Está en la página 1de 1

LA MUERTE DE UN INSTALADOR (1996) (157 pp) ÁLVARO ENRIGUE

SOBRE EL AUTOR
Álvaro Enrigue (1969). Estudió la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana y
la maestría en Literatura Latinoamericana en la Universidad de Maryland. Ha vivido entre el
Distrito Federal y Washington D.C. Ha sido profesor de Literatura en la Universidad
Iberoamericana y de Escritura Creativa en la de Maryland.

OBRA
Desde 1990 se dedica a la crítica literaria, y ha colaborado en revistas y periódicos de México y
España. A su regreso a México, ha sido editor de literatura del Fondo de Cultura Económica y en
la revista Letras Libres. Ganó el Premio de Primera Novela Joaquín Mortiz con La muerte de un
instalador, en 1996. En Anagrama ha publicado Hipotermia.

RESUMEN
La muerte de un instalador es una novela perteneciente al género policiaco. Esta literatura se
caracteriza por enfrentar al lector con un desenlace inesperado y esta obra no es la excepción.
La ventaja de este género, es que si lo montas como obra de teatro, seguramente mantendrás al
público sumamente atento a lo largo de la representación.

La trama gira alrededor de las vidas de dos personajes: Sebastián Vaca y Aristóteles Brumell, el
primero es un artista plástico, un instalador* sin recursos y sin el impulso que su carrera necesita
para convertirlo en el renombrado autor que desea ser. El segundo es un dandi de la vida actual
de la Ciudad de México, sin una formación académica y con un excéntrico (reprobable tal vez
para muchos) estilo de vida, pero con una tendencia a difundir y apoyar al sector cultural.

Brumell analiza con frialdad la situación del pobre artista y, dentro de un malévolo plan que
involucra orillarlo a perder a su mujer, su hogar y por último a sí mismo, decide tomarlo bajo su
protección convirtiéndose en su mecenas.

El autor encauza la vida de Sebastián por pasadizos retorcidos, por escenas inesperadas y
humillantes, por un camino que no tiene retorno y que dejará al lector con una indeleble sorpresa
al terminar sus últimas páginas, en las que encontrará plasmado con mordaz firmeza e irónica
maldad los instintos más bajos a los que puede llegar el ser humano.

PERSONAJES:
Principales: Sebastián Vaca (instalador)
Aristóteles Brumell Villaseñor (mecenas millonario)
Secundarios: Edith Suárez (novia de Sebastián)
Adela (cocinera de la mansión Brumell Villaseñor)
Andrés Brumell (abuelo de Aristóteles)
Don Roque Fierro (empleado de Aristóteles Brumell)
La Güera (amiga de Aristóteles Brumell
Lic. Ricardo Funes (administrador de la fortuna Brumell)
Incidentales: Varios. Amigos de Sebastián Vaca, empleados y conocidos de Aristóteles
Brumell.

*Artista que incorpora cualquier medio para crear una experiencia visceral o conceptual en un
ambiente determinado, generalmente en espacios como galerías de arte.