P. 1
Las dos caras del corazón

Las dos caras del corazón

|Views: 906|Likes:
Publicado porjtverbumdei6474

More info:

Published by: jtverbumdei6474 on Jul 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPS, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2015

pdf

text

original

El interior de cada persona tiene dos caras

Una golpeada, herida, que destila sufrimiento Otra sana, de la que brota ilusión y energía Si la cara herida es predominante, opaca a la sana, lo que dificulta conocer los hondos deseos que Dios ha puesto en mi corazón. Es necesario hacer proceso de aceptar, amar y sanar lo herido para potenciar lo sano. Las dos caras nos ayudan a descubrir quienes somos y cual es el sentido de nuestra vida.

€ Es

necesario conocer los deseos más profundos y aceptar las dos caras del corazón porque ahí radica nuestro proyecto de vida . Dios parte de mis deseos más profundos para darme un proyecto de vida € No es fácil descubrir nuestros hondos deseos:

Porque hay mucho ruido interior y heridas

€ Es
ƒ

necesario trabajar la dimensión humana:

Para que mis deseos no aparezcan como algo insaciable ƒ Para descubrir que en el fondo de mi corazón, mis deseos profundos y los de Dios coinciden ƒ Es una danza llena de armonía e intimidad: Mis deseos unidos a los deseos de Dios

una serie de síntomas que delatan nuestra cara herida: 1.- Hiero por donde me hirieron € Generalmente herimos a los que tenemos cerca, y nos han herido los más cercanos € ¿A quién hiero más? ¿Cómo hiero? € Así es como he sido herido
€ Hay

2.- Los miedos que se convierten en fobias:
€ Los

miedos son buenos porque nos ayudan a mantenernos alerta a las circunstancias y actuar € Cuando se convierten en fobias nos paralizan ante la vida € Son fruto de la historia personal

la condenación, al castigo € A no ser querido € Al fracaso € A no ser entendido € Al vacío interior € Al abandono € Al dolor € A mostrar ternura (sentimientos) € Al conflicto
€A

€

Para evitar que nos lastimen, generamos un mecanismo ´contrafóbicoµ, llamado COMPULSIÓN. La compulsión actúa de manera contraria a lo que causa miedo. Siempre es un camino falso, una ´crónica de una muerte anunciadaµ, porque potencian el miedo, lo refuerzan. Hacemos cosas para evitar el miedo, pero de forma ineficaz.

€

€

€

Es haber perdido el derecho más importante y más grande que tenemos RECIBIR UN AMOR INCONDICIONAL
ser amado como soy

€ Miedo

a la condenación: perfeccionismo, condenar a otros. € Miedo a no ser querido: servilismo para ser querido. € Miedo al fracaso: excesivo cuidado de la imagen (narcisismo). € Miedo a no ser entendido: mostrarse siempre diferente, huir de la comparación.

€ Miedo

al vacío interior: llenarse de cosas, saberes. € Miedo al abandono: fidelidad a la norma. € Miedo al dolor: búsqueda del placer, evasión del compromiso. € Miedo a la ternura: mostrarse acorazado, poderoso. € Miedo al conflicto: buscar siempre pacificar.

Miedo a la condenación: dios perfeccionista y castigador. € Miedo a no ser querido: dios al que le gustan los sacrificios. € Miedo al fracaso: dios mercantil, al que se compra. € Miedo a no ser entendido: dios individualista, que no pide compromiso con los demás. € Miedo al vacío interior: dios al que se domina con los conocimientos. € Miedo al abandono: dios juez. € Miedo al dolor: dios solo resurrección , que sólo da placer. € Miedo a la ternura: dios todopoderoso. € Miedo al conflicto: dios que bendice la situaciones aunque sean injustas.
€

El conjunto de síntomas produce un círculo vicioso en el comportamiento, que nos hunde más. € Este patrón provoca, generalmente, un seguimiento muy desintegrado y se piensa que nunca llegaré a conseguir el ideal que creo que Dios me pide, según la proyección de dios que tengo« € Nuestros miedos nos crean falsas imágenes de Dios y de su proyecto para el hombre € Estas cargas inútiles que nos imponemos rompen con los deseos más profundos que Dios pone en el corazón.
€

1. 2. 3. 4. 5.

Reconocer tranquilamente mis cualidades. Reconocer y trabajar la cara herida. Reconocer y celebrar las cualidades de los demás. Reconocer y tener paciencia con la cara herida de los demás. Saber establecer mis fronteras en función del proyecto de vida (aprender a decir no a lo que me aleja del proyecto)

€ Identifica

las mejores victorias de tu vida: € Edad € Victoria € explica € ¿Qué sentí? € ¿Qué siento hoy al recordarlas?

€ Describe € Escribe

una situación dura en tu vida.

qué fue lo que te ayudó a salir adelante y a superarla ejercicio nos sirve para reconocer como rostro brillante, la fuerza interior que tienes para salir de cualquier dificultad por grande que sea.

€ Este

€ Es

el conjunto de potencias, cualidades y capacidades que me hacen descubrir la riqueza de mi propio pozo. € Es la presencia viva de Dios en mi interior € Esto nos lleva a unas relaciones armónicas con Dios, conmigo mismo, con los demás y con mi entorno. € ¿Qué alimenta mi manantial interior? y ¿de dónde brota la fuerza de mi rostro brillante?

El agua viva que está en el interior del corazón: € Es la presencia actuante y transformante de Dios en el fondo de tu ser. El diálogo amoroso con nuestra Familia del Cielo, en la intimidad del corazón € El manantial se alimenta con la meditación de la Palabra y la vivencia de los sacramentos € Aprendiendo a descubrir a mi alrededor los ´Signos de los tiemposµ con los que Dios me habla.
€

Este es el ROSTRO que Jesús nos ha regalado Un Dios humano-divino que mira y forma al hombre de manera integral. € La imagen de Dios con la que dialogo y formo a otros ¿limpia realmente las heridas? ¿ayuda a la persona a reconocer e integrar las dos caras del corazón? ¿hace brotar la cara brillante con más fuerza? € UN DIOS INCONDICIONAL QUE AMA MI CARA HERIDA Y MI CARA RADIANTE
€

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->