jóvenes. Respondieron: “No, tienen que tener su propio grupo” Las muchachas, afirmaron que “no pueden ser miembros: Los bombines (los que dan información), gente de otras pandillas, ni mujeres”. Los jóvenes varones de Los Frijoles mencionaron cómo se vincula una muchacha al grupo: “Lo hacen voluntariamente, tiene que ser novia de alguien, algunas tienen sexo con alguien pero no pertenecen al grupo porque no andan con nosotros, nos avisan en caso de ataque” y las mujeres especificaron un poco más lo que deben hacer para acercarse al grupo: “Hacer amistad con los jóvenes, respaldar cigarros, licor, aportar dinero. Empujarse. (Pelear, rempujar) si hay pleitos” Hay otros casos en que “las chavalas se tiran a la prostitución, porque otros grupos las agreden, entonces sin pertenecer al grupo se apoyan con él” [117] Intenciones al vincularse una muchacha [118]
114

RODGERS, DENNIS (1999). Youth Gangs and Violence in Latin America and the Caribbean: A literature Survey. The World Bank, Latin America and Caribbean Region, Environmental and Socially Sustainable Development SMU. – LCR Sustainable Development Working Paper No. 4. –pp 14 (Urban Peace Program Series) 115 Aparentemente el nombre fue asignado por otros y no por ellas. “Canecho” es un tipo de cangrejo de río o punche. 116 Información de una mujer particular que prefiere omitir su nombre (Diciembre 2002). EL grupo podría constituir la marimba #50 en la historia de Estelí 117 Taller en pleno con Los frijoles, parte de las actividades del diagnóstico. 118 En la discusión solo hubo grupos de hombres ex –miembros y entre los jefes de sector solo había una mujer.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

64

Por amor: Quiere seguir a su pareja (novio) o le gusta un miembro de la pandilla. Quiere bacanalear Necesita hacer parte de un grupo Trata de evitar la presión de otras personas estando con el grupo Está desquitándose de alguien Quiere superar decepciones que ha tenido

Razones para vincularse la muchacha
Falta de amor y comprensión en su casa, escuela. El maltrato que viven en sus hogares, rechazo de familiares El maltrato que reciben en calles, escuelas y sobre todo el abuso de todas las personas que las discriminan por sus amistades. Presionadas por alguien del grupo. Está buscando como salir de la vida que lleva. El desempleo influye. ¿Qué tiene que hacer una muchacha para ser amiga del grupo? Tiene que ser como los demás y hacer como ellos. Ser de confianza con alguien del grupo. Demostrar confianza para con los demás, Tiene que demostrar su valentía Si la aceptaran tiene que obedecer a un jefe En algunos casos consume alguna droga. En casos, tiene sexo dentro del grupo Según los Jefes de Sector, la muchacha que camine con un grupo debe tener deseo de estar con ellos y que le guste la actividad del grupo; Tener los mismos ideales del grupo; Ajustar su presentación personal, forma de hablar Tiene los mismo problemas o conflicto que los demás en el grupo

Alejamiento de las muchachas de la marimba
Hay varias situaciones para alejarse de la marimba

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

65

Por reflexión y decisión ! Si el grupo no llena sus expectativas iniciales, o encuentra otras expectativas diferentes ! Tiene disposición y voluntad de cambiar de vida Por cambio de estado: ! Sale embarazada. ! Por edad, “Digamos 23 años”. ! Cuando consiguen empleo. ! Al formalizar su vida con una pareja. Por apoyo ! Cuando recibe ayuda necesaria para solucionar o replantear sus problemas originales ! Cuando siente apoyo sincero y decidido de sus padres ! Cuando encuentra otras oportunidades ! Al ser tocada por Dios.

LOS MALOS PASOS
“hay grupos de jóvenes que entran a la hora de educación física, piden dinero o intentan robar mochilas. Cuando se oponen, los agreden” (Educador)

Los muchachos entran en problemas con la ley cuando cometen un ilícito, que no es otra cosa en palabras de Enrique Bacigulpo [119] que “una acción prohibida y no autorizada”, es decir “típica y antijurídica”. Y sí, los ilícitos no son ocasionales en la vida de las marimbas. Eso no puede negarse. Los testimonios son dicientes.

LA SENSACIÓN DE IMPOTENCIA Y ARRECHURA De un joven adolescente120 “Salí de mi casa tranquilo, como a las 12 del día a los nintendos [121] del vecindario, cuando ya estaba instalado jugando entraron tres pandilleros, uno de ellos me arrebató la gorra que yo usaba, se las quise quitar y no lo logré. Yo tenía mucha cólera y le tiré un puñetazo al que tenía la gorra, le di en la nariz y sangró.

119

Bacigulpo, enrique. Lineamientos de la teoría del delito. Segunda Edición, corrgida y actualizada. –San José, Costa Rica, Editorial Juricentro. 1985. pp 23-24 120 Se omite el nombre intencionalmente 121 “Nintendo” es una marca comercial, pero se conoce así a los sitios donde hay juegos de máquinas sea cual fuere su fabricante..

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

66

Ellos corrieron cuando la gente empezó a gritar y yo los seguí. Ellos me golpearon con los puños y con una faja. El problema no es tanto lo que uno pierde, sino la sensación de impotencia y arrechura porque ellos son un grupo y uno está solo. Entonces es mucha la desventaja y uno se pregunta ¿Si vivo en un país libre, dónde están mis derechos individuales? No puedo usar lo que me gusta, ni circular donde yo quiero y a la hora que quiero. ¿Dónde está mi derecho a mi integridad física y emocional? Y lo peor de todo es que después me seguían y me amenazaban y me pedían cosas hasta que mis padres intervinieron con la policía. Desde entonces me encuentran y ya no me dicen nada”.

TENÍA MIEDO DE SALIR A LA CALLE, HABLAR DE LO QUE PASÓ Kasandra, joven madre y profesional122

Es difícil poder conjugar los sentimientos, acciones y emociones cuando te encontrás frente a una experiencia ‘difícil’. Es sentir en tu piel como en el interior de tu ser la agresión. Mi reacción en un primer momento fue confrontarlos, pero mi raciocinio me obligó a hacerlo de forma pasiva. No podía contra cinco hombres, mas sin embargo fui golpeada. Mi angustia mayor era ver a mi hermano reaccionando de forma agresiva e incontrolable. Me invadió un desespero increíble. No pensé más en mí sino en ellos. Vi que lo que buscaban era lo material cuando nos despojaban de lo que llevábamos. ¡Qué rabia! Tenía ganas de desaparecerlos, los detestaba. Mi pensamiento y sentimientos eran negativos y destructivos en ese momento. No concebía el daño que ellos le causaban a otro ser humano. No quería que mi hermano se enfrentara a ellos. Eran muchos, pero al mismo tiempo deseaba que los eliminara sin que le hicieran daño a él. Quería salvarlo Cómo llorando o corriendo si no reaccionaba. Soy madre de dos hijos pero me importaba él, no yo, ni ellos. Mi hermano tuvo que ser atendido en el hospital. Días después vi como el se recuperaba y el suceso de alguna manera pasaba. Pero los recuerdos y las sensaciones seguían. Ahí estaban las pesadillas. Tenía miedo de salir a la calle, hablar de lo que pasó. Sentía sus manos encima de mi cuerpo, veía
122

Kasandra es nombre inventado por la joven profesional agredida

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

67

aquellas cadenas gruesas, las piedras, a mi hermano con el rostro y cuerpo ensangrentado, a mi propio cuerpo con señales. De repente sentía que alguien iba detrás de mí... siguiéndome. Mis pensamientos fueron cambiando. Como profesional en ciencias humanas, entendí que los pensamientos negativos no me ayudaban, esa experiencia tan mala tenía que trabajarla de manera positiva por que ni a mí, ni a mi familia, ni a ellos mismos nos llevarían a ningún lado. Así que decidí continuar haciendo mi trabajo con niños, niñas y adolescentes pero ahora involucrarme en actividades con jóvenes en conflicto, pues así puedo lograr mi satisfacción como profesional, como persona. Con seguridad enfrento lo vivido ahora mi motivación es conocer desde ellos y ellas su realidad, así como confirmar mis conocimientos y experiencias alrededor de la vivencia y problemática de estos grupos. Me interesan las causas y consecuencias. Sé que todos y todas y podemos en un momento de nuestra vida pasar por esta situación y que por eso mismo tenemos una responsabilidad.

Acción ilícita en el 2002 La Policía Nacional de Estelí registró 138 alteraciones del orden público (AOP), 3 robos con intimidación (RCI), 2 hurtos, 4 robos con violencia (RCV), 35 lesiones, 31 daños y 21 faltas, en las que se identificó a los participantes como miembros de pandillas, en el 2002. A continuación se transcribe un cuadro con la distribución de faltas y delitos por pandilla, que realizó la policía Cuadro2-. Acciones de marimbas de Estelí, reñidas con la ley identificadas plenamente y registradas por la policía, en todo el año 2002 [123]. Pandilla Poison Salvatrucha Aluminios Planteños Frijoles Chiriboris Perros de la Tumba Zorros
123

Faltas 1 1 3 6 2

Delitos o faltas cometidos- Enero-Diciembre 2002 Daños Lesiones RCV Hurto RCI 4 6 1 3 1 1 5 2 5 3 2 3 3 3 2 1 2 1

AOP 20 18 18 15 12 12 10 10

El autor de este documento reordenó las marimbas por número de AOP registradas y cambió el tí1tulo original que era: “Incidencia de pandillas. Enero-Diciembre 2002” y fue entregado a ADESO el 27.02.03.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

68

Charcos Gárgolas Vatos Locos Diablos Locos Romeros Ángeles Ochoas Infernales Pichetes Power Ranger TOTAL

2 1

2

2 4

1

1

05 05 03 03 03 02 02 ---138

1 1 1 1 2 2 1 1 35 1 1 1 4 2 3

3 1 1

4

21

31

Lo que el cuadro parece enseñarnos, es que los grupos que más AOP hacen, tienden a ser más conocidos por la población y que hay un subregistro como bien lo aclara una nota en el cuadro original: “Existe mayor incidencia de faltas y delitos donde no se identifica a los autores, el reporte corresponde unicamente a las incidencias donde se han identificado plenamente”

¿Qué es cada cosa? El abogado Luis Gutiérrez preparó para nosotros una lista de definiciones que aparece a continuación.

La acción contra la ley ALGUNAS DEFINICIONES JURÍDICAS
Por el Abogado LUIS GUTIERREZ

Comete delito de ROBO CON INTIMIDACIÓN (RCI) el que se apoderare de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, cualquiera que sea su valor, utilizando para ello objeto y/o instrumento ya sea este arma de fuego, arma blanca.

ROBO CON VIOLENCIA (RCV): ídem al anterior, con la diferencia que se hace uso de la violencia, incluso se dice que hay violencia cuando el hecho se ejecutare arrebatando por sorpresa cosa que la victima lleva consigo o usando los medios hipnóticos o de narcóticos.
HURTO: El que se apoderare ilegítimamente de una cosa mueble total o parcialmente ajena, sin usar la violencia o intimidación contra las personas.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

69

HURTO CON ABUSO DE CONFIANZA: Ídem al anterior, con la salvedad que este es el que se comete entre personas que le unen vinculo ya sea de trabajo, amistad, familiar. LESIONES: Es toda alteración en la salud y cualquier otro daño que deje huella material en el cuerpo humano, si estos efectos son producidos por una causa externa (heridas, contusiones, escoriaciones, dislocaciones, quemaduras). DAÑOS: El que destruye, inutilizaré o deteriore una cosa ajena, sea este mueble o inmueble. FALTA: El que cause una lesión o maltrato leve que no necesita asistencia médica, ni pida continuar trabajo habitual. El que injuriare a otro levemente de obra o de palabra. El que amenazare a otro con arma blanca o de fuego. El que soltare o azuzare maliciosamente perro u otro animal feroz contra una persona. VIOLACION: El que usando la fuerza, la intimidación o cualquier otro medio que prive de voluntad, razón o de sentido o una persona tenga acceso carnal con ella, o que con propósito sexual le introduzca cualquier órgano, instrumento u objeto. ABUSO DESHONESTO: Es cuando se realiza actos lascivos o lúbricos, tocamientos en otra persona, sin su consentimiento haciendo uso de la fuerza, intimidación o cualquier otro medio que la prive de voluntad, de razón o de sentido, sin llegar con ella al acceso carnal. PROSTITUCION: Es el ejercicio del comercio carnal con precio, entre personas del mismo o diferente sexo.

Los espacios de delito
Los jefes de sector establecieron unos sitios donde durante el 2002 se daban delitos comunes en Estelí urbano y enumeraron las acciones policiales al respecto (Ver el cuadro siguiente).

Cuadro 3.- ¿Dónde ocurren cuáles hechos de los grupos juveniles de Estelí? Octubre 2002 Foco Acción típicas-delitos Acción Policial 124 125 Esquina Noreste del Delitos: RCI [ ], RCV [ ], Trabajo Policial: Trabajo Aserrío Villa Esperanza lesiones, alteraciones, consumo Preventivo, Vallas, Patrulla de drogas Infantería y Patrulla motorizada. Pelota Centenario Robos en todas las Presencia policial y control general. modalidades, actos inmorales y alteración Calle El Panameño Delitos: RCI, RCV, lesiones Trabajo preventivo con patrulla de infantería, patrulla motorizada,
124 125

RCI: Robo Con Intimidación RCV: Robo Con Violencia

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

70

Foco

Acción típicas-delitos

Shell - Estelí

Robos en todas las modalidades, prostitución, consumo de drogas, actos inmorales y alteraciones. Tom Cat Robo en todas las modalidades, consumo de drogas, lesiones, actos inmorales. Star Mart Robos en todas las modalidades, actos inmorales, consumo de drogas, alteraciones. o Detrás de la Normal, Perturbación al orden público: de la CEMACOM 1 ½ C. AL ESTE Bo. o Consumo de drogas. Arlen Siu. o RCI, lesiones, daños. o ACAA, RCV, RCF [126]. o Detrás de la Universidad 4c. Al sur 2c. Al oeste. o Cancha del Barrio Oscar Gámez. 1c. Al oeste, o Vuelta el diablo 1c. Al este. o Tres costados del Instituto Reino de Suecia.

Acción Policial trabajo investigativo, el esclarecimiento de los robos. Presencia policial, control en general. Grupo No. 2.

Presencia policial, control en general. Grupo No. 2 Presencia policial, control general.

Requisas individuales, patrullaje de infantería y motorizado, control operativo por el jefe del sector. Visitas a padres con problemas con hijos en grupos juveniles y trabajo con CPSD e Iglesia. Requisas, patrullas, control visitas a padres de familia, hostigamiento. Se abrieron dos delegaciones policiales colindantes, (Rosario y Oscar Gámez).

Un grupo de dirigentes barriales mencionó que parte de las acciones de la marimba local ha sido “Robar al golpe a las personas que salen de noche” en el mismo barrio. Se ha hecho público que hay muchachos entre los grupos que distribuyen droga. En el 2002 un medio afirmó que “El pandillero promedio comienza a frecuentar estos grupos a los 13 años, con un mínimo nivel de educación, poseyendo cuchillo, cadenas y hasta se convierte en un

126

RCF: Robo con fuerza

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

71

experto vendedor de drogas al ser utilizado por los adultos para evadir la justicia” [127]. Sin embargo, las referencias de unos grupos a otros, no parecen indicar que distribuir droga sea una actividad propia de marimbas, como tales. Eso mismo afirma Dennis Rodgers en un reciente estudio en Managua [128].

LA CÁRCEL
“Yo antes de entrar ahí estuve metido en las drogas, entonces yo me ajuntaba con las personas que las vendían, Una vez me dijo un bróder que fuera a la casa de él a las 7 de la noche y estando allá yo y otros estábamos drogados y como a las 8 de la noche, tocaron las puertas, sentí miedo, llegó la policía. Yo estaba en un cuarto, cuando me decidí a salir me agarraron y me pusieron las esposas. Comenzaron a revisar la casa, al rato la policía caminó por un biombo y vino él y halló una bolsa de marihuana. Al ver eso yo dije ‘ya la agarre’, del susto a mi se me fue todo, no le puse importancia y me dijeron ‘llévate tu colcha que vas para largo’ y yo ‘si vos lo decís’. Ahí estuvimos como un mes y de ahí a los dos nos mandaron al sistema. Nos hicieron juicio, a mí me sacaron a las doce de la noche a declarar, yo les dije que no tenía que ver nada en eso, que yo era inocente y me dijeron que todos llegábamos ahí por un delito, y al siguiente día nos llevaron a juzgado. Mi declaración nada que ver y mi amigo tampoco, porque yo estaba seguro que eso se lo habían puesto y yo estaba seguro de él. Vendía pero en ese momento no tenia nada. No nos valió nada de eso y como al mes nos mandaron para el sistema... a los dos. Allá estuvimos. Nosotros somos pobres, entonces no teníamos abogados. Yo salí por medio de la ley de las apelaciones. Cuando entre tenía 18 años, ya era mayor de edad, eso fue lo que a mí me perjudicó. En ese aspecto salí por las apelaciones, que yo no tenía culpa para él solo tenía la carta de captura. No decía mi nombre [129] y solo era para el otro. Yo pertenecía a un grupo, los XXXXXX [130], caminaba con ellos” .

127

Olivas, O. Adolfo. “Delincuencia juvenil, dolor de cabeza en Estelí” En: La Prensa de Febrero 4 del 2002, Consultado vía Internet: http://www-ni.laprensa.com.ni/archivo/2002/febrero/04/regionales/regionales-2002020402.html 128 RODGERS, DENNIS (1999). Youth Gangs and Violence in Latin America and the Caribbean: A literature Survey. The World Bank, Latin America and Caribbean Region, Environmental and Socially Sustainable Development SMU. – LCR Sustainable Development Working Paper No. 4. (Urban Peace Program Series): Ver el capítulo: Nicaragua: A detailed Case Study. 129 Nota: Eliminamos el nombre del texto. 130 Preferimos no incorporar el nombre de la marimba.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

72

Un grupo de jóvenes de marimbas ubicó la cárcel como una consecuencia de tener problemas con la ley debido a las agresiones, peleas, al uso de drogas y alcohol [131], pero también fueron claros con las consecuencias por haber estado en la cárcel... porque en la cárcel hay conflictos, en la cárcel se dan mal color y sobre todo porque la cárcel corrompe. En la cárcel se han creado maras de las más peligrosas del mundo, como la M-18 de California [132], en la cárcel varios muchachos dicen que tuvieron acceso a drogas fuertes. Por eso se pregunta el pensador contemporáneo Jaume Curbet: “¿Podemos creer, realmente, que encerrando en la cárcel a un puñado más de jóvenes lograremos vivir en paz? Nuestras cárceles [133] para quien quiera verlo, se han convertido –desmintiendo clamorosamente la retórica rehabilitadora- en una de las más ignominiosas fábricas de criminalidad y, lo que es aún peor, de marginalidad social, de resentimiento, de difusión de epidemias (drogas, SIDA) y en definitiva, de miseria humana” [134] El joven entrevistado sigue su historia, contando detalles sobre sí mismo: “Nadie llego a visitar solo mi abuelita, que es con ella con quien vivo. Mi Mamá se murió, yo quede como de 12 años, tengo hermanos: una niña que había, que era hermana mía se murió y solo tengo otro hermano. Yo antes trabajaba, yo quería tener la oportunidad de trabajar pero como que me decepcioné. Yo tenia un problema que no entendía nada solo pase como medio año en primer grado y no seguí estudiando y no he podido entrar en la escuela. Lo que se es porque lo he aprendido en las calles, por lo menos a leer, pero a escribir no, escribir era difícil para mí, no me gustaba, Me hacían preguntas que yo no las contestaba recuerdo todavía a la profesora de esa época. Me ponían a otros profesores y nada le entendía ¿ Qué les parece?”

LAS MARIMBAS TAMBIÉN AYUDAN
Según los miembros del grupo los Frijoles, en la radio y en el periódico los han mostrado como delincuentes, y ellos no lo son. Incluso han tratado de ayudar, denunciar asuntos y terminan mal. También intervienen en la liga deportiva ¿En qué han ayudado al barrio? Ellos mencionaron que [135]:
Ver el capítulo sobre las consecuencias de la calle. VALDEZ, AL (2002). “California's Most Violent Export, 18th Street Gang” . --- Oficina del procurador del Distrito de Orange County, California, USA. En: http://www.streetgangs.com/topics/2002/18thexport.html (Acceso Junio 3 del 2003) 133 Refiriéndose a Europa, pero es más cierto en nuestros países latinoamericanos 134 Curbet, Jaume. (2002) Paz Impuesta, Seguridad Ilusoria (I). En: Instituto Internacional de Gobernabilidad. http://wwwiigov.org/seguridad/?p=8_03. (Acceso en Diciembre 19.02). 135 Taller con el grupo Los Frijoles en pleno. Enero 19.2003
132 131

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

73

• • • • • •

Defienden el barrio cuando entran otros grupos a dañarlo. Ayudaron a construir el parque infantil y lo limpiaron. Han hecho limpieza del bosque y siembra de árboles. Ayudaron a construir la casa comunal. Ayudaron a construir cunetas. Ayudaron a construir la cancha del Bello Amanecer.

Recibimos información sobre diversas marimbas que apoyaron con mucha decisión en el rescate y otras acciones durante el Huracán Mitch, y muchos ejemplos de colaboración con la comunidad, que poco o nada han aparecido en las noticias. Mientras yo escribía este párrafo, los Zorros estaban trabajando en obras de una iglesia, el Tabernáculo de la Fé (Mayo 2003); unas semanas antes los Poison estaban haciendo limpieza de su barrio; a inicios del 2003 los Aluminios trabajaron con bolsas llenas de arena para cubrir una mina en el barrio Oscar Gámez, residuo de la guerra, y evitar que hiciera daños mayores; los Frijoles armaron una tarima de una campaña evangelizadora en el mismo año. Las 27 educadoras comunitarias de pre-escolar reunidas para reflexionar sobre las marimbas, compartieron que hay pandilleros, parientes de los niños (as), que van a dejarlos a diario en el preescolar y también los recogen. Ellos tienen una relación de respeto con los niños y las educadoras. También informaron que en varios pre-escolares comunitarios, las pandillas o marimbas ayudaron a hacer trabajos de construcción y/o mantenimiento. Como: Forrar muebles y hacer huecos para letrinas [136]. Pero a la par –dicen las maestras- “en algunos casos hay pandillas o miembros de ellas que insultan a las educadoras, les dicen cosas vulgares, usando alusiones “a las partes del cuerpo” que las maestras consideran muy ofensivas.

Un Balance:

PÉRDIDAS Y GANANCIAS POR LA PERTENENCIA
¿Pero que ganan y qué pierden los muchachos al estar en un grupo juvenil trasgresor, a juicio de quienes estuvieron y ya se retiraron? Respondieron los ex_miembros y los jefes de sector de la policía, luego compartieron.

136

Uno de los casos fue el del preescolar Rodolfo Ruiz.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

74

HAY GANANCIAS...

A juicio de los Jefes de Sector la pertenencia deja a los miembros: ! ! ! ! La solidaridad que se fomenta en el grupo. Experiencia en trabajo en grupo o equipo. En algunos casos les enseña a no tener miedo o a controlarlo y a enfrentar cualquier situación. Y hay aprendizaje en cuanto a compartir las actividades cotidianas. Los ex_miembros enumeraron: Comprensión. “Hay casos en que uno cree encontrar comprensión dentro de los grupos porque muchos de ellos viven de la misma forma en que nos encontrábamos”. Ser descobijado. “Ser descobijado dentro y fuera de la ciudad”. “Aprende a tener buenas relaciones entre compañeros de trabajo”. Sobrevivir. “Se aprende a sobrevivir en la vida, en las calles”. “Se aprende a ser hombres” Resolver problemas. “Aprendemos por fuerza a poder enfrentar los problemas más difíciles”. “Encontrar de todos los caminos el camino correcto, no para los demás sino para uno mismo”. Encuentro con Dios. “Estando dentro aprendí a reflexionar con la ayuda de Dios. Otros también” En últimas “nada bueno” se gana . A pesar de lo valiosas de las apreciaciones anteriores, una respuesta generalizada entre los ex –miembros que participaron se refiere a que en últimas no había nada especialmente rescatable en el hecho de haber pertenecido a una marimba, comparando con las consecuencias que han tenido.

...Y HAY PÉRDIDAS

Los ex –miembros en su reflexión definieron las siguientes pérdidas que sufrieron-ellos u otros miembros- al ser parte de un grupo juvenil trasgresor: ! ! ! Rechazo de la sociedad, Perder la confianza de la ciudadanía. Señalación de la sociedad (“Ese es pandillero”). Rechazo de los familiares. Alejamiento de amistades

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

75

! ! !

Impedimentos físicos (discapacidades adquiridas) Dolor por muertos y heridos en el grupo Pérdida del camino bueno

Los jefes de sector por su parte consideran que los jóvenes al ser miembros de un grupo juvenil trasgresor ! ! ! ! ! Ven desintegrada su familia. Escapan de la confianza de la ciudadanía y reciben el rechazo de la sociedad. Sufren la muerte de algún miembro. No conviven mas con sus compañeros de antes Sienten culpa por haber maltratado a un ser humano. ! Escapan de valorarse internamente como personas sociables, convirtiéndose en desconfiados y violentos.

HACIA AFUERA

“NO PENSAMOS PASAR TODA LA VIDA COMO PANDILLEROS”
“Ahora no estoy con el grupo de los XXXX. Hay muchas personas que me miran y piensan que soy uno de ellos, soy... es amigo de ellos... les hablo. Si ya dejas de platicar con ellos ya piensan... ya lo comienzan a complicar a uno y ahí esta el problema y uno se echa enemigos. Cuando salgo voy solo... no con ellos, o me busco otro amigo que no tenga que ver nada con pandillas. No los pueden ver en una esquina porque los agarran a pedradas”.

-

Ser un buen padre para mi tierno. Deseo hacer triunfar a mis hijos en carreras muy provechosas. Ayudar a mis padres para evitarles problemas que pude haberles evitado. Estudiar Estudiar y llegar a ser alguien en la vida. Deseo sacar mis estudios y mi deseo es llegar a ser abogado. Sacar mis estudios y llegar a ser un músico

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

76

-

Ser mi propio jefe en mi trabajo. Mi deseo ha sido tener comodidades para ayudar a mi familia y a los jóvenes Ser una persona que pueda ayudar a los demás jóvenes que pertenecen en pandillas. Ser un buen cristiano

Si usted encuentra una lista de intenciones en la vida como la del recuadro, imagina allí personas que se preocupan por ellos, por sus familias y por los demás, que quieren superarse. Eso es exactamente lo que plantearon los autores de esas intenciones, ex_miembros de pandillas que son o fueron muy activas en Estelí, y que en el momento de escribir estas líneas están luchando por lograrlo [137]. ¿Cómo se da el retiro de los grupos? ¿Qué los hace tomar la decisión?

¿CUÁLES SON LAS COSAS QUE LOS JÓVENES NO GUSTABAN EN SU GRUPO? El miembro del grupo comienza a ver que ese ambiente no es el que quiere para toda la vida. preguntamos a los ex_miembros, a los jóvenes activos, y a los jefes de sector de la policía, qué cosas de la vida de las marimbas no gusta a sus miembros. He aquí las respuestas De los efectos: ! La inseguridad permanente ! La limitación para salir del barrio e ir a lugares dominados por otros grupos ! La división en la familia que provocan las actividades del grupo. ! La rivalidad con otros grupos, especialmente si es por drogas. ! Rechazo de la sociedad: dejan de confiar en ellos. ! Se vuelven sospechosos de todo. Por ejemplo “si un grupo llega a robar a estudiantes y personas en el barrio, o hay cualquier bronca de otra marimba, nos acusan, y talvez no somos” ! Los problemas con la ley, que les van dando color para trabajar Del grupo en tanto estructura y tareas ! Cuando salen heridos niños y personas mayores, que nada tienen que ver. ! A varios de los nuevos, no les cae bien apedrear casas.

Lista generada en el talle r de Ex_miembros, el 6 de Noviembre del 2002. Ver: Policía de Estelí y ADESO Las Segovias (2002) . Dejar esa vida cuesta pero es posible: Perspectiva de ex_miembros de grupos juveniles transgresores y jefes de sector. – Documento provisional No. 003. Noviembre 6 del 2002. -- Estelí Nicaragua. 33 p.. (Hay varias versiones que se fueron refinando progresivamente).

137

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

77

Del grupo en tanto comunicación y toma de decisiones ! A unos muchachos les empieza a molestar que algunas decisiones se tomen sin contar con ellos. Del grupo en tanto miembros y recompensas ! Que se les retiren algunos miembros ! Que les lesionen o palmen [138] a un miembro. ! Los problemas entre los mismos integrantes ! Pleitos entre los miembros debido a drogas ! Nuevos integrantes a veces dan desconfianza a algunos ! Si hay abuso hacia miembros del grupo ! Cuando se abusa de las drogas creando problemas a los demás.

RAZONES PARA RETIRARSE DE LA MARIMBA
Decíamos al principio que un miembro deja una organización cuando la pertenencia no es suficientemente recompensadora. ¿Cuáles son las razones para que un muchacho se retire de una marimba? ¿Qué nos dicen los muchachos y sobre todo los ex_miembros? Por saturación: ! Cuando sentimos que las cosas que hacemos se nos salen de control y que hasta nosotros mismos sufrimos las consecuencias. ! Porque estamos cansados de estar en esa vida. ! Cuando esclarecemos las malas experiencias vividas y lo que nos espera. ! Sobre todo por el amor a los padres, que son los más afectados. Por apoyo ! El trato que recibe de familiares ! Cuando miramos que las personas que nos rodean nos tratan de ayudar por no seguirnos viendo en ese estado tan deprimente. Aquí caben: “Los buenos consejos y críticas que nos dan gentes de la sociedad”, “el apoyo de organismos e iglesia (algunas evangélicas)” ! Primeramente la ayuda de Dios que nos da nueva visión ! El trato que recibe de Policía Jefe de sector, puede influir, según los Jefes de Sector. Al establecer proyectos de vida ! Cuando queremos construir un futuro.
138

plamar= matar

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

78

!

Al formar una familia.

Por edad ! Uno se va haciendo viejo para estas cosas, no se ve bien andando en grupo de jóvenes Llegar a esas conclusiones exige espacios de reflexión, momentos para meditar, qe pueden ser propiciados por agentes externos. .

¿Qué pierden quienes se retiran del grupo de jóvenes? Desde afuera puede pensarse que al salir de un grupo juvenil trasgresor, los muchachos solo ganan. Pero obsérvese con profundidad en la siguiente lista producto de la reflexión sucesiva de grupos de los mismos ex –miembros, que hay cosas muy valoradas por ellos que quedan atrás. ¿Qué perdieron, pues, quienes se salieron? ⊗ ⊗ ⊗ ⊗ ⊗ Todo lo que se aprende en las calles. Se pierde la seguridad en sí mismo que tenemos y llevamos por dentro. Perdemos la amistad con los compañeros del grupo al que pertenecemos. A veces perdemos novias que les gusta que andemos en el grupo. Perdemos cosas como andar en las calles.

Los ex_miembros con quienes nos reunimos fueron claros en expresar las dificultades para hacer una vida pacífica luego de retirarse de las pandillas o marimbas. Para algunos el pasado los llama como si quisiera revivirse, no es fácil hacerse de lado cuando el barrio es agredido por un grupo de otro barrio, ni encontrarse con alguien conocido de antes que lo invita a alguna acción, o que lo desafía por problema viejo. Por su parte los jefes de sector piensan que los muchachos pierden al retirarse la convivencia entre amigos (del grupo) y con los otros grupos., y algunos salen lesionados, con cicatrices y a veces con familiares muertos. ¿Qué ganan por salir del grupo? Los ex_miembros de marimbas mencionaron sus quehaceres en el momento de nuestro intercambio: Unos en empresas tabacaleras ya como pureros ya haciendo cajas; Otros empleados en negocios de alimentos (panadería, pizzería...); Unos cuantos involucrados en centros de atención social; Uno se convirtió en copropietario de un taller. También había estudiantes y hubo un caso de ex_miembro convertido en predicador religioso.

A juicio de los ex –miembros al retirarse obtuvieron beneficios: ⊗ Sobre todo la tranquilidad de padres, hermanos, novias.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

79

⊗ ⊗ ⊗ ⊗ ⊗ ⊗ ⊗ ⊗

Amor con nuestras esposas e hijos (por los que están). El apoyo moral de los padres y de alguna gente de la sociedad. La admiración de gentes en la sociedad La confianza de familia y amistades. Elevar la autoestima La posibilidad de reconstruir sus vidas. La esperanza de empleos dignos. Que talvez ya no me discriminarían.

Según los jefes de sector por el hecho de retirarse, los ex -miembros “Ganan la vida, la Integración a la sociedad, la adquisición de valores, la posibilidad de reconocerse internamente como personas sociables, convertirse en menos desconfiados y violentos”. Pero no siempre es fácil el retiro. J..L. Rocha, nos deja saber que en una investigación en Managua, detectaron que “casi la totalidad de pandilleros entrevistados en la calle, en libertad –y que decían estar retirados o en proceso de retiro- fueron detenidos por delitos recientes en menos de cuatro meses. Generalmente por robos y violaciones” [139]. Entre más involucrado haya estado y más compromisos y deudas pendientes tenga un muchacho más tiempo y fuerza de voluntad necesita para retirarse... pero además algunas condiciones que le permitan subsistir: un empleo, una beca... y en unos casos seguimiento de apoyo.

PREGUNTAS PARA LOS MIEMBROS DE LAS MARIMBAS, Durante el diagnóstico diferentes participantes, entre ellos miembros activos de marimbas, generaron preguntas dirigidas a integrantes de estas agrupaciones. Estas son: 1. ¿Porque cuando nos queremos salir de la pandilla no nos dejan? (miembro de una marimba) 2. ¿Por qué no nos retiramos de los grupos? ¿ Que impide retirarse del grupo? (Miembros de marimbas y Jefes de Sector) 3. ¿Por que nosotros mismos no podemos reunirnos con las marimbas enemigas para arreglar nuestras diferencias y perdonamos lo que pasó? ¿Porque no buscamos la unión entre los demás grupos juveniles? (Marimbas) 4. ¿Porque lo jóvenes no nos podemos salir de las drogas? ¿Qué tan metidos estamos en las drogas? (Miembros de Frijoles) 5. ¿Qué opinan sus padres de que pertenezcan a un grupo? (Jefes de sector) 6. ¿Consideran que si eres mayor de 18 años puedes seguir perteneciendo a un grupo? 7. ¿Hasta dónde creen que se puede romper las reglas sociales de convivencia en el barrio?

139

Rocha, José Luis (2000). “Pandillas: Una Cárcel cultural”. Envío, Junio 2000 http://www.uca.edu.ni/publicaciones/revistas/envio/2000/esp/junio/Pandilleros.htm

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

80

8. ¿ En que y cuánto quieren ayudar las marimbas al barrio, a las organizaciones y a la policía? (ONGs) 9. ¿Cómo podemos estar seguros de que las marimbas no sustraigan objetos cuando las invitamos a actividades? (ONGs) 10. ¿Cómo sería según ustedes, un Jefe de Sector para que siendo buen policía, sea también de confianza para los jóvenes? (facilitadores) 11. ¿ Porque las marimbas habrían de buscar apoyo en la policía? (Miembros) -------------(En el capítulo “Qué esperar de los diferentes actores” hay preguntas generadas para diferentes actores presentes en la problemática que circunda a las pandillas o marimbas)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

81

LA POLICIA
Entre las buenas intenciones, el trabajo silencioso, los malos entendidos y el bajo presupuesto

Fortalecimiento del concepto de jefe de sector Quiénes son los policías Acción y comunicación Las quejas contra la policía Vistazo rápido a otros actores

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

82

Cuando se piensa en ‘pandillas’ de un lado, tiende a aparecerse al otro la figura de la policía. ¡Error craso! La dinámica transgresora de estos grupos no es un asunto de los muchachos contra la policía, ni siquiera es un asunto de muchachos y policías, sino una situación en la que toda la sociedad ha de ser protagonista. Pero así está por ahora el imaginario actual, y es que en este momento la policía es la entidad que más toca a estas agrupaciones (que preferimos llamar marimbas) y lo hace tanto desde las patrullas, como desde los jefes y jefas del sector. Estos últimos son la instancia policial más cercana a la comunidad pues se ubican en delegaciones en los propios territorios.

FORTALECIMIENTO DEL CONCEPTO DE JEFE DE SECTOR
Afirmaba CENIDH-nacional para 1998 que “A pesar de que la Policía Nacional comprende teóricamente que responder al problema social que representan los grupos juveniles espontáneos va mas allá de las medidas policiales, sus planes de respuesta continúan siendo meramente coercitivos” [140]. Pero como veremos más adelante, la misma fuente reconoce esfuerzos que ha venido adelantando esa institución para mejorar su papel. Es cierto que la policía puede usar la violencia como uno de sus recursos institucionales dentro de límites establecidos legalmente, pero la policía de Estelí en los últimos años reconoce que no es con la represión, como podrá terminar la violencia juvenil, y que tampoco podrá hacerlo sin la intervención de otros sectores institucionales y de la sociedad civil, así como sin la voluntad de los mismos jóvenes involucrados. De allí la aparición de la figura del policía comunitario o Jefe de Sector, de la delegación en el sector con intervención de los ciudadanos organizados.

140

CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

83

De allí también los esfuerzos que ha hecho para adentrarse en la situación de los grupos juveniles trasgresores con otra perspectiva [141]. A la par del Jefe o jefa de sector, aparece la Comisión de Prevención Social del delito, CPSD, estructura barrial que la policía promueve en un esfuerzo para establecer una mejor comunicación e integrar a los pobladores de los barrios en la prevención de ilícitos. Ya en los primeros días del mes de febrero < de 1998> según CENIDH “la Policía Nacional inició una serie de encuentros entre sus miembros y distintas comunidades de pobladores como una alternativa para prevenir el crecimiento de la delincuencia y generar la confianza de la población en las fuerzas del orden público. En estas actividades se da la oportunidad a la población de valorar y calificar la actuación de la institución policial. Un avance importante en los planes de seguridad ciudadana impulsados por la Policía Nacional es que incorporan a ellos la participación de la comunidad y de ONGs que desarrollan acciones preventivas del delito, que trabajan en conjunto con la autoridad policial” [142]. El “Jefe de Sector” o también “Jefa de sector” va tomando el perfil de policía centrado en el desarrollo humano, que trata de convertirse en un enlace entre la comunidad y la institución que ha sido creada para proteger a la comunidad y los jóvenes en el grupo juvenil trasgresor (‘pandilla’, ‘marimba’) también son parte de esa comunidad. Como el jefe o jefa de sector busca hacer converger esfuerzos de diversos actores sociales y el suyo mismo en la prevención encuentra una dificultad en mostrar su eficiencia, lo que hace a esta figura susceptible a críticas injustas. Mientras la acción de una patrulla que encuentra a un asaltante y lo desarma abortando un delito, es absolutamente visible, el jefe de sector por su parte va creando paso a paso condiciones para que el ilícito no ocurra u ocurra menos y eso ni es tan obvio ni puede establecerse fácilmente la relación causa efecto con la acción de este agente. En tal caso se trata de lo que pudo haber ocurrido y no ocurrió, o de lo que pudo haber ocurrido peor y fue menos grave. Sin embargo el que los barrios sigan haciendo demandas de que se coloque un puesto allí y otro acá, y hagan esfuerzos para ello, es un indicio de confianza ante las situaciones que producen temor. Tras las poco frecuentes ocasiones en que alguna marimba se ha enfrentado con una patrulla policial, hemos escuchado a los jóvenes declarando que con los jefes de sector la relación es positiva, aunque mantienen todavía reservas. Las relaciones de Jefes de Sector y ciudadanía tienen grandes posibilidades de hacerse mucho más fuertes todavía. La creación de las delegaciones en los barrios, las CPSD y un ambicioso plan de mejoramiento de la capacidad (conocimientos, habilidades y medios) de los jefes de sector, es un punto clave en la reducción de la violencia entre grupos de jóvenes. Obviamente la policía tiene una responsabilidad en este aspecto pero las organizaciones de la sociedad civil también, y pueden hacer aportes muy importantes al respecto: capacitaciones en promotoría
141

La policía ha preferido usar el término “Grupos Juveniles trasgresores” para referirse a lo que llamamos “marimbas” y que otros denominan ‘pandillas’. 142 CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

84

social, materias del pensum policial conducidas por expertos de las organizaciones civiles locales, amplia participación policial en cursos e iniciativas ofrecidos por estas organizaciones, más posibilidades de profesionalización policial en esas áreas, ayudar a resaltar los éxitos que usualmente permanecen silenciosos de esta institución, o su contribución a ellos., etc.

¿QUIÉNES SON LOS POLICÍAS? -Y LAS POLICÍASSe ha ido homogenizando la idea de un “policía standard”, como si cada agente fuera igual a otro. Pero peor todavía, se la ha homogenizado también a partir de la imagen que llega por los medios, en las noticias y las películas. Es otro producto de la globalización que reduce a una mínima expresión el quehacer del policía de barrio, que trabaja convencido de lo que hace día a día, que se centra en el trabajo preventivo, que es amable, que colabora con la organización comunitaria, que aconseja. Este policía desde el enfoque humanista no es personaje principal de una película o de una noticia, porque ellas se manejan con la intención puesta en el mercado, en lo que se vende... ¿Y qué se vende? El espectáculo de violencia y desastres. Los policías de las películas de acción tienen que ser agresivos, muy rudos, -usualmente varones- y romper las reglas de la ley –sin que se note mucho- si son del campo de los “buenos”... y si son del campo de los “malos”, son igual, pero además abusadores y corruptos. Lo grave, es que en la vida real tampoco son muchos los ni las agentes que se ganan condecoraciones y aplausos porque “no pasa” nada (entiéndase “nada malo”) en su barrio, es decir porque han sido campeones en el trabajo preventivo. Ratifican la imagen negativa que venden los medios acerca de la policía (rudos, represivos, inhumanos, incluso fuera de la ley) algunos miembros que se exceden, aunque sean casos aislados, y su efecto sobre el imaginario social es gravísimo: están ratificando esa imagen, la gente empieza a creer que sí, que así es LA policía y por lo tanto TODOS los policías. Irónicamente los muchachos de las marimbas y los policías caen en la misma trampa de los medios: Policías y muchachos de los barrios son invisibles y solo cuando usan la violencia o cuando delinquen se convierten en noticia. Entonces se abre por delante también un arduo trabajo de construcción de confianza comunitaria, esencial para apoyar a los muchachos incorporados en las marimbas: La institución y otras organizaciones han de dejar claro que la policía aquí en Nicaragua no es igual a la policía eminentemente represiva de otros países. Es diferente... y tiene otra historia.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

85

Este esfuerzo a la par ha de buscar mecanismos para premiar el trabajo humanista de sus agentes y valorarlo ante la opinión pública. Por su parte, cada policía hará bien en mostrarse como es, dejar conocer su esencia humana y su propia características que los diferencia de otros u otras. Como en todo trabajo, si yo centro mi labor en lo que más domino y más me gusta, me va mejor. Ejemplos tuvimos –durante el diagnóstico- con un inspector que mostraba su sabiduría y su capacidad para aconsejar mientras que otro resaltaba su espíritu deportivo, como instructor de natación. Ambos muy bien [143]

Su origen: Somos seres humanos En una de los talleres el suboficial Pedro Francisco Castellón, nos sorprendió con una declaración: “Los policías somos seres humanos, con sentimientos, alegrías y dificultades como todo el mundo, pero además por servir a la población dejamos de tener lo que otros tienen: feriados, navidades, muchos fines de semana”. Es exactamente eso lo que debemos conocer todos, porque no es tan obvio para los que nos somos policías. Los policías que trabajan en los barrios son personas como las demás, muchos de ellos jóvenes, originarios de Estelí o ciudades como Estelí, que provienen de barrios con los mismos problemas que los barrios de los jóvenes en pandillas, años atrás se juntaban en las esquinas con otros jóvenes y en algún momento quizás compartieron con muchachos de pandillas. Posiblemente tienen amigos que hacen parte de algunos grupos juveniles trasgresores e incluso –como apareció en el diagnóstico- existen casos de familiares de policías que hacen parte de marimbas con comportamientos violentos. Sus razones para involucrarse

“Lo único que busca es el rango, nosotros no le importamos, se maneja con dos caras” afirmaba un muchacho de un grupo sobre un miembro de la policía, sin embargo la situación no es tan así, aunque seguramente haya esos casos. Dos declaraciones nos interesa resaltar para
143

Nos referimos a Róger Pérez y David Lazo, pero igual podríamos mencionar a Pedro Roque y a otros.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

86

mostrar que sí claro, en los policías jefes de sector influye por supuesto la asignación de la institución como razón para involucrarse en el trabajo con los muchachos, y como cualquier otro empleado desean mejorar su posición, pero además, en su decisión profesional intervienen elementos de sensibilidad y compromiso personal: 1. “Como Madre y como Policía he visto las necesidades que ellos -los jóvenes- tienen y el problemas de las pandillas” 2. “Primero siempre he tenido vocación de servicio a mi comunidad, en segundo lugar mi trabajo es dirigido al trabajo comunitario como Jefe de sector y en tercer lugar tengo un compromiso espiritual y moral con mi comunidad por mi formación cristiana desde mi niñez”.

Sus sueños Consolidando las intenciones explícitas encontramos aspiraciones similares a cualquier ser humano: 1. Ser feliz con mi familia, 2. Ayudar a la comunidad 3. Prepararme 4. Ser mejor en mi trabajo 5. Mantener mi trabajo

ACCION Y COMUNICACIÓN
Generalmente no es la marimba la que entabla relación con la policía, sino lo contrario: el puente para una relación es el Jefe o Jefa de sector y es el o ella quien toma la iniciativa. Uno de los jefes de sector cuenta como se vinculó con su trabajo en el barrio, de manera general (1) Comencé conociendo la problemática del barrio (2) Conocí los grupos según incidencia. (3) Formamos comisiones de barrio para que aplicaran esta labor en su barrio Perspectiva de los jóvenes Encontramos en las declaraciones de los jóvenes y en sus expectativas, lo siguiente:

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

87

1- Las patrullas son vistas con una mezcla de temor y rencor por los muchachos, a partir de sus experiencias previas. 2- Aunque aprecien lo que el jefe de sector haga, flota entre los jóvenes miembros de las marimbas un cierto nivel de desconfianza, porque lo ven (al jefe de sector) también en un papel de inteligencia policial. Ven a la policía como jugando un doble juego, por un lado la fuerza y por el otro la amabilidad. “No se puede confiar en un peluche” dijo un miembro en el barrio. Cualquier acto ambiguo puede aumentar esta desconfianza [144] 3- Los muchachos aprecian los espacios en los que un alto oficial de la policía –varón o mujer- se reúne con la marimba, si hay el ambiente para hablar sin sensación de amenazas, pero les gustaría saber cuáles acciones de la policía siguen a ese intercambio, en el que suelen aparecer casos concretos, quejas y solicitudes. 4- No se detectó que en las pandillas o grupos juveniles incluyan como objetivo agredir a la autoridad, a la policía, como una de sus intenciones. Si se han dado estos enfrentamientos ha ocurrido en el momento en el que miembros de esta institución hacen su aparición para re-establecer el orden o cuando, para evitar que se extiendan conflictos que están ocurriendo en barrios cercanos, los patrulleros quieren obligar a los jóvenes –que no están creando problemas- a irse a sus casas. 5- Acercarse a la policía lleva a malas interpretaciones. “No nos gusta tener en el grupo personas que se relacionen a los policías. Pueden ser bombines” [145]. Por eso cuando programamos una reunión con los gárgolas júnior, ellos no llegaron a la hora prevista. Luego explicaron que la noche anterior habían tenido una refriega, y que como en la reunión había policías, prefirieron quedarse viendo los juegos de fútbol o haciendo otras cosas. Momentos de comunicación Los Jefes de Sector (y la jefa de sector) hicieron la lista de los momentos de comunicación con diferentes actores relacionados con la situación de los grupos juveniles trasgresores que aparece a continuación. Unos momentos son con el jefe del grupo, otros con los miembros de ella, algunos con líderes comunitarios, los hay con la familia y con otros actores.

144

Como por ejemplo si hay la detención de un joven en una actividad sana propiciada por los jefes de sector o por agentes externos (Nota del autor: nos ocurrió una vez) 145 “Bombines”= Delatores, informantes son llamados Sapos y bombines

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

88

Cuadro 1.-. Momentos de comunicación del jefe de sector con los grupos juveniles trasgresores o marimbas Con jefe de grupo (Objetivo: Persuasión a la no actividad delictiva y Reinserción) Contacto directo. Contacto forma espontánea Otros miembros del grupo (A través del jefe del grupo): Reunión de todo el grupo. Contactos operativos. Búsqueda de información del grupo para documentar sesión de preguntas. Encuentros deportivos. Líderes comunitarios Reunión en su domicilio y planificación de trabajo, A veces reuniones en las delegaciones. En reuniones de -o con- la comunidad. Familias de miembro Visitas domiciliares (a través de citatorios formales) Otros Medios: A través de la Secretaría Ejecutiva se coordina boletines de prensa. Se informan resultados. Invitación a diferentes actividades. Otros organismos: Reuniones de elaboración de planes para rescatar a los jóvenes

DESCRIPCIÓN DE LOS MOMENTOS PRINCIPALES DE COMUNICACIÓN
Los Jefes de sector describieron sus momentos más relevantes de comunicación, enumerando los pasos para llevarlos a cabo. Visita domiciliaria 1. El jefe de sector identifica el domicilio exacto del joven miembro y toca la puerta. 2. Solicita la presencia de los padres (si los hay) y la del joven. 3. Saluda y expone las consecuencias que traen las acciones que el joven realiza y la inconformidad de los vecinos con la actitud del joven. 4. Recomienda al padre las medidas a tomar con el joven (hijo).

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

89

5. Mientras tanto observa el medio en el que el joven vive y de acuerdo a esto así será la atención brindada, que puede ser: Al joven, A los padres, A ambos. Reunión comunitaria 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Contacto con el presidente de la C.P.S. D. Focalización del problema Definición del día, lugar y hora. Conformación de la agenda: Objetivos de la reunión , asuntos a tratar, varios. Ejecución de la reunión según la agenda Definición de acuerdos bilaterales (policía y comunidad). Levantado del acta.

Reunión de grupo de jóvenes Es un fenómeno relativamente nuevo. Los jefes de sector siguen líneas generales del alto mando, pero usan su iniciativa para las reuniones y otras acciones sin que haya una agenda típica: 1. Contacto con el líder del grupo. Se le explica la necesidad de reunión y se fija la hora, lugar y fecha . 2. Realización de la reunión operativa en el punto de concentración acordado.

Contacto espontáneo Es un momento que se caracteriza por la espontaneidad. Su intención es “profilactar” y controlar la actividad desordenada de los jóvenes. Se realiza en los focos delictivos, Centros de recreación, Centros religiosos En los diferentes barrios durante horas generales, día y noche.

REUNIÓN CON REPRESENTANTES Y CON ACTIVISTAS EXTERNOS
A partir de la firma de los acuerdos al menos dos de los jefes de sector empezaron a reunirse con representantes de los jóvenes y con activistas externos que apoyan el proceso [146]. Este tipo de reuniones, se realizó entre el atardecer y el anochecer, un día por semana e implicó:
146

Se trata de los agentes policiales jefes de sector David Lazo y Róger Pérez G.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

90

Coordinar con los actores externos Convocar a los representantes de las marimbas Participar en las reuniones Informar de las actividades a su cargo e informarse de las de los demás Intervenir en los temas de agenda

PARTICIPACIÓN EN INICIATIVAS CON LOS JÓVENES
Actividades deportivas y también de formación, de capacitación. En algunos casos como instructor, en otros como asistente.

La reacción de la policía

Cuando la policía se entera de una alteración del orden, responde mas o menos con una serie de acciones típicas. Los jefes de Sector recrearon la situación de la siguiente manera, tomando como ejemplo una trifulca en un barrio [147]:

1. Llamada al puesto de mando de una alteración de grupos juveniles, Quien llama usualmente se refiere a “pandillas”. 2. Se pide a la persona que llama que se identifique 3. A lo inmediato se presenta la Policía Nacional al lugar del hecho con el objetivo de verificar lo sucedido. 4. Acciones posibles: a) En caso de alteración del orden público (AOP) . Por ejemplo si es un grupo de jóvenes, que vienen de la disco, en estado de ebriedad y se está dando una discusión sin consecuencias entre ellos. La patrulla sabe que lo que busca el ciudadano es que estos muchachos
147

Perspectiva de los/las jefes policiales de sector en Octubre 2002

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

91

se vayan a otro lugar. la P.N trata de persuadir. No hay denuncia por que no hay delito. b) Si existe delito (in-fraganti) tal como lesiones o daños a la propiedad se procede a la detención. Posterior se le comunica a los afectados que se presenten a interponer denuncia. c) Si hay lesionados de gravedad, de inmediato se auxilia a las víctimas y se llevan hacia el hospital. d) En caso de que sean menores de edad se procede a lo establecido por la ley.

En algunas ocasiones existen llamadas de personas que denuncian situaciones que no están ocurriendo, con lo que hacen perder recursos y distraen a la policía de situaciones que pueden ser urgentes.

LAS QUEJAS CONTRA LA POLICÍA
“Nos pusieron tema los voluntarios y los patrulleros” “Esa patrulla en donde nos mira nos quiere hacer espuma”

Seguramente en ningún país del mundo la policía está libre de quejas. En unos hay más que en otros, hay condiciones en las que se pueden expresar y en otros no: Todos sabemos que en los regímenes dictatoriales una queja puede dar lugar a reacciones violentas y también hay instituciones en las que toman seriamente las quejas y otras en las que no. Pero –a pesar de lo que se diga, aquí estamos en Nicaragua donde la policía se define humanista y ha mostrado seriedad en estos asuntos. Las quejas que se recogieron contra la policía, desde los miembros de las marimbas, de las madres y los dirigentes barriales, pueden resumirse así: Insuficiente presencia Los mismos jóvenes quieren que haya presencia en los barrios, se pide que se aumente el ingreso de policías a la institución, y especialmente que en procesos de acuerdos de paz controlen a los grupos que no están involucrados y siguen agrediendo a los firmantes de acuerdos. “¿Que hará la policía para incrementar el patrullaje?” Nos gustaría poner un puesto de mando en el barrio Oscar Gámez. ¿Es posible? “Los Dragones siguen molestando, qué van a hacer para que se estén tranquilos?” y preguntas similares aparecieron de manera repetida Abuso de miembros de la policía En casi cada reunión con los muchachos, cuando se abre un espacio de intervención, los jóvenes de las diferentes marimbas mencionan casos de abusos o que perciben como tales. Los

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

92

Jefes de Sector en varias ocasiones durante la etapa de diagnóstico vinculada con el acuerdo de paz, aclararon sobre lo que debe hacerse en esos casos, y el Segundo acuerdo de Paz es claro al respecto. “Los grupos usarán su derecho de denunciar excesos policiales cuando los haya, y a través del Jefe de Sector denunciarán cualquier caso”. Sin embargo los muchachos todavía no están seguros de que esto funcione, tanto que en un par de casos solicitaron todavía apoyo nopolicial para manifestarse sobre su percepción ante actos de miembros de la institución. Situaciones equívocas Uno de los casos que más mencionaron a los muchachos en las reuniones para firma de acuerdos, se reducía a la siguiente escena: (1) Jóvenes están reunidos en la esquina tomando su media tranquilos [148], (2) Aparece la patrulla, (3) Muchachos se asustan sin estar haciendo nada, pero como desconfían de las intenciones de los policías... corren, (4) Policías entonces los persiguen, y (5) Terminan algunos subidos en el vehículo En uno de nuestros encuentros los jefes de sector mencionaron que si la policía ve correr a alguien así, pues es normal que los persigan... que deben quedarse quietos.. Semanas después escuchamos también historias de muchachos que se quedaron quietos y “los levantaron” Parcialidad Casi cada grupo que ha entrado en conflicto y cuando ha habido intervención de patrullas, interpreta que los policías están favoreciendo a los otros. “¿Por qué la policía no actúa parejo con los grupos?” Los Jefes de sector respondieron ante este interrogante que “La policía es obediente y respeta la constitución política y se rige por los principios de actuación y no tiene preferencias con ningún grupo”. “La policía trata a todos por igual, persigue el delito. Tanto los grupos juveniles están obligados a respetar la ley como la policía”. De todas maneras la percepción es tan generalizada que apareció reflejada en el segundo acuerdo de paz [149] la siguiente afirmación que es a la vez una demanda: “Los grupos esperan imparcialidad en los Jefes de Sector” “No atienden a los miembros de pandillas” “A nosotros nos culpan por todo lo que sucede en el barrio, creen que no valemos nada y para colmo si vamos a poner una denuncia, cuando nos atacan, la Policía más bien nos deja presos”, fueron –según un diario nicaragüense- las declaraciones del jefe de Los Charcos

148 149

“Media”= Media botella de guaro o licor Se refiere al segundo de los acuerdos de paz entre marimbas o pandillas de Estelí, que fue parte del proceso y que reporta esta misma publicación.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

93

Locos. [150]. Esa misma aseveración fue enunciada en varios encuentros por muchachos de diferentes marimbas. Conductas indebidas. ¿Que medidas se tomaran con la policía que patrullan en estado de ebriedad? Fue una pregunta que apareció en el taller de Los Frijoles, luego se repitió en la firma de los acuerdos y sigue apareciendo la inquietud en las reuniones con las iniciativas post-firma del acuerdo. Los Jefes de Sector dieron la respuesta: “Denunciar en asuntos internos”

VISTAZO RAPIDO A OTROS ACTORES
Un trabajo reciente en Estelí proponía las preguntas: “¿Porqué crecen las pandillas en barrios donde hay atención de organizaciones que promueven las actitudes contrarias?, ¿Cómo actuar de manera que ellas <las pandillas> redireccionen la dinámica de los grupos? [151]. Se han ejecutado proyectos con familias, proyectos con niños trabajadores y no-trabajadores... y de todas maneras crecieron los grupos trasgresores, aumentó la violencia de los jóvenes que antes fueron esos niños. Entonces se hace necesario detectar que falló... debatirlo y hacerlo público... sacar lecciones de la experiencia... y empezar a generar proyectos eficaces. Los dirigentes y activistas barriales, reconocieron las siguientes organizaciones que trabajan con jóvenes y de alguna manera influyen en la situación de las marimbas en Estelí: (a) Barriales: Consejo de desarrollo comunitario: Deporte Comisiones de Prevención Social del Delito (CPSD): Relación entre pandillas (b) Estado: Alcaldía: Infraestructura La Policía: Protección física, acercamiento a la comunidad (c) Sociedad Civil:
La Prensa cita a Marcos Antonio Flores Mejía (19) fuente: Olivas, O. Adolfo. “Delincuencia juvenil, dolor de cabeza en Estelí” En: La Prensa de Febrero 4 del 2002, Consultado vía Internet: http://wwwni.laprensa.com.ni/archivo/2002/febrero/04/regionales/regionales-20020204-02.html
151 150

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

94

Red de jóvenes INSFOP, INPRHU, Proyecto Miriam, Acción Ya, Desafíos En general: Capacitaciones, sensibilización sobre violencia, organización de comités (d) Religiosas: Sor María Romero, Iglesias evangélicas. (e) Instancias multi-organizacionales: Comisión de Apoyo a Pre- Escolares Comunitarios: Integración barrial en organizaciones, Jóvenes en actividades de los pre-escolares, atención educativa a niños y niñas menores. (f) Internacionales: Familia Unidas, CARE-MINSA (Centros de salud) En General: atención médica y sicológica, utilaje deportivo y escolar, capacitaciones (g) Otros: Cruz Roja, Bomberos En general: Capacitaciones, utilaje deportivo, manualidades.

Sus quejas, todavía parciales, las tomamos literalmente, con intenciones constructivas: • • • • • Las canchas deportivas han servido para enfrentamiento de grupos. Mifamilia : No cubre los barrios- solo está en oficina Secretaria de la juventud no incide en los barrios. La comisión de la niñez, se desconoce en los barrios lo que hace, no se ha pronunciado, no tiene promotores [152]. No es pareja la atención a los jóvenes (MINSA).

En un capítulo posterior enumeramos las recomendaciones que se generaron para cada tipo de actor social durante el diagnóstico (Ver CD2).

152

Se sigue confundiendo a la CNAE con un organismo.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

95

JÓVENES EN UN MUNDO DIFÍCIL
Tocando causas, cauces y fauces

Se trata de una complejidad de causas El barrio en problemas Deporte y recreación: ¿Formativos o destructivos? Educación Formal: ¿Aprender a ser violentos (¿o qué?) Trabajo: Entre el mal-trabajo y el no-trabajo La Familia no es como quisiéramos Crece la depravación Los medios de comunicación Nuestro mundo De la responsabilidad personal a la libertad

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

96

La categorización de causas de cualquier situación, depende mucho de la perspectiva que se tome. Durante el diagnóstico usamos varias formas para acercarnos a la percepción de los jóvenes respecto a las causas de la vagancia y sobre todo de la violencia de las marimbas o pandillas juveniles. Como resultado del trabajo individual y luego compartiendo en pequeños grupos de 68 jóvenes de Los Ángeles del Infierno, Mara Salvatrucha, Poison, Aluminios, Frijoles y Vengaboys obtuvimos listas consensuadas de problemas causales [153], posteriormente un mini-taller de representantes de las marimbas Mara Salva trucha, Poison, Aluminios, Ángeles del Infierno, y dos madres de miembros de los Frijoles –con la facilitación del autor de este informe- buscaron a partir de “la vagancia” las relacionaron entre problemas causales mediante la técnica del “árbol de problemas” [154]. Este árbol lo perfeccionamos con nuevos aportes de otros muchachos. También reflexionaron los demás sectores, en sus respectivos momentos.

153

Se trata de los jóvenes que estuvieron presentes en los talleres para la firma del primer y segundo acuerdos. Mientras en cada caso, los dos representantes de cada grupo discutían los términos de los acuerdos, los demás participantes reflexionaron en pequeños grupos o se integraron a actividades de expresión creativa. 154 El producto de esta técnica es en la parte superior una relación entre problemas consecuencia del problema de entrada (en este caso definido por los muchachos como “la vagancia”, y en la parte inferior la relación de problemas que son causas de ese problema de entrada.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

97

Manual para el suicidio efectivo Por: Hector Avellán de todas las muertes prefiero la más estética nada de sogas ojos desorbitados expulsiones involuntarias cagadas hasta en el último momento nada de venas cortadas larga agonía o lenta palidez tendida como manto en el cuerpo ni de teñir y salpicar el mundo circundante con coágulos escarlatas ni de veneno o pastilla que desintegre el aparato digestivo o dormirse y lanzarse a los carriles de un tren en marcha para embarrar la existencia como mantequilla en el pan de la mañana de todas las muertes aquella de seguir vivo esa muerte cotidiana prefiero
(Hector Avellán es poeta nicaragüense)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

98

SE TRATA DE UNA COMPLEJIDAD DE CAUSAS
Un joven miembro de una pandilla juvenil o marimba de Estelí, expresó en una sola frase, su actitud respecto a la vida: “Veo la vida como una maldición porque no hay para nosotros trabajo ni todo lo que necesitamos”, y otro afirmó que “Veo a los que nos discriminan con odio. Nos ven raro, como animales, con desconfianza” [155]. Nos están diciendo que el accionar violento de las marimbas es efecto de situaciones sociales negativas y no solamente causa. Y así parece derivarse de las palabras de un funcionario público, citadas por la prensa, al afirmar que se requiere: “un acercamiento de respeto y de cariño hacia los jóvenes con problemas sociales, porque seguramente estos muchachos nunca han tenido oportunidades para el desarrollo de sus vidas” [156]. El que ellos no tengan oportunidades, es una responsabilidad de múltiples actores, cuya intervención es necesaria para encarar las soluciones. Virginia Satir escribió que los jóvenes deben cumplir una gran tarea para sobrevivir a la adolescencia, en medio de las grandes presiones que reciben. Ella se refiere a la “resolución” de esta etapa y afirma que en los adultos recae la responsabilidad de crear condiciones para que los muchachos (y muchachas) puedan hacerlo, conservando su dignidad, estimulando su sensación de autoestima y asumiendo orientaciones que les sirvan [157]. Al parecer la generalidad de los adultos no ha asumido suficientemente esta responsabilidad, ni como individuos ni como parte de organizaciones. Los muchachos y niños –y por supuesto las muchachas y las niñas- viven o sobreviven en espacios heredados, es decir construidos históricamente por los adultos actuales y quienes los antecedieron y consolidados o permitidos por las instituciones del Estado y por otras organizaciones de la sociedad civil, pero también propiciados desde esferas supranacionales. Estos espacios y las dinámicas que allí se vienen produciendo no parecen estar pensados estratégicamente en términos de contribuir ni al bienestar ni a la formación de la infancia y la juventud. Por el contrario parecen conducir a estimular comportamientos individuales y colectivos que no ayudan a la armonía entre los habitantes, a la armonía con la naturaleza, ni a la armonía personal. Y por su parte en gran parte los actores (adultos individuales y organizaciones) que deambulan en el escenario no son modelos positivos sino que están contradiciendo el discurso que manejan ellos mismos, de lo que es “correcto” y lo que es “incorrecto”. El resultado es que se van borrando las diferencias -desde que el niño va
155

Afirmaciones registradas en los talleres para firmas de acuerdos de paz, con presencia de seis marimbas: Mara Salvatrucha, Ángeles del infierno, Vengaboys, Frijoles, Poison, Aluminios. 156 Palabras de Rodolfo Castellón, Secretario Departamental de la Presidencia, citadas en: Olivas, O. Adolfo. “Delincuencia juvenil, dolor de cabeza en Estelí” En: La Prensa de Febrero 4 del 2002, Consultado vía Internet: http://www-ni.laprensa.com.ni/archivo/2002/febrero/04/regionales/regionales-20020204-02.html 157 Satir, Virginia (1991). Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. Edición corregida y aumentada de Editorial Pax, México. Quinta reimpresión (Originalmente: “The New Peoplemaking” 1988) . –pp 326-327.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

99

creciendo- entre lo que usualmente se conoce como “El Bien” y “El Mal”, Tampoco hay una afirmación consistente de principios y valores que correspondan a las necesidades actuales y futuras del barrio, el municipio, el país y la humanidad. La búsqueda de causas y factores que propician las conductas transgresoras de los muchachos miembros de marimbas o pandillas juveniles, llevó a explorar a los muchachos como individuos, a sus familias, al barrio y al territorio como espacios más cercanos, a la relación entre los grupos en las vivencias del grupo y en la recreación y el deporte, a la escuela y al trabajo, y al entorno nacional y mundial. Las causas y factores relacionados con el ámbito nacional se discutieron en el capítulo “Ambiente favorable para la acción trasgresora juvenil” Factores que favorecen la violencia Una investigación convocada en 1995 por la Oficina de Justicia Juvenil y Prevención de la delincuencia (Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention –OJJDP-) examinó estadísticamente 66 estudios en el hemisferio Norte encontrando que ciertas conductas tempranas de los niños y niñas y situaciones con las que conviven pueden predecir la comisión por ellos mismos de crímenes violentos en edades mayores. La investigación pudo vincular con estas conductas violentas graves a factores individuales, familiares, escolares, comunitarios y de amistades [158]. Aún considerando la diferencia de contextos sus resultados de alguna manera dan luces y ratifican hallazgos de nuestro propio diagnóstico. Queremos resaltar en este momento tres resultados:

Hay correlación entre problemas ligados con la hiperactividad, dificultades de concentración, desasosiego y asunción de riesgos y posteriores conductas violentas. Cita que niños que a la edad de 13 años presentaron dificultades de concentración y desasosiego en Suiza, fueron cinco veces más propensos a ser detenidos por actos de violencia en el límite de los 26 años que niños sin esas características. De hecho a esa edad había sido arrestado el 15 % de los niños que presentaron esas dos situaciones a los 13 años. Ellos encontraron que la situación se produce por una cadena de situaciones: los problemas de concentración predicen dificultades académicas que a su vez predicen comportamientos violentos. Siendo así no queda sino a enfatizar la importancia de la atención a estas dificultades, que a su vez puede tener muchas causas, y a recordar también el papel de la escuela, a la que nos referiremos más adelante. Creencias y actitudes favorables a conductas desviadas o antisociales, pueden predecir en los hombres violencia posterior y no tanto en las mujeres. Las investigaciones consideradas por el estudio que revisamos también incluyeron aceptación de las trampas, aceptación de pasar sobre las reglas, actitudes favorables a la violencia y hostilidad hacia la policía. Estamos hablando por una

Hawkins, J. David et al. (2000). “Predictors of Youth Violence”. – En: Juvenile Justice Bulletin. April 2000. http://www.ncjrs.org/html/ojjdp/jjbul2000_04_5/contents.html (Acceso en Agosto 16.03). For the Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention (OJJDP)

158

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

100

parte del trabajo sobre los valores y principios en la familia, en la escuela, a través de los medios, etc., y por el otra de la imagen que proyecta la policía y de la percepción que sobre ella tienen los jóvenes y otros actores. Sobre estos temas volvemos a insistir más adelante en el esta publicación. El involucramiento en otras formas de conducta violenta como robos, daños a la propiedad y venta de droga fue asociado a partir del estudio de diferentes investigaciones, con mayores riesgos de violencia grave en edades mayores en el caso de varones. Se hace evidente el peligro de que a partir de las acciones violentas y otras, que se asocian entre sí y con más conductas [159]. Este hallazgo lleva a enfatizar la importancia de las acciones preventivas en los niños menores que quieren imitar a los jóvenes de más edad y de hecho se involucran en algunos de los combates a lajazos y en otras acciones [160].

Y hay más...

Buscando causas Los Frijoles, reflexionando colectivamente, afirmaron que en Estelí han proliferado las marimbas con conducta violentas por la carencia de buena educación, desinterés en el trabajo y/o falta de empleo y aburrimiento en las casas. En sus palabras[161]: • • • • Por los padres de familia, que no les dan la educación adecuada. Porque no hay empleo buscan resolverlo robando. Desde pequeños los niños no se acostumbran a trabajar y buscan la vagancia. Los jóvenes se aburren de estar en sus casas encerrados, después buscan el vicio de las drogas, y por eso se llega a cometer muchos delitos.

Madres y dirigentes de barrio señalaron también a la falta de oportunidades y a la irresponsabilidad de las familias como factores causantes importantes del fenómeno pandilleril [162]. Las madres del Barrio Oscar Gámez señalaron como causas centrales: • • • •
159 160

Porque son jóvenes y quieren libertad Porque no pueden o no quieren trabajar Padres que los dejan en la calle porque se van a trabajar o por irresponsabilidad, Padres que no los quieren

También mencionaron las relaciones sexuales tempranas y el fumar, pero no nos quedó claro de qué manera. Los “Júnior”, como los llaman en los barrios 161 Taller en pleno con Los frijoles, parte de las actividades del diagnóstico. 162 Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

101

• •

Los papás no los aconsejan, Jóvenes que no están estudiando, y a los que estudian algunos profesores los tratan mal”.

Creen ellas que refuerzan su vagancia “el consumo de drogas, alcohol y pega, y que en eso influye que haya muchas mujeres y hombres que venden la droga”. Docentes de centros de estudios secundarios y universitarios de Estelí, que participaron en una jornada de reflexión sobre la violencia establecieron las cuatro fuentes que para ellas son propiciadoras de la violencia entre y desde jóvenes, y definieron los espacios en los que ocurren, como se ve a continuación [163] Fuente de violencia El rechazo Las relaciones de poder La falta de comunicación El maltrato Espacio en el que se presenta Escuela, familia y los barrios Escuela, familia y trabajo Familia, escuela Intra familiar

Otros educadores-as construyeron la siguiente lista de causas y factores que estimulan que los jóvenes estén construyendo otra realidad: • • • • • • • • La pobreza en todos sus aspectos. Falta de oportunidades ( educación, recreación, tener un lugar en la familia. ) Poco interés de los gobiernos en atender esta problemática. La utilización de ellos por grupos mas organizados. El maltrato de los mayores. Desintegración familiar. Discriminación. Influencia exagerada de los medios de comunicación social

Un asunto complejo desde la perspectiva de los jóvenes Los jóvenes de varias marimbas bajo la orientación metodológica del autor de este documento hicieron un análisis de causas de la vagancia y sus relaciones, que aparece más adelante. [164]

163

ADESO Las Segovias (2002). La violencia entre jóvenes y desde jóvenes: Reflexiones de Actores Sociales de Somoto, Condega y Estelí. --Asociación para la Investigación del Desarrollo Sostenible de “Las Segovias”. (ADESO), Estelí, Nicaragua. -- pp 23-36. (Serie Miradas Múltiples No. 1 (Febrero 2002) / Contacto: Email adeso@ibw.com.ni > 164 Preparado con aportes de los jóvenes: José Jerónimo, Miguel Ángel, Holman Antonio, Eduardo Enrique, Jeyson Rubén, Justo Pastor, Orlin Antonio, Marvin Zeledón, Juan Carlos y de las señoras: Doña Mercedes Celina y Doña Selfida Ernestina.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

102

VAGANCIA

Jóvenes fuera de la escuela

Jóvenes sin trabajo

Se siente mal en la familia

Poca acción: deporte y distracciones

Maneras de los medios comunicación

Expulsión

Jóvenes no vuelven

No hay

Muchos requisitos

Falta apoyo

Hijo es Ignorado

Hijos son maltratados

Jóvenes crean problemas

CNA limita trabajo

Colorado Discriminan por Tatuajes, ropa

Películas y noticias que estimulan a la vagancia

Medios muestran solo lo negativo de los jóvenes de los barrios

Padres irresponsa bles

Falta cariño en la familia

Jóvenes quieren hacerse notar

Jóvenes aburridos en la escuela

Jóvenes agredidos y robados camino a escuela

No pueden pagar

Clases difíciles Profes no dan la talla Falta justicia en escuelas

Escuelas muy lejos Grupos atacan

Mala situación económica de padres

Preparado con aportes de los jóvenes: José Jerónimo, Miguel Ángel, Holman Antonio, Eduardo Enrique, Jeyson Rubén, Justo Pastor, Orlin Antonio, Marvin Zeledón, Juan Carlos y de las señoras: Doña Mercedes Celina y Doña Selfida Ernestina.

Ilustración 1. Fenómenos que contribuyen a causar la vagancia de los jóvenes y el pandillerismo[165].
165

La raíz “Poca acción: deporte y distracciones” no fue desarrollada.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

103

EL BARRIO EN PROBLEMAS
“Los barrios ya no son como antes” (por supuesto... y no lo serán).

Generalmente el barrio equivale al “territorio” de la marimba o pandilla, hay casos –como ya lo mencionamos- en que un mismo barrio contiene varios territorios “de” grupos diferentes y también se presenta que algunas marimbas -como “los tres puntos locos”- abarcan un territorio que sobre pasa al barrio (en este caso tres barrios) La distribución de las marimbas en los distritos de Estelí, se observa en el cuadro siguiente.

Cuadro 1. Distribución numérica de las marimbas en Estelí Distrito Total Total Barrios con Barrios sin # Barrios marimbas marimbas marimba 1 23 11 10 13 2 14 9 7 7 3 22 17 14 8 59 37 31 28

El cuadro nos muestra que en todos los distritos hay pandillas o marimbas, que ya hay más barrios con marimba que barrios sin marimba: En el 52.54 % de los barrios (31 barrios) hay por lo menos un grupo. En el capítulo introductorio y en el capítulo “Identidad Organizacional de las Marimbas” puede verse la ubicación de las pandillas específicas por barrio y por distrito. Nos interesa resaltar que en los barrios con presencia de estas agrupaciones, lo usual es que exista una sola marimba, pero en el momento del diagnóstico encontramos dos barrios que ya contaban con tres, a saber: el Villa Esperanza, del Distrito #2, y el Oscar Gámez II del Distrito #3. También se reportaron ocho barrios con dos agrupaciones: cuatro de ellos en el distrito #1: El Orlando Ochoa, el Boris Vega, el Omar Torrijos, y el Jaime Úbeda; uno del distrito #2: el Oscar Turcios y tres barrios del distrito #3: el Arlen Siu, el 14 de Abril y el Rosario. Este dato es interesante porque un número plural de marimbas en un mismo barrio sugiere posibilidades de conflicto entre ellas, porque implica diferencias (de lo contrario serían una misma agrupación), posible competencia por territorio, muchachas y espacios de deporte y recreación. El juntarse es una situación normal en los jóvenes y en cualquier ser humano. Lo que preocupa es juntarse e involucrarse colectivamente en acciones que hacen daño a otros y a sí mismos. ¿Qué hace que en un barrio los muchachos opten por ello? ¿Qué hace en los barrios que un

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

104

estimado de 500-700 jóvenes de Estelí se puedan involucrar en acciones potencialmente violentas y/o delictivas desde sus marimbas y unos 400 ya lo hayan hecho? [166]

Primera aproximación a las respuestas. Durante un diagnóstico sobre violencia intra familiar realizado por el Proyecto Miriam en el área peri-urbana de Estelí las dirigentas y dirigentes barriales enumeraron los problemas más graves para el sector en el que están ubicados los cinco barrios del diagnóstico (José Benito Escobar, Villa Esperanza, Oscar Turcios, Centenario y Primero de Mayo). Mencionaron los siguientes: a. b. c. d. e. f. Maltrato a menores. Violencia entre grupos de jóvenes (pandillas). Niños y niñas abandonados/as ( parcial y total, madre y padre) Drogas ( alto consumo y expendio) Desempleo La prostitución (oferta, demanda, rufianes): niñas, adolescentes y mujeres adultas. g. Inseguridad ciudadana. h. Migración ( desintegración familiar). i. Irresponsabilidad paterna. El documento de ese diagnóstico señala que “De los nueve problemas citados, corresponden directamente a actos de violencia por lo menos dos (Maltrato a menores, Violencia entre grupos), pero todos los demás generan violencia o son generados por/con violencia” [ 167]. La dinámica tiende a mantenerse. Cuando ya hay una pandilla o marimba en el barrio hay más tendencia a que los jóvenes que van creciendo se involucren en ellas, por las razones que mencionamos en otra parte de la publicación. El estudio de predictores de la violencia [168] muestra para los países “desarrollados” que cuando un joven tiene amigos delincuentes a las edades de 10, 14 y 16, hay un incremento de riesgo para que el se involucre en actos de violencia a la edad de 18. Si el muchacho es miembro a los 14 años se triplica el riesgo de que se involucre en violencia a la edad de 18, y si es miembro a los 16, se cuadruplica este riesgo. Sería interesante hacer un estudio parecido en el Norte de Nicaragua.
Nota del autor: El estimado es producto de este diagnóstico, y ya lo mencionamos y justificamos en otras partes del documento 167 Proyecto Miriam. Violencia Intra familiar en la vida de niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: primaria@ibw.com.ni . 168 Hawkins, J. David et al. (2000). “Predictors of Youth Violence”. – En: Juvenile Justice Bulletin. April 2000. http://www.ncjrs.org/html/ojjdp/jjbul2000_04_5/contents.html (Acceso en Agosto 16.03). For the Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention (OJJDP)
166

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

105

Expendios Dirigentes y activistas de los barrios de La Unión, La Comuna, Leonel Rugama, Nuevo Amanecer, Arlen Siu, Oscar Arnulfo Romero y Villa Esperanza definieron con una frase cuáles son los barrios más peligrosos de Estelí: Aquellos donde hay más expendios. Se referían a: • • • Expendidos de droga. Afirmaron que ellos usan de escudo a algunas pandillas, y se han valido de la distracción (Simulacros) para movilizar su mercancía. Venta de licor – Legales e ilegales. Venta de medicamentos que drogan (síquicos) en las farmacias-sin formula

Esta situación tiene varios agravantes: Gente extraña de fuera que llega a los barrios; un mayor consumo de droga y licor en vecinos y jóvenes; adictos ambulantes en las calles que proporcionan mal ejemplo a los menores, creando posibilidades de que ellos también consuman. Como todo ello ocurre por varias razones que tiene sus soluciones los dirigentes y dirigentas creen que debe hacerse lo siguiente: - Control de las instancias que autorizan dichos negocios de alcohol. Seleccionar días y horas para su negocio que no dañen tanto a los niños y jóvenes - Acción policial decidida contra los expendedores de droga - Los vecinos intervengan y no se hagan de la vista gorda ante situaciones que afectan a los jóvenes. - Las personas que reciban talleres sobre los temas relacionados con el problema sean conscientes y transmitan lo que han aprendido a la comunidad

Los dirigentes también analizaron que otros espacios de la vida de los barrios se pueden convertir en generadores de violencia, aunque no existan para eso. Ellos reflexionaron sobre la práctica deportiva, la práctica recreativa, la práctica religiosa y la práctica política.

La práctica religiosa ! ! Muchachos de las marimbas, son llevados por unos a una iglesia y por otros a un templo a veces sin que ellos quieran y a veces les toca oír sermones de una religión que no profesan, Hay contradicción entre pastores y sacerdotes que a veces se tornan agresivas.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

106

!

En ocasiones, jóvenes de las ‘pandillas’ han sido “tratados” en las iglesias, cuando van a ceremonias.

Según los dirigentes barriales y activistas, es necesario que... - Pastores, sacerdotes y creyentes respeten los derechos de cada quién en cuanto a creer lo que sea. - Los lideres no promuevan prácticas ajenas a lo que dice la Biblia, ni se aprovechen de su cargo para imponer religiones. - Los lideres religiosos no ejerzan como políticos partidistas. Practica política ! ! Algunos partidos políticos utilizan a los jóvenes como grupos de choque para defensa de las JRV [169]. Hay pleitos por partidos políticos y demás porque se les promete a los jóvenes cosas que no van a cumplir. Los dirigentes y activistas barriales proponen que los partidos políticos no usen a los jóvenes para hacer propaganda especialmente a miembros de las agrupaciones juveniles.

Inmigración, asunto de cuidado Encontraron los dirigentes que la inmigración de personas de otros barrios, otras ciudades y países puede ayudar a la vagancia. Los muchachos que vienen con sus familias de otras localidades y especialmente del campo, llegan desubicados y “les cuesta armar relaciones”. También “Hay gente que viene de otras ciudades que puede hacer daño a la comunidad...ha ocurrido” Por eso los dirigentes participantes propusieron que: - Cuando se hagan asentamientos espontáneos quienes dirijan, tengan en cuenta de donde vienen sus pobladores - Los vecinos escojan pensando en los demás a quién vender su lote. Ya que no deberían negociar con personas desafectas o que ponen en peligro la paz.

169

JRV= Juntas receptoras de votos

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

107

Inmigración y retorno de pandilleros o ex_pandilleros del exterior La preocupación apareció en dos sentidos. Estelianos que regresan del exterior u otras ciudades de Nicaragua y han tenido experiencias en pandillas en USA u otros países y extranjeros que habiendo sido pandilleros o siéndolo en la actualidad llegan a Estelí. No conseguimos datos de migración de pandilleros latinoamericanos a Nicaragua, pero un estudio exploratorio de 1996 sobre la migración de pandilleros dentro de USA [170] mostró que la migración interna en USA de miembros de “gangs” norteamericanas era un fenómeno reciente, posterior a 1986, y que se dio hacia muchas ciudades: 155 de las 190 ciudades con más de 100,000 habitantes y a 555 ciudades pequeñas. Los pandilleros que migraron fueron sobre todo de raza negra (un 60%) seguidos por los de origen hispano (un 25%). Las primeras razones emitidas para migrar fueron de tipo social (mudanza familiar, unirse a familia o a amigos) y las segundas se refirieron al mercado de drogas. Uniendo el mercado de drogas a otras “atracciones extralegales” esta fue la motivación principal para el 32% de las ciudades destinatarias de la migración. Las ciudades que reportaron llegadas de pandilleros por razones sociales, indican que la mayoría de los inmigrantes eran de origen hispánico. En el estudio no parece que la migración de pandilleros dentro de USA sea causa de problemas relacionados con las pandillas locales ni que tienda a causar la aparición de pandillas por primera vez en las ciudades (donde no las había) pero oficiales de la policía percibían que los inmigrantes miembros de pandillas han tenido de todas maneras un impacto importante en la rata y tendencia de los delitos, especialmente en hurtos, robos, crímenes violentos, uso de armas y sofisticación del armamento disponible. Los inmigrantes tendieron a vincularse en venta de drogas, especialmente piedra de cocaína, crack y marihuana. Siendo los hispanos muy centrados en sus familias, y sabiendo que el gobierno de USA impulsa la deportación de ilegales vale la pena explorar proactivamente la migración (y retorno) de miembros de “gangs” de esos países a Estelí, como lo mencionamos en la sección sobre “Pistas para el futuro” más adelante. Aclaramos en este momento, que la situación de ex_pandillero en otro país no necesariamente implica que al regresar a su tierra natal, la persona siga con conductas violentas y/o delictivas. Pensamos que hay que apoyar a estas personas para que tengan oportunidades en otros sentidos. .. y no hay que descartar que en algunos casos empeore la situación por contacto en un medio ya violento y desprovisto de oportunidades. El papel de los vecinos y vecinas En Marzo del 2003 estando de visita en casa de unos amigos en Jinotega, el autor pudo ver tres situaciones de violencia barrial: Un adolescente que estaba consumiendo licor en una bolsa plástica se enfrentó a otro y hubo conato de violencia con cuchillos. Los mismos muchachos se controlaron y
Maxon L. Cheryl; Woods, Kristi y Klein, Malcom (Febrero 1996). Street Gang Migration: How Big a Threat?.- From National Institute of Justice Journal. En: http://www.streetgangs.com/migration/sgmig96.html (Acceso Junnio 3.2003)
170

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

108

uno de los grupos se retiró. Inmediatamente un adulto en sus 40 años o algo más también “bolo” o borracho empezó a insultar y provocar a los muchachos que quedaban... Ellos inicialmente le respondieron verbalmente e intentaron irse varias veces... pero el hombre era insistente y los perseguía diciéndoles todo tipo de cosas, entre ellas tachándolos a gritos de cobardes, lo que parecía enervar a los tres jóvenes, que miraban insistentemente a todo el público del barrio que a su vez observaba la escena esperando algo... y finalmente terminaron pateando al hombre. Nadie hizo nada en ninguno de los casos. Unos minutos después cuando tres niños fueron a la pulpería el hijo de la ventera, que estaba en el mostrador con su madre -caído de la borrachera- golpeó en la mano a la niña de siete años de edad que llevaba un envase vacío de gaseosa, e hizo escándalo amedrentando a los chiquillos. Todo transcurrió en la misma esquina, un domingo antes de las 6 pm y en menos de dos horas. Jinotega es una ciudad aparentemente tranquila... Eso mismo pudo haber pasado en Estelí o cualquier otra ciudad. Los niños afectados fueron el hijo de mi amigo y mi hija, que también tuvo que observar los insultos, las patadas... como los demás niños y niñas presentes.

Lo que aquí vimos fue por supuesto violencia entre jóvenes pero acompañada de intentos de control de ellos mismos, aunque en un caso no funcionó, Vimos agresividad del adulto y violencia de jóvenes contra niñez. También vimos el alcohol como común denominador y sobre todo indolencia de los vecinos. Mi hija vivió la escena, conversamos al respecto pues sabíamos que era más grave que el golpe en su mano el efecto que pudiese dejar en su manera de ver el mundo y además ella unas horas después ya no estaría en ese sitio. Pero para la mayoría de los niños del barrio que permanecen ahí, esta es una escena común y no hay nada que conversar fuera de los detalles de las peleas. Es el modelo que se les alimenta... simplemente así es. Es lo que les espera que hagan cuando se conviertan en adolescentes... ya pronto. En el barrio René Barrantes, en una casa esquinera cerca del SILAIS, uno veía las escaleras que bajan de la puerta de una casa al anden, llenas de aceite, como si se hubiesen derramado muchas latas accidentalmente, pero no es eso... es para evitar que los muchachos vecinos se sienten ahí durante las noches y alejar el ruido de allí. Es tanto el escándalo que prefieren que se afée la entrada. El diagnóstico en barrios peri-urbanos de Estelí que ya mencionamos, ilustra la reacción común de los vecinos ante la actividad de las marimbas: Una pandilla ataca el barrio ¿ Qué hacen ustedes? Cerrar la puerta y llamar a la policía, pero si es uno de mis hijos meterlo adentro. En este caso es la policía quien tiene que actuar. La pandilla del barrio ataca a otro barrio ¿ Qué hacen ustedes?

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

109

Nada. La policía tiene que hacer algo. Si antes se puede evitar hay que hacerlo aconsejándolos. [171] Creo que todos hemos escuchado de casos de una agresión de un grupo de jóvenes a otro muchacho, a veces valiéndose de lajazos... en otros casos con puñal, frente a grupos de personas que se convierten en testigos que no reaccionan. Esto ha costado muertos. “Es que no sabe uno que hacer” o Si me meto me embarcan y después nadie me defiende” Sin embargo hay otra situación posible: “Cuando nos agreden, yo defiendo mi casa, todos nos defendemos... a como sea” (Madre de Familia) La policía está muy sola en esas situaciones... y también los muchachos. .. y para cambiar eso adquieren un papel relevante los dirigentes y activistas barriales que en eso tienen una dificultad y también un desafío. Los dirigentes saben que tienen también dificultad con los muchachos: “Hay algunos jóvenes que no se involucran en las actividades que hacemos... están un poco miedosos. Sí, hay algunos que le tienen miedo a la responsabilidad, y como miran que estamos trabajando con la policía entonces ellos creen que es para molestarlos a ellos y nosotros le hemos dicho en algunas ocasiones que no es para molestarlos, sino para tratarlos de sacar de las pandillas de que ellos están” [172]

Barrios, comunidades de baja sinergia Abraham Maslow, basándose en Ruth Benedict y a veces retomando sus frases [173], destacó que “las sociedades en las que destaca la no agresión tienen un orden social tal que el individuo por el mismo acto y al mismo tiempo sirve a su propio beneficio y al grupo” Explicaba que no se trata de altruismo de las personas, sino de identificación entre los beneficios grupales e individual. Son sociedades de mutuas ventajas en las que los miembros trascienden la polaridad entre egoísmo y no-egoísmo, entre interés personal y altruismo. A esas sociedades las llama “de alta sinergia”. Por otro lado las sociedades de baja sinergia se basan

Retomado con autorización del proyecto Miriam. Fuente: Violencia Intra familiar en la vida de niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: primaria@ibw.com.ni . Recomendamos su lectura. 172 Tomado de entrevista con dirigente barrial de la Chiriza. 173 Ruth Benedict (1887-1948). Profesora de Antropología en la Universidad de Columbia. Autora de “Patterns of Culture” y de “Race, Science and Politics”.

171

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

110

en la competencia, en la que “la ventaja de un individuo se convierte en una victoria sobre otro” y allí entonces “la mayoría no victoriosa debe cambiar como puede” [174] En Estelí, lo que podemos ver en las afirmaciones anteriores y a partir de las vivencias cercanas, es que la dinámica de las comunidades urbanas ha sido marcada en los últimos años por la baja sinergia. Saltan a la palestra preguntas sobre qué ha motivado esto... y las respuestas quedan abiertas, pero sí es claro que los jóvenes de los barrios –y las jóvenes- no han sido los favorecidos en esta pugna por ventajas... y que por rebote... el mismo barrio y la ciudad sufren las consecuencias

Localizados y móviles Pero más en el fondo, la perspectiva del territorio –en sentido amplio- en relación con la organización social ha cambiado en esta época de la globalización. Según Zygmunt Bauman el fenómeno globalizador nos presenta una paradoja: por una parte da libertad de movimientos al eliminar las diferencias entre “lejos y cerca” para ciertos sectores y por otra arrincona a la mayoría de la población que queda “localizada”. En sus palabras: “...lejos de homogenizar la condición humana, la anulación tecnológica de las distancias de tiempo y espacio tiende a polarizarla. Emancipa a ciertos humanos de las restricciones territoriales a la vez que despoja al territorio, donde otros permanecen confinados, de su valor y su capacidad para otorgar identidad. Para algunos augura una libertad sin precedentes de los obstáculos físicos y una inédita capacidad de desplazarse y actuar a distancia. Para otros presagia la imposibilidad de apropiarse y domesticar la localidad de la cual tendrán escasas posibilidades de liberarse para ir a otra parte” [175]. La generalidad de los muchachos y muchachas de los barrios está en este segundo bando. No obstante un número creciente de ellos sueña con desplazarse físicamente sobre todo a Costa Rica o a USA, y –mientras se mantenga o empeore la ausencia de oportunidades- cada vez serán más los que lo intenten. De hecho no son raras las situaciones en las que alguno de los progenitores u otros parientes de miembros de las marimbas o pandillas -y de los jóvenes de los barrios en general- “ya han cruzado la frontera”, lo que no solo abre para otros la posibilidad de llegar, sino que crea un flujo importante de remesas, comunicación, expectativas, afectos y por supuesto personas. Todo ello tiende a disminuir la relevancia que la gente da a los impedimentos legales y formales impuestos para coartar u ordenar la movilizarse entre países. En este caso entre el sitio de origen y el lugar en “el extranjero” para re-unificarse físicamente con otros de su familia o de su comunidad. Por ahora, quienes llegan “ilegalmente” tienden a ser “localizados” (inmovilizados, encapsulados) en su nuevo destino por la carencia de visa, el estatus de migrantes ilegales, y sobre todo la falta de organización de los migrantes latinoamericanos. La percepción popular de los límites del territorio comunitario tiende a
174

Maslow, Abraham. La amplitud potencial de la naturaleza humana. México, Ed. Trillas 1990 (reimp.1994).. -pp 197-198 175 Baumant, Zygmunt. “La Globalización: Consecuencias humanas”. Fondo de Cultura Económica. México, 2001. p.28.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

111

ampliarse –incluso por sobre los límites nacionales- a pesar de las restricciones[176].Es una realidad sico-sociológica que tarde o temprano hará conflictuar las prohibiciones legales.

DEPORTE Y RECREACIÓN: ¿Formativos o destructivos?
Se percibe demasiado frecuentemente una sensación generalizada de que el deporte y la recreación por sí mismos, afirman la armonía, como si no fuese necesario organizar este tipo de iniciativas considerando con mucho cuidado las circunstancias que de por sí estimulan la violencia. Los valores positivos para las relaciones entre las personas, pueden afirmarse a partir del deporte y de la recreación... o pueden afirmarse valores opuestos a ellas... con o sin intención. Son propicios para generar delitos y violencia, según los dirigentes barriales y activistas: • • • Fiestas y Fiestas patronales: al encontrarse grupos opuestos, por la venta de licor y problemas amorosos. Los sitios de juegos de maquinitas y “Nintendo”, en los que hay dinero de por medio y en muchos casos apuestas Los parques, predios y otros espacios públicos, usualmente permiten dos opciones: Una para recreación sana y otra que los convierte en escenarios de combates y espacios para consumo de droga. Varios de estos espacios permiten que los niños menores vean en acción a los consumidores de pega y otras drogas, y puede ser que les ofrezcan.

La práctica deportiva Cuando se estaba en pleno proceso de diagnóstico, se presentó en uno de los barrios un incidente relacionado con el campeonato que se estaba desarrollando, en el que se vieron inmiscuidos los Frijoles y la Policía... “y fue con bala y todo”. La violencia se ha producido ligada al deporte por...

Una introducción a esta propuesta aparece en: Ulloa, Luis Felipe (2002). “Comunidades en el Desarrollo: sistemas Intervenidos e Intervinientes”. En: Societatis #1, Año II, Enero-Abril 2002. – Universidad Francisco Gavidia, El Salvador. http://www.ufg.edu.sv/societatis/anho2-1/analisis4.htm

176

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

112

! ! ! ! ! !

El enfrentamiento entre barras opuestas. No querer perder un juego (No saber que a veces corresponde perder). La discriminación a un grupo u otro, que no reciben los mismo que otros (uniformes, balones, trato) Vulgareos en el juego (entre equipos o de las barras) Cuando se enfrentan marimbas que han sido enemigas, sin acuerdos previos Aprovechamiento político para ganar votos con el deporte, que divide a la gente.

Indudablemente el deporte es una posibilidad de efectos muy favorables... si se tienen los cuidados apropiados. La práctica deportiva es en principio sana, y según las conclusiones colectivas de los dirigentes y activistas barriales participantes en uno de los talleres que alimentó el diagnóstico, es necesario planearlo todo- en campeonatos, en festivales deportivos, para no convertirla en un espacio de violencia. No es solo cuestión de atender a los detalles técnicos, sino que toda práctica deportiva tiene que llevar un sentido educativo, en el que se involucren dirigentes deportivos, dirigentes barriales, jugadores, árbitros, entrenadores, policía y en algunos casos padres y/o madres de familia. La Exclusión del uso de la cancha “Uno ve a los muchachos sentados en los andenes o en sus sitios juntándose pero acudiendo al alcohol y las drogas, en horas en los que otros sí tienen la oportunidad de hacer cosas buenas”. Los Ángeles del Infierno que firmaron un acuerdo de paz con los Salvatruchas y lo habían respetado completamente, se encontraron en Mayo del 2003 con que les empezaron a impedir la entrada al campo de baloncesto donde venían jugado diariamente por aproximadamente 30 minutos. Como no tenían otro espacio para jugar se sintieron muy molestos, pero sobre todo – ellos explicaron- al percibir que la razón para hacerlo fue que unos “Junior” del barrio habían causado algunos problemas, y se los achacaban a ellos. Encima de todo una patrulla policial intervino de una manera que ellos interpretaron “grosera”. En el momento de escribir este párrafo nos estábamos preguntando, cómo afectaría esta situación el futuro del acuerdo. Construcción de canchas “Es muy triste un barrio sin campos deportivos” La construcción de canchas deportivas es un esfuerzo muy grande de la alcaldía en Estelí. Eso no puede negarse, sin embargo los gobiernos municipales, las autoridades y los políticos han de revisar los conceptos de satisfacción e insatisfacción, prestados del campo laboral, para colocar este esfuerzo en su justa dimensión. Cuando los jóvenes no tienen acceso a una cancha para practicar deporte, estamos ante un potente insatisfactor y también cuando se restringe la entrada a jóvenes a una cancha o campo deportivo al que ya la tenían. Pero qué pasa si los tenemos, o en nuestro caso si los jóvenes

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

113

cuentan con las canchas o acceso a las canchas deportivas? ¿Viven felices por ello y demostrando agradecimiento? Pues NO. Cuando ya se tienen, ocurrió lo que debía ocurrir. Pero, Como afirmó Herzberg en varios de sus trabajos [177], y como tuvimos ocasión de comprobar [178] un satisfactor no siempre equivale automáticamente al insatisfactor solucionado. Ocurre igual que con los instrumentos necesarios para ejecutar las tareas típicas de un empleo, si no los tenemos estamos muy insatisfechos y eso afecta nuestro ánimo de muchas maneras (es un insatisfactor). Pero cuando los tenemos no significa que sea un satisfactor sino que simplemente es apenas lógico que yo cuente con los instrumentos. También siendo jóvenes es un derecho que tenga donde hace deporte. Así de sencillo. Tener las canchas NO es un satisfactor pero no tenerlas es un tremendo insatisfactor. En consecuencia es fácil imaginar los efectos de ofrecer la construcción de una cancha de baloncesto durante una campaña electoral... y no cumplir, pero no hay que esperar mucho cuando se ha cumplido, sino que hay que seguir promoviendo acciones.

La responsabilidad sobre los espacios deportivos “La Alcaldía construyó canchas de básquetbol para la recreación de los jóvenes y ellos lo utilizan además para cosas malas” afirmó un dirigente. La experiencia de buen número de canchas y campos deportivos ha demostrado que se convierten –además- en territorio de dominio de un grupo, en escenarios de combates entre grupos, o en lugares de consumo de drogas. Se ha estimulado la territorialidad y aparecen más conflictos. Parte del esfuerzo de las autoridades y las organizaciones que colaboran, consiste en comprometer su uso adecuado y mantenimiento por la comunidad, establecer reglas claras y controlar que se cumplan.

EDUCACIÓN FORMAL Aprender a ser violentos o ... (¿o qué?)
De los directivos de dos centros escolares importantes de Estelí respondieron a la invitación para reflexionar la situación de las marimbas desde la perspectiva de las instituciones educativas el Pre-Universitario (Secundaria, presente la directora) y El Instituto San Francisco
177 178

Por ejemplo en: Herzberg, F., Mausner B., y Snyderman B (1965) “The motivation to work” N.Y., Wiley, 3 ed, Ulloa, Luis F. ¿Cómo se siente el personal de INTECFOR? Un estudio de satisfacción/Insatisfacción. -- Santa Cruz, Estelí, Instituto Nacional Técnico Forestal (INTECFOR). Diciembre 17 de 1995. 38 p (+anexos)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

114

(Presentes la directora de Primaria y el director general). Ellos generaron gran parte de los datos que aquí enunciamos, los demás son producto de otras acciones en el diagnóstico y de fuentes secundarias. Presencia escolar Según fuentes de la Alcaldía e INIFOM [179] en el área urbana de Estelí había para el 2001 un total de 72 centros escolares distribuidos en: 20 pre-escolares, 27 primarias, 6 nocturnos, 2 primarias-multigrado, 13 secundarias y 4 a distancia. Eran explícitas las deficiencias de calidad de la enseñanza y se atribuían a: Reducido número de docentes, inadecuadas o insuficientes condiciones físicas, mal equipamiento y limitaciones en cuanto a material didáctico. La retención en primaria era del 93.12, con 94.58 de las niñas y 91.57 de los varones. La retención en secundaria era de 89.14%, y se diferenciaba también a favor de las niñas con una retención para ellas de 94.54 mientras que para los varones era de 94.54. Según la misma fuente en la edad de 10-14 años, el 90% de los niños asiste a la escuela y 10% no asiste, pero al avanzar al rango de 15-19, ya el 41% no asiste a la escuela y solo el 59% si llega a clases ¡Es una situación desesperada! El rango 10-14 corresponde a la edad de los “júnior” y en el de 15-19 está el grueso de los muchachos de las marimbas. Ya en el rango 2024 años, el 72% no está asistiendo [180].

Influencia positiva de los centros educativos Los educadores y educadoras presentes en el taller [181] señalaron los aspectos en los que los centros educativos influyen o pueden influir positivamente sobre la situación de los jóvenes: Educación en valores. Creando procesos de integración a actividades sociales, culturales, deportivas, académicas. Involucramiento de los familiares en los procesos de los jóvenes. Promoviendo el protagonismo. Implementación de una disciplina consciente. Atención personalizada. Pero se ven con limitantes importantes, entre ellas: Poca capacidad a nivel de estructuras físicas ( edificios) para no acoger mas alumnos.
179

INIFOM-FNUAP-ALCALDÍA MUNICIPAL DE ESTELI (2001) Proyecto NIC/98/P11 Diagnóstico Socioeconómico Municipio de Estelí .- - 96p. “Apoyo a los sistemas de Información Sociodemográfica para el desarrollo Local.” 180 La fuente se basa en datos del VII Censo Nacional de Población de 1995. 181 Estuvieron presentes la directora del Pre-Universitario (Secundaria), el director del Instituto San Francisco y la directora de primaria de ese mismo instituto.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

115

Poca preparación de los docentes para atender a jóvenes en riesgo. Alta proporción de alumnos por maestro-a, puede ser de 40 o 50 en un aula. No hay preparación magisterial para atender casos difíciles El selectivismo al que nos vemos forzados (edad, rendimiento académico.) Políticas educativas. Y es interesante que una de las materias que más podría intervenir en la reflexión sobre valores, “Moral” no solo no fue mencionada por ningún participante como materia de agrado, sino que apareció como la materia que más le disgustaba a grupos de jóvenes de 11-12 años, 14 años y de 15 o más, entre los niños y niñas participantes del barrio Noel Gámez y aledaños y que asisten a diferentes centros. Moral estuvo en la escala de desagrado por encima de las “temidas” matemáticas, que ocuparon el segundo lugar. ¿Cómo se está dando esa materia para lograr tal unanimidad? [182]

El sistema escolar como centro de violencia Niños y niñas, Jóvenes de ambos sexos que estudian, pasan en los centros escolares –en medio de esta exposición a diferentes modelos de vida- una buena parte de su tiempo. En primaria hablamos de por lo menos cinco horas diarias de lunes a viernes. Es el tiempo escolar, que equivocadamente se suele identificar como el “tiempo en aula” cuando son relevantes los momentos antes de entrar, después de entrar, descansos intermedios y tiempo extra-clase en actividades escolares. El espacio escolar se asume como el segundo espacio formador de las personas. Allí se encuentran y en muchos casos chocan diferentes modelos de vida: Los modelos que promueven los centros escolares por considerarlos positivos el Estado y/o las instituciones y los modelos que ya traen los y las estudiantes de sus hogares, de los barrios y por la influencia de los medios. Una serie de circunstancias hace que cada niña o niño vaya optando, adaptando, hibridando inconscientemente modelos en la medida que pasen las pruebas de sobrevivencia y aceptación. Principios y valores se van internalizando gradualmente Jen Burnley, dejando sentado que “la percepción del conflicto no tiene que ser negativa” afirmó que “La tensión y la atmósfera saturada de conflictos conduce al rechazo de la escuela y de todo lo que representa” [183] y si eso es cierto, hemos de preocuparnos. ¿Explicará al menos parcialmente que más del 40% de jóvenes entre 15-19 años no asista a la escuela? (lo mencionamos arriba) y ¿cuál es esta atmósfera saturada de conflicto en el caso de Estelí? ¿Cómo manejan los centros escolares el conflicto y cómo estimulan para que los jóvenes aprendan a manejarlo?

182 183

Taller de niñas y niños en riesgo que hizo parte del diagnóstico. Enero 4.2003. Burnley, Jen. “Conflicto”. – En Hicks, David: Educación para la paz: “Cuestiones, principios y práctica en el aula”. Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia. Ediciones Morata. pp 73-92

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

116

Dirigentes y activistas barriales estiman que en los centros: • • • • • • • Hay discriminación de los jóvenes por sus tatuajes, peinados y aretes, no los respetan como personas, ni buscan como ayudarles Los muchachos no tienen oportunidades para continuar sus estudios en una carrera ser escasos recursos económico y no contar con apoyo. No existe un programa directo del MECD , para estos jóvenes Los hijos de padres de escasos recursos económicos, van perdiendo entonces su autoestima Los muchachos se portan mal . No se concentran en sus estudios . Consumen droga dentro de la escuela y fuera

Otra vez el diagnóstico de violencia intra-familiar en cinco barrios peri-urbanos de Estelí, nos aporta al señalar que en las escuelas primarias se presentan variadas formas de violencia, que presentamos en el cuadro siguiente [184] y que lleva a pensar que las escuelas en Estelí aún tienen mucho recorrido por delante para afirmarse como un espacio que promueva la cultura de paz. En esos cinco barrios están las marimbas conocidas como los Chiricas, los Zorros, los Power Ranger, los Dueños de la Calle, los Gárgolas, los Cobras y Las Momias
Cuadro 2.- : Formas frecuentes de violencia en las escuelas [ ] Entre niños Entre niñas Entre niñas y De niñas/os a De maestras (niño a niño) (niña a niña) niños. maestras. a niñas y niños. ! Muecas. ! Palabras ! Golpes. ! Golpes. Golpes. ofensivas. ! Se jalan el ! Irrespeto. ! Palabras Palabras ! Risas ! Palabras pelo. obscenas. obscenas. burlescas. groseras: “Sos ! Se dan ! DestrucDestrucción de un mongolito”, cachetadas ! Palabras ción y robo útiles escolares. groseras. ! Destruc“sos un de útiles Se bajan los ción robo ! Mordiscos. estúpido”, “sos escolares. shorts o “chores”. de útiles ! Le tiran un retrasado ! Se Tiran papeles escolares. piedras y mental”, “sos un levantan buscando pleitos. puntapié burro” [186] las faldas. ! Se Se ponen levantan (pre! Se jalan el sobrenombres. las faldas y escolar) pelo. se bajan los shorts o “chores”. ! Palabras
185

! ! ! ! ! !

184

Proyecto Miriam: Violencia Intra familiar en la vida de niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Estelí, Nicaragua Proyecto Miriam, Marzo 2003. Contacto: Email primaria@ibw.com.ni 185 Retomado con autorización del proyecto Miriam. Violencia Intra familiar en la vida de niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: Email primaria@ibw.com.ni 186 Varias de estas afirmaciones además demuestran una actitud de discriminación hacia niños-as con discapacidad... ¡en maestras!

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

117

! ! !

obscenas. Se ponen sobrenombres. Aruños. Puntapiés.

Pero la lista no menciona la violencia contra los animales. Obsérvese en los períodos de lluvia lo que hacen los niños de primaria y algunas niñas con los sapos que aparecen en las escuelas durante los recreos o a la hora de salir. El autor ha tenido que ver acciones que terminaron en sapos apedreados, desmembrados, aplastados... solo por jugar. En las calles de Estelí, durante la época en que la ciudad es invadida por las esperanzas, muchos niños escolares les ponen pólvora y las hacen explotar, les quitan alas y patas [187]. Maestras y maestros, madres y padres parecen no dar importancia al asunto como si no se tratara de seres vivos, o no lo ven... lo que también es grave. Aparentemente el robo en los centros escolares, y al menos algunos subsidiados, es parte de la vida cotidiana. La siguiente es una escena que se repite: Varios meses después de entrar al período escolar el niño o la niña lleva un promedio de un lápiz y un sacapuntas perdido semanalmente al primer descuido en su aula de clase. La maestra no logra hacer nada. La madre llega al punto de desesperarse y exige al niño que se las arregle por su cuenta. En un día cualquiera el niño empieza a llegar con lápices que no son suyos. Unos son atrapados y otros no en lo que parece un equilibrio de la balanza, pero es más que eso... tampoco es solamente que el niño o niña esté aprendiendo a robar... peor aún... está captando que el robo es una manera aceptable de sobrevivir y que el secreto consiste en que no lo descubran en clase... porque en casa ya no importa. Y por extensión va a pensar que también otras reglas pueden romperse cuando necesite satisfacer algún deseo o necesidad. Mosaico del desagrado [188] A continuación presentamos una lista de los tratos que los estudiantes de diferentes escuelas y diferentes grados, consideran humillantes y desagradables por parte de las maestras y maestros: Castigos Guiñan las orejas Pellizcan fuerte. Nos pegan Parados con las manos en la cabeza frente a la pizarra por 1 hora por mala disciplina No nos dejaban salir a los inodoros
187

Se trata de dos especies sobre todo la de color verde o Carelopseis sp., y también la Schistocerca sp. o “chapulín”. Taller de niñas y niños en riesgo que hizo parte del diagnóstico. Enero 4.2002.

188

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

118

No nos dan recreo Nos quitan la educación física Quitan los juguetes y las comidas. ( se las llevan a los hijos). Quitar las pelotas y los juguetes y luego y se los roban: chibolas, carritos, fichas premiadas. Nos dejan afuera y cierran el portón. Nos devolvían a nuestros hogares por no llevar el uniforme correcto Amenazaban de expulsar. Después de recreo nos quitaban las cosas que estábamos comiendo. Prohibiciones Hay niños y niñas que “se ensucian” [189] porque no les dan permiso de abrir los baños, solo a la hora de recreo, orinan detrás de los baños. No dan las clases completas por ejemplo Educación física No dejan que jueguen fútbol porque se quiebran persianas, pero están retiradas Nos bañaban a la fuerza (Nos humillaban frente a todos bañándonos) Nos decían para humillarnos que llegaban los pandilleros Nos amenazaban bajarnos de grado. Trabajo en la escuela: Nos ponían a asear los baños y recoger la basura. Nos mandan a hacer mandados y no nos suben puntos y nos atrasan en el grado (traer murales, barriles, traer sacos de basura y cereal) Tuvimos que jalar piedras para la cabina. Cuando llega el MINSA limpiar las ventanas. Mal servicio Hay libros pero no los presta , luego nos regañan por no hacer las tareas. Cobran por los libros que entregan y ya estaban dañados. No prestan material que han donado en la escuela (palos, carretillas). Venden las cosas agrias y heladas Pagaron los balones y luego no los prestan, pagaron las canchas de fútbol y no nos dejan jugar. Mal puntaje en las notas, a los alumnos bien portados, pero que no llevan cosas a la maestra. Estando enfermo me ponían a hacer educación física. Nos ponen cosas enredadas en las clases que no entendemos. Pagos Hacen rifas las pagamos y luego no la hacen o se la ganan los hijos de los profesores.
189

“Ensuciarse” = defecar, en este caso con la ropa puesta... fuera de los sanitarios

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

119

Nos pedían casi todos los días dinero C$30 para ponerle un zinc a la escuela, tarima y no lo han hecho. Piden dinero para CPF Y no los contratan, se roban los riales. Nos obligan a comprar adentro si compramos afuera nos botan las cosas. No aparecen hechos a los que ya se han ido acostumbrando “Ustedes son el curso peor que he tenido”, “Este curso es el más lento de todos” “Así como van, ustedes no van a graduarse” “Esta clase es una vergüenza para el instituto”

Portarse bien es dejar de hacer Pedimos a un grupo heterogéneo de jóvenes que nos dijeran que significaba portarse bien en la escuela. Ellos y ellas, ubicados en diferentes niveles de distintas escuelas [190], llegaron a esta definición: “Portarse bien en clase es... “No estar neceando, no pelar, no comer en las aulas de clases, no rayar paredes, ni sillas, no jugar en el aula, no tratar mal a la profesora, no patearles las mochilas a los compañeros, no pegarles a los mas pequeños, no insultar a los adultos porque salimos llorando cuando nos pegan, no tratar a los otros alumnos”. [191] Es una definición de “No-hacer”. Ser bien portado es no-portarse. No aparece ni una sola mención a lo sí-haceres que signifiquen portarse bien. La escuela basada en la prohibición.

¡Sin educación física! ¡Sin recreo! La educación física es una asignatura que bien entendida y bien dirigida puede contribuir a la armonía y a la solidaridad. Sin embargo vemos decisiones contraproducentes que se han vuelto muy comunes, como por ejemplo “castigar” dejando sin educación física a niños y niñas que son muy activos. Se trata precisamente de muchachos que necesitan dar curso a su energía... ¿Cómo se les quita la posibilidad de hacerlo de manera ordenada y formativa? Esta “sanción” no solo muestra subestimación respecto a esta asignatura y a su papel, sino desconocimiento de que precisamente una buena educación física, contribuye a reducir la actividad extrema de un buen número de muchachos en las clases de aula y propicia que tengan más disposición para centrar la atención [192]. A eso súmese que mientras se da en cursos superiores de las escuelas un sobre–énfasis a la competencia (ganar a toda costa), la educación física para niños de primeros años de primaria (grados 1°, 2° y aún 3°) recibe poca atención, no corresponde a las
190

El grupo tenía dos alumnos en tercero grado para cuarto, Uno en segundo para tercero, Uno en primero para segundo, Uno para primer año . (Aún no entraban al período escolar) 191 Taller de niñas y niños en riesgo que hizo parte del diagnóstico. Enero 4.2002. 192 Con el recreo ocurre mas o menos lo mismo. Un niño de primaria que ya está en el límite, que requiere cambiar de actividad, y no puede concentrarse... recibe como sanción “quitarle el recreo”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

120

habilidades que deben desarrollar, ni afirma valores relevantes. Llega a verse que las clases las dirige no el profesor, sino algún(a) estudiante de secundaria, con las consiguientes insuficiencias metodológicas. Razones para salirse de la escuela. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Nos asaltan y golpean pandillas en el camino. Le agarran tema los miembros de otras pandillas que estudian en la escuela o colegio Por noviazgos cuando se tiene una pareja que se junta la mujer se sale. Por trabajos. Porque la profesora les coge tema Porque aburre No gusta el trato.

Salir del sistema educativo casi automáticamente lleva al ingreso en la marimba barrial, con una grave carga de frustración.

Desde pre-escolar Una reflexión entre 27 educadoras comunitarias de pre-escolares de Estelí [193], dejó claro que es posible reconocer en niños de edad pre-escolar y primeros grados, señales que sugieren la potencial evolución a “pandillero violento”. Las señales de alerta que reconocieron y pueden darse en la familia y en los pre-escolares, son las siguientes:. (a) (b) (c) (d) Niños que –en su edad pre-escolar- lanzan piedras a otros niños. Por ejemplo, Cuando piden algo y no le dan tiran piedras o tratan feo a las personas. Niños que imitan a pandilleros cercanos ( familia o vecinos) Niños que usan malas palabras, copiando el vocabulario que usan los muchachos pandilleros. Niños agresivos: Están jincando y molestando al vecino todo el tiempo; Chuzan con la punta del lápiz a otros niños como si fuera un arma; pelean en los chinos; en el subí – baja dejan que el compañero se golpée bajándose y dejándolo solo; se avientan al piso; se muerden ; se aruñan entre ellos; hacen “lucha libre”; se patean entre sí. Niños que demuestran odios entre ellos. Amenazan a otras y otros contra su propia vida. Niños que frecuentemente toman cosas que no son suyas y las esconden para llevárselas Niños que prefieren callejear a ir a su casa Niños que quieren llamar la atención: Suben a las barandas, hacen sonar lo que pueden

(e) (f) (g) (h)

193

Esta reflexión fue una de las actividades del diagnóstico. Las educadoras comunitarias no habían tenido antes otra oportunidad de reflexionar sobre la situación de las marimbas o ‘pandillas’

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

121

En principio si coinciden varias de estas señales un niño que no es controlado y apoyado a tiempo puede tender a convertirse en un joven pandillero violento. Las maestras comunitarias no están tan lejos de los resultados del trabajo de investigadores de diversos países. Por otros estudios, que buscan predictores de la violencia, en las conductas de los menores, y que ya mencionamos, sabemos que [194]: Conductas agresivas medidas consistentemente en edades de los 6 a los 13 años predicen conductas violentas posteriores en el caso de varones. Dicen los autores que muchos estudiosos han reportado en el comportamiento antisocial entre agresiones tempranas y crimen violento. En Orebro, Suiza, un estudio mostró que dos tercios de los niños valorados como agresivos a las edades de 10-13 años ya tenían registros criminales al cumplir 26. En el caso de afroamericanos en Woodlawn, Chicago mostró que la mitad de niños que a los seis años habían sido tachados de agresivos por los maestros, hacia la edad de 33 años habían sido arrestados por crímenes violentos, mientras que esto solo ocurrió con un tercio entre los que no tuvieron tales conductas. Al parecer los datos con mujeres son menos consistentes. Iniciación temprana en conductas violentas y delincuencia también se asocia –según el estudio- con una violencia más seria y crónica. Uno de los estudios referidos por los investigadores muestra que al 50% de los niños a los que entre los 10-16 años de edad se les atribuyó por una ofensa violenta fueron condenados por crimen violento para la edad de 24 años, mientras que esto ocurrió solo el 8% de los niños a los que no se les adjudicó acciones violentas en ese mismo rango de edad. Cómo los niños de pre-escolar perciben a los jóvenes de las pandillas Por las declaraciones de las educadoras comunitarias, los niños y niñas que asisten a los preescolares, presentan una combinación de admiración y temor respecto a los miembros de las pandillas del barrio: “Algunos niños los ven valientes porque no les da miedo agarrarse”, “Se sienten protegidos y al mismo tiempo les da temor salir a la calle, al encontrarse con los otros”, “Algunos niños los critican, les tienen miedo”. Ese miedo según las educadoras se debe a que “se la pasan oliendo pega, fuman marihuana, beben guaro, porque por lo general solo bolos los ven y sobre todo porque son buscapleitos” pero sin embargo en varios de los pre-escolares se reportó que “En el preescolar los niños imitan lo que las pandillas hacen”

Hawkins, J. David et al. (2000). “Predictors of Youth Violence”. – En: Juvenile Justice Bulletin. April 2000. http://www.ncjrs.org/html/ojjdp/jjbul2000_04_5/contents.html (Acceso en Agosto 16.03). For the Office of Juvenile Justice and Delinquency Prevention (OJJDP)

194

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

122

Uno quiere componerse y no le dan oportunidad En medio de una reunión en el barrio con Los Ángeles del Infierno, un joven, a quien llamaremos Mauricio, hizo para el autor de estas páginas el siguiente relato: “Es que mire, por motivo de que uno camina en la calle dicen ‘este es un vago’, ya lo miran con mal modo y dicen ‘mejor prefiero darle el cupo a otro’. Cuando comenzaron las matrículas para este año [195] desde el primer día hasta el último ahí estuve yo, intentando que me agarraran, le decía a una profesora, al director, pero nunca me dieron respuesta, dijeron que cupo no había, pero yo llegando y viendo que en el año que iba yo, matriculaban a otros”. Mauricio, aspirante a segunda año en el Instituto Reino de Suecia, concluye: “Uno por más que quiere componerse tiene que salir algo que le impida y hace que se meta más” Nos explica que “Yo me había salido el año antes porque estaba con varicela y estuve dos semanas en cama. Para la gran mala suerte esas dos semanas estábamos en exámenes, y ... ¿qué iba yo a hacer ahí si había perdido cinco exámenes?” Pero además Mauricio nos deja saber cómo situaciones como éstas tienen efectos mayores: “Otros bróderes como yo que andan por ahí y querían estudiar dijeron que como no me agarraraban –a mí- para qué van a ir ellos si los iban a azarear también”

No hay una segunda oportunidad Un muchacho de los Poison, una de las marimbas de la zona media, que fue detenido por varios meses, nos relató que estuvo estudiando mientras estaba detenido, pero que al salir, cuando llegó con una nota de las autoridades a pedir cupo a la Anexa, no le dieron entrada por lo que no siguió estudiando. No es un solo caso. Expulsión El Proyecto Miriam relata una situación que experimentaron mientras ejecutaban un diagnóstico sobre la situación de violencia en barrios peri-urbanos: “En medio de uno de los talleres del diagnóstico, las niñas y adolescentes fueron acosadas por muchachos que llegaron al sitio, encabezados por un joven que había sido expulsado de un instituto de secundaria,

195

2003

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

123

solamente una semana después de iniciadas las clases, por una pelea”. Y Agrega “ Eso nos trajo a colación la expulsión en términos reales” [196].

El potencial del sistema escolar Es importante resaltar cuatro razones para mantener la esperanza en el sistema escolar: 1) Hay ejemplos de muchachos del Norte de Nicaragua cuyos éxitos en la misma vida académica merecen ser dados a conocer entre la juventud... y conviene hacerlo. Quiero mencionar a uno, A.P, que viniendo de un hogar definitivamente modesto de Las Segovias, en medio de las dificultades terminó primaria, se mudó, se graduó en el primer ciclo de secundaria, luego casi a la par en el segundo ciclo y como técnico básico, siempre trabajando culminó sus estudios universitarios en otra ciudad del país, consiguió ingresar becado a una universidad en el extranjero, terminó bien su maestría haciendo los esfuerzos necesarios para nivelarse con estudiantes de otras partes del mundo y está –en el 2003-- por culminar su doctorado mediante beca en otra prestigiosa universidad. Yo veo que historias parecidas a la de A.P pueden ser transitada por un buen número de jóvenes de Estelí. 2) Los jóvenes estudiantes en los talleres reconocieron aspectos buenos en la escuela, a saber: 1. Aprendemos buenos conocimientos como: leer, escribir, a quitarnos el miedo de pasar a la pizarra. 2. Nos divertimos mucho. 3. Nos dan recreo. 4. Encontramos nuevos amigos. 5. Habían profesores que respetaban lo que hacíamos. 6. Confianza con unos maestros y compañeros. 7. Nos daban consejos sanos. Unos maestros nos aconsejan como: Que no andemos en pandillas, a no consumir drogas. 8. Unos profes apoyan. El profesor de educación física nos apoyaba cuando estábamos enfermos y no nos discriminaban 9. Ha sido un poco bueno porque nos daban confianza y nos ayudaban en todo lo que necesitábamos. 10. La Directora nos trataba con amor y cariño (en uno de los casos). 3) Nicaragua cuenta con un plan estratégico para la educación proyectado entre el año 2001 y el 2015, que definió nueve grandes principios filosóficos: La educación es un derecho; la Educación es forjadora, creadora del ser humano; Es un proceso integrador, continuo permanente; El centro educativo es un lugar de encuentro de sujetos, eje integrador de procesos; El Estudiante es artífice de su aprendizaje; La Educación es inversión para el
196

Retomado con autorización del proyecto Miriam. Violencia Intra familiar en la vida de niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: Email primaria@ibw.com.ni

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

124

desarrollo humano; El maestro como factor clave; La participación de la familia, comunidad educativa y sociedad civil; Administración y gestión descentralizada eficiente. El plan estratégico también estableció cinco objetivos dirigidos al Acceso-Equidad; Calidadpertinencia, Ciencia y Tecnología, Formación de Maestros y la Gestión moderna de la educación. Los esfuerzos para que ellos se hagan realidad redundarían positivamente en reducir el fenómeno de la vagancia y la violencia. 4) Diferentes actores sociales de Estelí están involucrados en mejorar la situación educativa municipal. Un ejemplo cuando ya terminaba este informe fue el I Foro de Cobertura y Calidad en la Educación (Mayo 29.03). Entre el mal-trabajo y el no-trabajo Fuentes oficiales [197] nos indican que el desempleo abierto en el área urbana de Estelí es 16.14 %, en relación con la población Económicamente Activa. El mayor desempleo, con 19.2%, ocurre en el distrito 3, que es también el más densamente poblado. El 33.6 % de la población urbana cae entre los márgenes de la extrema pobreza y el 33.8% de los hogares tienen dos o más personas que son dependientes de cada persona que si está ocupada . El trabajo inapropiado Mientras las niñas y adolescentes de los barrios que trabajan lo hacen como domésticas [198], vendedoras ambulantes [199] y trabajadoras del hogar [200], y en la medida que crecen esperan llegar a trabajar en las maquilas, de afanadoras en alguna oficina o en algún negocio no siempre muy constructivo, sus hermanos varones que tienen suerte lo hacen principalmente como vendedores ambulantes, lustradores, algunos como ayudantes de mecánica y ayudantes de albañilería, y en las empresas de tabaco. La razón para el trabajo temprano parece obvia, madres estelianas lo afirmaron muy claramente: (1) “tienen su voluntad de trabajar” y (2) “se necesitan reales” [201] El trabajo callejero temprano es una de las causas para entrar en la vagancia, afirmaron las madres de jóvenes activos en un taller: “Cuando le mande a vender confites y cigarrillos el cogió el vicio”(Madre).

197

INIFOM-FNUAP-ALCALDÍA MUNICIPAL DE ESTELI (2001) Proyecto NIC/98/P11 Diagnóstico Socioeconómico Municipio de Estelí .- - 96p. “Apoyo a los sistemas de Información Sociodemográfica para el desarrollo Local.” 198 Domésticas: Niñas y adolescentes que ayudan en casas que no son su hogar mediante un acuerdo de trabajo, 199 Vendedoras ambulantes: Niñas y adolescentes que venden productos en las calles, usualmente moviéndose de un sitio a otro 200 Niñas y adolescentes que permanecen en casa y trabajan allí. A veces en casas de familiares 201 Tomado de: Proyecto Miriam: ¿Cómo está el trabajo de niñas y adolescentes? Situación de las Niñas y Adolescentes trabajadoras en cinco Barrios Peri-urbanos de Estelí vista por las propias protagonistas. Proyecto Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: primaria@ibw.com.ni

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

125

También, como mencionamos en otros apartes, se ha reportado que hay padres de familia que usan como medio de sobrevivencia a sus hijos involucrándolos en prostitución infantil y en consecución de dinero y bienes a través del delito. En este caso, no podemos hablar de trabajo sino de explotación del menor y el joven, o de la menor y la joven, con gravísimas consecuencias en su desarrollo personal y en el del resto de personas de la familia.

La ausencia de trabajo No son solo los jóvenes de las marimbas los que ubican a la falta de trabajo como una causa de la vagancia. La falta de trabajo (empleo) fue señalada por mujeres y dirigentes barriales como uno de los dos principales problemas de sus barrios alternando con “las pandillas”. Y agregaron que “Por falta de empleo algunos jóvenes se meten a la vagancia, las drogas y los robos” (Oscar Gámez II), “ “Si hubiera trabajo los jóvenes tuvieran otras oportunidades” (La Chiriza), “Que ayuden a conseguir trabajo” <a miembros de las pandillas> (Noel Gámez) [202] Los dirigentes y activistas barriales reconocen que a falta de empleo aumenta la vagancia, pero agregaron que: • Dado que en muchos centros de trabajo es ilegal integrar a los jóvenes por su edad los niños y jóvenes van entonces a trabajos en la calle, y allí aprenden a oler pega y se vinculan con pandillas. • Siendo muchachos de marimbas, el requisito del antecedentes policial para conseguir trabajo es una carga mayor. • Hay muchas personas que no tienen trabajo y eso lleva a sus hijos a cometer cosas indebidas como robos” (14 de Abril), • Si consiguen trabajo, los jóvenes resienten la discriminación por su apariencia física o su nivel académico.

LA FAMILIA: NO ES COMO QUISIERAMOS
Virginia Satir, en uno de sus libros más conocidos explica que la familia es la versión pequeña de la sociedad y la sociedad es la versión grande de la familia. Aclara que cada familia aporta elementos sobre cómo el niño o niña debe enfrentarse a la vida en sociedad [203].
202

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni) 203 Satir, Virginia. Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. Edición corregida y aumentada de Editorial Pax, México. Quinta reimpresión (Originalmente: “The New Peoplemaking” 1988

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

126

La reflexión entre las 27 educadoras comunitarias de pre-escolar, dejó también claro que además de las señales que se perciben en el pre-escolar las primeras señales de peligro sobre la posibilidad de que un niño en edad pre-escolar evolucione a pandillero de los violentos, están en la familia. Ellas han visto: ! ! ! ! ! Niños que viven en ambientes agresivos, entre sus padres, familiares, con hermanos en pandillas. Niños con padres bolos, Niños en casas en las que ha habido suicidios. Niños que no son atendidos por la familia, madre desobligada que dejan a sus hijos con los abuelos o vecino o peor... solos. Padres que mandan a sus hijos menores a las calles a lustrar, vender o a pedir.

Miembros de las Comisiones de Prevención social del delito, dirigentes barriales y activistas, señalan que en muchos casos, los niños y jóvenes, por falta de responsabilidad de sus padres se tiran a la violencia y la droga. Indicaron que falta poner en practica el código de la niñez y Señalaron situaciones que promueven la vagancia desde las familias: • • • • • • • Padre de familia que en presencia de sus hijos consumen productos tóxicos, drogas y licor. Padres de familia que tienen los expendios de droga Familiares delincuentes Padres que no controlan a sus hijos Falta de comunicación familiar que ocasiona acciones, destrucción de la misma. Padres de familia que utilizan a sus hijos para sobrevivir: Padre de familia que usan a sus hijos para robar o vender droga, pedir y comprar vicios Padres de familia que inducen a las niñas y niños a la prostitución infantil para su sobrevivencia.

Entre la desintegración y la falta de cariño Madres de muchachos activos en marimbas analizaban las cosas que pudieron haber hecho y no hicieron, para evitar la situación actual de sus hijos, con el fin de buscar pistas para ellas mismas y para otras madres. Una de ellas mencionó “Soy hija de madre sola y ahora soy madre sola de varios hijos. El padre se va y no es lo mismo.” Esa misma situación era compartida por otra de las madres levantando una inquietud, sobre el efecto de la ausencia de padre en dos generaciones sucesivas de madres... son soledades transgeneracionales. Las estadísticas, por su parte, muestran que uno de cada cinco niños tiene como madre una

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

127

adolescente [204], lo que suele implicar que la madre deje la escuela, que la abuela u otro familiar se encargue de la criatura y que los niños tengan problemas de cuido. Las madres también señalaron: ! ! ! ! Dejarlos solos en la casa, no dedicarles tiempo, ellos hasta querían platicar con uno y uno no tenía tiempo. Ellos no recibieron el amor. No les contaba historias. Peor nosotras que nos hemos crecido solas. Ye he dado mucha confianza, he sido muy suave con ellos. Yo he sido demasiado fuerte.

Ya se ha planteado en Estelí una dura sospecha de “... o falta el cariño en las dosis suficientes, o no se sabe expresar apropiadamente en muchos hogares” [205]. Tal afirmación coincide con una de las conclusiones de un estudio sobre las maras de San Salvador: “Al parecer no es la desintegración sino más bien la falta de apoyo, amor y comunicación, la que mantiene a los jóvenes en una mara” [206], de ahí que tenga sentido la propuesta que se generó en el estudio del proyecto Miriam en Estelí: “Realizar una gran campaña de alfabetización afectiva, que permita reconocer el cariño –o su ausencia- explorar las modalidades de expresión existentes y potenciales y apoye a los sujetos y sujetas involucrados en su vida cotidiana” [207].

Violencia intra familiar Una entrevista facilitada por el Instituto de Formación Permanente, INSFOP, nos deja ver una situación de relativa baja violencia intra familiar a través de los castigos de una madre a los hijos menores, pero nos deriva enseñanzas sobre la concepción predominante de lo que es violento y lo que no, y sobre todo de lo que ocurre en otros casos: “A veces por que son malcriados entonces hay que castigarlos. Por mi parte yo no le doy mala vida a mis hijos. Les regaño, a veces los castigo moderadamente, de que se le dá... se le dá, pero con modo, no como animal. Se les castiga, pero no a darle garrotazos, trompón
INIFOM-FNUAP-ALCALDÍA MUNICIPAL DE ESTELI (2001) Proyecto NIC/98/P11 Diagnóstico Socioeconómico Municipio de Estelí .- - 96p. “Apoyo a los sistemas de Información Sociodemográfica para el desarrollo Local.” 205 Ver: Proyecto Miriam, 2003: “Cómo está el trabajo de niñas y adolescentes? Situación de las Niñas y Adolescentes trabajadoras en cinco Barrios Peri-urbanos de Estelí vista por las propias protagonistas”. Diagnóstico Laboral. 206 Argueta, Guadalupe et AL (1992). Diagnóstico sobre los grupos llamados “Maras” en San Salvador. Factores Psicosociales que prevalecen en los jóvenes que los integran. – Revista de Psicología de El Salvador, UCA 1992. Vol XI No. 43. – pp53-84, San Salvador. 207 Ver: Proyecto Miriam, 2003: “Cómo está el trabajo de niñas y adolescentes? Situación de las Niñas y Adolescentes trabajadoras en cinco Barrios Peri-urbanos de Estelí vista por las propias protagonistas”. Diagnóstico Laboral.
204

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

128

, ni cabezazos, o como hay muchas madres que los patean. Yo no. Yo agarro una faja y les doy y ya está, o si yo lo mando a hacer un mandado y me dicen yo no voy entonces yo le digo ‘aquí están los riales, usted me va ir’. Si el no se mueve de donde esta sentado yo le receto la fajita, pero no el garrotazo, ni con malas palabras. Con buenas palabras se les habla a los hijos no con malos maltratos.” Una de las formas de violencia intra familiar que se revela común contra niñas-y por supuesto contra niños- es “Golpear”. Copio literalmente lo que esto significa: “Con la mano, a veces con el pie, también se usa la faja, zapatos, chinelas, varas, y el chilillo (que se usa para golpear a los caballos) ‘Me golpean y me dejan morados’ dijo una menor de 13 años, que no es parte del proyecto. U otra:’...por no hacerle caso a nuestro padre. A veces nos agarran en la calle y nos golpean’. Una forma límite con el golpe es “zarandear” o “estremecer” a la muchacha. Una posición que se usa para golpear es hacer arrodillar a la menor o al menor, y darle por la espalda o en las piernas. Con ello se afirma el respeto a sus mayores y se intenta bajar la altivez de la joven o el joven”. [208] “Pérdida de control” “Cuando andan paseando con los amigos y uno se les acerca, les sirve uno de ofensa, se ponen mal que van a decir que soy hijo de mando, que me andan como chiquito”¿Cuándo empiezan a perder control? Edades tan tempranas como los 11 y 12 años aparecen en las respuestas pero sobre todo en 13 y 14 años. Asumiendo que siguieran estudiando, la época de transición entre primaria y secundaria se hace crítica en la adolescencia temprana, y las estadísticas que ya revisamos indican que a la edad de 15 años y hasta los 19, ya el 41% de los muchachos ha dejado la escuela. Como vimos en otra parte del trabajo 11-14 es la edad de los grupos “Júnior” que van apareciendo en los barrios detrás de las marimbas originales. Son agregados de niños que van tomando autonomía, creando problemas en los barrios, destruyendo a veces las mismas instalaciones deportivas de su barrio, provocando conflictos, que en buen número de casos causan que la marimba original entre en acción para defenderlos y defender al barrio, cuando los agredidos por estos muchachos reaccionan con violencia.

De la casa a la calle Una ruta elaborada por dirigentes y dirigentas de cinco barrios peri-urbanos de Estelí [209], nos muestra como la violencia-intra familiar lanza a los jóvenes hacia la vida de calle y todo lo que

208

Retomado literalmente con autorización del proyecto Miriam. niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto primaria@ibw.com.ni . Recomendamos su lectura. 209 Retomado literalmente con autorización del proyecto Miriam. niñas y adolescentes de cinco barrios de Estelí. Proyecto primaria@ibw.com.ni

Fuente: Violencia Intra familiar en la vida de Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto: Fuente: Violencia Intra familiar en la vida de Miriam, Estelí, Marzo 2003. Contacto:

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

129

esto implica y que finalmente termina afectando negativamente la vida comunitaria y los intentos de desarrollo que puedan existir en el barrio (Ver ilustración siguiente)

Violencia en la casa

Se pierde la confianza, el amor Si somos violentos... hay prepotencia, no aceptamos sugerencias, no respetar opiniones, abusos de autoridad. Se crea un modelo inapropiado de vida en los hijos e hijas Niño o joven agredido prefiere salir de la casa y estar en la calle. Se encuentra con otros que tampoco están a gusto en sus casas. Fácilmente entra en la violencia de los jóvenes en la calle que enfrenta con grupos de otros barrios. Crea enemistad entre barrios Más violencia Las jóvenes tampoco quieren estar en sus casas El maltrato las vuelve rebeldes Buscan otras compañías. Embarazos tempranos Descomposición social en el barrio: drogas, aumento del delito El barrio gana mala imagen. Hay miedo de llegar al barrio Ni las organizaciones llegan Aumenta la carga de los/las dirigentes No se puede hacer desarrollo

Si tuviera el poder de cambiar algo en su familia ¿qué cambiaria? Hicimos esa pregunta a un grupo completo de jóvenes [210]. Obtuvimos 27 respuestas, de ellas cinco no cambiarían nada, y uno muchas cosas.
210

Enero 19. Taller con Los Frijoles

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

130

! ! ! ! !
!

No cambiaria nada porque son las personas que más quiero. Yo no cambiaria nada ya que son los seres humanos que más amo No cambiaria nada en mi familia porque somos unidos y nos queremos mutuamente. No cambiaria nada. Nada Muchas cosas. Cambiaria los problemas. Mis problemas familiares. La forma de tratarnos en el hogar porque yo quisiera que fuéramos una familia unida, alegre y cariñosa etc. Que me quisieran, especialmente mi Mama[211] Ser muy unidos comprendernos y respetarnos Que mis padres sean más obligados conmigo. A mi familia para que me ayuden a mí. La forma de ser de mi Mama y mis hermanos Cambiaria los valores, respetarnos y ser una familia ordenada, sin problemas Cambiaria la infelicidad para que todos sean felices y buscaría las cosas de Dios para que no tenga malos pensamientos Que los otros hijos de mi familia fueran estudiados y sanos a las drogas. Que sean educados que no se metan en las drogas. Cambiaria los vicios Cambiaria el respeto hacia ellos. El mal comportamiento con mi familia. La situación económica. La situación económica La Pobreza. La pobreza. Que la familia fuera importante en la vida y la sociedad.

!
!

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! . !

Una encuesta nacional de aspiraciones [212] muestra que el problema es más general en el país. En el pacífico de Nicaragua, en la Región Central y en Managua, la mayoría de los
211 212

En Nicaragua se dice popularmente “mama” (como palabra grave) y no “mamá” (como palabra aguda) PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO, PNUD (2002). El Desarrollo Humano en Nicaragua 2002. http://www.pnud.org.ni/idh2002/pdf/

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

131

encuestados-as dijo que lo más importante para cambiar en sus familias eran las relaciones familiares, por encima de cambiar la situación económica. Cambiar las relaciones familiares es lo más importante para el 41.6 % de las personas en el Pacífico, el 40.9 % en la Zona Central y el 45.9% en Managua, mientras que cambiar la situación económica lo es respectivamente para el 34.3%, 35.1% y 35.6%. El resto del porcentaje era para otras. [213] Concretando Todo lo anterior nos lleva a concluir que la familia tiende a influir en que los hijos entren en la vagancia cuando: 1) Es un espacio corruptor del menor: Expendios en casa, padres drogadictos o bolos, envían niños a comprar licor, usan a los hijos para sobrevivir (prostitución, delitos, trabajo callejero peligroso, etc) 2) Un espacio lleno de violencia. Golpes, insultos, gritos...etc 3) Es un espacio “seco”, desprovisto de cariño o de expresión de cariño: No dedican tiempo a los hijos, no platican con ellos, no los abrazan. 4) No hay atención ni control sobre los niños-as: Padre ausente, madre emigra o sale a trabajar muchas horas, hijos con otros parientes que no tienen ya el interés, y/o la posibilidad económica y/o la capacidad físico-mental de atenderlos. 5) Sin embargo, la pobreza tiende a explicar al menos parcialmente (mas nunca a justificar) parte de los vacíos familiares. Como lo decía Eduardo Umaña, a un adulto analfabeta, madre o padre que, trabajando muy duro y jornadas largas, apenas consigue con qué calmar su hambre y la de su familia, es muy difícil pedirle que proporcione atención suficiente a sus hijos [214]. 6) El hogar aburre

CRECE LA DEPRAVACION
Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes Para Ana Lara Ruiz, de Casa Alianza, “El crecimiento acelerado de la industria del sexo, la mayor generalización del turismo sexual entre los ciudadanos del llamado mundo desarrollado; unido a los -muchas veces desastrosos- efectos de la globalización, las políticas de ajuste estructural, la carencia de políticas sociales básicas y oportunamente financiadas, la vigencia de una cultura patriarcal y el desconocimiento e irrespeto por los derechos de los niños, niñas y adolescentes, ha creado las condiciones para que en torno a las relaciones de
213

Curiosamente, para la costa atlántica se invierte la preferencia, 47.4% por cambiar la situación económica y 32.4% las relaciones familiares. 214 UMAÑA Luna, Eduardo (1996). La familia: núcleo fundamental de la sociedad (¿Siglo XXI?) . Bogotá, Ediciones—Librería La Constitución. 1996. –pp. 79-84. .

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

132

poder social establecidas se estructure, expanda e invisibilice un fenómeno creciente en la región: la explotación sexual comercial y el abuso de niños, niñas y adolescentes”. Ella mencionó casos de Honduras, Guatemala, México, Costa Rica y Nicaragua con las siguientes palabras: “En Nicaragua, el Director de Migración de dicho país, Carlos García, denuncia la existencia de bandas internacionales dedicadas al trasiego y venta de niños, que están utilizando cada vez con mayor frecuencia el territorio nicaragüense como puente de paso para trasladarlos a distintos países. Señala, a través de una investigación de ese departamento, que los niños y niñas son llevados a los distintos destinos por vía aérea y terrestre con documentos falsos, utilizando puntos fronterizos donde es difícil detectar estas operaciones. “ “Las personas menores de edad son albergadas en casas ubicadas en distintos departamentos (provincias) del país, especialmente en la región norte, cercanos a los puestos fronterizos con Honduras, los más utilizados por estas bandas”. Y termina afirmando que “Los gobiernos, las comunidades y la sociedad en general deben asumir responsabilidad por la explotación sexual de niños y jóvenes” [215]. Unos párrafos antes vimos que las dirigentes comunitarios de las CPSD mencionaron el caso de padres que usan a sus hijos e hijas en prostitución como modo de sobrevivencia. En los barrios de Estelí los vecinos llaman “rufianes” a las personas que se dedican a llevar niñas y niños para que los exploten sexualmente. Proliferación de expendios de drogas En el taller en pleno con Los frijoles, así como en talleres con otros barrios, apareció la pregunta a la policía ¿Por qué no actúan con los expendios de drogas? Los jefes de Sector respondieron que la parte positiva es que en la policía hay un órgano especializado en la lucha anti- droga, “para la cual necesitamos que los expendios sean denunciados o informados a la policía”. Aclararon que muchos expendios de droga han sido quebrados. Pero la parte negativa ha consistido en que “Los judiciales pronto sacan libres a los implicados”, lo que es causado también por la falta de testigos, porque muchos testigos en el proceso ya no se presentan a declarar y por denuncias mal argumentadas”.

215

“La Explotación Sexual-Comercial Infantil desde el Contexto Centroamericano” con ocasión de Segunda Audiência Do Tribunal Internacional Dos Direitos Da Crianca: Brasil: Além Do Turismo Sexual E Da Prostituicão Infantil., Fortaleza - Ceará – Brasil., 11-15 de Mayo de 1998 . - -en: http://www.casa-alianza.org/ES/humanrights/sexual-exploit/docs/9805audiencia.shtml

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

133

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Cuando nos referimos a los medios, estamos hablando de los masivos, los que llegan a los grandes públicos. Por una parte Radio, TV y Prensa impresa (en este caso básicamente prensa nacional) y también el cine. También hay que diferenciar los espacios noticiosos por un lado y los recreativos por el otro. Ambos intervienen en la interpretación de realidad que hacen los jóvenes y desde ambos se van sustentando modelos de vida y maneras de reaccionar. Quienes controlan los diferentes espacios –y todos los que intervienen- cargan individualmente una responsabilidad social que no pueden tomar a la ligera. Tocando el imaginario social Ya en otras páginas hemos mencionado como los medios caen en el riesgo de vender una imagen “estandarizada” del joven de las marimbas y del joven en general, así como una imagen “estandarizada” del policía. También a través de los medios con diferentes énfasis y reiteración se ofrecen propuestas que ratifican el uso de la violencia y ennoblecen a quien quebranta la ley. A partir de los espacios informativos En las noticias son importantes el “qué” se dice y el “cómo” se dice. El títular “Por segunda vez la policía logra la decapitación de las pandillas” nos introduce en un hecho ocurrido no en Estelí, sino en Chichigalpa, pero que nos sirve para ilustrar la situación. Lo que leemos ahí transmite inevitablemente una imagen de violencia... que ratifica el valor de la violencia y a la vez una imagen de un tipo de trato de la policía... aunque no haya sido así. El titular, se supone que atrae al lector, pero ha de tener sus límites si en vez de apelar al sensacionalismo propugnamos por una comunicación formativa a la vez que informativa. Además recordemos que el titular resume el contenido a su máxima esencia, incluso muchos “lectores” eso es lo único que consultan [216]. Bueno, en Estelí no se ha llegado a los extremos de otras partes, pero hay la queja de los muchachos y de otros actores, como las madres, los activistas y dirigentes barriales y los educadores, apunta sobre todo al manejo inadecuado de noticias sobre las ‘pandillas’ y los barrios en Estelí. Y no es una queja aislada... sino muy compartida. Durante el proceso de ejecución del diagnóstico tuvimos ocasión de enterarnos de noticias que no correspondieron a los hechos vividos en los barrios: Varios medios radiales implicaron marimbas que no tuvieron que ver en el asunto, convirtieron un pleito de dos o tres muchachos en un asunto de
216

END: Febrero 22.02.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

134

“pandillas”, achacaron al grupo “original” del barrio trifulcas que fueron de los “Júnior”, Mencionaron de manera ligera como autores de un hecho delictivo a “las” pandillas (¿A todas?). Dice Karlos Navarro que “En los medios de comunicación e incluso en las investigaciones sociales es normal que se refieran a estos jóvenes como delincuentes juveniles y por lo tanto la población al verse amenazada pide a los organismos de seguridad que los encarcelen que los reprima coercitivamente, relegándose la posibilidad de cualquier otra comprensión de la problemática” [217] Sin embargo aquí también hay el peligro de generalización. Las quejas –en Estelí- suelen dirigirse a “los” medios, “los” noticieros. Y hay diferencias incluso dentro de un mismo noticiero en días diferentes. También cabe afirmar que la audiencia de los medios también tiene la responsabilidad de intervenir. Para poder ayudar a corregir estos casos, la ciudadanía, y en este caso los jóvenes y las marimbas han de involucrarse en la labor informativa de manera positiva, corrigiendo las informaciones que no corresponden a los hechos, o al menos apelando al derecho de presentar su propia versión, con igual despliegue. Por eso fue positivo que uno de los grupos reaccionara por escrito a una situación de información incorrecta en los medios locales y que su nota hubiese sido recogida por los medios. Proporcionalmente es ínfimo el número de noticias que resalta lo positivo que hacen las marimbas, y cuando ellas aparecen, lo que ocurrió especialmente con las ligas y campeonatos deportivos del 2002-2003, hubo una tendencia a dar todo el crédito a los organizadores, dirigentes y otros personajes y no tanto a jóvenes miembros concretos. No se aprovechó suficientemente –todavía- la necesidad de inclusión de los jóvenes. Aquí también pueden hacer una buena labor los mismos jóvenes y habitantes de los barrios, como las organizaciones que trabajan con ellos, dando pistas a los periodistas sobre lo que está ocurriendo.

A partir de los espacios comunicacionales de recreación Pero también a través de los medios hay programaciones de música, de video y cine que van influyendo en el imaginario de jóvenes y adultos. El mercado va imponiendo estilos y contenidos que llegan indiscriminadamente a la “audiencia”. No solo los medios intervienen sino que a la par hay un flujo informal de casetes, CD’s clonados y en algunos casos videos. Para los intelectuales, aquí hay un conflicto de valores entre la libertad de expresión y los efectos nocivos, que sería interesante ventilar en debates en los que intervengan los profesionales de la comunicación... y la juventud. Porque otra vez aquí se trata de decidir de manera informada, de decir “sí” o “no”, de la Ética. .

217

Navarro, Karlos (2001). “La cultura del conflicto en Nicaragua. Managua, Fondo editorial CIRA. p.23

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

135

NUESTRO MUNDO
Estamos en un mundo difícil en el que sería un grave error desvincular lo global de lo que ocurre en las localidades. Un proceso de reflexión que incluyó a medio centenar de intelectuales comprometidos y activistas del desarrollo en Nicaragua en el 2003 presentaba así la situación: “Constatamos que junto a las iniciativas que nos vinculan “desde arriba” (Tratados de Libre Comercio, Plan Puebla Panamá, Plan Colombia, etc.), nuestros países se van interconectando también por el narcotráfico, la corrupción, la violencia, las guerras preventivas, etc. Encontramos que la migración crece como fenómeno multifacético, cada vez más central en nuestras sociedades; también hay desplazamiento de las empresas, en forma de maquilas que buscan en nuestros países reducir sus costos de producción y obviar derechos establecidos por los trabajadores en las sedes de los países “industrializados”. Normas jurídicas internacionales e intenciones de sentar precedentes de derecho (por ej Convenios de protección ambiental, cortes internacionales para juzgar crímenes de guerra, etc.) son debilitadas desde los países poderosos, ya sea en votaciones con el apoyo de gobiernos de países pequeños que cumplen sus orientaciones, mediante el veto o simplemente amenazando con reducir la ‘ayuda’.” [218] En el otro extremo del continente las palabras de Tomás Eloy Martínez dan cuenta de la magnitud del problema para las personas que comúnmente se han etiquetado como “pobres”, en un mundo que se globaliza en términos del mercado: “El sociólogo Zygmunt Bauman ha escrito que, dentro de las nuevas lógicas del mercado, ya no hay lugar para los que no consumen. Hace unos años, al pobre se lo transformaba en mano de obra barata. Ahora es un ente sin sentido, sin ubicación: alguien que debe ser brutalizado y aislado. Esa metamorfosis de los pobres en no personas o en criminales en potencia ha engendrado, por supuesto, una violencia mayor. Pero nadie conoce el verdadero tamaño de esa tragedia sorda y solapada, porque la inmensa mayoría de las víctimas no denuncia lo que le pasa. Sólo los muertos permiten hacer las cuentas -y los cuentos- de la desgracia”[219]. Deseo resaltar dos características que sobresalen en el mundo de hoy: La exclusión y la entronación de la violencia
Lang, Carmen María; Napal, Nestor y Ulloa, Luis Felipe <Equipo facilitador del proceso y elaborador del documento> (2003).: “Actores nacionales y cooperación solidaria en Nicaragua: Problemas y propuestas para hacer fructífera la relación y la acción”. --Managua, Ayuda Popular Noruega, “Documento para trabajarlo” de Agosto 2003. 46p. (Coautoría con 47 personas más). Ver p. 5. 219 Martínez, Tomás Eloy. Para la Nación. “Los Hijos de la Violencia”. Noviembre 27.1999. Versión on-line de: http://www.lanacion.com.ar/99/11/27/o04.htm (Acceso Junio 8. 2002). El autor es profesor universitario y escribió el artículo con ocasión de la inauguración del Centro de Estudios Hemisféricos en Cuernavaca, de la cual estuvo a cargo
218

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

136

Exclusión [220] Ante la posibilidad de la disolución de las fronteras uno podría esperar que nos estuviésemos acercando más unos y otros en el planeta, pero eso no ha sido, por varias razones, una de ellas es que el motivo que lidera el desvanecimiento de los límites entre naciones... ha sido el mercado y la otra es que este resquebrajamiento de las fronteras ha sido relativo... es decir más para unos que para otros. El mundo ha estado globalizado solo a medias. Escribió Maria Pastore que Presenciamos hoy la convergencia entre empiria e ideología: un mundo aparentemente globalizado, brindando la posibilidad de democracia, logros tecnológicos, científicos, de consumo, en fin, de la libertad. El problema es la constricción de la libertad, una libertad condicionada a unos pocos –los incluidos- dejando a su paso una vasta periferia de excluidos” [221]. Podríamos afirmar entonces que el mundo está globalizado y boyante... para unos (los incluidos) pero no para otros (los excluidos). Los excluidos son millones de mujeres y varones, adultos, jóvenes y niños habitantes del planeta. Hay países excluidos y otros que no lo están, hay sectores excluidos en los países no-excluidos y por supuesto sectores más excluidos dentro de los países excluidos. Hay excluidos incluso entre quienes antes de alguna manera gozaron algunos derechos que ahora se entenderían como beneficios sociales. Predominio de la violencia sobre el diálogo Para Thomas Hobbes [222], el “estado de naturaleza” de los seres humanos o su situación más primitiva se caracteriza por una completa libertad en la que viven juntos, sin una fuerza que ordene las relaciones. Prima el afán individual de cada persona por apropiarse de las cosas y dominar a los demás. El derecho, la justicia y la legalidad de la propiedad no existen y por lo tanto no hay delito ni pecado. Se tiene lo que se puede mientras se puede. Entonces según Hobbes lo que el hombre desea es “el bien” y aquello a lo que le tiene aversión es “el mal” [223]. El mensaje que está recibiendo el mundo –y entre ellos nuestros jóvenes- con la guerra liderada por USA e Inglaterra es que la violencia es la forma de solucionar los problemas o al menos la
220

Tomo los tres párrafos siguientes de un ensayo mío en camino de publicación: Ulloa, Luis Felipe (2003): La esperanza y la desesperanza en la práctica del desarrollo en zonas deprimidas”.--- En espera de editor. 221 Pastore, Maria (1998). Exclusión e Incertidumbre: Conceptos convocantes para el fin del milenio. En: Primeras Jornadas de Teoría y Filosofía Política. EURAL-CLACSO-Carrera de Ciencia Política. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Agosto 21-22. 1998, p2 222 Thomas Hobbes. 1588-1699. Filósofo Inglés, autor entre otros de “El Leviatán”, “Behemoth” y “Del Ciudadano” 223 Pousadela, Inés. M. El contractualismo hobbesiano (o de cómo para entender el derecho es necesario pensar al revés). Pp 367. en: La Filosofía Política Moderna: De Hobbes a Marx. Atilio A. Borón (Compilador). http://www.clacso.org/moderna.html

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

137

más eficaz, eliminando el papel relevante que iban adquiriendo el diálogo y el acuerdo. Junto a ello va avalándose la idea de que es lícito atacar primero si se sospecha que los enemigos pueden atacar (“guerra preventiva”). De esta manera vamos viendo aparecer de nuevo a la idea de todos contra todos, en una especie de retorno del modelo Hobbesiano en plena era de la globalización.

DE LA RESPONSABILIDAD PERSONAL A LA LIBERTAD
Pero sí se construye una realidad humana En toda actividad social colectiva hay la construcción de una realidad, los actores se convierten en “hacedores” de un mundo, el mundo que quieren. Para los educadores y educadoras que reflexionaron como parte del diagnóstico (que además son directivos de centros), esta realidad y esta construcción en el caso de los muchachos de las pandillas y/o marimbas, se caracteriza porque: Construyen un mundo que no tienen. Es una realidad donde se sienten protegidos y aceptados. Construyen un mundo donde no se sienten solos. Un lugar donde escuchan y son escuchados. Construyen una familia. Un modelo de sociedad en la que se escogen sus lideres y también leyes que se cumplan castiguen. Una posibilidad de mostrar su poder. Pero para los demás, para los que no son jóvenes miembros de pandillas (o marimbas) ellos están Construyendo un mundo inseguro y violento. Trasgrediendo las leyes vigentes de los demás.

Causas de esa construcción Esa construcción obedece a todos los vacíos que se han venido visibilizando en estas páginas.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

138

Re-conocer la responsabilidad individual Cuando se hace un análisis de causas, usualmente el dedo siempre señala en otra dirección. En resumen se trata de un mundo difícil, y nos importa asumir control sobre lo que en la propia vida, personal o institucional, puede ser controlado. Aquí, para terminar el capítulo queremos resaltar el valor del libre albedrío, la libertad de decidir que, como lo enfatiza Ernesto Sábato, todos -sin excepción- poseemos. Siempre podemos decidir “sí” o “no”, aunque no controlemos, en la mayor parte de los casos, las consecuencias de decidir en cualquier sentido. Decía el filósofo que “ No somos libres de elegir lo que nos pasa sino libres para responder a lo que nos pasa de tal o cual modo” [224]. El ejercicio de la toma de decisiones nos diferencia de los animales (y las plantas), nos hace humanos. Por eso se trata de propiciar la formación de libre-pensadores y de formarnos como libre-pensadores. Los muchachos de las marimbas han escogido un estilo de vida, en parte por las circunstancias pero sobretodo porque lo decidieron. Cada acción que han realizado tiene sus consecuencias, muchas fuera de control. Las acciones traen consecuencia buenas y malas que revisamos en el siguiente capítulo. Así es. Lo importante es que también podrían tomar otras decisiones si hay circunstancias para ello y ahí es donde pueden entrar otros actores a colaborar.

224

Savater, Fernando. Ética para Amador. Barcelona, Ariel, 5 edición. --pp.29

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

139

LAS CONSECUENCIAS DE LA CALLE

Lo negativo de la vagancia Una costa en nuestros pensamientos (Por Byron Ayaleth Jirón) Los jóvenes reciben lo suyo Las propias familias son víctimas Se altera la vida cotidiana del barrio Beneficiarios por la trasgresión de las marimbas

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

140

Durante el diagnóstico usamos varias formas para acercarnos a la percepción de los jóvenes respecto a las consecuencias de la vagancia y sobre todo de la violencia de las ‘pandillas’ juveniles o marimbas. Sesenta y ocho jóvenes de Los Ángeles del Infierno, Mara Salvatrucha, Poison, Aluminios, Frijoles y Vengaboys reflexionaron y produjeron listas de efectos y factores, ya compartidos y/o consensuados en pequeños grupos inter- marimbales de trabajo [225]. Posteriormente el mini-taller de representantes de las marimbas Mara SalvaTrucha, Poison, Aluminios, Ángeles del Infierno, y dos madres de miembros de los Frijoles buscó la relación entre problemas derivados mediante la técnica del “árbol de problemas y con la facilitación del autor de este informe [226]. Este árbol lo perfeccionamos con nuevos aportes de otros muchachos. También reflexionaron los demás sectores, en sus respectivos momentos.

225

Se trata de los jóvenes que estuvieron presentes en los talleres para la firma del primer y segundo acuerdos. Mientras en cada caso, los dos representantes de cada grupo discutían los términos de los acuerdos, los demás participantes reflexionaron en pequeños grupos o se integraron a actividades de expresión creativa. 226 Esta técnica produce una figura como un árbol, que muestra en la parte de arriba la relación entre problemasconsecuencia del “problema de entrada” (en este caso definido por los muchachos como “la vagancia”) y en la parte inferior la relación entre los problemas-causa de ese problema de entrada. En esta publicación presentamos cada parte en el capítulo correspondiente

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

141

La violencia desde los jóvenes y entre jóvenes se ha convertido en una preocupación importante para diversos sectores de la ciudad de Estelí por diversas razones, entre las cuales han resaltado frecuentemente: (1) La población no-protagonista de la violencia en Estelí ve afectada su propia seguridad tanto que ya va alterando su cotidianidad (2) Los dirigentes barriales descubren que la violencia en sus barrios afecta el desarrollo local y que cada vez muchachos más jóvenes, realmente niños, se involucran en los hechos (3) Para la policía, el fenómeno se convierte en delitos y acompaña o deriva delitos mayores, a la vez que exige mayor capacidad operativa en momentos de recorte presupuestal (4) En la medida que Estelí ve crecer la imagen de ciudad peligrosa, “la segunda ciudad más afectada por pandillas después de Managua” [227] menos gente quiere visitarla o afincarse en ella, se reduce la inversión y sufren entre otros los negocios que podrían alimentarse con el turismo.

Por supuesto esas consecuencias de las actividades de “las pandillas” son preocupaciones válidas. Para enriquecer estos puntos, nosotros exploramos a partir primero de los miembros de las marimbas y también de otros actores los efectos de la vagancia sobre los mismos muchachos, sobre sus seres queridos y sobre el barrio. Los jóvenes de varias marimbas bajo la orientación metodológica del autor de este documento hicieron un diagrama de las consecuencias negativas de la vagancia y sus relaciones, que puede apreciarse en la ilustración más adelante [228] [229]. Iba implícita en esta búsqueda conjunta, la intención de hacer evidente la responsabilidad individual (de cada muchacho y de cada otro actor), aún a pesar de tratarse de un mundo invadido por la deshumanización y la exclusión... y sobre todo por ello. Lo que se ha llamado el libre albedrío es un ejercicio que nos hace más humanos, y se potencializa si las decisiones están informadas con las consecuencias de los propios actos, que son las que tarde o temprano sufren o gozan los hechores [230].

227

Ver por ejemplo “Jóvenes sin afecto, potenciales pandilleros” escrito por Adolfo Olivas O., en La Prensa. Managua, Enero 14.2003. p. 2D 228 Preparado mediante la técnica de “árbol de problemas” con aportes de los jóvenes: José Jerónimo, Miguel Angel, Holman Antonio, Eduardo Enrique, Jeyson Rubén, Justo Pastor, Orlin Antonio, Marvin Zeledón, Juan Carlos y de las señoras: Doña Mercedes Celina y Doña Selfida Ernestina. Esta ilustración empalma con la del capítulo pasado: “Fenómenos que contribuyen a causar la vagancia de los jóvenes y el pandillerismo”. 229 La raíz “Poca acción: deporte y distracciones” no fue desarrollada. 230 Hacemos también referencia a esta afirmación en el capítulo anterior y en el que relata la experiencia de los acuerdos de paz.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

142

LO NEGATIVO DE LA VAGANCIA
Vivimos cada vez peor

Jóvenes con menos posibilidades de trabajo, estudio y convivencia

Más jóvenes en pandillas

Más jóvenes resentidos Cárcel corrompe más Conflictos con otras marimbas

Barrios sin desarrollo Barrios aislados

Mal color de jóvenes

Esos hijos discriminados

Hijos e hijas no deseados Pagan justos por pecadores Cárcel Hijos con discapacidad Heridos y Muertos Problemas con la ley

Más Pleitos en las familias

Gente no quiere llegar

Madres y familiares sufren Enfermedades venéreas ITS

Baja transporte Temor al barrio

Agresión: Peleas grupos y casas

En AlcoholismoDrogas

En Sexo sin prevención

Aumentan dificultades familiares

Barrios quedan colorados y botados

VAGANCIA

Ilustración 1. Consecuencias de la vagancia de los jóvenes en su estado actual. 2003. [231]

231

Preparado con aportes de los jóvenes: José Jerónimo, Miguel Ángel, Holman Antonio, Eduardo Enrique, Jeyson Rubén, Justo Pastor, Orlin Antonio, Marvin Zeledón, Juan Carlos y de las señoras: Doña Mercedes Celina y Doña Selfida Ernestina.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

143

La ilustración muestra que la vagancia genera directamente Agresión en forma de peleas entre grupos y hacia las casas; propicia que los muchachos entren en procesos de alcoholización y drogadicción; facilita que los muchachos y muchachas practiquen relaciones sexuales sin protección, especialmente si hay efectos del alcohol y las drogas; hace crecer las dificultades familiares y produce una mala imagen de los barrios a los que pertenecen. Cada uno de estos aspectos influye en generar otras consecuencias que se observan en el árbol de problemas en la medida que vamos ascendiendo, y así sucesivamente. Gran parte de estos aspectos fueron desarrollados en diversos momentos del estudio y acción en los barrios y un artista del barrio 14 de Abril lo expresó también a su manera a través de una pintura destinada a abrigar al amigo en el sistema penitenciario [232] y en un breve texto, que puede leerse a continuación.

UNA COSTA EN NUESTROS PENSAMIENTOS
“Dos alas enmarcan la historia: están unidas y son de ángeles. Se trata de la amistad, de ser hermanos en esta sociedad y en este mundo. Eso es más fuerte que los deseos que puedan nacer en ti o en tu prójimo, para cometer un error y entonces obligarte a esperar el tiempo para ser juzgado. Navega un barco lleno de tesoros que va a puerto, porque son alcanzables. Es que la vida nos trae sorpresas, como dice la canción. Las fuertes corrientes del mar son las ganas que impulsan a vivir. La gaviota va sola, sin saber donde descansará después de su vuelo. Ella es el Semon. ¿Sabes que a alguna parte tiene que arribar? Podría ser que, impulsado por el deseo de aquel tesoro que en la calle encontraste, llegues al cementerio, o podría ser a la cárcel donde, como las palmeras que están calmas,
232

Es una pintura sobre una chaqueta para el frío

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

144

descanses físicamente. ¡Pero la mente no descansa! Ella sigue maquinando, pensando, soñando en la salida. Quizás llegues al hospital todo de blanco, donde la suerte de tu salud está en la punta de una aguja, y la montaña es blanca... Pero el cielo azul. Tu sabes, el Señor juzga todos tus actos, ya sea que tengas paz o violencia. Los compañeros, los amigos, como aves están en la orilla, y tú, en esa nube blanca, tomas conciencia de lo bueno y lo malo, pero ahora estás solo, gaviota sola, mientras tus amigos siguen volando y dejándose guiar por deseos que la vida les ofrece, sin pensar siquiera en cuál de los tres puntos claves ellos también van a parar: Cárcel, hospital o cementerio. El círculo lo hace todo global, general, compartido, interminable“
El autor de la pintura y el texto es Byron Ayaleth Jirón Amador. Su obra “Una Costa en Nuestros Pensamientos”, es intencionada y está llena de sentido. Nace cuando el Semon, su amigo desde los ocho años, fue detenido y finalmente trasladado al Sistema Penitenciario. Es para su bróder, pero también se lo dedicó al resto del clan y a los otros jóvenes de las demás marimbas que se encuentran tras las rejas. Está lleno de símbolos.

LOS JÓVENES RECIBEN “LO SUYO”
Tres niveles de efectos de sus actos violentos que se revierten en sí mismos, como miembros de marimbas, detectaron los jóvenes: Un primer nivel se refiere a lo que resienten a lo inmediato: 1. Lesiones. Durante las refriegas reciben golpes, heridas, que a veces son graves. Ellas les dejan (a) cicatrices, el cuerpo puede quedar señalado para toda la vida. (muy importantes en el caso de jóvenes) (b) Invalidez. Con lo que los muchachos se refieren a la discapacidad en los miembros y a la posibilidad de depender de una silla de ruedas (c) pérdida de ojos, y (d) daños sicológicos. Las lesiones implican también (e) costos de tratamiento. Los muchachos no mencionaron el deterioro que el uso de la droga va produciendo gradualmente sobre su propio cuerpo, aspecto que ha sido muy bien manejado en campañas anti-consumo de droga de otros países, como en Colombia

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

145

2.

“Locura” por la droga. Pero dos de los grupos de jóvenes si mencionaron la posibilidad de “quedarse loco” o “quedarse arriba” por la droga, como una amenaza cercana. “Panteón”. “La muerte de cualquier raza”. La muerte ha ocurrido en varios miembros de marimbas por enfrentamientos diversos. Es una posibilidad que todos los grupos mencionaron. La muerte de un bróder afecta muy duro a la marimba. Conjunto de problemas con la ley. Lo más obvio se refiere a (a) “Chacariar” o ir a la cárcel [233], pero envuelve otras situaciones que los muchachos mencionaron: (b) Antecedentes con la justicia, que agravan la vida de los jóvenes, y (c) la Desconfianza por parte de la policía, que empieza a verlos siempre como sospechosos aunque no lo sean. Conjunto de problemas del joven con su familia. Básicamente se refiere a (a) Rechazo y discriminación por parte de la familia (b) a que sus propios hijos, si los tienen, o cuando los tengan, sufren las consecuencias del color de sus padres, y pueden incluso ser víctimas de la violencia de sus enemigos.

3.

4.

5.

Un segundo nivel incluye:

6.

El mal color, “nitre”. La imagen que adquiere el joven, “de indeseable”, “De basura” se acentúa. El joven lo percibe y lo resiente, eso intensifica su rebeldía Las actitudes de la gente. Por el mismo mal color, hay miedo y desconfianza, que llevan a la discriminación del joven. La inclusión en el grupo acentúa la exclusión de la que estaban protegiéndose haciendo parte de él Crecen enemistades. Se van sumando enemigos a la lista, y eso significa que aumenta la posibilidad de venganzas contra el joven, sus familias o sus casas. Se dificulta la circulación. (a) No se puede viajar libremente en los buses. se conoce buena cantidad de casos de marimbas que detienen un bus de servicio público cuando pasa por su territorio y bajan a los muchachos de marimbas enemigas, a golpes y a puñal. (b) Se hace peligroso visitar a la jaña que vive en el sector de otro grupo. “Los jóvenes del barrio tienen que ir donde no anden los otros, si quieren trabajar deben buscar fincas en las que no estén ellos y en el camión que jalen buscar que no anden ellos”. [234]

7.

8.

9.

En un tercer nivel de consecuencias para el joven, encontramos:

233

En Estelí se la llamó “La Chácara” y se quedó con ese nombre entre los jóvenes. “Chacariar” o “Chacarear” es el verbo creado por ellos para indicar cárcel. 234 Entrevista a Doña Juana Ma Dávilaría

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

146

10. Inseguridad. El muchacho de la marimba debe andar alerta. En cualquier parte fuera de su territorio y en cualquier momento pueden caerle a “domarlo”. El muchacho, como vimos en un capítulo anterior entra al grupo, entre otras cosas buscando seguridad, pero ésta empieza a relativizarse. 11. Dejan la escuela. No se puede circular en bus, pueden atacarlo en cualquier momento... y la escuela es un sitio donde ocurren fácilmente las venganzas. Además con tanta tensión no se puede estudiar, o si uno tiene el color de pandillero no le dan el cupo y si hay problemas económicos, peor. . Así que se deja la escuela. 12. Dejan el trabajo. Por las mismas circunstancias anteriores, ligado a los antecedentes que se van formando y que le dificultan conseguir empleo. Se mencionaron casos de las tabacaleras, donde por estar un número plural de obreros de una marimba, los de la marimba enemiga no quieren llegar pues se armaría la trifulca. “Los jóvenes ya no pueden ni trabajar porque a donde trabajan los van a buscar y los golpean” [235]. 13. Huir. Cuando el joven percibe que la ley lo persigue o que le quieren cobrar de manera peligrosa sus actos anteriores, piensa en huir... “volverse un fugitivo”. Significa dejar todo lo que quiso y lo que tenía: su “raza”, su “people”, a la que en últimas consideraba de alguna manera su familia. Otro trauma. 14. Convertirse en delincuente. Con lo que ha aprendido en la calle y más si ha estado en la cárcel, y no encontrando otras posibilidades, el joven puede no tener otro camino que hacerse un delincuente profesional, que rompe la ley para sobrevivir. Ocurre aquí una conjunción de desesperanza y esperanza. La desesperanza en relación con la imposibilidad de un desenlace feliz, ratificado en los jóvenes por películas como la de los Batos Locos y muchas canciones; y la Esperanza de éxito relativo que alimenta la historia de personajes bien conocidos que cruzaron no solo las fronteras entre países sino también las que hay entre lo real y lo mítico, como la de Pablo Escobar, del que varios de los muchachos expresaban que “no lo deben haber matado”... sino que “anda seguro con otra cara, una cirugía se debió hacer, y con muchos reales”, y que es apreciado por “duro” y a la vez por “bueno”, ya que realizaba obras por la gente, como construcción de casas, poner alcantarillado, hacer calles, instalar campos de juego para los muchachos, etc. Se trata de la negación de la muerte del héroe (o de un mal-final) para poder mantener la viabilidad del camino que representa.

235

Producto del taller de madres del barrio Oscar Gámez.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

147

LAS PROPIAS FAMILIAS SON VICTIMAS
“Mejor fuera no utilizar las piedras porque salen heridas otras personas, ahora que fuera a los catos” [236]

¿Qué le ocurre a las familias, como consecuencia de las acciones de las marimbas? La lista de respuestas aportado por los muchachos de los grupos y enriquecida por otros actores, es larga. 1. Sufrimiento, tristeza. Por las batallas y por temor a que pase algo a sus hijos o cuando están presos. A veces se desesperan demasiado. Es tanta la intranquilidad y el desvelo que puede llevar a que los padres tengan problemas de salud. “Nos acarrean problemas que la policía los persiga. O andan buscando en la calle, por medio del licor tiran piedras a las casas, llegan heridos a la casa. Constantemente tienen pleitos con otros grupos de pandillas. Solo con el hecho de que estén en pandillas a nosotros los padres nos da mucha tristeza”(Madre) Amenazas e insultos. Los familiares reciben amenazas directamente ellos o dirigidas al miembro de la marimba. “Decile a tu hijo -o hermano- que lo van a palmar” Entre los muchachos se tratan de manera amable con palabras duras. “Idiay llaga” le dicen al amigo, de alguna manera tienen un cuero duro. Pero es distinto cuando le dicen a la madre “Dígale a esa llaga de su hijo que lo vamos a borrar”. Daños a las casas y propiedades. Las peleas a lajazos destruyen las viviendas, sus puertas, ventanas, techos. “Si tienen un carro viejo... le va mal”, hasta los perros pueden morir. El resultado del esfuerzo que han hecho por años los padres, a veces la madre sola o la abuela, se va haciendo añicos. Agresión por venganza. Los hermanos que no caminan en los pleitos, a veces menores, son golpeados Lesiones en las trifulcas. Padres, hermanos y otros miembros de la familia son lesionados a veces gravemente por las piedras o por otra gente. “Una madre fue tirada por un policía vecino del barrio” Robos en las casas Pleitos entre padres. Que pueden llevar a golpes y a separación de la familia Familias se quedan sin padres. Deciden irse porque no aguantan, o como excusa.

2.

3.

4.

5.

6. 7. 8.

236

“catos” = golpes

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

148

9.

Enfrentamientos con otras familias. La familia se pelea con la familia de los de la otra marimba, o también con la de otro miembro de la misma marimba. A veces hay padres que terminan involucrándose en las trifulcas y tienen más problemas.

10. Más gastos. Cuestan los tratamientos de las heridas, a veces el pago de abogado o los daños que las familias tienen que pagar. El caso de los niños y las niñas Los niños y niñas suelen ser las víctimas más vulnerables en las acciones violentas. El solo hecho de presenciarlas ya puede afectarlos por mucho tiempo y aún de por vida. Nos reunimos con Yanis, Enoc, Josué y Esperanza, menores de 8 años del Barrio Oscar Gámez y les preguntamos si habían estado en alguna guerra entre pandillas, dijeron que sí. Ellos y ellas dibujaron lo que habían visto y conversaron sobre ello teniendo una interlocutora foránea adicional de su misma edad [237]. Les preguntamos qué cosas habían pasado y nos dijeron: • • • • • • Las pandillas que se agarran a lajazos y los niños llorábamos porque agarran las casas a lajazos. A mi hermano le pegaron un lajazo en la espalda. Otro día le pegaron un lajazo en el ojo, el día que le pegaron el lajazo a mi hermano era de noche. Un Día le pegaron a mi Papá un lajazo. A mi tía le pegaron un lajazo en la cabeza y tuvo que ir al hospital. A uno que se llama Juan le pegaron una patada en la espalda.

Cuando les preguntamos cómo se sintieron respondieron: Con un contundente: “Me sentía mal” y un silencio prolongado. “Yo, me dan nervios y mi Mamá me abraza”. “Me pongo triste y me dan ganas de correr.”

Les pedimos que nos dijeran por qué se enfrentan esos muchachos, y nos dijeron: Porque un día la policía le tiro balazos a los jóvenes. “Antes ellos eran buenos amigos”

Como mencionamos en otras partes del diagnóstico, ya en edad preescolar y en primeros grados muchos niños aunque expresan temor por los sucesos, empiezan a imitar a los adolescentes del barrio. A eso de los 11 niños ya los niños empiezan a ser identificados como “Júnior”, sus madres pierden control, y se reproduce y empeora la situación: niños que salen del sistema escolar, entran en la droga, y se quedan en la vagancia.
237

La hija del autor

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

149

SE ALTERA LA VIDA COTIDIANA DEL BARRIO
La violencia y la sensación de violencia de cualquier origen afecta la vida cotidiana cuando supera niveles que puede absorber la sociedad, pero por otra parte interfiere en los esfuerzos por mejorar la vida de los habitantes. Ese fue el caso –por ejemplo - de Kensignton, Philadelphia, USA (80’s-90’s), donde era notorio que la comunidad no arrancaba en programas que buscaban su bienestar en aspectos tales como mejoramiento de vivienda, empleo, servicio de salud, limpieza de calles, mejoramiento de escuelas... hasta que luego de 12 años se detectó que los vecinos no se movilizaban por una razón principal: se sentían inseguros de salir a las reuniones, especialmente en las noches. Esa inseguridad en nuestro medio también podría hacerse extensiva a los miembros de las organizaciones de desarrollo por lo que proponen horas diurnas... que no son las mejores. En el caso de esa localidad el problema estaba muy ligado con los expendios de drogas y el involucramiento de la policía ayudo a resolverlo [238]. CENIDH [239] afirmó para Nicaragua ya en 1998, que “Entre la población domina la percepción de que está desprotegida ante el accionar delictivo. Las reflexiones realizadas por los diferentes actores en el diagnóstico, para el caso de Estelí, permitieron elaborar la siguiente lista de afectaciones para el barrio por el accionar de las marimbas:

El barrio pierde su patrimonio. Son destruidas luminarias, medidores, preescolares, casa comunal, las calles .... Robos en el barrio. Cuando grupos o miembros de marimbas entran al barrio se dan a veces robos. Haciéndose pasar por pandilleros delincuentes roban en los barrios Intranquilidad. Los vecinos no duermen. Al menor ruido se despiertan y si hay trifulca la pasan mal. Gente del mismo barrio que no tiene nada que ver en los pleitos es afectada cuando entran otras marimbas. “Con ataques verbales y además a pedradas deshacen techos, puertas y ventanas. Nos perjudican moral y espiritualmente” Afirmaron dirigentes y madres de La Chiriza refiriéndose a la acción violenta de las pandillas [240].

Action Alliance of Senior Citizens, Executive Director. United Neighbors Against Drugs, Secretary CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003 240 Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)
239

238

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

150

Niños y niñas en peligro. “Los niños no pueden salir a hacer mandados: les quitan el dinero y los amenazan” [241]. Las educadoras pre-escolares reportan que: (a) Los niños no asisten a clase si las pandillas están tirando piedras. (b) En muchos casos, cuando se agarran a pedradas, la violencia no distingue niños de adultos... los pueden herir (c) Hay niños que se sienten atraídos por la violencia de los jóvenes y quieren seguirlos Temor de los vecinos. Los vecinos, empiezan a perder la confianza en el barrio. Hay madres que tienen temor de que sus hijas y los hijos menores caminen por su propio barrio. Enjaulamiento.. Ni las casas son lugares seguros: empiezan a semejar jaulas de zoológico con sus rejas por todas partes; Comienzan a aparecer sectores de barrios o barrios completosamurallados, que impiden el libre paso. Nos dice CENIDH que la gente ha ido buscando cómo asegurarse por sus propios medios: han proliferado en los hogares las altas verjas y los muros, Se limita el tránsito. Y es que cuando la violencia persiste, o reaparece aunque sea en otras formas, como la violencia delincuencial o aquella generada desde los jóvenes, los hábitos de las personas se acomodan a ella y aumentan los gastos en seguridad personal, familiar y de los negocios; No se puede transitar libremente por ciertos sectores y eso perjudica el trabajo y el estudio. . La recreación se restringe. Ir a un cine, a una presentación nocturna de un grupo artístico o a bailar se convierte en un riesgo; Muchas personas prefieren reducir sus salidas o hacerlas en grupos grandes y llevar algo con qué defenderse...por si acaso. Prácticas religiosas se alteran. En el año 2001 fuente católicas informaron que una de las ceremonias relevantes en navidad, la “misa de gallo” que usualmente se realiza a medianoche fue cambiada a horas más tempranas “para prevenir que los feligreses sean atacados por los grupos de pandillas” [242] Enemistades en el propio barrio. Por los casos de bombines, bombas o sapos, se crea enemistad entre vecinos y eso puede dar lugar a pleitos. Mala fama. El barrio es identificado como peligroso. A los vecinos les comienza a dar vergüenza decir que viven ahí. “Nos discriminan los habitantes de los demás barrios” agregaron madres y dirigentes de La Chiriza [243]. Algunos van a querer irse.

241

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Ibídem

“Que la Navidad cambie también a las pandillas juveniles pide Obispo en Nicaragua” MANAGUA, 26 Dic. 01 (ACI).- http://www.aciprensa.com/notic2001/diciembre/notic1443.htm (Acceso en Abril 20.2003)
243

242

Osorio, Elsa Gloria y Ulloa, Luis Felipe (2003) Sembrando sueños y cosechando realidades: Revisión de la experiencia del proyecto Niñas, Niños y adolescentes en condiciones de riesgo (1996-2002). –INSFOP: Barrios y Comunidades. Estelí, Nicaragua. -–75p. (Email: insfopes@ibw.com.ni)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

151

Se reduce la llegada de servicios al barrio. Los taxis se niegan a entrar y si lo hacen cobran más, a veces los buseros no quieren poner sus buses, los vendedores ambulantes llegan menos Barrios se enemistan. No solo los jóvenes, sino los adultos de barrios diferentes terminan enemistándose. Cuando están juntos con organizaciones de desarrollo a veces entran en pleito al tratarse el tema de los jóvenes y la vagancia.. Marginación. No llega gente de otros barrios, ni los de este van al otro porque no se puede circular tranquilo Se acaba la ayuda. Las organizaciones no dan apoyo al barrio y algunas retiran el que ya daban. Hay casos de “Cheles” que han sido agredidos o víctimas de una trifulca... y sus organizaciones no regresaron. ONG’s mencionaron casos de mejoras realizadas por ellas en algunos barrios, que en pocos meses terminaron destruidas, por muchachos con efectos de droga o por ataques de otras marimbas (instalaciones, bancos de parque, etc) Un nivel de Iniciativas comunitarias. Aunque la situación estimula la desconfianza y es favorecida por ella, dice CENIDH que “en menor grado, se han dado también en algunos barrios iniciativas comunales de vigilancia”. [244].también contra quienes a su juicio podrían convertirse en tales. Migración. Más gente de ciertos sectores decide emigrar a otros lugares de la ciudad, otras regiones e incluso otros países

BENEFICIARIOS POR LA TRASGRESIÓN DE LAS MARIMBAS
Toda organización tiene su razón de ser en la “prestación de algún servicio” a algún sector que se convierte en beneficiario de ella y a la vez eso afirma sus posibilidades de existir. Los beneficiarios pueden estar en el interior de la organización o fuera de ella. Con los jefes de sector de la policía hicimos el ejercicio de ver a estas organizaciones desde el principio de que toda organización produce beneficios -o al menos la percepción de beneficios -a algún sector social. Los resultados fueron los siguientes:
244

CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

152

Cuadro 2. Quién se beneficia por la trasgresión de las marimbas? Beneficiarios externos Beneficio Dinero Expendios de drogas Suministradores de pega Expendios de licor y sus distribuidores mayores Centros de Diversión Organizadores de fiestas Talleres de bicicletas “Topes” [245] La Familia (“Ingreso familiar”) Delincuentes que sin ser integrantes del grupo Protección o escudo ante la ley se amparan en la ley de menores y sacan beneficios de los grupos juveniles Empresas formales o informales de seguridad Venta de servicios de vigilancia privada Organismos de desarrollo e instancias del Salario, proyecto e imágenes Estado (Algunas personas han inflado datos perjudicando el reconocimiento a la labor de la policía y asustado a potenciales visitantes) Políticos/as de partidos Utilización en campañas Gente del barrio Ajuste de cuentas Habitantes de la cuadra y/o del barrio Vigilancia-seguridad

Cuadro 2. Necesidades que cubren los grupos juveniles trasgresores (Perspectiva de los/las jefes policiales de sector) Necesidad que cubre o servicio que prestan los grupos juveniles Autodefensa, defensa y vigilancia de la cuadra o barrio Informantes Informantes Modelo de héroe local, de “valentía” o “Audacia”. Modelo en ausencia del padre Pase de cuentas Movilización en campañas electorales
245

¿A quién? Vecinos Familia Ellos mismos Expendedores Policía Niños menores Chavalas Sujetos Políticos

Valoración desde la perspectiva policial (-)

(-) (+) (-) (-) (-)

“Topes” =Negociantes de cosas robadas.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

153

En río revuelto ganancia de pescadores (Otra vez). Aunque toda casa ha de tener por lo menos un perro, ya ellos no son suficientes. La policía se va quedando corta en su capacidad operativa y cada vez más se necesitan vigilantes privados. Además de las empresas de vigilancia, los negocios de armas y municiones, los negocios privados de salud y las funerarias ganan con la violencia. Nos dice CENIDH que “Han crecido notablemente las empresas privadas de protección física. En la actualidad <1998> existen unas 31, de las que sólo 8 han concluido el proceso legal de autorización ante la Policía Nacional. Existen en la actualidad unos 5 mil vigilantes privados...” [246]... Y nos faltan datos de negocios ilegales y legales de armas Se abren espacios para aprovechadores-as: Las propuestas políticas y religiosas autoritarias y demagógicas tienen un caldo de cultivo ideal en condiciones de inseguridad.

REFLEXION
Los espacios que abrió el ejercicio de diagnóstico para definir causas y efectos de la vagancia, no solamente nos proporcionaron enumeraciones de ellas, sino que fueron un ejemplo firme de que los muchachos de las marimbas sí están en disponibilidad y capacidad de reflexionar, y no temen cuestionar lo que hacen, pero solo si se les abre el ambiente favorable.

CENIDH. Del informe de Derechos Humanos de 1998 (http://members.tripod.com/cenidh/RightFrame2.htm) Acceso en Abril 20.2003

246

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

154

IDENTIDAD ORGANIZACIONAL DE LAS MARIMBAS
¿EN LA ERA DE LAS PACAS?

Exclusión e Identidad Nombres de los grupos La foto general de las marimbas Otras características de las marimbas de Estelí Categorías de marimbas Símbolos comunes ¿Revisión de la identidad de cada marimba?

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

155

EXCLUSIÓN E IDENTIDAD
En una época de globalización acentuada, en la que los medios de comunicación no tienen fronteras, en la que la migración es un vehículo de hibridación cultural importante, en la que el consumismo es la norma y el mercado lleva productos de los centros multinacionales –o sus imitaciones- a rincones apartados en las naciones más empobrecidas, en la que para estar a tono debe poderse decir unas palabras en Inglés o cantar una estrofa en ese idioma aunque no se conozca lo que significa [247], en donde es posible adquirir la ropa usada para vestirnos “como en las películas” pero a “bajos” precios... empieza a hacerse difícil la búsqueda de “autenticidad”. Lo “propio” comienza a serlo más por apropiación que por creación. Para los latinoamericanos la respuesta posible queda en dejar la idea de identidad y de cultura propia como un sueño romántico y aceptar lo que ocurre o ,si no, en consolidar a partir de lo que está ocurriendo un motivo de resistencia cultural. Estudios y estudiosos norteamericanos que se centran en la migración de las “gangs” o pandillas han afirmado que más que la migración física de las pandillas, se ha tratado de una migración de las imágenes, a través de los medios, de la TV, del cine, de la música [248]. Esas imágenes dentro de USA caen en terreno propicio para que afloren más grupos violentos ante la discriminación y exclusión contra los “aliens” o foráneos no-anglosajones, en un país que irónicamente ha sido construido por la migración pero que a ellos no los termina de integrar. Alimentan estas imágenes y sus mensajes implícitos a los sectores desesperados de inmigrantes recientes dentro de USA, muchos de los cuales ya fueron filtrados por las políticas restrictivas de inmigración definidas por el gobierno USA, que inducen no tanto a que lleguen al país del Norte “por las buenas” personas tranquilas con la simple y pacífica intención de trabajar o estudiar sino sobre todo a aquellos que tienen un espíritu más aventurero y dispuestos a pasar la frontera como fuera, a cualquier costo. Con ese mismo espíritu, ya en el territorio norteamericano al no percibir muchas posibilidades de vivir el sueño americano muchos de ellos están dispuestos a todo para quedarse, y estas imágenes de las que hablamos muestran un camino. Hasta aquí se trata de los excluidos en países no excluidos. La globalización funciona. Fuera de las fronteras estadounidenses las imágenes caen en miles de jóvenes que sufren otro tipo de exclusión en países también excluidos. Juana Suárez, profesora en la Universidad de Carolina del Norte, en un artículo reciente sobre la violencia de los jóvenes en Medellín, dice textualmente que “La iconografía del ex -convicto o veterano de Vietnam, tal como es escenificada en películas de Hollywood, ha sido una de las influencias más grandes en América Latina en la constitución de un imaginario de la violencia”, explica como “la iconografía de estas películas trasmite un proyecto de masculinidad, de hombre
247 248

Me refiero al área del Pacífico porque en el Atlántico de Nicaragua se habla inglés. Ver por ejemplo http://www.streetgangs.com/migration/

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

156

autoconstruido que no necesita del aparato legal del Estado para validar su existencia y, por ende, puede hacer justicia por sí mismo” [249]. Por supuesto ella se está refiriendo al fenómeno complejo de sicarios, “pistolocos” por un lado y “desechables”, por el otro, pero Estelí no ha llegado a ese punto... sin embargo puede llegar... si no tomamos cartas en el asunto y las primeras víctimas serán los mismos jóvenes. Eso es lo que –según el mismo estudio- pasó por ejemplo con los Punk que “terminaron como muchas otras formas de expresión juvenil, eliminados o incorporados a las estructuras militares del narcotráfico; se convirtieron en agrupaciones estructuradas alrededor del ejercicio de la violencia, con afianzadas jerarquías y defensa militar de sus territorios, o por lo menos asimilados a su órbita cultural” [250]. Uno de los personajes mencionados por la autora comparando la violencia de los años 50 en Colombia con la actual, explicaba que nada había cambiado: “antes nos matábamos con machetes, ahora con metralletas”. En el caso de Estelí puede decirse exactamente lo contrario... es decir que todavía tenemos un margen de tiempo. Además los sectores empobrecidos de Nicaragua, ya probaron aunque -haya sido otra generación- un paréntesis de protagonismo y no-exclusión interna y eso también podría contar a favor. Pero por ahora, en resumen, la exclusión de sus miembros es un elemento que marca la identidad de las marimbas o pandillas juveniles en general.

NOMBRES DE LOS GRUPOS
“Así se llama mi marimba... así nos llamamos todos” El nombre es más importante de lo que podría pensarse de manera superficial, y en el caso de los grupos que en Estelí conocemos como marimbas, y de manera general se han denominado ‘pandillas’ hay otros elementos que lo hacen más relevante todavía, a saber: a) El nombre es identificador y unificador. En torno a él se identifican y reconocen los miembros de una marimba b) El nombre es diferenciador. Distingue a un grupo de otro. c) El nombre señala el paso de un estado al otro. El hecho de asumir un nombre marca el tránsito entre un grupo de amigos mas o menos informal a ser considerado formalmente como ‘pandilla’ por unos o digámoslo de otra manera: como marimba oficial.

249

Suárez, Juana (2002) . Rafagazos de Imágenes: jóvenes y violencia en relatos fílmicos de Medellín. En: Bad Subjects: Political Education for Everyday Life. #61, Sept. 2002. http://eserver.org/bs/61/suarez.html (Acceso en Mayo 18 2003) 250 Suárez, Juana (2002). Rafagazos de Imágenes: jóvenes y violencia en relatos fílmicos de Medellín. IBIDEM

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

157

d) El nombre es el principio de una personalidad colectiva. “Sin nombre no hay existencia” nos recuerda Aline Rousselle en uno de sus trabajos [251]. Para muchos de los muchachos, excluidos y por tanto invisibles, el nombre es una certificación de “existir”, una posibilidad de ser mencionados.

Origen del nombre Sin embargo el origen de los nombres de los grupos es muy variable en las marimbas de Estelí. Encontramos que han influido grupos musicales, películas, personajes de cartoons [252] y series televisivas; también se toman nombres de pandillas que son reconocidas en Managua o en otras partes del mundo; hay nombres que vienen de personajes de la vida real del barrio o del grupo; nombres que corresponden al barrio o territorio; nombres que recogen aspectos de la historia de los primeros integrantes; y nombres de personajes reales o míticos considerados “nodeseables”. Por supuesto varios nombres caen en diferentes categorías a la vez. Un buen número de nombres acentúa la separación de los jóvenes integrantes de la marimba respecto al resto de la sociedad, en una combinación de la exclusión misma y la reacción áspera a esa exclusión. Se trata de presentarse en el lado “malo” (“badboys” “Chicos problema”) ya que ahí los pone el resto de la sociedad. Todos los “locos”, como Vatos locos, Diablos locos, Puntos locos, Chicos locos, muestran que son distintos a los “otros” pero similares a muchos jóvenes en diferentes países, que aceptan esa forma de vida... la vida loca. Los nombres “Come-muertos”, “terroristas”, “Huele-Zener” evidencian un desafío desde una propuesta de acciones que no se consideran “socialmente” aceptables, lo que también se ve al acudir a figuras del averno como diablos, vandálicos y el infierno o las esotéricas momias y fantasmas. Ya que no hay espacio para nosotros en el lado de “los buenos”... ¡ténganos miedo! En unos casos el nombre ha sido asignado por otros a la marimba y ella lo ha aceptado, en otros un miembro vino con la idea y se quedó, hay casos en los que lo decide el grupo. Sin embargo observamos que con el paso del tiempo, en las marimbas con más historia, como pasa con otros tipos de organizaciones, los nuevos integrantes van perdiendo el origen del nombre e incluso
Rouselle, Aline. “La política de los cuerpos: entre procreación y continencia en Roma”. En: Duby, Georges y Perrot, Michelle (directores): La Antigüedad: rituales colectivos y prácticas de mujeres. Taurus Ediciones. p.78. Trad. Marco Aurelio Galmarini. (Tomo 2 de la serie “Historia de las mujeres”). 1993. 252 “Cartoons” = comiquitas impresas o de TV.
251

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

158

hay una ruptura en la coherencia entre el nombre y el quehacer de la marimba. En algunos casos encontramos explicaciones diferentes al nombre del grupo y no pudimos conocer una razón segura de “el porqué” del nombre. Es el caso de Badboys... o Chicos Malos que así no más tiene el significado mencionado arriba, pero que si respondiera a la película “Badboys”, que ya va por su segunda versión, nos confundiría ya que estamos hablando de que los héroes son un par de policías que juegan al filo de las reglas. Revisemos los casos que registramos. Nombres territoriales En la historia de los grupos de Estelí encontramos: ! ! ! ! ! ! ! ! Chicos del Charco. Por que sus Barrios Arlen Siu y 16 de Julio se inundan y hay charcos ChiriBoris Por una combinación de los nombres de los barrios La Chiriza y Boris Vega Chiris por el nombre de La Chiriza de la que hace parte el barrio Miguel Alonzo Ochoas por el nombre del Barrio Orlando Ochoa Romeros por el nombre del Barrio Oscar Arnulfo Romero Panameños por el nombre del barrio Panamá Soberano Planteños por la planta ubicada en el barrio Noel Gámez Tres Puntos Locos: Son tres puntos, porque vienen de tres barrios, el Jaime Úbeda, el Elías Moncada y el Omar Torrijos.

Encontramos también grupos pequeños que son reconocidos con el nombre de la calle donde viven, “los de la calle XX”, eso mientras no evolucionan a marimba o pandilla [253]. En la mayoría de los casos los muchachos de las marimbas no conocen la historia de los nombres de sus barrios aunque su marimba lleve el nombre del mismo. En el caso de los nombres de barrios que corresponden a héroes, no manejan detalles ni sus respectivas historias. Nombres y apodos de personas ! ! ! Frijoles en el Oscar Gámez II. Apodo de un par de comerciantes de granos básicos que vivieron en el barrio, y de sus descendientes. Pililos: Por un “bolo” [254] a quien llamaban ‘Pililo” Miquillos: El apodo de un miembro que fue jefe de este grupo.

Ya mencionamos los grupos informales que se concentran en su sitio, son poco numerosos, no son reconocidos por los vecinos como “pandillas”, y en los que ni ellos mismos se sienten como tales. Como estos grupos no tienen todavía un nombre, cuando comienzan a tener presencia... a “sentirse”, los vecinos y otros grupos pueden empezar a llamarlos por el apellido
253 254

No mencionamos ejemplos reales porque no lo consideramos conveniente en este caso. “bolo” = Un alcohólico

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

159

de la familia que predomina o con el apodo de uno de los que se reúnen. “Los Fulanos” o “Los Sutanos” [255]. Pero todavía es el nombre que otros le asignan. Aunque estos grupos ya hayan tenido algunas pocas escaramuzas y reconozcan enemistades, es en el momento en que ellos asumen un nombre (ya sea el que los vecinos les asignan u otro) cuando ya vemos una señal clara de su proceso de formalización y transición a “pandilla”. Que-haceres En algunos casos los quehaceres originales de los miembros o de personas de los barrios dieron lugar al nombre del grupo. Veamos por ejemplo los siguientes: ! ! ! ! Aluminios en el barrio Oscar Gámez II, por la tarea de recoger materiales para re-vender latas de cerveza y otros. Frijoles. Apodo de dos comerciantes de granos básicos que vivieron en el barrio Oscar Gámez II, y de sus descendientes. Chiricas: Porque los niños se iban en grupo al cerro a cazar estos pájaros con sus huleras. Los Batos Pelones o Batos Locos Pelones se cortaban el pelo.

Acciones y opciones “repulsivas”
! Huele-Zéner (o “Chicanos”) en Aristeo Benavides – Se trata de una acción considerada

fuera de las normas y prohibida: zéner, céner o séner es el thinner, sustancia química líquida volátil que originalmente se usa para adelgazar pinturas, pero que se utiliza también como droga inhalándola. ! Come-muertos en el Panteón, los barrios Orlando Ochoa y Elías Moncada. Aunque “comemuerto” se le dice al zopilote en algunos países e incluso a personas de ciertos territorios como a los de Santa Elena en Guayaquil, creemos que la opción por el nombre es más por la imagen que refleja. Pililos (Calvario). Pililo es una persona andrajosa y sucia en El Cuyo (Chile) y en Argentina. Terroristas en el barrio Leonel Rugama (También llamados los “Bin Laden”). Se refiere a quien ejecuta actos violentos y despiadados para infundir terror. VengaBoys en la Unión . Acción considerada fuera de las normas y prohibida: Venga de venganza, vengadores y Boys “muchachos”. A veces escriben “Bengaboys” Vandálicos en el 29 de Octubre. En vez de usar el sustantivo “vándalo” optan por el adjetivo. Los vándalos eran quienes pertenecían a un pueblo bárbaro de origen germánico
No mencionamos ejemplos porque no lo consideramos conveniente en este caso.

! ! ! !

255

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

160

oriental procedente de Escandinavia. “Vándalo” en su otra acepción es “quien comete acciones propias de gente salvaje y desalmada” [256]

Personajes repulsivos ! Diablos Locos en el Rosario - Oscar Arnulfo Romero. Un diablo es un ángel declarado no grato y lanzado al abismo. El diablo o demonio es un personaje repulsivo para el resto de gente. En la película “Batos locos forever” una de las bandas es la de los diablos. En lenguaje de las pandillas mexicanas ser loco representa una manera de vida [257]. Por otro lado... Diablos locos es una murga española formada en 1971 por compañeros de un gimnasio de boxeo en el barrio Cuesta de la Piedra, pero no parece haber conexión con este caso. Ángel del infierno, por la misma definición de más arriba, es en otras palabras un “diablo”, o un ángel lanzado al abismo, al infierno. Bin Laden en el Leonel Rugama. El grupo de los Terroristas pasó a ser “Bin Laden” tomando el nombre de la persona que es considerada artífice principal de los hechos del 11 de Septiembre en los Estados Unidos y que se convirtió en uno de los personajes más buscados en la historia moderna.

! !

¿La queja implícita en el nombre? No se ven casos de nombres que en sí mismos sean una protesta o una queja. El que más se acerca es el de los Chicos del Charco cuyo nombre refleja la situación de sus barrios Arlen Siu y 16 de Julio, que se inundan dando lugar a charcos. Grupos musicales famosos La música que más escuchan los jóvenes de Estelí es el “Regué” o “Raeggae” o “Reggae” lo que dió lugar a agrupaciones como “Chicos del Reggae” que también se conoció como los “Guevillos”, pero en Estelí no hay una alineación dura de marimbas particulares con un tipo de música o un grupo musical específico; no existe un movimiento musical local “no-comercial” o “underground” como ocurre en centros urbanos mayores de otros países; tampoco encontramos preferencias colectivas de las marimbas hacia lo que es “la música de los adultos”, el folklore nicaragüense o la música de la época de la revolución. Encontramos que en las marimbas que toman como nombre el mismo de un grupo musical sus integrantes no conocen a fondo a ese grupo, a su música y su historia. De todas maneras ese vacío permite abrir el interrogante “¿Qué es lo más positivo para los jóvenes en la música y en las bandas más
256 257

Diccionario RAE, XXI Ed. Pp 2060. Ver: Reguillo, Rossana (1995). En la calle otra vez. 2da ed. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Guadalajara, Jalisco, México, 1995. 278 p. (pp 273-78)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

161

conocidas por ellos?” Indudablemente algunas letras de canciones abren opciones muy interesantes de reflexión. Como en la siguiente, de “calles de mi barrio” del grupo Ángeles del Infierno

CALLES DE MI BARRIO Las calles de mi barrio, están tristes hace un tiempo porque hay niños jugando, a ver quien se mata el primero no hay que esperar, que nada caiga del cielo si estas del lado oscuro, tendrás que echarle un par de huevos En las esquinas como sombras están, por encima del bien y del mal miradas perdidas en la oscuridad, pensando da igual solo una vez mas. Estribillo Oooooooooooh Miradas perdidas en la oscuridad Ignorando el futuro, si te roban el presente sacando de la manga, una excusa para el día siguiente apretando los dientes, maldiciendo su negra suerte quemando el poco orgullo, para levantar la frente Y doce campanas anunciando están que la noche acaba de llegar, se escapan dos lagrimas que al suelo van, sin que una mano amiga las venga a secar...

Encontramos en la historia de Estelí, las siguientes marimbas que tomaron nombres de grupos musicales: ! Ángeles del Infierno. El nombre de la marimba del Barrio 14 de Abril y Oscar Gámez II es originalmente el del grupo de Rock en español formado en Euskadi por Juan Gallardo (Voz), Roberto Álvarez (Guitarra Solista), Manú García (Guitarra rítmica), Santi Rubio (Bajo) e Inaki Munita (Batería). El disco “Pacto con el diablo” les abrió el camino al éxito. Tienen también Diabólica, Instinto Animal, Joven para morir. 666. Poison-Nirvana se llama la marimba del barrio Oscar Gámez I aunque por abreviar se la menciona solamente como “Poison”. El nombre compuesto fue propuesto por un joven nicaragüense que había llegado de USA influido por el grupo de la onda metálica Poison se formó en Los Angeles, CA, en 1984, entre Bret Michaels (cantante), Rikki Rockett (tambor), Bobby Dall (bajo ) y C.C Deville (guitarrista). Por su parte Nirvana, entre el 89 y el 94 produjo los discos “Bleach”, “In Utero”, “Nevermind” “Incesticide” e “In Utero” y

!

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

162

lo integraron –al menos para este último disco- Kurt Coubain (Guitarra) , Krist Novoselic (Bajo), Dave Grohl (Tambores) y Pat Smear (Guitarra) [258]. Kurt se suicidó en 1994 ! Vengaboys, el grupo de la Unión, usa el nombre de una banda considerada de danza latina, con mucho auge en España entre 1992 y 1997. En 1996 recorrió Europa. Su primer sencillo fue “Up and Down” que después integraría el CD del mismo nombre, lo seguirían Greatet hits, parada de tetas y We like to party latina, En 1998 se abrió paso en Norteamérica. Inicialmente la formaron los dos DJ españoles Danski y Delmundo, luego se unieron Roy, Denice y Kim Robin

De Películas Varias películas han influido de manera importante en los muchachos de las marimbas y algunas de ellas usan nombre de los filmes, a veces a partir de las pésimas traducciones al español que hacen quienes manejan ese negocio. ! Dueños de la calle.

El inicio de una película un rótulo que anuncia la dimensión del problema: De cada 21 jóvenes negros, uno morirá asesinado, seguramente a manos de alguien de la misma raza. Se trata de “Boyz 'N the Hood” , título que podría traducirse como “jóvenes en el vecindario” pero que tiene otras connotaciones que la ligan con la violencia. Lamentablemente el título fue traducido al español como “Dueños de la Calle” quebrando su sentido original. La obra fue dirigida por el director de raza negra John Singleton, en momentos de pleno crecimiento profesional, y se convirtió en un film semi-autobiográfico. La protagonizaron Cuba Gooding, Jr. (Tre Styles), el rapero Ice Cube ("Bola" Baker), Morris Chestnut (Ricky Baker) y otros, que personifican a tres adolescentes afro-americanos: Tre el hijo de un matrimonio divorciado que vive con su padre y los medio-hermanos "Bola" y Ricky que viven con su madre. Su barrio -al sur de Los Ángeles - está inmerso en una violencia tan cotidiana que ha pasado a formar parte de su vida diaria como si fuera algo natural. En medio de la trama los tres personajes, cada uno a su manera, tratarán de encontrar un futuro mejor para sus vidas. Es una de esas películas que abre muchos espacios para reflexionar. Dueños de la Calle es el nombre de una marimba del Barrio Oscar Turcios de Estelí ! Batos locos for Ever.

La película “Batos locos forever” se convirtió en una referencia necesaria para sus integrantes... y los de otros grupos. Trata de dos bandas de cholos en guerra, “Aztecas” y “Diablos”, un personaje bueno Jimmy quiere ingresar a la mara y su hermano Tony, que es un exmiembro, intenta evitarle esa vida dura de pandilla. Muere Jimmy, la vida del barrio

258

Los cuatro trabajaron el disco “In Utero”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

163

sigue [259]. Un resultado pesimista dicen unos, realista según otros, pero que señala conductas y sustentación para las mismas. Aunque “bato”, según acepciones del diccionario significa “hombre tonto o basto o rústico y de pocos alcances” o también “padre” [260], en lenguaje de las pandillas mexicanas Bato es “Chavo”, “Amigo”, Compañero”. Y loco representa la manera de vida del grupo [261].Vatos Locos es un grupo de los barrios Omar Torrijos y del Jaime Úbeda y usa la sigla VL= Vatos Locos ! ¿Bad Boys?

En la primera película Bad Boys, Mike y Marcus, son dos detectives antinarcóticos muy rudos en las calles, personificados por Martín Lawrence y Will Smith. La segunda película Bad Boys estaba entrando a Nicaragua en Mayo del 2003. Bad Boys es también el grupo del barrio Arlen Siu.
!

La Máscara del Zorro –La Marca del Zorro

La famosa “Z” puesta con la espada del paladín de la justicia, ha tenido dos épocas, las viejas películas y la versión que actualiza la historia cuando D. Diego de la Vega transfiere a su sucesor la misión de continuar enfrentando a Rafael Montero, Gobernador de California durante la Guerra de la Independencia. “La máscara del Zorro”, una película norteamericana de 1998 fue dirigida por Martin Campbell, producida por Steven Spielberg y con la actuación de Antonio Banderas, Anthony Hopkins, Catherine Zeta-Jones, Stuart Wilson y Matthew Letscher, y aunque técnicamente no haya sido considerada una joya cinematográfica encantó al público. La primera película de este personaje, “La marca del Zorro” con Douglas Fairbanks, Sr., y fue producida en 1920 [262]. La “Z” del Zorro que se ve en las paredes de Villa esperanza corresponde a la marimba Los Zorros. [263] ! Cazafantasmas

Cuando una universidad dejó de apoyar su proyecto los especialistas en parapsicología crearon una especie de empresa: “Ghostbusters”, dedicada a librar a Nueva York de fantasmas o ectoplasmas. La película de 1984 llamada en español “Los Cazafantasmas” fue dirigida por Ivan Reitman. El mismo nombre de la película, en la que intervienen Peter Venkman (Bill
Distribuida por Pelmex. 90 min. Clasif. B. RAE. Diccionario XXI Ed. –pp. 277 261 Ver: Reguillo, Rossana (1995). En la calle otra vez. 2da ed. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Guadalajara, Jalisco, México, 1995. 278 p. (pp 273-78) 262 Ver en http://www.eclectica.org/v2n5/leeper_zorro.html- (Acceso Mayo 15 del 2003) comentarios sobre la película por Mark Leeper 263 El Zorro es además el nombre con el que se conocía a un héroe de guerra nicaragüense contra la dictadura y hermano menor de Filemón Rivera, pero no parece haber relación con él.
260 259

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

164

Murray), Raymond Stantz (Dan Aykroyd) y Egon Epengler (Harold Ramis), fue tomado por un marimba que se volvió muy grande y que transitaba la rivera del río Estelí: “Cazafantasmas”. Todavía en el 2003 se reconoce la existencia de una marimba de “Cazafantasmas” en el barrio Filemón Rivera..

De “cartoons” y series de TV De las series y tiras cómicas de TV cuyos nombres han tomada marimbas estilianas la más antigua es Picapiedras. De las tiras cómicas impresas, Goofy, un personaje de Disney hace su aparición en un grupo, mientras hay influencias en los nombres de otras series basadas en personajes fantásticos que basan los actos heroicos en los superpoderes que poseen o adquieren. ! Una familia que reflejaba el estilo de vida promedio de Estados Unidos en los años 60’s pero ubicada en la edad de piedra, se hizo famosa entre 1960 y 1966: Los Picapiedra. La serie de TV se convirtió también en un éxito para Hanna-Barbera y produjo 166 episodios. Treinta años después la marimba del barrio héroes y mártires de Estelí adquiere ese nombre: Pica Piedras. ! Criaturas con cabeza de animal como Goliat, Hudson, Brokling, Lexinton, y otros son parte de la serie de la empresa Disney: “Gárgolas o héroes góticos” y Gárgolas es el nombre de la marimba del barrio José Benito Escobar. ! Power Ranger es una serie de Televisión de un grupo de jóvenes que se transforman y adquieren poderes. También se hizo película de pantalla grande. Es el nombre de la marimba del Barrio Sandino. ! En los años 80’s unos "Felinos Cósmicos" trataban de vencer a Munra, entre ellos Leono, el líder y más fuerte, tenía como arma mágico-mística la "Espada del Augurio” para ver más allá de lo obvio o evidente y convocar a los otros; Chitara, podía correr a mucha velocidad; Pantro, un genio en mecánica y el segundo más fuerte, manejaba el Tanque Felino que él construyó. Otros super-poderes aparecían en la pantalla. Esos felinos se llamaron los.“Thundercats”. Munra, el enemigo de los Thundercats, en la tira cómica, fue el nombre que asumió la marimba de El Rosario, Aldeas Emaus y parte del Omar Torrijos y “Fondercat” o Thundercat se usó para la marimba de los barrios Sandino, Ronald Aráuz y José Santos Zelaya ! La Tropa Goofy, fue una marimba de unos 20 muchachos en el 98-99, en el barrio Filemón Rivera [264]. Goofy es un conocido y clásico personaje de las tiras cómicas de Walt Disney: el perro.

264

o “Filimón Rivera” que es como lo llama la gente

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

165

De seres extraordinarios Otros seres extraordinarios son acogidos por los jóvenes como nombre de sus marimbas, entre ellos: ! ! ! Momias, son cadáveres, que por procesos diferentes se desecan sin que se pudran [265]. Es el nombre de la marimba del barrio Centenario Dragones son seres fabulosos y míticos, que en su cuerpo de serpiente presentan patas y alas, generalmente muy fieros y voraces. Pueden lanzar fuego por la boca [266]. Dragones es el nombre del grupo de los barrios Leonel Rugama y Nuevo Amanecer. Gárgolas, son seres extraordinarios, de origen gótico. Hay también un número de pandillas en USA que se llaman góticos (“Gothics” o simplemente “Goths”). Gárgolas se llaman los muchachos de un grupo del barrio José Benito Escobar [267].

Préstamo del nombre de pandillas famosas ! El nombre de Batos Locos ya lo mencionamos. Prolifera en grupos juveniles llamados Batos Locos desde el Este de Los Ángeles hasta la tranquilidad de Madison (Wisconsin) en USA; en diferentes países centroamericanos, y en varias ciudades nicaragüenses como Managua [268] y Granada [269]. Los muchachos del Omar Torrijos y Jaime Úbeda le dan su”v" toque de originalidad al usarlo con “V y no con “B”: Vatos. Encontramos un placazo pequeño de ”Vatos Locos” también en el monumento del parque de San Juan de Río Coco, a varias horas en carretera desde Estelí. Chicano, es un mexicano inmigrante en los Estados Unidos. Significa persona en tierra extraña, excluido, mirado como menos. Se conocen varias pandillas llamadas “chicanos” en ciudades de los Estados Unidos e incluso en Ciudad de México [270]. También mencionamos ya a los Come-muertos en el Panteón, el Orlando Ochoa y el Elías Moncada. Por años hubo noticias de los “comemuertos” en el reparto Schick de Managua. Según Rocha, “Los Comemuertos” era la pandilla que en 1994 se dedicaba a desenterrar muertos frescos del cementerio situado en su territorio. Les robaban los mínimos objetos de valor que llevaban consigo a la otra vida y finalmente los quemaban

!

!

265 266

Ver RAE Ver RAE 267 Ver por ejemplo: http://www.knowgangs.com/ 268 http://www-ni.laprensa.com.ni/archivo/2002/febrero/18/sucesos/ 269 http://www-ni.laprensa.com.ni/archivo/2001/octubre/24/sucesos/sucesos-20011024-06.html 270 Reguillo Cruz, Rossana. En la calle otra vez. Las Bandas: Identidad urbana y usos de la comunicación. -ITESO, Guadalajara, Jalisco. México. – 60p

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

166

con gasolina” [271]. También hay reporte de grupos con ese nombre en Chichigalpa, Ocotal y otras localidades nicaragüenses. ! De los Dragones hablamos antes. Es posible que este nombre derivara de la proliferación de películas que muestran las pandillas chinas, o los grupos de artes marciales, pero falta aún confirmarlo. ‘Dragones’ fue nombre de pandillas de origen Chino que se involucraron en crímenes de diferente tipo Las primeras pandillas chinas, antes de los 70’seran del tipo ABC (American-Borned Chinese) mientras que en los 70’s aparecen las de migrantes recientes o FOB (“Fresh off the boat”). De este tipo fue una de las más conocidas en ChinaTown de Nueva York: Los Flying Dragons, o dragones voladores, ahora desaparecida [272]. Mara Salva Trucha. “Trucha” se ha extendido a varios países como “Ser listo, astuto, que “Salva” identifica a los integrantes del grupo de aprovecha oportunidades” [273]. referencia como salvadoreños. La Mara Salvatrucha, a la que se conoce también como MS13, tiene presencia en varios países de Centroamérica, México, Canadá y los Estados Unidos. En USA está en varias ciudades. Fuentes de USA ligadas a la acción contra las “gangs” consideran que mantienen enlaces internacionales, que les permiten conseguir armas sofisticadas y traficarlas, así como mover carros robados y vender drogas. También afirman que la mara se originó luego de la guerra en El Salvador, y que creció en USA con exiliados que habían sido miembros de grupos guerrilleros [274]. Los Salvatruchas en el Oscar Gámez II de Estelí no están conectados con MS-13 (hasta el momento de realizar el diagnóstico) Perros de la Tumba en el Omar Torrijos, Sandino y Jaime Úbeda. Ya se reportaba en Managua hacia 1999 un grupo con ese nombre [275] Poison Se reportó un grupo con ese nombre en San Salvador a inicios de los 90’s [276]

!

! !

De animales ! Canecha: Es un cangrejo de río que dio lugar al nombre del grupo de las muchachas de Villa Esperanza. Es la única marimba de mujeres reportada en Estelí, muy ligada a los Power Rangers.
ROCHA, JOSÉ LUIS (2000). “Pandillero: La mano que empuña el mortero”. Envío, Junio. Marzo 2000. http://www.uca.edu.ni/publicaciones/revistas/envio/2000/esp/MARZO/Pandilleros.htm 272 Lee, Denny. “Years of the Dragons”. En: The New York Time. Mayo 11.2003. http://www.nytimes.com/2003/05/11/nyregion/11FEAT.html?tntemail0 (Acceso en Mayo 11.2003) 273 Ver: Reguillo, Rossana (1995). En la calle otra vez. 2da ed. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Guadalajara, Jalisco, México, 1995. 278 p. (pp 273-78) 274 http://www.knowgangs.com/gang_resources/ms/ms_001.htm (Acceso en Junio 3.03) 275 http://www-ni.elnuevodiario.com.ni/archivo/1999/mayo/06-mayo-1999/sucesos/sucesos4.html 276 Argueta, Guadalupe et al (1992). Diagnóstico sobre los grupos llamados “Maras” en San Salvador. Factores Psicosociales que prevalecen en los jóvenes que los integran. – Revista de Psicología de El Salvador, UCA 1992. Vol XI No. 43. – pp53-84, San Salvador.
271

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

167

! !
! !

Chiricas son unas aves que se conocen en Las Segovias, y especialmente en Miraflor y ese fue el nombre que los habitantes asignaron a los chicos de Villa Esperanza y con el que se quedó la marimba.

Pichetes el nombre que usa la marimba en el barrio El Calvario es también el de un animal parecido a la lagartija, injustamente considerado peligroso en Managua, tanto que cuando lo encuentran en casas lo matan Tucanes es el nombre del ave tropical, que asume como propio el grupo del Proyecto Zorros el nombre de la marimba de Villa Esperanza, es también un mamífero considerado astuto, y difícil de atrapar.

LA FOTO GENERAL DE LAS MARIMBAS

Pero el nombre, aunque nos puede dar pistas, no es suficiente para definir la identidad de una marimba, incluso se queda muy corto en algunos de los casos, porque no siempre respondió a un proceso de reflexión en relación con el querer ser. En una publicación anterior mencionábamos como la búsqueda de identidad de una organización particular incluiría profundizar en la misión de la organización, el espíritu (principios, valores, ejes transversales), su imagen de futuro, sus propias interpretaciones del entorno, sus objetivos estratégicos, sus lineamientos de acción, sus definiciones operacionales, un poco sus dimensiones organizacionales y por supuesto su historia como organización [277]... o en menos palabras: #la identidad de las organizaciones se construye a partir de su historia, de su percepción de ellas en el presente (efímero, por supuesto) y de la imagen de sí mismas en el futuro.

277

Ulloa, Luis Felipe (1999): "La Sostenibilidad desde las Organizaciones". Managua, Ayuda Popular Noruega APN- Edit. SIMAS-CICUTEC. -- pp 68

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

168

Un estudio realizado a partir de la sicología en El Salvador, afirmó que “debido a que las maras no tienen metas grupales sino individuales, se hace difícil que dentro de ellas exista un futuro definido” [278]. Desde el punto de vista de desarrollo organizacional esta afirmación es parcialmente cierta pero incompleta. Las marimbas son organizaciones que caen en la categoría de “organizaciones formadas por sus propios beneficiarios”. Es decir las que “pretenden la defensa colectiva de los (algunos) intereses de sus miembros”. Ellas sí tienen – como veremos- una misión y “metas” grupales gruesas, sin embargo, hasta donde pudimos enterarnos, no han reflexionado sobre el mañana ni hecho explícito su futuro, al igual que no lo habían hecho muchas organizaciones de desarrollo de Nicaragua hace una década, lo que dio lugar a las ya conocidas planificaciones estratégicas. Precisamente esa carencia (aunque no es una carencia “explícita” de los grupos) abre una oportunidad de trabajo con las marimbas. En este capítulo, queremos establecer aspectos comunes de la identidad de las marimbas de Estelí en general, que faciliten futuras exploraciones centradas en marimbas específicas o conjuntos de ellas. Acudiremos a las categorías principales utilizadas generalmente en estos procesos: Misión, visión, pilares espirituales [279]. Misión Las marimbas en general existen en Estelí para llenar vacíos de sus miembros, autoprotegerse y proteger el barrio. El barrio es su territorio, el área a la que pertenece la marimba y con la que se identifican a sí mismos los miembros de la marimba y por el que son identificados por otros actores. Allí está su gente. Como ya lo mencionamos, no encontramos pandillas actuales con causas políticas, ni ecológicas, ni de tendencias musicales. La vagancia fue mencionada como la intención básica de las marimbas. Hay indicios de que algunas pandillas empiezan a definir como intención conseguir ingresos... y no por medios considerados legales. Visión Las marimbas quieren ser famosas y respetadas. “Queremos ser el grupo más famoso de Estelí” fue una afirmación que afloró fácilmente por separado en las marimbas con las que se desarrolló la firma de acuerdos. Al ser famosa la marimba de alguna manera es famoso cada uno de sus miembros. Las marimbas pueden ser famosas de muchas maneras, sin embargo los espacios disponibles solo han dejado campo a la violencia, que es la que impresiona y recogen los medios.

278

Argueta, Guadalupe et al (1992). Diagnóstico sobre los grupos llamados “Maras” en San Salvador. Factores Psicosociales que prevalecen en los jóvenes que los integran. – Revista de Psicología de El Salvador, UCA 1992. Vol XI No. 43. – pp53-84, San Salvador. 279 Ulloa, Luis Felipe (1999): "La Sostenibilidad desde las Organizaciones". Managua, Ayuda Popular Noruega APN- Edit. SIMAS-CICUTEC. -- pp 65-66

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

169

Pilares espirituales de las marimbas Al inicio del diagnóstico los jefes policiales de sector detectaron en su reflexión cuatro tipos de valores en las marimbas de Estelí.. Estos fueron ratificándose y afinándose durante todo el proceso por las mismas marimbas y otros actores. Son los siguientes: 1- El primero es el reconocimiento y respeto que deriva de la invisibilidad y la exclusión social. Llevado al extremo este reconocimiento deriva en la “fama”, que mencionamos en otros capítulos. 2- Para eso hay que ser “Empujados”. Aquí se concentra la audacia, la valentía para enfrentar riesgos, pero aunada con su capacidad para hacerlo bien. Hay que ser “empujado”, valiente, lanzado. No es bien visto “acalambrarse” ante las dificultades. “Ser Fieras” o “Empujados” es un valor que deriva de la necesidad de sobrevivencia del colectivo y de los individuos del colectivo en un ambiente hostil. 3- Otro es la Hermandad. Que muestra una relación de unidad como colectivo. Incorpora la confianza entre los miembros, comunicarse, compartir y el ya mencionado respeto. Los muchachos de un mismo grupo se llaman entre sí “bróderes” y afirman que se sienten como una familia. Son leales al grupo y entre sí. Este valor responde a la carencia de cariño en muchos de los espacios naturales de los jóvenes, incluyendo la familia. 4- Y también está la búsqueda del gozo, en el desarrollo de sus actividades. La búsqueda de diversión ocupa un papel importante en las acciones de las marimbas. Por eso los muchachos se incorporan pronto a campeonatos y festividades. Es un valor propio del ser humano y del ser joven que se exacerba con las carencias actuales de los muchachos. El orden en el que los presentamos no pretende ser una definición de prioridades. Podría aparecer otro principio que desplace a alguno de ellos tratándose de algún grupo en especial, por ejemplo en el caso de que persiga ingresos por medios ilegales. Una vez establecidos los valores y/o los principios que rigen a una marimba, las preguntas que se generan entonces son ¿Cómo canalizar esos valores y principios en un sentido positivo? ¿Y “positivo” según quiénes?

OTRAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MARIMBAS DE ESTELI

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

170

Ubicación en los barrios de Estelí Estelí cuenta con 59 barrios agrupados por la alcaldía en tres distritos, y que detallamos a continuación [280]: Distrito 1: (1) Omar Torrijos, (2) Elías Moncada, (3) Jaime Úbeda, (4) Orlando Ochoa, (5) René Barrantes, (6) Paula Úbeda, (7) Milenia Hernández, (8) Hermanos Cárcamo, (9) Igor Úbeda, (10) Oscar Benavides, (11) Juno Rodríguez, (12) Filemón Rivera, (13) El Calvario, (14) Héroes y Mártires, (15) William Fonseca, (16) Virginia Quintero, (17) Linda Vista, (18) Miguel Alonzo, (19) Boris Vega, (20) Alfredo Lazo, (21) Juan A. Blandón, (22) Justo Flóres, (23) Las Calabazas. Distrito 2: (24) Ronaldo Aráuz, (25) Augusto C. Sandino, (26)Los Ángeles, (27) José Santos Zelaya, (28) Camilo Segundo, (29) Oscar Túrcios, (30) Juana E. Mendoza, (31) Michiguiste, (32) Primero de Mayo, (33) Villa Esperanza, (34) Aristeo Benavides, (35) José Benito Escobar, (36) Centenario, (37) Boanerges López Distrito 3: (38) 16 de Julio, (39) Arlen Siu, (40) Aldeas Meaux, (41) Estelí Heroico, (42) Carlos Núñez, (43) Oscar Arnulfo Romero, (44) El Rosario, (45) Noel Gámez, (46) 14 de abril, (47) Oscar Gámez #2, (48) La Comuna, (49) La Unión, (50) Leonel Rugama, (51) Oscar Gámez #1, (52) 29 de Octubre, (53) Panamá Soberana, (54) Nuevo Amanecer (La Porra), (55) El Jazmín, (56) María Elena Cuadra, (57) Belén, (58) Bo. F.N,T (59) Santo Domingo.
280

El mapa básico fue adquirido en la alcaldía (croquis, barrios y numeración). La distribución por zonas y áreas con influencia de marimbas (colores) fue preparada por el autor.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

171

Marimbas en los barrios Las marimbas se identifican –y son identificadas- con un territorio que suele ser el barrio. De los 59 barrios que acabamos de Estelí de mencionar hay 31 de ellos que cuentan por lo menos con una marimba. En el distrito #1, con 23 barrios, hay diez (10) con marimbas; en el distrito #2, con 14 barrios, hay siete (7) con marimbas y en el distrito #3 con 22 barrios hay catorce (14) con marimbas. El distrito #3, con el mayor número de marimbas o pandillas es también el más densamente poblado. La ubicación de las marimbas es la siguiente: Marimbas del distrito 1: 1. Perros de la Tumba 2. Vatos Locos 3. Chiriboris [281] 4. Pichetes 5. Chiris 6. Cherokees 7. Ochoas 8. Chicosmanía 9. Tres Puntos Locos 10. Cazafantasmas 11. Picapiedras Marimbas del Distrito 2 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. Chiricas (Villa Esperanza) Zorros (Villa Esperanza) Power Ranger (Villa Esperanza) Dueños de la Calle (Oscar Turcios) Cobras (Oscar Turcios, Primero de Mayo) Gárgolas (José Benito escobar) Chicanos (Aristeo Benavides) Cazadores de la Noche (José Santos Zelaya) Momias (Centenario) (Juan Alberto Blandón) (Omar Torrijos, Jaime Úbeda) (Chiriza: Boris Vega) (El Calvario) (Chiriza: Miguel Alonzo) (Orlando Ochoa) (Orlando Ochoa) (Boris Vega) (Omar Torrijos, Elías Moncada, Jaime Úbeda) (Filemón Rivera) (Héroes y Mártires)

Marimbas del Distrito 3 1. 2. 3. 4.
281

Chicos del Charco Badboys Ángeles del Infierno Chicos Problema

(16 de Julio, Arlen Siu) (Arlen Siu) (14 de abril) (14 de Abril)

También lo escuchamos como “Chirisboris”

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

172

5. Planteños (Noel Gámez) 6. Romeros (Oscar Arnulfo Romero) 7. Diablos Locos (El Rosario) 8. Rockeros del Infierno (El Rosario) 9. Panameños (Panamá Soberana) 10. Poison (Oscar Gámez I) 11. Vandálicos (29 de Octubre) 12. Vengaboys (La Unión) 13. Frijoles (Oscar Gámez II) 14. Salvatruchas (Oscar Gámez II) 15. Aluminios (Oscar Gámez II) 16. Dragones (Leonel Rugama, Nuevo Amanecer) 17. Infernales (Estelí Heroico) Movilidad La mayoría de las marimbas a finales del 2002 tendía a restringirse a su respectivo territorio, sobre todo por seguridad ante los conflictos con marimbas de otros territorios. Para los jefes de sector, a finales del 2002 había una tendencia a que los grupos más peligrosos fueran más móviles. De hecho todos los grupos considerados muy peligrosos caían también en la categoría móviles.
Cuadro 2- Distribución de Grupos Juveniles transgresores de Estelí por su movilidad. Perspectiva de los jefes de sector de la policía en Octubre del 2002 Marimbas de cobertura local Marimbas con cobertura en el Marimbas móviles sector Chicos del Charco Dueños de la calle Ángeles del Infierno (*) Chiriboris Diablos locos Chicanos (Huele-Zéner282) Panameños Chiris Zorros Pichetes Chiricas Poison (*) Dragones Mara Salva Trucha (*) Perros de La Tumba Vatos Locos Romeros Tucanes Aluminios (*) Vengaboys (*) Frijoles (*) Gárgolas
Nota: Grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de paz en el transcurso del ejercicio de diagnóstico

282

“Zéner” o “Céner” es el Thinner.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

173

RELACIONES CON OTROS GRUPOS Hay unas marimbas que caminan con otras por que tienen orígenes comunes o miembros que se relacionan por amistad o parentesco o por acuerdos. La ilustración siguiente muestra estas relaciones para Octubre del 2002 [283]

Chiricas Chiris Boris

Ángeles del Infierno

Salva Trucha Gárgolas Chicos del charco Panameños Los Vatos locos Chiris Los Dragones Romeros

Venga Boy’s

Diablos Locos

Los Tucanes Fig ura 1. Rel aci one s de ami sta d entr e mar imb as de Estelí. 2002 Chicanos (Huele Zéner) Los Zorros Poison Pichetes Los Dueños de la Calle Aluminios Perros de la Tumba

Frijoles

283

Preparada por los Jefes de Sector

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

174

Tamaño “Es un marimbón” Hubo una época de pandillas muy grandes en Estelí. Ex_miembros veteranos nos mencionaron que los Cazafantasmas pudieron ser 180 y se dice que los Chayos del Rosario (que comprendía varios barrios de ahora) fueron hasta 400... “esos si eran marimbones” nos dijo un ex_miembro”. En la actualidad las marimbas ya no son tan grandes. Siendo la territorialidad un aspecto central en la existencia de estas organizaciones, al fragmentarse grandes barrios en barrios más pequeños, al crearse nuevos barrios a partir de la población de los anteriores, al definirse barrios de unas pocas cuadras, se ha influido en que existan más grupos pero menos numerosos, como se observa en el cuadro 1... lo cual no necesariamente es una ventaja Los datos del cuadro nos permiten pensar que en total, según estas cuentas muy conservadoras habría 437 miembros en 24 grupos de los 36 de Estelí y que un grupo promedio en Estelí tiene 18 miembros, según esos registros.
Cuadro 1- Distribución de marimbas de Estelí por el número de integrantes. 2002-3 [284] Grupo Peligro Barrio Cobertu # miemsidad ra bros Menos de 10 integrantes Dragones P Nuevo Amanecer y Local 5 Leonel Rugama 10 – 14 integrantes Tucanes P Proyecto Local 10 Chicos del Charco P Arlen Siu- 16 de julio Local 11 Romeros P Oscar Arnulfo Romero Local 11 Diablos Locos PP El Rosario Sector 12 Chiricas PP Villa Esperanza Local 13 Perros de La Tumba P Juan Alberto Blandón Local 14 15-19 integrantes Cazadores de la noche José Santos Zelaya 15 [285] Momias Centenario 19 [286] Dueños de la Calle PP Oscar Turcios Sector 16 Chiris P Miguel Alonzo (La Chiriza) Local 17 Panameños PPP Panamá Soberana Móvil 17 Aluminios (*) PP Oscar Gámez II Móvil 18 Zorros P Villa Esperanza Sector 18 Ángeles del Infierno (*) PPP 14 de Abril Móvil 19 Chicanos (“Huele-Zéner”) PPP Aristeo Benavides Móvil 19 20-29 integrantes
284 285

Edad (años) 16-21

11-22 17-19 19-27 20-25 13-20 15-18

13-20 13-19 16-27 14-16 12-18 17-22 18-25

Datos para Octubre del 2002, según los jefes del sector, excepto cuando se aclare lo contrario. Dato obtenido por fuente barrial-Abril 2003 286 Dato obtenido por fuente barrial- Abril 2003

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

175

Grupo Vatos Locos[287] Pichetes Gárgolas Salva Trucha (*) Chiris Boris Venga-Boys (*) 30 y más integrantes Frijoles (*) Poison (*)

Peligro sidad PPP PPP PP PPP PP PP PP PPP

Barrio Omar Torrijos, Jaime Úbeda El Calvario José Benito Escobar Oscar Gámez II Boris Vega La Unión Oscar Gámez II Oscar Gámez I

Cobertu ra Móvil Móvil Móvil Móvil Local Local Móvil Móvil

# miembros 21 22 23 24 25 27 30 31

Edad (años) 17-24 14-34 16-25 15-23 16-25 14-24 14-24 14-22

Nota: Grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de paz en el transcurso del ejercicio de diagnóstico

En el momento de un enfrentamiento las marimbas aparecen mayores de lo que son, porque jóvenes que no son miembros y otros habitantes del barrio pueden involucrarse, de hecho lo hacen: Madres, tíos, niños (los “junior”).

Composición (Miembros) Jóvenes, hombres, del barrio Preguntamos en una reunión con Los Frijoles ¿Quiénes pueden ser miembros de la marimba? y encontramos que hay jóvenes sin trabajo y jóvenes con trabajo, jóvenes que estudian y jóvenes que no estudian. Entre ellos son amigos y en algunos casos compañeros de trabajo. Quienes están con trabajo lo hacen como lustradores, vende-tortillas, vende-periódico y otras modalidades de quehaceres de la economía informal. Las muchachas vinculadas al grupo (pero no miembros) mencionaron que en él tienen cabida “Jóvenes que no tengan trabajo, que no tienen apoyo de su familia, los que les gusta el vicio, que hay menores de edad y otros jóvenes de más edad”.Y agregaron -aclarando la relatividad del término- que “en realidad no importa tanto la edad desde que sean jóvenes”. También agregaron que no pueden ser miembros “Los bombines, los que dan información, Gente de otras pandillas, ni mujeres”. Encontramos en las marimbas tres niveles generales de integración: (a) Los miembros reconocidos como permanentes, (b) Puede haber miembros activos por temporadas, como los que regresan de estadías en Managua y otros lugares, a veces con experiencias en grupos de esos otros sitios (c) También “los que andan con el grupo” pero no son miembros; es decir los que a la hora de los conflictos y hechos delictivos se retiran, pero que por la exclusión y el maltrato pueden decidir integrarse. Un cuarto nivel, es más de cercanía que de integración:

287

Encontramos referencias tanto a “Vatos Locos” como a “Batos Locos”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

176

(d) Los cercanos. Se trata de gente que ayuda a los muchachos sin ser del grupo. Esta ubicación como “cercano” a veces es señalada por los miembros de otro grupo, o entre chiste y chanza por los habitantes del mismo barrio “El es un poison” “Ella es frijola”. Las marimbas son un fenómeno de hombres y más aún con tendencias sexistas. Como vemos en otra parte de la publicación, solamente una marimba de mujeres se reconoce en la historia de Estelí: Las Canechas. En el capítulo “La vida en la marimba” nos aproximamos a la relación de las muchachas con los grupos y sus integrantes, pero de manera muy primaria, pues amerita un esfuerzo específico mayor para conocer más al respecto. Edad La ley No 287, Código de la Niñez y la Adolescencia, considera como niña y niño a los que no hayan cumplido los 13 años de edad y adolescentes a los que se encuentren entre los 13 y 18 años de edad, no cumplidos. Para efectos de la ley No. 392, Ley de Promoción del Desarrollo Integral de la Juventud, se entiende por jóvenes a personas de 18 a 30 años. Dependiendo de las respectivas definiciones podríamos afirmar, que según las clasificaciones establecidas por la ley, entre los miembros de las marimbas no solamente hay jóvenes sino también adolescentes, en algunos casos adultos y aún niños como se ve en el cuadro siguiente.
Cuadro 3- Rangos de edad de los miembros de 22 marimbas de Estelí. Octubre 2002 [288] Grupo Rangos Diferen# Barrio Edad cia miem(años) edades bros Pichetes 14-34 20 22 El Calvario Tucanes 11-22 11 10 Proyecto Frijoles (*) 14-24 10 30 Oscar Gámez II Venga-Boys (*) 14-24 10 27 La Unión Chiris Boris 16-25 9 25 Boris Vega Gárgolas 16-25 9 23 José Benito Escobar Panameños 16-27 9 17 Panamá Soberana Romeros 19-27 8 11 Oscar Arnulfo Romero Poison (*) 14-22 8 31 Oscar Gámez I Mara Salva Trucha (*) 15-23 8 24 Oscar Gámez II Chicanos (“Huele Zéner”) 18-25 7 19 Aristeo Benavides y Juana Helena Chiricas 13-20 7 13 Villa Esperanza Dueños de la calle 13-20 7 16 Oscar Turcios Los Vatos Locos[289] 17-24 7 21 Omar Torrijos, Jaime Úbeda Chiris 13-19 6 17 Miguel Alonzo (La Chiriza)
288 289

Datos para Octubre del 2002, proporcionados por los jefes del sector, excepto cuando se aclare lo contrario. Encontramos referencias tanto a “Vatos Locos” como a “Batos Locos”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

177

Grupo

Zorros Ángeles del Infierno (*) Diablos Locos Dragones

Villa Esperanza 14 de Abril El Rosario Nuevo Amanecer y Leonel Rugama Perros de La Tumba 15-18 3 14 Juan Alberto Blandón, alrededores del Instituto Nacional Aluminios (*) 14-16 2 18 Oscar Gámez II Chicos del Charco 17-19 2 11 Arlen Siu- 16 de julio Nota: Grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de paz en el transcurso del ejercicio de diagnóstico

Rangos Edad (años) 12-18 17-22 20-25 16-21

Diferencia edades 6 5 5 5

# miembros 18 19 12 5

Barrio

En resumen podemos asegurar que el grueso de marimbas de Estelí está compuesto por muchachos entre 15 y 23 años, con las siguientes aclaraciones: En el 81.81 % de las marimbas el integrante de menos edad es un adolescente (13#18 sin cumplir), mientras que en el 9.09 % de las marimbas es todavía un niño y en el 9.10 % de ellas el integrante de menor edad está sobre la edad de adolescencia. Aunque la edad mínima reportada fue 11 años y se reportó un caso de 12 años el promedio de edad mínima de las 22 marimbas fue 15.1 años (para Octubre 2002) y la moda de edades mínimas entre los grupos fue 14 años. La edad máxima reportada fue de 34 años, la moda entre las edades máximas fue 25, la edad máxima promedio correspondió a 23.63 años y el 95.23 % de los grupos presentó edades máximas que superan los 18 años que son el tope de la edad adolescente [290]. Una parte importante de la definición legal de mayoría de edad tiene que ver con la punidad. Los niños y niñas (menores de 13 años) están exentos de responsabilidad penal y por ninguna razón pueden ser privados de libertad. Hay una Justicia Especializada del adolescente que se corresponde con reglas y excepciones con el código penal o leyes especiales. Los Jóvenes mayores de 18 años son ya sujetos del código penal como adultos-as, y en el código civil las personas son adultas a partir de los 21 años [291]. Para posteriores estudios, es interesante hacer rangos de edad de los miembros marimbas. En este caso no lo hicimos. de las

290

Es decir que solo en una de las 22 marimbas, la edad máxima estaba dentro de la edad adolescente, es decir bajo los 18 años cumplidos. 291 Ver: La ley No 287 y la ley No. 392.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

178

Distribuyendo las diferencias de edades en cuatro grupos encontramos que Chicos del Charco, Aluminios y Perros de la tumba aparecen con los rangos de edad más homogéneos, con diferencia entre edad máxima y mínima de tres años o menos, mientras que la separación mayor entre edades máxima y mínima corresponde a los Pichetes, seguidos por Tucanes, Frijoles y Vengaboys. La mayoría de grupos se concentra en un rango de edades con 7-9 años de diferencia (Cuadro siguiente).
Cuadro 4- Diferencias máximas de edad entre los miembros de 22 marimbas de Estelí. Octubre 2002 [292] 1-3 años de 4-6 años de 7-9 años de 10 o más años de diferencia diferencia diferencia diferencia Chicos del Charco Dragones Vatos Locos Vengaboys (*) Aluminios (*) Diablos locos Chiricas Tucanes Perros de la tumba Ángeles del Chicanos Frijoles (*) Infierno(*) Chiriboris Pichetes Chiris Dueños de la calle Zorros Mara Salvatrucha (*) Poison (*) Romeros Panameños Gárgolas
Nota: Grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de paz en el transcurso del ejercicio de diagnóstico

Estructura - Poder La estructura de las marimbas o ‘pandillas’ responde un tanto a la informalidad. Estos grupos en Estelí aún no presentan una compartimentación especial. Los muchachos afirman que cada situación va dando quien la lidere: jóvenes con talentos especiales asumen en esas situaciones roles específicos (El bueno para el baldo, el bueno para correr a avisar que vienen los del otro bando, etc.) [293]. Sin embargo es posible diferenciar posiciones y roles más permanentes, aunque no se hayan formalizado. Unos grupos si reconocen jefaturas, y otros no. Aunque algunas marimbas no formalicen jefes, (“No hay jefe de grupo” “Todos mandamos”) por observación pueden diferenciarse los muchachos que ejercen más poder: (a) Aquellos integrantes que tienen más peso en la marimba y cuyas decisiones u opiniones son seguidas con más facilidad; (b) Los reconocidos como los más empujados y valientes, aquellos que son ejemplo para los demás.

292 293

Datos para Octubre del 2002, proporcionados por los jefes del sector, excepto cuando se aclare lo contrario. Baldo o balde=Cuchillo

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

179

(c) Los negociadores que suelen caracterizarse como pensadores o estrategas, verdaderos dirigentes que –aunque no tienen un perfil espectacular- pueden tener una proyección mayor en la sociedad si se les abre espacio. Obviamente también hay los que combinan ambas condiciones. (d) En ciertos grupos es posible establecer a la par del negociador a otro personaje que le da el sello a lo que dice. Puede corresponder a (a) Resaltan, casi como en los deportes, aquellos que tienen algunas capacidades especiales: Preguntamos a un grupo de mujeres en el taller con Los Frijoles, ¿ Que se necesita para ser jefe de una marimba [294]? Y respondieron “Ser valiente, ser dominante con carácter serio, ser muy empujado”. Y cuando luego quisimos saber ¿Qué debe hacer alguien para ser jefe? Nos mencionaron: “Hacerse conocer por las otras pandillas, ser el primero a la hora de un pleito, talvez haber apuñaleado a alguien, demostrar valor, no tener miedo a nada o nadie”. La comunicación interna dentro de los grupos es muy ágil para ciertas cosas -por ejemplo se enteran rápidamente de un conflicto cercano- pero hay otro tipo de información que no circula de esa manera. Cuando durante el diagnóstico se decidió con los representantes de las marimbas adelantar las iniciativas de natación, educación sexual y actividades artísticas, varios de los integrantes afirmaron que aunque estaban interesados sus propios compañeros no les informaban de las fechas, horas y lugar de las reuniones. Obviamente puede tratarse también de una situación de prioridades.

CATEGORIAS DE MARIMBAS
Hay una tendencia especialmente en los académicos e investigadores para clasificar las cosas y tienen razón, es útil hacerlo. El asunto a definir previamente trata de la utilidad o el para-qué. La categorización es un ejercicio intencionado, se hace categorización para algo y las clasificaciones que se usen responden a esas intenciones. De resto es un ejercicio onánico. Una marimba, la de Los frijoles, clasificó a las otras marimbas –en el taller previo de la firma de los acuerdos de paz- como “Los amigos” y “los enemigos”, y para sus razones, en esa época era apropiado. Enemigos: “Los que buscan pleitos con nosotros” y “Amigos: “Los que no buscan pleitos con nosotros”. Tomémosla como ejemplo aclarando primero que ya no es vigente, por la firma de los acuerdos, y segundo, que es apropiado pensar que cada otra marimba tenía implícita o explícitamente una categorización así, solo que variando los grupos en las casillas.

294

La pregunta no se refería exclusivamente al caso de Los Frijoles”

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

180

Cuadro 5- Clasificación por amistad de los Frijoles antes de la firma de los acuerdos (OJO.Ya no es así) Marimba ¿Por qué? Grupos Amigos antes de los acuerdos Los Frijoles Caminan con nosotros, nos divertimos porque allá vamos a tirar confites, en veces bebemos guaro. Venga boys Caminan buscando mujeres, juegan fútbol, béisbol, básquet . Vivimos en el Terroristas mismo sector. Ángeles Mas o menos amigos, se hablan y pueden pasar sin problemas por el barrio. Planteños Se han retirado mucho y dejado la vagancia. Trabajamos en el barrio y nos llevamos bien. Dragones Somos amigos por la cercanía de los barrios y porque nos conviene cuando es necesario salir del barrio y pasar por los lugares que están otros . Grupos enemigos (antes de los acuerdos) Poison Se la tiran de tuanis, no podemos pasar por la calle de ellos porque nos agarran a lajazos. A chuzas por el barrio. Salva Nos quieren quitar la fama, nos buscan problemas, nos vulgarean, porque si truchas turquean a un maje del grupo se meten todos. Aluminios Porque se unen con los Poison y Salva truchas. Los Pichetes Nos agarran a lajazos, nos golpean, nos sacan corriendo del barrio.

Ante la ausencia de un “para-qué” específico en este momento nos preocupamos solamente por mencionar las clasificaciones que hemos logrado registrar o generar, sin otra pretensión que aportar pistas para quienes necesiten preparar sus propias categorías apuntando a ejecutar alguna iniciativa concreta en relación con las marimbas o la juventud. Eso sí aclaramos de entrada que la única clasificación que no vamos a aceptar en este caso es la de “buenos” y “malos” [295].

Por los propósitos Los Frijoles propusieron una clasificación de los grupos juveniles de la siguiente manera: ! ! ! Los que se dedican a las drogas, robo con intimidación y otros delitos. Unos que se dedican al guaro. Otros que se dedican al deporte.

Con una lógica parecida, luego de revisar diversos estudios de otros países podemos afirmar que las marimbas pueden diferenciarse a partir de sus intenciones o razón de ser, por lo menos en cuatro categorías:
295

Observatorio colombiano sobre consumo de sustancias psicoactivas. Pandillas, Parches, Combos y galladas: su relación con el consumo de sustancias psicoactivas y el delito. En: http://www.occsp.gov.co/pandillas/conclusiones.htm#1 (Acceso en Diciembre 14.2002)

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

181

(a) Grupos de jóvenes que se organizan para delinquir y esa es su misión (b) Grupos que se reúnen para otros propósitos pero también comenten delitos dolosos con alguna frecuencia. Por ejemplo están tomando licor o “metiendo droga” y si les falta deciden conseguir dinero “a como sea” para seguir haciéndolo. (c) Grupos que se reúnen esporádicamente después de estudiar y/o trabajar y cometen esporádicamente delitos menores de manera reactiva (esporádicamente), por ejemplo para repeler un ataque de otro grupo, o para tomar represalia por algo que le hicieron a alguno de los miembros. (d) Grupos de amigos o vecinos que se encuentran en las esquinas u otros lugares y tienen algunas conductas que se consideran alteraciones del orden y la tranquilidad, pero no más que esto. Esta es una clasificación interesante para iniciativas de desarrollo juvenil, porque nos da varias puertas de entrada y posiblemente la idea de una ruta gradual regresiva para “recuperar” jóvenes. Algo así como establecer que en un tiempo dado los de (a) pasen al estadio (b), los de (b) al (c), los del (c) al (d)... y quizás más todavía.

Por historial delictivo o peligrosidad Para la policía, responsable de mantener el orden público y la ley, una perspectiva básica para trabajar es la ‘peligrosidad’. Son indicadores de la peligrosidad de un grupo % El historial o Antecedentes delictivos del grupo, incluidos los no registrados por la policía local % El historial o Antecedentes delictivos del jefe del grupo % Relaciones con grupos delictivos % Tipo de armas de que disponen, etc. La policía usa una distribución de los grupos según los grados de peligrosidad. Los Jefes de Sector prepararon un cuadro que define tres niveles (organizaciones muy peligrosas, organizaciones peligrosas y organizaciones menos peligrosas) a partir del tipo de alteraciones del orden y la ley que cometen de manera predominante los grupos juveniles. Es la siguiente

Cuadro 6- Factores para clasificar a las organizaciones de jóvenes por peligrosidad. Perspectiva de los jefes de sector de la policía en Octubre del 2002. Estelí. Organizaciones menos Organizaciones peligrosas Organizaciones muy peligrosas –PPPpeligrosas –PPPDelitos relevantes Alteraciones al orden Robo con fuerza Asesinato

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

182

Público Daños Leves a la propiedad

Hurto (“cosas mal puestas”)

Violación Robo con intimidación Lesiones Robo con violencia Atentar contra la autoridad y sus agentes

Un grupo categorizado de una manera, no necesariamente comete todos los delitos que aparecen en la lista respectiva. Por decirlo con un ejemplo, si un grupo considerado “P” (menos peligroso) comete violación, pasa a la categoría PPP (Muy peligroso). Por supuesto aquí se entra en la dificultad legal –y sociológica- de establecer las responsabilidades individuales y las colectivas. En otras palabras y con un ejemplo hasta dónde un robo con intimidación cometido por tres jóvenes que resultan miembros de una misma pandilla es un delito de LA pandilla. Según esa caracterización la policía distribuía en Octubre del 2002 los grupos juveniles transgresores de Estelí que consideraba activos de la siguiente manera:

Cuadro 7- Distribución de Grupos Juveniles transgresores de Estelí por peligrosidad. Perspectiva de los jefes de sector de la policía en Octubre del 2002 Organizaciones Menos Organizaciones PeligrosasOrganizaciones Muy peligrosas -PPP peligrosas- PPP Chicos del Charco Aluminios (*) Ángeles del Infierno (*) Chiris ChiriBoris Chicanos (Huele-Zéner296) Dragones Chiricas Panameños Perros de la Tumba Dueños de la Calle Pichetes Romeros Diablos Locos Poison (*) Tucanes Frijoles (*) Mara Salva Trucha (*) Zorros Gárgolas Vatos Locos Venga-Boys (*) Nota: Grupos señalados con (*) firmaron acuerdos de paz en el transcurso del ejercicio de diagnóstico

La diferenciación “por peligrosidad” no es necesariamente la más acertada para tratar el problema desde una perspectiva de desarrollo humano desde las organizaciones civiles, aunque sí lo sea para la policía y para alertar a los visitantes de ciertos sectores.

Marimbas Activas-Marimbas Inactivas La perspectiva policial de “grupo activo” se basa en las conductas que trasgreden el orden y/o la ley y es apropiada para esa institución en su función de control y aseguramiento de la
296

“Zéner” o “Céner” es el Thinner.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

183

seguridad ciudadana, pero se corre el riesgo de que los grupos que dejen de ser “activos”, no solo desaparezcan de esa lista sino que dejen de ser prioridad para atención y apoyo, cuando este período es precisamente el que requiere más soporte. También se corre el peligro de que no se observe ni apoye a grupos que no están en la lista, pero que están en riesgo de involucrarse en violencia, drogas y otras conductas negativas. Puede ocurrir... de hecho ocurrió a ONGs e instituciones del Estado. Las organizaciones de la sociedad civil y el estado que se fundamentan en el desarrollo humano han de dar un una cierta relatividad al concepto de peligrosidad y buscar otro punto de vista. Se trata entonces de hacer visible –y muy visible- no la “inactividad” sino diferenciar y resaltar “otros tipos de actividad”. Si los grupos se siguen reuniendo aunque sin desorden siguen siendo grupos activos... solo que desde otra perspectiva. Por ejemplo no se puede decir que los Poison de Abril del 2003 son inactivos. Ellos eran en Octubre del 2002 considerados muy activos y muy violentos y seis meses después entrando en un proceso de acuerdos de Paz, se han involucrado en acciones positivas de asistencia a capacitaciones, entrenamiento en natación y Rescatismo, así como en campeonatos de fútbol [297]. Los Ángeles del Infierno también eran vistos como “muy peligrosos” y se han alejado de la violencia, como también ha ocurrido con los “Vengaboys” calificados como peligrosos ese año. No es que los grupos se hayan inactivado... sino que se han activado en otra dirección. Eso merece ser reconocido por la sociedad y los medios pueden jugar un papel positivo en ello. Por supuesto se requerirá de tiempo, de su firmeza y de apoyo para que pueda desaparecer el temor latente de que se reinicien hostilidades. Por edad Varias posibilidades se avizoran para clasificar considerando la edad. Un grupo de jóvenes de cinco marimbas diferentes que reflexionó sobre este punto [298], propuso diferenciar entre grupos adolescentes y grupos juveniles, aclarando desde su perspectiva que los integrados por edades de 19-30 años, ya no son grupos juveniles, sino “de viejos” [299]. La proporción de integrantes de diferentes rangos de edad puede diferenciar a los grupos. Por ejemplo en: a) Grupos predominantemente infantiles ( la gran mayoría con menos de 13 años) b) Grupos predominantemente adolescentes (la gran mayoría entre 13 años cumplidos y 18 años sin cumplir) c) Grupos predominantemente post-adolescentes (La gran mayoría entre 18 años cumplidos y 30 años sin cumplir) d) Grupos predominantemente adultos (más de 30 años) pero con proporción de adolescentes y/o niños
297 298

Salvo algunas escaramuzas menores, especialmente con grupos fuera del acuerdo En el taller para la firma del II acuerdo 299 Un chiste frecuente es que esta ley fue hecha por gente de 30

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

184

Más arriba usamos otros rangos, aunque con otra intención: a) Menos de 10 (niños menores) b) 10-14 (niños), c) 15-19 (adolescentes), d) 20-29 (Jóvenes) y 30 y más (Adultos) No hay que confundir los grupos de delincuentes adultos, en los que hay algunos adolescentes y/o niños, con las marimbas de jóvenes que transgreden el orden. Siempre es importante considerar la edad del jefe. Un grupo violento predominantemente de niños pero dirigido por un joven mayor o por un adulto, hace sospechar una manipulación delictiva de los menores. Por recursos [300] A juicio de los jefes de sector es posible también categorizar los grupos juveniles trasgresores, a partir de los recursos con los que cuentan. A- Grupos de sectores marginados: La gran mayoría de los grupos de Estelí. B- Grupos del sector “con más recursos”. Dos aspectos señalaron los jefes de sector en relación con las marimbas de muchachos con más recursos económicos: (1) El fenómeno de las marimbas no se restringe a los sectores sociales más deprimidos, sino que hay jóvenes hijos de profesionales que trabajan para instituciones estatales, así como hijos de miembros del ejército y la policía, incluidos hijos de jefes de este cuerpo [301] y (2) Hay jefes de marimbas que reciben remesas desde sus familiares en USA. Los grupos señalados como “con más recursos” por los Jefes de Sector fueron: Los Gárgolas, Los Chicanos o Huele Zéner y Los Perros de la Tumba. Luego por apreciación de otras marimbas agregamos a los Picapiedra. De ellos los dos primeros –según los jefes de sector- son alimentados por dinero de remesas familiares desde el exterior (madre-a- hijo jefe). Una sana preocupación se hizo evidente para la misma policía. El hecho de que algunos jóvenes hijos de policías se vean involucrados con las marimbas. No debe confundirse con que es una situación general que afecta a toda la institución, pero de todas maneras refuerza la importancia de apoyar a estas familias de manera positiva, sin que ellas se sientan amenazadas.

Registrado en: Policía de Estelí y ADESO Las Segovias (2002) . Diagnóstico de los grupos juveniles transgresores de Estelí: Percepción de los jefes y jefas de Sector. – Documento provisional No. 002. Octubre 16-17 del 2002. -- Estelí Nicaragua. 17 p.. (Hay varias versiones que se fueron refinando progresivamente). 301 Situación que fue mencionada por Ex_miembros y por miembros activos

300

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

185

Clasificacion generacional: originales y junior Se ha ido generalizando la presencia en cada barrio de un conjunto de jóvenes menores, una especie de “retoño” -no necesariamente intencional- de la marimba reconocida. Es decir que ya encontramos por lo menos dos categorías en cada barrio: “Los originales” y “ los Júnior. ” “Los originales” son la organización de los muchachos mayores, reconocidos formalmente como marimba o pandilla. Los “Júnior” son los ‘chateles’ o más jóvenes del barrio, generalmente menores de 14 años- que empiezan a seguir los pasos de los primeros, sin que haya una relación orgánica temprana con ellos. En los barrios y los mismos del grupo original llaman “Júnior” indistintamente de si tienen características organizativas o son un conglomerado informal de jóvenes menores. En caso de ser agredido el barrio por otra marimba, hay chateles [302] de los Júnior que empiezan a incorporase en la trifulca y en ocasiones lo hace el grupo completo. También hay casos en los que los Júnior provocan las trifulcas y los “originales” se sienten obligados a darle continuidad. En pocas palabras los “Chateles” o “Júnior” comienzan pronto a establecer una historia de enfrentamientos. No hay que olvidar que los Junior: ! Tienen autonomía. En general no se trata de que las marimbas originales tengan un plan para iniciar a menores en su grupo, ni necesariamente hay una vinculación orgánica entre ambas agrupaciones. La aparición de los “Júnior” tiende a ser casi “natural”, a partir de la coincidencia territorial bajo el mismo ambiente que viven los “originales” y es alimentada por: la existencia del otro grupo (de manera no intencionada por los originales); la presencia de hermanos mayores o vecinos más grandes en el grupo “original”; las historias compartidas entre los niños sobre actos de valentía; la intención creciente de tomar venganza por agresiones a parientes y conocidos más grandes y al barrio; y la legitimación de los métodos violentos a través de las películas, las canciones, las noticias, los diferentes espacios de convivencia y los relatos de los adultos y adultas. Todo ello crea una corriente implícita que lleva a repetir los pasos, que se ve desde la escuela: En la escuela primaria René Mongalo, niños de aproximadamente 11 años jugaban a ser pandillas violentas como lo observaron jefes de sector [303], incluso hay señales de iniciación temprana en la cultura de las marimbas desde el pre-escolar [304] ! No son los mismos. No hay que confundir al Júnior con el grupo “original”. Los medios suelen atribuir las acciones de los chateles al grupo original y ciudadanos que presentan denuncias, también caen en este error. Según los habitantes del Oscar Gámez y del 14 de Abril, la policía también se confunde.

302 303

“Chatel” = niño Informes de los Jefes de Sector de la Policía en el barrio: Roger Pérez y Davis Lazo. 304 En otro capítulo registramos las apreciaciones de las educadoras pre-escolares comunitarias.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

186

! Presentan preocupantes proyecciones. Los grupos de los chateles pueden seguir por lo menos las siguientes trayectorias, en las circunstancias actuales: 1- El grupo junior es una cantera de miembros para el grupo original. Sé da una vinculación paulatina de jovencito por jovencito al grupo mayor, sin que sea obligatorio. Con el tiempo, los muchachos jóvenes pueden ir asumiendo el control del grupo. 2- El grupo junior se convierte en otro grupo, con su propio nombre, y posiblemente más violento, si las condiciones no han cambiado. Podría actuar en alianza con el grupo original y/o entrar en conflicto con él. 3- El grupo junior remplaza al grupo original, si este se deshace. Manteniendo el nombre. Existe la posibilidad, de que por intervención externa, y quizás con apoyo de los miembros del grupo original, los chateles tomen una dirección diferente, es decir que construyan otra realidad. Puede ser vinculándose más de lleno a la comisión de ilícitos, ligados o no a bandas de delincuentes adultos o exactamente en el sentido opuesto, convirtiéndose en actores sociales que propugnan por el desarrollo suyo y comunitario, dentro de las propuestas ‘positivas’ que se abran para ellos. Es cuestión de balancear oportunidades.

SÍMBOLOS COMUNES
El sistema de comunicación y la manera como lo hacen, amerita un estudio específico en las condiciones particulares de falta de referentes locales. Nos limitamos a mencionar los siguientes aspectos: Señas manuales Cada marimba tiene una manera de representar el nombre del grupo con las manos. Para los Vatos Locos una V y una L, para los Ángeles, una A, etc Saludo También las marimbas construyen una manera de saludar propia. Los Placazos Los “placazos” son los murales o graffiti que hacen los grupos. La palabra se deriva primero del francés y luego del inglés “placard”, que significa “cartel” o “letrero”. En Español se usó antiguamente “placarte” que era un cartel, edicto u ordenanza que se fijaba en las esquinas para noticia del público. Los placazos en Estelí suelen ser creación del artista del grupo aunque el lugar lo decidan entre todos. Se trabajan con pinturas que no sean de agua para que duren bastante, y se usan pinceles, brochas, compresores, y/o “spray”.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

187

Tatuajes Algunos grupos lo consideran importante, mientras que para otros no es obligatorio que sus integrantes se tatúen o “lacren”. Apreciamos tatuajes en los hombros, antebrazos, pecho, espalda, piernas El Caliche. “Mi roca estaba en la chante, pero cuando le pedí leche me dijo nele, y me arrugó la loza” [305] Es el lenguaje de las marimbas. Róger Matus nos permite derivar que se trata de un tipo lenguaje secreto, solo para quienes sí pertenecen. En Medellín se llama “Parlache” a la lengua de las comunas”, mientras que en Estelí (y Nicaragua del pacífico) la llaman “Caliche” igual que en México. En otros países y regiones toma diferentes nombres, por ejemplo en Chile se llama “coa”, en Brasil “giria”, en Venezuela y Ecuador “coba”. El libro del estudioso nicaragüense que profundiza el tema, es una referencia necesaria para quienes se interesen en la vida de las marimbas [306].

¿REVISIÓN DE LA IDENTIDAD DE CADA MARIMBA?
Las marimbas viven el día a día, no han construido una perspectiva de futuro, salvo volverse las más famosas. Los jóvenes miembros tampoco salen de la acción inmediata, sin embargo -como veremos más adelante- los integrantes no esperan ser pandilleros toda la vida. Según Virginia Satir los adolescentes necesitan de imágenes positivas para superar exitosamente lo que ella llama la aventura de la adolescencia [307], Sin embargo percibimos entre los jóvenes de las marimbas una ausencia mayor de referentes nacionales o modelos locales positivos –tanto organizativos como personales- y sobre todo de otros jóvenes, que influyan en sus conductas actuales y sus sueños. Es posible que en parte por ello busquen afuera, y a través de los medios. El estudio de San Salvador que mencionamos en otras páginas habla de: “un alto grado de imitación de modelos de TV y cine”. Ni un solo nombre escogido por la pandilla corresponde a un personaje de la historia o las artes de Nicaragua o Latinoamérica... cuando llevan un nombre de personaje (“Ochoas”, “Romeros”, etc) ha sido porque lo lleva el barrio, no por otra cosa. La historia de Nicaragua no es un aliciente para estos jóvenes, posiblemente porque no se la ha sabido contar... o porque desde diferentes

305 306

En cualquiera de estas páginas aparece la interpretación ☺ . Matus L, Róger. El lenguaje del pandillero en Nicaragua.- - Managua: Centro de Investigación de la Realidad de América Latina (CIRA). 1997. 152p. 307 Satir, Virginia (1991). Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. Edición corregida y aumentada de Editorial Pax, México. Quinta reimpresión (Originalmente: “The New Peoplemaking” 1988) . –pp 326.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

188

perspectivas políticas, se han encargado de desvalorizarla. Sin embargo aquí hay una oportunidad.. al menos vale la pena explorarla. Si bien los grupos no se plantean por su cuenta (sí ocurrió con el diagnóstico) una idea de su futuro, este no es un problema exclusivo de las marimbas, como lo mencionamos al inicio del capítulo. Las organizaciones de Nicaragua (principalmente las de desarrollo) hasta avanzados los 90’s no se hacían un a imagen propia de futuro y es por ello que cada vez más de ellas han decidido revisarse a sí mismas porque hay cambios radicales en el contexto, porque las condiciones internas han variado, porque hay necesidad de propuesta de nuevos sentidos para la vida colectiva y la individual... y porque los donantes lo han exigido. Las marimbas de Estelí también son organizaciones y hacen parte –como excluidos- de ese mundo cambiante. Existe entonces la posibilidad de –con el respeto debido- propiciar que estas agrupaciones se revisen a sí mismas, en tanto organizaciones, reflexionen sobre su ser y su quehacer, y se propongan ya sea una proyección más estratégica y constructiva, ya desaparecer por haber cumplido su papel, ya convertirse en otro tipo de organizaciones, o ya continuar en la dinámica actual. Este sería un trabajo marimba por marimba. A la par de esta revisión estratégica, ha de proponerse un abanico de oportunidades disponibles para el grupo, nuevas opciones de las que puedan valerse. Aquí es donde juegan el papel principal los otros actores sociales de Estelí.

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

189

AVANCE SOBRE OTRAS PARTES DEL ESTUDIO
CD 1 IDENTIDAD y CULTURA DE LAS PANDILLAS JUVENILES Introducción ! !

Una situación preocupante Localización

De la definición: ¿y qué nombre le pondremos? ! La palabra contribuye a producir el fenómeno ! Diferentes opciones ! Marimbas Una aproximación a la historia de las marimbas o pandillas juveniles de estelí ! Ambiente favorable para la acción trasgresora ! Nacimiento de marimbas en estelí ! Origen de algunas marimbas Cultura y vivencia de la marimba: somos bróderes para todo ! Estar en la vagancia ! La decisión de ingresar ! Factores que contribuyen al ingreso ! Imágenes diferentes ! Condiciones de ingreso al grupo ! Reglas principales ! Cómo se sienten ya dentro del grupo ! Juntarse con los bróderes ! Andar por ahí ! Violencia ! El alucín ! Chavalear ! Las muchachas en las marimbas ! Los malos pasos ! La cárcel ! Las marimbas también ayudan ! Pérdidas y ganancias por la pertenencia ! No pensamos pasar toda la vida como pandilleros

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

190

! ! La policía ! ! ! ! !

Razones para retirarse de la marimba Preguntas para los miembros

Fortalecimiento del concepto de jefe de sector Quiénes son los policías Acción y comunicación Las quejas contra la policía Vistazo rápido a otros actores

Jóvenes en un mundo difícil ! Se trata de una complejidad de causas ! El barrio en problemas ! Deporte y recreación: ¿formativos o destructivos? ! Educación formal: ¿aprender a ser violentos (¿o qué?) ! Trabajo: entre el mal-trabajo y el no-trabajo ! La familia no es como quisiéramos ! Crece la depravación ! Los medios de comunicación ! Nuestro mundo ! De la responsabilidad personal a la libertad Las consecuencias de la calle ! Lo negativo de la vagancia ! Una costa en nuestros pensamientos (por byron ayaleth jirón) ! Los jóvenes reciben lo suyo ! Las propias familias son víctimas ! Se altera la vida cotidiana del barrio ! Beneficiarios por la transgresión de las marimbas ! Espacio de reflexión Identidad organizacional de las marimbas ! Exclusión e identidad ! Nombres de los grupos ! La foto general de las marimbas ! Otras características de las marimbas de estelí ! Categorías de marimbas ! Símbolos comunes ! ¿revisión de la identidad de cada marimba?

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

191

CD II CONSTRUCCIÓN DE FUTUROS DE LAS PANDILLAS JUVENILES LOCALES: ACUERDOS DE PAZ, ACCIONES Y ACTORES
Un vistazo a los sueños de los muchachos ! Ocho planteamientos individuales ! Sueños y restos de esperanzas ! Cambios en Estelí ! Tarea por terminar ¿Qué se pongan sus alas o las nuestras? ! Proyecciones que aterran ! Posiciones ante los jóvenes y marimbas ! Lo que encontramos es estrategias de sobrevivencia ! Énfasis posibles ! ¿Insertar, Reinsertar? ! Aprendizajes para la acción, desde esta experiencia ! Redireccionamiento de conducta de jóvenes individuales ! Redireccionamiento de grupos (Con las marimbas que lo deseen) ! Enfocarse en los expendedores ! Cómo canalizar los valores de los grupos en un sentido positivo ! El rescate de jóvenes Acuerdos de paz entre marimbas: Los muchachos sí quieren ! Un camino abierto ! El primer acuerdo: ¿Por qué no terminamos esto? ! Una nueva modalidad para resolver conflictos. (Por Luis Gutiérrez.) ! Segundo acuerdo: Incorporar a los amigos ! Un acuerdo que no se hizo... en el primer intento ! Los pasos siguientes al acuerdo ! Lecciones que vamos aprendiendo ! ¿Qué debilita los acuerdos entre pandillas o marimbas en Nicaragua? ! ¿Qué debilita los acuerdos en el marco internacional? ! Se nos queda lo más importante Qué esperar de los diferentes actores ! La alcaldía ! Dirigentes y activistas barriales ! Madres de familia (¿Y los padres?) ! Ex_Miembros ! Centros de Estudio ! Instituciones del Estado

ULLOA, Luis Felipe. “¿Por qué no terminamos esto? (Diagnóstico de las pandillas juveniles o marimbas de Estelí, con miras a buscar pistas para mejorar la situación)”. Estudio propiciado por la Policía de Estelí y ADESO “Las Segovias” en el 2002-2003. Estelí, Nicaragua (versión CD-1).

192

! ! ! ! ! ! ! !

Organizaciones no-gubernamentales Expresiones organizativas de jóvenes Empresarios y comerciantes Una policía que va a las raíces de los problemas Políticos y gobernantes Las iglesias Comunicación: Apoyar a los medios y apoyarse en ellos Espacios de reflexión y teorización sobre el tema

CD III CONSIDERACIONES METODOLÓGICAS PARA UN ESTUDIO SOBRE PANDILLAS JUVENILES.
! ! ! ! ! Asunciones En Investigación-acción ...la acción interfiere en los plazos Las Fases del diagnóstico Conductores-as del diagnóstico Colaboraciones externas Actividades colectivas del diagnóstico Bibliografía

! !

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->