Universidad Nacional del Litoral
Facultad de Ciencias Agrarias
NODO 1 Edición 2009-2010

INFORME FINAL

Fecha de Entrega: 22 de junio de 2010

Grupo Nº 18 Baroni, Alejandro Boretto, Guillermo Graffione, Ezequiel Mijoch, Luisa Pozzo, Maricel Silva, Fernando

2   

INDICE
Contenido I. Introducción Caracterización Geográfica del área en estudio Caracterización agroclimatológica Caracterización edáfica Caracterización fitogeográfica II. Objetivos Generales Específicos III. Materiales y Métodos Edafología. “Guía de descripción de paisajes y perfiles”. Edafología. Identificación de 2 perfiles que corresponden a la subtransección y donde se ubican, fundamentando la elección a partir del accionar de los factores formadores Diagnóstico y Tecnología de Aguas. “Planialtimetría” Botánica Sistemática. “Inventario Florístico” Ecología. “Caracterización de subunidades” Marcial Bugnon & Hugo Gutiérrez. “Censado de herbáceas” Marcial Bugnon & Hugo Gutiérrez. “Productividad” IV. Resultados El Componente Edáfico Caracterización y descripción de paisajes y perfiles Relevamiento planialtimétrico Matriz de datos y discusión de los resultados El Componente Vegetal Caracterización botánica y estructural de la transecta en estudio Identificación de unidades fisonómicas Agrupamiento de las unidades fisonómicas Discusión Toposecuencia V. Discusión VI. Análisis de Evolución de la transecta ante cambios en los componentes del sistema Propuesta de manejo utilizando criterios silvopastoriles VII. Bibliografía citada VIII. Anexo Página 4-6 4 5 6 6 9 9 9 10-18 10 10 11 14 15 17 18 21-36 21 22 27 27 27 27 28 31 35 36 38 40 40 43 44

3   

I. INTRODUCCIÓN La reserva ecológica de la UNL, se encuentra ubicada a 7 Km. de la ciudad de Esperanza, departamento Las Colonias, Provincia de Santa Fe, (31º25’ S; 6056’W). La misma posee una superficie total de 64,7 Has. Varios estudios han diferenciado dos grandes unidades ambientales. La primera constituida por un sector abierto, sitio normalmente se realizan distintas actividades agroganaderas , y los bajos no cultivados donde se constituyen cuerpos de agua. La segunda unidad ambiental está representado por un sector que corresponde a bosques y arbustales, donde se pueden encontrar sitios fácilmente identificables por sus especies dominantes. Caracterización Geográfica del área en estudio

Dpto. Las Colonias

Prov. Santa Fe

Argentina

4   

Caracterización agroclimatológica Según el índice de Thornthwaite la localidad cuenta con clima subhúmedo- húmedo mesotermal y con la mejor calidad de suelo (Argiudoles típicos) que ubican al territorio como una de las zonas de mas alta producción lechera del país y apta para la siembra de cultivos como oleaginosos, cereales y forrajeros. El sistema de clasificación climática de Thornthwaite es la alternativa más popular con respecto a los sistemas de clasificación climática más difundidos. Bases del sistema Se basa en dos conceptos la: en la evapotranspiración potencial y en el balance de vapor de agua. Para elaborar sus criterios de clasificación utiliza cuatro criterios básicos:     índice global de humedad variación estacional de la humedad efectiva índice de eficiencia térmica y concentración estival de la eficacia térmica. La evapotranspiración potencial (ETP) se determina a partir de la temperatura media mensual, corregida según la duración del día. El exceso o déficit se calcula a partir del balance de vapor de agua, que se obtiene a partir de la humedad (Im), y la ETP. Ello nos permite definir los tipos de clima, los cuales presentan diferentes subtipos en función las variaciones de la ETP que se produce en cada estación del año. Thornthwaite establece dos clasificaciones una en función de la humedad, y otra en función de la eficacia térmica.

En función de la humedad Tipo de clima A B4 B3 B2 B1 C2 C1 D E Perhúmedo Húmedo Húmedo Húmedo Húmedo Subhúmedo húmedo Subhúmedo seco Semiárido Árido Índice de humedad > 100 80 ↔ 100 60 ↔ 80 40 ↔ 60 20 ↔ 40 0 ↔ 20 -33 ↔ 0 -67 ↔ -33 -100 ↔ -67 A’ B’4 B’3 B’2 B’1 C’2 C’1 D E

En función de la eficacia térmica Tipo de clima Megatérmico Mesotérmico Mesotérmico Mesotérmico Mesotérmico Microtérmico Microtérmico Tundra Hielo ETP en cm > 114 99,7 ↔ 114 88,5 ↔ 99,7 71,2 ↔ 88,5 57 ↔ 71,2 42,7 ↔ 57 28,5 ↔ 42,7 14,2 ↔ 28,5 < 14,2 5   

Caracterización edáfica El área estudiada está ubicada en el norte de la Región Pampeana. En ella se reconocen cuatro sectores integrantes de las grandes unidades fisiográficas como “Domo Occidental”, “Bajos Submeridionales” (fracción central), “Domo Oriental” y “relieves vinculados al Río Paraná”. Es un área con relieve general pequeño o nulo, donde os elementos topográficos son más significativos para la dinámica del ambiente que la pendiente regional. El agua en particular presenta un comportamiento característico: la escorrentía es sumamente pequeña comparada con la evaporación y la infiltración, las redes hidrográficas están mal desarrolladas y son poco eficientes. Es parte de una extensa cuenca sedimentaria, con materiales superficiales predominantemente limosos, homogéneos, de origen eólico (loess), con variaciones dependientes de los ambientes deposición (facies eólica pura, palustres, etc). En el extremo oriental, influenciado por los sistemas fluviales, son más heterogéneos y se registra un incremento de la fracción arena. La estructura, afectada por fracturas de diversa magnitud, controla los grandes rasgos del relieve generando una alternancia de fajas deprimidas y elevadas. Estas fracturas limitan a grandes unidades fisiográficas y determinan algunas de sus divisiones internas. Los lineamientos principales son de rumbo aproximadamente norte-sur, existiendo otros transversales de menor magnitud. La altitud máxima es de 88 metros en el ángulo NO; la mínima de unos 15 metros en el borde oriental. La pendiente general es hacia el este con un gradiente promedio del orden del 0,1%. Las pendientes locales máximas son de1,3% en las áreas onduladas adyacentes al Río Salado y al Ao. Cululú, donde se ha reconocido erosión hídrica en grado ligero y moderado. La distribución general de los suelos está controlada por el relieve regional (las grandes unidades fisiográficas) y sus diferencias locales (variaciones internas). Además el microrelieve adquiere gran importancia como factor de diferenciación edáfica debido al carácter plano del área. Caracterización Fitogeográfica Su superficie relativamente reducida, la reserva puede considerarse un segmento representativo de los diversos tipos de vegetación que caracterizan a la región fitogeográfica del Espinal Santafesino. La reserva de la Escuela Granja de Esperanza (UNL) es un relicto de bosque xerófilo de algarrobo y quebracho blanco de 64,7 ha situado en la región de los Espinillares y Algarrobales Pampeanos. 6   

En este trabajo, se describe la flora de la reserva y se identifican y caracterizan las unidades de vegetación presentes, en sus aspectos topológicos, estructurales, botánicos y fenológicos, como parte de la evaluación de este espacio para su ordenación posterior. Se distinguieron seis unidades de vegetación: bosque sucesional, sabana de Prosopis y Geoffroea sp. con pastos halófilos, bosque de Prosopis sp. y Geoffroea sp., bosque de Gleditsia triacanthos, bosque de Aspidosperma quebracho-blanco y chilcal. Se identificaron 330 taxones, correspondientes a 70 familias, 226 géneros, 263 especies y 67 taxones infraespecíficos. De este total, el 0,3 % son Gimnospermas y el 99,7% Angiospermas. Dentro de éstas, el 75,4% son Dicotiledóneas (60 familias, 173 géneros) y el 24,6% Monocotiledóneas (9 familias, 52 géneros). Las familias mejor representadas fueron: Asteraceae (39 géneros, 67 taxones) y Poaceae (38 géneros, 59 taxones). De los taxones presentes, el 87,6% son nativos, 10,3 % naturalizados, 1,2% son endémicos de Argentina y 0,9% son adventicios. Según la forma de vida, el 80,3% de las plantas fueron herbáceas, 8,5% arbustos, 4,8% plantas volubles, 3,9% árboles, 0,9% suculentas, 0,9% epífitas y 0,6% hemiparásitas. El análisis de una fotografía aérea, en escala 1:20.000, y el posterior reconocimiento a campo, permitió la caracterización de 9 unidades ambientales en el predio de la reserva. En función de la fisonomía y de las especies dominantes, las unidades ambientales fueron denominadas de la siguiente manera (véase cuadro I). Cuadro 1: Denominación genérica y superficie estimada de las unidades ambientales que componen la reserva de la escuela granja (UNL). Unidad Ambiental (U) Algarrobal Centro Algarrobal Noreste Algarrobal Sureste Algarrobal Suroeste Bajo Bosque sucesional de chañares y aromitos Chilcal Quebrachal Segmento de Gleditsia Bosques de Chañar y Gleditsia Identificador de la Unidad Ace Ane Ase Aso Baj Cha Chi Que Gle Bos Hectáreas 3,8 4,7 4,3 7,2 20,4 12,9 2,6 5 5,4 1,2 67,5

Superficie total de la reserva

7   

8   

II. Objetivos generales  Describir la heterogeneidad de un ecosistema natural en tres niveles de integración progresivos: 10 dos sitios contrastantes (subtransección), 2) la transección y 3) el ecosistema en su conjunto (La Reserva)  Interpretar y comprender la heterogeneidad presente en los tres niveles de integración a partir de los subsistemas: suelo , clima, entomofauna y vegetación. 2. Objetivos Específicos 2.1. Caracterizar y describir los suelos del área en estudio, en dos sitios contrastantes de cada subtransección, para interpretarlos desde una perspectiva agronómica. 2.1.1. Caracterización y descripción de paisaje y perfil en dichos sitios. 2.1.2. Comparación y designación de la serie de suelo (según Soil Taxonomy) representativa de cada sitio usando el análisis de los factores formadores. 2.1.3. Relevamiento planialtimétrico de la subtransección uy de los sitios contrastantes. 2.2. Caracterizar la composición botánica y la estructura de las comunidades 2.2.1. Inventario botánico (= listados florístico). 2.2.2. Identificación y agrupamiento de las unidades fisonómicas (determinación de sitios). 2.2.3. Muestreo de vegetación, censado de especies herbáceas y determinación de la condición de la comunidad herbácea más representativa de cada sitio. 2.3. Integrar los datos relevados de toda la transección en una toposecuencia y establecer posibles relaciones suelo-clima-planta-agua. 2.4. Integrar los datos relevados de todas las transacciones de la Reserva y establecer posibles relaciones suelo-clima-plantas-agua para ambientes comunes y sitios contrastantes. 2.5. Determinar la oferta forrajera de cada unidad ambiental. 2.6. Estimar la carga animal de cada unidad ambiental.

9   

III. Materiales y métodos Caracterización de las subunidades de la transecta La caracterización de los sitios se hace considerando la estructura de la vegetación leñosa (arbórea y arbustiva) y el numero de especies registradas en los estratos leñosos. Adicionalmente se pueden considerar la identidad de las especies leñosas censadas. 1 2 En primer lugar determinamos el inicio y el fin de la transecta, valiéndonos para ello de la utilización de cintas de peligro. Paralelamente fuimos registrando la presencia de vegetación en los diferentes estratos (arbóreo, arbustivo y herbáceo inferior y superior). A su vez, fuimos evaluando qué especies mostraban una clara dominancia, es decir, aquellas que por su densidad y/o actividad dominaban el lugar. 3 4 En base a la actividad anterior, fuimos diferenciando los distintos sitios. Por último, se calculó la longitud de cada sitio mediante el conteo de pasos.

Edafología. “Guía de descripción de paisajes y perfiles” Para la realización de descripción del paisaje en nuestras 2 unidades ambientales (quebrachal y chilcal) realizamos los siguientes pasos:  Ubicamos nuestras unidades ambientales.  Observación de las características del paisaje, como: Llanura horizontal, ondulada, terrazas, etc.  La vegetación (si era natural o cultivos) y el % de cobertura vegetal.  Tipo de relieve.  Clasificación de acuerdo a la pendiente del terreno y de acuerdo a esto procedimos a determinar: Escurrimiento, erosión y drenaje. Para la realización de la descripción del perfil procedimos a realizar una calicata y en ella distinguir:  Distintos horizontes.  Profundidad de cada uno y así establecer los límites.  En cada horizonte realizamos pruebas, como ser: color, textura, estructura, consistencia, presencia de moteados, barnices, moteados, humedad y carbonatos.

Edafología. Identificación de los 2 perfiles que corresponden a la subtransección, su ubicación, su elección a partir del accionar de los factores formadores. Los suelos que se presentan en la subtransección son 2, Natrabol típico en el Chilcal, y Argiudol típico en el Quebrachal mostrando una heterogeneidad de vegetación muy notable. La cercanía con el río Salado caracteriza al suelo del Chilcal, con elevados índices de sales y notablemente muy afectado en los periodos de precipitaciones extremas. Por su parte en el Quebrachal, puede mencionarse un estrato herbáceo muy bueno que caracteriza a su Argiudol típico, también es visible una erosión hídrica debido a la pendiente que presenta la unidad ambiental hacia el Chilcal. 10   

Diagnóstico y Tecnología de Aguas. “Planialtimetría” El teodolito es un instrumento de medición mecánico-óptico universal que sirve para medir ángulos verticales y, sobre todo, horizontales, ámbito en el cual tiene una precisión elevada. Con otras herramientas auxiliares puede medir distancias y desniveles. Es portátil y manual; está hecho para fines topográficos e ingenieros, sobre todo en las triangulaciones. Con ayuda de una mira y mediante la taquimetría, puede medir distancias. Un equipo más moderno y sofisticado es el teodolito electrónico, y otro instrumento mas sofisticado es otro tipo de teodolito más conocido como estación total. Básicamente, el teodolito actual es un telescopio montado sobre un trípode y con dos círculos graduados, uno vertical y otro horizontal, con los que se miden los ángulos con ayuda de lentes. El teodolito tiene 3 ejes principales y 2 ejes secundarios. Ejes Principales. Eje Vertical de Rotación Instrumental S - S (EVRI) Eje Horizontal de Rotación del Anteojo K - K (EHRA) Eje Óptico Z - Z (EO) El eje Vertical de Rotación Instrumental es el eje que sigue la trayectoria del Cenit-Nadir, también conocido como la línea de la plomada, y que marca la vertical del lugar. El eje óptico es el eje donde se enfoca a los puntos. El eje principal es el eje donde se miden ángulos horizontales. El eje que sigue la trayectoria de la línea visual debe ser perpendicular al eje secundario y éste debe ser perpendicular al eje vertical. Los discos son fijos y la alidada es la parte móvil. El declimetro también es el disco vertical. El eje Horizontal de Rotación del Anteojo o eje de muñones es el eje secundario del teodolito, en el se mueve el visor. En el eje de muñones hay que medir cuando utilizamos métodos directos, como una cinta de medir, y así obtenemos la distancia geométrica. Si medimos la altura del jalón obtendremos la distancia geométrica elevada y si medimos directamente al suelo obtendremos la distancia geométrica semielevada; las dos se miden a partir del eje de muñones del teodolito. El plano de colimación es un plano vertical que pasa por el eje de colimación que está en el centro del visor del aparato; se genera al girar el objetivo. Partes  Un teodolito, sin importar el tipo ni el avance tecnológico al que haya sido sometido, consta de las siguiente partes:  La base nivelante que nivela al objeto caído sobre la base entre 2mil 400  El limbo  La alidada Estas partes principales se dividen en otras piezas, que son:  Anteojo. 11   

 Tornillo de enfoque del objetivo.  Piñón.  Ocular.  Círculo vertical graduado.  Círculo horizontal graduado.  Plomada (puede ser óptica o física, dependiendo del modelo).  Tornillos calantes.  Tornillo de sujeción (es la parte que une el aparato con el trípode).  Micrómetro  Espejo de iluminación (sólo en algunos aparatos).  Nivel tubular.  Nivel esférico.  Asa de transporte. Partes Principales  Niveles: - El nivel es un pequeño tubo cerrado que contiene una mezcla de alcohol y éter; una burbuja de aire, la tangente a la burbuja de aire, será un plano horizontal. Se puede trabajar con los niveles descorregidos.  Precisión: Depende del tipo de Teodolito que se utilice. Existen desde los antiguos que varían entre el minuto y medio minuto, los modernos que tienen una precisión de entre 10", 6", 1" y hasta 0.1".  Nivel esférico: Caja cilíndrica tapada por un casquete esférico. Cuanto menor sea el radio de curvatura menos sensibles serán; sirven para obtener de forma rápida el plano horizontal. Estos niveles tienen en el centro un círculo, hay que colocar la burbuja dentro del círculo para hallar un plano horizontal bastante aproximado. Tienen menor precisión que los niveles tóricos, su precisión está en 1´ como máximo aunque lo normal es 10´ o 12´.  Nivel tórico: Si está descorregido nos impide medir. Hay que calarlo con los tornillos que lleva el aparato. Para corregir el nivel hay que bajarlo un ángulo determinado y después estando en el plano horizontal con los tornillos se nivela el ángulo que hemos determinado. Se puede trabajar descorregido, pero hay que cambiar la constante que nos da el fabricante. Para trabajar descorregido necesitamos un plano paralelo. Para medir hacia el norte geográfico (medimos acimutes, si no tenemos orientaciones) utilizamos el movimiento general y el movimiento particular. Sirven para orientar el aparato y si conocemos el acimutal sabremos las direcciones medidas respecto al norte.  Plomada: Se utiliza para que el teodolito esté en la misma vertical que el punto del suelo. 12   

  

Plomada de gravedad: Bastante incomodidad en su manejo, se hace poco precisa sobre todo los días de viento. Era el método utilizado antes aparecer la plomada óptica. Plomada óptica: es la que llevan hoy en día los teodolitos, por el ocular vemos el suelo y así ponemos el aparato en la misma vertical que el punto buscado. Limbos: Discos graduados que nos permiten determinar ángulos. Están divididos de 0 a 360 grados sexagesimales, o de 0 a 400 grados centesimales. En los limbos verticales podemos ver diversas graduaciones (limbos cenitales). Los limbos son discos graduados, tanto verticales como horizontales. Los teodolitos miden en graduación normal (sentido dextrógiro) o graduación anormal (sentido levógiro o contrario a las agujas del reloj). Se miden ángulos cenitales (distancia cenital), ángulos de pendiente (altura de horizonte) y ángulos nadirales.

Nonius: Mecanismo que nos permite aumentar o disminuir la precisión de un limbo. Dividimos las n - 1 divisiones del limbo entre las n divisiones del nonio. La sensibilidad del nonio es la diferencia entre la magnitud del limbo y la magnitud del nonio.

Micrómetro: Mecanismo óptico que permite hacer la función de los nonios pero de forma que se ve una serie de graduaciones y un rayo óptico mediante mecanismos, esto aumenta la precisión.

Partes Accesorias  Trípodes: Se utilizan para trabajar mejor, tienen la misma X e Y pero diferente Z ya que tiene una altura; el más utilizado es el de meseta. Hay unos elementos de unión para fijar el trípode al aparato. Los tornillos nivelantes mueven la plataforma del trípode; la plataforma nivelante tiene tres tornillos para conseguir que el eje vertical sea vertical.  Tornillo de presión (movimiento general): Tornillo marcado en amarillo, se fija el movimiento particular, que es el de los índices, y se desplaza el disco negro solidario con el aparato. Se busca el punto y se fija el tornillo de presión. Este tornillo actúa en forma radial, o sea hacía el eje principal.  Tornillo de coincidencia (movimiento particular o lento): Si hay que visar un punto lejano, con el pulso no se puede, para centrar el punto se utiliza el tornillo de coincidencia. Con este movimiento se hace coincidir la línea vertical de la cruz filar con la vertical deseada, y este actúa en forma tangencial. Los otros dos tornillos mueven el índice y así se pueden medir ángulos o lecturas acimutales con esa orientación. En el siguiente cuadro se detallan las alturas de los sectores en los que se utilizó el teodolito:

13   

Categoría Estación Lectura Lectura Estación Lectura Lectura Lectura Estación Lectura Estación Lectura Lectura Estación Lectura Estación Lectura Lectura Estación Lectura Estación

Waypoint 234 235 236 236 238 239 240 240 244 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254

Distancia (m) 0 - Inicio 21,18 16,45 25,89 6,63 12,58 34,96 6,28 23,89 9,02 13,87 21,09 -

Altura (m) 2,51 1,39 1,22 1,54 1,44 1,36 1,21 1,53 1,47 1,54 1,53 1,34 1,54 1,48 1,27 1,19 1,18 1,28 1,04 1,3

Botánica Sistemática. “Inventario Florístico” Con el objetivo de conocer las especies presentes en el sitio en estudio para su posterior conservación, manejo y preservación, se llevó a cabo la realización de un Herbario; el mismo es una colección de plantas o partes de plantas, desecadas, preservadas, identificadas y acompañadas de información crítica sobre el sitio de colección, nombre común y usos. La colección en general representa a la flora de una localidad, región o país. Los métodos llevados a cabo por los integrantes de este grupo, fueron visitar la reserva en varias oportunidades, durante el tiempo de cursado de la materia para poder encontrar las distintas especies en su época de floración. Una vez recolectados varios ejemplares de una misma planta, de los cuales, dos fueron herborizados entre dos hojas del diario, éstas fueron cambiadas cada 2 ó 3 días y prensadas, para permitir un mejor secado de la planta. Los demás ejemplares se usaron en el proceso de determinación.

14   

Acompañando cada ejemplar se colocó una etiqueta donde se especificó, entre otras cosas: colector y número, fecha, ubicación, observaciones (color de las flores, presencia de látex, etc.) Para la determinación de las especies, nos guiamos con los conocimientos adquiridos durante el cursado de la materia “Botánica Sistemática Agronómica”. En un laboratorio y mediante la consulta en libros tales como Floras regionales, etc. y apuntes de clase, pudimos establecer las familias y géneros de cada especie. Luego se acondicionaron las plantas (original y duplicado), se realizaron las correspondientes etiquetas, y se armó el inventario siguiendo las indicaciones dadas en la cátedra. Una vez determinadas las especies, se procedió a la confección de los cuadros, ahora presentes en el “Trabajo Final”. Ecología. “Caracterización de subunidades” El objetivo de este trabajo fue determinar las diferentes subunidades de la transecta en estudio, entendiéndose por subunidad al conjunto de sitios similares. Para esto fue muy importante tener presente el término heterogeneidad de las unidades ambientales, para lo cual hay que conocer la estructura de la vegetación y las especies dominantes por estrato a lo largo de la transecta. Consideramos que un estrato es heterogéneo cuando se registren tres especies o más, por debajo de tres especies se considerara homogéneo. El procedimiento a seguir para caracterizar los sitios se hizo considerando el tipo de estrato leñoso (arbóreo o arbustivo) y el número de especies de dichos estratos. En nuestra salida a campo, tuvimos la oportunidad de estimar la importancia de los estratos, valorándolos en escala de 1 a 5. Esta valoración fue hecha en base a una referencia otorgada por el profesor de la cátedra. Tabla 1. Correspondencias para los índices usados para caracterizar la cobertura de los estratos leñosos. 5 4 3 2 1 Monte cerrado Monte semicerrado Monte semiabierto Monte abierto Árboles dispersos Arbustal cerrado Arbustal semicerrado Arbustal semiabierto Arbustal abierto Arbustos dispersos

Determinamos in situ las especies leñosas dominantes, no siendo estas mayor a 5 y su valoración en por ciento, estimación hecha de acuerdo a las coberturas de las copas de los árboles respecto del área total del sitio y las especies herbáceas por su cobertura del área total. Luego precisamos la longitud del sitio en metros. 15   

Los datos recolectados para un sitio se confeccionaron en una tabla similar a la tabla 2, que fue propuesta desde la cátedra. Los datos elaborados por el grupo, están incluidos en el ítem respectivo del trabajo final.Con un software de planilla de cálculo, de Excel se elaboró el “Índice combinado de importancia y complejidad”, siguiendo los pasos sugeridos por el profesor. Así obtuvimos los sitios de la transecta agrupados por la importancia y heterogeneidad de los estratos arbóreos y arbustivos. Tabla 2. Datos colectados (aunque se hayan tomado otros datos, estos serán los que se tendrán en cuenta). Trans ÁRBOLES ARBUSTOS Herbáceo Herb Long ecta superior áceo itud Grup inferi (m) oor sitio Estr Espe Import Índice Estr Espe Import Índice Estr Espe Espec ato cies ancia combi ato cies ancia combi ato cies ies (1(5) nado (1(5) nado (15) 5) 5) 1-1 5 Geodec Proalb Acacav Geodec -70 10 20 5-3 3 Celtal Schlon 60 40 3-2 3 Stinee Setpar Melmac -Setpar Cyndac 20

1-2 1-3

1 0

100 --

1-1 0

0 5

-Tesdod

-100

0 5-1

0 3

Cyndac

30 20

Referencias Sitio: hace referencia al número del sitio (1, 2, 3 o 4). Estr. 1-5: Valoración de la cobertura del estrato en escala de 1 a 5. Especies: acrónimo del género y especie formado con las 3 primeras letras (Ej. Cynodon dactylon es Cyn-dac). Import.%: porcentaje del área ocupado por cada especie (la suma puede ser inferior a 100%). Indice combinado: formado con el valor estructural del estrato y el número de especies registradas (p.e. en el sitio 1 el índice para el estrato leñoso es 5-3). Para la cobertura de estratos herbáceos, se tomó como referencia los datos obtenidos de la Tabla 3, proporcionados también por la cátedra.

16   

Tabla 3. Correspondencias para los índices usados para caracterizar la cobertura de los estratos herbáceos.
Importancia del estrato herbáceo superior 5 4 3 2 1 0 Denominación Pastizal cerrado de pastos altos Pastizal semicerrado de pastos altos Pastizal semiabierto de pastos altos Pastizal abierto de pastos altos Pastizal de pastos cortos con matas aisladas Pastizal de pastos cortos

Una vez identificadas las 2 subunidades ambientales, se calculó el porcentaje de la transecta correspondiente a cada subunidad. Para esto se sumó la longitud de los sitios que integran una subunidad y se lo dividió por el largo de la transecta. Finalmente se llevó este porcentaje a hectáreas. Para la ubicación espacial de los sitios se realizó un diseño donde se puede apreciar dicha ubicación en las transectas. El diámetro de los círculos está a escala, y los sitios que corresponden a una misma subunidad se encuentran pintados del mismo color. Marcial Bugnon & Hugo Gutiérrez. “Censado de herbáceas” Para realizar este ítem tuvimos en cuenta que el censado de pastizales es importante para orientar un uso ganadero, conociendo las especies dominantes y la productividad forrajera en cada comunidad herbácea. Clasificamos a las especies en deseables, intermedias o malas, para así hallar la oferta forrajera. Para esto se nos recomendó utilizar, desde la cátedra el método del “Punto al paso”, cuya metodología pasamos a explicar: Al ir al campo con el grupo, y luego de ubicarnos en nuestros sitios, comenzamos haciendo los 100 puntos de muestreo, marcando con la punta de la zapatilla como referencia de dichos toques. En cada toque observamos el tipo de especie sobre la que estábamos ubicados y anotábamos su nombre, en caso de no conocer el nombre optamos por calificar de acuerdo a nuestro criterio, en deseable, intermedia, o indeseable. Cabe aclarar que es una sola especie en cada toque. Se debió precisar también si el suelo estaba desnudo, con lo cual no había estrato presente. Al consumar nuestro censado obtuvimos una planilla donde se especificó la especie, el número de toques y la frecuencia de cada especie, obtenida ésta directamente del cociente entre el número de toques efectuados sobre el número de toques total (100 toques). Cabe aclarar que la distancia entre punto y punto es variable. Paso seguido se identificó cada comunidad como deseable, intermedia o indeseable de acuerdo a la planilla otorgada por el profesor.(Tabla 1)

17   

Tabla 1. Ejemplos de géneros y especies en diferentes comunidades y condiciones.    

Comunidad Deseables Bromus, Eriochloa, Hordeum, Lolium, Panicum Piptochaetium, Setaria fiebrigii, Stipa Briza, Deyeuxia, Desmodium, Eriochloa, Panicum, Paspalum, Cynodon dactylon Eriochloa, Panicum, Paspalum, Chloris, Cynodon dactylon Sporobolus indicus Chloris Cynodon dactylon Diplachne, Distichlis, Distichlis, Eragrostis lugens Sporobolus pyramidatus,

Géneros o especies Intermedias Indeseables Latifoliadas Melica macra

Flechillar

Cynodon, Setaria parviflora

Pradera húmeda

Cynodon Cyperáceas Juncáceas Setaria parviflora Cyperáceas Juncáceas Setaria parviflora Diplachne Eragrostis, Latifoliadas Sporobolus pyramidatus, Latifoliadas

Latifoliadas

Gramillar

Latifoliadas Sporobolus pyramidatus

Gramillar salino

Pradera salada

Peladal

A continuación se calculó el porcentaje de especies deseables e indeseables y se determinó la condición del pastizal de acuerdo a la siguiente tabla Tabla 2. Condición del pastizal Condición Excelente Buena Regular Mala % de Indeseables Menos del 10 % 10 – 25 % 25 – 50 % Más del 50 % % de Deseables Más del 50% 40 - 50% 10 - 40% Menos del 10%

Marcial Bugnon & Hugo Gutiérrez. “Productividad” La estimación de la oferta forrajera de las diferentes unidades y subunidades ambientales, lleva consigo una serie de pasos metódicos que van desde la sectorización de zonas, hasta la determinación de su comunidad herbácea más frecuente y la densidad que expresa la distribución de la materia seca de la misma. 18   

Conocer los distintos ambientes con sus respectivas comunidades, nos permite abordar en primer medida la capacidad de producción sostenible de ese ecosistema, y analizar los límites extremos frente a las distintas circunstancias que pueden llegar ocurrir. Primeramente, fue preciso delimitar e identificar a grandes rasgos las distintas unidades ambientales que conforman la Reserva: entre un bosque de algarrobos –Prosopis sp.- y un extenso pastizal de pelo de chancho -Distichlis spicata-, puede delimitarse zonas por sus características de vegetación que dan a suponer características edáficas, características de la infiltración y drenaje del agua y capacidad animal para cada ambiente. Para determinar una muestra de este gran conjunto de unidades ambientales, se optó por el método de la transecta, que puede representar la heterogeneidad que tiene la reserva. El método de la transecta es una gran herramienta práctica de muestreo a la hora de querer conocer las distintas situaciones de una extensión, ofrece una representatividad acorde a la variabilidad que puede presentarse. Las unidades ambientales a su vez, atravesadas por la transecta, muestran por si solas una secuencia de cambios zonales con diferentes ofertas productivas; la determinación de sitios identificados según la mayor proporción de la especie representativa nos ayudan junto a bibliografía disponible a estimar valores que describen la capacidad de producción forrajera. Un previo censado de pastizales, partiendo desde el inicio de la subtransecta, ofrece una mayor información acerca de las especies que conviven en los sitios, y la oferta forrajera que ellos proveen. Para ello, se eligió el método de censado de “punto al paso” que ofrece un buen muestreo para el tamaño y diversidad en estudio, realizando cada 3 pasos una identificación de la especie que toca con la punta del pié y clasificando la observación según la calidad del material, puede concluirse una muestra suficiente para estimar mejor la producción de materia seca que pueda suministrar ese sitio, por ejemplo, para una cría de animales vacunos.

19   

Cuadro 2. Comunidades herbáceas y sus especies representativas. Especies, géneros o grupos botánicos (*) Comunidad Deseables Bromus, Eriochloa, Hordeum, Lolium, Panicum, Piptochaetium, Setaria fiebrigii,Stipa Briza, Deyeuxia, Desmodium, Eriochloa, Panicum, Paspalum, Cynodon dactylon, Eriochloa, Panicum, Paspalum, Chloris, Cynodon dactylon Sporobolus indicus Chloris, Cynodon dactylon Diplachne, Distichlis, Distichlis, Eragrostis lugens Sporobolus pyramidatus, Intermedias Cynodon, Setaria parviflora Cynodon, Cyperáceas Juncáceas Setaria parviflora Cyperáceas Juncáceas Setaria parviflora Diplachne Eragrostis, Latifoliadas, Sporobolus pyramidatus, Latifoliadas Indeseables Latifoliadas Melica macra Latifoliadas Latifoliadas Sporobolus pyramidatus

Flechillar Pradera Húmeda Gramillar Gramillar salino Pradera salada Peladal

(*) Observar que una determinada especie puede ser “deseable” para una comunidad herbácea pero “intermedia” en otra. Por este motivo es muy importante definir –en forma previa- la comunidad a relevar. Clasificar el material censado según su calidad para consumo animal en deseable o indeseable, nos da a conocer el potencial productivo que puede tener un determinado sitio, por ejemplo sitios con predisposición de más especies deseables que indeseables serán focos de concentración del ganado vacuno produciendo un amontonamiento de individuos, y en consecuencia un disminución de la eficiencia de recolección de los pastos disponibles en el sitio y un pisoteo animal disminuyendo la oferta de ese sitio, por lo cual debe implementarse un manejo adecuado para evitar estos posibles eventos. Cuadro 3. Proporción de especies indeseables y deseables para determinar la condición de un pastizal. Condición Excelente Buena Regular Mala % de Indeseables Menos del 10 % 10 – 25 % 25 – 50 % Más del 50 % % de Deseables Más del 50% 40 - 50% 10 - 40% Menos del 10%

20   

IV. RESULTADOS 4.1. EL COMPONENTE EDÁFICO. Para realizar la caracterización del componente edáfico, se efectuaron dos calicatas: una en El Quebrachal y la otra en El Chilcal. Se siguieron las siguientes consideraciones:  40 centímetros (largo), 40 centímetros (ancho) y 60 centímetros (profundidad). Posteriormente se tomaron muestras de suelo con un sacabocado para ser analizadas en el laboratorio y, finalmente, concretar la caracterización de cada uno de los perfiles anteriormente mencionados. A modo de anécdota, podríamos agregar la siguiente consideración: tuvimos algunas dificultades al realizar la calicata en El Quebrachal, debido a la abundante presencia de raíces, hecho no tan notorio en el Chilcal.

21   

4.1.1. Caracterización y descripción de paisajes y perfiles Cuadro 2-A: Datos edafológicos de Argiudol típico, serie Rincón de Ávila correspondiente a los sitios 1-12 de la Unidad Ambiental El Quebrachal de la subtransección 2 de la Reserva. Suelo: Argiudol típico Ubicación: Esperanza Antecedente de Uso: virgen

Cuadro 3-A: Profundidad enraizable de Argiudol típico, serie Rincón de Ávila correspondiente a los sitios 1-12 de la Unidad Ambiental El Quebrachal de la subtransección 2 de la Reserva.
        F.exp  1,25  1,89  6,75  28,74  24,85  21,3  21,98  P  1  1  3  2  2  2  1  1  M  1  1  2  1  1  1  1  U  1  1  1  1  1  1  3  X  1  1  3  3  3  3  3  E  3  2  3  2  2  3  3  2  I  1  1  3  1  1  1  1  S  1  1  3  3  3  1  1  Q  1  1  1  1  1  1  1  3  L  1  1  1  1  1  1  1  4  K  1  1  1  1  1  1  1  R  3  3  2  2  2  1  1  5  G  4  4  3  1  1  1  1  N  5  4  4  3  3  3  3  Fa  1  1  2  1  1  1  1  Fe  2  2  3  2  2  2  2  6  Fq  1  1  1  1  1  1  1  Fk  1  1  1  1  1  1  1    FEG  1,6  1,5  6,2  2,9  2,9  2,6  2,8    Fb  4  4  3  2  2  1  1    Diag.  0,41  0,42  2,16  1,62  1,62  1,82  1,94  Prof.  Horiz.  Ma.P  (cm)  A  BA  Bt1  Bt2  BC  C  Cck  20  10  34  37  24  24  25               

Referencias: 1 = Aireación, 2 = Mecanismos, 3 = Química, 4 = Barrera, 5= Bióticos, 6= Factores edáficos

22   

Cuadro 2-B: Datos edafológicos de Natrabol, serie Cululú correspondiente al sitio 13 de la Unidad Ambiental El Chilcal de la subtransección 2 de la Reserva. Suelo: Natrabol típico Ubicación: Esperanza Antecedente de Uso: virgen

Cuadro 3-B: Profundidad enraizable de Natralbol típico, serie Cululú correspondiente al sitio 13 de la Unidad Ambiental El Chilcal de la subtransección 2 de la Reserva.
  Horiz.  E  Bt1  Bt2  BC  C    Prof.  (cm)  14  21  25  38  119    Ma.P              F.exp  1,18  4,78  16,05  19,89  20,97  P  1  2  2  1  1  1  M  2  2  2  2  2  U  1  3  3  2  1  X  1  2  3  3  3  E  2  2  2  2  3  2  I  1  3  1  1  1  S  1  1  1  1  1  Q  1  1  1  2  2  3  L  1  1  1  1  1  4  K  1  1  1  1  5  R  4  3  2  2  1  5  G  4  3  2  1  1  N  5  3  3  3  2  Fa  1,26  2,29  2,29  1,59  1,26  Fe  1,35  2,18  1,94  1,82  1,94  6  Fq  1  1  1  1,41  1,41  Fk  1  1  1  1  5    FEG  1,7  5  4,45  4,08  17,32    Fb  4,31  3  2,29  1,82  1,26    Diag.  0,39  1,67  1,94  2,24  13,75 

Referencias: 1 = Aireación, 2 = Mecanismos, 3 = Química, 4 = Barrera, 5= Bióticos, 6= Factores edáficos

23   

Cuadro 4. Caracterización edafológica de los sitios contrastantes de la Unidad Ambiental Diagnóstico edafológico: análisis agronómico Suelo: Argiudol típico IP: Ubicación geográfica: Esperanza-Santa Fe-Arg.

 

 
Cultivo: Maíz Rendimiento esperado: 8000 kg/ha Ic: 1,56 Datos necesarios para cultivos específicos Profundidad enraizable: 30 cm % humedad comercial: 12 EVTx(ciclo): 550 mm Temp. Media del ciclo: 18 °C °C % agua útil (duarnte el ciclo): 60% Profundidad de enraizamiento: 121 cm Duración del ciclo: 120 días

 

24   

Diagnóstico de la capacidad productiva del suelo El orden que se ha seguido en la presentación y análisis de los distintos requisitos de un suelo ideal no es caprichoso, sino que responde a una secuencia lógica en orden decreciente de la magnitud del problema o de los problemas para sembrar tal o cual cultivo. Esto significa que, de tener un pH tóxico para el cultivo, no vale la pena analizar posibles déficits de agua, y así sucesivamente según el orden del cuadro presentado. Para el caso que nos compete (Serie Rincón de Avila, Unidad Ambiental Quebrachal), podemos apreciar que el primer y gran factor limitante radica en la lámina de agua útil, que cubre menos del 10% de lo que transpira un cultivo de maíz (35,4 mm contra 550 mm). El segundo factor limitante, siguiendo el orden de importancia antes mencionado, se encuentra dentro del grupo de los Nutrimentos, más específicamente, el nitrógeno. El cultivo requiere, para alcanzar un rendimiento esperado de 80 qq/ha, casi 267 kg N/ha, y el suelo sólo le ofrece unos 47 kg N/ha, es decir, menos del 50 %. Situación similar se da con el magnesio, observándose una cobertura de menos del 7%. De todos modos, el cultivo de maíz puede resultar rentable: si se establecen programas de riego, podría aumentarse la lámina de agua útil, manteniendo al suelo entre la capacidad de campo y la marchitez permanente, teniendo presente además el aporte que pueden realizar las lluvias. Respecto del nitrógeno, es lógico pensar en realizar algún tipo de fertilización. De hacerlo, hay que tener especial cuidado con la variación del pH, ya que el metabolismo del cultivo, expresado en una absorción desigual de cationes (NH4+) y aniones (NO3-) trae aparejado cambios en la concentración de otros macro y micronutrientes.

25   

Diagnóstico edafológico: análisis agronómico Suelo: Natralbol típico IP: Ubicación geográfica: Esperanza-Santa Fe-Arg.

Cultivo: Maíz      Rendimiento esperado: 8000 kg/ha         Ic=1,91   Datos necesarios para cultivos específicos  Profundidad enraizable: 14 cm                                      Profundidad de enraizamiento:  98 cm  % humedad comercial:  12                              Duración del ciclo: 120 días  EVTx(ciclo): 550 mm             Temp. Media del ciclo: 18 °C        °C % agua útil  (duarnte el ciclo): 60%  Diagnóstico de la capacidad productiva del suelo  La  implantación  de  un  cultivo  de  maíz  en  ésta  unidad  ambiental  (Chilcal)  es  inviable.  En  primer  lugar,  se  trata  de  suelos  pobremente  drenados  (cercanos  al  bajo)  y  con  la  napa  a  no  más  de  dos  metros  de  profundidad.  Esto  favorece  la  ascensión de las sales que arrastra la napa determinado altos niveles de salinidad,  teniendo  como  principal  elemento  al  sodio,  que  disgrega  las  partículas  y  no  permite  la  acumulación  de  materia  orgánica.  La  tolerancia  relativa  del  cultivo  de  maíz a la salinidad oscila entre valores de PSI del 10 al 20%, habiendo en el Chilcal  un 33,33% de sodio intercambiable, valor netamente tóxico.  Al  igual  que  en  la  valoración  del  suelo  anterior  (Quebrachal),  se  presentan  como obstáculos la lámina de agua fácilmente utilizable y la oferta de nitrógeno. De  todos  modos,  no  vale  la  pena  solucionar  éstos  problemas  sin  antes  tratar  los  elevados  niveles  de  sodio  que,  por  la  naturaleza  característica  de  la  chilca,  son  siempre así (cercanía a la napa). 

 

26   

Existe también una deficiencia severa en la oferta de fósforo y calcio. Por ende,  y reiterando, se interpreta que la producción de maíz en estos suelos es inviable. 
4.1.3. Relevamiento planialtimétrico La infomación topográfica se puede apreciar en la toposecuencia (ver ítem 4.5). 4.1.4. Información colectada en los informes de la Matriz de Datos y Discusión de los resultados (Ver ANEXO) 4.2. EL COMPONENTE VEGETAL 4.2.1. Caracterización botánica y estructural de la transecta en estudio: Las actividades realizadas para la caracterización botánica y estructural de la transecta consistieron en, a grandes rasgos, la recolección de material vegetal del sector en estudio. Posteriormente, y tomando como marco referencial un informe de la Revista FAVE (Vegetación y Flora de La Reserva de la Escuela Granja de Esperanza), se procedió a la realización de un invetario botánico que se presenta a continuación. Cuadro 5.a.: Inventario botánico de la transecta Nº 2 para la Unidad Ambiental El Quebrachal.

Especies ANACARDIACEAE Shinus longifolia (Lindr.) Sepg APOCYNACEAE Aspidosperma quebracho-blanco Schltr. CACTACEAE Echinopsis sp. Zucc Opuntia paraguayensis (K.) Schum CELASTRACEAE Maytenus vitis-idaea Gris FABACEAE Acacia caven (Molina) Molina Geoffroea decorticans (Gill. ex Hook. & Arn.) Burkart Gleditsia triacanthos L

Quebrachal Fenología Forma Floraciónde Fructificación vida P V O I Ar Ar X Sup Sup Ar Ar Ar X Ar X X X X X X X

Nº de Sitio

Calidad forrajera 0 9

10-12 9

X X X X

X X X X X X

12 12 2 -7 - 8 - 11 1- 3 - 5 - 6 2 -7 -8 -11 1-3-5-6

0 0 0 1 1 1
27   

Prosopis alba Griseb. SOLANACEAE Grabowskia duplicata Arn.

Ar Ar

X X

X X

X

9-10 10

1 0

Cuadro 5.b.: Inventario botánico de la transecta Nº 2 para la Unidad Ambiental El Chilcal. Chilcal Fenología FloraciónFructificación P V O I X X

Especies ASTERACEAE Tessaria dodoneifolia (Hook. & Arn. ) Cabrera CACTACEAE Echinopsis sp. Zucc Opuntia paraguayensis (K.) Schum SOLANACEAE Grabowskia duplicata Arn.
Referencias: Formas de vida: Hi a: Hierba anual Hi p: Hierba perenne En a: Enredadera anual

Forma de vida Ar

Nº de Sitio

Calidad forrajera

13

0

Sup Sup Ar

X X X

X X X

12 12 10

0 0 0

L: Liana (= enredadera perenne) Ep: Epífita ar: Arbusto

Ar: Árbol Su p: Suculenta perenne He: Hemiparásita.

Fenología: participación de climatología o búsqueda bibliográfica Calidad forrajera: 1: mala, 2: intermedia y 3: buena (búsqueda bibliográfica) Característica de la especie forrajera Hierba dura, ordinaria, comida solo en condiciones de hambruna Hierba tierna en estado vegetativo, pero dura al florecer Hierba tierna, buscada por la hacienda (incluso en fructificación) Toxicidad: búsqueda bibliográfica Clase (arbitraria) de valoración forrajera 1 2 3

4.2.2. Identificación de unidades fisonómicas. El reconocimiento de los sitios se centró en la observación de las especies más predominantes que identifican a un cierto área, delimitando una secuencia que expresa la variabilidad de la transecta en estudio. 28   

Para realizar la actividad, se utilizó como referencia la valoración de la cobertura de estrato, que va desde una escala de 1 a 5 según la cobertura herbácea y arbórea. Cuadro 6: Caracterización de los sitios a lo largo de transecta bajo estudio.

ÁRBOLES
Identificador de sitio Estrato (de 1 a 5) Especies Importancia (%) Indice Combin. Estrato (de 1 a 5)

ARBUSTOS
Especies Importancia (%) Indice Combin.

Que-2-1 Que-2-2 Que-2-3 Que-2-4 Que-2-5 Que-2-6 Que-2-7 Que-2-8 Que-2-9 Que-2-10 Que-2-11 Que-2-12 Chi-2-13

4 3 4

Aca-cav Geo-dec Geo-dec Aca-cav Gle-tri Aca-cav Gle-tri Aca-cav Gle-tri Geo-dec Geo-dec Asp-ma Pro-ba Sch-lon Pro-ba Geo-dec Sch-lon

60 40 40 30 30 30 30 30 30 40 40 60 30 20 40 40 20

4-2 3-1 4-2 3 Ma-ideae 40 3-1

4 4 3 3 4 3 2 3 3 2

4-2 4-2 3-1 3-1 4-2 3-2 2-1 3-1 3-1 2-1 3 3 Ma-ideae Ma-ideae 40 40 3-1 3-1

3 1 1 1 1 1 1

Ma-ideae Op-par Ech-sp Op-par Ech-sp Tes-dod Gra-du

40 10 10 10 10 90 60

3-1

1-1 1-1 1-1 1-1

29   

Denominación de los estratos relevados en un sitio de acuerdo a los valores de estructura

Sitios 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

Nombre Quebrachal cerrado Chañaral renuevos Quebrachal cerrado Monte abierto de Gleditsia Quebrachal cerrado Quebrachal semiabierto Quebrachal cerrado Chañaral abierto Pajonal de Leptochloa Arbustal de Schibus Chañaral semiabierto Abustal de Schinus Chilcal

30   

4.2.3. Agrupamiento de las unidades fisonómicas. Al considerar áreas que presentan demarcadas diferencias con otras consecutivas, pueden establecerse y relucir los distintos elementos que componen cada sitio del siguiente; principalmente se consideró el material vegetativo como primer indicador, luego su densidad y finalmente su homogeneidad, destacando las especias más representativas. Cuadro 7.A.: Denominación de los sitios observados en la Unidad Ambiental El Quebrachal. Identificador de sitio Que-2-1 Que-2-2 Que-2-3 Que-2-4 Que-2-5 Que-2-6 Que-2-7 Que-2-8 Que-2-9 Que-2-10 Que-2-11 Que-2-12

Denominación Monte cerrado heterogéneo de Acacia caven y Geoffroeda decorticans. Monte semiabierto con renuevos de Geoffroeda decorticans con presencia de arbustal de Maytenus vitis-idaea. Monte semiabierto heterogéneo de Acacia caven con tendencia a Gleditsia triacanthos hacia el límite del siguiente sitio. Monte abierto homogéneo de Gleditsia triacanthos. Monte cerrado de Acacia caven y gleditsia triacanthos Monte semiabierto de Acacia caven y Gleditsia triacanthos. Monte homogéneo de Acacia caven con arbustal de Maytenus vitis-idaea Chañaral abierto heterogéneo de Geoffroeda decorticans con presencia de arbustal de Maytenus vitis-idaea Pajonal de Leptochloa heterogéneo de Aspidosperma quebracho-blanco y Prosopis alba Arbustal de Schinus heterogéneo con presencia de Prosopis alba Chañaral semiabierto con presencia de arbustal de Maytenus vitis-idaea Arbustal de Schinus con arbustales de Opuntia paraguayensis y Schinus Sp.

Observaciones

Cuadro 7.B.: Denominación de los sitios observados en la Unidad Ambiental El Chilcal. Identificador de sitio

Denominación Chilcal heterogéneo con arbustales de Opuntia paraguayensis, Schinus sp. y Grabowskia duplicata

Observaciones

Chi-2-13

31   

Cuadro 8: Evaluación de la condición de las comunidades herbáceas de cada transecta. Los censos fueron realizados utilizando el método de “punto al paso” en la transecta ( nº). Mediante el método “punto al paso”, se estableció una muestra representativa de cada sitio de la cual se determinó el tipo de comunidad al cual pertenece y su calidad herbácea.     Unidad  Ambiental    Sitio    Comunidad  herbácea    Deseables  1  2  3  4  Quebracha l    5  6  7  8  9  10  11  Flechillar  Latifoliadas  Latifoliadas  Suelo Desnudo  Flechillar  Flechillar  Gramillar  Latifoliadas  Latifoliadas  Flechillar  Gramillar  50%  0%  33%  13%  67%  40%  35%  40%  33%  100%  60%  25%  29%  Suelo  Desnudo  25%  40%  0%  75%  0%  40%  32%  10%  0%  0%  20%  50%  57%  Indeseables  25%  60%  67%  12%  33%  20%  33%  50%  67%  0%  20%  25%  14%  Categorías de censado (en %)  Condición  (1)    Buena  Mala  Mala  Regular  Buena  Buena  Regular  Regular  Mala  Excelente  Buena  Regular  Regular 

12  Suelo Desnudo  Chilcal  13  Suelo Desnudo 

(1) La Condición se determinó en función de 4 categorías arbitrarias (Excelente, Buena, Regular y Mala) de acuerdo al porcentaje de especies deseables, intermedias e indeseables censada. Los valores porcentuales utilizados se muestran a continuación: Categorías de censado (en %) Condición Excelente Buena Regular Mala Deseables + del 50 40-50 10-20 - del 10 Intermedias 30-40 40-50 50-60 20-30 Indeseables + suelo desnudo 0 - del 20 30-40 + del 50 32   

Cuadro 9: Determinación de la superficie de cada comunidad.
Grupo  U.A  Ane  Sup U.A (Ha)  4,7  4,7  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  12,9  3,8  3,8  Ace  17  3,8  3,8  3,8  3,8  2,6  Chi  2,6  2,6  5  5  5  5  5  18  Que  5  5  5  5  5  5  5  Sitio  7  6  5  4  3  2  1  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  4  3  2  1  2  1  13  12  11  10  9  8  7  6  5  4  3  2  1  Largo del sitio (m)  35  16,6  10,8  51,75  22,5  17,1  11,25  14  15  42  7  8  12  36  16  29  19  20  32  30  10  45  30  13  13  13  8,5  18  13  13  12,5  35  17  13  9  31  Largo U.A  51,6  51,6  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  263,4  140  140  140  140  140  140  88  88  88  196  196  196  196  196  196  196  196  196  196  196  196  % del sitio en la  U.A  67,83  32,17  4,10  19,65  8,54  6,49  4,27  5,32  5,69  15,95  2,66  3,04  4,56  13,67  6,07  20,71  13,57  14,29  22,86  21,43  7,14  51,14  34,09  14,77  6,63  6,63  4,34  9,18  6,63  6,63  6,38  17,86  8,67  6,63  4,59  15,82  Sup. Del sitio en la  U.A  3,19  1,51  0,53  2,53  1,10  0,84  0,55  0,69  0,73  2,06  0,34  0,39  0,59  1,76  0,78  0,79  0,52  0,54  0,87  0,81  0,27  1,33  0,89  0,38  0,33  0,33  0,22  0,46  0,33  0,33  0,32  0,89  0,43  0,33  0,23  0,79 

15 

Cha 

16 

33   

Cuadro 10: Determinación de la oferta forrajera de cada comunidad.
Grupo  U.A  Sitio  7  6  15  5  4  3  2  1  1  Cha  2  3  4  16  5  6  7  8  9  10  Ace  4  3  2  1  2  Chi  1  13  12  11  10  9  8  18  Que  7  6  5  4  3  2  1  Comunidad  Pradera  Humeda  Flechillar  Gramillar  Gramillar  Flechillar  Gramillar  Flechillar  Flechillar  Gramillar  Pradera Salada  Gramillar Salino  Pradera Salada  Pradera Salada  Pradera Salada  Gramillar Salino  Gramillar Salino  Gramillar  gramillar  gramillar  gramillar  gramillar  gramillar  gramillar  Suelo Desnudo  Suelo Desnudo  Gramillar  Flechillar  Latifoliadas  Latifoliadas  Gramillar  Flechillar  Flechillar  Suelo Desnudo  Latifoliadas  Latifoliadas  Flechillar  Condición  Excelente  Buena  Regular  Buena  Mala  Regular  Regular  Regular  Mala  Regular  Mala  Mala  Mala  Regular  Regular  Buena  Regular  buena  regular  buena  exelente  regular  mala  Regular  Regular  Buena  Excelente  Mala  Regular  Regular  Buena  Buena  Regular  Mala  Mala  Buena  Prod  MS/ha  3298,4  2184  1400  2100  1019,2  1400  1456  1456  1800  750  750  450  450  750  1250  1750  3000  2100  1400  2100  2800  1400  980  700  700  2100  2912      1400  2184  2184        2184  Sup del sitio  en la U.A  3,2  1,5  0,5  2,5  1,1  0,8  0,6  0,7  0,7  2,1  0,3  0,4  0,6  1,8  0,8  0,8  0,5  0,5  0,9  0,8  0,3  1,3  0,9  0,4  0,3  0,3  0,2  0,5  0,3  0,3  0,3  0,9  0,4  0,3  0,2  0,8  Prod MS  del sitio  10515,2  3302,2  740,5  5322,4  1123,1  1172,5  802,2  998,3  1322,3  1542,7  257,1  176,3  264,5  1322,3  979,5  1377,5  1547,1  1157,0  771,4  1157,0  1542,7  480,0  336,0  286,86  232,1  3702,5  5134,1  0,0  0,0  2468,3  3850,6  3850,6  0,0  0,0  0,0  3850,6  23088,9  2924,6    4628,1      815,9  268,9  6863,1  9160,6  Prod U.A  subtransecta  13817,5 

Ane 

17 

34   

4.2.4. Discusión

Tras la realización del presente trabajo y análisis, en general, de una diversidad  de  situaciones  y  datos,  pueden  abordarse  una  gran  variedad  de  proyectos,  sobre  todo teniendo en cuenta la productividad de cada una de las unidades ambientales.  Por  ejemplo  el  Chilcal,  que  presenta  en  términos  abarcativos  la  menor  productividad,  no  resulta  esperanzador  para  ningún  tipo  de  empresa.  De  todos  modos  y  siguiendo  este  lineamiento,  nos  topamos  con  un  hecho  contrastante:  el  Quebrachal  es  potencialmente  una  de  las  unidades  de  mayor  productividad  pero  sin  embargo,    no  alcanza  su  máximo,  esto  nos  advierte  acerca  de  la  necesidad  de  tener  presente,  al  momento  de  optar  por  tal  o  cual  manejo,  características  determinantes  como  la  cobertura  del  cielo,  la  intensidad  del  pastoreo,  el  relieve,  condiciones climáticas y factores edáficos.  Supongamos  en  el  caso  hipotético  que  se  desea  encarar  o  mejorar  el  uso  productivo de las diferentes unidades ambientales con el objetivo de la nutrición  animal en la cual se estaria empleando vaquillonas en su primer estado de preñes  (altos  requerimientos  nutricionales)  y  vacas  secas  (bajos  requerimientos  nutricionales).  Para  poder  llevar  a  cabo  este  sistema  de  alimentación  con  vaquillonas  lo  ideal  seria  la  utilización  de  las  unidades  ambientales  en  donde  encontramos  la  mayor  productividad  de  forraje,  como  ser  así  el  Algarrobal  Suroeste  y  el  Bosque  sucesional  de  Gleditsia  y  Aromitos,  con  una  producción  promedio  de  17500  Kg  MS  por  año  para  ambos  y  dejando    Algarrobal  Noreste  y  Sureste, el Bajo, el Quebrachal y el Segmento de Gleditsia en donde hallamos una  menor producción forrajera variando de los 5800 a 6800 Kg de materia seca por  año, los cuales serian utilizados para la nutrición de las vacas secas.  Llevando  a  cavo  diferentes  sistemas  de  nutrición  y  teniendo  en  cuenta  que  se  basarán en la rotación animal durante las diferentes etapas de un año, ya sin el uso  de  una  rotación  adecuada  estaría  sobreexplotando  la  unidad  ambiental  y  no  se  permitiría la regeneración de la materia seca por falta de floración y semillas, por  este hecho llegamos a suponer que deberíamos realizar una cierta reserva para los  meses en el cual el pastoreo sea limitado por la floración. En el caso de realizar una  reserva  forrajera  lo  estaríamos  haciendo  de  las  unidades  ambientales  las  cuales  presentarían  las  especies  primavero‐estivo  y  mayor  producción;  en  sentido  estricto tendría en cuenta a los algarrobales, quebrachales y bosques sucesionales  de chañares y aromitos . En contraste a todo esto la tarea de la reserva de forraje  sería  muy  complicada  porque  no  se  puede  operar  dentro  de  la  reserva  con  maquinas debido a la alta densidad de árboles que encontramos en el área.  En  contraste  deberíamos  precaver  antes  de  tomar  y  realizar  la  reserva  o  la  rotación, que debemos dejar florecer a las plantas en su época para que semillen y  no  tengamos  luego  deficiencia  de  forraje  o  un  sobrepastoreo.  Por  este  motivo  se  realizara  rotaciones  entre  las  diferentes  unidades  a  las  cuales  se  las  dejaran  que  florezcan  y  semillen  en  su  periodo  de  descanso  para  obtener  un  máximo  rendimiento. En cuestión se dejara a las especies P‐E descansar en estivo, mientras  el pastoreo se estará realizará con las especies de O‐I‐P y luego descansarían en la  primavera, que es cuando florecen y es el momento para pastorear las especies P‐ E.  Sin  embargo  no  debemos  descartar  que  las  unidades  ambientales  adoptan  el  grado de estabilidad media  porque el porcentaje de especies perennes esta dentro  de  un  promedio  para  todas  por  el  hecho  de  que  una  unidad  ambiental  de  poseer  más especies perennes que otras y por eso una complementa a la otra, pudiendo  concluir un porcentaje de 25 a 75 % en toda la reserva. Sin lugar a duda nos sirve 
35   

como estimativo para conocer los diferentes tipos de confort que le serán provisto  para  el ganado.  En  si  el  quebrachal es un buen lugar porque la  densidad arbórea  provee  reparo  contra  las  lluvia,  frio  y  heladas,  y  a  su  vez  sombra  en  los  días  con  elevadas  temperaturas,  en  consecuencia  retiene  mas  la  humedad  y  provee  una  considerable cantidad de materia seca al año; por último esta unidad se encuentra  en una loma por lo que posee un buen grado de escorrentía por lo que los suelos  no se encharcaran, lo cual es favorable por el hecho de que el ganado no quedara  atascado y no se lastimara. Al Algarrobal Sureste también se lo puede considerar  por  el  hecho  que  este  se  encuentra  en  una  zona  cerca  del  molino  por  lo  cual  es  importante para el ganado ya que no deberán realizar una tediosa caminata para  toma agua, ya que en verano es lo más demandado y consumido por el animal por  el excesivo calor; en contraste una caminata produciría un gran gasto innecesario  de energía si no se encontrara en esa unidad y también provee un buen reparo. El  algarrobal  Suroeste  es  otro  lugar  de  confort  porque  este  presenta  una  cifra  importante  de  Kg  de  materia  seca  anual,  reparo  a  condiciones  adversas  como  tormentas,  lluvias  y  heladas,  siendo  una  unidad  de  engorde  ya  que  el  ganado  tendrá  alta  disposición  de  alimento  y  con  una  distancia  cercana  al  molino.  Podemos  decir  entonces  que  la  poca  movilidad  y  alto  consumo  de  forraje  tendrá  una gran conversión a producto animal. 
4.5. TOPOSECUENCIAS

Toda la información obtenida, luego de su interpretación, se integró (en forma  especial)  a  través  de  una  representación  grafica  denominada  toposecuencia.  La  misma  permite  una  rápida  visualización  de  las  características  generales  que  presenta  la  transecta  estudiada,  y  facilita  la  comparación  entre  las  distintas  unidades ambientales y sitios contrastantes. En ella encontramos una descripción  espacial  de  las  diferentes  condiciones  que  se  suceden  a  lo  largo  de  la  transecta,  caracterizada  por  sus  rasgos  edáficos,  como  los  perfiles  de  los  suelos   contrastantes;  topográficos,  como  el  micro  relieve  y  de  vegetación,  especificando  las especies más representativas de cada área estudiada.   Tras  la  realización  del  análisis  de  la  toposecuencia  abarcamos  con  todos  los  objetivos planteados desde el principio de la realización de este equipo. Sin más a  duda, hemos pasado por diferentes etapas, dificultades y grados de discusiones, las  que han sido resueltas en conjunto, siendo esto evidente el cumplimiento de cada  objetivo  en  la  toposecuencia,  demostrando  así  resumidamente  y  gráficamente  la  transecta analizada.  

36   

37   

V. DISCUSIÓN  Tras la realización del trabajo final, pudimos percatarnos de una diversidad de  aspectos  que,  evidentemente,  adquieren  una  dimensión  más  que  relevante  en  la  formación de un  Ingeniero Agrónomo, sobre todo los conceptos relacionados con  la habilidad en el manejo y comprensión de distintos sistemas productivos. Es este  caso,  la  situación  es  aún  más  abarcativa,  ya  que  se  plantea  la  posibilidad  de  proyectar  un  manejo  de  producción  silvopastoril  en  la  Reserva,  donde  deben  tenerse  más  que  presentes  las  necesidades  de  cuidado  del  medio  ambiente  y  sustentabilidad de la producción propuesta‐  En primer lugar, debe decirse que las actividades propuestas para este trabajo  han  tomado  como  punto  de  partida  la  caracterización  de  dos  suelos  que,  por  su  ubicación, historia y antecedentes en general, son contrastantes. En tal sentido, los  análisis  efectuados  han  permitido  valorar  la  heterogeneidad  que  se  observa  en  todos los niveles. Por ejemplo, en la subtransección que nos ha  tocado evaluar, se  distinguieron  dos  tipos  de  suelos  más  que  distintos:  un  Argiudol  típico  y  un  Natralbol  típico.  A  nivel  de  transección,  las  diferencias  se  hacen  más  evidentes,  porque la disposición de un marco referencial más amplio nos permite separar con  límites claros los sectores en los que comienza o finaliza tal o cual sitio, unidad o  ambiente.  La  perspectiva  se  acrecienta  cuando  la  valoración  se  realiza  en  el  máximo  nivel  posible  para  este  trabajo:  el  de  ecosistema.  En  este  punto,  ya  es  necesario  tener  presente  que  las  características  que  definen  a  un  determinado  sector  de  otro  son  varias  y  que  no  actúan  de  manera  individual,  sino  que  interaccionan constantemente  generando un equilibrio que también es dinámico.  Las  particularidades  de  cada  sitio  y  ambiente  se  relacionan  de  manera  directa  con  la  influencia  ejercida  por  el  clima,  el  relieve  y  los  factores  formadores.  Estos  determinan  un  grado  de  diversidad  ecológica  variable,  así  como  la  existencia  de  distintas especies vegetales entre dominantes y subordinadas. A modo de ejemplo:  en  el  Quebrachal,  que  es  una  de  las  unidades  ambientales  de  mayor  altura  con  respecto  al  nivel  del  mar,  presenta  un  escurrimiento  rápido  a  moderado  y  un  aprovechamiento  del  agua  que  favorece  la  presencia  de  comunidades  herbáceas  diversas, como flechillares y latifoliadas. No ocurre así en el Chilcal, donde el bajo  relieve y la cercanía  a la napa freática se asocian con grados de salinidad tóxicos  para varias especies.  Respecto de lo dicho en el párrafo anterior, podemos inferir que el accionar de  los  principales  factores  (clima,  suelo  y  relieve)  ha  configurado  una  calidad  ecológica mayor en el Quebrachal, donde se dan las condiciones para albergar una  gran diversidad de especies vegetales, tanto herbáceas como leñosas, así como una  excelente variedad de insectos (entomofauna). Más allá de los agentes principales  antes mencionados, podríamos decir que el gran protagonista es el relieve, sobre  todo  por  determinar  la  cercanía  a  una  napa  freática  que  aporta  agua  de  pésima  calidad  por  su  alto  grado  en  contenido  de  sales  como,  por  ejemplo,  el  sodio,  de  conocida actividad disgregadora de partículas y dispersión de la materia orgánica.  Por  lo  dicho  anteriormente  es  posible  visualizar  algunos  de  los  objetivos  propuestos por la cátedra, como la necesidad de un relevamiento planialtimétrico,  la descripción del paisaje y su perfil y la realización de un inventario florístico. Esta  última  actividad  nos  ofrece  la  posibilidad  de,  al  acoplarla  con  los  conocimientos  previos  de  factores  formadores,  comprender  el  por  qué  existen  especies  que  en  ciertos sectores son dominantes y en otros son sólo un integrante más o, bien, no  están presentes. De este modo, y siguiendo el lineamiento de los ejemplos, puede 
38   

decirse que la presencia de algunos árboles nos indican el comienzo o fin de una  unidad  ambiental,  como  el  algarrobo  y  el  chañar.  Además,  no  debe  dejar  de  comentarse que los vegetales son el vil reflejo de lo que sucede a nivel edáfico, ya  que nos arrojan indicios sobre sus características más notables. Algunas especies,  como el falso caraguatá (Eryngium eburnum), son utilizadas como indicadoras de  fertilidad,  en  tanto  que  otras  como  la  chilca  (Tessaria  dodoneifolia)  son  indicadoras de salinidad en suelos deprimidos. Otras especies se caracterizan por  su dominancia,  por su  capacidad invasiva y  transformadora del ambiente que  las  rodea. Una de ellas, muy presente y de actual tema de debates, es la acacia negra  (Gleditsia tiracantos), que se adapta dentro del Quebrachal a una relativa variedad  de condiciones.  A  modo  de  comentario  final,  el  grupo  desea  agregar  lo  siguiente:  si  bien  el  trabajo final ha dejado en cada uno de nosotros un aprendizaje más que necesario,  nos  ha  parecido  que  algunas  de  las  metodologías  empleadas  no  conducían  con  claridad a buen puerto, sobre todo la del censado de pastizales (punto al paso), que  posteriormente fue motivo de complicaciones en la estimación de la productividad  (recordar que los datos debían tener uniformidad en todos los grupos). De todos  modos, valoramos al Nodo I por ser una asignatura que enfrenta al estudiante de  manera directa con sistemas naturales, circunstancia que difícilmente se repita.     

39   

IV. ANÁLISIS DE EVOLUCIÓN DE LA TRANSECTA ANTES CAMBIOS EN LOS COMPONENTES DEL SISTEMA MANEJOS SILVOPASTORILES. La presencia del componente animal en un sistema silvopastoril produce cambios y puede acelerar algunos aspectos del ciclaje de nutrimentos. Si la carga animal es alta, la compactación de los suelos puede afectar el crecimiento de los árboles y otras plantas asociadas. La preferencia alimenticia de los animales pueden afectar la composición del bosque (con el tiempo predominarán las especies no apetecibles por el ganado). El banco de semillas puede ser afectado en gran nivel si no se tienen en cuenta ciertas tendencias de los animales como:    La preferencia alimenticia de los animales pueden afectar la composición del bosque (con el tiempo predominarán las especies no apetecibles por el ganado). Para renovar el banco de semillas y aumentar la frecuencia de gramillas C3 y C4 debemos sacar los animales en las épocas de floración respectivas, preservando así las especies. Promover al pastoreo rotativo y dividiendo los campos en cuantas parcelas sea posible, ampliando el tiempo de descanso de las mismas. Esto además de incrementar el banco de semilla aumentará el vigor de las especies en cuestión. Incrementaremos el banco de semillas si tenemos en cuenta los conceptos anteriores y lo disminuiremos si nos alejamos de ellos. En cuanto a la proliferación de las especias herbáceas el ganado puede provocar un efecto negativo si hacemos un mal manejo en épocas de floración de las diversas comunidades. El ganado interviniendo alimentándose por si sólo (sin la intervención del hombre) es capaz de hacer desaparecer comunidades enteras de especies herbáceas deseables. Esto es así por que sólo se alimentará de especies deseables ofrecidas en las diferentes época de año y no permitirá incrementar el banco de semillas de las mismas. En forma indirecta, el ganado puede tener efectos negativos sobre los árboles por efecto de compactación del suelo, sobre todo en sistemas silvopastoriles instalados sobre suelos plásticos y con alto tenor de humedad; y en forma directa eliminando las especies herbáceas y muy apetecibles para su alimentación e incrementando la escorrentía. Desencadenará cambios desfavorables en los suelos si no se controla la carga animal, sobre todo en suelos muy arcillosos, aumentando la densidad aparente junto con la escorrentía y en consecuencia traerá graves trastornos en el balance hídrico. La menor densidad de árboles, la presencia del ganado y las prácticas de manejo que se aplican pueden modificar el contenido de carbono y de nutrientes, y la disponibilidad de estos, aumentando los niveles de nitrógeno, de carbono, fósforo inorgánico y el pH. La materia orgánica independiente del tipo de suelo, fue mayor en sistemas silvopastoriles que en suelos con monocultivo, debido a la inclusión de árboles en áreas ganaderas. 40   

Cuando las leñosas y las pasturas comparten el mismo espacio, la menor temperatura en el estrato herbáceo bajo la copa de los árboles provoca una disminución de la tasa de transpiración. Las leñosas perennes afectan la dinámica del agua, actuando como barreras que reducen la escorrentía, reduciendo el impacto de las gotas, mejorando el suelo al incrementar la infiltración y la retención de agua. La cobertura del suelo incrementa en gran medida la tasa de infiltración y disminuye la escorrentía superficial. La cobertura arbórea también contribuye a reducir la escorrentía superficial disminuyendo el potencial de erosión hídrica, favoreciendo la disponibilidad de agua y la recarga hídrica. La actividad del ganado aumentará progresivamente la densidad del suelo, trayendo esto algunos trastornos que se traducirán directamente en una disminución de infiltración y una mayor escorrentía. Con demasiada carga animal y malos manejos silvopastoriles es de esperarse que los cambios san contraproducentes. Aplicando buenas técnicas de manejo a estos sistemas y preservando los bancos de semillas, el vigor de las especies y evitando las altas cargas de animales, los cambios que podrían esperarse son mejor sustentabilidad ambiental, desde el punto de vista de la recuperación y/o conservación de los servicios ambientales y la biodiversidad y la sustentabilidad social. La diversidad de cada unidad ambiental se ve afectada, en gran medida, por el decreciente banco de semillas que dejamos año tras año como consecuencia del pastoreo. El ganado es una gran herramienta para el manejo del ambiente, pero como componente del mismo debe ser bien utilizado y conducido para lograr los objetivos que se pretendan, contribuyendo por si sólo al mantenimiento del monte y a la escarificación y diseminación de semillas de especies forestales muy productivas para el sistema como son las leguminosas (algarrobos, aromos,etc.). Ante todo debemos introducir el ganado al sistema silvopastoril y para ello necesitaremos el acondicionamiento previo. Se ejecutarán tratamientos cuyo grado de intensidad para intervenir será proporcional a la densidad de los estratos. Para tal fin en el estrato arbóreo debemos conseguir, a través de la corta, una cobertura normal (donde las copas no se superpongan ni dejen huecos) y una poda que deje libre el tercio inferior del árbol (o dejar libre por debajo de la altura hombre). Mediante el desarbustado eliminaremos parcialmente el estrato arbustivo, siguiendo siempre el criterio de cobertura normal. Con la aplicación de estos tratamientos se busca una situación en la cual el suelo siempre quede cubierto, al menos, por un árbol y eliminar los arbustos, que son grandes competidores del estrato herbáceo y obstáculos para el tránsito de los animales y ampliar la superficie de pastoreo. El producto de las intervenciones se puede utilizar como leña, carbón y madera para la industria, según la calidad de la misma. 41   

La división en parcelas permitirá un mejor aprovechamiento y manejo del ganado en función de las especies herbáceas con fines productivos, así como una armoniosa relación entre el banco de semillas de espacies C3 y C4 deseables por parte de los animales y su oferta forrajera para los meses respectivos. E F M A M J J A S O N D

Crecimiento activo C4 Floración C4 Crecimiento C3 Siempre introducir el animal en la parcela que más forraje ofrece, es decir sin respetar una rotación. Para mejorar la producción forestal debemos eliminar parcialmente la comunidad de gleditsia, eliminar árboles enfermos, disminuir la densidad respetando el concepto de cobertura normal y promover la producción de plantines de algarrobo a una distancia que puede variar entre cinco y diez metros, con los recaudos y mantenimientos necesarios que permitan su protección y desarrollo. Estos cambios, a futuro, aportarán mejores condiciones de suelo (aumento de la velocidad de infiltración, disminución de la escorrentía, etc.). Aplicaremos podas de mejoras para corregir el fuste de los árboles y con el fin de lograr mejorar la calidad forrajera de los forestales. La elección del algarrobo se hizo en base a sus características, siendo éste una leguminosa capaz de enraizar hasta por debajo de los cinco metros de profundidad y extrae agua y nutrientes, que en posteriores procesos serán utilizado por las demás comunidades vecinas. A largo plazo se verá un gran aporte de madera y además con sus frutos, de alto valor proteico, se podrá alimentar el ganado. Introduciremos al sistema la apicultura, no sólo por su producto, si también por las interacciones indirectas y positivas que producen en el sistema silvopastoril. Las abejas acelerarán los procesos de reproducción de todas las especies presentes. activo Floración C3

42   

VII. BIBLIOGRAFÍA CITADA Caracterización de las subunidades en la transecta-Carlos D’ Angelo-Ecología Agraria-20062007 Caja Ecología 1 – Ej.1 – Sistemas silvopastoriles. Cátedra de Ecología, FCA, UNL. Inventario florístico de la Reserva de la Escuela Granja-Hugo Gutiérrez-Botánica Sistemática Agronómica-2006-2007 Planialtimetría-Roberto Morano-Cátedra Diagnóstico y Tecnología de Aguas-200-2010 Producción de Ovinos, Carpinos y Alpacas – Manejo Caprino en sistemas silvopastoriles Revista FAVE - Ciencias Agrarias 3 (1-2) 2004 Sistema Silvopastoriles, una propuesta de producción sostenible. Martín Simón. 1993

43   

ANEXO

44   

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful

Master Your Semester with Scribd & The New York Times

Special offer: Get 4 months of Scribd and The New York Times for just $1.87 per week!

Master Your Semester with a Special Offer from Scribd & The New York Times