P. 1
CRECIMIENTO POBLACIONAL Y LOS RECURSOS NATURALES

CRECIMIENTO POBLACIONAL Y LOS RECURSOS NATURALES

|Views: 5.606|Likes:
Publicado porbukis77
ENSAYO SOBRE LA RELACION QUE EXISTE ENTRE EL CRECIMIENTO POBLACIONAL Y EL AGOTAMIENTO Y DETERIORO DE LOS RECUSROS NATURALES, QUE PUEDE NO DEBERSE NETAMENTE AL CRECIMIENTO DE LA POBLACION SI NO A LA INADECUADA DISTRIBUCION DE LA RIQUEZA Y EL APODERAMIENTO DE LOS RECURSOS NATURALES EN UNAS CUANTAS MANOS.
ENSAYO SOBRE LA RELACION QUE EXISTE ENTRE EL CRECIMIENTO POBLACIONAL Y EL AGOTAMIENTO Y DETERIORO DE LOS RECUSROS NATURALES, QUE PUEDE NO DEBERSE NETAMENTE AL CRECIMIENTO DE LA POBLACION SI NO A LA INADECUADA DISTRIBUCION DE LA RIQUEZA Y EL APODERAMIENTO DE LOS RECURSOS NATURALES EN UNAS CUANTAS MANOS.

More info:

Published by: bukis77 on Jun 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/19/2013

pdf

text

original

ENSAYO: CRECIMIENTO POBLACIONAL Y LOS RECURSOS NATURALES CONTENIDO 1. INTRODUCCION 2. PERSPECTIVAS DE LA RELACION POBLACION-MEDIO AMBIENTE 3.

ALGUNAS IMPLICACIONES 4. DATOS ESTADISTICOS 5. CONCLUSIONES 6. BIBLIOGRAFIA 1. INTRODUCCION Según el reloj mundial de población del U.S Census Bureau para marzo del 2010 s e proyecto un total de 6 807 millones de personas sobre la tierra y cada año se pueden sumar unos 95 millones más o menos. A pesar de ello podemos estar optimi stas, ya que los dramáticos cálculos de Thomas R. Malthus hace más de doscientos años, que predecían una catástrofe demográfica por falta de alimentos y el aume nto poblacional, por el momento no se han cumplido, sin embargo, como probabili dad está presente (Malthus, 1984). Algunas vertientes informativas plantean el hecho que el tratar de alimentar a u n número elevado de población es lo que está provocando un fuerte deterioro medi oambiental que deja especial huella en los países del Tercer Mundo. No pocos investigadores del tema demográfico centran sus perspectivas en los esc ritos de personajes históricamente influyentes en asuntos poblacionales como en el del padre de la demografía el economista británico Thomas Robert Malthus con su ensayo “El principio de la Población” y más recientemente en el de la econom ista Danesa Ester Boserup con su libro "The Conditions of Agricultural Growth…” aunque ninguno de los dos abordan el tema específicamente de Población y Medio A mbiente sino sobre el uso de la tierra y la producción de alimentos en relación a la población (Malthus, 1984; Boserup,1981). 2. PERSPECTIVAS DE LA RELACION POBLACIÓN- MEDIO AMBIENTE La perspectiva Maltusiana sugiere que los recursos naturales limitados restringe n el crecimiento poblacional, de esta perspectiva se han derivado varios estudio s que enfatizan en los “límites” al crecimiento de la población y esta concepció n ha influido en el desarrollo de conceptos como el de “Equilibrio y Tamaño Pobl acional Optimo” y el de “Capacidad de Carga” lo cual implica la habilidad limita da de la tierra de producir alimentos y el exceder los límites trae la degradaci ón de la tierra (Higgins y otros , 1982). Malthus formuló su teoría antes de la Revolución verde y no contempló que los a delantos tecnológicos que acompañaron a la modernización han permitido increment ar los recursos agrícolas más rápido de lo que ha crecido la población. Esta es más la perspectiva Boserupiana que afirma que la “necesidad es la madre de la in vención” y que “el crecimiento poblacional provoca crecimiento agrícola” esto s ugiere que en algunos casos el incremento de la población puede provocar cambios tecnológicos que permiten mantener la producción de alimentos acorde con el cre cimiento poblacional. Mientras la teoría de Malthus afirma que el tamaño de la población depende de la provisión de alimentos y de los métodos agrícolas, la te oría de Boserup se opone afirmando que más bien los métodos agrícolas dependen del tamaño de la población. Cuando Malthus afirma que en épocas de escases de al imento la población extra morirá; Boserup afirma que en esa época de presión la gente encontrará formas de incrementar la producción de alimentos ya sea aument ando la fuerza laboral, la maquinaria, los fertilizantes, etc. Tanto Malthus con su relación Población M. Ambiente como Boserup Población Tecnología M. Ambiente tienden a establecer una relación lineal entre la población y el medio ambiente (Malthus, 1984; Boserup, 1981). Estudiosos sociales establecen otras dos perspectivas no tan lineales para el es tudio de la población y su relación con el medio ambiente. Una de ellas es la pe rspectiva Multiplicativa que contempla factores como el tamaño, crecimiento, dis tribución y densidad poblacional que interactúan en una forma multiplicativa con el nivel de consumo y la tecnología estableciendo la ecuación I=PAT donde I= I mpactos Ambientales Totales, P= el Producto del Tamaño de la Población, A= Nive

l de Consumo Per cápita y T= El Nivel de Tecnología; Esta ecuación implica que a unque la población, el consumo, o la tecnología puedan ser consideradas como las causas independientes del impacto ambiental su efecto combinado es el de mayor interés (Holdren y Ehrlich, 1974). En esta perspectiva Multiplicativa como una alternativa al esquema conceptual de la anterior ecuación se distinguen las “Causas últimas” o las fuerzas que influ yen en el impacto ambiental, como tecnologías contaminantes, niveles altos de c onsumo, malas políticas, pobreza, etc., y los “Factores agravantes” donde la pob lación es vista no como una causa sino como un factor agravante que multiplica l a escala en la cual “las causas últimas” (tecnologías contaminantes) de la degra dación ambiental operan (Shaw, 1993). Una tercera relación conceptual entre población y medio ambiente es la perspecti va Mediática. Aquí otros factores como los sociales, económicos y los institucio nales juegan un rol mediático en determinar la relación población medio am biente. La influencia de estos factores sobre la relación población-medio ambien te es vista como un multinivel donde las capas de las variables mediáticas a niv el del hogar, la comunidad, lo nacional y lo internacional deben ser considerada s (Blaikie y Brookfield, 1987 ). 3. ALGUNAS IMPLICACIONES De acuerdo al premio Nobel de economía se dice que el tercer mundo está pasando por los mismos cambios demográficos por los que pasaron Europa y Norteamérica du rante la Revolución Industrial. Es decir, se experimenta un aumento rápido de la población por un período largo, pero transitorio. La diferencia está en que el resto del mundo está prácticamente alcanzando el ritmo de "crecimiento cero" (Se n, 1995). Brown y Mitchell (1998) resumen así la cuestión: "La estabilización de la poblac ión es un paso fundamental para detener la destrucción de los recursos naturales y garantizar la satisfacción de las necesidades básicas de todas las personas". Con otras palabras: "Una sociedad sostenible es una sociedad estable demográfic amente". En el mismo sentido se pronuncia la Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo (1988): "la reducción de las actuales tasas de crecimiento es absolutamente necesario para lograr un desarrollo sostenible". Aparte, el manejo de las estadísticas y los cálculos de las reservas de los recu rsos naturales mundiales no son exactos, y tampoco la demografía aporta conclusi ones definitivas. La capacidad anticipadora de los demógrafos es bastante inexac ta. Lo demuestran las predicciones de Malthus ya mencionadas y la de Paul Ehrlic h que advirtió que en los años 70, cientos de millones de personas morirían de h ambre. Llegada esa fecha, retrasó su predicción a la década de los 80´s, que seg ún afectarían a 65 millones de americanos. El tiempo ha demostrado que ninguna d e estas catástrofes se ha producido en tales términos (Ehrlich y Ehrlich, 1994; Malthus, 1984). En los años 60´s se calculó que Nigeria alcanzaría en los 90´s, 156 millones de habitantes, en el 2009, tiene 149 229 090. Brasil, en los 90´s, que alcanzaría 210 millones de habitantes y para el mismo 2009 se reportan 198 739 269 habitant es. También llama la atención el hecho de que "la superpoblación de los países ricos , desde el punto de vista de la habitabilidad de la Tierra, es una amenaza más s eria que el rápido crecimiento demográfico de los países pobres". Es por ello qu e conviene distinguir entre superpoblación y crecimiento demográfico. En África el crecimiento demográfico es hoy muy superior al de Europa, pero Europa está mu cho más poblada que África, es Europa la que está superpoblada. Es el mundo rico , ya superpoblado, el que tiene un consumo per cápita muy superior al de los afr icanos y el que más contribuye, por tanto, al agotamiento de los recursos, a la lluvia ácida, al calentamiento del globo, a la crisis de los residuos, etc. ( Eh rlich y Ehrlich, 1994). Entonces cabe la pregunta ¿Es posible el desarrollo económico de los países alta mente poblados? la relación entre pobreza y densidad de población científicament e no ha sido demostrada ni la relación entre la densidad de población de un país y su nivel de riqueza y desarrollo. Hay países poco poblados que son desarrolla dos, como Australia, y otros poco poblados que son subdesarrollados, como los pa

íses de África Central. Inversamente, hay países muy poblados que son desarrolla dos, como Holanda, que tiene más de 400 personas por Km2, y países como Banglade sh que igual está muy poblado pero es subdesarrollado. De los 21 países más pobres del mundo, sólo 7 tienen una densidad superior a los 100 habitantes por Km2. Por el contrario, entre los 21 países más ricos, 12 sup eran esa cifra y 5 de ellos (Japón, Holanda, Bélgica, Singapur y Hong Kong) tien en una densidad mayor a la de la India. Las verdaderas causas de la pobreza y el subdesarrollo hay que buscarlas en otro s factores. Uno de ellos son las decisiones políticas irresponsables. Ejemplo de ello fue la terrible hambruna que asoló a Etiopía en la década del 80. Su presi dente, Menghistu fue advertido por expertos de la carestía que se aproximaba. Y en lugar de adoptar medidas preventivas, invirtió el 46% del Producto Nacional B ruto (cerca de 2,5 millones de dólares) en gastos militares. E incluso durante e l tiempo en que su pueblo moría de hambre, su gobierno estaba gastando 200 millo nes de dólares en la celebración del décimo aniversario de la revolución marxist a en su país. En toda la región del África Subsahariana, se ha gastado el doble que en agricultura e industria. El resultado es una de las densidades de población más bajas del mundo, ntras que Europa, con la densidad de población más alta, limentos en torno a los 30 millones de toneladas. en compra de armamento que esta zona, teniendo se muere de hambre, mie tiene un superávit de a

4. DATOS ESTADÍSTICOS Tendencias demográficas actuales Según el reloj de población Mundial de la IDB del U.S. Census Bureau al mes de m arzo del 2010 hay una proyección en el mundo de más de 6 807 millones de persona s. Se dan varias hipótesis de crecimiento de la población mundial hasta el año 2 050. La hipótesis más elevada es entregada por el servicio del FNUAP (Informe so bre la Población Mundial 1992) 12 000 millones de habitantes. La hipótesis inter media se sitúa en 10 000 millones, la baja, entre 7 000 y 9 000 millones. Descenso de las tasas de fecundidad • En 1997, la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Soc iales de la ONU, reunida para estudiar la caída de la fecundidad y sus causas, r econoció que de 185 países del mundo, 51 no lograban reemplazar a sus generacion es. Más aún, en 13 de ellos, el número anual de defunciones superaba al de nacim ientos. De 1950 a 2000, el nivel mundial de fertilidad descendió en más del 40% (equivalente a dos nacimientos menos por mujer). La fertilidad por debajo de la tasa de reposición ha alcanzado ya a 83 países del mundo, que representan el 44% de la población mundial (2 700 millones de personas), y no se limita a los país es más desarrollados, también están países del Caribe, Barbados, Cuba y Guadalup e; africanos, Túnez; orientales, Líbano; y asiáticos, Sri Lanka, Hong Kong, Sing apur, Corea, Tailandia y Taiwán, sin contar la más baja del mundo, China (Divisi ón de la ONU, Census Bureau de EE.UU, 2001). 5. CONCLUSIONES El alarmismo sobre el crecimiento poblacional y la degradación de los recursos n aturales carece de una base real que lo justifique. Hoy por lo que las estadísti cas reflejan no se está viviendo un período de explosión demográfica, sino de tr ansición o cambio. La población mundial tiende a estabilizarse, con perspectivas de decrecimiento muy cercanas a cero. Coincido con la visión de algunos estudiosos, quienes frente a la tesis de la ra dical insuficiencia de los recursos manifiestan la capacidad de la tierra de po der abastecer, sin deterioros ecológicos, a una población muy superior a la actu al, a condición de que se usen racionalmente los recursos naturales, se aporten los capitales necesarios para desarrollar una tecnología cada vez más limpia, se fomente la investigación y el acceso de todos los países a sus resultados, y lo

s gobiernos de los países en desarrollo administren los recursos correcta y honr adamente además de fomentar educación y concientización en la población para el cuidado de los recursos naturales (Vilches y otros, 2009). Sabemos que el concepto de "recurso" no lo define la naturaleza, sino la tecnolo gía humana, que convierte en aprovechable un determinado componente de la natura leza. De este modo, las energías renovables, la ingeniería genética aplicada a a nimales y vegetales, o la fusión nuclear, abren un horizonte esperanzador para e l mantenimiento del hombre en la tierra. Con ello, cabe afirmar que es el hombre el máximo recurso de todos los recursos naturales no solo su usuario o explotad or, si no su descubridor y el encargado de cuidar y mantener esos recursos en re spuesta a las nuevas necesidades y para heredar a las futuras generaciones desar rollando para ello al máximo sus capacidades inventivas para darle solución a lo s problemas a los que se enfrente. (Collin, 1968). 6. BIBLIOGRAFIA United Nations Population Network http://www.un.org/popin/books/wp1.html División de la ONU, Census Bureau de EE.UU. U.S. Census Bureau, Population Divis ion http://www.census.gov/ipc/www/idb/worldpop.php U.S. & World Population Clocks del U.S. Census Bureau http://www.census.gov/main /www/popclock.html http://www.census.gov/cgi-bin/broker Boserup, E. 1981. Population and Technological Change. Chicago. University of C hicago Press. Blaikie, P. and H. Brookfield, eds. 1987. Land Degradation and Society. New Yo rk: Metheun & Company, Ltd. Brown, L. R. y Mitchell, J. 1998. La construcción de una nueva economía. En Brow n, L. R., Flavin, C. y French, H. 1988. La situación del mundo 1998. Barcelona: Ed. Icaria. Colin, Clark W. 1968. Crecimiento demográfico y utilización del suelo — Madrid : Alianza, 469 p. Ehrlich, P.R. y Ehrlich, A.H. 1994. La explosión demográfica. Reimp. El principa l problema ecológico. Barcelona: Salvat. Higgins, G., and others. 1982. Potential Population Supporting Capacity of Land s in the Developing World. Rome: Food and Agriculture Organization of the Unit ed Nations (FAO). Holdren, John P. y Ehrlich, Paul R. 1974. Human population and the global enviro nment. American Scientist 62: 282-92. Malthus, T. R. 1984. Primer ensayo sobre la población. Reimp. Sarpe. Munich. Sen, Amartya. 1995. La bugia demografica (La mentira demográfica)en La Rivista d ei Libri. The New York Review, 22/9/1994 (Population: delusion and reality). Shaw, P. 1993. Book Review: The Third Revolution: Environment, Population and a Sustainable World by P. Harrison. In Population and Development Review (New Y ork), vol. 19, No. 1, pp. 189-192. Vilches, A., Gil Pérez, D., Toscano, J.C. y Macías, O. 2009. Crecimiento demográ fico y Sostenibilidad.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->