Está en la página 1de 96

Contraer

Wikipedia está cambiando su aspecto.Help us find bugs and complete user


interface translations
¿
H
a
s

n
o
t
a
d
o

a
l
g
o

d
i
f
e
r
e
n
t
e
?

H
e
m
o
s
h
e
c
h
o

a
l
g
u
n
a
s

m
e
j
o
r
a
s

e
n

W
i
k
i
p
e
d
i
a
.

V
e
r

m
á
s
.

Deuda externa ecuatoriana


Los problemas derivados de la deuda externa han sido los componentes principales
de la historia nacional para muchos pueblos y también para el Ecuador, el manejo
corrupto, en muchos casos, de las negociaciones y de los recursos obtenidos
derivaron en comprometer importantes recursos económicos que al ser desviados
para su servicio, desatienden otros, especialmente la salud, educación y vivienda.
Para poder pagar las obligaciones del endeudamiento externo, el país debe cumplir
ineludiblemente con las disposiciones de los organismos financieros internacionales
(cartas de intención, planes de ajustes estructural), lo que lleva a priorizar las
obligaciones financieras del Estado, en desmedro de las obligaciones sociales para
el pueblo ecuatoriano.
El endeudamiento externo es una práctica que nos acompaña desde los albores de
la independencia hasta nuestros días.
Además de ser un compromiso financiero también es un Nudo gordiano, como lo
calificó Eloy Alfaro, porque impide el desarrollo económico y social de nuestros
pueblos, los programas de ajuste estructural (paquetazos económicos) son
provocados por el endeudamiento externo. El Presupuesto General del Estado a lo
largo de la vida republicana ha destinado altos porcentajes para el pago de la deuda
en desmedro de la atención a la salud, educación, vivienda e infraestructura.
Un componente importante de la deuda externa nacional es la deuda externa
privada adquirida en el exterior por las entidades financieras privadas y los
empresarios, en los últimos tiempos ha crecido desmesuradamente, por lo que
debemos estar vigilantes ya que su crecimiento implica dificultades de pago del
sector privado y puede repetirse que el Estado asuma las obligaciones como ya
sucedió con la sucretización de la deuda externa privada, con lo que se aumentó la
deuda externa pública.

Historia de la deuda externa ecuatoriana


La historia de la deuda externa ecuatoriana se inicia antes de que el Ecuador se
constituyera en República. Es necesario distinguir en esta historia, dos fases, la
primera es la deuda de la independencia, desde los inicios del siglo XIX, la misma
que nos acompañó hasta el año 1979 en que fue cancelada. La segunda fase
comprende el último cuarto del siglo XX, cuando el país se convierte en un rico
exportador de petróleo, es la época del boom petrolero y continúa como nuestra
sombra hasta la actualidad.
Nuestra primera deuda. La independencia del Ecuador y la deuda externa
A inicios del siglo XIX, los hijos de los españoles nacidos en América (criollos) eran
marginados del poder político, por lo que se comenzaron a gestar las ideas
libertarias del poder español.
El proceso independentista requirió la formación y el mantenimiento de un ejército,
lo que demandó la inversión de grandes cantidades de recursos económicos que se
obtuvieron de aportes de la población y de préstamos externos.
En esa época eran potencias mundiales: Francia, Inglaterra y los Estados Unidos,
quienes tenían sus propios intereses sobre las colonias españolas, Francia estaba en
guerra con España, Estados Unidos interesado en posponer la libertad de los
criollos y mestizos hasta que ellos pudieran beneficiarse y no Inglaterra, los
ingleses interesados en disminuir el poderío español en América.
En estas circunstancias, el primer empréstito se lo hizo fue a Inglaterra
inicialmente al 85% y en la práctica se lo hizo al 88.5%, con cobro de intereses por
adelantado, por lo que gran parte de los recursos prestados se quedaron en el viejo
continente, además Inglaterra aprovechó para vender, aumentando su poder
político al influenciar en las nuevas economías de los países deudores que tuvieron
que someterse al pago de onerosas deudas.
Además, mucho del armamento se compró a precios altos y luego se vendió como
chatarra.
La deuda externa de la independencia, además de los empréstitos para las acciones
libertarias; comprende también los recursos gestionados en Europa por Bolívar y
los dirigentes colombianos para consolidar la independencia, proteger la agricultura
y fomentar el desarrollo industrial de la naciente república de Colombia, esta es la
“deuda inglesa”.
Al finalizar el año de 1822, en que se concretó la independencia de lo que había
sido la Real Audiencia de Quito, y que posteriormente constituiría el territorio de
la República del Ecuador, la deuda arrojaba los siguientes saldos:

Deuda Externa - Capital 576.979 pesos, 40 centavos

Intereses 72.816 pesos, siete y cuartos reales


Por Deuda Interna - Capital 185.132 pesos, uno y medio reales

Intereses 72.731 pesos, un cuarto de real

Total 907.759 pesos, cinco y medio reales

Para 1830, año en que se produce la disolución de la Gran Colombia, la deuda inglesa
estaba compuesta de la siguiente manera:

Empréstito de 1822 2.000.000 libras esterlinas

Empréstito de 1824 4.750.000 libras esterlinas

Total 6.750.000 libras esterlinas

Amortizado 124.050 libras esterlinas

Saldo deudor por capital 6.625.950 libras esterlinas

Cuatro años más tarde se realiza el Convenio de Referencia en el que se establece


que de cada 100 unidades de las deudas y acreencias de la antigua Colombia ,
corresponden a Nueva Granada 50, a Venezuela 28.5 y a Ecuador 21.5

Nueva Granada 3.312.975,00 libras esterlinas

Venezuela 1.888.395,25 libras esterlinas

Ecuador 1.424.579,25 libras esterlinas

6.625.950,00 libras
Total
esterlinas
Este reparto fue injusto si se considera que esta deuda fue contraída antes de la
agregación del Ecuador a Colombia, y porque del valor de los empréstitos sólo
vinieron al Ecuador 16.000 pesos y la fragata Colombia.
De 1830 a 1893
De 1830 a 1854, el país vivió en moratoria (no pago de las obligaciones) con el
mercado financiero internacional, en los primeros 65 años transcurridos desde su
conformación como república independiente, sirvió su deuda apenas 16 años.
Realizando enormes sacrificios pagó los intereses hasta 1869.
En falta con sus acreedores vivió hasta mayo de 1893, cuando volvió a servir la
deuda hasta julio del año siguiente. Razón por la cual durante mucho tiempo del
siglo pasado nuestro país no fue objeto de crédito de la banca internacional. Esta
situación hizo que Eloy Alfaro considerara la deuda inglesa como “Gordiana”, es
decir, insoluble.
El 14 de marzo de 1896, Eloy Alfaro, Jefe Supremo de la República, emitió un
decreto que en su artículo 1ª disponía: "Suspéndese el pago de la deuda externa
hasta que se obtenga un arreglo equitativo y honroso con los tenedores de bonos".
Con el objeto de conseguir recursos en los mercados internacionales para la
construcción del ferrocarril Guayaquil – Quito, el gobierno de Alfaro recompra
deuda al 35% de su valor nominal y así transformó gran parte de la deuda en bonos
para esta empresa.

Deuda Externa para la construcción del ferrocarril del sur US$ 17.289.816

Acciones del ferrocarril US$ 12.283.000

De 1931 a 1958
Hasta 1931 se logró mantener el servicio de la deuda, A partir de 1936 se mantuvo
una situación de moratoria casi total hasta mediados de los años cincuenta. En
1958, cuando comenzaron a presentarse dificultades económicas el país se vio
obligado a acercarse al Fondo Monetario Internacional, en busca de un crédito
contingente o stand by.
En la medida en que se agudizaba la crisis económica con la consiguiente
inestabilidad política, el Ecuador recurrió otra vez al apoyo financiero del FMI,
contratando nuevos créditos, y el país tuvo de aceptar las recomendaciones
fondomonetaristas y adecuarlas a su política económica.
La década de los 70
A inicios de la década de los 70, el boom petrolero cambió substancialmente la
estructura económica del país. A partir de 1972, la producción y comercialización
externa del petróleo toman impulso. Las condiciones del mercado internacional
propician una notable mejora en los términos de intercambio dado el constante
incremento del precio del crudo en el mercado mundial, el cual, entre 1972 y 1980
ascendió de 2.5 a 35.2 dólares el barril.
Este período se da "durante el triunvirato militar encabezado por el vicealmirante
Alfredo Poveda, empezó el endeudamiento agresivo de la Dictadura Militar,
paradójicamente cuando nuestro país tenía una economía boyante, producto de la
explotación y exportación petrolera."
(http://www.auditoriadeuda.org.ec/index.php?
option=com_content&view=article&catid=46&id=58&Itemid=56)
A nivel internacional, los bancos árabes tenían gran acumulación de dólares
"producto de la subida del precio del barril de petróleo (como consecuencia de la
conformación de la OPEP), y no supieron qué hacer con el excedente monetario. En
esa coyuntura, el asesor del Banco Central Saudita sugirió a los bancos árabes
colocar sus fondos en bancos de los Estados Unidos."[1]

Durante la primera mitad de la década existió un endeudamiento moderado debido


a que la dictadura militar dispuso cautela para el endeudamiento externo, pero esta
actitud cambió en la segunda mitad de los años 70 regida también por militares.
En 1975 se produjo un debilitamiento en la economía debido al incremento de las
importaciones y limitaciones a las exportaciones petroleras, el gobierno adquirió
nuevas deudas, lo que motivó el crecimiento desmesurado de la deuda.

Algunas cifras del endeudamiento externo del Ecuador en los años 70

Deuda pública en millones de Deuda privada en millones de


Año
dólares dólares

197
229.3 12.2
0

1971 248 12.8

197
324.6 19.3
2

197
366.2 14.2
3

197 277.2 32.8


4

197
456.5 56.2
5

197
635.8 57.3
6

197
1.173,8 89.9
7

197
1.818 496.2
8

197
2.847.8 706.3
9

Entre 1970 y 1979 crece el endeudamiento público 12,41 veces y el privado crece
57,89 veces, por lo tanto crece la sangría de recursos hacia el exterior.

Deuda Total
Servicio de la Deuda
Pública y Deuda Per Deuda externa
deuda externa
Año privada cápita como % de las
Millones de como % del
Millones de Dólares exportaciones %
dólares PIB%
dólares

197
242 15% 127.2
0

1971 261 16% 131

197
344 4.403 50,34 18% 105.4
2

197 380 7.127 58,36 15% 71.5


3

197
410 7.547 61,10 11% 36.5
4

197
513 7.466 72,23 12% 57.2
5

197
693 27.979 97,49 13% 61.5
6

197
1.264 44.743 172,72 19% 88
7

197
2.314 70.194 307,41 30% 154.9
8

197
3.554 131.446 458,98 38% 163.6
9

Entre 1976 y 1979, el país vivió un endeudamiento agresivo tanto público como
privado, aumenta la deuda y su servicio, como consecuencia de los nuevos
endeudamientos para pagar lo anteriormente prestado. Aumenta también el endoso
de la deuda a cada ecuatoriano/a , de 50,34 dólares en 1972 pasa a 458,98 en
1979, crece también la desatención a los servicios de salud, educación, vivienda y
otros.
En el período de la Dictadura, la deuda externa pasó de 636 millones a 3530
millones de dólares. Fuente: BCE: 75 Años de Información Estadística hasta el año
2001; Boletines mensuales, Boletín de deuda; Elaboración: CEIDEX.
Contexto de los años 70 que favorecieron el endeudamiento agresivo
1. La demanda de préstamos de los países empobrecidos y el mal uso de los
recursos obtenidos, no son las únicas causas de los problemas del
endeudamiento, también lo es la oferta de recursos financieros en los
países desarrollados, especialmente en los Estados Unidos En los años 70 se
produjo una afluencia masiva de eurodólares debido a los desbalances que
provocó la guerra de Vietnam y la eliminación de la convertibilidad del dólar
en oro, en agosto de 1971.
2. Crecimiento de los recursos financieros del Norte con los petrodólares, lo
cuales fueron orientados al sur a fin de lograr su utilización productiva.
3. Debido al incremento de las exportaciones petroleras el Ecuador se
convierte en un atractivo sujeto de crédito para la banca y las empresas
transnacionales.
4. Facilidades para adquirir deudas, a sola firma y con intereses bajos del 1 al
2 %.
Pago de la deuda inglesa
Para 1976, en la bonanza petrolera, y después de más de 160 años de su
contratación inicial, el país termina de cancelar la deuda inglesa convertida luego
en la del ferrocarril, cuando esta representaba 1.5% del total, y su valor equivalía a
3.2 millones de dólares. Se cancela esta deuda pero se adquieren nuevas deudas
con el Fondo Monetario Internacional.
La década de los 80
Los años ochenta se inician con cambios importantes de orden político y económico,
estos son: el retorno en 1979 al régimen democrático y, el agravamiento de los
desequilibrios económicos que venían acumulándose desde la década anterior.
A esto se sumó un contexto internacional desfavorable, caracterizado por:
1. La moratoria de la deuda externa mexicana y la imposibilidad de pago de los
compromisos financieros adquiridos por parte de los países en desarrollo,
que determinaron el cierre del financiamiento externo para América Latina.
2. La elevación de las tasas de interés en el mercado internacional, los
intereses de los préstamos convenidos en los años 70 al 1 y 2 % aumentan al
18%, elevando el servicio de la deuda externa a niveles preocupantes.
3. la contracción del comercio internacional debido a la baja en los precios y
demanda de productos primarios y, a restricciones al comercio por parte de
Estados Unidos.
4. El debilitamiento del mercado petrolero.
Posteriormente a la crisis de 1982 la banca privada internacional y los organismos
financieros internacionales, para evitar el colapso del sistema financiero
internacional privado desplegaron mecanismos de préstamos que consistían en la
concertación de paquetes de refinanciamiento anuales, junto con la provisión de
nuevos créditos conocidos como "dinero fresco" destinados a cubrir el pago de
intereses y la aplicación de estrictos programas de ajuste que serían supervisados
por el Fondo Monetario Internacional como condición previa a la suscripción de
nuevos acuerdos de reprogramación.
La deuda privada también crece excesivamente, en 1979 era de 706.3 millones de
dólares, y llega hasta los 1.628.5 millones en 1982.
En 1983 el gobierno del Dr. Oswaldo Hurtado,uno de los mas grandes e ilustrados
políticos y estadistas ecuatorianos, con la inevitable disyuntiva de evitar la quiebra
de las empresas y estabilizar el sistema financiero, asume la deuda privada en
dólares de los empresarios, banqueros y personas particulares, a cambio, éstos se
comprometieron a pagar su equivalente en sucres al Instituto Emisor, a tasas de
interés bajas,medida polémica en alto grado púes, le hacía blanco de las críticas a
ultranza de sectores extremistas que miraban la medida fuera del complejo
contexto económico que vivía el Ecuador y que no dejaba margen de maniobra.
Esta medida conocida como la "sucretización" representó la más grande
transferencia de recursos del Estado al sector privado, realizado en medio de una
de las más graves crisis económicas de nuestra historia. En el gobierno de León
Febres Cordero, el plazo de pago en sucres al Banco Central se amplió de tres a
siete años y se congelaron los intereses, así la deuda del estado frente a los
acreedores crecía constantemente por la devaluación del sucre frente al dólar,
mientras que para los empresarios esta deuda era cada vez más pequeña.
La violenta baja en el precio del petróleo en 1986 y el terremoto de marzo de
1987, determinaron que el Ecuador empiece a acumular atrasos en los pagos de la
deuda externa bancaria, lo que significó la restricción de nuevos desembolsos
externos por la suspensión del servicio de la deuda externa, hecho que incidió en la
caída de su valor en el mercado secundario.

Algunas cifras del endeudamiento externo del Ecuador en los años 80

Deuda Pública en millones de Deuda Privida en millones de


Año
dólares dólares

198
3.530,2 1.071,1
0

1981 4.415,8 1.452,3

198
5.004,3 1.628,5
2

198
6.242,4 1.138,3 Sucretización
3

198
7.368,8 227.2
4
198
7.955,4 155,3
5

198
8.977,5 85,2
6

198
10.233,3 102.2
7

198
10.535,5 133.3
8

198
11.365,9 166.7
9

El traspaso de la deuda externa privada a deuda externa pública determinó que


ésta baje de 1.138,3 millones de dólares en 1983 a 227,2 millones de dólares en
1984.

Deuda Total
Servicio de Deuda
Pública y Deuda Per Deuda externa
la deuda externa
Año privada cápita como % de las
Millones de como % del
Millones de Dólares exportaciones %
dólares PIB%
dólares

198
4.601,3 143.227 577,95 39 183.6
0

1981 5.868,1 206.427 717,10 42 230.9

198
6.632,8 234.484 788,76 50 296.4
2

198
7.380,7 179.734 854,46 66 331.6
3
198
7.596 196.224 856,54 66 289.9
4

198
8.110,7 243.359 891,39 68 279.2
5

198
9.062,7 256.693 971,39 86 414.6
6

198
10.335,5 407.026 1.080,95 109 535.7
7

198
10.668,8 198.708 1.102,87 117 486.4
8

198
11.532,6 342.951 1.149,96 119 489.9
9

La deuda crece y también los pagos, y los y las ecuatorianas vemos aumentar
nuestra participación en la deuda, de 577,95 dólares por persona en 1980 a
1.149,96 dólares en 1989. Y continuamos pagando y seguimos debiendo cada vez
más.
Los años 90
En el año 1987, el gobierno del Ecuador tenía un atraso en los pagos que alcanzó al
7% del total de la deuda y en 1990 el porcentaje de atraso llegó al 25%. El país no
tenía recursos, al igual que otros países latinoamericanos, entonces la banca
acreedora propuso en mayo de 1989, la aplicación del Plan Brady como mecanismo
de reducción voluntaria de deuda atrasada, y así salvar a los bancos acreedores que
tenían pocas posibilidades de cobrar los préstamos y además en los mercados de
valores los títulos de la deuda no se vendían ni al 15% de su valor nominal, situación
que pudo ser aprovechada para renegociar la deuda a los valores del mercado, pero
no se hizo así sino que se revivió la deuda.
En 1994, el Ecuador acepta el Plan Brady, en el gobierno de Sixto Durán Ballén,
Alberto Dahik y Ana Lucía Armijos, la deuda alcanzó los 13.758 millones de
dólares., de los cuales 6.990 estaban vencidos.
Con este Plan Brady, el Banco Central intercambia deuda vieja devaluada por deuda
nueva al emitir de títulos de deuda garantizados con Títulos del Tesoro de los
Estados Unidos que también fueron comprados con préstamos a organismos
financieros internacionales. El 52% de la deuda externa se convierte en bonos
Brady, cada bono valía 250.000 dólares el pago del capital se lo haría en 30 años
plazo (en el año 2025 pagaríamos todo), los intereses se pagaban en febrero y
agosto de cada año (160 millones de dólares cada semestre) , estas condiciones de
pago originaron , que los especuladores de divisas (bancos y personas particulares)
aprovechen la situación , aumenten la cotización del dólar , para ganar dinero
fácilmente perjudicando a la economía nacional.
En esta negociación también se incluyeron 1.600 bonos que correspondían a la
deuda externa privada de los empresarios y banqueros. Además este Plan incluye la
prohibición de que el gobierno recompre deuda a valores bajos, si quiere recomprar
tiene que ser a la par (valor nominal).

Algunas cifras del endeudamiento externo del Ecuador en los años 90

Deuda Pública en millones de Deuda Privada en millones de


Año
dólares dólares

1.990 12.052 170

1.991 12.629,5 172,4

1.992 12.537 258,2

1.993 13.025 605,9

1.994 13.757,8 831,6

1.995 12.378,9 1.555,1

1.996 12.628 1.958,1

1.997 12.579,1 2.520,1

1.998 13.240 3.159


1.999 13.372

Deuda Total
Deuda
Pública y Servicio de la Deuda per Deuda externa
externa
Año Privada deuda millones cápita como % de las
como % del
millones de de dólares dólares exportaciones %
PIB%
dólares

199
12.222 480.359 1.190.75 116 448.7
0

1991 12.801,9 415.248 1.219.05 111 449

199
12.795,2 468.630 1.191.27 103 412.5
2

199
13.630,9 431.340 1.241.32 94 444.6
3

199
14.589,4 611.122 1.300.19 86 379.4
4

199
13.934 1.400.755 1.215.88 77 315.9
5

199
14.586,1 828.752 1.246.89 76 298.3
6

199
15.099,2 1.363.605 1.264.91 75 290.9
7

199
16.204.3 1.312.347 1.330.95 76 395.1
8
199
16.700 1.344.85 114
9

Es el año 1999, el peor de la crisis, el servicio de la deuda abarca las tres cuartas
partes de los ingresos corrientes del Estado, es decir, de los impuestos
recaudados y de los ingresos del petróleo.
Hacia los años 2000
En enero del año 2000 se impuso la dolarización de la economía, la misma que sirvió
como garantía para iniciar las conversaciones con los acreedores. En marzo del
2000, el monto de la deuda representa un 140% del PIB, en diciembre del mismo
año fue de 118%, debido a los atrasos en el pago del servicio de la deuda.
Para el 4 de abril del 2000 se suscribe la Carta de Intención que contiene la receta
básica para el ajuste estructural y las privatizaciones. El Ecuador dolarizado
requería recuperar la confianza de los organismos internacionales, por lo que se
inicia el canje de los Bonos Brady (cuya vida había sido programada para 30 años
como una solución definitiva al problema de la deuda) con menos de 5 años de
vigencia por los bonos Global.
A los acreedores, se les entregó antes de su vencimiento, los bonos cupón 0 del
Tesoro de los Estados Unidos por un valor de 722 millones de dólares, que recién
debían recibirlos en el año 2.025 como parte de pago del capital. Además los bonos
norteamericanos fueron comprados con deuda contratada por el gobierno
ecuatoriano en el banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo
(BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).
A los 722 millones de dólares se suman las obligaciones vencidas por
aproximadamente 161.1 millones de dólares que fueron pagados al contado de las
arcas fiscales, en total se entregaron en efectivo 883.1 millones de dólares que
pudieron servir para la recompra de los deprimidos bonos Brady si se hubiera
trabajado por los intereses del país.
El canje de los bonos Brady por los bonos Global, también contempla la obligación
de recomprar deuda por lo menos en un 3% anual de la cifra original desde el año
13 de la emisión de los Bonos Global A (30 años) y para los bonos Global B (12 años)
la recompra es obligatoria en un 10% a partir del sexto año.
Este canje se negoció con tasas de interés superiores a las existentes en el
mercado, se negoció para que los intereses de los bonos Global pasaran del 4% al
10%, con un ritmo de crecimiento de un punto porcentual ( en el 2005 el interés de
estos bonos es del 8%), los intereses de los bonos Global se pactaron al 12%.
El Gobierno de Gustavo Noboa y su Ministro de Economía Jorge Gallardo,
anunciaron como beneficios de la renegociación, la reducción del servicio de la
deuda de 1.500 millones de dólares en los primeros 5 años.
Según documentos oficiales, se debían emitir Bonos Global A (a 30 años)
"aproximadamente" por 2.700 millones de dólares y Bonos Global B (a 12 años) por
1.250 millones de dólares; la suma de estas cifras da un valor total de 3.950
millones para los Bonos Global, lo cual comparado con los 6.946 millones de dólares
que representaban los Bonos Brady [7] y los Eurobonos significaba una rebaja de
un 43%, descuento que podría ser mayor por efecto de la recompra programada de
los nuevos bonos en el mercado secundario.
Pero tomando en cuenta todos los pagos en efectivo, realizados en esta
negociación, en realidad el descuento es inferior al 30%. Si calculamos el valor
nominal del servicio pendiente, constatamos que el servicio de los Bonos Global
comparado con el servicio de los Bonos Brady, luego de una reducción en el corto
plazo, vuelve a crecer.
Y a la postre el servicio total de los Global sería superior en 3.000 millones de
dólares al de los Brady, lo que representa, en la práctica, un nuevo endeudamiento.
De hecho el propio gobierno entre las metas de la renegociación planteó:
“Maximizar pagos por adelantado y flujo a los inversionistas durante la vida de los
bonos”.
Además -en medio de la crisis- con bonos Global y dinero fresco, se cancelaron
42,6 millones de dólares en bonos Global y 5,7 millones de dólares en efectivo en
calidad de comisiones a la compañía Salomón Smith Barney y otras empresas que
asesoraron al gobierno en la renegociación de los bonos Global.
Para mantener sostenible el plan de pago se necesitaría como base un crecimiento
inmenso de las exportaciones, variable que a tan corto plazo escapa prácticamente
a la capacidad del gobierno, más aún si se parte de que la economía está dolarizada.
Además, el aumento de la deuda interna del Ecuador como consecuencia de la crisis
bancaria y el peso de la dolarización puedan desarrollarse como un factor clave que
afecta negativamente la capacidad de pago futura.
También se debe mencionar el uso indebido de recursos de un saldo no canjeado de
la emisión de bonos Global por un total de 126,4 millones de dólares habría sido
negociado en el mercado para convertirlos en 52,7 millones de dólares que habrían
sido destinados a Filanbanco y al Banco del Pacífico, Jorge Gallardo, presidente de
la Comisión Negociadora de los Bonos Global, fue el presidente ejecutivo del Banco
del Pacífico.
Estos bonos Global habrían sido vendidos con un descuento del 60% y con los
recursos obtenidos de esa venta se compró al Banco del Pacífico bonos del propio
Estado, emitidos por el Ministerio de Economía, con un descuento de apenas el
10%, “otro negocio inconveniente y perjudicial a los intereses del Estado, en
palabras de Marco Flores T, a más de que resultó una operación no autorizada
legalmente.
Como dato, aparentemente anecdótico, la negociación fue aprobada a un ritmo
nunca visto en la burocracia estatal. En la sesión del 29 de julio del 2.000 se
resolvió toda la negociación, se realizaron 32 trámites públicos. Acosta, 11-2-2.005
Cómo complemento de la renegociación de la deuda comercial, el equipo
renegociador acudió al Club de París y de acuerdo a los voceros oficiales, los
resultados también habrían sido muy buenos.
Nuevamente un análisis detenido demuestra que lo conseguido en París, en
septiembre del 2000, no fue novedoso, ni suficiente. Dicho cartel de acreedores
“Club de París” , por séptima ocasión desde julio de 1983, aceptó una
reprogramación convencional de sus acreencias con el Ecuador.
Los créditos concedidos en términos comerciales se cancelarán, con tasas de
mercado, en 18 años, con un período de gracia de 3 años. Los créditos considerados
de ayuda para el desarrollo (ODA) se pagarán en 20 años, con 10 de gracia, en
términos concesionales. En total, se habrían conseguido un refinanciamiento de la
deuda del Club de París por 899 millones de dólares.
No hubo ninguna reducción nominal de deuda, menos aún del valor presente neto en
términos de su servicio. Lo que se ofreció fue algunos canjes a ser negociados
bilateralmente, con la posibilidad de conseguir una conversión del 100% en la deuda
concesional (90 millones de dólares) y en la comercial, que es la más costosa, hasta
por un 20% (160 millones de dólares); la “generosidad” aflora en las deudas
concesionales, mas no en las comerciales que son las realmente impagables. Al
tenor del discurso oficial, en el marco de la renegociación con el FMI, el Ecuador
volvería a conversar con los acreedores en el Club de París. Los intereses no
pagados durante el período de gracia, se capitalizarán.
Entonces, cuando empiecen los pagos, el Ecuador enfrentará cuotas mucho
mayores. Es más, el país, que no estaba pagando una parte sustantiva de la deuda
bilateral, sirvió en el 2000 unos 109 millones de dólares de los 459 millones
solicitados en mayo por el Club de París; el saldo también se capitaliza.
Lo renegociado no fue suficiente para los acreedores, en el mismo gobierno de
Gustavo Noboa se consolidaron nuevos beneficios a través de la llamada “Ley de
Transparencia Fiscal” con la que se creó el Fondo de Estabilización, Inversión y
Reducción del Endeudamiento Público FEIREP, y se preasignaron desde el 2.002
cuantiosos recursos petroleros para anticipar la recompra de los bonos de deuda,
asegurando de esta manera, mantener elevada su cotización.
De los recursos del FEIREP, por ley, 70% va para la recompra de deuda pública
interna, 20% para estabilización y apenas el 10% para inversión social.
En el 2.004, el gobierno del coronel Lucio Gutiérrez propone a los acreedores la
renegociación de los bonos Global a 12 años, presentando los resultados de una
economía estabilizada y en crecimiento, pero la realidad es otra.

Año 2.000 2.001 2.002 2.003 2.004

Deuda 10.98
11.338 11.337 11.484 11.059
Pública 7
Deuda
2.229 3.038 4.899 5.102 5.949
Privada

14.37 16.23 16.58 17.00


Total 13.216
6 6 6 8


Vencer el miedo escénico
Vencer el miedo escénico

Expone progresivamente
Expone progresivamente

Lenguaje corporal
Lenguaje corporal

Señala lo importante
Señala lo importante

Plan de la clase
Plan de la clase

Porque la exposición oral es
importante para los
Porque la exposición oral es
importante para los
estudiantes y profesionales.
estudiantes y profesionales.

Cómo
Cómopresentar.
presentar.
2


Diálogo
Diálogo con el p
con el pú
úblico.
blico.
1.
1.
Principios del manejo de preguntas
Principios del manejo de preguntas
2.
2.
¿Qué contestar cuando no se conoce la respuesta ?
¿Qué contestar cuando no se conoce la respuesta ?

•Disertación
Disertación
Presentación de tipo oral de alguna
persona sobre un
Presentación de tipo oral de alguna
persona sobre un
tema específico, generalmente
apoyada por medios
tema específico, generalmente
apoyada por medios
gráficos, auditivos o visuales. Es
bastante común en la
gráficos, auditivos o visuales. Es
bastante común en la
enseñanza secundaria y se utiliza
como método de
enseñanza secundaria y se utiliza
como método de
autoformación del estudiante sobre
el tema específico
autoformación del estudiante sobre
el tema específico
designado para disertar, del cual
debe realizar una
designado para disertar, del cual
debe realizar una
investigación previa.
investigación previa.
4

Importancia de las
presentaciones orales
Importancia de las
presentaciones orales
en en el ámbito del
conocimiento
en en el ámbito del
conocimiento
1.
1.
Difundir oralmente los hallazgos en
un ámbito
Difundir oralmente los hallazgos en
un ámbito
particular del conocimiento en
congresos y
particular del conocimiento en
congresos y
seminarios.
seminarios.
2.
2.Obtención de mucha información
asistiendo a
Obtención de mucha información
asistiendo a
seminarios y presentaciones orales
en diversos foros.
seminarios y presentaciones orales
en diversos foros.
Aprender a presentar
información
Aprender a presentar
información
oralmente en público
oralmente en público
Para aprender a hablar en público se
requiere:
Para aprender a hablar en público se
requiere:

-Una
-Una habilidad natural mínima
habilidad natural mínima

-Un máximo de fuerza de
-Un máximo de fuerza de voluntad,
aplicación y
voluntad, aplicación y
práctica.
práctica.
5

Estudiar la
Estudiar lametodologí a
metodología y los
y lostrucos
trucos.
.

Practicar la
Practicar la escritura de guiones
escritura de guiones,
,elaborar
elaborar presentaciones y
presentaciones y
presentarlas
presentarlas en público frente a diversas
audiencias.
en público frente a diversas audiencias.

Más trucos: Distráete en los


momentos previos
Más trucos: Distráete en los
momentos previos
1.
1.Relájate
Relájate
6
–Bebe un
Bebe unt rago
trago de agua para
de agua para refrescar la garganta.
refrescar la garganta.
–Toma algo:
Toma algo: las notas, un puntero, una tiza o
lo que sea.
las notas, un puntero, una tiza o lo que sea.
–No te preocupes, los que te van a escuchar
son como tú.
No te preocupes, los que te van a escuchar
son como tú.
•Sé positivo
Sé positivo: Piensa que saldrá bien,
siente empatía por tu
: Piensa que saldrá bien, siente
empatía por tu
audiencia y deseo de comunicar lo
que sabes. Transforma
audiencia y deseo de comunicar lo
que sabes. Transforma
tu nerviosismo en entusiasmo.
tu nerviosismo en entusiasmo.
•Empieza
Empieza y el pánico se te pasará
y el pánico se te pasará en un minuto
en un minuto.
.

Trucos
Trucos para un
despegue airoso
para un despegue
airoso
•Prepara una
Prepara una ayuda visual
ayuda visual que te sirva de apoyo.
que te sirva de apoyo.
•Memoriza
Memoriza las primeras oraciones e
incluso el primer
las primeras oraciones e incluso el
primer
párrafo completo, pero dilas con
naturalidad de modo
párrafo completo, pero dilas con
naturalidad de modo
que no parezca que hablas de
memoria.
que no parezca que hablas de
memoria.
•Si esto falla vuelve la vista a la
diapositiva, usa el
Si esto falla vuelve la vista a la
diapositiva, usa el
puntero y lee disimulando un poco.
puntero y lee disimulando un poco.
•Fíjate en
Fíjate enalg uien
alguien, haz contacto visual y háblale
a él.
, haz contacto visual y háblale a él.
Actitud: empatía con la
audiencia
Actitud: empatía con la
audiencia
•Evalúa la audiencia y ajusta la
charla a ella en estilo y
Evalúa la audiencia y ajusta la charla
a ella en estilo y
vocabulario.
vocabulario.
•Usa humor al principio para
distender el ambiente.
Usa humor al principio para
distender el ambiente.
•Tómatelo a la ligera, piensa que
estás entre amigos
Tómatelo a la ligera, piensa que
estás entre amigos
interesados en escucharte.
interesados en escucharte.
•Demuéstralo sonriendo y haciendo
contacto visual con l
8
a

Demuéstralo sonriendo y haciendo


contacto visual con la
audiencia.
audiencia.
•Busca caras
Busca caras de varias personas en la
audiencia que te miren
de varias personas en la audiencia
que te miren
y háblales a ellas en secuencia.
y háblales a ellas en secuencia.
Metodología: Expón
progresivamente
Metodología: Expón
progresivamente
•Estrategia:
Estrategia: introduce la información
nueva a partir de la
introduce la información nueva a
partir de la
familiar.
familiar.
•Empieza las oraciones con
Empieza las oraciones con
información familiar
información familiar a la
a la
audiencia, finalízalas con la
audiencia, finalízalas con lanueva.
nueva.
•Información
Informaciónfamiliar
familiar:
:
9
–L
La que forma parte de su
a que forma parte de suback gro und.
background.
–L
La que
a quese
seha
ha mostrado anteriormente.
mostrado anteriormente.
•Usa
Usatérmino s
términos conocidos o explícalos
antes de usarlos.
conocidos o explícalos antes de
usarlos.
a

para l
10
Ser didáctico
Ser didáctico,
,pero
pero sin ser obvio
sin ser obvio
•Si
Si aportas abruptamente información
nueva
aportas abruptamente información
nuevasin
sin
haberla introducido a los oyentes
haberla introducido a los oyentes no
podrán ubicarla, se
no podrán ubicarla, se
desorientará
desorientarán y
n y no entenderán nada
no entenderán nada
•Debes
Debes evitar explicar lo que es obvio
evitar explicar lo que es obvio para l
a

les das la impresión de que no van a


aprender nada
nuevo.
nuevo.
Isla
incógnita
Isla
obviedad
a
audiencia, pues además de hacerles
perder su tiempo
audiencia, pues además de hacerles
perder su tiempo
les das la impresión de que no van a
aprender nad
11

Aporta la información en
dosis
Aporta la información en
dosis
fácilmente asimilables
fácilmente asimilables
•No introduzcas demasiadas
ideas a un mismo
No introduzcas demasiadas
ideas a un mismo
tiempo y en una misma
diapositiva.
tiempo y en una misma
diapositiva.
12

Metodología:
Metodología:
Lenguaje corporal y contacto
visual
Lenguaje corporal y contacto
visual
•Expón de pie en un lugar donde
seas
Expón de pie en un lugar donde
seasvisible
visible, muévete con
, muévete con
naturalidad y mira al público
naturalidad y mira al público con
expresión amigable.
con expresión amigable.
•El uso controlado de
El uso controlado degestos
gestos da vida a una presentación y
da vida a una presentación y
mantiene alerta a la audiencia.
mantiene alerta a la audiencia.
•Se debe mantener
Se debe mantener contacto visual
contacto visual con la audiencia.
con la audiencia.
•Enfocar la atención en varios
individuos
Enfocar la atención en varios
individuos pasando de unos a
pasando de unos a
otros.
otros.
Hábitos molestos
evitables
Hábitos molestos
evitables
13
•Rellenos: eee, am, ums.
Rellenos: eee, am, ums.
•Expresiones sin sentido: cachay?, si, OK.
Expresiones sin sentido: cachay?, si,
OK.
•Hablar entre dientes.
Hablar entre dientes.
•Rascado deáreas cefálicas o peor,
pélvicas.
Rascado deáreas cefálicas o peor,
pélvicas.
•Hablar con un volumen de voz muy bajo,
obliga a
Hablar con un volumen de voz muy bajo,
obliga a
esforzarse a la audiencia para entender
y produce
esforzarse a la audiencia para entender
y produce
cansancio
cansancio
•Alejar o acercar demasiado el micrófono.
Alejar o acercar demasiado el
micrófono.
No dar la espalda a la
audiencia
No dar la espalda a la
audiencia
14

Se rompe el contacto visual entre el
orador y la audiencia.
Se rompe el contacto visual entre el
orador y la audiencia.
•Si el orador necesita ver la ayuda
visual para saber qué decir
Si el orador necesita ver la ayuda
visual para saber qué decir
lo mejor es ponerse de
lo mejor es ponerse delado .
lado.
•Truco: usar la excusa de apuntar
con el láser o puntero
usar la excusa de apuntar con el láser
o puntero
para leerla de reojo.
para leerla de reojo.
•Al escribir en la pizarra hazlo de
lado.
Al escribir en la pizarra hazlo de
lado.
•Cualquier cosa es mejor que dar la
espalda a la audiencia.
Cualquier cosa es mejor que dar la
espalda a la audiencia.
15

Voz
Voz
•Volumen
Volumen: Habla para que te
escuchen los de
: Habla para que te escuchen
los de
la
la última fila
última fila.
.
•Varía el tono y el volumen.
Varía el tono y el volumen.
•Usa la voz para dramatizar
y enfatizar las
Usa la voz para dramatizar y
enfatizar las
cosas importantes.
cosas importantes.
Metodología: Señala lo
importante
Metodología: Señala lo
importante
•L
Lo importante debe
o importante debeseñalarse:
señalarse:
16
1.
1.Enfatizándolo.
Enfatizándolo.
•Destacándolo en
Destacándolo en títulos en las ayudas
títulos en las ayudasvi suales
visuales
•Anunciándolo en diapositivas “Indice o plan de
la clase”.
Anunciándolo en diapositivas “Indice o plan de
la clase”.
•Destacando a través de la
Destacando a través de la expresión oral
expresión oral (volumen, tono, ritmo)
(volumen, tono, ritmo)
y enmarcándola en silencios
y enmarcándola en silencios.
.
2.
2.Reiterándolo (sin abusar).
Reiterándolo (sin abusar).
•Ej: “es la segunda y última vez que lo digo”
Ej: “es la segunda y última vez que lo digo”
Enfatiza cuando digas
algo importante
Enfatiza cuando digas
algo importante
17
1.
1.Redacción
Redacción
–En cada
En cada oración coloca lo que quieres destacar
al
oración coloca lo que quieres destacar alfinal.
final.
–Enmarca el final con un
Enmarca el final con un prolongado silencio
prolongado silencio.
.
2.
2.Presentación visual
Presentación visual
–Destaca el
Destaca elelemento
elemento mediante “tamaño,
mediante “tamaño,co lor,
color,animació n”
animación”
3.
3.Interpretación
Interpretación
•Gesto:
Gesto: Dramatiza con movimientos y
Dramatiza con movimientos yaspav ientos
aspavientos
•Voz:
Voz: Habla más
Habla máslento,
lento, aumenta el
aumenta elvo lumen,
volumen, marca la
marca laacentuaci ón
acentuacióny
y
entona más
entona másg rav e
grave

18

Diálogo con el p
Diálogo con el pú
úblico
blico
1.
1.Durante la presentación: a
iniciativa del p
Durante la presentación: a iniciativa
del pú
úblico.
blico.
–Conflicto entre el derecho a
preguntar y el derecho del
Conflicto entre el derecho a
preguntar y el derecho del
orador a no ser
orador a no serint errumpido .
interrumpido.
2.
2.Tras la presentación: Solicitado por
el orador.
Tras la presentación: Solicitado por
el orador.
–Conflicto entre el deber de
participar y el derecho de la
Conflicto entre el deber de participar
y el derecho de la
audiencia a permanecer callado.
audiencia a permanecer callado.
1. Preguntas durante la
exposición
1. Preguntas durante la
exposición
•Tienes que decidir que
Tienes que decidir quetipo
tipo de pregunta es:
de pregunta es:
19
–Si es una
Si es una pregunta aclaratoria
pregunta aclaratoria, aclara la cuestión en
el momento.
, aclara la cuestión en el momento.
–Si la respuesta a una cuestión necesita
Si la respuesta a una cuestión necesitai
nformación
información que darás más
que darás más
adelante indica que la contestarás cuando
llegues a ese punto o al
adelante indica que la contestarás cuando
llegues a ese punto o al
final.
final.
20

2. Preguntas tras la
exposición
2. Preguntas tras la
exposición
1.
1.I
Ilumina la sala: pantalla en blanco o
da la luz
lumina la sala: pantalla en blanco o
da la luz
2.
2.Solicita preguntas p
Solicita preguntas para abrir
ara abrir la discusión
la discusión
3.
3.Mantén la calma y la cortesía.
Mantén la calma y la cortesía.
4.
4.Contesta a toda la audiencia, no
sólo al que pregunte.
Contesta a toda la audiencia, no sólo
al que pregunte.
21

¿P
¿Para
ara qué se hacen
preguntas?
qué se hacen
preguntas?
1.
1.La audiencia tenga voz
La audiencia tenga voz
2.
2.El intercambio intelectual sea
El intercambio intelectual seab
bidireccional.
idireccional.
3.
3.Enriquecen la comunicación,
orientan al orador
Enriquecen la comunicación,
orientan al orador
sobre los intereses del público.
sobre los intereses del público.
Más razones para
plantear preguntas:
Más razones para
plantear preguntas:
22
1.
1.D
Deshacer malentendidos
eshacer malentendidos
2.
2.Q
Que los de la audiencia puedan
demostrar lo listos que son
ue los de la audiencia puedan
demostrar lo listos que son
y lo mucho que saben.
y lo mucho que saben.
3.
3. Examinar al presentado
Examinar al presentador,
r, ponerle a prueba:
ponerle a prueba:
•Dejarle en evidencia.
Dejarle en evidencia.
•Que se luzca al contestarlas de forma
brillante.
Que se luzca al contestarlas de forma
brillante.
–Aprender a hacer preguntas
Aprender a hacer preguntas
–Subir 0.1 puntos la nota final.
Subir 0.1 puntos la nota final.
–Quitarse los nervios cuando a uno le va
a tocar exponer
Quitarse los nervios cuando a uno le va
a tocar exponer
después.
después.
23

Pero . . .algunas
Pero . .
.algunascuestiones
cuestionestienen
tienen
efectos secundarios
adversos
efectos secundarios
adversos
1.
1.Distracción con cuestiones no
relevantes.
Distracción con cuestiones no
relevantes.
2.
2.Preguntan cosas que sólo les
interesan a ellos.
Preguntan cosas que sólo les
interesan a ellos.
3.
3.Pueden alargar y distorsionar la
presentación.
Pueden alargar y distorsionar la
presentación.
•Por ello en las presentaciones
formales se restringen las
Por ello en las presentaciones
formales se restringen las
preguntas al final de la presentación.
preguntas al final de la presentación.
24

Principios generales del


manejo
Principios generales del
manejo
de preguntas
de preguntas
1.
1.Escúchalas con mucha
atención.
Escúchalas con mucha atención.
2.
2.Toma el control y decide
cuando deben ser
Toma el control y decide cuando
deben ser
contestadas.
contestadas.
3.
3.Repítelas para que las oiga
todo el p
Repítelas para que las oiga todo
el pú
úblico.
blico.
4.
4.Evita ser monopolizado.
Evita ser monopolizado.
Primer principio:
Primer principio:
escucha con atención
escucha con atención
Cuando te pregunten
escucha con el 100% de
Cuando te pregunten
escucha con el 100% de
tu atención.
tu atención.
•Contente, no empieces a
responder hasta que
Contente, no empieces a
responder hasta que
el que te pregunta haya
acabado de formula
25
r

el que te pregunta haya


acabado de formular
su cuestión
su cuestión.
.
26

Segundo: toma el
control
Segundo: toma el
control
•Decide cuando deben ser
contestadas:
Decide cuando deben ser
contestadas:
–Contesta las cuestiones que
apuntan a
Contesta las cuestiones que
apuntan a
aclaraciones.
aclaraciones.
–Pospón las respuestas que
requieran
Pospón las respuestas que
requieran
información adicional.
información adicional.
27

Tercero: difunde la
pregunta
Tercero: difunde la
pregunta
•Si la
Si lacuestión
cuestión es compleja
es compleja reformúlala y repítela
reformúlala y repítela a la
a la
audiencia.
audiencia.
•Ventajas
Ventajas de repetir la pregunta:
de repetir la pregunta:
–Sirve para que toda la audiencia
la conozca.
Sirve para que toda la audiencia la
conozca.
–Si has comprendido bien la
cuestión, tu versión de la
Si has comprendido bien la
cuestión, tu versión de la
pregunta dejará satisfecho al que
te interroga.
pregunta dejará satisfecho al que
te interroga.
–Te da tiempo extra para pensar
Te da tiempo extra para pensar y
planificar
y planificarla
la
respuesta
respuesta a preguntas difíciles
a preguntas difíciles.
.

28

Cuarto: evita ser


monopolizado
Cuarto: evita ser
monopolizado
•Todos tienen derecho a
preguntar.
Todos tienen derecho a
preguntar.
•Distribuye el contacto visual
un 20-25% para el que
Distribuye el contacto visual un
20-25% para el que
pregunta y un 75-80% para el
resto de la audiencia.
pregunta y un 75-80% para el
resto de la audiencia.
•Si quieres
Si quieres continuar el dialogo
continuar el dialogo con el que
preguntó
con el que preguntó
debes mirarle cuando termines
tu respuesta y
debes mirarle cuando termines
tu respuesta y
preguntarle
preguntarle ¿Responde esto su
duda?
¿Responde esto su duda?
CRISIS INSTITUCIONA Y DEUDA EXTERNA
Una cuestión que tiene que ser objeto de debate porque está en el
transfondo de la actual crisis institucional es el futuro de la política de
endeudamiento externo. Hasta ahora el gobierno argentino, de la mano de
su ministro de Economía, Amado Boudou, ha emprendido una operación
tendiente a recomponer lentamente su relación con el FMI.

Se trata de renegociar los denominados holdouts, y así “resolver” un


problema que impide la “vuelta” a los mercados financieros internacionales
y el acceso a nuevo endeudamiento externo. Claro está, presumiblemente
no se emprenderían los ajustes y condicionamientos de antaño. No se
querría volver a políticas de los turbulentos años 1990 y 2000, que nos
llevaron a la crisis más importante de nuestra historia.

Se crea el denominado Fondo del Bicentenario integrado con parte de las


reservas acumuladas en años recientes. Tendría por finalidad “darles
señales a los mercados” respecto de la intencionalidad del gobierno.

Es un fondo sugerido por Mario Blejer, un hombre del FMI a quien también
se le ofreció la jefatura del BCRA. ¿Significa esto una nueva adhesión a las
versiones más ortodoxas del neoliberalismo económico, después de
emprender una suerte de neodesarrollismo en los años posteriores a la
crisis del 2001-2002? De todos modos, tras los recientes acontecimientos y
movidas por parte de jueces y abogados nacionales e internacionales el
Fondo puede que no sea concretado.

Lo que no se ha discutido lo suficientemente es la conveniencia de volver a


los mercados financieros internacionales y con ello a una política de
endeudamiento que conlleva a los tradicionales condicionamientos del FMI.

El Gobierno ahora plantea que, con ello, se tendría acceso a un


financiamiento a tasas de interés más bajas, lo cual permitiría impulsar el
desarrollo del país. No es algo que se pregonara hace algunos años, cuando
se hizo patente que dicho endeudamiento y sus condicionalidades
constituían elementos esenciales del neoliberalismo económico aplicado a
rajatabla en el país.

Frente a esta política lo que debe discutirse es una política de


desendeudamiento. Achicándose la deuda se reduciría los servicios de la
misma, y los superávit fiscal y del comercio exterior podrían ser utilizados
para otras finalidades. Claro que todo ello supone un cambio de modelo.

En la actualidad una política de desendeudamiento entraña diversas


cuestiones: en primer lugar, retomar nuevamente la investigación realizada
por Alejandro Olmos y que derivó en una sentencia del Juez Jorge Ballestero,
declarando que gran parte de la deuda era “odiosa” (contraída durante una
dictadura militar) e “ilegítima” al comprobarse múltiples irregularidades en
los préstamos otorgados. Al prescribir la acción penal las actuaciones fueron
transferidos al Congreso en donde a todos sus efectos prácticos quedaron
cajoneadas.

Es el momento para que se revea esta cuestión: seguramente se


establecería un monto de deuda mucho menor a la que se maneja en la
actualidad. También está la posibilidad de recomprar los títulos de la deuda
en los mercados internacionales, especialmente en momentos en que éstos
se hallan fuertemente devaluados. Es algo que hizo recientemente Ecuador.

Surge entonces nuevamente la pregunta: ¿por qué seguir endeudándose? El


país creció mucho más sin nuevo endeudamiento externo. Cabría pensar en
acciones conjuntas con otros países latinoamericanos, para reducir al
máximo sus respectivas deudas externas. Durante la reciente crisis el G-20
reafirmó su confianza en el FMI y le otorgó nuevos fondos. No hubo por
parte de ese organismo ningún cambio sustancial de política.

*Economista, Investigador Superior del Conicet en el Instituto Gino Germani


de la UBA. 29
Simón Bolívar

Antecedentes
La deuda externa resulta eterna.1 Sus dificultades son tan antiguas como la
formación de muchas repúblicas latinoamericanas a principios del siglo XIX. Las
soluciones, impulsadas y controladas por los acreedores, de acuerdo siempre con sus
intereses, no han resuelto el problema. Es más, teniendo a Ecuador como ejemplo, lo
han agravado: véase el tan promocionado acuerdo Brady de 1995 que no duró 5 años o
los 7 inútiles arreglos con el Club de París desde 1983, que no impidieron una nueva
moratoria en 1999 (impulsada curiosamente por el propio FMI); "soluciones" que a la
postre ahondaron la crisis.
La deuda es un mecanismo de exacción de recursos desde los países pobres y de
imposición de políticas desde los países ricos. La deuda ha sido y es, en términos de
Karl von Clausewitz si hubiera abordado las finanzas y no la guerra, la continuación de
la política con otros medios. Desde esta lógica la gestión de la deuda externa engarza
con otro axioma del propio Clausewitz, según el cual la deuda es un acto de violencia
cuyo objetivo es forzar al país deudor a hacer la voluntad de los acreedores. Entonces, la
deuda no solo frena el desarrollo por su carga de obligaciones, sino que abre la puerta a
las influencias y aún a la directa intervención de poderes extranjeros en los asuntos de
los países subdesarrollados endeudados. Desde esa perspectiva, cabe replantear las
alternativas reconociendo el carácter global del reto de la deuda externa, que no pueden
quedarse en simples acciones discursivas o en parches aislados.
Para entender la lógica de la deuda externa, en consecuencia, hay que estudiar su
contexto sistémico. La deuda en sí es otra manifestación de la evolución del propio
sistema capitalista. Y como tal las crisis de deuda se suceden cíclicamente, con una serie
de elementos nuevos y otros que ya se vivieron en épocas anteriores.
La deuda, para empezar, no puede tratarse exclusivamente en el ámbito de lo
financiero, resaltando sus aspectos técnicos. Hay que tener conciencia que no se llegó al
endeudamiento externo simplemente por la escasez de capitales, es decir porque el
ahorro interno de los países empobrecidos es insuficiente y porque eso obliga a recurrir
al ahorro externo, como un complemento financiero. Esa visión esconde una posición
tecnocrática y una posición política ideologizada. Aunque hay que poner este aspecto en
la mesa, no hay que centrarse sólo en él.
Otro problema importante es el desperdicio de los recursos contratados, pues la
ineficiencia es compañera inseparable de las crisis de deuda externa. A esto se suma la
corrupción en la que los deudores no son los únicos actores, pues desde el lado de los
acreedores ésta ha sido potenciada por las prácticas financieras y por los marcos
jurídicos que, por ejemplo, permiten descontar de los impuestos en los países
industrializados todos aquellos rubros orientados a "aceitar" las negociaciones
internacionales. Sin embargo, sin desconocer factores como la corrupción y la
ineficiencia, cabe tener conciencia de que los problemas del sobreendeudamiento
tampoco se entienden solo desde esa perspectiva. Es más, las crisis de deuda no
constituyen hechos aislados o nuevos, registrados en algunos países.
La deuda tiene orígenes sistémicos y por tanto sus crisis son cíclicas. No son crisis
que se originan simplemente en los países donde se contrata la deuda; la deuda en sí está
vinculada con los ciclos de evolución del sistema capitalista y por tanto responde en
gran medida a las necesidades de acumulación de capital. En términos históricos,
entonces, se constata la existencia de crisis de deuda recurrentes: 1825, 1870-1890,
1930, 1982... Por lo tanto, la contratación y aún el uso de créditos externos no dependen
solamente de la voluntad de un gobierno y de la necesidad de recursos que tenga un
país.
En realidad los detonantes de las crisis están en las políticas y en las instituciones
de los grandes países acreedores. Son sus intereses los que condicionan los procesos de
endeudamiento y de ajuste. Por eso las acciones adoptadas en momentos críticos por los
organismos miltilaterales de crédito han estado destinadas a proteger los intereses de los
acreedores antes que las necesidades de los países empobrecidos, obligándolos , por
ejemplo, a mantener abiertas y sin restricciones sus cuentas de capitales o a abrir sus
mercados para los productos provenientes del mundo industrializado. Como reconoce la
UNCTAD en su Informe anual del 2001, "casi todas las crisis importantes en los
mercados emergentes han estado relacionadas con variaciones de los tipos de cambio y
las políticas monetarias de los principales países industrializados"; variaciones que
tienen una explicación sistémica en última instancia.
Hay determinadas épocas en que los capitales se expanden, buscan mercados
fuera de sus economías y salen en forma de créditos baratos y abundantes cuando no
pueden ser colocados en las economías líderes, en las economías dominantes. Eso se
experimentó en los años 70. De un momento a otro los países del mal llamado "tercer
mundo" se encontraron con que era muy fácil endeudarse: con relativa facilidad y de
una manera rápida se conseguían los créditos, anteriormente tan esquivos.
La demanda de préstamos no es la única razón para la existencia del
endeudamiento externo y su mal uso tampoco la única explicación de las crisis. La
actual crisis de sobreendeudamiento encuentra sus orígenes en la oferta de recursos
financieros en los países desarrollados, especialmente en los EEUU.
Recuérdese que el surgimiento del endeudamiento en los años setenta del siglo
XX se debió a la afluencia masiva de los llamados eurodólares, por efecto, entre otros
factores, de los desbalances que provocó la aventura imperialista de Washington en
Indochina, mucho antes del alza de los precios del petróleo. La masa de estos dólares
fuera de EEUU se amplió con la eliminación de la convertibilidad del dólar en oro, en
agosto de 1971. En lugar de corregir internamente los desequilibrios de la balanza de
pagos, el gobierno norteamericano violentó las reglas básicas del sistema monetario
internacional, de manera unilateral, sin sonrojos ni complejos de culpa, al anunciar el
presidente Richard Nixon que a partir de entonces el dólar no sería convertible en oro.
Con esta decisión se recusó el régimen de tipos de cambio fijos que caracterizó el
sistema de Bretton Woods inaugurado en 1944. Y desde 1973 el mundo ingresó al
régimen de tipos de cambio flexibles o flotantes.
Con esta decisión unilateral los dólares que poseían los países del mundo se
devaluaron de facto, convirtiéndose en abultada deuda flotante de EEUU, adjudicada y
distribuida compulsivamente alrededor del mundo. A partir de entonces, la oferta del
dólar -y lo que ella representaba en el ámbito financiero y monetario mundial- parecía
limitada, en lo esencial, por las decisiones de la política económica de los propios
EEUU.
La carrera expansionista de las disponibilidades financieras a nivel internacional,
encontró su punto de partida, a más de los problemas derivados de la guerra de
Vietnam, en la pugna comercial entre las grandes potencias. Vistas así las cosas fueron
los EEUU los que originaron la primera fase del proceso de endeudamiento, la danza de
los millones. Ellos, según Aldo Ferrer, "tuvieron el privilegio de financiar su
desequilibrio 'exportando' su moneda nacional. La liquidez se fue acumulando en los
bancos centrales y se filtró progresivamente hacia la banca privada, aumentando su
capacidad prestable".
Luego el monto de recursos financieros se incrementó con los petrodólares, los
cuales, al no encontrar utilización productiva en el Norte, fueron canalizados
alegremente hacia el Sur, tradicionalmente marginado de los mercados financieros
internacionales. En ese entonces los acreedores "se olvidaron" de tomar en
consideración la capacidad de pago de los deudores.
Además, las tasas de interés bajas, inferiores a la inflación, eran una invitación
para endeudarse por parte de los países pobres. Por eso la demanda de necesidades
financieras represadas en el "tercer mundo" no fue motivo suficiente para que se
movilizara el flujo de los recursos externos requeridos.
De lo anterior se desprende que la elevada liquidez internacional de los años
setenta tampoco surgió simplemente como consecuencia de las alzas de los precios del
petróleo. La cual, sin duda, contribuyó a aumentar la disponibilidad de dólares en el
mercado mundial.
Posteriormente, también en los EEUU se generó la reversión del flujo de
capitales, sobre todo en los años 80, cuando sus desequilibrios económicos le
transformaron en una aspiradora de capitales. A raíz del "reaganomics", se experimentó
un proceso de recuperación de capitales por parte de los países del Norte a través de un
sostenido incremento de las tasas de interés. Estas que habían fluctuado entre 4 y 6%, se
elevaron hasta alrededor del 20%.
Esta elevación repentina y arbitraria de las tasas de interés fue la que provocó el
reflujo masivo de capitales que hemos mencionado: los países pobres endeudados
fueron "amarrados a la pesada rueda del interés compuesto". En la fijación de las tasas
de interés no funciona la lógica del mercado. En la práctica los grupos financieros más
poderosos imponen sus condiciones; la tasa de interés es un precio fijado en condiciones
oligopólicas, es el resultado de decisiones de cartel. En este contexto juegan un papel
importante los organismos de crédito -FMI, Banco Mundial, BID- y aquellas empresas
especializadas en determinar el "riesgo-país", a través del cual se discrimina a los países
y a las empresas en función de los intereses de los acreedores y, por cierto, de los
principales grupos transnacionales.
Desde principios de los ochenta, con tasas de interés altas, los EEUU atrajeron
capitales. Y América Latina exportó esos capitales, destinados a financiar las grandes
transformaciones tecnológicas en el Norte, sobre todo en los EEUU. Entonces se volvió
a sentir a la deuda externa como un problema; y empezó una nueva crisis similar a las
anteriores. Este proceso, una vez más, vino acompañado con una reducción de la
demanda de las materias primas, con la consiguiente caída de su cotización.
Entre el año 80 y el año 90 América Latina realizó una transferencia neta negativa
por 238 mil millones de dólares a los acreedores, sobre todo a los EEUU. Transferencia
que se calcula sumando los nuevos préstamos al monto de deuda existente en 1980: 257
mil millones de dólares, y restando el pago del capital e intereses. Al año 1990, la deuda
externa, como por arte de magia, alcanzó los 440 mil millones de dólares. En términos
netos se pagó una suma enorme: 238 mil millones, mientras que la deuda creció en casi
220 mil millones. Esta deuda, en palabras de Franz Hinkelammert, adquirió vida propia.
Se instauró la locura financiera, la lujuria especulativa, la sin razón de los intereses
usurarios que se cobran sobre los intereses atrasados. La deuda se volvió impagable.

1. La deuda externa del Ecuador


La historia de la deuda externa en el Ecuador se inició antes de su constitución
como República independiente en 1830. Sin embargo, la actual crisis de endeudamiento
tiene sus orígenes inmediatos en la década de los setenta del siglo XX. La deuda y la
crisis que de ella se derivó determinaron la adopción de medidas de ajuste estructural
impuestas por los organismos multilaterales (FMI, BM, BID, etc) para el pago del
servicio de la deuda, medidas cada vez más regresivas en términos de garantías sociales.
Dicho de otra manera, se ha favorecido la apertura de los mercados ecuatorianos,
mientras aumentó la dependencia de los capitales externos y la vulnerabilidad del
mercado ante los choques externos a cambio de condiciones de vida cada vez más
dramáticas para los 12 millones de ecuatorianos.
A finales del 2000, luego de renegociar los Bonos Brady y transformarlos en
Bonos Global, la deuda externa del país (pública y privada) alcanzó los 13.372 millones
de dólares, lo cual implica que la deuda externa del país representó el 98% del Producto
Interno Bruto (PIB). Es decir que para pagar la deuda externa, el país debería destinar
casi toda su producción de un año exclusivamente para cumplir con este compromiso.
Asimismo el país debería destinar más del doble de sus exportaciones (235%) al pago
de la deuda externa; lo cual es a todas luces IMPOSIBLE.
Fuente: Boletines mensuales del Banco Central del Ecuador
El pago de la deuda externa y el cumplimiento de estos programas de ajuste
estructural (PAE) han implicado una repetida violación de los Derechos Económicos,
Sociales y Culturales (DESC) de la población ecuatoriana, en especial del derecho a la
educación2, a la salud3 y al desarrollo4, dado que el presupuesto destinado al servicio de
la deuda externa rebasa con mucho al destinado a la educación y salud en particular y al
área social en su conjunto.
Un país NO ES FINANCIERAMENTE SOSTENIBLE si debe destinar más al
pago de la deuda externa que a satisfacer las necesidades básicas de la población: para
el servicio de la deuda externa, en el año 2000, se destinaron 1.905,1 millones de
dólares, cerca de tres veces más recursos que para el gasto social (educación, salud, y
desarrollo agropecuario), que fue de 690,5 millones de dólares, es decir alrededor del
275.9%.
Fuente: Boletines mensuales del Banco Central del Ecuador.
En un país en el cual el 60,6% de la población se encuentra por debajo de la línea
de pobreza y el 75,8% de la población rural presenta necesidades básicas insatisfechas
(SIISE 2000), destinar únicamente el 2,5% del PIB a los servicios sociales básicos5 con
respecto a un 13% para el servicio de la deuda externa, significa estar en contra de los
derechos humanos y del desarrollo sustentable del país. Aún más, en muchos casos estas
decisiones políticas contravienen expresas normas constitucionales y de instrumentos
internacionales en materia de derechos humanos que el Ecuador ha firmado y ratificado.

Fuente: Boletines mensuales del Banco Central del Ecuador


Si agregamos a esto el hecho de que la generación de mayores ingresos fiscales
proviene de la aplicación de más impuestos indirectos (IVA) y de la eliminación de
subsidios a los servicios básicos (energía, agua, transporte público), mientras que los
impuestos directos (IR) se mantienen inalterados, observamos que el impacto sobre los
sectores más pobres o más vulnerables de la población (niños, mujeres, indígenas) es
tremendo, acentuando aún más la desigualdad en la distribución del ingreso.
La aplicación de los Programas de Ajuste Estructural (PAE) determina la
necesidad de generar excedentes externos (ya sea vía exportaciones o vía mayor
endeudamiento externo) para -paradójicamente- pagar la deuda externa previamente
adquirida. En un país tan dependiente de las exportaciones primarias (petróleo, banano,
camarón, madera, y flores) un incremento de éstas conlleva graves impactos a nivel
humano y ambiental.
En el siguiente gráfico podemos observar que los ingresos fiscales obtenidos con
el petróleo se han destinado mayormente al pago del servicio de la deuda, mientras que
sólo una porción pequeña se ha destinado a la inversión en educación y salud. Es decir,
que la riqueza del país se ha destinado a pagar la deuda, mas no a mejorar las
condiciones de vida de la población ecuatoriana.

Fuente: Boletines mensuales del Banco Central del Ecuador

Se observa entonces una tendencia de las políticas gubernamentales hacia la


agricultura "moderna" (monocultivos de exportación), desfavoreciendo la agricultura
tradicional (maíz, cebada, etc.) que se ve desprotegida por la inexistencia de políticas de
desarrollo agrario (comercialización, crédito, etc.) y la apertura a productos importados,
lo cual significa una disminución en la producción tradicional y un desplazamiento de
estos productos de la dieta, poniendo en peligro la seguridad alimenticia6 interna del
país, con lo cual se afecta el derecho a la alimentación adecuada en cuanto a calidad de
productos y a acceso a los mismos.

2. La deuda externa latinoamericana y andina


Los problemas derivados de la deuda externa, subsistentes en los albores del siglo
XXI, no son nuevos en la historia latinoamericana. Desde los primeros empréstitos
extranjeros, contratados a principios del siglo XIX, hasta la actual deuda, las economías
de la región han atravesado por una serie de períodos recurrentes de auge y crisis,
estrechamente vinculados a los ciclos de las economías capitalistas centrales. Este
proceso, que fue cobrando fuerza en la medida que se consolidaba y difundía el sistema
capitalista y la integración sumisa de la región al comercio mundial, afianzó la
dependencia de las economías latinoamericanas.
Sin embargo, esta relación con el mercado internacional no tuvo siempre las
mismas repercusiones en todas las economías de la región. Su impacto varió en función
de la significación de cada país en la división internacional del trabajo; esta apreciación
es importante para comprender las diversas situaciones registradas en cada uno de los
países de la región, diversidad que no aflora en toda su riqueza en estas líneas por las
limitaciones de espacio impuestas a un trabajo de esta naturaleza.
Desde los años setenta en el siglo XX, América Latina ha vivido un proceso constante y
creciente de endeudamiento, que según datos del Banco Mundial7, pasó de 587.814
millones de dólares en 1994 a 813.352 millones en 1999, es decir, que se incrementó en
38%, llegando a representar el 42% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

Variación
PAÍSES DEUDA TOTAL (en millones de US$) %

1994 1999 Variación

Argentina 75139 147881 72742 97%

Barbados 618 589 -29 -5%

Bélice 200 351 151 76%

Bolivia 4877 6157 1280 26%

Brasil 151209 244673 93464 62%

Chile 24728 37762 13034 53%

Colombia 21940 34538 12598 57%

Costa Rica 3909 4182 273 7%

Dominica 98 108 10 10%

Rep. Dominicana 4275 4771 496 12%

Ecuador 15075 14506 -569 -4%

El Salvador 2210 4014 1804 82%


Granada 116 152 36 31%

Guatemala 3430 4660 1230 36%

Guyana 2062 1527 -535 -26%

Haiti 763 1191 428 56%

Honduras 4436 5333 897 20%

Jamaica 4317 3913 -404 -9%

México 140193 166960 26767 19%

Nicaragua 11909 6986 -4923 -41%

Panamá 7129 6837 -292 -4%

Paraguay 1985 2514 529 27%

Perú 26528 32284 5756 22%

St. Kitts y Nevis 58 136 78 134%

St.Lucía 114 181 67 59%

St. Vicente y las


Granadinas 115 192 77 67%

Trinidad y Tobago 2505 2462 -43 -2%

Uruguay 5075 7447 2372 47%

Venezuela 36853 35852 -1001 -3%

Fuente: Global Development Finance 2001. Banco Mundial.

El pago de esta deuda obliga a los países a aceptar condiciones económicas y


sociales sumamente difíciles, entre ellas los Programas de Ajuste Estructural (PAE)
impuestos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que
según un estudio de la CEPAL (CEPAL, 2001) no han podido reducir las condiciones
de pobreza de la población:
• El monto destinado al pago de la deuda externa en 1999 fue de 42% del PIB,
mientras que el monto para inversión social (salud, educación, vivienda y
bienestar social, y seguridad social) representó únicamente el 13.1% del PIB, en
ese mismo año.
• La cantidad de personas en situación de pobreza e indigencia se incrementó de
201.5 millones en 1994 a 211.4 millones en 1999
• Existe una elevada inequidad en la distribución del ingreso, donde el 10% más
rico de la población, en la mayoría de los países, capta más del 35% del ingreso
total.
• Mientras que el 70% de la población se encuentra en niveles de ingreso por
debajo del promedio.

La misma tendencia se observa en los países que conforman la Comunidad Andina


de Naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, y Venezuela), los cuales también se
han caracterizado por procesos de endeudamiento externo acelerado, lo cual ha
generado que la deuda externa represente un valor significativo del Producto Interno
Bruto (PIB) de esos países. En el gráfico siguiente se observa que en promedio la deuda
externa representa más del 50% del Producto Interno Bruto de los países andinos, a
diciembre del 2000, considerando la deuda externa pública y privada.

Fuente: IMACRO. La Deuda Externa de los Países Andinos. Reporte Económico de la


Comunidad Andina de Naciones. Lima, mayo del 2001.

Para la construcción de una propuesta global8


Reconozcamos que los gobiernos de los países sobreendeudados siempre han
mantenido su actitud sumisa, condescendiente con la banca internacional, las
transnacionales, los organismos multilaterales de crédito, los gobiernos de los países
ricos. Sus elites dominantes, por su complicidad con los acreedores, sea por que se
transformaron en tenedores de papeles de la deuda o sea por el miedo al "gran garrote",
nunca plantearon salidas conjuntas, siempre se impusieron los clubes de los acreedores.
Y, en concreto, viabilizaron el gran mecanismo reciclador de las relaciones de poder
que permite que unos pocos gocen de los créditos, mientras que las mayorías los pagan.
Frente a esta realidad, la anulación o cancelación total y sin condiciones de las
deudas externas públicas es una posición contundente en términos éticos y aún
económicos; hay suficientes argumentos para exigirla. El no pago se justifica
legalmente porque muchos créditos contratados caen en el ámbito de las deudas odiosas,
usurarias o corruptas, que por definición deberían ser nulas. Hay otras deudas que su
servicio se ha visto imposibilitado por las condiciones impredecibles y fuera del control
impuestas a los países deudores. Una situación explicable por los desbalances de poder
existentes en los diversos procesos de negociación y porque, en muchos casos, se ha
partido de condiciones que luego resultaron equivocadas o que de antemano eran
imposibles de cumplir.
El impacto de una anulación masiva de las deudas en la economía mundial no
sería desestabilizador. Si la deuda pública externa del "tercer mundo" fuera totalmente
anulada sin ningún tipo de indemnizaciones a los acreedores, solo representaría una
pérdida del 5% para sus carteras. Además, una decisión de este tipo podría ser
procesada en un contexto amplio para evitar sobresaltos en el mercado financiero
internacional, el cual debe ser urgentemente civilizado, es decir controlado y normado.
Sin embargo, una anulación incondicional de la deuda externa liberaría de sus
obligaciones a aquellos grupos reducidos en los países del Sur que sí se beneficiaron de
dicha deuda y hasta ampliaría la disponibilidad de recursos a gobiernos que podrían dar
rienda suelta al despilfarro fiscal; liberaría recursos dentro de las economías endeudadas
para que sean gastadas a voluntad de los gobernantes y de los grupos dominantes y
quién sabe si en poco tiempo volverían a endeudarse de manera irresponsable. De allí la
necesidad de idear "un sistema debidamente regulado que garantice que en un futuro los
niveles de vulnerabilidad derivados del endeudamiento externo sean menores", como
recomienda el economista español Jaime Atienza.
Por lo tanto, sin minimizar el justo reclamo de la anulación de las deudas, que
podría ser el punto de partida para el establecimiento de un nuevo sistema financiero
internacional, hay que rescatar la necesidad de que una posible eliminación de las
deudas se haga en el marco de condicionalidades positivas para impedir que las elites
dominantes de los países endeudados sean beneficiarias de este tipo de soluciones
temporales. De allí la necesidad de poner condiciones a los gobiernos de los países
deudores por parte de su propia sociedad civil, respaldada de ser preciso por la sociedad
civil de los países del Norte, para impedir que el manejo de la deuda siga siendo una
fuente de financiamiento de privilegios o una herramienta imperial en manos de
determinados gobiernos acreedores. Y más que eso, hay que diseñar estrategias que,
además, impidan la reedición de alegres procesos de sobreendeudamiento externo, que
conduzcan a la reconstrucción de las viejas estructuras de dominación que se desea
superar.
Para evitar una marcha continuada detrás de un fantasma, la solución del
problema de las deudas pendientes debe replantearse a nivel global en el marco de
instituciones que aseguren la vida en el planeta. Cuando los problemas se tornan
globales también ha de globalizarse la solución, esto es, adoptar una responsabilidad
global y construir estructuras que posibiliten una acción Global. Recuérdese que se está
cada vez más, nos guste o no, frente a problemas que afectan a la humanidad en su
conjunto, por lo que las soluciones a estos problemas son inevitablemente
internacionales. La globalización de los peligros y los retos demanda políticas
internacionales que van más allá de los temas nacionales.
Acción global que implica revitalizar la discusión política, oprimida por el
economicismo.
El establecimiento de proyectos más eficaces de desarrollo y aún de mejoramiento
de las estructuras macroeconómicas y políticas a nivel nacional, no pueden garantizar
por sí solas un desarrollo global sostenible. Son necesarias reformas de las condiciones
marco en la economía mundial. Se precisa un ordenamiento del comercio mundial, de la
competencia, del sistema monetario mundial, de la estructura social y medioambiental
mundial, sin descuidar el establecimiento de nuevas normas para resolver el reto del
sobreendeudamiento externo de los países empobrecidos.
Las consideraciones teóricas para muchas de estas normatividades están
planteadas desde hace rato. La coyuntura y la experiencia de las últimas décadas en
especial imponen una acción de gran envergadura para configurar un nuevo orden de la
política mundial que dome al capitalismo salvaje y desenfrenado. Por otro lado, las
actuales instancias normadoras y controladoras existentes están seriamente
cuestionadas, por ejemplo el FMI y el Banco Mundial, con poco más de siglo de
funcionamiento, muestran pobres resultados de sus políticas y estrategias; la
racionalidad de la Organización Mundial de Comercio (OMC) tampoco es ampliamente
aceptada; y, el rechazo masivo al Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI) habla de la
necesidad de esquemas reguladores que no intenten simplemente establecer garantías
para la acumulación del capital. Sin embargo, una de las ausencias más notables es la de
un código financiero internacional.
La falta de disciplina monetaria externa favorece la desestabilización interna.
Además, el problema de las relaciones entre competencia y moneda, que producen
distorsiones en la economía mundial, no se puede solucionar, en una economía global,
con medidas nacionales o regionales. Por ello se hace imprescindible un nuevo
ordenamiento de la economía mundial. Así se reducirían los incentivos para la huida de
capital y la emigración. Los países subdesarrollados conservarían su dinero y el
producto de su ahorro y estarían en disposición de invertirlo en su casa de manera
segura y rentable. Habría más financiamiento propio y menos endeudamiento y
dependencia del capital externo.
Aún cuando la viabilidad política de estas transformaciones es un punto que está
por dilucidarse, considerando sobre todo el riesgo de que en éstas se refleje las mismas
desigualdades del poder dominante, urge reflexionar sobre estos aspectos teniendo
presente que el desarrollo es un tema global.
Esto implica, dentro de la lógica global para abordar el problema, la necesidad de
introducir objetivos de política económica entre los principales bloques procurando
armonizarlas no en función de equilibrios coyunturales o nacionales, sino considerando
las crecientes demandas derivadas del empobrecimiento de la mayoría de habitantes del
planeta, estableciendo los mecanismos que permitan manejar las épocas de crisis. Desde
esta perspectiva, vigilancia y concertación, con la participación activa y democrática de
los países subdesarrollados, serían pilares para la construcción de una nueva economía
mundial.
En este contexto surge con fuerza la necesidad de desinflar la gran burbuja
especulativa mundial, cuya lógica de acumulación ha subordinado sin piedad la
racionalidad social, cultural y hasta ecológica. El mercado financiero internacional ha
colonizado a la economía real y hasta la misma política. Esto conduce a reforzar e
integrar propuestas como la del Impuesto Tobin (a ser impuesto a los flujos financieros
internacionales), a través del cual se desea frenar el engranaje especulativo de las
finanzas internacionales y conseguir recursos para el desarrollo de los países
empobrecidos, estableciendo un fondo para enfrentar los desequilibrios en el mercado
financiero internacional a favor de los países empobrecidos. Siguiendo estas reflexiones
aparece la urgencia por desarmar los paraísos fiscales. Igualmente hay que incorporar en
la discusión el análisis de diversos mecanismos de control de los flujos de capital a nivel
nacional, regional y mundial. Por igual hay que fortalecer el reclamo de la deuda
ecológica, en la cual los países subdesarrollados son los acreedores. Esta deuda, que no
tiene necesariamente que expresarse y pagarse en términos convencionales, coloca en el
centro de la discusión el tema ambiental a nivel global y anticipa, desde ya, el mayor
reajuste económico y geopolítico de la historia moderna.
Desde esta perspectiva, lo que se busca es "civilizar" el mercado financiero
internacional. Sin embargo, puede que no representen a primera vista una salida radical
como sería la que se conseguiría con la cancelación definitiva de todas las deudas del
mundo pobre, pero lleva implícita la modificación profunda de las reglas del juego. Es
una apuesta en construcción por un futuro diferente -¡otro mundo es posible!-, que no se
logrará simplemente con discursos y posiciones radicales carentes de propuesta.

Finalizar el dialogo con un


espectador
Finalizar el dialogo con un
espectador
•Dirige el final de tu respuesta a otra
parte del público y
Dirige el final de tu respuesta a otra parte
del público y
fíjate si alguno levanta la mano.
fíjate si alguno levanta la mano.
•Cuando lo veas hazle un
Cuando lo veas hazle ungesto
gesto para que inicie sus preguntas
para que inicie sus preguntas
•En caso contrario solicita preguntas
En caso contrario solicita preguntas
¿Alguien más quiere
¿Alguien más quiere
realizar alguna pregunta?
realizar alguna pregunta?
•Si el que pregunta persiste más de lo
razonable dile
Si el que pregunta persiste más de lo
razonable dile“Creo
“Creo
que ya hemos tratado ese tema y hay
otras personas que
que ya hemos tratado ese tema y hay
otras personas que
también quieren hacer preguntas”
también quieren hacer preguntas”
30

¿Qu
¿Qué contestar cuando n
é contestar cuando no
conoces
o conoces
la respuesta
la respuesta?
?
1.
1.La pregunta es muy buena (bla bla bla),
pero no tengo la
La pregunta es muy buena (bla bla bla),
pero no tengo la
respuesta
respuesta
•Sé honesto: “
Sé honesto: “No puedo contestar a esa
pregunta, pero tal
No puedo contestar a esa pregunta, pero
tal
vez alguien quiera hacer algún
comentario al respecto.”
vez alguien quiera hacer algún
comentario al respecto.”Si
Si
nadie comenta nada, queda claro que
nadie en la sala
nadie comenta nada, queda claro que
nadie en la sala
conoce la respuesta.
conoce la respuesta.
31

Objeciones y
malentendidos
Objeciones y
malentendidos
•No intentes ignorar las
No intentes ignorar lasobjeciones
objeciones, admítelas y
, admítelas y
argumenta a favor y en contra de ellas.
argumenta a favor y en contra de ellas.
•Si percibes que la pregunta puede ser
fruto de un
Si percibes que la pregunta puede ser
fruto de un
malentendido
malentendido, acláralo.
, acláralo.
•Si no entiendes una pregunta dilo
Si no entiendes una pregunta dilo
claramente y pide que
claramente y pide que
te la reformulen
te la reformulen.
. I don't have a Facebook account
Principio del formulario

default

email address (required)

create username (required)

password (required)
Already have a Scribd account?
Principio del formulario

email address or username

password
Log In

Trouble logging in?


Final del formulario

Login Successful
Now bringing you back...

« Back to Login

Reset your password


Please enter your email address below to reset your password. We will send you an
email with instructions on how to continue.
Principio del formulario
Final del formulario