P. 1
LOS ORGANOS DE LOS SENTIDOS

LOS ORGANOS DE LOS SENTIDOS

4.79

|Views: 110.076|Likes:
Publicado porrafacattalini

More info:

Published by: rafacattalini on Jun 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/28/2015

pdf

text

original

LOS ORGANOS DE LOS SENTIDOS

“Como nos relacionamos con el ambiente que nos rodea”
Se entiende por “sentidos” las funciones mediante las cuales el hombre recibe las impresiones de los objetos exteriores por intermedio de los órganos de relación. Para recibir estímulos externos, el sistema nervioso cuenta con receptores sensoriales. Se entiende por sensación, a la imagen o representación conciente del estímulo. Los receptores están localizados en los órganos de los sentidos: en la piel para la sensibilidad táctil y termoalgesia (temperatura y dolor), en la boca para el gusto, en las fosas nasales para el olfato, en los ojos para la visión y en los oídos para la audición. El impulso nervioso producido por un estímulo, es conducido al cerebro por el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de establecer la relación del individuo con el medio donde es elaborado en los centros y transformado en sensación táctil, -térmica, dolorosa-, gustativa, olfativa, visual y auditiva Los estímulos necesitan una determinada intensidad para ser captados por los receptores, esta intensidad mínima se llama umbral de excitación. Además para que actúen con eficacia deben ser específicos por ejemplo el ojo estimulado por la luz y el oído por el sonido. Poseemos cinco sentidos: el olfato, la vista, el gusto, el tacto y el oído. Cada uno de ellos cumple una función diferente, aunque en ciertos casos están conectados. El tacto nos permite sentir la textura de las cosas, si están frías o calientes; el olfato nos permite percibir el aroma, y el gusto el sabor de las comidas. La vista nos deja ver todo lo que nos rodea y el oído, captar ondas sonoras para que podamos escucharlas. Los receptores sensoriales son células especializadas en la captación de estímulos, que representan la vía de entrada de la información en el sistema nervioso de un organismo. Los receptores sensoriales se pueden clasificar en: Quimiorreceptores: cuando la fuente de información son las sustancias químicas. Ejemplo: gusto y olfato. Mecanorreceptores: cuando la fuente de información proviene de tipo mecánico. Ejemplo: contacto, no contacto, vibraciones, texturas. Termoreceptores: son los que perciben el frío o el calor. Fotorreceptores: se especializan en recibir la energía electromagnética. COMO INFLUYEN EN NUESTRA VIDA DIARIA? FUNCIONES DE LA VIDA DE RELACION: Son aquellas que permiten relacionarse con el medio ambiente y responder ante los estímulos que en él se generen. Las mas importantes son: Recepción de estímulos. Los órganos de los sentidos se encargan de recibir los estímulos del medio ambiente, que pueden ser químicos (olores y sabores), luminosos (visión) o mecánicos (sonidos). Sistemas de control. El sistema nervioso es el encargado de coordinar las funciones generales del cuerpo y de dar respuesta a los estímulos captados por los órganos de los sentidos. Movimiento. El aparato locomotor, que esta integrado por el sistema muscular (músculos), sistema óseo (huesos), permite el movimiento interior y exterior del organismo para que pueda desplazarse de un sitio a otro, o para que en su interior se desarrollen las funciones vitales.

El cuerpo humano es mucho mas complejo que cualquier fábrica que pudiera construirse.. Los órganos de los sentidos son el instrumento básico para la interacción del hombre con el medio externo Los sentidos nos permiten contactarnos con lo que nos rodea. Hasta el momento sabemos que poseemos cinco sentidos. Cada uno de ellos cumple una función diferente, aunque en ciertos casos, están conectados, como el olfato y el gusto. Para poder realizar todas nuestras actividades en gran parte es necesario el mayor equilibrio de nuestros cinco sentidos, y la coordinación de ellos nos lleva a tener un equilibrio y una postura mas o menos estable que le ayude a orientarse en el espacio y mantener una posición relativa en la tierra. El ojo nos proporciona información sobre la forma, color, distancia, posición y movimiento de los objetos. La audición nos permite captar los sonidos e intercambiar señales de comunicación de gran precisión con las otras personas. El olfato conectado con el sistema limbico, que es encargado del ánimo, las emociones y la memoria, contienen un significado emocional de los olores. El gusto sin una mayor importancia juega en si un papel importante en la apreciación y selección de los alimentos. El tacto, en una parte capaz de reemplazar muy aisladamente unos de nuestros sentidos; gracias a las articulaciones y los dedos, nos permite determinar el tamaño y forma de un objeto y nos ayuda a diferenciarlos. El tacto nos permite reconocer las sensaciones de temperatura, presión y dolor. Los sentidos al ser los responsables de la comunicación constante entre el medio interno y externo del hombre son una importancia enorme para la vida diaria. Sensibilidad: ¿para qué? ¿has pensado de que te sirven tus sentidos? ¿Podrías escuchar el despertador si tus oídos no funcionaran?, que ocurriría si tu cuerpo no te informara acerca de la posición en que se encuentra y los lugares en que se apoya?, ¿qué agrado tendría para ti el desayuno sin gusto ni olfato? Sin duda que nuestros sentidos: olfato, gusto, vista, audición y sensaciones de la piel, nos informan sobre el medio que nos rodea, permitiendonos actuar de acuerdo a él, así tenemos por ejemplo que al sentir el frío nos abrigamos o tiritamos o nos movemos. Los órganos de los sentidos son estructuras del sistema nervioso destinadas a percibir las modificaciones que pueden producirse en el ambiente externo así como en el ámbito interno de un organismo. Se distinguen receptores cutáneos, visuales, auditivos y de sustancias químicas. Receptores cutáneos ubicados en la piel: son los receptores para el tacto, la presión, el frío y el calor, incluyéndose entre ellos los receptores para el dolor. Mediante el sentido del tacto conocemos la textura de los objetos, su dureza, temperatura y forma. Receptores para sustancias químicas: están básicamente relacionados con los sentidos del olfato y del gusto. Los receptores olfativos se ubican en la parte superior o techo de las fosas nasales, y los del gusto, que se denominan papilas gustativas, son células especializadas situadas principalmente en la lengua desde donde parten los nervios sensoriales que conducen las sensaciones gustativas al cerebro. Las papilas gustativas permiten al ser humano percibir normalmente 4 sabores: dulce, salado, ácido y amargo. Receptores visuales y auditivos: son el ojo y el oído, determinan los sentidos de la visión y audición respectivamente. Los ojos son los órganos receptores de la visión, se asemeja a una máquina fotográfica. Aunque el ojo es denominado a menudo el órgano de la visión, el verdadero órgano de la visión, en realidad es el cerebro; la función del ojo es traducir las vibraciones

electromagnéticas de la luz en un determinado tipo de impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro. La lengua y el gusto: la sede del gusto se encuentra en la lengua, órgano propio de la boca, por donde necesariamente pasan los alimentos antes de su masticación y deglución. La lengua esta formada por diferentes músculos que le permiten moverse en todas direcciones. Su superficie esta recubierta por una mucosa que contiene prominencias llamadas papilas gustativas, de color blanquecino y que dan un aspecto aterciopelado a la lengua. En estas papilas se encuentran los nervios gustativos. La nariz y el olfato: la nariz es el órgano receptor del olfato. En ella se encuentra una membrana llamada pituitaria amarilla en la cual se ubican los receptores de los olores. Al respirar las sustancias olorosas penetran hacia el interior de la nariz tomando contacto con los receptores de la pituitaria amarilla y enviando la información por las fibras nerviosas del nervio hacia el cerebro. La piel y el tacto: la piel es sensible a muchas situaciones diferentes. El calor, el frío, el dolor, el tacto y la presión generan estímulos, que son captadas por receptores especializados encargados de transmitir al cerebro información útil acerca del entorno. La mayoría de estos mensajes evitan que dañes o lastimes tu cuerpo. El oído y la audición: el oído es el órgano responsable no sólo de la audición sino también del equilibrio. Se divide en tres zonas: externa, media e interna. El oído externo es la parte del aparato auditivo que se encuentra en posición lateral al tímpano o membrana timpánica. Comprende la oreja o pabellón auricular o auditivo y el conducto auditivo externo, que mide tres centímetros de longitud. El oído medio se encuentra situado en la cavidad timpánica llamada caja del tímpano. Incluye el mecanismo responsable de la conducción de las ondas sonoras hacia el oído interno. El oído medio esta en comunicación directa con la nariz y la garganta a través de la trompa de Eustaquio, que permite la entrada y la salida de aire del oído medio para equilibrar las diferencias de presión entre este y el exterior. Hay una cadena formada por tres huesos pequeños y móviles (huesecillos) que atraviesa el oído medio. Estos tres huesos reciben los nombres de martillo, yunque y estribo. Los tres conectan acústicamente el tímpano con el oído interno, que contiene un líquido denominado endolinfa.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN COORD. DE DESARROLLO Y EVALUACION CURRICULAR

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->