Está en la página 1de 3

LIDERAZGO SITUACIONAL

Paul Hersey y Keneth Blanchard

1. La productividad está bajando en forma evidente y mis colaboradores no han


respondido a mis pláticas amistosas y a mi evidente preocupación por el bienestar de
ellos:

A Enfatizo el uso de procedimientos uniformes y la necesidad de que se ejecuten


las tareas.
B Evito intencionalmente intervenir.
C Estoy disponible para entablar el diálogo, pero no ejerzo presión para hacerlo.
D Dialogo primero con mis colaboradores y luego fijo metas.

2. Mi superior me ha designado para encabezar un comité de trabajo que está muy


atrasado en presentar las recomendaciones de cambios solicitadas. El grupo no tiene
un concepto claro de sus metas. La asistencia a las sesiones ha sido mediocre. Mis
reuniones se han convertido en eventos sociales. Potencialmente tengo el talento
necesario para ayudar.

A Incorporo las recomendaciones del grupo, pero me cercioro de que los objetivos
se cumplan.
B Redefino metas y superviso cuidadosamente su ejecución.
C Dejo que el grupo lo resuelva.
D Permito que el grupo se involucre en la fijación de las metas, pero no lo
presiono.

3. La eficiencia observable en mi grupo se ha incrementado y me he cerciorado de que


todos los miembros del mismo conozcan bien sus funciones y normas de trabajo:

A No tomo ninguna acción definitiva.


B Hago todo lo posible para que el grupo se sienta importante e interesado.
C Entablo una interacción amistosa, pero continúo asegurándome que todos los
miembros de mi grupo conozcan bien sus funciones y normas de trabajo.
D Enfatizo la importancia de las fechas límite y las tareas.

4. El desempeño de mi grupo ha venido decayendo durante los últimos meses. Los


miembros no se han preocupado por cumplir con los objetivos. Continuamente
necesitan recordatorios para efectuar sus tareas a tiempo. La redefinición de
funciones ha ayudado en el pasado.

A Redefino metas y superviso cuidadosamente su realización.


B Incorporo las recomendaciones del grupo pero me cercioro de que se cumplan
los objetivos.
C Permito la participación del grupo para fijar las metas, pero no presiono.
D Intencionalmente evito intervenir.
5. Me han ascendido a un nuevo cargo. El jefe anterior no se involucraba en los asuntos
de su grupo. El grupo ha manejado adecuadamente las tareas y su propia dirección.
Las relaciones entre el grupo son buenas.

A Involucro a mis colaboradores en la toma de decisiones y apoyo las


contribuciones valiosas.
B Analizo el rendimiento previo del grupo y luego examino la necesidad de
aplicar nuevos procedimientos.
C Tomo las medidas necesarias para orientar a mis colaboradores a trabajar en un
sistema definido.
D Continúo sin ocuparme del grupo.

6. Informaciones recientes indican la presencia de algunas dificultades entre mis


colaboradores. El grupo cuenta con un buen historial de logros. Sus integrantes han
alcanzado las metas a largo plazo y han trabajado en armonía durante el año pasado.
Todos están bien calificados para sus tareas.

A Estoy disponible para el diálogo cuidando de no dañar las relaciones entre jefe
y colaborador.
B Ensayo mi solución con mis colaboradores y analizo la necesidad de nuevos
métodos.
C Actúo con rapidez y firmeza para corregir y redirigir al grupo.
D Permito que los integrantes del grupo lo resuelvan por sí mismos.

7. Me enfrento a una situación que funciona eficientemente. Mi predecesor fue un


administrador que dirigía con mucha firmeza. Deseo mantener la productividad, pero
quiero comenzar a humanizar el ambiente.

A Permito al grupo formular sus propias directrices.


B Hago todo lo posible para que el grupo se sienta interesado e importante.
C Consigo que el grupo participe en la toma de decisiones, pero me cercioro de
que los objetivos se cumplan.
D Enfatizo la importancia de las fechas límite y las tareas.

8. Estoy considerando el realizar cambios importantes en la estructura dela


organización. Los miembros del grupo han hecho sugerencias acerca de los cambios
necesarios. El grupo ha demostrado flexibilidad en su actuación diaria.

A Enfatizo la importancia de las fechas límite y las tareas.


B Evito la confrontación y dejo las cosas como están.
C Adquiero la aprobación del grupo respecto al cambio y permito que sus
integrantes organicen su implantación.
D Estoy dispuesto a realizar los cambios recomendados, pero mantengo el control
de su implantación.
9. Algunos miembros de mi grupo son incapaces de resolver un problema por sí
mismos. Normalmente los he dejado solos. El desempeño del grupo y las relaciones
interpersonales han sido buenas.

A Actúo con rapidez y firmeza para corregir y redirigir al grupo.


B Dejo que el grupo lo resuelva por sí solo.
C Animo al grupo a trabajar sobre el problema y me muestro accesible al diálogo.
D Intereso al grupo y, juntos, nos dedicamos a la solución de los problemas.

10. Los miembros no se han preocupado por cumplir con los objetivos. Continuamente
necesitan recordatorios para efectuar sus tareas a tiempo. La redefinición de
funciones ha ayudado en el pasado.

A Dialogo primero con mis colaboradores y luego fijo metas.


B Redefino metas y superviso cuidadosamente su realización.
C Permito al grupo formular sus propias directrices.
D Permito la participación del grupo para fijar las metas, pero no presiono.

11. Estoy considerando realizar un cambio importante. Mis colaboradores tienen un


magnífico historial de logros y respetan la necesidad de cambio.

A Permito que el grupo se involucre en el desarrollo del cambio, pero no presiono.


B Incorporo las recomendaciones del grupo, pero dirijo el cambio.
C Anuncio cambios y los implanto con una supervisión estricta.
D Permito al grupo formular sus propias directrices.

12. La productividad y las relaciones de grupo son buenas. Experimento cierta


inseguridad ante mi falta de dirección del grupo.

A Discuto la situación con el grupo y luego inicio los cambios necesarios.


B Tomo las medidas necesarias para orientar a mis colaboradores a trabajar en un
sistema definido.
C Dejo al grupo tranquilo.
D Cuido de no perjudicar las relaciones jefe-colaborador haciendo excesivo uso
de mi autoridad.

13. Mis colaboradores, de ordinario capaces de asumir responsabilidades, no están


respondiendo favorablemente a mi reciente definición de normas.

A Evito la confrontación al no ejercer presión alguna.


B Permito que el grupo participe en la redefinición de metas, pero no lo presiono.
C Incorporo las recomendaciones del grupo, pero me cercioro de que se cumplan
las normas.
D Anuncio cambios y los implanto con una supervisión estricta.