P. 1
El Mestizaje en La Sociedad His Pa No American A en Siglo XVIII

El Mestizaje en La Sociedad His Pa No American A en Siglo XVIII

|Views: 189|Likes:
Publicado porAlicia Flo

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Alicia Flo on Jul 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2015

pdf

text

original

La sociedad hispanoamericana en siglo XVIII estaba constituida como una sociedad de mestizaje.

Un mosaico de grupos componía la sociedad urbana colonial en la que se combinaban dos grupos el de españoles y el de los indios. De allí surgen los mestizajes de tipo biológico y cultural. Esto constituirá uno de los rasgos más característicos y originales de la población. Se consideran mestizos: las mezclas de españoles o de blancos con indios o negros. El cruzamiento se produjo aun cuando la iglesia y la corona impusieron restricciones. Las causas por las que se produjeron son varias, entre ellas: la escasez de mujeres blancas, las alianzas indio-blancas, la posibilidad de ascenso social de las indias. Muchos mestizos, como el grupo más numeroso de las castas, eran blanqueados por reconocimiento familiar, merito propio, enriquecimiento, lo que les posibilitaba el ascenso y el acceso a los cargos de la administración colonial, al comercio, a las universidades. También se diferenciaban de los de mala raza cuya ascendencia era de sangre mora o judía por lo que estaban impedidos de contraer matrimonio con los considerados blancos. Españoles y criollos constituyen la oligarquía económica, devenidos en poderosos mineros y ricos comerciantes. Ante la ausencia de nobleza peninsular en los territorios americanos, esta élite económica eran los que poseían las riendas del poder político en la ciudad, y al mismo tiempo encabezaban las actividades productivas y las comerciales; era la gente decente, el vecino1que gozaba de todas las prerrogativas. Las élites o grupos de dominación mostraban gran dinamismo dentro de la los centros urbanos, lo que le permitirá la circularidad del poder. Hacia mediados del Siglo XVIII aumento la población por lo tanto también creció la cantidad de pobladores marginados sin medios de subsistencia, estos eran los orilleros, aquellos que se encontraban en los lindes de las
El vecino accedía a la tierra, al dominio de encomiendas, a cargos, a integrar la milicia local, a poseer armas.
1

ciudades, y eran, a vista de la buena gente, los responsables de los conflictos y los males de la sociedad: mamelucos, cimarrones, mulatos, indios y negros tuvieron que escapar por diversas razones concentrándose en quilombos, palenques o rancherías; asimismo los desertores del campo: gauchos, bandeirantes, huasos, llaneros, vaqueros o charros también formaron parte de de esa sociedad colonial e influyeron en la conformación demográfica, étnica y cultural. Así ciudad, periferia y campo estarían atravesados por el mestizaje. A partir de mediados de siglo con la implementación de las reformas borbónicas el proyecto priorizaba la reducción de dominio de los criollos y el Virreinato del Perú se dividía y el Virreinato del Rio de la Plata surgía para recuperar control español y así someter a las colonias de manera más efectiva, reorganizándose la nueva capital, Buenos Aires. Esto aceleró el ascenso de comerciantes que se potenció con la llegada de inmigrantes. La vida urbana creaba así nuevas posibilidades con ejercicio de comercio legal o el contrabando y no faltaran las insurrecciones indígenas, rebeliones etc. En esta sociedad urbana dual, la ciudad hidalga se irá definiendo como burguesa y mercantil, conteniendo un cierto margen de independencia debido a la distancia que la separaba del imperio: se acata pero no se cumple será el lema, sumándose a esta situación la necesidad de ir a la par del nuevo orden. En el marco de la política reformista surgirá la sociedad criolla ilustrada, esa élite instruida serían los encargados de gobernar. La educación sería de vital importancia por lo que el poder de la iglesia, en su papel de educadores, directores espirituales y consejeros era considerable.

Español con esposa y con hija Miguel Cabrera S. XVIII. Oleo

Español e india serrana o cafetada, produce mestizo

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->