Capítulo 1 Las chicas de la ciudad "Renata nunca sabía lo que era un caminante de narco

"

Los vientos de verano panameños soplaron a través de las ventanas de la habitación cuando Renata presentó su proyecto. La habitación estaba caliente desde el aire acondicionado se rompió, por lo que tuvieron que las ventanas se abra que hizo que la sala más caliente. El aula olía a sudor húmedo que estaba ejecutando las caras de todos. El uniforme de la escuela era blanco y azul. Una falda azul y blanca plaid para las niñas con una camiseta blanca. Los muchachos llevaban puestos bronceados con una camiseta blanca. "La historia de la moda es muy importante, especialmente si desea ser un diseñador de moda de alta costura," comenzó a leer Renata cuando de repente, ella se desmayó sobre la mesa. "Rena, estas bien", pregunto Carolina. "Sr. Cruz tenemos que llevarla a la enfermera, mira que pálida ella esta," dijo Carlota. "Si la llevaremos a la enfermera, ayúdame a elegir su marcha," dijo el profesor Cruz. Ellos cuidadosamente la colocaron en la cama. "¿Qué pasó?", preguntó la enfermera a las chicas. "Ella se desmayó," respondió Isadora. "Ella esta«"dijo la enfermera, "Embarazada," respondió el profesor Cruz. "Eso no puede ser, Renata es virgen," dijo Carolina. Renata ligeramente abrió sus ojos café cremosos. "¿Qué pasó?", preguntó Renata. "Usted se desmayó en medio del informe," dijo Carlota. "Me duele mi cabeza", respondió Renata. "Tenemos que llevarla a su casa, mira que pálida ella esta," dijo Isadora. "Ok, pero vuelven a la escuela, cuando haya

terminado," contestó el profesor Cruz. "No, quiero decir, qué sucede si ella se desmaya nuevamente, tendríamos que estar ahí para ayudarla," dijo Carlota. "Ok, pero recuerde que hacer sus deberes," dijo el profesor. "Por supuesto que será", dijeron las tres niñas. Cuando pasaron las paredes de la escuela todas gritaron, "Nos escapamos!" "Chicas, vamos a mi casa," dijo Isadora. La Casa de Isadora era una casa amarilla de un piso. Debajo de cada ventana fue una canasta de flores encontrar con ricas flores rojas. Las ventanas también contenían barras de robo y como en cualquier otro país en América Latina, eran blancos. Las niñas pretendieron vestirse como putas pobres. Renata tenía un vestido de algodón, el azul del cielo con una longitud que se detuvo antes de la parte superior de sus rodillas. Isadora se vistió con una minifalda blanca con una camiseta rosa y botas de vaquera blancas. Carlota llevaba un minivestido rojo que coincide con su pelo rojo directamente. Último pero no menos importante, era Carolina, quien tuvo algunos cortos apretados blancos en con un top de tubo amarillo. Una hora después, las cuatro niñas salieron de la casa amarilla, con radiación todo sobre sus caras. "A qué hora viene el Duarte viene?" preguntó Renata [que nunca había sido con sus amigos a estos tipos de lugares]. "A las tres de la tarde," dijo Isadora. Isadora siempre había conocido la parte inferior del infierno desde que era una niña. Isadora y las otras dos niñas [distinto de Renata] iban a las casas de los narcotraficantes para ir a dar placeres en intercambio de dinero, en otras palabras, eran prostitutas. Los narcos siempre iban a Chitré buscando chicas jóvenes llevarlos a las propiedades en Coronado, Gorgona, Corona, Chiriquí y las plantaciones de cacao en las montañas de Boquete. Duarte era unos de los narcotraficantes con más poder en el país de Panamá. Él y sus secuaces fueron los principales clientes de Isadora y sus amigas.

"Las niñas ok, allí está el coche, sólo intentan verse hermosas y aceptarán nosotros," dijo Isadora. El Duarte estaba dentro del coche con la cara de 40 a 50 años de edad. Con calma, impulsó el botón de la ventana como los vidrios polarizados bajadas lentamente. "Hola Isa", dijo Duarte a Isadora. "Duarte, si no le importa que le trajo a una chica adicional, su nombre es Renata," dijo Isadora a uno de sus amigos narcos. "Es aceptable, es hermosa con su cabello rubio, corriendo por su espalda con piel de bronce," respondió Duarte con calma. "Así que permitirán que vaya" Isadora pidió con impaciencia. "Sí, pero ella no parece tan experimentada, por lo que le dejo con mi secuaz menos experimentado, Jorge." La mansión de Duarte era enorme. Pilares de mármol gigantes se pasaron de piso a techo con estuco blanco como color exterior de la casa. Parecía una casa contemporánea, no muy popular en Panamá, puesto que utilizan un aspecto Mediterráneo. Hacia la parte posterior de la propiedad había una pequeña laguna con una cubierta de barco. El conductor, Luis, abrió la puerta de atrás del coche que fue donde estaban sentados las niñas y Duarte. "Ahora niñas, usted sabe cómo funciona nuestro negocio," dijo Isadora. "Elegir quién va con quien". "Renata, vas con Jorge. Carlota con Luis. Carolina con Juan, y yo estaré con Duarte. " Rápidamente se pasaron dos días y Verónica, la madre de Renata, no sabía dónde estaba su hija. "Francisco, has visto Renata," pidió Verónica. Francisco respondió que "no y cada vez llamó no responde.´ Francisco fue novio de largo plazo de Renata. Fue alto con pinchos de cabello negro, pero estaba interesado en tanto Verónica y Renata. Él se sentó en el sofá a notar a Doña Verónica cocinar la cena en la estufa. Llevaba un vestido con una impresión de la flor. Ella se refugió hacia abajo para obtener la lasaña y lo único que Francisco le gustó sobre él fue a la vista de su trasero.

Verónica tenía entre 35 y 45 años de edad y apenas tuvo el dinero para sobrevivir con una hija en la escuela y ella con un trabajo en el mercado. Verónica también había sido interesado en Francisco ya comenzó a la salir con su hija. Ella sólo mantuvo el secreto silencioso. Ella no sabía acerca de los 24 años de edad estaba interesado en ella también. Afuera de un coche fuerte puerta dado cerrado. Renata caminó hacia abajo de la acera, quemaduras de sol y abrió la puerta de casa. "Renata, donde has estado,´ preguntó Verónica. "Con mis amigos,´ respondió Renata. Verónica pasó a su hija, abofeteó a su cara y lloró. "Renata, tengo que hablar con usted afuera,", dijo Francisco. "¿Qué paso?", preguntó Renata. "¿Por qué no llamo a decir dónde estaba usted?", se preguntó Francisco de manera furiosa. "Me olvidé hacerlo, que eres, mi padre?", respondió a Renata. "No quiero que esté con esas niñas,", dijo Francisco. "Por qué no, ellas son mis amigas," dijo Renata sospechosamente. "Porque son caminantes del narco,´ dijo Francisco. "¿Qué es un caminante de narco?", preguntó Renata despistada fuera de su mente. "Vamos al restaurante," respondió Francisco. Renata había ordenado un refresco y Francisco una cerveza. "Una caminante de narco son las niñas que tienen relaciones sexuales con los narcotraficantes. Son prostitutas," dijo Francisco. "Ahora entiendo. Mis amigos son un poco como sorras, pero no te digo con quien estar,´ contestó Renata inteligentemente. "Pero eso es porque soy amigos con gente respetuosa, no putas," respondió Francisco. "Usted sabe lo que no necesito sus insultos. Porque cuando usted insulta a mis amigas usted esta insultándome," dijo Renata airadamente irrumpieron afuera del restaurante. El lunes por la mañana se sentía como paraíso con las flores floreciendo y las palmas verdes y el sol brilla en sus caras. Fue una temperatura humeante de 80 grados Fahrenheit, con alguna humedad. "Yo y Francisco estuvimos en una pelea ayer," dijo Renata. ¿"Acerca de qué?" pregunta a Carlota. "Les llamaron prostitutas y le dije que no insulte mis amigas así que me fui.´

Francisco ha estado siguiendo pasos de Renata desde los últimos unos cuantos metros. "Rena, puedo hablar con usted," preguntó Francisco. "Hagámoslo rápido tengo que ir a la escuela", dijo Renata. "Lo siento por lo que he dicho; no quería decir cualquier de la misma. Yo simplemente me preocupo acerca de usted demasiado," dijo Francisco favorablemente. "Lo sé, pero no le da el derecho a ir alrededor de llamarme una prostituta," dijo Renata. "No estaba llamándote una prostituta, las estaba llamando putas," respondió Francisco. "Sólo respéteme a mí y a mis amigos," dijo Renata a Francisco. Ella caminó hacía él y le dio un rápido beso en la mejilla y caminó. Las niñas llegaron a la entrada principal de su escuela, Prima Rosa, en El Dorado, Chitré, Panamá. "Hola chicas," dijo el profesor Cruz a las chicas. "Tengo buenas noticias," dijo el profesor Cruz. "¿Qué es?", preguntó Carolina. "Tenemos un viaje de diseño de moda a Barcelona en sólo un mes.´ El cielo nocturno se lució con diamantes que reemplazó las estrellas en el cielo. Renata abrió la puerta a la gran casa en donde vivía. Fue una pequeña casa de dos pisos con todos los dormitorios arriba y un área abierta en el piso de abajo. "Mamá, ya llegue," gritó Renata como ella abrió la puerta delantera. Verónica caminó por las escaleras y decir hola a su hija. "Mamá, tengo buenas noticias," dijo Renata. "¿Qué es Renata?" preguntó Verónica en un tono muy solemne. "Tengo un viaje de moda a Barcelona en un mes y quiero ir," dijo Renata fijamente a su madre con ojos de desesperación. "Usted puede ir mija," contestó Verónica. "Gracias mamá. Mamá, yo pensaba después de mi viaje salga debe escuela,´ dijo Renata a su madre. "¡No! No se puede, no puede convertirse en una persona que no termina nada como su padre que se enfrenta a no ser que hay cosas mejores en el futuro que sólo va alrededor de tener relaciones sexuales con mujeres como una prostituta,´ Verónica dijo en un tono irritado. "Pero usted me ha dicho mi padre había muerto cuando era pequeño," dijo Renata llorando. "Te mentí para protegerte de conocer ese bastardo nos abandono," gritó Verónica. "Hay más secretos?" preguntó Renata de hija a madre. "Sí, hay, tenía un hermano y su nombre era Antonio". Verónica lloro con lágrimas del pasado polvoriento. "Cuántos años fue él cuando he«murió?"

preguntó Renata con la curiosidad de lágrimas en los ojos. "Fue un año más joven que usted; tenía tres cuando sucedió". Verónica dijo. Renata frecuento "Cómo?". "Murió ahogado en una piscina". Estanques de agua salieron de ojos de Verónica. Ella le dio a su madre un abrazo largo melancólico. "Me ha mentido toda mi vida," dijo Renata. "Para protegerte," dijo Verónica. "Es la razón de por qué se necesita para terminar la escuela, para tener un futuro, a diferencia de su padre, una persona incapaz de terminar el futuro,´ lloro Verónica. Cada uno de ellos dio abrazos entre sí y lloro lágrimas de tristeza. Un mes pasó tan rápido como cuando por divertirse con amigos. Renata se reunió con sus amigos en la acera y cada uno de ellos caminó con sus maletas a la escuela. "Profesor Cruz," pregunto Carlota. "Sí," él contestó. "A qué hora vamos al aeropuerto," preguntó Carlota. "En una hora,´ respondió el profesor. Su destino fue terminado, Barcelona, España. Todas ellas estaban sentadas en un asiento en el autobús de mirar el paisaje español. Pasaron, La Sagrada Familia, una Iglesia catalana que todavía no ha sido terminada de construcción. A gire a la izquierda en la calle, a continuación, a la derecha en la siguiente calle y llegaron a su hotel. Las niñas fueron emparejadas en una elegante suite el tamaño de una casa. Las cuatro se establecen en dos camas, dos en cada una. Renata fue a la gran ventana para abrir las cortinas y ver la puesta de sol catalana. Ella sonrió y regresó a sus amigas que estaban viendo una película y hablando. "A nuestro regreso a Panamá, deberíamos ir a ciudad de Panamá, que es donde está el dinero". Dijo Isadora pensando en la idea. "Mi padre vive en la ciudad de Panamá," susurró Renata como un ratón. Al día siguiente fue un éxito, la clase fue a Las Ramblas, la calle más famosa de Barcelona. Renata y sus amigos exploraron todo cuando Renata se tropezó accidentalmente con una chica. "Lo siento," dijo Renata. "No se preocupe. Sé que, creo que la he visto," dijo la niña. "No lo creo," dijo Renata mirando a la niña como si ella estaba loca.

"No, lo sé, Sígueme," dijo la niña. Renata y sus amigas se miraron mutuamente sospechosamente como se dirigieron al coche de las niñas. La chica inserta la clave en el agujero y el tronco abierto. Ella agarró un Bloc de notas y volteo las páginas, "Esta es una foto de usted," dijo la niña. Renata estudió la imagen y se dio cuenta que era ella. "¿Cómo usted obtiene esta imagen?", preguntó Renata. "No se ve, somos hermanas, del lado de nuestro padre," dijo la niña. "Lo que es su apellido a ser curioso," preguntó Renata. "Valero, Vanessa Valero." Vanessa dijo. Renata y Vanessa mutuamente dieron un abrazo ajeno. "Tenemos cualquier otras hermanas," preguntó Renata. "Sí, tenemos otros tres.´ "Vanessa, quien es esta chica," pidió la otra chica. "Nuestra hermana, Renata," dijo Vanessa. La niña y Renata se abrazaron. "¿Que es tu nombre?", preguntó Renata. "Camelia, Camelia María Valero," Dijo Camelia. "Y," pidió Renata. "Ximena Isabel," Ximena respondió dando un abrazo a Renata. "Tenemos otras hermanas," preguntó Renata en un tono emocionado. ³Si,´ respondió Ximena, "su nombre es Isabela." Las hermanas se reunieron en la mañana en la sala de desayuno en el hotel. "Cuando ustedes volverán a Panamá," preguntó Renata. "Mañana," contestó Camelia. "Bien, las niñas pueden permanecer en mi casa en Chitré, porque yo y mis amigas estábamos planeando ir." En la mañana soleada, fue un viaje de 22 horas para el retorno. Renata, sus amigas, sus hermanas y el profesor regresaron a Chitré. Verónica fue al aeropuerto para recoger a su hija y sus hermanas. "Renata, quienes son estas niñas," pidió a Verónica con una cara maravillosa. "Mis, hermanas, del lado de mi padre, y quería preguntar si podría permanecer en nuestra casa hasta que vuelva a la ciudad de Panamá," respondió Renata tratando de hacer que su madre no molesta. "Renata, les permitirá permanecer pero desde cuándo va a Panamá" preguntó Verónica con la curiosidad en su mente. "Para cumplir con mi padre, he pensado de esto ya que me dijo el secreto prohibido," respondió Renata, tratando de no hacer su

madre molestar. "Renata no le entienden, que hombre no aceptará usted, si él no podía aceptar que hace 15 años, por qué él le aceptará ahora," Verónica respondió como si con el fuego de su boca. Al día siguiente fue precioso como el sol soleado golpeó las palmas teniendo la sombra de ellos. Una mujer de entre 35 y 45 años edad caminó hasta la niña diciendo, "usted es una realmente hermosa," gracias a usted diría a Renata pensando quien era esta dama. "Trabajo en una Agencia de modelos, ha oído de modelo Panamá," dijo la mujer intentando inspirar a la niña. "Me encanta modelo Panamá," respondió Renata con entusiasmo. "Estoy buscando modelos jóvenes alrededor de cada ciudad y ciudad y usted es material perfecto," dijo la hembra. "Gracias por esta oportunidad y pienso acerca de él, pero puedo tener su tarjeta de visita, sabes por si acaso," dijo Renata a la hembra. "Seguro aquí está mi tarjeta," dijo la hembra alcanzando su bolsa crema de Gucci. "Gracias por lo tanto," dijo muy emocionada de Renata. "De nada, ¿cuál es tu nombre?" preguntó la hembra. "Renata, Renata Valero Álvarez y el suyo," respondió muy orgullosa de su nombre de Renata. "Julieta Franco," respondió Julieta. Renata marchó hacia el jardín de la comunidad para hablar con sus amigas. Julieta marco un número en su teléfono, donde un hombre respondió, "Julieta qué desea?" preguntó el hombre. "Santuan, tenemos nuestra prostituta," dijo Julieta muy confiado a Santuan. Julieta reconoció el apellido, Valero. Entonces, ella pensó que ella estaba relacionada con Camelia María.

Capítulo 2 La muerte de una rosa "Renata ofrece a su buena alma al diablo"

Las chicas sólo habían llegado a Panamá, mientras que Julieta recién llegado. "Con quien Renata va a permanecer?" preguntó a las niñas de querer saber donde permanecerá la chica. "Conmigo," contestó Ximena Isabel. "Gracias Ximena, vámonos Camelia," respondió Julieta. El condominio de Ximena Isabel en la ciudad fue enorme en la parte más concurrida de la ciudad de Panamá. Tenía la vista de Punta Paitilla, donde estaban los rascacielos de la ciudad. Ximena con plomo a Renata a su habitación de huéspedes, que estaba repleto de una cama, vestidor, armario y baño. ³¿La fiesta en casa de nuestro padre esta noche?" preguntó Renata a Ximena. "Sí", respondió Ximena. "No tengo un vestido, podemos ir al centro comercial?" preguntó Renata a su hermana. "Iremos en 30 minutos." Las niñas fueron a Albrook Mall el centro comercial más poblado en la ciudad. Fue un centro comercial de dos pisos que incluye una sala de cine.

"Nunca he estado en un centro comercial tal grande para el entretenimiento," dijo Renata mientras caminaba a través de las puertas inmensas. Recuerde, Renata provenía de una ciudad sin un centro comercial, sólo cosechas tiendas y una sala de cine. "Yo le llevará a de Dorians," dijo Ximena teniendo su hermana a la tienda más cara del centro comercial. Renata sólo había tratado de un precioso vestido, que fue hasta las rodillas; era luz azul con fondos ondulantes y correas de espaguetis. "Usted se ve espectacular en ese vestido," dijo Ximena satisfecho. Gracias respondió a Renata a Ximena. "Cuánto cuesta?" preguntó Ximena a Renata. "Comprueba la etiqueta," respondió Renata. "Doscientos cincuenta dólares," dijo Ximena a Renata. "Voy a pagar por su vestido," dijo Ximena a Renata. "No hay problema, tengo suficiente dinero," respondió Renata recordar su dinero de "caminante del narco" de Jorge. El vestido tenía oro círculos en ella convirtiéndola en buscar hermoso con los tacones negros que llevaba. Renata también decidió comprar zapatos para el vestido que eran un adicional de ciento diez dólares. Ella caminó al cajero y le dio el vestido y la caja de zapatos. Dos horas más tarde, las niñas llegaron a la mansión Valero y salió del Mercedes-Benz de Ximena. Las otras hermanas estaban en la puerta, esperando a que alguien abrir la puerta. "Renata, usted se ve tan hermoso en ese vestido," dijo Vanessa a Renata. "Nunca he usado tal vestido," dijo Renata a Vanessa. Un hombre abrió las puertas y cada una de las niñas abrazó al hombre; con excepción de Renata. "Papá, esta es su otra hija, Renata". Camelia, dijo a su padre. Renata y su padre abrazaron entre sí por primera vez que ella puede recordar como una memoria regresada a su mente:

"Renata y su padre estaban en una piscina y Verónica había sido sosteniendo un bebé cerca a su nombre, Antonio".

Se vierten lágrimas de sus ojos de recordar. "¿Qué es hija?", preguntó Arturo. "Sólo todos los recuerdos son verter en mi mente, Papá puedo hablar con usted en privado," pidió a Renata a su padre. Arturo y Renata entraron en su oficina en casa. La oficina fue decorada con todas las paredes de madera, así como los pisos. La sala mostró riqueza. Tenía un amplio escritorio con una silla de cuero, una televisión de plasma y un sofá de cuero. Renata enfrentó a su padre por primera vez. "¿Por qué usted me abandono a mí y a mi madre mientras que podrías cuidar de sus hijas de otras?" preguntó Renata en una voz enfureció a su padre. "Yo y su madre nos divorciamos antes de Camelia," respondió Arturo como honesto como sea posible. Renata empezando llorar y abofeteó a su padre en su cara. Arturo le agarró por el brazo y Renata le perforado en su pecho para hacerle a dejar pasar. Renata dejó la oficina y comenzó a llorar en el medio de la fiesta. Ximena caminó a Renata y pidió que paso. Renata le contó la historia y Ximena le dijo que había hecho lo mismo. Hubo un fuerte golpe en la puerta principal, como Camelia fue para abrirlo. La persona en el otro lado de la puerta resultó para ser Isabela. Ximena y Renata caminaron juntos a la puerta delantera como Isabela entró. Renata dijo a Isabela que eran hermanas de lado del padre y abrazó por primera vez. Isabel fue la altura con piel oscura y cabello castaño largo ondulado. Ella vestido con un vestido corto azul que afectó a sus rodillas, y había encajes fueron sus cofres. La llevaba con zapatos de tacón altos de plata. Renata conoció a muchos de los amigos de su padre [que eran narcotraficantes] y conqueteo con dos de ellos. Estaban interesados en ella, así como que la besó en los labios. Después vino otro narco

llamado Leonardo Balinquez, fue la altura con el pelo corto, negro, sofisticado. Tuvo piel gringa blanca con ojos de color marrón oscuros. Un par de horas pasaron cuando usted podría decirle que Renata estaba borracha. Cuando llegaron al piso superior, Leonardo fue ayudar a Renata hasta las escaleras de la casa como abrió una puerta de la habitación. Ella cerró la puerta y comenzó a tener relaciones sexuales con Leonardo. Leonardo dio y empezó a besar a Renata en los labios y la comenzó a romancear. La única luz brilló fue la luz de la tabla que fue de metal y cristal buscando original y elegante. La sala fue enorme con puertas francesas mirando hacia la parte delantera de la casa. Después de su encuentro sexual, Leonardo abandonó a Renata y regresó a la parte para permitir que su sueño. Renata estaba acostada en la cama como una muñeca de porcelana solitaria que no tiene control de lo que cualquiera puede hacer con ella. A continuación fue Juan y Luis [es decir, los hombres que coquetearon con Renata] y saltó sobre la cama junto a ella. Ella lentamente despertó cuando ella llevaba sólo su ropa interior. Renata se dio cuenta de lo que estaba a punto de ocurrir cuando los hombres saltaban sobre ella y empezaron a besarla. Juan se despegó de su camisa como Renata lo arrano en su espalda. La noche fue aprobada mientras ella gritaba y lloraba, los hombres la violaron y la gente de abajo bailaba. Renata mantuvo sus ojos cerrados e imagino a sí misma en una prisión de ser atacada por muchos prisioneros. Entonces ella abrió sus ojos ardor y continuó a llorar como su cuerpo desnudo fue tocado toda. Renata se despertó en la mañana, cuando ella vio Luis y Juan despierto y junto a ella. "Hola princesa," dijo Luis. Él la agarro por el área de costilla y tiró su espalda, "NO!" Renata gritó cuando el evento, que había sucedido última estaba a punto de volver a repetirse. Renata intentó abrir el cajón de la cómoda y agarró un cuchillo. Ella lo atascados directamente en el hombro de Luis y él la dejo irse.

Renata apresuro y agarró su vestido, "Aquí esta su dinero de la puta," Juan y Luis cada arrojaron dinero a ella como si fuera un vagabunda barata. Ella empezó a llorar y reír al mismo tiempo y respondió a esto, "No estoy aceptan dinero de algo que no estaba planificado." Juan le grito, "eres nuestra puta y que es su dinero, así que aceptarlo. Luis salió de la cama y corrió hacia ella, como ella agarró la lámpara de mesa y le golpeó con ella. Juan se levantó y caminó hacia ella. Señaló el cuchillo a Juan, alertándolo no ponerse más cerca. Ella agarró las llaves en el vestidor y abandonó la casa. Renata abrió la puerta del apartamento y la cerro. Camino hacia su habitación y Ximena pidió que haya sucedido. Renata rápidamente corrió a su habitación y había bloqueado la puerta. Renata se sentó en la cama con las hojas sobre su cuerpo como ella comenzó a llorar. Unas pocas horas pasaron cuando Renata decidió dejar la habitación. Le dijo a su hermana que ella iba a decirle, lo que ocurrió en la noche. Ximena dijo a Renata que las hermanas iban a cenar en su casa esa noche. Noche finalmente llegó cuando Ximena fue para abrir la puerta. Las tres niñas se entraron en el apartamento y Renata fue a salir de su habitación y entraron en el comedor. Comían cena y al final les Renata dijo el acontecimiento. "Anoche en la fiesta, yo me violaron dos de los amigos de nuestro padre," Renata dijo cuando ella comenzó a llorar. Las cuatro hermanas abrazaron a su quinta. Las cinco hermanas abrazaron estrechamente y lloraron a uno con el otro en su clan. Mañana vino rápidamente y Ximena iba a despertar Renata. "Rena, tienes que decirle a nuestro padre lo que ocurrió," dijo Ximena. "Yo sé," dijo con lágrimas secas en los ojos. Renata parecía como si de que ella había sido llorando toda la noche. "Le voy a decir cuando pueda pero primero tengo que llamar a Julieta," Renata dijo Ximena.

Es mediodía cuando Renata decidió llamar a Julieta para decirle que ella iba a trabajar al día siguiente. Una hora después Renata fue a visitar a su padre. Arturo abrió la puerta, complace a ver a su hija de visita. "Papi tengo que decirle algo," Renata dijo a Arturo. Ambos entraron en la gran sala y se sentaron en el sofá. "¿Qué es Rena?" Arturo pidió a su amada hija. "Me violaron en su fiesta," Renata le dijo a su padre. Lágrimas secas calientes regresaron. "Cuando fue esto," preguntó Arturo en una voz enojada. "En la casa, eran Juan y Luis, los hombres de Duarte, me violaron," Renata dijo cuando ella comenzó a llorar. Arturo consiguió furioso y tiró la copa de cristal llenada de tequila en el piso de azulejos y baldosas. "Voy a matar a esos hombres malditos," Arturo gritó en voz alta. "Me permito hace la matanza, tengo algo planeado para ellos," Renata dijo a Arturo. A la mañana siguiente Renata estaba sentada en la sala de computadoras del apartamento buscando las indicaciones para llegar a Modelo Panamá. Una hora después, Renata ya estaba en el estacionamiento en Modelo Panamá. Se trasladó hasta el ascensor a un vestíbulo de mármol. "¿Sabes dónde está la oficina de Julieta Franco?" Renata pidió al asistente del vestíbulo. "Ir a través de que el pasillo y la puerta es el quinto en el lado derecho". Renata caminó por el pasillo y golpeó a la puerta quinta. Julieta dijo a ir a la Oficina y cada uno con el otro dio un abrazo. Renata le dijo a Julieta que ella aprecia dejarla a trabajar en el modelo Panamá y pidió que hacer. Julieta responde a acudir a la sala de medición y ver sus mediciones. Renata caminó hacia las dobles puertas que conducen a la sala de medición. Julieta, en su oficina había llamado Santuan en su teléfono y le dijo que Renata sólo había llegado a la oficina. La señora de las mediciones le dijo a Renata a despegar de toda su ropa excepto sus pantis y brasiere, por lo que podía obtener las mediciones. En este momento comenzó a trabajar para los narcotraficantes.

Capítulo 3 El regreso de la Rosa "Renata se enfrenta a tres personas, que hizo su daño"

Arturo estaba sentado en el bar bebiendo cerveza y comiendo cacahuetes cuando de repente dio la vuelta y vio a los violadores de su hija. Los hombres no lo observaron cuando empezaron a salir de la taberna. Arturo les siguió hasta el aparcamiento en un movimiento muy rápido, estimulación hacia su

automóvil. Rápidamente abrió el maletero del coche y sacó de una cuerda. Corrió a los dos hombres, les perforado en sus caras [haciéndolos inconsciente] y empató sus armas. Constantemente se les llevó al coche y había colocado en el asiento trasero. Renata despertó su segunda mañana, ya que llegó a la ciudad de Panamá. De repente, su teléfono sonó y vio el nombre de su padre en la pantalla. Ella contestó su teléfono y pidió que lo que hubiera sucedido. Arturo le dijo, él capturo a los violadores y los secuestro y los tiene en su casa de playa en Corona. Ella le dijo que vincularlas en una cama, y ella se encargaría del resto. Renata pidió a su hermana, Ximena, le conducir a la casa de playa en Corona, mientras que explicó la historia completa. Dos horas después, las niñas llegaron a la casa de playa y Ximena podría ver algo en la bolsa de su hermana. La casa fue establecida en una playa tropical. Fue en la cima de una colina con vistas del océano. Renata olía a la arena húmeda y podía ver gaviotas y había notado los barcos de mar a lo largo de la costa de Panamá. Renata abrió la puerta de la casa y caminó hasta las escaleras donde ella podía oír los hombres gritando ayuda. Ella abrió la puerta y les dijo que ella estaba allí para rescatarlos, que era una mentira evidente. Fue una recamara naranja de grandes dimensiones con una pequeña sala de estar con una mesa y dos sillas frente a unos de otros. Las cortinas de las ventanas fue una seda blanca, haciendo que la habitación parezca más grande. Dijo que ella iba a dejarlos, pero en primer lugar, ella iba a tener relaciones sexuales con los dos de ellos.

Los dos de los hombres respondieron muy feliz a este acuerdo. De repente preguntas a los hombres aleatorio como, "si un hombre había atrapado a su madre cambiar su ropa qué haría," ambos respondieron que matan al pervertido miserable. Entonces preguntó, "si un hombre secuestro tu hija a han sexual con ella lo haría," nuevamente respondieron sería encontrar a mi hija y matar a ese pendejo. Renata respondió con un poco de las respuestas de las mismas. A continuación, dijo, "Estoy aquí para recuperar lo que hombres robaron de mí. Y voy a enseñar cómo respetar una hembra. Ella tiró sus pantalones y les dijo que primero iba a tener relaciones sexuales con Juan. Renata fue para agarrar un florero de vidrio de una tabla en la sala de estar y le golpeó continuamente en sus genitales. Juan gritó y dijo que Julieta estaba planeado esto para obtener dinero. Juan gritaba y lloraba mientras Luis gritó para hacer de ella deje de golpearlo. Ella agarró a uno de los cinturones de sus pantalones y Luis éxito en su cara con ella. Hubo una marca de larga, de ojo hasta labios que se quedaría allí para el resto de su vida. Sonaban como perros llorando. Renata sólo se rió y dijo, "Ver por qué usted no viola!" Juan lloró y preguntó, "¿por qué ella no golpeaba Luis demasiado?" y ella respondió, "voy a jugar con él, también, él sólo necesita paciencia.´ Entonces ella rasgó la camisa de Juan y comenzó a batear el cinturón a él. Tuvo marcas largos y cicatrices toda su área del estómago. Renata subió a él, le besó en sus labios y le dijo que disfrutó de él mucho. Turno de Luis fue la siguiente. Renata agarró el mismo vaso y le golpeó en el área genital continuamente. Entonces ella arranco su camisa, así y pasó el cinturón a él. Luis se veía peor que Juan. Juan sólo tenía marcas en su cuerpo, mientras que Luis fue sangrado desde el dolor. Ella también besó a Luis en su boca y le dijo que disfrutaba jugando con él. Ella abandonó la recamara y caminó por las escaleras de la casa. Arturo pidió su lo sucedido y dijo, "ver por sí mismo." Arturo caminó hasta las escaleras hasta el largo pasillo y abrió la puerta que se

vio a ambos hombres llorando con marcas rojas en sus cuerpos. Cerró la puerta y regresó en el piso inferior. Cada hombre perdió su capacidad reproductiva, y no podían tener hijos con sus esposas. Renata dejó la casa con Ximena en su coche cuando Arturo decidió llamar Renata. "Que desea hacer con los hombres," preguntó Arturo a Renata. Renata respondió en su voz simple, "Déjalos les en la mansión de Duarte." Renata pidió Ximena llevara al Chitré a visitar a su madre, amigas, novio. La izquierda de las niñas treinta minutos después y en tres horas estuvo en los límites de la ciudad de Chitré. Ximena había aparcado el coche en la parte frontal de la casa de Renata. Renata golpeó a la puerta y su madre en una moda excitada abrió la puerta. Ambos dieron cada uno con el otro un abrazo y un beso en la mejilla. Renata y Verónica se sentaban en el sofá y Renata recordó el tiempo que Verónica dijo a Renata del horrible secreto. Verónica le preguntó a su hija cómo era su vida en la ciudad y Renata dijo que era una ciudad buena vida. Renata había mencionado, a continuación, que conoció a su padre en una fiesta. La cara de Verónica hacia desde alegre furioso. Verónica le preguntó cómo era y Renata respondió que su padre respete le. La puerta golpeó de nuevo y Renata fue para abrirlo. Fue Francisco que venía a ver a su amante [Verónica]. Renata abrazó a Francisco y lo besó en sus labios. Verónica estaba celosa de su hija y Ximena había notado. Renata y Ximena decidieron abandonarlos para ver a sus amigas. La puerta dado cerrada y Verónica abofeteó a Francisco en su cara y lloraba. Renata y Ximena caminaron la acera hasta el Parque de la comunidad donde siempre eran amigos de Renata. Carlota, Carolina e Isadora estaban hablando a un hombre sospechoso que miró de media un siglo de antigüedad.

El hombre fue nombrado el Sr. José, el dueño del burdel. Tenía una barriga grande el tamaño de una sandía. Su piel fue como caída y grasosa con aceite jugoso como la cara de un hombre de 80 años de edad. "Chicas, trabajen en mi burdel," dijo el Sr. José a las chicas. Las niñas aceptaron trabajar como prostitutas en un burdel del hombre viejo. Dando servicios a viejos borrachos que las abofeteaban y las abusaban. ¿Que utiliza condones para obtener de las niñas en su agrado? El hombre abandonó sus trabajadores y que es cuando Renata decidió caminar hacia sus amigas. Renata abrazó a sus amigas y preguntó cómo estaba trabajando para Julieta Franco. Renata les dijo la verdad; la señora la engañó en el negocio. Renata, a continuación, les pidió quien era el hombre. Mintieron y dijeron que Carolina había abandonado su monedero, y el hombre volvía a darle a ella. Renata, a continuación, se marchó y dijo Ximena que terminó su visita a Chitré. Las niñas comenzaron a insultar a Renata detrás de su espalda. Llamándola una puta y una vagabunda oportunista. Carlota dijo que las otras dos chicas que ella sabía que Julieta la estaba embarrando desde el principio y fue la razón por la que ella no quería ir a la ciudad de Panamá. Tampoco Isadora ni Carolina. Renata decidió decirle a Ximena para llevarla al hospital al día siguiente. Ximena le preguntado por qué y Renata respondió que ella quería ir a ver sobre cualquier enfermedades transmitidas de los violadores pervertidos. La mañana siguiente las niñas se recibieron una llamada de teléfono de su hermana Isabela. Isabela les dijo que iba a ser una fiesta en su casa esa noche. En la siguiente hora, Ximena había expulsado a Renata al hospital.

El médico que les ayudó se llamaba Doctor Alameda. Él le preguntó el problema y ella le dijo la historia completa. Que ella fue violada y quiere ver si está embarazada o si había cualquier enfermedad transmitida. Doctor Alameda tomó a Renata a su oficina y le dijo que le asistirá en cinco minutos. Cinco minutos, pasaron con impaciencia y el médico le dijo que sentarse en la cama. Él tomó un examen de sangre a ella y también le dijo que iban a ir a la sala de ultrasonido para ver si tenía un feto. Pasaron de treinta minutos y Renata esperó tranquilamente en la otra habitación. Doctor Alameda se fue a ver el ultrasonido con ella así. Agarró a la máquina y pone la gelatina encima. Suavemente coloca la máquina en su vientre e hizo movimientos circulares con ella. Unos pocos segundos pasaron antes de que Dr. Alameda pudiera intervenir de nuevo. "Ver esta cifra blanca en la esquina," preguntó a Renata. Renata respondió que sí. Dijo que era su feto y ella empezó a llorar. Ella dijo que el médico que quería un aborto. Él le preguntó si estaba seguro de que fue su decisión. Ella respondió que sí, porque cuando su hijo era mayor y pidió quien el papá era que ella no quiere decir que fue un pervertido que la violo. Doctor Alameda dio su nombramiento otra al día siguiente a las diez de la mañana. Renata caminó fuera y vio a su hermana que se esperaba en la sala. Renata comenzó a llorar y le dijo que estaba embarazada. Ximena le preguntó "qué ella haría," y Renata dijo, "lo único que puedo hacer, abortar." La noche llegó rápidamente y las niñas ya estaban en casa de Isabela. Isabela abrió la puerta y presentó a Renata a Martin, su marido. Renata comenzó a tener sueños sexuales en su cabeza, tan pronto como ella abrazó Martin.

Renata presentó a sí misma en el hospital de nuevo. Doctor Alameda tomó a Renata nuevamente a su habitación. Renata se sentó en la cama como Doctor Alameda tiene una cuerda de succión. El asesinato del hijo de Leonardo Balinquez, o de Juan o de Luis tomó quince minutos. El médico exprimido la espalda de Renata para hacer que el dolor no se sienta tan mal. Renata gritaba y lloraba como el feto tiene atrapado en la cuerda. Renata presentó a sí misma para trabajar una hora después de salir de su trabajo. Obtuvo a Modelo Panamá a las once de la mañana. Ella caminó furiosamente a la oficina de Julieta y le abofeteó en la cara. Renata y Julieta dieron mutuamente sus insultos a volver. Decidiendo celebrar sus logros con dejar de trabajar para la empresa, Renata después se fue a un restaurante llamado Salento. Ella ordenó un refresco y en diez minutos, Martin entró en el restaurante. Renata invitó a Martin a comer con ella y le dijo que dejó de trabajar para Julieta Franco. Martin le dijo que ella podría funcionar en su bufete, Valle León. Renata quedó complacida con la idea y le dijo a Martin para recoger le en el apartamento de Ximena la mañana siguiente. Martin de la Montoya golpeó a la puerta del apartamento la mañana siguiente a las ocho de la mañana. Una hora después, llegaron a Valle León. Él debe escuchar a la oficina de ella trabajaría en y le dijo que ella está recibiendo triple pagado la cantidad que trabajó para Julieta. Ella estaba pensando en esto es lo único que puedo hacer, seducir, casarse con él, e Isabel nunca verá su hermoso rostro nunca más. Renata ahora está aprendiendo el mejor de la vida sin Julieta, Juan o Luis.

Capítulo 4 Amor y traición detrás de muros de familia "Renata encuentra el amor verdadero con la familia"

Renata comienzo a pensar en su futuro sentada en su escritorio de la oficina de organización de documentos. Ella decide ir a Chitré al día siguiente a Prima Rosa para volver a introducir la escuela. Ella caminó en la oficina de Martin y le pidió que llevara a la escuela al día siguiente. Martin respondió sí, como se esperaba en su planificador. Encontró con la fecha de mañana con un círculo diciendo el caso. Le dijo a Renata, él no podía debido a un caso y ella le dijo que obtener a otro abogado. Él dijo de la voluntad de él y elegirá a las nueve de la mañana el próximo día. Vino de la mañana en la ciudad y sonó un golpe en la puerta. Renata fue a abrir la puerta preparada para ir a Chitré. Fue Martin y entraban en su coche se dirige a la calle. Tuvo tres horas desde Panamá a Chitré. Fue una pequeña escuela de dos pisos amarilla con una gran terraza que rodea a las habitaciones. En el medio fue un patio abierto con otro balcón. Taquillas del estudiante rodearon el patio. Ellos habían aparcado el coche en frente de la escuela y Renata caminó en el vestíbulo. Le dijo a Martin a permanecer sentado en el asiento, mientras caminaba a la oficina del frente. El principal estaba sentado en su silla de trabajo pidiéndole lo que quería. Ella le dijo que ella estaba planeando volver a la escuela como preguntó quién era su maestro. Ella respondió el profesor Cruz y él lo llamó a través de la intercomunicación.

Profesor Cruz caminó en la oficina, dijo hola a Renata y preguntó cuál era el problema. El principal dijo que la dama joven quería volver a la escuela y el profesor dijo que no. La dijo a el profesor la historia entera que ella fue engañada para trabajar como una prostituta y ella dijo que lamenta sobre lo que ocurrió, pero él no podía ayudarla. El profesor le dijo que ella no podía regresar debido a la cantidad de días que ella falló. Ella lloró y salió de la oficina. Martin noto que los hombres le dijo a su no como él subió a Renata y la abrazó. El día siguiente Renata entro en la oficina de Martin preguntándole qué hacer. Vestía una falda de negocio y una camisa donde se podían ver los senos. Comenzó a mirarla ella y ella sonrió. Ella dio la vuelta y sonrió a darse cuenta de que su idea estaba trabajando. Ella cayó un palo de lápiz de labios de su bolso como ella está doblada hacia abajo para recogerlo. Ella se dio cuenta de que Martin estaba viendo a su espalda como ella sonrió otra vez. Noche llegó pronto que noche como Martin fue acostado en su cama junto a Isabela. Empezó a pensar de Renata, besarla, abrazándola, compartir pasiones con ella, y se dio cuenta de que él estaba enamorado de ella. Por otro lado en Chitré, era una apasionada de la noche con Francisco y Verónica. Tuvieron sexo juntos y ella fue la mejor de las putas de todas las putas de Francisco, incluyendo a Renata. Al día siguiente Renata coqueteaba con Martin nuevamente. Ella toca su cabello de forma sexy y le pidió que llevara al centro comercial. Él se levantó "accidentalmente" y la besó en los labios, y ella le abofeteó en la cara. Ella le dijo que ella no puede hacer esto a su hermana. En ese momento, Martin estaba empezando a creer que Renata no era "lo amaba," que fue parte del plan. Él llevó a Albrook Mall y le preguntó qué tienda para ir a. Ella le dijo Dorian¶s y ambos caminaron las puertas gigantes. Compró su costura todos Versace, Marc Jacobs, Gucci, etc. Ella compró un vestido de Versace, zapatos de Marc Jacobs, y bolsa un Gucci, todo por un mínimo de $ 5000. A

continuación, ella fue a ver a los grandes sombreros de grandes dimensiones. Ella coloca un gran sombrero verde en Martin y comenzó a flirtear con él. Martin fue confundido y comenzó a reflexionar acerca de Renata. Se dio cuenta de que ella estaba enamorada de él y que iba a esperar hasta que ella le dijo la verdad. Martin llevó a Renata volver al apartamento de Ximena y ayudó con las bolsas de artículos caros. Renata se dio cuenta de que si no Ximena le pidió, donde obtuvo el dinero para comprar costoso de alta costura ella sería capaz de hacer una excusa. Ella había llamado Ximena en su teléfono y le preguntó donde ella era. Ella respondió que estaba todavía en la escuela que ella no regresar hasta una hora o menos. Ella metió las bolsas en el apartamento y les colgó en su armario. Isabel decidió llamar a Renata y Ximena para decirles que hubo una cena en su casa y eran invitadas. Ximena le dijo que ella no podía ir. Renata le dijo que sí [sólo para ver Martin]. Renata necesito para visitar a su padre a preguntar si ella sabía de la dirección de Leonardo Balinquez. Él le dijo a su sí y preguntó por qué. Ella respondió que ella sería confrontarlo, y él le dijo que tenga cuidado. Dijo que él no hace nada porque Leonardo Balinquez estaba enamorado de ella. Fue una noche de viento caliente y Renata fue a la casa de Isabela en Las Cumbres. La cena fue pollo con arroz. Una hora después, Renata invitó a su hermana y cuñado a un café. Dijeron que ella no te preocupes ya que ella era una visita y les dijo que ella quería ayudar. Renata caminó a la cocina y Martin seguido para ayudarla. Martin habló primero y dijo que él se estaba enamorando con ella. Renata fue siguiente y le dijo lo mismo. Besaron mutuamente en sus labios apasionados.

Renata llegó a los condominios de Ventura a la mañana siguiente. Preguntó el Asistente de vestíbulo donde fue el apartamento de Leonardo Balinquez. Le dijo a Renata octavo piso, apartamento de 2006. Ella fue el ascensor y las puertas que se abren en el octavo piso. Ella encuentra el apartamento 2006 y golpeó a la puerta. Leonardo abrió la puerta y pidió que quisiera Renata. Ella caminaba en el apartamento y le abofeteó en la cara. El la abofeteo y ella lo llamó un bastardo patético. Él respondió, no recuerdas esa noche del paraíso que hemos tenido. Renata respondió que él no espera hasta el final de la noche robada. Preguntó por qué, y dijo que debido a que después de que él abandonó la violaron. Ella le dijo que ella quedó embarazada de él y obtuvo un aborto. Él fijamente se puso frío de hielo y caminó hacia las ventanas para ver la vista del Corredor Sur. Leonardo rápidamente agarró una pistola y disparó el vaso sobre la mesa. Renata saltó volver y Leonardo le agarró por el pelo. Ella lo llamó un maldito bastardo que sólo puede el tráfico de drogas y ha sexo a otras chicas. Le arrojó en el sofá y saltó sobre él, cayó de sofá y Renata junto a ella. Renata y Leonardo besaron y compartieron un tiempo apasionado. Durante su paraíso, Renata no sólo dan su cuerpo a él, pero comenzó a pensar: este es el segundo hombre que he tenido relaciones con espaldas de Francisco. El apartamento de Leonardo fue enorme con 360 grados de la vista de todo. Comedor, sala y la cocina fueron abiertas como una enorme habitación y el apartamento sólo tenía un dormitorio. El dormitorio de Leonardo fue de tamaño mínimo con una cama de cuatro puestos en el centro total de la habitación. Una hora después, Renata y Leonardo estaban hablando. Leonardo se levantó y caminó hasta su armario y agarró un caso en breve. Él lo sacó y colocó en la cama. Tomó a mil dólares y les dio a Renata.

Renata ahora era la amante de un narcotraficante rico, Cómo seducir a un marido de su hermana y traicionar a su novio olvidado.

Capítulo 5 Traidor a la hermana "Renata traiciona a su hermana y se enamora con su hombre"

Renata caminó en la oficina de Martin y se sentó en su regazo mientras él la besaba en los labios. Ella se levantó y caminó hacia su estantería buscando un libro específico. Martin se levantó y abrazó la circunferencia de su cuerpo. Ella comenzó a besarlo nuevamente como él se sentó encima de su escritorio. Renata deja todo el papeleo y los lápices de lado como obtuvo encima de Martin. Ella quito los botones de su camisa hasta la mitad de camino hacia abajo como puso sus manos sobre su pierna. Él vinculada el encaje en la parte posterior de su vestido, hacer mostrar sólo su sostén. Alguien golpeó la puerta y Martin pidió quien era. Era Isabela. Le dijo que él abriría la puerta para ella sino para que se mantenga en un segundo. Martin dijo a Renata para entrar en su baño y bloquear la puerta. Renata caminó en el baño como Martin abotonadas su camisa.

Él abrió la puerta para su esposa y preguntó por qué se tomó mucho tiempo para abrir la puerta. Le dijo que estaba en una llamada de negocios importantes, y ella respondió con un aceptable. A continuación, ella le preguntó por qué su oficina fue tan desorganizada de notar los lápices y los documentos en el suelo y respondió que él estaba buscando algo que nunca encontró. Entonces caminaba hacia el baño para usarlo y Martin dijo que la plomería en que baño estaba mal y para ir al baño principal. Entró en el baño de otro y Martin caminó hacia Renata y le dijo que ir a su oficina. Pasan de minutos y se podía oír a Isabela llorar en oficina de Martin. Comenzó a gritar a su marido y le preguntó dónde estaba su puta sucia. Le dijo que no tenía ni idea lo que ella estaba hablando, por lo que decidió volver a su casa. Renata abrió su puerta de la oficina y el grito de Isabela como ella comenzó a reír y dijo que su idea estaba trabajando.

Al día siguiente había una escena hermosa como Renata miró por la ventana hacia la Avenida Balboa junto al Océano Pacífico. Ella decidió ir a coquetear con su novio nuevo mientras caminaba a su oficina. Comenzó a quitar los botones de su camisa y Renata dijo Martin para detener. Martin preguntó por qué, y dijo, "Si nos ven." Renata le dijo a Martin que debe ir al Hotel Miramar y tienen placeres allí en lugar de un lugar de profesión. Martin llevó a dos de ellos al hotel y Renata pidió la habitación del hotel. El Asistente les dio una clave y Renata y Martin corrieron a su habitación. Renata y Martin compartieron besos apasionados y fuego que Martin nunca sintió por Isabela. Renata, el delator, había regresado, con el quinto hombre que tenía detrás de la espalda de Francisco Bartoni. Martin la llevó a su casa y le dijo que él había disfrutado de la noche. Se besaron en sus labios y Renata entraron en el apartamento.

Por otro lado, Isabela había ido al médico porque sentía náusea. El médico le dijo que había sido embarazada por dos meses, y ella empezó a sonreír. Cuando Martin llegó a casa, Isabela acababa de llegar y ella le dijo que la noticia. Intentó hacerse mirar excitado sabiendo que él no estaba enamorado con ella. Él llamo a Renata desde su oficina y le dijo la terrible noticia. Ella comenzó a gritar y tiró el marco de la imagen de Isabela en el piso haciendo añicos, pero entonces se dio cuenta que tenía una idea. Renata había pensado que Martin e Isabela no estaban teniendo sexo ya y desde ella, y Martin estuvieron juntos cómo lo hizo ella quedar embarazada. Martin le dijo ella no había tenido relaciones sexuales con Isabela a continuación, le dijo a ella que tenemos que matar al bebé. Renata aceptó y le dijo que tenía un plan. Renata llegó a casa de Isabela al mediodía y respondió Isabela. Isabela dijo a Renata las noticias acerca de su ser una tía y su piel se convirtió rojo. Isabela le dijo a Renata de la herencia, el dinero que recibió antes la muerte de su madre y cómo ella daría a parte del dinero para el bebé. Renata tiene obsesionada con el dinero y se dio cuenta de la única manera para era entrar en la casa. Hablaron en el piso superior en la oficina de la casa, como Isabela pidió a su hermana si quería una bebida. Renata le dijo a su hermana, "sí", y como ellos fueron caminando por las escaleras, Renata decidió que era el momento perfecto. Renata empujó a Isabela por las escaleras. Isabela se golpeo contra la verja de la escalera que cayó sobre el piso de azulejos y baldosas, mientras que Isabela golpeó el suelo. Los ojos inconscientes de Isabela estaban buscando en el techo. Ella llamo Martin y le dijo que había una situación de emergencia y que necesitaban la ambulancia. Renata llamó al 911 y los paramédicos llegaron en menos de veinte y cinco minutos. Renata fue en la ambulancia con Isabela y dijo a Martin que reuniría en el hospital. Renata llamo Arturo y su otras hermanas y les dijo que lo que había sucedido.

Al día siguiente Isabela despertó consciente. Preguntó a Renata a lo que había sucedido y Renata hizo una excusa y dijo que Isabela se tropezó en las escaleras. Renata fue con Martin a la cafetería del hospital y propuso matrimonio a Renata. Ella respondió, "Sí," y besaron labios a los labios. Renata dijo a Martin que deben escapar a Tampa, Florida, para casarse por lo que no parecen demasiado sospechosas. La pareja regresó a la habitación del hospital y Martin dijo a Isabela que había llamado a su jefe y que necesitaban para ir a la Florida. En primer lugar, fueron a la casa de Martin para conseguir ropa y un caso de traje. A continuación pasaron a apartamento de Renata [Ximena] por lo que podía obtener ropa. Llegaron en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá a las seis de la tarde y se fueron a Tampa a las siete ye media. Los Montoya-Valero de llegaron a Tampa, Florida, a la medianoche. Se fueron a dormir en un hotel [la habitación con una cama individual] y despertó a la mañana siguiente a las diez de la mañana. Renata pidió a Martin para llevarla a una tienda nupcial para comprar un vestido de boda para su boda que sería al día siguiente. Capítulo 6 Boda de odio "Renata se casa con Martin, que destruye a Isabela"

Carlota fue al burdel para trabajar con uno de sus clientes de prostituta. El hombre tenía una cara pervertida, con piel caída, que querían tener relaciones sexuales con la joven. "Dónde puedo conseguir mis condones, para no le quedar embarazada?", el hombre dijo a Carlota. "Pídele al Sr. José," respondió Carlota. "La otra cosa es que tengo VIH, y no quiero difundirlo a usted". El hombre pervertido fue para obtener un condón y Carlota comenzó a preocuparse. Necesitaba el dinero, pero ella no quería ser la víctima de un pervertido con VIH. Ella caminó hacia el baño y escapó a

través de la ventana y el traje de baño obtuvo atascado en la ventana. Ella tomó rápidamente la cadena fuera el identificador y la casa caminó. En cuanto a las otras chicas, había sido su primera noche en el burdel. Que significaba, [como diría el Sr. José] que necesitaban tener sexo con el propietario que fue él. Carolina fue, en primer lugar, le dijo a él, sólo piel, no quiero besos. Él respondió con un sí y se metió en la cama. Él obtuvo bajo las hojas y despegó de su camisa, pantalones vaqueros y boxeadores. Carolina se encontraba bajo las cubiertas con él como comenzaron a tener relaciones sexuales en el interior. Isadora estaba haciendo su striptease de desforre haciendo uno de sus famosos columpios y todos los hombres fueron tirar dinero en ella. Ella sonrió en el anuncio del hombre pervertido caminando hacia la recamara. Cuando el hombre camino en el cuarto el gritó con una voz enojada y caminó en el baño y vio que la ventana abierta. Fue el día más importante, la boda de Renata y Martin en Tampa. Martin terminó alquilar un esmoquin como esperó en la iglesia una hora antes del mediodía. Un SUV blanco se paró en la calle y salió un hombre. En el lado opuesto que no estaba frente a la iglesia que dos talones de zapato blanco se mostraban como el controlador tomó la hembra en la Iglesia. Renata caminó a través de las puertas de la iglesia y sonrió. Ella dio un paso lentamente; a la izquierda, derecha, izquierda. El sacerdote hizo una rápida ceremonia y dejar que la novia y el novio besar. La pareja dejó y volvió a su hotel para cambiar. Media hora después, Renata y Martin bajó de hotel en ropa de verano encabezamiento hacia el aeropuerto. Cuando llegaron al aeropuerto de Tampa, tomaron una partida de avión a Honolulu, Hawái, para su luna de miel. Pasó cuatro horas y el avión llegó a su destino a Honolulu. Se detuvieron en el hotel done permanecerían y dejaron el equipaje allí. Renata y Martin cambian en trajes de baño y se fueron a la playa.

Rápidamente llegó la noche, y nadie estaba allí. Renata se acostó en la arena húmeda y dejo que Martin a obtener de ella como empezaron a besar. Renata y Martin compartieron otra noche apasionada en la playa, con arena fría, que rodean y que cubre sus cuerpos. Se volvió a su habitación de hotel, obtuvo el champán y entró en el Jacuzzi. Martin se sentó en la bañera y Renata encima de él ya que bebían su lujoso champán y besaron en sus labios. Despertaron a la mañana siguiente en la tina y Martin besó en los labios. Alrededor del mediodía, Renata fue al spa y notó a un hombre en su habitación de hotel que necesitaba ayuda con su equipaje. Necesitaba el dinero extra, por lo que ella hizo lo que sabía mejor, ser una puta. Ella entró en la habitación de hotel del hombre y se preguntó si necesitaba ayuda. Le dijo que él apreciaría. Sus manos agarraron su falda como ella lentamente levantado lo, tratando de coquetear con el hombre. El hombre dio en trampa de Renata y había compartido los besos apasionados con Renata, con su marido en el mismo hotel. Pagó sus dos - mil dólares en efectivo y dijo que muchas gracias. Ella volvió a su habitación de hotel, olvidarse del spa. Martin le pidió donde ella había estado y ella mintió y dijo que había sido en el spa. Martin dijo a su esposa que necesitaban para empacar su equipaje porque ellos volvían a Panamá al día siguiente. Seis horas pasaron en un avión aburrido y los Montoya-Valero llegó a ciudad de Panamá. Martin llevó a Renata a su casa y besaron en sus labios. Martin llevó a volver a su casa y se dio cuenta de que Isabel fue recuperada. Martin besó en los labios y le preguntó si necesitaba ayuda, desenvasado la ropa. Él le dijo sí y Isabela comenzó a lanzar la ropa en la cesta. Como ella fue descarga ropa había encontrado una camisa sin botones y le pregunto a Martin por qué. Él negó y dijo que no sabía. Ella le pidió que saliera el viaje con él y él respondió a la verdad y dijo de Renata. Isabela manejó furiosamente al apartamento de Ximena para enfrentarse a Renata por primera vez.

Isabela golpeó a la puerta del apartamento de Renata y partió para abrirlo. Isabela abofeteó a Renata en su cara, "¿Por qué usted se acostó con mi esposo?´ Renata le dijo a su hermana que ella no tenía ni idea lo que ella hablaba e Isabela arrojó la camiseta en ella. Isabela le pidió, "¿qué diablos esto explicar", y Renata mintió de nuevo y dijo que ella no sabía. Cuando Isabela estaba a punto de dejar Renata confesó la verdad y dijo que ella se acostó con Martin de la Montoya. Volvió dentro y entraron en la sala de estar. Isabela agarró el cabello rubio de Renata y le tiró sobre el sofá del salón. Renata caminó hasta las escaleras detrás del centro de entretenimiento e Isabel empujó en las escaleras. Isabela dijo Renata, "Tan perra y puta. No te acuerdas cuando me hiciste esto hace unos días," y Renata respondió, "Sí, cuando mató a su bebé, correcto" Isabela se sentó en las escaleras junto a Renata y comenzó a asfixia le. Renata lentamente agarró el vaso de plástico azul fuera del gabinete de entretenimiento y golpear a Isabela en su cabeza. Isabela laminados como una rueda hacia abajo de las escaleras y Renata había notado la sangre alrededor de su cabeza. Isabela levantó lentamente y agarró su bolso de la alfombra y decidió regresar a su hogar. Renata había llamado Martin y le dijo lo que había sucedido y Martin le dijo que él visite a Renata en media hora. La mitad de un pasado de hora y Renata abrieron la puerta. Fue Martin. Martin le abrazó y le dio un beso en la mejilla. Él ayudó a recoger el sofá y tratar de limpiar la alfombra con sangre. Renata recogió el jarrón roto de plástico y lo tiró en la papelera. Renata fue a casa de Isabela a disculparse acerca de ayer. Isabela asumió a Renata las escaleras e Isabela señaló una pistola en ella. Renata camino hacia atrás por las escaleras cuando ella tropezó y golpeó una pequeña estatua en el desembarco de las escaleras. Isabela tropezó sobre Renata y la base del vaso cayó sobre ella.

Renata caminó por las escaleras e Isabela se dio cuenta de que ella fue atrapada debajo de la base. Renata caminó hacia el comedor e Isabela disparó una bala de ella. Casi había tocado le, pero en su lugar había tocado la araña que cayó sobre la mesa de comedor. Renata caminó hacia la tabla y agarró un vaso y lo tiró a Isabela. Isabela se quedó inconsciente en el piso de azulejos y baldosas de las escaleras como sangre fue saliendo lentamente de su cabeza. Renata decidió buscar el dinero de la herencia de la madre de Isabela. Ella caminaba por las escaleras y caminó en el armario de su hermana. Ella buscó en los cajones y no encuentra dinero en los sobres. Ella rápidamente dio la vuelta y notó un archivador, pero cuando ella trató de abrirlo, ella notó una ranura clave. Volvió a la recamara de Isabela, buscando las claves. Ella abrió el cajón y encontró una pequeña caja de claves. Renata regresó al archivador, pero cuando ella no pudo encontrar la clave, ella abandonó y decidió volver a apartamento del Ximena.

Capítulo 7 La ladrona "Renata escapa alrededor de obtener el pago de otros hombres y robo de los familiares de espalda de Martin"

Renata sólo había llegado a la prisión como un "visitante" sabiendo que ella iba a sólo pagarán dinero. Pidió a la policía si ella podría ingresar a la celda de la prisión y los policías le permiten caminar en. El preso era un narcotraficante jubilado llamado Alberto Cardona. Caminaba en el pequeño, gris, aburrido, de seis pies por célula de ocho pies y Cardona cerró las hojas de tela que estaban en la puerta. Él despegó el puente de naranja y sentar en la cama con la ropa interior único. Renata lentamente rastrear en la cama como un gato y se sentó en su regazo, como ella lentamente besó sus labios. Pasó una hora muy lenta y agotador y Cardona pone de su traje de puente nuevo encima y Renata su minivestido encima. No obtuvo un caso de traje que se embaló bajo su cama, "los policías nunca sabían acerca de esto," él le dijo y sacó diez mil dólares. Renata sonrió a Cardona y dijo gracias y le besó en sus labios. Ella escondió el dinero en su tote y caminó fuera de la célula de la prisión. Ella fue a la firma de abogados de Martin después de esto y le besó en sus labios. Isabela había llegado a la oficina para visitar a su esposo y vio a su hermana besando a su marido. Ella cerro de la puerta y agarró a Renata por su cabello. Le arrojó sobre el sofá en la sala y Renata se levantó. Ella perforo a Isabela en su cara e Isabela empezó a sangrar en su nariz. Isabela rápidamente se puso de pie y había perforado a Renata en su cara. Martin intentó detener la pelea, pero ambas niñas lo tiraron en el piso de la alfombra. Martin rápidamente se levantó y agarró a Renata por su cintura como arrojó una patada a Isabela. Martin decidió unidad Renata volver a su apartamento. En el apartamento, Renata y Martin hablaban Isabela. En ese momento Martin confesó la verdad acerca de por qué se casó con Isabela. "Por el dinero,´ Martin dijo a Renata. Preguntó Martin para explicar y le dijo la historia completa.

Los Valero fueron siempre de dinero y poder, y cuando Martin conoció a Isabela no se enamoro de ella, él la uso. En el momento Martin era pobre y tenía que proponer matrimonio a Isabela Valero si quería el dinero. Isabela dijo, "Sí," y ella abrazó Martin. Ahora Martin reunió a Renata, cayó profundamente en el amor con ella y le pidió la mano en matrimonio y ella le dijo que sí. Renata entiende la historia entera y ella había besado a su marido en sus labios. Al día siguiente, Renata fue a ver a su padre. En el hogar, encontró a su padre con otros narcotraficantes, [Balinquez, Duarte y Martínez] y le pidió que lo que estaba sucediendo. Arturo envió a los hombres a regresar a sus hogares. Él sentó a su hija en el sofá de la sala y le dijo que él era un narcotraficante. Ella lloró y preguntó cómo; Arturo respondió simplemente necesitaba un trabajo cuando era un adolescente. Renata le pidió a su padre cómo se había convertido en uno de los más ricos narcotraficantes en el país de Panamá y Arturo respondió que era amigo de los narcos más ricos. Le dijo a Renata los nombres de Cardona, Andrade, Culebra y Sepúlveda. Renata reconoció el uno de los nombres, Cardona, el hombre con quien ella se acostó el día anterior. Ella le preguntó el padre cuántos años fueron los narcos y Arturo le dijo entre cincuenta y sesenta años de edad. Sólo pensaba en su mente, "tenía relaciones sexuales con un hombre que es de treinta o cuarenta años de edad que yo." Renata entonces le dijo a su padre que necesitaría indicar a sus hermanas de cómo van el dinero para comprar una mansión cara, los coches caros y ropa cara. Arturo dijo a Renata que las hermanas sabían acerca de cómo consiguió su dinero. Renata, a continuación, se preguntó cómo ella otras cuatro hermanas y por qué no de ella. Arturo le dijo que necesitaba para averiguar por sí misma.

Renata se reunió con Leonardo en un club de noche, llamado de noches de Panamá, y empezaron a bailar a la música tecno. Después de una hora de su llegada, salieron la strippers y bailarines de la jaula y Leonardo dijo que, "viendo esas putas es repugnante." Leonardo asumió a Renata las escaleras del club de la noche a un área de pequeño hotel, y entraron en una de las habitaciones. Renata empezó a besar a Leonardo en sus labios y durmieron con cada uno de los otros una vez más. Alrededor de las siete de la mañana, Martin había llamado a Renata y le preguntó donde ella era. Renata, de forma rápida, formada por una excusa y dijo que estaba en Chitré con su madre. Leonardo le preguntó quién era y ella respondió, Martin. En Rancho de Duarte fuera de los límites de la ciudad de Panamá estaba lleno de prostitutas. Luis, Juan y Jorge dijo a las hembras a dejar ya que no querían porque tenían suficiente putas. La hembra les dijo fue Mariana Flores y los esbirros que importaba y le dijo a la prostituta a desaparecer. La niña se fue con un rostro enojado de la casa y volvió a su coche a la ciudad. Duarte preguntó donde su Florecita [significado Mariana]. Jorge dijo a su jefe que le dijeron que no necesitan le porque tenían suficiente niñas en la hacienda. Duarte perforado a Jorge en el intestino y los desempleados, los tres hombres. Renata encontró a los tres hombres caminando por las calles de la ciudad de Panamá. Ella había estacionado el coche en el lado de la carretera y preguntó cómo eran. Luis le dijo Duarte ayudar desempleados sólo ellos y Renata dijeron que necesitaba adicional. Luis y Juan miraron a Renata y le dijeron que querían el trabajo. Renata había sólo les dijo que no, que los dos hombres le hicieron demasiado daño y obtener merecen que no contrató a obtener. En su lugar había contratada a Jorge, que había tocado pero nunca pecado a ella delante de su cara. Para su sorpresa, Martin llevó a Renata. Él puso una venda sobre los ojos y llevó en el coche. Manejó a través de los Altos del María, una comunidad exclusiva en el exterior de la ciudad de Panamá.

Martin tomó a la izquierda en Calle Yesería, en manejó recta hasta una mansión de estuco. Uno dentro de la mansión, ella sonrió y besó a Martin en sus labios. Le dijo que él compró esta casa para ella como regalo de bodas y ella sonrió. La pareja obtuvo del coche y caminó hasta el pavimento de ladrillo. Martin abrió la puerta y deje que Renata a explorar. Era una casa de dos pisos, con cinco habitaciones, seis baños y una sala de teatro exclusivamente grande. Martin está siendo respetuoso y amoroso a Renata, mientras que ella está dando placeres a los narcos. Era noche y Renata decidió regresar a casa de Isabela, para encontrar la herencia. Para su sorpresa Isabela no fue de casa y la puerta de atrás fue desbloqueada. Caminaba en volver a la habitación de su hermana. Ella abrió el cajón de la mesilla de noche y encuentra más claves. Ella caminó hasta el archivador y se dio cuenta de que la clave era el tamaño perfecto. El archivador abrió y Renata encontró una pila de dinero con una banda de goma mantiene juntos. En este punto importaba no era el dinero de la herencia, pero ella robó. Ella apilados el paquete en su bolso tote de Gucci y mantiene la búsqueda de la herencia. Renata encontró un diario y lo leyó rápidamente a través de ella, sin prestar atención. Ella puso el Bloc de notas en su bolso y escucha a la puerta frontal abrir. Ella había cerrado el archivador y había escuchado una persona, era Isabela en las escaleras. Renata rápidamente abrió la puerta de balcón y escapó a la otra mitad del balcón. Isabela abrió la puerta y notó el cajón de la mesilla de noche abierto y la luz del armario. Caminaba al balcón y Renata escondió detrás del muro. Isabela volvió dentro y Renata regresó a la casa por la puerta de otra. Rápidamente ella caminó por el pasillo y se fue por las otras escaleras junto a la cocina. Renata caminó a través del comedor hasta el vestíbulo sólo para escapar. Isabela vio desde su ventana de armario una licencia reflectante luz de coche el camino de entrada.

Capítulo 8 El diario secreto "Renata encuentra y lee el diario personal de Isabela de secretos«"

Renata llego a la casa y establecer en su cama de oro nítida y lee el diario de Isabela. Ella mantuvo la lectura buscando información de la herencia y comenzó a leer la primera página del diario de madre a hija.

21 De agosto de 2015 Hija, Hay un secreto que yo no estoy permitido decir a partir de pedidos de su padre, pero decido que decirle. En la familia Valero, su legado es que la mitad del dinero de los niños vendrá de la madre la otra mitad de su padre.

Renata sabía por lo menos ahora más información de la historia familiar, cuando ella obtendría el dinero es la información que está buscando. Continuó leer«

Estoy hablando de su herencia. Antes de morir, estoy planeando para enviarle el dinero de la herencia. Veinte mil dólares de mí y veinte mil de su padre. Siempre, Deborah Marbella.

La revista tuvo un sello impreso de Pereira, Colombia. Por lo menos ahora sabía dónde estaba la madre de Isabela.

27 De agosto de 2015 Mamá, Nosotros no hemos hablado en una semana. Tengo pensado ocultar el dinero en el armario de la mansión en una bolsa de compras,

Renata ahora sabía dónde encontrar la herencia, pero ella continuó leer.

Gracias Siempre, su hija: Isabela Valero Renata fue pensando en cómo ella perdería el dinero y no tenía ni idea. Empezó a leer y encontró un secreto drástico de Deborah.

4 De septiembre de 2015, Isabela,

Sólo fui al doctor y encontrado cabo malas noticias, el cáncer de mama diseminado a través de mi cuerpo y yo apenas puedo mover. Yo estoy para minusválidos en la cama y soy planificación para enviarle el dinero a través del correo. Deborah Marbella. El 4 de septiembre de 2015, fue hace apenas unos días. Renata se dio cuenta de que necesitaba para encontrar el dinero tan pronto como sea posible, por lo que Isabela no tenerlo.

11 De septiembre de 2015, Doña Isabela, Es Carmela, la sirvienta en casa de su madre. Su madre murió hace unos días y ella me dijo que le envíe el dinero. Así que aquí es, con una banda de caucho. Mantenerla en algún lugar seguro y lo siento por su pérdida. R.I.P Deborah Marbella Renata no consideró dolor para Isabela. Ella estaba celosa de Isabela por ser la mayor y tenerlo todo en el mundo.

Renata fue tan ingrata que cuando vio a Isabela con ropa encima, ella podría ir comprar la misma ropa en una tienda de venta por menor. Renata condujo a la mansión de Valero y había encontrado nadie allí. Caminaba a través de cada habitación de búsqueda de los armarios. El armario sólo con una bolsa de compras fue en la habitación de Isabela. Renata comenzó a pensar, "por supuesto ella sería mantener el dinero en su habitación. Idiota." Ella encontró a los veinte mil dólares y lo rellena en su bolso sólo para volver a su mansión señorial. Antes de que volviera a ella encontró un taladro en la cabaña del jardinero y quito algunos bares de robo y ponerlos en la hierba también abrió la ventana para hacerla parecer como un intruso entró en la casa. Isabela había estado buscando su diario de Mickey Mouse que ella enviaría a Deborah antes de su muerte, pero no pudo encontrarlo. Ella se dio cuenta de que la información sobre el dinero fue en su interior, donde fue el dinero y ella sería ocultarlo. Isabela condujo a la mansión, sólo para encontrar una bolsa de compras de Gucci en su cama y no dinero dentro. Ella se realizó búsquedas en toda la casa para encontrar todas las puertas bloqueadas excepto la puerta de garaje a través del cual ella entró. Isabela se dio cuenta de que tendría que ser alguien con una clave en la casa. Una doncella. O lo que es peor, Renata. Ella encontró las barras de robo de la sala de la sirvienta fuera y se dio cuenta que el así llamado "intruso" entró a través de habitación de la sirvienta porque la ventana había sido abierta.

Capítulo 9 Secuestrado "Un traficante de drogas decide secuestrar a Renata por sus propio placeres"

Renata decidió darle una segunda oportunidad para tener relaciones sexuales con Jorge. Fue que sólo en su primer día de empleo y Renata dijera que fue abrumado. Jorge se encontraba bajo la cubierta de la cama y Renata a sí misma hizo buscar sexy. Ella agarró el puesto de cama con su mano y en una forma erótica despegó de su camisa. Ella rastrear en la cama y comenzó a besar a Jorge en sus labios. Un par de horas pasaron y Martin entro en la casa. Renata rápidamente fijo de la cama y le dijo a Jorge para ir a su habitación en el segundo piso. Jorge rápidamente caminó a su habitación y cerró la puerta. Martin fue subir las escaleras y Renata ella vistió rápido vio la televisión, Martin caminó a Renata y la besó en los labios. Al día siguiente Renata decidió caminar las calles de Altos del María. Un narcotraficante ha sido el acecho de Renata durante días. Su nombre es Fernando Martínez y al tiempo sigue le en su automóvil. Le dijo a sus secuaces a ir y le agarra y lleve en el coche con él. Fernando les dio a los hombres una bolsa de tela y los hombres caminaron desde el coche. Se corrió hacia Renata y pone el saco encima de su

cabeza. Se tira a Renata en la camioneta y le condujo a una cabaña abandonada en las afueras de la ciudad de Panamá, cerca de Coronado. Martínez le cubrió los ojos de la niña y le empató en una cama. Ella le preguntó quién era y Martínez respondió con la verdad. Secuestrar a Renata por lo que podía tener sexo con ella, cuando él fue hecho le volvería a Arturo Valero. Y debido a que era la hija de un rico narcotraficante, él podría obtener dinero fuera de ella. Renata, a continuación, pregunto por qué ocupó fue secuestrado y le dijo que escuchó que hizo sentirse renacer con las relaciones sexuales a hombres y quería tener sexo con ella. Ella le dijo que ella nunca tiene relaciones sexuales con un hombre que su rehén. Martínez lentamente asintió con un aspecto y la miro seriamente y abofeteó a Renata. Ella le dijo a todos los éxitos que le dio no importan; fue lo suficientemente herido por violados y con el aborto. Luego pidió quien la violo y por qué obtuvo un aborto. Renata respondió la verdad. Fue Juan y Luis, quien trabajó para El Duarte. Y ella había obtenido el aborto porque ella no quería que el niño saber que fue creado a partir de una prostituta y un pervertido. Lentamente, él sonrió y le dijo que ella se debe utilizar al mismo. Tomó su camisa y la violo al igual que lo había hecho a sus unos meses antes. Renata lloró y ella mordió labios de Fernando cuando él besó. Era noche y Martin fue preguntando donde estaba su esposa. Llamó a su teléfono y Martínez respondió. Martin dijo, "Hola," y Martínez pidió quien era. Martin dijo que era, "Martin, el marido de Renata, y con quien hablo." "Estás hablando con Fernando Martínez, y su esposa poco y yo sólo tenía relaciones sexuales con su puta de una esposa."

Martin colgó el teléfono y se rió de Martínez. Renata preguntó quién era y Martínez dijo, "El marido." Martínez había vinculada a su víctima desde la cama antigua pero había puesto muebles antiguos en las puertas exteriores por lo que no pudo escapar de Renata. Fue temprano en la mañana y Renata despertó con lágrimas secas sobre sus mejillas. Ella agarró su teléfono y había llamado Martin. Él la llamó una prostituta sucia. Ella lloró y dijo que todo lo que dijo que Martínez era una mentira. Renata decidió para contarle la historia completa. Que ella fue secuestrada por el narcotraficante y él la violo. Martin, a continuación, preguntó donde ella estaba. Renata dijo que estaba en una cabaña abandonada cerca de Coronado. Al mediodía, Martínez regresó a la cabina y Renata le dijo que ella podría tener relaciones sexuales con él. Martínez sonrió en este acuerdo y ella se quito los botones lentamente su camisa mostrando su sostén. Empezó a besar le en sus labios y lentamente obtuvo un cuchillo de la tabla de lado. Ella abrió y apuñaló a Martínez sobre su espalda. Entonces, ella agarró la cuerda vieja que Martínez había utilizado en ella y había atado el hijueputa en la cama antigua. Ella abotono su camisa y caminó fuera de la cabina. Ella vio una casa de playa en el otro lado de un campo de larga cubierta de hierba y arenoso. Ella corrió hacia la casa y golpeó a la puerta. Una anciana abrió la puerta y Renata le dijo que ella tiene secuestrada y fue capaz de escapar el secuestrador. La mujer dejo que Renata entre la casa y había llamado Martin desde dentro de la casa. Renata le dio la dirección de la casa y Martin se colgó. Secuaces de Martínez caminaron a la cabina y vieron su jefe atado a una cama. Preguntaron donde fue el prisionero y Martínez les dijo que escapó. Uno de los secuaces de tres llevó a Martínez a la sala de emergencias del hospital. Los otros secuaces caminaron a la casa de playa y golpearon a la puerta. Pidieron a la hembra de edad avanzada a donde fue la niña. La hembra dijo que ella no sabía pero los hombres aún entraron.

Renata se escondió en una de las habitaciones bajo la cama y vio que fuerte de arranque los pasos de los hombres en el pasillo. Abrieron la puerta y Renata podía oír la fuerte chillido de la antigua puerta y arranca el barro de la piel. Se abrió la puerta del baño y no encontró nada. Renata escucho los hombres volver en el piso inferior y la anciana preguntar si los hombres encontraron algo. Le dijo, "no" y se fue fuera de la casa de playa. Dos horas más tarde, Renata habló con un anciano que podría ser su abuela. Martin encontró la casa mientras él conducía y vio las descripciones que Renata le dio. Fue un pequeño yeso de dos pisos, con cuatro ventanas en la parte delantera y casi todos caído en las paredes. Martin golpeó la puerta y la hembra abrió la puerta. Preguntó por Renata y Renata reconoció la voz, su marido. Ella corrió a su marido y lo abrazó tan estrecha como un oso de peluche. Le llevó a su esposa a la ciudad principal y le de lo que había sucedido. Renata le dijo acerca de ser violada, caminando por la calle antes de ser secuestrada, y que ella había apuñalado el asqueroso. Renata dijo a Martin que necesitaban para escapar porque ella buscaba Martínez. A continuación fue al apartamento de Renata en primer lugar, fue a la casa de Martin. Condujeron al internacional de Tocumen y pidieron para el próximo vuelo a Tampa. Se fueron en una hora a Tampa y fueron al apartamento que tenían allí. Martínez había sido en el hospital durante los últimos dos días. El médico le dijo que él podía ir a casa. Daniel, su secuaz principal llevó a su jefe de hogar. Martínez estaba molesto porque un caminante de narco lo engañó en tal manera diabólica. Renata había decidido tomar algunos de los veinte mil dólares a Tampa, por lo que Martin y ella pueden vivir fuera de. Martin había pedido donde obtuvo el dinero; hizo una excusa rápida y dijo desde su cuenta en el Banco.

Han pasado dos semanas desde Renata y Martin escaparon a Tampa. Terminó su tiempo de esconderse y la pareja regresó a la ciudad de Panamá. Ellos sabían que no podía regresan a la nueva casa en Altos del María por lo que decidieron vivir en el apartamento de Martin en Condado Del Rey. Renata había decidido finalmente indicar a la policía de Fernando Martínez. Al día siguiente Martin tomó a su esposa a la oficina de policía por lo que podía obtener a su violador arrestado. El oficial que les asistió fue oficial Miguel Angora. Renata le dijo que hace dos semanas un narcotraficante la secuestró y la violo en el proceso. Oficial Angora pidió a Renata para explicar la historia completa. Caminaba por la calle y un coche se paró detrás de mí. Dos hombres salieron y puso un saco en mi cabeza. Me llevaron a una cabaña abandonada en Coronado. Me dijo que me secuestro porque quería tener sexo conmigo. Le dije que yo nunca tendría sexo con un hombre que me secuestro, por lo que él me violó. Al día siguiente, estuve de acuerdo con él. Yo tendría sexo con él si él me vaya. Lo engañe y le apuñe en la espalda con un cuchillo. "Nos hemos estado buscando ese hombre durante años," contestó el oficial. "Puede que arrestarlo en la cuenta de drogas que tratan, violación y secuestro," dijo Renata. "Si usted nos da su dirección," dijo el oficial. "No sé donde vive, pero estoy seguro de que vive en la ciudad." Oficial Angola llamo la DEA y ordeno ir obtener Martínez durante él fue siendo encontrado y en la ciudad de Panamá. Al día siguiente los comerciales de televisión fueron anunciando que encontraron el narcotraficante, Fernando Martínez. Renata decidió visitar Martínez en la prisión e insultarlo.

Ella fue alrededor del mediodía para ver a Martínez. Se sorprendió cuando vio a la niña al otro lado de la ventana de vidrio. "Eres un maldito bastardo que no se puede obtener las hembras, por usted solo secuestra y nos viola. Usted puede haber violado me pero no me duele, sólo me hizo más fuerte. Ahora, puedes obtener atacó como una puta maldita en los Estados Unidos en la prisión durante décadas treinta, realmente no para la vida." Martínez parecía muy sorprendido por la respuesta de Renata había le y le dijo, "no me importa que no te lastimar porque goza de ti. Y, yo soy la puta principal si esos bastardos desean atacarme, que me ataquen."

Capítulo 10 California de la muerte "Renata esta con Vanessa en California, y alguien en Panamá está muerto"

Ha sido dos años ya que Renata conoció los Valero. Está todavía casada a Martin, amante de Leonardo y sigue luchando con Isabela por amor.

Renata llegado al apartamento de Leonardo para su fecha en la discoteca. Leonardo abrió la puerta y besó a su amada en los labios. Él estaba vestido casual, con una chaqueta blanca, pantalones blancos y una camisa negra. Renata llevaba un espumoso minivestido rosado con tacones blancos. Renata le dijo a Martin que ella iba a ver una película con su amiga que era una mentira evidente. Leonardo había escoltado a su amante fuera y ambos fueron agarrarse a manos de los demás. Caminaron hacia la puerta del ascensor plata y Leonardo hizo clic en el botón que dice "LOBBY". Después de unos treinta minutos llegaron a la discoteca denominada, Descubra. Caminaron a través de las puertas de vidrio y caminaron hasta las escaleras para encontrar una tabla sin gente. Renata había sentado en el regazo de Leonardo y pidió al camarero un refresco. Leonardo pidió una cerveza. Ellos fácilmente, bailaban y bebieron licor en toda la noche. Cuando se dieron cuenta de que estaban borrachos, decidieron regresar al apartamento de Leonardo y acostarse juntos una vez más. Renata compartió una noche más apasionada con su amante, Leonardo Balinquez. Ahora eran las diez de la mañana y Renata fue recibiendo llamadas de Martin. Preguntó donde ella estaba y ella mintió y dijo, "Me dormí en casa de una amiga." Renata se vistió, besó a su amante en su boca y fue a su coche para volver a casa. Vuelta en Chitré, Verónica y Francisco estaban tomando juramento de su amor por el matrimonio. Ellos se casaron en la iglesia en el centro de la ciudad y todas las amigas de Renata, celebraban con Verónica. Vanessa había invitado a Renata para ir con ella a San Francisco, para cumplir con su madre. Renata dijo bien y fue a su casa en Altos del María. Ella había llamado Martin desde allí y le dijo que ella estaba planeando en ir a San Francisco durante una semana con su hermana.

Renata embalados su traje caso lleno de ropa. Renata fue al apartamento de Vanessa en Avenida Balboa y fueron a Tocumen. En seis horas, llegaron al Aeropuerto Internacional de San Francisco, California, Vanessa vio a su madre, Marianne. Ella había bronceada piel que relucía como la puesta de sol. Tenía piernas largas, y destaca la Morena de pelo con la rubia. Recordó a Renata de Verónica, antes de que ella abandonó Chitré un par de años atrás. Marianne tuvo un gran condómino con vistas al gran Pacífico. Marianne señaló a Renata hacia su habitación que no tenía color, sólo blanco. Tenía una gran vista, el Pacífico. También tuvo un baño con un armario grande. La recamara de Vanessa parecía el mismo, pero en su lugar pasa por alto la ciudad de San Francisco. Era noche y Marianne estaba preparando la cena. Renata recibió una llamada de teléfono en su teléfono de Ximena. "Que es, Ximes?" Intentando retener sus lágrimas Ximena dijo, "Rena, nuestro padre acaba de morir." Renata comenzó a llorar cuando se enteró que su padre acababa de morir. Vanessa caminó a Renata y preguntó cuál era el problema. Renata susurró, "nuestro padre acaba de morir." Las dos hermanas lloraron tan alto que Ximena podía oír sus lágrimas de en el otro lado del mundo, por lo que lloraba con sus hermanas amadas. Renata colgó el teléfono; Vanessa decidió decirle a Marianne de su padre.

Marianne les dijo que empacar sus ropas porque volverán a la ciudad de Panamá esa noche. Vanessa y Renata, ambas se fueron a sus habitaciones a empacar su equipaje mientras Marianne tuvo lista para condúzcalas al aeropuerto. Llegaron a Panamá alrededor de las dos de la mañana. Renata había llamado Ximena pero no había ninguna respuesta. Entonces ella llamo a Camelia que había contestado el teléfono. Renata le pidió que elija, Vanessa y ella misma en Tocumen. Alrededor de las dos y media el coche de Camelia paró ella apresuró fuera de su coche y abrazó a dos de sus hermanas y las tres lloraron en un grupo. Como los tres borrado sus lágrimas Camelia ayudó a las niñas ponen su equipaje en el maletero. Renata entonces pidió a su hermana de cómo sucedió. "Los narcos lo mataron," gritó Camelia. "Quien era él," preguntó Renata. "La policía todavía está intentando investigar," dijo Camelia. "Vanessa, donde deberíamos nos quedamos," preguntó Renata. "Usted puede permanecer en mi apartamento por la noche," dijo Camelia.

Capítulo 11 Traidor de las madres "Renata descubre los secretos de la madre"

Renata se había preparado para el funeral de su padre en la mansión Valero. Ella se vestida de muerte negra, en un vestido negro con zapatos negros y un chal negro que cubre su cabeza. Ximena entra en la habitación de Renata, las dos hermanas caminaron por las escaleras de su mansión ancestral. Muchas personas estaban vestidas de negro, hombres en trajes y mujeres en vestidos. Renata notó Isabela, Camelia y Vanessa en el comedor hablando a huéspedes. Todos fueron a la iglesia una hora después y se sentaron a ver el cadáver de su padre. Cada uno de ellos hizo la bendición religiosa sentado todos juntos. Renata se sentó en un lado e Isabela por el otro. El sacerdote llegó a llevar a cabo la Biblia en sus manos de edad. "Arturo era un hombre bueno, no era perfecto pero tuvo una buena vida. Tuvo cinco hijas, de hembras diferentes. Nació pobre, en la ciudad de Santiago. Nacido en la pobreza, trabajó duro para que el dinero que tiene ahora," las cinco hijas comenzaron a llorar. Renata levantó su cabeza y había notado Julieta y Ricardo Santuan sentados juntos. Después de la cremación de la masa. Renata subió a Santuan y Julieta y le preguntó, "qué esta gente haciendo aquí," Julieta tiene loco en el comentario. "Podemos decir adiós a tu padre," pidió a Julieta que Renata sabia obtendría molesta. "Odio mi padre, ahora vete de esta iglesia antes de que llamo a la policía," Renata le dijo a Julieta. Como obtener tirado atrás por una mano Camelia dijo, "no dejar que ellos se queden."

Camelia, Renata y Julieta regresaron a casa de Julieta y Camelia regresó a la mansión Valero. Renata y Julieta permanecieron juntas esa noche en la casa. "Desea saber la verdad sobre la muerte de su padre," preguntó Julieta. "Sí". Renata respondió con anticipación "era Santuan, su padre tenia más dinero que Ricardo, por lo que puso una bomba en el camión de su padre". "Pedazo de chucha, quiero venganza," dijo Renata. "Estoy seguro de que hacer, y para conseguir que yo le ayudará," Julieta. "Cómo," Pidió Renata. "Se verá," respondió Julieta. Julieta llevó a Renata al apartamento de Santuan en los apartamentos de la Isla de la Villa en la ciudad. Besaron Santuan en sus labios y tenían un tipo de tríos de sexo. Santuan se fue en medio de la cama y cada niña a ambos lados. Ambos tuvieron sus piernas en piernas desnudas de Ricardo y comenzaron besando a su cuerpo a partir de la parte inferior hacia de la parte superior. Por la mañana llegó rápidamente y Renata y Julieta ya habían abandonado al hombre desesperado miserable. Renata fue a San Miguelito, una comunidad pobre en la ciudad, para contratar algunos sicarios. El hombre llamado, Duro, pidió Renata qué hacer. "Quiero que mates a Ricardo Santuan y voy a pagar quinientos dólares. Dinero en efectivo." Duro consiguió tres sicarios más y les dijo de los planes. Renata les dijo que matar a Santuan en el día de su cumpleaños. "Vive en los apartamentos de la Isla de la Villa en la Avenida Israel. Tengo una amigo llamada Julieta que me ayudar." Renata llamado Julieta para decirle que obtuvo un sicario llamado Duro para matar a Santuan. "Pregúntale a Santuan de lo que él hará hoy," Renata dijo Julieta. Julieta llamado Santuan y pidió. Le dijo nada. Julieta, a continuación, le dijo quiere ir a un restaurante con él alrededor de las tres y media. Él dijo, "Aceptable". A continuación, Julieta había llamado a Renata y le dijo Grogorio Ristorante a las tres y media. Renata había llamado Duro y le dijo tres y media en Grogorio. En la siguiente hora, los asesinos a sueldo subieron a Santuan y le dispararon. Como se derrumbó sobre la mesa, como el rugido de motocicletas corría por la calle. Los paramédicos llegaron y en ese Santuan propuesta muerto.

Al día siguiente Renata fue a la policía para indicar a Oficial Córdoba de Julieta Franco. Le dijo a Córdoba que Julieta era un narcotraficante y buscando las prostitutas adolescentes. Renata fue a Chitré y en tres horas llegó a su casa. Ella fue a la casa de Carlota y Carolina e Isadora salieron con ella. El coche de Verónica llegó a la casa al mismo tiempo y Verónica y Francisco se besaron en sus labios y Renata los vio. Ella comenzó a llorar y Verónica y Francisco caminaron en la casa. Renata lanzó la puerta frontal abierta y caminó furiosamente hacia abajo de la acera. Isadora siguió y Renata golpeó ruidosamente en la puerta. Verónica miró por la ventana y había advertido a su hija. Verónica abrió la puerta y Renata entraron en la casa y abofeteó a Francisco en su rostro. Ella gritó a ella y le dijo, "cuánto tiempo ha que oculta este secreto," Francisco respondió y dijo: "durante los últimos dos años." Ella le abofeteó en la cara una vez más, y él gritó, "he estado pidiendo amor de usted para los últimos cinco años y para nada." "Nos podrá perdonar a mí mismo, no merece el amor," dijo Renata. "Quería perder mi virginidad de usted," gritó Francisco. "Perdí mi virginidad desde durante nos estábamos citas, porque era una prostituta," Verónica caminó a Renata y le abofeteó en la cara. Renata regresó la bofetada y golpeo a su madre en su cara. "Yo he sido darle dinero que gano en el trabajo y para qué, por lo que puede jugar con mi mente, para que pueda empezar su hogar remodelado." Renata caminó a la librería y lo tiró en el suelo. Isadora caminó a Renata le agarrar por su brazo. Renata corrió fuera de la casa a su coche y manejó fuera. Fue al día siguiente y Julieta Franco sólo había conseguido arrestado en cuenta de narcotrafico. Renata la visitó en la cárcel le dijo a ella que Julieta cayó bajo un gran truco. Renata utilizo a Julieta para obtener información de Ricardo Santuan y ahora está muerto. Julieta no tiene manera de ayuda de salir de la prisión. A continuación, le dijo a Julieta que deseó que Julieta quemara en el infierno de Estados Unidos.

Renata regresó al hospital para un chequeo. El médico dio su buena noticia, embarazada« Renata regresó a Chitré para visitar a sus amigos. Decidieron contarle a Renata. "Fuimos al matrimonio de su madre con Francisco," Carolina dijo Renata. Renata convertido tan rojo como jalapeños y preguntó por qué. "Porque ella sabe cómo tratar a hombres, a diferencia de su culo ingrato," dijo Carlota. "La otra verdad es que los tres de nosotros trabajamos en un burdel", confesó Isadora. "Ha estado trabajando como prostitutas en un burdel para tres años y yo no sabia,´ Renata gritó a las tres amigas. "También hemos sido celosas de su vida," dijo Carlota. "Sentido TI," las tres gritaron a su cuara. "Y, si queríamos arruinar tu vida, Prostitución usted mismo era la mejor manera de arruinar tu vida," Carolina dijo. "Cómo," Renata había pedido a las chicas. "Ha estado trabajando en la ciudad como una prostituta para los dos últimos años y trabajamos en un burdel, apenas ganarse," Isadora había gritó a su mejor amiga "tan llamado.´

Capítulo 12 Secretos Difundidos "Isabela difunde un secreto de Renata a su familia"

Renata regresó a la ciudad de Panamá, de una manera con tal ira. Ella decidió regresar a la mansión Valero, donde sus tres hermanas conversaban en la sala. Renata se sentó junto a sus hermanas y dijo que se les acerca de Carlota, Carolina y Isadora. Renata mintió acerca de la verdad de sus amigas. "Ellas me llamaban una vagabunda sucia," dijo durante ella lloró. "Ellos no son vale nada", dijo Ximena a su hermana decepcionada. "Y trabajan en un burdel," un grito de asombro ruidoso del aire se escuchó de Renata. ³A continuación, son putas si trabajan como "striptease," Vanessa dijo a Renata. "Lo que dijeron era tan insultante," dijo Renata como puso su mano sobre su pecho. Puso su mano en su corazón, y ella no siente nada. No calor. Fue tan frío, como el agua de la ensenada. Fue al día siguiente y decidió Renata a visitar a Isabela a presumir de ella misma en su embarazo. Isabela abrió la puerta y pidió a su hermana lo que ella deseaba. "Sólo hablar, vamos al estudio." Ambas niñas fueron en el piso superior y tan pronto como llegaron el estudio decidió a alardear de ella misma. "Estoy embarazada, y va a ser una tía," Renata dio a Isabela una amplia sonrisa. "Llegaste a presumir de sí mismo o hablar," frecuento Isabela. "Ambas".

"Estoy embarazada de Martin." La cara de Isabela volvió rojo como una manzana y ella abofeteó a Renata en su cara. "Eres celosa porque no podía dar Martin lo que le puedo dar." Isabela tuvo una respuesta perfecta para el insulto. "Si estás intentando insultar para mí no funcionará, porque esto significo que usted está preocupada de que podría robar Martin de usted." Renata comenzó a caminar por las escaleras y Isabela gritó, "su reembolso," ella empujó a su hermana por las escaleras como lo ha sido hecho a sus hace años. El rostro de Renata golpeó el suelo y gritó a Isabela de la baldosa cerámica si ella estaba aceptable. Cuando no hubo ninguna respuesta, Isabela llamo a una ambulancia. Treinta minutos llegaron después; Isabela estaba con ellos en la ambulancia. Llegaron a el Santo Tomás y fueron a la sala de emergencias. Isabela llamado, Ximena, Vanessa, Camelia y Martin. Martin llegó en primer lugar, y las tres hermanas llegaron juntas en un automóvil. Renata pasó tres horas del inconsciente y sus ojos marrones oscuros se abrieron lentamente. "Donde estoy,´ Renata pidió a su querido esposo. "El hospital, tuvo un accidente,". El médico caminó en la sala y dijo a ella que obtuvo un aborto espontáneo de su feto. Ximena, Vanessa, Camelia y Martin fijamente Renata. "Estaba embarazada, de Martin," dijo Renata a su familia. Sus hermanas fijamente habían visto con los ojos del odio, preguntándose cómo ella podría hacer la hermana. "Y Martin, termine de traicionar a su esposa para estar con esta," dijo Camelia. Martin decidió decir la verdad de su ex-matrimonio de Isabela. Caminaron a la cafetería del hospital y Martin confesó. "Eran ricos era pobre, cuando sabía que la verdad propuso matrimonio a usted," Isabela comenzó a llorar. "Entonces, por qué Renata," pidió con sus ojos amplios maravillosos. "Porque yo te nunca amado," dijo Martin. Los ojos de Isabela se llenaron de lágrimas. "Nunca me amado, pero ahora usted puede morir solo en el infierno," Isabela tomo por asalto fuera de la cafetería.

Isabela permaneció la noche con Renata, Isabela dormía en el sofá. Alrededor de tres de la mañana, Isabela despertó y consiguió sed. Ella caminó al receptor y obtuvo una taza del cajón. A continuación, obtuvo una idea; ella comprendido una almohada y caminó hacia Renata. Ella empujo la almohada en la cara de Renata sofocar le y la máquina comenzó a indicar. Los médicos entraron en la habitación y pidieron a Isabela lo que ha sucedido. Ella respondió que ella estaba durmiendo y oído que la máquina se indican por lo que ella despertó. Al mediodía, las cuatro hermanas se fueron a visitar a Renata en el hospital. "Renata, tienes cualquier secreto que decirnos," Isabela pidió. Renata respondió no e Isabel decidió decir la verdad de Renata Valero Álvarez. "Ella es una prostituta," Isabela le dijo a tres otras hermanas. Los tres tenían ojos en destino y Renata preguntó qué prueba tuvo. "Estas fotos, observaba a usted y tomaron a utilizarlas contra usted". Uno de ellos demostró a Renata desnuda con una manta. El otro demostró su dinero teniendo de narcotraficantes. La tercera imagen había demostrado a Renata que besó a Leonardo Balinquez. Las tres hermanas habían visto a Renata con ojos traicionada. "A continuación, así que ¿por qué no se dice nada a Martin?" Pidió Renata. "Tengo que algo más predijo para él," Isabela respondió con un resplandor mal. Martin terminó a buscar su esposa en el hospital de recuperación. Renata dijo a Martin deseó ir a la mansión. El par condujeron hasta la mansión de gran tamaño y caminó a través de las puertas delanteras. Las otras cuatro niñas habían visto con traición y laminados en sus ojos. Renata no observe que Isabela sonrió en Martin. Ambos se vieron. Martin ni Isabela hablaron con Renata ese día. Renata decidió al día siguiente para ir a la avenida arbolada. Martin llevo Isabela pasó a tomar la casa en altos del María.

"Usted compró esta casa para Renata" pidió a Isabela. "Sí," Martin respondió. "Traído aquí por algo," añadió. "¿Qué es eso?" Isabela frecuento. "Esto", dijo Martin como él besó a Isabela en los labios. Fueron a la habitación en el piso superior y tenían relaciones sexuales durante una hora. Renata caminó a las escaleras y abrió la puerta de la habitación, encontrar a su marido y su hermana que estaban teniendo sexo. Renata agarró ropa de Isabela, enviada en el vestíbulo y dice que vaya a obtenerlo como la puta que era. A continuación, Renata cerró la puerta. Martin se levantó y fue cubierto con su manta. "Prefiere esa puta sobre mí," pidió Renata. "No", Martin respondió, caminó Renata fuera de la habitación. "Yo la beso así,´ Martin besó a Renata profundamente en los labios. "No", dijo Renata. Quita su vestido que se cayó de su cuerpo. Entonces, la pareja comenzó besando mientras caminaba hacia atrás en el pasillo como compartieron una manta, así como su amor. Los dos se encontraba en su cama como descansaron desde el sexo sólo tenían.

Capítulo 13 Todo un hombre "Isabela se encuentra cerca de la muerte, Renata y Martin se casan de acuerdo a la Iglesia"

Después de Renata y Martin tuvieron su desviación que tenía algo causado a Isabela. Renata fue a casa de su hermana y golpeó la puerta. La cara triste de inocencia de Isabela abrió la puerta y Renata invitó a sí misma en. ³Que desea," Isabela pidió en forma impaciente. "A presumir a usted que después que mantuvo relaciones sexuales con mi esposo tuvo sexo conmigo." "¿Está aquí para colocar más veneno?" "No."

"Entonces me dejan ir porque debo ir a algún lugar." Ella abrió la puerta del coche y Renata pidió, "para tener relaciones sexuales con mi marido," Isabela tenía un resplandor de irritación en los ojos que su respuesta y llevó a distancia. Renata había llamado el Duro y dijo que le siga un coche con placa de matrícula RJF6363G. El Duro y sus sicarios siguieron el coche. El Duro condujo en el lado del conductor del coche y vio a Isabela. Él tiene un arma hacia el coche y disparó la bala. Su pie todavía estaba en el acelerador y golpeó una luz de calle que destruyó el coche. El Duro llamo a Renata y le dijo que la tarea se obtuvo. El Duro pidió a Renata a pagarle. Una hora más avanzada de Vanessa recibió una llamada de teléfono de voluntad refiriéndose del hospital que Isabela fue en un accidente automovilístico. Vanessa había llamado a las hermanas y había divulgado a todo el hospital. Vanessa llegó en primer lugar, fue en el segundo lugar Camelia y Ximena y Renata y Martin llegaron juntos. El médico habló con y dijo que Isabela tenía sólo lesiones menores de menor importancia y que ella podría regresar a casa al día siguiente. Ximena fue al día siguiente a Isabela en el hospital y notó su cara. Ella tenía cortes en su rostro y las manos. Martin propuso matrimonio a Renata. Dijo "sí" a él, y ella deseaba obtener de acuerdo con el matrimonio más rápida posible. Planearon el día, con la comida, invitaciones, música, Luna de miel y reservas de fiesta. Ellos obtienen invitaciones enviadas una semana más tarde y obtienen de un salón de baile de las paradas del hotel tras el partido. Martin hizo las reservas de la boda en Cabo San Lucas, en la zona de Baja California, de México.

Un mes después«

Ximena ayudó a Renata con su vestido para la boda. Ximena pidió porque Martin y Renata dice que enamoró simplemente con el marido de su hermana. A continuación, Ximena, Vanessa, Isabela, Camelia y otros amigos y familia esperaban fuera. Leonardo Balinquez fue a la boda con algo en su chaqueta. Comenzó la boda y Renata caminó lentamente en la Iglesia ceremonial. Renata caminó hasta la parte delantera donde Martin y el sacerdote eran. La ceremonia se fue a recorrer e Isabela parecía incómoda. Leonardo miró como si él estaba a punto de matar a Martin. "Ahora se puede besar la novia," dijo el sacerdote como Martin y Renata obtienen más cercano juntos. Leonardo sacó el arma de su chaqueta y disparo hacia Martin, le falta y sacando al sacerdote en lugar de la otra. Ximena llamó a la policía y llegaron con los paramédicos. El sacerdote fue declarado muerto, pero Martin y Renata habían huido a México. La pareja obtuvo al hotel, tenía sus placeres sexuales con chocolate oscuro y champán y dormíeron con el chocolate en el centro de la cama. Capítulo 14 Boda de la muerte "Renata utiliza Duro para matar a alguien"

Renata regresó a San Miguelito para contratar El Duro para matar otra persona«Verónica su madre llamada. Preguntó a ella qué día y dijo a Renata, "en dos días." Renata después regresó a Chitré en plan de la muerte de su madre. Francisco abrió y cerró la puerta rápidamente. A continuación, Renata se metió y Francisco invitó a sí misma en el hogar. A continuación, Francisco descubrió que estaba realmente enamorado de Renata. Comenzó a besarla en los labios, a continuación, que ella lo detuvo. Ella pidió donde estaba su madre, y Francisco le dijo, el "mercado".

Más tarde comenzó a besar a su ex novio y despegó la camisa de Francisco. Ella entonces empujo los hombros de Francisco y él quito los botones de la camisa de Renata. Él olía a sus senos que tenía un aroma de goma de mascar. Renata tenía esta previsto uno hacia fuera, ella salpicado la fragancia en su pecho de forma que durante ella tuvo sexo podría descubrir Francisco, Verónica. A continuación, besó en el pecho y Verónica abrió la puerta. Ella notó su marido y su hija que estaban en el centro de la sala, teniendo sexo. Ella abandonó su bolso y los comestibles y corrió fuera de la casa con sus ojos llenados de una cascada de lágrimas. "Al menos finalmente tuvo sexo conmigo como usted deseaba." Era noche y Verónica decidió ir a un motel, debido a no desea ver a Francisco. Por este tiempo, Renata solitaria ido a la ciudad de Panamá. Fue al día siguiente y Renata recibió una llamada de teléfono del Duro. Le dijo que la misión se ha hecho frecuente cuando él cobraría. Renata le dijo a él para ir a su casa porque había una sorpresa. El Duro se llegó a la casa y su pago fue sexo de Renata. Renata fingió a llorar y llamaron a Martin para decirle que había muerto Verónica. La salida de la ciudad de Panamá fue en el avión de la empresa privada de Martin. Renata, las amigas y Francisco obtienen al entierro y le dijeron que volver al infierno, donde ella pertenecía. Renata detenido hasta y Francisco esta época de muerte de su madre. Francisco había comprendido a Renata por su brazo y la llevó al pasillo. "Sé que puede ser que hayamos tenido sexo, pero que uno no cambia nada," dijo Francisco a Renata. "Sí que lo hace."

"Vete del funeral, Deja que tu madre descanse en paz." Renata comenzó a llorar y le dio una bofetada a Francisco en la cara y salio. Martin notó Renata abandonar la Iglesia, y la siguió. Martin y Renata regresan a la ciudad de Panamá y Martin regresó a la asesoría legal. Renata fue en su casa cuando una persona había golpeó a la puerta. Fue Isabela. Renata preguntó lo que ella deseaba y respondió a su hermana que ella quiere poner fin a la guerra entre ellos y comenzar la paz. Renata abrazó a su hermana y esto también expresó el deseo de la paz. Isabela engañó a Renata. Su plan era usar a Renata para obtener Martin. Renata y Martin fueron a la mansión de Valero para un partido. La pareja consiguió intoxicada en la fiesta y dormía en el piso de arriba dormitorio. En su lugar tuvieron sexo; Renata empujó a Martin para oler sus senos y tan pronto como la uno Isabela los vio. La pareja no parece tener cuidado de Considerando que empezaron a besar a sí mismos nuevamente. Isabela estaba muy enojada y cerró la puerta. Al día siguiente, Renata había abandonado a su esposo desnudo que todavía dormia. Iba a ir a comprar un vestido nuevo para visitar a Leonardo. Alrededor de noche visitó de Leonardo y se fueron a su casa.

Capítulo 15 Atrapada y abandonada "Renata duerme con Balinquez y Martin la abandona"

Renata arrojó en los brazos de Leonardo y lo llevó a su dormitorio. Le dijo que se siente para sentar al amparo de la cama durante ella tendría que ir al baño.

Renata caminó a su armario y tomó algo hacia fuera de la plataforma. Fue lencería roja de seda. Leonardo se quito su pantalón y camisa y fue cubierto en las cubiertas. Caminaba fuera del baño con pasión, viendo a su amante. Ella se rastreo en la cama hacia Leonardo. Ella lo besó en su boca y ella sentía su espalda. Una hora más avanzada, Martin llegó a la casa y encontró a su esposa amorosa y que tuvo sexo con su amante en su cama. Leonardo agarro rápidamente de su pantalón y camisa y caminó sordo. Martin golpeó a Leonardo en su rostro y cerró la puerta. Renata había comprendido su panti y brassiere que estaban en el piso de azulejo y baldosas. También puso sus bragas debajo de la manta y en el sostén debajo de su global. Martin caminó a Renata y le dio una bofetada en la cara. "Sabía que estaban haciendo algo detrás de mi espalda, pero ahora sé la verdad". Martin camino desde el dormitorio, abandonó la casa y nunca regresó. Renata comprendido su túnica y caminó de la habitación, ahora a aviso a coche de su ex-marido reflectante. Renata gritó y se sentó en el lado la pared y lloró. Ella estaba exactamente en el piso durante cinco horas y lloró sus lágrimas saladas hasta que finalmente durmió.

Capítulo 16 Trágica muerte "Renata intenta matar a dos personas"

Al día siguiente Renata lloraba aún y fue al apartamento de Martin, donde ella lo encontró. Ella golpeó en la puerta de su apartamento y esperó hasta Martin abrió. Miraba sombrío con lágrimas secas en sus ojos. Tenía no más lágrimas y decidió abandonar a Renata para Isabela. Renata caminó adentro y besó a Martin en sus labios. Martin empujó a su ex fuera de su cuerpo. Mientras que Renata rogó su perdón y dijo que ella era lo sentimos. Después de notar la denegación que Martin le dio Renata respondió: "Lo siento, pero tengo que hacer esto.´ Ella saca un arma de su bolso y disparó de Martin. Martin se derrumbó en la cama con sangre chafado sobre toda su camisa y las paredes. Ella puso su mano sobre sus ojos y se les cerró el pensamiento estaba muerto. Ella volvió a su casa sólo para llorar la idea de por qué mató a Martin. Horas más tarde, Renata fue encontrada en su pensamiento de cama. He tenido una vida tan patética. Perdí a mi madre. Perdí a Francisco. He perdido a mis amigas, mi padre. Todo. No tengo derecho a estar vivo. ¿I se convirtió en una prostituta durante dos años, y al final lo que costo? No hay nada. Traicione a mi hermana para su marido y ahora no tengo una hermana. Que no merezco un corazón o un cerebro. Dolía sentimientos de mi hermana, matando a su hijo y diciéndole acerca de mi embarazo. ¿A qué costo? Que merezco nada. Apenas puedo paso. Yo no tengo en mente o consciente. Así podría ser una estatua silenciosa que se queda en la misma posición durante siglos. Soy una persona que no puede sentir un corazón de latido, que no mirar hacia el futuro, sin embargo, un pasado roto hasta.

Renata se puso ropa negra, a llorar. Llevaba puesto negro, un suéter negro y zapatos negros. Ella llevó a la Biblia y consideró que era el más cercano que nunca había sido a Dios. Renata, a continuación, decidió suicidarse. Suicidio haría para todos del mal que ha cometido en sus 22 años de vida. Renata fue a las escaleras, arrojó la Biblia y se suicidó. Ella arrojó sobre la barandilla de balcón, golpeao a una tabla de vidrio con la escalera circular que lo rodean. Llegó para el libro sagrado y sintió el cuero inglés tocar le había. Ella nunca oró antes, pero por el momento lo único que ella podría pensar a orar por era la muerte. Esto fue lo más cercano que ella había estado a Dios, pero cuando ella dio su cuerpo hasta el Diablo era su signo que iba directo al infierno. En el libro antes de suicidarse, Renata escribió: "Con una PROSTITUTA, es siempre un SECRETO" abrió el libro a esa página y coloca su dedo en la página. Ximena se fue a la casa de Renata a visitarla y encontró la puerta desbloqueada. Ella notó una mano saliendo de la escalera en el vestíbulo. Ximena caminó hasta las escaleras y notó a su hermana con sangre que le rodean. La pierna de metal de la tabla la apuñaló en la pierna. Ximena gritó y llamo a los paramédicos a llevar a Renata al hospital. Renata comenzó a hablar con Ximena y le dijo, "Dile Isabela a permanecer con Martin," sus ojos se cerraron lentamente y nunca volvieron a abrir. Los paramédicos llegaron a la casa y pronunciaron a Renata muerto. Ximena leyó la nota de Renata en la página de la Biblia y Lee en voz alta, "pura mierda, con una PROSTITUTA, siempre hay un SECRETO«´

Capítulo 17

Después de la muerte de una prostituta "Todo lo que ocurre después de la muerte de Renata"

Tras la muerte de Renata Valero pasaron muchas cosas. Martin no había muerto y se casó con Isabela después de unos meses de la muerte de Renata. Isadora, Carolina y Carlota todavía trabajaban en el burdel y dieron placeres sexuales a los bastardos pervertidos. El burdel fue enjambraron con SIDA desde Sr. José nunca tiré los condones usados. Cintia y Nicole, las niñas nuevas en el burdel, tuvieron suerte para no obtener la transmisión de la enfermedad. Francisco Bartoni fue a la ciudad de Panamá y se reunió con Ximena Isabel; a continuación habían sido salir por unos meses, y se casaron. Camelia María se casó con un hombre llamado Marco Alexander Rivas. Vanessa se comprometió con un hombre llamado Daniel Alarcón. Leonardo se casó con la hembra desde el burdel de Chitré llamado a Cintia pero nunca él nunca olvido la pasión que tuvo por Renata. Incluso si ella está muerta, su historia continúa«

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful