Está en la página 1de 2

(Fuente: http://dineropsi.blogspot.

com/2009/07/tu-competidor-lo-tiene-
mas-barato.html )

«Tu competidor lo tiene más barato»

El verano no es la mejor
temporada para comprar
refrigeradores ni el día del padre
el mejor día para comprar una
corbata.

Hay muy pocas personas que


nacen con el talento de captar
rápidamente cuál es la situación
de los demás. La mayoría
tenemos que trabajar muy duro
para desarrollar esa sensibilidad.

Para ganar el dinero suficiente para satisfacer nuestras necesidades y deseos


nos será preciso conocer qué necesitan y desean los demás.

Ese dinero nos llegará si podemos entregar nuestro trabajo a quien lo demande
y esté dispuesto a pagarlo.

Cuando vamos a comprar algo también nos enfrentamos a una tarea en la cual
podemos mejorar nuestra situación económica gastando lo menos posible.

El valor de los bienes y servicios se establece por medio de la oferta y la


demanda.

El criterio universal consiste en que todos queremos obtener el mayor beneficio


y eso conduce a que los vendedores pongan el precio más caro mientras que
los compradores están dispuestos a pagar el precio más barato.

De esta oposición de intereses surgen negociaciones entre ambas partes que


pueden ser pasivas o activas.
En la negociación pasiva, el comprador sólo busca el mejor precio y efectúa la
compra donde le parece más conveniente.

En la negociación activa, el comprador regatea con el dueño del objeto o el


servicio, aplicando técnica de persuasión que pueden lograr resultados
diversos.

En ambas modalidades, quien va a comprar inicia un trabajo que consiste en


recorrer, buscar, pedir información, hacer anotaciones, comparar (pasiva) o en
esperar el mejor momento, conocer el costo y regatear con quien esté facultado
para hacer rebajas (activa).

Cuando vamos a comprar entonces también estamos trabajando y dependerá


de nuestra habilidad y persistencia la rentabilidad que produzca ese esfuerzo.

●●●

Lic. Fernando Mieres - Montevideo - Uruguay