Está en la página 1de 13

LA MUJER Y LA LIBERTAD

Irena Sendler
La madre de los niños del
Holocausto
Salvó a 2.500 niños del Ghetto de
Varsovia
Irena Sendler nació en Varsovia el 15 de
Febrero de 1910 y murió en Ibídem el 12
de mayo de 2008. Ella es conocida como
‘’El Ángel del Gueto de Varsovia’’, fue una
enfermera polaca que durante la Segunda
Guerra Mundial ayudó y salvó a más de
dos mil quinientos niños judíos. Fue
candidata al Premio Nobel de la Paz en
2007, aunque finalmente no resultó
elegida.
AMOR
Su amor por los niños la llevo a
arriesgar hasta su vida para
salvarlos y darles una esperanza
de vida.
PIEDA
D
Cuando Irena caminaba por las
calles del gueto, llevaba un
brazalete con la estrella de David,
como signo de solidaridad y para
no llamar la atención sobre sí
misma.
SOLIDARIDA
D
Rescató más de 2.500 niños.
Comenzó a sacarlos en ambulancias
como víctimas de tifus, pero pronto
se valió de todo tipo de subterfugios
que sirvieran para esconderlos:
sacos, cestos de basura, cajas de
herramientas, cargamentos de
mercancías, bolsas de patatas,
ataúdes... en sus manos cualquier
elemento se transformaba en una
vía de escape.
Valentía
Finalmente lo nazis se
dieron cuenta de sus
actividades y, el 20 de
octubre de 1943, Irena
fue detenida y
encarcelada por la
Gestapo. Aunque era la
única que sabía los
nombres y las
direcciones de las
familias que albergaban
a los niños judíos,
soportó la tortura y se
rehusó a traicionar a sus
asociados o a cualquiera
Al finalizar la
guerra, Irena
desenterró los
frascos y utilizó las
notas para
encontrar a los
2.500 niños que
colocó con familias
adoptivas. Los
reunió con sus
parientes
diseminados por
todo Europa, pero
la mayoría había
perdido a sus
‘’La razón por la cual rescaté a
los niños tiene su origen en mi
hogar, en mi infancia. Fui
educada en la creencia de que
una persona necesitada debe
ser ayudada de corazón, sin
mirar su religión o su
nacionalidad.’’
Irena Sendler. (1910-2008)
La mujer en todos los
momentos de la historia
mundial de los pueblos, ha
sido fuente de fortaleza,
solidaridad, piedad, valentía
y amor por el prójimo,
dándole el apoyo necesario
para liberar el corazón de los
oprimidos…
Ninoska
Rivero